Sei sulla pagina 1di 14

Trabajamos en defensa de los DDHH

exigiendo justicia y libertad,


promoviendo una Venezuela

De ENCUENTRO y PERDÓN.

Siento mi alma libre desde que perdoné.


Rosa Orozco

Boletín #2,
jepvenezuela@gmail.com
Enero 2018
1

Las voces de las víctimas se escuchan en la OEA

Con ocasión de los graves hechos ocurridos en Venezuela durante los meses de Abril
y Julio de 2017 y las innumerables violaciones a los derechos humanos, el Secretario
General de la OEA, Luis Almagro, emprendió la empresa de realizar audiencias en la
OEA con la finalidad de determinar si en Venezuela se habrían perpetrado crímenes
de lesa humanidad de conformidad con lo establecido en el Estatuto de Roma de la
Corte Penal Internacional, ello con la finalidad de, dado el caso, elevar ante la Corte
Penal Internacional el caso venezolano.

En esas audiencias han intervenido diversas víctimas con sus testimonios, acá se deja
constancia de lo allí expuesto.

jepvenezuela@gmail.com
1. Iván Urbina, Padre de Fabián Urbina.
2
Iván Urbina, padre del estudiante Fabián
Urbina, aseguró durante su intervención
en la audiencias públicas que ha
promovido el secretario general de la OEA,
Luis Almagro, que fue un efectivo de la
Guardia Nacional (GN) quien asesinó a su
hijo y le negó a testigos brindarle los
primeros auxilios.

“Para Fabián no era lógico que en un


país petrolero existieran personas en
grado de abandono por parte del
Gobierno (…). Mi hijo pensaba en tener
un futuro que no se tuviera que buscar
en otro país (…).

De parte de la Guardia Nacional no hubo


ninguna atención, y además impidieron
que las personas que estaban allí
auxiliaran a mi hijo (…). Varios GN
desenfundaron sus armas de fuego, apuntaron y dispararon en contra de quienes
estaban frente a la marcha”, relató

jepvenezuela@gmail.com
2. Juan Pernalete y Elvira Llovera, Padre y Madre de Juan
3 Pablo Pernalete.

“Mi hijo era un buen estudiante, un


deportista de alto desempeño y además
era un defensor de los animales”.
El padre desmintió la versión de
representantes del Gobierno Nacional,
quienes aseguraron que había sido
asesinado por otro manifestante opositor
con una pistola de perno cautivo. “Fue
con una bomba lacrimógena disparada
por la Guardia Nacional a corta distancia”.

La vida de Juan Pablo Pernalete terminó


la tarde del 26 de abril de 2017, cuando
una bomba lacrimógena, presuntamente
disparada por un funcionario de la
Guardia Nacional (GN), impactó en su
pecho en medio de una protesta contra el
gobierno de Nicolás Maduro.

jepvenezuela@gmail.com
3. Johanna Aguirre, Esposa de Alejandro Márquez.
4
El 19 de febrero de 2014 el ingeniero José
Alejandro Márquez salió de su casa para
unirse a la protesta nocturna que
protagonizaban sus vecinos de la esquina
Candilito, ubicada en La Candelaria, en el
marco de las manifestaciones que luego
se conocerían como “La Salida”. Esa
noche de febrero funcionarios de la
Guardia Nacional llegaron a dispersar la
manifestación. El ingeniero sacó su celular
para grabar la situación, pero a los
castrenses no les gustó.

Un GN se acercó hasta él para quitarle su


teléfono, Márquez corrió para resguardar
su integridad, aunque cayó mientras era
perseguido por al menos seis militares que
le dieron alcance y lo golpearon el piso
hasta dejarlo inconsciente. Así quedó
registrado en un vídeo. Duele decir que
Alejandro fue sido asesinado solo por filmar un suceso en la calle, solo por defender sus
derechos como estoy segura que estaba haciendo.

jepvenezuela@gmail.com
4. David Vallenilla, Padre de David Vallenilla.
5
“David José era un joven de 22 años con una
expectativa de vida profesional, terminando su
carrera universitaria. Recibí su título hace unos
días atrás, lo único que tenía era un ideal, un
ideal por encontrar una salida pacífica, en este
momento de nuestro país, él protestaba
pacíficamente y fue asesinado por un efectivo
de la base aérea de la carlota, un policía aéreo,
el mundo entero es testigo cómo este militar
sacó la escopeta por fuera de la reja para
fusilar a David José, lo único que faltaba era el
paredón, se trata de un fusilamiento, acabó con
la vida de un joven que simplemente
manifestaba por un cambio democrático, sólo
tenía en su morral una bandeja de comida que
había llevado. Mi único hijo.

Responsabilizo a este gobierno, de su muerte


desde el autor material hasta todos los
integrantes de la cadena de mando del rol de
guardia. Al Ministerio Público cuando fue a realizar las investigaciones en la base aérea
de La Carlota, le fue negado el acceso, basados en que eran órdenes del Ministro de la
Defensa, Padrino López, por lo tanto no se le permitió el acceso y a la fecha todavía no
hay respuesta.”

jepvenezuela@gmail.com
5. Zugeimar Armas, Madre de Neomar Lander.
6
“Neomar Lander, joven de 17 años fue
asesinado el 7 de junio en la Avenida
Libertador por estar en la calle
ejerciendo su derecho, Neomar salía
conmigo, nunca se unió solo a una
marcha, él fue un día conmigo, él me
dijo “¿Mamá puedo ir contigo a las
marchas?”, y yo le dije que sí. El 7 de
junio nosotros subimos a Altamira a la
convocatoria de la marcha y llegamos al
sitio, a lo que arrancó la marcha íbamos
todos caminando normal como siempre,
al llegar a Chacaíto comenzó la
represión por la policía Nacional
Bolivariana y la Guardia Nacional
Bolivariana. Todos empezamos a
retroceder, ya la autopista estaba
tomada y había una represión fuerte por
la guardia nacional, entramos en Las
Mercedes y ese fue el último momento
que lo vi. Minutos más tarde, agarro el
teléfono“¡aló!” y una muchacha me dice
“señora, Neomar está muerto, está en
todas las redes sociales y los videos que se ven se le ve la cara y dicen que es de
Guarenas, tiene 17 años y dicen nombre y apellido”, yo solté el teléfono y me fui a la
clínica Ávila, cuando llegué, hablé con la doctora, y me dijo que no pudo hacer nada, que
había llegado sin signos vitales. Ellos alegan que la culpa de su muerte, la tuvo Neomar,
pero para mí el único responsable de la muerte de mi hijo salga lo que salga en la
investigaciones es Nicolás Maduro Moros, y lo único que pido es que se haga justicia
para mi hijo.”

jepvenezuela@gmail.com
6. Luisa Castillo, Hermana de Miguel Castillo.
7
“A Miguel lo asesinaron el 10 de mayo.
Miguel ese día salió a la una y media de
la tarde y llego a la protesta como a las
dos, y en media hora a Miguel ya lo
habían asesinado, Miguel llegó y una bala
de plomo le atravesó por el intercostal
izquierdo y se le alojó en el corazón,
Miguel muere instantáneamente no había
posibilidad de reanimar porque
simplemente esa bala cegó su vida. Hay
una frase que nunca se me olvida que él
me decía: quédate tranquila que a mí la
vallita me regresa a casa, esa vez no fue
así, nosotros como familiares lo único que
queremos es justicia, yo sé que la justicia
divina está por encima de cualquier cosa,
pero necesitamos que esa persona que
es un Guardia Nacional le quiten la
libertad, porque si él le quitó la vida a mi
hermano, él no merece estar en la calle y
vivir libremente porque no es justo, lo más
importante y que quiero recalcar aquí es que todavía no tenemos respuesta, todavía no
tenemos nombre, para nosotros como familia es muy duro despertar todos los días y
saber que él no va a llegar a la casa, despertar todos los días y tener que vivir con esta
realidad, yo estoy segura que él va a abrir los caminos para que tenga justicia. Quiero
recalcar que protestábamos porque en Venezuela no tenemos derechos, nos coartan
muchos derechos y uno de esos derechos fue la libertad de expresión y Miguel lo único
que peleaba era una Venezuela bonita.”

jepvenezuela@gmail.com
7. Zulmi Espinoza, Madre de Luis Guillermo Espinoza.
8
“Mi hijo Guillermo fue herido en los
Tulipanes, muy lejos de la manifestación,
mi hijo había asistido a un plantón que se
estaba haciendo en vía 56, a él lo hieren
en la cabeza en San Diego, Carabobo.
Un grupo de muchachas lo trasladan a la
Clínica Valles de San Diego, donde le
prestan los auxilios necesarios, cuando
entro en la Clínica me notifican que mi
hijo tiene una herida de bala, que estaba
grave, los médicos discuten que la bala
había ocasionado daños auditivos y
visuales, pero que no le iban a hacer
ningún intervención quirúrgica, que nada
más iban a hacer un tratamiento para
rebajar el edema. Al otro día el médico
forense determina que la bala si está allí,
y me dicen que tienen que operar de
emergencia a mi hijo pero que no podían
sacarla por el sitio donde estaba
ubicada. Nunca se recuperó después de
esa cirugía, yo le pedí a papá Dios que
por favor no me lo hiciera sufrir que se hiciera su voluntad que se lo llevara, mi hijo tenía
15 años y fallece después de estar en el hospital 2 meses y 8 días. Es primera vez que
me presento frente a cámaras; pero hoy en día me he levantado para pedir justicia ¿Por
qué? Porque cuando me dirijo a ver el expediente de mi hijo, me doy cuenta de todas las
declaraciones que hacen con respecto al caso y que en los resultados de la autopsia
ellos “no encontraron nada”, entonces no entiendo porque si había una bala, como en el
proceso de la autopsia no encontraron nada, ¿qué pasó con los hechos? Pido justicia
por el caso de mi hijo y por todos aquellos a los que les han apagado sus sueños y
privado de su libertad.”

jepvenezuela@gmail.com
8. Olga de González, Esposa de Leonardo González.
9
“Mi esposo se encontraba en el segundo
día de paro nacional ese jueves 27, a eso
de las 10:30AM, llegaron
aproximadamente 30 o 40 funcionarios
de la Policía de Carabobo que
comenzaron su cacería, mi esposo se
queda de último para ayudar a un chico
que había quedado desvalido dentro del
grupo y se devuelve, mi esposo logra
meter al chico en el carro y arranca
tratando de huir de este contingente de
policías que venían motorizados, a mi
esposo lo persiguen varios kilómetros, y
a la persecución se une la policía
municipal, por un supuesto llamado que
estaban persiguiendo a un delincuente. A
ese que la policía de Carabobo llamo
delincuente le acribillaron el carro, y por
milagro de Dios, el otro chico que estaba
con él un muchacho de 18 años, no sufrió
daño. El carro de mi esposo tuvo más de 16 impactos de bala, por todos lados, por el
frente, por detrás, por los lados; mi esposo cae al piso, donde instantes después murió
desangrado por la bala que lo mató. Pedí que el cuerpo de mi esposo no fuese movido,
sin la presencia del foro penal, y pudimos revisar a mi esposo y lo que tenía en sus
bolsillos eran caramelos, que le daba a los muchachos. Dentro del carro había arepas,
avena, agua mineral que era para la gente que estaba ese día en la protesta, esas eran
las armas de mi esposo, su gorra, su bandera y caramelos. Yo pido justicia para mi
esposo y para todos los caídos, yo hoy estoy aquí porque en un caso tan evidente como
el de mi esposo, donde todas las pruebas incriminan a los funcionarios policiales y
actualmente hay uno solo detenido que es el que disparó la bala que mató a mi esposo,
pero no hay otros imputados teniendo las pruebas, no puede quedar impune. Mi llamado
hoy es a la reflexión porque no pueden tapar el sol con un dedo.”

jepvenezuela@gmail.com
9. Carmelina Trujillo, Madre de Armando Cañizales.
10
“Armando era un niño ejemplar, buen
estudiante, buen hijo, buen amigo, un
niño risueño, ese día él fue a introducir
los papeles a la Universidad Central de
Venezuela, tocaba viola en la Orquesta
Simón Bolívar. Ese día le
suspendieron un toque que tenía en el
paraíso, y le dijo a su papá que iba a
salir con su hermano de 21 años a la
manifestación, porque él creía en una
Venezuela Libre. Ese día le dije yo no
salgas, esa gente es mala y me dijo
mamá Carmen, yo estoy con Dios y
con la Virgen, tú vas a ver que no me
va a pasar nada, a un cuarto para las
cuatros me llamó mi hermano y me dijo
que a Armando lo habían matado,
hasta el sol de hoy no tenemos
ninguna respuesta, ya han pasado
meses y no sabemos nada. De verdad
que ha sido muy duro, era un hijo que siempre estaba pendiente de su mamá de lo que
necesitara, de sus abuelos, de sus amigos, no se merecía, tenía una vida por delante,
era un muchachito, era un niño, que quería estudiar medicina y por pensar diferente lo
mataron.”

jepvenezuela@gmail.com
10. Damaris Avendaño, Madre de Nelson Arevalo.
11
“Yo no quería que mi hijo saliera a
protestar porque yo lloré con muchos
que no conocía. Yo lloré por Neomar el
día que lo mataron sin saber que a mi
hijo le quedaban 7 días. A mi hijo le
dieron un disparo en el cuello, aunque
minutos después de haber fallecido, el
ministro dijo que se había quemado con
un mortero. Pero todo es mentira, yo
tengo el resultado del forense y no me
cansaré de denunciarlo: mi hijo murió
por una bala en el cuello. Hoy estoy aquí
porque quiero para Venezuela justicia y
verdad. A mi hijo le apagaron su voz,
pero nosotros, sus familiares que
estamos aquí hoy somos la voz de él,
pedimos que se haga justicia y que nos
muestre el rostro del que lo asesinó, eso
no nos lo va a devolver, pero sí nos va
a devolver la tranquilidad de saber que en Venezuela todavía se puede pedir justicia.”

jepvenezuela@gmail.com
11. Rosa Orozco, Madre de Geraldine Moreno.
12

Rosa Orozco, fundadora de la ONG


Justicia Encuentro y Perdón, “mi hija
murió el 22 de febrero de 2014
cuando militares en motos entraron a
la urbanización donde vivo,
disparando. En el asesinato de mi hija
participaron 24 militares, pero solo 2
están presos, el resto aún no han sido
juzgados. Hicimos todo con mucha fe
y lo logramos. La sentencia para los
acusados Alvin Bonilla Rojas a
cumplir 30 años de prisión y con
relación al acusado Francisco
Caridad Barroso se condenó y
cumplirá la pena de 16 años y seis
meses. Los 2 que se encuentran
presos actualmente están apelando
su sentencia. No me extrañaría que la
próxima semana salgan libres porque
todo lo que se ha investigado hasta
ahora lo rechaza Tareck William
Saab. Quiero que quede claro que el
Estado Venezolano asesinó a Geraldine Moreno y comete graves delitos de Lesa
Humanidad. Por eso, siempre seguiré denunciando, para que en Venezuela nunca más
vuelva a suceder algo parecido.

Tal ocasión fue propicia para entregar un documento – en sus manos – al Secretario
General de la OEA, contentivo de la recopilación de los 137 asesinatos documentados
hasta esa fecha, como consecuencia de las acciones emprendidas por los cuerpos de
seguridad del Estado, en el control de manifestaciones. Todo sumará a las
investigaciones emprendidas por tal instancia, a los fines de solicitar ante la Corte Penal
Internacional un exámen preliminar para establecer la viabilidad de investigar la presunta
comisión de crímenes de lesa humanidad, por parte de las autoridades venezolanas, en
contra la población civil.

jepvenezuela@gmail.com
#jepVzla

jepvenezuela@gmail.com
jepvenezuela@gmail.com