Sei sulla pagina 1di 1

Ricardo Alberto Cardenas

Teoría y Política Monetaria

La fijación de metas monetarias explícitas tiene como objetivo por medio


de la política monetaria mantener una tasa de inflación baja y procurar
mantener la estabilidad de precios, esto, se pone en práctica
estableciendo una meta de inflación en un determinado periodo de
tiempo y al no ser un tipo de cambio fijo se tienen libre control sobre los
agregados monetarios (que son los que tienen mayor influencia en en la
inflación en el largo plazo)y las variables macro lo que ayudará a dirigir
la inflación hacia la meta establecida ,reduciendo la incertidumbre que
origina la inflación dando una mejor decisión en ahorro e inversión, tiene
una gran prevención sobre la deflación y el espiral de salario s-precios.
Para poder implementar esta meta inflacionaria primero se deben
establecer la medición de la inflación puede ser por índice de precios al
consumidor (IPC) ó deflactor del PIB , se debe establecer si se
observarán todas las variaciones de la inflación o si es debido excluir la
inflación a corto plazo ya que es considerada exógenas conjunto a esto
se debe establecer la tasa meta de inflación ( lo más recomendado de
1% a 3%) no es óptimo tener una inflación de 0% ya que no dejaría que
las tasas de interés fueran negativas y estimularán la demanda
agregada, por otro lado es objetivo escoger un punto meta que genera
una política monetaria fuerte y mayor credibilidad o una gama meta de
inflación en el cual se tiene que establecer el ancho de la banda para
poder alcanzar dicha meta, finalmente se pasa a la eleccion del
horizonte temporal que establece la rapidez con la que se debe llegar a
dicha meta de inflación baja.

La finalidad de implementar la estrategia de meta de inflación explícita


es llegar a cumplir una meta de inflación con el libre uso de variables
macro de la política monetaria, esta política monetaria tiene que generar
un equilibrio en la economía para que se mantenga un crecimiento por lo
que es objetivo tener siempre inflación controlada ya que la cantidad de
dinero incentiva a la economía, por otro lado tomar esta estrategia de
meta genera que el Banco Central mantenga una inflación baja y un
precio favorable para los productos, junto a los agregados monetarios se
mantiene una estabilización de la tasa de inflación lo cual no altera el
empleo en un alto grado y por ende en un sistema keynesiano el
consumo se mantendría ya que los precios no se alteran radicalmente a
lo largo del tiempo.