Sei sulla pagina 1di 3

ENFOQUE COGNITIVO

El enfoque cognitivo considera al síntoma como un conjunto de patrones disfuncionales o


esquemas hipervalentes. Los esquemas regulan patogénicamente la elaboración o procesamiento
de la información, determinando la existencia de reglas de inferencia o distorsiones cognitivas.
Estos engloban los procesos de pensamiento, los pensamientos automáticos y las distintas
actividades mentales como la conciencia, la atención y la memoria.

Los esquemas que organizan la experiencia, definen un dominio de operaciones de los procesos
cognitivos como funciones activas que particularizan el tipo de reacciones que el individuo tiene.
Al ordenar las experiencias pasadas, dotan de significación a los acontecimientos vividos en el
presente. Estos esquemas constituyen prototipos generativos de representaciones, posibles de ser
identificados en cada uno de los trastornos psicopatológicos. Cada trastorno presenta un set de
esquemas característicos.

El enfoque cognitivo sostiene que los procesos cognitivos y su relación con lo emocional son
mediadores en la perturbación de la patología.

El enfoque cognitivo considera al cambio terapéutico como una reestructuración cognitiva.

Luego de que el modelo conductista fue sustituido por uno nuevo, el de las ciencias cognitivas, con
su paradigma del procesamiento de la información, se desarrollaron sistemas psicoterapéuticos
con aplicaciones novedosas en términos de intervenciones clínicas como por ejemplo el de la
reestructuración cognitiva planteado por A. Beck. El modelo puede ser graficado con el siguiente
esquema:

ABC

A: acontecimiento vivenciado

B: creencia activada por la situación desencadenante

C: consecuencias tanto emocionales como conductuales

El objetivo terapéutico es la reestructuración cognitiva, entendida como algún estilo de cambio en


el sistema de creencias. Para esta “reorganización” se ayuda primero al sujeto a percatarse del
contenido de su pensamiento: las propias cogniciones o pensamientos automáticos que
interjuegan con sus sentimientos y accionar. Las cogniciones derivan del sistema de creencias:
conjunto organizado de significados personales. A través de preguntas podemos cambiar,
flexibilizar o relativizar creencias disfuncionales. A este dialogo se lo conoce como
cuestionamiento socrático.
Supuestos epistemológicos

Se dice de la terapia cognitiva como una clase de psicoterapia con aproximación pragmática,
enfocada a la resolución de problemas. Estructurada, activa, directiva, orientada a metas, limitada
en el tiempo y de base empírica, desarrollada para el tratamiento de trastornos psiquiátricos. Su
potencial radica en que es una práctica psicoterapéutica que utiliza para su despliegue un lenguaje
popular, accesible e inteligible para el profesional y la mayoría de los consultantes; así como
también en que su esqueleto conceptual resulta flexible para la integración de múltiples vías de
abordaje teorico-tecnicos de otras escuelas psicoterapéuticas.

Los principios sustentados por las ciencias cognitivas se ocupan de los sistemas procesadores de
información en general, pueden aplicarse de forma homologable tanto a nivel psicológico como
neurofisiológico a través de reglas de correspondencia operacional.

En el origen del cognitivismo clínico confluyeron diversas influencias provenientes del


conductismo y del psicoanálisis. El cognitivismo tiene un legado del conductismo, pero la fuerza de
sus conceptualizaciones teóricas cayeron en descredito ya que era crucial lo que ocurría dentro de
la “caja negra”.

La invención del ordenador en las décadas del 20 y del 30 y su desarrollo a partir de 1950,
resultaron un avance decisivo para el surgimiento de la ciencia cognitiva. Estos dispositivos
electrónicos, permitieron establecer analogías entre las formas de procesamiento de información
en sistemas artificiales y en sistemas naturales; además, posibilitaron la creación de modelos de
simulación que permitían recrear algunas condiciones humanas como por ejemplo pensar. Aunque
esto encontró su límite, ya que no era posible explicar satisfactoriamente la atribución de
significados propia del humano.

Supuestos generales de la psicología cognitiva:

- el sujeto pasa a tomar una posición activa en la producción de su comportamiento, dirigido y


orientado cognitivamente.

- cogniciones son el resultado de síntesis de estímulos internos y externos. Hay esquemas que
organizan la experiencia. Al ordenar las experiencias pasadas, dotando de significación a los
acontecimientos vividos en el presente.

- un individuo evalúa una situación a partir de sus cogniciones. Cualquier modificación en las
estructuras cognitivas produce un cambio en el sistema, trasladándose al comportamiento y
emociones del individuo.

- la identificación y corrección de distorsiones produce mejoría clínica.


Existe una gran diversidad de desarrollos teóricos que distintos autores aportaron al ejercicio
terapéutico a través de los años. Ciertos principios pueden ser identificados en las diversas
aproximaciones terapéuticas cognitivas:

- Como estrategia general para tratar los desórdenes específicos.


- La implementación de las técnicas está orientada a metas explicitas alcanzables en
tiempos panificables.
- El paciente y el terapeuta tienen que tomar un rol proactivo ara el progreso del
tratamiento, desafiando las cogniciones como las emociones disfuncionales.
- Empirismo colaborativo: trabajo en conjunto con espíritu de mutua colaboración y
responsabilidad compartida en relación a los resultados obtenidos.
- La terapia es un proceso educacional que implica la adquisición de conocimientos y de
habilidades para facilitar el desarrollo de capacidades adaptativas en la resolución de
problemas.
- Autoterapia ampliada: se alienta a las personas a realizar actividades fuera de las sesiones
de manera regular.
- El objetivo buscado como resultante del proceso siempre es la reestructuración cognitiva.