Sei sulla pagina 1di 2

EN DEFENSA DE LA EDUCACIÓN ESPECIAL

La moda actual y la perspectiva inclusiva oficiales, parten de supuestos y premisas falsas.


Pedagógicamente en las actuales circunstancias la inclusión educativa para los alumnos
con discapacidad severa o múltiple es inviable.

Eso lo sabemos los maestros de educación especial y regular. Una gran mayoría de los
alumnos con discapacidad están en los CAM, no porque los hayan rechazado de las
escuelas regulares, sino porque incluso algunos de ellos han migrado a los CAM porque
estos tienen las condiciones y el personal docente preparados para atenderlos de manera
pertinente.

Otros teniendo la opción de ir a regular son inscritos por sus padres en Educación
Especial poniendo por delante su experiencia y los intereses de los chichos.

Los centros de atención múltiples (educación especial escolarizada) no son esas


instituciones de hace 50 o 100 años en que internaban a las persona en condiciones
inhumanas. Los CAM son Centros Educativos abiertos, con aulas cuya adecuación corre
a cargo muchas veces de los docentes. Al día de hoy, sus estudios cuentan con
reconocimiento de estudios igual que los centros regulares;

cuentan con personal profesional multidisciplinario, quetrabajan colaborarivamenteEstán


en escuelas donde se identifica con plenitud sus condiciones, las dificultades, las
barreras, el nivel de aprendizajes (competencias curriculares), los ajustes necesarios, los
materiales, su ritmo y estilo de aprendizaje para planear cuidadosamente secuencias
didácticas que garanticen aprendizajes verdaderos y en el caso de los CAM laborales
abrirles oportunidades de empleo digno. La inclusión ha servido al momento para insertar
alumnos con discapacidad en escuelas regulares, a quienes por las condiciones (# de
alumnos, preparación docente no especializada, currículo no apto para chicos con
discapacidad intelectual) pero que no son atendidos adecuadamente. Las buenas
intenciones y la buena fe no bastan. A veces nos hacen irnos con la finta de lo
aparentemente correcto (y que no lo es). Lo ideal sería sí mantener la opción de ingreso a
regular a alumnos cuya condición específica les favorezca, pero mantener y fortalecer
también la otra opción (la educación especial) y que sean los padres y los niños quienes
decidan informada y libremene cuál les conviene. No que con esta resolución de la Corte,
de chingadazo descalifica y cuelga el mote de inconstitucionales a uno de los sectores
más nobles y preparados del sistema educativo: la Educación Especial. (Les recomiendo
a ambos hablar con padres, alumnos y docentes de esta modalidad educativa, les
aseguro que se sorprenderán)

La linea inclusiva es tan absurda que amenaza con despido a docentes que realicen
actividades de refuerzo en alguna asignatura con algún alumno o grupo de alumnos
porque lo consideran discriminatorio. Quienes dictan esos lineamientos o en este caso los
"humanistas" jueces que emiten estas resoluciones no tienen ni la más mínima idea de lo
que es la discapacidad ni el trabajo necesario para educar en el contexto de la educación
especial, perdón por la expresión pero no tienen ni pinche idea

Perdón pero la ley no está fomentando nada. Y basta irse a dar una vuelta a cualquier
estado de la República para darse cuenta de la inviabilidad pedagógica de la inclusión a la
europea o a la gringa. México vive una realidad muy distinta. Ni siquiera los niños sin
discapacidad tienen garantizadas las condiciones educativas mínimas. Traspasar a los
niños con discapacidad, particularmente a los de mayor severidad, que son muchos, en
estas condiciones, lejos de beneficiarlos les perjudicará al no recibir la educación que
requieren. Por ejemplo, en un CAM los grupos son de 8 a 12 alumnos, mientras que en
las aulas regulares tienes en promedio 35 y en secundaria hasta 55 alumnos.

EQUIDAD:

Garantiza equidad en el acceso a servicios de educación especial

La educación especial da atención incluso a niños cuya situación cronológica ya no les


permitiría continuar escolarizados