Sei sulla pagina 1di 3

Ingeniería genética en plantas y animales

Consiste en la manipulación del material genético de células vegetales o animales para


conseguir un determinado objetivo: razas nuevas con más resistencia, más productividad, o
que contienen una sustancia de interés.

La ingeniería genética en plantas

Técnica de manipulación genética de una plantaLa incorporación de un gen permite mejorar la resistencia de los
vegetales transgénicos

La primera planta transgénica se desarrolló a partir de la planta del tabaco. Actualmente se


han desarrollado plantas transgénicas de más de cuarenta especies.

Mediante ingeniería genética se han conseguido plantas resistentes a enfermedades


producidas por virus, bacterias o insectos. Estas plantas son capaces de producir antibióticos,
toxinas y otras sustancias que atacan a los microorganismos. También se han conseguido otro
tipo de mejoras, como la producción de distintas sustancias en los alimentos que aumentan su
calidad nutricional, mejorar las cualidades organolépticas de un producto o que ciertas
plantas sean más resistentes a determinados factores ambientales, como el frío.

Las técnicas de ingeniería genética también permiten el desarrollo de plantas que den frutos
de maduración muy lenta. Así, es posible recoger tomates maduros de la tomatera y que
lleguen al consumidor conservando intactos su sabor, olor, color y textura. La mejora de la
calidad de las semillas es también un objetivo.

Las aplicaciones farmacéuticas son otro gran punto de interés. La biotecnología permite
desarrollar plantas transgénicas que producen sustancias de interés farmacológico, como
anticuerpos, ciertas proteínas y hormonas, como la hormona del crecimiento.

Selección artificial a la vieja usanza


Desde la Antigüedad, la humanidad ha seleccionado plantas y animales interesantes para la
alimentación, el trabajo o para compañía. Cruzaban entre sí las plantas que producían más
grano, o los animales que proporcionaban más carne, o los más fuertes. Así, a lo largo de
miles de años, se ha llegado a disponer de una gran variedad de animales y plantas que
satisfacen nuestras necesidades, sobre todo las alimentarias.
Esta selección era artificial, pero se hacía siguiendo un proceso natural, el de la reproducción
de los seres vivos. Con los cambios en estos seres se pretendía seleccionar aquellos más
aptos, de modo similar a como ocurre en la naturaleza.

La ingeniería genética en animales

La manipulación genética de los animales persigue múltiples objetivos: aumentar el


rendimiento del ganado, producir animales con enfermedades humanas para la investigación,
elaborar fármacos, etc.

Un ejemplo de animal transgénico

Se está investigando la creación de nuevas razas de animales mediante técnicas de


manipulación genética. Los primeros pasos se han dado obteniendo animales clónicos, como
la oveja Dolly (1997). Estas nuevas razas pueden ser más resistentes y rentables.
En la actualidad, ya se emplean ratones transgénicos en los laboratorios de investigación.
Algunos de ellos llevan genes humanos que provocan cáncer: así se puede estudiar cuándo y
cómo se activan estos genes y cómo producen la enfermedad.

Por otra parte, se están empleando algunos animales transgénicos para producir
medicamentos. Un ejemplo es la introducción del gen que produce el factor antihemofílico en
vacas y cabras: se logra así que dicho factor esté en su leche, de forma que es más barato de
producir que por otros métodos.

Además de estas técnicas de ingeniería genética, la biotecnología ha posibilitado lograr otros


objetivos sin manipular el genoma de los individuos. Por ejemplo, se estudia intervenir en la
reproducción de especies en peligro que se mantienen en cautividad mediante fecundación
artificial y congelación de embriones. En este caso es especialmente importante no intervenir
en el genoma de estos animales, de manera que conserven su acervo genético sin
modificaciones.

Bibliografía:

http://mx.kalipedia.com/ecologia/tema/ingenieria-genetica-
animales.html?x=20070417klpcnavid_308.Kes&ap=1