Sei sulla pagina 1di 11

Yoga tantrico

LAS SEIS COSAS MÁS I MPORTANTES QUE


NUNCA SUPISTE ACERCA DE LOS CHAKRAS.
Durante los últimos cien años, el concepto de los chakras , o centros
de energía sutil dentro del cuerpo, ha aprovechado la imaginación
occidental más que prácticamente cualquier otra enseñanza de la
tradición del yoga. Sin embargo, al igual que con la mayoría de los
otros conceptos derivados de fuentes sánscritas, Occidente (a
excepción de un puñado de eruditos) ha fracasado casi totalmente en
comprender lo que el concepto de chakra significaba en su contexto
original y cómo se supone que uno debe practicar con ellos. Este post
busca rectificar esa situación hasta cierto punto. Si tiene poco tiempo,
puede omitir los comentarios contextuales que voy a hacer e ir
directamente a la lista de los seis hechos fundamentales sobre los
chakras que los yoguis modernos no conocen.

En primer lugar, ¿cómo definimos 'chakra'? En las tradiciones


tántricas, a partir de las cuales se deriva el concepto, los chakras
(Skt. Cakra ) son puntos focales para la meditación dentro del cuerpo
humano, visualizados como estructuras de energía que se asemejan a
discos o flores en aquellos puntos donde varios nā nīs (canales o
meridianos) converger. Son estructuras conceptuales y, sin embargo,
tienen una base fenomenológica, ya que tienden a ubicarse donde los
seres humanos experimentan energía emocional y / o espiritual, y la
forma en que se visualizan refleja las experiencias visionarias que
tuvieron los meditadores.

(Arriba dije que Occidente no ha entendido los chakras hasta ahora.


Permítanme aclarar que con 'Occidente' me refiero no solo a la cultura
euroamericana, sino también a los aspectos de la cultura india
moderna informados por la matriz cultural euroamericana. . Dado que
en este momento es casi imposible encontrar una forma de yoga en la
India que no esté influenciada por las ideas euroamericanas al
respecto, cuando uso el término "occidental" también incluyo la
mayoría de las enseñanzas sobre yoga en la India de hoy en día que
existen en El idioma Ingles.)

De acuerdo, te lo diré directamente: en su mayor parte, el yoga


occidental no comprende casi nada acerca de los chakras que la
tradición original pensaba que eran importantes. Verá, si lee un libro
como las famosas Ruedas de la Vida de Anodea Judith o algo
parecido, es importante darse cuenta de que no está leyendo una obra
de filosofía del yoga sino de ocultismo occidental, basada en tres
fuentes principales: 1) trabajos anteriores sobre ocultismo occidental
que toman prestados y adaptan los términos sánscritos sin
comprenderlos realmente (como The Chakras, de Theososofa CW
Leadbeater, 1927); 2) la traducción defectuosa de 1918 de John
Woodroffe de un texto sobre los chakras escrito en sánscrito en 1577
(ver más abajo para más información sobre esto); y 3) libros del siglo
20 de gurús de yoga de la India, que se basan principalmente en las
fuentes 1) y 2). Los libros sobre los chakras basados en la
comprensión sonora de las fuentes originales en sánscrito existen
hasta ahora solo en el mundo académico.

'¿Pero eso importa?' los yoguis me preguntan "Me he beneficiado


tanto del libro de Anodea Judith y a otros como este, ¡no me quites
eso!" No lo haré y no puedo. Cualquier beneficio que haya recibido,
de cualquier fuente, es real si usted lo dice. Estoy aquí para decirles
dos cosas: en primer lugar, que cuando modernos autores occidentales
sobre los chakras implican que están presentando las enseñanzas
antiguas, que están engañando a usted, pero que don ' t saben que son ,
porque no pueden evaluar la validez de sus propios materiales de
origen (ya que no leen sánscrito). En segundo lugar, para aquellos que
estén interesados, estoy aquí para informarles un poco sobre lo que
significan los conceptos yóguicos en su contexto original (porque soy
un académico sánscrito, y un practicante que por casualidad prefiere
las formas tradicionales). Solo usted puede evaluar si eso le beneficia
a usted. No estoy diciendo que los mayores sean intrínsecamente
mejores. No estoy tratando de dar a entender que no hay valor
espiritual para el ocultismo occidental. Solo estoy aproximando la
verdad histórica en palabras simples en inglés lo mejor que puedo. Así
que voy a seguir con esto ahora: los seis hechos fundamentales sobre
los chakras que los yoguis modernos no conocen .
1 . N O H A Y U N S O L O S I S T E M A D E C H AK R A E N L A
T R AD I C I Ó N O R I G I N AL , H A Y M U C H O S .

¡Tantos! La teoría del cuerpo sutil y sus centros de energía


denominados cakra s (o padma s (lotos), ādhāra s, lakṣya s (puntos
focales), etc.) proviene de la tradición del Tantrik Yoga , que floreció
del 600-1300 dC. y sigue vivo hoy. En el Tantrik Yoga maduro
(después del año 900 más o menos), cada unoDe las muchas ramas de
la tradición se articuló un sistema de chakra diferente, y algunas ramas
articularon más de una. Se enseñan sistemas de cinco chakras,
sistemas de seis chakras, siete, nueve, diez, doce, veintiuno y más,
según el texto y el linaje que se mire. El sistema de chakra de siete (o,
técnicamente, 6 + 1) que conocen los yoguis occidentales es solo uno
de muchos, y se convirtió en dominante alrededor del siglo XV
(consulte el punto 4 a continuación).

Ahora, sé lo que estás pensando: "¿Pero qué sistema es


correcto? ¿Cuántos chakras hay realmente? Y eso nos lleva a nuestro
primer gran malentendido. Los chakras no son como órganos en el
cuerpo físico; no son hechos fijos que podamos estudiar como los
médicos estudian las ganglios neuronales (con los que se confundieron
los chakras en el siglo XIX). El cuerpo energético ( sūkshma-sharīra )
es una realidad extraordinariamente fluida, como deberíamos esperar
de cualquier cosa no física y supersensible. El cuerpo energético
puede presentar, hablando experimentalmente, con cualquier número
de centros de energía, dependiendo de la persona y la práctica yóguica
que estén realizando.

Dicho esto, hay algunos centros que se encuentran en todos los


sistemas: específicamente, en la parte inferior del abdomen o en el
centro sexual, en el corazón y en o cerca de la corona de la cabeza, ya
que estos son tres lugares en el cuerpo donde los humanos En todo el
mundo experimentan fenómenos tanto emocionales como
espirituales. Pero aparte de esos tres, hay una gran variedad en los
sistemas de chakras que encontramos en la literatura original. Uno no
es más "correcto" que otro, excepto en relación con una práctica
específica. Por ejemplo, si está haciendo una práctica de cinco
elementos, utiliza un sistema de cinco chakras (vea el punto # 6 a
continuación). Si está internalizando la energía de seis deidades
diferentes, utiliza un sistema de seis chakras. Duh, ¿verdad? Pero esta
información crucial aún no ha llegado al yoga occidental.

Acabamos de empezar por este agujero de conejo, Alice. ¿Quieres


aprender más?
2 . L O S S I S T E M A S D E C H AK R AS S O N P R E S C R I P T I V O S , N O
DESCRIPTIVOS.

Este podría ser el punto más importante. Las fuentes en inglés tienden
a presentar el sistema de chakra como un hecho existencial, utilizando
un lenguaje descriptivo (como "el chakra mūlādhāra está en la base de
la columna vertebral y es rojo", etc.). Pero en la mayoría de las fuentes
originales en sánscrito, no se nos enseña cómo son las cosas, se nos
está dando una práctica yóguica específica: debemos visualizar un
objeto sutil hecho de luz de colores, con forma de loto o de una rueda
giratoria. en un punto específico del cuerpo, y luego activar las sílabas
mántricas en él, para un propósito específico. Cuando entiendes esto,
el punto # 1 arriba tiene más sentido. Los textos son prescriptivos: te
dicen lo que debes hacer para lograr un objetivo específico por medios
místicos. Cuando el sánscrito literal lee, en su forma elíptica, 'loto rojo
de cuatro pétalos en la base del cuerpo' se supone que debemos
entender 'El yogī debe visualizar un loto de cuatro pétalos. . . Vea el
punto # 5 a continuación para más información sobre esto.
3 . L O S E S T AD O S P S I C O L Ó G I C O S A S O C I AD O S C O N L O S
C H AK R A S S O N C O M P L E T A M E N T E M O D E R N O S Y
O C C I D E N T AL E S .

En innumerables sitios web y en innumerables libros, leemos que


el mūlādhārachakra está asociado con la supervivencia y la seguridad,
que el maṇipūra chakra está asociado con la fuerza de voluntad y la
autoestima, y así sucesivamente. El yogui educado debe saber que
todas las asociaciones de los chakras con estados psicológicos son una
innovación occidental moderna que comenzó con Carl Jung. Quizás
tales asociaciones representan realidades experienciales para algunas
personas (aunque generalmente no sin preparación ), pero ciertamente
no las encontramos en las fuentes sánscritas. Solo hay una excepción
que conozco, y ese es el sistema de 10 chakras para músicos yogi en
el que he hecho una publicación de blog. Pero en ese sistema del siglo
XIII, que hacemos noencuentra cada chakra asociado con una
emoción específica o un estado psicológico; más bien, cada pétalo de
cada chakra de loto está asociado con una emoción distinta o un
estado psicológico, y no parece haber un patrón mediante el cual
podamos crear una etiqueta para el chakra en su totalidad.
Pero eso no es todo. Casi todas las muchas asociaciones encontradas
en Anodea Judith's Wheels of Life no tienen base en las fuentes
indias. Judith nos dice que cada chakra está asociado con cierta
glándula corporal, ciertas disfunciones corporales, ciertos alimentos,
un determinado metal, un mineral, una hierba, un planeta, un camino
de yoga, un traje del tarot, una sefira de judíos. ¡Misticismo y arcángel
del cristianismo! Ninguna de estas asociaciones se encuentra en las
fuentes originales. Judith o sus maestros los crearon basándose en
similitudes percibidas. Eso también se aplica a los aceites esenciales y
cristales que otros libros y sitios web afirman que corresponden a cada
chakra. (Debo notar que Judith presenta alguna información de una
fuente original en sánscrito [es decir, el Ṣaṭ-cakra-nirūpaṇa,para lo
cual vea abajo] debajo de la etiqueta 'Símbolos de Lotus' para cada
chakra.)

Esto no quiere decir que poner un cierto tipo de cristal en su vientre


cuando tenga problemas de autoestima e imaginarlo purificando
su chakra maṇipūra podría no ayudarlo a sentirse mejor. Tal vez lo
hará, dependiendo de la persona. Si bien esta práctica ciertamente no
es tradicional, y no se ha probado durante generaciones (lo que
realmente es el punto de la tradición), Dios sabe que hay más en el
cielo y la tierra de lo que se sueña en mi cerebro racionalista.

Pero, en mi opinión, la gente debería saber cuándo el pedigrí de una


práctica es unas pocas décadas, no siglos. Si una práctica tiene valor,
entonces no es necesario que falsifique su procedencia, ¿verdad?

Hola, ¿te gusta este post? ¿Quieres aprender más? Entonces por
favor regístrese en mi lista de correo electrónico ! No recibirás
muchos correos y nunca compartiremos tu correo electrónico.
4 . E L S I S T E M A D E S I E T E C H AK R A S P O P U L A R H O Y E N D Í A
N O S E D E R I V A D E U N A E S C R I T U R A A N T I G U A, S I N O D E U N
T R AT A D O E S C R I T O E N 1 5 7 7 .

El sistema de chakra que siguen los yoguis occidentales es el que se


encuentra en un texto en sánscrito escrito por un chico llamado
Pūrṇānanda Yati. Completó su texto (el Ṣaṭ-chakra-nirūpaṇa o
'Explicación de los seis chakras', que en realidad es el capítulo seis de
una obra más grande) en el año 1577, y se tradujo al inglés hace
exactamente 100 años, en 1918.
En una versión anterior de este post, llamé a este sistema de siete
chakras "tarde y algo atípico". Pero después de unos días, me di
cuenta de que estaba equivocado: una versión más simple del mismo
sistema de siete chakras se encuentra en un texto poscritural del siglo
trece llamado Śāradā-tilaka , aunque ese texto reconoce claramente
que existen múltiples sistemas de chakras. (como sistemas de 12 o 16
chakras). También encontramos una versión más elaborada del mismo
sistema en el Śiva-samhitā de los siglos XIV o XV . Sin embargo, la
mayoría de los yoguis (tanto indios como occidentales) conocen el
sistema de los siete chakras a través del trabajo del siglo XVI de
Pūrṇānanda, o más bien, a través de la traducción un tanto incoherente
y confusa, realizada por John Woodroffe en 1918. Aún así, es lo
suficientemente cierto como para decir que este sistema de siete
chakras ha sido dominante durante los últimos cuatro o cinco
siglos. Pero también es cierto que el sistema de siete chakras
occidentalizado que conoces se basa en la interpretación de ocultistas
de comienzos del siglo XX de una traducción defectuosa de una
fuente no escritural. Esto de ninguna manera lo invalida, sino que
sirve para problematizar su hegemonía.

Tenga en cuenta que el budismo tántrico (por ejemplo, del Tíbet) a


menudo conserva las formas más antiguas y, de hecho, el sistema de
cinco chakras es dominante en esa tradición (así como el sistema más
fundamental de los tres enlaces). Para un sistema típico de cinco
chakras que se encuentra en el Tantra clásico, vea la página 387 de mi
libro, Tantra Iluminado .

5 . E L P R O P Ó S I T O P R I N C I P AL D E U N S I S T E M A D E
C H AK R A S E S F U N C I O N AR C O M O U N A P L AN T I L L A
P AR A N Y Ā S A : I N S T AL AC I Ó N D E M AN T R AS Y D E I D AD E S .

En lo que respecta a los autores originales, el propósito principal de


cualquier sistema de chakra era funcionar como una plantilla
para nyāsa , lo que significa la instalación de mantras y energías de la
deidad en puntos específicos del cuerpo sutil. Entonces, aunque
millones de personas están fascinadas con los chakras de hoy, casi
ninguna de esas personas los está utilizando para el propósito
previsto. Esta bien. Nuevamente, no estoy aquí para hacer que nadie
se equivoque, solo para educar a la gente que está interesada.
Las características más sobresalientes de los sistemas de chakras en
las fuentes originales son estos tres: 1) que los sonidos místicos del
alfabeto sánscrito se distribuyen entre los "pétalos" de todos los
chakras del sistema, 2) que cada chakra está asociado con un el Gran
Elemento específico (Tierra, Agua, Fuego, Viento y Espacio) y 3) que
cada chakra está asociado con una deidad o deidades hindúes
específicas. Esto se debe a que el sistema de chakra es, como dije,
principalmente una plantilla para nyāsa . En nyāsa (lit., 'colocación'),
visualizas una sílaba mántrica específica en una ubicación específica
en un chakra específico en tu cuerpo energético mientras entonas su
sonido en silencio.

Claramente, esta práctica está incrustada en un contexto culturalmente


específico en el que los sonidos del lenguaje sánscrito se ven como
vibraciones excepcionalmente poderosas que pueden formar una parte
efectiva de una práctica mística que produce la liberación espiritual o
beneficios mundanos a través de medios mágicos. Invocar la imagen y
la energía de una deidad específica en un chakra específico también es
culturalmente específico, aunque si los yoguis occidentales llegan a
comprender qué representan esas deidades, la práctica podría ser
significativa para ellos también, aunque probablemente nunca sea tan
significativa como para alguien que creció con esas deidades como
iconos paradigmáticos estampados en sus mentes subconscientes.

Las llamadas deidades causales ( karana-devatā ) figuran en gran


medida en todos los sistemas de chakras. Estas deidades forman una
secuencia fija: desde el chakra más bajo hasta el más alto, son Ganesh,
Brahmā, Vishnu, Rudra, vśvara, Sadāśiva y Bhairava, y el primero y
el último de estos a menudo no aparecen, dependiendo del número de
chakras. La última deidad en la lista de Causas-deidades nunca es la
deidad última del sistema dado, porque esa deidad (quienquiera que
sea) está entronizada en el sahasrāra o loto de mil pétalos en la
corona de la cabeza (lo que técnicamente no es una chakra, ya que los
chakras, por definición, son perforados por Kuṇḍalinī en su ascenso o
descenso, mientras que el sahasrāra es su destino final y su
hogar). Por lo tanto, Bhairava (la forma más esotérica de Shiva) solo
se incluye en la lista de Causas-deidades cuando es trascendida por la
Diosa, siendo esta última la deidad última en muchos de estos
sistemas.

6 . L O S M AN T R AS D E S E M I L L AS Q U E P I E N S AS Q U E V AN
C O N L O S C H AK R A S E N R E AL I D A D V AN C O N L O S
E L E M E N T O S Q U E S E I N S T AL A N E N E S O S C H AK R A S .

Esto es más simple de lo que parece. Se te ha dicho que el mantra de


semillas ( bīja ) del chakra mūlādhāra es LAM. Bueno, no lo es. No
en ninguna fuente sánscrita, ni siquiera en el relato sincrético algo
confuso de Pūrṇānanda. Y el mantra del svādhiṣṭhāna chakra no es
VAM. ¿Esperar lo?

Es simple: LAM (rimas con 'pulgar') es el mantra-semilla del


elemento Tierra , que en la mayoría de las prácticas de visualización
de chakra está instalado en el mūlādhāra . VAM es el mantra semilla
del elemento Agua, que se instala en svādhiṣṭhāna(Al menos, en el
sistema de siete chakras que conoces). Y así sucesivamente: RAM es
la sílaba de Fire, YAM for Wind y HAM for Space. (Todas estas bījas
riman con 'pulgar', aunque debo señalar que en el Tantrik Yoga
esotérico, las bījas elementales en realidad tienen diferentes sonidos
de vocales que se cree que son mucho más poderosos).

Entonces, el punto principal es que los mantras fundamentales


asociados con los primeros cinco chakras en cada sitio web en el que
Google puede realmente no pertenecen a esos chakras per se, sino a
los cinco Elementos instalados en ellos . Es importante saber si
alguna vez desea instalar uno de esos elementos en un lugar
diferente. "¡Jadear! ¿Puedo hacer eso? ”Totalmente. De hecho, en
diferentes linajes Tantrik, encontramos los Elementos instalados en
lugares muy diferentes. Por ejemplo, el linaje Saiddhāntika instaló la
Tierra en el chakra del corazón. ¿Cuál crees que podría ser el efecto en
tus relaciones de instalar siempre el elemento Viento en el centro del
corazón? (Recuerda, YAM es el mantra de Aire / Viento, no
de anāhatachakra, cuyo mantra intrínseco es en realidad OM.)
¿Alguna vez has notado que los yoguis americanos modernos tienen
relaciones realmente inestables? ¿Podría estar posiblemente conectado
a invocar repetidamente al viento en el nivel del corazón? Nahhh ...
(puedo ser divertido ahora porque solo un pequeño porcentaje de mis
lectores han llegado hasta aquí). Así que quizás quieras instalar algo
de Tierra en el corazón en algún momento, porque la conexión a tierra
es buena para tu corazón. En ese caso, es útil saber que LAM es el
elemento mantra de la Tierra, no el mantra mūlādhāra-chakra.

Además, la mayoría de las figuras geométricas asociadas con los


chakras de hoy también pertenecen adecuadamente a los
Elementos. La Tierra está representada tradicionalmente por un
cuadrado (amarillo), Agua por una luna creciente (plateada), Fuego
por un triángulo que apunta hacia abajo (rojo), Viento por un
hexagrama o estrella de seis puntas, y Espacio por un
círculo. Entonces, cuando ves esas figuras inscritas en ilustraciones de
los chakras, ahora sabes que en realidad son representaciones de esos
Elementos respectivos, no de una geometría inherente en el chakra en
sí.

Esto me lleva a mi último punto: incluso una fuente sánscrita puede


confundirse. Por ejemplo, en el texto de Pūrṇānanda del siglo XVI que
es la base del popular sistema de chakra moderno, los cinco Elementos
se instalan en los primeros cinco chakras de un sistema de siete
chakras. Pero esto realmente no funciona, porque en todos los
sistemas clásicos, el elemento Espacio se instala en la corona de la
cabeza, ya que es donde el yogī experimenta una apertura expansiva
hacia el espacio infinito. El espacio es el elemento que se fusiona con
el infinito, por lo que tiene que estar en o cerca de la corona. Yo
especularía que Pūrṇānanda colocó el Espacio en el chakra de la
garganta porque vivió en un momento de creciente adhesión
dogmática a la tradición recibida sin reflexión crítica (una tendencia
que lamentablemente ha continuado), y la tradición que recibió fue
una Kaula en la que las Causas-deidades clásicas fueron empujadas
hacia abajo para dar lugar a otras deidades más altas (específicamente
Bhairava y la Diosa), y los elementos se mantuvieron sin fundamento
fusionados con las deidades y chakras con los que Se asociaron
previamente. (Habiendo dicho eso, el hecho de que Pūrṇānanda se
basara en las fuentes de Kaula no es obvio, porque en lugar de
entronizar a la Diosa en elsahasrāra, como cabría esperar en un
sistema de siete chakras Kaula, encontramos Paramaśiva,
posiblemente debido a la influencia de Vedānta. Vea las preguntas y
respuestas en la sección de comentarios para más información sobre
esto.)
Apenas hemos arañado la superficie de este tema. No, no estoy
bromeando. Es realmente complejo, ya que puede reunirse echando un
vistazo a la literatura académica, como la obra de Dory Heilijgers-
Seelen, o la de Gudrun Bühnemann . Se necesita una paciencia y un
enfoque poco comunes para leer incluso ese trabajo, y mucho menos
para producirlo. Así que esto es lo que espero que sea el resultado de
este post: algo de humildad. Unos pocos menos de autoridad cuando
se trata de temas realmente esotéricos. Tal vez unos pocos maestros de
yoga que intentan decirles a sus estudiantes de qué se tratan los
chakras. Demonios, me siento humilde por la complejidad de las
fuentes originales, y eso es con catorce años de sánscrito en mi haber.

Esto sigue siendo en su mayor parte territorio inexplorado. Entonces,


cuando se trata de los chakras, no digas que sabes. Dígales a sus
estudiantes de yoga que cada libro sobre los chakras presenta solo un
modelo posible. Prácticamente nada de lo escrito en inglés es
realmente autoritario para los practicantes de yoga. Entonces, ¿por qué
no defiende con más suavidad las creencias que ha adquirido sobre el
yoga, incluso mientras sigue aprendiendo? Admitamos que todavía no
entendemos completamente estas antiguas prácticas de yoga; y en
lugar de buscar ser una autoridad en alguna versión simplificada,
puedes invitarte a ti mismo y a tus alumnos a mirar con mayor
claridad, honestidad, más cuidado y más sin juzgar su propia
experiencia interna.

Después de todo, todo lo que cada maestro de yoga ha experimentado


está también en ti.

~~~

Posdata: esta publicación está recibiendo una circulación más amplia


de lo que estoy acostumbrado, y algunas personas que no me conocen
interpretan mi tono irónico como arrogancia o sarcasmo. De hecho,
soy un verdadero softie en el corazón. Lea mi biografía para poder
evaluar mis calificaciones y hacer las declaraciones que hago.

http://hareesh.org/blog/2016/2/5/the-real-story-on-the-chakras
Una imagen del siglo XVII de varios chakras de Nepāl.