Sei sulla pagina 1di 2

TAREA N° 4

¿Qué pasaría si logramos los Objetivos de Desarrollo Sostenible? Pues que lograríamos
el desarrollo sostenible, que como su mismo nombre lo indica que se debe sostener en el
tiempo, es decir, no solo es una meta sino una forma de vida que una vez lograda se debe
mantener a lo largo del tiempo. Lograríamos los 17 ODS y las 169 metas propuestas en la nueva
agenda aprobada en diciembre del 2015.

Pero, ¿Lo lograremos? Recordemos que antes de los Objetivos de Desarrollo


Sostenible (ODS) estaban los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) los cuales tenían como
horizonte de cumplimiento el año 2015. ¿Cuál fue el balance de los ODM? Pues respondiendo
de manera objetiva (observando desde una perspectiva externa como un extraterrestre), no se
cumplieron todos los ODM.

Pero no quiero pecar de pesimista porque si hubieron logros significativos. Por


ejemplo, una meta referida al ODM número 1 era reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, el
porcentaje de personas cuyos ingresos sean inferiores a 1 dólar por día (pobreza extrema). El
resultado fue que la pobreza extrema se redujo de manera significativa, pasando de una tasa de
pobreza extrema en países en desarrollo del 47 % en 1990 a 14 % en 2015, se redujo más de la
mitad. ¡Esta meta incluso se había logrado cinco años antes de cumplirse el plazo del año 2015!
¡Qué emoción! Aunque en términos absolutos dicha cifra significaba que 836 millones que
todavía vivían en pobreza extrema en el 2015.

Otra meta referida al ODM 1 planteaba reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, la
proporción de personas que padecen hambre. El resultado fue que el porcentaje de personas
con nutrición insuficiente en las regiones en desarrollo cayó a casi la mitad desde 1990, pasando
de 23,3 % en el período 1990 - 1992 a 12,9 % en el período 2014 – 2016, representando en
términos absolutos que 800 millones de personas todavía sufren de hambre, según estimaciones
para el 20151. Es decir, este objetivo casi se cumplió.

Lo anterior evidencia que hubieron metas que se cumplieron y otras no de los 8 ODM
que se propusieron para el 2015. Pero con la experiencia de los ODM en la que algunas metas
no se cumplieron ¿nos vamos a desanimar? ¿Nos vamos a frustrar? ¿Nos quedaremos con los
brazos cruzados? ¿Qué responderías? … ¡Claro, por supuesto que no! Ahora, con los 17 ODS casi
se han duplicado los objetivos a alcanzar para el 2030. Esto es un gran reto para la humanidad.

1
Cifras obtenidas de Objetivos de Desarrollo del Milenio: Informe de 2015, Nueva York: Naciones Unidas.
Mi opinión sobre los 17 ODS es que son muy ambiciosos, pero ¿Qué sería de los seres
humanos sin objetivos? ¿Qué sería de la humanidad sin un fin? A algo tenemos que tender y en
este caso es a alcanzar el desarrollo sostenible. Mis perspectivas al 2030 es que quizá de manera
similar que sucedió con los ODM algunas metas se alcancen y otras no, pero estoy seguro que
se aprovechará la experiencia con los ODM y serán más las metas que se alcanzarán.

Mi sugerencia es que las metas deben plantearse en un cierto equilibrio ni tan


ambiciosas ni tan pesimista sino más objetivas de acuerdo a las posibilidades y al horizonte de
planeación para no generar ilusorias expectativas. Aunque quizá me contradigo, pero lo
considero para que no haya espacio al pesimismo.

El logro de los 17 ODS depende de nosotros, de manera similar como señalaba Raúl
Prebisch: “Resulta un anacronismo filosófico en esta época, cuando los hombres han llegado a
controlar las fuerzas naturales, que confesemos nuestra incapacidad para controlar las fuerzas,
mucho más elementales y simples, de la economía y para llevarlas a la realización de los grandes
objetivos de desarrollo económico y social” y con los ODS incluyendo a la dimensión ambiental.

Es decir, hemos controlado las fuerzas naturales, entonces podemos también dirigir
nuestra fuerza de voluntad hacia el logro de los ODS. Es hora que los seres humanos pensemos
y hagamos el futuro todos juntos como humanidad. Recordemos que como seres humanos
somos seres que pensamos, sentimos, dotados de libertad, seres con lenguaje, somos
transformadores y creadores, utilicemos esos medios para transformar nuestro mundo en un
mundo mejor.

Siempre tener presente que como seres humanos, nuestro bienestar está vinculado al
de las demás personas, que venimos a este mundo intentando ser felices y que la felicidad es el
arte de vivir; y que los Objetivos de Desarrollo Sostenible son un medio para ello.

¿Quieres saber sobre cada uno de los 17 Objetivos de


Desarrollo Sostenible y contribuir para transformar
nuestro mundo? Infórmate, es el primer paso.

Elaborado por: Darwin Lamadrid Chinchay.