Sei sulla pagina 1di 9

MARIO AGUIRRE GODOY ])T]RECIIO PROCE§AL CIVIL DE

GUATEMALA 261

En cambio, a diferencia de la posición de Guasp' lt'


t¡tri.tt ¡rlit'rrrr tin m¡is (cl dc p,cucttción o asegut.antie,to
de Ia sosl'i|tte t'l¿r,s) .y entonces se tle los
nertenece Ia anterior clasificacióón, manuel Plaza ae un" iiorf,ro pruonrrtiuo o cau_
ü# u .i".itr.l.lá"-a"i'[*o.u.olascivit clebe hacerse en un l'irrl¡, , -habla
t,tst,¿r figura, con las ael pro.e*i
á; ;;ó;;tór'"i'!rZ¡iZi.
bases de dich¿r cl¿sifir:;rt i"rt corrsl itu¡.s un trinomio, erl auyu
sentido. En su obra, sienta lt l):,'¿r ao*"] pclon vamos a apo_
Porlaimportanciaquesiempreleheatribuido¿restaIltllllt.t.,|l
lrfr, const,ruir r-
trr¡¡.r¡ r,nn¡t,,.,,i_- Ia sistematización ;;";,,;ü;;
mencionado. conforme a la cual establecc sistt'trrrrli.rt 11 posibte, como'rrecimos
;;ü-
áuirrto" irllrtl
I¿r
.., los que nos ofrecen los sistámas"i"*"#'_?.r;;;:
l:1,',:lÍ,ii:,,1..1:u.^",1 en ra parre
de su Derecho procelal, creo conveniente transcribir stls
u-"ui" respecto. Dice: "Büses pü{a anü clt'si.fir:ación lintlrnltl ;,,,,,I*l:_11::T:i
(,,rr.strar :"" ,ta noínrima qLre espe_
Ai o.rpu,,". d" los fines rlcl trirorr.s.,r'tvll'
ánl-Triornio clrrl. cumpridamente, *¿ro Ju "oiui."tor,
.,,"i"lii;Ji[ir] i,i"
deciamos y¿ que, cnrr.iá""ación de los mismos, podílr u.rlrrl'lec poaria ;.r.tlii.u. légicamente
:ff::1T l?,X§;'á'"';ü;#;r;''ü'á;
"r, Jüic"¡'r" r;;il;'
lofl
Í,lll.,::,,:^",r,
lrrrrt, modo de ,lzentaja 1o
prácederl sino
proces"lá. p*"a"
;;; i;il;iiilli'rJ: un
Xl
recordábamos a ese p*ñO*ito la-posición de Cartrelutti',sir,¡rr rr. i.,,,::..I;: lluras ^rurirul**o a esa ctasifi_
irlrreátrblá]ecur¿i¿rá d* .., pensa,miento hayrr excosil:rl., ,ltt nriis amptia acaso de tas^que o;;á;;;J;.áo;i3":'Ti;
agotaáora clasificación que tiene en cuenta muy tliver'st)s(lrr" lrrrrrl u,, .n .n ,rismo
p.or lo variado de sus términos s€ alrecui I ñ(' rl¡rrán las notas"tg';Á;;;;.-;'uu.
l',",:'lil:,::T'-'i cotrrun€s a esos ti.es tipos; pero
dá vista;mas "ái'u..ió,,, eI
chas veces sólo contempla facetas qtle no llegan it'
lt, ttt''rl
J*.
11,1'.'.,'i,.:l:,, 111'.,l
I,:'',,p'esidiendo ::utu*'."" qu e por
no inasequible, sol¡r'r,' lt nrr ".tu
ta elaboraciór, d;;ñ;i;";;i
del problema, aunque ei empeño sea
Irr lr .rmpás cre elra, aunque
:ñH
de los ordenamientos vigente§ ¡a lr¡ttrtrlrttt t7 con ritmo niás rento, Ia téc-
¡ ¡ I ¡¡¡r' ¡r
"uurrto'algunos la función l'ttlIlrtt'
;;i;; pa-ia logra"ta. Porrque' en efecto,jurisdiccionltl, tlul ivrr".
tr,, lr
a través del proceso realiza el organismo
ir encaminu,lo, ", principio, sino a uno de estos desiffrr¡rrrr
,[ BASICOS DEL PROCESO{U
rlamentales o'al dé declárar un tlerecho, p'rea¡o «)tto(ttttl,ti 'TTINCIPIOS
de los términos an qr. se ejercita e impugna' o t".tr'r.'ltt.tttlt .pnecle hacerse una enumer¿rción taxa-
declarada Ia volunta'rl detr lágislado'r por Ia boca rlt'l 'lrtr'*' Fll,:.:l:llll--.
¡rrirrciplss 1e,no
b¿isieos que rigen el proceso, puesto
que
resistiese a su clrmplimiento. Todos l"os procesos' s(':rrr
rll lltr li¡r.¡l cle procesos aprícann los ,ri,cinino .,,,o n¡,^r--
los principios clue puedan
qriá"" -qus p¿rrticularidacles, cumplen una u otra' ltttu'i"tr' t y rl'perrcle, u,-r rr.,"i,r, ;.i
;.;;;;;;;';r"t iln'r'i'[;:
t¡rt.
^+.i,t^,ii-,.,.,,,' l'r'litñ
l,¡,1¡¡¡ pl',r'r,so en rn lugn. y nn-;";, ¿;ü;, á":
á.á, cle principios, el l¡uen sentido clice
::^,1-"lti.rl¿1r
""-rieár
po.ibl". figuras pueden traducirse a e'stas dos:-cl :*l]] .:*i:Io' sí puecle" I";' r,ffilrlr";
ttlc citados por los autores.".'ir¿i,,.1;
io'gní,ci,ón y el de eiecuci,ón. - .!o. Tribunales, tiicltt
"".'1.::j
tttltr

i*i.t átg¿iricas, tienen la misión d'e iuzgar Y rlt' r l' r'rrl

juzgado".
,,Mas expreSandO- Ogurre ![Ue' I)ot' ]lt'l til
-Cgntiuúa ,yf.y,lii^ "rta.materia al hablar del clesenvolvimiento
ceso un acto complejo que ni siempre puede i¡i1'¡¡rt'r.
t'¡1,
ll .l .l],:::'se denomi;;l;;ü ffi;;T:ii'Hl::
mento propio ni nunca se desarrolla, por perf('('lr' (lrrrr El
:::r ll:1..:i"31 §s i¡.e-4,{4 f=ái.,'^,i,i,i
i"'rá., lllJJ,
tema sea, sino a través de un lapso más o menos littl""l"
r.r r,r I i rección iiááñ-ei-
I
Talñ-,i¿fiiirrrli:o L,i,i
trlnci¡iio- dé impülso"
se impone frecuentemente ia necesidad de astrllrtltt't ' .r,. áTi¡mir ñ;-:;consiste "en
mentguna posición con notoria ventaja para cl lilifr¡rttlp'
t¡tlÉ
evitar, previendo sus consecueneias, los daños llosilil,r ',, lt¡r.ttho Procesal, \r,1. lf, I j parle, pp. 2l y zZ.
quc siLven rlc suía ft¡nclarnental
Irlri'
no haúerlas previsto pudieran causarse, medianttl l:t lr !"":1::]t-
rñs:r Mlllrrr, Los prí,nci¡tiosFormatí¡_os aA
en este librc, puctlc ccn-
ir-r""A¡rr¡'".;;, J,#]"r:::r:
una serie de variadas medidas que con detalle t'sl ttrlirrtr ñlr ll,r,,rr,rr Arir.s, ll)4i, Etii¿rr. S. A",
l't,r',¡,¡/. lr¡- 3C y ss.
Editorcs. Tamhien Ar¡goneses.
su oportuna saz6n. Por ello, al lado clel proce'qo.itttirlll" l\l¡lirtttttttL¡s, S+ E{1., D.
y del de ejecución, se atribuye al proc('ro lrr rrrlÉ lr!.
"og:ni"iór,
262 MARIO AGUIRRE GODOY DERECHO PROCESAL CIVIL DE GUATENI,\LA

En efecto, este poder de impulso del proceso, unas veces procesal y al principio de disponibilidad procesal. Dice Cou-
está a cargo de las partes, y otras, clepende exclusivamente del tut'e: "Ante toclo es indispensable destacar que el problema del
Juez. Indudablemente que su relación" con la instituc.ión de los lmpulso procesal no tiene una necesaria conexión cdn el prirl-
plazos procesales es evidente. Por ello, para el sistema guate- clpio rle disponibilidad procesal. Se habla de disponibilidad
malteco representó un gran adelanto la disposición del nuevo Bora refe'rirse al señorío que tienen las partes respecto del m¿-
Códiso contenida en el artículo 64, que dice: "Los plazos y tér teri¿l de ccno,cimiento que constituye el proceso, a la iniciativa
minos señalados en este Código a ias partes para realizar los mismo, a la conclusión del mismo. Disponibilidad clei pro-
actas procesales, son perentorios e improrrogables, satrvo disJro- r¡uiere decir que el actor es el únieo ¿utorizado para pro-
sición legal en c«rntrario. Vencido un plazo o término procesitl, el proceso. Nenzo iu.det. sine ttctore. El Juez, ¿-ilrllqu.e
se dictará la resolución que corresponda al estado del juicin, sirr los hechos, .aunque vea qtle ellos constituyen una r¡iola-
necesidad de gestión alguna". del derecho, no tiene en cuestinnes de orden privado, it¿itiu-
Esta norma corresponde a la propuesta en el Proyectr.¡ tL' p&ra promover el juicio civil".á:r
Código (también Art. 64), aunque con variante en la redaccirirr. Luego Cotlture nos explica que en su P'royecto se ha apar-
Tiene su antecedente en el artículo 29 del Proyecto Couturr'. del Derecho uruguayo en este punto, y aunque se deja. la
No obstante que en la explicación de este artículo, que figura t'rt ativa y la disponibilidacl en manos de los litigantes, el im-
el Proyecto tle Código guatemalteco,it s€ dice que se introdrrj,r se le ha o'torgaclo a los órganos de la iurisdicción' Es-
la norm¿ que establece el prin,cipio del "impulso, o.ficial" de l,,rt urando el proceso sobre la base del impulso procesal a catgo
procedimientos, con el objeto de garantizar Ia celeridad del ¡,r,r órgano jurisdiccional, de oficio, se Iogran consecuencias de
ieso, lo cierto es que en la práctica los jueces han hecho es{rriu¡ ,n importancia. Couture expresa que Ia adopclón del im-
y no uniforme aplicación de este principio. Esto ha ocurrirhr de oficio significa que vencido un plazo procesal l¿r secre-
por el cambio que se sintió en la inveterada práctica ju<Iicirrl, tln cuenta y el magistrado provee lo que corresponde al
pero es de esperar que en un futuro próximo el personal dt' l,rrt del asunto; esto también supone prescindir del instituto
Tribunales reaccione, para evitar la eternización de los juicios. I del acuse de rebeldía como medio de provocar la caduci-
Para Couture, constituyó motivo cle especial pr€ocupÍrli.tt, tlel derecho a realizar ciertos actos procesales. Vencido el
en su Proyecto de Código, lo relativo aI impulso procesal. Y el derecho caduca "ope legis" y el proceso entra en la
esto se desprende de la exposición rie rnotivos, en que dice : " l'll ñt¡cesiva. Esta solución dice Couture, no es una novedacl
glgc_q§e i§, hasta corno su propio nomk¡re lo insinúa, una.relrt'rr,¡t Irroyecto: "El' carácter perentorio de los términos y el
continuativa en I¿ cual un acto procede de otro Y,-?",§-u vez, rrll
-¿o
de oficio se halla consagrado ell numerosos Oódigos
Gc€Ae a ótro:-Tiéñe u n Titmo- que mien-rE-ñó rmalmen ttr c. I I
modernos. A título de ejernplo baste referir el
]a de:Cmán&l concluye con la ejecución. Pero como los actos rr,rrl I0spañol para la Zona del Frotectorado de Marruecos
generados por la actividad de las partes o del Tribunal, en rrlll lbukr 243); Código de Santa !'e de i940 (artículo 70); Có-
mo término el ritmo del proceso, su marcha, quedan sultorrlirrn' üe 0órdoba de 1942 (Artículo 97) ; Código cle S¿rntiago del
dos a que las partes o los agentes de Ia justicia sean diiil¡r'rrlut rlo 1941 (Artículo 73)".r't En cambio, el Códigr-¡ Italiano
o sean omisos en la realización de los hctos".52 tcffuitlo este camino no obstante ser de los más recientes.
Couture continúa expresanclo en su Proyecto, que cuiiltrl(r 8l (Jtitiigo en el artículo 152 : "Términos legules 7¡ ténnincts-
la actividad de ia parte la que da lugar a la marcha del pt'o.r'art, . l,os términos para el cumplimiento de los actos del
es prcpio hablar cle un poder de im;¡tttlso,' y cuando corres¡r,,tt,lg lo t:stablecen por la ley; pueden ser establecidos por el
a los órganos jurisdiccionales llevar el proceso a su térmirrr,, E tbirin bajo pena de decadencia, sólo si Ia ley lo pennite
adecuado hablar de un d,eher de impulso. Sin efflttar¡1o, tlrá llt(lltl.e. Los términos esbablecidos For Ia ley son orcle-
aclara conceptos para evitar confusiones en relación al itrr¡rrtkc nnlvo que la misma los declare expresamente peretl-
57 Prot/ecto ilc Cóitígo Procuel Ciuil v tulercatúil' p. 44. En la Ediciór¡ rrlr' ral ¡E
que figura tamblén eI C6<lieo, p. 191. llutlurr,, I'rou¿cúo, pp.84 y 85,
62 Couture, Provecto, P. 81. lltlrl, r¡rr. Ufi y 8i,
DERECHO PROCESAL CIVIL DE GUATEMALa 265
MARIO AGUIRRE GODOY

b) y" el im,pu.lso, porque en el, proceso civil uruguayo eI


B) PrinciPio disPositiuo impulso está confiaclo a Ia actividacl de las
e.rT",I ".
con el impulst» existe la caducidad de ros término,s procesarés .o-á á.-
Este principio frecuentemente se relaciona y po'r ello' inclusrr tualmente sucede entrg nosotros poi Ia norma del Ár-
del proceso
procesal o sea con tículo 64 ya citado.
*se habla "i-*o'i*i"nto
sistemas : el tegal, dtspositiuo e inqui^sitiuo'
"Ñ; de ,*."tu"io adveitir que no existe un sitstema? qu('el a) En la clisttonibilidact d,el derecho materia.l, la cual se
* se mixtifican' En manifiesta en instituciones como er desistimiénto, ra tran-
en sí mismo ," "or,"."ñtd-Ñ*; siempre de la lev que eI Juez
sístetna les¡al, desd;i;;;;,:; ;" virtud
sacción, Ia perención o caducidad.
da cumplimiento a activiclades procesales; así en nuestrit tl) En lu dispottibiticta¡1, cte l.as Ttruebas, porque son las partes
"i""t*
legislación, podemos citar como ejemplo' el
mandato que im- las que deben proponer sus ,esp""tivas prue¡r- pr."
pone al Juez abrir á l""f' fo*-i-"t'-ai"tes''cuando hubiere hc- demostrar sus proposiciones de hocho. Reóuerda Coutu_
aparte-d"- 1u normrr
chos qué establecer ('ariiculo 155, LOJ)'
re el aforismo quod non est in actis non est in mundo,
general y, m"r"iorr.¿i; á;1 impulso oficial' En el sis'temq" d'is- pero ádvierte que este principio tiene limitaciones, espe_
gis ; es el q t'' t
cialmente en las providencias para mejor proveer;
tt o s it,it ¡ o. son las r"riÁ ir.isot-:epg1!3! sl-lp-rg-t .
']l:-::::-+;._-'-*?r;*iéres
§e mantttesta con más acéntuados en el proces()' e) En los lí,mites cle la d.ecisiótt,, porque el Juéz debe fallar
llegando a constitui, * un verdaclero abuso' con la intet' de conformidad con Io pedido poi tas partes. El juez
posición de incidencloJ o
'á""* notoriamente frívolas" 1'll no puecle resolver menos ni más de lo pedido por las
""""ptiones
efecto rrrincipal de eq-tg -püá"'"o"*ir
limjfr las factrl
-5ip[gma-9q4pi1te-99.- iób.r" lo que l,u'
partes, tampoco fuera de Io pedido poi ellas, po.qo"
#ftt1á.i¡il;.o;i;; il m{s auc
que
todos estos vicios constituyen" incongruencia del raio.
hn
puirtessor¡ietei á Su'decisl-ón. Bn éaté-li¡tema, en el cu t'l
^carnpt'rt
lo único en que el Juez no tiene limitación .. .n iu ,pii-
se aprecia, cación del derecho en virtud del principio i"r" ,iiiit
1á-iniriáfiva cle p"¡ü,-áit¡¡r"cipio ciispositivo
tro puede proceclcr;
proceso, descle la ,r.*i"áo, *in la cual *i Juu' curia.
durante la aiegaciá" á" á"t"pcicnes, hasta la sentencia' pucsl. Flste principio, se encuentra recogido
en er artícur,
por 1as pitt' 26 del nuevo Código procesal, que estable.. qr" J-Juui
que el Juez se prorr"ál:l sobre los hechcrs alegados
por ciertas facultades «¡ttt' deberá dictar su fallo en forma congruente con la de-
iu.. Este principiá .* ve atenuailos-ucede en los casos en (lll(' manda y no podrá resolver de oficio-sobre excLp.ioru*
tiene el Juez para mitigarlo, -p"*¿"como proceder de oficio o erl los cas,rt que sólo puedan ser propuestas por las partes.
ui"árgurro jurisrliccionai
;;;;;p;;0. t**lrn,io;; p1;"" ciertas diligencias (por ejemltl": También se encuentra fundado esie principio en
pruebaexternpnránea)oexcepcionesoincidetr'ciasfrívol:rrr' ' el artículo 1G3 LOJ, que preceptúa que las .eriercias
etc.6í contendrán decisiones expresas, positivas y precisas,
En el sistctna üLqtt"isitiuo, el Juez actúa de oficio' consulllir'
Se rel'ir' co,grue,tes con la demanda. y en el artículo 164, sobre
sin
re, pues, * lo, rrroauao* *" quu el Juez puecle actuar que.cuando hay?l sido varios los puntos litigiosos,-se
nosotros 'cott h'
Ia actividad de 1as partes, to-o ootri're entre y con la's diligen''i:rrr
hará con la debida separación el pronunciam]ento'co_
tlispuesto *r, o.ü.iriá o¿ v' me-ncionado rrespondiente a cada uno de ellos;
"l
para meior proveer' (Art' 197 CPCYM) ' f) En la legitimación ltara recutrir, pGrque el límite im-
coutureí,ü principales manifestaciones del prirr puesto a los recursos es el agravió
áuu.ádo, ,irrqu. prá_
ñll.o¡t"u ui Pro"..o Civil uruguayo, ett
"r,,j"r"ü-iuu lrt
cipio de clisposicián, dan, quienes no son partes en el proceso, pedir la
revi*
siguiente forma: sión de una resolución a través de los medios impugna_
jtrtl' '' tivos. Asimismo, no existen las llamadas ,,apelaciánes
a) En la itticiatiaa, por aplicación del principio nemo automáticas" en materia civil como las hay en algunos
sine actore. casos en materia penal. Entre nosotros los fallos pe-
I' pp' 315 v ss' nales si no son apelados, deben ser consultados al t^ri-
65 De la ¡luza, Dereclrc ytocesal' 3'] 1'd'' Vol'
fO Cortr"", I:'tt)1ólql¡cntos, 3'! Ed', pl)' 18T a 189'
DERECHO PROCESAL CIVIL DE GUATEMALA 267
GODOY
MARiO AGUIRRE
266
hm¿l¿ todos los seres humanos son libres e iguales en dignidad
Igual cosa lucede en-:llat"'Hl:f
jurisdicc'ititt
bunal sitperior' llt¡rechos. trl Estado garantiza como derechos inherentes a la
p ri v at ive ¿"ii'*r"í"' "' l:3:'"i"1
'dr. orrsrn";":";l;;; $ i'l';i rnona humana: Ia vida, la integridad corporal, la dignidad,
un procedimientos al aforistrr" xcguridad personal y la de sus bienes. Ninguna persona
f;il' hecoerda Couture'X,i;;;,"*"^Jolo-pou¿"
nt' sóIo' puetl *''' Ic ser sometida a servidumbre ni a otra condición que me-
tunt *m d, *iiil, * q trun't um, ap
pellal t'r
¡rbe su dignidad y decoro. Se prohibe cualquier discrimi-
revisado r"';u;,.r.,;
lido,nute*,u lr'rn por motivo de raza, color, sexo, religión, nacimiento, po-
tjlr;l?lüul;ior,,,,,
-) ;; :. ÍiiJ
ta a qurene
";,i'Jii,'"1i J,íi'Jl,li"l;;;td;' ;" er proc,' "
económica o social u opiniones políticas".
l,ll artículo 53 que consagra la garantía constitucional del
l«r proceso, üce: "Es inviolable la defensa de la persona y
nt¡s derechos. Ninguno puede ser juzgado por comisión o
c) U:Y'cw*ls d'e*igauldg"[L -^r^ ty rrncs v€c€s t,r'ibunales especiales. Nadie podrá ser condenado sin haber
grruntiu procesal p:.: ]

Es una :T^'-,Tl';"J. ilñ1Jr"r:ff,,:i"l::


contmaig!'
citado, oído y ven,cido en proceso Iegal seguido ante tribu-
,r*i iulüiin' pr i nci óio de puesto qtte -!t ".'
lL,i*,]'rl;io"'ü"u"
'l*rr"'L'iu f'ase constitucional'
"" i
i
Ir autoridades competentes y preestablecidos, en el que .se
la aucliencia' vcn las formalidades .y g'¿rantías esenciales del mismo;
táttt¡loco podrá ser afectado temporalmente en sus derechos,
otr virtud de procedimiento que reun¿t los mismos requi-

'"'*,."*':ii':': l.rs aplicaciones de este principio enumeradas por Couture


iu*t"J;'lroya ll',' :
fcfleron a que la demanda debe ser comunicada al adversario
pu gs. en er p r incir, ? 1:, li[,}t:':i:hl't^:i'',r,r,,,,, vós de un emplazamiento váiido, en relación al cual el de-
-',i
",,,i0,í
i,lil- *"|;rll,i"J"? li, ::: '
ffi ;r,I": "a,
para
a
-r,
r
tltttlo debe tener un plazo razonaible para comparecer y po-
Iriurruri, "1.IoF. l o *"u eI derecho-o"i". fártes oporr('rHtl tlofrcn«lerse. Las prueba§ deben estai sujetus * lo tiscáliia-
tlo la otra parte; los incidentes deben resolverse con in-
lil'"í:#ffi !J,T ,
il1ftü,lli* nre* r, i
#;.,'** -*:.
lrin de la parte contraria y ambas partes deben tener
I en las poslbilidades cle alegación o de impugna-
i:#"i#y lí),';;;' ;l
#*t,.' conor( ;:t l:j?jj
:
),' I i : :
a Advierte Couture que no se trata necesariamente de una
en r : *,ili :
o q

ffi il,r
"
derecho, " aritmética", sirlo de "una razonable igualdad de po-
:T l ; ;"l k B(lcs". Dice: ."Por otra parte, cabe aclarar que el quebran-
r m n ac ó" l;'Jiiu.:l3t*s:+*;'"*,:".
rl.l:*i,fl" "" "' I
;;;; 1 ; dete i
i : : :^ : ::""?;
q.""
n* ñ.' ut"' i a p t' trtrr
de este principio no proviene de que se dicten resolu-
:i:i.fi ##:.¿tXfi ;:U"dlff;y.",',Tlii*:li',,.'.r
^
"ii, ¡in oir a Ia parte contraria, sino de que se conceda a un
t" hu" ,¡s¡1'¡"ttrt'lrl lo que se niega a otro. Una resolución declarada. ina-
**oto"iáJ";;"i;;' ;"i*ro*"ouá
dad está
(43v53)'"'n-iit'oiu"ai"nutai*pJitionesAice:"Flrr(lrtn ¡rrt las condiciones particulart,s <Ic las D¿rrtcs, par& (tuc no atiend¿r a[ ¡roder
lltue que los litigantes tengan, ni a su riqueza, ni a su posición social,
---T-r*," te, Funitomento"' 3o
E<r''
'l'.- 1:[]ttí'1.m"'l
u '' i'"tÍ;'^ 't¡ r' rrrrÉ
Fl,0Illgio, etc. DI Derecho en todas sus ramas cobra su máxima actualidad
scntencias de nuestra de los Tribunales. Estas son la expresión lrlcnaria y dcfinitiva del
Vóa§( las siquiontes
trich'¡ """ iE fio prxn serviría que leyes y re.glamcntos estatuy€sen ei principio tle igualdad
-" ,üfti?i"'ii"*lt*'rtltil Tl,'i:i".""L3Ílll'",:1,:' semestre '' '<re
) ltrl[r las aplicaciones de éste, si dicho principio fallara o flaquease en la
tlc justicia.. Los tribunalcs no dcben haccr distinción ninsuna entre el
' " t r''I:¡i,i:,t * [l rlquiera cuando éste sea el Estado- y el dcvalido, entre el rico y el,pobre,

68 véasc el examen
tliilqi;gt{fl"¿i***"*-,,,T.:: 1, ;:i
,iun,- uon"..t' J_""r;,"; uo,'"o,ai"i",,,.
fltttr honibrc y el humildc desconocitlo, cntre cl amigo y el enemigo, etc, Las
h th lrlcna igualdad antc los tribunales constituyen el dereho de garantía
¿- Íil.osoliú ilel D?recho' á;::'
i"r*i.;;; estc derecho -.t" ., ::1 C¡ ln lgu¿ldad jurídica en todos los aspectos, y el remedio para las violaciones
todo* los as1,..,.1,,,. httltlso ¡rodido suf¡ir en otras etapas de la Administración pública". (pp-
". ",' :,
;*,'ml- :X','"'""T1*i:" lX Tll,:'l1li":ii"'H.,#T'i:l :
con los ojos vendmos' rl'l' "
*
=;=g
f:'H,ii,'^T''.'""11"r1","',ltJ"l"l--"o--"t'o'"
DERECHO PROCESAL CIVIL DE GUATEMALA
MARIO AGUIRRE GODOY

Pr,.*s¿l guatemalte@, encontramos como ejemplo aislado,


pelable para las ¡165 partes o una,
prueba denegacla A ¿Itrlrltrr que impone ar Juez Ia obligación de presidir ,os
el
Drtrt'c¡rlo
del principio consli actos de
partes, no constitt'v"i "i"lá"iones -legales existiri:r Iclr¡r, como regla general (Art.-tZg, pi-rüráfo final),
tucional de ieuatdaá";;t;"i; üt.
El quebrantarniento
l"
alcgar, pr.obal o impttgn:rr
cuanclo al actor .u l""p"i.*ltiera o ti:"u:-1:1'-;1,^ ! !" " " t rP:g d,9-9q!!9üt-' rlc i
que estuvieru p*ot'it"itio nt át".ro'.'¿ad.o'
ótz

principales a este principro ocrr'r'"


^ l,¡l misrna consideración que sobr.e el anterior se
una de t*, *""opai'r-res se permite s.rt h¿r hecht¡.
cuya realización .rr .l principio cle conce,iración: si.r aplicación-
en reración a ciertas^mediclai, antes de ser notificad'a ;r l;r e, ;,;;i¿;
lavando este principio, es - <lecir co,,'o sucede en los t';r,"I t'ltr¡rr:l,erística clel proceso orar. }rn virlud
cre este orin"*irln
7r«r'tc)' rtr,,t{';rrt:-¿uu-!t:ral
rl e aceierar et
[J't¿-;q*;;;i;i{-iitru'rct¡ta I¡
r r r
el proceso,
proceso, mecitallte
mecliá¡te- ia r; ff;' de
acumulación
rá-acLimi,i ¡";-tii
!a
lli-f 1)q!r e¿emplo: recepción de la misma en ilna
ile mec'lir1¿rs Precautorias' sola aurlicn_
i.lc le perniite al JLiez elirninar aquellas que por su natu_
xi,,,-iriüriiñ;i;.;;nÍ,#;11.=#Hu¿!,ui,,11i,"13',,*'|fl
t:) ryrcjpb ¡ysd'tttutstéry-upegsltt
p
tle las ¡t:ttllir' i'ir"Irx Tr'ilmites ciel pr.cceso.
iX_

Alurie al influjo re-qipfqg!-q9*l¿ actividatl


:;- .-sus- :" I""
trrnto err -- i,s
etecros ..*o
uel'e'1Y:^i]rii;
benéficos G-fJg4@Ñ'-J,t's
l^ '';r;l or.igen. 'l'rr.rr, it¡ d.e euentuuliti,ad.
süs e{ecloÁ no por su o.rgen' ¡ ¡
Pl'i n r i I
u-r<i;ésales .o ,pr".ii,r fárt pt'-'"bA' p-ara 'll
aolicición, .o!,re lqclq'-.en m3tfeli'ajg -cvitrrr' lllc* AIsin¿ que este principio consiste en aportar c1e una
dg lo Y'uYg.- VeL lorlos-los medios de ataque y defensa, como meriida
ffi'nn.t"inútil de
" *a,cl euentltltx-para el caso de que el p"i-u"r*"rt*
o sc¿ desestimado; tiene también por objeto fuuorece"
» L!!r!Y:9- !-e,
I1Yngdt¡1qit)n
con- t't'rrl"'r ltl rrl cle los trámites, impidiendo regresiones ,-,,
directo dei Juez
al eonoc-lmignto.ta-reger-eÉn-dq1n y cvitando la multiplicidad de juicios.0l
p.o_
"t
Se
-ña
refiere- prueh' r' l'l'r IÉ I,rr
a las rtes-v-prbtj;Jüt"i"¡r con el sistema l¡ rrrrl ttttl.r,t'ior principio y el presente, tienen de comúrn, su
pmnóñio est¿ erectiíaffiññincdado '¡'' ltlo, o sea, el de abreviar los trárnites.
lidad
lida d en r".
los Julcros
:,; Y ,u rl,-Yr.1Y-'=--"ouidoion
i-afiii9li9u'!3t -s 13.
jl jt^lfl.l,*rt'srrll¡rrlt*
:i ;,: l,t
1ó* : I

bi.*t¿-am#f "i".' lo convicción rle. a


¿t"*'-
constancir* uv
o ColrsL¿xrruraD
O euwa'i',i. - t"r"'i*""t" 1"",:":llllli i]:;l I;ll! tlc aconomíu,
Á¿"*áS, eS freCUente lA Corrrr:rr,,rt lg
"uilt.*.r#iq'á;'l
la realidacl rle los hechos',^,o"111:^"i.j:;:-;;;ráeür,,,,,,t,, illlrr.. .l
párrafo final der artícnro 240 de Ia constitu-
rliligencias a otros j";;;, i*'t"urót hacen verdaderant''rrl'
1l,llr,,, ;u "¡a-,*apinlstracion_ -de j i1p_tlcia es o.brigatoria,
,

aniicable esle PrinciPio' :lobutlut" este.principi-9 t


¡ñt ié"t';;'"ü; d; ;i -' fi í¿ i"l¿-J ;i'il' ?P# l.
Ilice p" 1,, ptu'u"t i^l1li::..,.1: ':l:l r xicmpre que la mural, Ia scgui.irlr,f ¿"1 e.toio- o
or" ií5;J""'ti,üf""i q;;;;;"
áecidir el proceso 1ttt 1';',
rr

cabal conocimienl. rl'' "l' ltttlionirl no exijan reserva,,.


su iniciación hasta *'tü'Ái*'-un tlt 'r'r'cordar esta norma por cu,anto establece rtrue ia
ya exa ctitu a ¿ ep en ¿J ¿e-''i l"* 1 a,y1:,:?yi:::;:*,'; :,
i*1""rr y acriva, inme di at tt L:llU,l, l,I L llé¡l rlc, justicia es gratuita, y efectivar¡ente lo es,
#."Jl'"':T i";i;;;ó;- lu-i^1::':1ff1,';i],'
ri r : iI I

Irrx ¡r:rrtes no remun€ran a los oficios judiciales.


P;;b$ .i:o:Ti
la práctica de ras ,;l"l,I];
¿e ia rorma oral v trt' r;I'*r't l,.rralo precepto hermoso de gratuidad en el imparüi_
i1'#;Hár";*""i';;;;;inio
;;;;-;;*; Junlicia, se quiebra en la realidad por fo ¿ispuraioso
aunque en muchos li:'.?,:"iil11::il:,' l:11,';f,,
dependa del z¿so <¡tr. r"'' l*r lrx p|ocesos y los gastos clue Ias partes cleberi su-
i#rli1li""=.ü i;;;üiJu"ptílt,.,cia'
clores hasan de sus ruá,ito¿"s
de interven"ió1
::l:" l1::.''.'.,' I'r{ f6 lh,vrrr,lo a término. por e.so, u. tur"u importante
ras probanzas"'"" r'r ¡' r
l':1:
llarl,r' t'rr cl senticlo cle simpriri.a. ios frocedimientos.
;"§"t1f,1;"":;;il;;;ñ;;;
183 a 185' I, p.
59 Couture, Fundanentos' 3c Ed., PP' vol' I, p' 326'
2,J ErL, .Tomo 462,
60 De Ia Plaz4 Derecho Procesül, 3E Ed.,
DERECHO PBOCESAL CIVIL DE GUATEMALA 27L
MARIO AGUIRRE GODOY
210
En el Código Procesal Civil de Guatemala se introdujo la
de la aplicación de esto lnnovación consistente en que Ia declaración de parte (confesión
Couture62 señala como resultados
princiPio los siguientes: Jutlicial) debe pnestarse bajo juramento (Art. 130). Esta in-
novación, en cuanto aI régimen de esta prueba, se aceptó en el
d'e d'ebute' Los procesttt' nuevo Código para evitar mala fe en el litigio. En efecto, no
ü Simplificac.ión de las formas
de menor L'áno'i'" deben :":-'1Tll::' '"' to trata del juramento decisorio que .defiere a una parte la de-
';n";á#í.
mayores to'[iuri¿uá"*' Entre
nosotros es import¿rnl'r'
qtict Glsión del litigio, porque este tipo de juramento no Io reconoce
ut no mayor de cien
el juicio d" i;i-i*' ¿uantía'.9 *".1 t':t Iuostro sistema legal. El juramento a que se refiere el artícu-
oral v sumamente
' zales, n'" ;il;''"'l'á*riaeión lo 130 del Código es el que produce consecuencias penales en caso
pida (Art. 211)' se falte a Ia verdad, porque se comets el delito de perjurio.0a
b) iii,,|iii;;; i;' pr ueb as' Deben
-ffi ""it1': -i11"1'?:"'1i; :'
;,;;*Á""4"""1l:T:9",1,:'.lli,
manera que, Ia parte a quien se llarna a absolver posiciones,
he producirse con absoluta verdad si no quiere ser afectada
i:Xitr;"#;;"ffi t;üpuede
;, ;:,-"1 n:1?*
lTJi:"H"J'';:" .ffi hacerla el ?: i".,''v tt'tll
Juez i I
Ias consecuencias penales consiguientes.
I,"r.;""i iu a.tlen'u"ión Coutureos señala otras aplicaciones del principio, las cua-
las Partes. mencionamos a continuación:
c\ Rettucción dc los recut'sos'
No es necesario que h;rvtt
la inaPelabilirlrrrl a) Forma de la demanda. La dernanda debe estar redac-
varias instancias, basta con "*tubl..ut tada en forma sencilla y los hechos deben exponerse
de los fallos. ordenadamente No deben omitirse hechos que son re-
evitarse que las partes ttt
d) i"onoÁ:* pecuniaria. Debe al vrr'l'r levantes al litigio. Menciona Couture el principio de
curran en costas ii'"átuti*
'ii;;;;á"*osoel-inadecuadas
párrafo final del :rt que una vez contestada la demantla, ésta se convierte en
de lo que se litiga' que re-r¡la nuestro inmodificable.
tículo 211 del Cédigo Procesal €xpresa: "En esta'itrit'r't clltrrl
cle ínfima cuantía, "" tt tuut
so
las par-tes con gastos' r'rlrr Entre nosotros, esta última solución está aceptada en el ar-
cle proceso nQ se iiii"'a a 110 del nuevoCódigo, aunque su validez es relativa, por-
clase"'
tas ni honoranos de ninguna
--Sá quien desea introducir alguna modificación fundamental a
crea este tioo de tribun;rh"'
e) Tribunales ,,p"'ioíi'' que pueden tenct' lr'rt domanda se vale de otro proceso y luego plantea Ia acumula-
en razótr ¿" tu *tpá"oJó' toti"l de procesos.
cuando su imporhttr.ltt
asuntos que se '"ltli'"' aun
económica sea redlcida' Es
el caso de la juristlit'r'r"rt bl anificación de las excepciones. Las excepciones dilato-
laboral y de lcs tin'"'fu* cle
familia' por ejemplo' rias que,-una parte desee hacer valer deben proponerse
en forrma conjunta,, con el objeto, de ev,itar 7a práctica
y corruptela histórica que señala Couture del "escalo-
l) Pri,neil:io d,e Tsrobi'dacl namiento de las excepciones", eue permitía a las partes
reviste
No cabe ducla que este principio ::
':3:t"'1,1i":i' interponerlas sucesivamente, logrando así la prolonga-
*r.i)" t#r"*l;;,;;
IruLr¡o r¡'rv- qu" p""igú" yo1"
,
con vero¿ td en
i,'::^::J:"t
el pfOCeSO. ¡('il¡l[
J:ll',1','
,
ción exagerada de los procesos.
Aunque esta aplicación corresponde también a los
tuación de producirse siempre, onqrtp de la tonallfl¿11 r¡ll
¿f#;; -*^á" proceso- antiguo,.Sl'*11'
"r
^.^rra-n principios de concentración y de eventualidad, induda-
;'""1'fi:"-H#ffi ,";i;;;J;'-111"i1i1^111t"*ll:::1;:il;ll';ll
;;" ",,*1¡L li: *::?Ifl:li;, 11 El perjurib fue
tuaclamenle 'ru,¿lr' i;o*'
sancionado especÍficamente por el Dto. No 110g tlel Congreso.
finX*::#*:'ff.1,*' l"; to dice: "Toda persona capaz, que ante autoridad competente, jurare decir
que ahora se hacen lor,
. ::;l; -a*tenerlo, doctrinltri"'i
Y

t*fr"rro. Para ma I hltare a ella con malicia, incurre en el delito de perjurio". El inciso c ) ilel Art.
lloht Ley, dice que la disposición cita¿la se aplica en los ¿asos en que Ias leye
legislativos, son encomiables' p¡róhltca exijan expresamente una d.eclar¿ción jurada o juramento. Según el
do lp Le¡¡, la pena aplicable es la de quince mese de prisión correccional
Ed" pp' 189 y 190. ll ooutr.", Furtd.amentos, 3{ Ed., pp. l9L-192. ProEecto, tt. :IO5.
62 Couture, Fund'a:mentos' 3'r
63 Ibid., P. r90'
GODOY DERECHO PROCESAL CIVIL DE GUATEMALA 273
MARIO AGUIRRE
27?,

apoya también en
Ia buena fe de lars costas, total o .parcialmenteo cuando haya litigado con
blemente que se euidente lsuen,a f e (Art. 574). Peto, también .se es-
p-1:::::
partes q"
"l
nosotros'
po' insniración en eI 6Pro-
t"t'11:=il-:;i^^l.'-"t
también tablece en el artículo 575, la siguiente disposiciótt: "No
Entre artículo 11 dt', podrá estirnarse que ha¡'buena fe cuando el proceso se
tlun" su aceptació1,::
- u*tJó"rir*q que exige la alegacton ffi;;i;;á-todo* siga en rebelclí¿ del demandaclo; cuando haya habido ne-
itir"ü'iá¿rso, y-:nixtas)' cesiclad de promover ejecución contra el clei;dor para
las excepcioo"u o'lulo""iaituto*iut la satisfacción del crédito; si el vencido hubiere negado
c\ l in t¡t a i í ó n rt p,; ü, "^;:"" *I"XS;T, lJ T-lTJif'"TJl ' pretensiones evidentes de la clemancla o cle Ia contracle-
manda que el proceso indique que debió aceptarlas al
partes han formulad
de hecho que las contestar aquéllas; si la parte hubiere aducido documen-
escritos ¿" ,rorr;Io v"cort"stu'iii " #f,^[-"?:?uf illl] tos falsos o lesligos falsos o sobol'narlos; y si no se rin-
* -"t u
!, ^ :_ ::l i,",1:::§"
j;?H:i iX,á.' r,".rio= p * r,' diere ninguna prueba para justificar Ia demanda o las
"'o
tidos en las respettty': "*nt'unt'n
' -"^::^;i*, aceptación
,no.,tación en nuestt''
nuestt'') excepciones interpuestas".
anlicación att Códiso' l'll
"*ú rzz aei-nuevo
lzL'v '
sistema en los "i""iüi"
^;ii:"iñ pattafo primero establet't' J) I¡rincipio tle ttubli,cidud
t't
orimer artículo"L'd;; Más que :r 1os litigantes se refiere al resto de la comunidad
ü;:' ;: ;:1i::
:f*"[j*Sit fl: i:Hü,:"iiii;ffides.'i ü(lciltl, que rlo puede ]lermanecel ajena a.la s¿tisfacción de los
tivas proposictotles ,"" :1':i:;. flutrs del proce,so. Ei mejor contralcr de la activiclad judicial
^,," rn" Tribunales
;*,.I tn'*: *:-"J..i,i't'+" :";?';il 1 *' P' u"en" "l:t 1

cl público. En parte en los Códigos procesivos se llenan estas


I; ptt't"* de hecho expuestos lgcncitrs, como sucede po'r ejemplo con la publicación de los
que no *" o:'*ün'i'i"t os, r,istas pirl¡licas, etc.
demanda Y su contestación" ' r'as nulidades cue st'
1
(louturecc señala con todo acierto que este principio es de
d) Conu(ilid'ación' Zi"iái"|i"l¡a'dn* un proceso deben s''t' dei sisiema demogrático de gobierno', pero advierte
produzcan -' il d9
i;;*ifutio" qtl: se Produzcan' por(lrrl' ol.{cltrcia
e lx)r ser la ¡4eneraliclad rle l¿rs materias qtle se discuten en el
impugnacl.a.,n'íl"¿iutu*u-n:"ul dererho a impusnarlas
¡r'el vt octrso civil, de íntlole privada, no se requiere con frecuencia Ia
de otra *^n"*;';;;;il'"" Est^ . Además, el método escrito que priva en nuestros
cio queda ="ll:'n,":11'fiiitáii li imientos también amenglra Ia aplicación del principio de
oresamente
".;"ri;;;;'
en el párrafo segundo';:',"#"1i:;i; i"
"Es improcetlente
lir ttt
""ri lkrirlacl.
,rua'o Código' 0""""=tut'l"ce: t'a-ya sido consentido I't't' §cñ¿la Couture como ltrincipales aplicaciones de este prin-
dad cuando "r1Jt'to''ioclsat latit'*ente- ' i-l'' liw sigttientes :
. ra parte que ül'llti"'9' .?'"ry: "*
ta.itn p9r eI hecho de
no rr.rr'''
supone ..r..i.,1i*iu,,ü -'i" r"; »)' llxlúbicí,tjn, del erTtediente. Todos los interesados en un
po ner u n,,r i[;;"
1
d;
*I.ff ;t ,;"n!!'
"ü" :-, *'l?Xill : ll
; I expediente tierien derecho a consultar el expediente ju-
""
dicial. Entre nosotros el principio de publicidad de los
i* .-,ru, T,1':J;';"Ti;ü1:Fii;'i;
.'l-^'l'i
expedientes es de rango constitucional. El artículo 75
audiencia " ;'*"9r^' partes nl:=t;ililui"=-*.O.'t:l't' cle la Ccnstitución de 1965 dice: "To,dos los actos de la
los demás crlsos'
Las ' nr
#uli^"!|lf,]ii"*l'l'','1 administración son públicos y lcs interesados tienen
derecho a ohtener en cualquier tiempo los informes y
I
exientPoráneamente
"'fiJ'¿ proteg.t l. copias que soliciten y Ia exhibición de los expedientes
procesates'-.sirve para r¡ue cleseen consultar, salvo qtte se trate de asuntos di-
*"r;i::lÍ '"Y'0"" E'' sisiema ro obsl;rtrl.
", buena tt tn "ip'ot"*o' tu de-la"u"slo
condena en costns r"'l
plomáticos o militares, o de dato,s suministradcs por par-
f iculares bajo garantía de confidencia". Igualmente. el
que la
'"t*I'J;;;;i'u*
el simple venclmlerlLrr jj,l".Tlil*-?""i,;li::;
"ui1á""i¿o
ersimpie,.l.-,il,:;t"i+;i;'r:t]: clel pago tlt' ltt,r llll (lrrrrtru e, Ivtttd,«mentos, 3¡ Ed., pp. 192-194.

tiene facultades Par¿ _:?#;


DERECHO PROCESAL
MABIO AGUIRR'E GODOY CIVIL DE G{-IATEMALA
2'14 275

240 ile la Cons- En el nuevo Código. procesal,


último párrafo, parte final' del artículo instituvó er juicio o"oi en fav^or de este principio,
se
tituciónestablecequelaadministracióndejusticiaserá ür:s como son los de menor
1a"ti"u-tü'iig-u zzs» para cierto. orrr_
del Estado
pública titñ;;"n;;"ta mo"al' la sesuridad alimentos, ros de
cuantía, los de ínfirna cuantía,
los de
re§erva'
; el interés nacional no exijan Las audiencias para alegar común y diferencias ".rJi¿;¿;;;'H;#;., ra rtivisión cle ia cosa
entre ¿;p;;;'i"ü"ios, l¿ declaratoria
b) Pttbltci,ao¿ áí";'Ñrli¡o'r' públicas' Sin embargo' en Jactancia y otros a¡untgs. de
sobre lo utüá¿í"á"¡u" ser judicial' en^1141 nre- oonvenio de-ras partes,.debán ou" iol'¿"üosición rle Ia lev o por
la realidad'E"l"ttt* prácíica Como et iuicio orat es d; "ánrirr"Ln esta vía.
*u tramitan por escrito' aun ;;;;i;;""ión breve es muy conve-
flominante, üt ""t"utiotu"
en el juicio ;;;ü; ñ'i'¿i"'"iu*
se lleván a cabo única-
de sus abosa- Ifi,::11,,i1:::,nf1Ñ"iá3 sobre que
!án en juicio o"ur iá..'1.";i:""::':1Y11:a s-gbre q,,e se tramt¡_
tramit¿- ;;;i;ffi;
mente *" ;;;¿;"; d" i;t interesados v en-que por ¿ispo.iliJr"á."il'l"ru,
lrf se establezca. r,,.,:]:"tos de tas remisiones
obligatorias, salvo
dos. r,as vistas públicas no son (Art' 196 del Códistr ii r;,ml"r.ñ,"ii.;lTl1r::.11rJ.. qr"..u Lj nu"*
cuando r, p'"iJ'''i m táiit-iture Í;fl :-:..,T*,X"*i,1"*ft;ffi":.;;1H:.'"j:1fi .?"':Jil:
Procesal, último Pánafo) ' Y
c) Pubticid,a¿- ii t'i d'ebates ante la Corte' En el Uru-
públicas' ) Principio cle ,pt"eehtsión
guay las it l' Sup*"ma CorLe son obligatori.'
"áiu""iut
porque ,.i ü;;Gblece la lev con caráct'et
En los sistemas nr
cuando lrr
En nuestro sistema ya vimos que únicamente ,*,Sgf j;:U
Parte así lo solicite' n t i d ez a sS,r."""*Hx,:ii'::.;:.$:"#,il;:,itXii$
I
i s t i n l¿,.s
cr
j;j i : I;,ii_:;i : H X" r,::.;.l_.:X ffiJ§:
Couture observa en relación a Ia
publicidad que-debe rn¿tr.'
puülicidad es --dice- en rrl
;';",1:
cerrar :'l':ij:",]:
o crausurar.-r"é.h ó,;';,il
": térmi no vare corno
-," 1,.":1.'.iu, iu .;;;;ri"r"iá","it}il"#"[!
jarse con mucha rioáu""iu, "T¿ .
,,11,^
misma, ,ru g**,'ii;;ñ iunci6n-jurisdiccional' Pero los itrrr y,f:i,"^ J,",,:,:.rl"u p,.o.*Jo i;' ;r.", su pone ra clau_
«te Ia anterior,
e imágenes' han lh' cle morto n;; ;;';;"o",l,ii;l.l"l3T
trumentos *o¿"rniJ áá ¿ir"i¿" dá-ideasel otro extremo' t'.tttt li.:¿fi::
vado esta garuntiiá i¿"*i"os
á"
que' desde
i"^:"itáit-":g." v constituyen' un poli¡1t'tt ill !iTn'I::::::'-:: g:;¡"'r.re"'b"o'
p r vi s ;i;
ejempro, ra inter-
piran contra ru o'ñtí l',X ¿1',, ; :' i :'; T: ;J; TIii?.' i J ".'"T- e a ú
h
tan grande .o*o "i*üJ*"Jo'rnitmo"'u' il'du "ésta,
ltl 1,""
P Inudi:tactilrrrk'É
:orlr()
X ""; no puede uu*iu"."
en el ánimo' v nrlificarse ln ,)oriÁn.v^7_:o"tu:tada
televisión v *o inilri;;t;"ilil'badora Iiff#:';,:[:u:i j!'f
de los jueces v #;;;;á'1i
p"u*iio' aá r* simple curiosirl*rl' rujl;:. ü $-¿ll;qA l.sina
i,:T:;Jf#:T; e t of e

influeneia qo" t**ñiá puede proyectarse


sobre las mistrtttÉ
,.tt
t t.n. eo p i. o r t, x t I i r, ti!,:,.1!Í
di'i,in-,i,i,,','
s fra
ad
^ !:*úl
o,l, i,i i á, ;i Z; ; r; ;;;:, : r,;o",r"r":c t ",n'':q';'i,i,
;:
partes. '

_!:;,":;,:i:::i: g:._",I!i-o ;:i i.^"'o{:;lsion se da rijeza a


;';;' ;;,I *ñá,,lJ'i,?'ft ; *t ái
ílit,::Tff;];:;. H' tr in ¡ tuci

K) PrinciPi,o de oral;idad ,, ,.;,1i.115:


fln r,.rl nrorp*^ y
que le ponen un límite
ti,,l"i?,
a la
Esteprincipiomásbienesunacaracterísticader.ir'r.lttl Íl],f "oou'o,
.o n
"r,,*,i #;¿"" J# I #, H
j' jJ;
clu_
i
en I'or trtÉ
juicios, que se d;';;11';- lár *eaio de:audiencias'
procesales' rl. l'rrltl Exlste otra instituci
oral, con áá p'u"ru* uitot
"
lo cual se"or".rrii*i¿' por-las.u"iu' que se levantan'
deia
"á*l'"ói" pr"domina'tá'iá"t" escrito (:()rrrrt htsl
T,.,,l".iTi*:i111.|;"}itüir1'?"nf;:.iHil:'J#.1,_:;::
pr t' o h ovenda,i y
i
acéptada p;;- Ar.tr;14 1';11ü":lrl;:til
Nuestro proceso es
u int,.tlrr''ir
hicimos ver ántes, p"ro sih-*^l*l*i";;;á;*iu ',1iJii: ""'""s
826 (32 del Dto. Lev Nq
2r8) y 8e8 (62 del Dro. Ley Nc 218)
sistema oral en los procedtmrentos'"
....".....-"._-.-OZ-áootute,
Funtlanentos' 3o Ed" pp' 193 v 19''' !,1i,,:::.:..::,y"".28 E¿, romo r, pp.
{llrl¡¡vr,¡¡rln,,¡""rrro"'i" 464 y
68 yéase oo""t* i,ilff"
véase nueBLre ¡rtrr :;;;"J;; ;".t 9l:]ti1.:: :::T:::::" tl.'
,,,, ;i::.:i;
ltrié i í iii i ",,
i) *
í' ",X
rÍ :i:" "{^,i: ;i l;
485.

a. A-Volo-"t Pnmet Congreso u Segundm


Jornu las Latinoamaricane.i :fi , *, T *: "1;l Illl : 1""*';,, "1'Í;:' i#:
México, 1e60'
Proses¿tl, l,' " ''
I"Xll"l"l'lill"ilI;;.']j
1060' 1' Ahlnr,, f¡q¡q¿., ¿¡ ná., Tomo
I, pp. 466 y
íiitii.l;r{ff'"i;,i"áil i"'u""tá'-si'o'-"'-*t-::^-^
rt
á*.,"*o¿o, ¡¡o vrII' Nrimero 2' Morzoahru' 462.
DERECHO PR,OCESAL CIVIL DE GUATEMALA 277
MARIO AGUTRRE GODOY
276
en la resoluciírrr Esto sucede, por ejemplo, cuando no se apela de una re-
cosa juzgada opera fuera del proceso y se apoya solución dentro del término legal; no se agota
l"i'p'o""to '(sentencia) '
que constituve la lormal la lev atribuye esl'rr la prueba en el lapso dilatorio, etc. "rr^rrdo
';ü;"td
o en ciertos casos ;l;;;'*al''cuando
'(t'u"tuttlOlrl En cambio' 'a lit b) Por haberse cumplido una actividad incompatible con
Au tttl:*guau -8" ' otra.
última efectos proceso' tat virtud 'sostienrr
oreclusión opera oent'ó dél Así sucede, por ejemplo, cuando no se han opuesto excep_
ilri,u, que la supon:.ll^gX-l*:ilillt;ru:l ciones dilatorias y se contestá la demanda. y
"otu.:"*á¿a «:) Por ]raberse ejercitado ya una vez, válidamente, dicha
p'r e clusiu o s''''
l',?:Í:""*'",'J:,,11;i':r?H",x"ü1":,---";;;i;-"hi;irocutori"" facultad (consumación propiamente dicha).
producen .o.u
#toí" tl""t' "i"tto" Así sucede en los casos en que se produce cosa }uzga-
"gu;;:';ffi preclusion puede
5 considerarse conr(r
Es cierto tamoién que la p:' n"" la sentencia rL' da.7s
un elemento de la ;;;'=i"c'a-''' "'ul"io
u i*p'enurla tanto ctt
finitiva supone r' p'"ái=i* del derechá- p'rol)r¡t
pero esto no' destruye su SISTEMATICA DE LOS CODIGOS
su efecto como en 5'""t"iüia"'
naturaleza. l'ura terminar este capítulo en er que se tratan los aspectos
Ll'X1u.r,.ión
La precluslon rtarrlulcrr Puvuv :*1?::: :il]::
tambié" qY-"9: j:: -:3i Jtt',t;:
mativos (recursos) :, l, Ilttcntales uLr
del proceso,
prvu§§u, L;rctrrrlu§
creemos uulrvelllglll€ aludir. aunqug
conveniente aluolr, ,Lrror"
que íJ.I^r,,c""
no se hacen valer
vater Io§ rrr'urvü'^'----iru, medros l,ltttt
l;rrrr t¡rcvemente, a la sistemática de algunos códigos. , proÉ"-
nou lT-Tt:,:'Í',Y"uu.r,
derechos en que se
ap( dichos mediog
ür" "rtái,á".-lo* tlo crldigo, ya que de la adecrada áistribuciói aL mrt"i.ü.
bién precluyen. UR cuerpo legal de esta naturaleza, dep,end.e, en rnucho, la
Puede afirmarse corl
§r#'r,'#;marse con Alsina'
Arsr¡ra'
§t
'Jl
iegislador para ;:llll;
v@rvY, t§ilift:?
'*:
1:,"^ lt:t''t'r lil; I eromprensión de sus institucioneá, y- también, *u
tr".illl"*,
función, ser ul
el *"¿io
medio del cu¿rr
.d"l "11--?:,L?1u^
Procedimiento
imPidiendo á rerroceso
"Liro"".o
de,los rrcl'rr
ru'lrrr
aU¡ l)receptos, éstos se dispersan inadecuadamente y proli_
"i*.-
poryue si los códigos no observan una correcta coordinación
;Hñ;;ü
procesales'74
' Lurs d*.'""
::il'i"""tna-dice_Luis.Juár-er-E^"hf
,,Lu doctrina
ln nin ningún control
-dlce :'-^:{;il'8ilJ;:;lii
L"'ili-aá¡uaá chiovr.rrrln
l" lá- contri-bució"- \a$- --
vahosa rconL't-ruuu¡v¡¡ 1::
la valiosa lj-,
ción de
"ion *, ,,
tu debida
'ffi ;;*r"";rgiyl;':il:
prefer<,nliá,
¿e.bida prefer<,tt,'lá, fJrid i¡1o de Pracedim.ien,to
Ciuil ltaliunols
ü3:;"i1",*":L".^l?,t^"ii:1t;,,1ffi'J"'f
ffi :ffi[ff :",t";l;Jili"1ffi";'1"ñ'J;**:"ml?.1'f
mayorla üe ro§ ¿LuuvrLu :..,i¿; ',i::l:i; §l r:rraigo de Procedimiento civil de Itaria está dividido en
insistiendo la
péIdlli::"*ll o caducidad rk' rttt¡l
sus efectos, como ser
la peruruor """"-, 0", tiempo, sin insirrllr'
áel insi,rllr, F€ l,ilrros. En el Liht.o- pt.imero se legisla *o¡r" ni.po*i_
solo trralr§u"'t]ali,
eI solo
e[ y (ll,nerales, en io cual coinciden los c¡rdenamientos
i;#;á";;cesal,
iacultad procesal,,por
-por. *tt -trans...:*:#;
Du á.á"liá finalirl^rlt
rinal i, t,,,t i
bro_
como 1oi"-ttr""
hace aquel autorl
autor' souru '"'*J-rofo
ll Y*t, ".á"árJ h;rlr.t rl
solo hecho de h;rlr.tll
"í*"
il'nZralá" Iqlá j""r1,.11fl":::i1"i""',io" po" ta st¡ r'r,r¡
re,y para sr¡
lu re';v r't,rr¡ I Ntto¡l.¡a Corte Suprema rie Justicia ha hwho aplicación del púndipio rle pre
,::tl, sentarcias.
'f,":ill'# $.,1ili,1"Hff,,ilXñ;1,á; Tdl 10í6, D. 46), para En la sentencia de 14 de maryo cle 1966 (Gacet& de enerd
sostener la improcedcncia de una acción de nulidad contr¿
t, 76
cicio".75
las rres d'i.::i:3:,
LrrrErvrrvvp t"¿Hff tdlt¡rltrnto ejecutivo ya terminado, Esta doctrina jurisprudencial
fue publicada
recoge (lrrrlrrll
señaró ras
u señato l'il,,i' f; Itlln dt,l Colegio t)e Abogad,os corl una nota de comentario. Véase Mario Aguirre
ihioru,d
Chiovenda -tres *lTff
*úi¿" iI
ll(l¡¡xn Juzgada l-ormal y Preclusión
I"- ;:;iü'i;*n'á"iql'': lT^-'11T:' r{á lu6?, Ne 3).
en lm procedimie-ntos Ejecutivos,,. (Año

ffi r.;;;;.'; ñi"h"* situaciones son: I l¡ rrnl;encia de 30 de abril de 1956 la corte aplicó la preclusión en el sentido
rlttlB Hflt¡luo "la facultarl cle renovar la cuctión en el curso del mismo proceo,,
observado'eI orden u
oportuni¿1¡11 It ott,,". a junio de 1956, p. {8),
a) Por no haberse ü realización de1 acto' ln ln Corte h¿ dicho que se da Ia preclusión si ha pasado ta oportunidad
por la 1"v pátJ vnL,r los aspcctos rclativos a la reprcsentación tle r¡n juicio. La rcsolución
p ltreolrrvc el derecho a interponer las excepcione respectivas y que, en
trotaito, zs Eil., Tomo
I, p. ¿6?. conseuen-
! ptt«krn hacer vale¡ de oficio las cuestiones de peisonerla, S. de 31 de ene¡o
ili*ror, !¡ junio
14 lbid. ,.La preclusión,., en Estuüos ile Deret:lo ''¡"'tril lHnr,rto, de enm a de 1968, p. B).
'll; Lr¡is Juárez Echegaray' lld¡lluo da Proced,imi.ento ciail ltaliuno, Traducción de Francisco rte
pP. ""- ' llrronm
cillis y
tluso A@vrlq
tto ltúOo
Ho*or ¡to Atsino' fl' .111-'"11" S00 y 801,
fSrr' Aires, 1944. Editorial Depalma. También puede verse en eI tercei
To_o III, pp. N rrlrrn rle Redenti, Deiecho procesql.
?6 Chioverrda, lnstituci'oneg'- -. - roa
cN;;;, ;Ád,o*o*to"' 3r Ed" P'
1e6'
;;