Sei sulla pagina 1di 3

LOS MUERTOS QUE MUEREN EN EL SEÑOR:

TEXTO: Apocalipsis 14:13 Oí una voz que desde el cielo me decía:


Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos
que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de
sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.

Introducción: Para Dios la muerte de un cristiano no es una tragedia, el


Salmo 116: 15 dice: Salmo 116:15 Estimada es a los ojos de Jehová
La muerte de sus santos.
RAZONES POR LAS CUALES SON BIENAVENTURADOS LOS MUERTOS QUE
MUEREN EN EL SEÑOR

I. Porque descansarán: Mateo 11:28 Venid a mí todos los


que estáis trabajados y cargados, y yo os haré
descansar.

II. Porque estarán con Cristo lo cual es muchísimo mejor.


Filipenses 1:23 Porque de ambas cosas estoy puesto en
estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual
es muchísimo mejor;

III. Dejaran de sufrir.


Apocalipsis 21:4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de
ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni
clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

IV. Participaran en la primera resurrección:


Apocalipsis 20:6 Bienaventurado y santo el que tiene
parte en la primera resurrección; la segunda muerte no
tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y
de Cristo, y reinarán con él mil años.
V. EL ORDEN DE LAS RESURRECCIONES:

Dan 12:2 Y muchos de los que duermen en el polvo de


la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y
otros para vergüenza y confusión perpetua.

Juan 5:28-29 No os maravilléis de esto; porque


vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros
oirán su voz;
29 y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección
de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de
condenación.

1Corintios 15:21-23 Porque por cuanto la muerte


entró por un hombre, también por un hombre la
resurrección de los muertos.
22 Porque así como en Adán todos mueren, también en
Cristo todos serán vivificados.
23 Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las
primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.

1Tesalonicenses 4:16 Porque el Señor mismo con


voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de
Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo
resucitarán primero.

Apocalipsis 20:4-5 Y vi tronos, y se sentaron sobre


ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas
de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y
por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la
bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en
sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con
Cristo mil años.
5 Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que
se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección.
VI. Son librados del lago de fuego:
Apocalipsis 20:14-15 Y la muerte y el Hades fueron
lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda.
15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue
lanzado al lago de fuego.

VI. CONCLUSION:

1. La muerte está establecida:

Hebreos 9:27 Y de la manera que está establecido para los hombres


que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,

2. El tiempo lo pone Dios:

Job 14:5 Ciertamente sus días están determinados,


Y el número de sus meses está cerca de ti;
Le pusiste límites, de los cuales no pasará.

3. ¿Cómo DEBEMOS ALENTARNOS?

Con la esperanza que nos veremos junto con Cristo:


1Tesalonicenses 4:14-18 Porque si creemos que Jesús murió y
resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en
él.
15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que
vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no
precederemos a los que durmieron.
16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y
con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en
Cristo resucitarán primero.
17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado,
seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir
al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.
18 Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.