Sei sulla pagina 1di 10

Agua viva - Agua para la vida

Durante siglos la ciencia ha ido creando un concepto del mundo que se basa únicamente en
principios materialistas y mecanicistas. La física del siglo XX nos enseña, sin embargo, que la
vida hay que considerarla primordialmente desde el lado energético. En una de sus ponencias,
el catedrático Prof. Max Planck manifestó:

"Como físico que ha estado toda su vida entregado a la ciencia más escueta, es decir, a la
investigación de la materia, seguramente no correré peligro de ser considerado un iluso. Y
después de haber estudiado el átomo les he de decir lo siguiente:
¡La materia en sí no existe!
Toda materia se forma y existe tan solo gracias a una fuerza que hace vibrar a las partículas
de los átomos y los mantiene unidos en el sistema solar mas ínfimo del átomo. Y dado que en
todo el universo no existe ninguna fuerza inteligente y eterna, tenemos que suponer que
detrás de dicha fuerza hay un espíritu consciente e inteligente.
¡Este espíritu es el origen de toda materia!
¡Lo real, lo auténtico y veraz no es la materia visible y efímera, sino el espíritu invisible y
eterno! Y dado que el espíritu tampoco puede existir por sí solo, estamos obligados a pensar
en un ser espiritual. Pero como seres espirituales no pueden existir por sí mismos, y tienen
que haber sido creados, no dudo en llamar a ese creador misterioso tal como lo han llamado
todas las culturas de la tierra en los miles de años anteriores: DIOS."

Si toda la vida se basa en energía, en vibraciones, es lógico que las energías y vibraciones en
el agua potable también tengan una enorme importancia.

Nueva conciencia para la calidad del agua

En la antigüedad hubo médicos famosos, entre ellos también Paracelso, quienes alababan
una y otra vez este preciado líquido. Con su visión integral reconocieron la importancia del
agua para el funcionamiento de todos los procesos de la vida en nuestro cuerpo, como el
metabolismo, la digestión, la circulación linfática, la circulación sanguínea, la comunicación
intercelular, etc.
El medio de alimento y curativo "agua", que nosotros en tiempos atrás seguramente
también habíamos considerado como tal, lamentablemente ha perdido mucho de su valor.
Las innumerables sustancias toxicas, el aire contaminado y la contaminación radioactiva son
los que perjudican a nuestro tan valioso alimento. Naturalmente se intenta acondicionar a
nuestro agua del grifo en un estado bacteriológico y químicamente aceptable mediante
aparatosos procesos técnicos.

Pero ¿cuál es la situación de las propiedades energéticas del agua, que son de suma
importancia para la calidad como alimento?

Agua limpia no es igual al agua sana. Lo que hoy en día bebemos es agua que está
biológicamente muerta, porque las estructuras portadoras de la información son molidas y
destruidas en su largo recorrido a través de largas tuberías. Antes el abastecimiento no se
realizaba a través de sistemas de tuberías. El agua se tomaba directamente del pozo, por lo
que las estructuras del agua no sufrían daño alguno.
Si nuestro agua del grifo tuviese el mismo contenido de energía que el agua de pozo hace
unos 80 años, hoy en día habría menos enfermos.
A principios de este siglo, el científico Dr. George Lakhovsky buscó las causas para el
aumento de enfermedades cancerosas. Junto con especialistas del cáncer internacionales
visitó poblaciones en las que no había un solo caso de enfermo de cáncer registrado.
Descubrieron que en ninguna de las poblaciones que carecían de enfermos de cáncer existían
tuberías de agua. Los respectivos pozos eran abastecidos por fuentes cercanas. Finalmente,
las autoridades confirmaron que los carcinomas surgieron en las poblaciones vecinales
después de cerrarse los pozos y ser sustituidos por sistemas de tuberías para el agua.
El famoso médico Dr.Aschhoff resalta en sus publicaciones una y otra vez la importancia de
la orientación magnética de la sangre. En todos los enfermos de cáncer que él había explorado
descubrió que la sangre había perdido su magnetismo. La consecuencia de esto es que se
altera el "spin" (inglés: "efecto de torsión"; n.d.tr.) natural de los electrones en la sangre. Las
fuerzas magnéticas del ser humano se reducen a causa del agua corriente carente de energía,
la contaminación radioactiva global, zonas de disturbio geopáticas y por otros factores.
Probablemente sea ésta UNA de las MUCHAS causas para el aumento tan drástico de
enfermedades.
Lamentablemente se sigue empeorando esta situación energética con métodos usuales de
depuración química del agua, y con clorificación, fluorización y tratamiento con rayos
ultravioleta.

Por eso urge mejorar el contenido energético del agua mediante adecuados
procesamientos físicos.

Porque solo agua de alto valor energético es capaz de cumplir sus funciones importantes
dentro del organismo. Solo así es un medio de vida y de sanación que dirige los numerosos y
altamente complejos procesos bioquímicos en el sentido correcto.

Formas de movimiento del agua

Viktor Schauberger, quien a principios del siglo pasado había estudiado intensamente los
fenómenos de agua natural, descubrió en ello muchas regularidades. Expuso de forma clara
que unas formas de movimiento del agua erróneos (como ríos alineados y represados, alta
presión en tuberías redondas) destruían las energías naturales del agua.
Su deseo fue observar la naturaleza y copiarla. Las formas de movimiento de la naturaleza
nunca son rectos, sino en forma de espiral.
Podemos reconocer esta ley de la naturaleza básica e importante en muchas estructuras de
vida, pero también en la forma de movimiento de una galaxia, así como en partículas
atómicas.
Como la naturaleza nunca hace movimientos rectos, pero sí forma y diseña la creación con
una abundancia de energía única, existe una ley básica dinámica en el movimiento en forma
de espiral. En la literatura a menudo se habla de "implosión".
Solo una técnica, que imita esta forma natural de movimiento, puede ser una base
conservadora de vida para un desarrollo positivo de la humanidad. Como hoy en día se usan
prácticamente solo motores de explosión, la consecuencia a medio y corto plazo es la
destrucción del equilibrio natural y de nuestro medio ambiente.

Estructuras reguladoras en el agua

Afortunamdamente se canalizan cada vez menos ríos, porque se ha comprendido que es


completamente antinatural y solo aporta inconvenientes. ¿Cuándo llegará el momento en el
que se apliquen estas conclusiones también en la construcción de tuberías de agua?
La forma natural de meandros de los riachuelos y grandes ríos hace posible que el agua
forme largas cadenas de moléculas. De esta forma el agua se autopurifica en su camino al
mar. Si el agua fluye de forma recta por ríos artificialmente alineados o por tuberías, el
proceso de autorpurificación del agua se interrumpe. Las largas cadenas de moléculas se
rompen, y la fuerza reguladora del agua se pierde por eso.
El nobel de física Erwin Schrödinger escribe en su libro "What is Life" - "¿Qué es vida?", que
el ser humano depende de poder absorber orden exterior. Lo que la mayoría de los humanos
consume hoy en día a través de un medio ambiente contaminado y el agua potable, es
desorden.
Pero es el equilibrio y ante todo las propiedades físicas especiales del agua las que
garantizan la salud humana.
El biofísico austro-ruso Karl Trincher incluso va mas allá cuando enfatiza: "El real portador
de vida es el agua intercelular y no las macromoléculas biológicas, como se había supuesto
erróneamente. Porque si muere la célula, lo primero que cambia no son las proteínas y las
demás macromoléculas, sino que la estructura ordenada del líquido celular colapsa. Decisivo
para esto no es la composición química, es decir qué sustancias (por ejemplo minerales) hay
diluidas en el, sino el orden y el entrelazado de la moléculas de agua, es decir, su estructura
física."

Trincher deduce: "El secreto de la vida está en el agua, en el agua que preserva el
orden."

Si aplicamos estos reconocimientos elementales a las propiedades del agua actuales, tenemos
que aclarar cuáles son las estructuras de orden que aun se pueden encontrar en nuestro agua
potable.
Nuestro agua suele ser almacenada en grandes recipientes, donde se le añade cloro y flúor,
para poder cumplir - desde el punto de vista bacteriológico - con los valores normativos
exigidos. A continuación sigue la purificación química. Y después el agua es transportada con
gran presión por tuberías kilométricas hasta llegar al consumidor para ser usada.

Es obvio que el orden natural, que la naturaleza dio al agua, tiene que derrumbarse bajo un
tratamiento semejante. Y dado que el secreto de la vida yace en el agua que preserva
orden, tenemos que preguntarnos proqué aparecen tantas enfermedades en estos tiempos
tan mecanizados.
Por medio de la energetización del agua vuelven las estructuras ordenadas en el agua. La
capacidad de autodepuración vuelve a ser posible gracias al elemento de la vida. Esta
propiedad se sigue conservando después del consumo de agua. Eso significa que el agua
energetizada puede volver a ejercer funciones de ordenación y depuración si fluye de vuelta a
la naturaleza.

¿Alguna vez ha reflexionado sobre las formas tan maravillosas de los cristales de nieve?

Cristales de nieve

¿Cómo es posible que millones de moléculas, de las cuales cada una se compone de dos
átomos de hidrógeno y una de oxígeno, puedan, crear estructuras de cristal tan maravillosas y
variadas? ¿Qué principio de la creación se oculta detrás de estas figuras fascinantes?
Los físicos han llegado a una respuesta a esta pregunta: la capacidad para crear estructuras
de cristal tan variadas está en el agua misma.
Las diferentes moléculas de agua se juntan hasta formar los denominados "cluster". La
unión de dos moléculas de H2O se denomina "puente de hidrógeno". Existen innumerables
posibilidades de formar puentes de hidrógeno, y por ello también para formar las estructuras
mas variadas.
En esta observación es de gran relevancia el hecho de que en la formación de moléculas los
átomos de hidrógeno y los de oxígeno forman un ángulo en forma de ‚V' de 104,7 grados, lo
cual se debe a la carga eléctrica de los átomos involucrados. El átomo de oxígeno en la punta
del ángulo en forma de V tiene una ligera carga negativa, es decir, es el polo negativo de la
molécula. Los dos átomos de hidrógeno tienen una ligera carga positiva, o sea, son el polo
positivo de la molécula. Este orden bipolar también es responsable de las propiedades típicas
de una molécula de agua. Además, estas cargas de átomos negativas y positivas influyen con
sus fuerzas de atracción sobre otras moléculas de H2O. Así es como se juntan varias
moléculas de agua por medio de puentes de hidrógeno y forman redes tridimensionales de
diferentes tamaños, los mencionados "cluster".

El físico diplomado alemán dr.Ludwig ha descrito este aspecto con otras palabras:
"El agua se diferencia de otros líquidos porque forma un sistema de dos fases. Junto a la
parte desordenada de moléculas de agua también posee una parte altamente organizada. Esta
parte también se denomina "cristalino-líquida", dado que tiene un grado de orden tan alto
como un cristal. En la fase normal desordenada, es decir, la parte "normal-líquida", presenta
pocos enlaces energéticos, las fuerzas intermoleculares en la parte cristalino-líquida contienen
energía muy alta. Ello conlleva a enlaces de varios cientos de moléculas de agua. Estos
enlaces intermoleculares hacen posible la formación de "puentes de hidrógeno" como ya se ha
dicho,, los cluster. De varias de estas formaciones pueden resultar una innumerable cantidad
de estructuras de la fase cristalino-líquida del agua."
Si unas 700 moléculas de agua se juntan de forma estructurada a 0º C, a temperatura
media normal son unas 400, y a 100º C, 50.
Hace poco se ha descubierto otra propiedad espectacular de estos cluster: son capaces de
adaptar formas regulares y geométricas aún mas grandes. Pero no formas cualquiera, sino los
5 cuerpos platonicos: tetraedro, cubo, octaedro, dodecaedro e icosaedro.
En este contexto también se suele hablar de la geometría sagrada del agua, pues estos
cinco cuerpos platónicos fueron para Pitagoras y para Platón la imagen de dimensiones y
armonías sagradas.

Los enlaces geométricos de la molécula de agua con las masas piramidales.

La estructura geométrica del átomo de agua en un ángulo de 104,7º está en directa


relación con las masas piramidales: 51º17. Este descubrimiento en sí ya tiene la mayor
importancia, si se tiene en cuenta, que en las masas de la Piramide de Gizeh se puede hallar
una imagen del cosmos.
Estas estructuras de cluster posibilitan el almacenamiento de información en un líquido. La
acción de la homeopatía, las ampollas de éter, las flores de Bach, las esencias de orquídeas y
de gemas, etc., todas ellas tienen este principio como base.

Agua como almacén de información

Actualmente la depuración del agua potable en las plantas depuradoras y en casos también
en los hogares con filtros especiales es seguramente necesaria, pero existen nuevos
resultados de investigaciones y los descubrimientos de los últimos años apuntan a que estos
procesos no son suficientes.
Al igual que el agua es capaz de absorber información curativa y positiva, también es capaz
de almacenar información negativa, nociva. Pero, lamentablemente, en las plantas
depuradoras no se suele tener en cuenta estas vibraciones mayoritariamente contaminantes.
Estas frecuencias solo podrán ser eliminadas mediante tratamientos físicos específicos. Si
no se aplican, las informaciones adherentes al agua, pueden causar trastornos en la
comunicación celular y biológica de nuestro organismo tan complejo. Este descubrimiento ha
podido ser comprobado claramente por diferentes científicos, entre ellos el físico diplomado
Dr.Ludwig, y ser demostrado mediante mediciones de frecuencia especiales.

En su libro "Medicina en el siglo XX", Dr.Ludwig dice en este contexto:

"Lo que hasta la fecha solo saben pocos es lo siguiente: el agua potable, tal como suele ser
el caso normal hoy en día, que suele estar contaminada en alto grado con plomo, cadmio,
nitratos y muchas otras sustancias nocivas, es purificada en plantas depuradoras de forma
química y liberada de bacterias. Pero sigue poseyendo determinadas frecuencias magnéticas,
vibraciones de longitud de ondas determinadas, que, si se miran bien, pueden ser adjudicadas
exactamente a dichas sustancias nocivas. De modo que el agua, una vez depurada, sigue
conteniendo determinadas señales que pueden ser perjudiciales o nocivas para nuestra salud,
dependiendo de la longitud de la onda. Y esto significa que nuestro agua potable puede ser
nocivo por la información almacenada en ella, a pesar de haber pasado por tratamientos de
depuración químicos y haberse cumplido con las normas de valores límite. Y esto significa
concretamente, que un agua contaminada por metales pesados seguirá transmitiendo la
información contaminante de los metales pesados a nuestro cuerpo, a pesar de haber pasado
por un procesamiento de depuración intensivo.
De modo que nuestro agua está químicamente limpia, pero sigue estando contaminada. Ya no
es la sustancia química, la que actúa sobre el organismo físico, sino las frecuencias
(=informaciones) desfavorables.
En sentido contrario se ha podido demostrar que las llamadas aguas curativas disponen de
frecuencias electromagnéticas especialmente positivas. Esto pudo ser confirmado mediante
mediciones realizadas en aguas de Lourdes y del Ganges. Agua biológicamente valiosa tiene
que poseer información positiva, es decir, determinadas frecuencias útiles para ser favorables
para el cuerpo.
El hombre absorbe estas frecuencias por un lado bebiendo, y por otro lado a través de la
piel al ducharse o bañarse.
Estas frecuencias previamente mencionadas también son las que llegan a tener efecto en
una alta potencia homeopática. Hace más de 200 años que se está empleando esta terapia
curativa sin conocer exactamente el fondo físico.
El agua, en forma de disolución de sal común o disolución alcohólica, se mezcla con el
donante de información mediante agitación: es la tintura prima. Por tanto se le impregna al
líquido portador un tipo de vibración electromagnética como información. Por cierto, esta
también es la razón del por qué sustancias homeopáticas siguen teniendo efecto en potencias
que están tan altamente diluidas que la disolución no presenta molécula alguna de la tintura
prima."
Las vibraciones de sustancias nocivas como frecuencias de interferencia perjudican a
nuestro cuerpo en todo su metabolismo y en su comportamiento de excreción y conducen por
tanto a reacciones erróneas.
Los trabajos de Dr.Cyril Smith (Universidad de Salford), Prof.F.A.Popp (Instituto IIB en
Neuss), Instituto dr.Wolfgang Ludwig (Horp) y de otros científicos más confirman la relevancia
de vigilar la situación energética del agua.
Pruebas del Dr.Cyril Smith demostraron que las diferentes frecuencias que se habían
proyectado sobre el agua evocaban reacciones positivas o negativas en las personas de
pruebas.
Por tanto el agua es capaz de almacenar información electromagnética (conocida como
vibraciones). Lo mismo sucede con el agua corporal de los humanos. Esto se puede comprobar
con la ayuda del analizador de Fourier: una señal "ultrafina" en el campo de nanoTeslas, que
irradiada durante varios minutos sobre el agua, puede posteriormente ser detectada en este
líquido. Eso significa que durante el tiempo de irradiación la estructura de los cluster del agua
ha cambiado de forma permanente.
Este descubrimiento es de gran relevancia para la valoración de la calidad de agua, ya que
con ello está demostrado que no solo son las sustancias químicas las que contaminan el agua,
sino también vibraciones especificas.
Estas vibraciones alteran las estructuras de cluster, es decir de los puentes de hidrógeno
entre las diferentes moléculas de H2O. Esto conduce a propiedades totalmente distintas del
agua, tanto en sentido negativo como positivo.
Mediante la energetización consciente, que está en armonía con ritmos cósmicos, se puede
conseguir el borrado de la información negativa y simultáneamente la introducción de
vibraciones positivas. El agua recupera su estado de orden original.
De este modo cambia por ejemplo el valor pH del agua energetizada de 5,8 a 6,8, y el valor
Ohm de 4.000 a 8.000. Los valores que el investigador del agua francés Claude Vincent exige
para buen agua potable están alrededor de 6,7-6,9 pH y más de 6.000 Ohm.
Y fueron exactamente estos los valores conseguidos en mediciones de agua energetizada de
tecnologías altamente preparadas, sin que se alterara la estructura química del agua. Estas
mediciones fueron realizadas por el técnico de altas frecuencias y geobiólogo Dr.Kohfin en
Augsburgo (R.F.A.) con los aparatos técnicos correspondientes.

Agua, el transmisor y portador más importante de información bioenergética

La importancia central del agua está ante todo en su función de efecto alternante entre
nuestro cuerpo líquido, nuestro cuerpo etéreo y nuestro organismo de materia sólida. El
cuerpo etéreo sirve como portador de información. Como es bien sabido, éste se encuentra en
el cuerpo físico, que a su vez representa el nivel de sustancia.
A través del agua corporal, que equivale aproximadamente al 70% del peso corporal total,
nuestro organismo tiene la posibilidad de comunicarse con el cosmos.
De acuerdo con las leyes que rigen toda vida, tienen especial importancia la calidad y el
grado de orden del agua corporal.

Dado que en la mística el agua corresponde al espiritu, su calidad también tiene un papel
decisivo para la ampliación y la elevación de la conciencia, que al fin y al cabo es el sentido
verdadero de nuestra vida.
Por algo el agua siempre tuvo un papel destacado en las diferentes antiguas mitologías y
religiones.

Minerales en el agua desde el punto de vista energético

Este tema del campo del agua potable es muy discutido y es una y otra vez fuente de
opiniones dispares.

Algunos expertos opinan que el cuerpo no es capaz de aprovechar los minerales dentro del
agua y acaba depositándolos. Otros, sin embargo, defienden la opinión que el humano debe
satisfacer su balance corporal de minerales bebiendo agua, preferentemente mineralizada. No
se puede excluir que detrás de estas opiniones tan dispares haya intereses económicos.

Si integramos en las hipótesis la estructura energética del agua se esclarecen supuestas


incongruecias.
El cuerpo solo puede aprovechar los minerales del agua si ésta está enriquecida con energías y
vibraciones naturales. Por tanto no se debería transportar agua a través de tuberías
kilométricas ni almacenarlo inmóvil en botellas y con acido carbónico añadido.

Agua bebida directamente de una fuente sana, satisface las necesidades. De no ser así, no se
podrían obtener efectos terapeuticos tan positivos de determinadas curas a base de beber
como las que se aplican en centros de terapias curativas.
Frutas, verduras y lechugas, que también contienen minerales, aportan al ser humano agua
altamente ordenada, que fue estructurada por el sol. Con estas energías el organismo puede
absorber los minerales de una manera óptima. Si el cuerpo no pudiese aprovechar minerales
anorgánicos, no podrían ser tan efectivos los polvos minerales y de roca especificos, como se
venden en herbolarios, como por ejemplo de la casa Schindele.

Sensacional en el tema de "agua sana" es también una prueba cientifica recientemente


elaborada, según la cual no solo el cuerpo humano, sino también el del agua son guiados por
el espíritu. Los mismos efectos de salud positivos que se consiguen con agua baja en
minerales se puede conseguir mediante diferentes procesos de energetización, como
turbulencia, levitación y transmisión de información. Mientras la depuración mediante ósmosis
y la destilación por medio de vapor modifican el "cuerpo bioquímico", la energetización influye
en su "estructura física", es decir, el orden de las moléculas y por tanto su estructura
"espiritual". Terapeutas han comprobado que tras su energetización el agua puede cumplir con
su función de lavado y regulación dentro del cuerpo, aunque los minerales aun sigan en el
líquido.

De modo que para el aprovechamiento de los minerales contenidos en el agua es


decisivo el estado energético del agua.

En conexión con agua rica en energía, altamente ordenada y provista de frecuencias


determinadas, los minearles también pueden ser incluidos en el metabolismo. Sustancias no
aprovechables serán expulsados por el cuerpo por medio de este agua viva. No causan
deposiciones en el tejido conjuntivo ni en las paredes de las arterias, que suelen llevar a
tantas enfermedades.
En este contexto son interesantes las pruebas llevadas a cabo por la asociación de control
técnico (TÜV) de Viena, que estudió el comportamiento de incrustaciones de los minerales
potasio y calcio con agua energetizada. El calcio, que en agua carente de energía se halla en
forma de calcita (cristales puntiagudos), tiende a depositarse. En agua fisicalmente procesada
del mismo grado de dureza, las sales de calcio aparecen como argonita (lodo microcristalino),
que no muestra tendencia a depositos de carácter solido y por tanto puede ser expulsado.

Agua y sus efectos en el cuerpo humano

Como ya se ha dicho en varias ocasiones, el cuerpo humano se compone en aproximadamente


un 70 por ciento de agua. El agua penetra en cada una de las celulas y hace posible la
comunicación de los distintos conjuntos de células entre sí.

En los círculos de regulación de nuestro cuerpo las señales bioquímicas e impulsos más finos
son de gran importancia. Cada sustancia nociva puede por tanto causar reacciones erróneas,
lo cual lógicamente puede llevar a enfermedades de todo tipo.

Si en este forma de ver el agua se incluye el aspecto energético-informativo, la tematica de la


calidad del agua adquiere un carácter universal, que nos debería dar que pensar.

Aquí siguen unas cuantas de las funciones mas importantes del agua en el cuerpo humano:

 influye en el metabolismo
 abastece la totalidad de células y tejidos con agua en la calidad y cantidad necesaria
 regula la presión osmótica de los diferentes espacios con líquido
 influye en la regulación del balance energético
 su función como portador de energía, ya que el agua permite la comunicación de todas las
partes del cuerpo entre sí
 influye en la regulación del balance ácido-base.
 la depuración y desintoxicación del cuerpo.

Para esta cantidad de funciones la calidad optima y energética del agua es de gran
importancia. El agua facilita un abastecimiento suficiente de las células, así como un buen
funcionamiento conjunto de todos los organos y sus muchos procesos químicos dentro del
cuerpo. Naturalmente hay otros aspectos, como la mineralización del agua y el contenido de
cal, que también son de gran importancia.

Si aplicamos estos conocimientos a la gran red de tuberías de nuestro cuerpo humano, con
sus capilares finísimos, nos da una idea de la importancia que tiene agua llena de energía y
enriquecida con frecuencias positivas sobre los procesos de metabolismo y de desintoxicación.

El efecto del agua sobre nuestro organismo sólo puede (según Pischinger) ser entendido en su
totalidad a través del sistema básico vegetativo. Este se compone de las células del tejido
conjuntivo blando y no diferenciado, del líquido de células extracelular, de las capilares, asi
como de las terminaciones vegetativas de los nervios.

En ninguna parte existe contacto directo entre celulas de órganos y capilares asi como fibras
de nervios vegetativas. En su consecuencia todo impulso y todo proceso metabólico tiene que
ir a través del líquido de tejido extracelular. Este sistema básico vegetativo también es
responsable para la defensa no específica dentro de nuestro organismo. Esto significa a su vez
que un ser humano con un sistema básico en buen funcionamiento es menos propenso a
infecciones gripales u otras enfermedades. En el caso de infecciones crónicas como alergias,
reuma y tumores este sistema basico tiene incluso carácter decisivo.
Resumen: agua energeticamente buena y altamente ordenada influye en nuestro sistema
básico de forma muy positiva. Su funcionamiento es, por tanto, decisivo para el estado de
salud de una persona.
Tras lo expuesto, el consumidor se preguntará naturalmente:

¿Y ahora cómo puedo modificar el agua energética y positivamente?


Existen diferentes métodos y formas de proceder que se describen resumidamente
como sigue:

Tratamiento con agua mediante magnetismo

El agua corriente transcurre por una red altamente magnética. Gracias al campo de fuerza
de los imanes se consigue la orientación uniforme de las moléculas H2O. Esto conduce a un
comportamiento mejorado del agua con alto contenido de cal, por lo que ya no se deposita en
la misma cantidad en los sistemas de tuberías y en los aparatos de calefacción.
Lamentablemente este tratamiento del agua probadamente tan efectivo es de duración
limitada, dado que, de forma relativamente rápida, recuperan su estado de orden original.

La turbulencia mecánica

La naturaleza nos sirve como mejor ejemplo para esta técnica. Con aparatos especiales,
como por ejemplo uno según Viktor Schauberger, se producen en el agua turbulencias. Con
ello se consigue una ruptura de las estructuras de los cluster, lo cual no solo borra las
informaciones de sustancias nocivas, sino que también lleva a una mejora de la calidad
energetica.

Energetización del agua mediante transmisión de informaciones

Otro proceso muy efectivo para la programación energética del agua consiste en la
transmisiónde determinadas vibraciones.
Para ello se aprovecha el fenómeno de que el agua es capaz de almacenar información en los
cluster. Mediante campos de vibración especiales, que son agrupados por sistemas, metales,
polvo de cuarzo, líquidos portadores o gemas, se consigue un notable mejoramiento de las
propiedades energéticas del agua.
Ante los diferentes sistemas el comprador debería prestar especial atención a que la
superficie de contacto directo del agua corriente con los campos energéticos sea intensiva y lo
mayor posible. También deberían de emplearse materiales que desde un punto de vista
técnico de la vibración no presenten fallos, preferiblemnete de metal o, mejor aún, vidrio. En
este sentido existenten grandes diferencias entre los aparatos que hay en el mercado.
Decisivo para la efectividad del aparato es, aparte de la densidad de la energía de las
vibraciones a transmitir, también el grado de orden.
Como ya se había mencionado en los capitulos anteriores, el agua está vinculada a
determinadas leyes geométricas. Cuanto mas natural sean las zonas de energía creadas por
las instalaciones técnicas, mas se acercan al ser real del agua, que es espiritu.
Con ello se garantiza al mismo tiempo la establilidad del patrón de energía para el agua que
pasa. Debido a los diferentes campos de vibración que se usan en los aparatos ofrecidos en el
mercado, los resultados también pueden ser muy diferentes. La medida para la fuerza de la
energetización se mide entre otras también en unidades de Bovis, llamadas así por el
investigador francés Bovis.

Energetización del agua mediante la tecnología UMH:

Patrones de energía altamente ordenados y correspondientes a las leyes numéricas del


cosmos; que por tanto están en unidad con las leyes básicas armonicas, son la base para un
campo de vibración que en nuestro mundo de materia gruesa consigue una energetización
regenerativa, constructiva y sanadora.
Respetando las leyes bioenergéticas de vibración, gravitación, levitación, polarización etc se
consiguió elaborar unos energetizadores de enorme efectividad.
La técnica UMH es un aparato cuya forma de efectividad física no solo revitaliza la calidad
del agua de grifo como el de todas las bebidas hechas a partir del mismo, sino que tambien
favorece el desarrollo armónico de las personas.
El agua corriente transcurre dentro del aparato UMH por un campo de vibraciones altamente
efectivo, creado por portadores especialmente informados, como piedras preciosas, líquidos,
metales, símbolos y otros portadoes de información de materia fina. Esto produce una
reorientación estable de la estructura física del agua. El valor energético, medido en unidades
de Bovis, sube veinticinco veces, lo cual demuestra un grado de efectividad
extraordinariamente alto.
Gracias al procesamiento del agua se consigue borrar las frecuencias de sustancias nocivas
así como informaciones de enfermedades de virus, etc. Y al beber, duchar y bañarse
solamente se transmiten energías constructivas. Pruebas llevadas a cabo en diferentes
institutos han demostrado que se alcanza un alto grado de efecto eliminación. Apoya el
metabolismo, favorece la digestión, activa la circulación linfática y aumenta la producción de
sangre. Gracias a su estructura energetizante altamente ordenada, metaboliza el cuerpo
mucho mejor que antes.
En este caso el sistema de vasos sanguíneos de nuestro organismo es comparable a las
tuberias de agua. Mediante la instalación de un energetizador UMH en la tubería principal se
evitan depositos calcáreos, que conllevan a los mismos cuadros de enferemedad en el cuerpo
como lo hacen las incrustaciones en las tuberías de agua.
Del mismo modo se produce una constante eliminación de depositos duros ya existentes.. Y
como el agua es además en su totalidad menos dura, se puede ahorrar hasta un 50% de
detergente.
El efecto ya ha sido probado en varias ocasiones y se puede demostrar sin lugar a dudas
mediante kinesiología, mediciones de resistencia de la piel según Dr.Voll, radionica,
radiestesia, fotografía Kirlian, espectroscopía ultravioleta, medición de biofotónes según
Dr.Popp así como con la microscopía. La tecnología UMH también encargó hacer todas estas
pruebas y tenemos los resultados que tambien están a su disposición.

Prueba de la eficacia de la energetización del agua

En la medicina se está anunciando una clase de revolución. Los pacientes ya no están


dispuestos a asumir los efectos secundarios tan tremendos de los medicamentos. Según las
estadísticas una de cada tres enfermedades es el resultado de medicamentos erróneos o de un
tratamiento médico equivocado. De los 300.000 productos farmaceuticos que existen en el
mercado son solo 150 realmente necesarios, según la Organización Mundial de la Salud
(WHO). "Die richtige Schwingung heilt "(alemán: La vibración correcta sana) es el título de un
libro recomendable de la autora Ingrid Kraaz von Rohr que trata sobre este tema.
El Dr.Morell, fundador de la denominada terapia Mora, también conocida como terapia de
bioresonancia, dice al respecto:
"Un medicamento no tiene que ser ingerido para hacer efecto. En la mayoría de los casos
basta la transmisión biomagnética. La medicina química puede considerarse obsoleta. Poco a
poco será relevada por metodos de terapia fisicos que son efectivos, no dañinos e incluso de
eficacia rápida." De modo que tendremos que acostumbrarnos a un proceso de cambio de
pensar de la pura química hacia la fisica.. Las pruebas llavadas a cabo hasta la fecha muestran
que este es el camino correcto.
Tambien en el campo de los diagnósticos ya se va por nuevos caminos. Através de la
electro-acupuntura, según Dr.Voll, se puede obtener información sobre el estado de órganos
mediante la medición de resistencia de la piel en los puntos de acupuntura.
Médicos que trabajan con el método de la electro-acupuntura pudieron averiguar que agua
energetizada tiene una influencia positiva sobre el balance energético del ser humano.
El efecto fabuloso de la energetización del agua también se puede observar muy bien en
plantas. Crecen mejor y son menos propensas a enfermedades o a plagas.
Los animales aun poseen un instinto natural. Siempre prefieren el agua energetizada al
agua corriente sin tratar.

Resumen:
La energetización del agua es un descubrimiento relativamente nuevo y un gran regalo para
la humanidad. Pero no para que se vuelvan a cometer los mismos errores que antes. Todo
error en la conducta de la vida tiene consecuencias desfavorables. El fenomeno de la
energetización del agua nos brinda la posibilidad de reconocer errores cometidos tanto en la
vida privada como globalmente y de evitarlos en un futuro. El objetivo debería ser conseguir
que no se contamine más nuestro bien mas valioso, denominado "agua potable". La tierra no
está muerta. Es un ser vivo.
Investigaciones modernas como los del famoso biólogo Rupert Shaldrake confirman este
hecho.
También podemos aprender de los indios. En una oración famosa del jefe Seattle al
presidente de los EE.UU. en el año 1885 dice:
"Mis palabras son como estrellas; no se hunden. Cada parte de esta tierra es sagrada para mi
pueblo.......No sé, nuestro forma de ser es diferente a la vuestra. Los rios son nuestros
hermanos; sacian nuestra sed. Los rios llevan nuestras canoas y alimentan a nuestros hijos.
Si vendemos nuestra tierra, teneis que recordar esto y enseñar a vuestros hijos: Los rios son
hermanos nuestros y también vuestros. A partir de ahora teneís que dar vuestra bondad a los
ríos al igual que a cualquier otro hermano..."
Bernhard Ratheiser