Sei sulla pagina 1di 3

JUAN TERRAZAS MEDINA

Métodos para control de brotes en pozos petroleros.

Método del perforador.


Se basa en el principio básico de control, requiere de un ciclo de circulación
completo para que los fluidos invasores circulen fuera del espacio anular utilizando
el fluido de perforación con densidad original a un gasto y presión constante así
como un estrangulador ajustable.
Este método se usa ampliamente por su relativa aplicación ya que al detectar la
presencia de un brote se toman medidas inmediatas para desalojarlo, tomando en
cuenta las restricciones que se indican en la hoja de control de brotes.
Secuencia del método:
 Primera circulación.
1. Registre presiones estabilizadas de TR Y TP.
2. Lentamente inicie el bombeo y abra el estrangulador para alcanzar el régimen
reducido (EPM) y la presión que se observa al cierre en TR.
3. Obtenido lo anterior registre presión en TP.
4. Mantenga esta presión en la TP constante, manipulando el estrangulador
hasta evacuar el brote.
5. Después de evacuar el brote, simultáneamente cierre el pozo y pare el
bombeo. El pozo deberá quedar con presiones iguales en TR Y TP. Estas
presiones deben ser iguales como mínimo a la registrada al cierre
estabilizado de TP. Ahora el pozo está bajo control pero no muerto.

 Segunda circulación.
1. Las presiones en TP y TR deben ser iguales.
2. Lentamente inicie el bombeo y abra el estrangulador para alcanzar el régimen
reducido (EPM) y la presión observada en TR. Mantenga esta situación hasta
que el fluido de perforación llegue hasta la barrena, operando el
estrangulador.
3. Al llegar el fluido de perforación de control a la barrena se registra la presión
observada en TP, ahora esta presión es la que se debe mantener hasta que
el fluido de perforación de control llegue a la superficie.
4. Pare la bomba y verifique el flujo.
5. Si no hay flujo, se ha controlado totalmente el pozo.
JUAN TERRAZAS MEDINA

Método del ingeniero (de densificar y esperar).


Este método implica que estando el pozo cerrado se tenga que esperar mientras se
prepara fluido de perforación con la densidad adecuada y equilibrar la presión
hidrostática con la presión de formación, así como recabar los datos necesarios y
efectuar los cálculos necesarios para llevar a cabo el control del pozo.
Secuencia del método:
1. Abra el estrangulador y simultáneamente inicie el bombeo de fluido de
perforación con densidad de control a un gasto reducido (QR).
2. Ajustando el estrangulador, iguale la presión en el espacio anular a la presión
de cierre de la tubería de revestimiento (PCTR).
3. Mantenga la presión del espacio anular constante, con ayuda del
estrangulador hasta que la densidad de control llegue a la barrena.
4. Cuando el fluido de perforación llegue a la barrena, lea y registre la presión
en la tubería de perforación TP.
5. Mantenga constante el valor de la presión en la tubería de perforación,
auxiliándose del estrangulador; si la presión incrementa, abra el
estrangulador; si disminuye, cierre.
6. Continúe circulando manteniendo la presión en la tubería de perforación
constante, hasta que el fluido de perforación con densidad de control llegue
a superficie.
7. Suspenda el bombeo y cierre el pozo.
8. Lea y registre las presiones en TP y TR.
9. Si las presiones son igual a 0, el pozo está bajo control. Si las presiones son
iguales entre sí, pero mayores de 0, la densidad del fluido de perforación
bombeado no fue suficiente para controlar el pozo, por lo que se debe repetir
el procedimiento con base en las presiones registradas. Si la densidad en
TP=0, pero en la TR se registra alguna presión, esto es indicativo de que no
se ha desplazado totalmente el espacio anular con densidad de control o que
hubo ingreso adicional de fluidos de la formación al pozo.

Conclusión
En primera instancia, se tiene la principal diferencia en que en uno de los métodos
se realizan dos circulaciones, que es el método del perforador, y eso conlleva más
tiempo, ya que no se garantiza el control del pozo en su totalidad, mientras que en
el método del ingeniero, al trabajar de inicio con la densidad de control en el fluido
de perforación, se tiene mayor precisión de control.
También se tiene relación entre ambos métodos, porque si bien, el método del
perforador se basa en 2 etapas de circulación, la segunda de estas puede realizarse
con el método del ingeniero, ya que en esta, se trabaja con un fluido de perforación
JUAN TERRAZAS MEDINA

de control, y con los datos obtenidos durante la primera circulación después del
cierre del pozo, se puede preparar el lodo con densidad requerida mientras el pozo
esté cerrado, y comenzar a bombear para la segunda circulación.