Sei sulla pagina 1di 6

NEGOCIOS INTERNACIONALES

Capítulo 2

DIFERENCIAS NACIONALES EN ECONOMÍA POLÍTICA

de ellos regresarían a casa en 2009, debido a que los proyectos de construcción en el Golfo, donde muchos de ellos
trabajaban, fueron reducidos o cancelados. También era probable que las ganancias provenientes del Canal de Suez,
que habían sido de 5.2 mil millones de dólares en 2008, experimentaran una caída de 25% en 2009 a medida que el
volumen del transporte mundial por barco se deslizaba en los albores de la desaceleración económica mundial.
Además, Egipto sigue siendo un país donde existe una tremenda brecha entre los ricos y los pobres. Casi 44% de los
egipcios están clasificados como pobres o en extrema pobreza, el salario promedio es de menos de cien dólares al
mes, y 2.6 millones de personas están tan empobrecidas que su ingreso completo no puede cubrir sus necesidades
alimentarias básicas. Estos sectores marginados llevan vidas que contrastan crudamente con las de la élite rica, cuyos
integrantes recibieron su educación en Occidente. Si se combina la aguda desaceleración de la economía con esa
brecha entre ricos y pobres, se abre la posibilidad de que estallen tensiones políticas y sociales que bullen desde hace
mucho tiempo. Aunque nominalmente constituye una democracia estable con un gobierno secular, Egipto es de
hecho un Estado autocrático. El presidente Hosni Mubarak ha permanecido en el poder por más de un cuarto de
siglo. Hay señales de que Mubarak, quien actualmente tiene 80 años, tratará de pasarle las riendas del poder a su hijo.
Aunque se realizan elecciones, están lejos de ser libres y justas. Los partidos de oposición son mantenidos bajo
control mediante el acoso policiaco, y sus líderes han sido encarcelados bajo cargos fabricados. En las recientes
elecciones municipales, el régimen descalificó a todos menos a un puñado de miembros del partido de la oposición,
la Hermandad Musulmana, que posee fuertes raíces islámicas, para que pudieran aspirar a un cargo público. Esta
maniobra permitió al partido en el poder, el Partido Nacional Democrático, postularse sin oposición en 80% de los
distritos, y así ganó 51 000 de los 52 000 escaños. Pero la participación de los votantes, que fue de 5%, reflejó cuán
privada del derecho al voto se sintió la población. Dada la situación económica y política, es fácil prever una
turbulencia económica derramándose en la arena política, la cual desestabilizará al país y lo colocará en la ruta de un
futuro incierto.

SISTEMAS POLÍTICOS

 El sistema político de un país moldea sus sistemas económico y legal.2 Por eso, debemos entender la naturaleza de los
sistemas políticos antes de analizar los otros dos. Por sistema político entendemos el sistema de gobierno de una
nación. Los sistemas políticos se evalúan en dos dimensiones. La primera es la medida en que destacan el colectivismo
negocios internacionales

o el individualismo; la segunda, el grado en que son democráticos o totalitarios. Estas dimensiones se relacionan: los
sistemas que subrayan el colectivismo se inclinan al totalitarismo, en tanto que los sistemas que otorgan mayor valor al
individualismo tienden a ser democráticos. Sin embargo, hay grandes superposiciones entre ellos. Es posible tener
sociedades democráticas que opten por una mezcla de colectivismo e individualismo. Del mismo modo, hay
sociedades totalitarias que no son colectivistas.

COLECTIVISMO E INDIVIDUALISMO

– El colectivismo es un sistema político que da la primacía a las metas colectivas antes que a las individuales.3
Cuando impera, las necesidades del conjunto de la sociedad se consideran más importantes que las libertades
individuales. En tales circunstancias, el derecho de un individuo a hacer algo se restringe con el argumento de que
va en contra del “bien de la sociedad” o “bien común”

SOCIALISMO
 Los socialistas modernos sitúan sus raíces intelectuales en Karl Marx (1818-1883), aunque está claro que el socialismo
es anterior a él (como se sugirió antes, hay elementos socialistas en los escritos de Platón). Marx decía que en una
sociedad capitalista en la que no se restringen las libertades individuales, unos cuantos se benefician a expensas de la
mayoría

DEMOCRACIA Y TOTALITARISMO
La democracia y el totalitarismo están en los extremos opuestos del espectro político. La democracia es el sistema
político en el cual el gobierno es del pueblo, y éste ejerce su poder de manera directa o a través de representantes
elegidos. El totalitarismo es una forma de gobierno en la que una persona o partido político ejerce el control absoluto
sobre todas las esferas de la vida humana y prohíbe la existencia de partidos políticos de oposición. La dimensión
democracia-totalitarismo no es independiente de la dimensión colectivismo-individualismo. La democracia y el
individualismo van a la par, lo mismo que la versión comunista del colectivismo y el totalitarismo. Sin embargo, hay
algunas áreas grises en medio. Es posible tener un Estado democrático en el que predominen los valores colectivos,
así como un Estado totalitario hostil al colectivismo y en el que se fomente algún grado de individualismo, en
particular en la esfera económica. Por ejemplo, China transitó a una mayor libertad individual en la esfera económica,
pero el país todavía está regido por una dictadura totalitaria en la que se limitan las libertades políticas.

SISTEMAS ECONÓMICOS
A partir del estudio de la sección anterior debe quedar claro el vínculo entre ideología política y sistema económico.
Es más probable que encontremos sistemas de economía de mercado en países donde las metas de los individuos
tienen primacía sobre las colectivas. Por el contrario, en los países donde las metas colectivas tienen preeminencia,
el Estado asume el control de muchas empresas y el mercado, el cual antes que libre está controlado. Podemos
identificar tres sistemas económicos generales: economía de mercado, planificada y mixta.

2
negocios internacionales

ECONOMÍA DE MERCADO
En una economía de mercado pura todas las actividades productivas son realizadas por empresas privadas, en lugar
de pertenecer al Estado. Nadie planifica los bienes y servicios que produce un país. La oferta y la demanda determinan
la producción, y ello afecta a los productores mediante el sistema de precios. Si la demanda de un producto excede
la oferta, los precios aumentan, lo que incita a los productores a producir más. Si la oferta supera a la demanda, los
precios bajan y los productores fabrican menos. Según los teóricos de este sistema, los consumidores mandan.

ECONOMÍA PLANIFICADA
En una economía planificada pura el gobierno determina los bienes y servicios que produce un país, así como sus
volúmenes y precios. En concordancia con la ideología colectivista, el objetivo de este tipo de sistema económico es
que el gobierno distribuya los recursos para “el bien de la sociedad”. Además, en ella, todas las empresas pertenecen
al Estado, bajo el argumento de que el gobierno puede ordenarles que inviertan de la forma que responda al interés
de toda la nación, más que a los intereses de individuos particulares. Históricamente, había economías planificadas
en los países comunistas en los que las metas colectivistas tenían prioridad sobre las individuales. Desde la caída del
comunismo, a finales de la década de 1980, las economías planificadas se han reducido de manera radical. Algunos
elementos de tal economía se aprecian todavía en ciertas naciones democráticas que tuvieron gobiernos de tendencias
socialistas.

ECONOMÍA MIXTA
Entre las economías de mercado y las planificadas se encuentran las economías mixtas. En una economía mixta,
ciertos sectores se dejan en manos privadas, sujetos a los mecanismos del libre mercado, en tanto otros son propiedad
del Estado, y el gobierno los planifica. Las economías mixtas fueron muy comunes en el mundo, aunque ya no tanto.
No hace mucho, Gran Bretaña, Francia y Suecia eran seguidores de este modelo, pero la privatización general redujo
las propiedades estatales en las tres naciones

SISTEMAS LEGALES
El sistema legal de un país comprende las reglas, o leyes, que dictan el comportamiento, y los mecanismos con que
se aplican esas leyes y se ventilan las diferencias. El sistema legal de un país es de inmensa importancia para las
empresas internacionales. Las leyes regulan las prácticas de los negocios, definen la manera en que se llevarán a cabo
las transacciones comerciales y fijan los derechos y obligaciones de los participantes. El entorno legal de cada país
varía significativamente. Como veremos, las diferencias entre los sistemas legales se relacionan con el atractivo de un
país como mercado o destino de inversiones.

3
negocios internacionales

SEGURIDAD DEL PRODUCTO Y RESPONSABILIDAD


Las leyes de seguridad de los productos fijan las normas de seguridad que deben cumplir los artículos. La
responsabilidad derivada del producto es la que deben asumir una empresa y sus directivos cuando un producto
causa lesiones, muertes o daños. Esta responsabilidad puede ser mucho mayor si un producto no cumple con las
normas de seguridad exigidas. Hay leyes tanto civiles como penales respecto de la responsabilidad derivada de los
productos. Las leyes civiles imponen multas e indemnizaciones. Las leyes de responsabilidad penal implican multas
y penas de cárcel. Las dos clases de leyes son más amplias en Estados Unidos que en cualquier otro país, si bien
muchas otras naciones occidentales también cuentan con amplias leyes de responsabilidad penal. Por el contrario,
éstas carecen de rigor en los países menos desarrollados. Un incremento drástico de las demandas e indemnizaciones
por este concepto en Estados Unidos encareció de manera notable los seguros de responsabilidad. Muchos ejecutivos
afirman que los elevados costos de estos seguros restan competitividad a las empresas estadounidenses en el mercado
mundial.

DETERMINANTES DEL DESARROLLO ECONÓMICO


Los sistemas político, económico y legal de un país tienen un efecto profundo en el nivel de desarrollo económico
y, por consiguiente, en su atractivo como posible mercado o sitio de producción de una empresa. Aquí veremos
primero las diferencias de desarrollo de los países, y luego, el efecto de la economía política en el progreso económico.

ECONOMÍA POLÍTICA Y PROGRESO ECONÓMICO


Con frecuencia se dice que el desarrollo económico de un país depende de sus sistemas económico y político. ¿Cuál
es, entonces, la naturaleza de la relación entre economía política y progreso económico? Desde hace tiempo esta
pregunta es objeto de debates acalorados entre académicos y funcionarios públicos. A pesar de la duración del debate,
no deja de ser una pregunta a la que no puede darse una respuesta directa. Sin embargo, es posible espigar las
principales líneas de argumentación y hacer algunas generalizaciones sobre la naturaleza de la relación entre economía
política y progreso económico.

ESTADOS EN TRANSICIÓN
La economía política de muchos países cambió de manera radical desde finales de la década de 1980. Se manifestaron
dos tendencias. En primer lugar, a finales de esa década y principios de la siguiente, una ola de revoluciones
democráticas recorrió el mundo. Los gobiernos totalitarios se derrumbaron y surgieron otros electos por sufragio,
más interesados que sus antecesores en el capitalismo de libre mercado. En segundo lugar, se produjo un marcado
alejamiento de las economías planificadas y mixtas en favor del modelo de economía de libre mercado. Veremos
primero la difusión de la democracia, y después, la propagación de las economías de libre mercado.

4
negocios internacionales

LA NATURALEZA DE LA TRANSFORMACIÓN ECONÓMICA


El cambio hacia un sistema económico de mercado entraña varias etapas: desregulación, privatización y creación de
un sistema legal para proteger los derechos de propiedad.

RESUMEN
En este capítulo revisamos cómo varían los sistemas políticos, económicos y legales en distintos países. Los
posibles beneficios, costos y riesgos de hacer negocios en ellos dependen de estos sistemas. En el capítulo
señalamos los puntos siguientes:

1. Son dos los aspectos que se deben evaluar en los sistemas políticos: el grado en que optan por el colectivismo o
el individualismo, y la medida en que son democráticos o totalitarios.

2. El colectivismo es una ideología en la que se considera que las necesidades de la sociedad son más importantes
que las del individuo. En síntesis, es una defensa de la intervención del Estado en las actividades económicas y,
en el caso del comunismo, una dictadura totalitaria.

3. El individualismo es una ideología que se basa en la primacía de las libertades de los individuos en los aspectos
político, económico y cultural. Este enfoque defiende los ideales democráticos y la economía de libre mercado.

4. Democracia y totalitarismo representan los extremos opuestos del espectro político. En las democracias
representativas, los ciudadanos eligen periódicamente a quienes los representen, a la vez que las libertades políticas
están garantizadas en una constitución. En un Estado totalitario, un partido, grupo o individuo monopoliza el
poder político y les niega a los ciudadanos las libertades políticas básicas.

5. Existen tres grandes tipos de sistemas económicos: economía de mercado, planificada y mixta. En las economías
de mercado no se controlan los precios y predomina la empresa privada. En una economía planificada, los
planificadores centrales fijan los precios, el Estado posee los medios de producción y se prohíbe la propiedad
privada. Una economía mixta posee elementos de las dos anteriores

6. Las diferencias nacionales entre las estructuras legales pueden tener consecuencias graves para el funcionamiento
de las empresas internacionales. El grado en que se protegen los derechos de propiedad varía de manera notable
de un país a otro, así como las leyes sobre seguridad y responsabilidad de los productos, y la naturaleza del derecho
contractual.

7. El ritmo del crecimiento económico de un país depende del grado en que una economía de mercado funcional
proteja los derechos de propiedad.

8. En la actualidad, muchos países son Estados en transición. Hay un marcado alejamiento de los gobiernos
totalitarios y de los sistemas de economía planificada o mixta, en favor de las instituciones políticas democráticas
y los sistemas económicos del libre mercado.

9. El atractivo de un país como mercado o destino de inversión depende de equilibrar la probabilidad de obtener
beneficios de largo plazo por hacer negocios en ese país, y sus posibles costos y riesgos.

5
negocios internacionales

10. Los beneficios de comerciar en un país dependen del tamaño del mercado (por su población), la riqueza actual
(poder de compra) y sus perspectivas de crecimiento. Cuando se invierte pronto en países que ahora son pobres
pero que crecen con rapidez, las empresas pueden obtener la ventaja de ser los primeros en entrar al mercado, lo
cual en el futuro les dejará dividendos sustanciales.

11. Los costos de hacer negocios en un país son mayores si se debe pagar a los políticos a cambio de penetrar en el
mercado, si falta o no está desarrollada la infraestructura de apoyo, y si es caro acatar leyes y normas locales.

12. Los riesgos de hacer negocios en un país son mayores si éste sufre inestabilidad política, está sujeto a una mala
administración financiera y carece de un sistema legal que proteja de manera adecuada los derechos de la
propiedad e imponga el cumplimiento de los contratos.

REFERENCIAS:

http://webdelprofesor.ula.ve/economia/oscared/materias/E_E_Mundial/Negocios_internacional
Charles_Hill_8va_ed.pdf