Sei sulla pagina 1di 6

PREPOSICION

La preposición es una palabra que relaciona los elementos de una oración. Las preposiciones pueden indicar
origen, procedencia, destino, dirección, lugar, medio, punto de partida, motivo, etc.

Las preposiciones son:

A: Tómalo dos veces a la semana.

Ante: Estaba ante mí

Bajo: El libro estaba bajo la mesa.

Con: Se enfermó con el frío que hizo anoche.

De: Hablamos de la economía nicaragüense.

Desde: Desde aquí se ven muy bien los músicos.

Durante: ¿Qué vas a hacer durante la noche?

En: En primavera me gusta montar en bicicleta.

Entre: Su casa estaba entre un cine y una farmacia.

Excepto: Iremos todos excepto José, él es un mentiroso.

Hacia: Ella llegó hacia las dos de la mañana.

Hasta: Estuve esperándote hasta las diez.

Mediante: Mediante estas reglas, lograremos mejores resultados.

Para: Lo hace para salir bien en los exámenes.

Por: Por la fuerza no conseguirás nada.

Salvo: Todos irán salvo José.

Según: Lo haremos según lo ha dicho Roberto

Sin: Estaba sin conocimiento.

Sobre: Hablábamos sobre problemas actuales.

Tras: Tras haber dormido toda la mañana, se despertó feliz.


Determinantes

El primer paso que se hace necesario dar es dejar claro el origen etimológico del término
determinante. En ese sentido, tendremos que decir que emana del latín, y más exactamente del
verbo “determinare”, que puede traducirse como “expresar con precisión una idea”. Este vocablo
latino se encuentra conformado por dos partes claramente delimitadas: el prefijo “de“, que es
sinónimo de “dirección de algo de arriba hacia abajo”, y el verbo “terminare”, que es equivalente a
“poner un límite”.

Determinante es aquello que determina. El verbo determinar, por su parte, refiere a fijar los
términos de algo, señalar algo para algún efecto, tomar una resolución, distinguir o discernir.

or ejemplo: “La jugada del penal no cobrado fue determinante para el desarrollo del encuentro”,
“Los expertos consideran que el apoyo del presidente será determinante en las próximas
elecciones”, “Las palabras de mis padres son determinantes en mis decisiones”.

En la lingüística, un determinante es un morfema que, adyacente al sintagma nominal, lo


cuantifica o especializa para formar con él un sintagma determinante. Los determinantes, por lo
tanto, señalan un objeto y delimitan su significado.

Los determinantes lingüísticos se dividen en actualizadores, cuantificadores,


interrogativos/exclamativos y predeterminantes. La expresión “Ya leí todo el libro” incluye el
predeterminante “todo”, que fija el alcance de la frase a la totalidad del “libro”. La oración “Me
gustó el libro”, por su parte, presenta el determinante actualizador “el”, mientras que “Quiero
doble ración de patatas” exhibe el determinante cuantificador “doble”.

En cuanto a los determinantes interrogativos o exclamativos, son aquellos que se incluyen en


expresiones como “¡Qué problema!” o “¿Cuántos jugadores?”.

De la misma manera, no podemos pasar por alto la existencia de estos otros determinantes de uso
común:

• Demostrativos, que acompañan a los sustantivos y que tiene como objetivo el dejar
patente la lejanía o proximidad de estos a los receptores. Ejemplos son “este”, “ese” o “aquel”.

• Posesivos. Estos determinantes, como su propio nombre indican, son aquellos que no sólo
van junto al nombre sino que además indican si este pertenece a una o varias personas. Por ello,
entre aquellos se encuentran “nuestro” o “tu”, entre otros.

• Numerales, que tienen como función principal el cuantificar con precisión así establecer
un orden de colocación. Entre estos determinantes, que pueden ser ordinales o cardinales así
como fraccionarios o multiplicativos, se encuentran “diez”, “cuarto”, “segundo”…

En el ámbito de la matemática, determinante es una expresión obtenida a partir de la aplicación


de los elementos de una matriz cuadrada según ciertas reglas. Puede decirse que el determinante
es una forma multilineal alternada.
De la misma manera, dentro del ámbito matemático, no podemos pasar por alto la existencia de lo
que se conoce como adjunto de un determinante. Este podemos decir que es el menor
complementario que aquel posee y se necesita, para poder calcularlo, el hacer uso de distintas
funciones que se basan en el uso de los símbolos + y -.

Para una base de datos, un determinante es un atributo del cual depende funcionalmente otro
atributo. Este segundo atributo, por lo tanto, no tiene sentido sin la presencia del primero.

Los Determinantes Artículos:

Son palabras variables que se anteponen al nombre, para identificar su género en su número. Se
clasifican en determinadas e indeterminadas.

Contracción del artículo

El artículo tiene 2 formas de contracción son: al y del.

Al: se forman con la preposición a + determinantes artículo el.

Del: se forman con la preposición de + él determinante artículo el.

Los determinantes Determinados: El, La, Los y Las.

Los determinantes Indeterminados: Un, Una, Unos y Unas.

Lo: es el único articulo invariable y se le considera como neutro por carecer de género y número,
siempre va antepuesto a un adjetivo.

Los Determinantes Posesivos:

Los determinantes posesivos, limitan el significado de nombre; los posesivos indican a quien
pertenece un objeto determinado es decir que posee dicho objeto. Los posesivos son
determinantes cuando van antes y después del nombre acompañándolo. Los posesivos son antes
o después del nombre se las considera como objetivos posesivos.

Los Determinantes Demostrativos:

Son aquello que limitan las significación del nombre, indicando si una persona, animal u objeto
está cerca, ni cerca ni lejos, o lejos de la persona que habla.

Ejemplos:

1. Este árbol es de manzana. Expresa la idea de cercanía.

2. Ese árbol es de manzana. Expresa la idea de ni lejos ni cerca.

3. Aquel árbol es de manzana. Expresa la idea de lejanía

Los Determinantes Indefinidos:

Son aquellos que limitan el significado del nombre y expresan la idea de cantidad de objetos en
forma indefinida, es decir, sin preciara. Estos siempre van acompañados por un nombre.

Ejemplos:

Compre bastantes libros para leer.

Sustantivo Común

Prefijo

Verbo Indefinido
Los Determinantes Numerales:

Son aquellos que acompañan a el nombre,


haciendo una preposición numérica acerca de los
objetos que se nombran y se dividen en:

Cardinales: Son los que expresan con Exactitud


una determinada cantidad de objetos. Ejemplo: -
Felipe compro cuatro juegos de vídeo.

Ordinales: Son aquellos que indican el lugar que


ocupan los objetos en una forma ordenada en una
serie. Ejemplo: -Estudia la tercera sección de
ingles.

Fraccionarios: Son aquellos que indican cada una de las partes iguales. Ejemplo: -Compre media
libra de carne.

Los Determinantes Exclamativos e Interrogativo:

Son los que expresan la idea de cantidad determinación o cualidad.

Exclamativas: ¡ ! Eg: ¡Que!

Interrogativos:

¿Cuanto?

¿ Qué?

¿Como?

¿ Quién?

¿Dónde?

¿Por qué?

¿Cuando?

¿ Cuánto?

Verbos copulativos
Sólo son tres: Ser, estar y parecer, si bien existen unos cuantos verbos más que presentan
características semejantes a las de los copulativos (los semicopulativos o semiatributivos )

Carecen de significado o el que tienen es muy difuso. La prueba de esto es que pueden aparecer
omitidos en múltiples ocasiones, sobre todo en el lenguaje proverbial (perro ladrador, poco
mordedor; año de nieves, año de bienes). De hecho, hay idiomas que o bien no usan verbos
copulativos en presente, como es el caso del ruso, o no tienen copulativos.

Las diferencias entre ser, estar y parecer, no son, pues, de significado léxico, sino de modo de
acción (aspecto): el verbo ser es el verbo copulativo puro; estar expresa la misma noción de ser
pero entendida como el resultado de un cambio (Juan está muy pesado: antes no lo estaba (no
suele serlo), pero algo ha pasado últimamente que ha provocado un cambio en él); parecer tiene
que ver con los valores de ser y estar, pero expresa no tanto una realidad sino un acto de
subjetividad por parte del hablante, que interpreta la realidad