Sei sulla pagina 1di 4
DOMINGO 3 DE ADVIENTO 16 DE DICIEMBRE 2018 -Nº 2437 -CICLO C e-mail’s : agapeceb@gmail.com
DOMINGO 3 DE ADVIENTO 16 DE DICIEMBRE 2018 -Nº 2437 -CICLO C
e-mail’s : agapeceb@gmail.com – hojadominicalceb@gmail.com
http://liturgia.iglesia.org.bo

¿QUÉ DEBEMOS HACER? (Lc 3,10)

Lema: “Misioneros de Cristo que vino, que viene y vendrá”

Ante la proximidad de la Navidad, la Liturgia nos invita insistentemente a la alegría: ‘Regocíjate…, grita de júbilo… alégrate y goza de todo corazón” (primera lectura). Y san Pablo exhorta a los cristianos de Filipos: “Estén siempre alegres en el Señor…, estén alegres” (segunda lectura). Pero, ¿hay motivos para estar alegres?

Respuesta del profeta Sofonías y de san Pablo El Profeta y el Apóstol superan y dejan atrás la alegría de los bienes materiales, del dinero mal ganado, de las comilonas, de lucir trajes de última moda… viene de la experiencia de saber que Dios está siempre en medio de nosotros y se complace amándonos y haciéndonos partícipes de su Fiesta. Pero esto ¿no es pura espiritualidad, pura mística?

El mensaje del Evangelio nos responde Leemos, en el Evangelio, la llamada a la conversión hecha por el Bautista. Se acercaron

a él, expresando su inquietud y sus buenas intenciones con esta pregunta: ¿Qué debemos hacer? El profeta les pide ‘convertirse’. La conversión no es sólo una actitud interior o individual, sino que debe manifestarse en gestos concretos de justicia, solidaridad y amor. Por eso las personas con dinero, los publicanos y los soldados escuchan hoy la recia palabra de Juan que les exige compartir sus bienes, evitar la corrupción por codicia y no emplear la violencia para dominar.

Esta conducta social y solidaria es el camino seguro para gozar la verdadera alegría. Hoy más que nunca los cristianos somos conscientes de que nuestro mensaje se hará creíble por el testimonio de nuestras obras. Los cristianos no podemos estar con los brazos cruzados, sin hacer nada, mientras los ‘señores’ de este mundo juegan con las personas y las manipulan según sus propios intereses.

las personas y las manipulan según sus propios intereses. PREGUNTAS DE REFLEXIÓN ¿Qué te recuerdan los
PREGUNTAS DE REFLEXIÓN ¿Qué te recuerdan los tres grupos de personas del Evangelio? //Como cristiano
PREGUNTAS
DE
REFLEXIÓN
¿Qué te recuerdan los tres grupos de personas del Evangelio? //Como cristiano católico ¿qué debes
hacer para ser feliz y sembrar felicidad en tu entorno?//¿De qué manera vienes preparándote al gran
acontecimiento del Nacimiento de Jesús?
RITOS INICIALES
2. SALUDO

M. Hoy, la liturgia nos invita a estar alegres, porque el Señor está cerca y viene a nuestro encuentro. Que esta celebración Eucarística sea una oportunidad para revisar nuestra vida y nuestro fiel seguimiento a Jesucristo, nuestro Señor, que vino, que viene y que vendrá.

1. CANTO DE ENTRADA “Cerca está el Señor” (VSJ 338; E.R3308) Cerca está el Señor, cerca está el Señor; cerca de mi pueblo, cerca del que lucha con amor. Cerca está el Señor, cerca está el Señor; es el peregrino que comparte el dolor.

También está el Señor, le conocerás en el que lucha por la igualdad. También está el Señor, le conocerás en el canta la libertad. También está el Señor, no olvides su voz, sufre el gran dolor del oprimido.

C. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

C.

El Señor, que viene a salvarnos, esté con todos ustedes.

R.

Y con tu espíritu.

Encendido del tercer Cirio de la Corona de Adviento. M: Las familias, ante el nacimiento de un niño o de una niña, se preparan a acogerlo en un clima gozoso. Los

textos de la Palabra de Dios de este domingo nos invitan

a la alegría.

C: La mamá, María Santísima, pronto dará a luz al Salvador, al que es Luz del mundo. Con estos sentimientos encendemos los tres Cirios de la Corona de Adviento. La luz vence toda oscuridad y es motivo de alegría. (Se entona el canto de entrada y alguien de la asamblea, o el Sacerdote, enciende tres Cirios de la Corona).

C: Padre bueno, cuando se cumplió el tiempo, nos enviaste

a tu Único Hijo, el primero entre muchos hermanos, para

que nos uniera contigo. Cuando Él vuelva nos convidará al Banquete de la Vida en la alegría de tu casa. Confiando totalmente en esta promesa, celebraremos la Eucaristía, Sacramento de nuestra fe y compromiso.

3.

ACTO PENITENCIAL

C.

Pongámonos ahora en silencio ante el Señor. Pidámosle

que descienda sobre nosotros su gracia, su amor, su perdón. (Silencio breve).

C. Tú que vienes a visitar a tu pueblo con la paz:

Señor, ten piedad (Cantado). C. Tú que vienes a salvar lo que está perdido:

Cristo, ten piedad C. Tú que vienes a crear un mundo nuevo:

Señor, ten piedad

nosotros,

perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. Amén.

C.

Dios

todopoderoso

tenga

misericordia

de

4.

ORACIÓN COLECTA

C.

Oremos (Silencio). Dios y Padre nuestro, que acompañas

bondadosamente a tu pueblo en la fiel espera del nacimiento de tu Hijo, concédenos festejar con alegría su venida y alcanzar el gozo que nos da su salvación. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén. LITURGIA DE LA PALABRA 5.

LITURGIA DE LA PALABRA

5.

PRIMERA LECTURA

M.

El mensaje del Profeta despierta y anima al pueblo

hundido en la tristeza del exilio. Está pronto el tiempo en que Dios intervendrá y su pueblo será libre y gozará de la felicidad que ansía.

Lectura de la profecía de Sofonías 3, 14 – 18a

¡Grita de alegría, hija de Sión! ¡Aclama, Israel! ¡Alégrate y regocíjate de todo corazón, hija de Jerusalén! El Señor ha retirado las sentencias que pesaban sobre ti y ha expulsado a tus enemigos. El Rey de Israel, el Señor, está en medio de ti: ya no temerás ningún mal. Aquel día, se dirá a Jerusalén: ¡No temas, Sión, que no desfallezcan tus manos! ¡El Señor, tu Dios, está en medio

de ti, es un guerrero victorioso! Él exulta de alegría a causa de ti, te renueva con su amor y lanza por ti gritos de alegría, como en los días de fiesta. Palabra de Dios/Te alabamos, Señor.

6. SALMO RESPONSORIAL 12, 2 - 6

R. ¡Aclamemos al Señor con alegría!

Éste es el Dios de mi salvación:

yo tengo confianza y no temo, porque el Señor es mi fuerza y mi protección; Él fue mi salvación. R. Ustedes sacarán agua con alegría de las fuentes de la salvación. Den gracias al Señor, invoquen su Nombre, anuncien entre los pueblos sus proezas, proclamen qué sublime es su Nombre. R. Canten al Señor porque ha hecho algo grandioso:

¡que sea conocido en toda la tierra! ¡Aclama y grita de alegría, habitante de Sión, porque es grande en medio de ti el Santo de Israel! R.

7. SEGUNDA LECTURA

M. El Apóstol invita a la comunidad de Filipos a vivir en permanente alegría, por que el Señor está cerca. Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Filipos 4, 4-7 Hermanos:

Alégrense siempre en el Señor. Vuelvo a insistir, alégrense. Que la bondad de ustedes sea conocida por todos los hombres. El Señor está cerca. No se angustien por nada, y en cualquier circunstancia, recurran a la oración y a la súplica, acompañadas de acción de gracias, para presentar sus peticiones a Dios. Entonces la paz de Dios, que supera todo lo que podemos pensar, tomará bajo su cuidado los corazones y los pensamientos de ustedes en Cristo Jesús. Palabra de Dios. / Te alabamos, Señor.

en Cristo Jesús. Palabra de Dios. / Te alabamos, Señor.   8. EVANGELIO   M. Juan
 

8. EVANGELIO

 

M. Juan el Bautista nos hace una fuerte llamada

«Maestro, ¿qué debemos hacer?»

a

cambiar de vida. La conversión cristiana debe

Él les respondió: «No exijan más de lo estipulado.»

A su vez, unos soldados le preguntaron:

manifestarse en gestos concretos de justicia, solidaridad y amor. Esta es la mejor disposición para recibir a Jesús, quien nos dará el Espíritu Santo.

«Y nosotros, ¿qué debemos hacer?»

 

Juan les respondió:

Aleluia. El Espíritu del Señor está sobre mí,

Él me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres. Aleluia.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas 3, 2b-3.10-18 Dios dirigió su palabra a Juan Bautista, el hijo de Zacarías, que estaba en el desierto. Éste comenzó a recorrer toda

«No extorsionen a nadie, no hagan falsas denuncias y conténtense con su sueldo.»

Como el pueblo estaba a la expectativa y todos se preguntaban si Juan no sería el Mesías, él tomó la palabra y les dijo: «Yo los bautizo con agua, pero viene uno que es más poderoso que yo, y yo ni siquiera soy digno de desatar la correa de sus sandalias; Él los bautizará en el Espíritu Santo y en el fuego. Tiene en su mano la horquilla para limpiar su era y recoger el trigo en su granero. Pero consumirá la paja en el fuego inextinguible.»

Y por medio de muchas otras exhortaciones, anunciaba al pueblo la Buena Noticia.

la

región del río Jordán, anunciando un bautismo de

conversión para el perdón de los pecados. La gente le preguntaba: «¿Qué debemos hacer entonces?» Él les respondía: «El que tenga dos túnicas, dé una al que no tiene; y el que tenga qué comer, haga otro tanto.»

Algunos publicanos vinieron también a hacerse bautizar y le preguntaron:

Palabra del Señor./ Gloria a Ti, Señor, Jesús.

9 . HOMILÍA/SILENCIO

10. PROFESIÓN DE FE

Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del

cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra

y gracia del Espíritu Santo, nació de santa María

Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén

11. ORACIÓN UNIVERSAL

C. Gozosos por el anuncio de la Venida de Jesucristo, oremos hermanos, a Dios nuestro Padre, en la esperanza de nuestra salvación y liberación. A cada intención respondemos: Ven, Señor Jesús.

Para que visite su Iglesia, le conceda la unidad y la gobierne con su asistencia. Oremos. Oremos.

Para que bajo la protección divina nuestros tiempos sean de paz y nuestra vida llena de bendiciones. Oremos. Oremos.

Para que con su Venida alivie los dolores de los enfermos, dé paz y alegría a cuanto carecen de ellas y libre al mundo de todos los males. Oremos. Oremos.

Para que cuantos celebramos su Primera Venida, merezcamos llegar con sentimientos de fiesta, a su glorioso Retorno al fin de los tiempos. merezcamos llegar con sentimientos de fiesta, a su glorioso Retorno al fin de los tiempos. Oremos.

(La Asamblea formula otras intenciones recogiendo los hechos de la actualidad)

C. Te, pedimos, Dios todopoderoso y eterno, que escuches nuestras oraciones y derrames sobre nosotros abundantes gracias. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

abundantes gracias. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén. LITURGIA DE LA EUCARISTÍA 12. CANTO DE LAS OFRENDAS.

LITURGIA DE LA EUCARISTÍA

12. CANTO DE LAS OFRENDAS. “En tus manos divinas de

Padre” (VSJ 136; E.R. 1502) En tus manos divinas de Padre hemos puesto, Señor, nuestro mundo.

Estos brazos que elevan alegres las ofrendas de vino y de pan.

Esta tierra labrada con pena, donde brilla velada tu luz.

El trabajo que une a los hombres

con abrazo de esfuerzo común.

13. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

C. Ayúdanos, Padre, a ofrecerte este sacrificio como expresión de nuestra propia entrega, para que así cumplamos debidamente lo que Tú mismo nos mandaste celebrar y obtengamos la plenitud de la salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

de la salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén. PLEGARIA EUCARÍSTICA 14. CANTO DE COMUNIÓN: “ No

PLEGARIA EUCARÍSTICA

14. CANTO DE COMUNIÓN: “No podemos caminar”

(VSJ.211;E.R. 2328) No podemos caminar con hambre bajo el sol.

Danos siempre el mismo pan, tu Cuerpo y Sangre,

Señor.

1. Comamos todos de este Pan el Pan de la unidad:

en un Cuerpo nos unió el Señor por medio del amor.

2. Señor, yo tengo sed de Ti, sediento estoy de Dios; pero pronto llegaré a ver el rostro del Señor.

3. Por el desierto el pueblo va cantando su dolor; en la noche brillará tu luz: nos guía la verdad.

15.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

C.

Señor y Dios nuestro, imploramos tu clemencia para

que la fuerza de este alimento divino, liberándonos de todo pecado, nos prepare para la celebración del nacimiento de

tu Hijo. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén

Hijo. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén RITO DE CONCLUSIÓN M.

RITO DE CONCLUSIÓN

M. Hermanos: Que la cercanía de la Natividad de

Jesús nos ayude a mantener viva nuestra esperanza

y a renovar nuestro compromiso cristiano en medio

de nuestra familia, trabajo y comunidad. Recibamos la bendición de Dios para nosotros y nuestras familias.

16.

BENDICIÓN SOLEMNE DE ADVIENTO

C.

El Señor esté con ustedes

R.

Y con tu espíritu

C.

Dios todopoderoso y lleno de misericordia, por la

primera Venida de su Hijo Unigénito, en la que creemos,

y

por la Segunda que esperamos, los ilumine con su luz

y

los colme de sus bendiciones. R/. Amén.

C. En el camino de esta vida los haga constantes en la fe,

alegres en la esperanza y activos en la caridad. R/. Amén.

C. Para que celebrando la Venida en el tiempo de

nuestro Redentor, sean compensados con el don de

la vida eterna cuando Él venga por segunda vez en la

gloria. R/. Amén.

C. Y la bendición de Dios todopoderoso, del Padre,

del Hijo () y del Espíritu, descienda sobre ustedes y

permanezca para siempre. Amén.

17. CANTO FINAL: “Madre de la esperanza” (VSJ 624; E.R. 2757) Madre de la esperanza te venimos a cantar con alegría sentida y el alma llena de amor filial. Madre llena de vida, de amor y de humildad. Madre la mujer que sufre, pero que nunca se cansa de amar. María bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de vientre, Jesús. Tú cantas al Dios de la vida que en tu ser quiso habitar, que la alegría trae la noticia de los que anuncian la paz. Madre de Latinoamérica, compañera en nuestro andar, eres la luz en el camino

y que nos lleva a la libertad.

SUGERENCIAS PARA LA CELEBRACIÓN 4En Rito de Entrada llevar los iconos: Profeta Isaías, Juan el
SUGERENCIAS PARA LA CELEBRACIÓN
4En Rito de Entrada llevar los iconos: Profeta Isaías, Juan el Bautista, José de Nazareth y colocarlos en lugar
visible. En la Homilía el Sacerdote explica a los fieles el mensaje que nos dan dichos personajes.
4Encender el tercer cirio de la Corona de Adviento.
4La comunidad de fieles medita en silencio el mensaje de la Palabra.
4Antes de la bendición, el Sacerdote exhorta a los fieles congregados a preparar muy bien el pesebre de Navidad
en los hogares.

Una voz grita en el desierto

Realidades que amenazan a los pueblos del continente • Crece el flujo migratorio. Los migrantes

Realidades que amenazan a los pueblos del continente

Crece el flujo migratorio. Los migrantes exponen su vida al buscar rutas arriesgadas y humillantes.

Aumenta la pobreza, producto de las estructuras injustas que generan exclusión y marginación.

Crece la violencia e inseguridad ciudadana, el lavado del dinero, las violaciones a los Derechos Humanos.

Tenemos democracias frágiles e inestables, gobiernos dictatoriales que buscan el interés de su partido.

Corrupción generalizada que atenta contra las libertades individuales y colectivas.

Los pobres son los más afectados por estas situaciones:

- No tienen trabajo, tampoco gozan de servicios básicos.

- Les toca vivir diariamente la tragedia de la inseguridad.

- Son manipulados con migajas de favores.

Enderecen el camino del Señor:

Los cristianos en general estamos llamados a ser la voz que no calla ante injusticias y donde los desechados de la sociedad y la gente sin influencia son los mas desprotegidos.

Que este Adviento sea un tiempo que nos ayude a convertirnos a Cristo viviendo el programa de las Bienaventuranzas.

LOS OBISPOS DE BOLIVIA NOS EXHORTAN:

“El mundo necesita conocer la luz del Evangelio de Cristo. Una luz que no encandila
“El mundo necesita conocer la luz del Evangelio de Cristo. Una luz que no encandila sino que
ilumina con mucho respeto la conciencia y la historia de cada persona. El discípulo misionero
debe ayudar a descubrir la luz; él no es la luz, sino que con humildad favorece que la Luz de Cristo
se encienda en el interior de las personas. La Luz es Cristo y su Evangelio.”
(CEB, Enfoque y Directrices 2018, n 105)
Dios nos habla cada día: del 17 al 23 de Diciembre. Liturgia de las Horas:
Dios nos habla cada día: del 17 al 23 de Diciembre.
Liturgia de las Horas: III Semana.
Lunes:
Martes:
Gn 49,2.8-10; Sal 71,2.3-4ab.7-8.17; Mt 1,1-17
Jr 23,5-8; Sal 71,2.12-13.18-19; Mt 1,18-24
Miércoles: Jc 13,2-7.24-25a; Sal 70,3-4a.5-6ab.16-17; Lc 1,5-25
Jueves:
Viernes:
Sábado:
Is 7,10-14; Sal 23,1-2.3-4ab.5-6; Lc 1,26-38
Ct 2,8-14; Sal 32,2-3.11-12.20-21; Lc 1,39-45
1Sm 1,24-28; Sal Resp: 1Sm 2,1.4-5.6-7.8abc; Lc 1,46-56
Domingo, 4 de Adviento: Mi 5,1-4a; Sal 79,2ac.3b.15-16.18-19; Hb 10,5-10; Lc 1,39-45
ÁREA DE EVANGELIZACIÓN, SECCIÓN: LITURGIA • Casilla 7857 • Teléfono: 2406790- 2406908 • Fax: 2406817
Visítanos en: