Sei sulla pagina 1di 7

UNIVERSIDAD DANIEL ALCIDES CARRION

HISTORIA

En los años sesenta, el Perú y la región central, estuvieron cargadas de un reto


por despegar sencillamente o por seguir subsistiendo; sin embargo, en
situaciones difíciles, nace la universidad del centro en la ciudad de Huancayo, y
al poco tiempo de su funcionamiento, se crean sus filiales en lima, huacho,
cerro de Pasco y Huánuco.
En abril de 1961 comenzó a funcionar la filial de la universidad comunal del
centro en nuestra ciudad, con la facultad de educación y la facultad de
ingeniería de minas.
Cuyos primeros estudiantes fueron hijos de profesionales, cooperativistas,
comerciantes, obreros, artesanos y campesinos. la nueva universidad nació
con el apoyo de los sindicatos, empresas, comunidades campesinas,
cooperativas, clubes y otras instituciones.
El 02 de enero de 1962, mediante ley no 13827, la universidad comunal del
centro se convierte en universidad nacional del centro del Perú. Esta ley incluyó
a la filial de Cerro de Pasco como integrante de dicha universidad. En 1963,
debido a graves problemas económicos, que aquejaron a sus filiales, se inician
las luchas por independizarse de la matriz. Dicho anhelo se vio cristalizado el
12 de abril de 1965 y viabilizado el 23 del mismo mes, a través de la ley no
15527 que crea la Universidad Nacional Daniel Alcides Carrión, con la facultad
de economía y contabilidad, de Ingeniería de Minas y de Educación. La
especialidad de matemática – física está adscrito a la facultad de ciencias de la
educación, la cual se creó con la resolución No. N° 15527.

VISIÓN
Ser una universidad con calidad académica y responsabilidad social generando
ciencia, tecnología y patentes para el desarrollo integral-sostenible de la
sociedad en la región, el país y del orden mundial.

MISIÓN
Formar profesionales competentes, investigadores, prospectivos con
sensibilidad social.
ODONTOLOGIA ENDODONCIA

Es una rama de la odontología que se ocupa de la morfología, fisiología y


patología de la pulpa dental y de los tejidos periapicales. Su estudio y practica
acompaña a las ciencias clínicas básicas incluyendo la biología de la pulpa
dental, la etiología, diagnóstico, prevención y tratamiento de las enfermedades
e lesiones de la misma y las complicaciones periapicales asociadas.

El desarrollo de esta rama tan especial de la práctica odontológica conocida


como endodoncia está definido por requerimientos educacionales y por el
intenso entrenamiento que debe obtener un especialista en esta disciplina.

Así definida, el objetivo de la endodoncia incluye, pero no limita, el diagnóstico


diferencial y tratamiento del dolor oral de origen pulpar y/o periodontal;
tratamientos de la pulpa vital tales como, protecciones pulpares o pulpectomías
parciales ; tratamientos de conductos y biopulpectomías totales, tratamientos
no quirúrgicos del sistema de conductos radiculares con o sin patología
periapical de origen pulpar y la obturación de ese sistema de conductos ;
cirugía selectiva con eliminación de tejidos patológicos que resulten de
alteraciones pulpares; reimplante intencional y reimplante de piezas dentarias
avulsionadas; eliminación quirúrgica de estructuras dentarias tales como:
apicectomías, hemisecciones y amputaciones radiculares; implantes
endodónticos; blanqueamiento dentario en decoloración de dentina y esmalte;
retratamientos de dientes previamente tratados con endodoncia y tratamientos
en relación con restauraciones que involucren pernos y/o refuerzos que tengan
relación con el conducto radicular.
El especialista en endodoncia es responsable por los avances de los
conocimientos endodónticos a través de la investigación, la transmisión de la
información en relación a los últimos y mas recientes procedimientos biológicos
aceptables, en combinación con materiales y métodos, además también es
responsable de la educación pública como para inculcar la importancia de la
endodoncia en mantener la dentición en estado de función fisiológica, con el
objeto de facilitar el mantenimiento de la salud oral y sistémica.

Cuando los pacientes reciben un tratamiento odontológico especializado, como


lo es la endodoncia, necesitan y se merecen una terapéutica adecuada y que
ésta responda a los estándares de calidad científica que generalmente solo
pueden brindar competentes odontólogos entrenados en ese área de
especialización.

La endodoncia sirve para conservar las piezas dentales sin necesidad de


recurrir a la extracción, y es el último recurso para conservar aquellos dientes
que tienen alguna afección en el nervio dental y su periferia.

La Clínica de Endodoncia tiene como objetivo permitir al estudiante enfrentar


situaciones clínicas reales con la supervisión constante y cercana de un
instructor capacitado, para que se entrene en el desarrollo de tratamientos
endodónticos exitosos en su futuro desempeño clínico privado o institucional.
Objetivos Específicos
 Definir el concepto de Endodoncia y entender los principios fundamentales
de esta disciplina.
 Reconocer las variaciones de las técnicas radiográficas utilizadas en
los tratamientos endodónticos.
 Diagnosticar correctamente las patologías pulpares y periapicales.
 Describir correctamente las variaciones de las técnicas
anestésicas empleadas en Endodoncia.
 Reconocer los instrumentos y materiales empleados en Endodoncia.
 Reconocer la importancia de las técnicas de aislamiento.
 Conocer los cuidados que se deben tener para no irritar los tejidos
periapicales durante la realización del tratamiento radicular.
 Conocer los conceptos de irrigación, preparación, medicación y obturación
de los conductos radiculares.
 Saber resolver adecuadamente las eventualidades y/o accidentes
operatorios que se pueden presentar durante el tratamiento radicular.

QUÉ PROBLEMAS PUEDEN DERIVAR EN UNA ENDODONCIA


Caries profundas y traumatismos, algunas de las causas.
Hoy, gracias al avance de las técnicas y procedimientos, se sabe que son
varias las situaciones que pueden requerir de una endodoncia. La más común
de todas es la existencia de caries muy profundas que acaban dañando el
nervio y hacen que se infecte el diente. Además, los traumatismos, la erosión
y el desgaste que produce el roce de los dientes entre ellos, pueden generar
una pulpitis o lesión de la pulpa y ser necesaria la realización de una
endodoncia.
Ante estas situaciones, lo habitual es creer que es necesaria la extracción del
diente para acabar con la infección, pero, gracias a la endodoncia, retirando
la pulpa dental dañada y el contenido bacteriano, el diente volverá a estar
sano.
En cualquier caso, cuando el paciente acaba sufriendo una pulpitis irreversible,
con la sensación de movilidad del diente y el dolor que ésta conlleva, la
endodoncia es la mejor opción ya que nos permite conservar el remanente
suficiente del diente como para que, después de la restauración pertinente,
éste recupere su funcionalidad.
PROCEDIMIENTO
1. Anestesia y acceso a la cámara pulpar
Con el objetivo de que el tratamiento de conductos radiculares no duela, el
primer paso es aplicar anestesia local. Una vez tenemos la zona
insensibilizada, realizamos una pequeña perforación en la pieza dental.
De esta manera, accedemos a la cámara pulpar –parte central del diente que
está hueca y cuenta con numerosos vasos sanguíneos y terminaciones
nerviosas-.

2. Extracción del tejido infectado y limpieza


Una vez que hemos accedido, comenzamos con la desinfección de la zona.
Para ello, optaremos por un procedimiento rotatorio en lugar de trabajar con
el instrumental tradicional utilizado en el procedimiento manual.
Es decir, mediante un motor y un sistema de limas de rotación extraemos
el tejido infectado y limpiamos el espacio que ha quedado libre en el
conducto radicular –el canal resultante del estrechamiento que tiene lugar en la
raíz de la cámara pulpar-.

PROCEDIMIENTO ROTATORIO EN ENDODONCIA

LIMAS PARA REALIZAR ENDODONCIAS

3. Moldeado de cada conducto y comienzo del rellenado


Una vez desinfectada la zona, modelamos cada conducto dándole forma
cónica para facilitar su rellenado con el material de obturación. El método
utilizado para realizar dicha obturación es el de gutapercha caliente.
La gutapercha es un tipo de goma derivada del caucho y dicho método se
diferencia de otros procedimientos tradicionales en que utiliza un horno de
última generación que calienta en segundos los obturadores que van a ser
posteriormente colocados.
La gutapercha caliente presenta diferentes ventajas como: acorta el tiempo de
molestias postoperatorias, disminuye el riesgo de fracturas en la raíz del diente,
facilita el rellenado de las irregularidades del conducto y reduce el riesgo de
filtración coronal.
HORNO PARA CALENTAR OBTURADORES

4. Fin del rellenado y sellado de la parte final del conducto


El material de obturación se inserta hasta alcanzar la parte final de cada
conducto y, una vez hemos alcanzado dicha parte final, los conductos se
siguen rellenando hasta llegar a la cámara pulpar.

En este punto, es especialmente importante sellar bien el final del conducto,


con el objetivo de que ningún fluido pueda llegar a zonas no obturadas.
Y, una vez hecho esto, nos apoyamos en radiografías para asegurarnos que
los instrumentos llegan hasta la punta de la raíz pero no la sobrepasan.

5. Reconstrucción del diente


En el caso de que el odontólogo decida que es necesaria más de una sesión
para finalizar el tratamiento, no reconstruirá el diente de manera definitiva en la
primera visita, sino que rellenará la pieza dental con material provisional.
Una vez finalizada la endodoncia, procederemos a la restauración del diente
para devolverle su aspecto natural.
En función del nivel de destrucción que haya sufrido la pieza dental, la
reparación puede ser de dos tipos:
Composites estéticos o amalgamas:
Se usan en dientes que han sufrido pequeños daños. Por tanto, simplemente
será necesario rellenar la parte perdida de la pieza dental con composite.
Poste intrarradicular y corona:
Se utilizan en dientes que han sufrido una destrucción grande.
Dado que la parte perdida del diente no se puede rellenar con composite,
por ser demasiado grande, se debe insertar un perno o poste de fibra de
vidrio y posteriormente colocar una corona o funda.
La colocación de ambos -perno o poste de fibra de vidrio y corona- es
especialmente importante en los molares, ya que son unas piezas dentales
que se utilizan constantemente, ya que intervienen activamente en la
masticación.
Por su parte, la fibra de vidrio es un material muy resistente, estético y que
no se corroe.
Con todo ello, reforzamos la pieza dental y le damos durabilidad al tratamiento.
6. Seguimiento y control posterior
Una vez finalizado todo el proceso, es fundamental realizar un seguimiento
posterior para comprobar su evolución. Las visitas regulares al
odontólogo y la comparación entre las radiografías del “antes” y el “después”
determinarán si el tratamiento ha cumplido su cometido.
SINTOMAS
 Sensibilidad al frío o al calor
 Molestia al masticar
 Cambio de color del diente a un tono más oscuro
 Aparición de un flemón o fístula
TIPOS
 Unirradicular: el diente afectado tiene una sola raíz y un único conducto
pulpar
 Birradicular: la pieza afectada tiene dos raíces y dos conductos pulpares
 Polirradicular: el diente tiene más de dos raíces y más de dos conductos
pulpares

¿SENTIRÁS DOLOR DURANTE O DESPUÉS DEL PROCEDIMIENTO?


Muchos procedimientos de endodoncia se realizan para aliviar el dolor del
diente causado por la inflamación o infección de la pulpa. Con técnicas
modernas y anestesia, la mayoría de los pacientes no sienten dolor durante el
procedimiento.
No obstante, durante los primeros días después del tratamiento, tu diente
puede sentirse sensible, especialmente si hubo dolor o infección antes del
procedimiento. Esta incomodidad se puede aliviar con medicamentos de venta
libre o recetados. Sigue las instrucciones de tu dentista con mucho cuidado. Si
tienes dolor intenso o presión que dura más de unos días, llama o visita a tu
dentista inmediatamente.

CUIDADOS
No debes masticar ni morder el diente tratado hasta que lo haya restaurado tu
dentista. El diente no restaurado es susceptible a la fractura, por lo que debes
ver a tu dentista para una restauración completa tan pronto como sea
posible. De lo contrario, solo sigue una buena higiene oral, incluido el cepillado,
el uso de hilo dental y asiste a tus controles y limpiezas programadas.
¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS DE REALIZAR UNA ENDONDONCIA CON
MICROSCOPIO?
El microscopio para el uso en la endodoncia y en la odontología en general
tiene como ventaja principal que permite trabajar con una visión
estereoscópica ampliada. El microscopio proporciona un aumento adecuado
del campo operatorio, que queda perfectamente iluminado con luz fría coaxial
que mejora la capacidad diagnóstica y terapéutica.

El microscopio operatorio es una herramienta muy útil que ayuda al clínico


en el tratamiento de la endodoncia convencional. La capacidad de
visualizar con gran detalle el sistema de conductos radiculares, conductos por
los que entran los nervios y vasos en los dientes, ofrece la oportunidad de
investigar este sistema más a fondo, limpiarlo, modelarlo con mayor eficacia.
De esta forma, se puede realizar una valoración del secado del conducto antes
de obturar y repartir el sellador sobre las paredes del conducto radicular
durante la obturación.
Pieza dental normal: 1. Esmalte, 2. Dentina, 3. Pulpa
La terapia endodóntica consiste en la extirpación total de la pulpa dental. Se
aplica en piezas dentales fracturadas, con caries profundas que presentan
lesiones en su tejido pulpar que se conocen como pulpitis. Esta es irreversible y
la única opción terapéutica es la extirpación total de la pulpa dental, y la
obturación tridimensional del conducto dentario. La pulpitis está frecuentemente
provocada por caries dentales profundas que alcanzan la pulpa dental y
producen infección en la misma, originando dolor continuo y permanente que
aumenta con estímulos fríos, calientes, alimentos dulces o ácidos.
No siempre estará indicada la endodoncia en dientes con pulpa necrótica o
lesión irreversible, se podrá optar por la extracción de la pieza dental cuando
existe imposibilidad de restaurar la misma, se han producido reabsorciones
dentales importantes, existen perforaciones de las raíces dentales, fracturas
verticales o enfermedad periodontal grave. También en dientes sin valor
estético o funcional, por ejemplo en muelas del juicio sin antagonista con el que
pueda ocluir para masticar o en otras circunstancias.

TÉCNICA

 Limpiar el sistema de conductos radiculares: bacterias, agujas cálcicas


pulpares, tejido necrótico, etc. con el fin de dejar el conducto lo más
aséptico posible. Nunca se conseguirá que sea totalmente estéril solamente
se trata el conducto principal de cada raíz y no los numerosos conductos
accesorios inaccesibles a la instrumentación biomecánica pero accesibles a
las sustancias irrigadoras del conducto radicular en forma medicamentosa.
 La obturación del conducto radicular tridimensional con forma y tamaño
adecuados: se da forma cónica de la corona dental al ápice del diente. Se
crea un tope oclusal para que se quede justo a la longitud de trabajo, esto
es que el relleno esté ajustado a la longitud de la raíz y por último, habrá
que respetar la morfología original del conducto.
 Conseguir el sellado del tercio apical y del resto del conducto. Los
cementoblastos van a producir cemento que cierra el ápice, consiguiendo el
éxito histológico de la terapéutica del conducto radicular.