Sei sulla pagina 1di 4

“El Sida es el Síndrome de Inmunodefiencia Adquirida.

Una persona con VIH se


dice que tiene Sida cuando empieza a desarrollar ciertas infecciones y
enfermedades porque su sistema inmunológico está debilitado” (Merino, 2011).

En México, así como diferentes países del mundo el SIDA se convierte en un


problema de salud pública complejo debido a las múltiples repercusiones
psicológicas, sociales, éticas, económicas y políticas que rebasan al ámbito de la
salud por lo que se necesita la participación de diversos sectores de la sociedad y
diversas instituciones para coordinarse y poder combatir el SIDA.

En este tipo de epidemias la prevalencia de infección por VIH SIDA se mantiene


por encima del 5% y entre las mujeres embarazadas es menor al 1%. De esta
manera México se encuentra con una prevalencia del VIH del 15% en hombres
que tienen sexo con hombres y 6% en usuarios que usa drogas inyectables
mientras que las mujeres embarazadas es de 0.04%.

En 2008 se han registrado 62 casos en niños casi todos por transmisión perinatal,
y se han registrado 3512 en jóvenes menores de 15 años. Los adultos de ambos
sexos han aumentado la transmisión sexual a un 97 y 99% de los nuevos
contagios en hombres y mujeres respectivamente, por lo que los niveles de
contagio sexual se han visto acrecentando de modo relativo a comparación de las
transmisiones sanguínea.

PRINCIPALES CAUSAS DE LA EPIDEMIA DE SIDA EN MEXICO 2008

Transmisión sexual

De acuerdo con De Luca et.al (2010), las cifras de la epidemia indican que la
forma de contraer el SIDA más predominante es a través de la transmisión sexual
ya que los hombres en ese tiempo temían revelar su verdadera identidad sexual
por temor a ser criticados o señalados porque los estereotipos estaban
sumamente establecidos.

En este año gracias a las anteriores generaciones impregnaban fuertemente el


rechazo a las diferencias sexuales, era muy común el esconder características
definitorias, claro gracias al desarrollo de ideales el presentarse originalmente y
sin temores de rechazo es mucho más fácil, no se detienen al declarar sus
preferencias sexuales, ya es más común ver personas con diferentes preferencias
sexuales Y ya no nos enfocamos a lo que llamábamos " normal" ya que todos
merecemos el mismo respeto.

Las muestras que se realizaron a los hombres un 35% que eran heterosexuales
eran realmente HMS y sus prevalencias promedio son de 10 y 20% y en las
ciudades del Norte se localizaron la prevalencia más grande debido al trabajo
sexual femenino suele ir acompañado de la utilización de drogas inyectables.

Transmisión sanguínea

Antes del año 1986, se daban casos de comercialización ilegales de la sangre,


pero justo en ese año entraron en vigor disposiciones legales las cuales normaban
y marcaban la prohibición de la venta de esto. En estos años no se tenían
conocimiento sobre las enfermedades que eran transmitidos por transfusiones de
sangre, las familias al verse necesitadas, recurrían a la primera opción para pedir
donaciones de sangre.

Según Arredondo (2011), las instituciones de salud, antes no tenían conocimientos


sobre las graves consecuencias de no aplicar cuidados o exámenes que nos
mostrarán el estado de salud de las personas que donarán sangre.

En el año de 1989 al menos el 17% de los casos registrados del SIDA fueron
transmitidos por medio de transfusiones sanguíneas, ya que no se le daba
tratamiento antes de introducirlo a las personas enfermas (necesitadas de
transfusiones).

Transmisión por uso de drogas intravenosas

El compartir agujas, jeringas y otros suministros para inyección pone a las


personas que se inyectan drogas (PID) en alto riesgo de contraer el VIH y otras
infecciones. Un análisis realizado para ubicar casos de SIDA por zona
metropolitana del país señala que el 45 % de los casos relativamente nuevos
(2003-2008) se concentra en solamente cuatro ciudades del país: Tijuana,
Guadalajara, Ciudad Juárez y Hermosillo, además se ha estimado que estas urbes
albergan a cerca del 50 % lo que significa que hay una gran concentración
geográfica de la epidemia y de la población vulnerable a esta vía de infección.

El uso de drogas inyectables ahora representa 1 de cada 3 nuevas infecciones


por el VIH. La sangre infectada puede ser aspirada en una jeringa y luego, el
próximo usuario de la jeringa se la inyectará junto con la droga, esta es la manera
más fácil de transmitir el VIH durante el uso de drogas, porque la sangre infectada
entra directamente en el torrente sanguíneo y aún cantidades pequeñas de sangre
en las manos, en los utensilios para cocinar la droga, filtros, torniquetes, o en el
agua para enjuagar, pueden ser suficientes para infectar a otro usuario.

El uso de drogas, incluso de alcohol y metanfetamina, incrementa la probabilidad


de que las personas no se protejan durante la actividad sexual, alguien que
intercambia sexo por drogas podría tener dificultades para poner límites en la
actividad sexual por lo que no se protegen, el uso de drogas o alcohol puede
disminuir el uso de condones o las prácticas de sexo más seguro.

Los usuarios que consumen drogas con frecuencia tienen sexo con varias
personas y esto aumenta su riesgo de infectarse con el SIDA u otras
enfermedades de transmisión sexual. Los usuarios también corren un riesgo
mayor de padecer enfermedades de transmisión sexual lo que puede aumentar el
riesgo de infectarse o de transmitir el SIDA.

Mortalidad por el SIDA

Durante el periodo 1988-1998 las muertes por el SIDA ascendieron a 31 108, de


las cuales el 86.3% corresponden a varones y el 13.7% a mujeres y a nivel
nacional, el SIDA ocupaba el lugar 16 como causa de muerte, con una tasa de
4.2% por cada 100,000 habitantes.

La población que más surgió afectada por la epidemia fueron los y las jóvenes de
25-34 años edad y se situó como una de las 10 causas de muerte en los varones
de 25-34 años.

Ruralización y casos en población indígena

En los casos rurales e indígenas no representan una alarma con referencia a su


número y proporción respecto del peso relativo que poseen las poblaciones
rurales e indígenas en el país sin embargo el aislamiento obstaculiza la exposición
a las campañas preventivas y al control en centros de salud sobre el sida en
mujeres jóvenes muestra un evidente crecimiento de la epidemia en la población
femenina del país por lo que el crecimiento es absoluto respecto de las cifras que
presentaron ellas en el pasado como relativo frente al número de casos
observados en los hombres ya que la vía de transmisión heterosexual es la
responsable de esta importante novedad.

Después de todo el SIDA sigue siendo una de las enfermedades más temidas por
el ser humano, llegar a caer en ella sería fatal.

Por ello se deben tomar precauciones antes de entrar en contacto con alguna
persona infectada. Es fundamental estar informados no solo de la actualidad si no
que aún más por la historia y conocer la principales razones para evitar estar
expuestos a este virus.
Referencias

Recuperado de :

http://www.saludenfamilia.es/general.asp?seccion=419

De Luca, M.,Magis,C.,Bravo,E.,Rivera,P.,Ortiz,R., y Gayet,C.(2010). La epidemia


del Sida en México al 2008.Centro nacional para la prevención y control del
VIH/Sida. 146 (1),pp.45-49

Arredondo,J.(2011).Atlas bacteriologo.México:Bayer