Sei sulla pagina 1di 65

PUEBLO

DE
REYES
7. a edición

Cantos tomados de la Escritura y de la Tradición (Const. Lit. arto 121).


Su autor, P. Lucien DEISS, c. s. sp, músico y exégeta, comenta musi-
calmente los textos sagrados.
Adaptación musical del autor poro España y países de lengua cas-
tellana.
Texto y edición BERIT.
Disco PAX L· 350

1.e • libro: UN SOLO SEÑOR


Disco PAX l· 339
3. e • libro: HIJA DE SION
Disco PAX l· 320
4.° libro: RECITATIVOS Y SALMODIAS
Disco PAX l . 319

Fichos dentro de lo colección del Instituto de Postorol de Salamanca.


libro de acompañamientos.
Advertencias de interés general

Todas las antífonas y todas las estrofas pueden cantarse al unísono,


es decir, utilizando solamente la primera voz.
Las antífonas corresponden a la Asamblea. Los versículos o estrofas
se confiarán al Coro.
Las antífonas pueden repetirse después de cada estrofa o grupo de
estrofas. Por e¡emplo:
Coro: Antífona.
Asamblea y Coro: repetición de la antífona
Coro: Versículo o estrofa.
Asamblea: Antífona.
Pero este modo de proceder no es obligatorio; se puede obrar libre-
mente en la interpretación y en la alternancia de las estrofas y
antífonas.
Es importante que el Coro no cante en polifo nía hasta que la Asam-
blea pueda cantar con seguridad la voz que le corresponde.
Un canto al unísono, simple pero bien cantado, será siempre preferi-
ble a una polifonía imprecisa y mediocre.
Una última advertencia: Censor: Dr. Juan Calzada Galache
Estos cantos no están destinados de ninguna manera a sustituir el re- Imprímase: tMauro, Obispo de Salamanca
pertorio tradicional. Sería un grave error creer que la comunidad pa- 6 de abril de 1966
rroquial se puede renovar simplemente por cantar novedades. Es mu-
cho más importante una formación y una educación seria del pueblo © Edita Berit 1966 Es propiedad
cristiano tanto en el plano litúrgico como en el bíblico. Edición francesa: Editions du Levain
Lo esencial es armonizar nuestra vida con la de Cristo, «el cántico del PRINTEO IN SPAIN Opto. legnl: S. 1,01960
Padre» (S. Agustín). Talleres Gráficos .Calatrava.-5alamanca. 1970.
Vuestro canto será como la noche de fiesta
en que reina la alegría.
Como aquel que camina al son de la flauta
con timbales y cítaras, y arpas
para ir al Monte del Señor,
junto a la roca de Israel (Ts. 30, 29. 32 b)
Pueblo de Reyes

Elementos de Catequesis: Antífona inspirada en la I Carta de Pedro 2,9. Cfr. Ex. 19,6.
Estrofas: recogen los diferentes títulos mesiánicos y reales que la Escritura aplica a Cristo:

1.0 Hijo amado del Padre: Is. 42,1; Mt· 3, 17; 1, 5 Sacerdote: Heb. S, 1-10
Verbo de Dios: Jn. 1, 1 ss. Nuestra paz: Col. 1, 20
Hijo de la Virgen María: le. 1, 31·33
Nuestro Salvador: Mt. 1,21
5.° Cordero de la Pascua eterna: Apoc. S, 6-14
Víctima que borra nuestros pecados: 15. 53,
2.° Esplendor de la gloria: Heb. 1,3 5-8; Jn. 1,29
Estrella de la mañana: Apoc. 22, 16 Templo de la Nueva Alianza: Jn. 2, 18-22;
luz del mundo: Jn. 8, 12 Apoc. 21,22
Antorcha de la nueva Jerusalén: Apoc. 21,23 Piedra angular: Ef. 2, 20; J. Petr. 2, 4·6
Roca de Israel: Ps. 18,32; ICor. 10,4

3.° Hijo de Abraham y de David: Mt. 1,1


Mesías esperado por los pobres: le. 4, 16·21 6.° Pastor: Jn. lO, 1·18
Reydehumilde corazón: Mt. 11, 29; Jn. 12,12-16 Manantial de la gracia: Jn. 19, 34; Apoc. 22, 1
Fuente de agua viva: Jn. 4, 1 ss; 7, 37-39

4 ° Mediador entre Dios y los hombres: I Tim. 2, 5


Ruta viviente: Heb. 10,20 7. a Viña: Jn. 15, 1 ss.
Camino del cielo: Jn. 14,6 Maná verdadero, Pan de vida: Jn. 6, 32 ss.
8. 0 Imagen del Dios invisible: Col. 1, 15
Rey de justicia y de paz: Zac. 9, 9-10
Primicias de los que duermen: ICor. 15,20
Viviente, Principio y Fin: Apoc. 1, 17
9. 0 Exaltado en la gloria: I Tim. 3, 16
Juez del Universo: Mt. 24, 29·31

Música. Antífona: Movimiento bastante amplio ( el = 60).


Estrofas: Ritmo muy ágil. Adaptar la música al ritmo verbal de cada estrofa.
Uso litúrgico. Celebración de Cristo y del misterio de la Iglesia. Doxología para todos los tiempos.
Página 14.

Alleluia!

Elementos de Catequesis. En el Apocalipsis 15,2-4, se llama a este canto «Cántico de Moisés y del COI
dero»; lo cantan los elegidos en el cielo. Celebra la obra maravillosa de haber concedido el Señor a Sl
fieles la victoria sobre las potencias hostiles. Anuncia igualmente que todas las naciones, a la vista de este
/ maravillas, vendrán a postrarse delante del Señor.
Música. Guardar una medida rigurosa, tanto en la ejec:ución de la antífona y de las estrofas como en s
encadenamiento. Movimiento vivo ( ,J = 84).
Uso litúrgico. Canto de acción de gracias. Ciclo Pascual. Todos los Santos.
Página 18.
Sí, me levantaré

Elementos de Catequesilt. Lo antífona recoge los palabras del hijo pródigo: .Me levantaré, iré a mi
Padre y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra tí» (Lc. 15, 18).
las estrofas están tomadas de diferentes partes penitenciales de la Escritura:
Estrofa 1.° P~. 25, 1
2.° Ps. 25, 17-18
3.° Ps. 27, 7·8
4.° Ps. 28, 1
5.° Ps. 40, 12
6.° Ps. 41, 5
7.° Ps. 51, 3
8.° Ps. 69, 6
9o ps.130,6
10.° Ps. 90, 13
11.° Ps. 51, 17. 14
12.° Ps. 32, 1
13.° Ps. 27, 10
14.° Ps. 64, 11
15.° Ps. 30, 13

Como la mayor porte de los salmos penitenciales, esta oración termina con una acción de gracias. Se ten-
drá sumo cuidado en guardar esta orientación de la penitencia cristiana en la elección de las estrofas que
se hayan de cantar en cada ocasión.
Página 20.

6
Quiero cantar

Elementos de Catequesis. Texto: Salmo 57 (V 56),8·12. El gozo es un fruto del EspíriTu Santo, y una note
característica del Reino de Dios. Resucitados con Cristo (Col. 2, 12), los bautizados estamos llenos de Unl
alegría pascual que nos desborda; ella nos impulsa a cantar a nuestro Dios, que ha obrado maravillas el
nosotros. e La alegría del Señor es nuestra fortaleza» (Neh, 9, 5).
Música. Movimiento vivo y alerta. Respetar bien el ritmo.
Utiliz(lción. Invitatorio r.1 la oración. Oración de la mañana. Salmo para cantar nuestra alegría al Señor
Página 22.

Acuérdate de Jesucristo

Elementos de Catequesis. La antífona y la primera estrofa se inspiran en la 1I Carta a Timoteo, 2, 8·11


El Cristo crucificado que Pablo decía haber impreso ante los ojos de los Gálatas (Gol. 3, 1), el Cristo que hl
resucitado de entre los muertos, ocupa el centro de la predicación del Apóstol. Esta verdad no es para é
simplemente de orden intelectual. Es más bien una realidad que Pablo ha vivido, en primer lugar, en el ca
mino de Damasco, donde encontró por primera vez al Señor Resucitado en el esplendor de su gloria, y lue
90 a lo largo de todo su ministerio apostólico. Es por eso por lo que él no cesa de afirmar que Cristo conti
núa viviendo en nuestras almas, y que nuestras alegrías y nuestras penas, nuestra esperanza y nuestro amol
en una palabra, nuestra vida entera, es «en Cristo». Es por eso, por lo que, en el atardecer de su vida, en s
última carta escrita hacia el año 67, Pablo resumirá todo su mensaje a su discípulo Timoteo, en estas subli
mes palabras: «Acuérdate de Jesucristo resucitado de entre los muertos... »
Música. Se podrá cantar la antífona después de cada estrofa, o después de cada dos. Las estrofa
podrán ser ejecutadas tal como están presentadas, o bien, de la manera siguiente: el coro o el solist,
canta: «Si con El morimos, viviremos con El». Toda la asamblea repite luego este último miembro de la frase:
«Viviremos con El", y empalma en seguida con la antífona: «Acuérdate de Jesucristo».
Uso litúrgico. Ciclo Pascual. Oración paro todos los tiempos.
Página 27.

Tú eres bendito

Elementos de Catequesis. El texto de la antífona está tomada de la carta a los Romanos 9, 5.


Uso litúrgico. Doxología paro todos los tiempos.
Página 30.

Cántico de los tres jóvenes

Elementos de Catequesis. Cántico de las criaturas (Dan. 3, 57-88). Se puede situar este cántico en el con-
texto de Daniel 3: «liberación maravillosa que Dios ha concedido a sus tres siervos Ananías, Misael y Aza-
rías, quienes se habían negado a adorar la estatua erigida por Nabucodonosor».
Música. Movimiento vivo y gozoso (.J = 66). Guardar bien el ritmo, no sólo en cada estrofa, sino tam-
bién en la alternancia de ésta con la antífona. Las estrofas serán cantadas por un solista o por un grupo re-
ducido de cantores, al cual responderán todo el coro y la asamblea. Es imprescindible la alternancia, yo
entre el solista -o los solistas- y el coro, ya entre el coro y toda la asamblea.
Uso litúrgico. Canto de acción de gracias.
Página 32.
Oh Señor, envía tu Espíritu
Elementos de Catequesis. Texto: Salmo 104 (V 103). Hímno de alabanza al Creador.
«Al principio, creó Dios el cielo y la fierro ...» (Gen. 1). Este preludio solemne
y grandioso d~ la historia del mundo ha sido recogido por el salmista en un estilo lleno de simplicidad y de
poesía. Todo viene de Yahvé, todo depende de El, que puso los fundamentos de la tierra «entre el alegre
concierto de las estrellas de la mañana» (Job. 38, 7). Pero esta alegría inmensa de las estrellas es muda; la
Creación material necesita de lo voz de Cristo poro subir 01 Podre en himnos de amor dignos de El.
«En el principio existía el Verbo,
El estaba 01 principio con Dios,
todo fue hecho por El, y sin El no se hizo nada» (Jn. 1, 1-3).
Y lo mismo que el Espíritu de Yahvé planeaba sobre el caos original, así el Espíritu de Jesús renueva la faz
de lo tierra y transforma los gemidos de la Creación cautivo en aclamaciones triunfantes (Rom. 8, 22-27).
Música. Antlfona: Movimiento bastante amplio. Los acordes sobre «que renueve la faz de la tierra- des-
tocarlos con brillantez. La estrofa se cantará en un ritmo ágil y libre, 01 estilo de una cantilena gregoriano.
Uso litúrgico. Fiestas de Pentecostés y Espíritu Santo. Eucaristía. Acción de gracias.
Página 43.

Nuestra Pascua
Elementos de Catequesis. La antífona está inspirado en la La Carta a los Corintos 5, 7. La Liturgia utili-
za este texto como antífona de Comunión en la Misa del día de Pascua. La Pascua de los judíos se trans-
forma para los cristianos en una Pascua Nueva: Nuestra Pascua, Cristo, ha sido inmolada.
Las estrofas están tomadas de los siguientes textos de la Escritura:
- Estrofa La: La Pascua, Fiesta de Cristo Luz, e iluminación bautismal: Ef. S, 14.
2. 0 : La Pascua inaugura los últimos tiempos en que la Creación entera será renovada: Apoc. 21, 1.5.
3. 0 : La Pascua del Señor vence a la Muerte, y a su aguijón que es el pecado: Jn. 12.31, ICor. 15,
55·57.
4. a «Si no renacéis del agua y del Espíritu... » (Jn. 3, 5). «Para todo el que renace, el agua del
Bautismo es como un seno virginal» (S. león Magno, Sermo 24, 3). «y es la Iglesia quien,
Virgen y Madre al mismo tiempo, da a luz en estas aguas a los hijos que ha concebido bajo
el Soplo de Dios» (Sixto 111, letrón).
5. a la Pascua de Cristo sella una Alianza Nueva. El Bautismo nos comunica esta «Novedad»
-eterna en el plan de Dios- revistiéndonos d61 traje nupcial (Mt. 22, 11; Apoc. 7, 14) que es
Cristo mismo: 2 Coro 5, 17; GJI 3,27.
6. a El Bautismo nos da acceso al Banquete de las Bodas de Cristo con su Iglesia, bajo velos en
la Eucaristía (Mt. 26, 26·29), abiertamente en el Cielo (Apoc. 19,6·9).
7. a la alegría pascual es fruto del dolor de la Cruz: Jn. 16,20·22.
Música. la música se inspira en una antigua melodía del S. XII. Un movimiento vivo y firme le doró toda
su brillantez.
Uso litúrgico. Fiestas pascuales.
Página 47.

He aquí la morada de Dios

Elementos de Catequesis. la antífona está inspirada en la visión de la nueva Jerusalén, según el Apo-
calipsis 21, 3: «He aquí la morada de Dios entre los hombres. Ellos serón su Pueblo y El, Dios·con-ellos, SElró
su Dios».
las estrofas celebran los diferentes misterios de la Iglesia, tal como la Escritura nos los presenta. la Iglesia es:
- Pueblo reunido por la Palabra de Dios: Ef. 1, 13-14; Act. 6, 7.
- Pueblo fundado sobre Cristo, Piedra angular, y construído por Apóstoles y Profetas: Ef. 2, 20-22.
- Pueblo nacido en las aguas del Bautismo: Tit. 3, 5; Jn. 3,5.
-la Viña Santa, plantada por el Padre: Jn. 15, 1 ss.
- Pueblo que se alimento del Cuerpo y de la Sangre del Señor: 1 Coro 10, 16-17.
- fueblo pascual, que poso de lo muerte o la Vida: Col. 1, 12·13.
- Pueblo heredero de la Vida eterna, Pueblo Real, Pueblo Santo: Tit. 3, 7; 1 Peto 2, 9.
- Pueblo llamado de las sombras a la luz: 1 Peto 2, 9·10.
- Pueblo de la Fe, de la Esperanza y del Amor: Ef. 3, 16-17.
- Pueblo que canta la alabanza del Padre por el Hijo, en el Espíritu Santo: 1 Peto 2, 9-10.
Música. Antífona. Movimiento bastante amplio (,,; = 60) Estrofas: Se cantarón con agilidad, al estilo
de un recitativo adornado. la asamblea entera puede entrar en el final de cada estrofa: «Iglesia del Señor!».
Uso litúrgico: Misterio de la Iglesia. Ciclo de Pentecostés.
Página 50.

Gran aclamación Eucarística

Elemenios de Catequesis. Este texto es la oración eucarística mós antigua conocida en nuestros días. Se
trata esencialmente de un canto de alabanza y bendición, como los que se encuentran en el Antiguo Testa-
mento y en la liturgia judía, en los cuales el Pueblo elegido celebraba las maravillas de la salvación que
D'os había realizado por él. Situada en la perspectiva religiosa del Nuevo Testamento, esta oración anun-
cia la acción de gracias por excelencia, que es la Celebración Eucarística.
Esta acción de gracias se realiza esencialmente por Jesús, el Hijo amado del Padre: si el Señor es el «Sí» en
el cual el Padre realiza todas sus promesas, es también la acción de gracias, el «Amén. que nosotros deci·
mos a su Gloria (11 Coro 1,20).
Notemos en qué c1imo teológico tan sólido se sitúan los temas desarrollados: se glorifica al Padre por la
vida divina que ha hecho brotar en nuestros corazones, por el conocimiento de la inmortalidad que nos ha
revelado, por la Iglesia a la que su amor hace perfecta. la expresión misteriosa «santa Viña de David", de"
signa, en el estilo profético, el conjunto del plan de la salvación, especialmente la instauración de la Nue-
va Alianza, sellada en el desgarramiento de la Cruz y la gloria de la Resurrección.
«Marana tha» es una expresión aramea que había pesado a la terminología litúrgica y que significa «Se-
ñor, ven!» (1 Coro 16,22; ver Apoc.22, 20). Se puede leer también: «Moran atha», en el sentido de: «El Se-
ñor viene».
Esta admirable oración está tomada de la Didaché. Este escrito tiene su origen, sin duda, en las comunida.
des de Antioquía y de Siria, que escriben para las comunidades cristianas procedentes del paganismo. la
redacción definitiva de la Didaché, ha aparecido entre los años 100 y 150. Ciertos pasajes pueden remontar-
se incluso a los años 50-70 y, por lo tanto, ser contemporáneos del Corpus paulino y de la redacción de los
Evangelios. Tal parece ser precisamente el caso de esta oración eucarística.
Música. A las estrofas, cantadas por el solista, responderá toda la asamblea. Declamar bien las estrofas
fijándose únicamente en los acentos del texto. '
Uso litúrgico. Acción de gracias. Canto Eucarístico. Oración por la unidad.
Página 56.

Oeseo de Dios
Elementos de Catequesis. Texto: Salmo 63 (V. 62). Este salmo lleva por título: «Salmo de David cuando
estaba en el desierto de Judá». Cuando Absalón alzó la rebelión en Hebrón, David tuvo que abandonar la
ciudad real para huir al desierto; tomó un camino que diez siglos más tarde se haría célebre: «Subía la Mon-
taña de los Olivos, con la cabezo velada y los pies desnudos; y todo el pueblo le seguía, llorando» (11 Sam.
15, 30) y decía: «Si encuentro gracia a los ojos de Yahvé, El me hará volver, y me permitirá contemplar de
nuevo el Arca de Dios, y su Morada» (11 Sam. 15,25).
Es este tema el que desarrolla el Salmo. El corazón dice y repite muy simplemente, un poco al azar, los sen-
timientos que le desbordan. Como una tierra árida y sedienta suspira por el agua refrescante, el alma del
fiel busca al Dios amado, se aferra o su diestra, se acoge al abrigo de sus olas; Incluso de noche su amor le
despierta. «Allí donde está tu tesoro estará también tu corazón» (Mt. 6, 21). Si el Señor es nuestro tesoro
¿cómo no ha de estar lleno nuestro corazón de nostalgia divina?
Música. la melodía de las estrofas se inspira en el quinto tono de la salmodia. Movimiento moderado.
Uso litúrgico. Eucaristía. Pasión y Sagrado Corazón. Oficio de Difuntos. Oficio festivo de laudes, oro·
ción de la mañana.
12 Página 60.
Baio tu amparo

Elementos de Catequesis. «Bajo tu amparo» (Sub tuum praesidium) es una de las oraciones marianas
más antiguas. Estudios más recientes muestran que es posterior al principio del siglo IV. La citam':'s aquí en
su forma más primitiva, tal como fue descubierta en un papiro griego. El principal interés del texto reside
en la apelación de Theotokos, Madre de Dios, título que el Concilio de Efeso definiría el oño 431. María es
Madre de Jesús, Madre de Dios: esta es toda su historia: Madre de Jesús. Ella es también Madre de todos
los redimidos por su Hijo. La presente versión restituye el sentido original del texto, que la versión latina
transmitía con un contrasentido: libera nos semper, virgo gloriosa et benedicta -líbranos siempre, Virgen
gloriosa y bendita-o En realidad hay que leer junto «semper-virgo» para dar su sentido exacto al griego
«aei parthenos», siempre Virgen, título tradicional en la patrística griega y oriental.
Música. Al componer este canto se ha pretendido que la música sea sencilla. El volver en cada frase a los
mismos grados de la quinta, ayuda a crear un clima de gran interioridad y de oración.
Uso litúrgico. Fiestas de Nuestro Señora. Oración de la noche.
PógÍl,o 62.
Pueblo de Reyes V 14
monición: Cantemos al Seilor los que formamos parte de la Iglesia, Pueblo que El se adquirió para
cantar sus alabanzas.
ANTlFONA

PUl" bla de re· yes, a· sam·ble." san· ta, Pul?, hlo sao cero do·

S
A

ta 1, Pul?' bl0 de Dios,

..
~-

B.
4
"
Pne· bto de re· yes, a· sam·ble· a san· ta,
'U1Uª
Pue· blo sa . cer· do·

Jt1'~a~ tal, Pne~ bto de Dios, Ben· di _ c'@, tu _ Se- ñor.

OREMOS:
Dios de esperanza y de misericordia eterna,
que nos has llamado de las tinieblas a tu luz admirable:
concede a nuestras vidas el anunciar tus alabanzas,
a fin de que, al ver nuestras buenas obras,
tos hombres te glorifiquen, a Ti, nuestro Padre del Cielo,
por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
ESTROFAS

~~~ j r ~
lo Te can· ta . mos Oh Hi .
jo a ma· do del Pa· dre.
Te can· ta mos Oh Hi. jo de la Vir · gen 1\ia. n· a,
ta es· plen. dor · de la ria,
"'-- Te
Te
can·
can - ta
mas A
mosOh
ti
luz quei- lu· mi-nas nues·tras
glo·
somo bra~.
---./

3_ Te can - fa mas :Me· si· as qug-nun· cia·ron los Pro . fe· tasI
Te C1n' fa '110S Me· si· as es· pe· Tan·do por los po· bres.
4. Te cm . tao mas Me· día. dar· en - fre Dios y los hom· bres,

5.
Te can· ta·mos Sao cero d C'. te de la nue·. vaa
---./
li • an· za,
Te can· ta mas Cor. de· 1'0 de la Pas cua e . ter· na,
Te can· ta mas Oh tem.plo de la nue· v@Ti . cm • la,
6. Te can· ta mas Pas· tor que nos con· du . ces al Reí· no,

7.
Te can· fa mas Oh Cris·to rua- mm. tial · de ltl gra· cia,
Te can· ta mas Oh vi fu plan. tao da por el Pa· dre.
Te can· ta mas Oh Cris . fo ma· ná . ver·da . de . ro..
8. Te can - fa mos l· ma .
gen del Dios· in· vi • si . b~e,
Te can- ta mos Pri . mi .
das dea· que •
~
llos que due!'· men,
9. Te can· ta . mas Tú e· res e· xal . fa d~n la glo • ria,

• ~n 1... lin'S'g ~ dvnd~ diloiG ",..'.mdg-. debe de~ir .rgdoN.


~~JJ~LH*=B
L TV' la. ha· mos,E· ter - na pa - la· bra-sa - ti - da de Dios.
T~. la· ba· mas,Oh Cris-to nues·tro her· ma - no • nues~fro sal·va· dar.
2. Te-J)· la· ba.mos,Es. tre· na ra· dian.te qtU·nun . ci~el día.
Te--'a - fa· ba· mos, An· tor·cha de la TIue· va· le nJ· ser· len.
3. TV' la· bao mos,Oh Hi· jo dtb-.bra. ham e Hi· jo de Da. v;d.
TV' la· bao mos,Oh Cns·to nues·tro Rey d~u. mil· de ca· ra· zón.
4. T~3" la· ba· mos,Oh Ru . fa vi· 'viene fe ca· mi no del delo.
Te.y. Ya· ba.mos,Tú e· res nues-tra paz por la san·gre de la cruz.
5. TeJ' la· ba· mos, Oh Vic· ti· ma que bo - rras - nues· fros pe. cados.
TV' 1,,· bao mo~,Oh Pie·dri'l an· gu. lar y Ro-ca d~. rae el.
6. T~· la· ba·mos, Re· ú.n~ tus o· ve· jas en un re dH.
Te,_~' 'a· 00 - mos, Oh FU('D·te d~.gua vi - va qu~. pa· ga nues.h'a sed.
7. Te3' la· bao mos,Oh Vi· ña fe· cuno da no· so· tras tus sar· mientos.
TE'3' la· bao mas, Oh Pan· de la vi· da q:l~ Pa dr<> nos dá.
~. T'L,a. la· ba· mos, Oh Rey - de JUS· ti· da y Rey. de paz.
T"3' la· bao mas, A Tí el vi. viene fe pnn. ci • pio y fin.
9. Te a· la· ba· mas, A n . que ven· drás a juz- gar. la tierra.
Alleluia! 07
Con los elegidos del cielo, cantem05 el cántico de Moisés, el siervo de Dios, y el cántico del Corde-
ro: «Grandes y maravillosas son tus obras, oh Señor, Dios omnipotente, Alleluia».
ANTlFONA
" I
.......--.. 1 I
5.
A.
• C,.....J l-.l
""-"
I I I
l
~
r 1

Al- Ié- lu - - ial Al- ié· Iu ta!

T:
8
..
........, -----
1'1 I d
I
4
• J
~AS~
~ri_
1. Gran-des !'.'ia·ra·vt· Uo·sas son tus 0- bT<lS, Oh ~·ñor DiosOm.nt.po.ten·te ANT.

~WjrEJ~ O~
2. Tu,,· toa ...· tr· Ja . d~- ros tus ca· mi - nos, Oh Rey de los jme. bIos. ANT.
~~~~;~~ª~k!~.~
3. Co· mo no te· mero te Se. ñOT) quién no da· rá

~ glo - ri~ tu
~3=)~D~!li
nomo bre por· que 56· lo Tú e· Tes san. too ANT.

~~~~J~f1~~~~~L~7}~r~F~
4. To· dos los PUl?· bIas ven· drán a pos· trar _ sean· te
-.-/

por· que se han ma· ni. fes· ta - do tus rui. cíos. ANT.

ASTlFüNA

~[]
Al· lé
OREMOS: Señor Jesús, que por tu Resurrección de entre los muertos has triunfado de
lodil5 la. potencia.. ho&tiles: concédenos poder proclamar, con nuestras vidas, tu victoria
gloriosa y tn Reinado de c.aridad. a fin de que todas las nacion~, congregadas en tu Reino,
le canlen un alJelma eterno, por los siglr .. de los siglos. Amén.
Sí, me levantaré L 10

Cantemos la misericordia eterna del Señor!


Con el hijo pródigo que vuelve a la Casa paterna, digamos: «Sí, me levantaré; volveré junto a mi
Padre».

OREMOS:
Dios de ternura eterna,
cuyo amor es infinitamente más grande que nuestras faltas,
concédenos dolernos de todo corazón de nuestros pecados,
de todas nuestras faltas contra tu amor de Padre;
y perdónanos nuestras ofensas,
como nosotros perdonamos a los que nos han ofendido,
a fin de que nuestros corazones te canten y exulten,
y podamos bendeciríe por toda la eternidad.
o T .. lo nedimos Dor Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
ñor e· al· ma rúe·
--'
res mI DIOS y mI sal· va· doro
(P•• 25, 1)

2. Mira mi angustia, mira mí pena, 9. Como el vlgla espera la aurora


dame la gracia de tu perdóD (Ps. 25, 17·m). así mi alma espera al Señor (Ps. 130, 6\.

3. Mi corazón busca tu Rostro; 10. Vuelve, Señor, vuelve a nO'iotros!


oye mi voz, Señor, ten piedad! (Ps. 27, 7·81. Somos tus hijos, teunos piedad! (Ps. 90, 13).

4. A Ti, Señor, te iDvoco y te llamo: 11. Abre mis labios para cantarte,
Tú eres mi Roca, oye mi voz! (Ps. 28, 1). dame el gozar de la libertad! (Ps. 51, 17. 14)
S. No pongas fiD a tu ternura, 12. Feliz el hombre a quíeD Dios perdoDa
haz que me guarde siempre tu amor (Ps. 40, 121. todas SIlS faltas, todo su error! (Ps. 32, 1\.

6. Sana mi alma y mi corazón 13. Aunque mis padres me abandonaran


porque pequé, Señor, contra Ti (Ps. 41, :;,. me acogería siempre mi Dios. (Ps. 27, 10).

l. Piedad de mí, oh Dios de ternura, H. Tú, mi alegría; Tú, mi refugio;


lava mis culpas, oh Salvador! (Ps. 51, 3). todos los saDtos te cantarán! (P<s. 64, 11).
8. Tú sabes bien, Señor, mis pecados: 15. Mi corazón te caDta y exulta,
ant8 tllS ojos todos están (Ps. 69, 6). te alabaré por la etemídad! (Ps. 30. 13).
Quiero cantar S 16 a y b

ANTIFONA

,........ ,........, r---,


" - 1 ... ~ 1
,/

S· ""
A
411 ¡; I..-l I
t...---J '---l V J-,,¿ I

Des· pier - (a. tul. ma mí· a des· pier - fa·

T. :
.;..... 6-
-
i
J
- r-l n ~ - .¡
J
-

..--...
S.
A.

te mi Cío fa· ray mi Ar- pa


i
ro
r
ra.


B.
.• n
'--'

n J J ..F j
...-....

OREMOS:
Dios de ternura, cuyo amor sobrepasa los cielo~
despierta nuestras almas a tu alabanza!
Guárdalas en tu alegría.
Haz que podamos cantarte sin cesar!
Por Jesucristo ;\"uestro Señor. Amén.
1 Mi ce· ra· zón es· tá dis· pu~s _ to Se· ñor pa-
------.

T.
J n n n • I J J !!

B.

ra can· taro ~ 11 mi Sal. 'v"a. doro Al. 1u- ta t


2 Quiero entonar un canto nuevo, Señor,
para cantar tu Amor y tu Verdad! Alleluia.

3 Grande hasta el cielo es tu Amor, mi Dios,


hasta las nubes tu Fidelidad! Alleluia.

.-.

·~=-~PF=1d
--.r--;r (\,. ra· z6;¡ es· tá d1S· pues - to Se· nof pa·

~ ra can· taro tea TI mi Sal· va. dor Al· lé ~ lu'--"_


~
¡al
I
, -.../


t
o

A
UtT~~
ti S e· ~
nor a ..,
u
rrn" Dios quie ro -
o
can· tal'.

t v
Des·p ier- ta- teal·ma mi· a des.pier-ta~ tE.' mi Ci.la·r aymi
--- ---
~r}=? ~
1't~~1
lf L Y fJ Y r
Ar_ pa des· pero te· mas la~u. ro rar
Acuérdate de Jesucristo V 13 b
Reunidos en el nombre del Señor Resucitado, cantemos su presencia entre nosotros: El es nuestra
Salvación, nuestra Gloria eterna!

A· cuér·da· t! de le·su. cris· ro re· su-cí· tzl· do Gt.-en·tre los

I
M~
r.'\

muer- tos. El es nUE'stra sal-veto ci6n nueSotra glo. tia pa· ra s;em· pre.

~1
S-:, .-~' ~~m~os~?1~:I
• con
1 oc mo- \"1- mos V1- m- t't.
con
/2..
Si con ~} su- fri. mos re'. na - r~· mos con é1. ANT.

~ 'f g¿~J::J~~''"f~~~~E~-CJ~I§r :g
2. En ~l nues· tras pe· nas, en él nues· tro golO.
En él 1a~. pe. rano za, en él nues· tro~. mor. ANT.
3. En él too da gra. da en él nues· tm paz.
~n el D'lES' tra glO' rta en el la sal· vet. Ción. ANT.
ANTIFONA

A· cuér~a- re

S.
,-/ l').l1 , I I r"'"""1 ....... - I
.
A.
.......
• r f'
mUfr- tos.
I

El
~
es nues·tra sal· va· ctón
I W
DU~.tra
r r ~ r
g10' tia pa. ra
I 1
siem·pre.

T. .. ..J J , J J nn J n J J J J J 1-
8.
-- I

OREMOS: Dios TodopoderMo y eterno, lü que has resucitado a tu Hijo, Jesueristo, y


le has constituido primicias de los que duermen y primogénito de entre los muertos, concede
a nuestras vidas el proclamar su Resurrección triunfando del pecado por nuestro amor, ti
18 irradiando al mundo entero la alegría pascual. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
ESTROFAS
.-1 ~ ¡¡.
- J I I
S.
A.
.
··
l:.J'
1. Si con
W"
él mo· ri·
r I
mos
.1
B.e. I

~.llo
-
Si con él su· fti· mos , ---. ,.......
··
T.
• 1. Si --
con él mo· ri· mos, vi, vi, re· mos con él.

8.
"'
.
Si

- -con él su. fri • mos, rei. na- re·

I
B.e.
mos con

- él. ANT.

./ ~» J I ,
S.
A• ··
.. ........, S.e. ¡
~.llo 1 ~ .--..
T.
.. ,. ·
2. En ~l uues- tras pe. nas, en él nues· tro gozo.
En él I~. pe· rano za, en él nues.tr~. tmr·ANT.
3. En él too da grao cia, en él nues.tra paz .
él
-
En nnes· tra glo. ria, en él la sal. va· ción.

8. .
.
" o.c.
Tú eres bendito VIO
Cantemos al Señor, que eternamente es bendito!

~IFONA

~~~~.~l=bf
Oh Oi.os tu e· res Ben· di· to

, '-
-
• I

Por too dos los si· glos.

" I
I ,- -
tSj nI.'
41 I

OREMOS:
Te bendecimos,
Dios y Padre de Nuestro Señor Jesucristo,
Padre de las misericordias y Dios de toda consolación,
a Ti, que nos consuelas en todas nuestras aflicciones,
por Jesucristo, NUI'<;tro Señor,
en la unidad del Espiritu Santo. ;\mén.
na al
s- r , ~
,. Oto· Pa· dN 010' ria~ Hi· 10 Y
---

r ~ ~ r I
010· nuJEs·, p{. ri. tu San. too ANT.,

fM
2. Co·
~e·
mo raJD
r E
el
ggr r
prin • d· pío,
!j
~
por

~ si
El ~
glossin fin
~
a. la. ban.
r
za.
11
Cántico de los tres jóvenes 08

Con todas las criaturas que cantan la gloria de Dios, en el cielo y en la tierra, con todos los hom-
bres del mundo entero, bendigamos al Señor.

~ª.~-&~
1. Ben· de· cid al Se. ñor to· das sus o _ bras a· la.

ANTIFONA
~ i
.
• bad·le por too dos los
~-
51- glos.
U [ LJ I ¡)

Brn·de. cid al Se· ñor.

..
,...--¡ J.'- J J.--- ~,.}~
-
~.~~
2. B~n.de. cid al S~. ñor án. ge.les san fos ( ) Ben-

1)
- ANTIFONA
)

.- l

• --...---
di· c~ Se· ñor cie· lojJJ. men _
-
so. W í ~ r I -
Bm· de· cid al Se· ñor. _ 1--

.. r--I ¡ .. ..- JIl.


'-. ~¡,

-
,..--....
I I I I I I

··
..-1 '"

.
I l......i I I 1 I I I I I r r I
3. Ben·de· cid al Se· ñor a· gUa'l del cie lo Ben· de·

. ri ~
i
J J J.
·
rn l'~l\
.
¡ I 1

'\ I ,

I~l -------- ~

.,,~ I I I .
.
leI I I I I I I I I D
cid· le po. ten· das ce· les tes.

.r:r:l 1
-
J J~~.
~ -4~
.
I
ANTIFONA

S.r~~_~=~~
A·It:GE
madpor los si·glossu Glo--
4. Bendecid al Señor, oh 801 y luna 7. A cantar al Señor venga la aurora
que la luz de los _tros le exalte. los glaciares brillantes y escarchas.

5. Bendecid al Señor, grandes tormentas 8. Bendecid al Señor brumas y nieves


huracanes y brisai, cantadle. que la noche y el día le aclamen.

6. Bendecid al Señor, llamll6 de fuego 9. Bendecid al Señor luces radiantes


aclamadle en unión con el frío. bendecidle. profundas tinieblas.

10. Bendecid al Señor, toda la tierra


alabadle, cantadle, en los siglos.

11. Bendecid al Señor grandes montañas,


y los granos que en tierra germinan.

l~. Que levanten 811 voz todas las fuentes


y le aclamen con mare" y ríos.
13. Que los peces del mar también le canten 16. Bendecid al Señor sus sacerdotes,
y en el aire las aves del cielo. alabadle, ca:ntadle en los siglos.

l4. Bendecid al Señor desde las selvas 17. Le alabaron aSÍ, entre las llamas,
animales y fieras del campo. los tres jóvenes dentro del horno.

15. Bendecid al Señor, todos los hombre... 18. Bendigamos a Dios, Padre del Cielo,
Israel, su elegido, su Pueblo. con el Hijo y Espíritu Santo.

OREMOS:
Dios de eterna gloria,
que nos has predestinado en tu Hijo Jesucri¡;to
para ser alabanzas vivas de tu gloria,
recibe, con nuestro canto,
la alabanza del universo entero
que; proclllIllll tu e;eplendor y tu gloria.
Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
Te rogamos, Señor B 17
(Oración de intercesión)
Del Eucologio de Serapíón (S. IV)

=JM~~~~~~~~~~~~
~1. T: rogamos Señor, que moras en la Iglesia ca· t6· Ii· ca
2. Te rogamos Señor, por el Papa, por los obispos y los sao cer· do· tes
3. Te rogamos Señor, por las Virgenes, por los hogares
, cristianos y por sus hi . lOS

~
~~~~~~~=ª
1. :viñca a tu Iglesia y ház· la pu· ra,
2. santificalos dales tu espíritu de sao bi· du· ti· a
3. guárdales en la santidad ( ) de tua· mor
----

l¡±a-jti~
1. que pueda alabarte con los An· ge· les del Cie· lO.
2. ~ proclamen con rectitud tu pa· la· bra de ver· dad.
3. gufales con tu luz y tu ver· dad.
ti-
~

~11 ~~ u::::=I
4. Te rogamos por los que ejercen autori . dad.

5. re rogamos por tu pueblo aqui reu. ni· do.

6. Te rogamos por los cate· cú ·me· nos.

7 Te rogamos por los que viaian po r los que está n en pe. Ji • gro.

8. Te raga mas por los enfurmos por todos los que su· freno

9- Te rogamos por los afligidos por los cauti vos por los po. bres.

10. Te rogamos por todos los hom· bres.

11. Te rogamos por nuestros hermanos que duermen en el S~· ñor.

12. Th lo pedimos por Jesucristo tu único H;. fa.


IJ ~11 ~ ~
4. Que su gobierno se· a pa· ci· fi· ca

5. Perd6nanos, manifiéstate re· ve la tu luz

6- Purificares por el bautismo,renuévales por el E.s· pi. r;. tu San. to

7. Concédeles el An. gel de la paz.

8. Por tu bon dad dales la salud y la plenitud ( de tu glo. ria

9. Concédeles tu fortaleza) sálva les de su ca· de· nas

10. Revela a todos ( tu han- dad

11. Perdona sus pecados, acoge sus almas \ cero ca de Tf

12. Por él/gloria y poder a Tí en el E.s. pi ri· tu San· to

« En la linea 9 donde dice «su' debe decir «sus».


I!Y~
4. para tranquili. ( ) dad de lal. gle.
-..../
sia.

5. que todos reconozcan a n, únice Hi· jo le· su· Cl'is· too

6. que tenga parte en la he· re· ( ) dad de los San· tos.

7. Guát'dales ( ) df to' do mal.

8. que tu Santo nom bre sea para elos re t ) me· dio de vi· da.

9. Jibrales de su miseria da a too dos tu con· sue· lo.

10. dilige sus tao mi· nos ha· da Tí.

11- condúceles al lugar del des·( ) can· so e· ter· no.

12. ahora y por todos los siglos de los ( si· gJos A· mén.

• En la linea 6 donde dice dengo. debe decir dengon •.


Ky. rí· e, e· le. i· son.

IA~~~)~~~~~~gE~~IóIE~~
Oh Dios, refugio y fortaleza nues·tra Tú que eres el autor de la rnisericor· día

asiste a los ruegos de tu Iglesia, concédenos alcanzar lo que te pedirnos co n fe

tJ-~
por Jesucrlsto
J
nues· tro
W J J
Se . ñor.
f§@

d
rnén.
I
Oh Señor, envía tu espritu N5
monición: Bendigamos al Señor por todas las maravillas de su creación. Pidámosle que nos envíe
su Espíritu Santo. El renovará la faz de la tierra.

ANTIFONA

~t-.---~
~
.. ~: ~:
Yo can· re· ré al St· ñor 10· da la vi· da

~~F1Tl
~ ~,
mi (l. le· gri. II 56· lo en ti _ S('· ñor.
fiLMOJ J.
Oh Se· ñor que mi al. ma te ben-di. ga! Oh Dios Tú fl· res gran.d~

2. Sobre el agua constrnyes tua moradas 5. La cubriste del manto del abismo,
oh Dios, en las alturas, oh Dios! Y allá en las cumbres
y en alas del viento Tú caminas. tu voz congregó a las aguas.

3. Es el viento quien lleva tus mensajes 6. Les fijaste durísimas fronteras


oh Dios, por los espacios; oh Dios, v nunca más
y tienes un esclavo en el fuego. podrán e~tenderse por la tierra.

4. Asentaste la tierra firmemente 7. Y las fuentes, Señor, por Ti brotaron


oh Dios, en sus cimientos, oh Dios, en las montañas,
y no temblará por los siglos. y en medio de valles se deslizan.
8. Junto a ellas las aves de 108 cielos 12. Los leones que rugen tras su presa
oh Dios, van a morar oh Dios, en las tinieblas
y alzan su canto tras las ramas. reclaman de Ti su alimento.

9. Con los frutos que vienen de la tierra 13. Sale el sol, todos ellos se retiran
oh Dios, nos alimentas; oh Dios, a sus refugios;
Tú haces germinar el pan nuestro. y empiezan lea hombres sus tarea~.

10. Para darnos el ritmo de los tiempos 14. Todos ~llos esperan de tu Amor
oh Dios, nació la luna, oh Dios, el alimento;
v el sol que conoce su ocaso. Tú abres la mano y los sacias!

n. Extendiste las sombras por la tierra 15. Les envías el Soplo de tu Boca
oh Dios, y fue la noche, oh Dios, v son creados;
la hora de las fieras de la selva. renuevas "la faz de la tierra.
16. Gloria a Dios, que creó e.¡;tas maravillas!
Gloria al Señor! Cantemos todos
al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo!

OREMOS:
Dios todopoderoso,
que has creado el cielo y la tierra y tooas sus mara'rilla.
para alabanza de la gloria de tu Nombre:
dígnate en'riar tu Espíritu Santo
que renueve la faz de la tierra!
Danos el Pan y el Vino de la Eucaristía,
y haz que, reunidos bajo unos cielo8 nuevos y sohre una tierra nueva
podamos bendecir eternamente tu esplendor
46 por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén.
Nuestra Pascua MI7
Cantemos a Cristo Resucitado: El es nuestra Pascua inmolada, alleluial

./ ~ 4:\TIFONA
•1
I I I I I I , I
,
S. ------- ;;1-., ·I-~
A.
--~ ,
• I r I ! I I I I 1 I '--r r r j i rrr
Nues·tra Pas·cua in· mo· la· da, AJ·té· ¡u- ia, Es Cris to
o
el Se·ñor.

T :
J .t J JJJ ; ~ 'JJ J q'd .J !J J J J J I
8.
I I I I
I
Para fio

• \ I
47
~OfAS
~~r==~
1. Pas· eua Sao grao da Oh fíes· fa de la luz _ Des·

~t
~s - :~~~I
pter· a
tu qut
d
u~· mes Y..5J t· nor
t~. 1um· b rae ra.

2. Pascua Sal!;rada! Oh Fiesta universal! 5. Pascua Sagrada! Eterna Novedad!


El mundo renovado Dejad el hombre viejo,
canta un himno a su Señor! revestÍM d el Señor! (GaJ. 3, 27).
(2 Coro 5, 17)
(Apoc. 21, 1·5).

6. Pascua Sagrada! La saja del festín


3. Pascua Sagrada! Victoo-ia de la Cruz!
se llena de invitados
La muerte, derrotad a,
que celebran al Señor! (Mt. 22, 10).
ha perdido su aguijón! (l Coro 15, 55.57). (Apoc. 19, 6.9).

4. Pascua Sagrada! Oh Noche bautismal! 7. Pascua Sagrada! Cantemos al Señor!


Del seno de las aguas Vivam08 la Alegría
renacemos al Señor! (Jn. 3, 5). dada a luz en el Dolor! (Jn. 16, 20.22).
OREMOS:
DIOS TODOPODEROSO.
QUE POR LA RESURRECCION DE TU UNICO HIJO. VENCEDOR DE LA MUERTE.
NOS ABRES DE NUEVO EL CAMINO DEL CIELO:
CONCEDE 1\ NUESTRAS VIDAS EL PROCLAMAR POR EL MUNDO ENTERO
LA ALEGRIA DE PASCUA:
QUE TU GRACIA NOS ACOMPARE EN EL CAMINO DEL CIELO;
QUE TU LUZ NOS ILUMINE CON TU CLARIDAD:
EXTIENDE. SEI'WR. TUS GRANDES MANOS SOBRE LA IGLESIA RESCATADA!
TE LO PEDIMOS POR JESUCRISTO RESUCITADO. AMEN.
He aquí la morada de Dios N9
Cantemos a la Iglesia del Señor: Ella es la morada de Dios entre los hombres.
ANTlFONA

HE' (l.

.
" I ..
/

.
1.. I
<;
A
41
~ ~ i l) J I I 1
:- r
pue - b!o "Dios con ('. 11os" se· rá su - Dios.

. rn
V

J. ¡, J J .1- J t:"
J
r.
B
.. I I --Í •
, I I ~ I
f ANTIFONA

J:
>

He a· qui la mo·ra· da de Diosen·tre los hom·bres e· Uos se·rán su

-~~;gij'.
pue - bIo y "Dios con e· nos" se· rá su Dio~.

1. Pue· blo con· va· ca· do por el ver - bo de Dios _

2. Tem·plo cons·tm· ¡. do por pro . fe tas Y-.9 . pós. to·les

3. Pue- blo na· d· do en las a· guas del bau· l1S • mo


4. Pue· blo in. jer. fa_ do en Cris· to vi· ña san· ta
5. Pue - bIo se· cia· do por el cuero po del Se - fior _

6. Pue· bIo que ce - le_ bra a Cris. to paso cua nu(> . va


7. Pue.bl~ quién la gra - da de Cris. to jus ti . ñ· ca

8. Pue - bIo que Dios _ SUd. qui· rió pa· fa a - la· bar. te
-
~ 9. Pue·blo a· rraj· ga· do en la fe y el d' mOf_
'-'

10. Pue- blo que can- ta la glo. ria de Dios Pa· dTP
~==-
1. Pu~· blo reu· ní - do en tor - no a Cris· to
2. Tem. plo:;," qu<.' Cris. to es la prie. dra an· gu· lar.
3. Ptw. blo mar· ca· do por el s<.' . !lo d~1 es· pi. ri· \tI

4. Vi· ña fe· cun da en tru tos de vi· da


5. Pul" blo que be be la san - gre de Cris· te
6. Pue. blo que pa. sa df.' la muer. te a la vi. da
7. Pue· blohl" re .
~
de· ro de la V\ -- da e. ter· na
S3. Put'o blo na· ma· do de las som· bras a la luz
~. PUf.'. blo que he nI' en Cris. to su§· pe· ran· za
10. Por Je· su' cris - to, su Hi· lo el Se· rior.
t. Pue _ bto quUS' eu ~ eh~ su Dios. l. gte. sia del Se. ñol'.
2. San- ta mo· ra· da de Dios. (. gle· sta del Se· ñor.
3. Pue· blo por. ta· dar de su Dios. (. gle· sia de! Se· ñor.
4. Vi _ ña que el Pa· dre plan. tÓ. I. gIl.' . ~ta de' Se· ñor.
S. PUl." blo in· vi· tao do por Dios. (. gte. sta de! Se. ñor.
6. Put- blCl que Dios s~d qm· rió. l. gle. ')ia del Se. ñor.
7. Pue - bJo re· al pue· bl0 san· too l· gle. sta del Se· ñor.
8. Pue·bloi·lu mi· na· do por Cris· too l· gIl.' . Sla del Se· ñor.
9. Pue _ blo reu· ni· do en Ois· too l· gle· sia del Se· ñor.
10• . En - el Es· pi. M.. tu San- to. r· gle· sta del Se' ñor.
A . ,,1 ~ ESTROFAS
- -
S
, - -
1. Pue· bIo con· vo· ca· do -
por el ver - bo de Dios
~
A

• .J d
""
~
T. . -J I
8.
l I 1

B.
s.
,..,. " -
.. Pur· blo reu· ni· do en tor - •no a Cris· too
1'}
A
e-\! 11~
1

ti o o o
,j ~ j ¡,,j
r. :
B.
I I I
r
c.
s, " .
D~lOS
fI - lIIl'

Pue-b\oqu~ eu· chaa su -.-/


l. gle. sia del Se· ñor.
I'J
.
A.

41 -4 - ..... -;;; I
..

-- -

T.
8,
. J I I .J m.D -lJ f7"

I l-J--I
1 l'

OREMOS:

Padre, que estás en los cielos,


que por la Encarnación de Jesucristo, tu Hijo,
has establecido tu morada entre nosotros:
reúne a tu Iglesia, por tu Palabra;
concédele pasar de la muerte a la Vida,
para que pueda cantarte eternamente,
A TL PAdre. Dor tn Hijo. en la unidad del ESDiritu. Amén.
Gran aclamación eucarística D 12
Demos gracias al Padre Todopoderoso, a Jesucristo, su Hijo muy amado. O!!e El se digne reunir a
su Iglesia desde los confines de la tierra en su Reino!

~~ "...
-
ASAMB
, -
010' na a ti por los Sl- gbs! 010· ri~ ti por los si - glos!
'-./

~~ r-'I I I
5
'r-tí 1\-.
A

• - , --
Olo·na a
-/
tí por los si· glos! parlas si· gtosr

T ~
n ~JJ ; J
B
I
"

~. ~2.
damos
Por la santa Viña de
grao das
Da· vid
ij ~ F
oh Pa·
tu
nues· tro.
dre
ser· vi· dar.
ANT.
I
3. Que nos has revelado por le. su· cris· to tu hi· io.
4. Te damos gra.cias oh Pa. dre nues· tro.
5. Por la vida y el ca nocimiento que
nos has revela<.lo por )e· su· CriS· to tu Ht • ).).
este pan que romo pernos, en otro tiempo dis~mi· nado por las co ·linas,

,:: ~do recogido para no for·


~±K'I0I~~
mar más que uno, que así sea rm.

~~Iel~W~'
b1~~
nida h.1 J. gle. sia desde los conVines de la tie· rra en - tu Reí· no. ANT

~~ I .~ kf ~~~~~==I

«.~
7. fur que tuyos son la gloria y el po. del' por too dos los si· gloso

damos gracias, oh l'ad... santo por


I ¡e¡
tu santo
g¡ r
nomo bre,
9. Por el conocimiento. la fé, la inmortali· dad,

~:.
9. que
has
nos
hecho habitar en
has revelado por Jesucris.
nuestro,
J ~
rae
co·
to
i
tu
lO,
Hi·
nes.
jo. ANT.
<~10'
,
11~
.
IS _
u eres e
enor ommpotente
. I ¡e¡ I I!íl
que creo aste el uni· verso para alabanza de tu nom·bre.
11. Tú das el a11· mento y la be· bida él los hiios de los hombres.
12. y a nosotros nos das según tu gra.cia un alimentoss·pi. n· tu al.
13. Una bebida para la vida e· ter· na por Jesucris·to tu }-t. jo.

~14. I!ílPor encima de


I~~~E?f5~1~~~~
todo te damos gracias por tu po· der.
15. ( ) Acuérdate Se. ñor de tu l· gle-sia para librarla de lo· do mal.
16. ( Para ha· cerla pero fecta en tu ca· ri· dad.

~ li"I I ¡¡ji I ~.. ~'~~~


;z ~úne de toda la tierra a esta [. glesia sanfifi. ca.da,encl Reino
que Te tienes pre· pa·ra.do.

~~~~+~I~~~I~;~~k#
18. Por que tuyos son la gloria y el po· der por to· dos los si· gtos.
ANTIFONA
~,¡¡. ~ ~,¡¡. ~ I

41
19. A-
20. (
I

mén'
) V
Qué
qt1f
verJ·ga
pa. Sf
-
el Sf·
es· te
ñor'
nmn·dolJ
! I
A-
I
mén'
; ~
..

~21H ~A . o- san· na a 1a ca· sa d(' Oa. Vt"dO mé"! I


~q~l
~
~
~I
22. A· que san· to que ven - ga 1 A - ménl

d
~~;I
24.Ma _ ~. na th",! A - ménl
Deseo de Dios S 15
Señor, mi boca te cantará jubilosa, a Ti que eres un festín para mi alma!

~~
tiNTIFONA
y ,

Mi bo __ ca te can· tao rá iu· bi· lo


,
~ ~
sa, Tú rrs un fes • tfn

~~~ L Oh Dios fue.res


....., m; Dios yo te bus- ro, mi al· ma fi~· n.. sro de ti .

OREMOS:
Como una tierra reseca y árida,
así estamos delante de Ti, Señor.
Concede a tus hijos que te buscan desde la aurora
poder acogerse a la sombra de tus alas,
y tener parte en el festín que sacia eternamente.
Por Jesucristo. Nuestro Señor. AMEN!
Oh Se· ñor me·res
........
Dios yo tl>
'
bus· co mi al· roa lie. nl' sl'dd~ ti'

2. Lo mismo que la tierra sin agua 6. De noche viene a mí tu recuerdo


mi ser entero tiende a Ti! y va mi pensamiento a Ti.

3. Señor, yo quiero ir a tu Templo 7. Mi alma está aferrada a tu Diestra,


por ver ~'JI Glorie., tu Poder! mi Alcázar eres Tú, Señor!

4. Tu Amor vale más que la vida. 8. Debajo de tus alas anido


mis labios cantarán sin fin. y tengo mi Refugio en Ti.

5. Mis manos se alzarán a tu Nombre, 9. Honor y Gloria a Dios, l-,or los -siglos,
mi vida cantará tu Amor. al Padre, al Hijo, al Sa11to Amor!
Ps. 6R (V. 62}.
Bajo tu amparo P.16
Bajo el amparo de tu misericordia maternal nos acogemos, Santa Madre de Diosl

Ih~ Ba· jo tu3m. pa- ro nos a· co·

~~ ;:Os San· ta Ma - dre de Dios.


-~ No des·

~~W Ot- gas 1~. ra· dón


~jJE
de tus hi _ ¡OS ne· ce. si.

=It~ la"--==---- dos. Lí· bra· nos de to· no pe· li_ gro.

~'fJJ J~ªY~-~~=UOh siem· pre Vir _ gen 010· río· sa y Ben. di _ tao
OREA-lOS:
SEROR, CONCEDE A TUS HIJOS
CONSERV AR SIEMPRE LA SALUD DEL ALMA Y DEL CUERPO.
QUE LA INTERCESION DE LA GLORIOSA VIRGEN MARIA
NOS LIBRE DE LAS TRISTEZAS DE ESTE MUNDO
Y NOS CONCEDA EL COMPARTIR CO~ ELL\ LA ALEGRIA ETERNA
POR JESUCRISTO, NUESTRO SEROR. AMEN.
TITULO PAGINA NOTA PASTORAL SIGLA

Acuérdate de Jesucristo 27 pág. 7 V.13ayb


Alleluia 18 » 5 G-7
Bajo tu amparo 62 » 13 P - 16
Cántico de los tres jóvenes 32 8 G·8
Deseo de Dios 60 » 12 S - 15
Gran aclamación eucarístico. 56 » 11 D - 12
He aquí la morada. 50 » 10 N-9
Nuestra Pascua. 47 » 9 M ·17
Oh Señor, envía tu Espíritu. 43 » 9 N-5
Pueblo de Reyes. 14 » 4 V - 14
Quiero cantar 22 » 7 S - 16 a y b
Sí, me levantaré 20 » 6 l- 10
Te rogamos, Señor. 38 » B - 17
Tú eres bendito. 30 » 8 V-lO