Sei sulla pagina 1di 88

ÍNDICE

1. Presentación
2. El Adviento, preparación para la Navidad
3. La corona de Adviento
3.1 Preparación para la bendición de la corona de Adviento
3.2 Bendición de la corona de Adviento y oraciones de
bendición del cirio para los cuatro Domingos.
3.2.1 Acto Mariano para la Solemnidad de la Inmaculada
Concepción (8 de diciembre de 2016)
3.2.1 Comentarios para la misa de la Solemnidad de la
Inmaculada Concepción (8 de diciembre de 2016) (promover
el Monain, movimiento navideño infantil, ver guía).
3.3. Movimiento navideño infantil (Monain)
3.4 Los aguinaldos
4. Liturgia de la palabra en ausencia del ministro ordenado
4.1. Bendición del pesebre
5. Novena tradicional
6. Comentarios, oración de los fieles para todos los días de la
novena. (Durante los días de la novena se pueden promover
actividades de integración a libre creatividad, dramatizar el
evangelio del día).
16 de diciembre
17 de diciembre
18 de diciembre
19 de diciembre
20 de diciembre
21 de diciembre
22 de diciembre
23 de diciembre
24 de diciembre
Natividad
Eucarística 25 de diciembre
7. Las posadas (dramatizadas)
8. Esquema visita familiar - historia del árbol de Navidad y
el pesebre.
9. Oración a la Sagrada Familia
10. Villancicos
1. PRESENTACIÓN

Una vez más nos convoca El Señor por medio de nuestra Madre
la Iglesia, para celebrar la Navidad en este año 2016, año en el
que Dios ha estado grande con nosotros y por eso estamos
alegres (Sal 125, 3).
Navidad es la fiesta por excelencia para contemplar y recibir a
Jesús que viene a nuestro encuentro y quiere nacer en cada uno
de nuestros corazones, y para que Él habite en cada corazón, es
necesario estar dispuestos a escucharlo, a perdonar y a amar a
nuestro prójimo como Él nos ama. Navidad es la fiesta para
estar en familia, contemplando la luz de las velitas, las coronas,
el pesebre con sus luces y arreglos, es la oportunidad para cantar
juntos los villancicos, rezar la novena y de manera especial para
compartir las golosinas, la natilla, los buñuelos con nuestros
familiares y amigos sin distinción de raza, edad, clase social o
religión. Navidad es la fiesta de la familia.
Este subsidio digital para la Navidad, que la dimensión pastoral
del Seminario Conciliar María Inmaculada de Garzón, coloca en
sus manos, es una ayuda pedagógica para las celebraciones del
Adviento y Navidad, acorde con la sana tradición. Por tanto, al
ser un subsidio se puede modificar y enriquecer con otros
materiales a libre elección de quien dirige las celebraciones.
Ante esta gran fiesta que celebraremos cabe recordar que cada
palabra, cada gesto, cada detalle que tengamos en esta navidad
son una oportunidad para acercarnos a nuestros semejantes y de
manera especial a Cristo y así lograremos dar testimonio al
mundo de que Cristo vive, de que Cristo está con nosotros.
Dispongamos nuestros corazones para la paz, el amor y la
reconciliación y vivamos juntos la magia de la Navidad.

José Oliver Quilindo Quirá


Seminarista de primer año de teología
Coordinador de la dimensión pastoral
2. EL ADVIENTO, PREPARACIÓN PARA LA
NAVIDAD1
La palabra latina "adventus" significa “venida”. En el lenguaje
cristiano se refiere a la venida de Jesucristo. La liturgia de la
Iglesia da el nombre de Adviento a las cuatro semanas que
preceden a la Navidad, como una oportunidad para prepararnos
en la esperanza y en el arrepentimiento para la llegada del
Señor.
El color litúrgico de este tiempo es el morado que significa
penitencia. El tiempo de Adviento es un período privilegiado
para los cristianos ya que nos invita a recordar el pasado, nos
impulsa a vivir el presente y a preparar el futuro.
Esta es su triple finalidad:
- Recordar el pasado: Celebrar y contemplar el nacimiento de
Jesús en Belén. El Señor ya vino y nació en Belén. Esta fue su
venida en la carne, lleno de humildad y pobreza. Vino como uno
de nosotros, hombre entre los hombres. Esta fue su primera
venida.
- Vivir el presente: Se trata de vivir en el presente de nuestra
vida diaria la "presencia de Jesucristo" en nosotros y, por
nosotros, en el mundo. Vivir siempre vigilantes, caminando por
los caminos del Señor, en la justicia y en el amor.
- Preparar el futuro: Se trata de prepararnos para la Parusía o
segunda venida de Jesucristo en la "majestad de su gloria".
Entonces vendrá como Señor y como Juez de todas las naciones,
y premiará con el Cielo a los que han creído en Él; vivido como
hijos fieles del Padre y hermanos buenos de los demás.
Esperamos su venida gloriosa que nos traerá la salvación y la
vida eterna sin sufrimientos.

1
Recuperado en: http://es.catholic.net/op/articulos/18239/el-adviento-
preparacin-para-la-navidad.html#
En el Evangelio, varias veces nos habla Jesucristo de la
Parusía y nos dice que nadie sabe el día ni la hora en la que
sucederá.
Por esta razón, la Iglesia nos invita en el Adviento a prepararnos
para este momento a través de la revisión y la proyección:
Revisión: aprovechando este tiempo para pensar en qué tan
buenos hemos sido hasta ahora y lo que vamos a hacer para ser
mejores que antes. Es importante saber hacer un alto en la vida
para reflexionar acerca de nuestra vida espiritual y nuestra
relación con Dios y con el prójimo. Todos los días podemos y
debemos ser mejores.
Proyección: en Adviento debemos hacer un plan para que no
sólo seamos buenos en Adviento sino siempre. Analizar qué es
lo que más trabajo nos cuesta y hacer propósitos para evitar caer
de nuevo en lo mismo.
Algo que no debes olvidar: El adviento comprende las cuatro
semanas antes de la Navidad.
- El adviento es tiempo de preparación, esperanza y
arrepentimiento de nuestros pecados para la llegada del Señor.
- En el adviento nos preparamos para la navidad y la segunda
venida de Cristo al mundo, cuando volverá como Rey de todo el
Universo.
- Es un tiempo en el que podemos revisar cómo ha sido nuestra
vida espiritual, nuestra vida en relación con Dios y convertirnos
de nuevo.
- Es un tiempo en el que podemos hacer un plan de vida para
mejorar como personas.
Cuida tu fe
Esta es una época del año en la que vamos a estar
“bombardeados” por la publicidad para comprar todo tipo de
cosas, vamos a estar invitados a muchas fiestas. Todo esto
puede llegar a hacer que nos olvidemos del verdadero sentido
del Adviento.
Esforcémonos por vivir este tiempo litúrgico con profundidad,
con el sentido cristiano. De esta forma viviremos la Navidad del
Señor ocupados del Señor de la Navidad.

3. LA CORONA DE ADVIENTO
La palabra ADVIENTO es de origen latín y quiere decir
VENIDA. Es el tiempo en que los cristianos nos preparamos
para la venida de Jesucristo y abarca cuatro semanas antes de
Navidad, en pocas palabras es el primer anuncio de Navidad.
Se hace en forma de círculo con follaje verde sobre el que se
insertan cuatro velas. El primer domingo de adviento
encendemos la primera vela y cada domingo de adviento
encendemos una vela más hasta llegar a la Navidad. Junto a las
velas se puede envolver un listón rojo, símbolo del amor de
Dios que nos envuelve y también de nuestro amor que espera
con ansiedad el nacimiento del Hijo de Dios.
Mientras se encienden las velas se hace una oración, utilizando
algún pasaje de la Biblia y se entonan cantos. Esto lo hacemos
en las misas de adviento y también es recomendable hacerlo en
casa, por ejemplo antes o después de la cena. Si no hay velas de
esos colores aún se puede hacer la corona ya que lo más
importante es el significado: la luz que aumenta con la
proximidad del nacimiento de Jesús quien es la Luz del Mundo.
La corona se puede llevar a la iglesia para ser bendecida por el
sacerdote.

La corona de adviento encierra varios simbolismos:


La forma circular: El círculo no tiene principio ni fin. Es señal
del amor de Dios que es eterno, sin principio y sin fin, y
también de nuestro amor a Dios y al prójimo que nunca debe de
terminar.
Las ramas verdes: Verde es el color de esperanza y vida.
Dios quiere que esperemos su gracia, el perdón de los pecados y
la gloria eterna al final de nuestras vidas. El anhelo más
importante en nuestras vidas debe ser llegar a una unión más
estrecha con Dios, nuestro Padre.
Las cuatro velas: Nos hacen pensar en la oscuridad provocada
por el pecado que ciega al hombre y lo aleja de Dios. Después
de la primera caída del hombre, Dios fue dando poco a poco una
esperanza de salvación que iluminó todo el universo como las
velas la corona. Así como las tinieblas se disipan con cada vela
que encendemos, los siglos se fueron iluminando con la cada
vez más cercana llegada de Cristo a nuestro mundo. Son cuatro
velas las que se ponen en la corona y se prenden de una en una,
durante los cuatro domingos de adviento al hacer la oración en
familia.
Las manzanas rojas que adornan la corona: Representan los
frutos del jardín del Edén con Adán y Eva que trajeron el
pecado al mundo pero recibieron también la promesa del
Salvador Universal.
El listón rojo: Representa nuestro amor a Dios y el amor de
Dios que nos envuelve.

3.1 PREPARACIÓN PARA LA BENDICIÓN DE LA


CORONA DE ADVIENTO
(Las lecturas de cada semana se pueden repartir con anticipación
entre la familia, pero es significativo que la cabeza principal del
hogar tome las lecturas principales).
Animador(a): en los días de adviento, recordamos nuestra
espera en la liberación del Señor. Siempre necesitamos su
salvación. Entorno a esta corona recordamos su promesa.

De la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 13, 11-12:


“Ya es hora de que despierten del sueño; porque ahora nuestra
salvación está más cerca de nosotros que cuando empezamos a
creer. La noche está avanzada. El día se avecina.
Despojémonos, pues, de las obras de las tinieblas y
revistámonos de las armas de la luz. Palabra de Dios.

3.2 BENDICIÓN DE LA CORONA DE ADVIENTO Y


ORACIONES DE BENDICIÓN DEL CIRIO PARA LOS
CUATRO DOMINGOS.
 PRIMER DOMINGO: LLAMADA A LA VIGILANCIA
Se entona algún canto.
Presidente: en el nombre del Padre… †
Acto penitencial: yo confieso
Presidente: “Nuestro auxilio es en el nombre del Señor”
Todos: “Que hizo el cielo y la tierra”
Presidente: Señor Dios, nuestro, te alabamos por tu Hijo
Jesucristo, porque en Él manifiestas tu amor y misericordia,
ahora nosotros consientes de nuestro deseo de acogerlo en
nuestro corazón, te pedimos que derrames tu bendición sobre
esta corona de adviento para que, al encenderla, despierte en
nosotros el deseo de esperar la venida de Cristo practicando las
buenas obras, y para que así, cuando Él llegue, seamos
admitidos al Reino de los Cielos. Te lo pedimos por Cristo
nuestro Señor.
Todos: Amén.

(Si se quiere se puede entrar el cirio de color morado en


procesión o simplemente se enciende).

Animador(a): Encendemos, Señor, este cirio de color morado,


con el cual representamos la primer semana de Adviento en la
cual queremos levantarnos para esperarte preparados, para
recibirte con alegría y lo haremos en espíritu de vigilia,
penitencia y sacrificio mientras aguardamos tu venida. Nos
unimos diciendo: ¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven, Señor Jesús!
Iluminación bíblica: del santo Evangelio según san
Marcos 13,33: “Estén preparados y vigilando, ya que nos saben
cuál será el momento”. Palabra del Señor.

Opcional: breve reflexión / Tiempo de silencio / tiempo de


intercesión / Padre nuestro / Ave María

Oración final (presidente): Dios todo poderoso, aviva en tus


fieles, al comenzar el adviento, el deseo de salir al encuentro de
Cristo que viene, acompañados por las buenas obras, para que,
un día por el mismo Cristo seamos llevados a poseer el Reino
eterno. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

 SEGUNDO DOMINGO: INVITACIÓN A LA


ESPERANZA
Se entona algún canto.
Presidente: en el nombre del Padre… †
Acto penitencial: yo confieso
(Si se quiere se puede entrar el cirio de color verde en
procesión o simplemente se enciende).

Animador(a): Encendemos, Señor, este cirio de color verde con


el cual representamos la segunda semana de Adviento en la cual
queremos expresar nuestro esperanza, deseo de conversión y
adhesión a ti. Nos unimos diciendo: ¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven,
Señor Jesús!

(Se encienden las dos velas de la corona)

Iluminación bíblica: de la II carta de San Pedro 3,13-14:


“Nosotros esperamos según la promesa de Dios cielos nuevos y
tierra nueva, un mundo en que reinará la justicia. Por eso,
queridos hermanos, durante esta espera, esfuércense para que
Dios los halle sin mancha ni culpa, viviendo en paz”. Palabra
de Dios.

Opcional: breve reflexión / Tiempo de silencio / tiempo de


intercesión / Padre nuestro / Ave María
Oración final (presidente): Señor Todopoderoso, rico en
misericordia, cuando salimos animosos al encuentro de tu Hijo,
no permitas que lo impidan los afanes de este mundo, ni que
vayamos a perder la esperanza; guíanos hasta Él con sabiduría
divina para que podamos participar plenamente de su vida. Por
Jesucristo nuestro Señor. Amén.

 TERCER DOMINGO: INVITACIÓN A LA ALEGRÍA


Se entona algún canto.
Presidente: en el nombre del Padre… †
Acto penitencial: yo confieso
(Si se quiere se puede entrar el cirio de color rosado en
procesión o simplemente se enciende).

Animador(a): Encendemos, Señor, este cirio de color rosado


con el cual representamos la tercera semana de Adviento en la
cual personificamos el gozo que sentimos ante la cercanía de tu
nacimiento Señor. Nos unimos diciendo: ¡Ven, Señor Jesús!
¡Ven, Señor Jesús!

(Se encienden las tres velas de la corona)

Iluminación bíblica: de la carta a los Filipenses 4, 4-5: “Estad


siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres. Que
vuestra mesura sea conocida por todos los hombres. El Señor
está cerca. Palabra de Dios.
Opcional: breve reflexión / Tiempo de silencio / tiempo de
intercesión / Padre nuestro / Ave María

Oración final (presidente): estás viendo Señor, cómo tu pueblo


espera con la fe la fiesta del nacimiento de tu Hijo; concédenos
llegar a la Navidad, fiesta de gozo y salvación, y poder
celebrarla con alegría desbordante. Por Jesucristo nuestro
Señor. Amén.
 CUARTO DOMINGO: EXHORTACIÓN A LA
OBEDIENCIA.
Se entona algún canto.
Presidente: en el nombre del Padre… †
Acto penitencial: yo confieso
(Si se quiere se puede entrar el cirio de color blanco en
procesión o simplemente se enciende).

Animador(a): Encendemos, Señor, este cirio de color blanco


con el cual representamos la cuarta semana de Adviento, el cual
nos recuerda que tú eres es la Luz del mundo, que ilumina
nuestras tinieblas y nos invita a revestirnos de tu gracia para
celebrar verdaderamente la Navidad. Nos unimos diciendo:
¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven, Señor Jesús!

(Se encienden las cuatro velas de la corona)


Iluminación bíblica: de la carta del apóstol san pablo a los
Romanos 13,13-14: "Conduzcámonos como en pleno día, con
dignidad. Nada de comilonas y borracheras, nada de lujuria ni
desenfreno, nada de riñas ni pendencias. Vestíos del Señor
Jesucristo". Palabra de Dios
Opcional: breve reflexión / Tiempo de silencio / tiempo de
intercesión / Padre nuestro / Ave María

Oración final (presidente): derrama Señor, tu gracia sobre


nosotros, para que, por el anuncio del ángel los que hemos
conocido la Encarnación de tu Hijo, lleguemos por su pasión y
su Cruz a la gloria de la Resurrección. Por Jesucristo nuestro
Señor. Amén.
3.2. ACTO MARIANO PARA LA FIESTA DE LA
INMACULADA CONCEPCIÓN (8 DE DICIEMBRE DE
2016)
 Prever con tiempo una procesión y organizar la imagen de la
Inmaculada en un anda o estandarte.
 Llevar sonido o un megáfono
 Si hay acólitos llevar incensario, naveta y ciriales
 Buscar quien cante, cantos acordes a la ocasión
 Buscar con anticipación cinco familias o cinco personas que
sepan rezar el rosario.
 Esta guía es acorde a la solemnidad pero se puede modificar
libremente.
 Se inicia con un canto
Animador(a): Hoy celebramos la Solemnidad de la Inmaculada
Concepción, dogma de fe proclamado solemnemente por el
Papa Pío IX, el 8 de diciembre de 1854 en la Bula Ineffabilis
Deus, con la que se declara la preservación de María del
pecado original desde su nacimiento.

Con esta celebración alabamos a Dios por el don de María,


Madre de Dios y Madre nuestra. Quien por privilegio de Dios
desde el momento en que fue concebida por sus padres, fue
objeto de una singular predilección por parte de Dios, quien en
su designio eterno, la ha preelegido para ser madre de su Hijo
hecho hombre y, en consecuencia, preservada del pecado
original.

Por ello el Ángel se dirige a ella con este nombre, “Alégrate


llena de gracia...” Que implícitamente significa: “desde siempre
rebosa del amor de Dios, de su gracia". De este modo Dios nos
revela por medio del Arcángel Gabriel la identidad más
profunda de María, el “nombre” por así decirlo, con el que Dios
mismo la conoce: “llena de gracia".
Ahora bien esta expresión, "nos es bastante familiar,
porque desde la infancia la pronunciamos cada vez que
recitamos el “Ave María”, y en esta bella nos ofrece la
explicación del misterio que hoy celebramos".

Por tal motivo dispongamos todo nuestro ser para exaltar y


alabar a Dios por el singular privilegio con que fue y es
revestida la Inmaculada Concepción, fuente de luz interior, de
esperanza y de consuelo, en medio de las pruebas de la vida y
especialmente de las contradicciones que el hombre experimenta
dentro de sí y en sus manos entreguemos nuestras peticiones, no
importa si estamos en pecado, porque Dios ama y no dejara de
derramar su gracia hasta que el ultimo pecador se convierta, es
más la Gracia es más grande que el pecado, la misericordia de
Dios es más potente que el mal y sabe transformarlo en bien.

Ofrecemos este santo rosario por las intenciones del Papa


Francisco, por nuestro Obispo Monseñor Fabio, por la
santificación de los sacerdotes, religiosos, religiosas,
seminaristas y laicos comprometidos, por cada una de sus
intenciones y las que surgirán al rezar este santo Rosario.

Animador(a): La dinámica del santo rosario será a dos coros, y


será dirigido por una familia quien inicia, al final de cada
misterio se recitara una oración de petición especial a María
para que interceda por nosotros.

 Iniciemos: por la señal de la santa cruz….


 Acto de contrición, Credo, Padre nuestro, Avemaría y gloria.
 NB: (Los misterios que corresponden a este día son los
luminosos, pero se pueden cambiar por los gozosos que muy
bien resaltan la solemnidad y queda a libertad si se cantan o
solo se enuncian).
 El primer misterio es el anuncio del Ángel
Gabriel a María Santísima
 Sobre las cuentas grandes: Bendita sea tu pureza y
eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan
graciosa belleza. A ti, celestial Princesa, Virgen sagrada
María, te ofrezco en este día alma, vida y corazón. Mírame
con compasión, no me dejes, Madre mía y acompáñame
hasta mi última agonía. Un ave María (cantada o rezada).
 En las En las cuentas pequeñas (10 veces):
V: Oh María concebida sin pecado concebida
Rta: rogad por nosotros que recurrimos a Vos
 Al final de las cuentas pequeñas: Gloria al Padre y al
Hijo….Oh mi buen Jesús perdona…Oraciones para el final
de cada misterio:
1. Oremos: Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y
benignísimo Redentor nuestro: así como preservaste a María
del pecado, original en su Inmaculada Concepción, y a
nosotros nos hiciste el gran beneficio de libramos de él por
medio de tu santo bautismo, así te rogamos humildemente
nos concedas la gracia de portarnos siempre como buenos
cristianos, regenerados en ti, Padre nuestro Santísimo. Por
Jesucristo nuestro Señor. Amen.

 NB: (Volver nuevamente a enunciar el segundo misterio y


seguir la secuencia hasta terminar el rosario).

2. Oremos: Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y


benignísimo Redentor nuestro: así como preservaste a María
de todo pecado mortal en toda su vida y a nosotros nos das
gracia para evitarlo y el sacramento de la confesión para
remediarlo, así te rogamos humildemente, por intercesión de
tu Madre Inmaculada, nos concedas la gracia de no cometer
nunca pecado mortal, y si incurrimos en tan terrible
desgracia, la de salir de él cuanto antes por medio de una
buena confesión. Por Jesucristo nuestro Señor. Amen.

3. Oremos: Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y


benignísimo Redentor nuestro: así como libraste a María de
la inclinación al pecado y le diste dominio perfecto sobre
todas sus pasiones, así te rogamos humildemente, por
intercesión de María Inmaculada, nos concedas la gracia de
ir domando nuestras pasiones y destruyendo nuestras malas
inclinaciones, para que te podamos servir, con verdadera
libertad de espíritu, sin imperfección ninguna. Por
Jesucristo nuestro Señor. Amen.

4. Oremos: Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y


benignísimo Redentor nuestro: así como, desde el primer
momento, infundiste en María, con toda plenitud, las
virtudes sobrenaturales y los dones del Espíritu Santo, así te
suplicamos humildemente, por intercesión de tu Madre
Inmaculada, nos concedas a nosotros la abundancia de estos
mismos dones y virtudes, para que podamos vencer todas las
tentaciones y hagamos muchos actos de virtud dignos de
nuestra profesión de cristianos. Por Jesucristo nuestro
Señor. Amen.

5. Oremos: Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y


benignísimo Redentor nuestro: así como has concedido a
María la gracia de ir al cielo y de ser en él colocada en el
primer lugar después de Ti, te suplicamos humildemente,
por intercesión de María Inmaculada, nos concedas una
buena muerte, que recibamos bien los últimos Sacramentos,
que expiremos sin mancha ninguna de pecado en la
conciencia y vayamos al cielo, para siempre gozar, en tu
compañía y la de nuestra Madre, con todos los que se han
salvado por ella. Por Jesucristo nuestro Señor. Amen.

 Dios te salve reina y madre….


 Oración final: Acordaos, Oh piadosa, Virgen María, que
jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a
Ti, implorado tu asistencia y reclamado tu socorro, haya
sido abandonado de Ti. Animado con esta confianza, a Ti
también acudo, Oh Virgen Madre de las vírgenes, y aunque
gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a
comparecer ante tu presencia soberana. No desechéis, Oh
Madre de Dios, mis humildes súplicas; antes bien,
escuchadlas y atendedlas favorablemente. Amen. (San
Bernardo).
 Consagración a María: ¡oh señora mía, oh madre mía!, yo
me ofrezco del todo a voz y en prueba de mi filial afecto os
consagro en este día, mis ojos, mis oídos, mi lengua y mi
corazón, en una palabra todo mi ser, ya que soy todo tuyo,
oh madre mía, guardadme y defendedme como hijo y
posesión tuya y dame vuestra santa bendición, que sea en el
nombre del padre y del Hijo…
 Bendigamos al señor / Demos gracias a Dios.

3.2.1 COMENTARIOS PARA LA MISA DE LA


SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN (8
DE DICIEMBRE DE 2016) (promover el movimiento
navideño infantil (Monain), ver guía).
COMENTARIO INICIAL

Muy queridos hermanos, hoy nuestra Iglesia celebra la


solemnidad de María Inmaculada y resplandece con la luz del
Señor resucitado, cuya salvación ha preservado del pecado,
desde toda eternidad, a la Bienaventurada Virgen María, la
Madre de la Misericordia, y la ha constituido como Madre
del Pueblo Santo, modelo de discípulo y espejo de realización
de toda aspiración auténticamente humana.

En esta celebración suplicamos a María Inmaculada, Madre de


Dios y madre nuestra, que interceda como fiel abogada, ante su
Hijo Jesucristo, por todas las intenciones de cada uno de los que
estamos aquí reunidos en esta Asamblea Santa; de igual manera
encomendamos a su maternal protección a nuestros familiares,
benefactores y amigos que generosamente contribuyen con la
Iglesia en la propagación del Evangelio, a imagen de María
Santísima.

Preside esta celebración, el presbítero


_______________________, ___________________________.

Alegres por las bendiciones que Dios nos concede y con el


corazón dispuesto a honrar a la Madre del Salvador,
continuemos este encuentro de hermanos.

COMENTARIO A LAS LECTURAS

Dios por medio de su Palabra crea y renueva todas las cosas. La


Palabra que sale de la boca de Dios no regresa a él vacía, sino
que transforma e ilumina la vida de aquel que la recibe con fe.
Siguiendo el ejemplo de la Santísima Virgen María que dijo si a
la Palabra de Dios, escuchemos atentamente el mensaje de
salvación.

ORACIÓN DE LOS FIELES

PRESIDENTE:

Hermanos, celebrando el misterio de la Concepción Inmaculada


de María, dirijamos nuestras voces suplicantes al Señor por la
intercesión de aquella a la que quiso elegir como Madre de
su Hijo. Digámosle confiados:

R/ POR INTERCESIÓN DE MARÍA INMACULADA,


ESCÚCHANOS SEÑOR.

 Por la Iglesia, esposa de Cristo, para que cada día


resplandezca más su santidad inmaculada. Roguemos al
Señor.

 Por los gobernantes de las naciones, para que en sus


corazones crezca el ideal cristiano y proporcionen a los
ciudadanos las condiciones de vida que les ayuden en su
búsqueda de Dios. Roguemos al Señor.

 Por los enfermos y cuantos sufren en este valle de


lágrimas: para que encuentren siempre en María el
consuelo y la gracia que necesitan. Roguemos al Señor.

 Por nuestro seminario, para que bajo la protección de la


Santísima Virgen María, imitemos con amor sus virtudes
y como ella podamos gozar de las bienaventuranzas
eternas. Roguemos al Señor.

 Por nuestros benefactores y amigos, de manera especial


por los que contribuyen por medio del plan padrino, para
que el Señor les recompense el ciento por uno.
Roguemos al Señor.

 Por todos nosotros aquí reunidos, para que imitando a la


Virgen Inmaculada llevemos una conducta que
resplandezca por la santidad de las costumbres y la
pureza de vida. Roguemos al Señor.
PRESIDENTE: Te damos gracias Señor, al celebrar esta
fiesta en honor de la Madre de tu Hijo; te pedimos que, así como
a ella la preservaste de todo pecado, nos concedas a nosotros,
pecadores, el don de tu gracia y nos escuches en tu bondad. Por
Jesucristo Nuestro Señor.

3.3. MOVIMIENTO NAVIDEÑO INFANTIL (MONAIN)


OBJETIVO GENERAL: Propiciar a los niños entre 06 y 12
años un espacio de integración comunitaria manteniendo vivo el
espíritu navideño y las tradiciones propias que acompañan la
celebración del nacimiento del Niño Jesús.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS
 Cultivar la espiritualidad propia de la navidad mediante la
celebración de la novena.
 Fortalecer las dimensiones culturales, recreativas, cívicas y
lúdicas en los niños con la estructura propia del MONAIN.
 Fomentar los valores cristianos en los niños, que los llevan a
un compromiso con Jesús de ser discípulos y misioneros
desde su corta edad.

ACTIVIDADES

 Elecciones de candidatos (personajes de la vida de la


comunidad):
 Alcalde.
 Presidente
 Izada de bandera y canto de los himnos.
 Novena y catequesis
 Actos culturales.
 Elaboración de tarjeta Navideña y de pesebres.
 Desfiles: Alborada, Desfile de Apertura, por la paz.
 Deporte y recreación:
 Carrera de encostalados entre otros, concursos.
 INSCRIPCIONES (crear formulario a libre decisión).
PROGRAMACIÓN
DICIEMBRE 15
 ACOGIDA: Oración, DICIEMBRE 18
Canto, Dinámica.  ACOGIDA: Izada de
 DISTRIBUCIÓN POR Bandera, Oración.
MUNICIPIOS: Catequesis.
(Explicación del  ELECCIONES
Movimiento, ensayo del DEPARTAMENTALES
himno del MONAIN, Y ACTO CULTURAL:
cedulación). cantos, bailes, fono
 Elaboración de mímicas, trovas,
Consignas navideñas y villancicos, acrósticos,
de cada uno de los poesías.
municipios.  Novena.
 Elecciones municipales  Refrigerio.
de candidatos.
 Elaboración de pesebre DICIEMBRE 19
 ACOGIDA: Izada de
DICIEMBRE 16 Bandera, Oración.
 ACOGIDA: Izada de  Catequesis.
Bandera, Oración  Selección de los
Catequesis. candidatos
 Desfile de apertura al presidenciales
Monain.  Novena
 Elaboración de tarjeta  Refrigerio.
navideña
 Novena. DICIEMBRE 20
 Refrigerio  ACOGIDA: Izada de
Bandera, Oración.
DICIEMBRE 17  Catequesis.
 ACOGIDA: Izada de  JORNADA
Bandera, Oración. RECREATIVA:
 Catequesis. (Carrera de Obstáculos)
 Integración deportiva o Carrera de
por Departamentos. encostalados o El
 Novena. gusano, huevo en la
 Refrigerio.
cuchara, morder la  Catequesis
manzana NAVIDAD
 Novena PARROQUIAL:
 Refrigerio  pequeño ágape con los
niños.
DICIEMBRE 21
 ACOGIDA: Izada de
Bandera, Oración. CATEQUESIS PARA EL
 Catequesis. DESARROLLO DEL
 JORNADA DE ASEO MONAIN
(El municipio más
LOS VALORES
verde)
CRISTIANOS (A través
 Refrigerio
de personajes de la Biblia)
 Novena
Necesitaremos un corazón
DICIEMBRE 22 grande. La intención con el
 ACOGIDA: Izada de corazón es irlo vistiendo en
Bandera, Oración. cada catequesis con una
 Catequesis prenda que lleve el nombre
 Parodia de navidad (El de la principal característica
nacimiento) del personaje que se ha
 Refrigerio. trabajado en la
 Novena ambientación. Ej. Un
pantalón de obediencia, una
DICIEMBRE 23 camisa de escucha, etc. El
 ACOGIDA: Izada de momento de vestir el
Bandera, Oración. corazón es el que ha de
 Catequesis. recoger la actividad
 Elecciones MONAIN realizada en el encuentro a
2016 (Presidente) manera de conclusión,
 refrigerio. dejando siempre un
 Novena compromiso claro

DICIEMBRE 24
 ACOGIDA: Izada de
Bandera, Oración.
PRIMER DÍA: LA ESCUCHA Y LA OBEDIENCIA
Vamos en este momento a presentar nuestro primer personaje: la
Virgen María.
(Puede salir una mujer representando a María, que lleva en su
bolso la primera prenda – para vestir el corazón al final de la
catequesis). Ella es la madre de Jesús, el Hijo de Dios. Mujer que
escuchó a Dios y con su decidió obedecerle con confianza y
entrega absoluta a su plan de amor para con la humanidad (Lc
1,26-38).

Iluminación bíblica
“Aconteció que yendo de camino, entró en un pueblo; y una mujer
llamada Marta le recibió en su casa. Ésta tenía una hermana que
se llamaba María, que sentada a los pies de Jesús, escuchaba su
palabra. Mientras Marta estaba preocupada con muchos
quehaceres, y acercándose, dijo: “Señor, ¿No te importa que mi
hermana me deje sola en mi trabajo? Dile, pues, que me ayude.”
Jesús le dijo: “Marta, Marta, te preocupas y te agitas por muchas
cosas. Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la
mejor parte, que no se le quitará.” Lc. 10,38-42.

Catequesis:
Para que los niños puedan ser discípulos de Jesús es necesario:
Descubrir qué es lo más importante, si las cosas de Dios o las cosas
del mundo. Escuchar con mucha atención la Palabra de Dios, que
la encontramos por excelencia en la Biblia. También la
encontramos en los sabios consejos de nuestros padres, profesores
y en los buenos amigos; además, en lo que se dice con amor y
buenas intenciones.
Formarse escuchando la voz de Dios, así como la Virgen María –la
primera discípula- (Mt 12,47-50), y guardándolo todo en su
corazón (Lc 2,51) para luego salir y anunciar lo que Jesús hizo y
enseñó (Hch. 1,1). Actuar de acuerdo a lo escuchado, es decir, con
la misma actitud de la Virgen María, obedientes a la voluntad de
Dios.
Dinámica: El teléfono roto
El primero de la fila (el animador) le dice en secreto al segundo
una frase o una palabra complicada. Se la debe decir rápidamente;
el segundo le dice también en secreto al tercero lo que entendió y
así sucesivamente; cuando llega al último de la fila, se descubre la
primera frase y el que haya ha cambiado más la frase, pasará al
último lugar como penitencia.

Compromiso
Niños, vamos a vestir hoy nuestro corazón con una (se le pone una
gorra que tenga el nombre de obediencia al corazón que tenemos
como signo del MONAIN) y vamos a prepararnos para la venida
del Niño Jesús comprometiéndonos a ser obedientes con nuestros
papás o personas que están encargadas de nosotros, con nuestros
profesores y sobretodo seamos obedientes a la voz de Dios
actuando con amor y alegría en todo lo que hacemos.

Oración
Se puede concluir este encuentro realizando la Oración a la
Santísima Virgen María y poniendo en manos de Dios a todas las
madres, para que sigan su ejemplo, ya que supo ser verdadera
discípula de Jesús guardando todo en su corazón y viviendo de
acuerdo a la voluntad de Dios, con obediencia profunda, amor
ilimitado y confianza plena en el que nos ha escogido para que
seamos sus discípulos.

SEGUNDO DÍA: LA JUSTICIA


“ver a Jesús en los demás y actuar con justicia en lo que hacemos”.
Aprender a reconocer la presencia de Jesús en las personas, viendo
con la mirada de la fe él.
El personaje a tratar en este momento es JOSÉ del cual vamos a
resaltar la virtud de la JUSTICIA, presentándoselo a los niños
como un hombre que supo ver en un sueño la voluntad de Dios
para con él: ser el padre adoptivo de Jesús y tomar por esposa a
María
(Mt 1,18-25): Puede salir un hombre disfrazado de San
José (con una mochila en la que llevará la prenda – - para vestir el
corazón al final de la catequesis) y que a la vez cumpla la función
de animador del encuentro. Luego de esta presentación el
animador da paso a la siguiente dinámica:

Obra de títeres: JESÚS VIENE A VISITARME


Narrador: Carolina es una niña muy juiciosa, y muy disciplinada
en la escuela, obediente con sus padres, buena hermana y buena
amiga. Está muy contenta porque ha ganado su año y podrá pasar
al año siguiente que era uno de sus sueños, y como si fuera un
premio a lo buena que era, se le apareció Jesús y le dijo:
Jesús: Carolina, el día de mañana voy a visitar tu casa, para que
estés preparada.
Narrador: Carolina muy feliz por el anuncio que lo hizo Jesús le
preguntó
Carolina: Señor ¿y a qué horas será tu llegada?
Jesús: A las diez de la mañana en punto estaré llegando, y
recuerda que soy muy puntual en mis compromisos, para que estés
bien preparada.
Narrador: Al día siguiente muy temprano y presurosa se levantó
Carolina a preparar todo lo de la llegada de Jesús, limpió la casa a
más no poder, preparó las mejores comidas, y ella se puso la mejor
ropa que tenía. ¡En fin…no faltaba sino que la visita tan esperada
llegara! Muy puntual a la diez de la mañana. Sonó el timbre de su
casa, a lo que Carolina salió presurosa a abrir. En la puerta de su
casa estaba un pobre hombre anciano y enfermo, que con voz muy
triste le pidió algo de comer. Carolina algo apresurada le dijo al
hombre:
Carolina: Don Señor, quisiera poder atenderlo en este momento,
pero en este instante me preparo para recibir una visita muy
importante, le pido el favor de regresar más tarde que con gusto le
atenderé.
Narrador: Carolina siguió esperando. A eso de las doce,
algo impaciente carolina; volvió a sonar el timbre de su casa,
¡Ahora si llegó Jesús! Pensó Carolina, y salió como pudo a abrir la
puerta de su casa. Grata sorpresa, que en la puerta de su casa
estaba una señora con tres de sus hijos pidiendo algo de comer,
para ella y sus hambrientos hijos. Carolina le dijo a la madre:
Carolina: Que pena mi señora, no poder atenderla en este
momento, pero es que espero una gran visita, y de seguro que debe
estar por llegar, seguramente preparar algún alimento para usted y
sus hijos me quitará algo de tiempo. Regrese más tarde que con
mucho gusto le voy a atender.
Narrador: Y siguió esperando Carolina. A eso de las tres de la
tarde ya Carolina estaba algo ansiosa e impaciente, ya que Jesús se
había retrasado demasiado, viendo que Él había afirmado que era
muy puntual es sus compromisos. Cuando de momento sonó de
nuevo la puerta; sale Carolina y se encuentra un niño triste, que
solo buscaba alguien quien le pudiera consolar. Con la misma
versión de los anteriores visitantes, carolina no atendió al niño.
Ahora no te puedo atender.
Ya caía la tarde y Jesús no llegaba, Carolina ya estaba cansada de
esperar, y se quedó profundamente dormida en su cama. En
sueños se le aparece de nuevo Jesús. Carolina no tardó en hacerle
el reclamo, de haberla dejado esperando. A lo que Jesús le
respondió:
Jesús: Carolina, yo estuve muy puntual a la diez en la puerta de tu
casa.
Carolina: ¿Dónde señor que no te veía?
Jesús: Llegué a las diez en el anciano pobre y enfermo, pero no me
recibiste. Como no me recibiste, intenté de nuevo y te visité en una
Madre que necesitaba de tu ayuda, pero esa vez tampoco me
recibiste. Como te vi impaciente llegué por último en ese niño que
necesitaba de alguien que le acompañara en su tristeza, pero
tampoco lo recibiste.
Narrador: Carolina se puso triste, por no haber recibido a
Jesús. Al día siguiente muy temprano se levantó Carolina, y la
diez, a las doce y las tres llegaron a su casa estas personas
necesitadas, las cuales Carolina atendió con alegría, porque sabía
que cuando veía a estas personas necesitadas, veía a Jesús

Iluminación y catequesis
Obras de misericordia: hacer cada obra en una huella y colocarlas
como un camino, hacia el pesebre; en éste debe estar una imagen
de Jesús y por cada huella una vela.. La justicia es el camino de los
discípulos de Jesús. Explicar cada una.
En este momento, el animador comienza a explicar a los niños que
para poder seguir a Jesús debemos comenzar a hacer lo que Él hizo
y enseñó, por eso debemos caminar por 14 huellas:
1. Dar de comer al hambriento
2. Dar de beber al sediento
3. Vestir al desnudo
4. Visitar a los enfermos
5. Asistir al preso
6. Dar posada al peregrino
7. Sepultar a los muertos
1. Enseñar al que no sabe
2. Dar buen consejo al que lo necesita
3. Corregir al que se equivoca
4. Perdonar las injurias
5. Consolar al triste
6. Tolerar los defectos de los demás
7. Orar por los vivos y los muertos
(Cada que se explica una huella se enciende la vela)
Al terminar de explicar brevemente las obras de misericordia y el
valor que éstas tienen, se puede invitar a que todos los niños pasen
por el camino de luz y lleguen hasta Jesús (que estará en una
imagen dispuesta desde el inicio del encuentro) y allí se concluirá
la actividad de este día.
Compromiso
Niños, vamos a vestir hoy nuestro corazón con un (se le pone un
pantalón que tenga el nombre de justicia al corazón que tenemos
como signo del MONAIN) y vamos a prepararnos para la venida
del Niño Jesús comprometiéndonos a ver la presencia de Dios en
los demás, de manera especial en los más necesitados, en los que
queremos menos y en los que más amamos. Solamente podemos
ver que Dios está en ellos si actuamos siempre con justicia, es
decir, con igualdad y rectitud.

Oración
Se puede concluir este encuentro realizando la Oración a San José
y poniendo en manos de Dios a todos los papás, para que sigan el
ejemplo de San José modelo de esposo y padre.

TERCER DÍA: LA ALEGRÍA


Los personajes a tratar en este momento son los pastores de
quienes vamos a resaltar la ALEGRÍA que sintieron cuando les fue
anunciada la noticia del nacimiento del Niño Jesús. Debemos tener
en cuenta que esa alegría que siente nuestro corazón al momento
de ir al encuentro con Jesús, debe permanecer siempre en nuestra
vida, de tal manera que queramos comunicársela a todas las
personas con las que nos relacionamos para que también ellas
experimenten la misma felicidad y comiencen a seguir las huellas
de Jesús.

Se pueden realizar las siguientes dinámicas:


El grupo se divide en cuatro bases y se enumeran en fila, los unos,
los dos, etc., en el centro dejan el pañuelo y al dar la orden sale uno
de cada equipo dando la vuelta por detrás de las bases hasta llegar
a su base. Deberán pasar por debajo de los pies y el primero que
agarre el pañuelo se le anota un punto.
(Canto repetitivo)
Y si tienes muchas ganas de reír, ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja!.
Y si tienes la ocasión y si no ha oposición, No te quedes con las
ganas de reír, ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja!.
Y si tienes muchas ganas de cantar, ¡La! ¡La! ¡La!
Y si tienes la ocasión y si no ha oposición, No te quedes con las
ganas de cantar, ¡La! ¡La! ¡La!
(Se continúa reemplazando la acción: Aplaudir, Silbar, Zapatear)

Iluminación Bíblica: Las Bienaventuranza


Catequesis: Explicar las alegrías de los discípulos de Jesús.
Anticipadamente pueden vestir a ocho niños de acuerdo a una
bienaventuranza e irlos presentando al grupo de acuerdo a la
bienaventuranza que vayan explicando. Para que los niños seamos
discípulos de Jesús, primero que todo debemos sentirnos llamados
por Él, para seguirle, pero para ello es necesario que cada uno de
nosotros se acuerde del primer mandamiento de la Ley de Dios:
pues para seguir a Jesús tenemos que ser capaces de ponerlo como
el primero y más importante de nuestra vida. Por eso, como ya lo
hemos escuchado y lo hemos visto, nos toca ahora comenzar a
seguirlo llenos de amor y alegría, para esto, debemos comenzar un
camino que nos lleve directamente a Él y para eso es necesario
hacer en nuestras vidas lo que Jesús hizo y enseñó.

Compromiso
Niños, vamos a vestir hoy nuestro corazón con unos (se le pone
unos zapatos que tengan el nombre de alegría al corazón que
tenemos como signo del MONAIN) y vamos a prepararnos para la
venida del Niño Jesús comprometiéndonos a seguirlo con alegría,
siendo obedientes en la casa y responsables con lo que nos
comprometemos.
Hoy vamos a tratar de alegrarle el día a alguien y de decirle que
Dios lo ama y quiere que lo siga. Se toman todos de las manos,
hacen peticiones espontáneas y cantan el Padre Nuestro.
CUARTO DÍA: LA HOSPITALIDAD
“Prepararse para ser niños discípulos implica convertirse, es decir,
dejar entrar a Jesús en nuestro corazón y comenzar a vivir como
Él”
Ambientación: Se hace la dramatización del momento en qué José
está pidiendo posada para pasar la noche en Belén)
El personaje a tratar en este momento es el posadero, quien se
caracteriza por la HOSPITALIDAD, pues gracias a ella, María y
José pueden ver nacer a su hijo, Jesús. Debemos hacer énfasis en la
hospitalidad que es un valor que nos permite hacer sentir a los
demás parte de nuestra familia, que son importantes para nosotros
y hacerles ver que pueden contar con nuestra ayuda o generosidad.
Por eso, para este momento se va a tener dispuesto en un lugar
adecuado una imagen grande de Jesús. El posadero le entregará a
cada niño un corazón que deben marcar con su nombre y tenerlo
hasta el momento indicado.

Iluminación bíblica
“He aquí que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me
abre la puerta, entraré a él, cenaré con él, y él conmigo”
Apocalipsis 3,20
Para que los niños sean discípulos de Jesús necesitan convertirse,
es decir, comenzar a ser mejores amiguitos de Él. En este texto
bíblico vemos como Jesús quiere acercarse a todos los niños y
entrar en su corazón, pero no le gusta entrar sin permiso, por eso
toca la puerta (de nuestro corazón) y espera a que cada uno de
nosotros le abra y lo deje entrar, solo que, para abrirle la puerta y
dejarlo entrar, es necesario:
Querer ser mejores amiguitos de Jesús.
Dejar de lado la desobediencia y la pereza.
Ir a la Misa todos los domingos.
Orar todos los días, es decir, conversar con Dios como si fuera el
mejor amiguito. Abrirle un espasiecito en el corazón y comenzar a
vivir como Él.
En este momento se dividen los niños en cuatro grupos.
Tienen que construir una casa humana (por grupo). Luego de que
la hayan construido el grupo de catequistas o de jóvenes saldrán
dramatizando algunos valores y unas acciones negativas cotidianas
de los niños, de esta manera: Dos o tres con camisa o cinta
(representan el odio).Otros dos o tres con camisa blanca
(representan el amor). Otros con camisa morada (representan la
pelea). Dos o tres con camisa verde (la esperanza). Camisa azul (la
desobediencia). Camisa amarilla (la alegría). Camisa naranja (el
desorden). Camisa rosada (la ternura). Camisa roja (la
violencia).Camisa dorada (la fe).Camisa café (el trabajo).
Las personas a las que se les pedirá estar con estas camisas, no
llevarán letreros, ni nada alusivo al nombre de la acción positiva o
negativa que representen, simplemente cuando los niños estén
ubicados dentro de la casa saldrán caminando y haciendo la
dramatización. Los catequistas ubicados en cada una de las casas
elegirán a dos niños por grupo para que a la cuenta de tres salgan y
cojan a estos personajes los lleven y los introduzcan en la casa que
construyeron.
El animador: Niños: ¿Quiénes son estos personajes que hemos
dejado entrar en nuestra casa? Vamos a mirarlos y vamos a
recordar quiénes son y qué hacían cuando llegaron aquí.
Niños, le hemos abierto la puerta de nuestra casa, de nuestro
corazón a cosas muy buenas como la alegría, la ternura, la fe, el
trabajo, el amor y la esperanza, pero también dejamos entrar el
odio, la pereza, la desobediencia, el desorden, la pelea y la
violencia. A veces no le ponemos cuidado a las cosas que tocan a
nuestro corazón, sino que les abrimos la puerta y dejamos que
entren sin importar si son malas o buenas.
Hoy Jesús está tocando la puerta de nuestro corazón y nosotros
somos los que decidimos si lo dejamos entrar o no. ¿Qué le vas a
responder? ¿Lo dejas entrar o no?
Se puede concluir la catequesis cantando.
Si el pecado llega a tu corazón
Y te dice déjame entrar (Bis)
Dile no, no, no Cristo vive en mí
Y no hay lugar para ti (Bis)
(Si el odio, la pereza, la desobediencia…)
Si el amor llega a tu corazón
Y te dice déjame entrar (Bis)
Dile si, si, si Cristo vive en mí
Y si hay lugar para ti (Bis)
(Si la fe, la esperanza, la paz…)

Compromiso
Niños, vamos a vestir hoy nuestro corazón con una (se le pone una
camisa que tenga el nombre de hospitalidad al corazón que
tenemos como signo del MONAIN) y vamos a prepararnos para la
venida del Niño Jesús comprometiéndonos a dejarlo entrar en
nuestro corazón por medio de las cosas buenas que llegan a nuestra
vida. Niños… El Niño Jesús quiere nacer en nuestros corazones,
¿Le abrimos un campito?

Oración:
Ya Jesús sabe que puede entrar en nuestro corazón y quedarse con
nosotros, pero también Dios quiere contarnos que Él ha abierto su
corazón para que todos nosotros entremos en Él, porque nos ama.
Por eso en este momento todos vamos a ir a pegar el corazón con
el nombre en la imagen de Jesús y así le damos gracias porque
nuestro corazón y el de Él están juntos y no queremos que se
separen nunca.

QUINTO DÍA: LA RESPONSABILIDAD


“Imitar a Jesús en lo que Él hizo y enseñó es comenzar a ser
verdaderos discípulos que alimentan su fe con la oración”
En este encuentro es bueno que reflexionemos sobre la figura de
los sacerdotes y religiosas que consagran su vida al anuncio del
Evangelio, comprometiéndose a imitar a Jesús en lo que Él hizo y
enseñó. Pero esta tarea de entregar la vida entera a Jesús
se logra en aquellas personas que han hecho un proceso de FE
serio, por medio de la oración y el testimonio.
Dinámica: Periquito
Todos repiten detrás de quien dirige y realiza los movimientos:
Periquito, periquito se parece a su papá, por arriba, por debajo,
por delante y por detrás, (1) manos al frente (se repite de nuevo el
canto y (1), así sucesivamente) (2) pulgares arriba, (3) coditos
doblados, (4) pechito paloma, (5) Colita levantada, (6) patita
arriba, chiqui, chiqui, chiqui, chiqui, chiqui, chiqui, chiqui, cha.

Iluminación Bíblica:
Su madre dijo a los que servían: “Haced todo lo que os diga.” Jn
2,5

Catequesis.
Para que los niños sean discípulos de Jesús necesitan comenzar a
ser como Él. Ya el Señor nos ha llamado a cada uno de nosotros a
que seamos sus discípulos, ahora nos toca a nosotros responderle, y
la mejor manera de hacerlo es imitándolo, es decir, haciendo lo que
Él hizo y enseñó. Un buen ejemplo de esto lo tenemos en los
Sacerdotes y las Religiosas, quienes han consagrado su vida entera
a servir a Jesús en los demás, con el anuncio de lo que Él hizo y
enseñó. Para esto, es necesario que estemos alimentando
constantemente nuestra vida de fe con la oración, la confesión y la
comunión (los que ya hicieron la primera comunión), el buen
comportamiento con los papás y profesores y la responsabilidad
con todo en lo que nos comprometemos.
En el texto bíblico que acabamos de escuchar descubrimos que un
buen discípulo es capaz de imitar a Jesús cuando:
Sigue el consejo de la Virgen María, la primera discípula: Hacer lo
que el Señor nos diga.
Somos capaces de confiar totalmente en el llamado que
Jesús nos hace: ser obedientes, amar mucho a nuestros papás,
querer y respetar a los hermanitos y amiguitos, no decir malas
palabras, etc. Hacemos lo que Jesús hizo: Amar a los pobres y más
necesitados, alegrar la vida de los que están tristes y se sienten
solos, servir a los demás con alegría, hacer el bien a todo el
mundo. Hacemos lo que Jesús enseñó: Amarnos los unos a los
otros, querer mucho a quienes se nos dificulta querer: los que nos
sacan la rabia, nos caen gordos, son peleadores o nos dicen
sobrenombres. Vivimos al estilo de Jesús y comenzamos a
parecernos a Él en todo lo que hacemos.
Por esto niños, vamos a escuchar la siguiente historia (se puede
hacer a varias voces o dramatizar):

Historia: Ella imitó a Dios:


Se encontraba una familia pasando el día en la playa. Los niños
estaban haciendo castillos de arena junto al agua cuando a lo lejos,
apareció una anciana, con sus canosos cabellos al viento y sus
vestidos sucios y harapientos, decía algo entre dientes mientras
recogía cosas del suelo y las introducía en una bolsa. Los padres
llamaron a los niños y lesdijeron que no se acercaran a ella.
Cuando ésta pasó junto a ellos, inclinándose una y otra vez para
recoger cosas del suelo, dirigió una sonrisa a la familia. Pero no le
devolvieron el saludo. Muchas semanas más tarde supieron que la
anciana llevaba toda su vida limpiando la playa de trozos de
cristales para que los niños no se hirieran los pies. Lo particular era
que ella se había tomado en serio el querer mismo de Dios, de
amar al prójimo, sirviendo a todos sin excepción ni recompensa.
Aunque nadie sabía el porqué de su labor, alguien contó.

Compromiso
Niños, si queremos comenzar a imitar a Jesús tenemos que dejar
que el nazca en nuestro corazón, para que así empecemos a vivir
como él quiere, por eso vamos a colocarle a nuestro corazón unas
(se le pone unas gafas que tengan el nombre de fe al corazón que
tenemos como signo del MONAIN) y vamos a comprometernos a
hacer un ratico de oración con papá y mamá (o con quien vivamos)
antes de irnos a dormir en la noche. También vamos a
hacer para mañana un dibujo donde esté cada uno con Jesús.
Descubramos en que nos parecemos a Él.

Oración.
Canto: si tuvieras fe como un granito de mostaza
Vamos todos a repetir:
Niño Jesús, estamos ansiosos de que nazcas en nuestro corazón,
queremos conocerte, amarte y seguirte. Además, nos estamos
preparando para ser tus discípulos y misioneros que vayan a todos
los niños del mundo a anunciar lo que tú viniste a hacer y a
enseñar, y para esto queremos parecernos cada vez más a ti,
estamos seguros que por medio de la fe lo lograremos. Amén.

SEXTO DÍA: EL AGRADECIMIENTO


“Un corazón vital, dispuesto a escuchar la voz de Jesús y a
imitarle en todo momento, es lo único necesario que debemos
llevar cuando vayamos a ser enviados”
Los personajes serán los reyes magos con el signo de la adoración
y el AGRADECIMIENTO por el nacimiento.
Iluminación bíblica
Entraron en la casa; vieron al niño con María su madre y,
postrándose, le adoraron; abrieron luego sus cofres y le ofrecieron
dones de oro, incienso y mirra. Mt 2,11
Catequesis: Resaltar la imagen de un corazón agradecido
Dar las gracias! ¿Por qué o para qué? Entablar con los niños un
diálogo sobre esta actitud del cristiano.

Compromiso
Al terminar los reyes magos de dejar sus ofrendas se disponen a
ponerle al corazón unos guantes como signo de la confianza plena
en Jesús que lo envía a todo el mundo a anunciarlo.
Oración
En este momento se hacen peticiones espontáneas a Dios de parte
de los niños y se concluye el encuentro con el Padre Nuestro y un
abrazo de Paz.

SÉPTIMO DÍA: LA MISIÓN


“Encontrarse con Jesús es sentir la necesidad de salir a contagiar a
los demás de una experiencia de amor”
En este encuentro vamos a resaltar la figura del pueblo, de la
comunidad que camina al encuentro con Jesucristo y que desea
llenar su vida del amor que Él ha venido a manifestar y que lo
vemos reflejado en su manera de vivir y actuar.

Canto: EL AMOR DEL SEÑOR ES MARAVILLOSO


El amor del Señor es maravilloso (3) Grande es el Amor de Dios.
Tan alto que no puedo estar arriba de Él. Tan bajo que no puedo
estar abajo de Él Tan ancho que no puedo estar afuera de Él.
Grande es el amor de Dios.

Iluminación bíblica
“7 Queridos, amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios, y
todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. 8 Quien no
ama no ha conocido a Dios, porque Dios es Amor. 9 En esto se
manifestó el amor que Dios nos tiene; en que Dios envió al mundo
a su Hijo único para que vivamos por medio de él. 10 En esto
consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino
en que él nos amó y nos envió a su Hijo como propiciación por
nuestros pecados.” 1 Juan 4,7-10

Catequesis:
Vamos poco a poco viendo en qué consiste ser discípulo misionero
de del Niño Jesús, primero que todo necesitamos encontrarnos con
Jesús y experimentar su amor en nuestra vida, de tal manera que
todo nuestro ser, todo lo que somos, lo que hacemos, lo que
sentimos y pensamos, comience a ser reflejo de la vida de Jesús;
cuando experimentamos a Dios de esta manera viene el
segundo paso: sentir la necesidad de ir al encuentro del otro (de
mis papás, de mi familia, de mis amigos, etc.) a contagiarlo de esa
experiencia amorosa de Dios que nos impide quedarnos quietos.
Por eso, cuando dejamos que Jesús nazca en nuestros corazones,
es cuando comenzamos a hacer camino con Él partiendo de lo que
tenemos más próximo: la comunidad, lugar privilegiado para sentir
la manera como Dios es capaz de amar y perdonar. A través de
ella, es donde descubrimos el camino para llegar a Dios.
Encontrarse con Jesús, indica comenzar a caminar con Él, la
cuestión es que sepamos dónde encontrarlo para luego ir a llevarlo
al mundo entero.

Dinámica
En este momento se dividen en grupos para elaborar un collage (Se
le da a cada grupo ½ pliego de cartulina, revistas y colbón) donde
van a identificar todas las oportunidades que tienen los niños de
encontrarse con Jesús (Lugares, personas, situaciones) y brindarles
a ellas amor, bendición, paz.
SE puede cantar después. Mi mano esté llena de su bendición (2)
Al hermano que toque bendito sea (2), mi mano está llena de
bendición. Mi pie…Mi dedo… Mi brazo… Cada grupo expone su
collage y lo pegan en un mural.

Compromiso:
Vamos, ahora, a vestir nuestro corazón con una camisa de AMOR
y PERDÓN, pues son valores que deben tener los niños discípulos
misioneros que se encuentran con Jesús: Amor para ver al otro
como su hermano y perdón para saber reconocer en el otro lo
bueno en vez de lo malo.
Ahora cuando lleguemos a casa vamos a abrazar a nuestra familia
y les vamos a decir cuánto la queremos, y si nos hemos portado
mal vamos a pedirles perdón. No olvidemos que cuando Jesús
nazca tenemos que estar preparados con el amor y el perdón para
encontrarnos con Él.
Como encontrarse con Dios significa encontrarse luego
con los hermanos, vamos en este momento a darnos todos, un
abrazo de paz diciéndole al otro algo bonito. Luego, tomados
todos de la mano hacemos el Padre Nuestro.
OCTAVO DÍA: EL SERVICIO
“Estar dispuestos a servir con amor y desinterés es la mejor manera
de anunciar lo que Jesucristo hizo y enseñó”
Cerca al corazón que hemos venido vistiendo durante el MONAIN,
estarán puestos dos o más ángeles (se disfrazan algunos)

Dinámica
Animador: ¿marineros?
Niños: A la orden, mi capitán. (Con la mano en la frente)
Animador: El barco se está hundiendo
Niños: no puede ser, ¿Qué hacemos, que hacemos mi capitán?
(Como si se estuvieran ahogando)
Animador: formar grupos de 5 (y se repite la actividad con lo que
el animador les ponga a hacer: reírse a carcajadas, ponerse a llorar,
ponerse a rezar, tirarse al suelo, formar un circulo, ponerse a
brincar, etc.).

Se explica en este momento la presencia de los ángeles (personaje


a resaltar en este encuentro): Los ángeles son los encargados de
anunciar a todos los pastores y a todo el pueblo que Jesús había
nacido. Ellos son los enviados por Dios como sus mensajeros, a
anunciar lo que Dios quiere que el pueblo sepa para que así se
prepare. Por eso, la labor de los ángeles es estar al SERVICIO de
Dios como sus mensajeros y como aquellos que constantemente le
están alabando.

Iluminación bíblica:
“39 En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la
región montañosa, a una ciudad de Judá; 40 entró en casa de
Zacarías y saludó a Isabel.” Lucas 1,39-40

Catequesis
Niños, anunciar a Jesús tiene que ser la alegría más grande
que deberíamos sentir, pues no es otra cosa que llevar la Palabra
de Dios a aquellos que conociéndolo no lo viven, porque
sencillamente no lo han experimentado, no le han abierto la puerta
de su corazón para que entre y construya su casa allí. Los niños
discípulos misioneros tenemos que convertirnos en los angelitos de
los demás, porque tenemos que estar siempre al servicio del
Evangelio, es decir, dispuestos a llevarlo a todas las personas que
nos rodean, mostrándoles con nuestro testimonio todo lo que
Jesucristo hizo y enseñó.
Pero en algunas ocasiones nos decimos: Yo para poder anunciar a
Jesús necesito muchas cosas, por ejemplo: que cuando le haga un
favor a alguien me paguen, estrenar en todos los cumpleaños y en
Diciembre, una fiesta muy grande cuando haga la primera
comunión, cuadernos muy caros para empezar a estudiar. Pero
Dios nos dice que para anunciarlo a Él nada de eso es necesario,
sólo basta que con nuestra forma de ser y de actuar le mostremos a
los demás que Jesús ha comenzado a vivir en nuestro corazón y
que estamos felices. Como consecuencia de todo lo anterior: somos
capaz de ponernos al servicio de los demás.
Por eso quiero contarles lo que le pasó a un zapatero un día que
atendió a Jesús:
(También puede ser dramatizado)
Un día Jesús llegó a la casa de un zapatero, una casa no muy
grande, pero muy ordenada y cuidada. Jesús dijo: He caminado
mucho y mis zapatos están rotos y mis pies ma l t r a t a d o s , ¿ P
o d r í a s hacerme unos zapatos?... Pero no tengo nada con qué
pagarte.
Dijo el zapatero: Ya estoy harto de que la gente me pida cosas y no
dé nada a cambio. ¡Tengo muchos sueños y no he podido
realizarlos porque no tengo dinero! La respuesta es no.
Preguntó Jesús: ¿Qué es lo que necesitas o deseas?
¡Quiero muchos millones de dólares! ¡Casas, carros y joyas para
mi esposa!
Yo puedo darte todo eso y más, pero a cambio de que me
des tus piernas. ¿Mis piernas? ¿Cómo podré caminar por el
bosque? ¿Cómo podré correr hacia mis hijos? No, no te puedo dar
mis piernas. Jesús le dice: Entonces tus brazos.
¿Cómo podré entonces alimentarme? ¿Cómo podré abrazar a mi
mujer? ¿Cómo podré abrazar a mis nietos? No, mis brazos no.
¿Qué te parece si te doy muchos millones por tus ojos? Pero así
jamás veré un amanecer, no podré ver los ojos de mi amada,
disfrutar de la puesta del sol. ¡No! ¡Mis ojos no!
Dijo Jesús: Ah, mira nada más cuántas riquezas posees y no te
habías dado cuenta
Niños, hoy nos queda claro que para anunciar a Jesús basta con lo
que ya Él nos ha regalado, no necesitamos nada más. Los niños
discípulos misioneros del niño Jesús debemos vivir en una actitud
de servicio constante hacia los demás, así estaremos demostrando
que el mensaje que tenemos para anunciar lo estamos viviendo con
nuestra propia vida.

Compromiso
En este momento vamos a vestir a nuestro corazón con un delantal
de SERVICIO, porque como ya sabemos, los delantales se los
pone la gente que va a servir, es un signo de humildad que me
permite acercarme al otro y ponerme a su disposición. Por eso hoy
vamos a contarle a nuestra familia lo que hemos aprendido de
Jesús, esta es una forma de anunciarlo. Los niños, debemos estar
disponibles para anunciar a Jesús a los demás, de manera especial a
quienes viven tristes y aburridos.

Oración
Vamos a pedirles a los niños que se hagan en parejas y que
comiencen a contarle al otro amiguito lo que Jesús hizo y enseñó, a
partir de lo que hemos aprendido. Luego, terminamos cantando el
padre Nuestro.
NOVENO DÍA: EL COMPROMISO
Ambientación:
En el centro del templo o del salón se dispone una cuna con el
Niño Jesús, rodeado por velas encendidas y palitos suficientes para
hacer una cruz.
En cada esquina del templo se ubica un velón grande con un cartel
que indique: YO, FAMILIA, COLEGIO, IGLESIA. Y se decora
con siluetas de niños corriendo que llevan en sus manos la Cruz.
En este último día el personaje que vamos a tener en cuenta es a
cada niño, quien tendrá por valor el COMPROMISO que le
posibilitará llevar a cabo la misión como verdadero discípulo.

Iluminación bíblica
“El ángel les dijo: No tengan miedo porque les traigo una Buena
Noticia, que será motivo de gran alegría para todos: Hoy les ha
nacido en el pueblo de David un salvador, que es el Mesías, el
Señor” Lucas 2,10-11
Para llevar a cabo este camino de discípulos misioneros es
necesario permitirle a Jesús que nazca en cada uno de nuestros
corazones; acontecimiento que tiene que llenar nuestra vida de
mucha alegría, y sobre todo, de mucho compromiso, pues quien
quiere llevarse a Jesús consigo es porque:
Siente la necesidad de que todo el mundo lo conozca y lo ame.
Quiere vivir como Él. Está ansioso de anunciar lo que Él hizo y
enseñó. Está dispuesto a ser verdadero discípulo y excelente
misionero. Quiere ser portador de buenas noticias. Quiere ser
imagen de Dios, de manera especial en la familia y en el colegio.
Por eso niños, para que todos comencemos de verdad este
compromiso con el Niño Jesús, los invito para que veamos cómo
fue su nacimiento:
OBRA DE TÍTERES
“NACIMIENTO”

PERSONAJES:
María
José
Angelito
Diablo
Posadera 1
Posadera 2

JOSÉ: María, ven, que ya vamos a salir.


MARÍA: Ya voy José, estoy terminado de empacar.
JOSÉ: Apúrate que tenemos que ir a Belén porque allí nací. ¡A
qué hora le dio la idea al emperador de hacer un censo!
MARÍA: Ya estoy lista, vamos.
(Salen los dos de escena)

2 ESCENA
DIABLO: JAJAJAJA, le llegó la hora a estos dos, les voy a dañar
el viaje y ustedes niños me van ayudar ¿Cierto que si? (…)
Esperen y verán. Voy a hacer que no les den posada en Belén.

3ESCENA
MARÍA: José, apúrate a buscar posada porque ya está llegando la
hora de que Jesús nazca.
JOSÉ: Vamos, ya está muy tarde. Toquemos esta puerta.
(Sonido de tocar la puerta)
POSADERO1: ¿Quién?
JOSÉ: Buenas, venimos desde Nazaret, mi esposa en
estos momentos se encuentra embarazada, sería tan amable de
hospedarnos.
DIABLO: Señora venga para acá un momento yo le cuento algo.
POSADERO1: ¿ Que me tiene que decir?
DIABLO: Vea Señora, esa gente es una ladrona, no les dé posada.
¿Cierto niños? (…)
POSADERO1: ¡Hay no! Que peligro. Señor, en estos momentos
no hay lugar en la posada.
JOSÉ: Señora, de todas maneras muchas gracias. María, vamos y
tocamos más adelante.
(Sonido de puerta)
POSADERO2: Buenas, que necesitan.
JOSÉ: Buenas, vengo con mi esposa desde Jerusalén y ella se
encuentra embarazada. Sería tan amable de darnos alojamiento.
POSADERO2: mmm.
DIABLO: Señora no les dé posada son unos ladrones y andan
escapando de la policía.
POSADERO2: ¿Niños, en serio? (…)
JOSÉ: Señora, qué dice.
POSADERO2: No les puedo dar alojamiento.
ÁNGEL: Señora, no vaya a cometer un error.
POSADERO2: Porque sí son unos ladrones.
ÁNGEL: Eso es mentira, no le crea al diablo, es un mentiroso.
POSADERO2: No tengo lugar, pero les puedo ofrecer un sitio en
el establo.
JOSÉ: Eso nos puede servir.
POSADERO2: Vengan detrás de mí.
(Salen el posadero, José y María).
DIABLO: Que pereza, no pude cumplir mi labor.
ÁNGEL: Pero no te preocupes, Jesús esta por nacer, y hoy es
navidad. Hoy es el día en que nace el perdón. ¿Niños perdonamos
al diablo? (…)
DIABLO En serio (Casi llorando), Ustedes me perdonan a pesar
de que fui tan malo.

4 ESCENA
JOSÉ: Ya nació.
MARÍA: Mira, qué bonito.
DIABLO: (Llorando) Que belleza de Niño.
ÁNGEL: Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres.
Un aplauso, ya nació el niño Jesús.

Luego de la obra
Todos se reúnen alrededor de la cuna con el Niño Jesús, y el
animador los invita a reflexionar sobre la necesidad de la luz. ¿Para
qué sirve? ¿Por qué es necesaria? ¿Qué pasa cuando no hay luz?
A partir del ejercicio, el animador explica brevemente que Jesús es
la luz del mundo: Dios quiso que su hijo Jesús naciera como todos
nosotros, para enseñarnos a vivir como “hijos de la luz”, es decir,
como hijos del amor. Dios nos amó tanto que al ver que el mundo
estaba lleno de tantas oscuridades, odios, injusticias, angustias,
desigualdades,...no dejó que el hombre se perdiera en esas
tinieblas, sino que encendió la mejor de las luces: la de Jesús. Y
así, con la luz de Dios en la tierra, que es Jesús, todo el que quiera
ser feliz y vivir en el amor y en la paz, sólo necesita dejarse guiar
por este resplandor. Solo tiene que encontrarse con el
Niño Jesús, conocerlo, amarlo y seguirlo.

“Quiero llevar a Jesús.”


El animador invita a los niños a acercarse al Niño Jesús para
completar con éxito la imagen del pesebre, pues sólo falta cada uno
de nosotros. Cada niño se acerca al lugar donde está el nacimiento
y toma dos palitos con los que elaborará una cruz.
El animador les dice: todo aquel que quiera imitar a Jesús
también deberá cargar con su Cruz:
El signo que nos identifica como “cristianos” es la Cruz. Unos la
llevan siempre colgada en sus cuellos, otros la conservan en sus
casas, en los lugares de trabajo y de estudio, también está en todos
los templos, etc. La gran misión del Niño Jesús fue traer luz al
mundo, y lo hizo durante toda su vida hasta iluminar a todos los
hombres con su Cruz. No hay Luz sin Cruz.
A continuación, se reúnen todos los niños en la esquina del templo
que tiene el cartel con la palabra “YO”, se entona el canto (“Yo
tengo un amigo que me ama”) y se les anima con unas preguntas, a
las que responderán con fuerza: “YO” (Cada vez que respondan
levantarán sus cruces).
¿Quién quiere conocer a Jesús?
¿Quién quiere ser amigo de Jesús?
¿Quién quiere amar y seguir a Jesús?
¿Quién quiere acompañar a Jesús con la Cruz?
¿Quién quiere llevar a Jesús a todos los corazones del mundo?

Compromiso
Niños, vamos a colocarle ahora al corazón una cruz, signo de
nuestro compromiso con Jesús en esta navidad
Oración: Vamos a recorrer todos los lugares donde debemos
llevar la luz de Jesús (se recorren las bases que están ubicadas
desde el inicio del encuentro) y se prende un velón en cada una:
YO
FAMILIA
COLEGIO
IGLESIA
Entre estación y estación se pueden ir cantando villancicos. Al
finalizar el recorrido se toman todos de la mano y oran juntos el
Padre Nuestro.

3.4 LOS AGUINALDOS


Esta hermosa costumbre es un juego libre, que consiste en apostar
pequeñas cosas –durante los días previos a la navidad- estas
pequeñas apuestas están llenas de emoción y picardía ya que en
ella se pactan penitencias o artículos que en la mayoría de los casos
tienen poco valor. En pocas palabras, “el aguinaldo” es un regalo
de Navidad que generosamente se dan los amigos y familiares,
como una muestra de amistad y para demostrar el afecto o cariño
hacia una persona.
Hay diferentes modalidades de aguinaldos, y la finalidad de ellos
es simplemente pasar un rato agradable con los amigos y familiares
y así afianzar los lazos de amistad y familiaridad. Quien decida
participar debe hacerlo con toda disposición y asumir las
consecuencias sin faltar a la caridad.
Los regalos se apuestan en inocentes juegos. Algunos de los
comunes son:
Pajita en boca: los jugadores deben tener una "pajita en la boca",
pues en cualquier momento se les puede pedir que la enseñen. Si
no la tienen, pierden. Ayuda a trabajar la virtud de la constancia.
Preguntar, saludar y no contestar: este juego consiste en jugar
algo así como jugar al "mudo", requiere mucha concentración y
ante cualquier saludo de palabra o pregunta no contestar nada por
capciosa que sea el interrogante. Ayuda a trabajar la virtud de la
prudencia.
Tres pies: los jugadores deben siempre pararse con los pies juntos
para evitar que su contrincante ponga un pie en medio de los
suyos. Ayuda a trabajar la concentración y agilidad.
Beso robado: consiste en dar un beso en la mejilla del
oponente sin que este tenga oportunidad de evitarlo. Ayuda a
trabajar la fraternidad y la confianza.
El sí y el no: cada jugador debe escoger una respuesta, sí o no, y
mantenerla cualquiera que sea la pregunta. Pierde quien olvida la
respuesta o da la contraria. Ayuda a trabajar la autenticidad y la
verdad.
Dar y no recibir: se trata de no recibir nada del contrincante y, a
la vez, buscar la oportunidad para entregarle algo. Ayuda a trabajar
la prudencia y el desprendimiento.

4. LITURGIA DE LA PALABRA EN AUSENCIA DEL


MINISTRO ORDENADO

Para un Domingo.
RITOS INICIALES
Canto de entrada
Celebrante: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu
Santo.
Todos: Amén.
Celebrante:
Queridos hermanos, sean todos bienvenidos a esta celebración
de la liturgia de la palabra, experiencia de vida y amor. Para
poder participar dignamente de esta celebración en un
momento de silencio reconozcamos nuestras culpas ante el
Señor.
Todos:
Yo confieso ante Dios todo poderoso y ante ustedes hermanos que
he pecado mucho de pensamiento, palabra obra y omisión. Por mi
culpa, por mi culpa, por mi grande culpa. Por eso ruego a santa
María, siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y a ustedes
hermanos que intercedan por mí ante Dios nuestro Señor.
Todos: Amén.
Señor ten piedad.
Gloria.
Oración colecta: Según el domingo correspondiente.

LITURGIA DE LA PALABRA
Hermanos escuchemos con atención la Palabra de Dios.
 Lecturas: I lectura, Salmo y II lectura.
 Aclamación antes del Evangelio: Según el domingo
correspondiente. Se canta el aleluya, en cuaresma se omite.
 Evangelio: Lo lee el celebrante.
 Reflexión: Puede dar una reflexión el celebrante o todos
pueden compartir su reflexión en torno a las lecturas del día.
Si el celebrante dirige la reflexión debe hacerlo en singular y
en primera persona.
 Credo: Todos.
 Oración universal: La dirige el celebrante o puede hacerse de
modo participado, en este caso, la inicia y la termina el
celebrante.
PADRE NUESTRO...
Celebrante:
Fieles a la recomendación del Salvador y siguiendo sus divinas
enseñanzas nos atrevemos a decir.
Todos: Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu
nombre…
Celebrante: Danos Señor tu paz.
Se puede hacer una breve exhortación para el momento de la paz.
Como hermanos nos damos fraternalmente el saludo de la paz.

SI HAY RESERVA EUCARÍSTICA...


Si hay comunión, el celebrante si tiene la autorización, saca el
copón del sagrario con suma reverencia, coloca un corporal en el
altar y deposita allí el copón con las formas sagradas.
Se entona o recita el Cordero.
Hace genuflexión. Saca una forma y mientras la muestra
al pueblo dice:
Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo,
dichosos los invitados a la Cena del Señor.
Todos: Señor no soy digno de que entres en mi casa, pero una
palabra tuya bastará para sanarnos
Luego, consume la hostia consagrada y mientras se canta se
distribuye a los presentes la sagrada comunión.

RITOS FINALES
Oración postcomunión: Si se comulgó en la celebración... la
correspondiente al domingo o una breve acción de gracias sino se
recibió.

Celebrante: Pidamos la bendición de Dios:


Que el Señor nos bendiga en el nombre del Padre y del Hijo y del
Espíritu Santo.
Todos: Amén
Celebrante: En la alegría podemos ir en paz. O bien. Podemos ir
en paz.
Todos: Demos gracias a Dios.

4.1 BENDICIÓN DEL PESEBRE2


Reunidos en torno al pesebre

Presidente: En el nombre del Padre… † Alabemos y demos


gracias al Señor que tanto amó al mundo que le entregó a su Hijo.

Todos responden: Bendito seas por siempre, Señor.

Presidente: Durante estos días contemplaremos asiduamente en


nuestro hogar este pesebre y meditaremos el gran amor del Hijo de

2
http://www.perpetuosocorroneiva.org/efeta/bendicion-familiar-del-pesebre-y-
arbol-navideno-
Dios, que ha querido habitar con nosotros. Pidamos, pues,
a Dios que el pesebre que hemos organizado colocado avive en
nosotros la fe cristiana y nos ayude a celebrar más intensamente
estas fiestas de Navidad.

Animador(a): Escuchad ahora, hermanos, las palabras del santo


Evangelio según san Lucas.

En aquellos días, José, que era de la casa y familia de David, subió


desde la ciudad de Nazaret, en Galilea, a la ciudad de David, que
se llama Belén, en Judea, para inscribirse con su esposa María, que
estaba encinta. Y mientras estaban allí le llegó el tiempo del parto,
y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo
acostó en un pesebre. Palabra del Señor.

Opcional: Después de la lectura, según las circunstancias, puede


cantarse un canto adecuado.

PRECES

Presidente: en este momento en que nos hemos reunido toda la


familia para iniciar las fiestas de Navidad, dirijamos nuestra
oración a Cristo, Hijo de Dios vivo, que quiso ser también hijo de
una familia humana; digámosle: Por tu nacimiento, Señor,
protege a esta familia.

 Oh Cristo, por el misterio de tu sumisión a María y a José


enséñanos el respeto y la obediencia a quienes dirigen esta
familia.

 Tú que amaste y fuiste amado por tus padres, afianza a nuestra


familia en el amor y la concordia.

 Tú que estuviste siempre atento a las cosas de tu Padre, haz que


en nuestra familia Dios sea honrado.

 Tú que has dado parte de tu gloria a María y a José, admite a


nuestros familiares, que en otros años celebraban las fiestas de
Navidad con nosotros, en tu familia eterna.
ORACIÓN DE BENDICIÓN

Presidente: Señor Dios, Padre nuestro, que tanto amaste al mundo


que nos entregaste a tu Hijo único nacido de María la Virgen,
dígnate bendecir + este nacimiento y a la comunidad cristiana que
está aquí presente, para que las imágenes de este Belén ayuden a
profundizar en la fe a los adultos y a los niños. Te lo pedimos por
Jesús, tu Hijo amado, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Todos: Amén.
5. NOVENA TRADICIONAL
 ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Benignísimo Dios de infinita caridad, que tanto amas a los
hombres, que les das en tu Hijo la mejor prenda de tu amor, para
que hecho hombre en las entrañas de una Virgen, nazca en un
pesebre para nuestra salud y remedio; yo, en nombre de todos los
mortales, te doy infinitas gracias por tan soberano beneficio.
En retorno de él te ofrezco la pobreza humildad y demás virtudes
de tu Hijo humanado, suplicándote por sus divinos méritos, por las
incomodidades con que nació y por las tiernas lágrimas que
derramó en el pesebre, dispongas nuestros corazones con humildad
profunda, con amor encendido, con tal desprecio de todo lo
terreno, para que Jesús recién nacido tenga en ellos su cuna y more
eternamente, Amen. (Tres veces “Gloria al Padre”)

Aquí se hace la CONSIDERACIÓN de cada día.


 CONSIDERACIÓN PARA EL DÍA PRIMERO
La vida de Jesús antes de venir al mundo era una vida maravillosa.
Sin embargo, se convierte en hombre, pasando por todas las
incomodidades y sufrimientos del mundo, solo para que los
hombres podamos llegar al cielo. Para estar con Él para siempre.
El pecado de Adán había ofendido a Dios, los hombres se portaban
muy mal, por lo que era necesario dar una gran lección al mundo, y
fue así como decidió enviarnos a su hijo único, para que por medio
del sufrimiento de Jesús, fueran perdonados todos
nuestros pecados. Qué maravilla, pasar El por tanto dolor, solo
para que nosotros podamos llegar al cielo.

 ORACIÓN A LA SANTÍSIMA VIRGEN


Soberana María, que por tus grandes virtudes, y especialmente por
su humildad, mereciste que todo un Dios te escogiera por madre
suya, te suplico que tú misma prepares y dispongas mi alma, y la
de todos los que en este tiempo hagan esta novena, para el
nacimiento espiritual de tu adorado Hijo.
¡Oh dulcísima Madre! Comunícame algo del profundo
recogimiento y divina ternura que con que aguardaste tú, para que
nos haga menos indignos de verle, amarle y adorarle por toda la
eternidad. Amen. (Tres veces el Avemaría)

 ORACIÓN A SAN JOSÉ


¡Oh dulcísimo José, esposo de María y padre adoptivo de Jesús!
Infinitas gracias doy a Dios porque te escogió para tan altos
ministerios y te adornó con todos los dones proporcionados a tan
excelente grandeza.
Te ruego por el amor que le tuviste al Divino Niño me abraces en
fervorosos deseos de verle y recibir sacramentalmente, mientras en
su divina Esencia le vea y le goce en el Cielo. Amen. (Padre
nuestro, Avemaría y Gloria).
 GOZOS
¡Dulce Jesús mío, mi Niño adorado,
¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

1) ¡Oh sapiencia suma del Dios Soberano,


Que al nivel de un Niño te hayas rebajado!
¡Oh Divino Infante, ven para enseñarnos
la prudencia que hace verdaderos sabios!

2) ¡Oh, Adonaí potente que Moisés hablando,


de Israel al pueblo diste los mandatos!
¡Ah, ven prontamente para rescatarnos,
y que un niño débil muestre fuerte brazo¡

3) ¡Oh, raíz sagrada de José que en lo alto


presenta al orbe tu fragante nardo!
Dulcísimo Niño que has sido llamado
Lirio de los valles, Bella flor del campo.

4) ¡Llave de David que abre al desterrado


las cerradas puertas de regio palacio!
¡Sácanos. Oh Niño con tu blanca mano,
de la cárcel triste que labró el pecado!

5) ¡Oh, lumbre de Oriente, sol de eternos rayos,


que entre las tinieblas tu esplendor veamos!
Niño tan precioso, dicha del cristiano,
luzca la sonrisa de tus dulces labios.

6) Espejo sin mancha, santo de los santos,


sin igual imagen del Dios soberano!
¡Borra nuestras culpas, salva al desterrado
y en forma de niño, da al mísero amparo!

7) ¡Rey de las Naciones, Emmanuel preclaro,


De Israel anhelo, Pastor del rebaño!
¡Niño que apacientas con suave callado
Ya la oveja arisca, ya el cordero manso!

8) ¡Ábranse los cielos y llueva de lo alto,


Bienhechor rocío como riego Santo!
¡Ven hermoso Niño, ven Dios humanado,
Luce hermosa estrella, brota flor del campo!

9) Del débil auxilio, del doliente amparo;


Consuelo del triste, luz del desterrado.
¡Vida de mi vida, mi dueño adorado.
Mi constante amigo, mi Divino hermano!
10) Ven que ya María previene sus brazos
Do su niño vean en tiempo cercano.
Ven que ya José con anhelo sacro
Se dispone hacerse de su amor sagrario.

11) Ve ante mis ojos de ti enamorados,


Bese ya tus plantas bese ya tus manos.
¡Prosternado en tierra, te tiendo los brazos,
y aún más que mis frases, te dice mi llanto!

12) ¡Ven Salvador nuestro por quien suspiramos


Ven a nuestras almas, Ven, no tardes tanto!

 ORACIÓN AL NIÑO JESÚS


Acuérdate ¡oh divino Niño Jesús! Que dijiste a la venerable
Margarita del Santísimo Sacramento, y en persona suya a todos tus
devotos, estas palabras tan consoladoras para nuestra pobre
humanidad tan agobiada y doliente: “Todo lo que quieras pedir,
pídelo por los méritos de mi infancia y nada te será negado”.
Llenos de confianza en ti ¡oh Jesús! Que eres la misma verdad
venimos a expresarte toda nuestra miseria.
Ayúdanos a llevar una vida santa, para conseguir una eternidad
bienaventurada.
Concédenos, por los méritos infinitos de tu encarnación y de tu
infancia, la gracia que necesitamos tanto. Nos entregamos a ti ¡oh
niño omnipotente! seguros de que no quedará frustrada nuestra
esperanza, y de que en virtud de tu divina providencia, acogerás y
despacharás favorablemente nuestra súplica. Amen. (Gloria al
Padre…, V: Divino Niño Jesús Rta: bendecidnos con amor (3
veces).
 ORACIÓN FINAL
Señor, Navidad es el recuerdo de tu nacimiento entre nosotros, es
la presencia de tu amor en nuestras familias y en nuestra
comunidad.
Navidad es la certeza de que el Dios del cielo y de la tierra
es nuestro Padre, porque tú, divino niño, eres nuestro hermano.
Que esta reunión junto a tu pesebre nos aumente la fe en tu
bondad, nos comprometa a vivir verdaderamente como hermanos,
nos comprometa a vivir verdaderamente como hermanos, nos dé
valor para matar el odio y sembrar la justicia y la paz.
Oh divino niño, enséñanos a comprender que donde hay amor y
justicia, allí estás Tú y allí también es navidad. Amén. (Gloria al
Padre…)
 CONSIDERACIÓN PARA EL DÍA SEGUNDO
La virgen María estaba en su cuarto cuando llegó el ángel Gabriel
y le dijo que iba a quedar embarazada, que tendría un hijo que
llamaría Jesús, que sería el hijo de Dios. María se sorprendió
porque ella no vivía con ningún hombre. Pero el ángel él dijo que
se haría con el poder del espíritu santo, porque "para Dios no hay
nada imposible”. Entonces María, entregó su vida a Dios diciendo:
“yo soy al esclava del señor, que Dios haga conmigo como me has
dicho". (Continúan las demás oraciones).

 CONSIDERACIÓN PARA EL DÍA TERCERO


Estando embarazada, María fue a visitar a su prima Isabel, quien a
su vez, estaba embarazada de Juan Bautista, y tan pronto oyó el
saludo de María se le movió el bebé dentro del vientre y quedó
llena del espíritu Santo. Entonces con voz muy fuerte le dijo:
¡"Bendita entre todas las mujeres y bendito el bebé que llevas
dentro"! "quien soy yo para que venga a visitarme la madre de
Dios?".
María dijo: "Mi alma alabanza la grandeza del señor; mi espíritu se
alegra de Dios mi salvador. Porque Dios ha puesto sus ojos En
esta humilde esclava;... Porque el Señor ha hecho en mi maravillas.
“Con esta oración expreso la virgen María Su dicha y su felicidad
por llevar dentro al hijo de Dios. Es muy significativo Que la
mujer escogida por Dios sea pobre y sencilla, pero rica en espíritu
y tan buena que debamos venerarla profundamente. (Continúan
las demás oraciones).
 CONSIDERACIÓN PARA EL DÍA CUARTO
Desde que estuvo dentro de su madre, el niño Jesús fue muy
obediente con su papá Dios y continuó así durante toda su vida.
Adoraba a su eterno padre y por El acepto las debilidades e
incomodidades de la tierra. ¿Creen ustedes que es muy fácil, que
después de estar gozando de la felicidad eterna en el cielo, venir a
su sufrir a la tierra como lo hizo Jesús? Él lo hizo únicamente para
perdonar nuestros pecados y mostrarnos el camino al cielo.
¿Queremos aprender a rezar de verdad?
Comencemos por imaginar al divino Niño Jesús del vientre de su
mamá. El niño Dios todavía no habla, pero ya ora, su alma está
muy cerca de Dios. Adora a su padre como aspira a que nosotros lo
hagamos. Adoremos a Dios de la misma forma como lo hace el
Niño Jesús. No estemos tan pendientes de nosotros mismos,
olvidémonos un poco de nosotros y pensemos más en Dios.
(Continúan las demás oraciones).
 CONSIDERACIÓN PARA EL DÍA QUINTO
Ayer vimos cómo era el niño Dios cuando estaba dentro de su
mamá. Veamos hoy como era la vida de María durante ese mismo
tiempo. María estaba con ansia el momento de ver a Dios
convertido en un niño. Ella sabía que iba a ver el rostro del hombre
que iluminaría al mundo y al cielo para siempre. Otro iba a ver en
sus ojos la felicidad que más tarde conocerían los demás hombres.
Lo vería como un niño tierno y débil, más tarde como un joven
encantador, y cuando grande, como un hombre serio y profundo.
María estaba muy feliz y ansiosa de que llegara el momento
esperado; pero no nos contentemos con admirar como vive Jesús
en María, recemos mucho, todos los días, para que Jesús Viva
también en nosotros y en nuestros corazones. (Continúan las
demás oraciones).
CONSIDERACIONES PARA EL DÍA SEXTO
Jesús fue concebido en Nazaret, dónde vivían José y María. Se
creía que nacería allí mismo, pero Dios quería que naciera en
Belén, como lo habían anunciado los profetas, porque Belén era la
Ciudad de David. Fue por esto que Dios hizo que el
emperador Augusto ordenara que todos los que vivían en la
religión tenía que inscribirse en el lugar dónde habían nacido, fue
por ello que José y María tuvieron que ir a Belén. (Continúan las
demás oraciones).
 CONSIDERACIÓN PARA EL DÍA SÉPTIMO
San José y la virgen María llegan a Belén comienzan a buscar
donde quedasen, pero no hay sitio, las posadas están llenas, y como
son tan pobres nadie les ofrece su casa. Pero como están con Dios
no se sienten tristes San José se preocupa por el niño que va a
nacer Y no tiene donde el niño Dios, dentro de su mamá, Se siente
feliz de tener éstos problemas, porque está comenzando a vivir
como lo hacen los pobres del mundo y para eso había venido al
mundo.
¡Oh querido niño Dios! pensar que éstas fiestas que se celebran
con tantas diversiones, comidas, vestidos y vacaciones en sitios
lujosos fueron para ti y para tus padres días de pobreza, rechazos y
humillaciones. Es por ello que vamos a celebrar ésta Navidad
acercándonos a ti, rezaremos y compartiremos, en medio de una
alegría, con nuestra familia y con los pobres que nada tienen.
Ofreciendo parte de nuestros ingresos de éste diciembre, para
llevarles algo de felicidad y Navidad. (Continúan las demás
oraciones).
 CONSIDERACIÓN PARA EL DÍA OCTAVO
La noche ha caído en los campos de Belén. San José y la Virgen
María, al haber sido rechazados por los hombres, se refugiaron en
un establo, Llegaron en el burrito, en que venía montada María, y
allí encontraron un buen manso. Qué curioso el niño Dios
rechazado por los hombres, va a ser calentado por los animales en
medio de una noche fría de invierno. Pero al llegar la media noche,
en un pesebre nace el niño Dios, que ha sido esperado, durante
cuatro mil años por los hombres. A sus pies la Virgen María y San
José lo adoran, porque es el mismo Dios.
¡Oh adorable niño! también nosotros te hacemos esta
novena, que nos prepara para el día de tu Navidad. Queremos
adorarte y estar muy cerca de ti. Ven a nuestras almas. Ven pronto
a nuestros corazones y llena nuestro ser y nuestro hogar con todo
tu amor. (Continúan las demás oraciones).

 CONSIDERACIÓN PARA EL DÍA NOVENO


La noche en que nació el niño Dios, un ángel del Señor se le
apareció a unos pastores que cuidaban sus ovejas cerca de Belén y
les dijo: "hoy a nacido en Belén un salvador que es el Mesías, el
Señor. Como señal encontrará ustedes, al niño envuelto en pañales
y acostado en un establo”. En ese momento aparecieron junto al
ángel, muchos otros ángeles del cielo que alababan al Señor y
decían: "gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres
de buena voluntad “de la misma manera los Reyes magos, que eran
unos sabios, que vivían del Oriente, dedicados al estudio de las
estrellas, vieron ese mismo día una estrella tan luminosa, que
comprendieron que era la señal esperada por miles de años para
indicar que había nacido el Niño Dios. La siguieron durante
muchos días, hasta que se detuvo sobre el lugar donde estaba el
Niño, y arrodillándoselo adoraron. Abrieron sus cofres y le
ofrecieron oro, incienso y mirra. Así debe ser el Niño Dios para
nosotros, como una estrella que guíe nuestra vida, para que
podamos llegar al cielo y estar con Él por siempre. Amén.
(Continúan las demás oraciones).
6. Comentarios, oración de los fieles para todos los días de la
novena3 (durante los días de la novena se pueden promover
actividades de integración a libre creatividad).
COMENTARIOS CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA
16 DE DICIEMBRE
COMENTARIO INICIAL: Hermanos, iniciamos hoy la novena
de aguinaldos y en ella la espera del acontecimiento más especial y
sublime de todos los tiempos: el nacimiento de Jesús. El anunciado
por los profetas desde antiguo se hace realidad en medio de
nosotros; Jesucristo es el Hijo eterno de Dios que se hizo hombre y
3
Estos comentarios son adaptados y tomados de la cartilla de Navidad 2015.
a través de su amor, nos hace partícipes de su redención
para con su pueblo. Que al iniciar esta novena y unidos con Él
por medio de su sacrificio eucarístico y fortalecido con la gracia
de su Espíritu santo caminemos por sendas de paz y fraternidad.
Continuemos nuestra celebración.
COMENTARIO A LAS LECTURAS: La palabra del Señor es
siempre viva y eficaz, penetra hasta lo más profundo del hombre y
se acción no vuelve sin haber dado fruto. Por medio de esta, Dios
nos comunica su mensaje salvación a todos sin excepción, pues
desea que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento
de la verdad. Escuchemos con atención.
ORACIÓN DE FIELES
Presidente: Hermanos, oremos a Dios Padre para que derrame
abundantes bendiciones por medio de Jesucristo su Hijo, quien no
cesa de acompañarlos a través de los tiempos, otorgándonos
siempre su luz y su verdad. Digamos todos:

R. Padre de bondad, escúchanos.

 Por la Iglesia, para que, mientras espera la segunda venida de


su Señor, no deje de anunciar con palabras y obras el
evangelio, oremos.

 Por el Papa, los obispos, sacerdotes y religiosos, para que con


su vida y ministerio sean vivo testimonio de la esperanza a la
que Dios llama a toda la humanidad, oremos.

 Por las autoridades civiles, para que promuevan la paz y la


justicia, la participación ciudadana y el desarrollo integral de
sus comunidades, oremos.

 Por quienes han perdido la esperanza o se sienten débiles en el


camino, para que la gracia del Adviento renueve en ellos la
fortaleza para perseverar en el seguimiento de Cristo, oremos.
 Por todos nosotros, para que la gracia del Adviento
nos permita ser arcilla en las manos del Alfarero y nos inspire
los modos de ser mejores y más auténticos discípulos de Jesús,
oremos.

Presidente: Padre de bondad, que nos has mostrado tu amor en tu


Hijo hecho hombre, escucha nuestras oraciones, y concédenos lo
que te pedimos con fe y esperanza. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Amén.

COMENTARIOS CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA


17 DE DICIEMBRE

COMENTARIO INICIAL: Hermanos, el evangelio del día nos


habla de la realidad humana de Cristo y su genealogía; esto nos
muestra la presencia de Dios a través de las generaciones en
personas distintas y en situaciones diferentes. También nos acerca
a ver la acción misericordiosa de Dios, preparando desde antiguo
la venida de nuestro salvador Jesucristo que también quiere
hacerse vida en nuestra propia vida, adentrándose en nuestra
historia para que lo dejemos habitar en nosotros, y así, darnos la
felicidad plena. Que en este día pidamos la gracia y la fuerza para
alejar el pecado de nosotros, y así poder dejar que Jesús habite en
nuestras vidas.
COMENTARIO A LAS LECTURAS: Hoy la palabra de Dios
nos habla de las personas de quienes Dios se ha valido para traer a
nuestro redentor al mundo, es decir, de la familia de Jesús. Que la
escucha de esta palabra nos lleve a aceptar a Jesús presente en
nuestra actualidad como resucitado y nos haga abrir nuestro
corazón para prepararnos a recibirlo como el Mesías salvador.
Escuchemos atentamente.
ORACIÓN DE FIELES
Presidente: Queridos hermanos, oremos a Cristo nuestro salvador,
que se ha querido hacer presente en nuestra historia para nuestra
salvación y que ha querido vivir entre los hombres y digamos:
R. Ven señor, y quédate con nosotros
 Para que Jesús, que se ha hecho hombre para ser el
buen pastor de la Iglesia, conceda al Papa Francisco, a nuestro
Obispo Fabio y a todos los obispos y presbíteros, pastorear con
celo las comunidades que tiene encomendadas. Oremos.

 Para que el Rey del cielo, que por sus ángeles anuncio la paz a
los hombres, aleje de todas las naciones los horrores de la
guerra. Oremos.

 Para que Cristo, que quiso asumir la debilidad de los hombres,


sea la fuerza de los débiles y el consuelo de los tristes y de los
que se sienten solos. Oremos.

 Para que el hijo de Dios, que descendió al mundo para que los
hombres pudieran subir al cielo, admita en su gloria a nuestros
familiares que ya nos han dejado. Oremos.

Presidente: Escucha nuestras oraciones, Dios todopoderoso y


eterno, y has que quienes hemos orado por todos los hombres
seamos enriquecidos también con tus dones. Por Jesucristo nuestro
Señor. Amén.

COMENTARIOS CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA


18 DE DICIEMBRE

COMENTARIO INICIAL: Hermanos, nos hemos reunido para


celebrar la Eucaristía, misterio de salvación. Dios en su infinita
misericordia se ha hecho hombre y se ha quedado entre nosotros en
las especies del pan y el vino.
Avanzamos en la preparación del encuentro con el Señor que
asumirá nuestra humanidad, por amor y puro amor. Jesús,
concebido por obra del Espíritu Santo en el Seno de María Virgen,
es Dios-con-nosotros. Con su encarnación ha abierto así, el camino
de la salvación para el hombre.
Pidamos al Señor, por medio de esta celebración, la gracia de
preparar nuestro corazón para recibirlo en nuestra vida. Con el
deseo de seguir disponiendo nuestra alma y ser para la
vivencia del misterio de la Encarnación, continuemos con este
encuentro de hermanos.
COMENTARIO A LAS LECTURAS
La Palabra de Dios nos llena de esperanza. Por ella Dios elige a su
pueblo y manifiesta su plan de salvación comunicando su infinito
amor, hasta el punto de encarnarse, llevando a plenitud las
promesas del Antiguo Testamento y dando sentido al caminar del
hombre. Con Gozo y fe escuchemos atentos a Dios que nos habla
en todos los momentos de nuestra vida.
ORACIÓN DE LOS FIELES
Presidente: Unidos en la espera de la Navidad, con la Virgen
María, con los antiguos profetas y con los profetas de hoy, con los
pobres y humildes de corazón, invoquemos al Padre para que
cumpla los anhelos de la Iglesia y de la humanidad.
R. Ven a salvarnos, Señor.
 Por la Iglesia, extendida por todo el mundo: para que, en
actitud constante de pobreza y de servicio, proclame ante todos
los hombres que Jesús es el Señor. Roguemos al Señor.

 Por el pueblo de Israel: para que el Señor, siempre fiel a sus


promesas, le conceda el don de la paz, de la estabilidad y del
progreso. Roguemos al Señor.

 Por los cristianos todos: para que la Navidad nos estimule a ser
entre los hombres testigos auténticos del espíritu evangélico de
la caridad. Roguemos al Señor.

 Por todos nosotros: para que el Espíritu de Jesús nos dé la


fuerza para romper con toda actitud ambigua y nos ayude a
caminar con corazón libre y ardiente al encuentro del Señor
que viene. Roguemos al Señor.
Presidente: Dios todopoderoso y eterno, que salvas a
todos y no quieres que nadie se pierda, escucha las oraciones de tu
pueblo y concédenos que el mundo camine por las sendas de la
paz y que la Iglesia se alegre en tu servicio. Por Jesucristo nuestro
Señor. Amen.
COMENTARIOS CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA
19 DE DICIEMBRE
COMENTARIO INICIAL: Hermanos y hermanas: nos
congregamos frente al altar del Señor para celebrar este santo
sacramento que conforta y da vida. En él reconocemos el amor
misericordioso de Dios, que se ve manifestado en nuestra propia
historia personal, particularmente en la manera como interviene
para poner sus planes, con el fin de darnos la salvación eterna. Hoy
es la oportunidad para creer y poner nuestra confianza en Dios
Enseñándonos aun en medio de las adversidades de la vida.
Vivamos pues, hermanos, esta celebración de manera activa, plena
y consciente, entregando nuestra vida a las manos de Dios, y
pidiéndole que nos libre de la falta de fe.
COMENTARIO A LAS LECTURAS: Hermanos, la Palabra de
Dios es siempre viva y eficaz. Actúa de forma concreta en cada
una de nuestras vidas. Es por esto que el Señor nos ofrece las dos
anunciaciones que van enfocadas en temas tan urgentes como la
esterilidad de las madres, la intervención de Dios, la turbación y la
grandeza futura del niño que nacerá. Sin reservarnos nada y
acogiendo el mensaje que el Señor nos brinda escuchemos con
atención.
ORACIÓN DE FIELES
Presidente: Oremos amados hermanos, al Padre celestial, que por
medio de Jesucristo su hijo nos da a conocer su plan de salvación y
nos enseña a creer y confiar. Digamos todos:
R. Ilumínanos Señor.
 Por la santa Iglesia de Dios para que por la renovación de los
santos misterios, alcance la unidad y la paz. Roguemos al
Señor.
 Por los presbíteros y diáconos para que
permaneciendo fieles al Señor, realicen el misterio en la fe y en
el amor. Roguemos al Señor.
 Por todos los pueblos de la tierra parque guiados por la luz de
Jesús, realicen todas sus obras manifestando siempre la justicia
y el amor al pueblo de Dios. Roguemos al Señor.
 Por todas las personas que padecen alguna enfermedad física o
espiritual, parque iluminado por aquel a quien esperamos, sus
dolencias se vean algún día colmadas de alegría. Roguemos al
Señor.
 Por esta comunidad de hermanos que nos congregamos para
celebrar esta Eucaristía, para que sea el Señor quien forje en
sus corazones la solidaridad, la concordia y la paz. Roguemos
al Señor.
Presidente: Oh, Dios, que conoces nuestros corazones y ves en
nosotros la debilidad de nuestra fe, recibe benignamente estas
oraciones que te dirigimos en nuestras necesidades. Por Jesucristo,
nuestro Señor. Amén.
COMENTARIOS CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA
20 DE DICIEMBRE
COMENTARIO INICIAL: Queridos hermanos, celebramos
hoy el IV Domingo del tiempo de Adviento como preparación a la
Solemnidad de la Natividad del Señor. Cada vez más cerca del
gran acontecimiento de la llegada de Jesús hecho hombre al
mundo, nuestro corazón debe estar dispuesto para acoger en
nuestra propia vida a Jesús. No basta con hacer grandes
espectáculos, o prepararnos exteriormente, lo realmente importante
es que cada uno en el interior, esté dispuesto a escuchar, a recibir
al Salvador del mundo, al que es nuestra Paz. Hoy nos llenamos
de alegría y proclamamos a María bienaventurada, porque ha
creído. Jesús quiere que con su llegada saltemos de alegría y
quedemos llenos del Espíritu Santo. Con el gozo que nos da el
saber que Jesucristo, Rostro de la Misericordia, quiere salvarnos en
la realidad de la historia personal continuemos nuestra celebración
Eucarística.
COMENTARIOS A LAS LECTURAS: La Palabra de
Dios quiere encarnarse hoy en nuestra vida. Las lecturas de este
día nos llevan a contemplar la promesa de Dios que se hace
realidad; de ti Belén sacaré al que ha de ser el gobernador de
Israel, al que pastoreará a los hijos de Israel. La promesa cumplida
es Jesucristo, que por el “sí” de María se ha hecho carne y ha
puesto su morada entre nosotros. Escuchemos atentos para que
suceda en nosotros lo mismo que le aconteció a Isabel, al escuchar
el saludo de María.
ORACIÓN DE LOS FIELES
Presidente: Oremos a Cristo y pidámosle que con su llegada nos
traiga la paz, para que el corazón de cada hombre pueda
experimentar la misericordia de Dios. Digamos:
R. Pastor de Israel, escúchanos.
 Te pedimos por la Iglesia, de la cual tú eres Cabeza, por el
papa Francisco, por nuestro obispo Fray Fabio, por los
sacerdotes y diáconos, para que consagrados a tu servicio
puedan con tu ayuda pastorear al pueblo de Dios por el camino
de la paz. Oremos.

 Te pedimos por nuestros gobernantes, en especial, por aquellos


que iniciarán su periodo de gobierno, para que guiados por la
luz de tu Espíritu, sean instrumentos de justicia y equidad y
sepan guiar a tu pueblo en la búsqueda del bien común.
Oremos.

 Te pedimos por aquellos que pasan necesidades materiales y


espirituales, para que en este tiempo de preparación a la
Navidad suscites en el corazón de los hombres la generosidad y
el deseo de recibirte en los más necesitados. Oremos.

 Te pedimos por nuestra comunidad parroquial


________________ (vereda, sector, etc.), para que
experimentando la alegría de tu llegada al mundo, podamos
proclamar con nuestras obras y palabras la misericordia de
Dios. Oremos.
 Te pedimos por todos los que estamos en esta
celebración litúrgica, para que el cumplimiento de la promesa
hecha al pueblo de Israel y extendida a todas las naciones, nos
llene de confianza y abra nuestro corazón, para que sigas
estableciendo tu morada en medio de nosotros. Oremos.

Presidente: Señor Jesucristo, escucha la oración de tus hijos, sigue


pastoreando tu rebajo y saciándolo de tus bienes, de manera que
por la escucha atenta de la Palabra y la participación del banquete
Eucarístico, pueda alcanzar lo que nos prometes y amar lo que nos
mandas. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.
COMENTARIOS CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA
21 DE DICIEMBRE
COMENTARIO INICIAL: Hermanos y hermanas; nos reunimos
en torno al altar del Señor para celebrar la Eucaristía; corazón y
cumbre de la vida Cristina. Hoy, celebramos el día sexto de la
novena de Navidad en el que se nos invita a cultivar un espíritu de
apertura y de servicio hacia los demás, a imagen de María
Santísima cuando visita a su prima santa Isabel. Por tal motivo,
conscientes de nuestra condición de Hijos de Dios y con un
corazón dispuesto a servir, participemos activa, consciente y
plenamente de esta celebración.
COMENTARIO A LAS LECTURAS: La Palabra del Señor
siempre es oportuna, pero ella exige de nosotros el compromiso de
escucharla, guardarla en nuestro corazón y hacerla obra. Hoy las
liturgia de la Palabra nos muestra el amor que Dios nos tiene y nos
invita a irradiar ese amor a través del servicio y la caridad.
Escuchemos con atención.
ORACIÓN DE FIELES
Presidente: Oremos a Jesús, luz y esperanza de la humanidad
entera, diciendo: R. ¡Ven, Señor Jesús!
 Por nuestra Madre la Iglesia, que ha recibido, como María, la
misión de dar a luz a Cristo. Para que en medio del mundo sea
la presencia de Emanuel, el “Dios-con-nosotros”. Roguemos al
Señor.
 Por todos los pueblos, ciudades y naciones; para
que abunde en ellos la hospitalidad, la justicia, la libertad y la
prosperidad. Roguemos al Señor.

 Por los pobres, los encarcelados y los que en estos días están
lejos de su hogar; para que en medio de sus penas sientan el
consuelo de saberse hijos de la gran familia de
Dios. Roguemos al Señor.

 Por quienes viven sumergidos en dudas e incertidumbres. Para


que el Nacimiento del Señor aleje de ellos las tinieblas y colme
sus corazones de luz y esperanza. Roguemos al Señor.

 Por los matrimonios cristianos. Para que, ante las dificultades,


confíen siempre en la ayuda de Dios. Roguemos al Señor.

 Por nosotros. Para que, con la delicadeza de María, preparemos


nuestros corazones para el nacimiento de Cristo y compartamos
nuestra alegría con los que pasan necesidad. Roguemos al
Señor.
 Presidente: Escucha nuestras oraciones, Señor, y aviva nuestra
esperanza, para que podamos descubrirte presente entre
nosotros y Te recibamos con fe y gratitud cuando vengas a
salvarnos. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amén.

COMENTARIOS CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA


22 DE DICIEMBRE

COMENTARIO INICIAL: Es hermoso ver a los hermanos


reunidos en la Fe, celebrando y viviendo la Eucaristía, misterio de
Nuestra fe; de ella la nos alimentamos del cuerpo y sangre de
Cristo, y nos prepara para recibir dignamente al salvador, que se
hace Niño por cada uno de nosotros. Encomendemos cada una de
nuestras familias, para que sea el Señor todopoderoso que las
bendiga y las proteja de todo mal. De igual manera
encomendamos a la Iglesia universal para que siga llevando la
Buena Nueva. Participemos con mucha alegría del misterio de
nuestra fe.
COMENTARIO A LAS LECTURAS: La Palabra de Dios que
siempre es nueva y viva, nos prepara para acoger al salvador. Que
como María espera y se prepara para el nacimiento del Niño Dios,
nosotros tengamos viva la Esperanza en nuestro redentor. Abramos
nuestro corazón y escuchemos a Dios que nos habla.
ORACIÓN DE FIELES
Presidente: Queridos hermanos levantemos nuestra súplicas a Dios
Padre, que no cesa de escucharnos, y continuamente derrama
bendiciones sobre su pueblo. Supliquémosle pues diciendo:
R. Señor, escucha y ten piedad.
 Por la Iglesia universal, por el Papa, los obispos y sacerdotes,
para que preparen sus corazones y recobren el primer amor, al
mirar a Dios en su cuna. Roguemos al Señor.

 Por todos los gobernantes, del mundo entero, para que obren de
acuerdo a la justicia, la caridad, la verdad, la libertad y sobre
todo respetando la dignidad de la persona, para poder hacer un
mundo más digno para vivir. Roguemos al Señor.

 Por todos los que sufren, para que puedan aceptar los
momentos de dolor y los encomienden a los dolores de la
sagrada familia, para lograr la conversión de corazón.
Roguemos al Señor.

 Por cada uno de los fieles cristianos, que durante en esta


navidad recordamos la encarnación del Hijo de Dios, podamos
darnos cuenta de la grandeza de la salvación y la acojamos en
cada uno de nuestros hogares. Roguemos al Señor.

 Por todos los que participamos de la Eucaristía, para que


podamos recobrar nuevas fuerzas y demos gloria a Dios por
medio de nuestras obras. Roguemos al Señor.
Presidente: Escucha nuestras oraciones, Señor, y aviva nuestra
esperanza, para que podamos descubrirte presente entre nosotros y
Te recibamos con fe y gratitud cuando vengas a salvarnos. Tú que
vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

COMENTARIOS CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA


23 DE DICIEMBRE
COMENTARIO INICIAL: Hermanos y hermanas, bienvenidos a
la celebración eucarística, que nos une como hermanos y nos
alimenta, para fortalecer nuestra vida y conseguir la vida eterna.
Cristo, Pan vivo, que es Sumo Sacerdote por ser mediador,
intercesor y sacrificador, se hace presente para enseñarnos con su
Palabra, alimentarnos con su Cuerpo y su Sangre, glorificar al
Padre y ser santificados por él. Como cristianos, celebramos el
penúltimo día de la novena y nos preparamos para recordar el
acontecimiento del Nacimiento del Hijo de Dios, en el cual,
debemos permitir que se encarne a Aquél, que trae consigo el
Amor, la Misericordia y la Verdad. Iniciemos nuestra celebración.
MONICIÓN A LAS LECTURAS: La Palabra de Dios es luz y
fuerza que ilumina y transforma la vida de todos sus hijos, a
quienes Él ama y de los cuales nunca se olvida. Dejemos que esta
Palabra que vamos a escuchar entre por nuestros oídos, llegue a
nuestro corazón, y disponga todo nuestro ser para vivir de una
manera mejor este mensaje de salvación. Escuchemos con
devoción.

ORACIÓN DE FIELES
Presidente: Hermanos y hermanas, dirijámonos al Señor
Misericordioso, para que con su gracia escuche nuestras suplicas y
así podamos caminar hacia Él con su infinito auxilio. Digámosle
confiados:
R. Ven, Señor Jesús.
 Por la Iglesia, para que permanezca fiel al mandato
del Señor y con generosidad anuncie y proporcione a sus fieles
la misericordia que ha recibido de Cristo. Roguemos al Señor.

 Por todos los gobernantes, para que sepan acoger en su corazón


el mensaje de Cristo y así velen por el bienestar de las personas
que en ellos han confiado. Roguemos al Señor.

 Por todos los enfermos, en especial por los de nuestra


comunidad para que sea el Señor quien pase su mano sanadora
sobre ellos y reciban la curación del cuerpo y del espíritu.
Roguemos al Señor.

 Por los niños, jóvenes y adultos, en especial, por las familias,


para que en este tiempo de Navidad, acojan a Jesús que quiere
habitar en el corazón, con la intensión de desbordar de amor,
comprensión y unidad. Roguemos al Señor.

 Por toda la comunidad aquí reunida, para que la fuerza de la


Palabra que escuchamos y la gracia del Sacramento que
celebramos, nos aliente para dar una más intensa respuesta de
fe al compromiso de extender el Reino de Dios en el mundo.
Roguemos al Señor.

Presidente: Padre Nuestro, tu Hijo entregado nos ha revelado


cuánto nos amas; te pedimos que escuches la súplica confiada de
tus hijos. Por el mismo Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
COMENTARIOS CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA
24 DE DICIEMBRE
COMENTARIO INICIAL: En esta tarde santa celebramos las
Vísperas de la solemnidad de la Natividad del Señor. Un Niño nos
ha nacido, un Hijo se nos ha dado. La insignia del poder está sobre
sus hombros y se le llamará Ángel del Gran Consejero. El gozo de
experimentar que Dios ha nacido en medio de nosotros nos deja el
alma rebosante y nos dispone para ir a su encuentro de su Divino
rostro de Infante en los hermanos. Esta Eucaristía nos invita a vivir
con gran júbilo celestial porque el Salvador ya está entre nosotros;
que nuestra salvación ya ha llegado en la tierna
humanidad de un Niño, del Emmanuel, del Dios con-nosotros.
Con el gozo de los ángeles que anunciaron la Buena Nueva a los
hombres de buena voluntad, continuemos atentamente con este
Banquete Eucarístico.
MONICIÓN A LAS LECTURAS: La Palabra se hace carne, se
hace Persona y pone su tienda en medio de nosotros. Los hijos de
la carne, enemigos de Dios, nos hacemos hijos en el Hijo y somos
revestidos de su gloria y de su divinidad. El silencio y la paz son
los signos más elocuentes de la noche de Navidad. En el silencio
del corazón hagamos el propósito firme de vivir este anuncio de
salvación.
ORACIÓN DE LOS FIELES
Presidente: El Hijo de la Virgen María, nacido en Belén, es el
Emmanuel, el Dios con-nosotros. Llenos de alegría en nuestra fe,
en este día santo nos unimos a todos los que creen en la salvación
realizada por el Señor, diciendo:
R. Jesús Salvador nuestro, escúchanos.
 Por la santa Iglesia de Dios que contempla con María al Verbo
de Dios hecho carne: para que anuncie con gran alegría que el
Señor Jesús, a través de su encarnación, está cerca de todo
hombre. Roguemos al Señor.

 Por todos los pueblos, para que encuentren la paz, don y fruto
del amor y la justicia, y cesen las guerras, la segregación racial
y toda clase de opresión y de violencia. Roguemos al Señor.

 Por todos los que llevan en su carne la señal de Cristo pobre y


doliente, para que puedan sentirse amados de Dios y sus
corazones se llenen del gozo que nos trae su nacimiento.
Roguemos al Señor.

 Por nuestros familiares y difuntos, que celebraron otros años


con nosotros la Navidad del Señor, para que renacidos a la vida
eterna, la gloria del Señor los envuelva con su claridad.
Roguemos al Señor.
 Por nuestra comunidad, por los ausentes, por
nuestras familias, por nosotros aquí reunidos, para que
acogiéndonos con amor y fidelidad vivamos la alegría de la
Navidad. Roguemos al Señor.

Presidente: Te lo pedimos por Jesucristo tu Hijo, manifestado hoy


al mundo en la humildad de nuestra carne, que vive y reina por los
siglos de los siglos. Amen.

COMENTARIOS NATIVIDAD DE NUESTRO SEÑOR


JESUCRISTO

COMENTARIO INICIAL: Hermanos y hermanas, con alegría y


júbilo hoy nos unimos como Iglesia para celebrar la Eucaristía,
fuente y cima de toda la vida cristiana y presencia salvadora de
Jesús. En esta noche santa en la que celebramos el nacimiento de
nuestro Salvador, el Mesías, el Señor, nuestra Iglesia brillante y
festiva, nos recuerda que Cristo es la luz que llega a iluminar las
tinieblas y a la vez la buena noticia que nos colma de alegría y nos
trae la paz. La navidad es sentir a Jesús presente en nuestra vida y
es dejarnos amar por Él. Abramos pues nuestro corazón para que
Jesús recién nacido y acostado en un pesebre nazca también en lo
más íntimo de nuestro corazón y sea el huésped de honor, en
nuestra vida, nuestras familias, nuestra Iglesia y nuestra nación.
Conscientes del Misterio del Nacimiento de Cristo, el Hijo de Dios
hecho carne, continuemos esta celebración eucarística.
COMENTARIO A LAS LECTURAS: La Palabra del Señor
permanece para siempre y es la luz que ilumina el camino de
nuestra vida para llegar a Dios; la Liturgia de la Palabra que la
Iglesia en esta noche gloriosa nos presenta, nos narra cómo Cristo,
el Hijo de María que se encarnó en el mundo para ser el mediador
entre Dios y los hombres, es Luz, Príncipe de paz, Redentor y
Salvador. No tengamos miedo, porque nos ha llegado una buena
noticia que va a ser motivo de mucha alegría para todos nosotros.
Escuchemos atentamente este mensaje de paz y de salvación.
ORACIÓN DE FIELES
Presidente: El hijo de la Virgen Madre, nacido en Belén, es el
Emmanuel, el “Dios con nosotros”. Llenos de alegría en nuestra
fe, en esta noche santa nos unimos a todos los que creen y esperan
en la salvación realizada por el Señor diciendo:
R. Señor Jesús, luz verdadera escúchanos
 Por la Santa Iglesia que contempla con María al Verbo de Dios
hecho carne: para que anuncie con gran alegría que el Señor
Jesús, a través de su encarnación, está cerca de todo hombre.
Roguemos al Señor

 Por los que buscan la verdad: para que reciban de cada uno de
nosotros, con palabras y obras, la alegre noticia de que hoy ha
nacido el Salvador. Roguemos al Señor

 Por los hombres que vacilan en su fe: para que la gran luz
manifestada en Cristo inunde su conciencia y su vida.
Roguemos al Señor

 Por la familia humana: para que el Señor Jesús reúna a los


dispersos, rompa las cadenas de los oprimidos, dé esperanza a
los que no la tienen y sostenga los esfuerzos de todos los que
trabajan por la justicia y por la paz. Roguemos al Señor.

 Por todos nosotros, aquí reunidos: para que, acogiendo la


gracia de éste día vivamos en la confianza de que Cristo no nos
deja solos, está siempre en medio de su pueblo y camino con
nosotros por los caminos del mundo. Roguemos al Señor
Presidente: Señor Jesús que vienes a compartir nuestros problemas
y nuestras esperanzas, infunde en el corazón de todo hombre la
certeza de que en esto consiste la vida eterna: en Conocer al Padre
y en acogerte a Ti, su enviado y nuestro Salvador, por los siglos de
los siglos. Amén
COMENTARIOS CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA
25 DE DICIEMBRE
COMENTARIO INICIAL: Hermanos y hermanas, ¡Feliz
navidad! Y bienvenidos a ésta celebración Eucarística, en donde
unidos como una misma familia en torno al altar del Señor
conmemoramos la encarnación del Hijo de Dios en la humanidad.
Hoy todos los pueblos han contemplado la victoria de nuestro
Dios. Hoy brilla la luz que nace de lo alto, no es una luz matinal,
sino la luz de la presencia de Dios en medio de nosotros, que brilla
en todo lo alto del cielo, para poder iluminar a todos aquellos que
viven en tinieblas. En el nacimiento del Señor Jesús se ha
revelado la grandeza del amor y la misericordia de Dios. Con el
renace nuestra esperanza y se acrecienta nuestro compromiso de
vivir como Hijos de la luz. Conscientes de nuestra condición de
Hijos de Dios con gozo y alegría celebremos el nacimiento de
Jesús.
COMENTARIO A LAS LECTURAS: Hermanos y hermanas, la
Palabra del Señor es siempre viva y eficaz. Es la buena nueva que
pregona la victoria, viene cargada de paz, de júbilo y de
resplandor. Aunque Jesús se hizo carne, él siempre ha existido
junto al Padre: “La Palabra estaba con Dios, más aún era Dios”.
Abramos pues nuestra mente y nuestro corazón para escuchar
atentamente esta buena nueva que nos muestra el resplandor de la
gloria de Dios y nos trae la salvación para todos nosotros.
ORACIÓN UNIVERSAL
Presidente: oremos amados hermanos, a Dios nuestro Padre
Todopoderoso, que ha proclamado por sus ángeles la gloria en el
cielo, la paz en la tierra y la renovación en todo el universo, para
que se digne llenarnos con sus bienes. Digamos todos:
R. Quédate con nosotros Señor
 Por la Santa Iglesia de Dios extendida sobre la faz de la tierra:
para que al celebrar las fiestas de Navidad, todos sus fieles
renazcan a una vida de justicia, de libertad, de amor y de paz.
Roguemos al Señor.
 Por todos los pueblos, razas y naciones: para que
reine en ellos la paz, sus magistrados las gobiernen con espíritu
de servicio y cada día sea más estrecha la hermandad universal
que Cristo ha traído con su nacimiento. Roguemos al Señor.
 Por todos los que llevan en su carne la señal de Cristo pobre y
paciente: los enfermos, los que pasan hambre, los presos, los
exiliados, los refugiados, los marginados sociales, los que
sufren los horrores de la guerra, los que lloran la pérdida de sus
seres queridos, los que no tienen trabajo, los que no tienen
hogar, los ancianos y los niños huérfanos: para que en estos
días de Navidad sientan de alguna forma la paz y el amor que
Cristo ha traído al mundo. Roguemos al Señor.
 Por todos lo que en otros años celebraban con nosotros estas
santas fiestas y han partido de este mundo: para que en el
Reino eterno contemplen el rostro de Cristo. Roguemos al
Señor.
 Por nuestro pueblo, por los ausentes, por nuestras familias, y
por nosotros aquí reunidos: para que acogiéndonos con amor y
paciencia vivamos la gran alegría de la Navidad. Roguemos al
Señor.
Presidente: escucha Dios de misericordia, nuestras suplicas y
ayuda a los que padecen, para que, consolados con la presencia de
tu Hijo, no tengan ya que temer ningún mal. Por Jesucristo nuestro
señor. Amén
7. LAS POSADAS (DRAMATIZADAS)
 NB: Prever con anticipación los actores, los trajes, el burro, las
posadas donde solicitaran hospedaje, los audios y sonido para
amplificar.
 Saludo: en el nombre del Padre y del Hijo… †
 Yo confieso

Animador(a): Nos acercamos más y más a las fiestas de navidad,


en donde nacerá Jesús el salvador de la humanidad. Hoy de manera
especial nos reunimos para hacer presente las incomodidades que
tuvieron que pasar la sagrada familia y en especial Jesús, antes del
nacimiento, como son las “posadas”; que este recorrido
que vamos a realizar nos ayude a reflexionar y toque nuestro
corazón para que seamos más solidarios y prestos al servicio con
todo el que necesita nuestra ayuda. Por tal motivo los invito que
con respeto, sencillez y con el silencio iniciemos el recorrido
partiendo desde el momento en que José pensó repudiar a la
Virgen en secreto.
TERCERA ESCENA: “Problemas entre José y María” Mateo 1,
18-25 (audio)
JOSÉ: Cómo es posible que María me haya engañado. Como hago
para salir de esta. Tengo que hacer algo para que no apedreen a
María. Ya sé, la voy a abandonar en secreto. Así le voy a salvar.
Audio de un rayo
ÁNGEL: “José, descendiente de David, no tengas miedo de
llevarte a María, tu esposa, a tu casa; si bien está esperando un
hijo, no es porque te ha engañado, sino que es obra del Espíritu
Santo, tu eres el que pondrás el nombre al hijo que dará a luz. Y lo
llamaras Jesús, porque el salvara a su pueblo de sus pecados, el
será grande”.
JOSÉ: María, ven, siéntate, tengo que pedirte perdón porque he
dudado de ti, pensé que me habías engañado y no sabía qué hacer,
pero ahora no dudo que el Señor actuó en ti, y estoy decidido a
colaborar con la obra del Señor.
MARÍA: Gracias José.
(Audio)
CUARTA ESCENA: “El nacimiento de Jesús” Lucas 2, 1-7
JOSÉ: María, ¿estás muy cansada?
MARÍA: Si, un poquito. El camino a Belén es muuuy largo. Mira,
aquí cerquita hay una posada, preguntemos si hay jugar para
nosotros.
(Audio puerta interior)
(José toma el borrico y sube a María y emprende el viaje)
(Audio al llegar a la posada)
JOSÉ: En el nombre del cielo os pido posada, pues no puede
andar mi esposa Amada.
POSADA 1: Aquí no es mesón, sigan adelante, no les puedo abrir,
no vaya a ser un tunante.
JOSÉ: No sea inhumano, denos caridad, que el Dios de los cielos
se lo premiará.
POSADA 1: Ya se pueden ir y no molestar, porque si me enfado
les voy a apalear.
De camino (Audios una vez más rezaré)
(musica de fondo que están escuchando en la posada)
JOSÉ: les pido posada por amor de Dios, mi esposa está en cinta
somos ella y yo.
POSADA 2: No lo conocemos y es tarde señor, siga su camino
busque otro mesón.
JOSÉ: mi esposa no puede dar un paso más, esta tan cansada que
quiere llorar.
POSADA 2: Lo siento, la posada está llena, pero si quieren pueden
dormir en el establo. Es todo lo que les puedo ofrecer...
JOSÉ: ¡Gracias, bueno hombre! ¡María, ya tenemos donde dormir!
(Emprenden camino) audio
(Llegada) JOSÉ: Acuéstate, María. ¿Tienes frío?
MARÍA: Un poquito, José.
QUINTA ESCENA: “Adoración de los pastores” Lucas 2, 8-20
(María y José están sentados cerca del pesebre)
PASTOR 1: (desde la puerta con voz fuerte dice:)
“Vayamos, pues, hasta Belén, y veamos lo que ha sucedido y que
el Señor nos ha dado a conocer”
PASTOR 2: Un ángel se nos apareció y nos contó de este gran
acontecimiento. Nosotros sin perder tiempo hemos venido a
adorarlo. Permítannos adorarlo. (Se apaga la luz y aparece la
estrella)
SEXTA ESCENA: “Unos sabios de otros lugares vienen a adorar
a Jesús” Mateo 2, 1-12
MELCHOR: (grita señalando) Miren, la estrella se ha parado
sobre ese establo
GASPAR: ¡Vamos a acercarnos!
BALTASAR: ¡Sí, vamos!
MELCHOR: Yo soy Melchor, te ofrezco oro, y todo mi amor.
GASPAR: Yo soy Gaspar, te traigo incienso, y toda mi amistad.
BALTASAR: Y yo soy Baltasar, te ofrendo mirra, y mi corazón
para amar.
MARÍA Y JOSÉ: Muchas gracias a todos por sus regalos.
8. ESQUEMA VISITA FAMILIAR - HISTORIA DEL
ÁRBOL DE NAVIDAD Y EL PESEBRE.
1. Saludo: Presentación, dar un saludo en nombre del Obispo y
del Párroco.
2. Motivo de la visita: La navidad.
3. Entablar dialogo de conocimiento, para conocer
respetuosamente la realidad de la familia donde se está, para
así dar sentido a la visita.
4. Pequeña catequesis: En torno al árbol o al pesebre.
5. Bendición del Pesebre. Donde no haya pesebre, se lee el
texto bíblico (Lc 2, 4-7a:) y se realiza la oración de preces, que
hay en la fórmula de bendición del pesebre.
6. Oración final: Donde haya pesebre.
MATERIAL DE APOYO
a. La historia del árbol de navidad: (para la catequesis del
árbol)
“El árbol de Navidad también representa ese árbol que nace y que
con el tiempo madurará en un gran árbol del cual saldrá la cruz”
«Los antiguos germanos creían que el mundo y todos los astros
estaban sostenidos pendiendo de las ramas de un árbol gigantesco
llamado el "divino Idrasil" o el "dios Odín", al que le rendían culto
cada año, en el solsticio de invierno, cuando suponían que se
renovaba la vida. La celebración de ese día consistía en adornar un
árbol de encino con antorchas que representaban a las estrellas, la
luna y el sol. En torno a este árbol bailaban y cantaban adorando a
su dios.
Cuentan que San Bonifacio, evangelizador de Alemania, derribó el
árbol que representaba al dios Odín, y en el mismo lugar plantó un
pino, símbolo del amor perenne de Dios y lo adornó con manzanas
y velas, dándole un simbolismo cristiano: las manzanas
representaban las tentaciones, el pecado original y los pecados de
los hombres; las velas representaban a Cristo, la luz del mundo y la
gracia que reciben los hombres que aceptan a Jesús como
Salvador. Esta costumbre se difundió por toda Europa en la Edad
Media y con las conquistas y migraciones llegó a América.
Poco a poco, la tradición fue evolucionando: se cambiaron las
manzanas por esferas y las velas por focos que representan la
alegría y la luz que Jesucristo trajo al mundo.
Las esferas actualmente simbolizan las oraciones que hacemos
durante el periodo de Adviento. Las esferas azules son oraciones
de arrepentimiento, las plateadas de agradecimiento, las doradas de
alabanza y las rojas de petición.
Se acostumbra poner una estrella en la punta del pino que
representa la fe que debe guiar nuestras vidas.
También se suelen poner adornos de diversas figuras en el árbol de
Navidad. Éstos representan las buenas acciones y sacrificios, los
"regalos" que le daremos a Jesús en la Navidad.
Para aprovechar la tradición: Adornar el árbol de Navidad
a lo largo de todo el adviento, explicando a los niños el
simbolismo. Los niños elaborarán sus propias esferas (24 a 28
dependiendo de los días que tenga el Adviento) con una oración o
un propósito en cada una, y conforme pasen los días las irán
colgando en el árbol de Navidad hasta el día del nacimiento de
Jesús.

b. San Francisco ante el primer pesebre de Navidad


Unos quince días antes de Navidad, Francisco dijo: “Quiero evocar
el recuerdo del Niño nacido en Belén y de todas las penurias que
tuvo que soportar desde su infancia. Lo quiero ver con mis propios
ojos, tal como era, acostado en un pesebre y durmiendo sobre
heno, entre el buey y la mula...”
Llegó el día de alegría: Convocaron a los hermanos de varios
conventos de los alrededores. Con ánimo festivo la gente del país,
hombres y mujeres, prepararon, cada cual según sus posibilidades,
antorchas y cirios para iluminar esta noche que vería levantarse la
Estrella fulgurante que ilumina a todos los tiempos. En llegando, el
santo vio que todo estaba preparado y se llenó de alegría. Se había
dispuesto un pesebre con heno; había un buey y una mula. La
simplicidad dominaba todo, la pobreza triunfaba en el ambiente,
toda una lección de humildad. Grecia se había convertido en un
nuevo Belén. La noche se hizo clara como el día y deliciosa tanto
para los animales como para los hombres. La gente acudía y se
llenaba de gozo al ver renovarse el misterio. Los bosques saltaban
de gozo, las montañas enviaban el eco. Los hermanos cantaban las
alabanzas al Señor y toda la noche transcurría en una gran alegría.
El santo pasaba la noche de pie ante el pesebre, sobrecogido de
compasión, transido de un gozo inefable. Al final, se celebró la
misa con el pesebre como altar y el sacerdote quedó embargado de
una devoción jamás experimentado antes.
Francisco se revistió de la dalmática, ya que era diácono, y cantó el
evangelio con voz sonora....Luego predicó al pueblo y encontró
palabras dulces como la miel para hablar del nacimiento del pobre
Rey y de la pequeña villa de Belén.
9. ORACIÓN A LA SAGRADA FAMILIA
Sagrada Familia de Nazaret;
enséñanos el recogimiento,
la interioridad;
danos la disposición de
escuchar las buenas inspiraciones y las palabras
de los verdaderos maestros.

Enséñanos la necesidad
del trabajo de reparación,
del estudio,
de la vida interior personal,
de la oración,
que sólo Dios ve en los secreto;
enséñanos lo que es la familia,
su comunión de amor,
su belleza simple y austera,
su carácter sagrado e inviolable.
Amén

10. VILLANCICOS TRADICIONALES4


CAMPANA SOBRE CAMPANA

Campana sobre campana,


y sobre campana una,
asómate a la ventana,
verás el Niño en la cuna.

(Coro)
Belén, campanas de Belén,
que los ángeles tocan
¿qué nueva me traéis?

Recogido tu rebaño
¿a dónde vas pastorcillo?
Voy a llevar al portal
4
Disponibles en: http://www.musica.com/letras.asp?letras=16595
requesón, manteca y vino. (Coro)

Campana sobre campana,


y sobre campana dos,
asómate a esa ventana,
porque ha naciendo Dios (Coro).

MI BURRITO SABANERO

/Con mi burrito sabanero


voy camino de Belén/

(Coro)
/si me ven si me ven
voy camino de Belén/

/El lucerito mañanero


ilumina mi sendero/ (Coro)

/Con mi cuatrico voy cantando


mi burrito va trotando/ (Coro)

Tuqui Tuqui Tuquituqui


Tuquituqui Tu qui Ta
Apúrate mi burrito
que ya vamos a llegar
Tuqui Tuqui Tuquituqui
Tuquituqui Tu qui Tu
apúrate mi burrito
vamos a ver a Jesús

LOS PECES EN EL RÍO

La Virgen se está peinando


entre cortina y cortina
los cabellos son de oro
y el peine de plata fina.

(Coro)
Pero mira cómo beben los peces en el río
Pero mira cómo beben por ver al Dios nacido
Beben y beben y vuelven a beber
Los peces en el río por ver a Dios Nacer.

La Virgen está lavando


y tendiendo en el romero
los pajaritos cantando
y el romero floreciendo. (Coro)

A LA NANITA NANA

(Coro)
/A la nanita nana, nanita ea, nanita ea,
mi Jesús tiene sueño, bendito sea, bendito sea/

Fuentecilla que corres clara y sonora


ruiseñor que en la selva cantando lloras
callad mientras la cuna se balancea
a la nanita nana, nanita ea.(Coro)

Pimpollo de canela
lirio en capullo
duérmete vida mía
mientras te arrullo;
duérmete que del alma
mi canto brota,
y un delirio de amores
en cada nota. (Coro)

EL TAMBORILERO

El camino que lleva a Belén


baja hasta el valle que la nieve cubrió.
Los pastorcillos quieren ver a su Rey,
le traen regalos en su humilde zurrón
rom pom pom pom, rom pom pom pom

Ha nacido en un portal de Belén


el niño Dios.

Yo quisiera poner a tus pies


algún presente que te agrade Señor,
mas Tú ya sabes que soy pobre también,
y no poseo más que un viejo tambor.
rom pom pom pom, rom pom pom pom

¡En tu honor frente al portal tocaré


con mi tambor!

El camino que lleva a Belén


yo voy marcando con mi viejo tambor,
nada mejor hay que te pueda ofrecer,
su ronco acento es un canto de amor
rom pom pom pom, rom pom pom pom

Cuando Dios me vio tocando ante Él, me sonrió.

EL NIÑO CARPINTERO

Se encuentra en un portal muy pobre


el niño de María y José
el niño que en Belén naciera, buscando nuestra redención.

(Coro)
Ven, ven, ven mi Jesús ven, ven. Ven, ven, ven que te quiero
ver, ven, ven, ven mi Jesús ven, ven, ven mi amor.

Adoremos al niño que acaba de nacer


en un portal muy pobre, sobre pajas tiritando
entre la mula y el buey;
La Virgen le adormece, el buey le da calor
y todos los pastores de rodillas le adoraron
por ser nuestro salvador. (Coro)

Allá por el oriente sale una gran estrella


avisando a los reyes que en Belén había nacido
el rey de la humanidad. (Coro)
Los reyes visitaron al niño rey que es Dios
y todos le llevaron oro, mirra
y el incienso que es señal de adoración.
hoy sueñan todas las campanas, alegres porque ya llegó
del cielo nuestro Niño bello, el niño que en Belén nació. (Coro)

Diciembre es nuestro mes de gloria


comienzo de la redención
la paz a nuestras almas llega trayéndonos la salvación. (Coro)

TUTAINA

Tutaina tuturuma
tutaina tuturumaina
tutaina tuturuma turuma
tutaina tuturumaina (Coro)

Los pastores de belén


vienen a adorar al niño
la Virgen y San José
los reciben con cariño (Coro)

Vamos todos a cantar


con amor y alegría
porque acaba de llegar
de los cielos el Mesías. (Coro)

Tres reyes vienen también


con incienso mirra y oro
a ofrendar a dios su rey
con el más grande tesoro. (Coro)

A BELÉN PASTORES

(Coro)
/A Belén pastores debemos marchar
Que el rey de los reyes ha nacido ya/
Vamos pastorcitos que el rey celestial
Tiene por morada humilde portal. (Coro)

La Virgen bendita cuidándolo está


De rodillas todos vamos le a adorar. (Coro)

Muy fría la nieve que cayendo está


¡Ay, el pobrecito qué frío tendrá! (Coro)

Sobre unas pajitas tendidito está,


¡Ay, el pobrecito cómo llorará! (Coro)

En el portal de belén
hay estrellas, sol y luna
la Virgen y San José
y el niño que está en la cuna

PASTORES VENID

(Coro)
Pastores venid
pastores llegad
adorad al niño
adorad al niño
que ha nacido ya

Ábreme tu pecho niño


ábreme tu corazón
que hace mucho frío afuera
y allí solo hallo calor (Coro)

Al niño miró la Virgen


a la Virgen San José
al niño miran los dos
y se sonríen los tres (Coro)

No sé si será el amor
No sé si serán mis ojos
más cada vez que te miro
me pareces más hermoso (Coro)

ANTON TIRULIRULIRU

(Coro)
Anton tiruliruliru
Anton tirulirurá
anton tiruliruliru
Anton tirurilurá
Jesús al pesebre vamos a adorar

Duérmete niño chiquito


Que la noche viene ya
Cierra pronto tus ojitos
Que el viento te arrullará (Coro)

Duérmete niño chiquito


Que tu madre velará
Cierra pronto tus ojitos
Porque la entristecerás (Coro)

(Coro)
¡Ay, ay, ay, ay! Vienen cantando
los pastorcitos buenos
que al Rey del cielo están adorando.

En un pesebre humilde, mi Niño lindo,


tú estás llorando; la Virgen te consuela
y los pastorcitos te están mimando. (Coro)

Una mula malvada, mi Niño lindo,


en tu compañía se comió las pajitas,
mi Niño lindo, en que tú dormías. (Coro)

Con tus ojitos bellos, mi Niño lindo,


tú estás mirando, todos los niños buenos
que en el pesebre te están cantando. (Coro)
En la noche el mago viene
mi niño lindo te andan buscando
pues la estrella los guía
mi niño lindo ya están llegando. (Coro)

En todos los diciembres hay alegría Ay,


porque en el mundo entero,
en la Nochebuena, llega el Mesías.
¡Ay, ay, ay, ay! Llegó el Mesías
y con su nacimiento
quedan cumplidas las profecías. (Coro)