Sei sulla pagina 1di 4

Ángeles y alabanza a Dios

Sinopsis
Seres espirituales que alaban a Dios de una manera que va más allá de la capacidad humana.
Ángeles adoran a Dios en su presencia
Ap 7.11
Apocalipsis 7.11 (RVR60) — 11 Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del
trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus
rostros delante del trono, y adoraron a Dios,
Ver también Ap 3.5; Ap 8.2
Apocalipsis 3.5 (RVR60) — 5 El que venciere será vestido de vestiduras blancas;
y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi
Padre, y delante de sus ángeles.
Apocalipsis 8.2 (RVR60) — 2 Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios;
y se les dieron siete trompetas.
Ángeles alaban a Dios por sus obras
Ángeles alaban la obra creadora de Dios
Job 38.4–7
Job 38.4–7 (RVR60) — 4 ¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra?
Házmelo saber, si tienes inteligencia. 5 ¿Quién ordenó sus medidas, si lo
sabes? ¿O quién extendió sobre ella cordel? 6 ¿Sobre qué están fundadas sus
bases? ¿O quién puso su piedra angular, 7 Cuando alababan todas las estrellas
del alba, Y se regocijaban todos los hijos de Dios?
Ver también Sal 148.1–5; Neh 9.6
Salmo 148.1–5 (RVR60) — 1 Aleluya. Alabad a Jehová desde los cielos;
Alabadle en las alturas. 2 Alabadle, vosotros todos sus ángeles; Alabadle,
vosotros todos sus ejércitos. 3 Alabadle, sol y luna; Alabadle, vosotras todas,
lucientes estrellas. 4 Alabadle, cielos de los cielos, Y las aguas que están sobre
los cielos. 5 Alaben el nombre de Jehová; Porque él mandó, y fueron creados.
Nehemías 9.6 (RVR60) — 6 Tú solo eres Jehová; tú hiciste los cielos, y los
cielos de los cielos, con todo su ejército, la tierra y todo lo que está en ella, los
mares y todo lo que hay en ellos; y tú vivificas todas estas cosas, y los ejércitos
de los cielos te adoran.
Ángeles alaban la obra redentora de Dios
Lc 2.13–14 Los ángeles alaban a Dios por el nacimiento de Jesucristo. Ver
también; Is 44.23; Is 49.13; Lc 15.10; He 1.6; Dt 32.43
Lucas 2.13–14 (RVR60) — 13 Y repentinamente apareció con el ángel una
multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían: 14 ¡Gloria a
Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!
Isaías 44.23 (RVR60) — 23 Cantad loores, oh cielos, porque Jehová lo hizo;
gritad con júbilo, profundidades de la tierra; prorrumpid, montes, en alabanza;
bosque, y todo árbol que en él está; porque Jehová redimió a Jacob, y en Israel
será glorificado.
Isaías 49.13 (RVR60) — 13 Cantad alabanzas, oh cielos, y alégrate, tierra; y
prorrumpid en alabanzas, oh montes; porque Jehová ha consolado a su
pueblo, y de sus pobres tendrá misericordia.
Lucas 15.10 (RVR60) — 10 Así os digo que hay gozo delante de los ángeles
de Dios por un pecador que se arrepiente.
Hebreos 1.6 (RVR60) — 6 Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en
el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios.
Deuteronomio 32.43 (RVR60) — 43 Alabad, naciones, a su pueblo, Porque
él vengará la sangre de sus siervos, Y tomará venganza de sus enemigos, Y hará
expiación por la tierra de su pueblo.
Ángeles alaban el reino de Dios
Sal 103.19–21
Salmo 103.19–21 (RVR60) — 19 Jehová estableció en los cielos su trono, Y
su reino domina sobre todos. 20 Bendecid a Jehová, vosotros sus ángeles,
Poderosos en fortaleza, que ejecutáis su palabra, Obedeciendo a la voz de su
precepto. 21 Bendecid a Jehová, vosotros todos sus ejércitos, Ministros suyos,
que hacéis su voluntad.
Ver también Sal 96.10–11; Sal 145.10–11; Ap 11.15
Salmo 96.10–11 (RVR60) — 10 Decid entre las naciones: Jehová reina.
También afirmó el mundo, no será conmovido; Juzgará a los pueblos en
justicia. 11 Alégrense los cielos, y gócese la tierra; Brame el mar y su plenitud.
Salmo 145.10–11 (RVR60) — 10 Te alaben, oh Jehová, todas tus obras, Y
tus santos te bendigan. 11 La gloria de tu reino digan, Y hablen de tu poder,
Apocalipsis 11.15 (RVR60) — 15 El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo
grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser
de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.
Seres angelicales alaban a Dios
Is 6.2–4
Isaías 6.2–4 (RVR60) — 2 Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis
alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban.3 Y el
uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda
la tierra está llena de su gloria.4 Y los quiciales de las puertas se estremecieron con
la voz del que clamaba, y la casa se llenó de humo.
Ver también Ap 4.8; Ap 5.8–10; Ap 7.11–12
Apocalipsis 4.8 (RVR60) — 8 Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis
alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de
decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el
que ha de venir.
Apocalipsis 5.8–10 (RVR60) — 8 Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres
vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían
arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; 9 y
cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus
sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de
todo linaje y lengua y pueblo y nación; 10 y nos has hecho para nuestro Dios reyes
y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.
Apocalipsis 7.11–12 (RVR60) — 11 Y todos los ángeles estaban en pie alrededor
del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus
rostros delante del trono, y adoraron a Dios,12 diciendo: Amén. La bendición y la
gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a
nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén.
Miles de ángeles adoran a Dios
He 12.22
Hebreos 12.22 (RVR60) — 22 sino que os habéis acercado al monte de Sion, a la
ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de
ángeles,
Ver también Dt 33.2; Sal 68.17; Dn 7.10; Ap 5.11–12
Deuteronomio 33.2 (RVR60) — 2 Dijo: Jehová vino de Sinaí, Y de Seir les
esclareció; Resplandeció desde el monte de Parán, Y vino de entre diez millares de
santos, Con la ley de fuego a su mano derecha.
Salmo 68.17 (RVR60) — 17 Los carros de Dios se cuentan por veintenas de
millares de millares; El Señor viene del Sinaí a su santuario.
Daniel 7.10 (RVR60) — 10 Un río de fuego procedía y salía de delante de él;
millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él; el Juez
se sentó, y los libros fueron abiertos.
Apocalipsis 5.11–12 (RVR60) — 11 Y miré, y oí la voz de muchos ángeles
alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era
millones de millones, 12 que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es
digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y
la alabanza.
Imágenes de seres angelicales adornan los santuarios de Israel
1 Re 6.23–29
1º Reyes 6.23–29 (RVR60) — 23 Hizo también en el lugar santísimo dos
querubines de madera de olivo, cada uno de diez codos de altura. 24 Una ala del
querubín tenía cinco codos, y la otra ala del querubín otros cinco codos; así que
había diez codos desde la punta de una ala hasta la punta de la otra. 25 Asimismo
el otro querubín tenía diez codos; porque ambos querubines eran de un mismo
tamaño y de una misma hechura. 26 La altura del uno era de diez codos, y asimismo
la del otro. 27 Puso estos querubines dentro de la casa en el lugar santísimo, los
cuales extendían sus alas, de modo que el ala de uno tocaba una pared, y el ala del
otro tocaba la otra pared, y las otras dos alas se tocaban la una a la otra en medio
de la casa. 28 Y cubrió de oro los querubines. 29 Y esculpió todas las paredes de la
casa alrededor de diversas figuras, de querubines, de palmeras y de botones de
flores, por dentro y por fuera.
Ver también Éx 26.1; Ez 41.18–20; Ez 41.25 Las imagenes de los querubines
representan los ángeles que adoran a Dios en el cielo.
Éxodo 26.1 (RVR60) — 1 Harás el tabernáculo de diez cortinas de lino torcido,
azul, púrpura y carmesí; y lo harás con querubines de obra primorosa.
Ezequiel 41.18–20 (RVR60) — 18 Y estaba labrada con querubines y palmeras,
entre querubín y querubín una palmera; y cada querubín tenía dos rostros; 19 un
rostro de hombre hacia la palmera del un lado, y un rostro de león hacia la palmera
del otro lado, por toda la casa alrededor. 20 Desde el suelo hasta encima de la
puerta había querubines labrados y palmeras, por toda la pared del templo.
Ezequiel 41.25 (RVR60) — 25 En las puertas del templo había labrados de
querubines y palmeras, así como los que había en las paredes; y en la fachada del
atrio al exterior había un portal de madera.
No se debe adorar a los ángeles
Ap 22.8–9
Apocalipsis 22.8–9 (RVR60) — 8 Yo Juan soy el que oyó y vio estas cosas. Y
después que las hube oído y visto, me postré para adorar a los pies del ángel que
me mostraba estas cosas. 9 Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy
consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de
este libro. Adora a Dios.
Ver también Mt 4.9–10; Ro 1.25; Col 2.18
Mateo 4.9–10 (RVR60) — 9 y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares.
10 Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios
adorarás, y a él sólo servirás.
Romanos 1.25 (RVR60) — 25 ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira,
honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por
los siglos. Amén.
Colosenses 2.18 (RVR60) — 18 Nadie os prive de vuestro premio, afectando
humildad y culto a los ángeles, entremetiéndose en lo que no ha visto, vanamente
hinchado por su propia mente carnal,