Sei sulla pagina 1di 7

Universidad Nacional de Ingeniería

“Las seis erres”

Nombre: Hugo José Miranda Rodríguez.

Docente: Ing. Francisco Javier Galo Montenegro

Fecha: 08/09/2016.

Grupo: 3T1-EO
Las 6R:
Las seis erres: rechazar, reducir, reutilizar, y reciclar materiales, repensar,
recuperar constituyen la clave para intentar solucionar, entre todos, muchos
de los enormes problemas que están dañando nuestro planeta y que nos
pueden llevar a la extinción de la vida como la conocemos ahora.

Sin embargo, la mayoría de los países han comprometido a llevar a cabo estas
seis acciones, sin embargo, hay países que no se han comprometido con estas
acciones, pues su economía está basada en la producción y distribución de
materiales dañinos al medio ambiente, que favorecen la destrucción de los
ecosistemas.

Las administraciones y las empresas ignoran casi siempre las dos primeras
erres (rechazar y reducir), tratan de pasar por alto la tercera (reutilizar) y
fomentan y enfocan fundamentalmente sus empeños y sus campañas en la
cuarta (reciclar).

Definiciones de las 6R:

1) Reducir: Consiste en rechazar los distintos tipos de envases o empaquetados


cuando estos no cumplan una función imprescindible para su conservación,
traslado o consumo. Es elegir los productos que tengan menos envoltorios,
sobre todos los que utilicen materiales reciclables, y emplear menos bolsas de
plástico para la compra. En conclusión, consiste en evitar la compra de
productos que realmente no son necesarios y que además deberíamos ser
particularmente cuidadosos con los productos de usar y tirar. Por ejemplo:
utilizar servilletas, pañuelos de tela en lugar de los fabricados con papel, ir a la
compra con un carrito, prescindiendo de las bolsas de plástico de un solo uso.

2) Reutilizar: Implica dar un segundo uso a aquellos productos que ya no te


sirven para la tarea o para otra cosa que adquiriste y para que puedan seguir
cumpliendo con su función. Hay que intentar sacar el máximo provecho a las
cosas que tenemos y cuando definitivamente no las podemos usar regalarlas a
alguien que si les pueda dar un uso determinado.
Antes de desechar cualquier producto debemos sacarle todo el partido posible
por ejemplo: Los envases de vidrio los podemos reutilizar una vez lavados, las
bolsas de las compras las podemos usar para la basura y otros ejemplos más.

3) Reciclar: Significa hacer una selección de los residuos generados por


nosotros mismos. Luego son tratados en plantas especializadas creando
productos para otros usos o iguales de menor calidad. También, se evita el uso
descontrolado de recursos naturales, se ahorra energía y se reducen el
volumen de residuos. La mayoría de los materiales de los que están hechos los
productos que utilizamos en el hogar son reciclables. Una vez que lo hayamos
usado, deberíamos devolverlos al ciclo productivo para que, después de un
tratamiento, puedan incorporarse de nuevo al mercado, reduciéndose así el
consumo de materias primas y de energía

4) Recuperar: Se relaciona con los procesos industriales y consiste en


recuperar materiales o elementos que sirvan como materia prima. Se basa en
la utilización del residuo generado en otro proceso distinto del que lo ha
producido, este se podrá introducir en el nuevo proceso directamente o
mediante algún tratamiento previo. Por ejemplo: los plásticos de pueden
recuperar mediante el proceso de calentamiento o los materiales utilizados en
la fabricación de latas

5) Repensar: Volver a pensar sobre una cosa y hacerlo con reflexión y


detenimiento.

6) Rechazar: Su definición bastante simple, es no aceptar algo, relacionado a


las seis erres pondré este ejemplo: no compremos productos que dañen al
ambiente (aerosoles, empaques que no se pueden reciclar, etc.) especialmente
aquellos que hayan sido probados en animales. En vez de cloro y detergente en
polvo se puede utilizar vinagre o jugo de limón y detergente en líquido.

¿Qué pienso de esto?

Pues todos nosotros los seres humanos, que no cumplan las 6R, me incluyo, ya
que no las cumplo todas tenemos un reto por delante de nosotros, este es
aprender que los objetos son solo objetos sin importar de quien venga. Una
taza es una taza, sin importar que nuestras madres nos la hayan regalado. Lo
que importa es que hay alguien que nos quiere y que nos regaló algo. Lo
importante es saber reciclar, solucionar los problemas de la gestión de los
residuos, materiales, artículos, etc. Hoy los residuos de las actividades
humanas han perdido la característica de los materiales que puede ser
reutilizado en otras actividades (Reciclar)

Estas reglas no son difíciles de seguir, nosotros podemos ayudar a este planeta
y si entre nosotros ponemos un poco de cuidado, seguro nos lo agradecerá y
no solo el planeta si no nosotros mismos también porque los recursos estarían
más limpios igual que el medio ambiente, habría más árboles y no habría
mucha contaminación.

¿Qué son para mí las “seis erres”?

La 6 erres para mi es nada más que una práctica que todos deberíamos realizar
y fomentar como habito y cultura en todos los países, no solo aplicada en el
uso del automóvil como miramos en los comerciales de la televisión nacional,
su funcionalidad va más allá y los beneficios al medio ambiente pueden ser
enormes: tan solo en la capital y zona urbana de Nicaragua existen más de
300,000 vehículos que transitan en nuestras calles y esta cifra se incrementa
de manera preocupante cada año.

La planificación urbana necesita una ordenación del territorio mucho más


cuidadosa, donde se ponga énfasis especial en la sostenibilidad de dos sectores
esenciales como la vivienda y el transporte.

Estas erres también tienen una aplicación práctica en la relación entre el


transporte y la sostenibilidad ya que cualquier medida que busque el fomento
de la movilidad sostenible pasa por la aplicación de las 6 erres.

Solución a los problemas de contaminación.

Solucionar el problema de la gestión de los residuos no es fácil y las adoptadas


hasta ahora a la vez son costosas y acompañadas de riesgos significativos. El
enfoque correcto en cambio se ve en la gestión integrada, que combina
distintas movilidades operativas con la participación de todos, individuos e
instituciones, siguiendo las denominadas 6 erres.

Para que la gestión de los residuos se haga en modo eficiente, es necesaria una
colaboración estrecha entre consumidores e instituciones. Es importante, por
ende, que las instituciones realicen compañías de sensibilización e
incentivación a la recolección diferenciada de los residuos, sea a través de
descuentos en las tarifas de recolección de residuos como también equipando
las ciudades de puntos para la recolección de materiales reciclables como
vidrio, plástico, aluminio, etc.

Los residuos son contenidos orgánicos y proteicos, que son destinados a la


alimentación, mientras que los demás restos son para el abono de los campos
y huertas para que te den frutos

Conclusión.

Está claro que rechazar y por tanto dejar de comprar los productos que no nos
sirven para nada o rechazar aquellos productos con demasiado envoltorio o
rechazar las bolsas de plástico en los supermercados es algo que no puede ser
visto con buenos ojos por las empresas que necesitan los envoltorios y los
productos inútiles para seguir manteniéndose.

Reducir, aunque un poco menos fuerte que rechazar, tampoco está bien visto.
Hablar de reducir algo en un sistema que toma como única verdad la del
‘crecimiento a toda costa’ es ir contra el propio fundamento de ese sistema.

Reutilizar se admite siempre que reutilizar algo (por ejemplo convertir una lata
de refresco en una lámpara) conlleve la compra de nuevos materiales, pinturas
o pegamentos que al final producen un gasto mayor que el presunto ahorro
que se quería conseguir. En cambio, reutilizar de verdad, es decir, volver a usar
una y otra vez algo hasta que se rompa o utilizar papel por las dos caras eso no
se admite o no está bien visto.

Sin embargo reciclar, se considera un invento maravilloso, que implica la


proliferación a diestro y siniestro de contenedores de todo tipo y color donde
poder tirar sin cargo de conciencia todas la inutilidades que nos hayamos
comprado, la adquisición de nuevos camiones para trasladar el contenido de
esos contenedores, la creación de nuevas plantas de tratamiento de residuos,
la necesidad en casa de unos cuantos cubos de plástico adicionales, etc.
Que luego la plantas de tratamiento de residuos no funcionen, que lo que se
separó en casa y se llevó por separado a los contenedores se vuelva a juntar en
el vertedero no parece importarle a nadie, incluso en el mejor de los casos se
recicla una parte que no compensa en absoluto el gasto enorme de energía
que es necesario utilizar".

Hacernos cargo de lo irresponsable que somos con nuestra forma de consumo


y de la necesidad de modificar nuestra cotidianeidad, por lo que vuelvo a
mencionar, no se trata de que nosotros salvemos al mundo, se trata de
proteger nuestro hogar y asegurar nuestra sobrevivencia, hay que hacer
reaccionar a la gente y a los empresarios, nosotros no le hacemos falta al
planeta, pero nosotros sin él no existiríamos.

Por todo lo anteriormente explicado puedo comentar que es necesario e


indispensable tener en cuenta las seis erres, ya que al usarlas correctamente
tendríamos un ecosistema mejor y más duradero, dando como resultado un
estilo de vida más próspero y una mejor calidad de vida.