Sei sulla pagina 1di 438

Juicio a los Principales Criminales de Guerra Alemanes

En Nuremberg, Alemania
Del 20 de noviembre al 1 de diciembre de 1945
Tomo I

Biblioteca WeltanschaunngNS
Libros Para Ser Libres

1
THE INTERNATIONAL MILITARY TRIBUNAL
Nurnberg, Germany

LORD JUSTICE LAWRENCE, Member for the United Kingdom of Great Britain and
Northern Ireland, President
MR. JUSTICE BIRKETT, Alternate Member
MR. FRANCIS BIDDLE, Member for the United States of America
JUDGE JOHN J. PARKER, Alternate Member
M. LE PROFESSEUR DONNEDIEU DE VABRES, Member for the French Republic
M. LE CONSEILLER R. FALCO, Alternate Member
MAJOR GENERAL I.T. NIKITCHENKO, Member for the Union of Soviet Socialist
Republics
LIEUTENANT COLONEL A.F. VOLCHKOV, Alternate Member

PROSECUTION COUNSEL

Chief Prosecutor for the United States of America: Mr. Justice Robert H. Jackson
Chief Prosecutor for the United Kingdom of Great Britain and Northern Ireland: H.M.
Attorney-General, Sir Hartley Shawcross, K.C., M.P.
Chief Prosecutor for the French Republic: M. Francois de Menthon & M. Auguste
Champetier de Ribes
Chief Prosecutor for the Union of Soviet Socialist Republics: General R.A. Rudenko

2
Juicio a los Principales Criminales de Guerra Alemanes
Nuremberg

Primer Día: Martes, 20 de noviembre de 1945

EL PRESIDENTE: Antes de que se llame a los acusados de este juicio para que se
declaren inocentes o culpables de las acusaciones que pesan contra ellos, que consisten
en Crímenes contra la Paz, Crímenes de Guerra y Crímenes contra la Humanidad, y un
Plan Común o Conspiración para cometer esos Crímenes, el Tribunal desea que haga
una breve declaración en nombre de éste.

Este Tribunal Militar Internacional ha sido creado por el Acuerdo de Londres, del 8 de
agosto de 1945, y el Estatuto del Tribunal anexo a éste. La finalidad de la creación del
Tribunal queda establecida en el Artículo I del Estatuto como el juicio inmediato y justo
y la condena de los Principales Criminales de Guerra del Eje Europeo.

Los firmantes del Acuerdo y el Estatuto son el Gobierno del Reino Unido de Gran
Bretaña y el Norte de Irlanda, el Gobierno de los Estados Unidos de América, el
Gobierno Provisional de la República Francesa y el Gobierno de la Unión de Repúblicas
Socialistas Soviéticas.

El Comité de Fiscales Jefe, nombrado por los cuatro firmantes, ha compilado la lista
final de Criminales de Guerra a ser juzgados por el Tribunal y ha aprobado la acusación
que se presenta hoy contra los acusados.

El jueves 18 de octubre de 1945 el Tribunal recibió la acusación y se ha proporcionado


una copia en alemán de dicha acusación a cada acusado, estando en su poder durante
más de treinta días.

Todos los acusados son representados por abogados. En casi todos los casos los
abogados de los acusados han sido escogidos por ellos mismos, pero en los casos en los
que no se pudo conseguir un abogado, el Tribunal ha seleccionado a abogados
aceptados por los acusados.

El Tribunal ha sabido con gran satisfacción de los pasos dados por los Fiscales Jefe para
que los abogados de los acusados dispongan de los numerosos documentos en los que se
basa la acusación, con el fin de que los acusados dispongan de todas las posibilidades de
una defensa justa.

El juicio que va a comenzar es único en la Historia de la Justicia mundial, y es de


suprema importancia para millones de personas en todo el mundo. Por estas razones,
recae sobre todos los que participen en alguna parte del juicio la solemne
responsabilidad de hacer su tarea sin miedo ni favoritismos, de acuerdo con los sagrados
principios de la ley y la justicia.

Habiendo recurrido los cuatro firmantes al proceso judicial, es tarea de todos los
implicados hacer que el juicio no se aparte de ninguna forma de esos principios y
tradiciones que por sí solos dan a la justicia su autoridad y el lugar que debería ocupar
en los asuntos de todos los Estados civilizados.

3
Este juicio es un juicio público en todos el sentido de la palabra, y por tanto, debo
recordarle al público que el Tribunal insistirá en el mantenimiento completo del orden y
el decoro, y adoptará las medidas más estrictas para aplicarlos. Sólo me queda ordenar,
de acuerdo con lo previsto en los Estatutos, que se lea a continuación la acusación.

[Página 2]

SR. SIDNEY ALDERMAN: Con el permiso del Tribunal:

ACUSACIÓN

I. Los Estados Unidos de América, la República Francesa, el Reino Unido de Gran


Bretaña y el Norte de Irlanda y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, por los
abajo firmantes, Robert H. Jackson, Francois de Menthon, Hartley Shawcross y R. A.
Rudenko, nombrados para representar a sus respectivos gobiernos en la investigación
de los cargos contra, y el proceso de, los principales Criminales de Guerra, según el
Acuerdo de Londres del 8 de agosto de 1945, y el Estatuto de este Tribunal que le
acompaña, acusan, en los aspectos expuestos más adelante, de Crímenes contra la Paz,
Crímenes de Guerra y Crímenes contra la Humanidad, y un Plan Común o
Conspiración para cometer esos Crímenes, según se definen en el Estatuto del Tribunal,
y por consiguiente consideran acusados en esta causa de los cargos expuestos a:
HERMANN WILHELM GOERING, RUDOLF HESS, JOACHIM VON
RIBBENTROP, ROBERT LEY, WILHELM KEITEL, ERNST KALTENBRUNNER,
ALFRED ROSENBERG, HANS FRANK, WILHELM FRICK, JULIUS STREICHER,
WALTER FUNK, HJALMAR SCHACHT, GUSTAV KRUPP VON BOHLEN UND
HALBACH, KARL DOENITZ, ERICH RAEDER, BALDUR VON SCHIRACH, FRITZ
SAUCKEL, ALFRED JODL, MARTIN BORMANN, FRANZ VON PAPEN, ARTUR
SEYSS-INQUART, ALBERT SPEER, CONSTANTIN VON NEURATH y HANS
FRITZSCHE, individualmente y como miembros de cualquiera de los Grupos u
Organizaciones nombradas a continuación.

II. Estos son los Grupos u Organizaciones (ya disueltos) que deberían ser declarados
criminales debido a sus fines y los medios usados para cumplirlos, y en conexión con la
acusación de los acusados nombrados, ya que pertenecían a ellos: DIE
REICHSREGIERUNG (GABINETE DEL REICH); DAS KORPS DER POLITISCHEN
LEITER DER NATIONALSOZIALISTISCHEN DEUTSCHEN ARBEITERPARTEI
(DIRECCIÓN DEL PARTIDO NAZI); DIE SCHUTZSTAFFELN DER
NATIONALSOZIALISTISCHEN DEUTSCHEN ARBEITERPARTEI (conocidas
comúnmente como las "SS"), incluyendo la SICHERHEITSDIENST (conocida
comúnmente como la "SD"); DIE GEHEIME STAATSPOLIZEI (POLICÍA SECRETA
DEL ESTADO), (conocida comúnmente como la "GESTAPO"); DIE
STURMABTEILUNGEN DER N.S.D.A.P. (conocida comúnmente como la "SA"); y el
ESTADO MAYOR y el ALTO MANDO de las FUERZAS ARMADAS ALEMANAS. La
identidad y pertenencia a los Grupos u Organizaciones referidas se definen más
extensamente en el Apéndice B.

PRIMER CARGO- EL PLAN COMÚN O CONSPIRACIÓN


(Estatuto, Artículo 6, en especial 6 (a))

III. Definición del Delito

4
Todos los acusados, con la colaboración de otras personas, durante un periodo de años
anterior al 8 de mayo de 1945, participaron como líderes, organizadores, instigadores o
cómplices en la formulación o ejecución de un plan común o conspiración para cometer,
o que implicaba la comisión de, Crímenes contra la Paz, Crímenes de Guerra y
Crímenes contra la Humanidad, según se definen en el Estatuto de este Tribunal, y, de
acuerdo con lo previsto en el Estatuto, son responsables individualmente de sus propios
actos y de todos los actos cometidos por cualquier persona al ejecutar ese plan o
conspiración. El plan común o conspiración implicaba la comisión de Crímenes contra
la Paz, ya que los acusados planearon, prepararon, iniciaron y llevaron a cabo guerras de
agresión, que también eran guerras que violaban tratados internacionales, acuerdos o
garantías. En el desarrollo y transcurso del plan común o conspiración, tuvo lugar la
comisión de Crímenes de Guerra, ya que se contemplaba, y los acusados las llevaron a
cabo, guerras sin cuartel contra países y poblaciones, violando las reglas y costumbres
de la guerra, incluyendo como métodos típicos y sistemáticos empleados en esas guerras
el asesinato, el maltrato, la deportación de población civil de los territorios ocupados
para trabajar

[Página 3]

como esclavos y con otros fines, el maltrato de prisioneros de guerra y personas en alta
mar, la toma y asesinato de rehenes, la destrucción de propiedad pública y privada, la
destrucción intencionada de ciudades y pueblos, y la devastación no justificada por la
necesidad militar. El plan común o conspiración contemplaba y adoptó como típicos y
sistemáticos, y los acusados ordenaron y cometieron, Crímenes contra la Humanidad,
tanto en Alemania como en los territorios ocupados, incluyendo el asesinato, el
exterminio, la esclavitud, la deportación y otros actos inhumanos cometidos contra
población civil antes y durante la guerra, y persecuciones en base a política, raza o
religión, en ejecución del plan de preparación y provocación de guerras de agresión o
ilegales, siendo muchos de esos actos y persecuciones violaciones de las leyes de los
países en los que fueron perpetrados.

IV. Detalles de la naturaleza y desarrollo del plan común o conspiración

(A) EL PARTIDO NAZI COMO NÚCLEO CENTRAL DEL PLAN COMÚN O


CONSPIRACIÓN

En 1921 Adolf Hitler se convirtió en el líder supremo o Führer del Nationalsozialistische


Deutsche Arbeiterpartei (Partido Nacional Socialista de los Trabajadores Alemanes),
también conocido como Partido Nazi, que se había fundado en Alemania en 1920.
Continuó siéndolo durante el periodo cubierto por esta acusación. El Partido Nazi,
junto a ciertas de sus organizaciones secundarias, se convirtió en el instrumento de
cohesión entre los acusados y sus co-conspiradores y en un instrumento para llevar a
cabo los objetivos y fines de su conspiración. Todos los acusados fueron miembros del
Partido Nazi y de la conspiración, con conocimiento de sus objetivos y fines, o, con
dicho conocimiento, colaboraron con sus objetivos y fines en algún punto del desarrollo
de la conspiración.

(B) OBJETIVOS COMUNES Y MÉTODOS DE CONSPIRACIÓN

5
Los fines y objetivos del Partido Nazi y de los acusados y otras personas de vez en
cuando asociadas como líderes, miembros, colaboradores o partidarios del Partido Nazi
(a partir de ahora denominados colectivamente "los conspiradores nazis") cumplieron, o
trataron de cumplir lo que viene a continuación por cualquier medio considerado
oportuno, incluyendo métodos ilegales, y contemplando el recurso último de la
amenaza de fuerza, la fuerza y la guerra de agresión:

no respetar y anular el Tratado de Versalles y sus restricciones sobre el armamento


militar y la actividad de Alemania;

adquirir los territorios perdidos por Alemania como resultado de la Guerra Mundial de
1914-1918 y otros territorios de Europa que según los conspiradores nazis estaban
habitados principalmente por los llamados "alemanes raciales";

adquirir territorios adicionales en la Europa continental y otros lugares que según los
conspiradores nazis eran requeridos por los "alemanes raciales" como "Lebensraum" o
espacio vital, todo a costa de los países vecinos y otros países.

Los fines y objetivos de los conspiradores nazis no fueron fijos o estáticos, sino que
evolucionaron y se expandieron a medida que adquirieron mayor poder y pudieron
aplicar de forma más efectiva las amenazas de fuerza y las amenazas de guerra de
agresión. Cuando sus objetivos y fines expansivos llegaron a ser tan grandes como para
provocar una resistencia que sólo podía ser derrotada con las armas y la guerra de
agresión, y no simplemente por los métodos oportunistas empleados hasta entonces, a
saber, el engaño, el fraude, las amenazas, la intimidación, las actividades conspiratorias
y la propaganda, los conspiradores nazis planearon deliberadamente, ordenaron y
provocaron guerras de agresión y guerras que violaban tratados internacionales,
acuerdos y garantías en las fases y pasos que serán detallados más adelante.

(C) TÉCNICAS DOCTRINALES DEL PLAN COMÚN O CONSPIRACIÓN

Para incitar a otros a unirse al plan común o conspiración, y como medio de asegurarse
los conspiradores nazis el más alto grado de control sobre la comunidad alemana,
elaboraron, diseminaron y aprovecharon ciertas doctrinas, entre otras, las siguientes:

1. Que las personas de la llamada "sangre alemana" (según era especificada por los
conspiradores nazis) eran una "raza

[Página 4]

superior" y por tanto, podían subyugar, dominar o exterminar a otras "razas" y pueblos.

2. Que el pueblo alemán debía ser gobernado por el Führerprinzip (principio del
liderazgo), según el cual el poder debía residir en un Führer del que el subliderazgo
derivaría su autoridad en un orden jerárquico, debiendo cada sublíder obediencia
incondicional a su inmediato superior, pero con autoridad absoluta en su propia
jurisdicción; y el poder del liderazgo debía ser ilimitado, extendiéndose a todas las fases
de la vida pública y privada.

3. Que la guerra era una actividad noble y necesaria para los alemanes.

6
4. Que el liderazgo del Partido Nazi, como el único poseedor de lo mencionado
anteriormente y otras doctrinas del Partido Nazi, tenía derecho a definir la estructura,
políticas y prácticas del Estado Alemán y todas sus instituciones relacionadas, para
dirigir y supervisar las actividades de todas las personas dentro del Estado, y destruir a
todos los opositores.

(D) LA ADQUISICIÓN DEL CONTROL TOTALITARIO DE ALEMANIA: POLÍTICA

1. Como primeros pasos en la adquisición del control de la maquinaria del Estado para
lograr sus fines y objetivos, los conspiradores nazis se prepararon para hacerse con un
control totalitario de Alemania y asegurarse de que no pudiera surgir contra ellos
ninguna resistencia efectiva en la propia Alemania. Tras el fracaso del Putsch de
Munich de 1923, cuyo fin era destruir la República de Weimar por medio de la acción
directa, los conspiradores nazis se prepararon para a través del partido nazi minar y
hacerse con el gobierno alemán usando medios "legales" apoyados en el terrorismo.
Crearon y utilizaron una organización del partido, Die Sturmabteilungen (SA), una
organización semimilitar y voluntaria de hombres jóvenes entrenados y dispuestos al
uso de la violencia, cuya misión era hacer que el Partido controlara las calles.

2. Control adquirido

El 30 de enero de 1933, Hitler se convirtió en el Canciller de la República Alemana. Tras


el incendio del Reichstag del 28 de febrero de 1933, se suspendieron cláusulas de la
Constitución de Weimar que garantizaban las libertades personales, la libertad de
expresión, de prensa, de asociación y de reunión. Los conspiradores nazis se aseguraron
el control del Reichstag con una "ley para la Protección del Pueblo y el Reich", dándole a
Hitler y los miembros de su gabinete de entonces plenos poderes legislativos. Los
conspiradores nazis mantuvieron esos poderes tras haber cambiado a los miembros del
gabinete. Los conspiradores hicieron que se prohibieran todos los partidos políticos,
excepto el partido nazi. Hicieron que el partido nazi se convirtiera en una organización
paragubernamental con privilegios amplios y extraordinarios.

3. Consolidación del control

Habiendo adquirido así la maquinaria del Estado Alemán, los conspiradores nazis
prepararon la consolidación de su posición de poder en Alemania, el exterminio de la
resistencia interna potencial y la puesta en pie de guerra de la nación alemana.

(a) Los conspiradores nazis redujeron el Reichstag a un organismo con personas


nombradas por ellos y recortaron la libertad de elecciones populares en el país.
Transformaron los diversos estados, provincias y municipios, que hasta entonces habían
disfrutado de poderes semiautónomos, en poco más que órganos administrativos del
gobierno central. Unificaron las oficinas del Presidente y el Canciller en la persona de
Hitler, realizaron una purga de funcionarios públicos, y restringieron severamente la
independencia del poder judicial, haciendo que sirviera a los fines nazis. Los
conspiradores ampliaron grandemente las organizaciones del Estado y el partido,
establecieron una red de nuevas organizaciones estatales y del partido, y "coordinaron"
las agencias estatales con el partido nazi y sus ramas y afiliados, con el resultado de que
la vida alemana se vio dominada por la doctrina y la práctica nazi, y progresivamente
movilizada para la consecución de sus fines.

7
(b) Para hacer que su gobierno permaneciera seguro de ataques y para inspirar miedo en
los corazones del pueblo alemán, los conspiradores nazis crearon y extendieron

[Página 5]

un sistema de terror contra los opositores y los supuestos, o sospechosos de ser,


opositores al régimen. Encarcelaron a esas personas sin juicio, manteniéndoles en
"custodia protectora" y en campos de concentración, y los sometieron a persecución,
degradación, expolio, esclavitud, tortura y asesinato. Estos campos de concentración se
crearon a principios de 1933 bajo la dirección del acusado Goering y se extendieron
como una parte fija de la política y método de terror de los conspiradores, siendo usados
para la comisión de los Crímenes contra la Humanidad de los que se hablará más
adelante. Entre las agencias más destacadas usadas en la perpetración de estos crímenes
estuvieron las SS y la Gestapo que, junto a otras ramas o agencias favorecidas del Estado
y el Partido, pudieron actuar sin el control de la ley.

(c) Los conspiradores nazis consideraron que, además de suprimir a la oposición


política, era necesario suprimir o exterminar a otros movimientos o grupos que veían
como obstáculos a su mantenimiento del control total de Alemania, y a los fines
agresivos de la conspiración en el extranjero.

Primer Día: Martes, 20 de noviembre de 1945


(2 de 10)

Para ello :

(1) Los conspiradores nazis destruyeron los sindicatos libres de Alemania confiscando
sus fondos y propiedades, persiguiendo a sus líderes, prohibiendo sus actividades, y
sustituyéndolos por una Organización del Partido afiliada. Se introdujo el principio de
liderazgo en las relaciones industriales, siendo el empresario el líder, y los trabajadores
sus seguidores. Así, se frustró cualquier resistencia potencial de los trabajadores y la
capacidad de trabajo productivo de la nación alemana quedó bajo el control efectivo de
los conspiradores.

(2) Los conspiradores nazis, promoviendo creencias y prácticas incompatibles con las
enseñanzas cristianas, trataron de eliminar la influencia de las distintas Iglesias sobre el
pueblo, y en particular sobre la juventud, de Alemania. Se fijaron como objetivo eliminar
las Iglesias Cristianas de Alemania y trataron de sustituirlas por instituciones nazis y
creencias nazis, ejecutaron un programa de persecución de sacerdotes, pastores y
miembros de órdenes monásticas que consideraron que se oponían a sus planes, y
confiscaron propiedades de la Iglesia.

(3) La persecución hecha por los conspiradores nazis de grupos pacifistas, incluidos
movimientos religiosos dedicados al pacifismo, fue particularmente despiadada y cruel.

(d) Poniendo en práctica su política de la "raza superior", los conspiradores llevaron a


cabo un programa de implacable persecución de los judíos diseñado para exterminarles.
La aniquilación de los judíos se convirtió en una política oficial del Estado, realizada a
través de acciones oficiales y de la incitación a disturbios y a la violencia individual. Los

8
conspiradores hablaron abiertamente de sus fines. Por ejemplo, el acusado Rosenberg
dijo: "el antisemitismo es el elemento unificador de la reconstrucción de Alemania". En
otra ocasión también dijo: "Alemania considerará que la cuestión judía estará resuelta
sólo después de que hasta el último judío haya abandonado el mayor espacio vital
alemán... Europa sólo habrá resuelto su problema judío cuando hasta el último judío
haya abandonado el continente".

El acusado Ley declaró:

"Juramos que no vamos a abandonar la lucha hasta que se haya exterminado y esté
completamente muerto hasta el último judío de Europa. No basta con aislar al enemigo
judío de la Humanidad- hay que exterminar al judío".
En otra ocasión dijo:
"La segunda arma secreta alemana es el antisemitismo, porque si es seguido
constantemente por Alemania, se convertirá en un problema universal que todas las
naciones se verán forzadas a considerar".
El acusado Streicher declaró:
"El Sol no brillará sobre las naciones de la Tierra hasta que no esté muerto hasta el
último judío".
Estas frases e incitaciones fueron habituales en las declaraciones de

[Página 6]

los conspiradores nazis a lo largo del transcurso de su conspiración. El programa de


acción contra los judíos incluía la privación del derecho a voto, la estigmatización, la
negación de derechos civiles y someter sus personas y propiedades a la violencia, la
deportación, la esclavitud, trabajos forzados, el hambre, el asesinato y el exterminio
masivo. Sólo se puede hacer una estimación del punto hasta el que los conspiradores
tuvieron éxito en sus objetivos, pero la aniquilación fue completa en muchas localidades
de Europa. Una estimación conservadora establece que de los 9,600.000 judíos que
vivían en la Europa dominada por los nazis, unos 5,700.000 han desaparecido, habiendo
sido la mayor parte asesinados deliberadamente por los conspiradores nazis. Sólo
quedan restos de la población judía de Europa.

(e) Para hacer que el pueblo alemán estuviera dispuesto a cumplir su voluntad, y para
prepararles psicológicamente para la guerra, los conspiradores nazis reformaron el
sistema educativo y en particular la educación de la juventud alemana. Se introdujo el
principio de liderazgo en las escuelas y se dieron poderes de supervisión de la educación
al Partido y organizaciones afiliadas. Los conspiradores nazis impusieron la supervisión
de todas las actividades culturales, controlaron la diseminación de información y la
expresión de opinión en Alemania, así como el movimiento de cultura de todo tipo tipo
desde y hacia Alemania, y crearon grandes sistemas de propaganda.

(f) Los conspiradores nazis militarizaron progresivamente un número considerable de


las organizaciones que dominaban con la idea de la transformación rápida y uso de esas
organizaciones como instrumentos de guerra cuando fuera necesario.

(E) LA ADQUISICIÓN DEL CONTROL TOTALITARIO DE ALEMANIA:


ECONOMÍA; PLANIFICACIÓN ECONÓMICA Y MOVILIZACIÓN PARA LA
GUERRA DE AGRESIÓN

9
Habiendo obtenido el poder político, los conspiradores organizaron la economía de
Alemania para conseguir sus objetivos políticos.

Para eliminar la posibilidad de resistencia en la esfera económica, privaron a los


trabajadores de sus derechos de libre asociación industrial y política como se detalla en
el párrafo (D) 3 (c) (1).

Utilizaron organizaciones de negocios alemanas como instrumentos de movilización


económica para la guerra.

Dirigieron la economía de Alemania hacia la preparación y equipamiento de la


maquinaria bélica. Para ello, dirigieron las finanzas, la inversión de capital y el comercio
exterior.

Los conspiradores nazis, y en particular aquellos que eran propietarios de industrias, se


embarcaron en un enorme programa de rearme y se prepararon para producir y
desarrollar grandes cantidades de material de guerra y crear un potencial militar
poderoso.

Con el objetivo de llevar a cabo la preparación para la guerra los conspiradores nazis
crearon una serie de agencias administrativas y autoridades. Por ejemplo, en 1936
crearon para este fin la oficina del Plan de Cuatro Años, con el acusado Goering como
Plenipotenciario, dándole un control absoluto sobre la economía de Alemania. Además,
el 28 de agosto de 1939, inmediatamente antes de lanzar su agresión contra Polonia,
nombraron al acusado Funk Plenipotenciario de Economía; y el 30 de agosto de 1939
convirtieron el Consejo Ministerial de Defensa del Reich en Gabinete de Guerra.

(F) UTILIZACIÓN DEL CONTROL NAZI PARA LA AGRESIÓN CONTRA OTROS


PAÍSES

1. Estado de la conspiración a mediados de 1933 y planes proyectados

A mediados del año 1933 los conspiradores nazis, habiendo adquirido el control
gubernamental de Alemania, estaban en condiciones de poner en marcha un plan más
avanzado y detallado sobre la política de exteriores. Su plan era rearmar y reocupar y
fortificar Renania, violando el Tratado de Versalles y otros tratados, para adquirir
fuerza militar y poder de amenaza utilizable contra otras naciones.

2. Los conspiradores nazis decidieron que para lograr sus fines, el Tratado de Versalles

[Página 7]

tenía que ser definitivamente anulado, hicieron planes específicos y los pusieron en
práctica el 7 de marzo de 1936, lo que abrió el camino a los grandes pasos dados hacia la
agresión que vinieron después y se explicarán más adelante. En la ejecución de esta fase
de la conspiración, los conspiradores nazis llevaron a cabo los siguientes actos:

Condujeron a Alemania a un plan secreto de rearme de 1933 a marzo de 1935, incluyendo


el entrenamiento de personal militar, la producción de munición de guerra, y la creación
de una Fuerza Aérea.

10
(b) El 4 de octubre de 1933 hicieron que Alemania abandonara la Conferencia
Internacional de Desarme y la Liga de Naciones.

El 10 de marzo de 1935 el acusado Goering anunció que Alemania estaba construyendo


una Fuerza Aérea Militar.

El 16 de marzo de 1935, los conspiradores nazis promulgaron una ley de servicio miltar
universal, en la que establecían que los efectivos en tiempo de paz del Ejército Alemán
serían 500.000 hombres.

El 21 de mayo de 1935 anunciaron falsamente al mundo, para engañar y disipar miedos a


intenciones agresivas, que respetarían las limitaciones territoriales del Tratado de
Versalles y cumplirían lo estipulado en los Pactos de Lucerna.

El 7 de marzo de 1936 reocuparon y fortificaron Renania, en violación del Tratado de


Versalles y el Pacto del Rin de Lucerna del 16 de octubre de 1925, y anunciaron
falsamente al mundo que "no tenían ninguna demanda territorial que hacer en Europa".

3. Acción agresiva contra Austria y Checoslovaquia.

(a) La fase de 1936 a 1938 del plan: planificación del asalto de Austria y
Checoslovaquia.

Los conspiradores nazis pasaron a continuación a llevar a cabo los planes para la
adquisición de Austria y Checoslovaquia, viendo que sería necesario hacerse con
Austria antes de asaltar Checoslovaquia por razones militares. El 21 de mayo de 1935,
en un discurso en el Reichstag, Hitler declaró que: "Alemania no pretende ni desea
interferir en los asuntos internos de Austria, anexionarse Austria o concluir un
Anschluss." El 1 de mayo de 1936, dos meses después de la reocupación de Renania,
Hitler declaró: "Vuelve a propagarse la mentira de que Alemania mañana o pasado caerá
sobre Austria y Checoslovaquia". Posteriormente, los conspiradores nazis hicieron que
se firmara un tratado entre Austria y Alemania el 11 de julio de 1936, cuyo Artículo I
decía que "El Gobierno Alemán reconoce la plena soberanía del Estado Federal de
Austria bajo el espíritu de las declaraciones del Führer Alemán y Canciller hechas el 21
de mayo de 1935". Mientras tanto, se planeó la agresión en violación de ese acuerdo. En
otoño de 1937, toda la oposición destacable en el Reich había sido aplastada. Se
concluyó casi del todo la preparación militar para actuar en Austria. Un grupo
influyente de los conspiradores nazis se reunió con Hitler el 5 de noviembre de 1937
para revisar la situación. Se reafirmó que la Alemania nazi tenía que disponer de
"Lebensraum" en Europa Central. Se reconoció que esa conquista podía enfrentarse a
resistencia que tendría que ser aplastada por la fuerza y que su decisión podía llevar a
una guerra generalizada, pero este aspecto fue descartado como un riesgo que valía la
pena correr. De esta reunión surgieron tres posibles planes para la conquista de Austria
y Checoslovaquia. Cuál de los tres se emplearía iba a depender del desarrollo de la
situación política y militar en Europa. Se contempló que la conquista de Austria y
Checoslovaquia haría que, por la emigración obligatoria de 2,000.000 de personas de
Checoslovaquia y 1,000.000 de personas de Austria, el Reich dispusiera de alimentos
adicionales para entre 5 y 6 millones de personas, lo reforzaría militarmente al
proporcionar fronteras menores y mejores, y haría posible la creación de nuevos
ejércitos hasta unas doce divisiones. Así, el objetivo del plan contra Austria y
Checoslovaquia se concibió no sólo como un fin en sí mismo sino como una medida de

11
preparación para los siguientes pasos agresivos dados en la conspiración nazi.

[Página 8]

(b) La ejecución del plan para invadir Austria: noviembre de 1937 a marzo de 1938

El 8 de febrero de 1938 Hitler convocó al Canciller Schuschnigg a una conferencia en


Berchtesgaden. En la reunión del 12 de febrero de 1938, bajo la amenaza de invasión,
Schuschnigg prometió una amnistía para algunos nazis en prisión y el nombramiento de
nazis en puestos ministeriales. Aceptó que permanecería en silencio hasta el siguiente
discurso de Hitler en el que se reafirmaría la independencia de Austria, pero en ese
discurso, Hitler, en lugar de confirmar la independencia de Austria, se declaró protector
de todos los alemanes. Mientras tanto, se incrementaron las actividades subversivas de
los nazis en Austria. El 9 de marzo de 1938 Schuschnigg anunció un plebiscito para el
domingo siguiente sobre la independencia de Austria. El 11 de marzo Hitler envió un
ultimátum, demandando que se anulara el plebiscito o Alemania invadiría Austria. Más
tarde ese mismo día un segundo ultimátum amenazó con la invasión si Schuschnigg no
dimitía en tres horas. El acusado Seyss-Inquart, que fue nombrado Canciller, invitó
inmediatamente a Hitler a enviar tropas alemanas a Austria para "mantener el orden". La
invasión comenzó el 12 de marzo de 1938. El 13 de marzo Hitler fue proclamado Jefe de
Estado de Austria y se hizo con el mando de sus fuerzas armadas. Por una ley de ese
mismo día, Alemania se anexionó Austria.

(c) La ejecución del plan para invadir Checoslovaquia: abril de 1938 a marzo de 1939

1. A la vez que realizaban la anexión de Austria, los conspiradores nazis le dieron falsas
garantías al Gobierno Checoslovaco de que no atacarían su país. Pero en un mes se
pusieron a planear formas y medios específicos para atacar a Checoslovaquia, y para
revisar, a la vista de la adquisición de Austria, los planes anteriores de agresión contra
Checoslovaquia.

2. El 21 de abril de 1938, los conspiradores nazis se reunieron y se prepararon para


lanzar un ataque contra Checoslovaquia no más allá del 1 de octubre de 1938. Planearon
crear un "incidente" para "justificar" el ataque. Decidieron que lanzarían un ataque
militar sólo después de un periodo de tensión diplomática, que, al ir creciendo,
provocaría la excusa para la guerra, o alternativamente, llevaría a un ataque relámpago
como resultado de un "incidente" de su creación. Se consideró asesinar al embajador
alemán en Praga para crear el incidente requerido.

A partir del 21 de abril de 1938, los conspiradores nazis prepararon planes militares
detallados y precisos diseñados para realizar el ataque en cualquier momento oportuno
y calculados para eliminar toda la resistencia checoslovaca en cuatro días,
presentándose así ante el mundo con un hecho consumado, y evitando la posible
resistencia externa. Durante los meses de mayo, junio, julio, agosto y septiembre, se
especificaron y detallaron más estos planes, y hacia el 3 de septiembre se decidió que
todas las tropas estarían listas para entrar en acción el 28 de septiembre de 1938.

3. A lo largo de este mismo periodo, los conspiradores nazis agitaron la cuestión de las
minorías en Checoslovaquia, y en particular en los Sudetes, provocando una crisis
diplomática en agosto y septiembre de 1938. Después de que los conspiradores nazis

12
amenazaran con la guerra, el Reino Unido y Francia firmaron un pacto con Alemania e
Italia en Munich el 29 de septiembre de 1938 por el que Checoslovaquia cedía los
Sudetes a Alemania. Se hizo aceptar el pacto a Checoslovaquia. El 1 de octubre de 1938,
las tropas alemanas ocuparon los Sudetes.

4. El 5 de marzo de 1939, en contra de lo acordado en el Tratado de Munich, los


conspiradores nazis completaron su plan apoderándose de la mayor parte de
Checoslovaquia, es decir, Bohemia y Moravia, no concedidas a los alemanes por el
Tratado de Munich.

4. Formulación del plan para atacar Polonia: preparación e iniciación de la guerra de


agresión: marzo de 1939 a septiembre de 1939

Habiendo culminado exitosamente estas agresiones, los conspiradores habían obtenido


bases y recursos muy deseados y estaban listos para llevar a cabo nuevas

[Página 9]

agresiones por medio de la guerra. Tras asegurarle al mundo sus intenciones pacíficas,
un grupo influyente de los conspiradores se reunió el 23 de mayo de 1939 para
considerar el paso siguiente en la puesta en práctica de su plan. Se revisó la situación y
se observó que "los seis últimos años se han aprovechado bien y se han tomado todas las
medidas en el orden correcto y de acuerdo con nuestros fines", que la unidad nacional y
política de los alemanes se había logrado casi totalmente, y que los éxitos futuros no se
podrían lograr sin guerra y sangre. Se decidió sin embargo a continuación atacar Polonia
a la primera oportunidad. Se admitió que los problemas referidos a Danzig que habían
agitado contra Polonia no eran reales, sino que se trataba de una cuestión de expansión
agresiva para conseguir alimentos y "Lebensraum". Se reconoció que Polonia lucharía si
la atacaban y que no era de esperar una repetición del éxito nazi de la ocupación de
Checoslovaquia sin guerra. Por tanto, se decidió que el problema era aislar a Polonia y,
si era posible, evitar un conflicto simultáneo con las potencias occidentales. Sin
embargo, se admitió que Inglaterra era un enemigo de sus aspiraciones, y que la guerra
con Inglaterra y su aliado, Francia, terminaría ocurriendo, y por tanto, en esa guerra se
debía hacer todo lo posible para aplastar a Inglaterra con una "Blitzkrieg" o guerra
relámpago. Se decidió así preparar inmediatamente planes detallados para atacar
Polonia a la primera ocasión y posteriormente, para un ataque a Inglaterra y Francia,
con planes para la ocupación simultánea por fuerzas armadas de bases aéreas en
Holanda y Bélgica.

(b) Así, tras denunciar el Pacto Germano-Polaco de 1934 con acusaciones falsas, los
conspiradores nazis procedieron a remover el asunto de Danzig, preparar "incidentes"
fronterizos para "justificar" el ataque, y demandar la cesión de territorio polaco. Ante la
negativa polaca a claudicar, hicieron que las fuerzas armadas alemanas invadieran
Polonia el 1 de septiembre de 1939, precipitando la guerra con el Reino Unido y Francia.

5. Expansión de la guerra a una guerra general de agresión: planificación y ejecución de


ataques a Dinamarca, Noruega, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Yugoslavia y Grecia:
1939 a abril de 1941

13
La guerra de agresión preparada por los conspiradores nazis con sus ataques sobre
Austria y Checoslovaquia fue puesta en marcha activamente con su ataque a Polonia, en
violación de los términos del Pacto Briand-Kellogg de 1928. Tras la derrota total de
Polonia, para facilitar las operaciones militares contra Francia y el Reino Unido, los
conspiradores nazis se prepararon activamente para una extensión de la guerra en
Europa. De acuerdo con estos planes, hicieron que las fuerzas armadas alemanas
invadieran Dinamarca y Noruega el 9 de abril de 1940; Bélgica, Holanda y Luxemburgo
el 10 de mayo de 1940; Yugoslavia y Grecia el 6 de abril de 1941. Todas estas invasiones
habían sido planeadas específicamente de antemano.

6. Invasión alemana el 22 de junio de 1941 del territorio de la URSS en violación del


Pacto de No Agresión del 23 de agosto de 1939

El 22 de junio de 1941, los conspiradores nazis rechazaron el Pacto de No Agresión entre


Alemania y la URSS y sin ninguna declaración de guerra invadieron territorio soviético,
comenzando así una guerra de agresión contra la URSS.

Primer Día: Martes, 20 de noviembre de 1945


(3 de 10)

Desde el primer día del ataque contra territorio soviético, los conspiradores nazis, de
acuerdo con sus detallados planes, comenzaron la destrucción de ciudades, pueblos y
aldeas, la demolición de fábricas, granjas colectivas, centrales eléctricas y ferrocarriles,
el robo y devastación bárbara de las instituciones culturales naturales de los pueblos de
la Unión Soviética, la devastación de museos, iglesias y monumentos históricos, y la
deportación masiva de ciudadanos soviéticos para que realizaran trabajos como
esclavos en Alemania, así como la aniquilación de ancianos, mujeres y niños, en especial
bielorrusos y ucranianos. Se perpetró un

[Página 10]

exterminio de judíos en el territorio de la Unión Soviética.

Los crímenes mencionados fueron perpetrados por tropas alemanas siguiendo las
órdenes del gobierno nazi y el Estado Mayor y Cuartel General de las Fuerzas Armadas
Alemanas.

7. Colaboración con Italia y Japón y guerra de agresión contra Estados Unidos:


noviembre de 1936 a diciembre de 1941

Tras el inicio de las guerras nazis de agresión, los conspiradores nazis crearon un pacto
militar-económico germano-italo-japonés de diez años, que fue firmado en Berlín el 27
de septiembre de 1940. Este acuerdo, que representaba un refuerzo de los vínculos entre
estos países, establecidos por el anterior aunque más limitado pacto del 25 de
noviembre de 1936, decía: "Los Gobiernos de Alemania, Italia y Japón, considerando que
es una condición necesaria para cualquier paz duradera que todas las naciones del
mundo reciban su lugar adecuado, han decidido unirse y cooperar en sus esfuerzos en
Extremo Oriente y regiones de Europa respectivamente, donde es su principal objetivo
crear y mantener un nuevo orden de cosas calculado para promover la prosperidad

14
mutua y el bienestar de los pueblos en cuestión". Los conspiradores nazis consideraban
que la agresión japonesa debilitaría y causaría problemas a las naciones con las que
estuviera en guerra, y a aquellas con las que preveían la posibilidad de una guerra. Por
tanto, los conspiradores nazis exhortaron a Japón a buscar "un nuevo orden de cosas".
Aprovechando la ventaja de las guerras de agresión iniciadas por los conspiradores
nazis, Japón efectuó un ataque el 7 de diciembre de 1941 contra los Estados Unidos de
América en Pearl Harbour y las Filipinas, y contra la Commonwealth, la Indochina
francesa y Holanda en el suroeste del Pacífico. Alemania declaró la guerra a Estados
Unidos el 11 de diciembre de 1941.

(G) CRÍMENES DE GUERRA Y CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD


COMETIDOS DURANTE LA EJECUCIÓN DE LA CONSPIRACIÓN DE LOS QUE
SON RESPONSABLES LOS CONSPIRADORES:

1. Comenzando con la iniciación de la guerra de agresión el 1 de septiembre de 1939, y


con su expansión a guerras que implicaron a casi todo el mundo, los conspiradores
nazis llevaron a cabo su Plan Común o Conspiración para provocar una guerra en la que
combatir con un total e implacable desprecio y violación de las leyes y costumbres de la
guerra. Durante la ejecución del Plan Común o Conspiración, se cometieron los
Crímenes de Guerra que se detallarán en el Tercer Cargo de esta Acusación.

2. Comenzando con la iniciación de su plan para hacerse con y retener el control total
del Estado Alemán, y posteriormente por su utilización de ese control para agredir a
otras naciones, los conspiradores nazis llevaron a cabo su Plan Común o Conspiración
con un total e implacable desprecio y violación de las leyes de la Humanidad. Durante la
ejecución del Plan Común o Conspiración, se cometieron los Crímenes contra la
Humanidad que se detallarán en el Cuarto Cargo de esta Acusación.

3. Por todo lo anterior, los acusados, junto a otras personas, son culpables de un Plan
Común o Conspiración para cometer Crímenes contra la Paz; de una conspiración para
cometer Crímenes contra la Humanidad durante la preparación para la guerra y durante
la guerra; y de una conspiración para cometer Crímenes de Guerra no sólo contra las
fuerzas armadas de sus enemigos, sino también contra población civil no beligerante.

(H) RESPONSABILIDAD DE PERSONAS, GRUPOS Y ORGANIZACIONES POR LOS


CRÍMENES EXPUESTOS EN EL PRIMER CARGO:

Remitimos aquí al Apéndice A de esta Acusación para encontrar una exposición de la


responsabilidad de los acusados individuales por los delitos expuestos en este Primer
Cargo de la Acusación. Remitimos al Apéndice B de esta Acusación para encontrar una
exposición de la responsabilidad de los grupos y organizaciones, denominadas grupos y
organizaciones criminales, por los delitos expuestos en este Primer Cargo de la
Acusación.

[Página 11]

SR. SIDNEY ALDERMAN: Con la venia del Tribunal, con esto termina el Primer Cargo,
que es responsabilidad de América. Gran Bretaña expondrá el Segundo Cargo.

SIR DAVID MAXWELL FYFE: Con la venia, Señoría.

15
SEGUNDO CARGO- CRÍMENES CONTRA LA PAZ (Estatuto, Artículo 6 (a))

V. Exposición del Delito

Todos los acusados, junto a otras personas, durante un periodo de años anteriores al 8
de mayo de 1945, participaron en la planificación, preparación, iniciación y ejecución de
guerras de agresión, que también fueron guerras que violaban tratados internacionales,
acuerdos y garantías.

VI. Detalles de las guerras planeadas, preparadas, iniciadas y ejecutadas

(A) Las guerras referidas en la Exposición del Delito en este Segundo Cargo de la
Acusación y las fechas de su iniciación son las siguientes: contra Polonia, 1 de
septiembre de 1939; contra el Reino Unido y Francia, 3 de septiembre de 1939; contra
Dinamarca y Noruega, 9 de abril de 1940, contra Bélgica, Holanda y Luxemburgo, 10 de
mayo de 1940; contra Yugoslavia y Grecia, 6 de abril de 1941, contra la URSS, 22 de
junio de 1941; y contra los Estados Unidos de América, 11 de diciembre de 1941.

(B) Remitimos al Primer Cargo de la Acusación para ver las alegaciones de que estas
guerras fueron guerras de agresión provocadas por los acusados.

(C) Remitimos al Apéndice C adjunto a esta Acusación para ver una exposición de
detalles de las acusaciones de violaciones de tratados internacionales, acuerdos y
garantías causadas por los acusados durante la planificación, preparación e inicio de
estas guerras.

VII. Responsabilidad de personas, grupos y organizaciones por los crímenes expuestos


en el Segundo Cargo

Remitimos al Apéndice A de esta Acusación para ver una exposición de la


responsabilidad de los acusados individualmente por los crímenes expuestos en este
Segundo Cargo de la Acusación. Remitimos al Apéndice B de esta Acusación para ver
una exposición de la responsabilidad de los grupos y organizaciones, denominados
grupos y organizaciones criminales, por los delitos expuestos en este Segundo Cargo de
la Acusación.

Con esto termina, Sr. Presidente, el Segundo Cargo de la Acusación.

EL PRESIDENTE: Sir David.

SIR DAVID MAXWELL FYFE: Con la venia.

EL PRESIDENTE: El Tribunal hará ahora un receso de 15 minutos.

SIR DAVID MAXWELL FYFE : Con la venia. La lectura será continuada por un
representante de la República Francesa.

(Se hizo un receso).

16
EL PRESIDENTE: El Tribunal entiende que el acusado Ernst Kaltenbrunner está
temporalmente enfermo. El juicio continuará en su ausencia. Llamaré al Fiscal Jefe de la
República Provisional de Francia.

M. MOUNIER:

TERCER CARGO- CRÍMENES DE GUERRA (Estatuto, Artículo 6, en especial 6(b))

VIII. Exposición del Crimen

Todos los acusados cometieron Crímenes de Guerra entre el 1 de septiembre de 1939 y el


8 de mayo de 1945, en Alemania y en todos los países y territorios ocupados por las
fuerzas armadas alemanas desde el 1 de septiembre de 1939, además de en Austria,
Checoslovaquia e Italia, y en alta mar.

[Página 12]

Todos los acusados, actuando conjuntamente con otras personas, prepararon y


ejecutaron un Plan Común o Conspiración para cometer Crímenes de Guerra según se
definen en el Artículo 6(b) del Estatuto. Este plan implicaba, entre otras cosas, la
práctica de la "guerra total", incluyendo métodos de combate y de ocupación militar en
conflicto directo con las leyes y costumbres de la guerra, y la perpetración de crímenes
en el campo de batalla durante encuentros con ejércitos enemigos, contra prisioneros de
guerra, y en territorios ocupados, contra la población civil de esos territorios.

Los mencionados Crímenes de Guerra fueron cometidos por los acusados y por otras
personas de cuyos actos son responsables los acusados (según el Artículo 6 del
Estatuto), ya que esas otras personas, al cometer los Crímenes de Guerra, ejecutaron sus
actos siguiendo un Plan Común o Conspiración para cometer esos Crímenes de Guerra,
plan y conspiración cuya formulación y ejecución fueron realizadas por todos los
acusados como líderes, organizadores, instigadores y cómplices.

Estos métodos y crímenes constituyeron violaciones de convenciones internacionales,


de leyes penales internas y de los principios generales del código penal de todas las
naciones civilizadas, y se hicieron dentro de, y como parte de, un patrón sistemático de
conducta.

(A) ASESINATO Y MALTRATO DE POBLACIÓN CIVIL DE O EN TERRITORIOS


OCUPADOS Y EN ALTA MAR

Durante el periodo de su ocupación de territorios tomados por sus fuerzas armadas, los
acusados, con el fin de aterrorizar sistemáticamente a los habitantes, maltrataron a
civiles, los encarcelaron sin proceso legal, los torturaron y les asesinaron.

Los asesinatos y maltratos se realizaron por diversos medios, como el fusilamiento, la


horca, el gaseamiento, la muerte por hambre, la aglomeración en espacios reducidos, el
sometimiento sistemático a desnutrición, la imposición sistemática de trabajo por
encima de las fuerzas de las personas obligadas a hacerlo, la carencia de servicios
médicos y de cirugía, las palizas y los golpes, la brutalidad y tortura de toda clase,
incluyendo el uso de hierros candentes y arrancar las uñas, y la realización de

17
experimentos por medio de operaciones y otros métodos en personas vivas. En algunos
territorios ocupados los acusados interfirieron en los servicios religiosos, persiguieron a
miembros del clero y órdenes monásticas, y se hicieron con propiedades de la Iglesia.
Perpetraron un genocidio sistemático y deliberado, es decir, el exterminio de grupos
raciales y nacionales, contra la población de ciertos territorios ocupados para destruir
razas o clases de personas concretas, y grupos nacionales, raciales o religiosos, en
particular judíos, polacos y gitanos, y otros.

Se sometió a civiles sistemáticamente a torturas de toda clase, con el objeto de obtener


información.

Se sometió sistemáticamente a civiles de países ocupados a "arrestos de protección", un


eufemismo para referirse a que eran arrestados y encarcelados sin juicio ni ninguna de
las protecciones ordinarias de la ley, y en las condiciones menos saludables y humanas.

En los campos de concentración había muchos prisioneros que eran clasificados " Nacht
und Nebel". Eran totalmente apartados del mundo y no se les permitía recibir ni enviar
cartas. Desaparecían sin dejar rastro y las autoridades alemanas no anunciaban nunca
su destino.

Dichos crímenes y maltratos son contrarios a Convenciones Internacionales, en


particular el Artículo 46 del Tratado de La Haya, 1907, las leyes y costumbres de la
guerra, los principios generales del código penal que surgen de los códigos penales de
todas las naciones civilizadas, los códigos penales de los países en los que se cometieron
esos crímenes, y el Artículo 6 (b) del Estatuto.

Las personas nombradas a continuación, y todas las personas que aparecen después en
este cargo, son nombradas aquí tan sólo como ejemplo, no quedan excluidos de otros
casos concretos, y son nombrados sin perjuicio del derecho de la acusación a presentar
pruebas de otros casos de asesinato y maltrato de civiles.

I. En Francia, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Noruega, Luxemburgo, Italia y las

[Página 13]

Islas del Canal (denominados a partir de ahora los "Países Occidentales") y en la parte
de Alemania que está al oeste de una línea trazada de norte a sur pasando por el centro
de Berlín (denominada a partir de ahora "Alemania Occidental").

Esos asesinatos y maltratos tuvierion lugar en campos de concentración e instalaciones


similares creadas por los acusados y en particular en los campos de concentración de
Belsen, Buchenwald, Dachau, Breendonck, Grini, Natzweiler, Ravensbruck, Vught y
Amersfoort, y en numerosas ciudades, pueblos y aldeas, como por ejemplo Oradour sur
Glane, Trondheim y Oslo.

Los crímenes cometidos en Francia o contra ciudadanos franceses tomaron las


siguientes formas:

Se realizaron arrestos arbitrarios por pretextos políticos o raciales; fueron individuales


y colectivos; principalmente en París (redada de la Gendarmería de Campo en el

18
Arrondissement 18, redada de la población judía del Arrondissement 11 en agosto de
1941, redada de intelectuales judíos en diciembre de 1941, redada en julio de 1942); en
Clermont-Ferrand (redada de profesores y estudiantes de la Universidad de
Estrasburgo, que habían sido evacuados a Clermont-Ferrand el 25 de noviembre de
1943); en Lyon, en Marsella (detención de 40.000 personas en enero de 1943); en Cluny
(detenciones el 24 de diciembre de 1944); en Figeac (redada en mayo de 1944); en Saint-
Pol-de-Leon (redada en julio de 1944); en Locmine (detenciones el 3 de julio de 1944);
en Eyzieux (redada en mayo de 1944) y en Moussey (detenciones en septiembre de
1944). Después de estos arrestos hubo tratos brutales y torturas perpetradas con los
métodos más diversos, como la inmersión en agua helada, la asfixia, torturas en las
extremidades, y el uso de instrumentos de tortura, como el casco de hierro y corriente
eléctrica, y se practicaron en todas las prisiones de Francia, principalmente en París,
Lyon, Marsella, Rennes, Metz, Clermont-Ferrand, Toulouse, Niza, Grenoble, Annecy,
Arras, Bethune, Lille, Loos, Valenciennes, Nancy, Troyes y Caen, y en las salas de tortura
habilitadas en los centros de la Gestapo.

En los campos de concentración, las condiciones sanitarias y el sistema de trabajo eran


tales que la tasa de mortalidad (que se decía que era por causas naturales) alcanzó
enormes proporciones, por ejemplo

1. De un convoy de 250 mujeres francesas deportadas de Compiègne a Auschwitz en


enero de 1943, 180 habían muerto por agotamiento pasados cuatro meses.

2. 143 hombres franceses murieron de agotamiento entre el 23 de marzo y el 6 de mayo


de 1943 en el Bloque 8 de Dachau.

3. 1.797 hombres franceses murieron de agotamiento entre el 21 de noviembre de 1943 y


el 15 de marzo de 1945 en el Bloque en Dora.

4. 465 hombres franceses murieron por debilidad general en noviembre de 1944 en Dora.

5. 22.761 deportados murieron de agotamiento en Buchenwald entre el 1 de enero de


1943 y el 15 de abril de 1945.

6. 11.560 detenidos murieron de agotamiento en el campo de Dachau (la mayoría en el


Bloque 30, reservado para los enfermos) entre el 1 de enero y el 15 de abril de 1945.

7. 780 sacerdotes murieron de agotamiento en Mauthausen.

De 2.200 hombres franceses registrados en el campo de Flossenburg, 1.600 murieron de


causas supuestamente naturales.

Los métodos usados para el exterminio en los campos de concentración fueron:


maltrato, experimentos pseudocientíficos (esterilización de mujeres en Auschwitz y
Ravensbruck, estudio de la evolución del cáncer de estómago en Auschwitz, del tifus en
Buchenwald, investigaciones anatómicas en Natzweiler, inyecciones en el corazón en
Buchenwald, injerto de huesos y extirpación de músculos en Ravensbruck, etc.),
cámaras de gas, vagones de gaseamiento y hornos crematorios. De 228.000 deportados
políticos y raciales franceses a campos de concentración, sólo sobrevivieron 28.000.

19
En Francia también se práctico el exterminio sistemático, sobre todo en Asq el

[Página 14]

1 de abril de 1944, en Colpe el 22 de julio de 1944, en Buzet-sur-Tarn el 6 de julio y el 17


de agosto de 1944, en Pluvignier el 8 de julio de 1944, en Rennes el 8 de junio de 1944, en
Grenoble el 8 de julio de 1944, en Saint Flour el 10 de junio de 1944, en Ruisnes el 10 de
junio de 1944, en Nimes, en Tulle, y en Niza, donde, en julio de 1944, las víctimas de la
tortura fueron mostradas a la población, y en Oradour-sur-Glane, donde toda la
población del pueblo fue fusilada o quemada viva en la iglesia.

Las numerosas fosas son pruebas de masacres anónimas. Las más destacables son las
fosas comunes de París (Cascada del Bosque de Boulogne), Lyon, Saint-Genies-Laval,
Besançon, Petit Saint-Bernard, Anlnat, Caen, Port-Louis, Charleval, Fontainebleau,
Bouconne, Cabaudet, L'hermitage-Lorges, Morlas, Bordelongue, Signe.

Durante una campaña premeditada de terror iniciada en Dinamarca por los alemanes en
la segunda mitad de 1942, 600 súbditos daneses fueron asesinados, y además, durante la
ocupación alemana de Dinamarca, gran número de súbditos daneses fueron sometidos a
tortura y maltratos de todo tipo. Además, unos 500 súbditos daneses fueron asesinados,
por torturas u otros medios, en prisiones alemanas y campos de concentración.

Primer Día: Martes, 20 de noviembre de 1945


(4 de 10)

En Bélgica, entre 1940 y 1944, se perpetraron torturas por diversos medios, pero
idénticas en cada lugar, en Bruselas, Lieja, Mons, Gante, Namur, Amberes, Tournai,
Arlon, Charleroi y Dinant.

En Vught, Holanda, cuando se evacuó el campo, se fusiló a unas 400 personas.

En Luxemburgo, durante la ocupación alemana, 500 personas fueron asesinadas, y


además se ejecutó ilegalmente a otras 521, por orden de tribunales especiales como los
llamados "Sondergericht." Muchas más personas de Luxemburgo se vieron sometidas a
torturas y maltratos por parte de la Gestapo. Al menos 4.000 luxemburgueses fueron
encarcelados durante la ocupación alemana, y de estos, se asesinó al menos a 400.

Entre marzo de 1944 y abril de 1945, en Italia, al menos 7.500 hombres, mujeres y niños,
de edades comprendidas entre la infancia y la vejez extrema, fueron asesinados por los
soldados alemanes en Civitella, en las Fosas Ardeatinas en Roma, y en otros lugares.

(B) DEPORTACIÓN PARA TRABAJO ESCLAVO Y OTROS FINES DE LA


POBLACIÓN CIVIL DE Y EN TERRITORIOS OCUPADOS

Durante toda la ocupación alemana tanto de los países occidentales como de los
orientales, el Gobierno Alemán y el Alto Mando Alemán tuvieron como política
deportar a ciudadanos en buenas condiciones físicas de dichos países ocupados a
Alemania y otros países ocupados para forzarles a trabajar en fortificaciones, fábricas, y
otras tareas relacionadas con el esfuerzo de guerra alemán.

20
Para llevar a cabo dicha política hubo deportaciones masivas de todos los países
occidentales y orientales durante toda la ocupación.

Estas deportaciones eran contrarias a las convenciones internacionales, en particular al


Artículo 46 del Tratado de La Haya de 1907, las leyes y costumbres de la guerra, los
principios generales del código penal según se derivan de los códigos penales de todas
las naciones civilizadas, los códigos penales internos de los países en los que se
cometieron dichos crímenes, y al Artículo 6(b) del Estatuto.

Detalles de las deportaciones, sólo como ejemplo y sin perjuicio a la presentación de


pruebas de otros casos, son los siguientes:

1. De los países occidentales:

Desde Francia se realizaron las siguientes "deportaciones" de personas por razones


políticas o raciales, siendo cada transporte de entre 1.500 y 2.500 deportados:

1940 ----- 3 Transportes.


1941 ---- 14 Transportes.
1942 --- 104 Transportes.
1943 --- 257 Transportes.
1944 --- 326 Transportes.

[Página 15]

Estos deportados se veían sometidos a las condiciones más bárbaras de aglomeración; se


les proporcionaban ropas insuficientes y se les daba poca o ninguna comida durante
varios días.

Las condiciones de transporte eran tales que muchos deportados morían durante el
viaje, por ejemplo:

En uno de los vagones del tren que salió de Compiègne con destino Buchenwald el 17 de
septiembre de 1943, murieron 80 hombres de un total de 130.

El 4 de junio de 1944, se sacaron 484 cuerpos de un tren en Sarrebourg.

En un tren que salió de Compiègne el 2 de julio de 1944 con destino Dachau, se


encontró muertos a más de 600 al llegar, es decir, un tercio del total.

En un tren que salió de Compiègne el 16 de enero de 1944 con destino Buchenwald, se


encerró a más de 100 personas en cada vagón, apilando a los muertos y heridos en el
último vagón durante el viaje.

En abril de 1945, de 12.000 internos evacuados de Buchenwald, sólo 4.000 seguían vivos
cuando la columna llegó a las afueras de Regensburg.

Durante la ocupación alemana de Dinamarca, 5.200 súbditos daneses fueron deportados


a Alemania y encarcelados en campos de concentración y otros lugares.

21
En 1942 y años posteriores, 6.000 luxemburgueses fueron deportados de su país en
condiciones deplorables y muchos de ellos perecieron.

De Bélgica, entre 1940 y 1944, se deportó a Alemania a al menos 190.000 civiles y se les
usó como mano de obra esclava. Estos deportados se vieron sometidos a maltratos y
muchos de ellos se vieron obligados a trabajar en fábricas de armamento.

De Holanda, entre 1940 y 1944, cerca de medio millón de civiles fueron deportados a
Alemania y otros países ocupados.

(C) ASESINATO Y MALTRATO A PRISIONEROS DE GUERRA Y OTROS


MIEMBROS DE LAS FUERZAS ARMADAS DE LOS PAÍSES CON LO QUE
ALEMANIA ESTABA EN GUERRA, Y A PERSONAS EN ALTA MAR

Los acusados maltrataron y asesinaron a prisioneros de guerra negándoles el sustento


adecuado, refugio, ropas, cuidados médicos y otras atenciones, forzándoles a trabajar en
condiciones inhumanas, humillándoles, torturándoles y asesinándoles. El Gobierno
Alemán y el Alto Mando Alemán encerró a prisioneros de guerra en diversos campos de
concentración, donde eran asesinados o sometidos a tratos inhumanos con los diversos
medios expuestos en el párrafo VIII (A).

Se asesinó con frecuencia mientras se rendían a miembros de las fuerzas armadas de los
países con los que Alemania estaba en guerra. Estos asesinatos y maltratos contravienen
convenciones internacionales, en particular los Artículos 4, 5, 6 y 7 del Tratado de la
Haya de 1907 y los Artículos 2, 3, 4 y 6 de la Convención sobre Prisioneros de Guerra
(Ginebra, 1929), las leyes y costumbres de la guerra, los principios generales del código
penal según se derivan de los códigos penales de las naciones civilizadas, los códigos
penales internos de los países en los que se cometieron esos crímenes y el Artículo 6 (b)
del Estatuto.

Detalles, sólo como ejemplo y sin perjuicio a la presentación de pruebas de otros casos,
son los siguientes:

En los países occidentales:

Varios oficiales franceses que escaparon del Oflag XC fueron entregados a la Gestapo y
desaparecieron; otros fueron asesinados por sus guardias; otros enviados a campos de
concentración y exterminados. Entre otros, los hombres del Stalag VI C fueron enviados
a Buchenwald.

Con frecuencia, se obligaba a los prisioneros capturados en el Frente Occidental a


marchar a los campos hasta que caían por agotamiento. Algunos caminaban más de 600
kilómetros casi sin comida; caminaban corriendo durante 48 horas sin ser alimentados;
de ellos, un cierto número moría de agotamiento o hambre; los rezagados eran
asesinados sistemáticamente.

Se cometieron los mismos crímenes en 1943, 1944 y 1945, cuando se desalojó a los

[Página 16]

22
internos de los campos ante el avance Aliado, en particular durante la retirada de los
prisioneros de Sagan el 8 de febrero de 1945.

Se infligían castigos corporales a los suboficiales y cadetes que se negaban a trabajar. El


24 de diciembre de 1943 se asesinó a tres suboficiales franceses por tal motivo en el
Stalag IV A. Se infligían muchos maltratos sin motivo a personas con otros rangos;
apuñalamientos con bayonetas, culatazos con rifles y latigazos; en el Stalag XX B
incluso los enfermos fueron golpeados muchas veces por centinelas; en el Stalag III B y
el Stalag III C, prisioneros agotados fueron asesinados o gravemente heridos. En las
prisiones militares, como por ejemplo Graudenz, y en campos de represalia como Rava-
Ruska, la comida era tan escasa que los hombres perdían más de 15 kilogramos en pocas
semanas. En mayo, se distribuyó en Rava-Ruska una única hogaza de pan a cada grupo
de 35 hombres.

Se dieron órdenes de transferir encadenados al campo de Mauthausen a los oficiales


franceses que hubieran tratado de escapar. A su llegada al campo eran asesinados, por
fusilamiento o por gas, y se destruían sus cuerpos en el crematorio.

Fueron asesinados prisioneros americanos, oficiales y hombres, en Normandía durante


el verano de 1944 y en Las Ardenas en diciembre de 1944. Se sometió a hambre, se
golpeó y se mutiló a prisioneros americanos de diversas formas en numerosos Stalags en
Alemania o en los países ocupados, en particular en 1943, 1944 y 1945.

(D) ASESINATO DE REHENES

En los territorios ocupados por las fuerzas armadas alemanas, durante sus guerras de
agresión, los acusados adoptaron y pusieron en práctica a gran escala la práctica de la
toma de población civil como rehenes y su asesinato. Estos actos contravienen las
convenciones internacionales, en particular el Artículo 50 del Tratado de La Haya de
1907, las leyes y costumbres de la guerra, los principios generales del código penal según
se derivan de los códigos penales de todas las naciones civilizadas, los códigos penales
internos de los países en los que se cometieron dichos crímenes, y al Artículo 6(b) del
Estatuto.

Detalles, sólo como ejemplo y sin perjuicio a la presentación de pruebas de otros casos,
son los siguientes:

En los países occidentales:

En Francia se ejecutó a rehenes individual o colectivamente; estas ejecuciones tuvieron


lugar en todas las grandes ciudades de Francia, entre otras París, Burdeos y Nantes, así
como en Chateaubriant.

En Holanda se fusiló a miles de rehenes en, entre otros, los siguientes lugares:
Rotterdam, Apeldoorn, Amsterdam, Benschop y Haarlem.

En Bélgica, se fusiló a miles de rehenes de 1940 a 1944.

M. GERTHOFFER (continuando la lectura de la Acusación)

(E) SAQUEO DE PROPIEDAD PÚBLICA Y PRIVADA

23
Los acusados explotaron sin piedad a la gente y los recursos materiales de los países que
ocuparon para fortalecer la maquinaria bélica nazi, despoblar y empobrecer al resto de
Europa, enriquecerse y enriquecer a sus seguidores, y promover la supremacía
económica alemana sobre Europa.

Los acusados perpetraron los siguientes actos y prácticas, entre otros:

1. Degradaron el nivel de vida de la gente de los países ocupados y causaron hambre,


arrebatándoles los alimentos para llevarlos a Alemania.

2. Se llevaron materias primas y maquinaria industrial de todos los países ocupados, los
trasladaron a Alemania y los usaron en interés del esfuerzo de guerra alemán y la
economía alemana.

3. En todos los países ocupados, en mayor o menor grado, se confiscaron negocios,


fábricas y otras propiedades.

4. En un intento de darle un cierto barniz de legalidad a adquisiciones ilegales de


propiedad, forzaron a los propietarios a realizar transferencias "voluntarias" y "legales".

[Página 17]

5. Establecieron controles totales sobre las economías de todos los países ocupados y
dirigieron sus recursos, su producción y su mano de obra según los intereses de la
economía de guerra alemana, privando a las poblaciones locales de los productos de
industrias esenciales.

6. Por medio de diversos mecanismos financieros, expoliaron a los países ocupados de


bienes esenciales y riquezas acumuladas, hundieron los sistemas monetarios locales y
alteraron las economías locales. Financiaron grandes compras en países ocupados
forzando acuerdos en los que exigían préstamos de los países ocupados. Crearon
impuestos de ocupación, se hicieron con contribuciones a Hacienda, y emitieron
moneda de ocupación en cantidad muy superior a los costes de ocupación. Usaron estos
fondos en exceso para financiar la compra de negocios y suministros en los países
ocupados.

7. Derogaron los derechos de la población local en las zonas ocupadas de la URSS y en


Polonia y otros países a desarrollar o gestionar propiedades agrícolas e industriales, y
reservaron esta área para el exclusivo asentamiento, desarrollo y propiedad de alemanes
y sus llamados hermanos raciales.

8. Desarrollando aún más su plan de explotación criminal, destruyeron ciudades


industriales, monumentos, instituciones culturales y científicas, y propiedades de todo
tipo en los territorios ocupados para eliminar la posibilidad de competir con Alemania.

9. Con su programa de terror, esclavización, expolio y atropellos organizados, los


conspiradores nazis crearon un instrumento para su provecho y engrandecimiento
personal y el de sus adeptos. Se aseguraron para sí mismos y sus adeptos:

24
(a) Puestos en la administración de negocios que suponían condiciones lucrativas, de
poder y de influencia.

(b) El uso de mano de obra barata y forzada.

(c) La adquisición en términos ventajosos de propiedades extranjeras, materias primas


y participaciones en negocios.

(d) Las bases para la supremacía industrial de Alemania.

Estos actos contravienen convenciones internacionales, en particular los Artículos 46 a


56 del Tratado de la Haya de 1907, las leyes y costumbres de la guerra, los principios
generales del código penal según se derivan de los códigos penales de todas las naciones
civilizadas, los códigos penales internos de los países en los que se cometieron dichos
crímenes, y el Artículo 6(b) del Estatuto.

Detalles, sólo como ejemplo y sin perjuicio a la presentación de pruebas de otros casos,
son los siguientes:

1. Países occidentales:

Se saquearon de los países occidentales de 1940 a 1944 obras de arte, objetos artísticos,
cuadros, obras plásticas, mobiliario, textiles, piezas de anticuario y artículos similares
de enorme valor hasta un total de 21.903.

En Francia, las estadísticas dan los siguientes valores:

EXTRACCIÓN DE MATERIALES

Carbón ..................................... 63,000.000 de toneladas


Energía eléctrica ............................. 20.976 Kw
Gasolina y combustible ...................... 1,943.750 toneladas
Mineral de hierro ................................ 74,848.000 toneladas
Productos siderúrgicos .......... 3,822.000 toneladas
Bauxita ................................... 1,211.800 toneladas
Cemento .................................. 5,984.000 toneladas
Cal ....................................... 1,888.000 toneladas
Productos de cantera....... 25,872.000 toneladas
y otros diversos productos por un valor total de 79.961,423.000 francos.

[Página 18]

SUSTRACCIÓN DE EQUIPO INDUSTRIAL


Total: 9.759,861.000 francos,
siendo 2.626,479.000 francos maquinaria.

SUSTRACCIÓN DE PRODUCTOS AGRÍCOLAS


Total .............................................126.655,852.000 francos.

25
detalles de los productos principales:
Trigo ................................................. 2,947.337 toneladas
Avena .................................................... 2,354.080 toneladas
Leche ...................................................... 790.000 hectólitros
Leche (concentrada y en polvo).......... 460.000 hectólitros
Mantequilla ............................................... 76.000 toneladas
Queso ....................................................... 49.000 toneladas
Patatas ................................................... 725.975 toneladas
Verduras diversas ............................... 575.000 toneladas
Vino ................................................ 7,647.000 hectólitros
Champán ....................................... 87,000.000 de botellas
Cerveza ......................................... 3,821.520 hectólitros
Diversas clases de bebidas alcohólicas ................ 1,830.000 hectólitros

SUSTRACCIÓN DE PRODUCTOS MANUFACTURADOS


Un total de 184.640,000.000 de francos.

SUSTRACCIONES MONETARIAS
Francos: 257.020,024.000 de empresas privadas
Francos: 55.000,100.000 del Estado.

EXPLOTACIÓN FINANCIERA
De junio de 1940 a septiembre de 1944 el Tesoro Francés se vio obligado a pagarle a
Alemania 631.966,000.000 de francos.

SAQUEO Y DESTRUCCIÓN DE OBRAS DE ARTE


Se saquearon los museos de Nantes, Nancy y Marsella. Se robaron colecciones privadas
de gran valor. De esta forma desaparecieron cuadros de Rafael, Vermeer y Van Dyck y
obras de Rubens,Holbein, Rembrandt, Watteau y Boucher. Alemania le obligó a Francia
a entregar "El Cordero Místico", de Van Eyck, que le había confiado Bélgica.

En Noruega y otros países ocupados, se emitieron decretos por los que se confiscaron
las propiedades de muchos civiles, sociedades, etc. Se sustrajo una inmensa cantidad de
propiedades de Francia, Bélgica, Noruega, Holanda y Luxemburgo.

Como resultado del saqueo económico de Bélgica entre 1940 y 1944, los daños sufridos
ascendieron a 175 mil millones de francos belgas.

Primer Día: Martes, 20 de noviembre de 1945


(5 de 10)

(F) EXACCIÓN DE MULTAS COLECTIVAS

Los alemanes llevaron a cabo una política sistemática con la que cobraban a la
población en todos los países ocupados multas colectivas, monetarias o de otros tipos,
por actos de personas que no podían ser considerados responsabilidad colectiva; se hizo
en muchos lugares, como por ejemplo Oslo, Stavanger, Trondheim y Rogaland.

Hechos similares ocurrieron en Francia, por ejemplo en Dijon o Nantes, y también lo


sufrió la población judía de los territorios ocupados. La cantidad total de multas

26
impuestas a diversas comunidades francesas asciende a un total de 1.157,179.484 francos,
repartidos de la siguiente manera:

Multa a la población judía........1.000,000.000


Multas diversas........................... 157,179.484

Estos actos contravienen el Artículo 50 del Tratado de la Haya de 1907, las leyes y
costumbres de la guerra, los principios generales del código penal según se derivan de
los códigos penales de las naciones

[Página 19]

civilizadas, los códigos penales internos de los países en los que se cometieron esos
crímenes y el Artículo 6 (b) del Estatuto.

(G) DESTRUCCIÓN INTENCIONADA DE CIUDADES, PUEBLOS Y ALDEAS Y


DEVASTACIÓN NO JUSTIFICADA POR LA NECESIDAD MILITAR

Los acusados destruyeron intencionadamente ciudades, pueblos y aldeas, y cometieron


otros actos de devastación sin justificación militar o necesidad. Estos actos
contravienen los Artículos 46 y siguientes del Tratado de la Haya de 1907, las leyes y
costumbres de la guerra, los principios generales del código penal según se derivan de
los códigos penales de las naciones civilizadas, los códigos penales internos de los países
en los que se cometieron esos crímenes y el Artículo 6 (b) del Estatuto.

Detalles, sólo como ejemplo y sin perjuicio a la presentación de pruebas de otros casos,
son los siguientes:

1. Países occidentales:

En marzo de 1941 se destruyó parte de Lofoten, Noruega.

En abril de 1942 se destruyó la ciudad de Telerag, Noruega.

Se destruyeron pueblos enteros en Francia, entre otros Oradour-sur-Glane, Saint-Nizier


(Gascuña), La Mure, Vassieu, o La Chappelle (Vercors). Se incendió y destruyó la
ciudad de Saint Die. Se dinamitó el Distrito del Puerto Viejo de Marsella a principios de
1943, y se demolieron centros turísticos en la costa atlántica y la mediterránea, como la
ciudad de Sanary.

En Holanda se dio una destrucción más amplia y extendida, no justificada por la


necesidad militar, incluyendo la destrucción de bahías, esclusas, diques y puentes; se
causó también una inmensa devastación con inundaciones que tampoco estaban
justificadas por la necesidad militar.

(H) RECLUTAMIENTO DE TRABAJADORES CIVILES

En los territorios ocupados los acusados reclutaron y forzaron a los habitantes a


trabajar, y solicitaron sus servicios para fines distintos a satisfacer las necesidades de los

27
ejércitos de ocupación, y en una extensión muy por encima de los recursos de los países
implicados. Todos los civiles reclutados de esta manera se vieron forzados a trabajar
para el esfuerzo de guerra alemán. Se obligaba a los civiles a registrarse, y muchos de los
registrados fueron obligados a unirse a la Organización Todt y a la Legión Speer, ambas
organizaciones semi-militares que obligaban a hacer cierto entrenamiento militar. Estos
actos contravienen los Artículos 46 y 52 del Tratado de la Haya de 1907, las leyes y
costumbres de la guerra, los principios generales del código penal según se derivan de
los códigos penales de las naciones civilizadas, los códigos penales internos de los países
en los que se cometieron esos crímenes y el Artículo 6 (b) del Estatuto.

Detalles, sólo como ejemplo y sin perjuicio a la presentación de pruebas de otros casos,
son los siguientes:

1. Países occidentales:

De 1942 a 1944 se obligó a trabajar en Alemania a 963.813 ciudadanos franceses, y a


737.000 en Francia, para el Ejército Alemán.

Sólo en 1944 en Luxemburgo se reclutó a 2.500 hombres y 500 chicas para trabajos
forzados.

(I) OBLIGACIÓN DE LOS CIVILES DE TERRITORIOS OCUPADOS DE JURAR


LEALTAD A UN PODER HOSTIL

Los civiles que se unían a la Legión Speer, como se ha explicado en el párrafo (H),
tenían, bajo amenaza de privarles de alimento, dinero y documentos de identificación,
que jurar solemnemente obediencia incondicional a Adolf Hitler, Führer de Alemania,
que para ellos era un poder hostil.

EL PRESIDENTE: El Tribunal se retirará ahora hasta las 2 en punto.

(Se hizo un receso hasta las 14:00 horas).

EL PRESIDENTE: El Fiscal Jefe de la República Francesa puede continuar con la


lectura de la Acusación.

[Página 20]

M. MOUNIER:

(I) OBLIGACIÓN DE LOS CIVILES DE TERRITORIOS OCUPADOS DE JURAR


LEALTAD A UN PODER HOSTIL

Los civiles que se unían a la Legión Speer, como se ha explicado en el párrafo (H),
tenían, bajo amenaza de privarles de alimento, dinero y documentos de identificación,
que jurar solemnemente obediencia incondicional a Adolf Hitler, Führer de Alemania,
que para ellos era un poder hostil.

En Lorena se obligó a los funcionarios públicos, para que pudieran seguir en sus
puestos, a que firmaran una declaración por la que reconocían la "devolución de su país

28
al Reich", quedaban obligados a obedecer sin reservas las órdenes de sus superiores y se
les ponía "al servicio activo del Führer y la Gran Alemania Nacionalsocialista".

Se impuso algo similar a los funcionarios alsacianos bajo amenaza de deportación o


cárcel.

Estos actos contravienen el Artículo 45 del Tratado de la Haya de 1907, las leyes y
costumbres de la guerra, los principios generales de las Leyes Internacionales y el
Artículo 6 (b) del Estatuto.

(J) GERMANIZACIÓN DE TERRITORIOS OCUPADOS

En ciertos territorios ocupados supuestamente anexionados a Alemania los acusados


trataron metódicamente y ajustándose al plan de asimilar esos territorios política,
cultural, social y económicamente al Reich Alemán. Los acusados trataron de aniquilar
el carácter nacional de esos territorios. Para lograr estos planes, los acusados
deportaron a la fuerza a habitantes que eran predominantemente no alemanes e
introdujeron a miles de colonos alemanes.

Este plan incluía la dominación económica, la conquista física, la instauración de


gobiernos títere, la supuesta anexión legal y el alistamiento forzoso en las Fuerzas
Armadas Alemanas.

Esto se hizo en la mayor parte de los países ocupados, incluyendo: Noruega, Francia (en
particular en los departamentos del Alto Rin, Bajo Rin, Mosela, Ardenas, Aisne, Norte y
Meurthe) Luxemburgo, la Unión Soviética, Dinamarca, Bélgica y Holanda.

En Francia, en los departamentos de Aisne, Norte, Meurthe y Mosela, y en especial en


las Ardenas, una Organización Estatal Alemana expropió las propiedades rurales y trató
de hacer que se explotaran bajo dirección alemana; los propietarios de esas
explotaciones perdieron sus posesiones y se vieron convertidos en trabajadores
agrícolas.

En los departamentos del Alto Rin, Bajo Rin y Mosela, se empleó como método de
germanización la anexión, seguida del reclutamiento.

A partir de agosto de 1940, los funcionarios que se negaban a jurar lealtad al Reich eran
expulsados. El 21 de septiembre comenzó la expulsión y deportación de población, y el
22 de noviembre de 1940 se envió a más de 70.000 loreneses o alsacianos al sur de
Francia. Desde el 31 de julio de 1941 en adelante se deportó a más de 100.000 personas a
las regiones orientales del Reich o a Polonia. Se confiscaban todas las propiedades de los
deportados o expulsados. Al mismo tiempo, se instaló a 80.000 alemanes venidos del
Sarre o Westfalia en Lorena, y se transfirieron a alemanes 2.000 granjas pertenecientes a
franceses.

A partir del 2 de enero de 1942, todos los jóvenes de los departamentos del Alto Rin y el
Bajo Rin, con edades de entre 10 y 18 años, fueron alistados en las Juventudes
Hitlerianas. Lo mismo se hizo en el Mosela a partir del 4 de agosto de 1942. En 1940 se
cerraron todas las escuelas francesas, se expulsó a su personal, y se introdujo el sistema
escolar alemán en los tres departamentos.

29
El 28 de septiembre de 1940, una orden aplicable al departamento del Mosela ordenó la
germanización de todos los nombres y apellidos cristianos

[Página 21]

que fueran franceses. Lo mismo se hizo el 15 de enero de 1943 en los departamentos del
Alto Rin y el Bajo Rin.

Dos órdenes, una del 23 y otra del 24 de agosto de 1942, impusieron la nacionalidad
alemana a los ciudadanos franceses.

El 8 de mayo de 1941 para el Alto Rin y el Bajo Rin, y el 23 de abril de 1941 para el
Mosela, se promulgaron órdenes obligando al servicio de trabajo a todos los ciudadanos
franceses de cualquier sexo de entre 17 y 25 años. A partir del 1 de enero de 1942 se
organizó efectivamente el servicio de trabajo nacional en el Mosela para los hombres
jóvenes, y a partir del 26 de enero de 1942, para las chicas. El 27 de agosto de 1942 se
inició en el Alto Rin y el Bajo Rin sólo para hombres jóvenes. Se llamó a las quintas de
1940, 1941 y 1942.

Se retuvo a estas quintas en la Wehrmacht al expirar su tiempo de servicio y trabajo. El


19 de agosto de 1942 una orden establecía el servicio militar obligatorio en el Mosela. El
25 de agosto de 1942 se llamó a las quintas de 1940-1942 en tres departamentos. Las
autoridades alemanas aplicaron el reclutamiento en base a la legislación alemana. La
primera revisión tuvo lugar el 3 de septiembre de 1942. Más adelante, en el Alto Rin y el
Bajo Rin se efectuaron nuevos reclutamientos, los de las quintas de 1928 a 1939. Los
franceses que se negaban a obedecer estas leyes eran considerados desertores, se
deportaba a sus familias y se confiscaban sus propiedades.

Estos actos contravienen los Artículos 43, 46, 55 y 56 del Tratado de la Haya de 1907, las
leyes y costumbres de la guerra, los principios generales del código penal según se
derivan de los códigos penales de las naciones civilizadas, los códigos penales internos
de los países en los que se cometieron esos crímenes y el Artículo 6 (b) del Estatuto.

IX. Responsabilidad individual, de grupos y de organizaciones por los delitos


expuestos en el Tercer Cargo

Remitimos al Apéndice A de esta Acusación para ver una exposición de la


responsabilidad individual de los acusados por los delitos expuestos en este Tercer
Cargo de la Acusación. Remitimos al Apéndice B de esta Acusación para ver una
exposición de la responsabilidad de los grupos y organizaciones, denominados grupos y
organizaciones criminales, por los delitos expuestos en este Tercer Cargo de la
Acusación.

EL PRESIDENTE: Llamaré a continuación al Fiscal Jefe de la Unión Soviética

CAPITÁN V. V. KUCHIN:

TERCER CARGO- CRÍMENES DE GUERRA

30
Todos los acusados cometieron Crímenes de Guerra entre el 1 de septiembre de 1939 y el
8 de mayo de 1945, en Alemania y en todos los países y territorios ocupados por las
fuerzas armadas alemanas desde el 1 de septiembre de 1939, además de en Austria,
Checoslovaquia e Italia, y en alta mar.
Todos los acusados, actuando conjuntamente con otras personas, prepararon y
ejecutaron un Plan Común o Conspiración para cometer Crímenes de Guerra según se
definen en el Artículo 6(b) del Estatuto. Este plan implicaba, entre otras cosas, la
práctica de la "guerra total", incluyendo métodos de combate y de ocupación militar en
conflicto directo con las leyes y costumbres de la guerra, y la perpetración de crímenes
en el campo de batalla durante encuentros con ejércitos enemigos, contra prisioneros de
guerra, y en territorios ocupados, contra la población civil de esos territorios.

Los mencionados Crímenes de Guerra fueron cometidos por los acusados y por otras
personas de cuyos actos son responsables los acusados (según el Artículo 6 del
Estatuto), ya que esas otras personas, al cometer los Crímenes de Guerra, ejecutaron sus
actos siguiendo un Plan Común o Conspiración para cometer esos Crímenes de Guerra,
plan y conspiración cuya formulación y ejecución fueron realizadas por todos los
acusados como líderes, organizadores, instigadores y cómplices.

Estos métodos y crímenes constituyeron violaciones de convenciones internacionales,


de leyes penales internas y de los principios generales del código penal según se derivan

[Página 22]

del código penal de todas las naciones civilizadas, y se hicieron dentro de, y como parte
de, un patrón sistemático de conducta.

(A) ASESINATO Y MALTRATO DE POBLACIÓN CIVIL DE O EN TERRITORIOS


OCUPADOS Y EN ALTA MAR

Durante el periodo de su ocupación de territorios tomados por sus fuerzas armadas, los
acusados, con el fin de aterrorizar sistemáticamente a los habitantes, maltrataron a
civiles, los encarcelaron sin proceso legal, los torturaron y les asesinaron.

Los asesinatos y maltratos se realizaron por diversos medios, como el fusilamiento, la


horca, el gaseamiento, la muerte por hambre, la aglomeración en espacios reducidos, el
sometimiento sistemático a desnutrición, la imposición sistemática de trabajo por
encima de las fuerzas de las personas obligadas a hacerlo, la carencia de servicios
médicos y de cirugía, las palizas y los golpes, la brutalidad y tortura de toda clase,
incluyendo el uso de hierros candentes y arrancar las uñas, y la realización de
experimentos por medio de operaciones y otros métodos en personas vivas. En algunos
territorios ocupados los acusados interfirieron en los servicios religiosos, persiguieron a
miembros del clero y órdenes monásticas, y se hicieron con propiedades de la Iglesia.
Perpetraron un genocidio sistemático y deliberado, es decir, el exterminio de grupos
raciales y nacionales, contra la población de ciertos territorios ocupados para destruir
razas o clases de personas concretas, y grupos nacionales, raciales o religiosos, en
particular judíos, polacos y gitanos, y otros.

31
Se sometió a civiles sistemáticamente a torturas de toda clase, con el objeto de obtener
información.

Se sometió sistemáticamente a civiles de países ocupados a "arrestos de protección", un


eufemismo para referirse a que eran arrestados y encarcelados sin juicio ni ninguna de
las protecciones ordinarias de la ley, y en las condiciones menos saludables y humanas.

En los campos de concentración había muchos prisioneros que eran clasificados " Nacht
und Nebel". Eran totalmente apartados del mundo y no se les permitía recibir ni enviar
cartas. Desaparecían sin dejar rastro y las autoridades alemanas no anunciaban nunca
su destino.

Dichos crímenes y maltratos son contrarios a Convenciones Internacionales, en


particular el Artículo 46 del Tratado de La Haya, 1907, las leyes y costumbres de la
guerra, los principios generales del código penal que surgen de los códigos penales de
todas las naciones civilizadas, los códigos penales de los países en los que se cometieron
esos crímenes, y el Artículo 6 (b) del Estatuto.

Las personas nombradas a continuación, y todas las personas que aparecen después en
este cargo, son nombradas aquí tan sólo como ejemplo, no quedan excluidos de otros
casos concretos, y son nombrados sin perjuicio del derecho de la acusación a presentar
pruebas de otros casos de asesinato y maltrato de civiles.

2. En la URSS, es decir, en las Repúblicas Socialistas Soviéticas de Bielorrusia, Ucrania,


Estonia, Letonia, Lituania, Carelia-Finlandia y Moldavia, en diecinueve regiones de la
República Socialista Federada Rusa, y en Polonia, Checoslovaquia, Yugoslavia, Grecia y
los Balcanes (denominados a partir de ahora "los países del Este").

Desde el 1 de septiembre de 1939, cuando las fuerzas armadas alemanas invadieron


Polonia, y desde el 22 de junio de 1941, cuando invadieron la URSS, el Gobierno Alemán
y el Alto Mando Alemán adoptaron una política sistemática de asesinato y maltrato de
la población civil de y en los países del Este, a medida que eran sucesivamente ocupados
por las fuerzas armadas alemanas. Estos asesinatos y maltratos se llevaron a cabo
continuamente hasta que las fuerzas armadas alemanas fueron expulsadas de dichos
países.

Estos asesinatos y maltratos incluyeron:

Asesinatos y maltratos en campos de concentración e instalaciones similares creadas


por los alemanes en los países del Este y en Alemania Oriental, incluyendo los de
Maidanek y Auschwitz.

[Página 23]

Los mencionados asesinatos y maltratos se llevaron a cabo por diversos medios,


incluyendo los expuestos anteriormente, de esta forma:

Se exterminó a alrededor de 1,500.000 personas en Maidanek y a unos 4,000.000 de


personas en Auschwitz, entre las que se encontraban ciudadanos de Polonia, la URSS,
los Estados Unidos de América, Gran Bretaña, Checoslovaquia, Francia y otros países.

32
En la región de Lvov y la ciudad de Lvov los alemanes exterminaron a unos 700.000
soviéticos, incluidas setenta personas vinculadas a los campos de las artes, la ciencia y la
tecnología, así como a ciudadanos de Estados Unidos, Gran Bretaña, Checoslovaquia,
Yugoslavia y Holanda, traídos a esta región desde otros campos de concentración.

Primer Día: Martes, 20 de noviembre de 1945


(6 de 10)

Entre el 7 de septiembre de 1941 y el 6 de julio de 1943 se torturó y fusiló en el gueto


judío a unas 133.000 personas.

Hubo fusilamientos masivos de población en los suburbios de la ciudad y en el bosque


de Livenitz.

En el campo de Ganov se exterminó a 200.000 ciudadanos. Se emplearon los métodos


más refinados de crueldad en este exterminio, como el destripamiento, o matar de frío a
seres humanos en cubas de agua. Se realizaron fusilamientos masivos con el
acompañamiento de la música de una orquesta formada por internos.

A partir de junio de 1943, los alemanes tomaron medidas para ocultar las pruebas de sus
crímenes. Exhumaron e incineraron cadáveres, y aplastaron los huesos con máquinas y
los usaron de abono.

A comienzos de 1944, en la región de Ozarichi, en la República Socialista Soviética de


Bielorrusia, antes de su liberación por el Ejército Rojo, los alemanes crearon tres campos
de concentración sin alojamiento, donde encerraron a decenas de miles de personas de
los territorios vecinos. Trajeron intencionadamente a estos campos a muchas personas
que venían de hospitales de tifus, con el fin de infectar a las otras personas internadas y
propagar la enfermedad en territorios de los que los alemanes estaban siendo
expulsados por el Ejército Rojo. En estos campos hubo muchos asesinatos y crímenes.

En la República Socialista Soviética de Estonia, fusilaron a decenas de miles de


personas, y en un solo día, el 19 de septiembre de 1944, en el campo de Kloga, los
alemanes fusilaron a 2.000 pacíficos ciudadanos. Quemaron los cuerpos en hogueras.

En la República Socialista Soviética de Lituania hubo asesinatos masivos de ciudadanos


soviéticos, principalmente en Panerai, al menos 100.000; en Kaunas, más de 70.000; en
Alitus, unos 60.000; en Prenai, más de 3.000; en Villiampol, unos 8.000; en Mariampol,
unos 7.000; en Trakai y ciudades vecinas, 37.640.

En la República Socialista Soviética de Letonia, se asesinó a 577.000 personas.

Como resultado del sistema completo de orden interno mantenido en todos los campos,
las personas internas estaban condenadas a morir.

En una orden secreta titulada "el régimen interno en los campos de concentración",
firmada personalmente por Himmler en 1941, se establecían medidas severas de castigo
para los internos. Se fusiló masivamente a prisioneros de guerra, o murieron por el frío y
las torturas.

33
Asesinatos y maltratos ocurridos en los países del Este y en la Unión Soviética, en
lugares distintos a los campos mencionados en (a), en fechas diversas durante la
ocupación de las fuerzas armadas alemanas:

En la región de Smolensk se destruyó a unos 135.000 ciudadanos soviéticos.

Cerca del pueblo de Kholmetz, de la región de Sychev, cuando se ordenó a las


autoridades militares eliminar las minas de una zona, por orden del Comandante de la
División 101 de Infantería alemana, el General de División Fizler, los soldados alemanes
reunieron a los habitantes de Kholmetz y les obligaron a quitar las minas de la carretera.
Todas estas personas perdieron la vida por la explosión de las minas.

En la región de Leningrado, se fusiló y torturó a unas 172.000 personas, incluidas 20.000


que murieron en la ciudad de Leningrado por los bárbaros bombardeos artilleros y
aéreos.

[Página 24]

En la región de Stavropol, en una trinchera antitanque cercana a la estación de


Mineralny Vody, y en otras ciudades, se exterminó a decenas de miles de personas.

En Pyatigorsk se sometió a muchas personas a torturas y tratos criminales, incluido el


colgarlos del techo y otros métodos. Muchas de las víctimas de estas torturas eran
fusiladas después.

En Krasnodar se asesinó a unos 6.000 civiles con gas tóxico en furgones de gaseamiento,
o fueron torturados y fusilados.

En la región de Stalingrado se asesinó y torturó a más de 40.000 personas. Después que


los alemanes fueran expulsados de Stalingrado, se encontró más de un millar de cuerpos
mutilados de habitantes de la localidad con marcas de tortura. Ciento treinta y nueve
mujeres tenían sus brazos dolorosamente doblados hacia atrás y atados con cables. A
algunas les habían cortado los pechos, y se les habían amputado las orejas y los dedos de
manos y pies. Los cuerpos tenían marcas de quemaduras. En los cuerpos de los hombres,
se había marcado con un hierro candente la estrella de cinco puntas, o se había cortado
con un cuchillo. Algunos habían sido destripados.

En Orel se asesinó a unas 5.000 personas.

En Novgorod y su región, se asesinó a miles de ciudadanos soviéticos por medio de


fusilamientos, hambre y torturas. En Minsk, se asesinó de forma similar a decenas de
miles de ciudadanos.

En Crimea, se metía a ciudadanos pacíficos en barcazas, se les llevaba al mar y se les


ahogaba. Unas 144.000 personas fueron exterminadas de esta forma.

En la República Socialista Soviética de Ucrania los conspiradores nazis cometieron


monstruosos actos criminales. En Babi Yar, cerca de Kiev, fusilaron a unos 100.000
hombres, mujeres, niños y ancianos. En esta ciudad, en enero de 1941, tras la explosión
en el cuartel general alemán de la calle Dzerzhinsky, los alemanes arrestaron como

34
rehenes a 1.250 personas: ancianos, menores y mujeres con niños pequeños. En Kiev,
asesinaron a unas 195.000 personas.

En Rovno y su región asesinaron y torturaron a unos 100.000 ciudadanos pacíficos.

En Dnepropetrovsk, cerca del Instituto de Transporte, fusilaron o arrojaron vivos a una


gran fosa a 11.000 mujeres, ancianos y niños.

En la región de Kamenetz-Podolsk se fusiló y exterminó a 31.000 judíos, incluidas


13.000 personas traídas de Hungría.

En la región de Odessa se asesinó a al menos 200.000 ciudadanos soviéticos.

En Kharkov, se torturó hasta la muerte, se fusiló o se gaseó en furgones de gaseamiento


a unas 195.000 personas.

En Gomel, los alemanes agruparon a la población en la prisión, les torturaron y


atormentaron, y les llevaron al centro de la ciudad, donde los fusilaron en público.

En la ciudad de Lyda, en la región de Grodnen, el 8 de mayo de 1942, 5.670 personas


fueron desnudadas, conducidas a fosas en grupos de 100 y fusiladas con ametralladoras.
Muchas fueron arrojadas a las fosas aún vivas.

Al igual que a los adultos, los conspiradores nazis destruyeron sin piedad incluso a
niños. Los asesinaban junto a sus padres, en grupos o solos. Los asesinaban en hogares
de infancia y hospitales, enterrándolos vivos en las tumbas, arrojándolos a las llamas,
acuchillándoles con bayonetas, envenenándoles, realizando experimentos con ellos,
sacándoles sangre para que la usara el Ejército Alemán, y encerrándolos en prisiones,
cámaras de tortura de la Gestapo y campos de concentración, donde los niños morían de
hambre, torturas y epidemias.

Del 6 de septiembre al 24 de noviembre de 1942, en la región de Brest, Pinsk, Kobryn,


Dyvina, Maloryta y Bereza-Kartuzka, unos 400 niños fueron fusilados por unidades de
castigo alemanas.

En el campo de Yanov, en la ciudad de Lvov, los alemanes asesinaron a 8.000 niños en


dos meses.

En el sanatorio de Tiberda, los alemanes aniquilaron a 500 niños que sufrían


tuberculosis ósea y que estaban en el sanatorio para curarse.

[Página 25]

En el territorio de la República Socialista Soviética de Letonia, los usurpadores


alemanes asesinaron a miles de niños, a los que habían traído junto con sus padres de la
República Socialista Soviética de Bielorrusia, y de Kalinin, Kaluga y otras regiones de la
República Socialista Federativa Soviética de Rusia.

35
En Checoslovaquia, como resultado de torturas, golpes, ahorcamientos y fusilamientos,
se aniquiló en prisiones de la Gestapo en Brno, Seim y otros lugares a unas 20.000
personas. Además, varios miles de internos se vieron sometidos a trato criminal, golpes
y torturas.

Tanto antes de la guerra como durante ésta, miles de patriotas checos, en particular
católicos y protestantes, abogados, doctores, profesores, etc. fueron tomados como
rehenes y encarcelados. Los alemanes asesinaron a un gran número de estos rehenes.

En Grecia, en octubre de 1941, la población masculina de 16 a 60 años de los pueblos


griegos de Amelofito, Kliston, Kizonia Mesevunos, Selli, Ano-Kerzillon y Kato-
Kerzilion fue fusilada, totalizando 416 personas.

En Yugoslavia se asesinó a miles de civiles. Se ofrecen otros ejemplos en el párrafo (D),


"Asesinato de rehenes".

EL PRESIDENTE: El párrafo (B) de la página 16 fue leido por el Fiscal Jefe de la


República Francesa. Omitió el párrafo 2 de la página 17. Le recomiendo entonces que
vaya al párrafo 2 de la página 17.

CAPITÁN KUCHIN:

2. En los países del Este

Las autoridades alemanas de ocupación deportaron de la Unión Soviética para


esclavizarlos a unos 4,978.000 ciudadanos soviéticos.

Se llevó a 750.000 ciudadanos checoslovacos fuera de las fronteras checoslovacas para


realizar trabajos forzados al interior de la maquinaria de guerra alemana.

El 4 de junio de 1941, en la ciudad de Zagreb (Yugoslavia), se convocó un encuentro de


representantes alemanes con la presidencia del Canciller Von Troll. El fin era definir los
medios de deportación de la población yugoslava de Eslovenia. Se deportó a decenas de
miles de personas al llevar a cabo este plan.

(C) ASESINATO Y MALTRATO DE PRISIONEROS DE GUERRA

EL PRESIDENTE: ¿Puede leer el párrafo 2 de la página 18?

CAPITÁN KUCHIN:

2. En los países del Este

En Orel, se exterminó a prisioneros de guerra por medio del hambre, el fusilamiento, el


frío y el envenenamiento.

Se asesinó en masa a prisioneros de guerra soviéticos siguiendo órdenes del Alto Mando
y el Cuartel General de la SIPO y la SPD. Se torturó y asesinó a decenas de miles de
prisioneros de guerra soviéticos en Slavuta.

36
Además, miles de las personas mencionadas en el párrafo VIII (A)2 anterior eran
prisioneros de guerra soviéticos.

Los prisioneros de guerra que escapaban y volvían a ser capturados eran entregados a la
SIPO y la SD para ser fusilados.

Varios franceses que luchaban en el ejército soviético fueron capturados y entregados al


Gobierno de Vichy para "procesarlos".

En marzo de 1944, cincuenta oficiales de la R.A.F. que escaparon del Stalag Luft III en
Sagan fueron asesinados al capturarlos.

En septiembre de 1941, 11.000 oficiales polacos que eran prisioneros de guerra fueron
asesinados en el Bosque de Katyn, cerca de Smolensk.

En Yugoslavia, el Mando Alemán y las autoridades de ocupación, representadas por los


oficiales en jefe de la Policía, las tropas de las SS (Teniente General de la Policía
Rosener) y del Mando de Grupo Divisional (General Kubler y otros), ordenaron el
fusilamiento de prisioneros de guerra entre 1941 y 1943.

[Página 26]

EL PRESIDENTE: Ahora, el párrafo 2 de (D).

TENIENTE CORONEL J. A. OZOL (continuando la lectura de la acusación):

2. En los países del Este

En Kragnevatz, Yugoslavia, se fusiló a 2.300 rehenes en octubre de 1941.

En Kraljevo, en Yugoslavia, se fusiló a 5.000 personas.

EL PRESIDENTE: ¿Puede continuar ahora con (E), párrafo 2, página 21?

TENIENTE CORONEL OZOL:

2. Países del Este

Durante la ocupación de los países del Este, el Gobierno Alemán y el Alto Mando
Alemán llevaron a cabo, como política sistemática, una continua destrucción y saqueo,
incluyendo:

En el territorio de la Unión Soviética, los conspiradores nazis destruyeron o dañaron


gravemente 1710 ciudades y más de 70.000 pueblos y aldeas, además de 6,000.000 de
edificios, dejando sin hogar a unos 25,000.000 de personas.

Entre las ciudades que sufrieron una mayor destrucción se encuentran Stalingrado,
Sevastopol, Kiev, Minsk, Odessa, Smolensk, Novgorod, Pskov, Orel, Kharkov,
Voronezh, Rostov del Don, Stalino y Leningrado.

37
Como se deduce de un informe oficial del Mando Alemán, los conspiradores nazis
planearon la aniquilación completa de ciudades soviéticas. En una orden
completamente secreta del Jefe del Mando Naval (Orden 1A nº 1601/41, con fecha del 29-
11-1941), dirigido sólo a oficiales al mando, se decía:

"El Führer ha decidido hacer desaparecer San Petersburgo de la faz de la Tierra. La


existencia de esta gran ciudad no tendrá ningún interés después de que destruya la
Rusia soviética. Finlandia ha dicho también que no desea la existencia de esta ciudad en
su nueva frontera. El Comandante Supremo de las Fuerzas Militares conoce la petición
original de la Armada indicando que los muelles, el puerto, etc. son necesarios para
conservar la flota, pero los principios básicos de las operaciones que se llevarán a cabo
contra San Petersburgo no hacen posible satisfacer esta petición.

Se propone aproximarse a la ciudad y destruirla con la ayuda de barridos de artillería


con armas de distintos calibres y ataques áereos...

El problema de las vidas de la población y su avituallamiento en un problema que no


puede y no debe ser resuelto por nosotros.

En esta guerra... no nos interesa conservar ni una parte de la población de esta gran
ciudad".

Los alemanes destruyeron 427 museos, entre ellos los valiosos museos de Leningrado,
Smolensk, Stalingrado, Novgorod, Poltava y otras ciudades.

En Pyatigorsk, se robaron los objetos artísticos llevados allí desde el museo de Rostov.

Las pérdidas sufridas por la minería del carbón tan sólo en la región de Stalin ascienden
a 2.000,000.000 de rublos. Hubo una destrucción colosal de instalaciones industriales
en Malerevka, Carlovka, Yeliakievo, Monstantinovka y Kariupol, de donde se llevaron la
mayor parte de la maquinaria y las fábricas.

En Kiev tuvo lugar el robo en grandes dimensiones y la destrucción de propiedad


industrial, cultural y de otros tipos. Se robaron más de 4,000.000 de libros, revistas y
manuscritos (muchos de los cuales eran muy valiosos e incluso únicos) y un gran
número de producciones artísticas y diversos objetos de valor.

Se sustrajeron muchos objetos artísticos valiosos de Riga.

La extensión del saqueo de valores culturales se evidencia por el hecho de que, por
ejemplo, el personal de Rosenberg por sí solo se llevó 100.000 volúmenes valiosos y
setenta maletas de periódicos antiguos y monografías valiosas.

Como ejemplos adicionales de estos delitos se puede mencionar:

Devastación deliberada de la ciudad de Novgorod y de muchos de sus monumentos


históricos y artísticos. Devastación deliberada y saqueo de la ciudad de Rovno y de

[Página 27]

38
su provincia. Destrucción de propiedades industriales, culturales y de otros tipos en
Odessa. Destrucción de ciudades y pueblos en la Carelia soviética. Destrucción en
Estonia de edificios culturales, industriales y de otros tipos.

Destrucción de institutos médicos y de prevención, destrucción de agricultura e


industria en Lituania, destrucción de ciudades en Letonia.

Los alemanes dañaron monumentos culturales queridos por el pueblo soviético con
especial odio. Rompieron la estatua del poeta Pushkin en Mikhailova-koye, profanaron
su tumba y destruyeron los pueblos vecinos y el monasterio de Svyatogor.

Destruyeron la propiedad y el museo de León Tolstoi, "Yasnaya Polyana", y profanaron


la tumba del gran escritor. Destruyeron en Klin el museo de Tchaikovsky y en Penaty el
museo del pintor Repin y otros muchos.

Los conspiradores nazis destruyeron 1.670 iglesias ortodoxas, 237 católicas, 67 capillas,
532 sinagogas, etc.

También rompieron, profanaron y destruyeron sin sentido los monumentos más


valiosos de la Iglesia Cristiana, como Kievo-Pecherskaya Lavra, Novy Jerusalem, en la
región de Istrin, y los monasterios e iglesias más antiguos.

Destrucción en Estonia de instalaciones culturales, industriales y de otros tipos; quema


de muchos miles de edificios residenciales; robo de 10.000 obras de arte; destrucción de
instituciones médicas y de prevención. Saqueo y traslado a Alemania de inmensas
cantidades de bienes agrícolas y ganaderos, incluidos caballos, vacas, cerdos, pollos,
colmenas y maquinaria agrícola de toda clase.

Destrucción de agricultura, esclavización de campesinos y destrucción de ganado y


productos en Lituania.

Primer Día: Martes, 20 de noviembre de 1945


(7 de 10)

En la República de Letonia, destrucción de la agricultura por el saqueo de todo el


ganado, maquinaria y productos.

Robo por parte del Cuartel General de Rosenberg de 100.000 volúmenes valiosos y
setenta maletas de periódicos antiguos y monografías valiosas; destrucción deliberada
de bibliotecas y otros edificios culturales; destrucción de la agricultura de la República
de Letonia por medio del saqueo de todo el ganado, maquinaria y productos.

El resultado de esta política de saqueo y destrucción fue dejar devastada la tierra y


causar una total desolación.

El valor total de las pérdidas materiales sufridas por la URSS asciende a


679.000,000.000 de rublos, según precios del Estado de 1941.

Tras la ocupación alemana de Checoslovaquia el 15 de marzo de 1939, los acusados


requisaron y robaron grandes cantidades de materiales no procesados, cobre, latón,

39
hierro, algodón y comida; hicieron que se llevara a Alemania gran cantidad de material
de líneas férreas, y muchos motores, vagones, barcos de vapor y trolebuses; robaron en
bibliotecas, laboratorios y museos de arte libros, cuadros, objetos de arte, aparatos
científicos y mobiliario; robaron todas las reservas de oro y divisas de Checoslovaquia,
incluidos 23.000 kilogramos de oro, de un valor nominal de 5,265.000 libras;
adquirieron fraudulentamente el control, para después saquearlos, de los bancos checos
y de muchas industrias checas; y por otros medios robaron, saquearon y se apropiaron
indebidamente de propiedad pública y privada de Checoslovaquia. La suma total del
expolio económico de Checoslovaquia perpetrado por los acusados de 1938 a 1945 se
estima en 200.000,000.000 de coronas checoslovacas.

(G) DESTRUCCIÓN DELIBERADA DE CIUDADES, PUEBLOS Y ALDEAS, Y


DEVASTACIÓN NO JUSTIFICADA POR LA NECESIDAD MILITAR

Los acusados destruyeron intencionadamente ciudades...

EL PRESIDENTE : ¿Puede pasar al párrafo 2 de (G)? Los franceses leyeron el primer


párrafo. ¿Puede pasar al párrafo 2 de (G)?

TENIENTE CORONEL OZOL: He comenzado.

EL PRESIDENTE: Creía que habíamos leído el párrafo 1. Podemos pasar al párrafo 2,


donde dice "En los países del Este, los acusados llevaron a cabo..."

[Página 28]

TENIENTE CORONEL OZOL:


2. Países del Este:

En los países del Este, los acusados llevaron a cabo una política de destrucción
deliberada y devastación: algunos detalles sobre esto (sin perjuicio a la presentación de
pruebas de otros casos) se expusieron antes bajo el título "Saqueo de Propiedad Pública
y Privada".

En Grecia, en 1941, los pueblos de Amelofito, Kliston, Kizonia, Messovunos, Selli, Ano-
Kerzilion y Kato-Kerzilion fueron totalmente destruidos.

En Yugoslavia , el 15 de agosto de 1941, el mando militar alemán anunció oficialmente


que el pueblo de Skela fue quemado hasta los cimientos y los habitantes asesinados
siguiendo órdenes del mando.

Siguiendo órdenes del Comandante de Campo Hoersterberg, una expedición de castigo


de las tropas de las SS y la policía destruyó los pueblos de Machkovats y Kriva Reka, en
Serbia, asesinando a todos los habitantes.

El General Fritz Neidbold (de la División 369 de Infantería) dio orden el 11 de


septiembre de 1944 de destruir los pueblos de Zagnlezde y Udora, ahorcando a todos
los hombres y llevándose a todas las mujeres y niños.

40
En Checoslovaquia, los conspiradores nazis también realizaron la destrucción sin
sentido de lugares habitados. Lezaky y Lidice fueron incendiados totalmente y se
asesinó a los habitantes.

(H) RECLUTAMIENTO DE TRABAJADORES CIVILES

En los territorios ocupados los acusados reclutaron y forzaron a los habitantes a


trabajar, y solicitaron sus servicios -

EL PRESIDENTE: creo que se ha leído el párrafo (H), el primer párrafo. Sólo falta que
lea el párrafo 2 de (H).

TENIENTE CORONEL OZOL:

2. Países del Este:

Gran número de los ciudadanos de la Unión Soviética y Checoslovaquia referidos en el


Tercer Cargo VIII (B) 2 fueron también reclutados para trabajos forzados.

IX. Responsabilidad individual, de grupos y de organizaciones por los delitos


expuestos en el Tercer Cargo

Remitimos al Apéndice A de esta Acusación para ver una exposición de la


responsabilidad individual de los acusados por los delitos expuestos en este Tercer
Cargo de la Acusación. Remitimos al Apéndice B de esta Acusación para ver una
exposición de la responsabilidad de los grupos y organizaciones, denominados grupos y
organizaciones criminales, por los delitos expuestos en este Tercer Cargo de la
Acusación.

CUARTO CARGO- CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD (Estatuto, Artículo 6,


en especial 6(c))

X. Exposición del Delito

Todos los acusados cometieron Crímenes contra la Humanidad durante varios años
anteriores al 8 de mayo de 1945, en Alemania y en todos los países y territorios
ocupados por las fuerzas armadas alemanas desde el 1 de septiembre de 1939, además de
en Austria, Checoslovaquia e Italia, y en alta mar.

Todos los acusados, actuando conjuntamente con otras personas, prepararon y


ejecutaron un Plan Común o Conspiración para cometer Crímenes contra la
Humanidad según se definen en el Artículo 6(c) del Estatuto. Este plan implicaba, entre
otras cosas, el asesinato y persecución de todos los que fueran, o de los que se
sospechara que fueran, hostiles al Partido Nazi y de todos los que se opusieran, o de los
que se sospechara que se opusieran, al plan común alegado en el Primer Cargo.

Los mencionados Crímenes de Guerra fueron cometidos por los acusados y por otras
personas de cuyos actos son responsables los acusados (según el Artículo 6 del

41
[Página 29]

Estatuto), ya que esas otras personas, al cometer los Crímenes de Guerra, ejecutaron
sus actos siguiendo un Plan Común o Conspiración para cometer esos Crímenes de
Guerra, plan y conspiración cuya formulación y ejecución fueron realizadas por todos
los acusados como líderes, organizadores, instigadores y cómplices.

Estos métodos y crímenes constituyeron violaciones de convenciones internacionales,


de leyes penales internas y de los principios generales del código penal de todas las
naciones civilizadas, y se hicieron dentro de, y como parte de, un patrón sistemático de
conducta. Estos actos eran contrarios al Artículo 6 del Estatuto.

La acusación considerará que los hechos expuestos en el Tercer Cargo también


constituyen Crímenes contra la Humanidad.

(A) ASESINATO, EXTERMINIO, ESCLAVITUD, DEPORTACIÓN Y OTROS ACTOS


INHUMANOS COMETIDOS CONTRA POBLACIÓN CIVIL ANTES DE Y DURANTE
LA GUERRA

Con los fines expuestos anteriormente, los acusados adoptaron una política de
persecución, represión y exterminio de todos los civiles de Alemania que eran, o que se
creía que eran, o que se creía que podían ser, hostiles al Gobierno Nazi y al Plan Común
o Conspiración descrito en el Primer Cargo. Encarcelaron a esas personas sin proceso
judicial, manteniéndoles en "custodia protegida" y en campos de concentración, y los
sometieron a persecución, degradación, expolio, esclavitud, tortura y asesinato.

Se crearon tribunales especiales para ejecutar la voluntad de los conspiradores; se


permitió a ramas o agencias favorecidas del Estado y el Partido operar fuera incluso del
ámbito de la ley nazificada, y aplastar todas las tendencias y elementos que se
consideraran "indeseables". Los diversos campos de concentración incluían
Buchenwald, que se creó en 1933, y Dachau, que se creó en 1934. En estos y otros
campos se hacía trabajar como esclavos a los civiles y se les asesinaba y maltrataba por
diversos medios, incluidos los expuestos en el Tercer Cargo, y estos actos y políticas
continuaron y se extendieron a los países ocupados tras el 1 de septiembre de 1939 y
hasta el 8 de mayo de 1945.

(B) PERSECUCIÓN POLÍTICA, RACIAL Y RELIGIOSA EN EJECUCIÓN DE, Y EN


CONEXIÓN CON, EL PLAN COMÚN DESCRITO EN EL PRIMER CARGO

Como se dijo anteriormente, en ejecución de, y en conexión con, el plan común


mencionado en el Primer Cargo, se exterminó y persiguió a los oponentes del Gobierno
alemán. Estas persecuciones fueron dirigidas contra los judíos. También se dirigieron
contra personas cuyas creencias políticas o aspiraciones espirituales se consideraban en
conflicto con los objetivos de los nazis.

Se persiguió sistemáticamente a los judíos desde 1933; se les privó de libertad, se les
arrojó a campos de concentración donde eran asesinados y maltratados. Se confiscaron
sus propiedades. Cientos de miles de judíos fueron tratados así hasta el 1 de septiembre
de 1939.

42
A partir del 1 de septiembre de 1939 se redobló la persecución de los judíos; millones de
judíos de Alemania y los países occidentales ocupados fueron enviados a los países del
Este para ser exterminados.

Detalles, sólo como ejemplo y sin perjuicio a la presentación de pruebas de otros casos,
son los siguientes:

Los nazis asesinaron a entre otros, el Canciller Dollfuss, al socialdemócrata Breitscheid


y el comunista Thaelmann. Encarcelaron en campos de concentración a numerosas
personalidades políticas y religiosas, como por ejemplo al Canciller Schuschnigg y al
Pastor Nieimoller.

En noviembre de 1938, por orden del Jefe de la Gestapo, hubo ataques antijudíos por
toda Alemania. Se destruyó propiedad judía, se arrestó a 30.000 judíos, se les envió a
campos de concentración y se confiscaron sus propiedades.

Con respecto al párrafo VIII (A) anterior, millones de las personas mencionadas allí
como personas asesinadas y maltratadas eran judíos.

[Página 30]

Otros asesinatos masivos de judíos fueron los siguientes:

En Kislovdosk, se obligó a todos los judíos a entregar sus propiedades; se fusiló a 2.000
en una trinchera antitanque en Mineralniye Vodi; otros 4.300 judíos fueron fusilados en
la misma trinchera.

60.000 judíos fueron fusilados en una isla del Dvina cerca de Riga.

20.000 judíos fueron fusilados en Lutsk.

32.000 judíos fueron fusilados en Sarny.

60.000 judíos fueron fusilados en Kiev y Dniepropetrovsk.

Miles de judíos eran gaseados semanalmente mediante furgones de gaseamiento que se


averiaban por el exceso de uso.

A medida que los alemanes se retiraban ante el avance del ejército soviético,
exterminaron a judíos para no permitir que fueran liberados. Se crearon muchos campos
de concentración y guetos en los que los judíos eran encarcelados y torturados, mal
alimentados, sometidos a atrocidades sin piedad, y finalmente exterminados.

Unos 70.000 judíos fueron exterminados en Yugoslavia.

IX. Responsabilidad individual, de grupos y de organizaciones por los delitos


expuestos en el Cuarto Cargo

Remitimos al Apéndice A de esta Acusación para ver una exposición de la


responsabilidad individual de los acusados por los delitos expuestos en este Cuarto

43
Cargo de la Acusación. Remitimos al Apéndice B de esta Acusación para ver una
exposición de la responsabilidad de los grupos y organizaciones, denominados grupos y
organizaciones criminales, por los delitos expuestos en este Cuarto Cargo de la
Acusación.

Esta Acusación se entrega al Tribunal en inglés, francés y ruso, teniendo todos los
textos igual autenticidad, y los cargos presentados contra los acusados mencionados
anteriormente son así presentados al Tribunal.

HARTLEY SHAWCROSS
Representando al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del
Norte.

ROBERT H. JACKSON
Representando a los Estados Unidos de América.

FRANÇOIS DE MENTHON
Representando a la República Francesa.

R. RUDENKO
Representando a la Unión de Repúblicas Socialistas
Soviéticas.

Berlín, 6 de octubre de 1945

EL PRESIDENTE: ¿Se ha designado a alguien para leer los apéndices?

SR. ALDERMAN: Con la venia del Tribunal, leeré el Apéndice A y el Apéndice B, y la


delegación británica leerá el Apéndice C. Unas breves palabras para explicar el
Apéndice A. El Tribunal habrá observado que los acusados se sientan en el banquillo en
el mismo orden en el que se les nombra en la acusación. Por un error mecánico no se les
nombra en el Apéndice A exactamente en el mismo orden. Creo que sería una gran
dificultad para los intérpretes o para mi colocarlos en el mismo orden, y si el Tribunal lo
permite, leeré el Apéndice A según está impreso-

APÉNDICE A

EXPOSICIÓN DE LA RESPONSABILIDAD INDIVIDUAL POR LOS CRÍMENES


INDICADOS EN LOS CARGOS PRIMERO, SEGUNDO, TERCERO Y CUARTO

Las alegaciones expuestas tras el nombre de cada acusado

[Página 31]

individual constituyen cuestiones en las que la acusación se basará al establecer la


responsabilidad individual del acusado.
Goering:

44
El acusado Goering fue entre 1932 y 1945: miembro del Partido Nazi, Líder Supremo de
las SA, General de las SS, miembro y Presidente del Reichstag, Ministro del Interior de
Prusia, Jefe de la Policía de Prusia y de la Policía Secreta Estatal de Prusia, Jefe del
Consejo de Estado de Prusia, Administrador del Plan de Cuatro Años, Ministro del Aire
del Reich, Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, Presidente del Consejo de Ministros
para la Defensa del Reich, miembro del Consejo del Gabinete Secreto, jefe del Grupo
Industrial Hermann Goering, y Sucesor Designado de Hitler. El acusado Goering usó los
cargos mencionados, su influencia personal, y su conexión estrecha con el Führer de tal
forma que: promovió el acceso al poder de los conspiradores nazis y la consolidación de
su control de Alemania, expuestos en el Primer Cargo de la Acusación; promovió la
preparación militar y económica para la guerra, expuesta en el Primer Cargo de la
Acusación; participó en la planificación y preparación de los conspiradores nazis de
Guerras de Agresión y Guerras en Violación de Tratados Internacionales, Acuerdos y
Garantías expuestas en los Cargos Primero y Segundo de la Acusación; y autorizó,
dirigió y participó en los Crímenes de Guerra expuestos en el Tercer Cargo de la
Acusación, y en los Crímenes contra la Humanidad expuestos en el Cuarto Cargo de la
Acusación, incluida una amplia variedad de crímenes contra personas y propiedades.

Ribbentrop:

El acusado Ribbentrop fue entre 1932 y 1945: miembro del partido nazi, miembro del
Reichstag nazi, Consejero del Führer en política exterior, Embajador en Londres,
organizador y director del Dienststelle Ribbentrop, Ministro de Exteriores del Reich,
miembro del Consejo del Gabinete Secreto, miembro del personal político del Führer en
su cuartel general, y General de las SS. El acusado Ribbentrop usó los cargos
mencionados, su influencia personal, y su conexión estrecha con el Führer de tal forma
que: promovió el acceso al poder de los conspiradores nazis según se expone en el
Primer Cargo de la Acusación; promovió los preparativos para las Guerras de Agresión y
las Guerras en Violación de Tratados Internacionales, Acuerdos y Garantías, según se
exponen en los Cargos Primero y Segundo de la Acusación; de acuerdo con el Principio
de Liderazgo, ejecutó y asumió la responsabilidad de la ejecución de los planes de
política exterior de los conspiradores nazis expuestos en el Primer Cargo de la
Acusación; y autorizó, dirigió y participó en los Crímenes de Guerra expuestos en el
Tercer Cargo de la Acusación y en los Crímenes contra la Humanidad expuestos en el
Cuarto Cargo de la Acusación, incluyendo más en concreto los crímenes contra
personas y propiedades en territorios ocupados.

Primer Día: Martes, 20 de noviembre de 1945


(8 de 10)

Hess:

El acusado Hess fue entre 1921 y 1941: miembro del Partido Nazi, Adjunto al Führer,
Ministro del Reich sin cartera, miembro del Reichstag, miembro del Consejo de
Ministros para la Defensa del Reich, miembro del Consejo del Gabinete Secreto,
Sucesor Designado del Führer tras el acusado Goering, General de las SS y General de
las SA. El acusado Hess usó los cargos mencionados, su influencia personal, y su
conexión estrecha con el Führer de tal forma que: promovió el acceso al poder de los
conspiradores nazis y la consolidación de su control de Alemania, expuestos en el
Primer Cargo de la Acusación; promovió la preparación militar, económica y psicológica

45
para la guerra, expuesta en el Primer Cargo de la Acusación; participó en la
planificación y preparación de Guerras de Agresión y

[Página 32]

Guerras en Violación de Tratados Internacionales, Acuerdos y Garantías expuestas en


los Cargos Primero y Segundo de la Acusación; participó en la preparación y
planificación de planes de política exterior de los conspiradores nazis expuestos en el
Primer Cargo de la Acusación; y autorizó, dirigió y participó en los Crímenes de Guerra
expuestos en el Tercer Cargo de la Acusación, y en los Crímenes contra la Humanidad
expuestos en el Cuarto Cargo de la Acusación, incluida una amplia variedad de
crímenes contra personas y propiedades.

Kaltenbrunner:

El acusado Kaltenbrunner fue entre 1932 y 1945: miembro del Partido Nazi, General de
las SS, miembro del Reichstag, General de la Policía, Secretario de Estado para la
Seguridad en Austria, estando a cargo de la Policía austríaca, Jefe de la Policía de Viena,
Austria del Sur y Austria del Norte, Jefe de la Oficina Central de Seguridad del Reich y
Jefe de la Policía de Seguridad y el Servicio de Seguridad. El acusado Kaltenbrunner usó
los cargos mencionados, su influencia personal, y su conexión estrecha con el Führer de
tal forma que: promovió la consolidación del control sobre Austria adquirido por los
conspiradores nazis, expuesto en el Primer Cargo de la Acusación; y autorizó, dirigió y
participó en los Crímenes de Guerra expuestos en el Tercer Cargo de la Acusación, y en
los Crímenes contra la Humanidad expuestos en el Cuarto Cargo de la Acusación,
incluyendo en particular los Crímenes contra la Humanidad relacionados con el sistema
de campos de concentración.

Rosenberg:

El acusado Rosenberg fue entre 1920 y 1945: miembro del Partido Nazi, miembro nazi
del Reichstag, Reichsleiter del Partido Nazi para Ideología y Política Exterior, editor del
periódico nazi Volkischer Beobachter y del NS Monatshefte, jefe de la Oficina de
Política Exterior del Partido Nazi, Delegado Especial de todo la Formación Espiritual e
Ideológica del Partido Nazi, Ministro del Reich para los Territorios Ocupados del Este,
organizador del "Einsatzstab Rosenberg", General de las SS y General de las SA. El
acusado Rosenberg usó los cargos mencionados, su influencia personal, y su conexión
estrecha con el Führer de tal forma que: desarrolló, diseminó y explotó las técnicas
doctrinales de los conspiradores nazis expuestas en el Primer Cargo de la Acusación;
promovió la preparación psicológica para la guerra expuesta en el Primer Cargo de la
Acusación; participó en la planificación y preparación de Guerras de Agresión y Guerras
en Violación de Tratados Internacionales, Acuerdos y Garantías expuestas en los
Cargos Primero y Segundo de la Acusación; participó en la preparación y planificación
de planes de política exterior de los conspiradores nazis expuestos en el Primer Cargo
de la Acusación; y autorizó, dirigió y participó en los Crímenes de Guerra expuestos en
el Tercer Cargo de la Acusación, y en los Crímenes contra la Humanidad expuestos en
el Cuarto Cargo de la Acusación, incluida una amplia variedad de crímenes contra
personas y propiedades.

Frank:

46
El acusado Frank fue entre 1932 y 1945: miembro del Partido Nazi, General de las SS,
miembro del Reichstag, Ministro del Reich sin cartera, Comisario del Reich para la
Coordinación de la Justicia, Presidente de la Cámara Internacional de Leyes y Academia
de Derecho Alemán, Jefe de la Administración Civil de Lodz, Jefe Administrativo
Supremo del distrito militar de Prusia Occidental, Poznan, Odz y Cracovia, y
Gobernador General de los territorios ocupados polacos. El acusado Frank usó los
cargos mencionados, su influencia personal, y su conexión estrecha con el Führer de tal
forma que: promovió el acceso al poder de los conspiradores nazis y la consolidación de
su control sobre Alemania, expuestos en el Primer Cargo de la Acusación; y autorizó,
dirigió y participó en los Crímenes de Guerra expuestos en el Tercer Cargo de la
Acusación, y en los Crímenes contra la Humanidad expuestos en el Cuarto Cargo

[Página 33]

de la Acusación, incluyendo en particular los Crímenes de Guerra y Crímenes contra la


Humanidad relacionados con la administración de territorios ocupados.

Bormann:

El acusado Bormann fue entre 1925 y 1945: miembro del Partido Nazi, miembro del
Reichstag, miembro del Personal del Mando Supremo de las SA, fundador y líder del
"Hilfskasse der NSDAP", Reichsleiter, Jefe de la Oficina de Personal del Adjunto al
Führer, jefe del Tribunal del Partido, Secretario del Führer, miembro del Consejo de
Ministros para la Defensa del Reich, organizador y jefe del Volkssturm, General de las
SS y General de las SA. El acusado Bormann usó los cargos mencionados, su influencia
personal, y su conexión estrecha con el Führer de tal forma que: promovió el acceso al
poder de los conspiradores nazis y la consolidación de su control sobre Alemania,
expuestos en el Primer Cargo de la Acusación; promovió los preparativos para la guerra
expuestos en el Primer Cargo de la Acusación; y autorizó, dirigió y participó en los
Crímenes de Guerra expuestos en el Tercer Cargo de la Acusación, y en los Crímenes
contra la Humanidad expuestos en el Cuarto Cargo, incluyendo una amplia variedad de
crímenes contra personas y propiedades.

Frick:

El acusado Frick fue entre 1932 y 1945: miembro del Partido Nazi, Reichsleiter, General
de las SS, miembro del Reichstag, Ministro de Interior del Reich, Ministro de Interior
de Prusia, Director del Reich de Elecciones, Plenipotenciario General para la
Administración del Reich, jefe de la Oficina Central para la Reunificación de Austria y
el Reich, Director de la Oficina Central para la Incorporación de los Sudetes, Memel,
Danzig, los territorios del Este incorporados, Eupen, Malmedy y Moresnet, Director de
la Oficina Central para los Protectorados de Bohemia, Moravia, el Gobierno General,
Estiria del Sur, Carintia del Norte, Noruega, Alsacia, Lorena y todos los demás
territorios ocupados y Protector del Reich para Bohemia y Moravia. El acusado Frick
usó los cargos mencionados, su influencia personal, y su conexión estrecha con el
Führer de tal forma que: promovió el acceso al poder de los conspiradores nazis y la
consolidación de su control sobre Alemania, expuestos en el Primer Cargo de la
Acusación; participó en la planificación y preparación de Guerras de Agresión y Guerras
en Violación de Tratados Internacionales, Acuerdos y Garantías expuestas en los
Cargos Primero y Segundo de la Acusación; y autorizó, dirigió y participó en los

47
Crímenes de Guerra expuestos en el Tercer Cargo de la Acusación, y en los Crímenes
contra la Humanidad expuestos en el Cuarto Cargo, incluyendo una amplia variedad de
crímenes contra personas y propiedades en territorios ocupados.

Ley:

El acusado Ley fue entre 1932 y 1945: miembro del Partido Nazi, Reichsleiter, Director
de la Organización del Partido Nazi, miembro del Reichstag, líder del Frente de Trabajo
Alemán, General de las SA y Coorganizador de la Inspección Central para el Cuidado de
Trabajadores Extranjeros. El acusado Ley usó los cargos mencionados, su influencia
personal, y su conexión estrecha con el Führer de tal forma que: promovió el acceso al
poder de los conspiradores nazis y la consolidación de su control sobre Alemania,
expuestos en el Primer Cargo de la Acusación; promovió los preparativos para la guerra
expuestos en el Primer Cargo de la Acusación; y autorizó, dirigió y participó en los
Crímenes de Guerra expuestos en el Tercer Cargo de la Acusación, y en los Crímenes
contra la Humanidad expuestos en el Cuarto Cargo, incluyendo en particular los
Crímenes de Guerra y Crímenes contra la Humanidad relacionados con el abuso de
seres humanos para el trabajo durante el transcurso de las guerras de agresión.

[Página 34]

Sauckel:

El acusado Sauckel fue entre 1921 y 1945: miembro del Partido Nazi, Gauleiter, y
Reichsstatthalter de Turingia, miembro del Reichstag, Plenipotenciario General para
Empleo y Trabajo en el Plan de Cuatro Años, Coorganizador, junto al acusado Ley, de la
Inspección Central para el Cuidado de Trabajadores Extranjeros, general de las SS y
General de las SA. El acusado Sauckel usó los cargos mencionados y su influencia
personal de tal forma que: promovió el acceso al poder de los conspiradores nazis
expuesto en el Primer Cargo de la Acusación; participó en la planificación económica
de Guerras de Agresión y Guerras en Violación de Tratados Internacionales, Acuerdos y
Garantías expuestas en los Cargos Primero y Segundo de la Acusación; y autorizó,
dirigió y participó en los Crímenes de Guerra expuestos en el Tercer Cargo de la
Acusación, y en los Crímenes contra la Humanidad expuestos en el Cuarto Cargo,
incluyendo en particular los Crímenes de Guerra y Crímenes contra la Humanidad
relacionados con forzar a los habitantes de países ocupados a que trabajaran como
esclavos en países ocupados y en Alemania.

Speer:

El acusado Speer fue entre 1932 y 1945: miembro del Partido Nazi, Reichsleiter,
miembro del Reichstag, Ministro de Armamento y Municiones del Reich, Jefe de la
Organización Todt, Plenipotenciario General para Armamentos en la Oficina del Plan
de Cuatro Años, y Presidente del Consejo de Armamentos. El acusado Speer usó los
cargos mencionados y su influencia personal de tal forma que: participó en la
planificación militar y económica y la preparación de los conspiradores nazis de
Guerras de Agresión y Guerras en Violación de Tratados Internacionales, Acuerdos y
Garantías expuestas en los Cargos Primero y Segundo de la Acusación; y autorizó,
dirigió y participó en los Crímenes de Guerra expuestos en el Tercer Cargo de la
Acusación, y en los Crímenes contra la Humanidad expuestos en el Cuarto Cargo,

48
incluyendo en particular el abuso y explotación de seres humanos para trabajos
forzados durante el transcurso de guerras de agresión.

Funk:

El acusado Funk fue entre 1932 y 1945: miembro del Partido Nazi, Consejero Económico
de Hitler, Adjunto Nacionalsocialista al Reichstag, Jefe de Prensa del Gobierno del
Reich, Secretario de Estado del Ministerio de Instrucción Pública y Propaganda del
Reich, Ministro de Economía del Reich, Ministro de Economía de Prusia, Presidente del
Reichsbank alemán, Plenipotenciario para Economía y miembro del Consejo Ministerial
para la Defensa del Reich. El acusado Funk usó los cargos mencionados, su influencia
personal, y su conexión estrecha con el Führer de tal forma que: promovió el acceso al
poder de los conspiradores nazis y la consolidación de su control sobre Alemania,
expuestos en el Primer Cargo de la Acusación; promovió los preparativos para la guerra
expuestos en el Primer Cargo de la Acusación; participó en la planificación militar y
económica y la preparación de Guerras de Agresión y Guerras en Violación de Tratados
Internacionales, Acuerdos y Garantías expuestas en los Cargos Primero y Segundo de la
Acusación; y autorizó, dirigió y participó en los Crímenes de Guerra expuestos en el
Tercer Cargo de la Acusación, y en los Crímenes contra la Humanidad expuestos en el
Cuarto Cargo, incluyendo una amplia variedad de crímenes contra personas y
propiedades en conexión con la explotación económica de territorios ocupados.

Schacht:

El acusado Schacht fue entre 1932 y 1945: miembro del Partido Nazi, miembro del
Reichstag, Ministro de Economía del Reich, Ministro del Reich sin cartera y Presidente
del Reichsbank alemán. El acusado Schacht usó los cargos mencionados, su influencia
personal, y su conexión estrecha con el Führer de tal forma que: promovió el acceso

[Página 35]

al poder de los conspiradores nazis y la consolidación de su control sobre Alemania,


expuestos en el Primer Cargo de la Acusación; promovió los preparativos para la guerra
expuestos en el Primer Cargo de la Acusación; y participó en la planificación militar y
económica y la preparación de Guerras de Agresión y Guerras en Violación de Tratados
Internacionales, Acuerdos y Garantías expuestas en los Cargos Primero y Segundo de la
Acusación

Papen:

El acusado Papen fue entre 1932 y 1945: miembro del Partido Nazi, miembro del
Reichstag, Canciller del Reich, Vicecanciller de Hitler, Plenipotenciario especial para el
Sarre, negociador del Concordato con el Vaticano, Embajador en Viena y Embajador en
Turquía. El acusado Papen usó los cargos mencionados, su influencia personal, y su
conexión estrecha con el Führer de tal forma que: promovió el acceso al poder de los
conspiradores nazis y la consolidación de su control sobre Alemania, expuestos en el
Primer Cargo de la Acusación; promovió los preparativos para la guerra expuestos en el
Primer Cargo de la Acusación; y participó en la planificación política y la preparación
de Guerras de Agresión y Guerras en Violación de Tratados Internacionales, Acuerdos y
Garantías expuestas en los Cargos Primero y Segundo de la Acusación.

49
Krupp:

El acusado Krupp fue entre 1932 y 1945: jefe de Friedrich Krupp A.G., miembro del
Consejo Económico General, Presidente de la Unión del Reich de Industria Alemana,
jefe del Grupo de Minería y Producción de Hierro y Metales del Ministerio de Economía
del Reich. El acusado Krupp usó los cargos mencionados, su influencia personal, y su
conexión estrecha con el Führer de tal forma que: promovió el acceso al poder de los
conspiradores nazis y la consolidación de su control sobre Alemania, expuestos en el
Primer Cargo de la Acusación; promovió los preparativos para la guerra expuestos en el
Primer Cargo de la Acusación; participó en la planificación militar y económica y la
preparación de los conspiradores nazis de Guerras de Agresión y Guerras en Violación
de Tratados Internacionales, Acuerdos y Garantías expuestas en los Cargos Primero y
Segundo de la Acusación; y autorizó, dirigió y participó en los Crímenes de Guerra
expuestos en el Tercer Cargo de la Acusación, y en los Crímenes contra la Humanidad
expuestos en el Cuarto Cargo, incluyendo en particular el abuso y explotación de seres
humanos para trabajos forzados durante el transcurso de guerras de agresión.

Neurath:

El acusado Neurath fue entre 1932 y 1945: miembro del Partido Nazi, General de las SS,
miembro del Reichstag, Ministro del Reich, Ministro de Exteriores del Reich,
Presidente del Consejo del Gabinete Secreto y Protector del Reich de Bohemia y
Moravia. El acusado Neurath usó los cargos mencionados, su influencia personal, y su
conexión estrecha con el Führer de tal forma que: promovió el acceso al poder de los
conspiradores nazis y la consolidación de su control sobre Alemania, expuestos en el
Primer Cargo de la Acusación; promovió los preparativos para la guerra expuestos en el
Primer Cargo de la Acusación; participó en la planificación política y la preparación de
los conspiradores nazis de Guerras de Agresión y Guerras en Violación de Tratados
Internacionales, Acuerdos y Garantías expuestas en los Cargos Primero y Segundo de la
Acusación; de acuerdo con el Principio de Liderazgo, ejecutó y asumió la
responsabilidad de la ejecución de los planes de política exterior de los conspiradores
nazis expuestos en el Primer Cargo de la Acusación; y autorizó, dirigió y participó en
los Crímenes de Guerra expuestos en el Tercer Cargo de la Acusación, y en los
Crímenes contra la Humanidad expuestos en el Cuarto Cargo, incluyendo una amplia
variedad de crímenes contra personas y propiedades en territorios ocupados.

[Página 36]

Schirach:

El acusado Schirach fue entre 1924 y 1945: miembro del Partido Nazi, miembro del
Reichstag, Jefe de las Juventudes del Reich en el Personal del Mando Supremo de las
SA, Reichsleiter del Partido Nazi para la Educación de la Juventud, Jefe de Juventudes
del Reich Alemán, jefe de las Hitler Jugend, Comisionado de Defensa del Reich y
Reichstatthalter y Gauleiter de Viena. El acusado Schirach usó los cargos mencionados,
su influencia personal, y su conexión estrecha con el Führer de tal forma que: promovió
el acceso al poder de los conspiradores nazis y la consolidación de su control sobre
Alemania, expuestos en el Primer Cargo de la Acusación; promovió los preparativos
psicológicos y educativos para la guerra y la militarización de organizaciones
dominadas por los nazis, expuestos en el Primer Cargo de la Acusación; y autorizó,

50
dirigió y participó en los Crímenes contra la Humanidad expuestos en el Cuarto Cargo
de la Acusación, incluyendo en particular medidas antijudías.

Seyss-Inquart:

El acusado Seyss-Inquart fue entre 1932 y 1945: miembro del Partido Nazi, General de
las SS, Consejero de Estado de Austria, Ministro del Interior y Seguridad de Austria,
Canciller de Austria, miembro del Reichstag, miembro del Gabinete del Reich, Ministro
del Reich sin cartera, Jefe de la Administración Civil del Sur de Polonia, Vicegobernador
General de los territorios ocupados polacos y Comisario del Reich de la Holanda
ocupada. El acusado Seyss-Inquart usó los cargos mencionados, y su influencia
personal de tal forma que: promovió la adquisición y la consolidación del control sobre
Austria de los conspiradores nazis expuestos en el Primer Cargo de la Acusación;
participó en la planificación política y la preparación de los conspiradores nazis de
Guerras de Agresión y Guerras en Violación de Tratados Internacionales, Acuerdos y
Garantías expuestas en los Cargos Primero y Segundo de la Acusación; y autorizó,
dirigió y participó en los Crímenes de Guerra expuestos en el Tercer Cargo de la
Acusación, y en los Crímenes contra la Humanidad expuestos en el Cuarto Cargo,
incluyendo una gran variedad de crímenes contra personas y propiedades.

Primer Día: Martes, 20 de noviembre de 1945


(9 de 10)

Streicher:

El acusado Streicher fue entre 1932 y 1945: miembro del Partido Nazi, miembro del
Reichstag, General de las SA, Gauleiter de Franconia y Editor en Jefe del diario
antisemita "Der Sturmer". El acusado Streicher usó los cargos mencionados, su
influencia personal y su conexión estrecha con el Führer de tal forma que: promovió el
acceso al poder de los conspiradores nazis y la consolidación de su control sobre
Alemania, expuestos en el Primer Cargo de la Acusación; y autorizó, dirigió y participó
en los Crímenes contra la Humanidad expuestos en el Cuarto Cargo, incluyendo en
particular la incitación a la persecución de los judíos expuesta en los Cargos Primero y
Cuarto de la Acusación.

Keitel:

El acusado Keitel fue entre 1938 y 1945: Jefe del Alto Mando de las Fuerzas Armadas
Alemanas, miembro del Consejo del Gabinete Secreto, miembro del Consejo de
Ministros para la Defensa del Reich, y Mariscal de Campo. El acusado Keitel usó los
cargos mencionados, su influencia personal, y su conexión estrecha con el Führer de tal
forma que: promovió los preparativos militares para la guerra expuestos en el Primer
Cargo de la Acusación; participó en la planificación política y la preparación de los
conspiradores nazis de Guerras de Agresión y Guerras en Violación de Tratados
Internacionales, Acuerdos y Garantías expuestas en los Cargos Primero y Segundo de la
Acusación; ejecutó y asumió la responsabilidad de la ejecución de los planes de los
conspiradores nazis sobre Guerras de Agresión y Guerras en Violación de Tratados
Internacionales, Acuerdos y Garantías expuestas en los Cargos Primero y Segundo

[Página 37]

51
de la Acusación y autorizó, dirigió y participó en los Crímenes de Guerra expuestos en
el Tercer Cargo de la Acusación, y en los Crímenes contra la Humanidad expuestos en
el Cuarto Cargo, incluyendo los Crímenes de Guerra y Crímenes contra la Humanidad
relacionados con el maltrato de prisioneros de guerra y población civil de territorios
ocupados.

Jodl:

El acusado Jodl fue entre 1932 y 1945: Teniente Coronel del Departamento de
Operaciones del Ejército de la Wehrmacht, Coronel, Jefe del Departamento de
Operaciones de la OKW, Mayor-General y Jefe del Mando de la OKW y Coronel-
General. El acusado Jodl usó los cargos mencionados, su influencia personal, y su
conexión estrecha con el Führer de tal forma que: promovió el acceso al poder de los
conspiradores nazis y la consolidación de su control sobre Alemania, expuestos en el
Primer Cargo de la Acusación; promovió los preparativos para la guerra expuestos en el
Primer Cargo de la Acusación; participó en la planificación militar y preparación de
Guerras de Agresión y Guerras en Violación de Tratados Internacionales, Acuerdos y
Garantías expuestas en los Cargos Primero y Segundo de la Acusación; y autorizó,
dirigió y participó en los Crímenes de Guerra expuestos en el Tercer Cargo de la
Acusación, y en los Crímenes contra la Humanidad expuestos en el Cuarto Cargo,
incluyendo una amplia variedad de crímenes contra personas y propiedades.

Raeder:

El acusado Raeder fue entre 1928 y 1945: Comandante en Jefe de la Armada alemana,
Generaladmiral, Grossadmiral y Admiralspektor de la Armada alemana, y miembro del
Consejo del Gabinete Secreto. El acusado Raeder usó los cargos mencionados y su
influencia personal de tal forma que: participó en la planificación política y preparación
de Guerras de Agresión y Guerras en Violación de Tratados Internacionales, Acuerdos y
Garantías expuestas en los Cargos Primero y Segundo de la Acusación; ejecutó, y
asumió la responsabilidad de la ejecución de los planes de los conspiradores nazis
referidos a Guerras de Agresión y Guerras en Violación de Tratados Internacionales,
Acuerdos y Garantías expuestas en los Cargos Primero y Segundo de la Acusación ; y
autorizó, dirigió y participó en los Crímenes de Guerra expuestos en el Tercer Cargo de
la Acusación, y en los Crímenes contra la Humanidad expuestos en el Cuarto Cargo,
incluyendo en particular Crímenes de Guerra producidos durante los combates en el
mar.

Donitz :

El acusado Donitz fue entre 1932 y 1945: Oficial al Mando de la Flotilla de submarinos
de Weddigen, Comandante en Jefe de la Armada alemana, Consejero de Hitler y Sucesor
de Hitler como jefe del Gobierno Alemán. El acusado Donitz usó los cargos
mencionados, su influencia personal, y su conexión estrecha con el Führer de tal forma
que: promovió los preparativos para la guerra expuestos en el Primer Cargo de la
Acusación; participó en la planificación militar y preparación de los conspiradores nazis
de Guerras de Agresióny Guerras en Violación de Tratados Internacionales, Acuerdos y
Garantías expuestas en los Cargos Primero y Segundo de la Acusación; y autorizó,
dirigió y participó en los Crímenes de Guerra expuestos en el Tercer Cargo de la
Acusación, en especial los crímenes contra personas y propiedades en alta mar.

52
Fritzsche:

El acusado Fritzsche fue entre 1933 y 1945: miembro del Partido Nazi; Editor en jefe de
la agencia oficial de noticias alemana, "Deutsche Nachrichten Buro", Jefe del Servicio de
Noticias por Radio y de la División de Prensa Nacional

[Página 38]

del Ministerio de Propaganda del Reich, Ministerialdirektor del Ministerio de


Propaganda del Reich, Jefe de la División de Radio del Departamento de Propaganda del
Partido Nazi, y Plenipotenciario de la Organización Política de la Radio de la Gran
Alemania. El acusado
Fritzsche usó los cargos mencionados y su influencia personal de tal forma que:
difundió y explotó las doctrinas principales de los conspiradores nazis expuestas en el
Primer Cargo de la Acusación; y defendió, animó e incitó a la comisión de los Crímenes
de Guerra expuestos en el Tercer Cargo de la Acusación, y en los Crímenes contra la
Humanidad expuestos en el Cuarto Cargo, incluyendo en particular medidas antijudías
y la explotación sin piedad de territorios ocupados.

APÉNDICE B

EXPOSICIÓN DE LA CRIMINALIDAD DE GRUPOS Y ORGANIZACIONES

Las alegaciones expuestas a continuación, tras el nombre de cada Grupo u


Organización nombrados en la Acusación como Grupo u Organización que deberían ser
declarados criminales, constituyen cuestiones en las que la acusación se basará, entre
otras, para establecer la criminalidad del Grupo u Organización:

Die Reichsregierung (Gabinete del Reich)

"Die Reichsregierung (Gabinete del Reich)", nombrado en la Acusación, estaba formado


por personas que eran:

(i) Miembros del gabinete ordinario tras el 30 de enero de 1933, la fecha en la que Hitler
se convirtió en Canciller de la República Alemana. El término "gabinete ordinario",
según se emplea aquí, se refiere a los Ministros del Reich, es decir, los jefes de
departamentos del gobierno central; Ministros del Reich sin cartera; ministros de
Estado actuando como Ministros del Reich; y otros funcionarios con derecho a tomar
parte en las reuniones del gabinete.

(ii) Miembros del Ministerrat fur die Reichsverteldigung (Consejo de Ministros para la
Defensa del Reich).

(iii) Miembros del Gebeimer Kabinettsrat (Consejo del Gabinete Secreto).

Bajo el mando del Führer, estas personas, con las capacidades mencionadas y en
asociación como grupo, poseían y ejercían poderes y funciones legislativos, ejecutivos,
administrativos y políticos de muy alto nivel en el sistema del gobierno alemán. Por
tanto, tenían a cargo la responsabilidad de las políticas adoptadas y hechas efectivas por
el Gobierno, incluidas aquellas que incluían e implicaban la comisión de crímenes
referidos en los Cargos Primero, Segundo, Tercero y Cuarto de la Acusación.

53
Das Korps der Politischen Leiter der Nationalsozialistischen Deutschen Arbeiterpartei
(Cuerpos de Liderazgo del Partido Nazi)

"Das Korps der Politischen Leiter der Nationalsozialistischen Deutschen Arbeiterpartei


(Cuerpos de Liderazgo del Partido Nazi )" referidos en la Acusación estaban formados
por personas que fueron en algún momento, según la terminología común nazi,
"Politische Leiter (Líderes Políticos)" de cualquier grado o rango.

Los Politischen Leiter eran los líderes de las diversas oficinas funcionales del Partido
(por ejemplo, el Reichsleitung o Directorio del Reich del Partido, y el Gauleitung, o
Directorio de los Gau del Partido), así como los líderes territoriales del Partido (por
ejemplo, los Gauleiter).

Los Politischen Leiter eran un grupo distinguido de élite dentro del propio Partido
Nazi, y como tales, disponían de prerrogativas especiales. Estaban organizados según el
principio de liderazgo y estaban a cargo de la planificación, desarrollo e imposición a
sus seguidores de las políticas del Partido Nazi. Así, los

[Página 39]

líderes territoriales eran denominados entre ellos Hoheitstrager, o poseedores de


soberanía, y podían convocar y utilizar a las diversas formaciones del Partido cuando
fuera necesario para la ejecución de las políticas del Partido.

Remitimos aquí a las alegaciones hechas en el Primer Cargo de la Acusación


demostrando que el Partido Nazi era el núcleo central del Plan Común o Conspiración
expuesto allí. Los Politischen Leiter, como un poder principal dentro del propio Partido
Nazi, y funcionando con las capacidades descritas anteriormente y en asociación como
grupo, se unieron en el Plan Común o Conspiración, y por consiguiente, compartieron
responsabilidad por los crímenes expuestos en los Cargos Uno, Dos, Tres y Cuatro de la
Acusación.

La acusación se reserva expresamente el derecho a reclamar, en cualquier momento


antes de que se pronuncie la sentencia, que los Politische Leiter de grados o rangos
subordinados o de otros tipos o clases especificados por la acusación, sean excluidos de
procesos posteriores en este Caso nº 1, pero sin perjudicar a otros procesos o acciones
emprendidos contra ellos.

Die Schutzstaffeln der Nationalsozialistischen Deutschen Arbeiterpartei (conocidas


comúnmente como las SS), incluyendo Der Sicherheitsdienst (conocida comúnmente
como la SD).

Die Schutzstaffeln der Nationalsozialistischen Deutschen Arbeiterpartei (conocidas


comúnmente como las SS), incluyendo Der Sicherheitsdienst (conocida comúnmente
como la SD) y todas las oficinas, departamentos, servicios, agencias, ramas, formaciones,
organizaciones y grupos que los formaron en algún momento o estuvieron incluidos en
ellas en algún momento, incluyendo, pero sin limitarse a, las Allgemeine SS, las Waffen
SS, las SS Totenkopf Verbande, SS Polizei Regimente y Der Sicherheitsdienst des
Reichsführers-SS (conocida comúnmente como la SD).

54
Las SS, creadas originalmente por Hitler en 1925 como sección de élite de las SA para
crear una guardia de protección del Führer y los líderes del Partido Nazi, se convirtió en
una formación independiente del Partido Nazi en 1934 bajo el liderazgo del
Reichsführer de las SS, Heinrich Himmler. Estaba formado por miembros voluntarios,
seleccionados de acuerdo con las teorías biológicas, raciales y políticas nazis,
completamente adoctrinados en la ideología nazi y obligados a una obediencia
incondicional al Führer. Tras el acceso al poder de los conspiradores nazis, desarrolló
muchos departamentos, agencias, formaciones y ramas, y extendió su influencia y
control sobre numerosos campos de actividad gubernamental y del Partido. A través de
Heinrich Himmler, como Reichsführer de las SS y Jefe de la Policía Alemana, diversas
agencias y unidades de las SS y el Reich se unieron para formar una fuerza unificada
represiva de policía. Der Sicherheitsdienst des Reichsführers-SS (la SD), un
departamento de las SS, se convirtió en un vasto sistema de espionaje y
contrainteligencia que operaba junto a la Gestapo y la policía criminal para detectar,
suprimir y eliminar tendencias, grupos e individuos considerados hostiles o
potencialmente hostiles al Partido Nazi, sus líderes, principios y objetivos, y en un
momento dado se unió a la Gestapo y la policía criminal formando un único
departamento de policía de seguridad, la Oficina de Seguridad Principal del Reich.

Otras ramas de las SS constituyeron una fuerza armada y sirvieron en las guerras de
agresión indicadas en los Cargos Primero y Segundo de la Acusación. A través de otros
departamentos y ramas, las SS controlaban la administración de los campos de
concentración y la ejecución de las políticas raciales, biológicas y de reasentamiento de
los nazis. Con sus numerosas funciones y actividades, sirvió como instrumento para
asegurar la dominación de la ideología nazi y para proteger y extender el régimen nazi
por Alemania y los territorios ocupados. Participó así en, y es responsable de, los
crímenes indicados en los Cargos Primero, Segundo, Tercero y Cuarto de la Acusación.

[Página 40]

Die Geheime Staatspolizei (Polícia Secreta del Estado, conocida comúnmente como
Gestapo)

"Die Geheime Staatspolizei ( Polícia Secreta del Estado, conocida comúnmente como
Gestapo)", nombrada en la Acusación, estaba formada por el cuartel general, los
departamentos, oficinas, ramas y todas las fuerzas y personal de la Geheime
Staatspolizei organizados o pertenecientes a ella en cualquier momento tras el 30 de
enero de 1933, incluyendo la Geheime Staatspolizei de Prusia y fuerzas policiales
secretas o políticas del Reich equivalentes y sus componentes.

La Gestapo fue creada por los conspiradores nazis inmediatamente después de su


acceso al poder, en primer lugar en Prusia por el acusado Goering, y poco despúes en
todos los demás estados del Reich. Estas fuerzas de policía secreta y política separadas
se convirtieron en una organización centralizada y uniforme que trabajaba a través de
un cuartel general central y de una red de oficinas regionales en Alemania y los
territorios ocupados. Sus funcionarios y agentes eran seleccionados en base a una
aceptación incondicional de la ideología nazi, procedían en gran parte de las SS, y eran
entrenados en escuelas de las SS y las SD. Se encargó de suprimir y eliminar tendencias,
grupos e individuos considerados hostiles o potencialmente hostiles al Partido Nazi, sus
líderes, principios y objetivos, y de reprimir la resistencia y la resistencia potencial al

55
control alemán de los territorios ocupados. Al realizar estas funciones operaba libre de
controles legales, adoptando cualquier medida que considerara necesaria para cumplir
con su misión.

Por sus fines, actividades y los medios empleados, participó en, y es responsable de, los
crímenes indicados en los Cargos Primero, Segundo, Tercero y Cuarto de la Acusación.

Die Sturmabteilungen der Nationalsozialistischen Deutschen Arbeiterpartei (conocidas


comúnmente como las SA)

"Die Sturmabteilungen der Nationalsozialistischen Deutschen Arbeiterpartei


(conocidas comúnmente como las SA)", nombradas en la Acusación, eran una formación
del Partido Nazi bajo la jurisdicción inmediata del Führer, organizadas militarmente y
cuyos miembros eran voluntarios que servían como soldados políticos del Partido. Fue
una de las primeras formaciones del Partido Nazi, y la guardia original del movimiento
nacionalsocialista. Fundadas en 1921 como una formación voluntaria de militantes,
fueron desarrolladas por los conspiradores nazis antes de su acceso al poder para que
fueran un vasto ejército privado y las usaron con el fin de crear desorden y aterrorizar y
eliminar a oponentes políticos. Siguió sirviendo como instrumento para la educación
física, ideológica y militar de los miembros del Partido y como reserva de las Fuerzas
Armadas Alemanas. Tras el comienzo de las guerras de agresión indicadas en los Cargos
Primero y Segundo de la Acusación, las SA no sólo funcionaron como una organización
para el entrenamiento militar, sino que también sirvieron como policía auxiliar y
fuerzas de seguridad en los territorios ocupados, vigilaron campos de prisioneros de
guerra y campos de concentración, y supervisaron y controlaron a las personas que
hacían trabajos forzados en Alemania y los territorios ocupados.

Por sus fines, actividades y los medios empleados, participó en, y es responsable de, los
crímenes indicados en los Cargos Primero, Segundo, Tercero y Cuarto de la Acusación.

Estado Mayor y Alto Mando de las Fuerzas Armadas Alemanas

El "Estado Mayor y Alto Mando de las Fuerzas Armadas Alemanas" nombrado en la


Acusación estaba formado por las personas que, entre febrero de 1938 y mayo de 1945,
fueron los comandantes supremos de la Wehrmacht, el Ejército, la Armada y la Fuerza
Aérea. Las personas incluidas en este grupo son las que ocupaban los siguientes cargos:

Oberbefehlschaber der Kriegsmarine (Comandante en Jefe de la Armada).


Chef (y anteriormente, Chef des Stabes) der Seckriegsleitung (Jefe del Mando Naval de
Guerra).

[Página 41]

Oberbefehlschaber des Heeres (Comandante en Jefe del Ejército).


Chef des Generalstabes des Heeres (Jefe del Estado Mayor del Ejército).
Oberbefehlschaber der Luftwaffe (Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea).
Chef des Generalstabes der Luftwaffe (Jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea).
Chef des Oberkommandos der Wehrmacht (Jefe del Alto Mando de las Fuerzas
Armadas).
Chef des Fuhrungstabes des Oberkommandos der Wehrmacht (Jefe del Mando de
Operaciones del Alto Mando de las Fuerzas Armadas).

56
Stellvertretender Chef des Fuhrungstabes des Oberkommandos der Wehrmacht
(Lugarteniente del Alto Mando de las Fuerzas Armadas).
Comandantes en jefe en el campo de batalla, con el rango de Oberbefehlschaber, de la
Wehrmacht, la Armada, el Ejército y la Fuerza Aérea.

Actuando con estos poderes y asociados como grupo en el más alto nivel de las Fuerzas
Armadas Alemanas, estas personas tuvieron una responsabilidad central en la
planificación, preparación, iniciación y ejecución de guerras ilegales según se detalla en
los Cargos Primero y Segundo de la Acusación y en los Crímenes de Guerra y Crímenes
contra la Humanidad producto de la ejecución del Plan Común o Conspiración
definidos en los Cargos Tercero y Cuarto de la Acusación.

Primer Día: Martes, 20 de noviembre de 1945


(10 de 10)

SIR DAVID MAXWELL FYFE (continuando la lectura de la Acusación):

APÉNDICE C

CARGOS Y DETALLES DE VIOLACIONES DE TRATADOS INTERNACIONALES,


ACUERDOS Y GARANTÍAS PERPETRADOS POR LOS ACUSADOS DURANTE LA
PLANIFICACIÓN, PREPARACIÓN E INICIACIÓN DE GUERRAS

Cargo: Violación de la Convención para la Resolución Pacífica de Disputas


Internacionales, firmada en La Haya el 29 de julio de 1899.

Detalles: Alemania, por la fuerza o las armas, en las fechas especificadas en la Columna
I, invadió los territorios soberanos especificados en la Columna 2 respectivamente, sin
haber tratado primero de resolver sus disputas con dichos territorios soberanos por
medios pacíficos.

Columna 1.................................Columna 2

6 de abril de 1941....................Reino de Grecia


6 de abril de 1941....................Reino de Yugoslavia

II

Cargo: Violación de la Convención para la Resolución Pacífica de Disputas


Internacionales, firmada en La Haya el 18 de octubre de 1907.

Detalles: Alemania, por la fuerza o las armas, en, o alrededor de, las fechas especificadas
en la Columna I, invadió los territorios soberanos especificados en la Columna 2
respectivamente, sin haber tratado primero de resolver sus disputas con dichos
territorios soberanos por medios pacíficos.

Columna 1.............................................Columna 2

57
1 de septiembre de 1939....................República de Polonia
9 de abril de 1940................................Reino de Noruega
9 de abril de 1940................................Reino de Dinamarca
10 de mayo de 1940............................Gran Ducado de Luxemburgo
10 de mayo de 1940............................Reino de Bélgica
10 de mayo de 1940............................Reino de Holanda
22 de junio de 1941.............................Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas

[Página 42]

III

Cargo: Violación de la Convención de la Haya, Punto III, Relativo a la Apertura de


Hostilidades, firmada el 18 de octubre de 1907.

Detalles: Alemania, en o alrededor de las fechas especificadas en la Columna 1, abrió


hostilidades contra los países especificados en la Columna 2, respectivamente, sin
previo aviso en la forma de una declaración de guerra razonada o de un ultimátum con
declaración condicional de guerra.

Columna 1.............................................Columna 2

1 de septiembre de 1939....................República de Polonia


9 de abril de 1940................................Reino de Noruega
9 de abril de 1940................................Reino de Dinamarca
10 de mayo de 1940............................Gran Ducado de Luxemburgo
10 de mayo de 1940............................Reino de Bélgica
10 de mayo de 1940............................Reino de Holanda
22 de junio de 1941.............................Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas

IV

Cargo: Violación de la Convención de la Haya, Punto V, Referido a los Derechos y


Deberes de Potencias y Personas Neutrales en Caso de Guerra Terrestre, firmada el 18
de octubre de 1907.

Detalles: Alemania, en o alrededor de las fechas especificadas en la Columna 1, por la


fuerza y con las armas de sus fuerzas armadas, cruzó, invadió y ocupó los territorios
soberanos especificados en la Columna 2, respectivamente, violando así la neutralidad
de dichos territorios soberanos.

Columna 1.............................................Columna 2

9 de abril de 1940................................Reino de Noruega


9 de abril de 1940................................Reino de Dinamarca
10 de mayo de 1940............................Gran Ducado de Luxemburgo
10 de mayo de 1940............................Reino de Bélgica
10 de mayo de 1940............................Reino de Holanda
22 de junio de 1941.............................Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas

58
Cargo: Violación del Tratado de Paz entre los Aliados y las Potencias Asociadas y
Alemania, firmado en Versalles el 28 de junio de 1919, conocido como Tratado de
Versalles.

Detalles:

(1) Alemania, el, o alrededor del, 7 de marzo de 1936, mantuvo y reunió fuerzas armadas
y mantuvo y construyó fortificaciones militares en la zona desmilitarizada de Renania
en violación de lo indicado en los Artículos 42 a 44 del Tratado de Versalles.

(2) Alemania, el, o alrededor del, 13 de marzo de 1938, anexionó Austria al Reich Alemán
en violación de lo indicado en el Artículo 80 del Tratado de Versalles.

(3) Alemania, el, o alrededor del, 22 de marzo de 1939, incorporó el distrito de Memel en
el Reich Alemán en violación de lo previsto en el Artículo 99 del Tratado de Versalles.

(4) Alemania, el, o alrededor del, 1 de septiembre de 1939, incorporó la Ciudad Libre de
Danzig en el Reich Alemán en violación de lo previsto en el Artículo 100 del Tratado de
Versalles.

(5) Alemania, el, o alrededor del, 16 de marzo de 1939, incorporó las provincias de
Bohemia y Moravia, antes parte de Checoslovaquia, en el Reich Alemán en violación de
lo previsto en el Artículo 81 del Tratado de Versalles.

[Página 43]

(6) Alemania, varias veces en marzo de 1935, y posteriormente, repudió diversas


secciones de la Parte V, Cláusulas Militares, Navales y Aéreas del Tratado de Versalles,
creando una fuerza aérea, recurriendo al servicio militar obligatorio, incrementando el
tamaño del ejército más allá de los límites del tratado, y aumentando el tamaño de la
Armada más allá de los límites del tratado.

VI

Cargo: Violación del Tratado entre Estados Unidos y Alemania Restableciendo


Relaciones Amistosas, firmado en Berlín el 25 de agosto de 1921.

Detalles: Alemania, varias veces en marzo de 1935, y posteriormente, repudió diversas


secciones de la Parte V, Cláusulas Militares, Navales y Aéreas del Tratado entre Estados
Unidos y Alemania Restableciendo Relaciones Amistosas, creando una fuerza aérea,
recurriendo al servicio militar obligatorio, incrementando el tamaño del ejército más
allá de los límites del tratado, y aumentando el tamaño de la Armada más allá de los
límites del tratado.

VII

Cargo: Violación del Tratado de Garantías Mutuas entre Alemania, Bélgica, Francia,
Gran Bretaña e Italia, firmado en Lucerna el 16 de octubre de 1925.

Detalles:

59
(1) Alemania, el, o alrededor del, 7 de marzo de 1936, envió ilegalmente fuerzas armadas
a la zona desmilitarizada de Renania de Alemania, en violación del Artículo 1 del
Tratado de Garantías Mutuas.

(2) Alemania, el, o alrededor de marzo de 1936, y posteriormente, mantuvo ilegalmente


fuerzas armadas en la zona desmilitarizada de Renania de Alemania, en violación del
Artículo 1 del Tratado de Garantías Mutuas.

(3) Alemania, el, o alrededor del 7 de marzo de 1936 y posteriormente, construyó y


mantuvo ilegalmente fortificaciones en la zona desmilitarizada de Renania de Alemania,
en violación del Artículo 1 del Tratado de Garantías Mutuas.

(4) Alemania, el, o alrededor del 10 de mayo de 1940, atacó e invadió ilegalmente Bélgica,
en violación del Artículo 2 del Tratado de Garantías Mutuas.

(5) Alemania, el, o alrededor del 10 de mayo de 1940, atacó e invadió ilegalmente Bélgica,
sin tratar primero de resolver sus disputas con Bélgica por medios pacíficos, en
violación del Artículo 3 del Tratado de Garantías Mutuas.

VIII

Cargo: Violación del Tratado de Arbitraje entre Alemania y Checoslovaquia, firmado en


Lucerna el 16 de octubre de 1925.

Detalles: Alemania, el, o alrededor del, 15 de marzo de 1939, ilegalmente, bajo coacción y
amenazas de uso de fuerza militar, forzó a Checoslovaquia a poner el destino de
Checoslovaquia y sus habitantes en manos del Führer y el Canciller del Reich de
Alemania, sin haber tratado de resolver su disputa con Checoslovaquia por medios
pacíficos.

IX

Cargo: Violación del Convenio de Arbitraje entre Alemania y Bélgica, firmado en


Lucerna el 16 de octubre de 1925.

Detalles: Alemania, el, o alrededor del, 10 de mayo de 1940, atacó e invadió ilegalmente
Bélgica sin tratar primero de resolver sus disputas con Bélgica por medios pacíficos.

Violación del Tratado de Arbitraje entre Alemania y Polonia, firmado en Lucerna el 16


de octubre de 1925.

Detalles: Alemania, el, o alrededor del, 1 de septiembre de 1939, atacó e invadió


ilegalmente Polonia sin tratar primero de resolver sus disputas con Polonia por medios
pacíficos.

[Página 44]

XI

60
Cargo: Violación del Convenio de Arbitraje y Conciliación entre Alemania y Holanda
del 20 de mayo de 1926.

Detallles: Alemania, sin advertencia, y sin tener en cuenta su solemne compromiso por
el que resolvería por medios pacíficos todas las disputas de cualquier clase que pudieran
surgir entre Alemania y Holanda que no se pudieran resolver por la diplomacia y que no
fueran trasladadas por acuerdo mutuo al Tribunal Permanente de Justicia Internacional,
el, o alrededor del, 10 de mayo de 1940, con una fuerza militar, atacó, invadió y ocupó
Holanda, violando así su neutralidad e integridad territorial y destruyendo su
independencia soberana.

XII

Cargo: Violación del Convenio de Arbitraje y Conciliación entre Alemania y Dinamarca


del 2 de junio de 1926.

Detallles: Alemania, sin advertencia, y sin tener en cuenta su solemne compromiso por
el que resolvería por medios pacíficos todas las disputas de cualquier clase que pudieran
surgir entre Alemania y Dinamarca que no se pudieran resolver por la diplomacia y que
no fueran trasladadas por acuerdo mutuo al Tribunal Permanente de Justicia
Internacional, el, o alrededor del, 9 de abril de 1940, con una fuerza militar, atacó,
invadió y ocupó Dinamarca, violando así su neutralidad e integridad territorial y
destruyendo su independencia soberana.

XIII

Cargo: Violación del Tratado entre Alemania y otras Potencias estableciendo la


Renuncia a la Guerra como Instrumento de la Política Nacional, firmado en París el 27
de agosto de 1928, conocido como Pacto Kellog-Briand.

Detalles: Alemania, el, o alrededor de las fechas especificada en la Columna 1, con una
fuerza militar, atacó los territorios soberanos especificados en la Columna 2,
respectivamente, y recurrió a la guerra contra dichos territorios soberanos, en violación
de su solemne declaración condenando el recurrir a la guerra para solucionar
controversias internacionales, su solemne renuncia a la guerra como instrumento de la
política nacional en su relación con dichas soberanías, y su solemne compromiso por el
que la resolución de todas las disputas y conflictos de cualquier clase u origen que
pudieran surgir entre Alemania y dichos territorios soberanos jamás se tratarían de
resolver por medios que no fueran pacíficos.

Columna 1.............................................Columna 2

1 de septiembre de 1939....................República de Polonia


9 de abril de 1940................................Reino de Noruega
9 de abril de 1940................................Reino de Dinamarca
10 de mayo de 1940............................Gran Ducado de Luxemburgo
10 de mayo de 1940............................Reino de Bélgica
10 de mayo de 1940............................Reino de Holanda
6 de abril de 1941................................Reino de Grecia
6 de abril de 1941................................Reino de Yugoslavia

61
22 de junio de 1941.............................Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas
11 de diciembre de 1941....................Estados Unidos de América

XIV

Cargo: Violación del Convenio de Arbitraje y Conciliación entre Alemania y


Luxemburgo del 11 de septiembre de 1929.

Detalles: Alemania, sin advertencia, y sin tener en cuenta su solemne compromiso por el
que resolvería por medios pacíficos todas las disputas de cualquier clase que pudieran
surgir entre Alemania y Luxemburgo que no se pudieran resolver por la diplomacia, el, o
alrededor del, 10 de mayo de 1940, con una fuerza militar, atacó, invadió y ocupó
Luxemburgo, violando así su neutralidad e integridad territorial y destruyendo su
independencia soberana.

[Página 45]

XV

Cargo: Violación de la Declaración de No Agresión firmada entre Alemania y Polonia el


26 de enero de 1934.

Detalles: Alemania, procediendo a la aplicación de la fuerza con el fin de llegar a una


decisión, el, o alrededor del, 13 de septiembre de 1939, en diversos puntos a lo largo de la
frontera germano-polaca, empleó fuerzas militares para atacar, invadir y cometer otros
actos de agresión contra Polonia.

XVI

Cargo: Violación de la Garantía dada por Alemania el 21 de mayo de 1935, de que la


Inviolabilidad e Integridad del Estado Federal de Austria sería Reconocida.

Detalles: Alemania, el, o alrededor del, 12 de marzo de 1938, en diversos puntos y lugares
a lo largo de la frontera germano-austriaca, con una fuerza militar y violando su solemne
declaración y garantía, invadió y anexionó a Alemania el territorio del Estado Federal de
Austria.

XVII

Cargo: Violación del Acuerdo Austro-Alemán del 11 de julio de 1936.

Detalles: Alemania, durante el periodo que va del 11 de febrero de 1938 al 13 de marzo de


1938, a través de coacciones y varios actos agresivos, incluido el uso de fuerza militar,
provocó que el Estado Federal de Austria entregara su soberanía al Estado Alemán en
violación del acuerdo por el que Alemania reconocía la total soberanía del Estado
Federal de Austria.

XVIII

62
Cargo: Violación de las Garantías dadas por Alemania el 30 de enero de 1937, el 28 de
abril de 1939, el 26 de agosto de 1939 y el 6 de octubre de 1939, de que se Respetaría la
Neutralidad e Inviolabilidad Territorial de Holanda.

Detalles: Alemania, sin advertencia, y sin recurrir a medios pacíficos para resolver
cualquier diferencia, el, o alrededor del, 10 de mayo de 1940, con una fuerza militar y en
violación de sus solemnes garantías, invadió, ocupó y trató de subyugar el territorio
soberano de Holanda.

XIX

Cargo: Violación de las Garantías dadas por Alemania el 30 de enero de 1937, el 28 de


abril de 1939, el 26 de agosto de 1939 y el 6 de octubre de 1939, de que se Respetaría la
Neutralidad e Inviolabilidad Territorial de Bélgica.

Detalles: Alemania, sin advertencia, el, o alrededor del, 10 de mayo de 1940, con una
fuerza militar y en violación de sus solemnes garantías y declaraciones, invadió, ocupó y
trató de subyugar el territorio soberano de Bélgica.

XX

Cargo: Violación de las Garantías dadas el 11 de marzo de 1938 y el 26 de septiembre de


1938 a Checoslovaquia.

Detalles: Alemania, el, o alrededor del 15 de marzo de 1939, al establecer un


Protectorado en Bohemia y Moravia bajo coacción y con la amenaza del uso de la fuerza,
violó la garantía dada el 11 de marzo de 1938 de que respetaría la integridad territorial de
la República Checoslovaca y la garantía dada el 26 de septiembre de 1938 de que, si se
cedían los llamados territorios de los Sudetes a Alemania, ésta no haría nuevas
reclamaciones territoriales a Checoslovaquia.

XXI

Cargo: Violación de los Acuerdos de Munich, y sus Anexos, del 29 de septiembre de


1938.

[Página 46]

Detalles:
(1) Alemania, el, o alrededor del 15 de marzo de 1939, por coacciones y con la amenaza
de la intervención militar, forzó a la República de Checoslovaquia a poner el destino del
pueblo checo y del país en manos del Führer del Reich Alemán.

(2) Alemania rehusó y no se adhirió a una garantía internacional de las nuevas fronteras
del Estado Checoslovaco según se indicaba en el Anexo nº 1 de los Acuerdos de Munich.

XXII

63
Cargo: Violación de las Solemnes Garantías dadas por Alemania el 3 de septiembre de
1938, el 28 de abril de 1939, y el 6 de octubre de 1939, de que no se Violaría la
Independencia o Soberanía del Reino de Noruega.

Detalles: Alemania, sin advertencia, el, o alrededor del 9 de abril de 1940, con sus fuerzas
militares y navales, atacó, invadió y cometió otros actos de agresión contra el Reino de
Noruega.

XXIII

Cargo: Violación de las Garantías dadas por Alemania el 28 de abril de 1939 y el 26 de


agosto de 1939, de que se Respetaría la Neutralidad e Inviolabilidad Territorial de
Luxemburgo.

Detalles: Alemania, sin advertencia, y sin recurrir a medios pacíficos para resolver
cualquier diferencia, el, o alrededor del 10 de mayo de 1940, con una fuerza militar y
violando las solemnes garantías, invadió, ocupó e incorporó a Alemania el territorio
soberano de Luxemburgo.

XXIV

Cargo: Violación del Tratado de No Agresión entre Alemania y Dinamarca firmado en


Berlín el 31 de mayo de 1939.

Detalles: Alemania, sin advertencia previa, el, o alrededor del 9 de abril de 1940, con sus
fuerzas militares, atacó, invadió y cometió otros actos de agresión contra el Reino de
Dinamarca.

XXV

Cargo: Violación del Tratado de No Agresión firmado entre Alemania y la URSS el 23 de


agosto de 1939.

Detalles:

(1) Alemania, el, o alrededor del 22 de junio de 1941, empleó fuerzas militares para
atacar y cometer actos de agresión contra la URSS.

(2) Alemania, sin advertencia o recurso a un intercambio amistoso de puntos de vista o


un arbitraje, el, o alrededor del 22 de junio de 1941, empleó fuerzas militares para atacar
y cometer actos de agresión contra la URSS.

XXVI

Cargo: Violación de las Garantías dadas por Alemania el 6 de octubre de 1939, de que
Respetaría la Neutralidad e Integridad Territorial de Yugoslavia.

Detalles: Alemania, sin advertencia previa, el, o alrededor del 6 de abril de 1941, con sus
fuerzas militares, atacó, invadió y cometió otros actos de agresión contra el Reino de
Yugoslavia.

64
EL PRESIDENTE: El Tribunal se retirará ahora hasta las 10 en punto de mañana por la
mañana.

(El Tribunal levantó la sesión hasta el 21 de noviembre de 1945 a las 10 horas).

Segundo Día: Miércoles, 21 de noviembre de 1945


(1 de 8)

[Página 47]

EL PRESIDENTE: se ha presentado una moción ante el Tribunal, y el Tribunal la ha


considerado. En la medida en que puede ser una alegación sobre la jurisdicción del
Tribunal, entra en conflicto con el Artículo 3 del Estatuto y no se tendrá en cuenta. En
la medida en que puede contener otros argumentos que pueden estar abiertos para los
acusados, puede que se tenga en cuenta más adelante.

Ahora, de acuerdo con el Artículo 24 del Estatuto, que prevé que, una vez que se haya
leído la acusación ante el Tribunal, se deberá preguntar a los acusados si se declaran
culpables o no culpables, pido a los acusados que declaren si se consideran culpables o
no culpables.

DR. RUDOLF DIX (Defensor del acusado Schacht): ¿Puedo dirigirme un momento a Su
Señoría?

EL PRESIDENTE: No puede dirigirse a mi para hablar apoyando la moción que acabo


de tratar en nombre del Tribunal. Le he dicho que esa moción es una alegación sobre la
jurisdicción del Tribunal, entra en conflicto con el Artículo 2 del Estatuto, y no será
considerada. En la medida en que puede contener otros argumentos que pueden estar
abiertos para los acusados, puede que esos argumentos sean escuchados
posteriormente.

DR. DIX: No deseo hablar sobre la cuestión de una moción. Como portavoz de la
defensa, querría plantear una cuestión técnica y hacer una petición en nombre de la
defensa. ¿Puedo hacerlo? Se prohibió a los defensores de los acusados que hablaran con
los acusados esta mañana. Es absolutamente necesario que la defensa pueda hablar con
los acusados antes de la sesión. Con frecuencia sucede que tras la sesión no se puede
hablar con el cliente por la noche. Es del todo probable que puede ser necesario
preparar cuestiones por la noche para la mañana siguiente y que se han de hablar con él.
De acuerdo con nuestra experiencia, siempre se permite a la defensa hablar con los
acusados antes de la sesión. La cuestión concerniente a que la defensa y los acusados
hablen durante las sesiones puede tratarse más adelante. En este momento solicito, en
nombre de toda la defensa, que se nos permita hablar con nuestros clientes en la propia
sala del juzgado, a la que son traídos con frecuencia a una hora muy temprana. Si no, no
podremos dirigir la defensa de una forma eficiente y apropiada.

EL PRESIDENTE: Me temo que no pueden consultar a sus clientes en la sala del


juzgado, si no es por escrito. Cuando estén fuera de la sala, se aplican regulaciones de
seguridad, y pueden tener, en la medida en que se respeten esas regulaciones de
seguridad, oportunidad de consultar a sus clientes. En la sala, debemos limitarles a que

65
se comuniquen por escrito con sus clientes. Al final de cada día, tendrán la oportunidad
de consultarles en privado.

DR. DIX: Discutiré esto con mis colegas de la defensa, y querríamos, si es posible, volver
a esta cuestión.

DR. RALPH THOMA (Defensor del acusado Rosenberg): ¿Puedo tomar la palabra?

EL PRESIDENTE: Diga su nombre, por favor.

DR. THOMA: Dr. Ralph Thoma. Represento al acusado Rosenberg. Ayer mi cliente me
entregó una declaración referida a la cuestión de la culpabilidad o inocencia. Leí esta
declaración y le prometí que hablaría con él sobre ella. Ni la pasada noche ni esta
mañana he tenido oportunidad de hablar con él; y, en consecuencia, ni yo ni mi cliente
podemos hacer hoy una declaración sobre si es culpable o no. Por tanto, pido una
interrupción del juicio para que pueda hablar con mi cliente.

[Página 48]

EL PRESIDENTE: Dr. Thoma, el Tribunal puede retirarse durante quince minutos para
que tenga oportunidad de consultar a sus clientes.

DR. THOMA: Gracias. Me gustaría decir otra cosa. Algunos de mis colegas acaban de
decirme que están en la misma situación que yo.
...

EL PRESIDENTE: quería decir que todos los defensores tendrán oportunidad de


consultar a sus clientes; pero señalaré a los defensores que han tenido varias semanas
para preparar este juicio, y deberían haber previsto que se aplicaría el Artículo 24.
Ahora nos retiraremos quince minutos, en los que todos ustedes podrán consultar a sus
clientes.

DR. THOMA: ¿Puedo decir algo más a este respecto, Señoría?

EL PRESIDENTE: Sí.

DR. THOMA: La defensa preguntó si la cuestión de culpabilidad o no culpabilidad


podría responderse sólo con un "sí" o un "no", o si se podría hacer una declaración más
extensa. No hemos obtenido información sobre este punto hasta anteayer. Por tanto, no
tuve oportunidad de hablar durante mucho tiempo con mi cliente sobre este asunto.

EL PRESIDENTE: Un momento. La pregunta tendrá que responderse según el Artículo


24 del Estatuto, y esas palabras están entre comillas:

"El tribunal preguntará a cada acusado si se considera culpable o no culpable".


Eso es lo que tienen que hacer en este momento. Por supuesto, los acusados tendrán
oportunidad, si son llamados a declarar como testigos, y a través de sus defensores, para
exponer su defensa completamente en una etapa posterior.

(Receso)

66
EL PRESIDENTE: Pediré ahora a los acusados que declaren si se consideran culpables o
no culpables de los cargos que hay contra ellos. Pasarán por turnos al estrado que está
junto al micrófono.

EL PRESIDENTE: Hermann Goering.

HERMANN GOERING: Antes de responder a la pregunta del Tribunal de si soy o no


culpable-

EL PRESIDENTE: Dije a los acusados que no pueden hacer ninguna declaración. Debe
decir si se considera culpable o no culpable.

HERMANN GOERING: Me declaro, según lo expresado en la acusación, no culpable.

EL PRESIDENTE: Rudolf Hess.

RUDOLF HESS: No.

EL PRESIDENTE: Se considerará que es una declaración de no culpabilidad. (Risas)

EL PRESIDENTE: Si hay algún desorden en la sala, los responsables de ello tendrán que
abandonarla.

EL PRESIDENTE: Joachim von Ribbentrop.

JOACHIM VON RIBBENTROP: Me declaro, según lo expresado en la acusación, no


culpable.

EL PRESIDENTE: Wilhelm Keitel.

WILHELM KEITEL: Me declaro no culpable.

EL PRESIDENTE : En ausencia de Ernst Kaltenbrunner, el juicio contra él continuará,


pero tendrá oportunidad de declarar sobre su culpabilidad cuando se encuentre
suficientemente bien como para volver al tribunal.

EL PRESIDENTE: Alfred Rosenberg.

ALFRED ROSENBERG: Me declaro, según lo expresado en la acusación, no culpable.

EL PRESIDENTE: Hans Frank.

HANS FRANK: Me declaro no culpable.

EL PRESIDENTE: Wilhelm Frick.

WILHELM FRICK: No culpable.

EL PRESIDENTE: Julius Streicher.

67
JULIUS STREICHER: No culpable.

[Página 49]

EL PRESIDENTE: Walter Funk.

WALTER FUNK: Me declaro no culpable.

EL PRESIDENTE: Hjalmar Schacht.

HJALMAR SCHACHT: No soy culpable de ninguna manera.

EL PRESIDENTE: Karl Donitz.

KARL DONITZ: No culpable.

EL PRESIDENTE: Erich Raeder.

ERICH RAEDER: Me declaro no culpable.

EL PRESIDENTE: Baldur von Schirach.

BALDUR VON SCHIRACH: Me declaro, según lo expresado en la acusación, no


culpable.

EL PRESIDENTE: Fritz Sauckel.

FRITZ SAUCKEL: Me declaro, según lo expresado en la acusación, ante Dios y el


mundo, y en particular ante mi pueblo, no culpable.

EL PRESIDENTE: Alfred Jodl.

ALFRED JODL: No culpable. De lo que haya hecho, o tuve que hacer, tengo la
conciencia clara ante Dios, y ante la Historia y mi pueblo.

EL PRESIDENTE: Franz von Papen.

FRANZ VON PAPEN: Me declaro no culpable de ninguna forma.

EL PRESIDENTE: Artur Seyss-Inquart.

ARTUR SEYSS-INQUART: Me declaro no culpable.

EL PRESIDENTE: Albert Speer.

ALBERT SPEER: No culpable.

EL PRESIDENTE: Constantin von Neurath.

CONSTANTIN VON NEURATH: Respondo a la pregunta negativamente.

68
EL PRESIDENTE: Hans Fritzsche.

HANS FRITZSCHE: En lo que respecta a esta acusación, no culpable.

(En este momento, Hermann Goering se puso en pie en el banquillo de los prisioneros).

EL PRESIDENTE : No tiene permiso para dirigirse al Tribunal, salvo a través de su


defensor, en este momento. Llamaré ahora al Fiscal Jefe de los Estados Unidos de
América.

(En este momento, el acusado Goering se mantuvo en pie en el banquillo de los


prisioneros y trató de dirigirse al Tribunal).

SR. LETRADO JACKSON: Con la venia de Su Señoría, el privilegio de comenzar el


primer juicio de la Historia por crímenes contra la paz del mundo impone una grave
responsabilidad. Los males que buscamos condenar y castigar han sido tan calculados,
tan malignos y tan devastadores que la civilización no puede tolerar que se ignoren,
porque no podría sobrevivir a su repetición. Esas cuatro grandes naciones, inflamadas
por la victoria y heridas por la afrenta, deteniendo las manos de la venganza y
entregando a sus enemigos capturados para ser juzgados por la ley, han hecho uno de
los tributos más significativos que el Poder ha hecho jamás a la Razón.

Este Tribunal, aunque es nuevo y experimental, no es el producto de especulaciones


abstractas ni ha sido creado para defender teorías legalistas. Esta investigación
representa el esfuerzo práctico de cuatro de las naciones más poderosas, con el apoyo de
otras diecisiete, para utilizar la Ley Internacional para enfrentarse a la mayor amenaza
de nuestro tiempo- la guerra de agresión. El sentido común del espíritu humano
demanda que la ley no se detenga en el castigo de pequeños crímenes cometidos por
gente de poca importancia. También ha de llegar a los hombres que poseen grandes
poderes y hacen un uso deliberado y concertado de éste para producir males que no
dejan ningún hogar del mundo indemne. Es una causa de tal magnitud que las Naciones
Unidas comparecerán ante Su Señoría.

En el banquillo de los prisioneros se sientan unos veinte hombres rotos. Reprochados


por la humillación de aquellos a los que han conducido, casi tan amargamente como por
la desolación de aquellos a los que han atacado, han perdido para siempre su capacidad
para el mal. Es difícil ahora percibir en esos hombres miserables ahora cautivos el poder
con el que como líderes nazis

[Página 50]

dominaron buena parte del mundo y aterrorizaron a la mayoría. Como individuos, su


destino es de poca importancia para el mundo.

Lo que hace que esta investigación sea importante es que estos prisioneros representan
influencias siniestras que vagarán por el mundo aún mucho después de que sus cuerpos
vuelvan a ser polvo. Demostraremos que son símbolos vivientes del odio racial, el
terrorismo y la violencia, y de la arrogancia y la crueldad del poder. Son símbolos del
nacionalismo radical y el militarismo, de la intriga y la guerra que destruyó Europa
generación tras generación, aplastando a sus habitantes, destruyendo sus hogares y

69
empobreciendo su vida. Se han identificado tanto con las filosofías que concibieron, y
con las fuerzas que han dirigido, que la clemencia con ellos es una victoria y un impulso
de los males vinculados a sus nombres. La civilización no puede permitirse ningún
compromiso con las fuerzas que ganarán renovado vigor si nos enfrentamos con
ambigüedad con los hombres en los que esas fuerzas sobreviven ahora precariamente.

Expondremos paciente y moderadamente los motivos por los que estos hombres
comparecen aquí. Ofreceremos pruebas innegables de hechos increíbles. El catálogo de
crímenes no omitirá nada que pueda ser concebido por un orgullo patológico, la
crueldad, y el ansia de poder. Estos hombres crearon en Alemania, bajo el
"Führerprinzip," un despotismo nacionalsocialista igualado sólo por las dinastías del
Oriente de la Antigüedad. Le arrebataron al pueblo alemán todas esas dignidades y
libertades que consideramos que son derechos naturales e inalienables en todo ser
humano. El pueblo fue compensado inflamando y gratificando los odios hacia aquellos
que fueron señalados como "chivos expiatorios". Contra sus oponentes, entre los que
estaban los judíos, los católicos y los sindicatos libres, los nazis dirigieron una campaña
de arrogancia, brutalidad y aniquilación de la que el mundo jamás había sido testigo
desde antes de la Era Cristiana. Excitaron la ambición alemana de ser una "raza de
amos", lo que por supuesto implicaba someter a servidumbre al resto. Dirigieron a su
pueblo a un loco juego de dominación. Desviaron energías sociales y recursos a la
creación de lo que consideraron que era una máquina de guerra invencible. Invadieron a
sus vecinos. Para proporcionar sustento a la "raza de amos" en su guerra, esclavizaron a
millones de seres humanos y los llevaron a Alemania, donde estas criaturas
desesperadas vagan ahora como "personas desplazadas". Finalmente, la bestialidad y la
mala fe alcanzaron tal exceso que despertaron la fuerza dormida de la amenazada
Civilización. Sus esfuerzos unidos han reducido a fragmentos la máquina de guerra
alemana. Pero la lucha ha hecho que Europa sea una tierra liberada pero postrada,
donde una sociedad desmoralizada lucha para sobrevivir. Estos son los frutos de las
fuerzas siniestras que se sientan con estos acusados en el banquillo.

Para hacer justicia a las naciones y los hombres vinculados a este proceso, debo recordar
ciertas dificultades que pueden dejar su marca en este caso. Nunca antesen la Historia
de la Ley se ha hecho un esfuerzo para reunir en el ámbito de un único litigio los hechos
de una década que afectan atodo un continente e implican a un grupo de naciones,
incontables personasy hechos innumerables. A pesar de la magnitud de la tarea, el
mundo ha pedidouna acción inmediata. Se ha de satisfacer esta demanda, aunque
quizásal coste de no ofrecer un trabajo terminado. En mi país, los
tribunalesestablecidos, siguiendo procedimientos habituales, aplicando precedentes
bienconocidos y tratando las consecuencias legales de hechos locales y limitados,rara
vez comienzan un juicio en menos de un año tras el hecho en litigio.Hace menos de
ochos meses la sala en la que nos sentamos era una fortalezaenemiga en manos de tropas
alemanas de las SS. Hace menos de ocho meses,casi todos nuestros testigos y
documentos estaban en manos enemigas. No sehabía escrito la ley, no se había
establecido ningúnprocedimiento, no existía ningún tribunal, no habíaaquí ninguna
sala utilizable, no se habían examinado los centenaresde toneladas de documentos
alemanes, no se había creado ningúnequipo de acusación, casi todos los acusados eran
libres, y las cuatropotencias que ejercen la acusación aún no se habíanunido en una
causa común para procesarles. Debería ser el últimoen negar que el caso puede sufrir
que haya investigaciones incompletas, yes muy probable que no será un ejemplo de
trabajo profesional quelas naciones acusadoras

70
[Página 51]

quieran, en condiciones normales, apoyar. Es, sin embargo, un caso completamente


adecuado para el juicio que presentaremos, y tendremos que dejar su desarrollo
completo a los historiadores.

Antes de discutir detalles de las pruebas, deberíamos enfrentarnos con franqueza a


algunas consideraciones generales que pueden afectar al crédito de este juicio ante los
ojos del mundo. Hay una gran disparidad entre las circunstancias de los acusadores y
las de los acusados que podrían desacreditar nuestro trabajo si titubeáramos, incluso en
cuestiones menores, al ser justos y moderados.

Desgraciadamente, la naturaleza de estos crímenes hace que tanto la acusación como la


sentencia deban ser llevadas a cabo por naciones victoriosas sobre enemigos vencidos.
El alcance mundial de las agresiones perpetradas por estos hombres ha dejado pocos
neutrales reales. O los vencedores juzgan a los vencidos, o dejamos a los derrotados que
se juzguen a sí mismos. Tras la Primera Guerra Mundial, aprendimos la futilidad de la
segunda opción. El antiguo alto rango de estos acusados, la notoriedad de sus actos, y la
capacidad de adaptación de su conducta para provocar represalias hace difícil distinguir
entre la demanda de una retribución justa y mesurada y el grito irreflexivo de venganza
que surge de la angustia de la guerra. Es nuestra tarea, mientras sea humanamente
posible, trazar la línea entre ambos. Nunca debemos olvidar que lo que quede registrado
de cómo juzgamos hoy a estos acusados será con lo que la Historia nos juzgará mañana.
Pasarle a estos acusados un cáliz envenenado es también ponerlo en nuestros labios.
Tenemos que reunir tal objetividad e integridad intelectual en nuestra tarea que este
juicio pasará a la posteridad como uno que llenó las aspiraciones de la Humanidad de
hacer justicia.

Segundo Día: Miércoles, 21 de noviembre de 1945


(2 de 8)

Nada más comenzar, rechacemos la afirmación de que juzgar a estos hombres es una
injusticia, dándoles así alguna consideración especial. Estos acusados pueden estar en
una situación difícil, pero no son maltratados. Veamos qué alternativa tendrían a ser
juzgados.

La gran mayoría de estos prisioneros se rindieron o fueron capturados por la fuerzas de


Estados Unidos. ¿Se espera de nosotros que la custodia americana sea un refugio para
nuestros enemigos de la justa ira de nuestros Aliados? ¿Sacrificamos vidas americanas al
capturarlos para al final salvarlos del castigo? Bajo los principios de la Declaración de
Moscú, los sospechosos de crímenes de guerra que no sean juzgados internacionalmente
han de ser entregados a gobiernos individuales para ser juzgados en el escenario de sus
atrocidades. Muchos prisioneros de los americanos menos responsables y menos
culpables han sido y siguen siendo entregados a otras Naciones Unidas para juzgarlos
localmente. Si estos acusados lograran, por cualquier motivo, escapar a la condena de
este Tribunal, o si obstruyen o impiden el desarrollo de este juicio, los que sean
prisioneros de los americanos serían entregados a nuestros Aliados continentales. Para
estos acusados, sin embargo, hemos creado un Tribunal Internacional, y nos hemos
esforzado en participar en una complicada tarea para darles un juicio justo y objetivo.

71
Esa es la mejor protección conocida para cualquier hombre con una defensa digna de ser
oída.

Si estos hombres son los primeros líderes de guerra de una nación derrotada que son
juzgados en nombre de la ley, también son los primeros a los que se les da la
oportunidad de defender sus vidas en nombre de la ley. Siendo realistas, el Estatuto de
este Tribunal, que les concede un juicio, también es la fuente de su única esperanza.
Puede ser que estos hombres de conciencia atribulada, cuyo único deseo es que el
mundo les olvide, no consideren que este juicio es un favor. Pero tienen una
oportunidad justa de defenderse- un favor que, cuando estaban en el poder, raramente
concedieron a sus compatriotas. A pesar del hecho de que la opinión pública ya condena
sus actos, reconocemos que se les debe conceder la presunción de inocencia, y
aceptamos el peso de demostrar los crímenes y la responsabilidad de estos acusados en
su comisión.

Cuando digo que no pediremos condenas a no ser que probemos el crimen, no me


refieroa meras transgresiones técnicas o accidentales de convenciones internacionales.
Acusamos de conductas intencionadas y planeadas que implican un delito moral

[Página 52]

así como legal. Y no nos referimos a conductas que sean errores naturales y humanos,
aun ilegales, como muchos de nosotros podríamos haber cometido si hubiéramos estado
en la posición de los acusados. No es porque se dejaran llevar por las fragilidades
normales de los seres humanos por lo que les acusamos. Es su conducta anormal e
inhumana lo que les trae hasta aquí.

No pediremos que se condene a estos hombres por los testimonios de sus atrocidades.
No hay ningún cargo en la Acusación que no pueda probarse con libros y documentos.
Los alemanes siempre fueron meticulosos archivadores de documentos, y estos
acusados tenían su parte de la pasión teutónica por la meticulosidad al poner las cosas
en papel. Y tampoco carecían de vanidad. Permitieron con frecuencia que se les
fotografiara en acción. Les mostraremos sus propias películas. Verán su conducta y
oirán sus propias voces cuando estos acusados recreen para ustedes, desde la pantalla,
algunos de los hechos de su conspiración.

También dejaremos claro que no tenemos ninguna intención de acusar a todo el pueblo
alemán. Sabemos que el Partido Nazi no alcanzó el poder con una mayoría del voto
alemán. Sabemos que llegó al poder por una maligna alianza entre los más extremistas
de los revolucionarios nazis, los reaccionarios alemanes más desmedidos, y los
militaristas alemanes más agresivos. Si el pueblo alemán hubiera aceptado de buen
grado el programa nazi, no habrían hecho falta tropas de asalto en los primeros tiempos
del Partido, y no habrían hecho falta ni los campos de concentración ni la Gestapo,
instituciones que fueron creadas tan pronto como los nazis se hicieron con el control
del Estado alemán. Sólo después de que estas innovaciones ilegales demostraron tener
éxito en casa se llevaron a otros países.

El pueblo alemán debería saber ya que el pueblo de los Estados Unidos no le tiene
miedo ni siente odio. Es cierto que los alemanes nos han enseñado los horrores de la
guerra moderna, pero las ruinas que yacen del Rin al Danubio demuestran que nosotros,

72
al igual que nuestros Aliados, no hemos sido alumnos torpes. Aunque no nos sobrecoja
su fuerza y efectividad en la guerra, aunque no estemos convencidos de su madurez
política, respetamos sus grandes habilidades en el arte de la paz, su competencia a nivel
técnico, y el carácter sobrio, industrioso y disciplinado de la masa del pueblo alemán. En
1933, vimos al pueblo alemán recuperando su prestigio en el mundo comercial, el
industrial y el artístico después del hundimiento de la última guerra. Contemplamos su
progreso sin envidia ni malicia. El régimen nazi interrumpió su avance.La repugnante
agresión nazi ha dejado Alemania en ruinas. La disposición de los nazis a comprometer
la palabra alemana sin vacilación y a romperla sin vergüenza ha dejado sobre la
diplomacia alemana una reputación de duplicidad que le afectará durante años. La
arrogancia nazi ha hecho que el alardear de la "raza superior" se haya convertido en algo
con lo que el mundo se burlará de los alemanes durante generaciones. La pesadilla nazi
ha dado al nombre alemán un nuevo y siniestro significado por todo el mundo, que
retrasará a Alemania un siglo. Los alemanes, no menos que el mundo no alemán, tienen
cuentas que saldar con estos acusados.

El hecho de la guerra y su transcurso, que es la cuestión principal de nuestra causa, es


Historia. Desde el 1 de septiembre de 1939, cuando los ejércitos alemanes cruzaron la
frontera polaca, hasta septiembre de 1942, cuando se encontraron con una resistencia
épica en Stalingrado, las armas alemanas parecían invencibles. Dinamarca y Noruega,
Holanda y Francia, Bélgica y Luxemburgo, los Balcanes y África, Polonia y los Estados
Bálticos, y partes de Rusia, todas habían sido invadidas y conquistadas por golpes
rápidos, poderosos y bien dirigidos. Ese ataque a la paz del mundo es el crimen contra la
sociedad internacional que lleva a la jurisdicción internacional crímenes cometidos en
su ayuda y preparación que de otra forma podrían ser sólo cuestiones internas. Fue
guerra de agresión, a la que las naciones del mundo han renunciado. Fue guerra en
violación de tratados, con los que se trataba de salvaguardar la paz del mundo.

Esta guerra no ocurrió sin más- fue planeada y preparada durante un largo periodo de
tiempo y sin carecer de habilidad y astucia. Quizás el mundo jamás haya visto

[Página 53]

tal concentración y estímulo de las energías de un pueblo como los que permitieron a
Alemania, veinte años después de su derrota, desarmada y desmembrada, estar tan cerca
de culminar su plan para dominar Europa. Digamos lo que digamos de los que fueron
autores de esta guerra, realizaron un estupendo trabajo en organización, y nuestra
primera tarea es examinar los medios por los que estos acusados y sus compañeros
conspiradores prepararon e incitaron a Alemania a ir a la guerra.

En general, nuestro caso revelará que estos acusados se unieron en un momento u otro
al Partido Nazi en un plan que sabían que sólo podría cumplirse con el estallido de una
guerra en Europa. Su toma del Estado Alemán, su subyugación del pueblo alemán, su
terrorismo y exterminio de elementos disidentes, su planificación y ejecución de una
guerra, su crueldad calculada y planeada en el combate, su actuación criminal
deliberada y planeada sobre pueblos conquistados- todo esto son fines para los que
actuaron de forma concertada, y todo esto son fases de la conspiración, una
conspiración que alcanzaba un objetivo tan sólo para fijarse otro más ambicioso.
También rastreamos la intricada red de organizaciones que estos hombres crearon y
utilizaron para cumplir estos fines. Mostraremos cómo la estructura completa de
oficinas y funcionarios se dedicó a fines criminales y recurrió a métodos criminales

73
planeados por estos acusados y sus compañeros de conspiración, muchos de los cuales
han quedado fuera de alcance por la guerra y el suicidio.

Es mi intención abrir el caso, en particular el Primer Cargo de la Acusación, y tratar el


Plan Común o Conspiración destinado a conseguir fines posibles sólo recurriendo a
Crímenes contra la Paz, Crímenes de Guerra y Crímenes contra la Humanidad. No
pondré el énfasis en perversiones individuales que pueden haber ocurrido
independientes de un plan central. Uno de los peligros siempre presentes en este juicio
es que puede verse prolongado por detalles de males particulares, y perderse en una
"locura de instancias separadas". Y tampoco me enfrentaré ahora a la actividad de
subordinados individuales, salvo que contribuya a la exposición del Plan Común.

El caso presentado por Estados Unidos se referirá a los cerebros y autoridad tras los
crímenes. Estos acusados eran hombres de una posición y rango que no manchó sus
manos con sangre. Eran hombres que sabían cómo utilizar a compañeros de rango
inferior como herramientas. Queremos llegar a los planificadores y diseñadores, los
incitadores y los líderes, sin los cuales y su maligna arquitectura el mundo no se habría
visto azotado durante tanto tiempo por la violencia y el desorden, y sacudido por las
agonías y las convulsiones de esta terrible guerra.

Consideraré en primer lugar el camino ilegal por el que estos hombres llegaron a hacerse
con el poder que han usado así. El instrumento principal de cohesión en el plan y la
acción fue el Partido Nacional Socialista de los Trabajadores Alemanes, conocido como
el Partido Nazi. Algunos de los acusados pertenecían a él desde el principio. Otros se
unieron sólo después de que el éxito pareciera haber validado su ilegalidad o el poder le
hubiera dado inmunidad frente a la ley. Adolf Hitler se convirtió en su líder supremo o
"Führer" en 1921.

El 24 de febrero de 1920, en Munich, proclamó públicamente su programa (1708-PS).


Algunos de sus fines podrían ser respaldados por muchos buenos ciudadanos, como el
demandar "el reparto de los beneficios de las grandes industrias", "un desarrollo
generoso de pensiones para los ancianos", "una reforma de la tierra adecuada a nuestras
necesidades nacionales", y "elevar el nivel de la Sanidad". También hacía una fuerte
llamada a cierta clase de nacionalismo que nosotros llamamos patriotismo y nuestros
rivales chovinismo. Demandaba "igualdad de derechos para el pueblo alemán en su
relación con otras naciones y la evolución de los tratados de paz de Versalles y St.
Germain". Pedía "la unión de todos los alemanes en base al derecho de
autodeterminación de los pueblos para formar una Gran Alemania". Reclamaba "tierra y
territorios (colonias) para el enriquecimiento de nuestro pueblo y el asentamiento de
nuestro excedente

[Página 54]

de población". Por supuesto, todos estos objetivos eran legítimos si se iban a conseguir
sin recurrir a la guerra de agresión.

Sin embargo, el Partido Nazi contemplaba desde el principio la guerra. Demandaba la


"abolición de tropas mercenarias y la formación de un ejército nacional". Proclamaba
que "a la vista del enorme sacrificio de vidas y propiedades demandado a una nación en
cada guerra, el enriquecimiento personal a través de la guerra debería ser considerado
un crimen contra la nación. Pedimos, por tanto, la confiscación sin concesiones de todos

74
los beneficios de guerra". No critico esta política. Es más, me gustaría que fuera
universal. Simplemente quiero señalar que en tiempo de paz, la guerra era una
preocupación del Partido, y comenzó el trabajo necesario para hacer que la guerra
resultara menos ofensiva a las masas. Con esto se combinó un programa de
entrenamiento físico y deportes para la juventud que se convirtió, como veremos, en la
tapadera de un programa secreto de entrenamiento militar.

La declaración del Partido Nazi también vinculaba a sus miembros a un programa


antisemita. Declaraba que ningún judío o persona de sangre no alemana podría ser un
miembro de la nación. Dichas personas tenían que ser privadas del derecho a voto,
impedirles el acceso a puestos en la administración, someterlos a leyes de extranjería, y
proporcionarles alimentos sólo después de que se les hubieran suministrado a la
población alemana. Se obligaría a todo el que hubiera entrado en Alemania tras el 2 de
agosto de 1914 a partir inmediatamente, y se prohibiría toda inmigración no alemana.

El Partido también proclamó, incluso en esos primeros tiempos, un programa


autoritario y totalitario para Alemania. Demandaba la creación de un fuerte poder
central con autoridad incondicional, la nacionalización de todos los negocios que
hubieran sido "amalgamados", y una "reconstrucción" del sistema nacional de educación,
que "debía orientarse a enseñarle al alumno a comprender la idea del Estado (sociología
del Estado)". Su hostilidad hacia las libertades civiles y la libertad de prensa quedó
anunciada claramente en estas palabras: "Se debe prohibir publicar periódicos que no
vayan dirigidos al bienestar social. Demandamos el proceso legal contra todas las
tendencias en arte o literatura de cualquier clase que tiendan a desintegrar nuestra vida
como nación, y la supresión de instituciones que puedan trabajar contra los requisitos
anteriores".

La persecución religiosa estaba prevista y se ocultaba en el lenguaje de la libertad


religiosa, ya que el programa nazi decía: "Pedimos libertad para todas las
denominaciones religiosas del Estado". Pero continuaba con esta limitación: "mientras
no sean un peligro para éste y no actúen contra la moralidad y el sentido moral de la
raza alemana".

El programa del partido anunciaba la campaña de terrorismo. Decía: "demandamos una


guerra sin cuartel contra aquellos cuyas actividades ataquen los intereses comunes", y
exigía que dichos ataques se castigaran con la muerte.

Es significativo que los líderes de este partido consideraran que este programa era
beligerante y que con seguridad precipitaría un conflicto. La plataforma del Partido
concluía:

"Los líderes del Partido juran proceder sin importar las consecuencias -si es necesario,
con el sacrificio de sus vidas- para lograr el cumplimiento de los puntos anteriores".
Son estos líderes del Partido, no todos sus afiliados, los que comparecen aquí acusados
de constituir una Organización criminal.

No hemos tratado de incluir a todas las personas que pueden, en algún momento, haber
apoyado al Partido Nazi, sino sólo al liderazgo que se comprometió a conseguir sus fines
arriesgando sus vidas.

75
Veamos ahora cómo los líderes del Partido cumplieron con su compromiso a actuar sin
importar las consecuencias. Obviamente, sus objetivos para el extranjero, que no eran
sino deshacer los tratados internacionales y arrebatar territorio del control extranjero,
así como la mayoría de su programa interno, sólo podían cumplirse poseyendo la
maquinaria del Estado Alemán. El primer esfuerzo, por tanto, se dirigió a atacar a la
República de Weimar por medio de la revolución violenta. Un "putsch" fracasado en
Munich en 1921 terminó con muchos de ellos en prisión. Un periodo de meditación
posterior produjo "Mein Kampf", desde entonces la base legal para los trabajadores del
Partido y una fuente de considerables ingresos para su líder supremo. Los planes

[Página 55]

nazis destinados a la toma violenta de la débil República se convirtieron en planes para


capturarla.

No se puede cometer mayor error que pensar en el Partido Nazi en términos de las poco
rígidas organizaciones que en el mundo occidental llamamos "partidos políticos". En
disciplina, estructura y método el Partido Nazi no estaba adaptado al proceso
democrático de persuasión. Era un instrumento de conspiración y coerción. El Partido
no estaba organizado para hacerse con el poder en el Estado Alemán ganándose el apoyo
de una mayoría del pueblo alemán; estaba organizado para hacerse con el poder en
contra de la voluntad del pueblo.

El Partido Nazi, bajo el "Führerprinzip", estaba organizado con una disciplina de hierro
en una pirámide, con el Führer, Adolf Hitler, en la cúspide, que se expandía en
numerosos Cuerpos de Liderazgo, compuestos de líderes de un extenso número de
miembros del Partido situados en la base. De ninguna manera todos los que pueden
haber apoyado al movimiento de alguna forma u otra eran miembros del Partido en
realidad. Los miembros pronunciaban el juramento del Partido, que obligaba a una
renuncia a la inteligencia personal y la responsabilidad moral. Éste era el juramento:
"Juro fidelidad inviolable a Adolf Hitler; juro obediencia absoluta a él y a los líderes que
designe para mi". Los miembros, en el día a día, seguían a sus líderes con una idolatría y
sometimiento más oriental que occidental. No tendremos necesidad de adivinar los
motivos o fin del Partido Nazi. El objetivo inmediato era minar la República de Weimar.
La orden a todos los miembros del Partido de trabajar para conseguir dicho fin se dio en
una carta de Hitler del 24 de agosto de 1931 a Rosenberg, de la que presentaremos el
original. Hitler escribió:

"Estoy leyendo ahora mismo en el Volkischer Beobachter, edición 235/236, página 1, un


artículo titulado '¿Trata de volver Wirth?' La idea del artículo es la de evitar que
destruyamos la forma presente de gobierno. Estoy viajando por todo el país para lograr
exactamente lo contrario. Querría pedir por tanto que mi propio periódico no me
apuñale por la espalda con artículos tácticamente poco sabios..." (047-PS)
Películas capturadas nos permiten mostrar al acusado, AlfredRosenberg, que desde la
pantalla les contará él mismo la historia. Las SA interfirieron violentamente en las
elecciones. Tenemos aquí los informes de la SD, describiendo en detalle cómo sus
miembros violaron posteriormente el secreto del voto para identificar a los que se
oponían a ellos. Uno de los informes da estas explicaciones:
"El control se efectuó de la siguiente manera: algunos miembros del comité de elecciones
marcaron todas las papeletas con números. Durante las votaciones se hizo una lista de

76
los votantes. Se distribuyeron las papeletas en orden numérico, con lo que fue posible
después con la ayuda de esta lista averiguar qué personas votaron en blanco o
invalidaron su voto. Se incluye una muestra de estas papeletas marcadas. La marca se
hizo a la vuelta de las papeletas con leche desnatada". (R- 142)
La actividad del Partido, además de hacerse cargo de todos los aspectos típicos de la
contienda política, se hizo cargo de los preparativos para la guerra. Utilizó a una
organización del partido, "DieSturmabteilungen", conocidas como las SA. Era una
organización voluntaria de jóvenes y fanáticos nazis entrenados en el uso de la violencia
bajo disciplina semimilitar. Sus miembros comenzaron trabajando como
guardaespaldas de los líderes nazis y rápidamente pasaron de tácticas defensivas a
ofensivas. Se convirtieron en disciplinados rufianes encargados de reventar mitines de
la oposición y someter al terror a los adversarios. Proclamaron que su tarea era convertir
al Partido Nazi en "el amo de las calles". Las SA fueron la organización madre de otras
organizaciones. Entre sus derivaciones estaban "Die Schutzstaffeln", conocidas como las
SS, creadas en 1925, y que se distinguían por el fanatismo y la crueldad de sus miembros;
"Der Sicherheitsdienst", conocida como la S.D.; y"Die Geheime Staatspolizei", la Policía
Secreta del Estado, la infame Gestapo, creada en 1934 inmediatamente después del
acceso al poder de los nazis

Segundo Día: Miércoles, 21 de noviembre de 1945


(3 de 8)

Un vistazo al diagrama de la Organización del Partido es suficiente para mostrar al


completo

[Página 56]

cómo difería de los partidos políticos que conocemos. Tenía su base legal en el Führer y
tenía sus propios tribunales y policía. Los conspiradores crearon un gobierno dentro del
Partido para ejercer fuera de la ley cualquier acción que cualquier Estado legítimo
podría ejercer y muchas que no podría. Su cadena de mando era militar, ysus
formaciones eran marciales en nombre y función. Estaban compuestas de batallones
creados para llevar armas bajo disciplina militar, cuerposmotorizados, cuerpos aéreos, y
el infame "Cuerpo de la Calavera, ode la Cabeza de la Muerte", cuyo nombre era muy
correcto. El Partido teníasu propia policía secreta, sus unidades de seguridad, su
divisiónde inteligencia y espionaje, sus fuerzas de asalto y sus fuerzas de
juventudes.Creó elaborados mecanismos administrativos para identificar y liquidara
espías e informadores, gestionar los campos de concentración,utilizar los furgones de
gaseamiento, y financiar todo el movimiento. A travésde círculos concéntricos de
autoridad, el Partido Nazi, comosu liderazgo proclamó con orgullo posteriormente,
organizóy dominó cada fase de la vida alemana. pero no hasta que hubieronllevado a
cabo una agria lucha interna caracterizada por una criminalidadbrutal. Preparando esta
fase de su lucha crearon un sistema policial para el partido. Se convirtió en el patrón y el
instrumento de la policíadel Estado, que era el primer objetivo de su plan.

Las organizaciones del Partido, incluidos los Cuerpos de Liderazgo del Partido, la SD,
las SS, las SA y la infame Policía Secreta del Estado, o Gestapo- todas comparecen
acusadas ante ustedes como organizaciones criminales; organizaciones que, como
probaremos con sus propios documentos, reclutaban sólo a los nazis fanáticamente

77
devotos, dispuestos por convicciones y temperamento a cometer actos de lo más
violento para hacer avanzar el programa común. Aterrorizaron y silenciaron la
oposición democrática, y pudieron coordinar sus acciones con oportunistas políticos,
militaristas, hombres de la industria, monárquicos y reaccionarios políticos.

El 30 de enero de 1933, Adolf Hitler se convirtió en Canciller de la República Alemana.


Un equipo maligno, representado en el banquillo de los acusados por sus supervivientes
más destacados, había tenido éxito al hacerse con la maquinaria del Gobierno Alemán,
una fachada tras la cual actuarían posteriormente para hacer realidad la guerra de
conquista que durante tanto tiempo habían planeado. La conspiración había entrado en
su segunda fase.

Hablaremos ahora de los pasos, que incluían los más insidiosos crímenes contra la
Humanidad, que dieron los conspiradores para perfeccionar su control del Estado
Alemán y preparar a Alemania para la guerra de agresión indispensable para sus fines.

Los alemanes de los años '20 eran un pueblo frustrado y humillado como resultado de la
derrota y la desintegración de su gobierno tradicional. Los elementos democráticos, que
estaban tratando de gobernar Alemania a través de la nueva y débil maquinaria de la
República de Weimar, recibieron un apoyo inadecuado de las fuerzas democráticas del
resto del mundo. No se puede negar que Alemania, cuando la depresión mundial se
añadió a sus otros problemas, se enfrentaba a urgentes y complicadas presiones en su
vida económica y política que requerían medidas drásticas.

Las medidas internas con las que una nación trata de resolver sus problemas
normalmente no interesan a otras naciones. Pero el programa nazi fue desde el principio
reconocido como un programa desesperado para un pueblo que todavía sufría los
efectos de una guerra fracasada. Los fines de la política nazi sólo eran posibles con el
nuevo estallido de una guerra más exitosa. La respuesta de los conspiradores a los
problemas de Alemania eran nada más y nada menos que un plan para recuperar los
territorios perdidos en la Primera Guerra Mundial y la adquisición de otras tierras
fértiles de Europa Central desposeyendo o exterminando a los que las habitaban.
También contemplaron destruir o debilitar a todos los demás pueblos vecinos para así
hacerse con el dominio virtual de Europa, y probablemente del mundo. No necesitamos
definir los límites precisos de su ambición, ya que era y es ilegal provocar guerras de
agresión, sin importar si los objetivos son pequeños o grandes.

Tenemos en este periodo dos gobiernos en Alemania: el real y el ostensible.

[Página 57]

Se mantuvo durante un tiempo la forma de la República Alemana, y era el gobierno


oficial y visible. Pero la autoridad real del Estado estaba fuera, y por encima, de la ley,
recayendo en los Cuerpos de Liderazgo del Partido Nazi.

El 27 de febrero de 1933, menos de un mes después de que Hitler se convirtiera en


Canciller, el edificio del Reichstag se incendió. La quema de este símbolo del gobierno
parlamentario libre fue tan providencial para los nazis que se cree que ellos mismos le
prendieron fuego. Ciertamente, contemplando sus crímenes conocidos, no podemos
creer que se arredraran ante un mero incendio. No es necesario, sin embargo, resolver la

78
controversia sobre quién provocó el incendio. La cuestión significativa es el uso que se
dio al incendio y el estado que produjo en el público. Los nazis acusaron
inmediatamente al Partido Comunista de instigar y cometer el crimen, y dedicaron
todos sus esfuerzos a demostrar que este acto individual de incendio era el comienzo de
una revolución comunista. Aprovechándose de la histeria, los nazis se enfrentaron a esta
revolución fantasma con una real. En diciembre, el Tribunal Supremo de Alemania, con
un coraje e independencia encomiables, absolvió a los comunistas acusados, pero era
demasiado tarde para influir en el trágico curso de los acontecimientos provocados por
los conspiradores nazis.

Hitler, la mañana posterior al incendio, obtuvo del anciano y enfermo Presidente von
Hindenburg un decreto presidencial por el que se suspendían las amplias garantías
concedidas a las libertades individuales contenidas en la constitución de la República
de Weimar. El decreto indicaba que "las Secciones 114, 115, 117, 118, 123, 124 y 153 de la
constitución del Reich Alemán se suspenden hasta nuevo aviso. Así, las restricciones a
la libertad personal, el derecho a la libre expresión de opiniones, incluida la libertad de
prensa, el derecho de reunión y asociación, violaciones de la privacidad de
comunicaciones postales, telegráficas y telefónicas y las órdenes de registro de hogares,
las órdenes de confiscación y las restricciones a la propiedad, también quedan
permitidas más allá de los límites legales prescritos". (1390-PS)

La amplitud de las restricciones a las libertades personales según el decreto del 28 de


febrero de 1933 se comprende viendo los derechos de la Constitución de Weimar que
fueron suspendidos:

Artículo 114. La libertad del individuo es inviolable. El recorte o privación de la libertad


personal por parte de una autoridad pública sólo es permisible con una base legal. Las
personas que hayan sido privadas de su libertad personal deben ser informadas como
tarde al día siguiente de qué autoridad y por qué razones ordenó la privación de
libertad. Se les debe conceder sin retraso la oportunidad de presentar recurso contra su
privación de libertad.

Artículo 115. El hogar de todo alemán es su santuario y es inviolable. Sólo se podrán


hacer excepciones según lo previsto por la ley.

Artículo 117. El secreto de la correspondencia y todas las comunicaciones postales,


telegráficas y telefónicas es inviolable. Las excepciones son inadmisibles, excepto bajo
la ley del Reich.

Artículo 118. Todo alemán tiene derecho, dentro de los límites de las leyes generales, a
expresar libremente sus opiniones oralmente, por escrito, en letra impresa, en imágenes
o en cualquier otra forma. Ninguna condición de trabajo o empleo puede privarle de este
derecho, y no puede sufrir desventajas por el uso de este derecho por parte de ninguna
persona.

Artículo 123. Todos los alemanes tienen derecho a reunirse pacíficamente y desarmados
sin advertirlo y sin permisos especiales. Las leyes del Reich pueden requerir una
notificación previa para las reuniones en el exterior, y puede prohibirlas en caso de
peligro inmediato para la seguridad pública.

79
Artículo 124. Todos los alemanes tienen derecho a crear asociaciones o sociedades con
fines no contrarios a la ley penal. No puede recortarse este derecho

[Página 58]

con medidas preventivas. Las mismas medidas se aplican a asociaciones y sociedades


religiosas. Toda asociación puede crearse (Erwerb der Rechtsfaehigkeit) según lo
previsto en el Código Civil. No se puede rechazar ninguna asociación en base a que sus
principios son políticos, sociopolíticos o religiosos.

Artículo 153. La propiedad queda garantizada por la Constitución. Su contenido y


límites son definidos por las leyes. La expropiación sólo puede realizarse en beneficio
público y con una base legal. Se deberá conceder una compensación adecuada, a no ser
que una ley del Reich ordene otra acción. En caso de disputa, se trasladará la cuestión a
los tribunales civiles ordinarios, a no ser que las leyes del Reich indiquen otro curso de
acción. Se debe pagar una compensación si el Reich expropia propiedades
pertenecientes a Landers, Comunas o asociaciones de utilidad pública. La propiedad
conlleva obligaciones. Su uso también tendrá que servir al bien común". (2050-PS)

Se ha de decir, para hacerle justicia a von Hindenburg, que la propia Constitución le


autorizaba a suspender temporalmente estos derechos fundamentales "si la seguridad
pública y el orden del Reich Alemán se veían considerablemente alterados o
amenazados". También se ha de reconocer que el Presidente Ebert había recurrido
anteriormente a este poder.

Pero el golpe Nacionalsocialista fue hecho posible porque los términos del decreto
Hitler-Hindenburg diferían de todos los anteriores en que se había invocado el poder de
suspensión. Cuando el Presidente Ebert suspendió las garantías constitucionales de los
derechos individuales, su decreto revivió expresamente la Ley de Custodia Protectiva
adoptada por el Reichstag durante la guerra anterior. Esta Ley garantizaba una
audiencia ante un juez en las veinticuatro horas siguientes al resto, concedía el derecho
a disponer de defensa e inspeccionar todos los documentos relevantes, concedía el
derecho al recurso, y autorizaba una compensación con fondos del Tesoro por arrestos
erróneos.

El decreto Hitler-Hindenburg del 28 de febrero de 1933 no incluía esas salvaguardas.


Puede que von Hindenburg no se diera cuenta de la omisión. Ciertamente, no fue
consciente de sus efectos. Permitió que la política nazi y las formaciones del partido, ya
existentes y funcionando a las órdenes de Hitler, actuaran sin control ni
responsabilidad. El arresto secreto e indefinido sin cargos, sin pruebas, sin comparecer
ante un juez, sin defensa, se convirtió en el método para aplicar castigos inhumanos a
aquellos de los que los nazis sospechaban o a los que no les gustaban. Ningún tribunal
podía emitir órdenes, o solicitar un habeas corpus. El pueblo alemán estaba en manos de
la policía, la policía estaba en manos del Partido Nazi, y el Partido estaba en manos de
hombres malignos, de los que los acusados aquí presentes son líderes supervivientes y
representativos.

La conspiración nazi, como demostraremos, siempre contemplaba no sólo la mera


victoria sobre la oposición del momento, sino también el exterminio de elementos que
no concordaran con su filosofía del Estado. No sólo trataba de establecer el "nuevo
orden" nazi, sino que también trataba de asegurar su camino, como predijo Hitler,

80
"durante mil años". Los nazis nunca dudaban o mostraban desacuerdo sobre quiénes
eran esos elementos disidentes. Fueron concisamente descritos por uno de ellos, el
Coronel-General vonFritzsche, el 11 de diciembre de 1938, con estas palabras:

"Poco después de la primera guerra llegué a la conclusión de que debíamos vencer en


tres batallas en Alemania para ser poderosos de nuevo: (1) La batalla contra la clase
trabajadora- Hitler la ha ganado; (2) Contra la Iglesia Católica, quizás mejor dicho,
contra el Ultramontanismo; (3) Contra los judíos". (1947-PS)
La guerracontra estos elementos era continua. La batalla en Alemania fue casi másbien
una refriega comparada con la batalla mundial librada contra ellos.Tenemos aquí
clasificados por geografía y tiempo dos gruposde crímenes contra la Humanidad

[Página 59]

- uno en Alemania, antes y durante la guerra, y el otro en territorio ocupado durante la


guerra. Pero los dos no estaban separados en los planes nazis. Son un desarrollo
continuo del plan nazi para exterminar a pueblos e instituciones que pudieran servir
como foco o instrumento para derribar su "nuevo orden mundial" en algún momento.
Consideramos estos Crímenes contra la Humanidad en este punto como
manifestaciones del Plan Nazi y los analizamos según la clasificación del General von
Fritsche.

1. LA BATALLA CONTRA LA CLASE TRABAJADORA

Cuando Hitler llegó al poder, había en Alemania tres grupos de sindicatos: la


Confederación General Alemana de Sindicatos (A.D.G.B.), con veintiocho sindicatos
afiliados, y la Confederación General Independiente deEmpleados (A.F.A.), con treinta
sindicatos federados que totalizaban másde 4,500.000 miembros. Por último, el
Sindicato Cristiano tenía1,250.000 miembros.

Los trabajadores de Alemania, como los trabajadores de otras naciones, tenían poco que
ganar personalmente con la guerra. Aunque los trabajadores suelen ser convocados para
apoyar a la nación en guerra, en general son en casi todo el mundo una fuerza pacífica,
que no pacifista. La clase trabajadora de Alemania no había olvidado en 1933 lo pesado
que podía ser el yugo del señor de la guerra. Fueron los trabajadores los que se unieron a
los marineros y los soldados en la revuelta de 1918 contra la Primera Guerra Mundial.
Los Nazis no lo habían perdonado ni lo habían olvidado. El programa Nazi requería que
esta parte de la población alemana no sólo fuera apartada de su poder para resistirse a
que sus escasas comodidades se desviaran al armamento, sino que además fuera adulada
o sometida a nuevos y desconocidos sacrificios como parte de la preparación Nazi para
la guerra. Había que intimidar a los trabajadores, y eso quería decir que había que
destruir sus organizaciones y medios de cohesión.

El fin de la regulación laboral del Partido Nazi fue explicado por Ley en un discurso a
trabajadores el 2 de mayo de 1933 de esta forma:

"Podéis decir lo que queráis, tenéis el poder absoluto. Es cierto que tenemos el poder,
pero no tenemos a todo el pueblo, no os tenemos a vosotros, los trabajadores, al cien por
cien, y es a vosotros a quienes queremos; no os dejaremos hasta que estéis completa y
genuinamente de acuerdo con nosotros". (614-PS)

81
El primer ataque nazi fue contra los dos sindicatos mayores. El 21 de abril de 1933, el
conspirador Robert Ley emitió una orden, ni siquiera en nombre del gobierno, sino en el
del Partido Nazi, como "Jefe del Mando de la Organización política del NSDAP",
aplicable a la Confederación de Sindicatos y la Confederación Independiente de
Empleados. Ordenaba la confiscación de sus posesiones y el arresto de sus principales
líderes. La orden del Partido indicaba que "se emplearan para la ocupación de las
propiedades de los sindicatos, y para la custodia de personalidades que fueran
cuestionadas" órganos del Partido que denunciamos aquí como asociaciones criminales,
las SA y las SS. Y ordenaba el paso a "custodia protectora" de todos los presidentes y
secretarios de distritos y directores de sindicatos y ramas del banco de los trabajadores.
(392-PS)

Estas órdenes se ejecutaron el 2 de mayo de 1933. Todos los fondos de los sindicatos,
incluidas pensiones y ayudas, fueron confiscados. Los líderes sindicales fueron enviados
a campos de concentración. Unos pocos días después, el 10 de mayo de 1933, Hitler
nombró a Ley líder del Frente Alemán del Trabajo (Deutsche Arbeitsfront), que se hizo
con los fondos confiscados a los sindicatos. El Frente Alemán del Trabajo, una agencia
del trabajo controlada por los nazis, fue creada bajo el mando de Ley para enseñarle la
filosofía nazi a los trabajadores alemanes y apartar del empleo industrial a todos los que
fueran retrasados en sus lecciones (940-PS). Se organizaron "Tropas de Fábrica" y
"escuadrones de choque ideológicos dentro de la fábrica"
(1817-PS). La orden del Partido indicaba "aparte del Frente Alemán del Trabajo, no ha de
existir ninguna otra Organización (de trabajadores o empleados)". El 24 de junio de
1933 se eliminaron los Sindicatos Cristianos, siguiendo una orden del Partido Nazi
firmada por Ley.

[Página 60]

El 19 de mayo de 1933, esta vez a través de un decreto del Gobierno, se ordenó que
"administradores" de trabajo, nombrados por Hitler, regularían las condiciones de todos
los contratos laborales, sustituyendo el proceso anterior del convenio colectivo (405-
PS). El 30 de noviembre de 1934, un decreto que "regulaba el trabajo nacional" introdujo
el principio de liderazgo en las relaciones industriales. Ordenaba que los propietarios de
las empresas serían los "Führers" y los trabajadores, sus seguidores. Los führers
empresariales deberían "tomar decisiones sobre los empleados y trabajadores en todas
las cuestiones relacionadas con la empresa" (1861-PS). Fue de esta forma como se indujo
a los grandes industriales alemanes a apoyar la causa nazi, para su ruina definitiva.

Los nazis no sólo dominaron y regularon el trabajo en Alemania, sino que también
introdujeron a la juventud en los puestos de los trabajadores que habían sido
encarcelados. A través del decreto sobre el servicio de trabajo obligatorio del 26 de junio
de 1935, se reclutó para trabajar a los hombres y mujeres jóvenes de entre 18 y 25 años
(1654-PS). Así se cumplió el objetivo de subyugar a los trabajadores alemanes.

En palabras de Ley, el logro consistía "en eliminar el carácter asociativo de los sindicatos
y asociaciones de empleados, y en su lugar hemos introducido el concepto de 'soldados
del trabajo'". La mano de obra productiva de la nación alemana estaba bajo control nazi.
Con estas medidas los acusados ganaron la batalla para liquidar los sindicatos como
oposición potencial y pudieron imponer sobre la clase trabajadora el peso de prepararse
para la guerra de agresión.

82
Robert Ley, el mariscal de campo de esta batalla contra los sindicatos, respondió a
nuestra acusación con el suicidio. Al parecer no conocía una respuesta mejor.

2. LA BATALLA CONTRA LAS IGLESIAS

El Partido Nazi siempre fue predominantemente anticristiano por su ideología. Pero los
que creemos en la libertad de conciencia y religión no acusamos a nadie por su
ideología. No es porque los nazis fueran irreligiosos o paganos, sino porque persiguieron
a los cristianos, por lo que se convirtieron en culpables de un crimen, y es porque la
persecución era un paso en la preparación de la guerra de agresión por lo que el delito se
convierte en uno de consecuencias internacionales. Para eliminar cualquier influencia
moderadora sobre el pueblo alemán y poner totalmente a la población en pie de guerra,
los conspiradores planearon y llevaron a cabo una represión sistemática y despiadada
contra todas las distintas iglesias cristianas

Segundo Día: Miércoles, 21 de noviembre de 1945


(4 de 8)

Pediremos que se condene a los nazis en base a sus propias declaraciones. En junio de
1941 Martin Bormann emitió un decreto secreto en relación a la Cristiandad y el
Nacionalsocialismo. El decreto decía:
"Por primera vez en la Historia de Alemania el Führer tiene consciente y completamente
el liderazgo del pueblo en sus propias manos. Con el Partido, sus componentes y
unidades adjuntas, el Führer ha creado para sí mismo, y por tanto para el liderazgo del
Reich Alemán, un instrumento que le hace independiente de la iglesia. Todas las
influencias que puedan reducir o dañar el liderazgo del pueblo ejercido por el Führer
con la ayuda del NSDAP han de ser eliminadas. Cada vez más se ha de separar al pueblo
de las iglesias y sus representantes, los pastores. Por supuesto, las iglesias, desde su
punto de vista, deben defenderse y se defenderán contra esta pérdida de poder. Pero
nunca más se debe ceder influencia sobre el liderazgo a las iglesias. Esta influencia debe
ser rota completamente y para siempre. Sólo el gobierno del Reich, y el Partido a través
de su dirección, sus componentes y unidades adjuntas, tienen derecho a liderar al
pueblo. Así como el Estado ha suprimido y eliminado la nociva influencia de astrólogos,
videntes y otros impostores, también se ha de eliminar la posibilidad de la iglesia de
influir. Hasta que esto no ocurra, el liderazgo del Estado no tendrá influencia en los
ciudadanos individuales. Hasta entonces el pueblo y el Reich no tendrán seguridad en
toda su existencia futura" (D-75).
Y el cómo el Partido había estado apartando al Reich de la influencia cristiana será
demostrado por documentos como este teletipo de la Gestapo de Berlín a la Gestapo

[Página 61]

de Nuremberg, del 24 de julio de 1938. Oigamos su relato de los hechos ocurridos en


Rothenburg:
"El 23 de julio de 1938, a partir de las 21 horas, el Partido llevó a cabo la tercera
manifestación contra el obispo Sproll. Se trajo a los participantes, entre 2.500 y 3.000,
de fuera, con autobuses, etc. De nuevo, los habitantes de Rothenburg no participaron en
la manifestación. Esta ciudad adoptó una actitud bastante hostil hacia las
manifestaciones. La acción se fue completamente de las manos del Miembro del Partido

83
responsable de ella. Los manifestantes asaltaron el palacio, registraron las habitaciones,
arrojaron archivos por las ventanas y revolvieron las camas de las habitaciones del
palacio. Se quemó una cama. Antes de que el fuego alcanzara a los otros objetos o
equipamiento de las habitaciones y el palacio, se arrojó la cama en llamas por la ventana
y se apagó el fuego. El obispo estaba con el arzobispo Groeber, de Friburgo, y los
hombres y mujeres del servicio, en la capilla, rezando. Entre 25 y 30 personas entraron
en esta capilla y molestaron a los presentes. Se confundió al obispo Groeber con el
obispo Sproll. Le agarraron de la ropa y forcejearon con él. Finalmente, los intrusos se
dieron cuenta de que el obispo Groeber no era a quien buscaban. Se les logró convencer
entonces de que abandonaran el edificio. Tras la evacuación del palacio por parte de los
manifestantes, me entrevisté con el arzobispo Groeber, que se marchó de Rothenburg
por la noche. Groeber quiere de nuevo recurrir al Führer y el Ministro de Interior del
Reich, el Dr. Frick. Sobre el desarrollo de la acción, los daños hechos, así como el
homenaje de los habitantes de Rothenburg al obispo que comienza hoy, enviaré
inmediatamente un informe completo, después de que empiece a suprimir las
contramanifestaciones. En caso de que el Führer tenga instrucciones que proporcionar
sobre esta cuestión, pido que me sean transmitidas lo antes posible" (848-PS).
Un tiempo después, el acusado Rosenberg escribió a Bormann una revisión de la
propuesta de Herrl como ministro de la Iglesia para poner a la Iglesia Protestante bajo el
tutelaje del Estado y proclamar a Hitler su líder supremo. Rosenberg se oponía,
argumentando que el nazismo debía suprimir completamente la Iglesia Cristiana tras la
guerra.

La persecución de todas las sectas pacifistas y disidentes, como los Testigos de Jehová y
la Asociación Pentecostal, fue particularmente implacable y cruel. La política con las
Iglesias Evangélicas, en cambio, fue la de usar su influencia para los fines nazis. En
septiembre de 1933 se nombró a Muller representante del Führer con poder para tratar
"los asuntos de la Iglesia Evangélica" en sus relaciones con el Estado. Posteriormente, se
dieron pasos para crear un obispo del Reich con poder para controlar esta Iglesia. Tuvo
lugar un largo conflicto, se envió al pastor Niemoller a un campo de concentración, y se
dio una mayor interferencia en la disciplina y administración internas de las Iglesias.

Se dirigió un ataque más intenso contra la Iglesia Católica Romana. Tras un estratégico
Concordato con la Santa Sede, firmado en julio de 1933 en Roma, que nunca fue
respetado por el Partido Nazi, se llevó a cabo una larga y persistente persecución contra
la Iglesia Católica, sus sacerdotes y sus miembros. Se suprimieron las Escuelas de la
Iglesia y sus instituciones educativas, o se vieron sometidas a requisitos de la enseñanza
nazi que no encajaban en la fe cristiana. Se confiscó la propiedad de la Iglesia, y el
vandalismo alentado contra propiedades de la Iglesia no fue castigado. Se impidió la
instrucción religiosa y se dificultó el ejercicio de la religión. Se atacó a sacerdotes y
obispos, se animaron disturbios para amedrentarlos, y muchos fueron enviados a
campos de concentración.

Tras la ocupación de territorio extranjero, estas persecuciones continuaron con mayor


vigor que antes. De los archivos de El Vaticano, presentaremos las enérgicas protestas
hechas por El Vaticano a Ribbentrop por las persecuciones a las que los sacerdotes y la
Iglesia se habían visto sometidos en este siglo XX bajo el régimen nazi. Ribbentrop
nunca les respondió. No podía negarlo. No se atrevió a justificarlo.

Paso ahora a los "Crímenes contra los judíos".

84
EL PRESIDENTE: Haremos ahora nuestro receso de mediodía.

(Se levantó la sesión hasta las 14 horas).

[Página 62]

EL PRESIDENTE: El Tribunal hará un receso durante quince minutos a las tres y media
y después continuará hasta las cuatro y media.

SR. LETRADO JACKSON: Iba a pasar a los "Crímenes Cometidos contra los Judíos".

3. CRÍMENES COMETIDOS CONTRA LOS JUDÍOS

Los crímenes más salvajes y numerosos cometidos por los nazis fueron contra los judíos.
En Alemania en 1933 sumaban un total de 500.000. En general, habían conseguido por
méritos propios posiciones sociales que provocaban envidia, y habían acumulado
propiedades que excitaban la avaricia de los nazis. Eran suficientemente pocos como
para estar indefensos, y suficientemente numerosos para ser mostrados como una
amenaza.

Que no haya ningún malentendido en la acusación sobre la persecución de los judíos. De


lo que acusamos a estas personas no es de esas arrogancias y actitudes pretenciosas que
con frecuencia acompañan la convivencia de diferentes pueblos y que pueden, a pesar de
los esfuerzos honrados del Gobierno, provocar crímenes lamentables y convulsiones. Es
mi propósito mostrar el plan que los nazis estaban fanáticamente dispuestos a cumplir
para aniquilar a todo el pueblo judío. Estos crímenes fueron organizados y promovidos
por el Liderazgo del Partido, y ejecutados y protegidos por los funcionarios nazis, como
demostraremos con órdenes escritas de la propia Policía Secreta del Estado.

La persecución de los judíos fue una política continua y deliberada. Fue una política
dirigida contra otras naciones, así como contra los propios judíos. Se promovió el
antisemitismo para dividir y agitar a los pueblos democráticos y debilitar su resistencia
a la agresión nazi. Como Robert Ley declaró en Der Angriff el 14 de mayo de 1933, "la
segunda arma secreta alemana es el antisemitismo porque, si es constantemente seguido
por Alemania, se convertirá en un problema universal que todas las naciones se verán
forzadas a considerar".

El antisemitismo también ha sido adecuadamente descrito como una "punta de lanza


del terror". El gueto fue el laboratorio para probar medidas represivas. La propiedad
judía fue la primera expropiada, pero la costumbre se extendió y se aplicaron medidas
similares contra alemanes antinazis, polacos, checos, franceses y belgas. El exterminio
de los judíos permitió a los nazis aplicar con cierta práctica medidas similares contra
polacos, serbios y griegos. La desgracia de los judíos fue una constante amenaza contra
la oposición y el descontento entre otros elementos de la población de Europa-
pacifistas, conservadores, comunistas, católicos, protestantes, socialistas. Fue de hecho
una amenaza contra toda opinión disconforme y contra toda vida no nazi.

La política de persecución contra los judíos comenzó con medidas no violentas, como la
negación del derecho al voto y la discriminación de su religión, y la creación de
impedimentos al éxito en la vida económica. Cambió rápidamente para pasar a ser
violencia masiva organizada contra ellos, aislamiento físico en guetos, deportación,

85
trabajos forzados, muerte masiva por hambre y exterminio. El Gobierno, las
organizaciones del Partido acusadas de ser organizaciones criminales, la Policía Secreta
del Estado, el Ejército, asociaciones privadas y semipúblicas y bandas "espontáneas"
cuidadosamente creadas desde fuentes oficiales, fueron todos agencias dedicadas a su
persecución. Y no iba dirigida contra judíos concretos por ser malos ciudadanos o por
impopularidad. El propósito era la destrucción del pueblo judío en su totalidad, como
un fin en sí mismo, como medida de preparación para la guerra, y como forma de
disciplinar a pueblos conquistados.

La conspiración o plan común para exterminar a los judíos fue aplicada tan metódica y
rigurosamente que, a pesar de la derrota alemana y el colapso nazi, este objetivo nazi se
ha cumplido ampliamente. Sólo quedan restos de la población judía de Europa en
Alemania, en los países que ocupó Alemania, y en aquellos que eran sus satélites o
colaboradores. De los 9,600.000 judíos que vivían en la Europa dominada por los nazis,
se estima con autoridad que ha perecido el 60 por ciento- unos 5,700.000 judíos han
desaparecido de los paises en los que vivían anteriormente, y alrededor de 4,500.000 no
pueden atribuirse a la tasa de mortalidad

[Página 63]

normal ni a la inmigración, ni pueden incluirse entre las personas desplazadas. La


Historia no ha registrado jamás un crimen perpetrado contra tantas víctimas ni uno
llevado a cabo con una crueldad tan calculada.

Tendrán dificultades, como las tengo yo, para mirarle a la cara a esos acusados y creer
que en este siglo XX haya seres humanos que puedan inflingir los sufrimientos que se
probarán aquí a sus propios compatriotas, así como a sus llamados enemigos
"inferiores". Crímenes concretos, y sus defensas, han de tratarse en el Consejo del
Gobierno Soviético si se han cometido en el Este, y en el Consejo de la República de
Francia si se han cometido en el Oeste. Hago referencia a ellos simplemente para
mostrar su magnitud como prueba de que hubo un propósito y un conocimiento común
a todos los acusados de un plan oficial, no una política caprichosa de algún comandante
aislado, y para demostrar la continuidad de la persecución judía, desde el comienzo de
la conspiración nazi hasta su colapso, hechos que nos impiden creer que se pudiera
identificar a ninguna persona con cualquier parte de la acción nazi sin que hubiera
aprobado este punto, el más notorio, de su programa.

La propia acusación cita muchas pruebas de las persecuciones antisemitas. El acusado


Streicher dirigió a los nazis en el extremismo y el resentimiento antisemita. En un
artículo aparecido en Der Sturmer el 19 de marzo, se quejaba de que las enseñanzas
cristianas se habían interpuesto en el camino de la "solución racial de la cuestión judía
en Europa", y citaba con entusiasmo como la solución del siglo XX la proclamación del
Führer del 24 de febrero de 1943 de que "el judío será exterminado". Y el 4 de noviembre
de 1943, Streicher declaró en Der Sturmer que los judíos "han desaparecido de Europa y
la 'Reserva del Este' judía con la que la plaga judía ha acosado a los pueblos de Europa
durante siglos, ha dejado de existir". Streicher tiene ahora la desfachatez de decirnos
que es "tan sólo un sionista", que sólo quiere devolver a los judíos a Palestina. Pero el 7
de mayo de 1942 su periódico, Der Sturmer, tenía esto que decir

86
"¡No es sólo un problema europeo! ¡La cuestión judía es un problema mundial! No sólo
no está a salvo Alemania de los judíos mientras viva algún judío en Europa, sino que
además la cuestión judía difícilmente puede resolverse en Europa mientras vivan judíos
en el resto del mundo".
Y el acusado Hans Frank, del que he de decir con vergüenza que es abogado de
profesión, resumió en su diario en 1944 la política nazi así:
"Los judíos son una raza que tiene que ser eliminada; cuando cogemos a uno, es su fin)".
(Documento nº 2233-PS, Vol. 1944, pág. 26).
Y anteriormente, hablando de su función como Gobernador General de Polonia, le
confió a su diario este sentimiento:
"Por supuesto, no puedo eliminar a todos los piojos y judíos en sólo un año". (2233-PS,
Vol. IV, 1940, pág. 1159)
Podría multiplicar eternamente estos insultos nazis, pero lo dejaré hasta el momento de
aportar pruebas y volveré al fruto de este pensamiento maligno.

La acción más seria contra los judíos estaba fuera de cualquier ley, pero la propia ley fue
empleada hasta cierto punto. Estaban los infames decretos de Nuremberg del 15 de
septiembre de 1935 ("Reichsgesetzblatt," 1935, Parte 1, pág. 1146). Los judíos fueron
segregados en guetos y puestos a hacer trabajos forzados; fueron expulsados de sus
profesiones; se expropiaron sus propiedades; toda la vida cultural, la prensa, el teatro y
las escuelas quedaron prohibidos para ellos; y se hizo a la SD responsable de ellos (212-
PS, 069-PS). Eran una guardia que no auguraba nada bueno, como demuestra la
siguiente orden para "El Manejo de la Cuestión Judía":

"La competencia del Jefe de la Policía de Seguridad y el Servicio de Seguridad, que se


encarga de resolver la cuestión de los judíos de Europa, se extiende incluso a las
provincias orientales ocupadas...

No se han de evitar actos eventuales de la población civil contra los judíos siempre y
cuando sean compatibles con el mantenimiento del orden y la seguridad en la
retaguardia de las tropas en combate..

El primer objetivo principal de las medidas alemanas debe ser la estricta segregación de
los judíos del resto de la población. En la ejecución de esto, lo primero de todo es

[Página 64]

la captura de la población judía con la introducción de una orden de registro y medidas


similares apropiadas...

A continuación y de forma inmediata, se ha de poner en marcha el llevar la señal de


reconocimiento, una estrella judía amarilla, y se han de abolir todos los derechos de los
judíos. Se les ha de trasladar a guetos, y al mismo tiempo, separarlos por sexos. La
presencia de muchos asentamientos judíos más o menos cerrados en la Rutenia Blanca y
Ucrania hace esta misión más sencilla. Más aún, se han de escoger lugares que hagan
posible el uso completo de la fuerza de trabajo judía en caso de que haya necesidades
laborales. Se han de confiscar todas las propiedades judías, con la excepción de lo que
sea necesario para la mínima subsistencia. Mientras lo permita la situación económica,
el desposeer a los judíos de sus propiedades ha de hacerse lo antes posible a través de
órdenes y otras medidas dadas por el comisariado, para que así el movimiento de
propiedades cese rápidamente"

87
"Se ha de prohibir cualquier actividad cultural al judío. Esto incluye el prohibir la
prensa judía y las escuelas y teatros judíos".

"También se ha de prohibir el sacrificio de animales según los ritos judíos" (212-PS).

La campaña antijudía se hizo furiosa tras el asesinato en París del Consejero de la


Legación Alemana von Rath. Heydrich, el jefe de la Gestapo, envió un telegrama a todas
las oficinas de la Gestapo y la SD con órdenes de provocar rebeliones "espontáneas"
previstas para las noches del 9 y el 10 de noviembre de 1938 para ayudar en la
destrucción de propiedades judías y proteger las de los alemanes. No se ha visto jamás
como prueba documento más cínico. Hay también un informe de un Jefe de Brigada de
la SS, el Dr. Stahlecher, dirigido a Himmler, que dice que:
"De forma similar, se indujo a fuerzas antisemitas nativas a comenzar pogroms contra
los judíos tras la captura, aunque esta inducción demostró ser muy difícil.

Siguiendo órdenes, la Policía de Seguridad estaba decidida a resolver la cuestión judía


con todos los medios posibles y definitivamente. Pero era de desear que la Policía de
Seguridad no apareciera inmediatamente, al menos al principio, dado que las
extremadamente duras medidas podían causar desasosiego incluso en círculos
alemanes. Había que demostrarle al mundo que la propia población nativa actuó en
primer lugar como reacción natural contra la opresión ejercida por los judíos durante
décadas y contra el terror ejercido por los comunistas en el periodo anterior.

A la vista de la extensión del área de operaciones y el gran número de tareas que tenía
que realizar la Policía de Seguridad, se trató desde el primer momento de obtener la
cooperación de la población de fiar para la lucha contra la sabandija- los judíos y los
comunistas. Más allá de nuestra dirección de las primeras acciones espontáneas de
autolimpieza, de las que se informará más adelante, se tenía que tener cuidado para que
se encargara el trabajo de limpieza a personas de fiar, y que se les nombrara miembros
auxiliares de la Policía de Seguridad

Kovno. Para nuestra sorpresa, no fue fácil al principio poner en marcha un amplio
pogrom contra los judíos. Klimatis, el líder de la unidad de partisanos, mencionada
anteriormente, que era usada para este fin fundamentalmente, tuvo éxito al comenzar
un pogrom en base a los consejos que le dio un pequeño destacamento avanzado que
actuaba en Kovno, y de una forma tal que no se percibió desde el exterior ninguna orden
alemana ni ninguna instigación alemana. Durante el primer pogrom, la noche del 25 al
26, los partisanos lituanos eliminaron a más de 1.500 judíos, prendieron fuego a varias
sinagogas o las destruyeron por otros medios y quemaron un distrito residencial judío
formado por unas 60 casas. Durante las noches siguientes, se convirtió en inofensivos a
unos 2.300 judíos. En otras partes de Lituania acciones similares siguieron

[Página 65]

el ejemplo de Kovno, aunque fueron más pequeñas y se extendieron a los comunistas


que habían quedado atrás.

Estas acciones de autolimpieza tuvieron lugar con tranquilidad porque las autoridades
del Ejército que habían sido informadas mostraron comprensión hacia este
procedimiento. Desde el principio era obvio que sólo los primeros días tras la ocupación

88
ofrecerían la oportunidad de llevar a cabo pogroms. Tras el desarme de los partisanos,
lógicamente, cesaron las acciones de autolimpieza

Resultó ser mucho más difícil provocar acciones similares de limpieza en Letonia.

Desde el primer momento, se esperaba que el problema judío en el Este no podría ser
resuelto tan sólo por medio de los pogroms. De acuerdo con las órdenes básicas
recibidas, sin embargo, las actividades de limpieza de la Policía de Seguridad tenían
como objetivo la completa aniquilación de los judíos...

"La suma total de judíos liquidados en Lituania asciende a 71.105..." (L-180)

Segundo Día: Miércoles, 21 de noviembre de 1945


(5 de 8)

Por supuesto, es evidente que estos "alzamientos" fueron gestionados por el gobierno y
el Partido Nazi. Si dudáramos, podríamos recurrir al memorándum de Streicher del 14
de abril de 1939, que dice: "La acción antijudía de noviembre de 1938 no surgió
espontáneamente de la gente. Parte de las organizaciones del partido se han hecho
cargo de le ejecución de la acción antijudía" (406-PS). Se multó a todo el colectivo judío
con mil millones de Reichsmarks. Se les excluyó de todos los negocios, y se confiscaron
las reclamaciones a las compañías de seguros por sus propiedades incendiadas, todo ello
a través del decreto del acusado Goering. (Reichsgesetzblatt, 1938, Parte 1, págs. 1579-
1582.)

Las sinagogas fueron objeto de una venganza especial. El 10 de noviembre de 1938 se dio
la siguiente orden:

"Por orden del Comandante de Grupo, se han de volar o incendiar todas las sinagogas
judías del área de la Brigada 50... La operación se llevará a cabo vistiendo ropas civiles...
Se informará de la
ejecución de la orden..." (1721- PS.)
Se presentarán unos 40 teletipos del cuartel general de la policía que hablarán de la
furia con que todos los judíos fueron perseguidos en Alemania esas terribles noches de
noviembre. Se dio carta blanca a las tropas de la SS y la Gestapo lo supervisó. Se
destruyó propiedad judía. La Gestapo ordenó que se arrestara a treinta mil "judíos de
buena posición". Serían recibidos en campos de concentración, y la orden indicaba que
se tomara a los judíos ricos aptos para trabajar (3051-PS).

A medida que se expandían las fronteras alemanas por la guerra, así lo hacía la campaña
contra los judíos. El plan nazi nunca fue limitado a Alemania, siempre contemplaba la
extinción de los judíos en Europa y con frecuencia en el mundo. En Occidente, los
judíos fueron asesinados y sus propiedades arrebatadas. Pero la campaña alcanzó su
cénit de salvajismo en el Este. Los judíos del Este han sufrido como nunca ha sufrido un
pueblo. Se informaba cuidadosamente a las autoridades nazis de sus sufrimientos para
demostrar una adhesión fiel a los designios nazis. Me referiré tan sólo al número
adecuado de pruebas disponibles para demostrar la extensión del plan nazi para
asesinar a los judíos.

89
Si tuviera que citar estos horrores con mis propias palabras, pensarían que carezco de
moderación y no soy de fiar. Afortunadamente, no necesitamos las palabras de ningún
testigo, sino las de los propios alemanes. Les invito ahora a ver unos pocos del vasto
número de órdenes e informes alemanes capturados que serán presentados como
pruebas para saber lo que significaba una invasión nazi. Presentaremos pruebas como el
informe del "Einsatzgruppe(Grupo de Acción) A" del 15 de octubre de 1941, que alardea
de que al ocupar los Estados Bálticos, "se indujo a fuerzas antisemitas nativas a
comenzar pogroms contra los judíos durante las primeras horas tras la ocupación". El
informe continúa:

"Desde el primer momento se tuvo en cuenta que el problema judío en el Este no podría
ser resuelto sólo con pogroms. De acuerdo con las órdenes básicas recibidas, sin
embargo, las actividades de limpieza de la Policía de Seguridad

[Página 66]

tenían como objetivo la aniquilación completa de los judíos. Destacamentos especiales


reforzados por unidades seleccionadas -en Lituania, unidades de partisanos, en Letonia
unidades de la policía auxiliar letona- realizaron así grandes ejecuciones tanto en las
ciudades como en áreas rurales. Las acciones de los destacamentos de ejecución se
realizaron con suavidad".

"La suma total de los judíos liquidados en Lituania, de acuerdo con el informe, asciende
a 71.105. Durante los pogroms en Kovno, 3.800 judíos fueron eliminados, en las ciudades
más pequeñas, unos 1.200".

"En Letonia, se ha ejecutado hasta ahora a un total de 30.000 judíos. Quinientos fueron
eliminados por medio de pogroms en Riga" (L-180).

Esto es un informe capturado del Comisionado de Sluzk del 20 de octubre de 1941 que
describe la escena con más detalle. Dice:
"...El teniente explicó que el batallón de policía había recibido la orden de realizar la
liquidación de todos los judíos de la ciudad de Sluzk en dos días... Entonces le pedí que
pospusiera la acción un día. Sin embargo, rechazó esto diciendo que tenía que llevar a
cabo esta acción en todas partes y en todas las ciudades, y que sólo se habían reservado
dos días para Sluzk. En esos dos días había que limpiar de la ciudad de Sluzk de judíos
fuera como fuese... Se sacó a todos los judíos sin excepción de las fábricas y las tiendas y
se les deportó a pesar de nuestro acuerdo. Es cierto que parte de los judíos fueron
trasladados dede el gueto, donde muchos fueron procesados y todavía apartados por mi,
pero se subió a una gran parte a camiones y se les liquidó sin más demora fuera de la
ciudad. Por lo demás, en cuanto a la ejecución de la acción, he de señalar con el mayor
de mis disgustos que bordeó el sadismo. La propia ciudad ofrecía una imagen de horror
durante la acción. Con una brutalidad indescriptible por parte de los oficiales de policía
alemanes, y en particular por parte de los partisanos lituanos, los judíos, pero también
entre ellos rutenos blancos, fueron sacados de sus hogares y agrupados. En cualquier
lugar de la ciudad se oían disparos y en varias calles se acumulaban cadáveres de judíos
fusilados. Los rutenos blancos estaban terriblemente angustiados por conseguir que se
les liberara del acorralamiento. Sin importar el hecho de que los judíos, entre los que
había también hombres de negocios, fueron maltratados de una forma terriblemente
bárbara ante los rutenos blancos, éstos también fueron golpeados con porras de goma y

90
culatas de rifle. No había ya ninguna duda sobre una acción contra los judíos. Parecía
una revolución..." (1104-PS.)
Hay informes que simplemente ponen en una tabla el número de asesinados. Otro
ejemplo es un relato del trabajo de los Einsatzgruppen de la Sipo y la SD en el Este que
dice que "en Estonia, todos los judíos fueron inmediatamente arrestados tras la llegada
de la Wehrmacht".

Se sometió a trabajos forzados a los hombres y mujeres judíos mayores de dieciséis años
y capaces de trabajar. Se sometió a los judíos a todo tipo de restricciones y se
confiscaron todas las propiedades judías.

Todos los hombres judíos mayores de dieciséis fueron ejecutados, con la excepción de
los médicos y los ancianos. Sólo sobrevivieron 500 de 4.500 judíos.

Durante octubre, 37.180 personas fueron liquidadas por la Sipo y la SD en la Rutenia


Blanca.

En una ciudad se ejecutó a 337 mujeres judías por mostrar una "actitud provocativa". En
otra, 380 judíos fueron fusilados por difundir propaganda maligna.

Y así sigue el informe, listando ciudad tras ciudad, con cientos y cientos de judíos
asesinados.

En Vitebsk se liquidó a 3.000 por peligro de epidemia.

En Kiev, 33.771 judíos fueron ejecutados entre el 29 y el 30 de septiembre como


represalia por unos incendios que se provocaron allí.

[Página 67]

En Zhitomir, 3.135 judíos "tuvieron que ser fusilados" porque, según la experiencia,
había que considerar que eran los difusores de propaganda bolchevique.

En Kherson, 410 judíos fueron ejecutados en represalia por actos de sabotaje. En el


territorio al este del Dnieper, se "resolvió" el problema judío por medio de la liquidación
de 4.891 judíos y llevando al resto a batallones de trabajo de hasta 1.000 personas (R-
102).

Otros relatos no hablan tanto de la masacre como de lo profundo de la degradación a la


que llegaron los torturadores. Por ejemplo, mostraremos el informe elaborado por el
acusado Rosenberg sobre el Ejército y las SS en el área bajo jurisdicción de Rosenberg,
que decía lo siguiente:

"Detalles: en presencia de hombres de las SS, un dentista judío tiene que sacar todos los
dientes de oro y empastes de la boca de judíos alemanes y rusos antes de ser ejecutados.
Se encierra a hombres, mujeres y niños en establos, y son quemados vivos.
Campesinos, mujeres y niños, son fusilados con el pretexto de que se sospecha que
pertenezcan a bandas". (R-135.)

En Occidente oímos hablar de vagones de gaseamiento en los que se asfixiaba a judíos y


opositores políticos. No podíamos creerlo. Pero aquí tenemos el informe del 16 de mayo

91
de 1942 del oficial alemán de las SS Becker, a su supervisor en Berlín, que cuenta esta
historia

"Los furgones de gaseamiento del grupo C pueden llevarse al punto de la ejecución, que
en general está a entre diez y quince kilómetros de la carretera principal, sólo cuando no
llueve. Dado que los que van a ser ejecutados se ponen histéricos si se les lleva a este
lugar, estos furgones quedan inmovilizados cuando llueve.

Los furgones de gaseamiento del grupo D fueron camuflados como camiones con
remolque, pero son vehículos bien conocidos por las autoridades y la población civil,
que los llama 'Furgones de la Muerte'.

El autor de la carta, Becker, ordenaba a todos los hombres que se mantuvieran los más
alejados posible durante el gaseamiento. La descarga del furgón tras el gaseamiento
tiene 'atroces efectos espirituales y físicos' en los hombres y se les debería ordenar no
participar en dicho trabajo" (501-PS).

No trataré más este asunto, salvo para citar otro repugnante documento que evidencia
el carácter planeado y sistemático de estas persecuciones contra los judíos. Presento un
informe escrito con precisión teutónica hasta el último detalle, ilustrado con fotografías
para autenticar su texto casi increíble, y forrado hermosamente en cuero con el cariño
dado a un trabajo del que alguien se siente orgulloso. Es el informe original del General
de Brigada de las SS Stroop, encargado de la destrucción del gueto de Varsovia, y su
página de título lleva escrito: "El gueto judío de Varsovia ha dejado de existir". Es
característico que uno de los pies de foto explica que la fotografía en cuestión muestra
la expulsión de "bandidos" judíos; las personas que se ven salir en la fotografía son casi
en su mayor parte mujeres y niños pequeños. Contiene un relato día a día de los
asesinatos perpetrados por las SS, demasiado largo para exponerlo, pero déjenme citar
el resumen del General Stroop:
"Sólo se pudo suprimir la resistencia planteada por los judíos y los bandidos por medio
de acciones enérgicas de nuestras tropas día y noche. El Reichsführer de las SS ordenó el
23 de abril de 1943 la limpieza del gueto con total inmisericordia y tenacidad
implacable. Por tanto, decidí destruir e incendiar todo el gueto sin tener en cuenta las
fábricas de armamento. Estas fábricas fueron desmanteladas sistemáticamente, y
entonces, incendiadas. Los judíos normalmente abandonaban sus escondites, pero con
frecuencia permanecían en los edificios en llamas y saltaban por las ventanas sólo
cuando el calor se hacía insoportable. Entonces trataban de arrastrarse con huesos rotos
por la calle para entrar en edificios que no estuvieran ardiendo. La vida en las
alcantarillas dejó de ser cómoda tras la primera semana. Muchas veces podíamos oír

[Page 68]

voces en ellas. Hombres de la SS y policías se metieron valientemente por las bocas de


alcantarilla para capturar a estos judíos. A veces tropezaban con cadáveres de judíos; a
veces les disparaban. Se arrojaban bombas de gas lacrimógeno por las bocas de
alcantarilla, sacando así a los judíos y capturándolos. Un número incontable de judíos
fueron liquidados en alcantarillas y búnkers al volarlos. Cuanto más duraba la
resistencia, más duros se volvían los miembros de las Waffen SS, la policía y la
Wehrmacht, que siempre llevaron a cabo su tarea de forma ejemplar. Con frecuencia,
los judíos que trataban de reabastecerse de comida durante la noche o de comunicarse
con grupos vecinos eran exterminados" (1061-PS).

92
"Esta acción eliminó", dice el comandante de la SS, "un total demostrado de 56.065. A
esto hay que añadir el número de muertos por voladuras, incendios, etc. que no se
pueden contar".

Acusamos de que todas las atrocidades contra los judíos fueron la manifestación y
culminación del plan nazi en el que participaron todos los acusados aquí presentes. Sé
muy bien que algunos de estos hombres tomaron medidas para librar a algún judío
concreto por razones personales de los horrores que esperaban al judío sin protección.
Algunos protestaron por atrocidades particulares, y no dieron crédito a la politica
general. Aunque unos pocos acusados pueden haberse esforzado para lograr
excepciones específicas a la política de exterminio judío, no he encontrado ningún caso
en el que ningún acusado se opusiera a la propia política o tratara de revocarla o
siquiera modificarla.

La determinación de destruir a los judíos era una fuerza que establecía un vínculo que
en todo momento cimentaba los elementos de esta conspiración. Había diferencias en
muchas políticas internas entre los acusados. Pero no hay ninguno que no haya coreado
el grito de unión del nazismo: DEUTSCHLAND ERWACHE-JUDAVERRECKE
(¡Alemania, despierta! ¡Judío, perece!)

Pasaré ahora a analizar el terrorismo y la preparación para la guerra.

Se considera que la forma en la que en general un gobierno trata a sus habitantes no es


de la incumbencia de otros gobiernos o de la sociedad internacional. Ciertamente, pocas
opresiones o crueldades podrían lograr la intervención de potencias extranjeras. Pero
ahora se sabe que el maltrato alemán de alemanes superó en magnitud y salvajismo
cualquier límite de lo que es tolerado por la civilización moderna. Otras naciones, con el
silencio, estarían consintiendo esos crímenes. Además, estas persecuciones nazis
adquieren el carácter de crímenes internacionales a causa del fin con el que se
cometieron.

El fin, como hemos visto, de librarse de la influencia de los sindicatos, las iglesias y los
judíos, era despejar las obstrucciones a la precipitación de una guerra de agresión. Si la
guerra de agresión en violación de obligaciones internacionales es una cuestión de
ámbito internacional, su preparación ha de ser también motivo de interés para la
comunidad internacional. El terrorismo fue el instrumento clave para asegurar la
cohesión del pueblo alemán para la finalidad de la guerra. Además, estas crueldades en
Alemania sirvieron como práctica de atrocidades para enseñarle a los miembros de la
organización criminal que debían seguir el patrón más adelante en los países ocupados.

A través de los cuerpos de policía que comparecen acusados de ser organizaciones


criminales, los líderes del Partido Nazi, ayudado en algún momento en sus propósitos
básicos y destacados por todos los acusados, instauró un reinado de terror. Estas
organizaciones de espionaje y policía fueron utilizadas para cazar a cualquier forma de
oposición y penalizar toda disconformidad. Pronto estas organizaciones fundaron y
administraron los campos de concentración- Buchenwald en 1933, Dachau en 1934. Pero
estos nombres destacados no son los únicos. Los campos de concentración motearon el
mapa de Alemania y fueron numerosos. Al principio se encontraron con la resistencia de
algunos alemanes. Tenemos una carta capturada del Ministro de Justica Gurtner a
Hitler que es reveladora. Un oficial de la Gestapo había sido procesado por crímenes
cometidos en un campo en Hohenstein, y el Gobernador nazi de Sajonia había pedido

93
inmediatamente que se anulara el proceso. El Ministro de justicia protestó en junio de
1935 porque, como dijo, "en este campo han ocurrido maltratos inusualmente graves a
los prisioneros desde el verano de 1934.

[Página 69]

No sólo se azotaba a los prisioneros con látigos sin motivo, como en el campo de
concentración de Bredow, cerca de Stettin, hasta que perdían la consciencia, sino que
también eran torturados de otras formas, por ejemplo, con la ayuda de un aparato que
goteaba construido exclusivamente para este fin, bajo el que los prisioneros tenían que
permanecer hasta que sufrían heridas purulentas en el cuero cabelludo" (787-PS).

No dedicaré tiempo a detallar los espantosos procedimientos empleados en estos


campos de concentración. Las palizas, el hambre, las torturas y los asesinatos eran
rutinarios- tan rutinarios que los torturadores se volvieron descuidados e indiferentes.
Tenemos un informe sobre el descubrimiento de que en Plotzensee una noche se ejecutó
a 186 personas aunque se ordenó la ejecución de sólo 150. Otro informe describe cómo la
familia de una víctima recibió dos urnas de cenizas por error. Se obligó a internos a
ejecutar a otros internos. En 1942 se les pagaba cinco reichsmaks por ejecución, pero el
27 de junio de 1942 el General de las SS Glucke ordenó a los comandantes de todos los
campos de concentración que redujeran sus honorarios a tres cigarrillos. En 1943, el
Reichsführer de las SS y Jefe de la Policía Alemana ordenó que el castigo corporal a
mujeres rusas fuera aplicado por mujeres polacas y viceversa, pero no se eliminó el
premio. Se autorizó "como recompensa, unos pocos cigarrillos". Con los nazis, la vida
humana se había devaluado progresivamente, hasta que finalmente se convirtió en algo
que valía tan sólo un poco de tabaco- tabaco Ersatz. Hubo sin embargo algunas trazas
de la esencia de la bondad humana. El 11 de agosto de 1942 Himmler envió una orden a
los comandantes de catorce campos de concentración indicando que "sólo los
prisioneros alemanes pueden golpear a otros prisioneros alemanes" (2189-PS).

El misterio y el suspense se sumaron a la crueldad para extender la tortura del interno a


su familia y amigos. Hombres y mujeres desaparecían de sus hogares u oficinas o de las
calles, y no se sabía nada de ellos. La falta de noticias no se debía a un personal saturado
de trabajo, era la política seguida. El Jefe de la SD y la Sipo informó de que, de acuerdo
con órdenes del Führer, se debía crear ansiedad en las mentes de la familia de la persona
arrestada (668-PS). Las deportaciones y arrestos secretos eran denominados, con un
ingenio nazi que resulta un tanto macabro, "Nacht und Nebel" (Noche y Niebla) (L,90,
833-PS).

Una de las muchas órdenes de estas acciones daba esta explicación:

"El decreto incluye una innovación básica. El Führer y Comandante en Jefe de las
Fuerzas Armadas ordena que los crímenes de los tipos especificados cometidos por
civiles de los territorios ocupados han de ser castigados por los consejos de guerra
pertinentes en los territorios ocupados sólo cuando (a) la sentencia sea de pena de
muerte, y (b) la sentencia se pronuncie no más allá de ocho días después del arresto. El
Führer y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas considera que sólo cuando ambas
condiciones se den se conseguirá que las acciones punitivas en los territorios ocupados
produzcan el efecto disuasorio deseado. En el futuro, en otros casos, se ha de traer al
acusado secretamente a Alemania, y el proceso continuará aquí. El efecto disuasorio de
estas medidas se basa en: (a) permitir la desaparición del acusado sin dejar rastro; (b)

94
que a partir de entonces no se proporcione ninguna clase de información sobre su
localización y su suerte" (833-PS).

Segundo Día: Miércoles, 21 de noviembre de 1945


(6 de 8)

Para añadir burda crueldad, se recurrió a la ciencia. Los "indeseables" eran exterminados
por medio de la inyección de drogas en la sangre, por asfixia en cámaras de gas. Se les
disparaba con balas envenenadas para estudiar los efectos (L-103).

Entonces, alos experimentos crueles los nazis añadieron otros obscenos. No eran el
trabajo de subordinados degenerados, sino de grandes mentes de alto rango en la
conspiración nazi. El 20 de mayo de 1942, el Mariscal de Campo Milch autorizó al
General de las SS Wolff a continuar en el campo de Dachaucon los llamados
"experimentos fríos"; y cuatro mujeres gitanas fueronseleccionadas para ello. Himmler
dio permiso para realizar estos "experimentos" también en otros campos (1617-PS). En
Dachau, los informes del "doctor" responsable de los experimentos muestran que las
víctimas eran sumergidas en agua fría hasta que su temperatura corporal bajaba a 26
grados centígrados(8,24 grados Fahrenheit), momento en el que morían
inmediatamente (1618-PS.)Esto ocurrió en agosto

[Página 70]

de 1942. Pero la técnica del "doctor" mejoró. En febrero de 1942 pudo informar de que
treinta personas fueron congeladas a entre 27 y 29 grados, con sus manos y pies blancos
y helados, y "recalentados" con un baño caliente. Pero el triunfo científico nazi fue
"recalentar con calor animal". La víctima, congelada mortalmente, era rodeada de los
cuerpos de mujeres vivas hasta que revivía y respondía a su entorno manteniendo
relaciones sexuales (1616-PS.) Aquí la degeneración nazi alcanzó su punto más bajo.

No me gusta llenar el acta con estos relatos morbosos, pero estamos realizando la cruel
tarea de juzgar a hombres como criminales, y estas son las cosas que sus propios agentes
dicen que ocurrieron. Les mostraremos esos campos de concentración en películas, tal y
como los ejércitos Aliados los encontraron cuando llegaron, y las medidas que tuvo que
adoptar el General Eisenhower para limpiarlos. Nuestras pruebas serán desagradables y
ustedes dirán que no les voy a dejar dormir. Pero estas son las cosas que han revuelto el
estómago del mundo y han hecho que cualquier persona civilizada actúe contra la
Alemania nazi.

Alemania se convirtió en una vasta cámara de torturas. Los gritos de sus víctimas se
oyeron por todo el mundo y estremecieron a las personas civilizadas de todo el mundo.
Soy una de las personas que durante esta guerra recibió la mayoría de las historias sobre
atrocidades con sospechas y escepticismo. Pero las pruebas son tan abrumadoras que
me aventuro a predecir que nada de lo que he dicho será negado. Estos acusados sólo
negarán su responsabilidad personal o su conocimiento.

Bajo las garras de la red más intricada de espionaje e intriga que haya creado ningún
estado moderno, y con persecuciones y torturas de una clase que no se veía en el mundo
desde hacía muchos siglos, los elementos de la población alemana que eran buenas

95
personas y valientes fueron aniquilados. Los que eran buenas personas pero débiles
fueron intimidados. La resistencia abierta, que nunca había sido nada más que débil y
poco decidida, desapareció. Pero puedo decir felizmente que siempre existió resistencia,
aunque se manifestó sólo en hechos como el fracasado intento de asesinar a Hitler el 20
de julio de 1944. Con la resistencia aplastada, los nazis tenían el Estado alemán en sus
manos.

Pero los nazis no sólo silenciaron a las voces discordantes. Crearon controles positivos
tan efectivos como los negativos. Los órganos de propaganda, en una escala nunca
conocida, estimularon al partido y sus formaciones con un entusiasmo permanente y un
desenfreno que nosotros, los demócratas, sólo podemos soportar durante unos pocos
días antes de unas elecciones. Inculcaron y practicaron el Führerprinzip, que
centralizaba el control del Partido y el Estado -controlado por el Partido- de las vidas y
pensamiento del pueblo alemán, que está acostumbrado a mirar al Estado alemán, sin
importar quién lo controle, con un misticismo incomprensible para mi pueblo.

Todos estos controles, desde su comienzo, fueron ejercidos con una energía y
determinación sin parangón para poner a Alemania en pie de guerra. Mostraremos a
partir de los propios documentos nazis su entrenamiento secreto de personal militar, su
creación secreta de una fuerza aérea militar. Finalmente, se creó un ejército de reclutas.
Financieros, economistas y empresarios de la industria se unieron al plan y promovieron
elaboradas alteraciones en la industria y las finanzas para soportar una concentración
sin precedentes de recursos y energías como preparativo para la guerra. El rearme de
Alemania sobrepasó tanto a sus vecinos que en un año tenía fuerza como para aplastar
toda la fuerza militar de la Europa continental, excluida Rusia, y empujar después a los
ejércitos rusos hasta el Volga. Estos preparativos eran de una magnitud que
sobrepasaba toda necesidad de defensa, y todos los acusados, y cualquier alemán
inteligente, sabían bien que los fines eran agresivos.

Antes de lanzarse a una guerra de agresión abierta, los nazis llevaron a cabo algunos
experimentos más bien cautelosos para poner a prueba el espíritu de resistencia de los
que se cruzaban en su camino. Avanzaban sólo si otros retrocedían, y se mantenían en
una posición en la que podían retirarse si se encontraban con un temperamento que
hiciera peligrosa la insistencia.

El 7 de marzo de 1936 los nazis reocuparon Renania y procedieron a

[Página 71]

fortificarla, violando así el Tratado de Versalles y los Pactos de Lucerna. No se


encontraron con ninguna resistencia sólida y se atrevieron a dar el siguiente paso, que
era la adquisición de Austria. A pesar de dar repetidas garantías de que Alemania no
tenía ningún plan referido a Austria, se preparó la invasión. La amenaza de ataque forzó
la renuncia de Schuschnigg como Canciller de Austria, permitiendo así que el acusado
nazi Seyss-Inquart ocupara su puesto. Éste abrió inmediatamente la frontera e invitó a
Hitler a invadir Austria "para mantener el orden". El 12 de marzo comenzó la invasión.
Al día siguiente, Hitler se proclamó a sí mismo Jefe del Estado Austriaco, se hizo con el
mando de sus fuerzas armadas, y se emitió una ley que anexionaba Austria a Alemania.

96
Las amenazas de agresión habían triunfado sin que se planteara resistencia. Sin
embargo, los miedos empezaron a agitarse. Fueron adormecidos con una garantía al
Gobierno Checoslovaco de que no se atacaría el país. Demostraremos que el Gobierno
Nazi ya disponía entonces de planes detallados del ataque. Presentaremos los
documentos con los que esos conspiradores planearon crear un incidente para justificar
su ataque. Incluso consideraron asesinar a su propio embajador en Praga para crear un
incidente suficientemente grave. Precipitaron una crisis diplomática que empeoró a lo
largo del verano. Hitler fijó el 30 de septiembre como el día en que las tropas debían
estar listas para la acción. Bajo la amenaza de la guerra inmediata, el Reino Unido y
Francia firmaron un pacto con Alemania e Italia en Munich el 29 de septiembre de 1938
que obligaba a Checoslovaquia a ceder los Sudetes a Alemania. Se consumó con la
ocupación alemana el 1 de octubre de 1938.

El Tratado de Munich prometía que no habría más agresiones contra Checoslovaquia,


pero la promesa nazi se hizo a la ligera y se olvidó rápidamente. El 15 de marzo de 1939,
desafiando el propio Tratado de Munich, los nazis ocuparon Bohemia y Moravia, que
constituían la mayor parte de Checoslovaquia aún no cedida a Alemania. De nuevo
Occidente asistió horrorizado a los hechos, pero tenía pavor a la guerra, no veía más
remedio que la guerra, y esperaba contra toda esperanza que la fiebre expansionista
nazi hubiera terminado. Pero el mundo nazi se emborrachó de estos éxitos sin
resistencia en alianza abierta con Mussolini y encubierta con Franco. Después, tras
firmar una engañosa y dilatoria paz con Rusia, los conspiradores entraron en la fase
final de su plan para una nueva guerra.

No haré más larga esta sección detallando los pasos que condujeron ala guerra de
agresión que comenzó con la invasión de Polonia el 1 de septiembre de 1939. Esta
historia será expuesta ante ustedes por la Delegación Británica a partir de documentos,
incluidos los del propio Estado Mayor Alemán. Los planes habían sido elaborados
mucho antes. Ya en 1935 Hitler nombró al acusado Schacht "Comisionado General para
la Economía de Guerra" (2261-PS). Tenemos el diario del General Jodl (1780-PS); el
"Plan Otto", la orden de Hitlerde atacar Austria en caso de que los engaños fallaran (C-
102); el"Plan Verde", que fue el diseño del ataque a Checoslovaquia (338-PS);el plan de la
Guerra en Occidente (376-PS, 375-PS); la carta de Funk a Hitler del 25 de agosto de
1939 en la que detalla el largo camino de la preparación económica para la guerra (699-
PS); la orden altamente secreta de movilización de Keitel para 1939-40 indicando los
pasos a seguir durante un "periodo de tensión", como fue descrito, durante el que no se
declararía públicamente "ningún 'estado de guerra' incluso aunque se adoptaran
medidas de guerra abierta contra el enemigo". Esta última orden (1699- PS) está en
nuestro poder a pesar de una orden secreta del 16 de marzo de 1945, cuando las tropas
Aliadas avanzaban hacia el corazón de Alemania, de quemar estos planes. También
tenemos la orden de Hitler del 18de diciembre de 1940 de la "Contingencia Barbarroja",
su nombre en clave,estableciendo la estrategia del ataque a Rusia. El original de ese plan
incluyelas iniciales de los acusados Keitel y Jodl. Estaban planeando el ataquey
planeándolo mucho antes de la declaración de guerra. Tenemosinformación detallada
sobre el "Caso Blanco", el plan de ataque aPolonia (2327-PS). Ese ataque comenzó la
guerra. El plan fue presentadopor Keitel el 3 de abril de 1939. El ataque no tuvo lugar
hasta septiembre.Los pasos preparatorios del ataque fueron

[Página 72]

97
dados por comandantes subordinados, uno de los cuales dio una orden el 14 de junio
indicando que:
"El Comandante en Jefe de los Ejércitos ha ordenado la elaboración de un plan de acción
contra Polonia que tenga en cuenta las demandas del liderazgo político de un comienzo
de la guerra por sorpresa y de un éxito rápido... Declaro que es tarea de los Generales al
Mando, los Comandantes de División y los Comandantes limitar lo más posible el
número de personas que serán informadas y la amplitud de la información, y pido que se
tomen todas las medidas adecuadas para evitar que personas ajenas obtengan
información...

La operación, para poder contrarrestar una correcta movilización y concentración


polacas, ha de iniciarse por sorpresa con fuerzas que sean en su mayor parte blindadas y
motorizadas, puestas en alerta cerca de la frontera. La superioridad inicial sobre los
guardafronteras polacos y la sorpresa que con certeza es de esperar se han de mantener
desplazando rápidamente otras partes del ejército y contraatacando el avance del
ejército polaco...

Si el desarrollo de la situación política hace que no se pueda lograr la sorpresa al


comienzo de la guerra, debido a buenas preparaciones para la defensa por parte del
Ejército Polaco, el Comandante en Jefe del Ejército ordenará la apertura de hostilidades
tan sólo tras reunir suficientes fuerzas adicionales. La base de todos los preparativos
será sorprender al enemigo..." (2327-PS)

También tenemos la orden de ataque a Inglaterra, de nuevo con las iniciales de Keitel y
Jodl. Es interesante que comience reconociendo que, aunque la posición militar
británica es "desesperada", no muestran ninguna señal de rendición (442-PS).

No menos incriminadoras son las actas de las reuniones de Hitler con sus más estrechos
colaboradores.

Ya el 5 de noviembre de 1937 Hitler le dijo a los acusados Goering, Raeder y Neurath,


entre otros, que el rearme alemán se había cumplido prácticamente y que había decidido
asegurarse por la fuerza, comenzando con un ataque relámpago contra Checoslovaquia
y Austria, un mayor espacio vital para los alemanes en Europa no más tarde de 1943-
1945, y quizás ya en 1938 (368-PS). El 23 de mayo de 1939, el Führer dijo a su mando que

"Es una cuestión de expandir nuestro espacio vital en el Este y asegurar nuestros
suministros de alimentos por encima de la fertilidad natural, ya que la explotación
alemana incrementará enormemente los excedentes.

Por tanto no hay ninguna duda en atacar Polonia, hemos tomado esta decisión:

Atacar Polonia a la primera oportunidad.

No podemos esperar una repetición de la cuestión checa. Habrá guerra" (L-79).

El 22 de agosto de 1939, Hitler se dirigió de nuevo a miembros del Alto Mando,


diciéndoles cuándo se ordenaría el comienzo de las operaciones militares. Reveló que
con fines propagandísticos, provocaría una buena razón: "No supondrá ninguna
diferencia", anunció, "el si esta razón sonará convincente o no. Después de todo, al
vencedor no se le preguntará si decía la verdad o no. Tenemos que proceder

98
brutalmente. El más fuerte siempre tiene la razón" (1014-PS). El 23 de noviembre de
1939, después de que los alemanes hubieran invadido Polonia, Hitler dio esta
explicación: "Por primera vez en la Historia sólo tenemos que luchar en un frente. El
otro frente está por el momento libre, pero nadie puede saber cuánto tiempo
permanecerá así. He dudado durante mucho tiempo de si atacar en el Este y luego en el
Oeste. Básicamente, no organicé las fuerzas armadas para que no atacaran. La decisión
de atacar siempre fue mia. Quería resolver el problema tarde o temprano. Bajo presiones,
se decidió que se atacaría primero el Este" (789-PS).

Conocemos las sangrientas consecuencias. Se provocaron incidentes fronterizos. Se


hicieron

[Página 73]

demandas territoriales. Cuando Polonia rehusó, las fuerzas alemanas invadieron el 1 de


septiembre de 1939. Se destruyó Varsovia; Polonia cayó. Los nazis, de acuerdo con sus
planes, se movieron rápidamente para extender su agresión por Europa y hacerse con la
ventaja de la sorpresa sobre sus vecinos no preparados. A pesar de repetidas garantías
solemnes de intenciones pacíficas, invadieron Dinamarca y Noruega el 9 de abril de
1940; Bélgica, Holanda y Luxemburgo el 10 de mayo de 1940; Yugoslavia y Grecia el 6 de
abril de 1941.

Como parte de la preparación nazi para la agresión contra Polonia y sus aliados,
Alemania, el 23 de abril de 1939 había firmado un pacto de no agresión con la Rusia
Soviética. Fue sólo un tratado dilatorio que Alemania tenía la intención de respetar sólo
el tiempo necesario para preparar su violación. El 22 de junio de 1941, según planes largo
tiempo madurados, los nazis lanzaron tropas sobre territorio soviético sin declaración
de guerra. Toda Europa estaba en llamas.

Los planes nazis de agresión requerían el uso de aliados asiáticos, y los encontraron
entre aquellos japoneses con los que compartían mentalidad y fines. Eran hermanos bajo
la piel.

Himmler registró una conversación que tuvo el 31 de enero de 1939 con el General
Oshima, embajador japonés en Berlín. Escribió

Además, (Oshima) había tenido éxito hasta ahora al enviar a diez rusos con bombas a
través de la frontera caucásica. Estos rusos tenían como misión asesinar a Stalin. Otros
cuantos rusos, a los que había también había enviado, habían sido fusilados en la
frontera" (2195-PS).
El 27 de septiembre de 1940 los nazis firmaron una alianza militar y económica
germano-italiano-japonesa de diez años por la que estas potencias acordaron
"permanecer junto al resto y cooperar en sus esfuerzos en la Gran Asia Oriental y en las
regiones de Europa respectivamente, donde es su principal fin establecer y mantener un
nuevo orden".

El 5 de marzo de 1941 el acusado Keitel emitió una orden de alto secreto. Decía que "el
Führer había ordenado instigar la participación activa de Japón en la guerra" y ordenaba
que "el poder militar japonés ha de fortalecerse con la revelación de experiencias de
guerra alemanas, y se ha de dar apoyo militar, económico y técnico". Se decía que el fin

99
era aplastar a Inglaterra rápidamente, manteniendo así a Estados Unidos fuera de la
guerra (C-75).

El 29 de marzo de 1941 Ribbentrop le dijo a Matsuoka, el Ministro de Exteriores


japonés, que el ejército alemán estaba preparado para atacar a Rusia. Por su parte,
Matsuoka volvió a asegurarle a Ribbentrop el cumplimiento de lo acordado en Extremo
Oriente. Japón, informó, estaba actuando en ese momento como si no tuviera ningún
interés en Singapur, pero "pretende atacar cuando llegue el momento adecuado" (1877-
PS). En abril de 1941, Ribbentrop insistió a Matsuoka en la cuestión de la entrada de
Japón en la guerra, que "aseguraría la victoria" y sería de más interés para Japón que para
Alemania, dado que daría a Japón una oportunidad única de conseguir sus objetivos
nacionales y jugar un papel de liderazgo en Extremo Oriente (1882-PS).

Las pruebas de este caso también demostrarán que los líderes deAlemania estaban
planeando la guerra contra Estados Unidos desde el Atlántico, así como instigando a
ella a su aliado del Pacífico. Un informe capturado del cuartel general de Führer, del 29
de octubre de 1940, pide cierta información sobre bases aéreas e informa además de que:

"En este momento el Führer está analizando la cuestión de la ocupación de las islas del
Atlántico con la idea de la guerra contra América en una fecha posterior. Se enviarán las
deliberaciones sobre el asunto" (376-PS).
El 7 de diciembre de 1941, un día que como dijo el difunto Presidente Roosevelt
"permanecerá en la memoria de la infamia", la victoria de la agresión alemana parecía
segura. La Wehrmacht estaba a las puertas de Moscú. Tomando ventaja de la situación,
y mientras sus plenipotenciarios ponían en marcha una acción diplomática de
distracción en Washington,

[Página 74]

Japón, sin declaración de guerra, atacó traicioneramente a Estados Unidos en Pearl


Harbour y las Filipinas. Se sucedieron rápidamente ataques a la Commonwealth y a
Holanda en el Pacífico Suroeste. Estas agresiones fueron respondidas de la única forma
con la que se las podía responder, con instantáneas declaraciones de guerra y con
resistencia armada que creció lentamente durante muchos meses de situaciones
adversas hasta que finalmente el Eje fue aplastado y se logró liberar a sus víctimas.

Señoría, voy a comenzar con los "Crímenes en el Transcurso de la Batalla", que es una
cuestión bastante distinta. Quedan cinco minutos para la hora del receso. Sería muy
conveniente para mi si está de acuerdo.

EL PRESIDENTE: Reanudaremos la sesión en 15 minutos.

(Se hizo un receso).

EL PRESIDENTE: El Tribunal ha de pedir que si se levanta la sesión durante quince


minutos, los miembros de la defensa y demás personas estén en sus asientos tras quince
minutos. Sr. Letrado Jackson, entiendo que desea continuar hasta las 5:15, momento en
el que podrá concluir su discurso, ¿es así?

LETRADO JACKSON: Creo que será lo más adecuado.

100
EL PRESIDENTE: Sí, al Tribunal le gustará que sea así.

LETRADO JACKSON: Con la venia, Señoría, pasaré a la cuestión de los "Crímenes en el


Transcurso de la Batalla".

Segundo Día: Miércoles, 21 de noviembre de 1945


(7 de 8)

4. CRÍMENES EN EL TRANSCURSO DE LA BATALLA

Incluso los pueblos más belicosos han reconocido en nombre de la humanidad algunas
limitaciones al salvajismo de la guerra. Se han elaborado reglas a tal fin en convenciones
internacionales de las que Alemania formaba parte. Estas leyes habían establecido
ciertos límites al trato dado a los beligerantes. El enemigo tenía derecho a rendirse y a
que se le diera cuartel y buen trato como prisionero de guerra. Demostraremos por
medio de documentos alemanes que se negaron estos derechos, que se dio un trato
brutal a los prisioneros de guerra y que con frecuencia fueron asesinados. Esto fue cierto
en particular en el caso de pilotos capturados, con frecuencia compatriotas míos.

Se ordenó que se dejaría de dar a los pilotos ingleses y americanos el status de


prisioneros de guerra. Serían tratados como criminales, y se ordenó al Ejército que
evitara protegerles de ser linchados por el populacho (R-118). El Gobierno Nazi, a través
de sus agencias de política y propaganda, tuvo dificultades para incitar a la población
civil a atacar y asesinar a los pilotos que se estrellaban. La orden, dada por el
Reichsführer de las SS, Himmler, decía que

"No es tarea de la policía interferir en choques entre alemanes y pilotos ingleses y


americanos que hayan saltado en paracaídas"
Esta orden fue transmitida el mismo día por el Obersturmbannführer de las SS Brandof,
Mando del Personal de Himmler, a todos los Mandos de las SS y Oficiales de Policía,
con estas indicaciones:
"Les envío la orden incluida aquí pidiendo que se informe al Jefe de la Policía Regular y
de la Policía de Seguridad. Deben dar a conocer esta orden a sus oficiales subordinados
verbalmente (R-110)".
De forma similar, mostraremos la orden de alto secreto de Hitler, del 18 de octubre de
1942, indicando que los Comandos, sin importar su condición, "fueran masacrados hasta
el último hombre" tras su captura (498-PS). Mostraremos la circulación de órdenes
secretas, una de ellas firmada por Hess, que debían transmitirse oralmente a los civiles,
de que se arrestara o liquidara a los pilotos o paracaidistas enemigos (062-PS). De esta
forma se incitaron y dirigieron los asesinatos.

Esta campaña nazi de tratamiento sin piedad de fuerzas enemigas alcanzó sus mayores
proporciones en la lucha contra Rusia. Todos los prisioneros de guerra eran apartados
del control del Ejército y puestos en manos de Himmler y las SS (058-PS). En el Este, la
furia alemana se desbordó. Se ordenaba marcar a los prisioneros

[Página 75]

de guerra rusos. Se les mataba de hambre. Citaré párrafos de una carta escrita el 28 de
febrero de 1942 por el acusado Rosenberg al acusado Keitel:

101
"La suerte de los prisioneros de guerra soviéticos en Alemania es, por el contrario, una
tragedia de la mayor magnitud. De 3,600.000 prisioneros de guerra, sólo unos
centenares de miles siguen siendo capaces de trabajar a pleno rendimiento. Una gran
parte de ellos ha pasado hambre, o ha muerto debido a las inclemencias del tiempo.
Miles han muerto también por enfermedades.

Los comandantes de campo han prohibido a la población civil poner comida a


disposición de los prisioneros, y más bien les están dejando morir de hambre

En muchos casos, cuando los prisioneros de guerra ya no pueden seguir la marcha por el
hambre y el cansancio, se les dispara ante los ojos de la horrorizada población, y se
abandonan los cuerpos.
En numerosos campos no se proporciona refugio a los prisioneros de guerra.

Duermen al raso cuando llueve o nieva. Ni siquiera se dieron herramientas para cavar
hoyos o cuevas.

Finalmente, hay que mencionar los fusilamientos de prisioneros de guerra; por ejemplo,
en varios campos se fusiló a todos los 'asiáticos' " (081-PS).

Las costumbres civilizadas y las convenciones, de las que Alemania formaba parte,
habían establecido ciertas inmunidades para la población civil que sufriera la desgracia
de vivir en tierras ocupadas por ejércitos hostiles. Las fuerzas de ocupación alemanas,
controladas o dirigidas por hombres que están siendo juzgados ante ustedes,
cometieron una larga serie de desmanes contra los habitantes de territorio ocupado que
serían increíbles de no ser por las órdenes e informes capturados que muestran la
obediencia con la que se ejecutaron esas órdenes.

Trataremos aquí una fase de criminalidad común diseñada por los conspiradores como
parte del Plan Común. Podremos apreciar por qué estos crímenes contra sus enemigos
europeos no fueron casuales, sino que fueron crímenes planeados y organizados, cuando
lleguemos a su razón de ser. Hitler le dijo a sus oficiales el 22 de agosto de 1939 que "el
objetivo principal en Polonia es la destrucción del enemigo y no el alcanzar cierta línea
geográfica" (1014-PS). Esas palabras son una cita. El proyecto de deportar a la juventud
prometedora de los territorios ocupados fue aprobado por Rosenbeg según la teoría de
que "se logrará un deseado delibitamiento de la fuerza biológica del pueblo
conquistado" (03I-PS). Germanizar o destruir, ése era el programa. Himmler dijo: "O nos
ganamos a cualquier buena sangre que podamos utilizar para nosotros y les hacemos un
lugar entre nuestro pueblo, o caballeros, -puede que consideren que esto es cruel, pero
la naturaleza es cruel- destruiremos esa sangre". En cuanto a los "buenos tipos raciales",
Himmler añadió: "así, creo que es nuestra misión llevarnos a sus hijos, apartarlos de su
entorno, si es necesario, secuestrándolos o robándolos" (L-90). Solicitó con apremio la
deportación de niños eslavos para librarse de enemigos potenciales de futuros soldados.

El propósito de los nazis era dejar a los enemigos de Alemania en tal estado de debilidad
que incluso perdiendo Alemania la guerra, siguiera siendo todavía la nación más
poderosa de Europa. En este contexto debemos considerar el plan de la guerra sin
cuartel, que implica un plan para la comisión de Crímenes de Guerra y Crímenes contra
la Humanidad.

102
Se capturó y asesinó a rehenes en gran número. Se infligieron castigos en masa, tan
salvajes que se extinguieron comunidades enteras. Se comunicó a Rosenberg la
aniquilación de tres pueblos no identificados en Eslovaquia. En mayo de 1943, se ordenó
borrar del mapa otro pueblo de unas 40 granjas y 220 habitantes. Se ordenó fusilar a
toda la población, hacerse con todo el ganado y propiedades, y que se destruyera
"totalmente el pueblo por medio del fuego". Un informe secreto del Ministerio para el
Territorio del Este de Rosenberg, del que era responsable, revela que:

"Las raciones de alimento que se conceden a la población rusa son tan bajas que no
pueden asegurar su existencia y sólo proporcionan una subsistencia mínima de
duración

[Página 77]

limitada. La población no sabe si seguirá viva. Se enfrentan a la muerte por hambre.

Las carreteras están llenas de cientos de miles de personas, a veces hasta un millón
según la estimación de expertos, que vagan en busca de alimento

La acción de Sauckel ha causado gran malestar entre los civiles. Chicas rusas fueron
despiojadas por hombres, se hicieron fotos de desnudos en poses forzadas, se encerró a
doctoras en vagones de carga para el disfrute de los comandantes del transporte, se llevó
encadenadas a mujeres en camisón de las ciudades a las estaciones de tren, etc. Todo
este material ha sido enviado a la OKH".

Quizás la deportación a campos de trabajo en régimen de esclavitud fue la operación de


esclavismo más horrible y extensa de la Historia. En pocas cuestiones tenemos pruebas
tan abundantes e inculpatorias. En un discurso del 25 de enero de 1944 el acusado
Frank, Gobernador General de Polonia, alardeó de lo siguiente: "He enviado 1,200.000
trabajadores polacos al Reich". El acusado Sauckel informó de que "de los cinco millones
de trabajadores extranjeros que llegaron a Alemania, como mucho 200.000 vinieron
voluntariamente". Se informó de este hecho al Führer y a los acusados Speer, Goering y
Keitel (R-124). Se utilizó también a niños de entre 10 y 14 años a través de una orden
transmitida por telégrafo por el Ministerio para los Territorios Ocupados del Este, de
Rosenberg:
"Se encarga además al Mando la transferencia de la juventud rusa apta de entre 10 y 14
años de edad al Reich. La autoridad no se ve afectada por los cambios relacionados con
la evacuación y transporte a los campos de recepción de Bialystok, Krajewo, y Olitei, el
Führer incluso desea que esta actividad se incremente aún más". (200-PS).
Cuando no se disponía de suficientes trabajadores, se hacía trabajar a los prisioneros de
guerra, en flagrante violación de convenciones internacionales (016-PS). Se trajeron
trabajadores esclavos de Francia, Bélgica, Holanda, Italia y el Este. Los métodos de
reclutamiento eran violentos (R-124, 018-PS, 204-PS). El trato dado a estos trabajadores
esclavos fue definido en términos generales, no difíciles de traducir en privaciones
concretas, en una carta al acusado Rosenberg del acusado Sauckel, que decía:
"Todos los prisioneros de guerra, tanto de los territorios del Oeste como de los del Este,
ahora en Alemania, deben incorporarse completamente a las industrias alemanas de
armamento y munición. Se ha de llevar su producción al nivel más alto posible.

103
El empleo completo de prisioneros de guerra, así como el uso de un número gigantesco
de nuevos trabajadores civiles, hombres y mujeres, se ha convertido en una necesidad
indiscutible para la solución de la movilización del programa de trabajo en esta guerra.

Se ha de alimentar, proporcionar alojamiento y tratar a todos los hombres de tal forma


que se les explote lo más posible con el gasto más bajo concebible" (016-PS).

Siguiendo el plan nazi de reducir permanente el nivel de vida de sus vecinos y


debilitarles física y económicamente, se cometió una larga serie de crímenes. Hubo una
gran destrucción, sin fines militares, de propiedades de civiles. Se abrieron diques en
Holanda casi al final de la guerra no para lograr objetivos militares, sino para destruir
los recursos y dañar la economía de los ahorradores holandeses

Se hizo un trasvase económico cuidadosamente planificado de los bienes de los países


ocupados. Un ejemplo del plan se ve en un informe sobre Francia del 7 de diciembre de
1942, elaborado por el Departamento de Investigación Económica del Reichsbank.
Surgió la cuestión de si los costes de la ocupación francesa debían incrementarse de 15
millones de Reichsmarks por día a 25 millones. El Reichsbank analizó la economía
francesa para determinar si podría soportar la carga. Señaló que el armisticio había
hecho que Francia entregara hasta la fecha 18.250,000.000 Reichsmarks, equivalentes a
370 mil millones de francos. Indicó

[Página 77]

que la carga de esos pagos en dos años y medio equivalía a los ingresos totales
nacionales de Francia en 1940, y que la cantidad de pagos hechos a Alemania en los
primeros seis meses de 1942 se correspondía con la estimación de ingresos totales de
Francia para todo el año. El informe concluía: "en cualquier caso, la conclusión
inevitable es que se han impuesto tributos relativamente mayores a Francia desde el
armisticio de junio de 1940 que a Alemania tras la Primera Guerra Mundial. Teniendo
esto en cuenta, se ha de señalar que la potencia económica de Francia nunca igualó la
del Reich Alemán, y que la Francia vencida no ha podido recurrir a la economía y
recursos financieros internacionales en el mismo grado que Alemania tras la Primera
Guerra Mundial".

El acusado Funk fue Ministro de Economía del Reich y Presidente del Reichsbank; el
acusado Ribbentrop fue Ministro de Exteriores; el acusado Goering fue
Plenipotenciario del Plan de Cuatro Años; todos ellos participaron en el intercambio de
opiniones del que este documento capturado es una parte (2149-PS). Sin importar este
análisis del Reichsbank, procedieron a incrementar la carga impositiva a Francia de 15
millones de Reichsmarks al día a 25 millones.

No es sorprendente que se hundiera la economía francesa. El objetivo y finalidad de la


cuestión aparece ya el 14 de septiembre de 1940 en una carta del General Stupnagel, jefe
de la Comisión Alemana del Armisticio, al acusado Jodl , cuando escribió: "realmente, el
lema 'Debilitación sistemática de Francia' ya ha sido conseguido de lejos".

No sólo había intención de debilitar y desmoralizar la economía de los vecinos de


Alemania con el fin de destruir su competitividad, sino que además hubo saqueos y
robos en una escala sin precedentes. No es necesario ser hipócritas en la cuestión del
saqueo. Reconozco que ningún ejército atraviesa territorio ocupado sin que haya algún

104
robo. Normalmente, la cantidad de robos se incrementa a medida que se debilita la
disciplina. Si las pruebas en este caso demostraran que no hubo más saqueo que los de
esta clase, ciertamente no incluiría este cargo en la acusación.

Pero demostraremos que el saqueo no se debió a la falta de disciplina o a las típicas


debilidades del carácter humano. Los alemanes organizaron el expolio, lo planearon, lo
controlaron y lo hicieron oficial de la misma forma que organizaron todo lo demás, y
después elaboraron informes de lo más meticulosos para demostrar que habían hecho el
mejor trabajo posible de saqueo bajo las circunstancias existentes. Y tenemos esos
informes.

El acusado Rosenberg fue puesto al frente de un expolio sistemático de los objetos de


arte de Europa por orden directa de Hitler del 29 de enero de 1940 (136-PS). El 16 de
abril de 1943, Rosenberg informó de que hasta el 7 de abril se habían enviado noventa y
dos vagones con 2.775 cajas conteniendo objetos de arte a Alemania; y que se habían
enviado directamente cincuenta y tres piezas a Hitler, y 594 al acusado Goering
(015-PS). El informe mencionaba unas 20.000 piezas de arte robadas y los principales
lugares donde se almacenaban.

Es más, este saqueo fue glorificado por Rosenberg. Aquí tenemos treinta y nueve
volúmenes encuadernados en piel, llenos de tablas, de su inventario, que presentaremos
como prueba a su debido tiempo. No se puede evitar admirar el arte de este informe de
Rosenberg. El gusto nazi era cosmopolita. De los 9.455 artículos inventariados, había
5.255 pinturas, 297 esculturas, 1.372 piezas de mobiliario antiguo, 307 tejidos y 2.224
pequeños objetos de arte. Rosenberg observó que todavía estaban por inventariar
aproximadamente otros 10.000 objetos (015-PS). El propio Rosenberg estimaba que el
valor de los objetos ascendía a mil millones de dolares (090- PS).

No daré más detalles sobre los Crímenes de Guerra y Crímenes contra la Humanidad
cometidos por los gangsters nazis cuyos líderes están ante ustedes. No es mi propósito
en este caso analizar los crímenes individuales. Estoy tratando el Plan Común o diseño
de crímenes y no entraré en casos particulares. Mi tarea es mostrar la escala en la que se
cometieron esos crímenes,

[Página 78]

y demostrar que estos son los hombres que estaban en puestos de responsabilidad y que
concibieron el plan y diseño por el que han de responder, sin importar el hecho de que
el plan fuera en realidad ejecutado por otros.

En general, estas insensatas e ilegales acciones provocaron la ira del mundo. Se recobró
de la desmoralización producida por el ataque por sorpresa, reunió sus fuerzas y detuvo
los pasos de estos hombres. Una vez que les abandonó el éxito, los satélites nazis
cayeron uno tras otro. El César de Serrín se vino abajo. Se alzaron fuerzas de resistencia
en todos los países ocupados para hostigar al invasor. Incluso en casa, los alemanes
vieron que Alemania estaba siendo conducida a la ruina por esos locos, y el intento del
20 de julio de 1944 de asesinar a Hitler, un intento llevado a cabo por hombres de
elevada posición, fue un esfuerzo desesperado por parte de fuerzas internas de Alemania
para atajar la ruina. Hubo conflictos entre los conspiradores en su caída, y el declive del
poder nazi fue mucho más rápido que su ascenso. Las fuerzas armadas alemanas se
rindieron, su gobierno se desintegró, sus líderes se suicidaron por docenas, y por la

105
suerte de la guerra, estos acusados cayeron en nuestras manos. Aunque no son, de
ninguna manera, los únicos culpables, son los supervivientes de los más responsables.
Sus nombres aparecen una y otra vez en los documentos y sus rostros aparecen en las
pruebas fotográficas. Tenemos aquí a los supervivientes de los políticos, militares,
financieros, diplomáticos, administradores y propagandistas de más alto nivel del
movimiento nazi. ¿Quién fue responsable de estos crímenes si no ellos?

El final de la guerra y la captura de estos prisioneros le planteó a los victoriosos Aliados


la cuestión de si el personal de alto rango tenía alguna responsabilidad legal de los
hechos que he descrito. ¿Que había que hacer con aquellos males, ignorarlos o
resarcirlos con sangre? ¿No hay ninguna norma en la ley para juzgar libre y
razonadamente dicha conducta?

El Estatuto de este Tribunal prueba una fe en que la ley no sólo sirve para gobernar la
conducta de los hombres de poca importancia, sino que incluso los gobernantes están,
como dijo el Lord Presidente del Tribunal Supremo de Gran Bretaña Coke al rey Jaime.
"bajo Dios y la ley". Estados Unidos consideraba que la ley ha proporcionado ejemplos
suficientes a través de los que llevar a cabo un juicio que asegure que se castigue sólo a
los hombres correctos y por las razones adecuadas. Siguiendo las instrucciones del
difunto Presidente Roosevelt y la decisión de la Conferencia de Yalta, el Presidente
Truman encargó a congresistas de Estados Unidos que formularan una propuesta de
Acuerdo Internacional, que se presentó durante la Conferencia de San Francisco a los
Ministros de Exteriores del Reino Unido, la Unión Soviética y el Gobierno Provisional
de Francia. Con muchas modificaciones, esa propuesta se ha convertido en el Estatuto
de este Tribunal.

Pero el Acuerdo que estableció las normas por las que estos prisioneros han de ser
juzgados no expresa sólo los puntos de vista de las naciones firmantes. Otras naciones
con sistemas judiciales distintos pero altamente respetados también han expresado su
adhesión. Son Bélgica, Holanda, Dinamarca, Noruega, Checoslovaquia, Luxemburgo,
Polonia, Grecia, Yugoslavia, Etiopía, Australia, Haití, Honduras, Panamá, Nueva
Zelanda, Venezuela e India. Se juzgará, por tanto, por medio de un actuación
coordinada que representa el sentido de justicia y la voluntad de veintiún gobiernos que
representan una abrumadora mayoría de los pueblos civilizados.

El Estatuto por el que este Tribunal existe incluye ciertos conceptos legales que son
inseparables de su jurisdicción y que deben gobernar su decisión. Son, como he dicho,
también condiciones que han de garantizar a los acusados que sean escuchados. La
validez de lo previsto en el Estatuto es definitiva para todos nosotros, sea que hayamos
aceptado la tarea de juzgar o la de acusar, así como para los acusados, que no pueden
ampararse en ninguna otra ley que les dé derecho a ser escuchados. Mis experimentados
y capacitados colegas creen, como yo, que contribuiré a la agilidad y claridad de este
juicio si expongo brevemente la aplicación de la filosofía legal del Estatuto a los hechos
que he citado.

Aunque esta declaración del Estatuto como ley es definitiva, puede alegarse

[Página 79]

que los prisioneros juzgados tienen derecho a que se se les aplique de la forma más
caritativa. Se puede decir que es una ley nueva, no declarada con autoridad en el

106
momento en el que cometieron los actos que la ley condena, y que esta declaración de
ley les ha cogido por sorpresa.

No puedo, por supuesto, negar que estos hombres estén sorprendidos de que esta es la
ley; realmente están sorprendidos de que haya alguna ley. Estos acusados no se basaron
en ninguna ley en absoluto. Su programa ignoró y desafió toda ley. El que esto es así
quedará demostrado en muchos actos y declaraciones, de los que cito unos pocos. En el
discurso del Führer a todos los comandantes militares del 23 de noviembre de 1939, les
recordó que en aquel momento Alemania tenía un pacto con Rusia, pero declaró: "los
acuerdos sólo han de mantenerse mientras sirvan a algún fin". Más adelante, en ese
mismo discurso, anunció: "no tendrá ninguna importancia una violación de la
neutralidad de Holanda y Bélgica" (789-PS). Un documento de alto secreto, titulado "La
Guerra como Problema de Organización", enviado por el Jefe del Alto Mando a todos los
Comandantes el 19 de abril de 1938, declaró que "ha de considerarse la aplicación de las
reglas de la guerra habituales hacia neutrales en base a si la puesta en práctica de esas
reglas creará mayores ventajas o desventajas a los contendientes" (L-211). Y de los
archivos del Mando de la Marina Alemana tenemos un "memorándum sobre la Guerra
Naval Intensificada", del 15 de octubre de 1939, que empieza expresando un deseo de
ajustarse a las Leyes Internacionales. "Sin embargo", continúa, "si se esperan éxitos
decisivos de cualquier medida considerada como necesidad de guerra, se ha de llevar a
cabo incluso aunque no se ajuste a la Ley Internacional" (L-184). La Ley Internacional, la
Ley Natural, la Ley Alemana, cualquier ley era para estos hombres tan sólo un
instrumento de propaganda que se podía invocar cuando era de ayuda, e ignorar cuando
condenaba lo que querían hacer. El que los hombres puedan protegerse basándose en la
ley existente en el momento en el que actúan es la razón por la que consideramos que
las leyes retroactivas son injustas. Pero estos hombres no pueden acudir a la razón por
la que en algunos sistemas de jurisprudencia se prohiben las leyes ex post facto. No
pueden demostrar que respetaron la Ley Internacional de ninguna forma o que siquiera
le prestaron la más mínima atención.

El Tercer Cargo de la Acusación se basa en la definición de Crímenes de Guerra


contenida en el Estatuto. He destacado el curso sistemático de acción contra población
civil y fuerzas combatientes que viola convenciones internacionales de las que Alemania
formaba parte. Los acusados tenían como mínimo, como demostraremos, conocimiento
de la naturaleza criminal de estos actos. Por tanto, dedicaron grandes esfuerzos a
ocultar sus violaciones. Se verá que los acusados Keitel y Jodl fueron informados por
asesores legales oficiales de que las órdenes de marcar a prisioneros de guerra rusos,
encadenar a prisioneros de guerra británicos y ejecutar a comandos prisioneros eran
claras violaciones de la Ley Internacional. Sin embargo, se ejecutaron esas órdenes. Lo
mismo se aplica a las órdenes dadas para asesinar al General Giraud y el General
Weygand, que no se llevaron a cabo sólo gracias a una treta del Almirante Canaris, que
fue más tarde ejecutado por su participación en el complot para asesinar a Hitler el 20
de julio de 1944.

El Cuarto Cargo de la Acusación se basa en Crímenes contra la Humanidad. Entre éstos


destacan asesinatos masivos de incontables seres humanos a sangre fría. ¿Le sorprende a
estos hombre que se considere el asesinato un crimen?

Los Cargos Primero y Segundo de la Acusación suman a estos crímenes el crimen que
constituye la planificación y provocación de guerras en violación de nueve tratados de
los que Alemania era parte. Hubo un tiempo, de hecho, creo, el tiempo de la Primera

107
Guerra Mundial, en el que no se podría haber dicho que la incitación a la guerra o la
guerra era un crimen según la ley, por muy moralmente censurable que fuera.

Por supuesto, era, según la ley de todos los pueblos civilizados, un crimen que un
hombre ataque a otro con sus manos desnudas. ¿Como puede ser que si se multiplica ese
crimen por un millón y se añaden armas de fuego a las manos desnudas, se convierta en
un acto legalmente inocente? La doctrina era que no se podía considerar a alguien un
criminal por cometer los típicos actos violentos en el transcurso de una guerra legítima.
La edad de la

[Página 80]

expansión imperialista durante los siglos XVIII y XIX añadió la abyecta doctrina,
contraria a las enseñanzas de los primeros sabios cristianos y los estudiosos de la Ley
Internacional como Grocio, de que todas las guerras han de ser consideradas legítimas.
La suma de estas dos doctrinas le dio a la provocación de una guerra una inmunidad
completa frente a la ley.

Esto era intolerable en una edad que se llamó a sí misma civilizada. La gente corriente,
con su terrenal sentido común, se rebeló contra esas ficciones y legalismos tan
contrarios a los principios éticos y demandaron controles a las inmunidades de la
guerra. Hombres de estado y juristas internacionales respondieron en primer lugar
cautelosamente adoptando normas diseñadas para hacer la guerra más civilizada. La
intención era fijar límites legales a la violencia que se podía ejercer tanto sobre
población civil como sobre los combatientes.

El sentido común de los hombres tras la Primera Guerra Mundial demandaba, sin
embargo, que la condena legal de la guerra llegara más lejos, y que la ley condenara no
sólo las formas incivilizadas de llevar a cabo una guerra, sino también la provocación de
cualquier manera de guerras incivilizadas- guerras de agresión. Los hombres de estado
del mundo de nuevo sólo fueron tan lejos como se les forzó. Sus esfuerzos fueron
tímidos y cautelosos y con frecuencia menos explícitos de lo que habría sido de esperar.
Pero los años '20 hicieron ilegal la guerra de agresión.

Se pueden seguir claramente los pasos que llevaron al restablecimiento del principio de
que hay guerras injustas y de que las guerras injustas son ilegales. Uno de los más
significativos fue el Pacto Briand-Kelloggde 1928, por el que Alemania, Italia y Japón,
junto a casi todas las naciones del mundo, renunciaron a la guerra como una política
nacional clave, se comprometieron a buscar la resolución de disputas sólo por medios
pacíficos, y condenaron el recurrir a la guerra para solucionar controversias
internacionales. Este pacto alteró el status legal de una guerra de agresión. Como dijo el
Sr. Stimson, Secretario de Estado de Estados Unidos en 1932, una guerra así "ya no es
fuente ni objeto de derechos. Ya no es el principio alrededor del cual giran los deberes,
conductas y derechos de las naciones. Es ilegal... Con ello hemos dejado obsoletos
muchos precedentes legales y le hemos dado a los juristas la tarea de examinar muchos
de sus códigos y tratados".

Segundo Día: Miércoles, 21 de noviembre de 1945


(8 de 8)

108
La Convención de Ginebra de 1924 para el Arreglo Pacífico de Disputas Internacionales,
firmada por los representantes de cuarenta y ocho gobiernos, declaró que "una guerra de
agresión constituye un crimen internacional". La Octava Asamblea de la Liga de
Naciones de 1927, según resolución unánime de los representantes de cuarenta y ocho
naciones miembros, incluida Alemania, declaró que una guerra de agresión es un crimen
internacional. En la Sexta Conferencia Panamericana de 1928, las veintiuna repúblicas
americanas adoptaron unánimemente una resolución que decía que "la guerra de
agresión constituye un crimen internacional contra la especie humana".

Un error de estos nazis al prestar atención o comprender la fuerza y significado de esta


evolución en el pensamiento legal del mundo no es una defensa o un atenuante. En todo
caso, agrava su delito y hace más obligatorio que la ley que han ignorado sea invocada
actuando jurídicamente contra su conducta ilegal. Además, según sus propias leyes este
principio tendría que haber sido respetado por los acusados, si es que respetaron alguna
ley. El Artículo 4 de la Constitución de Weimar decía que "las reglas generalmente
aceptadas de la Ley Internacional han de ser consideradas como partes integrales y
vinculantes de la ley del Reich Alemán" (2050-PS). ¿No era la ilegalidad de la guerra de
agresión una de las "reglas generalmente aceptadas de la Ley Internacional" en 1939?

Recurrir de cualquier forma a la guerra -a cualquier clase de guerra- es un recurso a


medios que son inherentemente criminales. La guerra es inevitablemente una sucesión
de muertes, asaltos, privaciones de libertad y destrucción de propiedad. Una honesta
guerra defensiva es, por supuesto, legal y evita que se pueda considerar criminales a
quienes la lleven a cabo dentro de la ley. Pero no se pueden defender actos de por sí
criminales demostrando que quienes los cometieron estaban en

[Página 81]

guerra cuando la guerra en sí es ilegal. La consecuencia legal mínima de los tratados que
convierten en ilegal la guerra de agresión es apartar a los que la incitan o ejecutan de
toda defensa que pudiera dar la ley, y hace que los provocadores de la guerra queden
sujetos a acción judicial bajo los principios generalmente aceptados del Código Penal.

Pero si se pensara que el Estatuto, cuyas declaraciones reconocemnos que nos vinculan
a todos, contiene legislación nueva, aún no me retractaría de pedir su aplicación estricta
por parte de este Tribunal. El imperio de la ley en el mundo, desobedecido por la
ilegalidad incitada por estos acusados, tuvo que ser restaurado al coste por parte de mi
país de alrededor de un millón de víctimas, por no mencionar las de otras naciones. No
puedo apoyar el razonamiento perverso según el cual la sociedad puede avanzar y
reforzar el imperio de la ley por medio del gasto de vidas moralmente inocentes,
mientras que el progreso de la ley no puede hacerse al precio de vidas moralmente
culpables.

Es verdad, por supuesto, que no tenemos precedente judicial del Estatuto. Pero la Ley
Internacional es más que una recopilación hecha por estudiosos de principios
abstractos e inmutables. Es un producto de tratados y acuerdos entre naciones y de
costumbres aceptadas. Pero cada costumbre tiene su origen en algún acto único, y todo
acuerdo ha de ser iniciado por la acción de algún Estado. A no ser que estemos
dispuestos a abandonar cualquier principio de desarrollo de la Ley Internacional, no
podemos negar que nuestra época tiene derecho a instituir costumbres y elaborar

109
acuerdos que por sí mismos serán fuentes de una Ley Internacional más moderna y
fuerte. La Ley Internacional no es capaz de desarrollarse por medio de los procesos
normales de la legislación, ya que no hay una autoridad legislativa internacional
permanente. Las innovaciones y revisiones de la Ley Internacional tienen lugar por la
acción de gobiernos como los que he citado, diseñados para enfrentarse a un cambio en
las circunstancias. Crece, como lo hizo la Ley Común, a través de decisiones tomadas de
cuando en cuando al adaptar principios establecidos a nuevas situaciones. El hecho es
que cuando la ley evoluciona por el método del caso, como lo hizo la Ley Común, y
como ha de hacerlo la Ley Internacional si ha de avanzar, avanza a costa de aquellos que
adivinaron erróneamente cómo sería la ley y descubrieron su error demasiado tarde. La
ley, en la medida en que se puede decretar la Ley Internacional, se ha pronunciado
claramente cuando han tenido lugar hechos así. Así pues, no nos molesta la falta de
precedente judicial de la investigación que se ha propuesto llevar a cabo.

Los hechos que he citado anteriormente entran claramente en la norma de los crímenes
expuestos en el Estatuto, y este Tribunal ha sido creado para juzgar a sus perpetradores
y castigarles como es debido. Los rasgos típicos de los Crímenes de Guerra y los
Crímenes contra la Humanidad son demasiado familiares como para necesitar
comentario. Hay, sin embargo, ciertos problemas nuevos al aplicar otros preceptos del
Estatuto sobre los que he de llamar la atención.

Un principio básico del Estatuto es que planear, preparar, iniciar o lanzar una guerra de
agresión, o una guerra que viole tratados, acuerdos y garantías internacionales, o
conspirar o participar en un plan común para hacerlo, es un crimen.

Es quizás una debilidad de este Estatuto el que no logre definir una guerra de agresión.
En abstracto, la cuestión está llena de dificultades y puede aparecer toda clase de
molestos casos hipotéticos. Es un asunto tal que, si se permitiera a la defensa salirse del
muy limitado cargo de la Acusación, prolongaría el juicio y metería al Tribunal en
cuestiones políticas irresolubles. Pero mientras la cuestión se ajuste adecuadamente a
este caso, la cuestión no es ninguna novedad y es una cuestión sobre la que la opinión
legal ha cristalizado bien.

Una de las fuentes de mayor autoridad de Ley Internacional en este punto es la


Convención para la Definición de Agresión firmada en Londres el 3 de julio de 1933 por
Rumanía, Estonia, Letonia, Polonia, la Unión Soviética, Persia y Afganistán. El asunto
ha sido tratado también por comités internacionales y por analistas cuyas opiniones se
merecen el mayor de los respetos. Se ha discutido poco antes de la Primera Guerra
Mundial, pero ha recibido mucha atención a medida que la Ley Internacional ha
evolucionado en su ilegalización de la guerra de agresión. A la luz de este material
procedente de la Ley Internacional, y en la medida en que es relevante para las pruebas

[Página 82]

de este caso, sugiero que un "agresor" es en general aquel estado que es el primero que
comete cualquiera de las siguientes acciones:
(1) Declaración de guerra a otro Estado; (2) Invasión con sus fuerzas armadas, con o sin
declaración de guerra, del territorio de otro Estado; (3) Ataque de sus fuerzas terrestres,
navales o aéreas, con o sin declaración de guerra, al territorio, naves o aviones de otro
Estado; y (4) Apoyo a bandas armadas creadas en el territorio de otro Estado, o rechazo,

110
a pesar de la petición del Estado invadido, de adoptar en su territorio todas las medidas
que estén en su mano para privar a esas bandas de toda ayuda o protección.
Y sugiero además que en general se sostiene que ninguna consideración política, militar,
económica o de otro tipo puede servir como excusa o justificación de dichas acciones,
salvo el ejercicio del derecho a la legítima defensa- es decir, la resistencia a un acto de
agresión, o la acción para ayudar a un Estado que es objeto de una agresión, no pueden
considerarse guerras de agresión.

Nuestras pruebas de una conspiración para provocar y llevar a cabo una guerra de
agresión se han preparado y presentado bajo esta visión de la ley. Así, todas y cada una
de las series de guerras comenzadas por estos líderes nazis fueron agresivas sin
ambages.

Es importante para la duración y alcance de este juicio que tengamos presente la


diferencia entre nuestra acusación de que esta guerra fue de agresión y la opinión de que
Alemania no sufría ningún agravio. No estamos investigando las condiciones que
contribuyeron a causar esta guerra. Es la Historia la que ha de analizarlas. No es parte
de nuestra tarea defender el status quo de Europa en 1933, o el de cualquier otra fecha.
Estados Unidos no desea discutir las complicadas tendencias de la política europea
anterior a la guerra, y espera que este juicio no se prolongue por tenerlas en cuenta. Las
casualidades remotas alegadas son demasiado poco sinceras e incoherentes, demasiado
complicadas y doctrinarias para ser objeto de una investigación provechosa en este
juicio. Un ejemplo típico es el lema del "Lebensraum", que resumía la teoría de que
Alemania necesitaba más espacio vital como justificación de su expansión. Al mismo
tiempo que los nazis demandaban más espacio para el pueblo alemán, pedían que más
alemanes ocuparan espacio. Se utilizó cualquier medio que pudiera incrementar la tasa
de natalidad, legítimo e ilegítimo. El "Lebensraum" fue un círculo vicioso de petición a
los vecinos de más espacio, y a los alemanes de más hijos. No necesitamos investigar la
veracidad de doctrinas que llevaron a círculos de agresión en constante expansión. Es el
complot y el acto de agresión lo que consideramos que son crímenes.

Nuestro punto de vista es que sin importar los agravios que pueda sufrir una nación, por
objetable que considere el estado de las cosas, la guerra de agresión no es un medio legal
para resolver esos agravios o alterar esas condiciones. Puede ser que la Alemania de los
años '20 y '30 se enfrentara a problemas desesperados, problemas que habrían
justificado las medidas más atrevidas, excepto la guerra. Todos los otros métodos -la
persuasión, la propaganda, la competición económica, la diplomacia- eran posibles para
un país agraviado, pero la guerra de agresión era ilegal. Estos acusados provocaron una
guerra de agresión, una guerra en contra de tratados. Atacaron e invadieron a sus
vecinos para llevar a cabo una política exterior que sabían que no se podría cumplir por
medios distintos a la guerra. Y de esto es de lo que les acusamos y lo que nos
proponemos investigar.

El Estatuto también reconoce la responsabilidad individual de los que cometen actos


definidos como crímenes, o que incitan a otros a cometerlos, o que se unen a un plan
común con otras personas, grupos u organizaciones para cometerlos.

El principio de responsabilidad invididual por piratería y bandolerismo, que han sido


reconocidos largamente como crímenes castigables por la Ley Internacional, es antiguo
y está bien establecido. Eso es la guerra ilegal. Este principio de responsabilidad

111
[Página 83]

personal es necesario y lógico si la Ley Internacional pretende ayudar realmente al


mantenimiento de la paz. Una Ley Internacional que opere sólo sobre Estados sólo
puede ejercerse por medio de la guerra, porque el método más factible de coartar a un
Estado es la guerra. Los que conozcan la Historia de Estados Unidos sabrán que una de
las razones imperiosas para adoptar nuestra Constitución fue que las leyes de la
Confederación, que tenían validez sólo en Estados miembros, resultaron poco efectivas
para mantener el orden entre ellos. La única respuesta a la obstinación era la impotencia
o la guerra. Sólo se pueden aplicar pacíficamente y con efectividad los castigos que
alcancen a personas concretas. Así, el principio de la criminalidad de la agresión se pone
en práctica en el Estatuto con el principio de responsabilidad personal.

Por supuesto, la idea de que un Estado, o una corporación, cometa crímenes es una
ficción. Los crímenes siempre son cometidos por personas. Aunque es apropiado
emplear la ficción de la responsabilidad de un Estado o corporación para imponer una
responsabilidad colectiva, es más bien intolerable que ese legalismo se convierta en la
base de la inmunidad personal.

El Estatuto reconoce que quien ha cometido crímenes no puede refugiarse bajo órdenes
superiores ni en la doctrina de que sus crímenes fueron actos de Estado. Estos
principios gemelos, trabajando juntos, han dado inmunidad a casi cualquiera implicado
en los crímenes realmente grandes contra la paz y la humanidad. Los que estaban en la
parte baja del escalafón se veían protegidos de responsabilidad por las órdenes de sus
superiores. Los superiores se protegían porque sus órdenes eran consideradas actos de
Estado. Según el Estatuto, no se puede alegar ninguna defensa en base a esas doctrinas.
La civilización moderna pone armas ilimitadas de destrucción en las manos de los
hombres. No puede tolerar un área tan amplia de irresponsabilidad legal.

Incluso el Código Militar Alemán dice que:

"Si la ejecución de una orden militar en el ejercicio del deber viola el Código Penal, el
oficial superior que dio la orden asumirá la responsabilidad única. Sin embargo, el
subordinado que le obedece compartirá el castigo del superior: (1) si ha excedido los
límites de la orden que se le dio, o (2) si sabía que la orden de su oficial superior
implicaba un acto en el que se cometería un crimen o trangresión civil o militar".
(Reichsgesetzblatt, 1926, nº 37, pág. 278, Art. 47)
Por supuesto, no alegamos que las circunstancias en las que alguien comete un acto no
deberían tenerse en cuenta al juzgar su efecto legal. Un recluta de un pelotón de
fusilamiento no puede cuestionar la validez de la ejecución. El Estatuto introduce
límites de sentido común a la responsabilidad, al igual que aplica el sentido común a la
inmunidad. Pero ninguno de estos hombres tomó parte en pequeños actos. A cada uno
se le confió actuar a discreción y ejercieron un gran poder. Su responsabilidad es por
tanto grande y no se puede atribuir a ese ente ficticio, "el Estado", que no puede
presentarse a juicio, no puede declarar, y no puede ser condenado.

El Estatuto también reconoce una responsabilidad indirecta, reconocida por la mayoría


de los sistemas legales modernos, por actos cometidos por otros al llevar a cabo un plan
común o conspiración del que el acusado ha formado parte. No necesito discutir los
conocidos principios de esa responsabilidad. Todos los días, en tribunales de países
decididos a su persecución, se condena a hombres por actos que no cometieron

112
personalmente, pero de los que son considerados responsables al pertenecer a grupos,
planes o conspiraciones ilegales.

Comparecen acusadas de ser organizaciones criminales ante este Tribunal ciertas


organizaciones de policía política de las que las pruebas demostrarán que han sido
instrumentos de cohesión en la planificación y ejecución de los crímenes que he
detallado. Quizás lo peor del movimiento fueron los Cuerpos de Liderazgo del NSDAP,
las Schutz-stappeln o "S.S.," y las Sturmabteilung o"S.A.," y las organizaciones
subordinadas que incluyen. Eran el liderazgo del Partido Nazi y los grupos de espionaje
y policía. Eran el gobierno real, por encima y fuera de la ley. También comparecen
acusadas de ser organizaciones criminales el Gabinete del Reich y la Policía Secreta

[Página 84]

o Gestapo, que eran parte integrante del Gobierno, pero mantenidos solamente por el
Partido.

Exceptuando un periodo final en el que se aplicó algo de reclutamiento obligatorio en


las SS, todas estas organizaciones militarizadas eran voluntarias. Las organizaciones
policiales reclutaban a partidarios fanáticos que se alistaban ciegamente para hacer el
trabajo sucio que los líderes planeaban. El Gabinete del Reich era la fachada
gubernamental del Gobierno del Partido Nazi y se atribuyó a sus miembros
responsabilidad tanto legal como de los actos del programa. Colectivamente, fueron
responsables del programa en general, individualmente fueron responsables
especialmente de partes de él. Pediremos que se determine si son organizaciones
criminales, si se ha de someter a sus miembros al castigo determinado por tribunales
apropiados, a no ser que se demuestre alguna defensa personal- como el hacerse
miembro por amenazas a la persona o su familia, o por inducción a través de una falsa
representación, o similar. Todo miembro tendrá oportunidad de ser escuchado en los
foros adecuados al hablar de su relación personal con la organización, pero las
conclusiones de este juicio sentenciarán definitivamente sobre el carácter criminal de la
organización como un todo.

También hemos acusado de ser organizaciones criminales al Alto Mando y el Estado


Mayor de las Fuerzas Armadas Alemanas. Reconocemos que planificar guerras es el
trabajo de los soldados profesionales en todos los países. Pero una cosa es planificar
movimientos estratégicos cuando se avecina una guerra, y otra planear e intrigar para
provocar esa guerra. Demostraremos que los líderes del Estado Mayor Alemán y el Alto
Mando son culpables de esto. Los militares no están ante ustedes porque sirvieron a su
país. Están aquí porque lo controlaron y, junto a otros, lo llevaron a la guerra. No están
aquí porque perdieron la guerra, sino porque la comenzaron. Los políticos pueden
haberlos considerado soldados, pero los soldados sabían que eran políticos. Pedimos
que el Estado Mayor y el Alto Mando, según se define en la Acusación, sean condenados
como grupo criminal cuya existencia y tradición constituye una amenaza presente a la
paz del mundo.

Estos acusados individuales no actuaron solos en su crimen y no recibirán solos su


castigo. Su veredicto de "culpabilidad" contra estas organizaciones hará que haya
presunciones de hecho, por lo que podemos saber, contra miles y miles de miembros
ahora custodiados por Estados Unidos y otros ejércitos.

113
Aplicar las sanciones de la ley a aquellos cuya conducta es considerada criminal por las
normas que he comentado es la responsabilidad asignada a este Tribunal. Es el primero
que se enfrenta a la difícil tarea de superar la confusión de muchas lenguas, los
conceptos conflictivos de un procedimiento justo entre diversos sistemas legales, para
así llegar a una sentencia común. Las tareas de todos nosotros son como para pedir
grandes dosis de paciencia y buena voluntad. Aunque se ha admitido que la necesidad
de una acción rápida ha producido un trabajo imperfecto por parte de la acusación,
nuestras grandes naciones presentan ante ustedes sus apresuradamente reunidas
contribuciones a las evidencias. Sólo podemos adivinar lo que permanece sin descubrir.
Podríamos, con testimonios, prolongar la recitación de crímenes durante años- pero
¿para qué? Debemos dejar el caso cuando hayamos ofrecido lo que parezcan pruebas
convincentes y adecuadas de los crímenes de los que se acusa sin una acumulación
innecesaria de pruebas. Dudamos mucho de que se pueda negar seriamente que los
crímenes que he comentado ocurrieron. Los esfuerzos se centrarán sin duda en mitigar
o eludir la responsabilidad personal.

Entre las naciones que se unen al acusar, Estados Unidos está quizás en una situación
en la que puede ser el país menos apasionado, al haber sufrido el menor daño, es quizás
el menos animado por la venganza. Nuestras ciudadades americanas no han sido
bombardeadas día y noche por seres humanos y robots. No son nuestros templos los
que han quedado en ruinas. Nuestros compatriotas no han visto cómo sus hogares
destruidos se les venían encima. La amenaza de la agresión nazi, excepto para los que
han servido en combate, ha parecido menos personal e inmediata para nosotros que
para los pueblos de Europa. Pero aunque Estados Unidos no es el primero en rencor, no
es el

[Página 85]

segundo en determinación por hacer que las fuerzas de la ley y el orden se hagan iguales
a la tarea de enfrentarse con una ilegalidad internacional como de la que he hablado
aquí.

Dos veces en mi vida Estados Unidos ha enviado a sus hombres jóvenes a través del
Atlántico, exprimido sus recursos y cargado con deudas para ayudar a derrotar a
Alemania. Pero la esperanza y fe reales que han sostenido al pueblo americano en estos
grandes esfuerzos fueron que nuestra victoria y la de nuestros Aliados sentaría las bases
para unas relaciones internacionales ordenadas en Europa y terminaría con los siglos de
lucha en este continente en combate.

Por dos veces no hemos intervenido en las primeras etapas del conflicto europeo en la
creencia de que podría limitarse a un asunto puramente europeo. En Estados Unidos
hemos tratado de construir una economía sin armamento, un sistema de gobierno sin
militarismo y una sociedad en la que los hombres no vivan preparados para la guerra.
Sabemos ahora que este objetivo jamás podrá realizarse si el mundo periódicamente se
enfrenta a una guerra. Estados Unidos no puede, generación tras generación, dejar su
juventud o sus recursos en los campos de batalla de Europa para restablecer la falta de
equilibrio entre la fuerza de Alemania y la de sus enemigos, y evitar batalllas en nuestras
costas.

114
El sueño americano de paz y una economía de abundancia, así como las esperanzas de
otras naciones, nunca podrán cumplirse si estas naciones se ven implicadas en una
guerra en cada generación, tan grande y devastadora que aplasta a la generación que
lucha y empeña a la siguiente. La experiencia ha demostrado que las guerras han dejado
de ser locales. Todas las guerras modernas acaban siendo guerras mundiales en algún
momento. Y ninguna de las grandes naciones puede permanecer fuera. Si no podemos
permanecer fuera de las guerras, nuestra única esperanza en prevenirlas.

Soy demasiado consciente de las debilidades de la acción judicial por sí sola para
afirmar que por si misma su sentencia pronunciada según este Estatuto podrá evitar
guerras futuras. La acción judicial siempre se produce tras el hecho. Las guerras sólo
comienzan con la teoría y la confianza de que pueden ganarse. El castigo personal,
sufrido sólo en caso de que se pierda la guerra, probablemente no será suficiente freno
para evitar una guerra en la que los menos reflexivos sienten que la posibilidad de la
derrota es descartable.

Pero el paso definitivo para evitar las guerras periódicas, que son inevitables en un
sistema de ilegalidad internacional, es hacer que los hombres de Estado respondan ante
la ley. Y permítanme dejar claro que aunque esta ley se aplica primero contra agresores
alemanes, la ley incluye, y si se ha creado para servir a un propósito útil ha de condenar,
la agresión por cualquier otra nación, incluidos aquellos que están siendo juzgados
ahora. Seremos capaces de acabar con la tiranía local y la violencia y agresión por parte
de los que están en el poder contra los derechos de su propio pueblo sólo cuando
consigamos que todos los hombres deban responder ante la ley. Este juicio representa el
desesperado esfuerzo de la Humanidad para aplicar la disciplina de la ley a hombres de
Estado que han usado sus poderes para atacar las bases de la paz mundial y para
cometer agresiones contra los derechos de sus vecinos.

La utilidad de este esfuerzo para hacer justicia no ha de medirse considerando la ley o su


sentencia aisladas. Este juicio es parte del gran esfuerzo para hacer la paz más segura.
Un paso en esta dirección es la Organización de Naciones Unidas, que puede llevar a
cabo acciones políticas conjuntas para prevenir la guerra si es posible, y acciones
militares conjuntas para asegurarse de que cualquier nación que comience una guerra la
perderá. Este Estatuto y este juicio, poniendo en práctica el Pacto Kellogg-Briand,
constituyen otro paso en la misma dirección- acción judicial para hacer que quienes
comiencen una guerra lo paguen personalmente.

Aunque los acusados y los acusadores comparecemos ante ustedes como individuos, no
es el triunfo de ningún grupo aislado de los que esperan su sentencia. Por encima de
todas las personalidades hay fuerzas anónimas e impersonales cuyo conflicto constituye
buena parte de la Historia humana. Es asunto suyo arrojar la fuerza de la ley contra una
u otra de esas fuerzas durante al menos otra generación. ¿Cuáles son las fuerzas que se
enfrentan ante ustedes?

Ninguna caridad puede disfrazar el hecho de que las fuerzas que estos acusados
representan,

[Página 86]

las fuerzas que se aprovecharían y se alegrarían de su absolución, son las fuerzas más
oscuras y siniestras de la sociedad- la dictadura y la opresión, la maldad y la pasión, el

115
militarismo y la ilegalidad. Les conocemos mejor por sus frutos. Sus actos han bañado el
mundoen sangre y han hecho retroceder la civilización un siglo. Han sometido a sus
vecinos europeos a toda atrocidad y tortura, a todo expolio y privación que pueden
infligir la insolencia, la crueldad y la avaricia. Han llevado al pueblo alemán al estado
más bajo de desdicha, del que no pueden esperar recuperarse con rápidez. Han agitado
odios e incitado violencia local en todos los continentes. Son las cosas que están hombro
con hombro en el banquillo con estos prisioneros.

La verdadera parte demandante ante el Tribunal es la Civilización. En todos nuestros


países es todavía una cosa imperfecta y agitada. No alega que Estados Unidos o
cualquier otro país hayan estado libres de culpa completamente de las condiciones que
convirtieron al pueblo alemán en víctimas fáciles de las lisonjas e intimidaciones de los
conspiradores nazis.

Pero señala a la atroz secuencia de agresión y crímenes que he citado, señala a la fatiga
de la carne, el agotamiento de los recursos, y la destrucción de todo lo que era bello o
útil en buena parte del mundo, y a mayores potenciales de destrucción en el futuro. No
es necesario, entre las ruinas de esta antigua y bella ciudad, con incontables miembros
de sus habitantes civiles aún enterrados en sus escombros, argumentar que comenzar o
provocar una guerra de agresión tiene las cualidades morales del peor de los crímenes.
El refugio de los acusados puede ser sólo su esperanza de que la Ley Internacional vaya
tan retrasada con respecto al sentido moral de la humanidad que considere que lo que es
un crimen en el sentido moral ha de ser considerado algo inocente según la ley.

La Civilización se pregunta si la ley va tan retrasada como para que sea inútil
enfrentarse a crímenes de esta magnitud cometidos por criminales de este orden de
importancia. No espera que hagan de la guerra algo imposible. Espera que su acción
judicial ponga las fuerzas de la Ley Internacional, sus perspectivas, sus prohibiciones y,
por encima de todo, sus sanciones, del lado de la paz, para que así a los hombres y
mujeres de buena voluntad en todos los países se les pueda "dejar vivir sin el permiso de
nadie, bajo la ley".

EL PRESIDENTE: El Tribunal levanta la sesión hasta las 10 de mañana por la mañana.

(El Tribunal se retiró hasta el 22 de noviembre de 1945 a las 10:00).

Tercer Día: Jueves, 22 de noviembre de 1945


Puntos más destacados del método de proceso y recopilación de las pruebas
documentales capturadas (Coronel Storey)
La Jerarquía Nazi (ver Gráfico) (Sr. Albrecht)
PRIMER CARGO- El Plan Común o la Conspiración (Mayor Wallis); Orígenes del
Partido Nazi; Principales objetivos del Programa del Partido; Bases doctrinales del
nazismo ("raza superior", "Führerprinzip", etc.); Llegada al poder del Partido Nazi: la
lucha por el poder; el Putsch de Hitler (1923), Periodo de "Legalidad" (desde 1924),
Publicación de "Mein Kampf" (1925), Campañas electorales (1925-1932). Adquisición
del poder; Hitler nombrado Canciller del Reich (30-1-33), Incendio del Reichstag (28-2-
33), Ley para la Protección del Pueblo y el Reich (24-3-33). Consolidación del poder;
Creación de los campos de concentración, terror contra los opositores, Purga sangrienta
del 30-6-34, Supresión de los partidos políticos, Unión del Partido y el Estado: Ley para
"Asegurar la Unidad del Partido y el Estado (1-12-33), Muerte de Hindenburg (2-8-34) -
Hitler se convierte en el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas. Destrucción de

116
los Sindicatos; Supresión de las Iglesias; Persecución de los Judíos: Boicot (1-4-33),
Legislación antijudía de 1935 a 1938, Pogrom de otoño de 1938

EL PRESIDENTE: Antes de que el Fiscal de la Acusación en nombre de Estados Unidos


proceda a presentar las pruebas del Primer Cargo, el Tribunal desea anunciarme la
decisión sobre la petición hecha en nombre del acusado Julius Streicher por su defensa
de que se examine su estado. Ha sido examinado por tres médicos en nombre del
Tribunal y su informe ha sido presentado y analizado por el Tribunal; y dice lo
siguiente:

"1. El acusado Julius Streicher conserva sus facultades mentales.


2. El acusado Julius Streicher se encuentra en condiciones de comparecer ante el
Tribunal y presentar su defensa.
3. Siendo la conclusión unánime de los examinadores que Julius Streicher conserva
sus facultades mentales, es capaz por ello de comprender la naturaleza y política de sus
actos durante el periodo de tiempo cubierto por la acusación".

El Tribunal acepta el informe de los expertos médicos y por tanto, continuará el juicio
contra Julius Streicher.

La otra cuestión a la que tengo que referirme es una moción en nombre de la defensa de
Bormann, al que el Tribunal ha decidido juzgar en ausencia según el Artículo 12 del
Estatuto. La defensa de Bormann ha presentado una moción alegando que el juicio
contra él debería posponerse, pero a la vista del hecho de que lo previsto en el Estatuto
y las normas de procedimiento del Tribunal ha sido llevado a cabo estrictamente en las
notificaciones que se han dado, y del hecho de que la defensa de Bormann tendrá mucho
tiempo antes de que se le llame a presentar la defensa en su nombre, se niega la moción.

Llamaré ahora al fiscal de Estados Unidos para que presente las evidencias del Primer
Cargo.

CORONEL STOREY: Con la venia. Dado que mi intervención es la primera cuestión


referida a las pruebas, es mi intención comentar el método de recopilación, proceso y
autenticación de los documentos que serán presentados como pruebas por Estados
Unidos. También describiré e ilustraré el plan de presentación de documentos e
informes que hará Estados Unidos.

A medida que el Ejército de Estados Unidos avanzaba por territorio alemán, se asignó a
cada Ejército y Organización subordinada personal militar especializado cuya tarea era
capturar y conservar información enemiga en forma de documentos, archivos, informes
y otros registros. Los alemanes mantenían archivos precisos y voluminosos. Se
encontraron en cuarteles generales del Ejército, edificios del gobierno y otros lugares.
En particular, durante las últimas etapas de la guerra se encontraron dichos
documentos en minas de sal, enterrados en el suelo, detrás de muros falsos y en muchos
otros lugares considerados seguros por los alemanes. Por ejemplo, la correspondencia
personal y diarios del acusado Rosenberg, incluida su correspondencia del Partido Nazi,
se encontraron detrás de un falso muro en un viejo castillo en Baviera Oriental. Los
archivos de la OKL, o Luftwaffe, de la que el acusado Goering era Comandante en Jefe,
equivalentes a los archivos del Cuartel General del Mando Aéreo de nuestras Fuerzas
Aéreas del Ejército, se encontraron en diversos lugares en los Alpes Bávaros. La mayoría

117
de esos archivos de la Luftwaffe fueron recopilados y procesados por el Ejército en
Berchtesgaden.

Cuando el Ejército capturó por primera vez documentos e informes, pusieron


inmediatamente el material bajo custodia y después los juntaron en centros temporales
de documentos. Muchas veces, los archivos eran tan voluminosos que eran llevados por
flotas de camiones del Ejército a centros de documentos. Finalmente, una vez que se
aseguró el

[Página 88]

territorio ocupado, se crearon zonas de Ejército, y cada Ejército creó un centro de


documentos fijo al que se llevaron los documentos y archivos recopilados.
Posteriormente, este material fue indizado y catalogado, un proceso lento.

A principios del pasado junio, el Sr. Letrado Jackson me pidió que dirigiera la
recopilación de pruebas documentales en el continente para Estados Unidos. Se
organizaron equipos de campo de nuestra oficina bajo la dirección del Mayor William
H. Coogan, que nombró a oficiales de enlace en los principales centros de documentos
del Ejército. Se ordenóa dichos oficiales examinar y analizar la masa de documentos
capturados,y seleccionar los que tenían valor probatorio para nuestro caso.
Literalmente,se examinaron y seleccionaron cientos de toneladas de documentos
enemigos,y los seleccionados fueron enviados a Nuremberg para procesarlos. Presentaré
ahora una declaración jurada del Mayor Coogan, del 19 de noviembre de 1945, adjunta
aquí, en la que describe el método de proceso, captura, filtrado y envío de los
documentos a Nuremberg.

En este momento, con la venia de Su Señoría, y para presentar esta cuestión al Tribunal,
creo que será bueno leer al menos partes destacadas de esta declaración. Su fecha es el
19 de noviembre de 1945.

Yo, el MAYOR WILLIAM H. COOGAN, 0-4558I4, Q.M.C., oficial del Ejército de los
Estados Unidos de América, certifico lo siguiente:

(1) El Fiscal Jefe de la Acusación de Estados Unidos, en julio de 1945, encargó a la


Sección de Campo de la División de Documentación la responsabilidad de recopilar,
evaluar y reunir pruebas documentales en el Teatro de Operaciones Europeo para usarse
en la acusación de los principales Criminales de Guerra del Eje ante el Tribunal Militar
Internacional. Se me nombró Jefe de la Sección de Campo el 20 de julio de 1945. Ahora
soy el Jefe de la División de Documentación, Oficina del Fiscal Jefe de la Acusación de
Estados Unidos.

(2) He servido en el Ejército de Estados Unidos durante más de cuatro años y en mi


profesión, ejerzo la abogacía. Basándome en mi experiencia como abogado y como
oficial del Ejército de Estados Unidos, conozco bien la forma de operar del Ejército de
Estados Unidos al hacerse con y procesar documentos enemigos capturados. Desde mi
cargo de Jefe de la División de Documentación, Oficina del Fiscal Jefe de la Acusación de
Estados Unidos, conozco bien y he supervisado el procesado, archivo, traducción y
fotocopia de todas las pruebas documentales para el Fiscal Jefe de la Acusación de
Estados Unidos".

118
Salto al párrafo 4.

"(4) La Sección de Campo de la División de Documentación estaba formada por


personal profundamente conocedor del alemán. Su tarea era buscar y seleccionar
documentos enemigos capturados en el Teatro de Operaciones Europeo que revelaran
información relevante para la acusación de los principales Criminales de Guerra del Eje.
Se puso a trabajar a los oficiales bajo mi mando en varios centros de documentos y
también se les envió a misiones individuales para obtener documentos originales.
Cuando se localizaban los documentos, mis subordinados registraban las circunstancias
en las que se encontraron, y toda la información disponible sobre su autenticidad. Esos
documentos eran después identificados con pre-números de serie de juicio de la Sección
de Campo, asignados por mis subordinados, que después enviaban periódicamente los
documentos originales por mensajero a la Oficina del Fiscal Jefe de la Acusación de
Estados Unidos.

(5) Tras recibir estos documentos, eran debidamente archivados e indizados. Después
de esta operación, eran enviados a la Sección de Selección y Análisis de la División de
Documentación de la Oficina del Fiscal Jefe de la Acusación de Estados Unidos. Dicha
Sección reexaminaba los documentos para determinar definitivamente si se debían o no
utilizar como pruebas para la acusación. Esta última selección era hecha por analistas
germanoparlantes del personal del Fiscal Jefe de la Acusación de Estados Unidos.
Cuando el documento pasaba el filtrado, era transmitido a la sala de documentos de la
Oficina del Fiscal Jefe de la Acusación de Estados Unidos , con una cubierta preparada
por los analistas en la que estaban el título o naturaleza del documento, las personas
implicadas y su importancia. Se asignaba

[Página 89]

un número de identificación de juicio a cada documento o grupo de documentos en


casos en los que era de desear por claridad archivar juntos varios documentos.

(6) Los documentos de Estados Unidos recibían números de identificación de juicio


dentro de cinco series designadas por las letras "PS", "L", "R", "C", y "EC," indicando el
medio de adquisición de los documentos. Dentro de cada serie, los documentos se
listaban numéricamente.

(7) Después de que se numerara un documento de esta forma, era enviado a un


analista germanoparlante, que preparaba un resumen de éste con las referencias
adecuadas a las personalidades implicadas, cabeceras de índice, información sobre la
fuente del documento según indicaba la Sección de Campo, y la importancia del
documento para una fase particular del caso. A continuación, se devolvía el documento
original a la sala de documentos para pasar al departamento de fotocopia, donde era
copiado. A la vuelta de la fotocopia, se colocaba en un sobre en una de los varias cajas
fuertes a prueba de incendios de la parte trasera de la sala de documentos. Se enviaba
una de las fotocopias del documento a los traductores, dejando así el original en la caja
fuerte. Un oficial ha sido, y es, el responsable de los documentos de la caja fuerte. En
todos los momentos en los que no está presente, se cierra la caja y se sitúa una guardia
militar fuera de la única puerta. Si los oficiales que preparan la traducción certificada, o
si uno de los oficiales que trabaja en los informes, consideraban necesario examinar el
documento original, esto se hacía dentro de la sala de documentos, en la sección

119
preparada a tal efecto. La única excepción a esta estricta regla ha sido cuando
ocasionalmente ha sido necesario presentar el documento original a la defensa para
examinarlo. En este caso, se confiaba el documento a un oficial del personal de la
acusación.

(8) Todos los documentos originales se guardan ahora en cajas fuertes en la sala de
documentos, donde permanecerán protegidos hasta que sean presentados por la
acusación al Tribunal durante este juicio.

(9) Algunos de los documentos que serán presentados como pruebas por Estados
Unidos fueron capturados y procesados por el Ejército Británico. Asimismo, personal de
la Oficina del Fiscal Jefe de la Acusación de Estados Unidos y del Departamento de
Crímenes de Guerra británico han trabajado conjuntamente para localizar, recopilar y
procesar dichos documentos.

(10) El Ejército británico y el Departamento de Crímenes de Guerra británico


emplearon prácticamente el mismo sistema de adquisición de pruebas documentales
que ha empleado, según se ha expuesto, el Ejército de Estados Unidos y la Oficina del
Fiscal Jefe de la Acusación de Estados Unidos.

(11) Por lo tanto, certifico, desde el cargo oficial expuesto anteriormente, que a mi leal
saber y entender, los documentos capturados en la Zona Británica de Operaciones y
Ocupación que serán presentados como pruebas por el Fiscal Jefe de la Acusación de
Estados Unidos han sido autenticados, traducidos y procesados prácticamente de la
misma forma por el Fiscal Jefe de Estados Unidos y que ha sido expuesta anteriormente.

(12) Finalmente, certifico que todas las pruebas documentales ofrecidas por el Fiscal
Jefe de la Acusación de Estados Unidos, incluidos los documentos procedentes de
fuentes del Ejército Británico, están en las mismas condiciones que los capturados por
los Ejércitos de Estados Unidos y Gran Bretaña; que han sido traducidos por
traductores competentes y cualificados; que todas las fotocopias son copias fidedignas
de los originales y que han sido archivados, numerados y procesados como se ha
indicado anteriormente".

Firmado,
WILLIAM H. COOGAN,
Mayor, QMC
0-455814

Después de que los documentos seleccionados por el proceso de filtrado llegaron a


nuestra oficina, fueron examinados de nuevos, refiltrados y traducidos por personal
especializado del Ejército americano, como indicaba el Mayor Coogan.

[Página 90]

Finalmente, se seleccionaron y archivaron más de 2.500 documentos en el Juzgado. Se


presentarán como pruebas al menos varios centenares. Han sido fotografiados,
traducidos al inglés, archivados, indizados y procesados. El Departamento de Crímenes

120
de Guerra británico siguió el mismo procedimiento general con los documentos
capturados por el Ejército Británico, y ha habido una completa integración y
cooperación de actividades con los británicos en este punto.

Para presentar nuestro caso y ayudar al Tribunal, hemos preparado informes por escrito
de cada fase de nuestro caso, que citan los documentos con los números apropiados.
También se presentarán las proposiciones legales de Estados Unidos en dichos
informes. Los informes y documentos cubrirán cada alegación de la Acusación que sea
responsabilidad de Estados Unidos. Tengo en mis manos uno de los informes de juicio,
titulado "Reforma de la Educación, Entrenamiento de la Juventud", que se ofrecerá más
adelante hoy. Junto a cada informe hay un libro de documentos con copias fidedignas en
inglés de todos los documentos a los que se refiere el informe. Tengo en mis manos el
libro de documentos que se entregará al Tribunal como complemento al informe que
acabo de mostrar a Su Señoría. Asimismo, se han entregado, o entregarán, copias en
alemán a la defensa cuando dichos documentos se presenten como pruebas. Al concluir
la presentación de cada fase o sección de nuestro caso por cada fiscal, se presentará
como prueba el libro de documentos completo, como éste. Al mismo tiempo, el Teniente
Barrett, que se sentará aquí durante todo el juicio y que es miembro de nuestro
personal, entregará al agente judicial del Tribunal los documentos originales que
puedan ser presentados como pruebas de esta forma. Tendrá el sello del Tribunal, que
será prueba USA-2836-PS, y el Teniente Barrett entregará el documento original al
Tribunal. De la misma forma, el Teniente Barrett entregará el libro de documentos al
agente judicial, y se pondrán a disposición del Tribunal y la defensa estos informes del
juicio creados para asistir al Tribunal. Además, se pondrán a disposición de la prensa
copias de los documentos presentados como pruebas. Así, con la venia de Su Señoría, se
espera resolver con este procedimiento el habitualmente tedioso y laborioso método de
presentación de pruebas documentales.

¿Puedo así preguntar con todos los respetos al Tribunal y la defensa si hay alguna
objeción al procedimiento indicado? Si no es así, Estados Unidos procederá a presentar
las pruebas documentales e informes de juicio de los que se ha hablado.

EL PRESIDENTE: ¿Puede aguardar un momento?

CORONEL STOREY: Sí, señor.

EL PRESIDENTE: El Tribunal no tiene objeciones al procedimiento propuesto.

CORONEL STOREY: Con la venia de Su Señoría, ¿puedo anunciar lo que será


presentado de inmediato por Estados Unidos?

EL PRESIDENTE: Creo que quizás debería decirle a la defensa de los acusados que se
considerará que su silencio es una aceptación del procedimiento propuesto. En ausencia
de ninguna objeción por parte suya al procedimiento indicado por el Coronel Storey en
nombre del Fiscal Jefe de la Acusación de Estados Unidos, el Tribunal considerará que
están de acuerdo con que el procedimiento es el adecuado.

Gracias, caballeros.

CORONEL STOREY: Con la venia de Su Señoría, se presentarán a continuación los


informes y documentos sobre el Plan Común o Conspiración hasta 1939.

121
Comenzaremos con la presentación de organigramas del Partido Nazi y el Gobierno del
Reich, siendo realizada la exposición y explicación por el Sr. Albrecht. A continuación,
se presentarán los informes de juicio y documentos de las otras fases del Plan Común o
Conspiración hasta 1939.

Sr. Albrecht.

SR. ALBRECHT: Con la venia del Tribunal, la acusación se referirá ahora brevemente a
ciertos hechos que se puede considerar que entran en el ámbito judicial,

[Página 91]

cuya consideración es para la acusación útil para entender y evaluar las pruebas que se
presentarán al Tribunal durante el juicio para apoyar las alegaciones de la Acusación.

En opinión de la acusación, se deben hacer algunas referencias preliminares al Partido


Nacional Socialista de los Trabajadores Alemanes, el NSDAP, que es una de las
organizaciones acusadas en este proceso y que está representada entre las
organizaciones acusadas por sus formaciones más importantes, principalmente los
Cuerpos de Liderazgo del NSDAP, a los que oirán referirse como "Das Korps der
Politischen Leiter der NSDAP", las "SS" (Die Schutzstaffeln der NSDAP), y las "SA" (Die
Sturmabteilungen der NSDAP).

Con el permiso del Tribunal, la acusación mostrará en este momento, como su primera
exposición, un gráfico con la estructura y Organización del NSDAP prácticamente tal y
como era en la cima de su desarrollo en marzo de 1945. Este gráfico ha sido preparado
por la acusación en base a información contenida en publicaciones oficiales importantes
y bien conocidas del Partido Nacionalsocialista, que se supone que los acusados han de
conocer bien. Nos referimos en particular al Libro de Organización del Partido, "Das
Organisationsbuch der NSDAP", y al Anuario Nacionalsocialista,
"Nationalsozialistisches Jahrbuch", cuyo editor jefe, se ha de señalar, era el acusado
Robert Ley, fallecido. Ambos libros tuvieron muchas ediciones y se hicieron cientos de
miles de copias durante el tiempo en el que el Partido Nacionalsocialista controló el
Reich Alemán y al pueblo alemán. Por otro lado, el gráfico que estamos presentando ha
sido certificado como correcto por un miembro de alto rango del Partido Nazi, Franz
Xaver Schwarz, su Tesorero (Reichsschatzmeister der NSDAP), y responsable de la
administración del Partido. Se presenta la declaración junto al gráfico, y ahora deseo
presentar este gráfico como prueba.

Hemos logrado hacer que se copie este organigrama, y, con el permiso del Tribunal, se
está poniendo a disposición de todos los interesados.

Antes de ofrecer algunas observaciones explicatorias sobre la Organización del Partido


Nacional Socialista de los Trabajadores Alemanes que, creemos, serán consideradas
útiles para entender el caso de la acusación,querría llamar la atención del Tribunal sobre
el hecho de que el organigrama mayor que aparece ahora es una simplificación de la
copia del organigrama que se ha proporcionado a Su Señoría. Si se hubiera reproducido
con el mismo detalle, me temo que muchos de los recuadros no se verían bien a esta
distancia.

122
Querría llamar su antención en primer lugar sobre una Organización con la que
tendremos que familiarizarnos: los Cuerpos de Liderazgo del NSDAP, los "Reichsleiter",
considerados Organización acusada y que comprenden el conjunto de cargos y líderes
del Partido Nazi. Si Su Señoría tiene la bondad de seguirme hasta la línea central del
gráfico, veremos la línea horizontal principal de división en la que aparece la palabra
"Reichsleiter". Es la primera categoría de los Cuerpos de Liderazgo, debería decir que
quizás es la principal categoría de los Cuerpos de Liderazgo.

El Führer, por supuesto, está encima. Si seguimos la línea vertical de división hasta la
parte inferior del organigrama, llegaremos a otros cinco recuadros a los que nos
podemos referir colectivamente como los
"Hoheitstraeger", los que detentan la soberanía del Partido, y son los "Gauleiter", los
"Kreisleiter", los "Ortsgruppenleiter", los "Zellenleiter" y los "Blockleiter".

El Führer, en la cúspide de nuestro organigrama, es el líder único y supremo de la


jerarquía nazi. Se designó como su sucesor primeramente al acusado Hess, y
posteriormente al acusado Goering.

Los "Reichsleiter", de los que aparecen dieciséis en este gráfico, formaban


colectivamente la Dirección del Partido (Reichsleitung).A través de ellos selogró la
coordinación del Partido y la maquinaria de Estado. Un cierto número de estos
"Reichsleiter",

[Página 92]

que en algún momento u otro estuvieron a cargo todos de al menos una oficina de la
Dirección del Partido, fueron también los líderes de otras formaciones del Partido y se
afiliaron o supervisaron organizaciones del Partido, así como agencias del Estado, o
incluso ocuparon puestos ministeriales. Se puede decir que la
"Reichsleitung" representa la organización horizontal del Partido en cuanto a funciones,
en la que se juntaban todos los hilos que controlaban los distintos aspectos de la vida
del pueblo alemán. Cada oficina de la "Reichsleitung" del NSDAP realizaba tareas que
les eran asignadas por el Führer o por el líder de la Cancillería del Partido (Chef der
Parteikanzlei), que en el gráfico que hay ante ustedes aparece directamente bajo el
Führer. En 1945, el jefe de la Cancillería del Partido era Martin Bormann, acusado en
este proceso, y antes que él, y hasta su vuelo a Inglaterra en 1941, el acusado Rudolf
Hess. Era tarea de la Reichsleitung asegurarse de que esas tareas asignadas por el
Führer eran llevadas a cabo expeditivamente y sin interrupción, para que así la voluntad
del Führer fuera comunicada rápidamente y con precisión hasta el más bajo escalón del
Partido, hasta el más bajo Zelle o Block. Las oficinas individuales de la Reichsleitung
tenían la misión de permanecer en constante y estrecho contacto con la vida del pueblo
a través de las organizaciones que formaban el Partido incluidas en el "Gau", el "Kreis" o
el "Ort", el grupo más bajo. Se había enseñado a estos líderes que el derecho a organizar
a seres humanos surgía de la apreciación del hecho de que un pueblo ha de ser educado
ideológicamente -los alemanes lo llaman "weltanschaulich"- de acuerdo con la filosofía
del Nacionalsocialismo.

Entre los Reichsleiter, juzgados en este caso, se puede incluir a los siguientes acusados:

Si Su Señoría me sigue hasta esta gruesa línea horizontal, comenzaremos en el extremo


izquierdo, en el recuadro con el nombre del acusado Frank. En un tiempo, aunque no en

123
marzo de 1945, fue el Jefe de la Oficina Legal del Partido. Era el "Reichsleiter des
Reichsrechtsamtes."

En el tercer recuadro figura el acusado Rosenberg, el delegado del Führer para la


Preparación Ideológica y Educación del Partido. Era denominado "Der Beauftragte des
Fuehrers fur die Uberwachung der gesammtengeistigen undweltanschaulichen
Schulung und Erziehung der NSDAP". Junto a él, a la derecha, está el acusado von
Schirach, Líder de Educación de la Juventud (Leiter fur die Jugenderziehung). A
continuación figura el acusado Robert Ley, fallecido, en un tiempo Jefe de la
Organización del Partido (Reichsorganisationsleiter der NSDAP) y Líder del Frente
Alemán del Trabajo (Leiter der Deutschen Arbeitsfront).

Si ahora cruzamos la línea vertical y vamos hacia la derecha, al pasar puedo hacer
alusión al recuadro con el nombre de Schwarz. Fue el Cargo del Partido y Reichsleiter
que certificó el organigrama ante el Tribunal. Si seguimos hacia la derecha, junto al
último recuadro, vemos el nombre de Frick, que era líder del grupo parlamentario en el
Reichstag (Leiter des NS Reichstags-fraktion).

La siguiente categoría a considerar son los"Hoheitstraeger", al final de la línea vertical,


en el centro del gráfico. Los nacionalsocialistas los denominaban "portadores de
soberanía". A ellos se asignó la soberanía política sobre subdivisiones especialmente
diseñadas del Estado, de las que eran líderes. Se puede decir que los
"Hoheitstraeger" representaban la organización vertical del Partido.

Estos líderes, estos "Hoheitstraeger" incluían a todos los Gauleiters, de los que había 42
en el Reich en 1945. Un "Gauleiter" era un líder político de la mayor subdivisión del
Estado. Tenía a su cargo por orden del Führer el control político, cultural y económico
sobre todas las formas y manifestaciones de la vida del pueblo y la coordinación con la
filosofía e ideología nacionalsocialistas

Algunos de los acusados que comparecen ante este Tribunal fueron antiguos "Gauleiter"
del NSDAP. Menciono aI acusado

[Página 93]

Streicher, Gauleiter de Franconia, "Franken-Führer" le llamaban, cuya sede estaba en la


ciudad de Nuremburg. Von Schirach fue Gauleiter de Viena y el acusado Sauckel fue
Gauleiter de Turingia.

La siguiente categoría por debajo en el organigrama eran los"Kreisleiter", los líderes


políticos de la subdivisión mayor de un Gau. Después vienen los "Ortsgruppen-leiter",
los líderes políticos de la subdivisión de un Kreis. Y un Kreis estaba formado por varias
ciudades o pueblos o, en el caso de un ciudad grande, un sector de entre 1.500 y 3.000
casas.

Los siguientes "Hoheitstraeger" eran los Zellenleiter, los líderes políticos de un grupo de
entre cuatro y ocho manzanas de una ciudad, o lo que equivalente en un distrito en el
campo, para llegar después a los Blockleiter, los líderes políticos de entre 40 y 60 casas.

Cada uno de estos líderes políticos, estos"Hoheitstraeger", o poseedores de soberanía


respondían directamente ante el superior inmediato en la jerarquía nazi. Los Gauleiter

124
respondían directamente ante el Führer; los Kreisleiter respondían ante los Gauleiter;
los Ortsgruppenleiter a los Kreisleiter, y así hasta el final.

El Führer se reservaba para sí mismo, de acuerdo con la filosofía del Partido, el derecho
a nombrar a todos los führers. Era él personalmente quien nombraba a los Reichsleiter,
todos ellos miembros de la Dirección del Partido. Era él quien nombraba a todos los
Gauleiter y Kreisleiter y a todos los líderes políticos hasta el grado de los
"Gauamtsleiter", el rango más bajo de liderazgo político dentro de la Organización del
Partido del Gau.

Estos "Hoheitstraeger", junto con la Reichsleitung, constituían el grupo de líderes


todopoderosos por el que el Partido Nazi entró profundamente en la vida del pueblo,
consolidó su control y le hizo ajustarse al patrón nacionalsocialista. Con este fin, se les
dieron amplios poderes, incluido el convocar a todas las formaciones del partido para
llevar a cabo sus planes. Podían pedir los servicios de las SA y las SS, así como de las HJ
y los NSKK. Si me permiten llamar su atención en este momento sobre las
organizaciones del Partido que aparecen en el extremo izquierdo del organigrama, les
diré que estructuralmente se organizaban regionalmente en consonancia con las
oficinas y regiones controladas por los "Hoheitstraeger". Siendo más explícito, tomemos
como ejemplo las SA. Las organizaciones subsidiarias de las SA se correspondían con el
Gau, así que tenemos una "Gauleitung" en las SA, y descendiendo hasta el Kreis,
tenemos una Kreisleitung en el Kreis. Así, tenemos una Kreisleitung en las SA, por lo
que los Gauleiter y los Kreisleiter, por citar dos ejemplos, al recibir una orden del
Führer, podían llamar a estas organizaciones para que les ayudaran a llevar a cabo sus
tareas.

Las siniestras implicaciones del uso de este poder se verán más claramente a medida que
se desarrolle el caso de la acusación y sean presentadas el gran número de pruebas de las
que se dispone para demostrar la criminalidad de las organizaciones acusadas.

Las organizaciones del Partido denominadas "Gliederungen" aparecen en el extremo


izquierdo del gráfico, y son las organizaciones sobre las que llamé la atención de Su
Señoría hace un momento. Estas organizaciones constituyen de hecho el Partido en sí, y
prácticamente todos los miembros del Partido quedan incluidos en ellas. Las cuatro
organizaciones principales son a veces calificadas de organizaciones "paramilitares".
Eran organizaciones uniformadas y armadas. Eran las famosas SA y SS, acusadas en este
caso, las HJ (Juventudes Hitlerianas) y los NSKK (Cuerpos Motorizados del Partido).
También existían la Organización de Mujeres Nacionalsocialistas, la Liga de
Estudiantes Alemanes Nacionalsocialistas (Deutscher Studentenbund) y la Liga de
Profesores de Universidad Nacionalsocialistas.

Hay otras organizaciones que eran incluidas oficialmente en el Partido como


organizaciones afiliadas, sin ser
"Gliederungen" ni organizaciones controladas,

[Página 94]

sino siendo organizaciones afiliadas (Angeschlossene Verbaende der NSDAP). Entre


estas organizaciones tenemos el Frente Alemán del Trabajo (Deutsche Arbeiterfront), el
DAF; también tenemos una organización que controlaba el Servicio Civil (Reichsbund
der Deutschen Beamten). Los médicos estaban en la Deutscher Aerztebund; los

125
profesores en la "Lehrerbund;" los letrados en la "Rechtswahrerbund"
Nacionalsocialista, de la que durante un tiempo el acusado Frank fue el presidente.

Hay otro grupo de organizaciones, conocido oficialmente como organizaciones


supervisadas (Betreute Organisationen der NSDAP), entre las que se incluían ciertas
organizaciones especializadas de mujeres (Deutsches Frauenwerk), algunas sociedades
de estudiantes (Deutsche Studentenschaft) y antiguos estudiantes universitarios
(Altherrenbund der Deutschen Studenten). Había un grupo vinculado a las comunas
alemanas (National-Sozialistischer Deutscher Gemeindetag) y había una "Reichsbund
für Leibesuebungen", que se dedicaba al control de todos los interesados en el ejercicio
físico.

Según las denominaciones oficiales del Partido aplicables a las diversas organizaciones y
asociaciones que controlaban la vida alemana, había una cuarta clasificación, que son las
últimas organizaciones que aparecen a la derecha en el organigrama que hay ante Su
Señoría, a veces denominadas simplemente "Weitere Nationalsozialistische
Organisationen; y aquí hasta cierto punto estamos en "tierra de nadie", porque el partido
no era estático, era dinámico y nuestras últimas informaciones dicen que las
organizaciones que habitualmente se incluían en esta categoría, organizaciones bien
conocidas como el RAD (Servicio de Trabajo del Reich) y los NSFK (National
Sozialistisches Fliegerkorps) ya no se incluyen aquí. Al menos esa fue la opinión del
Tesorero del Partido, que certificó este gráfico.

Creo que con estas breves observaciones he dado una idea general de la estructura del
Partido que tratamos en esta Causa ante Su Señoría.

Antes de terminar con el Gráfico, querría señalar otros cuantos ejemplos en los que
algunos de los acusados aparecen en este esquema.

Arriba del todo, a la izquierda del Führer, como se señala en el gráfico que hay ante Su
Señoría, están los sucesores designados del Führer. En primer lugar está el acusado
Hess, que lo fue hasta 1941, seguido del acusado Goering. Bajo el Führer aparece el Jefe
de la Cancillería del Partido, el acusado Martin Bormann, y si vamos a la izquierda de
los Reichsleiter, y seguimos hacia la izquierda, frente al nombre de Rosenberg, vemos
un poco más abajo que su nombre se repite como Jefe de una oficina de nivel inferior, la
Oficina de Exteriores del Partido, que jugó una influencia siniestra en los comienzos del
Partido, como se verá más tarde en las pruebas documentales que se presentarán a Su
Señoría.

Llegamos así al nombre del acusado Ley, fallecido, en la división horizontal principal, y
si seguimos la línea de puntos hasta un nivel inferior, veremos que era el Jefe de Servicio
Alemán de Trabajo, y si nos acercamos a la línea vertical, en un nivel inferior, bajo los
"Reichsleiter", nos encontraremos al acusado Speer, en la "Hauptamt Für Technik", la
Oficina de Asuntos Técnicos, y más abajo, como el Jefe de la "Bund Deutscher Technik "
(Liga Alemana Tecnológica).

Con el permiso del Tribunal, la acusación pasará ahora a analizar la maquinaria


gubernamental del Estado Alemán que, al igual que la Organización del Partido Nazi,
requiere unas breves observaciones antes de que la acusación proceda a presentar
pruebas del Plan Común o Conspiración por el que comparecen los acusados.

126
Si el Tribunal lo permite, la acusación presentará como su segunda prueba otro gráfico
que traza de manera sustancial la estructura gubernamental del Tercer Reich tal y como
existía en marzo de 1945, y también "Los cuerpos de liderazgo del Gobierno del Reich y
la Administración del Reich durante esos años".

Este gráfico ha sido preparado por la acusación en base a la información

[Página 95]

que contienen dos publicaciones oficiales, "Das Taschenbuch für Verwaltungsbeamte",


el Manual para Funcionarios Administrativos, y el Anuario Nacionalsocialista, al que ya
me he referido, editado por el acusado Ley.

Este gráfico ha sido examinado, corregido y certificado por el acusado Wilhelm Frick,
cuyo testimonio se incluye con éste. Ha sido reproducido directamente en las copias de
los gráficos presentados a Su Señoría.

Parece claro que el acusado Frick, antiguo Ministro de Interior del Reich de enero de
1933 a agosto de 1943 era muy apto, debido a su posición y el largo servicio prestado en
la administración pública durante el régimen Nacionalsocialista, para certificar la
precisión general de los hechos revelados por este gráfico.

Ahora, con el permiso del Tribunal, me gustaría hacer unos breves comentarios sobre
este gráfico.

En primer lugar, nos referiremos a la "Reichsregierung", que es el gran recuadro del


centro del gráfico en la línea vertical, directamente debajo de Hitler. "Reichsregierung"
es una palabra que no se puede traducir literalmente como "gobierno del Reich".
"Reichsregierung" se aplica colectivamente a los ministros que componían el Gabinete
Alemán.

La "Reichsregierung" ha sido acusada en esta causa, y la expresión se emplea en la


Acusación para identificar a un grupo que pediremos que sea declarado organización
criminal.

Este grupo incluye a todos los hombres nombrados en ese recuadro central, que eran
miembros del Gabinete después del 30 de enero de 1933, es decir, Ministros del Reich
con o sin cartera, y a todas los demás personas con cargo oficial con derecho a participar
en las deliberaciones del Gabinete.

En segundo lugar, incluye a los miembros del Consejo de Ministros para la Defensa del
Reich. Se llama "Ministerrat für die Reichsverteidigung", que es el recuadro grande a la
derecha de la línea vertical.

Incluye además a los miembros del Consejo del Gabinete Secreto, que es el recuadro
pequeño a la izquierda de la línea vertical, el "Geheimer Kabinettarat", del que era
Presidente el acusado von Neurath.

A diferencia de los Gabinetes y Consejos Ministeriales de países que no estuvieron en la


órbita del Eje, la"Reichsregierung", después del 30 de enero de 1933, cuando Adolf
Hitler se convirtió en Canciller del Reich Alemán, no fue meramente la rama ejecutiva

127
del Gobierno. En poco tiempo llegó a poseer, y ejerció, poderes legislativos y otras
funciones en el sistema gubernamental en el que se convirtió el Gobierno alemán bajo el
dominio del Partido Nacionalsocialista.

Es adecuado observar aquí que, a diferencia de organizaciones del Partido como las SA y
las SS, la
"Reichsregierung", antes de 1933, con certeza no era un organismo creado
exclusivamente, o siquiera predominantemente, con el fin de cometer actos ilegales. La
"Reichsregierung" era un instrumento del gobierno creado por la Constitución de
Weimar. Bajo el régimen nazi, sin embargo, la "Reichsregierung" se convirtió
gradualmente en un agente principal del Partido cuyas funciones se acomodaban a los
objetivos y métodos del propio Partido. El Partido tenía toda la intención de ser una
"Führerorden", una orden de führers, un grupo de líderes políticos. Y aunque el Partido
era, según palabras de una ley alemana, "el portador del concepto del Estado Alemán",
no se identificaba con el Estado.

Así, para cumplir con sus objetivos ideológicos y políticos y para llegar al pueblo
alemán, el Partido tenía que aprovecharse de los canales oficiales del Estado.

La Reichsregierung, y las agencias y oficinas creadas por ella, eran los instrumentos
escogidos por medio de los que la política del Partido se convirtió en actos legislativos y
administrativos, vinculándose al pueblo alemán en su totalidad.

Para lograr este resultado, la "Reichsregierung" fue profundamente reformada por el


Partido. Se pueden mencionar aquí algunos de los pasos por los que se

[Página 96]

se aseguró la coordinación del Partido y la maquinaria del Estado para imponer la


voluntad del Führer al pueblo alemán.

El 30 de enero de 1933, el día en el que el Führer se convirtió en Canciller del Reich,


había pocos nacionalsocialistas que fueran miembros del Gabinete. Pero a medidad que
creción el poder del Partido en el Reich, el Gabinete empezó a incluir un número
creciente de nazis, hasta que en enero de 1937 ya no quedó ningún miembro que no
fuera del Partido en la "Reichsregierung". Se crearon puestos de gabinete y se nombró a
nazis para ocuparlos. Muchos de estos miembros del gabinete estaban también en la
"Reichsleitung" del Partido.

Unos pocos ejemplos:

El acusado Rosenberg, cuyo nombre encontrarán Sus Señorías en ese recuadro central
sobre la línea vertical, el delegado del Führer para Preparación Ideológica y Educación
del Partido, era miembro de la "Reichsregierung" en su cargo de Ministro de los
Territorios Ocupados del Este, el "Reichsminister für die besetsten Ostgebiete".

Y si Sus Señorías me siguen por la línea vertical hasta la línea horizontal principal y van
hasta el final, verán un recuadro con el título "Ministerio para los Territorios Ocupados
del Este", dirigido por el acusado Rosenberg.

128
El acusado Frick, líder del grupo parlamentario nacionalsocialista en el "Reichstag", era
también Ministro de Interior.

Si Sus Señorías me siguen hasta la línea horizontal principal, dos recuadros más arriba
encontrarán el Ministerio presidido por el acusado Frick. Goebbles, el "Reichsleiter für
Propaganda", también se sentaba en el Gabinete como Ministro de Instrucción Pública
y Propaganda, "Reichsminister fürVolksaufklaerung und Propaganda". Está en
Propaganda, el recuadro siguiente a la derecha del del Ministerio de Interior.

Después del 25 de julio de 1934, la participación en el trabajo del gabinete fue en todo
momento lograda a través de la persona del acusado Rudolf Hess, el Segundo del
Führer. Por un decreto de Hitler, se concedió al acusado Hess poder para tomar parte en
la edición de leyes con todos los departamentos del Reich. Más tarde, este poder del
segundo del Führer se amplió para incluir todas las decisiones ejecutivas y órdenes que
fueran publicadas en el "Reichsgesetzblatt", la publicación oficial en la que estaban
todos los decretos del Estado. Tras el vuelo de Hess a Inglaterra en 1941, el acusado
Martin Bormann, como su sucesor, asumió las mismas funciones, y además se le
concedió la autoridad de un "Reichsminister ", por lo que podía sentarse en el Gabinete.

Otras cuestiones de importancia:

El 30 de enero de 1937, cuatro años después de que Hitler llegara a ser Canciller, el
Führer admitió en el Partido a los últimos escasos miembros del Gabinete que todavía
no eran del Partido. Sólo un miembro del Gabinete tuvo la fuerza de carácter suficiente
para rechazar ser miembro del Partido. Fue el Ministro de Transporte y Correos , el Sr.
Eltz-Ruebenau. Su ejemplo no fue seguido por el acusado vonNeurath. Su ejemplo no
fue seguido por el acusado Raeder. Y si el acusado Schacht no era ya por aquel entonces
miembro del Partido, puedo decir que su ejemplo no fue seguido por el acusado
Schacht.

El organigrama da otros muchos ejemplos de miembros del Partido, tanto en los niveles
más altos como en niveles subordinados, que ocuparon puestos relacionados u otros en
la organización del Estado. Es el caso del propio Hitler, como Führer del NSDAP. Era
también el Canciller del Reich, cuya oficina se fusionó con la del Presidente del Reich
tras la muerte del Presidente von Hindenburg en 1934.

Consideremos el caso del acusado Goering, el sucesor designado de Hitler. Siendo


Führer de las SA, se sentaba en el Gabinete como Ministro del Aire, "Luftfahrtminister",
y también ocupó otros muchos puestos importantes, incluido el de Comandante en Jefe
de la "Luftwaffe", la Fuerza Aérea alemana, y el de Delegado para el Plan de Cuatro
Años.

[Página 97]

Himmler, el notorio jefe de las SS, el Reichsführer SS, era también Jefe de la Policía
alemana, respondiendo ante el acusado Frick. Más tarde se convirtió en Ministro de
Interior tras el intento de asesinato de Hitler el 20 de junio de 1944, hecho que también
le catapultó al puesto de Comandante en Jefe del Ejército Reservista alemán.

En el extremo superior izquierdo del gráfico tenemos un recuadro con el nombre


"Reichstag", el antiguo parlamento alemán.

129
(Se hizo un breve receso).

En ese recuadro está el nombre "Reichstag", antiguo parlamento alemán.

El "Reichstag" presenta una anomalía en este dibujo. Bajo la República había sido el
órgano legislativo supremo del Reich, sujeto sólo a un control limitado por el
"Reichsrat" - el Consejo del Reich, por el Presidente y por el propio pueblo por medio de
iniciativas y referéndums.

Poniendo en práctica su oposición a toda forma de sistema parlamentario, los nazis


procedieron a limitar los poderes del "Reichstag", eliminar el "Reichsrat", y fusionar la
Presidencia con la Oficina del Canciller, ocupada por el Führer. Por la Ley del 24 de
marzo de 1933, se dio al Gabinete poderes legislativos ilimitados, incluido el derecho a
no respetar la Constitución. Posteriormente, como he dicho, se abolió el Reichsrat, y de
esta forma los restos de poder para legislar del Reichstag quedaron reducidos a un
mínimo, porque el poder real para legislar nunca le fue arrebatado al Reichstag, pero
ciertamente tras la llegada al poder del Partido, no se le permitió ejercer para legislar.

La "Reichsregierung" retuvo sus poderes legislativos, e incluso algunas veces se crearon


otras agencias de la
"Reichsregierung", como el Plenipotenciario para la Administración, en la parte superior
derecha del gráfico,
"Generalbevollmaechtigter für die Reichsverwaltung", el Plenipotenciario para
Economía, también en la esquina superior derecha del
gráfico,"Generalbevollmaectitigter für die Wirtschaft" y el Consejo de Ministros para la
Defensa del Reich. Es el gran recuadro a la derecha de la línea vertical. Y estas agencias
de la Reichsregierung recibían ciertos poderes legislativos concurrentes.

La conversión del Reichstag en un cuerpo legislativo mutilado fue, sin embargo, tan sólo
un paso intermedio en el camino al gobierno por medio de decretos del Führer. Ese era
el objetivo definitivo del Partido, y lo lograron.

Los nazis procedieron así a delegar algunos de los poderes del Gabinete del Reich a toda
clase de agencias recién creadas, algunas de las cuales ya he mencionado. Las funciones
del gabinete fueron delegadas en primer lugar al Consejo de Defensa del Reich, el
"Reichsverteidigungsrat", posiblemente ya el 4 de abril de 1933, pero creemos que
ciertamente no más allá de 1935. He de decir relacionado con esto que con respecto a un
cierto número de estas agencias de la Reichsregierung que recibieron poderes
delegados, nos movemos en un terreno en sombras, porque al analizar esta organización
nos encontramos -hasta cierto punto, al menos- con decretos y acciones que eran de
carácter secreto o reservado.

Algunos de estos decretos nunca tuvieron una fecha fija. Algunos nunca fueron
publicados, y el pueblo alemán jamás los conoció. Y es por eso por lo que digo que el
Consejo de Defensa del Reich pudo haber sido creado ya dos meses y medio después de
la llegada de Hitler al poder, pero creemos que podremos demostrarle al Tribunal que
ese importante órgano de gobierno del Reich fue creado con certeza no más tarde de
mayo de 1935.

He dicho que fue un órgano importante. Fue el grupo que planificó la guerra, que era
presidido por el propio Hitler, sustituyéndole el acusado Goeringcuando era necesario.

130
Fue un gran organismo de planificaciónde laguerra, como verá su Señoría, que incluíaa
muchosmiembros del gabinete, y también tenía un comitéde trabajo-cuyo tamaño real
en número de personas no apareceen el organigrama-que fue presidido por el acusado

[Página 98]

Keitel. También estaba compuesto por miembros del Gabinete y personas a cargo de la
defensa del Reich, la mayoría de los cuales eran nombradas por miembros del Gabinete,
quedando sujetas a su control. Se delegaban otros poderes al Plenipotenciario, al que he
nombrado anteriormente, para la Administración, que aparece en el extremo derecho
del gráfico. Era el acusado Frick, y posteriormente el famoso Himmler.

Subordinados a Frick en su cargo de Plenipotenciario para la Administración había


ministerios al completo, el Ministerio de Interior -el antiguo ministerio de Frick-, el
Ministerio de Justicia, el de Educación, el de Asuntos de la Iglesia, y el de "
Raumordnung", el Ministerio de Planificación Especial.

Otros poderes pertenecían al Delegado para el Plan de Cuatro Años, de nuevo el


acusado Goering, cuyo recuadro aparece a la izquierda de la línea del medio, en la mitad
de la distancia al borde.

Había otros poderes que pertenecían a una organización situada en las sombras que he
mencionado, y que, por desgracia, no tiene su nombre incluido en el gráfico, el
"Dreierkollegium", el Colegio de Tres, cuyo nombre debería estar sobre los tres últimos
recuadros de la esquina superior derecha, ya que el "Dreierkollegium" estaba formado
no sólo por el Plenipotenciario para la Administración, sino también por el
Plenipotenciario para la Economía de Guerra, y el Presidente de ese grupo, creo, era el
acusado Keitel, como jefe de la O.K.W., la Wehrmacht, todas las fuerzas armadas. Las
tareas del "Dreierkollegium " parecen haber incluido la elaboración de decretos en
preparación de, y para su uso en, la guerra. El Consejo del Gabinete Secreto, el
"GeheimerKabinettsrat", presidido por el acusado von Neurath, creo que su cargo era el
de Presidente, recibió otros poderes. Ese Consejo del Gabinete Secreto fue creado por
un decreto del Führer en 1938.

Hubo otra delegación de poder hacia el"Ministerrat für die Reichsverteidigung", el


Consejo Ministerial para la Defensa del Territorio, que es el recuadro más pequeño que
aparece bajo el gran recuadro del Consejo de Defensa del Reich, a la derecha de la línea
vertical.

Reichsregierung, en su forma revisada.

 Partido
 Nuremberg
 Gabinete

131
 Recuadro
 Partidos
 De Interior
 Maquinaria
 Puesto
 Partido
 Nuremberg
 Gabinete
 Recuadro
 Partidos
 De Interior
 Maquinaria
 Puesto

Creo que sería útil que Su Señoría me permitiera señalar en este gráfico el gran número
de ejemplos en los que los nombres de los acusados reaparecen en conexión con las
funciones de Gobierno del Reich.

En primer lugar, la propia Reichsregierung- lamento tener que decir que en esta
cuestión hay una omisión, una omisión muy importante. Es el nombre del Vicecanciller
de Hitler, von Papen, que fue Vicecanciller desde que se llegó al poder hasta algún
momento cercano a la purga de junio de 1934.

Sus Señorías verán un grupo de Ministros del Reich con cartera, y bajo éste, otro de
Ministros sin cartera, en los que se listan la mayoría de los nombres de los acusados.
Hay listados Ministros de Estado trabajando como Ministros del Reich, y observarán el
nombre del acusado Frank. Hay otros participantes en reuniones del gabinete, entre los
que verán el nombre del acusado von Schirach.

Toda esta línea de la que cuelga el gabinete es el nivel del Gabinete del Reich y de, como
he dicho, organizaciones que crecieron a partir de este organismo materno, la
"Reichsregierung".

A la izquierda, el Consejo del Gabinete Secreto incluye los nombres de los acusados.
Aún más a la izquierda está el Delegado del Plan de Cuatro Años. Y por encima hacia

[Página 99]

el final está el Reichstag, del que era presidente el acusado Goering, y el líder de la
"Reichstagsfraktion", el acusado Frick.

Si continuamos hacia la derecha de la línea del medio, tenemos el Consejo de Defensa


del Reich, con Hitler como Presidente, el Comité de Defensa del Reich debajo, y el
Consejo Ministerial para la Defensa del Territorio, que surgió del Consejo de Defensa
del Reich. Y vemos casi todos los nombres de los ministros del gabinete, incluyendo, si
puedo referirme a este hecho, en particular los nombres de líderes puramente militares,
como los acusados Raeder y Keitel.

Y más a la derecha, todos nombres mencionados como acusados en este proceso,


Schacht, el primer Plenipotenciario para la Economía de Guerra, al que le sucedió más

132
tarde Funk, el Mariscal de Campo Keitel como Jefe de la O.K.W., y de nuevo el acusado
Funk como Plenipotenciario para la Administración, en el triángulo que fue conocido
como el "Dreierkollegium".

Si descendemos por la línea vertical hasta la línea horizontal del medio, tenemos los
diversos ministerios que estos ministros de gabinete, esta "Reichsregierung", presidían.
Tenemos también en el extremo izquierdo y en el derecho oficinas muy importantes y
especiales que fueron creadas a instancias del Partido, y esas oficinas respondían
directamente ante el propio Führer.

Comenzado por el extremo izquierdo, señalaré que cuando el gobierno civil se movió
tras la maquinaria militar en los Países Bajos, el acusado Seyss-Inquart se convirtió en el
Reichskommissar para Holanda.

Unos pocos nombres por debajo del de Seyss-Inquart está el nombre del acusado von
Neurath, el "Reichsprotektor" de Bohemia y Moravia, al que le sucedió más tarde el
acusado Frick, y bajo esos nombres, el del acusado Frank, el "General-gouvenieur" de
Polonia.

Junto a los recuadros de estos administradores que informaban directamente al


Canciller del Reich y Presidente estaba el Ministerio de Exteriores, presidido primero
por el acusado von Neurath, y después por el acusado von Ribbentrop.

Si continuamos hacia abajo por el alargamiento bajo el recuadro más pequeño de las
legaciones alemanas, aparece, por supuesto, en cualquier estudio cuidadoso y detallado
de ese recuadro, el nombre del acusado von Papen, representante del Reich en Austria
durante un tiempo, y más tarde en Turquía.

El recuadro siguiente sobre la línea horizontal es el Ministerio de Economía, el "Reichs-


wirtschaftsministerium". Primero está el nombre del acusado Schacht, seguido del
nombre del acusado Goering, y junto al nombre del acusado Funk.

El siguiente recuadro, el Ministerio de Armamento y Producción de Guerra, el "Reichs-


ministerium für Ruestung und Kriegsproduktion", fue presidido por el acusado Speer. Y
fuera de esta organización y subordinada a ella, en el recuadro de la Organisation Todt,
de nuevo el nombre del acusado Speer, que sucedió a Todt en el liderazgo de dicha
organización tras la muerte de éste.

Dos recuadros más allá, el Ministerio de Justicia, si me sigue Su Señoría, abajo, cerca del
final de la página hacia el último recuadro a la izquierda, bajo el Ministerio de Justicia,
está la "Reichsrechtsanwaltskammer" - lo siento, el siguiente recuadro de abajo del todo
a la izquierda, el de la Academia de Leyes Alemanas, "Die Akademie für deutsches
Recht", que fue presidida durante un tiempo por el acusado Frank.

Casi en la línea vertical, el Ministerio del Aire, del que el acusado Goering era
Oberkommandant; y junto a él, el Ministerio de Interior, presidido por el acusado Frick.

Si su Señoría me sigue de nuevo a la parte inferior de todos los recuadros hasta la


pequeña línea horizonal debajo del Ministerio de Interior, nos encontramos a ciertos
funcionarios del Estado llamados Gobernadores del Reich, "Reichstatthalter". Y si esos
recuadros estuvieran suficientemente detallados, aparecería en ellos, entre otros, el

133
nombre del acusado Sauckel, que además de ser el Gauleiter de Turingia, fue también el
Reichstatthalter o Gobernador de allí. También aparecería el nombre del

[Página 100]

acusado von Schirach, que no sólo fue el Gauleiter de Viena, sino también el
representante del Estado, el Gobernador, el "Reichstatthalter", de Viena.

Y saliendo del Ministerio de Interior está el recuadro o recuadros dedicados a la policía


alemana, y en la primera subdivisión a la derecha, el Jefe de la Policía de Seguridad y la
SD, está el nombre del acusado Kaltenbrunner.

En el Ministerio de Propaganda, más o menos medio debajo de este recuadro, está el


nombre del acusado Fritzsche, que, tal y como está dibujado el organigrama, no aparece
en el puesto de uno de los principales jefes del Ministerio, aunque en realidad fue
mucho más importante de lo que parece indicar su posición; y se presentarán pruebas a
Su Señoría que lo demuestran.

Hacia el final de la línea horizontal está el Ministerio para los Territorios Ocupados del
Este, el "Reichsministerium für die Besetzten Ostgebiete", dirigido por el acusado
Rosenberg.

Y a la derecha de ese recuadro, entre las agencias inmediatamente subordinadas a Hitler


como Reichskanzler y Presidente, está la oficina del Inspector General de Carreteras,
con el nombre del acusado Speer en ella; y el Inspector General de Agua y Energía, de
nuevo con el nombre del acusado Speer.

A continuación está la Oficina Forestal del Reich, la "Reichsforstamt", dirigida por el


acusado Goering; el "Reichsjugendführer", el líder de la Juventud del Reich, el acusado
von Schirach, el Comisionado de Vivienda del Reich, "Reichswohnungskommissar", el
fallecido acusado Robert Ley; y entre las agencias secundarias, la del
importante"Reichsbank", presidido por el acusado Schacht, para ser sucedido
posteriormente por el acusado Funk; y el Inspector General de Capital del Reich,
"Generalbauinspekt für die Reichshauptstadt", el acusado Speer.

Creo que he nombrado a todos los acusados según aparecen en este gráfico, y en cuanto
a los que están ahora ante Su Señoría en esta causa, creo que todos aparecen en este
organigrama en un cargo u otro; con una o más responsabilidades, todos, excepto, he de
añadir, el acusado Jodl. Jodl era el Jefe del Estado Mayor de todas las Fuerzas Armadas.
Fue el jefe del "Wehrmacht Führungsstab", y en el gráfico que será presentado ante Su
Señoría como prueba material, el nombre de Jodl figurará destacadamente en relación
con la organización de las Fuerzas Armadas.

Si puedo hacer una correción en este punto, un desliz que me ha sido indicado, al hablar
del organigrama del Partido, sobre el recuadro pequeño a la izquierda donde están las
personas designadas para suceder al Führer en el liderazgo del Partido, dije que Goering
sucedió a Hess como persona designada. En realidad, cuando los nombramientos fueron
anunciados por el Führer, Goering siempre fue el primero, y el acusado Hess el segundo.

En el Anexo A de la Acusación se nombran las diversas oficinas, secciones del Partido y


oficinas del Estado que estos acusados dirigieron en el periodo que se analiza. Y

134
querríamos presentar en este momento y ofrecer como prueba una demostración de que
estos cargos fueron ocupados por estos acusados. Esta prueba consiste en 17
declaraciones, más o menos, firmadas por los propios acusados y/o su defensa,
certificando los cargos del Partido o del Estado que ocuparon durante algún tiempo.
Algunas de estas declaraciones no son tan completas como hubiéramos querido que
fueran, y hemos añadido una declaración con esos cargos adicionales o pruebas de
pertenencia al Partido que tuvimos disponibles. Desearía presentar esto como prueba.

(Se distribuyeron varios documentos a la defensa).

SR. ALBRECHT: Y ahora, con la venia de Su Señoría, presento como prueba los dos
organigramas sobre los que he hecho observaciones a lo largo de la mañana.

EL PRESIDENTE: ¿Continuará la Acusación de Estados Unidos hasta las 12:30 horas?

[Página 101]

CORONEL STOREY: Con la venia, Señoría, faltan dos minutos para las 12:30. El Sr.
Albrecht ha terminado, ¿le parecería bien a Su Señoría que el Mayor Wallis comience a
las 14:00?

EL PRESIDENTE: Muy bien.

(El tribunal se retira).

CORONEL STOREY: Con la venia del Tribunal, el Mayor Frank Wallis presentará
ahora los informes y documentos que complementan los informes sobre la fase del caso
conocida como Plan Común o Conspiración, desde 1939.

MAYOR WALLIS: Sr. Presidente, miembros del Tribunal:

Es mi intención demotrar la mayoría de las alegaciones materiales de la Acusación que


van del Párrafo IV, en la página 3, hasta el subpárrafo E, en la página 6. Las cuestiones
incluidas son:

Los fines del Partido Nazi.

Sus técnicas doctrinales.

Su llegada al poder, y

La consolidación del control de Alemania entre 1933

y 1939 preparando la guerra de agresión.

La historia ya ha sido resumida por el Fiscal Jefe de la Acusación americana. Es más, es


Historia, que no puede ser negada por los acusados. En su mayor parte, recurrimos al
Tribunal para que dicte sentencia sobe ello. Lo que ofrecemos es meramente material
ilustrativo -incluidas declaraciones de los acusados y otros líderes nazis- leyes, decretos,

135
y similares. No necesitamos basarnos en documentos capturados u otras fuentes
especiales, aunque se han usado algunos.

Para mayor comodidad del Tribunal y la defensa, se ha reunido el material ilustrativo en


libros de documentos, y los argumentos derivados de este material han sido expuestos
en informes de juicio.

Sólo pretendo comentar brevemente algo del material y resumir los puntos principales
de los informes.

¿De qué se acusa en el Primer Cargo?

La Acusación del Primer Cargo es que los acusados, junto con otras personas,
participaron en la formulación o ejecución de un Plan Común o Conspiración para
cometer, o que suponía la comisión de, Crímenes contra la Humanidad (tanto dentro
como fuera de Alemania), Crímenes de Guerra y Crímenes contra la Paz.

Se acusa además de que el instrumento de cohesión entre los acusados, que además era
un instrumento de ejecución de los fines de la conspiración, fue el Partido Nazi, del que
todos los acusados o eran miembros o lo apoyaban.

El alcance de las pruebas que ofreceré es:

En primer lugar, que el Partido Nazi se fijó ciertos fines y objetivos que implicaban
básicamente la adquisición de"Lebensraum", o espacio vital, para todos los "alemanes
raciales".

En segundo lugar, que decidió el uso de cualquier método, fuera o no legal, para lograr
esos objetivos, y que de hecho usó métodos ilegales.

En tercer lugar, que creó y diseminó diversos tipos de propaganda, y que usó varias
técnicas de propaganda para apoyar su acceso al poder sin escrúpulos.

En cuarto lugar, que finalmente se hizo con todo el poder gubernamental de Alemania.

En quinto lugar, que usó su poder para completar la conquista política del Estado,
aplastar a toda oposición, y preparar a la nación psicológicamente y de otras formas
para agredir a otras naciones, algo que buscaba desde el principio.

En general, nos proponemos exponer, en la medida en que sea relevante para la


acusación, lo que ocurrió en Alemania durante el periodo de preguerra, dejando a otros
describir los acontecimientos y las pruebas de lo ocurrido en los años de la guerra.

Los objetivos de la conspiración fueron abiertos y notorios. Era muy diferente de


cualquier otra conspiración que jamás haya comparecido ante un tribunal de justicia, no
sólo por

[Página 102]

136
el gigantesco número de personas implicadas, el periodo de tiempo que abarca, y su
magnitud y atrevimiento, sino también porque, a diferencia de otros criminales
conspiradores, estos conspiradores con frecuencia proclamaron con orgullo ante el
mundo lo que planeaban hacer antes de hacerlo.

Ilustraremos lo expuesto con lo que dijo Hitler en su discurso del 30 de enero de 1941:

"Mi programa era abolir el Tratado de Versalles. Es una fútil tontería que el resto del
mundo pretenda hoy que no revelé este programa hasta 1933 o 1935 o 1937... en lugar de
escuchar la charla estúpida de los emigrados, estos caballeros deberían haber sido más
sabios y leer lo que he escrito miles de veces. Ningún ser humano ha declarado o dejado
registrado lo que quería hacer más veces que yo. Escribí una vez y otra estas palabras, 'la
abolición del Tratado de Versalles' ".
Para comenzar, una breve referencia a la Historia del Partido Nazi.

El Tribunal recordará sin duda que el

Nota del Editor: En esta Seccion hay un claro error, no provocado por esta edicion,
encontrandose en el original.

Al hablar de su primer objetivo, Hitler hizo una admisión que se aplicaba igualmente

[Página 103]

a los otros objetivos, que había dicho y escrito miles de veces o más que había
demandado la abolición del Tratado de Versalles.

Estos objetivos están completamente documentados en las pruebas ofrecidas por la


acusación sobre esta fase del caso, y ahora es mi objetivo en este momento citarle al
Tribunal numerosas declaraciones hechas por los acusados y otras personas con
respecto a estos objetivos.

Estos conspiradores anunciaron públicamente una y otra vez al todavía incrédulo


mundo que se proponían cumplir estos objetivos por cualquier medio que consideraran
oportuno, incluidos medios ilegales, y recurrir a la amenaza del uso de la fuerza, a la
fuerza, y a la guerra de agresión. El uso de la fuerza fue aprobado, de hecho garantizado,
por declaraciones oficiales y órdenes de los conspiradores que hacían del activismo y la
agresividad una cualidad política obligatoria para los miembros del Partido.

Como dijo Hitler en "Mein Kampf":

"Lo que necesitábamos y todavía necesitamos no es cien o doscientos conspiradores


temerarios, sino cien mil, y otros cien mil, que luchen por nuestra filosofía de vida".
En 1929 Hitler dijo:
"Confesamos además que haremos pedazos a cualquiera que se atreva a intentar
detenernos en nuestro propósito. Nuestros derechos sólo estarán protegidos cuando el
Reich Alemán se vea de nuevo sostenido por la punta de la daga alemana".
Hitler, en 1934, dirigiéndose al Congreso del Partido en Nuremberg, indicó cuáles eran
las tareas de los miembros del Partido con los siguientes términos

137
"Sólo una parte del pueblo estará formada por luchadores realmente activos. Son ellos
los que fueron luchadores durante la revolución nacionalsocialista. A ellos se les pide
más que a los millones del resto del pueblo. Para ellos no basta con confesar, 'yo creo',
sino que han de jurar, 'yo lucho' ".
Como prueba del hecho de que el Partido estaba decidido al uso de cualquier medio,
fuera o no legal u honorable, sólo es necesario recordarle al Tribunal que el Partido
prácticamente inició su carrera pública provocando una revolución- el Putsch de
Munich de 1923.

Analicemos ahora por un momento las técnicas doctrinales del Plan Común o
Conspiración que se alegan en la Acusación.

Para incitar a otros a unirse al Plan Común o Conspiración como medio de asegurarse
los conspiradores nazis el mayor grado de control sobre la comunidad alemana,
diseminaron y explotaron ciertas doctrinas.

La primera fue la doctrina de la "raza de amos"- las personas de la llamada sangre


alemana eran una raza de amos. Esta doctrina de supremacía racial se incorporó al
Programa del Partido como el Punto 4, que decía:

"Sólo un miembro de la raza puede ser ciudadano. Sólo puede ser miembro de la raza el
que sea de sangre alemana sin considerar la confesión. Por tanto, ningún judío puede ser
miembro de la raza".
Convirtieron esta doctrina de la raza de amos en una nueva religión -la fe de la sangre-
estando por encima de la lealtad individual a cualquier religión o institución. El
acusado Rosenberg y el acusado Streicher se destacaron especialmente en la
propagación de esta doctrina. Muchas de las pruebas presentadas en este caso
ilustrarán la continua vinculación y explotación de esta doctrina de la raza de amos
hecha por los conspiradores nazis.

Esta doctrina tenía un propósito de eliminación; llama a algo "no alemán" o judío, y ya
tienes un derecho claro, incluso el deber, de eliminarlo. En realidad las purgas no se
fijaron en las llamadas líneas raciales, sino que fueron más lejos.

La segunda doctrina importante, que envuelve toda la conspiración y es uno de los


vínculos importantes al determinar la culpa de cada uno de estos acusados, es la
doctrina o concepto del "Führerprinzip" o principio de liderazgo.

Esta doctrina era parte del Partido Nazi y todas sus formaciones y organizaciones
aliadas, y con el tiempo se convirtió en parte del Estado Nazi y todas las instituciones, y
es de tal

[Page 104]

importancia que querría prestarle atención un momento y tratar de explicar los


conceptos que incluye.

El "Führerprinzip" incluye dos grandes conceptos políticos:

1. Autoritarismo.
2. Totalitarismo.

138
El autoritarismo supone lo siguiente; toda la autoridad se concentra en la cúspide y
pertenece a una única persona, el Führer. Tamién implica que el Führer es infalible, así
como como omnipotente. El Manual del Partido dice:

"Según los Preceptos de los nacionalsocialistas- el Führer siempre está en lo cierto".


Además, no hay límites legales o políticos a la autoridad del Führer. Cualquier
autoridad ejercida por otros se deriva de la autoridad del Führer. Más aún, dentro de la
esfera de jurisdicción que le corresponde, cualquier subordinado del Führer ejerce su
poder igualmente sin restricciones, sujeto sólo a las órdenes de los que están por encima
de él. Cada subordinado le debe obediencia incondicional al Führer y los líderes del
Partido superiores en la jerarquía.

Todos los líderes políticos hacían un juramento anualmente. De acuerdo con el Manual
del Partido, que se presentará como prueba, el texto del juramento era el siguiente:

"Juro eterna lealtad a Adolf Hitler. Juro que le obedeceré incondicionalmente y a los
führers nombrados por él".
El Manual del Partido también indica que:
"El líder político está inseparablemente vinculado a la ideología y la Organización del
NSDAP. Su juramento sólo termina con su muerte o con su expulsión de la Comunidad
Nacionalsocialista".
Como dijo el acusado Hans Frank en una de sus publicaciones:
"El principio de liderazgo en la administración significa que: siempre se ha de
reemplazar la decisión de la mayoría por la decisión de una persona específica con
jurisdicción clara y que responde sólo ante quienes están por encima suyo, y confiar a su
autoridad la realización de la decisión por parte de los que están por debajo".
Y finalmente el concepto de autoritarismo contenido en el "Führerprinzip" implica que:
la autoridad del Führer se extiende a todas las esferas de la vida pública y privada.

El segundo concepto principal del "Führerprinzip" es el totalitarismo, que supone lo


siguiente: la autoridad del Führer, sus subordinados y, a través de ellos, el Partido como
un todo, se extiende a todas las esferas de la vida pública y privada.

El Partido domina el Estado.


El Partido domina las Fuerzas Armadas.
El Partido domina a todos los individuos del Estado.
El Partido elimina todas las instituciones, grupos e individuos que no estén dispuestos a
aceptar el liderazgo del Führer.

Como dice el Manual del Partido:

"Sólo esas organizaciones pueden reclamar a la institución del principio de liderazgo y


al significado nacionalsocialista del Estado y el pueblo en el sentido nacionalsocialista
del término, que... ha sido integrado, supervisado y definido por el Partido y que en el
futuro continuará haciéndolo".
El Manual sigue diciendo:
"Todos los demás que organicen su vida por su cuenta han de ser rechazados como
intrusos y tendrán que ajustarse a la situación o desaparecer de la vida pública".
Se ilustra el Führerprinzip y su aplicación al Partido, el Estado y las organizaciones
aliadas de manera amplia en el informe y los documentos que lo acompañan, que serán
presentados como pruebas.

139
[Página 105]

La tercera doctrina o técnica empleada por los conspiradores nazis para que el pueblo
alemán aceptara su voluntad y objetivos fue la doctrina según la cual la guerra era una
actividad noble y necesaria para los alemanes. El propósito de esta doctrina fue bien
expresado por Hitler en "Mein Kampf" cuando dijo:
"La cuestión de la restauración del poder alemán no es una cuestión sobre cómo fabricar
armas, sino una cuestión sobre cómo crear el espíritu que hace a un pueblo capaz de
llevar armas. Si este espíritu domina a un pueblo, encontrarán mil formas de hacerse con
armas".
Los escritos y declaraciones públicas de Hitler están repletas de declaraciones que
racionalizan el uso de la fuerza y glorifican la guerra. Lo siguiente es típico, cuando dijo:
"Siempre ante Dios y el mundo, el más fuerte tiene el derecho a ejecutar su voluntad. ¡La
Historia lo demuestra! El que no tiene poder no puede ejercer ningún derecho".
Como demostrarán las pruebas que se presentarán, esta doctrina de la glorificación de
la guerra tuvo un papel clave en la educación de la juventud alemana de la época de
preguerra.

Presentaré ahora los documentos que demuestran los objetivos del Partido Nazi y sus
técnicas doctrinales. También tengo para ayudar al Tribunal y la defensa informes que
exponen la parte argumental de estos documentos.

Prestaremos atención ahora al ascenso al poder del Partido Nazi.

El primer intento de adquirir el control político se hizo por la fuerza. De hecho, en este
periodo el Partido no participó en ninguna campaña electoral, ni pareció tener
intención de colaborar con otros grupos políticos o partidos.

EL PRESIDENTE: Mayor Wallis, ¿tiene copias de esto para la defensa?

MAYOR WALLIS: En la Sala 54-

EL PRESIDENTE: Bien, querrán seguirlas ahora.

MAYOR WALLIS: Sr. Presidente, mis observaciones, las que estoy haciendo ahora,
cubrirán un asunto completamente diferente al de los informes que tiene ante usted.
Los informes cubren lo que ya he dicho, Señor.

EL PRESIDENTE: ¿Ha depositado una copia de estos informes para todos los
defensores de los acusados?

MAYOR WALLIS: Se me ha informado, con la venia de Su Señoría, que con estos


informes se ha seguido el mismo procedimiento empleado con los documentos, es decir,
que se ha puesto a disposición de los acusados un total de seis en la Sala 54.

EL PRESIDENTE: ¿Qué dice?

MAYOR WALLIS: Se ha puesto a disposición de los acusados un total de seis copias en


la Sala 54. Si Su Señoría considera que ese número no es suficiente, tengo la seguridad
de que puedo garantizar, en nombre del Fiscal Jefe de la Acusación de Estados unidos,
que antes de que termine el día, habrá allí disponible un amplio número de copias.

140
EL PRESIDENTE: El Tribunal considera que cada uno de los miembros de la defensa
debería tener una copia de estos informes.

MAYOR WALLIS: Se hará así, Señor.

EL PRESIDENTE: Miembros de la defensa de los acusados, entienden que he ordenado


en nombre del Tribunal que se les proporcione a cada uno una copia de este informe.

DR. RUDOLF DIX: (abogado del acusado Schacht): agradecemos mucho esta medida,
pero ninguno de nosotros ha visto hasta ahora ninguno de estos documentos. Asumo y
espero que se darán estos documentos a la defensa traducidos al alemán.

EL PRESIDENTE: Sí. (Pausa) Adelante, Mayor Wallis.

MAYOR WALLIS: Prestaremos atención ahora al ascenso al poder del Partido Nazi.

El 9 de noviembre de 1923 fue sin duda el fin y el principio de una era. El 9 de noviembre
tuvo lugar el hecho histórico conocido popularmente como el Putsch de Hitler. Durante
la noche del 8 al 9 de noviembre, Hitler, apoyado por

[Página 106]

las SA, al mando del acusado Goering, en un mitin en Munich, proclamó la Revolución
Nacional y su dictadura sobre Alemania, y se proclamó a sí mismo Canciller del Reich.
A la mañana siguiente las autoridades estatales legalmente establecidas, tras un cierto
derramamiento de sangre en Munich, pusieron fin a este intento ilegal de hacerse con el
gobierno. Hitler y algunos de sus seguridores fueron arrestados y juzgados, y
condenados a prisión.

La nueva era del movimiento nacionalsocialista comenzó con la libertad condicional de


Hitler en diciembre de 1924. Con el retorno de su líder, el Partido volvió a su lucha por
el poder. Las prohibiciones puestas en vigor por el gobierno contra el Partido Nazi
cuando tuvo lugar el Putsch de Munich fueron desapareciendo gradualmente, y Hitler,
el Führer del Partido, anunció formalmente que en la búsqueda de su objetivo de
derribar el Gobierno de Weimar, el Partido recurriría sólo a métodos "legales". Se puede
hacer una deducción válida de estos hechos, y es que el que el Partido recurriera a la
"legalidad" fue tan sólo una forma de lograr que se le permitiera continuar con sus
actividades en un Estado democrático. Actuando de forma coherente con su profesado
recurso a la "legalidad", el Partido participaba ahora en las elecciones, y generalmente
tomó parte en la actividad política. Al mismo tiempo se embarcó en una actividad febril
para aumentar el número de afiliados al partido y expandir su estructura organizativa y
actividades. Las SA y las SS reclutaron a numerosos miembros. El libro "Mein Kampf" de
Hitler se publicó en 1925. Se fundaron las Juventudes Hitlerianas. Se publicaron
periódicos, entre ellos el Volkischer Beobachter, del que era editor el acusado
Rosenberg, y Der Angriff, publicado por Goebbels, que sería después el famoso Ministro
de Propaganda e Instrucción Pública. Se reventaron mitines de otros partidos políticos,
y hubo muchos disturbios callejeros.

Los resultados del intento del Partido de hacerse con el poder político fueron escasos
durante unos años, a pesar del esfuerzo extenuante ejercido para lograrlo. En 30
elecciones en las que participaron los nacionalsocialistas de 1925a 1930 para el

141
"Reichstag" y los "Landtage", o Parlamentos Provinciales de los diversos Estados
alemanes, los nazis obtuvieron escaños en 16, y no ganaron ninguno en las otras 14. El
voto nacionalsocialista en las elecciones de 1927 no superó el 4 por ciento del número
total de votos. El año 1929 marca el primer éxito modesto en las elecciones del Estado
de Turingia. Los nazis recibieron el 11 por ciento del voto popular, obtuvieron seis
representantes de un total de cincuenta y tres de la Dieta, y el acusado Frick se
convirtió en el Ministro de Interior de Turingia, el primer nacionalsocialista elegido
para un puesto ministerial.

Con este estímulo y prueba del éxito de sus métodos para lograr apoyos, el Partido Nazi
redobló sus esfuerzos tradicionales (por medio del terror y la coerción). Esto se
encontró con cierto rechazo en el Reich y varios Estados alemanes. Prusia obligó a sus
funcionarios públicos a que abandonaran el Partido y prohibió vestir camisas pardas, y
Baviera prohibió que las organizaciones políticas llevaran uniformes. Aparecieron
nuevas publicaciones nacionalsocialistas en Alemania. La " Revista Mensual
Nacionalsocialista" apareció editada por el acusado Rosenberg, y poco después, en junio
de 1930, se publicó "El Mito del Siglo XX", de Rosenberg.

En este contexto, debido a que el Presidente von Hindenburg había disuelto el


Reichstag al no lograr el Canciller Bruning obtener un voto de confianza, Alemania
volvió a las urnas el 14 de septiembre de 1930. En estas elecciones, su representación en
el Reichstag pasó de 12 escaños a 107, de un total de 577.

Se convocó el nuevo Reichstag, y 107 nazis marcharon hacia la sesión vestidos con
camisas pardas. Se ejerció una oposición alborotadora, tratando de provocar la caída del
Gabinete Bruning. Aprovechándose de la situación provocada por la crisis económica
generalizada, los nazis trataron de llevar adelante una moción de censura

[Página 107]

y lograr la disolución del Reichstag. Al fracasar en estas tácticas obstruccionistas, los


nazis abandonaron el Reichstag.

Con 107 miembros en el Reichstag, la propaganda nazi incrementó su violencia. La


táctica obstruccionista de los diputados nazis del Reichstag continuó con el mismo
patrón de conducta. Se presentaron repetidas mociones de censura contra Bruning y
peticiones de disolución del Reichstag, fracasando todas. Y tras cada fracaso, los
diputados nazis volvían a abandonar la cámara.

En la primavera de 1932, la posición de Bruning se volvió insostenible y se nombró


canciller al acusado von Papen. Se disolvió el Reichstag y se convocaron elecciones, en
las que los nazis incrementaron sus escaños hasta 230, de un total de 608. El Partido
Nazi se estaba convirtiendo en un partido fuerte en Alemania, pero no había logrado
convertirse en el partido mayoritario. Continuaron las tácticas obstruccionistas de los
diputados nazis del Reichstag, y en otoño de 1932, el gobierno de von Papen no pudo
continuar. El Presidente von Hindenburgdisolvió de nuevo el Reichstag, y en las nuevas
elecciones de noviembre, la representación nazi en el Reichstag bajó a 196 escaños. Se
formó el breve gobierno de von Schleicher-el 3 de diciembre de 1932- y a finales de enero
de 1933, dejó de existir. Con el apoyo del Partido Nacionalista de Hugenberg y otros

142
apoyos políticos, Hitler se convirtió en Canciller de Alemania al ser nombrado por von
Hindenburg.

Esto es el final de lo que se podría llamar el prólogo de la historia dramática y siniestra


que será expuesta por la acusación durante este juicio. Sin embargo, se ha de señalar y
recordar aquí, cuando se exponga la historia de las fechorías y crímenes de estos
acusados y sus compañeros de conspiración, que en ningún momento durante la
ejecución de sus supuestos esfuerzos "legales" para hacerse con el Estado los
conspiradores representaron a una mayoría del pueblo.

Se dice con frecuencia que los conspiradores nazis "se hicieron con el control" cuando
Hitler se convirtió en Canciller de la República Alemana el 30 de endero de 1933. Sería
más correcto decir que se hicieron con el conrol tras asegurarse la aprobación de la Ley
para la Protección del Pueblo y el Estado del 24 de marzo de 1933. Es interesante
comentar los pasos que llevaron a esta toma del poder real. Los conspiradores nazis eran
completamente conscientes de su falta de control de los poderes legislativos de la
república. Para llevar a cabo los primeros pasos de su gran conspiración oculta bajo la
ley necesitaban una ley que concediera poderes legislativos supremos al Gabinete de
Hitler, libres de todas las restricciones de la Constitución de Weimar. Una ley así, sin
embargo, requería un cambio de la Constitución que a su vez requería la presencia de
dos tercios de los miembros del Reischtag, y al menos dos tercios de los votos de los
presentes.

La cronología de los hechos que llevaron a la aprobación de esta ley, conocida como Ley
para la Protección del Pueblo y el Estado, es la siguiente:

1. El 30 de enero de 1933 Hitler presidió su primera reunión del Gabinete, y tenemos las
actas originales de dicha reunión, que serán presentadas como prueba. Los acusados
von Papen, von Neurath, Frick, Goering, y Funk estaban presentes. Según las actas de
esta reunión, Hitler señaló que la disolución del Reichstag sería imposible sin la
colaboración del Partido de Centro. Continuó diciendo:

"Deberíamos, sin embargo, considerar la supresión del Partido Comunista para eliminar
sus votos en el Reichstag y lograr con esta medida una mayoría en el Reichstag".
Expresó el temor, sin embargo, a que esto provocara una huelga general. El Ministro de
Economía del Reich, según sus actas oficiales, declaró que en su opinión era imposible
evitar la supresión del Partido Comunista de Alemania ya que, sin ello, no se podría
lograr una mayoría en el Reichstag, menos aún una mayoría de dos tercios, pero tras la
supresión del Partido Comunista sería posible la aprobación de una ley habilitante en el
Reichstag. El acusado Frick sugirió que sería mejor inicialmente

[Página 108]

pedir una ley habilitante del Reichstag. En esta reunión Hitler decidió contactar con
representantes del Partido de Centro a la mañana siguiente para ver lo que podría
lograrse de un acuerdo con ellos.

2. El siguiente acontecimiento fue el incendio del Reichstag el 28 de febrero de 1933.

3. Aprovechándose de la incertidumbre y agitación creadas por el incendio del


Reichstag, y de los disturbios provocados por las SA, se suspendieron los artículos de la

143
Constitución de Weimar que garantizaban las libertades personales por medio de un
decreto del Presidente del Reich el 28 de febrero de 1933.

El 5 de marzo de 1933 hubo elecciones al Reichstag. Los nazis obtuvieron 288 escaños
de un total de 647.

El 15 de marzo de 1933 tuvo lugar otra reunión del Gabinete del Reich, y también
tenemos las actas oficiales originales de esa reunión que llevan las iniciales, en lugar de
los nombres, de los acusados que estaban en aquella reunión, indicado que leyeron -creo
que es razonable deducir que esto signigica que leyeron esas actas y las aprobaron. Los
siguientes acusados estuvieron en dicha reunión: von Papen, vonNeurath, Frick,
Goering, y Funk. En esta reunión, según esas actas oficiales, Hitler dijo que la
aprobación de la ley habilitante en el Reichstag por una mayoría de dos tercios, en su
opinión, no se encontraría con oposición. El acusado Frick señaló que el Reichstag tenía
que ratificar la ley habilitante con una mayoría constitucional en tres días, y e que el
Partido de Centro no se había expresado en contra. Continuó diciendo que la ley
habilitante tendría que concebirse ampliamente de tal forma que permitiera desviarse
de los artículos de la Constitución del Reich. Dijo además que en cuanto al requisito
constitucional de la mayoría de dos terciso, tendrían que estar presentes 432 diputados
para ratificar la ley habilitante. El acusado Goering expresó su convicción de que en esa
sesión que ratificaría la ley habilitante con la mayoría de dos tercios requerida ya que, si
era necesario, se podría obtener la mayoría negando la entrada al Reichstag a algunos
socialdemócratas. El 20 de marzo tuvo lugar otra reunión del Gabinete, y también
tenemos las actas originales de la reunión, que serán presentadas como prueba.
Asistieron los acusados Frick, von Papen, von Neurath, Goering yFunk. De nuevo el
objeto de discusión fue la ley habilitante propuesta. Hitler informó sobre la reunión que
había mantenido con los representantes del Partido de Centro. El acusado Neurath
propuso un texto sobre el acuerdo para presentarlo a los representantes del Partido de
Centro para su aprobación. El acusao Frick expuso los contenidos del borrador de la ley
propuesta, y dijo que también eran necesarios cambios en el reglamenteo del Reichstag,
y que se debía incluir una norma que dijera que los diputados cuya ausencia no
estuviera justificada serían considerados presentes, y que si se hacía eso, probablemente
sería posible ratificar la ley habilitante el jueves siguiente en las tres lecturas de la ley
para su aprobación.

Es interesante señalar que, entre lo registrado en las actas oficiales de esta reunión del
Gabinete estaba el anuncio del acusado Goering de que había ordenado a las tropas de
las SA presentes en la frontera polaca que fueran cautelosas y que no se mostraran de
uniforme, y que el acusado Neurath recomendó también que las SA fueran cautelosas,
en especial en Danzig. Además, el acusado Neurath señaló que se estaba cogiendo
continuamente a comunistas con uniformes de las SA. Se tenía que hacer desaparecer a
estos soplones, la justicia tenía que encontrar medios y formas de hacer posible dicho
castigo para esos soplones comunistas, según el acusado Neurath. El 14 de marzo de
1933 el acusado Frick anunción: "Cuando el Reichstag se reúna el 21 de marzo, se evitará
que los comunistas participen en la sesión haciendo que sean reclamados para trabajos
urgentes en otros lugares. Serán reeducados en campos de concentración para que
hagan trabajos productivos. Sabremos cómo hacer que sean inofensivos
permanentemente, subhumanos que no quierenn ser reeducados".

[Página 109]

144
Durante este periodo, aprovechándose del decreto que suspendía las garantías
constitucionales de las libertades, un gran número de comunistas, incluidos cargos del
partido y diputados del Reichstag, y un menor número de cargos y diputados
socialdemócratas fueron sometidos a custodia protectiva. El 23 de marzo de 1933, al
urgir la aprobación de la ley habilitante, Hitler dijo ante el Reichstag:
"Está en sus manos, caballeros, tomar ahora la decisión. Será entre la paz y la guerra".
El 24 de marzo de 1933, sólo estaban presentes 535 de los 747 diputados del Reichstag.
La ausencia de algunos no fue excusada, estaban en custodia protectiva en campos de
concentración. Sometido a todo el peso de la presión y el terror nazis, el Reichstag
aprobó una ley habilitante conocida como "Ley para la Protección del Pueblo y el
Estado", con 441 votos a favor. Esta ley marca el verdadero momento en el que los
conspiradores se hicieron con el control político. El Artículo 1 decía que las leyes del
Reich podrían ser aprobadas por el Gabinete del Reich. El Artículo 2 decía que las leyes
nacionales aprobadas por el Gabinete del Reich podían no respetar la Constitución. El
Artículo 3 indicaba que las leyes nacionales aprobadas por el Gabinete del Reich serían
preparadas por el Canciller y publicadas en el Reichsgesetzblatt. El Artículo 4 decía que
los tratados del Reich con otros Estados que afectaran a cuestiones de legislación
nacional no requerían en consentimiento de las partes legisladoras. El Gabinete del
Reich tenía poder para elaborar las leyes necesarias para la ejecución de estos tratados.

Así, los nazis adquirieron el control político total, libre completamente de los límites de
la Constitución de Weimar.

Presento ahora los documentos que demuestran los hechos que acabo de exponer, y
también presento, para ayudar al Tribunal y a la defensa, los informes referidos a esta
parte del caso.

EL PRESIDENTE: Querría dirigirme al Mayor Wallis. ¿Sería posible que la acusación


permitiera a la defensa disponer de al menos una copia para cada dos aquí, en el
tribunal? Si no hoy, ¿mañana?

CORONEL STOREY: Con la venia del Tribunal, ha habido algún malentendido y los
informes fueron enviados a la sala de documentos de los acusados. Hemos indicado que
se vaya a buscar algunos y deberían estar aquí en breve. Por otro lado, Señoría, para ser
sinceros, los informes no están en alemán, porque habíamos previsto leer el informe del
tribunal y hacer que los abogados lo siguieran a través del sistema de traducción
simultánea para que así, cuando se terminara, estuvieran traducido a todos los idiomas.

Sin embargo, para acortar el procedimiento, el Mayor Wallis ha preparado un resumen,


y está entregando el resumen y presentará los documentos como pruebas y después los
informes, según se requiera, al Tribunal y la defensa y, por desgracia, con las prisas, se
han quedado en la sala de documentos de los acusados, y hemos encargado que se vaya a
buscar algunos de ellos. Sabemos además, con la venia del Tribunal, que el Dr. Kempner
ha hablado con algunos de los distinguidos miembros de la defensa y ha descubierto que
la gran mayoría no sólo habla inglés, sino que además lo entienden leído, y para ahorrar
un trabajo enorme, los informes no se han traducido, al menos no por ahora, al alemán.
Si hay alguna objeción, lo único que podemos hacer es retirarlos en este momento, pero
consideramos que era correcto proporcionarlos en inglés, y es lo que proponemos que se
haga en este momento, y disponemos de funcionarios germanoparlantes en la sala de
documentos que los traducirán para cualquiera que no pueda leer alemán. Perdón,
inglés.

145
EL PRESIDENTE: ¿Ha oído lo que ha dicho el Coronel Storey, Dr. Dix ?

DR. DIX: Tengo una petición que hacer. Estamos aquí como abogados de la defensa
alemanes, y enfrentados a grandes dificultades. Este proceso se está llevando en base a
las prácticas angloamericanas. Estamos haciendo todo lo posible para entender estas
prácticas, y sería de agradecer que el Presidente tuviera en consideración nuestra difícil
situación.

He oído- no estoy del todo seguro si es así ciertamente- que según estos

[Página 110]

principios angloamericanos, es necesario presentar objeciones inmediatamente, si hay


alguna, al contenido de un documento, y que no es posible hacerlo a no ser que se haga
al momento. Es un punto sobre el que querría hacer mi petición. Estoy convencido de
que dispondremos tanto del informe de juicio como de los documentos, y veremos si
podemos disponer de una tradución al alemán de uno o los otros. Si se pueden evitar las
dificultades, si la defensa necesita una traducción, la tendremos, pero me gustaría-
tengo una petición- que tuviéramos libertad de presentar objeciones después, cuando
hayamos tenido tiempo de analizar los documentos.

Creo que de esta forma podríamos superar fácilmente las dificultades producidas por la
situación actual, y estamos tratando de cooperar para superar cualquier dificultad.

EL PRESIDENTE: El Tribunal se alegra de que la defensa se esté esforzando en cooperar


en el proceso. Una vez se levante la sesión, el Tribunal considerará el mejor método para
proporcionar a la defensa tantas traducciones como sea posible, y es correcto que
considera que podrá hacer objeciones a cualquier documentos después de haber tenido
tiempo de analizarlo.

DR. DIX: Gracias, Señoría.

El PRESIDENTE: Adelante, Mayor Wallis.

MAYOR WALLIS: Habiendo adquirido el control político total, los conspiradores nazis
procedieron a continuación a consolidar su poder, y en este punto querría insistirle al
Tribunal de nuevo en que, con excepción de unos pocos documentos, la cuestión sujeta
a mis observaciones está dentro del ámbito de la notificación judicial del tribunal, una
cuestión de historia bien conocida por estos acusados y su defensa. El primer paso fue
purgar sin piedad a sus opositores políticos confinándoles en campos de concentración
o asesinándoles. Los campos de concentración hicieron su aparición en 1933, y fueron
usados primero como forma de dejar fuera de circulación a los opositores políticos
confinándoles bajo una llamada "custodia protectiva". Este sistema de campos de
concentración creció y se expandió en Alemania. En una etapa posterior de este proceso
se presentarán al Tribunal pruebas completas sobre el sistema de campos de
concentración y las atrocidades cometidas allí, tanto con documentos como con
películas.

146
Se incluyen pruebas documentales del arresto, maltrato y asesinato por parte de los
conspiradores nazis de su oposición política en las pruebas documentales presentadas
por Estados Unidos.

Para ilustrar la cuestión, el testimonio de Raymond H. Geist, antiguo Cónsul de Estados


Unidos y Primer Secretario de la Embajada en Berlín de 1929 a 1938 (que se presentará
como prueba)

"Inmediatamente, en 1933, se crearon campos de concentración y se pusieron bajo


responsabilidad de la Gestapo. Sólo se mantenía a prisioneros políticos en los campos
de concentración.

La primera ola de actos de terror comenzó en marzo de 1933, más concretamente del 6 al
13 de marzo de 1933, acompañados de una violencia callejera inusual. Cuando el Partido
Nazi ganó las elecciones en marzo de 1933, la tensión acumulada estalló en grandes
ataques a comunistas, judíos y a otros sospechosos de ser una cosa u otra. Bandas de
hombres de las SA deambulaban por las calles, golpeando, saqueando e incluso
asesinando a personas.

Para los alemanes detenidos por la Gestapo había un patrón regular de brutalidad y
terror. Por toda Alemania el número de víctimas ascendió a cientos de miles".

On the 30th of June and 1st and 2nd July, 1934, the conspirators proceeded to destroy
opposition within their own ranks by wholesale murder. In discussing this purge, the
defendant Frick stated, in an affidavit under oath, signed on the i19th day of November,
1945, in the presence of his defence counsel, as follows: This is document 2950-PS, It
has not yet been introduced in evidence, Sir:
"Himmler, in June of 1934, was able to convince Hitler that Roehm wanted to start a
putsch. The Fuehrer ordered Himmler to suppress the putsch, which was supposed to
take place at the Tegernsee, where all the SA leaders were coming

[Page 111]

together. For Northern Germany, the Fuehrer gave the order to suppress the putsch to
Goering."
Frick goes on to say:
" Pursuant to this order, a great many people - something like a hundred, and possibly
more-accused of high treason, were arrested and even put to death. They were just
killed on the spot. Many people were killed - I don't know how many -w ho actually
did not have anything to do with the putsch. People who just weren't liked very well as,
for instance, Schleicher, the former Reich Chancellor, were killed. Schleicher's wife was
also killed. Also Gregor Strasser, who had been the Reich Organisation Leader and
second man in the Party after Hitler. Strasser, at the time he was murdered, was not
active in political affairs any more; he had however separated himself from the Fuehrer
in November or December of 1932."
Frick goes on to say: "The S.S. was used by Himmler for the execution of these orders to
suppress the putsch."

During this period the conspirators created, by a series of decrees of the Reich Cabinet,
a number of new political crimes. Any act or statement contrary to the Nazi Party was
deemed to be treason and punished accordingly. The formations of the Party, the S.A.,

147
S.S., as well as the S.D. and the Gestapo, were the vicious tools used in the
extermination of all opposition, real or potential. As the defendant Goering said on
24th July, 1933 (I refer to document 2494-PS, which will be introduced in evidence):

"Whoever in the future raises a hand against a representative of the National Socialist
movement or of the State, must know that he will lose his life in a very short while.
Furthermore, it will be entirely sufficient, if he is proven to have intended the act, or, if
the act results not in a death, but only in an injury."
The defendant Frick stated, in a magazine of the Academy for German Law, 1936, which
will be introduced as document 2533- PS, as follows:
"By the world we are blamed again and again because of the concentration camps. We
are asked, 'Why do you arrest without a warrant of arrest?' I say, 'Put yourself into the
position of our nation'. Don't forget that the very great and still untouched world of
Bolshevism cannot forget that we have made final victory for them impossible in
Europe, right here on German soil."
And Raymond Geist, whose affidavit I previously referred to, being document 1759-PS,
states:
"The German people were well acquainted with what was happening in concentration
camps, and it was well known that the fate of anyone too actively opposed to any part
of the Nazi programme was liable to be one of great suffering. Indeed, before the Hitler
regime was many months old, almost every family in Germany had received first-hand
accounts of the brutalities inflicted in the concentration camps from someone, either in
the family circle or in the circle of friends who had served a sentence, and consequently
the fear of such camps was a very effective brake on any possible opposition."
And as the defendant Goering said in 1934 (and I refer to document 2344-PS, which
will be offered in evidence)
"Against the enemies of the State we must proceed ruthlessly ... therefore the
concentration camps have been created, where we have first confined thousands of
Communist and Socialist Democrat functionaries.
Nota del Editor: esta falta de traducción se encontraba en el original, en una segunda
edicion de este mismo libro, este error sera subsanado.
Además de purgar sin piedad a todos los opositores políticos, los conspiradores nazis
consolidaron aún más su posición procediendo inmediatamente a eliminar a todos los
demás partidos políticos. El 21 de marzo de 1933 el acusado Frick anunció que se
impediría a los comunistas tomar parte en las sesiones del Reichstag. Esto se logró,
como se ha indicado, poniéndoles bajo "custodia protectora" en 21 campos de
concentración. El 26 de mayo de 1933 un decreto del Gabinete del Reich firmado por
Hitler y el acusado Frick ordenó la confiscación de las

[Página 112]

propiedades comunistas. El 22 de junio de 1933 se suprimió el Partido Socialdemócrata


en Prusia, tras haber sido antes debilitado seriamente al enviar a un cierto número de
sus miembros a campos de concentración. El 7 de julio de 1933 un decreto del Reich
eliminó a los socialdemócratas del Reichstag y de los órganos de gobierno de las
provincias y municipios. El 14 de julio de 1933, por un decreto del Gabinete del Reich, se
confiscaron las propiedades de los socialdemócratas, y el Partido Nazi se convirtió en el
único partido político de Alemania, y desde ese momento se convirtió en ilegal
mantener o formar otro partido político. Así, Hitler pudo decir apenas cinco meses
después de convertirse en Canciller, y cito:
"El Partido se ha convertido en el Estado".

148
Los conspiradores nazis procedieron inmediatamente a convertir esa declaración en un
hecho, ya que el 1 de diciembre de 1933 el Gabinete del Reich promulgó una ley para
"Asegurar la Unidad del Partido y el Estado". Esta ley fue firmada por Hitler y el acusado
Frick.

El Artículo 1 indicaba que el Partido Nazi "es el portador del concepto del Estado y es
inseparable de éste. Será una parte de la ley pública. Su organización será determinada
por el Führer".

El Artículo 2 decía que: "El Adjunto al Führer y el Jefe de las SA se convertirán en


miembros del Gabinete del Reich para asegurar la cooperación estrecha de las agencias
del Partido y las SA con las autoridades públicas".

El Artículo 3 decía: "Los miembros del Partido Nacional Socialista de los Trabajadores
Alemanes y las SA (incluidas sus organizaciones subordinadas), como la fuerza
impulsora y líder del Estado Nacionalsocialista tendrán una mayor responsabilidad ante
el Führer, el Pueblo y el Estado".

(Se hizo un receso).

CORONEL STOREY: Durante el receso, la defensa y la acusación han llegado a un


acuerdo para proporcionar los informes a los acusados, que entiendo que es el siguiente:

Se entregarán copias de los documentos presentados como pruebas en alemán al centro


de información de los acusados, entendiendo que si algún miembro de la defensa
necesita mostrarle la fotocopia alemana a su cliente, podrá hacerlo en la sala de la
defensa adyacente; que los informes que se están entregando al Tribunal como ayuda se
proporcionarán a la defensa en inglés, y que si alguno de ellos tiene problemas en la
traducción de cualquier parte de los informes, tenemos funcionarios germanoparlantes
en el centro de información de los acusados que ayudarán a la defensa. Considero que
todos los miembros de la defensa lo han aceptado.

EL PRESIDENTE: Gracias. Adelante, Mayor Wallis.

MAYOR WALLIS: Con la venia del Tribunal, en el momento del receso me estaba
refiriendo a la ley que se aprobó el 1 de diciembre de 1933 para asegurar la unidad del
Partido y el Estado.

El Artículo 5 de esa ley decía que: "Las autoridades públicas han de garantizar asistencia
legal y administrativa a los funcionarios del Partido y las SA que tienen poder para la
ejecución de la jurisdicción del Partido y las SA".

El Artículo 8 decía: "El Canciller del Reich, como Führer del Partido Nacional Socialista
de los Trabajadores Alemanes y comandante supremo de las SA, decretará las
regulaciones necesarias para la ejecución y ampliación de esta ley, en particular con
respecto a la organización y procedimiento de la jurisdicción del Partido y las SA". Así,
por esta ley, el Partido Nazi se convirtió en una organización paragubernamental de
Alemania.

La siguiente fusión del Partido y el Estado tuvo lugar al morir Hindenburg. En lugar de
convocar elecciones para la Presidencia, se realizó la fusión de los cargos de Presidente y

149
Canciller en la persona de Hitler a través de la ley del 1 de agosto de 1934, firmada por
todo el Gabinete del Reich. Una de las consecuencias significativas de esta ley fue el
darle a Hitler el mando supremo de las Fuerzas Armadas Alemanas, siempre un
requisito esencial de la presidencia, y se obligó

[Página 113]

inmediatamente a todo soldado a jurar lealtad y obediencia incondicional a Hitler. El 4


de febrero de 1938 Hitler emitió un decreto que decía entre otras cosas lo siguiente (cito
el documento 1915-P2, que será presentado en el libro de documentos al terminar mis
observaciones): "A partir de este momento, asumo directamente el mando de todas las
Fuerzas Armadas".

Como un paso adicional en la consolidación de su control político, los conspiradores


nazis redujeron las elecciones nacionales a meras formalidades privadas del elemento de
la libertad de elección. No podía haber elecciones propiamente dichas bajo el sistema
nazi. En primer lugar, la doctrina básica del Führerprinzip dictaba que todos los
subordinados debían ser nombrados por sus superiores en la jerarquía gubernamental.
Aunque ya se había convertido en la práctica habitual, en 1938 se reguló específicamente
por ley que sólo se presentaría una lista de candidatos al pueblo. Al final de este periodo
de preguerra, poco quedaba de sustancioso en la ley electoral. La mayoría de las leyes
básicas habían quedado obsoletas.

Por medio de una serie de leyes y decretos, los conspiradores nazis redujeron el poder
de los gobiernos regionales y locales y los transformaron sustancialmente en
subdivisiones territoriales del Gobierno del Reich. Con la abolición de asambleas de
representantes y cargos electivos en los Lander y los municipios, dejaron de existir las
elecciones regionales y locales. El 31 de enero de 1934, los últimos vestigios de
independencia del Land fueron destruidos por la Ley de Reconstrucción del Reich. El
acusado Frick, Ministro del Interior durante este periodo, había escrito sobre esta Ley
de Reconstrucción del Reich lo siguiente:

"La ley de reconstrucción abolió los derechos soberanos y poderes ejecutivos de los
Lander y convirtió al Reich en el único portador de los derechos de soberanía. Ya no
existen los poderes supremos de los Lander. El resultado natural de esto fue la
subordinación del gobierno del Land al Gobierno del Reich y de los ministros del Land a
los ministros del Reich equivalentes. El 30 de enero de 1934 el Reich Alemán se ha
convertido en un Estado".
Otro paso dado por los conspiradores nazis al consolidar su poder político fue la purga
de funcionarios según principios raciales y políticos y su sustitución por miembros del
Partido y partidarios. Esta purga fue llevada a cabo por medio de una serie de leyes
nazis y decretos. La primera se promulgó el 7 de abril de 1933, la "Ley para la
Restauración de la Administración Pública". El Artículo 3 de la ley aplicaba las teorías
nazis de la sangre y la raza de amos al indicar que se apartaría de su cargo a los
funcionarios que no fueran de ascendencia aria. La vertiente política de la purga se
contenía en el Artículo 4, cito:
"Los funcionarios que, a causa de sus actividades políticas anteriores, no ofrezcan
garantías de que se dedicarán al Estado Nacional sin reservas pueden ser destituidos".
El efecto de esta ley y de los decretos y regulaciones elaborados posteriormente fue el
ocupar toda posición de responsabilidad en el gobierno con nazis y evitar el

150
nombramiento de cualquier aspirante opuesto, o del que se sospechara que se opusiera,
al programa y la política nazis.

Ni siquiera el estamento judicial escapó a la purga de los conspiradores nazis.

Todos los jueces que no satisfacían los requisitos raciales y políticos de los
conspiradores fueron rápidamente apartados de su cargo. Además, los nazis crearon un
nuevo sistema de tribunales especiales independientes del poder judicial regular y
sometidos directamente al programa del Partido.

Es más, los nazis controlaban a todos los jueces por medio de directivas y órdenes
especiales del gobierno central, siendo su objetivo, según lo expresó un tal Garland, uno
de los principales letrados nazis de entonces, "convertir la palabra 'atemorizar' en el
código penal de nuevo en algo respetable".

Al consolidar su control, los conspiradores ampliaron con creces las organizaciones del
Estado y el Partido y crearon una elaborada red de nuevas

[Página 114]

formaciones y agencias. El partido extendía sus tentáculos como un pulpo por toda
Alemania. Este proceso de crecimiento se resumió a finales de 1937 en una declaración
oficial de la Cancillería del Partido que decía lo siguiente:
"Para controlar a toda la nación alemana en todas las esferas de la vida- y repito, 'para
controlar toda la nación alemana en todas las esferas de la vida', el NSDAP, tras asumir
el poder, creó bajo su liderazgo las nuevas formaciones del Partido y organizaciones
afiliadas".
En este momento querría presentar al tribunal el libro de documentos que contiene las
leyes y condiciones a las que me he referido en esta parte de mi presentación, junto con
los informes que cubren esta parte.

Querría dirigir la atención del Tribunal hacia algunas historias que servirán de ejemplo
de la consolidación del control por parte de los conspiradores.

El primer ejemplo de la consolidación del control de los conspiradores nazis de


Alemania es la destrucción de los sindicatos libres y la obtención del control sobre la
mano de obra de la nación alemana.

La situación de las organizaciones de trabajadores en Alemania en el momento de la


llegada de los nazis al poder, los obstáculos que suponían a los planes nazis, la velocidad
con la que fueron destruidos, el terror y maltratos que fueron del asalto al asesinato de
líderes sindicales, fueron analizados por completo en el discurso de apertura del Fiscal
Jefe de la Acusación de Estados Unidos, y se exponen en su totalidad en el libro de
documentos que presentaré al Tribunal en esta fase del caso.

El resultado logrado por los conspiradores nazis se expresa mejor en las palabras de
Robert Ley. La confianza de Ley en el control efectivo de los nazis sobre la mano de obra
de Alemania en la paz o la guerra fue declarada ya en 1936 en el Congreso del Partido en
Nuremberg. Me refiero al documento 2283-PS, que se incluye en el libro de documentos
que se presentará en esta fase del caso. Decía:

151
"La idea de las tropas de fábrica está progresando bien en las factorías, y puedo
informarle, mi Führer, de que se ha garantizado la seguridad y la paz en las factorías, no
sólo en momentos normales, sino en los de las crisis más serias. Los disturbios, como las
huelgas de municiones del traidor Ebert y sus asociados, son imposibles. El
nacionalsocialismo ha conquistado las fábricas. Las tropas de fábrica son las tropas de
choque nacionalsocialistas dentro de la fábrica, y su lema es "El Führer nunca se
equivoca".
Querría presentar ahora al Tribunal este documento en esta fase del caso, "La
destrucción de los sindicatos y la obtención del control de toda la mano de obra de
Alemania", junto con el informe sobre la cuestión. Al mismo tiempo, con la venia del
Tribunal, querría presentar el libro de documentos sobre la consolidación del control
con respecto a la utilización y moldeado de la maquinaria política en el que está un
decreto al que me referí justo antes de mi exposición sobre la destrucción de los
sindicatos.

Querría ahora dirigir su atención al segundo ejemplo sobre la consolidación del control.

Los conspiradores nazis se dieron cuenta pronto de que la influencia de las iglesias
cristianas en Alemania era un obstáculo para su dominio completo del pueblo alemán y
contraria a su dogma de la raza de amos. Como dijo el acusado Martin Bormann en un
decreto secreto de la Cancillería del Partido, firmado por él y distribuido a todos los
Gauleiters el 7 de junio de 1941 -identificado como documento D-75 y que se incluirá en
el libro de documentos que se entregará al Tribunal-, dijo lo siguiente

"Se ha de separar más y más a la gente de las iglesias y sus organizaciones y pastores.
Hasta que no haya ocurrido esto, el liderazgo del Estado no tendrá influencia sobre los
ciudadanos individuales".
Por tanto, los conspiradores nazis, buscando destruir la influencia de las

[Página 115]

iglesias sobre el pueblo de Alemania, procedieron a tratar de eliminar esas iglesias:


1. Promoviendo creencias y prácticas incompatibles con las enseñanzas cristianas.
2. Persiguiendo a sacerdotes, clero y miembros de órdenes monásticas. Esta
persecución, como demostrarán las pruebas documentales, supuso insultos y
humillaciones, agresiones físicas, confinamiento, campos de concentración y asesinatos.
3. Confiscando propiedades de la Iglesia.
4. Suprimiendo publicaciones religiosas.
5. Suprimiendo organizaciones religiosas.
Además se suprimió la educación religiosa. Esto queda ilustrado por el decreto secreto
de la Cancillería del Partido al que me referí en el documento D-75, cuando el acusado
Bormann dijo:
"Ningún ser humano sabría nada del cristianismo si no se lo hubieran metido en la
cabeza en su infancia los pastores. El llamado 'querido Dios' en ningún momento ha
manifestado su existencia directamente a los jóvenes; de una forma sorprendente, a
pesar de Su omnipotencia, deja este trabajo a los pastores. Por tanto, si en el futuro
nuestra juventud no aprende nada más sobre este cristianismo, cuyas doctrinas son muy
inferiores a las nuestras, el cristianismo desaparecerá solo".
En un momento posterior de este proceso se presentarán pruebas documentales
adicionales sobre el intento de los conspiradores de destruir la influencia de las iglesias

152
cristianas. En este punto, presento el libro de documentos de esta fase del caso, junto
con el correspondiente informe.

Pasamos ahora a lo que podemos considerar el tercer ejemplo, la persecución de los


judíos. Los conspiradores nazis adoptaron y pusieron en marcha un programa de
persecución implacable de los judíos.

No es nuestro objetivo en este momento presentarle al Tribunal una historia completa,


con todos sus repugnantes detalles, de los planes de los conspiradores nazis y sus actos
dirigidos a la eliminación y liquidación de la población judía de Europa. Esto se hará a
su debido tiempo, en un momento posterior de este proceso, pero pretendemos en este
momento presentar ante ustedes, como uno de los elementos del esquema nazi para la
consolidación de su control de Alemania, la acción que fue planeada y ejecutada contra
los judíos de Alemania durante el periodo de preguerra.

Como medio de poner en práctica su política de la raza de amos, y como forma de


eliminar a los así elementos discordantes bajo la bandera nazi, los conspiradores
adoptaron y pusieron en marcha un programa de persecución implacable de los judíos.
Este programa se incluía en los inalterables veinticinco puntos oficiales del Partido
Nazi, de los que seis se dedicaban a la doctrina de la raza de amos. Los acusados
Goering, Hess, Rosenberg, Frank, Frick, Streicher, Funk, Schirach, Bormann y otros
tuvieron un lugar destacado en la diseminación de este programa. Tras la llegada al
poder de los nazis, este programa del Partido se convirtió en el programa oficial del
Estado. El primer acto organizado fue el boicot a empresas judías del 1 de abril de 1933.
El acusado Streicher, en una declaración firmada, admite que estuvo al frente de este
programa sólo durante un día. Nosotros, por supuesto, nos reservamos el derecho a
presentar pruebas adicionales sobre ese hecho. Los conspiradores nazis se embarcaron
después en un programa legislativo que fue gradual y que va del 7 de abril de 1933 hasta
septiembre de 1935. Durante este periodo se aprobó una serie de leyes que apartaban a
los judíos de la administración pública, de algunos oficios, de las escuelas y del servicio
militar. Estaba claro, sin embargo, que los conspiradores nazis tenían un programa
mucho más ambicioso para el problema judío y si abandonaron su realización fue tan
sólo por motivos de conveniencia. Tras la habitual avalancha de propaganda, en la que
los discursos y escritos del acusado Streicher fueron lo más destacado, los
conspiradores nazis iniciaron el segundo periodo de legislación antijudía, entre el 15 de
septiembre de 1935 y septiembre de 1938. En este periodo se aprobaron las famosas leyes
de Nuremberg,

[Página 116]

que privaban a los judíos de sus derechos como ciudadanos, les prohibían casarse con
arios y los eliminaban de algunos oficios más. En otoño de 1938 los conspiradores nazis
empezaron a aplicar un programa para la eliminación completa de los judíos de la vida
alemana. Las medidas tomadas fueron presentadas en parte como una represalia contra
los judíos del mundo debida al asesinato de un diplomático alemán en París. A
diferencia del boicot de abril de 1933, cuando se tuvo cuidado para evitar que se diera
violencia de gran magnitud, se preparó y llevó a cabo un supuesto pogrom espontáneo
por toda Alemania (ver 374-PS). Las medidas legislativas posteriores se discutieron y
aprobaron en su forma final en una reunión el 12 de noviembre de 1938, bajo la
presidencia del acusado Goering, y con la participación de los acusados Frick y Funk
entre otros. Me refiero al documento 516-PS, que se incluirá en el libro de documentos.

153
La reunión fue convocada según órdenes de Hitler que "pedían que se coordinara y
resolviera de una forma u otra la cuestión judía de forma inmediata y definitiva". Los
participantes acordaron las medidas que se tomarían para eliminar a los judíos de la
economía alemana. Las leyes promulgadas en este periodo fueron firmadas en su mayor
parte por el acusado Goering debido a su cargo de Delegado del Plan de Cuatro Años, y
por tanto, estuvieron estrechamente vinculadas a la consolidación del control de la
economía alemana y la preparación para la guerra de agresión. Estas leyes obligaban a
todos los judíos alemanes a pagar una multa colectiva de mil millones de Reichsmarks;
apartaban a los judíos del comercio y la artesanía; limitaban el movimiento de los judíos
a ciertas localidades y horas; limitaban el plazo para la venta o liquidación de las
empresas judías; forzaban a los judíos a deposit shares and securities held by them ;
prohibía la venta o adquisición de oro o piedras preciosas por parte de un judío;
concedía a los terratenientes el derecho a desalojar a los arrendatarios judíos antes de la
expiración legal de los arrendamientos, y forzaba a los judíos de más de seis años a llevar
la Estrella de David cosida a su ropa. En el periodo final de la cruzada antijudía de los
conspiradores nazis en Alemania, se aprobaron pocas medidas legislativas. Simplemente
se entregó a los judíos a las SS, la Gestapo y los diversos grupos de exterminio. La
última ley referida a los judíos en Alemania les dejaba completamente fuera de la ley y
ordenaba la confiscación por el Estado de la propiedad de los judíos muertos. Esta ley
era un débil reflejo de una situación de hecho ya existente. Como dijo el Dr. Stuckart,
asistente del acusado Frick, en aquella época:
"Puede considerarse que el fin de la legislación racial ya se ha cumplido, y en
consecuencia, se puede considerar la legislación racial básicamente cerrada. Llevó a la
solución temporal del problema judío y al mismo tiempo preparó lo básico para la
solución final. Muchas regulaciones perderán su importancia práctica a medida que
Alemania se aproxime a la consecución del objetivo final en el problema judío".
Hitler, el 30 de enero de 1939, en un discurso ante el Reichstag, pronunció la siguiente
profecía:
"El resultado (de una guerra) será la aniquilación de la raza judía en Europa".
Dejaré a otras personas en este caso la tarea de presentar al Tribunal las pruebas sobre
cómo se hizo cumplir esa profecía.

Presentaré ahora al Tribunal el libro de documentos que contiene las leyes indicadas,
con respecto a la persecución de los judíos, y el informe que resume dicha cuestión.

EL PRESIDENTE: Se levanta la sesión hasta las 10 en punto de mañana por la mañana.

(El Tribunal se retiró hasta el 23 de noviembre a las 10 horas).

Cuarto Día: Viernes, 23 de noviembre de 1945


Preparación para la guerra: Psicológica (Mayor Wallis): Rediseño de la educación,
Juventudes Hitlerianas, Propaganda, Censura, Supervisión de Actividades Culturales,
Militarización de Organizaciones dominadas por los Nazis (SS, SA, Juventudes
Hitlerianas, etc.). Económica (Sr. Dodd); Plan de Cuatro Años- objetivo: una Alemania
autosuficiente, Programa Secreto de Rearme- actividades de Schacht, Schacht
nombrado Plenipotenciario General para la Economía de Guerra (Ley Secreta de
Defensa del 21-5-35), Sus sistemas monetarios (Plan Nuevo, Ley de Intercambios con el
Extranjero, letras de cambio MEFO). Militar-política (Sr. Alderman); Observaciones
introductorias al Artículo 6, párrafos 2 (a) y 3, y al Art. 21 del Estatuto
DR. OTTO NELTE (abogado del acusado Keitel): Sr. Presidente, usted aconsejó a la
defensa en la sesión de ayer que debían de inmediato, en esta fase del juicio, presentar

154
objeciones, si creían que tenían alguna, contra las pruebas documentales presentadas
por la Acusación.

El Fiscal Jefe de la Acusación presentó al Tribunal ayer una presentación gráfica sobre
los Ministerios del Reich y otros departamentos y oficinas del más alto nivel del
gobierno alemán. Mi cliente opina que esta presentación es errónea en los siguientes
aspectos que afectan a su persona:

(1) Nunca ha existido un Consejo de Defensa del Reich. La Ley de Defensa del Reich,
que preveía un Consejo de Defensa del Reich en caso de guerra, nunca ha sido hecha
pública; nunca ha tenido lugar ninguna sesión del Consejo de Defensa del Reich. Por
esta razón, el acusado Keitel nunca fue miembro del Consejo de Defensa del Reich.

(2) El Consejo del Gabinete Secreto, que iba a ser creado según la ley del 4 de febrero de
1938, nunca llegó a existir. Nunca se constituyó; nunca se reunió.

(3) El acusado Keitel nunca fue Ministro del Reich. Como todos los comandantes en
jefe del Ejército y la Armada, simplemente tenía el rango de Ministro del Reich. Por
tanto, nunca fue ni siquiera Ministro sin cartera. No participó en ninguna sesión de
ningún Gabinete de asesores.

Querría pedirle al Tribunal su opinión sobre si estas objeciones deberían ser


examinadas en este momento del juicio o si se debería esperar a una etapa posterior.

EL PRESIDENTE: El Tribunal considera que los documentos son admisibles, pero los
acusados podrán demostrar en una etapa posterior cualquier cuestión que sea relevante
sobre los documentos. No es necesario que los acusados presenten alegaciones en este
momento. En un momento posterior podrán probar cualquier cuestión relevante sobre
la importancia de los documentos.

DR. RUDOLF DIX (abogado de la defensa): Querría dirigir una pregunta al Tribunal.

Hemos podido ver ahora, en parte, los informes y documentos que se presentaron al
Tribunal ayer. En relación a esto, hemos visto que estos documentos incluyen algunos
sobre los que el representante de la acusación no habló al Tribunal, ni sobre sus
contenidos completos, ni sobre su naturaleza. Mi pregunta es: ¿forman parte los
contenidos, los contenidos completos de todos los documentos que se presentaron al
Tribunal, de la base que empleará el Tribunal para tomar su decisión, incluso en los
casosen los que el fiscal que presentó los documentos no se refirióa sus contenidos?

En otras palabras, ¿debemos considerar todos los documentos presentados al Tribunal,


incluidos aquellos cuyos contenidos no han sido indicados verbalmente, como base para
el juicio y, en consecuencia, deberían ser examinados con la idea de que los acusados
determinen si desean plantear alguna objeción?

En conclusión, pregunto al Tribunal si debemos considerar que los contenidos


completos de todos los documentos que fueron presentados al Tribunal ayer, o que
pueden ser presentados en un momento futuro, formarán la base para la formulación de
la sentencia, incluso en el caso de los documentos que el fiscal no ha presentado
verbalmente, cuyos contenidos no ha dado y a los que tampoco se ha referido.

155
EL PRESIDENTE: Todos los documentos, al presentarse, pasan a formar parte del
sumario

[Página 118]

y son pruebas presentadas al Tribunal, pero queda abierta para los acusados la
posibilidad de criticar y comentar cualquier parte del documento cuando presenten su
caso.

DR. DIX: Gracias. La cuestión queda así aclarada.

EL PRESIDENTE: Hay tres anuncios que tengo que hacer en nombre del Tribunal; el
primero es que proponemos que no haya sesión del Tribunal el sábado por la mañana
esta semana para que los abogados de la defensa puedan tener más tiempo para analizar
los documentos y argumentos que se han presentado hasta ahora. Esta es la primera
cuestión.

La segunda cuestión es que el Tribunal desea que todas las mociones y alegaciones se
presenten, en la medida de lo posible, por escrito, tanto por parte de la acusación como
por parte de la defensa. Hay ocasiones, por supuesto, como esta mañana, cuando se han
presentado mociones y alegaciones pidiendo explicaciones, en las que presentarlas
oralmente es más conveniente, pero en la medida de lo posible, el Tribunal desea que se
presenten por escrito, tanto por parte de la acusación como por parte de la defensa.

La otra cuestión es una observación que el Tribunal desea que haga a la acusación
sugiriéndoles que sería más conveniente para el Tribunal, y posiblemente también para
la defensa, que sus informes y volúmenes de documentos se presenten al Tribunal antes
de que comience el discurso del representante de la acusación sobre esa parte del caso,
de tal forma que el informe y el volumen de documentos estén en manos del Tribunal
mientras el representante se dirige al Tribunal para hablar de esa sección del caso; y
también sería conveniente para el Tribunal -si le conviene a la acusación- que se dé una
breve explicación -no una extensa- de los documentos que se presentan al Tribunal,
dirigiendo su atención hacia párrafos de los documentos sobre los que se desee atraer la
atención en particular.

Pediré ahora a la Acusación de Estados Unidos que continúe con su exposición.

CORONEL STOREY: Con la venia del Tribunal. Ayer por la tarde pareció que surgieron
cuestiones sobre la identificación de los documentos presentados formalmente como
pruebas ayer. Por tanto, con el permiso del Tribunal, me gustaría listarlos por número,
formalmente, para que el Agente Judicial pueda tomar nota y que sean identificados,
con el permiso de Su Señoría.

Los Estados Unidos -y puedo decir, Señoría, que presentamos cada uno de estos
documentos como pruebas- solicitan que se reciban y archiven como pruebas
presentadas por los Estados Unidos de América, entendiendo que la defensa podrá
presentar objeciones posteriormente. Si esto es aceptable, Señoría, la primera es la
prueba USA 1, la declaración del Mayor William H. Coogan sobre la captura, procesado
y autenticación de documentos, junto con la declaración de Robert C. Storey que la
acompaña.

156
Prueba USA 2, documento 2903-PS, Organigrama del Partido Nazi, junto con
certificados de autenticidad;
Prueba USA 3, documento 2905-PS, Organigrama del Estado Nazi, junto con
certificados de autenticidad;
Prueba USA 4, documento 2836-PS, declaración original del acusado Goering sobre los
cargos ocupados;
Prueba USA 5, documento 2829-PS, lo mismo, sobre el acusado Ribbentrop;
Prueba USA 6, documento 2851-PS, lo mismo en referencia al acusado Rosenberg;
Prueba USA 7, documento 2979-PS, lo mismo, sobre el acusado Frank;
Prueba USA 8, documento 2978-PS, lo mismo, sobre el acusado Frick;
Prueba USA 9, documento 2975-PS, lo mismo, sobre el acusado Streicher;
Prueba USA 10, documento 2977-PS, lo mismo, sobre el acusado Funk;
Prueba USA 11, documento 3021-PS, lo mismo, sobre el acusado Schacht;

[Página 119]

Prueba USA 12, documento 2887-PS, sobre el acusado Donitz;


Prueba USA 13, documento 2688-PS, sobre el acusado Raeder;
Prueba USA 14--

EL PRESIDENTE: Coronel Storey, ¿no sería posible que la numeración de esos


documentos fuera realizada por el Secretario General?

CORONEL STOREY: Sí, Señoría, es correcto. Es aceptable para nosotros, Señoría, pero
el Secretario General planteó la cuestión de que no estaba en el sumario. Tenemos la
tabla completa que describe cada documento por número, y si Su Señoría lo permite,
presentaré la descripción de esta página, describiendo correctamente, por número de
prueba, cada uno de los que fueron presentados como pruebas ayer.

EL PRESIDENTE: Autorizaremos al Secretario General a que acepte los documentos


numerados así.

CORONEL STOREY: Gracias, Señoría. La tabla indicada está formada por la siguientes
palabras y cifras:

USA 1 Testimonio del Mayor Coogan junto a la declaración del Coronel Storey.
USA 2 (2903-PS) Organigrama del Partido Nazi y documentos que lo autentican.
USA 3 (2905-PS) Organigrama del Estado Nazi y documentos que lo autentican.
USA 4 (2695-PS) Declaración original de los cargos de Goering.
USA 5 (2829-PS) Declaración original de los cargos de Ribbentrop.
USA 6 (2851-PS) Declaración original de los cargos de Rosenberg.
USA 7 (2979-PS) Declaración original de los cargos de Frank.
USA 8 (2978-PS) Declaración original de los cargos de Frick.
USA 9 (2975-PS) Declaración original de los cargos de Streicher.
USA 10 (2977-PS) Declaración original de los cargos de Funk.
USA 11 (3021-PS) Declaración original de los cargos de Schacht.
USA 12 (2887-PS) Declaración original de los cargos de Donitz.
USA 13 (2888-PS) Declaración original de los cargos de Raeder.
USA 14 (2973-PS) Declaración original de los cargos de von Schirach.
USA 15 (2974-PS) Declaración original de los cargos de Sauckel.
USA 16 (2865-PS) Declaración original de los cargos de Jodl.

157
USA 17 (2910-PS) Declaración original de los cargos de Seyss-Inquart.
USA 18 (2980-PS) Declaración original de los cargos de Speer.
USA 19 (2972-PS) Declaración original de los cargos de von Neurath.
USA 20 (2976-PS) Declaración original de los cargos de Fritzsche.

LIBROS DE DOCUMENTOS
USA A Objetivos Comunes, Métodos y Doctrinas de la Conspiración.
USA B La Adquisición del Control Totalitario sobre Alemania; Primeros Pasos Políticos;
Control Adquirido.
USA C Consolidación del Control (Utilización y Moldeado de la Maquinaria Política).
USA F Purga de la Oposición Política; Terror.
USA G Destrucción de los Sindicatos y Adquisición del Control sobre la Mano de Obra
de Alemania.
USA H Supresión de las Iglesias Cristianas de Alemania.
USA I Adopción y Publicación del Programa de Persecución de los Judíos.

Con la venia del Tribunal, el Letrado Jackson me ha hecho una indicación mientras
presentábamos todas estas pruebas en nombre de Estados Unidos; naturalmente, son en
beneficio y en nombre de todas las demás naciones que cooperan en este caso.

EL PRESIDENTE: Así se ha entendido.

MAYOR WALLIS: Con la venia del Tribunal, cuando se levantó la sesión ayer por la
tarde, estaba procediendo a exponer los diversos medios por los que estos
conspiradores adquirieron el control totalitario de Alemania. Deseo continuar con este
tema esta mañana, y hablaré en primer lugar de la reforma de la educación y la
preparación

[Página 120]

de la juventud; y de acuerdo con la sugerencia de Su Señoría, ofrezco el libro de


documentos, Prueba USA D, y querría llamar la atención del Tribunal sobre el hecho de
que este libro contiene traducciones de los documentos en los que nos basamos en esta
sección del caso. Estos documentos son escritos en alemán y discursos en alemán de los
acusados y otros líderes nazis, y son asuntos que consideramos que están claramente
dentro de la jurisdicción del Tribunal. En el informe sobre este tema que se presenta
para ayudar al Tribunal, las partes exactas de los documentos sobre los que se desea
llamar la atención del Tribunal se exponen como citas de los documentos, o haciendo
referencia al número de página específico de los documentos.

Mientras tanto, durante todo este periodo de guerra, se estaba preparando


psicológicamente para la guerra a la nación. Uno de los pasos más importantes fue la
reforma del sistema educativo para educar a la juventud alemana de tal forma que se
plegara a sus deseos. Hitler anunció públicamente este próposito en noviembre de 1933,
y cito el documento 2455-PS, cuando dijo:

"Cuando un opositor declara, 'no me pasaré a tu lado, y tú no me cogerás en tu lado',


digo con calma, 'tu hijo ya me pertenece. Un pueblo vive para siempre. ¿Qué eres tú? Tú
pasarás. Tus descendientes, sin embargo, están ahora en los campos nuevos. En poco
tiempo no conocerán nada más que esta nueva comunidad' ".
Dijo además en mayo de 1937, y me refiero al documento 2454-PS:

158
"Este nuevo Reich no entregará a su juventud a nadie, sino que tomará a la juventud y le
dará su educación y su propia preparación".
Los primeros pasos tomados para convertir las escuelas alemanas en herramientas del
sistema educativo nazi fueron dos decretos en mayo de 1934, cuando se creó el
Ministerio de Educación del Reich y el control de la educación por parte de las
autoridades locales fue sustituido por la autoridad absoluta del Reich en todas las
cuestiones educativas. Estos decretos se incluyen en los documentos 2078-PS, 2088-PS
y 2992-PS. Así, se modificaron los planes de estudios y organización de las escuelas y
universidades alemanas por medio de una serie de decretos para hacer que estas
escuelas fueran instrumentos efectivos para la enseñanza de doctrinas nazis.

La Ley de la Administración de 1933, que se presentó como prueba ayer, permitió a los
conspiradores nazis reexaminar concienzudamente a todos los profesores alemanes y
apartar a los "elementos dañinos y poco de fiar", dañinos y poco de fiar según la opinión
nazi. Muchos profesores, la mayoría judíos, fueron despedidos y sustituidos por
profesores que apoyaban fervientemente al Estado. Todos los profesores estaban
obligados a pertenecer la Liga Nacionalsocialista de Profesores, organización encargada
de la preparación de todos los profesores en las teorías y doctrinas del NSDAP. Esto se
expone en el documento 2452-PS. Se introdujo el Führerprinzip en las escuelas y
universidades. Me refiero al documento 2393-PS.

Además, los conspiradores nazis complementaron el sistema de escuelas preparando a


la juventud a través de las "Hitler Jugend". La ley de las Hitler Jugend, que está en el
documento 1392-PS, dice:

"La juventud alemana, además de ser educada en la familia y la escuela, será educada
física, intelectual y moralmente en el espíritu del Nacionalsocialismo para servir al
pueblo y la comunidad a través de las Juventudes Hitlerianas".
En 1925 las Juventudes Hitlerianas fueron reconocidas oficialmente por el Partido Nazi
y se convirtieron en una rama juvenil de las SA. En 1931, el acusado Schirach fue
nombrado Líder de las Juventudes del Reich del NSDAP, con el rango de
Gruppenführer de las SA. Estoy haciendo referencia al documento 1458-PS. En junio de
1933 el acusado Schirach fue nombrado Líder de las Juventudes del Reich Alemán. Me
refiero al mismo documento, 1458-PS. Ese mismo mes, siguiendo órdenes del acusado
Schirach, los conspiradores nazis destruyeron o se hicieron con el control de todas las
demás organizaciones juveniles. Esto se realizó principalmente por medio de la fuerza.
El acusado Schirach, por medio de un decreto

[Página 121]

del 22 de junio de 1933, disolvió el Comité del Reich de Asociaciones Juveniles


Alemanas y se hizo con sus propiedades. Me refiero al documento 2229-PS. Por medio
de decretos similares, incluidos todos en el libro de documentos, se destruyeron todas
las organizaciones juveniles de Alemania. Después, los conspiradores nazis hicieron
obligatoria la pertenencia a las Hitler Jugend. Me estoy refiriendo al documento 1392-
PS.

Las Hitler Jugend habían sido desde su creación una formación del Partido Nazi. Por la
Ley de Juventud 1036, que hacía la pertenencia obligatoria, se convirtió en una agencia
del Gobierno del Reich, reteniendo su posición como formación del Partido Nazi. Esto
se expone en el documento 1392-PS. Hacia 1940, los miembros de las Hitler Jugend eran

159
unos 7,000.000. Les remito al documento 2435-PS. A través de las Hitler Jugend los
conspiradores nazis imbuyeron la ideología nazi en la juventud. La doctrina de la raza
de amos y el antisemitismo, incluyendo el ataque físico contra los judíos, fueron
incluidos sistemáticamente en el programa educativo. Ver el documento 2436-PS. Las
Hitler Jugend adoctrinaron a la juventud en la idea de que la guerra es una noble
actividad. Me refiero al documento 1458-PS. Una de las funciones más importantes de
las Hitler Jugend fue la preparación de la juventud para ingresar en el Partido y sus
formaciones. Las Hitler Jugend eran la agencia empleada para un amplio entrenamiento
pre-militar y militar de la juventud. Me estoy refiriendo al documento 1850-PS. Además
de un entrenamiento militar general, se proporcionó entrenamiento especializado en
formaciones especiales. Éstas incluían unidades aéreas, navales, motorizadas, de señales,
etc.

Los detalles completos, con los documentos de los métodos usados por los
conspiradores nazis en la reforma del sistema educativo y su complementación con las
Hitler Jugend para educar a la juventud alemana y hacer que se plegara a la voluntad
nazi, y preparar a la juventud para la guerra, se incluyen en el libro de documentos que
ha sido presentado y los informes que lo acompañan.

Ahora querría dirigir su atención hacia el arma propagandística que fue usada durante
este periodo, y con este fin presento la prueba USA E con su informe. Este libro de
documentos y los informes que lo acompañan.

EL PRESIDENTE: ¿Se han proporcionado copias de estos documentos a la defensa?

CORONEL STOREY: Por lo que sé, se han enviado al Centro de Información de los
Acusados. Puedo decir, Señoría, que mañana los tendremos por adelantando para todos,
tanto el Tribunal como la defensa.

EL PRESIDENTE: Muy bien.

MAYOR WALLIS: Este libro de documentos y el informe que lo acompaña se titulan


"Propaganda, Censura y Supervisión de Actividades Culturales".

Durante este periodo, una de las armas más poderosas de los conspiradores fue la
propaganda. Desde el principio apreciaron la urgencia de la tarea de inculcar a las masas
alemanas los principios e ideología nacionalsocialistas. Las primeras declaraciones de
Hitler y sus compañeros de conspiración evidenciaron un total reconocimiento del
hecho de que su poder sólo podría durar si se basaba en la aceptación general de sus
puntos de vista políticos y sociales.

Inmediatamente después de su acceso al poder, los conspiradores nazis instituyeron un


programa decidido a lograr una organización completa de las masas haciéndose con el
control de todos los medios de expresión pública. El amplio uso de propaganda por la
maquinaria política así creada se convirtió en un dispositivo clave para establecer el
control sobre todas las fases de la economía alemana, pública y privada. Consideraban
que la función adecuada de la propaganda era:

"Preparar psicológicamente el terreno para la acción política y la agresión militar, y


garantizar el apoyo popular a un sistema que estaba basado en un aplicación

160
permanente y constantemente intensificada del terror y la agresión, tanto en la esfera de
la política nacional como en las relaciones exteriores".
Para lograr estos objetivos, se usó la propaganda para crear un patrón de pensamiento
específico diseñado para hacer que el pueblo se plegara a los objetivos y programa de los

[Página 122]

nazis y para fomentar su participación activa en ellos lo máximo posible. Las


características de esta propaganda hacen que esté dentro del ámbito judicial del
Tribunal. Como dijo Goebbels, estaba destinada a "la conquista de las masas". El efecto
que pretendía era la eliminación de toda resistencia seria en las masas. Para lograr este
resultado, como se demostrará más tarde con las pruebas, los conspiradores nazis no
tuvieron el más mínimo escrúpulo en su elección de los medios, un total desprecio a la
veracidad que presentaba su opinión desde el punto de vista de la conveniencia política
y de su concepto del interés nacional. Dado que la propaganda era el medio para lograr
un fin, "la conquista de las masas", requería diferentes estrategias en momentos
diferentes, dependiendo de los objetivos propuestos y buscados por los conspiradores
nazis en un determinado momento. Según Hitler: "la primera tarea de la propaganda es
ganarse al pueblo para la organización futura".

El reclutamiento del pueblo para su filiación al Partido y organizaciones supervisadas


por éste era el objetivo principal en los años anteriores e inmediatamente posteriores a
la obtención del poder. Tras la llegada al poder, esta tarea se amplió para incluir la
convocatoria de todo el pueblo para el apoyo activo del régimen y sus políticas. Como
declaró el Líder de Propaganda del Partido y Ministrodel Reich de Propaganda,
Goebbels:

"La propaganda, el arma más poderosa en la conquista del Estado, es también el arma
más poderosa en la consolidación y construcción del Estado".
Los métodos que usaron para controlar el arma más poderosa del poder del Estado se
exponen en un gráfico sobre el que querría llamar la atención del Tribunal en este
momento, y que querría presentar como prueba USA 21.

Como se observará en los gráficos, había tres niveles separados de control dentro del
Reich Alemán. El primer nivel eran los Controles del Partido, que están representados
en el gráfico con el bloque superior. Y verán que el Partido, a través de su Comisión de
Examen controlaba los libros y revistas, y la edición de libros y revistas que exponían la
ideología del Partido.

El segundo bloque, la División del Líder de Prensa, supervisaba a todos los editores, y
dirigía los periódicos y editoriales del Partido.

El tercer bloque, el Jefe de Prensa- esta oficina controlaba la Oficina Política de Prensa y
la Oficina de Personal de Prensa y supervisaba el tratamiento del Partido de la prensa y
el tratamiento dado a los asuntos del Partido en la prensa.

El bloque central, la Oficina del Líder de Propaganda, tenía bajo su control no sólo a la
prensa, sino también las exposiciones y ferias, el Departamento de Conferencias, las
películas, la radio, la cultura y otros medios de expresión y diseminación de la ideología
del Partido y sus fines.

161
El siguiente bloque, Ideología, se dedicaba exclusivamente a la ideología del Partido y
era dirigido por el acusado Rosenberg. Proporcionaba todas las publicaciones
periódicas de formación, preparadas para las escuelas, y el adoctrinamiento del pueblo
sobre la ideología del Partido. En ese mismo nivel estaba la Educación Juvenil, presidida
por el acusado Schirach, que tenía bajo su control a las Hitler Jugend; y ahí estaba
también la División de Estudiantes Universitarios y Profesores del Control del Partido.

En el siguiente nivel están los controles que eran ejercidos por el Estado, y leyendo de
derecha a izquierda tenemos la Coordinación, Coordinación Extranjera y Cooperación
de Propaganda. Radio, que estaba bajo control del acusado Fritzche, el Cine, la
Literatura, la Prensa Alemana, los Periódicos, el Teatro, las Artes, Otros Asuntos
Culturales, y el Ministerio de Educación.

Al final están lo que se conocía como los Controles Colectivos. Estaban bajo un control
semioficial de tanto el Partido como el Estado. Eran las llamadas Cámaras Culturales.
Su fin era ejercer un control total sobre el personal dedicado a a las diversas artes y
culturas, y se dedicaba a la preparacióny difusión de noticias. En primer lugar la Prensa.
Todos los reporteros y escritores pertenecían a esa sección. La siguiente sección era
Bellas Artes, Música, Teatro, Cine, Literatura, Radio, para pasar después a la Sección de
Educación, la organización a la que

[Página 123]

tenían que pertenecer los profesores universitarios, los estudiantes y los antiguos
Miembros del Claustro Universitario.

Por medio de esta vasta red de maquinaria propagandística, los conspiradores nazis
tenían un control absoluto sobre la expresión y difusión de todo el pensamiento,
actividades culturales y difusión de noticias dentro del Reich. No se publicaba o podía
publicar nada en Alemania que no tuviera la aprobación, expresa o implícita, del Partido
y el Estado. El acusado Schacht explica en sus notas personales el efecto de la
eliminación de una parte de las noticias en una dictadura totalitaria. Como él dice,
nunca se ha hecho público que ha habido miles de mártires bajo el régimen de Hitler.
Todos han desaparecido en las celdas o tumbas de los campos de concentración, sin que
nunca se haya sabido más de ellos; y sigue diciendo. "de qué sirve el martirio en la lucha
contra el terror si no hay ninguna posibilidad de ser conocido y servir así como ejemplo
para otros".

Querría...

EL PRESIDENTE: ¿De dónde estaba leyendo esto? ¿De qué documento estaba usted
leyendo la cita de Schacht?

MAYOR WALLIS: Me temo...

EL PRESIDENTE: Puede decírnoslo después.

MAYOR WALLIS: Se lo diré más tarde, Señoría. Querría ahora dirigir su atención...

EL PRESIDENTE: Antes de que pase a otro tema, hay una nota en los documentos que
dice que faltan ciertos documentos. ¿Qué quiere decir eso?

162
MAYOR WALLIS: Esos documentos están siendo reproducidos y serán proporcionados
al Tribunal, espero, antes de que termine el día, Señoría. Se han añadido a ese libro y
todavía no se ha completado su proceso de copia.

EL PRESIDENTE: Gracias. ¿Se han traducido?

MAYOR WALLIS: Sí, Señoría, se han traducido, y las traducciones están en proceso de
copiarse.

EL PRESIDENTE: ¿Están los documentos en su formato original en alemán?

MAYOR WALLIS: Sí, creo que es así, Señoría.

EL PRESIDENTE: Muy bien.

MAYOR WALLIS: Querría ahora dirigir la atención del Tribunal hacia la militarización
de las organizaciones dominadas por los nazis durante este periodo de preguerra, y a tal
fin, presento la Prueba USA J, que consiste en un libro de documentos con traducción al
inglés, y presento también al Tribunal un informe sobre esta sección del caso.

Durante este periodo de preguerra, y mientras los conspiradores nazis lograban y


consolidaban su control totalitario sobre Alemania, no perdieron de vista su principal
objetivo- la guerra de agresión. En consecuencia, fueron militarizando progresivamente
un número considerable de las organizaciones que dominaban, con la idea de
transformar rápidamente estas organizaciones cuando fuera necesario en instrumentos
de guerra. Estas organizaciones eran las SS, las SA, las Hitler Jugend, los NSKK o
Cuerpos Motorizados Nacionalsocialistas, los NSFK (Cuerpos de Aviación
Nacionalsocialistas), el RAD (Servicio de Trabajo del Reich), y la OT, la Organización
Todt.

La forma en la que se efectuó la militarización se detalla en parte en los documentos que


se han presentado ante nosotros, y será detallado más a fondo cuando se hable de las
organizaciones concretas y se analicen, y cuando se demuestre su criminalidad en
etapas posteriores del caso. En este momento, querría que el Tribunal prestara atención
a un gráfico, y aunque el gráfico está situado físicamente en el panel, presento las
pruebas USA 22 y 23, perdón, prueba 22, el documento 2899-PS, una reproducción de la
página 15 del libro titulado "Historia del Partido Nazi". Observarán que en la esquina
inferior izquierda del gráfico situado en el panel se han añadido algunos papeles. El de
arriba del todo es una declaración que dice lo siguiente: "Certifico que la presente
ampliación es una copia

[Página 124]

verdadera y correcta preparada bajo mi supervisión directa del documento número


2833-PS, página 15 del libro 'Historia del Partido Nazi' ", y verán que debajo hay un
segundo papel y esta declaración dice que es una copia fotográfica correcta y que está en
la esquina izquierda del panel. Esta declaración está firmada por David Zablodowsky,
jurada y firmada el 23 de noviembre de 1945 en Nuremberg, Alemania, ante James H.
Johnston, Teniente, Oficina del Letrado Jefe de Estados Unidos.

163
Este gráfico expone visualmente, lo más vivamente posible, cómo tuvo lugar esta
militarización en Alemania. El gráfico se titula "La Incorporación Orgánica de los
Alemanes en el Sistema Nacionalsocialista, y el Camino al Liderazgo Político".

Comenzando por la parte inferior del gráfico podemos ver a los chicos de entre 10 y 14
años. Las flechas señalan tanto a la derecha como a la izquierda. La flecha hacia la
derecha es la Escuela Adolf Hitler, para jóvenes de entre 12 y 18 años. Tanto los jóvenes
de la Escuela como el resto pasan a las Hitler Jugend. A los 18 años se gradúan de las
Hitler Jugend para pasar a las diversas formaciones del Partido, las SA, las SS, los NSKK
y los NSFK. A la edad de 20 años continúan, pasando de estas formaciones del partido al
Servicio de Trabajo, y del Servicio de Trabajo, después de haber cumplido su tiempo de
servicio, vuelven a las formaciones del Partido, las SA, las SS, los NSKK y los NSFK,
hasta que cumplen los 21. Pasan entonces al Ejército, hacen el servicio de los 21 a los 23
años, y vuelven a las formaciones del partido, las SA, las SS, etc.

Y de ese grupo, los más selectos pasan a ser Líderes Políticos (Leiter) del Partido Nazi, y
de ese grupo se selecciona la flor y nata, que va a las Escuelas Especiales del Partido
Nazi, y en esas escuelas, como se representa en la parte superior del gráfico, se gradúan
como Führers políticos del Pueblo.

Querría insistirle al Tribunal de nuevo que este gráfico no es nada que haya sido
preparado por nuestro equipo para este caso. Fue elaborado por la gente del Partido
Nazi y procede de su propia Historia.

Así, al final del periodo de preguerra, los conspiradores nazis habíandado uno de los
mayores pasos de su gran conspiración. Todas las fasesde la vida alemana se veían
dominadas por la doctrina y prácticas nazis y se veía movilizada para lograr sus fines. El
punto hasta el que se logró esto no puede expresarse mejor que a través de las palabras
de Hitler cuando se dirigió al Reichstag el 20 de febrero de 1938. Me refiero al
documento 2715-PS. Dijo:

"Sólo ahora hemos tenido éxito al realizar las grandes tareas y poseer los objetos
materiales que son los requisitos previos a la realización de grandes planes creativos en
todos los campos de nuestra existencia nacional. Así, el Nacionalsocialismo ha hecho en
pocos años lo que no se había hecho en siglos... El Nacionalsocialismo le ha dado al
pueblo alemán ese liderazgo que como Partido no sólo moviliza a la nación sino que
también la organiza, para que así, en base al principio natural de la selección, esté
garantizada la continuidad de un liderazgo político estable para siempre... el
Nacionalsocialismo posee a Alemania completa y totalmente desde el día en que, hace
cinco años, salí de la casa de Wilhelmsplatz como Canciller del Reich. No hay ninguna
institución en este Estado que no sea nacionalsocialista. Por encima de todo, sin
embargo, el Partido Nacionalsocialista en estos cinco años no sólo ha hecho que la
nación sea nacionalsocialista, sino que le ha dado la estructura organizativa perfecta
que garantiza su permanencia para el futuro. La mayor garantía de la revolución
nacionalsocialista yace en el dominio completo del Reich y todas sus instituciones y
organizaciones, interna y externamente, por el Partido Nacionalsocialista. Su
protección contra el mundo exterior, sin embargo, recae en sus nuevas fuerzas armadas
nacionalsocialistas...

164
En este Reich todo el que tiene un puesto de responsabilidad es nacionalsocialista...
Todas las instituciones de este Reich están a las órdenes del liderazgo político
supremo... El Partido dirige el Reich políticamente, las fuerzas

[Página 125]

armadas lo defienden militarmente... No hay nadie en ningún puesto de responsabilidad


en este Estado que dude de que soy el líder con autoridad de este Reich". Así hablaba
Adolf Hitler al final de este periodo, el 2 de febrero de 1938.

CORONEL STOREY: Con la venia del Tribunal...

DR. SEIDL (abogado del acusado Frank): Sr. Presidente, ¿puedo hacer unas pocas
breves observaciones sobre esto? Se dio a los acusados, junto con la Acusación, una lista
de los documentos, que comienza así

"Se informa a todos los acusados de que la acusación recurrirá a una parte de todos los
documentos listados al final..."
EL PRESIDENTE (interrumpiendo): Ha de hablar más despacio.

DR. SEIDL (continuando):

"... para demostrar los puntos enumerados en la Acusación".


El Fiscal Jefe presentó ante el Tribunal esta mañana unos doce documentos y una
comprobación de esa lista lleva a que no se menciona ni uno solo de esos documentos.
Así, ya ahora, al comienzo del juicio, nos estamos enfrentando al hecho de que se
presentan documentos al Tribunal cuyos contenidos no son conocidos por los acusados,
y además esos documentos ni siquiera están listados como pruebas documentales. No se
menciona ni uno solo de esos documentos en la lista, y tengo que confesar que es
imposible preparar una defensa adecuada en estas circunstancias. Pido por tanto:
(1) Que el Tribunal pida a la acusación una lista de todos los documentos disponibles
que se van a presentar como pruebas.
(2) Que se haga que la acusación deje a disposición de la defensa y sus abogados -a más
tardar el mismo día en el que se presenten documentos al Tribunal- una copia del texto
alemán; y
(3) Que se suspenda la vista hasta que la acusación pueda satisfacer estas peticiones. Si
no es así, al menos yo no podré realizar mi labor de defensor.
EL PRESIDENTE: Coronel Storey, o la acusación, ¿desean responder a esta objeción?

CORONEL STOREY: Con la venia del Tribunal, en primer lugar, prácticamente todos
los documentos a los que ha hecho referencia el Mayor Wallis son documentos de los
que el Tribunal tiene conocimiento. En segundo lugar, se envió una lista de documentos
al Centro de Información de los Acusados el 1 de noviembre. No estoy seguro de si se
incluían todos o sólo una parte de ellos. Cada uno de los fiscales que presentan una
parte del caso envía al Centro de Información de los Acusados una lista de los
documentos que se propone presentar como prueba en su presentación. En tercer lugar,
me pregunto si el Tribunal y la defensa se dan cuenta de los problemas físicos que se
imponen. Se me ha informado de que las copias de estos documentos en inglés, así como
las copias de los informes, se entregaron o la noche antes o esta mañana en el Centro de
Información de los Acusados. Por último, en las próximas presentaciones haremos, por
petición del Tribunal, que antes de la presentación se proporcione al Tribunal estos

165
libros de documentos con estos informes, y también se entregarán a la defensa por
anticipado. El fin de semana nos permitirá hacerlo.

EL PRESIDENTE: El Tribunal considera que el juicio debe continuar sin ningún


aplazamiento, pero que en el futuro, tan pronto como sea posible, se proporcionarán a la
defensa copias de los documentos que se presentarán como pruebas.

DR. SERVATIUS (abogado del acusado Sauckel): Querría alegar lo siguiente: también
se presentan los documentos al Tribunal traducidos al inglés. Se debería proporcionar a
la defensa un análisis de estas traducciones. Señalo en particular que la traducción de
términos técnicos podría llevar posiblemente a malentendidos. Además, se
proporcionan los documentos con una nota introductoria y un índice. La defensa
también debería tener la oportunidad de leer ese índice y examinarlo.

[Página 126]

Solicito que se proporcionen esas traducciones al inglés y sus notas introductorias a la


defensa.

EL PRESIDENTE: Coronel Storey, creo recordar que usted propuso que pondría a
disposición de los acusados los informes de juicio que contienen ciertas observaciones
sobre los documentos presentados.

CORONEL STOREY: Así es, Señoría. Se han entregado, se entregan y se completarán


durante el fin de semana y entiendo que la defensa deseaba que se proporcionaran los
informes en inglés, y si quieren una traducción, habrá personal germanoparlante en el
Centro de Información de los Acusados a su servicio. Entendí que se había aceptado
esto ayer.

Señoría, ya que estoy en pie, y para obviar contratiempos y para ayudar a la defensa:
cuando nos referimos a números de documentos como, por ejemplo, el 1850-PS, en
muchos casos se trata de un documento que es una copia de una citación o decreto del
Reichsgesetzblatt, y por tanto no es documento separado nuestro. Hemos dejado en el
Centro de Información de los Acusados amplias copias y ejemplares del
Reichsgesetzblatt, y me atrevo a decir que la mitad de los documentos a los que se ha
referido el Mayor Wallis en su presentación se encontrarán en el Reichsgesetzblatt. Le
aseguro a Su Señoría que en el fin de semana haremos todo lo posible para explicarle a la
defensa todo lo necesario y poner a su disposición toda la información que tenemos, y lo
haremos así de ahora en adelante.

EL PRESIDENTE: Gracias. El Tribunal se retirará ahora durante diez minutos.

(Se hizo un receso de diez minutos)

CORONEL STOREY: Con la venia de Su Señoría, la siguiente cuestión a presentar es la


preparación económica para la guerra de agresión, presentada por el Sr. Dodd.

SR. THOMAS J. DODD: Con la venia del Tribunal, Sr. Presidente y Miembros del
Tribunal: a la vista de las discusiones que tuvieron lugar justo antes del periodo de
receso, considero adecuado informar al Tribunal que se ha enviado una lista de los

166
documentos a los que haré referencia al Centro de Información de los Acusados, y
también se han dejado allí fotocopias de los originales esta mañana.

Es mi responsabilidad en nombre del Fiscal Jefe de la Acusación de los Estados Unidos


de América presentar las pruebas referentes a las alegaciones de la Acusación incluidas
en la Sección XV E, página 6 en la versión inglesa de la Acusación, y en particular
comenzando por el segundo párrafo de E, titulado "La Adquisición del Control
Totalitario de Alemania: Control Económico y la Planificación Económica y
Movilización para la Guerra de Agresión". El segundo párrafo:

"2. Utilizaron organizaciones de negocios alemanas como instrumentos de movilización


económica para la guerra.

3. Dirigieron la economía de Alemania hacia la preparación y equipamiento de la


maquinaria bélica. Para ello, dirigieron las finanzas, la inversión de capital y el comercio
exterior.

4. Los conspiradores nazis, y en particular aquellos que eran propietarios de industrias,


se embarcaron en un enorme programa de rearme y se prepararon para producir y
desarrollar grandes cantidades de material de guerra y crear un potencial militar
poderoso".

El quinto párrafo de ese mismo apartado A, y el último que atañe a mis


responsabilidades de esta mañana, es el que dice:
"Con el objetivo de llevar a cabo la preparación para la guerra los conspiradores nazis
crearon una serie de agencias administrativas y autoridades. Por ejemplo, en 1936
crearon para este fin la oficina del Plan de Cuatro Años, con el acusado Goering como
Plenipotenciario, dándole un control absoluto sobre la economía de Alemania. Además,
el 28 de agosto de 1939, inmediatamente antes de lanzar su agresión contra Polonia,
nombraron al acusado Funk Plenipotenciario de Economía; y el 30 de agosto de 1939
convirtieron el Consejo Ministerial de Defensa del Reich en Gabinete de Guerra".

[Página 127]

No ocuparé el tiempo de este Tribunal demostrando lo que el mundo ya sabe, que los
conspiradores nazis rearmaron Alemania a gran escala. Lo que me propongo es exponer
las actas secretas de los planes y deliberaciones de los consejos secretos de los nazis que
prueban que la reorganización del gobierno alemán, la magia financiera del acusado
Schacht, y la movilización total de la economía alemana realizada en su mayor parte por
los acusados Schacht, Goering y Funk, iban dirigidas a un único objetivo: la guerra de
agresión.

Querría entregar al Tribunal en este momento el denominado libro de documentos que


contiene la traducción inglesa del documento original alemán. No ofrezco en este
momento estos documentos como pruebas, sino que sólo los entrego al Tribunal con la
intención de facilitarle el trabajo al seguir la exposición sobre estos documentos. He de
decir ahora que también querría entregar poco después un informe que servirá de ayuda
al Tribunal, después de que haya concluido mis observaciones de esta mañana.

El significado de las medidas económicas adoptadas y aplicadas por los conspiradores


puede, por supuesto, ser apreciado adecuadamente sólo si se situán en el más amplio

167
contexto social y político de la Alemania nazi. Las medidas económicas fueron
adoptadas mientras los conspiradores estaban, como ya se ha expuesto, dirigiendo su
vasta propaganda que glorificaba la guerra. Se adoptaron mientras los conspiradores
pervertían la preparación física para convertirla en preparación para la guerra. Se
adoptaron mientras, como demostrarán mis colegas, estos conspiradores estaban
amenazando con el uso de la fuerza y mientras planeaban usarla para lograr sus objetos
materiales y políticos. Resumiendo, si Su Señoría me permite decirlo, estas medidas
constituyen en el campo de la economía y la administración gubernamental la misma
preparación para la guerra de agresión que dominó todas las facetas del Estado nazi.

En 1939 y 1940, tras la agresión nazi contra Polonia, Holanda, Bélgica y Francia, el
mundo vio perfectamente claro que los conspiradores nazis habían creado
probablemente el mayor instrumento de agresión de la Historia. Esta maquinaria fue
construida enteramente en un periodo que abarca menos de una década. En mayo de
1939 el Mayor-General George Thomas, antiguo Jefe del Mando Militar-Económico del
Ministerio de Guerra del Reich informó de que el Ejército Alemán había pasado de tener
siete divisiones de infantería en 1933 a tener treinta y nueve, entre ellas cuatro
totalmente motorizadas y tres divisiones de montaña; dieciocho cuarteles generales de
cuerpos de ejército; cinco divisiones panzer; veintidós batallones de ametralladoras.
Además, el General Thomas declaró que la Armada Alemana se había ampliado
grandemente tras la botadura, entre otros buques, de dos acorazados de 35.000
toneladas, cuatro cruceros pesados de 10.000 toneladas y otros buques de guerra; y la
Luftwaffe había crecido hasta el punto de tener una fuerza de 260.000 hombres y
veintiún escuadrones, con 240 mandos y treinta y tres baterías antiaéreas.

Informó también que de las pocas factorías permitidas por el Tratado de Versalles se
había pasado a -y cito el documento EC 28, que consiste en una conferencia que dio el
24 de mayo de 1939 en el Ministerio de Exteriores nazi- : "la industria de armamento
más poderosa"; o mejor dicho, informó que de las pocas fábricas permitidas por el
Tratado de Versalles se había pasado a "la industria de armamento más poderosa
existente ahora en el mundo. Ha alcanzado niveles que en parte se equiparan a los de
Alemania en tiempo de guerra y en parte incluso los superan. La producción de
Alemania de acero en bruto es hoy la mayor del mundo después de los americanos. La
producción de aluminio supera a la de América y otros países del mundo muy
considerablemente. La producción de nuestras fábricas de rifles, ametralladoras y
artillería es en este momento mayor que la de ningún otro Estado".

Esa cita, repito, fue de un documento identificado con las letras "EC" y el número "28"
tras un guión.

Estos resultados -los resultados de los que habló el General Thomas en su conferencia
de mayo de 1939- se lograron sólo tras convertir la preparación para la guerra en el
objetivo principal de la economía alemana. Ycitando al General Thomas en esa misma

[Página 128]

conferencia, dijo: "La Historia sólo conocerá unos pocos ejemplos de casos en los que un
país ha dirigido, incluso en tiempo de paz, todos sus esfuerzos económicos tan
deliberada y sistemáticamente hacia las necesidades de la guerra como Alemania se vio
obligada a hacer en el periodo entre las dos Guerras Mundiales".*

168
[*Nota: esta cita no procede de la conferencia dada por el General Thomas en mayo de
1939, sino de un manuscrito suyo titulado "Hechos Básicos de la Historia de la
Economía Alemana de Armamento" (1944)].

Esa cita del General Thomas se encuentra en el documento 2353-PS.

EL PRESIDENTE (interrumpiendo): Sr. Dodd, me ayudaría saber qué parte del


documento estaba leyendo.

SR. DODD: Muy bien, Señoría. Quiere que haga referencia de nuevo al número EC-28.

EL PRESIDENTE: Lo tengo ante mi, pero no tengo el párrafo en particular del


documento que usted estaba leyendo.

SR. DODD: Ese documento -el que estaba leyendo, Señoría- es el documento 2353-PS.

EL PRESIDENTE: ¿No está en el EC-28?

SR. DODD: No. Es otra cita del General Thomas, pero de otro escrito suyo.

EL PRESIDENTE: ¿2353?

SR. DODD: El documento es el 2353-PS. El párrafo se encuentra en la tercera página del


documento.

EL PRESIDENTE: Parece que sólo tengo dos páginas de ese documento 2353-PS.

SR. DODD: Lo siento, debería haber una tercera página.

EL PRESIDENTE: ¿Hay una página entre medias?

SR. DODD: Debería haber una tercera página. Puede que falte una.

EL PRESIDENTE: Ah, sí, ya la tengo.

SR. DODD: La tarea de movilizar la economía alemana para la guerra de agresión


comenzó poco después de la llegada al poder de los nazis. Se confió principalmente a los
acusados Goering y Funk.

El acusado Schacht, como es sabido, fue nombrado Presidente del Reichsbank en marzo
de 1933 y Ministro de Economía en agosto de 1934. El mundo no sabía, sin embargo, que
la responsabilidad de la ejecución de este programa se confió a la oficina del Plan de
Cuatro Años del acusado Goering.

Querría ahora remitirle a su Señoría al documento EC-408, y también querría referirme


en este momento a otro documento mientras expongo la cuestión, el número 2261-PS.
Continuemos.

Tampoco sabía el mundo que el acusado Schacht fue nombrado Plenipotenciario para la
Economía de Guerra el 21 de mayo de 1935, con un control completo sobre la economía

169
civil alemana para la producción de guerra, en el Consejo de Defensa del Reich, creado
por un decreto de alto secreto de Hitler.

Solicito a Su Señoría que preste atención al documento 2261-PS, al que me referí hace
pocos minutos.

El acusado Schacht reconoció que la preparación para la guerra estaba antes que
cualquier otra cosa, ya que en un memorando sobre el problema de financiación del
rearme escrito el 3 de mayo de 1935 declaró que sus comentarios se basaron en la
suposición de que el programa de armamento...

EL PRESIDENTE (interrumpiendo): Discúlpeme, pero usted hizo referencia al


documento 2261.

SR. DODD: Sí, Señoría.

EL PRESIDENTE: Pero no ha leido nada de él.

SR. DODD: No lo he hecho; simplemente remití al Tribunal a él dado que...

EL PRESIDENTE (interrumpiendo): Nos ayudaría, creo, que cuando se refiera a un


documento, se refiera a algún párrafo en particular de él.

SR. DODD: Muy bien.

EL PRESIDENTE: Creo que debe ser el párrafo de la mitad del documento: "El Führer
ha nombrado Presidente de la Dirección del Reichsbank al Dr. Schacht".

[Página 129]

SR. DODD: Sí, ése es el párrafo al que quería referirme. Con la venia de Su Señoría, hago
referencia ahora al segundo párrafo, o el párrafo del medio, que dice, en una carta
fechada el 24 de junio de 1935 en Berlín:
"El Führer y Canciller del Reich ha nombrado al Presidente de la Dirección, Dr. Schacht,
Plenipotenciario General para la Economía de Guerra".
Debería destacar, además del segundo párrafo, el último párrafo o la última frase de esa
carta, que dice: "Insisto en la necesidad del más estricto secreto una vez más", firmando
la carta "von Blomberg".

Por medio del genio financiero de Schacht se desarrollaron medidas monetarias para
devolver a la industria alemana a la producción total; y a través del control de las
importaciones y exportaciones, que desarrolló en su plan de 1934, se canalizó la
producción alemana de acuerdo con los requisitos de la maquinaria de guerra alemana.

Hablaré más tarde, con permiso del Tribunal, de los detalles de las pruebas
documentales de esta afirmación.

En 1936, con un ojo puesto en la experiencia de la Primera Guerra Mundial, los


conspiradores nazis se embarcaron en un plan ambicioso para hacer que Alemania fuera

170
completamente autosuficiente en materiales estratégicos de guerra como el caucho, la
gasolina y el acero en un periodo de cuatro años, permitiendo así que los conspiradores
nazis estuvieran completamente preparados para la guerra de agresión. La
responsabilidad de la ejecución de este programa se confió a la oficina del Plan de
Cuatro Años del acusado Goering- y en este momento quiero hacer referencia al
documento con los números y letras EC-408. La fecha es el 30 de diciembre de 1936,
clasificado como "Cuestión del Mando Secreto" y titulado "Informe, Memorándum sobre
el Plan de Cuatro Años y la Preparación de la Economía de Guerra".

Este documento indica que el Führer y Canciller del Reich había concedido poderes
sobre los preparativos de movilización en la economía que necesitaban una mayor
definición. En el tercer párrafo se refiere específicamente al Ministro Presidente, el
Generaloberst Goering, como Comisionado del Plan de Cuatro Años, nombrado por la
autoridad del Führer y Canciller del Reich el 18 de octubre de 1936. La existencia de este
programa implicaba la reorganización y control de toda la economía de guerra alemana.

Volviendo de nuevo al Mayor General Thomas, -y específicamente a nuestro documento


EC-27- el General Thomas, en una conferencia del 28 de enero de 1939 dada en el Curso
de Instructor de Mando, dijo:

"El Estado Nacionalsocialista, poco después de hacerse con el poder, reorganizó la


economía alemana en todos los sectores y la dirigió hacia un punto de vista militar, algo
solicitado por el Ejército durante años. Debido a la reorganización, la agricultura, el
comercio y los oficios se convirtieron en esos instrumentos poderosos que el Führer
necesita para sus amplios planes, y podemos decir hoy que la política móvil de Hitler,
así como los poderosos esfuerzos del Ejército y la economía, no habrían sido posibles sin
la necesaria reorganización hecha por el Gobierno Nacionalsocialista. Podemos decir
ahora que la organización económica en su totalidad se corresponde con las
necesidades, aunque todavía se tendrán que hacer ligeros ajustes. Estas
reorganizaciones hicieron posible un nuevo sistema económico, algo que era necesario a
la vista de nuestra situación política interna y externa, así como de nuestros problemas
financieros. La economía dirigida, como la que tenemos hoy en la agricultura, el
comercio y la industria, no es sólo la expresión de los principios del Estado actual, sino
además la economía de la defensa del país".
Señoría, este programa no se realizó en el vacío, fue diseñado y ejecutado
deliberadamente para proporcionar los instrumentos necesarios a los planes de guerra
de agresión de los conspiradores nazis.

En septiembre de 1934 el acusado Schacht reconoció abiertamente ante el Embajador


americano en Berlín que el Partido de Hitler estaba absolutamente decidido a
emprender una guerra, y que el pueblo estaba más que deseoso y preparado.

[Página 130]

Esa cita se encuentra en el diario del Embajador y es el documento 2832-PS, en concreto


la página 176 de ese diario.

Al mismo tiempo, el acusado Schacht promulgó su nuevo plan para el control de


importaciones y exportaciones en interés del rearme. Un año después fue nombrado

171
Plenipotenciario para la Economía de Guerra por medio del decreto de alto secreto al
que me he referido hace unos minutos.

En septiembre de 1936 el acusado Goering anunció -en una reunión a la que asistieron el
acusado Schacht y otras personas- que Hitler había dado instrucciones al Ministro del
Reich indicando que el enfrentamiento con Rusia era inevitable y añadiendo que "se han
de tomar todas las medidas como si realmente estuviéramos al borde de un peligro
inminente de guerra".

Remito al Tribunal al documento EC-416. Antes de que exponga la cita, querría indicar
que este documento también esta marcado como asunto secreto del Reich en las actas
de la reunión del Gabinete del 4 de septiembre de 1936 a las 12 del mediodía. Dice
quiénes estaban presentes: el acusado Goering, von Blomberg, el acusado Schacht, y
otros.

En la segunda página de ese documento, en el segundo párrafo, se encuentra la cita de


Goering. Comienza con la idea básica de que: "El enfrentamiento con Rusia es
inevitable. Lo que Rusia ha hecho en el ámbito de la reconstrucción, nosotros también
podemos hacerlo".

En la tercera página de ese documento, en el segundo párrafo, Goering decía: "se han de
tomar todas las medidas como si realmente estuviéramos al borde de un peligro
inminente de guerra".

Ese mismo mes se creo la oficina del Plan de Cuatro Años con la misión de hacer que
Alemania fuera autosuficiente para la guerra en cuatro años. Me refiero de nuevo, en
este punto, al documento EC-408, y en particular remito de nuevo a Su Señoría al tercer
párrafo de ese documento, donde se hace la declaración sobre la economía de guerra: el
Ministro Presidente, el Generaloberst Goering, considera que es su tarea hacer que en
cuatro años toda la economía esté preparada para la guerra.

Los miembros del gobierno nazi fueron los líderes de la preparación de Alemania para la
guerra. Pero disfrutaron además de la cooperación entusiasta de los industriales
alemanes. El papel jugado por los industriales en la conversión de Alemania a una
economía de guerra es importante, y me referiré brevemente a este aspecto del apartado
económico.

Invitados por el acusado Goering, aproximadamente unos veinticinco de los principales


industriales de Alemania y el acusado Schacht, asistieron a una reunión en Berlín el 20
de febrero de 1933. Esto fue poco antes de las elecciones del 5 de marzo de 1933 en
Alemania. En esta reunión, Hitler anunció la idea de los conspiradores de hacerse con el
control totalitario de Alemania, destruir el sistema parlamentario, aplastar a toda la
oposición por la fuerza y restaurar el poder de la Wehrmacht.

Entre los presentes ese día de febrero de 1933 en Berlín, estaban: Gustav Krupp,
presidente de la gran firma de municiones Alfred Krupp, A.G.; cuatro directivos de I.G.
Farben, una de las industrias químicas más grandes del mundo; y repito, también estaba
el acusado Schacht. Albert Vogler, el presidente del gran grupo del acero, Acerías
Unidas de Alemania, también estaba presente, así como otros industriales importantes.

172
Para demostrar las afirmaciones hechas en esa reunión en aquel momento y lugar,
remito a Su Señoría al documento EC-439, declaración de George von Schnitzler, que
dice lo siguiente:

"Yo, George von Schnitzler, miembro del Vorstand de I.G. Farben, hago la siguiente
declaración bajo juramento:

A finales de febrero de 1933 la oficina del presidente del Reichstag nos pidió a cuatro
miembros del Vorstand de I.G. Farben, incluido el Dr. Boech, presidente del Vorstand, y
yo mismo, que asistiéramos a una reunión en su casa, sin que se nos comunicara su
propósito. No recuerdo quiénes eran los

[Página 131]

otros dos colegas míos que también fueron invitados. Creo que la invitación me llegó
durante uno de mis viajes de negocios a Berlín. Acudí a la reunión, a la que asistieron
unas veinte personas, que creo que eran los industriales más destacados del Ruhr.

Entre los presentes, recuerdo a: el Dr. Schacht, que en ese momento aún no era director
del Reichsbank de nuevo ni aún Ministro de Economía;
Krupp von Bohlen, que a principios de 1933 presidía el Reichsverband der Deutschen
Industrie, que después se convirtió en la Organización semioficial 'Reichsgruppe
Industrie';
el Dr. Albert Vogler, director de Vereinigte Stahlwerke;
Von Loewenfeld, de una industria de Essen;
el Dr. Stein, presidente de I.G. Farben y Gewerkschaft Auguste Victoria - y también un
miembro activo del Deutsche Volkspartei.

Recuerdo que el Dr. Schacht actuó en cierta forma como anfitrión.

Cuando estaba esperando la aparición de Goering, fue Hitler quien entró en la


habitación, le dio la mano a todos y se sentó a la mesa. En un largo discurso habló
principalmente del peligro del comunismo, sobre el que pretendía haber ya logrado una
victoria decisiva.

Habló entonces de la Bundnis -alianza- que habían formado su partido y el


Deutschnationale Volkspartei. Este último partido, mientras tanto, había sido
reorganizado por Herr von Papen. Finalmente llegó al punto que me parecía que era el
propósito de la reunión. Hitler destacó la importancia de que los partidos mencionados
lograran la mayoría en las cercanas elecciones al Reichstag. Krupp von Bohlen le dio las
gracias a Hitler por su discurso. Después de que Hitler abandonara la sala, el Dr.
Schacht propuso a las personas reunidas la colecta de un fondo para las elecciones de, si
no recuerdo mal, 3,000.000 de Reichsmarks. Se distribuiría el fondo entre los dos
'aliados' según su fuerza relativa en ese momento. El Dr. Stein sugirió que se incluyera al
Deutsche Volkspartei..."

EL PRESIDENTE: (interrumpiendo): Sr. Dodd, creo que todo ese documento demuestra
que hubo una reunión en la que estuvo presente Schacht y en la que se decidió
recolectar un fondo para las elecciones en 1933.

173
SR. DODD: Así es, Señoría. No haré el trabajo de leerlo todo. Había algunas otras
referencias, pero no de gran importancia, en el último párrafo, sobre una división del
fondo para las elecciones. Simplemente se lo señalo de pasada a Su Señoría.

Querría, en este momento, comentarle a Su Señoría el documento D-203, de tres


páginas.

EL PRESIDENTE: ¿Cuál era el número?

SR. DODD: D-203. Quiero leer sólo unos extractos muy brevemente. Es el discurso dado
a los industriales por Hitler, y me refiero en particular al segundo párrafo de ese
documento:

"No se puede mantener la empresa privada en la era de la democracia".


EL PRESIDENTE (interrumpiendo): ¿De qué fecha es?

SR. DODD: Es el discurso dado en la reunión el 20 de febrero de 1933 en Berlín.

EL PRESIDENT: Sí.

SR. DODD:

"La empresa privada no puede mantenerse en la era de la democracia; sólo es concebible


si el pueblo tiene una idea clara de la autoridad y la personalidad".
Paso ahora a la página 2 del documento, y querría leer un extracto del primer párrafo de
la página 9, unas treces frases más abajo, que comienza con las palabras: "Reconocí
incluso en el hospital que se tenían que buscar nuevas ideas que llevaran a la
reconstrucción. Las encontré en el nacionalismo, en el valor de la fuerza y el poder de la
personalidad individual".

[Página 132]

Después, un poco más abajo, la frase anterior a la última y la última de ese mismo
párrafo, Hitler dice:
"Si se rechaza el pacifismo, se ha de poner en su lugar una nueva idea inmediatamente.
Todo ha de ser apartado, sustituido por algo mejor".
Después, en el tercer párrafo, la última frase, que dice: "No debemos olvidar que se han
de introducir todos los beneficios de la cultura en mayor o menor grado con mano de
hierro, al igual que en aquel tiempo en el que se obligó a los granjeros a plantar patatas".

Al final, en esa página, en el cuarto párrafo- casi al final: "Con el mismo coraje con el que
vamos a trabajar para compensar lo que se había pecado durante los últimos catorce
años, hemos resistido todos los intentos de apartarnos del camino correcto".

Después, al principio de la siguiente página, en el segundo párrafo, estas palabras: "Nos


enfrentamos ahora a las últimas elecciones. Sin importar el resultado, no habrá ninguna
retirada, incluso si estas elecciones no resultan decisivas".

EL PRESIDENTE: ¿Por qué no leyo la última línea de la página 2: "mientras aún se está
llegando al poder, no se debe comenzar a luchar contra la oposición"?

174
SR. DODD: ¿La que comienza con las palabras "mientras aún se está llegando al poder"?

EL PRESIDENTE: La frase anterior, "Debemos en primer lugar hacernos del todo con el
poder si queremos aplastar al otro lado completamente. Mientras aún se está llegando al
poder, no se debe comenzar a luchar contra la oposición . Sólo cuando se sabe que se ha
llegado a la cumbre del poder y que ya no es posible ir más lejos, se ha de golpear".

SR. DODD: Me iba a referir a eso, con la venia de Su Señoría, en un momento.

Sin embargo, creo que es bastante apropiado haberlo incluido aquí.

Antes de comenzar a leer este último párrafo, sugiero que ya que es la hora habitual, por
lo que sé, y es un párrafo más bien largo...

EL PRESIDENTE (interrumpiendo): Sí, se levanta la sesión hasta las dos en punto.

(Así, se levanto la sesión a las 12:30, para continuar a las 14 horas de ese mismo día).

SR. DODD: Con la venia de Su Señoría, retrocederé un poco para retomar la línea de la
exposición donde la dejé en el momento del receso de mediodía.

Estábamos discutiendo el documento D-203, y me había referido en particular a la


tercera página de ese documento, y más en concreto al segundo párrafo de esa página; y
quiero leer unas ocho o diez líneas de ese segundo párrafo que dicen lo siguiente:

"La cuestión de la recomposición de la Wehrmacht no se decidirá en Ginebra, sino en


Alemania, cuando hayamos ganado fuerza en el interior a través de la paz interna".
Quiero ir de nuevo a la misma página de ese documento, y al último párrafo y la última
frase, que se refiere al acusado Goering, que estaba en esa misma reunión a la que se
refiere este documento, la reunión del 20 de febrero de 1933 en Berlín. Goering dijo:
"Los sacrificios pedidos sin duda serían mucho más fáciles de soportar para la industria
si se diera cuenta de que las elecciones del 5 de marzo serán seguramente las últimas en
diez años; quizás incluso en cien años".
En un memorándum del 22 de febrero de 1933 que, como información para el Tribunal,
se encuentra en el libro de documentos con el número D-204, Gustav Krupp describió
esta reunión brevemente, y en el memorándum escribió que le había expresado a Hitler
la gratitud de los veinticinco industriales presentes en la reunión del 20 de febrero de
1933.

Se expresaban otras cuestiones en ese memorándum que no consideramos


especialmente pertinentes para las alegaciones de la Acusación de la que hablamos.

Querría indicarle al Tribunal que este memorándum, junto con el informe

[Página 133]

del discurso de Hitler, fueron hallados por los ejércitos británico y de Estados Unidos
en los archivos personales del acusado Krupp.

175
Soy consciente, Señoría, de que el método que sigo es un poco tedioso porque estoy
tratando de referirme específicamente a los documentos, y en concreto a los extractos
referidos en mis observaciones, y por tanto esta presentación difiere sustancialmente de
lo que se ha hecho hasta ahora. Confío, sin embargo, en que me seguirán, porque esta
parte del caso requiere algunas explicaciones bastante cuidadosas y detalladas.

En abril de 1933, después de que Hitler se hubiera asegurado el poder, Gustav Krupp,
como Presidente de la Asociación del Reich de la Industria Alemana, que era la mayor
asociación de industriales alemanes, envió a Hitler el plan de esa asociación para
reorganizar la industria alemana, y en relación a esto, se comprometió a coordinar la
Asociación con los objetivos de los conspiradores, y a convertirla en un instrumento
efectivo para la ejecución de sus políticas.

En una carta, Krupp dijo que el plan de reorganización que envió en nombre de la
Asociación de Industriales se caracterizaba por el deseo de coordinar las medidas
económicas con las necesidades políticas, adoptando el concepto del Führer del nuevo
Estado Alemán. Se incluye una copia de esa carta en el libro de documentos, con el
número D-157.

En el plan de reorganización, Krupp decía:

"El giro de los acontecimientos políticos concuerda con los deseos que el Consejo de
Dirección y yo mismo hemos ansiado durante mucho tiempo. Al reorganizar la
Asociación del Reich de la Industria Alemana, tendré que dejarme guiar por la idea de
ajustar la nueva organización a los fines políticos del Gobierno del Reich".
La idea expresada por Krupp en nombre de los miembros de la Asociación del Reich de
la Industria Alemana de introducir el principio de liderazgo en la industria fue adoptada
más tarde.

Remito respetuosamente al Tribunal al Reichsgesetzblatt de 1934, Primera Parte, 1194,


Secciones 11, 12 y 16.

Por medio de los decretos que introducían el principio de liderazgo en la industria,


todos los grupos de industrias tenían que tener un líder que haría su servicio sin
compensación. Los líderes serían nombrados y podrían ser destituidos libremente por el
Ministro de Economía. El estatuto de cada grupo sería elaborado por su líder, que debía
dirigir su grupo de acuerdo con los principios del Estado Nacionalsocialista.

Creo que es correcto alegar que la introducción del principio de liderazgo en las
organizaciones de negocios permitió la centralización de la autoridad, y garantizó la
ejecución eficiente de órdenes que el gobierno daba a las empresas en interés de la
promoción de una economía de guerra. Y el abrumador apoyo dado por los industriales
alemanes al programa de guerra nazi se describe muy vívidamente en un discurso
preparado por Gustav Krupp en enero de 1944 para pronunciarlo en la Universidad de
Berlín; debo de nuevo remitir respetuosamente a Su Señoría al documento de su libro
que lleva el número de identificación D-317.

Por supuesto, no molestaré a este Tribunal leyendo todo el documento, pero debo tomar
citas de él sin apartar el contenido de su contexto verdadero.

176
Estas citas comienzan en el tercer y cuarto párrafos, siendo el primer gran párrafo de la
primera página:

"El material de guerra es un salvavidas del pueblo, y quien trabaja en estas esferas puede
estar orgulloso de ello. Aquí, la empresa en su totalidad encuentra la más alta
justificación de su existencia. Esta justificación, puedo decir aquí, cobró sentido
especialmente durante el tiempo de interregno entre 1919 y 1933, cuando Alemania yacía
desarmada".

[Página 134]

Y más adelante:
"El gran mérito de toda la economía de guerra alemana es que no permaneció inactiva
durante esos años malos, incluso aunque su actividad no podía salir a la luz por razones
obvias. A través de años de trabajo secreto, se realizaron trabajos científicos y básicos
para estar listos de nuevo para trabajar para las Fuerzas Armadas Alemanas en el
momento adecuado sin haber perdido tiempo ni experiencia".
Y continuando con las citas de ese discurso, el último párrafo que está en su mayor
parte en la primera página:
"Sólo a través de la actividad secreta de las empresas alemanas, junto con la experiencia
adquirida mientras tanto a través de la producción de bienes de tiempos de paz, fue
posible tras 1933 llevar a cabo las nuevas tareas planteadas, restaurando el poder militar
de Alemania. Sólogracias a eso se podían resolver los diversos y completamente
nuevosproblemas planteados por el Plan de Cuatro Años del Führer alas empresas
alemanas. Era necesario suministrar nuevas materias primas, explorar y experimentar,
invertir capital para hacer que la economíaalemana fuera independiente y fuerte-
resumiendo, para hacerla capaz de enfrentarsea una guerra".
Siguiendo con el mismo discurso:
"Creo que puedo decir aquí que las empresas alemanas adoptaron el nuevo sistema de
forma entusiasta, que hicieron propias las grandes intenciones del Führer, por medio de
la competencia justa y la gratitud consciente y que se convirtieron en seguidores fieles.
¿Cómo si no se podrían haber llevado a cabo los trabajos realizados entre 1933 y 1939, y
sobre todo los realizados después de 1939?
Se ha de insistir de nuevo en que el programa secreto de rearme fue puesto en marcha
inmediatamente después de la llegada al poder de los conspiradores nazis. El 4 de abril
de 1933 el Gabinete del Reich aprobó una resolución que creaba un Consejo de Defensa
del Reich. La función de este consejo era movilizarse en secreto para la guerra; y en la
segunda reunión del Comité de Trabajo de los Consejeros de Defensa del Reich, que fue,
por cierto, el predecesor del Consejo de Defensa del Reich, en esa segunda reunión que
tuvo lugar el 22 de mayo de 1933, el presidente fue el acusado Keitel, entonces Coronel
Keitel; y declaró que el Consejo de Defensa del Reich se pondría a trabajar de inmediato
para prepararse para la guerra. Destacó la urgencia de organizar una economía de
guerra, y anunció que el Consejo estaba preparado para deshacerse de todos los
obstáculos. Plenamente consciente del hecho de que su acción era una violación
flagrante del Tratado de Versalles, el acusado Keitel enfatizó la extrema importancia del
secreto absoluto -cito de la página 5, documento EC-177- cuando dijo:
"No se ha de perder ningún documento, ya que podría caer en manos de los servicios de
inteligencia enemigos. La información transmitida oralmente no es demostrable;
podemos negarla en Ginebra".
El propósito único hacia que el que los conspiradores nazis orientaron la economía
alemana para forjar una maquinaria de guerra queda demostrado aún más a través de las

177
actas secretas de la segunda reunión del Comité de Trabajo del llamado Consejo de
Defensa del Reich, que tuvo lugar el 7 de febrero de 1934, que figuran en el documento
EC-404, etiquetado "Asunto del Mando Secreto", y con fecha del 7 de febrero de 1934.
En esta reunión el Teniente General Beck señaló que: "El propósito de esta reunión es el
estado actual de preparación".

Debo decir que en la primera página de ese documento se indica que además del
Teniente General Beck estuvo presente el acusado Jodl, entonces Teniente Coronel.
También acudieron el Capitán Schmundt, el Coronel Guderian, el Mayor-General von
Reichenau y el Mayor Warlimont. Su Señoría oirá más veces estos nombres a lo largo de
la presentación del caso.

Los miembros del gobierno nazi fueron los líderes de la preparación de Alemania para la
guerra. Pero disfrutaron además de la cooperación entusiasta de los industriales
alemanes. El papel jugado por los industriales en la conversión de Alemania a una
economía de guerra es importante, y me referiré brevemente a este aspecto del apartado
económico.

Invitados por el acusado Goering, aproximadamente unos veinticinco de los principales


industriales de Alemania y el acusado Schacht, asistieron a una reunión en Berlín el 20
de febrero de 1933. Esto fue poco antes de las elecciones del 5 de marzo de 1933 en
Alemania. En esta reunión, Hitler anunció la idea de los conspiradores de hacerse con el
control totalitario de Alemania, destruir el sistema parlamentario, aplastar a toda la
oposición por la fuerza y restaurar el poder de la Wehrmacht.

Entre los presentes ese día de febrero de 1933 en Berlín, estaban: Gustav Krupp,
presidente de la gran firma de municiones Alfred Krupp, A.G.; cuatro directivos de I.G.
Farben, una de las industrias químicas más grandes del mundo; y repito, también estaba
el acusado Schacht. Albert Vogler, el presidente del gran grupo del acero, Acerías
Unidas de Alemania, también estaba presente, así como otros industriales importantes.

Para demostrar las afirmaciones hechas en esa reunión en aquel momento y lugar,
remito a Su Señoría al documento EC-439, declaración de George von Schnitzler, que
dice lo siguiente:

"Yo, George von Schnitzler, miembro del Vorstand de I.G. Farben, hago la siguiente
declaración bajo juramento:

A finales de febrero de 1933 la oficina del presidente del Reichstag nos pidió a cuatro
miembros del Vorstand de I.G. Farben, incluido el Dr. Boech, presidente del Vorstand, y
yo mismo, que asistiéramos a una reunión en su casa, sin que se nos comunicara su
propósito. No recuerdo quiénes eran los

[Página 131]

otros dos colegas míos que también fueron invitados. Creo que la invitación me llegó
durante uno de mis viajes de negocios a Berlín. Acudí a la reunión, a la que asistieron
unas veinte personas, que creo que eran los industriales más destacados del Ruhr.

Entre los presentes, recuerdo a: el Dr. Schacht, que en ese momento aún no era director
del Reichsbank de nuevo ni aún Ministro de Economía;

178
Krupp von Bohlen, que a principios de 1933 presidía el Reichsverband der Deutschen
Industrie, que después se convirtió en la Organización semioficial 'Reichsgruppe
Industrie';
el Dr. Albert Vogler, director de Vereinigte Stahlwerke;
Von Loewenfeld, de una industria de Essen;
el Dr. Stein, presidente de I.G. Farben y Gewerkschaft Auguste Victoria - y también un
miembro activo del Deutsche Volkspartei.

Recuerdo que el Dr. Schacht actuó en cierta forma como anfitrión.

Cuando estaba esperando la aparición de Goering, fue Hitler quien entró en la


habitación, le dio la mano a todos y se sentó a la mesa. En un largo discurso habló
principalmente del peligro del comunismo, sobre el que pretendía haber ya logrado una
victoria decisiva.

Habló entonces de la Bundnis -alianza- que habían formado su partido y el


Deutschnationale Volkspartei. Este último partido, mientras tanto, había sido
reorganizado por Herr von Papen. Finalmente llegó al punto que me parecía que era el
propósito de la reunión. Hitler destacó la importancia de que los partidos mencionados
lograran la mayoría en las cercanas elecciones al Reichstag. Krupp von Bohlen le dio las
gracias a Hitler por su discurso. Después de que Hitler abandonara la sala, el Dr.
Schacht propuso a las personas reunidas la colecta de un fondo para las elecciones de, si
no recuerdo mal, 3,000.000 de Reichsmarks. Se distribuiría el fondo entre los dos
'aliados' según su fuerza relativa en ese momento. El Dr. Stein sugirió que se incluyera al
Deutsche Volkspartei..."

EL PRESIDENTE: (interrumpiendo): Sr. Dodd, creo que todo ese documento demuestra
que hubo una reunión en la que estuvo presente Schacht y en la que se decidió
recolectar un fondo para las elecciones en 1933.

SR. DODD: Así es, Señoría. No haré el trabajo de leerlo todo. Había algunas otras
referencias, pero no de gran importancia, en el último párrafo, sobre una división del
fondo para las elecciones. Simplemente se lo señalo de pasada a Su Señoría.

Querría, en este momento, comentarle a Su Señoría el documento D-203, de tres


páginas.

EL PRESIDENTE: ¿Cuál era el número?

SR. DODD: D-203. Quiero leer sólo unos extractos muy brevemente. Es el discurso dado
a los industriales por Hitler, y me refiero en particular al segundo párrafo de ese
documento:

"No se puede mantener la empresa privada en la era de la democracia".


EL PRESIDENTE (interrumpiendo): ¿De qué fecha es?

SR. DODD: Es el discurso dado en la reunión el 20 de febrero de 1933 en Berlín.

EL PRESIDENT: Sí.

SR. DODD:

179
"La empresa privada no puede mantenerse en la era de la democracia; sólo es concebible
si el pueblo tiene una idea clara de la autoridad y la personalidad".
Paso ahora a la página 2 del documento, y querría leer un extracto del primer párrafo de
la página 9, unas treces frases más abajo, que comienza con las palabras: "Reconocí
incluso en el hospital que se tenían que buscar nuevas ideas que llevaran a la
reconstrucción. Las encontré en el nacionalismo, en el valor de la fuerza y el poder de la
personalidad individual".

[Página 132]

Después, un poco más abajo, la frase anterior a la última y la última de ese mismo
párrafo, Hitler dice:
"Si se rechaza el pacifismo, se ha de poner en su lugar una nueva idea inmediatamente.
Todo ha de ser apartado, sustituido por algo mejor".
Después, en el tercer párrafo, la última frase, que dice: "No debemos olvidar que se han
de introducir todos los beneficios de la cultura en mayor o menor grado con mano de
hierro, al igual que en aquel tiempo en el que se obligó a los granjeros a plantar patatas".

Al final, en esa página, en el cuarto párrafo- casi al final: "Con el mismo coraje con el que
vamos a trabajar para compensar lo que se había pecado durante los últimos catorce
años, hemos resistido todos los intentos de apartarnos del camino correcto".

Después, al principio de la siguiente página, en el segundo párrafo, estas palabras: "Nos


enfrentamos ahora a las últimas elecciones. Sin importar el resultado, no habrá ninguna
retirada, incluso si estas elecciones no resultan decisivas".

EL PRESIDENTE: ¿Por qué no leyo la última línea de la página 2: "mientras aún se está
llegando al poder, no se debe comenzar a luchar contra la oposición"?

SR. DODD: ¿La que comienza con las palabras "mientras aún se está llegando al poder"?

EL PRESIDENTE: La frase anterior, "Debemos en primer lugar hacernos del todo con el
poder si queremos aplastar al otro lado completamente. Mientras aún se está llegando al
poder, no se debe comenzar a luchar contra la oposición . Sólo cuando se sabe que se ha
llegado a la cumbre del poder y que ya no es posible ir más lejos, se ha de golpear".

SR. DODD: Me iba a referir a eso, con la venia de Su Señoría, en un momento.

Sin embargo, creo que es bastante apropiado haberlo incluido aquí.

Antes de comenzar a leer este último párrafo, sugiero que ya que es la hora habitual, por
lo que sé, y es un párrafo más bien largo...

EL PRESIDENTE (interrumpiendo): Sí, se levanta la sesión hasta las dos en punto.

(Así, se levanto la sesión a las 12:30, para continuar a las 14 horas de ese mismo día).

SR. DODD: Con la venia de Su Señoría, retrocederé un poco para retomar la línea de la
exposición donde la dejé en el momento del receso de mediodía.

180
Estábamos discutiendo el documento D-203, y me había referido en particular a la
tercera página de ese documento, y más en concreto al segundo párrafo de esa página; y
quiero leer unas ocho o diez líneas de ese segundo párrafo que dicen lo siguiente:

"La cuestión de la recomposición de la Wehrmacht no se decidirá en Ginebra, sino en


Alemania, cuando hayamos ganado fuerza en el interior a través de la paz interna".
Quiero ir de nuevo a la misma página de ese documento, y al último párrafo y la última
frase, que se refiere al acusado Goering, que estaba en esa misma reunión a la que se
refiere este documento, la reunión del 20 de febrero de 1933 en Berlín. Goering dijo:
"Los sacrificios pedidos sin duda serían mucho más fáciles de soportar para la industria
si se diera cuenta de que las elecciones del 5 de marzo serán seguramente las últimas en
diez años; quizás incluso en cien años".
En un memorándum del 22 de febrero de 1933 que, como información para el Tribunal,
se encuentra en el libro de documentos con el número D-204, Gustav Krupp describió
esta reunión brevemente, y en el memorándum escribió que le había expresado a Hitler
la gratitud de los veinticinco industriales presentes en la reunión del 20 de febrero de
1933.

Se expresaban otras cuestiones en ese memorándum que no consideramos


especialmente pertinentes para las alegaciones de la Acusación de la que hablamos.

Querría indicarle al Tribunal que este memorándum, junto con el informe

[Página 133]

del discurso de Hitler, fueron hallados por los ejércitos británico y de Estados Unidos
en los archivos personales del acusado Krupp.

Soy consciente, Señoría, de que el método que sigo es un poco tedioso porque estoy
tratando de referirme específicamente a los documentos, y en concreto a los extractos
referidos en mis observaciones, y por tanto esta presentación difiere sustancialmente de
lo que se ha hecho hasta ahora. Confío, sin embargo, en que me seguirán, porque esta
parte del caso requiere algunas explicaciones bastante cuidadosas y detalladas.

En abril de 1933, después de que Hitler se hubiera asegurado el poder, Gustav Krupp,
como Presidente de la Asociación del Reich de la Industria Alemana, que era la mayor
asociación de industriales alemanes, envió a Hitler el plan de esa asociación para
reorganizar la industria alemana, y en relación a esto, se comprometió a coordinar la
Asociación con los objetivos de los conspiradores, y a convertirla en un instrumento
efectivo para la ejecución de sus políticas.

En una carta, Krupp dijo que el plan de reorganización que envió en nombre de la
Asociación de Industriales se caracterizaba por el deseo de coordinar las medidas
económicas con las necesidades políticas, adoptando el concepto del Führer del nuevo
Estado Alemán. Se incluye una copia de esa carta en el libro de documentos, con el
número D-157.

En el plan de reorganización, Krupp decía:

181
"El giro de los acontecimientos políticos concuerda con los deseos que el Consejo de
Dirección y yo mismo hemos ansiado durante mucho tiempo. Al reorganizar la
Asociación del Reich de la Industria Alemana, tendré que dejarme guiar por la idea de
ajustar la nueva organización a los fines políticos del Gobierno del Reich".
La idea expresada por Krupp en nombre de los miembros de la Asociación del Reich de
la Industria Alemana de introducir el principio de liderazgo en la industria fue adoptada
más tarde.

Remito respetuosamente al Tribunal al Reichsgesetzblatt de 1934, Primera Parte, 1194,


Secciones 11, 12 y 16.

Por medio de los decretos que introducían el principio de liderazgo en la industria,


todos los grupos de industrias tenían que tener un líder que haría su servicio sin
compensación. Los líderes serían nombrados y podrían ser destituidos libremente por el
Ministro de Economía. El estatuto de cada grupo sería elaborado por su líder, que debía
dirigir su grupo de acuerdo con los principios del Estado Nacionalsocialista.

Creo que es correcto alegar que la introducción del principio de liderazgo en las
organizaciones de negocios permitió la centralización de la autoridad, y garantizó la
ejecución eficiente de órdenes que el gobierno daba a las empresas en interés de la
promoción de una economía de guerra. Y el abrumador apoyo dado por los industriales
alemanes al programa de guerra nazi se describe muy vívidamente en un discurso
preparado por Gustav Krupp en enero de 1944 para pronunciarlo en la Universidad de
Berlín; debo de nuevo remitir respetuosamente a Su Señoría al documento de su libro
que lleva el número de identificación D-317.

Por supuesto, no molestaré a este Tribunal leyendo todo el documento, pero debo tomar
citas de él sin apartar el contenido de su contexto verdadero.

Estas citas comienzan en el tercer y cuarto párrafos, siendo el primer gran párrafo de la
primera página:

"El material de guerra es un salvavidas del pueblo, y quien trabaja en estas esferas puede
estar orgulloso de ello. Aquí, la empresa en su totalidad encuentra la más alta
justificación de su existencia. Esta justificación, puedo decir aquí, cobró sentido
especialmente durante el tiempo de interregno entre 1919 y 1933, cuando Alemania yacía
desarmada".

[Página 134]

Y más adelante:
"El gran mérito de toda la economía de guerra alemana es que no permaneció inactiva
durante esos años malos, incluso aunque su actividad no podía salir a la luz por razones
obvias. A través de años de trabajo secreto, se realizaron trabajos científicos y básicos
para estar listos de nuevo para trabajar para las Fuerzas Armadas Alemanas en el
momento adecuado sin haber perdido tiempo ni experiencia".
Y continuando con las citas de ese discurso, el último párrafo que está en su mayor
parte en la primera página:
"Sólo a través de la actividad secreta de las empresas alemanas, junto con la experiencia
adquirida mientras tanto a través de la producción de bienes de tiempos de paz, fue
posible tras 1933 llevar a cabo las nuevas tareas planteadas, restaurando el poder militar

182
de Alemania. Sólogracias a eso se podían resolver los diversos y completamente
nuevosproblemas planteados por el Plan de Cuatro Años del Führer alas empresas
alemanas. Era necesario suministrar nuevas materias primas, explorar y experimentar,
invertir capital para hacer que la economíaalemana fuera independiente y fuerte-
resumiendo, para hacerla capaz de enfrentarsea una guerra".
Siguiendo con el mismo discurso:
"Creo que puedo decir aquí que las empresas alemanas adoptaron el nuevo sistema de
forma entusiasta, que hicieron propias las grandes intenciones del Führer, por medio de
la competencia justa y la gratitud consciente y que se convirtieron en seguidores fieles.
¿Cómo si no se podrían haber llevado a cabo los trabajos realizados entre 1933 y 1939, y
sobre todo los realizados después de 1939?
Se ha de insistir de nuevo en que el programa secreto de rearme fue puesto en marcha
inmediatamente después de la llegada al poder de los conspiradores nazis. El 4 de abril
de 1933 el Gabinete del Reich aprobó una resolución que creaba un Consejo de Defensa
del Reich. La función de este consejo era movilizarse en secreto para la guerra; y en la
segunda reunión del Comité de Trabajo de los Consejeros de Defensa del Reich, que fue,
por cierto, el predecesor del Consejo de Defensa del Reich, en esa segunda reunión que
tuvo lugar el 22 de mayo de 1933, el presidente fue el acusado Keitel, entonces Coronel
Keitel; y declaró que el Consejo de Defensa del Reich se pondría a trabajar de inmediato
para prepararse para la guerra. Destacó la urgencia de organizar una economía de
guerra, y anunció que el Consejo estaba preparado para deshacerse de todos los
obstáculos. Plenamente consciente del hecho de que su acción era una violación
flagrante del Tratado de Versalles, el acusado Keitel enfatizó la extrema importancia del
secreto absoluto -cito de la página 5, documento EC-177- cuando dijo:
"No se ha de perder ningún documento, ya que podría caer en manos de los servicios de
inteligencia enemigos. La información transmitida oralmente no es demostrable;
podemos negarla en Ginebra".
El propósito único hacia que el que los conspiradores nazis orientaron la economía
alemana para forjar una maquinaria de guerra queda demostrado aún más a través de las
actas secretas de la segunda reunión del Comité de Trabajo del llamado Consejo de
Defensa del Reich, que tuvo lugar el 7 de febrero de 1934, que figuran en el documento
EC-404, etiquetado "Asunto del Mando Secreto", y con fecha del 7 de febrero de 1934.
En esta reunión el Teniente General Beck señaló que: "El propósito de esta reunión es el
estado actual de preparación".

Debo decir que en la primera página de ese documento se indica que además del
Teniente General Beck estuvo presente el acusado Jodl, entonces Teniente Coronel.
También acudieron el Capitán Schmundt, el Coronel Guderian, el Mayor-General von
Reichenau y el Mayor Warlimont. Su Señoría oirá más veces estos nombres a lo largo de
la presentación del caso.

SR. DODD: El sexto párrafo de la primera página: "Se habrán de utilizar las reservas
existentes para superar esta dificultad hasta que el objetivo ordenado por el Führer
haya sido alcanzado, y en caso de guerra, no son en ningún caso una base fiable". Y en la
segunda página, el octavo párrafo: "Si la guerra estallara mañana nos veríamos forzados
a tomar medidas para las que posiblemente ya encontraríamos una vía de ejecución
ahora. Por tanto, hemos de tomarlas". Con respecto a la alegación de que se indicó al
acusado Schacht que Hitler había ordenado que todas las formaciones de la Fuerza
Aérea estuvieran listas el 1 de abril de 1937, remito respetuosamente al documento 1301-
PS, del 31 de agosto de 1936. Se me ha indicado que el documento debería llevar un

183
número adicional. Debería ser el 1301-PS-7. En la primera página, Señoría, el tercer
párrafo, o el párrafo marcado con un 3 y tras las palabras "fuerza aérea"...

EL PRESIDENTE: ¿La tercera página?

SR. DODD: No, en la primera página, 1301-PS-7. En su carpeta es la página 19 del grupo
de documentos que llevan el número de serie 1301-PS.

EL PRESIDENTE: Nuestros documentos no tienen número de página.

SR. DODD: Creo que encontrará el número en la esquina superior izquierda, muy cerca
del borde y a la izquierda del todo.

EL PRESIDENTE: Sí, tengo el documento.

SR. DODD: Párrafo nº 3, después de las palabras "fuerza aérea".

EL PRESIDENTE: Sí.

SR. DODD: Dice que de acuerdo con una orden del Führer se tenía que completar la
preparación de todas las unidades de la fuerza aérea el 1 de abril de 1937; y si Su Señoría
pasa a la página siguiente, página 20, hacia la mitad de la página, verá que se envió una
copia de este documento al presidente del Reichsbank, el Dr. Schacht.

EL PRESIDENTE: Sí, ¿a dónde pasa ahora usted?

SR. DODD: Paso inmediatamente a otro documento, Señoría. Tras sus éxitos en Austria
y en los Sudetes, los conspiradores nazis redoblaron sus esfuerzos dirigidos a equiparse
para la guerra de agresión, y en una conferencia dada el 14 de octubre de 1938, poco
después de que los conspiradores nazis hicieran sus primeras demandas a Polonia, el
acusado Goering declaró que el Führer le había encargado llevar a cabo un programa tan
gigantesco que comparadas con éste

[Página 140]
las acciones llevadas a cabo hasta entonces eran insignificantes. Estas dificultades
habían de ser superadas con la mayor energía y sin piedad. Esas declaraciones se
encuentran en el documento 1301-PS, en la página 25 de ese documento, y en particular
la segunda frase del párrafo inicial: "Todos conocen por la prensa cuál es la situación
mundial, y por tanto el Führer le ha dado la orden..."

EL PRESIDENTE: Eso no está en la página 25, ¿no? ¿Está en la página 25 del 1301?

SR. DODD: Sí, Señoría.

EL PRESIDENTE: Sí.

SR. DODD:

"Todos conocen por la prensa cuál es la situación mundial, y por tanto el Führer le ha
dado la orden de llevar a cabo un programa tan gigantesco que comparadas con éste las

184
acciones llevadas a cabo hasta ahora son insignificantes. Hay dificultades en el camino
que superará con la mayor energía y sin piedad".

El suministro de divisas se había reducido debido a los preparativos para la invasión de


Checoslovaquia, y se consideró necesario reabastecerse. Estas -y me refiero ahora al
tercer párrafo de esa misma página 25del documento 1301-PS- "Estas ganancias
obtenidas a través de lasexportaciones se han de usar para incrementar la cantidad de
armamento. Elarmamento no se debería ver reducido por las actividades de
exportación". Recibió la orden del Führer de incrementar el armamento hasta una cifra
anormal, teniendo la prioridad más importante la FuerzaAérea. "A la mayor brevedad
posible, se deberían quintuplicarlos efectivos de la Fuerza Aérea; asimismo la Armada
deberíacrear armas de guerra más rápidamente, y el Ejércitodebería hacerse con grandes
cantidades de armas a una rapidez mayor,en particular artillería pesada y tanques
pesados. Junto con estafabricación de armamentos, se debería pasar a un primer
planouna mayor producción de materiales, en especial combustible, caucho,pólvora y
explosivos. Esto debería completarse con una expansiónacelerada de carreteras, canales,
y en particular líneas férreas".

Durante estos preparativos para la guerra, hubo un conflicto de intereses entre dos
hombres, el acusado Goering y el acusado Schacht, a resultas del cual el acusado
Schacht abandonó su puesto en el Ministerio de Economía y como Plenipotenciario
para la Economía de Guerra en noviembre de 1937, y fue apartado de la presidencia del
Reichsbank en enero de 1939. No me propongo en este momento entrar en los detalles
de esta controversia. Se hablará más de esta cuestión en una etapa posterior de esta
causa, pero por ahora, querría señalar que alegamos que la partida de Schacht en
ninguna forma supuso un desacuerdo con los objetivos principales de guerra de los
nazis. El acusado Schacht se mostró personalmente muy orgulloso de sus grandes logros
en los campos económico y financiero en ayuda de la maquinaria de guerra nazi. Y en el
documento EC-257, una copia de una carta del acusado Schacht al General Thomas, en
el primer párrafo de la carta, escribió, "Recuerdo con gran satisfacción el trabajo
realizado en el rearme del pueblo alemán como 'conditio sine qua non' para el
establecimiento de una nueva nación alemana". El segundo párrafo es de un carácter
más personal. No tiene una relevancia real para las cuestiones que estamos analizando
en este momento.

En el documento EC-252, una carta escrita al General von Blomberg fechada el 8 de


julio de 1937 el acusado Schacht escribió:

"La dirección de la economía de guerra por el plenipotenciario nunca tendría lugar en


ese caso completamente independiente del resto del mecanismo de la guerra, sino que
tendría como objetivo el cumplimiento de los objetivos políticos de la guerra con la
ayuda de todas las fuerzas económicas. Deseo plenamente, por tanto, participar de esta
forma en la preparación de la próxima orden que hará realidad la Ley de Defensa".

En la primavera de 1937 el acusado Schacht participó junto a representantes de las tres


armas de las Fuerzas Armadas en ejercicios militares sobre economía de guerra, que por
cierto es probablemente algo novedoso- o lo era para unos ejercicios militares. Los
ejercicios tuvieron lugar en Godesberg, Alemania.

[Página 141]

185
Y hago referencia al documento EC-174. Tiene una cabecera, o subtítulo, tras el índice,
"Ejercicios de economía de guerra en Godesberg llevados a cabo por el Estado Mayor
entre el 25 de mayo y el 2 de junio", y continúa resumiendo con ligeros detalles que se
daba la bienvenida a los ejercicios de economía de guerra del Estado Mayor. Habla de
una forma más bien vaga y poco clara de cómo se realizaba un ejercicio de economía de
guerra, pero no deja ninguna duda de que se realizó un ejercicio de economía de guerra
en Godesberg en aquel momento. Y en la segunda página de este documento, el último
párrafo, está la traducción de la Primera Parte del discurso de bienvenida al Dr. Schacht.
"Antes de comenzar con la exposición del ejercicio militar sobre economía de guerra, he
de expresar lo agradecidos que estamos, Presidente Dr, Schacht, por todas las molestias
que ha afrontado para tomar parte personalmente en nuestra discusión final de hoy a
pesar de todas sus otras actividades. Esto nos demuestra su profundo interés en las
tareas de la economía de guerra, demostrado en todo momento, y su presencia es una
prueba renovada de que desea facilitarnos los duros preparativos económicos para la
guerra y fortalecer la cooperación armoniosa con sus departamentos".

También querría que el Tribunal prestara atención al siguiente párrafo, el último de la


primera página. Es un párrafo de una sola frase, y simplemente dice: "Quiero señalar, sin
embargo, que todo el material y toda la información recibida ha de mantenerse en el más
estricto secreto", y se refiere al párrafo anterior sobre los ejercicios militares de
economía de guerra.

Parece que la anexión de Austria era un objetivo que el acusado Schacht perseguía
desde hacía tiempo, ya que en un discurso a los empleados del antiguo Banco Nacional
austriaco, según se indica en el documento etiquetado como EC-297, y en particular en
el segundo párrafo de la primera página de ese documento, casi al final, cuatro o cinco
líneas desde el final de ese párrafo, leemos estas palabras, inmediatamente después de
"grandes aplausos": "Austria tiene ciertamente una gran misión, ser la portadora de la
cultura alemana, asegurar el respeto y la consideración al nombre alemán,
especialmente hacia el sudeste. Dicha misión sólo puede realizarse dentro del Gran
Reich Alemán y basándose en el poder de una nación de 75 millones que, a pesar de los
deseos de los opositores, forma el corazón y el alma de Europa". El Dr. Schacht continúa
diciendo, "Hemos leido muchas veces en la prensa extranjera durante los últimos días
que este objetivo, la unión de ambos países, estaba hasta cierto punto justificado, pero
que el método empleado para hacerlo efectivo fue terrible. Este método, que
ciertamente no era lo más apropiado para ninguna de las dos potencias, no fue sino la
consecuencia de las incontables perfidias, actos brutales y violencia que los otros países
han ejercido contra nosotros". Paso ahora a la página 3 de ese mismo documento y al
cuarto párrafo, hacia el centro de la página, y leo: "Soy conocido por expresar a veces
pensamientos que ofenden, y no querría que se me dejara de considerar así. Sé que hay
incluso aquí, en este país, unas pocas personas -creo que no son muy numerosas- que
piensan que los hechos de los últimos días no son buenos; pero nadie, creo, duda del
objetivo, y se debería decir a todos los que protestan que no se puede contentar a todo el
mundo. Algunas personas dicen que quizás lo habrían hecho de otra forma, pero la
cuestión destacable es que no lo hicieron, y esto sólo lo hizo nuestro Adolf Hitler; y si
todavía hay algo que mejorar, esos que protestan deberían tratar de introducir esas
mejoras en el Reich Alemán y en la comunidad alemana, en lugar de privarnos de ellas".

En el memorándum del 7 de enero de 1939, escrito por el acusado Schacht y otros


directores del Reichsbank para Hitler, en el que se urgía a equilibrar el presupuesto a la
vista de la amenaza de la inflación, se decía, y me refiero ahora al documento con la

186
etiqueta EC-369 y en particular al párrafo que está al final de la primera página de ese
documento: "Desde el principio el Reichsbank ha sido consciente del hecho de que sólo
se puede llevar a cabo una política exterior exitosa

[Página 142]
por medio de la reconstrucción de la Fuerzas Armadas Alemanas. Por tanto [el
Reichsbank] asumió ampliamente la responsabilidad de financiar el rearme a pesar de
los peligros inherentes para la moneda. La justificación era la necesidad, que apartó
todas las demás consideraciones, de hacerse con el armamento rápidamente, de la nada,
y además de forma camuflada, para así hacer posible una política exterior con una
autoridad respetada".

Los directores del Reichsbank, como expertos en dinero, creían que se había llegado a
un punto en el que ya no era posible una mayor producción de armamento. Era
meramente un juicio de la situación y no un principio moral, ya que no había ninguna
oposición a la política de agresión de Hitler. Las dudas se referían a si sería capaz de
financiar esa política. La carta de Hitler a Schacht en el momento de la renuncia de
Schacht a su cargo en el Reichsbank, según aparece en el documento EC-397, rendía un
alto tributo a los grandes esfuerzos de Schacht dedicados a acelerar el programa de los
conspiradores nazis. Por entonces las fuerzas armadas le había permitido a Hitler tomar
Austria y los Sudetes. Podríamos decir que hasta ese punto Schacht había hecho bien su
trabajo. Y citando el documento EC-397, palabras de Hitler, en una carta que escribió al
acusado Schacht: "Su normbre, por encima de todos, estará siempre vinculado a la
primera época del rearme nacional".

A pesar de ser apartado de la presidencia del Reichsbank, Schacht siguió siendo


ministro sin cartera y consejero especial confidencial de Hitler. El acusado Funk ocupó
el puesto de Schacht como presidente del Reichsbank. Pido en este momento que el
Tribunal preste atención al Volkischer Beobachter del 21 de enero de 1939. El acusado
Funk no se veía inhibido en absoluto por el miedo a la inflación, ya que como Goering,
bajo cuyo mando había trabajado en el Plan de Cuatro Años, no vio obstáculos al plan
de ataque a Polonia.

En el documento 699-PS, una carta del acusado Funk a Hitler escrita el 25 de agosto de
1939, pocos días antes del ataque a Polonia, el acusado Funk informó a Hitler de que el
Reichsbank estaba preparado para resistir cualquier alteración en el sistema de divisas
y créditos ocasionado por una guerra a gran escala. Dijo que había transferido
secretamente todos los fondos del Reichsbank al extranjero en oro, y que Alemania
estaba lista para afrontar los retos financieros y económicos que tenía ante sí.

Y está muy claro por los escritos, los hechos, los discursos de los conspiradores nazis,
que realmente dirigieron toda la economía alemana hacia la preparación para la guerra
de agresión. Parafraseando las palabras que empleó una vez el acusado Goering, los
conspiradores le dieron al pueblo alemán "cañones en lugar de mantequilla", y también
le dieron... le dieron a la Historia el ejemplo más terrible de una nación orientada en
tiempo de paz al único fin de la guerra de agresión. Sus preparativos económicos,
formulados y aplicados con la energía implacable de Goering, la cínica magia financiera
del acusado Schacht, y la voluntariosa complicidad de Funk, entre otros, eran una
primera acción indispensable para la desgarradora tragedia que su agresión infligió al
mundo.

187
Querría ofrecer como prueba, si es posible en este momento, Señoría, esos documentos a
los que me he referido durante esta exposición. Aquí tenemos los documentos originales
en las carpetas, y se pueden comparar con las traducciones que se han presentado al
Tribunal.

EL PRESIDENTE: ¿Han tenido los acusados oportunidad de inspeccionar estos


documentos?

SR. DODD: Dudo de que hayan tenido todo el tiempo necesario para inspeccionarlos,
Señoría. Los documentos están ahí, pero no creo que hayan tenido ocasión de
inspeccionarlos porque no han estado ahí el tiempo suficiente para ello.

EL PRESIDENTE: Bien, el Tribunal- creo que se les debería dar todas las oportunidades
necesarias para inspeccionarlos y compararlos con las copias que se nos han presentado
antes de que se presenten los originales.

[Página 143]
SR. DODD: Muy bien, Señoría. Entiendo que podemos presentar estos más tarde.

EL PRESIDENTE: Por supuesto. El Tribunal se retirará durante diez minutos.

(El Tribunal hizo un receso de diez minutos a las 15:25).

CORONEL STOREY: Con la venia del Tribunal:

La Acusación de Estados Unidos pasa ahora a la fase del caso referida a la guerra de
agresión, y será presentada por el Sr. Alderman.

SR. SIDNEY S. ALDERMAN: Con la venia del Tribunal:

Me dispongo a presentar en nombre del Fiscal Jefe de la Acusación de Estados Unidos


pruebas que demuestran la alegación del Primer Cargo de la Acusación, referido a la
planificación, preparación, iniciación y ejecución de guerras ilegales y de agresión, y
sobre la conspiración destinada a cometer esos crímenes.

Consideramos que la fase del caso referida a la guerra de agresión, la fase de la guerra de
agresión de la conspiración según el Primer Cargo, y la fase de la guerra de agresión de
todo el caso son realmente el núcleo del caso. Si no la incluimos en nuestra exposición,
no llegaremos al corazón del caso. Si no lo presentamos al Tribunal con todos los
detalles necesarios, no lograríamos presentar lo necesario sobre la clave del caso.

Después de todo, todo lo demás de este caso, por muy dramático, por muy sórdido, por
muy impactante y repugnante que sea a los sentimientos comunes de los pueblos
civilizados, es algo accesorio, o subordinado, al aspecto del caso referido a la guerra de
agresión.

Toda la dramática historia de lo que ocurrió en Alemania en las primeras fases de la


conspiración, la ideología usada, las técnicas de terror empleadas, la supresión de las
libertades empleada al hacerse con el poder, e incluso los campos de concentración y los
Crímenes contra la Humanidad, las persecuciones, torturas y asesinatos cometidos,
todas estas cosas habría tenido poca importancia jurídica internacional si no fuera por

188
el hecho de que fueron la preparación para cometer agresiones contra pacíficos pueblos
vecinos.

Incluso los aspectos del caso relacionados con los Crímenes de Guerra en su sentido
estricto son aspectos que son meramente el resultado inevitable de las guerras de
agresión provocadas por estos conspiradores, y por la clase de guerra que provocaron, la
guerra total, el resultado natural del Estado totalitario dominado por un partido que la
provocó, el resultado natural de las doctrinas atroces, los planes y objetivos de estos
provocadores de guerras.

Por estas razones, repito, en nuestra opinión las fases del caso referidas a las
adquisiciones territoriales obtenidas por medio de la amenaza con el uso de la fuerza y
de agresiones reales y guerras de agresión son el núcleo real del caso. Así, pedimos que el
Tribunal sea indulgente si por estas razones hacemos que la presentación de esta parte
del caso sea tan detallada como nosotros consideramos necesario, a la vista de la enorme
importancia del asunto.

El ámbito general del caso presentado por la acusación americana ha sido expuesto en el
discurso de apertura del Sr. Letrado Jackson. Ese discurso indicaba al Tribunal la
naturaleza general y carácter de las pruebas que la acusación americana presentaría
para demostrar las alegaciones que analizaré. Sin embargo, antes de comenzar la
presentación de esas evidencias, nos parece que sería útil para una presentación
ordenada del caso dirigirnos al Tribunal haciendo una introducción a este segmento
específico del caso de la acusación. Al hacerlo, no trataré de exponer de nuevo los
fundamentos tan correctamente establecidos por el Sr. Letrado Jackson. Al contrario,
limitaré mis observaciones introductorias a cuestiones específica y peculiarmente
aplicables a esa parte del caso según Estados Unidos referida al crimen de la guerra
ilegal, y el Plan Común o Conspiración para cometer ese crimen.

La norma legal sustancial que debe guiar las consideraciones del Tribunal en este
aspecto del caso, y la norma legal que debe definir la sentencia del Tribunal sobre esta
parte del caso, se expone en el Artículo 6 del

[Página 144]
Estatuto del Tribunal Militar Internacional. El Artículo 6, en la parte pertinente, dice
así:

"Artículo 6. El Tribunal establecido por el Acuerdo referido en el Artículo 1 para el


juicio y condena de los Principales Criminales de Guerra de los países europeos del Eje
tendrá el poder de juzgar y castigar a personas que, actuando en interés de los países
europeos del Eje, individualmente o como miembros de organizaciones, cometieron
alguno de los siguientes crímenes.

Los siguientes actos, o cualquiera de ellos, son crímenes incluidos en la jurisdicción


del Tribunal por los que se habrá de responder individualmente.

(a) Crímenes contra la Paz: es decir, la planificación, preparación, iniciación o


ejecución de una guerra de agresión, o de una guerra violando tratados, acuerdos o
garantías internacionales, o la participación en un Plan Común o Conspiración para
cumplir cualquiera de las acciones anteriores;".

189
Los apartados (b) y (c) del Artículo 6 no son relevantes para este aspecto del caso. Sin
embargo, el párrafo final sin número del artículo 6 es de gran importancia en este
aspecto del caso. El párrafo dice así:

"Los líderes, organizadores, instigadores y cómplices que tomaron parte en la


formulación o ejecución de un Plan Común o Conspiración para cometer alguno de los
crímenes anteriores responderán por todos los actos cometidos por cualquier persona
en la ejecución de dicho plan".

Al presentar las pruebas sobre este aspecto del caso querría pedirle al Tribunal que
tenga presentes cinco principios derivados de las secciones del Estatuto que acabo de
leer:

(1) El Estatuto atribuye "responsabilidad individual" por actos que constituyan


"Crímenes contra la Paz";
(2) El término "Crímenes contra la Paz" incluye la planificación, preparación, iniciación
o ejecución de guerras ilegales;
(3) El término "Crímenes contra la Paz" también incluye la participación en un Plan
Común o Conspiración para cometer una guerra ilegal;
(4) Una guerra ilegal consiste en una guerra de agresión o una guerra en violación de
tratados, acuerdos o garantías internacionales.

Estas dos clases de guerra ilegal no tienen por qué ser necesariamente la misma. Será
suficiente para la acusación demostrar que la guerra fue de agresión, sin importar la
violación de tratados, acuerdos o garantías internacionales. Por otro lado, sería
suficiente para la acusación demostrar que la guerra tuvo lugar violando tratados,
acuerdos o garantías internacionales, sin importar si fue o no una guerra de agresión.
Creemos que las pruebas de este caso demostrarán de forma concluyente que las
guerras planeadas, preparadas, iniciadas y ejecutadas por estos acusados, y las guerras
que eran objetivo del Plan Común o Conspiración fueron ilegales por ambas razones. El
quinto principio que les pido que tengan presente es que la responsabilidad criminal
individual de un acusado es impuesta por el Estatuto no sólo por razón de una
participación directa, inmediata, en el crimen. Es suficiente para la acusación demostrar
que el acusado fue un líder, organizador, instigador o cómplice que participó o en la
formulación o en la ejecución de un Plan Común o Conspiración para cometer Crímenes
contra la Paz. En el caso de muchos de los acusados las pruebas demostrarán una
participación personal directa e inmediata en el crimen sustancial. En el caso de algunos
de los acusados las pruebas demuestran su participación en la formulación y ejecución
de un Plan Común o Conspiración. En el caso de todos los acusados creemos que las
pruebas demostrarán una total responsabilidad individual en Crímenes contra la Paz,
según se definen en el Estatuto de este Tribunal. Con respecto a esto, quiero insistir en
que el Estatuto declara que la responsabilidad de los conspiradores se extiende no sólo
a sus propios actos, sino también a todos los actos realizados por cualquier persona en
ejecución de la Conspiración.
Es una ley común en mi país que si dos o más personas se organizan para robar un
banco, siguiendo un plan criminal con tal finalidad, y si durante la ejecución de

[Página 145]

190
su plan uno de los conspiradores comete un asesinato, todos los que participaron en la
planificación y ejecución del robo al banco son culpables de asesinato, tuvieran o no una
participación personal en éste. Es una norma legal simple declarada en el Estatuto.
Todas las partes implicadas en un Plan Común o Conspiración son agentes de los demás
y cada uno de ellos es responsable principal de los actos de todos los demás como sus
agentes.

Hasta aquí en lo que respecta a la parte del Estatuto que tiene relación con esta sección
del caso.

Pido al Tribunal que preste atención a las secciones de la Acusación presentada contra
los acusados que tienen que ver con los crímenes de la guerra ilegal o guerra de agresión.
En particular le pido al Tribunal que fije su atención en las alegaciones expuestas en los
Cargos Primero y Segundo de la Acusación en este caso.

La exposición de los delitos del Primer Cargo de la Acusación se encuentra en el párrafo


III. Los delitos ahí expuestos que son relevantes para la discusión actual son:

"Todos los acusados, con la colaboración de otras personas, durante un periodo de años
anterior al 8 de mayo de 1945, participaron como líderes, organizadores, instigadores o
cómplices en la formulación o ejecución de un plan común o conspiración para cometer,
o que implicaba la comisión de, Crímenes contra la Paz... según se definen en el Estatuto
de este Tribunal... El plan común o conspiración implicaba la comisión de Crímenes
contra la Paz, ya que los acusados planearon, prepararon, iniciaron y llevaron a cabo
guerras de agresión, que también eran guerras que violaban tratados internacionales,
acuerdos o garantías..."

La exposición de los delitos del Segundo Cargo de la Acusación también es relevante en


este punto. Debería ser obvio que en su esencia los Cargos Primero y Segundo se
entrecruzan en esta Acusación. Lo primordial de los delitos contenidos en el Segundo
Cargo, párrafo V de la Acusación es esto:
"La clave de la exposición de delitos del Primer Cargo de la Acusación es el Plan Común
o Conspiración. La clave del Segundo Cargo de la Acusación está en los crímenes
vinculados a la Conspiración y que fueron cometidos en su transcurso y para lograr sus
objetivos".
Debería añadir en ese momento que al dividir el caso entre los Fiscales Jefe de los cuatro
Gobiernos de la Acusación, se ha asignado la responsabilidad principal de la
presentación de las pruebas del Primer Cargo a la acusación americana, y se ha asignado
la responsabilidad principal de la presentación de las pruebas del Segundo Cargo a la
acusación británica.

Pero como mostraremos algo después, los fiscales realizarán hasta cierto punto un
esfuerzo cooperativo para presentar ambos cargos juntos. Además de los delitos
referidos a la guerra ilegal del párrafo III del Primer Cargo de la Acusación, el Primer
Cargo también incluye una serie de detalles de ese delito. En la medida en que esos
detalles se refieren a la guerra ilegal, se incluyen en el párrafo IV (F) de la Acusación,
que en el texto inglés va de la página 7 a la página 10, bajo el título general "Utilización
del Control Nazi para la Agresión a Otras Naciones". Las alegaciones de estos detalles
han sido leídas en una sesión abierta, en presencia de los acusados; y el Tribunal, así
como los acusados, conocen el contenido de esas alegaciones. Pido su atención, sin

191
embargo, para centrarnos en las partes de la Acusación que son relevantes en
consideración de las pruebas que pretendo presentar ante el Tribunal.

Mi introducción a la presentación de pruebas en esta cuestión no sería completa si no


invitara al Tribunal a considerar conmigo la relación entre la Historia y las pruebas de
este caso. Ni la Defensa ni el Tribunal pueden orientarse y ver cuál es el problema, ni
pueden presentar o

[Página 146]

considerar las pruebas del caso en su contexto apropiado, ni pueden argumentar o


evaluar las sorprendentes implicaciones de las pruebas disponibles que se presentarán
sin leer esa Historia, analizando las pruebas frente al trasfondo de la Historia registrada,
y por Historia registrada, me refiero a la Historia de los últimos doce años.

El Juez Oliver Wendell Holmes, del Tribunal Supremo de Estados Unidos, vio a través
de su experiencia judicial que "una página de Historia vale lo mismo que un volumen de
lógica". Recuerdo que quizás lo expresó mejor, y quizás antes, en el prefacio de su libro
sobre la ley común cuando dijo, creo, "La vida de la ley no ha sido la lógica, sino la
experiencia". Considero que en el caso que tratamos, una página de Historia vale
toneladas de pruebas. Como letrados y jueces no nos podemos cegar y limitar a lo que
conocemos como hombres. La Historia de los últimos doce años es algo vivo y ardiente
en nuestra memoria inmediata. Los hechos de la Historia se agolpan ante nosotros y
demandan nuestra atención.

Es común en todos los sistemas de jurisprudencia que no se han de probar las


cuestiones que son de conocimiento público, pero pueden ser tenidos en consideración
por un tribunal sin más pruebas. El Estatuto de este Tribunal, siguiendo este principio
reconocido universalmente, declara en el artículo 21

"El Tribunal no solicitará pruebas de hechos de conocimiento público y los tendrá en


consideración".
Los hechos de la Historia registrada son el principal ejemplo de hechos de conocimiento
público que no requieren pruebas. Ningún tribunal pediría pruebas de que la Batalla de
Hastings tuvo lugar en el año 1066, o de que la Bastilla cayó el 14 de julio de 1789, o de
que el Zar Alejandro II liberó a los siervos en 1863, o de que
George Washington fue el primer Presidente de Estados Unidos, o de que Jorge III era
el Rey de Inglaterra en aquel tiempo.

Si se me permite hacer una interpolación, un viejo profesor de Derecho mío solía hablar
de una curiosidad de la ley, que un juez ha de responder por no conocer la ley, que un
abogado ha de tener un amplio conocimiento de la ley, y que un ciudadano corriente ha
de tener un conocimiento absoluto de todas las leyes. Funciona a la inversa con los
hechos, o los hechos de conocimiento público. En este caso, el juez ha de conocer todos
esos hechos, por muchos que haya podido olvidar como persona. Así que uno de los
propósitos de esta presentación será poner en práctica el conocimiento judicial, si
existe realmente una hipótesis.

No es nuestro fin sin embargo convertir el sumario de esta causa en un libro de Historia.
Las pruebas que presentamos son pruebas que por ahora han sido ocultadas a los
historiadores. Completarán el registro de la Historia, pero han de leerse teniendo en

192
cuenta el trasfondo que proporciona el conocimiento común y público. Las evidencias
de este caso son sobre todo documentos capturados; estos documentos capturados
completan la Historia interior que ya todos conocemos. Las pruebas que presentaremos
constituyen una inspección de la Historia de tiempos recientes como la conoce el
mundo. Las pruebas que se presentarán no sustituyen a la Historia. Esperamos que el
Tribunal las considere una autenticación de la Historia. Las pruebas que hemos
extraído de documentos capturados establecen la validez de la Historia reciente de los
últimos doce años; una Historia de muchas agresiones cometidas por los conspiradores
nazis acusados en este caso.

Al presentar al Tribunal documento tras documento, pido a éste que vea en esos
documentos adiciones definidas a la Historia, la adición de nuevos elementos
largamente sospechados y ahora probados. Los elementos que los documentos
capturados añadirán en este aspecto particular del caso al registro de la Historia son los
siguientes:

(1) la naturaleza conspiratoria de la planificación y preparación que subyace bajo las


agresiones nazis ya conocidas por la Historia;
(2) la premeditación deliberada que precedió esos actos de agresión;
(3) los malignos motivos que condujeron a los crímenes;
(4) la participación individual de las personas nombradas en la conspiración nazi para
provocar la agresión;
(5) la falsificación deliberada de los pretextos dados por los agresores nazis como
razones de sus actividades criminales.

[Página 147]

Los documentos capturados demostrarán estos elementos más allá de toda duda, y
creemos que estos elementos, en el contexto de los hechos históricos, son todo lo que
necesitamos mostrar.

El periodo crítico en la adquisición del poder por los nazis y la iniciación de la primera
guerra de agresión fue muy corto. Este periodo crítico de preparación fuera de la ley y
planificación ilegal que finalmente incendió el mundo entero fue increíblemente corto.
Abarcó seis años, de 1933 a 1939. La velocidad con que se consiguió todo esto evidencia
claramente la intensidad del fanatismo de los conspiradores y su eficiencia diabólica. Se
acumula en estos seis cortos años la creación de la mayor tragedia a la que jamás se ha
enfrentado la Humanidad.

Una comprensión total de estos seis años, y los agitados seis años de guerra que los
siguieron, demanda que veamos este periodo de tiempo dividido en fases bastante
definidas, fases que reflejan el desarrollo y ejecución del plan maestro nazi. Sugiero al
Tribunal que al recibir las pruebas las sitúe en cinco fases. La primera fue sobre todo
preparatoria, aunque incluyó acciones encubiertas. Esa fase va de 1933 a 1936. En ese
periodo los conspiradores nazis, habiendo adquirido el control gubernamental de
Alemania a mediados de 1933, volvieron su atención hacia la utilización de ese control
para la agresión a otros países. El plan en este momento era adquirir fuerza militar y
poder de negociación política para usarlos contra otras naciones. Tuvieron éxito. La
segunda fase de su agresión fue breve. Es muy interesante ver que a medida que la
conspiración ganó fuerza, ganó velocidad. Durante cada fase los conspiradores lograron
cumplir sus objetivos cada vez en menos tiempo hasta que hacia el final la tasa de

193
aceleración de su movimiento conspirador fue enorme. La segunda fase de su utilización
del control para agredir a otros países consistió en el control y absorción de Austria y
Checoslovaquia, por ese orden. En marzo, el tercer mes de 1939, lograron sus objetivos
para esa fase. La tercera fase puede medirse en meses más que en años, de marzo de 1939
a septiembre de 1939. Habiendo tenido éxtio la anterior agresión, habiendo logrado
consumarla sin necesidad de recurrir realmente a la guerra, los conspiradores habían
obtenido recursos y bases muy deseados y estaban listos para llevar a cabo mñas
agresiones, por medio de la guerra si era necesario. En septiembre de 1939 comenzó la
guerra. La cuarta fase de la agresión consistió en convertir la guerra en una guerra
general de agresión europea. En abril de 1941, la guerra que había afectado hasta
entonces a Polonia, el Reino Unido y Francia, se había extendido al invadir
Escandinavia, los Países Bajos y los Balcanes. En la siguiente fase los conspiradores
nazis llevaron la guerra al Este invadiendo el territorio de la Unión de Repúblicas
Socialistas Soviéticas, y finalmente, a través de su aliado en el Pacífico, Japón,
precipitaron el ataque a Estados Unidos en Pearl Harbour.

El resultado final de estas agresiones es algo que permanece fresco en la memoria de


todos nosotros,

Paso ahora a ciertas pruebas extraordinarias. En esta fase del caso no nos basamos
exclusivamente en éstas, los elementos esenciales de los crímenes que he señalado
pueden demostrarse por medio de un mero puñado de documentos capturados. Mi
orden de presentación consistirá primero en presentar este grupo de documentos,
documentos que prueban los elementos esenciales delcaso de la guerra de agresión sin
ninguna duda. Estos documentos nodejarán ningún resquicio de duda sobre el carácter
agresivode la guerra nazi o sobre la premeditación conspiratoria de esa guerra.Algunos
documentos de este grupo son la base específica de alegacionesparticulares de la
Acusación. Cuando llegue a esos documentos, pediréque el Tribunal preste atención a
las alegaciones de la Acusación que son específicamente demostradas por ellos.
Habiendo demostrado así lo principal de los crímenes, continuaré la presentación de
pruebas con una presentación más o menos cronológica de los detalles de la guerra de
agresión, presentando pruebas más detalladas de las actividades relevantes de los
conspiradores de 1933 a 1941.

[Página 148]

Los documentos que hemos seleccionado para su presentación en este momento, antes
de desarrollar con detalle el caso, son diez. Los documentos han sido seleccionados para
demostrar los hechos básicos sobre cada fase del desarrollo de la conspiración nazi que
produjo la agresión. Todos los documentos son de carácter conspirador. Ninguno de
estos documentos es conocido, creo, por la Historia todavía, y cada documento es
autónomo y cuenta su propia historia. Estas son las tres normas de selección que hemos
querido aplicar.

Vuelvo al periodo de 1933 a 1936, un periodo caracterizado por una secuencia cuidadosa
y planeada de preparativos para la guerra. Es el periodo cubierto por los párrafos 1 y 2
de la sección IV (F) de la Acusación, que se encuentra en la página 7 del texto impreso
en inglés. El carácter esencial de este periodo fue la formulación y ejecución del plan
para rearmar y reocupar Renania, en violación del Tratado de Versalles y otros tratados,
para así adquirir fuerza militar y poder político de negociación para usarlo contra otras
naciones.

194
Con la venia del Tribunal, tenemos lo que han sido denominados libros de documentos.
Son traducciones al inglés de documentos alemanes, en algunos casos versiones en
alemán. Pediré que se entreguen y entregaremos en este momento una copia para la
Defensa. Ha sido físicamente imposible preparar veintiún ejemplares. Si es posible,
trataremos de proporcionar más copias a los acusados.

DR. DIX (abogado del acusado Schacht): Se lo agradecería mucho. Para que no haya
ningún malentendido, hemos decidido que mañana...

EL PRESIDENTE: Hable un poco más despacio.

DR. DIX: Hemos decidido que mañana hablaremos con las autoridades de la forma en la
que en el futuro todas las evidencias puedan estar disponibles para todos los abogados
de la defensa. Es por supuesto necesario que nadie tenga ventajas sobre otros. Por esta
razón, querría reconocer la buena voluntad de la acusación en esta difícil situación.

Querría coger una copia, pero si lo hiciera, obtendría una ventaja injusta sobre el resto.
No estoy en situación durante este proceso de darle a mis colegas las pruebas. Por esta
razón, espero que entiendan que no acepto este documento. Estoy convencido de que
mañana podremos acordar un método perfecto para obtener las pruebas, y trataremos
de continuar hoy como se ha hecho hasta ahora.

EL PRESIDENTE: Sr. Alderman, ¿puede informar al Tribunal de cuantas copias de estos


documentos podrá proporcionar a la defensa el lunes?

SR. ALDERMAN: No puedo en este momento. Con la venia de Su Señoría, ¿puedo hacer
una sugerencia con respecto a esto que creo que puede ser de ayudaa todos los que
concierne? Creo que muchos de nosotros no han estimado losuficiente la contribución
que ha hecho este sistema de intérpretesa este juicio. Todos hemos visto cómo ha
acelerado el proceso, peroen cuanto a mi presentación de documentos alemanes se
refiere, dejaré que hablen los documentos. Espero leer las partes pertinentes de los
documentos y que pasen a través del sistema, para que así pasen al sumario del proceso.
Los abogados de los acusados alemanes tendrán su transcripción en alemán; nuestros
aliados franceses y rusos obtendrán latranscripción en su idioma, y considero que es la
mejor forma de superaresta barrera del idioma. Reconozco que para el Dr. Dix recibir un
volumende documentos que son traducciones al inglés de documentos alemanespuede
no parecerle de gran ayuda para él. Como ayuda, tendremos undocumento alemán
original en la vista, una copia, y si el Tribunallo permite, querría pedir que el documento
original alemán quelea se pase al intérprete alemán a las órdenes del CoronelDostert,
para que así, en lugar de tratar de pasar una traducciónal inglés de nuevo a un
posiblemente mal alemán, tengamos eldocumento original ante él y para que de esa
forma,

[Página 149]

se incluya el texto alemán exacto en la transcripción diaria a todos los abogados de la


defensa. Espero que sea una sugerencia útil.

EL PRESIDENTE: ¿Eso no depende hasta cierto punto de cuántos documentos omita?

195
SR. ALDERMAN: Es bastante cierto, Señoría, por lo que respecta a estos diez
documentos que propongo analizar inmediatamente. Espero leer para la transcripción
casi la totalidad de los documentos, dado que todo es importante, mucho más que
cualquier cosa que pueda decir. Además todos estos diez documentos aparecen en la
lista de documentos que proporcionamos a los abogados de la defensa, creo, el 1 de
noviembre.

EL PRESIDENTE: Dice que estaban en la lista. ¿Son muy largos los documentos?

SR. ALDERMAN: Algunos son muy largos y algunos son muy cortos; no se puede
generalizar. Cuando se trata de un discurso de Adolf Hitler, puede contar con que es
más bien largo.

EL PRESIDENTE: ¿No podría el lunes entregar a todos los miembros de la defensa


copias de estos diez documentos? Se me ha indicado que las fotocopias podrían hacerse
muy fácilmente.

SR. ALDERMAN: Por lo que sé, nuestras fotocopiadoras y mimeógrafos están saturados
de trabajo. Es un problema mecánico muy complicado.

CORONEL STOREY: Con la venia de Su Señoría, unas aclaraciones adicionales. Los


documentos que el Sr. Alderman pretende presentar estaban en la lista de los acusados
presentada en el centro de documentos el 1 de noviembre de 1945. El Teniente Barrett
hizo veintitrés copias de esa lista, las que pudo. Se enviaron seis copias al Centro de
Información de los Acusados. No podemos decir en este momento si se han entregado
seis copias, es decir, fotocopias de cada documento, a los acusados, pero cuando
necesitaron copias de alguno en concreto, o se les mostró el original, o se hicieron
fotocopias.

De nuevo, Señoría, indico los problemas físicos casi insuperables que supone hacer las
veintitrés copias de cada documento que se requieren.

EL PRESIDENTE: Si me permite interrumpirle, me imagino que la lista que fue


entregada el 1 de noviembre no contenía sólo estos diez documentos, sino que había un
gran número de otros documentos.

CORONEL STOREY: Correcto, Señoría.

EL PRESIDENTE: Así que la defensa no podía saber qué documentos de esa lista se iban
a emplear.

CORONEL STOREY: Salvo que, Señoría, se les notificó que la acusación usaría todos o
algunos de esos documentos si era necesario y si las copias no se proporcionaron al
pedirlas, desde entonces se han hecho y se les han entregado.

Permítame decir, Señoría, que trabajando veinticuatro horas al día estamos tratando de
proporcionar diez juegos de todo esto a la defensa y habrá un juego completo. Se
entregó un juego completo a la defensa aquí y ahora, y es algo que se seguirá haciendo.
Tengo la certeza de que los otros juegos estarán en sus manos en algún momento del
domingo, pero ahora les entregamos una lista completa- no una lista, sino copias
completas.

196
DR. SIEMERS (abogado del acusado Raeder): pido que el Tribunal me disculpe mi
ronquera. Querría señalar un hecho. La acusación ha declaradoesta mañana que esos
documentos que nos entregará estánen la lista que se nos proporcionó el 1 de
noviembre, o estaban enla lista que se nos dio esta mañana. Esta mañana se nos
proporcionó una lista en la sala cincuenta y cinco. La tengo en mis manos. Esta mañana
se mencionaron nueve documentos. De estos documentos sólo uno, encontra de lo que
dice la acusación, estaba presente; los otros ochoo nueve documentos ni estaban en la
lista vieja, ni en la nueva. Los otrosocho documentos no están, por las últimas noticias
que tengo,que son de la hora de comer, ni en la sala de documentos, ni en

[Página 150]

fotocopias, así que no se me han podido proporcionar. Creo, Señoría, que no nos será
posible trabajar de esta forma. Pido por tanto que, en primer lugar, podamos esperar
hasta que hayamos tenido nuestra discusión mañana con la acusación, que nos han
ofrecido amablemente, y veamos...

EL PRESIDENTE: El Tribunal propone que se levante la sesión ahora y se dé a la


defensa la oportunidad de reunirse con la acusación mañana por la mañana. Tanto la
acusación como la defensa parecen estar totalmente dispuestos a hacer todos los
esfuerzos posibles para enfrentarse al caso de una forma razonable, y en esa reunión
podrán hablar de estos documentos que según usted se han omitido, y la acusación
tratará de proporcionarles referencias a otros documentos.

DR. SIEMERS: Sí, tengo otra petición. La acusación acaba de decir que difícilmente
sería posible hacer veintitrés fotocopias. Creo, Señoría, si esos documentos son tan
importantes como dijo hoy la acusación, es una condición sine qua non que todos los
abogados de la defensa y todos los acusados tengan una fotocopia de estos documentos.

Como todos sabemos es fácil hacer copias en unas pocas horas. Con los excelentes
aparatos de los que se dispone debería, en mi opinión, ser fácil hacer veinte o cuarenta
fotocopias de estos diez documentos en cuarenta y ocho horas.

EL PRESIDENTE: Bien, se reunirán mañana con la acusación y tratarán de llegar a un


acuerdo satisfactorio con ellos; y ahora se levanta la sesión.

(Se levantó la sesión hasta el 26 de noviembre de 1945 a las 10 horas).

Juicio a los Principales Criminales de Guerra Alemanes

En Nuremberg, Alemania
Del 20 de noviembre al 1 de diciembre de 1945

Quinto Día: Lunes, 26 de noviembre de 1945

Discurso de Hitler del 23-11-39- Repaso de los acontecimientos de 1933 a 1936-


Abandono de la Liga de Naciones y la Conferencia de Desarme- Orden de rearmarse-
Introducción del servicio militar obligatorio- Militarización de Renania

Planificación de la agresión: general: 1935: carta de Blomberg del 24-6-35 a los


Comandantes Supremos del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea, incluyendo la Ley

197
Secreta de Defensa del 21-5-35; contra Austria y Checoslovaquia: 1937: anotaciones de
Hoszbach sobre la Conferencia del 5-11-37 (ver más abajo P. 243); contra
Checoslovaquia: 1938: resumen de Schmundt de la discusión entre Hitler y Keitel del
"Caso Green" el 21-4-38; contra Polonia: 1939: actas de Schmundt de la Conferencia del
23.5.39, discursos de Hitler a los Comandantes Supremos del Ejército, la Marina y la
Fuerza Aérea el 22-8-39; contra la URSS: 1940: Orden secreta de Hitler del 18-12-40
("Operación Barbarroja"); contra Estados Unidos: 1941: reunión entre Hitler, Matsuoka
y Ribbentrop del 4-4-41, intento de Hitler de incitar a Japón a entrar en guerra con
Estados Unidos

DR. SAUTER: Con la venia del Tribunal, querría presentar una petición. Soy el Dr.
Sauter, y defiendo al acusado von Ribbentrop. El 30 de octubre, el acusado von
Ribbentrop solicitó que su antigua secretaria, Margarete Blank, en aquel momento en la
Prisión de Remand, en Nuremberg, pudiera verle para que así pudiera preparar su
réplica a la Acusación, así como para que fuera testigo de la forma en que llevó a cabo
sus tareas oficiales en los últimos siete u ocho años. Quería dictarle los hechos.

El 11 de noviembre de 1945 el Tribunal aceptó su petición. El acusado von Ribbentrop


pudo así dictar durante unas pocas horas, pero esto se interrumpió por razones que no
conoce. Al acusado von Ribbentrop no se le han devuelto todavía ni las notas ni los
escritos a máquina hechos por Fraulein Blank. Solicita por tanto al Tribunal que el
Presidente tenga la bondad de decretar que su antigua secretaria, Margarete Blank, esté
a su disposición para transcribir los datos. Ese permiso parece ser esencial para la
adecuada preparación de su testimonio y para la preparación del testimonio de los
testigos de la defensa.

En particular, en el caso del acusado von Ribbentrop el material a tratar es tan


voluminoso que no nos parece que haya otra forma de tratarlo. Von Ribbentrop tiene
otra petición que hacer. Ha solicitado repetidas veces que se traiga a Nuremberg como
testigos a algunos de sus antiguos colegas, en concreto el Embajador Gauss, el
Embajador von Rintelen, el Ministro von Sonnleitner, el Profesor Fritz Berber y el
Vicesecretario de Estado Henke, y que se le permita hablar con estos testigos en
presencia de su abogado. Esta petición ha sido rechazada en parte por el Tribunal el 10
de noviembre. Del resto no se ha tomado aún una decisión.

Es más bien imposible para el acusado von Ribbentrop, teniendo en cuenta la cuestión
de toda la política exterior de los últimos siete u ocho años, dar un testimonio claro y
exhaustivo si sólo se pone a su disposición un lápiz y un bloc de notas. No se le pudo
proporcionar el Libro Blanco de Exteriores que pidió. A la vista de la voluminosa
naturaleza del material producido por la política exterior alemana durante los últimos
siete u ocho años, posiblemente el acusado von Ribbentrop no podrá recordar todos los
detalles de los hechos, documentos y similares, a no ser que se le proporcione alguna
ayuda exterior. No logrará recordar detalles a no ser que su memoria se vea estimulada
por conversaciones con sus antiguos colegas.

Además, el acusado von Ribbentrop ha estado tomando una gran cantidad de


somníferos durante los últimos cuatro años, en especial bromuro, y su memoria lo ha
sufrido. Para tener una comprensión total de la verdad histórica en un campo que
interesa no sólo al Tribunal, sino a la opinión pública universal en particular, poco se
podría lograr si, durante su interrogatorio, tuviera que declarar una y otra vez que no
logra recordar los detalles.

198
El acusado von Ribbentrop presenta así una solicitud al Tribunal y le ruega que se
traiga aquí a los colegas a los que ha mencionado, y que se le dé permiso para hablar con
ellos de cuestiones relativas al juicio, para que así pueda estar preparado para el
proceso.

EL PRESIDENTE: El Tribunal ya le ha indicado a los abogados de la defensa que, en la


medida de lo posible, se presenten todas las solicitudes por escrito, y que consideren

[Página 152]

que las solicitudes que se han hecho hasta ahora oralmente se hagan por escrito. El
Tribunal analizará los hechos referidos a la solicitud hecha con respecto a la secretaria
del acusado von Ribbentrop. Las otras solicitudes sobre testigos y documentos que se
han hecho por escrito han sido o serán analizadas por el Tribunal.

DR. SAUTER: Sr. Presidente, querría además observar que las solicitudes que he
presentado hoy se han interpuesto repetidas veces por escrito ante el Tribunal, y mi
cliente teme sufrir dificultades en la preparación de su declaración y el interrogatorio de
los testigos de la defensa.

EL PRESIDENTE: Como se anunció en la sesión del viernes, la acusación iba a tratar


de llegar a un acuerdo con la defensa con respecto a la presentación de documentos en
alemán. Así, la acusación se reunió con la defensa, y representantes de la acusación y
de la defensa se presentaron ante el Tribunal, y el Tribunal ha elaborado
provisionalmente el siguiente acuerdo. En el futuro, sólo aquellas partes de los
documentos que sean leídas ante el Tribunal por la acusación serán en primera
instancia parte del sumario. De esta forma, esas partes de los documentos serán
comunicadas en alemán a los abogados de la defensa a través de la traducción
simultánea. En segundo lugar, para que los acusados y su defensa puedan tener una
oportunidad de inspeccionar esos documentos completos en alemán, se dejará una
fotocopia y una copia en la sala de los abogados de la defensa a la vez que se presenten
ante el Tribunal. En tercer lugar, los abogados de la defensa podrán en cualquier
momento hacer referencia a cualquier otra parte de esos documentos. En cuarto lugar,
la acusación proporcionará a la defensa diez copias de sus informes de juicio en inglés y
cinco copias de sus libros de documentos en inglés en el momento en el que se
presenten ante el Tribunal esos informes y libros. En quinto lugar, se proporcionará a la
defensa una copia de cada una de las transcripciones del proceso. Es todo.

Llamo ahora a la acusación de los Estados Unidos.

SR. ALDERMAN: Con la venia del Tribunal, querría hacer una observación, Sr.
Presidente, sobre su referencia a los informes de juicio.

En mi sección del caso no tengo previsto presentar al Tribunal informes de juicio. Todo
lo que pueda considerarse informes de juicio se dirá a través del micrófono. Me
pregunto si es correcto.

EL PRESIDENTE: Creo que lo dije se ajusta a ese caso.

SR. ALDERMAN: Eso pensaba.

199
EL PRESIDENTE: Porque lo que dije fue que se proporcionaría a la defensa diez copias
de los informes de juicio en inglés en el momento en el que se presentaran ante el
Tribunal. Por tanto, si usted no presenta informes de juicio al Tribunal, no se
proporcionará ninguno a la defensa.

SR. ALDERMAN: Sí.

Cuando terminó la sesión el viernes, acababa de terminar una declaración introductoria


previa a la presentación de pruebas sobre la parte de la guerra de agresión comprendida
en esta sección del caso. En esa declaración introductoria había señalado algunas partes
del Estatuto y de la Acusación que son relevantes para este aspecto del caso. También
había analizado la relación entre la Historia registrada y las pruebas que se presentarán,
indicando qué añadirán a la Historia registrada las evidencias de los documentos
capturados.

Después le indiqué al Tribunal que procedería en primer lugar a presentar una serie de
documentos capturados que, en nuestra opinión, demuestran lo más importante del
delito de Guerra de Agresión, sin dejar lugar a dudas sobre el carácter agresivo de la
guerra nazi, o sobre la premeditación conspiradora de esa guerra. Le indiqué al Tribunal
que, después de demostrar el núcleo del crimen de esta forma, pasaría a la presentación
de estas pruebas en un orden más o menos

[Página 153]

cronológico, presentando pruebas con mayor detalle sobre las actividades relevantes de
los conspiradores de 1933 a 1941.

Como podrán comprender los miembros del Tribunal, es más fácil hacer planes sobre
una presentación que cumplirlos. La necesidad ha introducido cambios en nuestros
planes. Indiqué el viernes que hasta cierto punto el caso presentado por Estados Unidos
según el Primer Cargo y el caso presentado por Gran Bretaña según el Segundo Cargo
se cruzarían. El Fiscal Jefe de la Acusación de Gran Bretaña, Sir Hartley Shawcross, se
ha visto forzado por las circunstancias a permanecer en Londres esta semana. Espera
estar de vuelta la próxima semana. Lo que se pretende ahora es que haga su discurso de
apertura sobre el Segundo Cargo de la Acusación y las partes interrelacionadas del
Primer Cargo de la Acusación que no hayan sido todavía presentadas cuando vuelva el
lunes.

Así pues, lo que está previsto ahora, si concuerda con el punto de vista del Tribunal,
es que continuaré hasta donde pueda dos días de esta semana con la historia detallada
de la Guerra de Agresión, para entonces alterar la presentación e introducir algunas
otras cuestiones del Primer Cargo. Después, tras el discurso de apertura del Fiscal Jefe
de la Acusación de Gran Bretaña, continuaremos conjuntamente con los Capítulos
referidos a Polonia, Rusia y Japón, como partes tanto del Primer como del Segundo
Cargo. Aunque pueda parecer no del todo lógico, creemos que es la mejor forma de
proceder dadas las circunstancias.

Vuelvo ahora al periodo de tiempo entre 1933 y 1936, una época caracterizada por una
ordenada secuencia planificada de preparativos para la guerra. Es el periodo cubierto
por los Párrafos 1 y 2 de la sección IV(F) de la Acusación. Esto se encuentra en la página
7 del texto impreso en inglés de la Acusación.

200
El carácter esencial de este periodo fue la formulación y ejecución del plan para
rearmarse y reocupar y fortificar Renania, en violación del Tratado de Versalles y otros
tratados, para así adquirir fuerza militar y poder de negociación política para usarlo
contra otras naciones.

La elocuencia de Hitler en un discurso secreto dado a todos los mandos supremos el 23


de noviembre de 1939 a las 12 horas es suficiente para caracterizar esta fase de la
conspiración nazi. Este documento ha llegado aquí como un documento capturado
encontrado en los archivos del OKW- el OKW es el Ober Kommando der Wehrmacht,
el Alto Mando del Ejército, el Jefe del Alto Mando de las Fuerzas Armadas- y fue
capturado en Flensburg. El documento tiene el número 789-PS en nuestra serie de
documentos numerados.

Tengo en mis manos, Señoría, el original alemán de este documento en el estado en el


que fue capturado, y quiero presentar el documento como prueba y darle el número de
serie adecuado como prueba de la Acusación de Estados Unidos. El número de serie es,
considero, prueba USA 23. Querría pedir que se entregue el texto alemán del original a
los intérpretes, los intérpretes alemanes.

Con la venia del Tribunal, entendiendo la norma expuesta por el Juez Presidente,
aunque he presentado el documento completo, es un discurso muy largo, y no lo
introduciré en el sumario en su totalidad. Por supuesto, como dijo el Juez Presidente, la
defensa puede introducir cualquier otra parte que desee.

Comenzaré leyendo al principio, y leeré un poco más de la mitad de la primera página


del texto en inglés. Se me ha indicado que el original alemán tiene una marca de lápiz
azul en el punto en el que dejaré de leer. Leeré la traducción al inglés:

"23 de noviembre de 1939, 12 horas. Conferencia con el Führer, a la que están


convocados todos los Mandos Supremos. El Führer da el siguiente discurso:

El propósito de esta conferencia es darles una idea del mundo de mis pensamientos,
qué pretendo, a la vista de los acontecimientos futuros, y explicarles mis decisiones. La
construcción de nuestras fuerzas armadas fue sólo posible en conexión con la educación
ideológica" -la palabra alemana es "weltanschaulich" - "del pueblo alemán por el
Partido".

[Página 154]

Querría hacer un comentario sobre esa interesante palabra alemana, "weltanschaulich".


Creo que "ideológica" es la traducción más cercana posible, pero la palabra significa más
que eso. Es toda una actitud hacia el mundo, la forma de ver el mundo.
"Cuando comencé mi trabajo en Política" -cito de nuevo- "en 1919, mi fuerte creencia en
el éxito final se basaba en una cuidadosa observación de los hechos del día y el estudio
de las razones por las que ocurrían. Por tanto, nunca perdí mis creencias en medio de los
contratiempos que si no me habrían detenido durante mi periodo de lucha. La
providencia ha tenido la última palabra y me ha llevado al éxito. Por encima de esto,
reconocía claramente el curso probable de hechos históricos, y tenía la voluntad firme
de tomar decisiones brutales. La primera decisión se tomó en 1919 cuando, tras un largo
conflicto interno, me convertí en político y comencé la lucha contra mis enemigos. Fue
la decisión más dura. Tenía sin embargo el firme convencimiento de que llegaría a mi

201
objetivo. En primer lugar, deseé un nuevo sistema de selección. Quería educar a una
minoría que se hiciera con el liderazgo. Tras 15 años he logrado mi objetivo, tras luchas
extenuantes y muchos obstáculos. Cuando llegué al poder en 1933, tenía detrás de mi el
periodo de lucha más difícil. Todo lo que existía antes se había colapsado. Tenía que
reorganizar todo, comenzando por la masa popular, y extendiéndolo a las fuerzas
armadas. En primer lugar, reorganización del interior, abolición de las manifestaciones
de decadencia y las ideas derrotistas, educación para el heroismo. Mientras
reorganizaba el interior, llevé a cabo la segunda tarea: liberar a Alemania de sus
ataduras internacionales. Se han de señalar dos hechos en particular: la retirada de la
Liga de Naciones y la denuncia de la Conferencia de Desarme. Fue una decisión difícil.
El número de profetas que predijeron que esto llevaría a la ocupación de Renania fue
grande, el número de creyentes fue pequeño. La nación me apoyó y permaneció firme
detrás mío cuando llevé a cabo mis intenciones. Después de esto, la orden de rearme.
Aquí de nuevo hubo numerosos profetas que predijeron desgracias, y sólo unos pocos
creyentes. En 1935, la introducción del servicio militar obligatorio. Después, la
militarización de Renania, de nuevo un proceso que se creía imposible en ese momento.
El número de personas que confiaron en mi fue muy pequeño. Después, el comienzo de
la fortificación de todo el país, en especial el Oeste.
Un año después vino Austria" -supongo que quiso decir que llegó Austria- "Este paso
también fue considerado dudoso. Ocasionó un considerable refuerzo del Reich. El
siguiente paso fue Bohemia, Moravia y Polonia. Este paso tampoco era posible lograrlo
en una sola campaña. En primer lugar, había que terminar la fortificación occidental. No
era posible alcanzar el objetivo de un solo golpe. Tuve claro desde el primer momento
que no podría bastarme con el territorio de los Sudetes alemanes. Eso era sólo una
solución parcial. Se tomó la decisión de marchar sobre Bohemia. Después tuvo lugar la
creación del Protectorado, y con ello se estableció la base para la acción contra Polonia,
pero no tenía claro en ese momento si debía comenzar la lucha primero contra el Este y
luego contra el Oeste, o viceversa".
Hay algunas curiosas antítesis de pensamiento en ese discurso, como en la mayoría de
los discursos de Adolf Hitler. En una frase combina la guía de la Providencia con el
empleo de decisiones brutales. Habla constantemente de la poca gente que estaba con
él, y a continuación de cómo le apoyaba la masa popular alemana. Pero da un pequeño
resumen de la esencia de lo que se contiene en las alegaciones de nuestra Acusación,
sobre las que he llamado su atención: la organización de la masa popular, extendida
después a las fuerzas armadas, y las diversas decisiones brutales que tomó, conocidas
por la Historia.

Ese largo documento contiene más material de gran interés. Puede que volvamos a otras
secciones más adelante. En este momento, sin embargo, tan sólo le he pedido

[Página 155]

al Tribunal que centre su atención en la cuestión sobre la que acabo de leer y su


consideración en el desarrollo de la conspiración durante el periodo que va de 1933 a
1936.

Otro documento capturado es suficiente para demostrar los preparativos para la guerra
en los que se embarcaron los conspiradores nazis durante este periodo. Me refiero a una
carta de alto secreto con fecha del 24 de junio de 1935, del General von Brauchitsch a
los Mandos Supremos del Ejército, la Armada y las Fuerzas Aéreas. Acompaña esta

202
carta una copia de una ley secreta de defensa del Reich del 21 de mayo de 1935, y una
copia de una decisión del Gabinete del Reich del 21 de mayo de 1935, sobre el Consejo
para la Defensa del Reich.

Estos documentos se capturaron en los archivos del OKW en Fechenheim. Este grupo
de documentos recibe el número 2261-PS en nuestra numeración. Consideramos que
son una de las pruebas más significativas sobre los preparativos secretos y directos de la
guerra de agresión.

Cometí un error tipográfico. Fue el General von Blomberg, no Brauchitsch.

Tengo los originales de estos documentos. Pido que se incluyan en las evidencias como
prueba USA 24.

Leeré completa la primera página de ese documento, una carta firmada así: "von
Blomberg, Berlín, 24 de junio de 1935, 'Alto Secreto' ", y con el encabezamiento
"Ministro de Guerra del Reich y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, nº
1820/35 Alto Secreto L IIa."

A: El Comandante Supremo del Ejército


El Comandante Supremo de la Armada
El Comandante Supremo de las Fuerzas Aéreas

En el apéndice incluyo una copia de la ley de defensa del Reich del 21 de mayo de 1935 y
de una decisión del Gabinete del Reich del 21 de mayo de 1935 sobre el Consejo de
Defensa del Reich. La publicación de la Ley de Defensa queda suspendida
temporalmente por orden del Führer y Canciller del Reich.

El Führer y Canciller del Reich ha nombrado al Presidente de la Dirección del


Reichsbank, el Dr. Schacht, Plenipotenciario General para la economía de guerra.

Solicito que las copias de la Ley de Defensa del Reich requeridas para las unidades de
las Fuerzas Armadas se pidan antes del 1 de julio de 1935 en la Oficina de las Fuerzas
Armadas (L), donde se entregarán teniendo en cuenta que la ley sólo deberá distribuirse
hasta el nivel de los Cuarteles Generales situados fuera del Ministerio de Guerra del
Reich.

Señalo una vez más la necesidad del más estricto secreto".

Firmado por "von Blomberg." Debajo se incluye lo siguiente: "Berlín. 3 de septiembre de


1935; nº 1820/35 L Alto Secreto II a. Al Grupo de Defensa-Económico C-3, copia
transmitida (firmado) Jodl".
Se incluye aquí, Señoría, la ley denominada Ley de Defensa del Reich del 21 de mayo de
1935, que fue aprobada por el Gabinete del Reich y comienza con la frase:

"El Gabinete del Reich ha aprobado la siguiente ley que se hace aquí pública".

A continuación viene una ley que cubre con detalle los preparativos del Estado para la
defensa y movilización, el nombramiento de este plenipotenciario general para la
economía de guerra, con autoridad plenipotenciaria para la preparación económica para
la guerra, y una Tercera Parte sobre sanciones.

203
La ley es firmada por: "El Führer y Canciller del Reich, Adolf Hitler, el Ministro de
Guerra del Reich, von Blomberg; el Ministro de Interior del Reich,

[Página 156]
Frick", uno de los acusados. Y al final está la siguiente nota. Es en la Hoja 4 del original
alemán, creo:

"Nota sobre la ley de Defensa del Reich del 21 de mayo de 1935.

Se suspenderá la publicación de la Ley de Defensa del Reich del 21 de mayo de 1935.


La ley pasará a ser efectiva el 21 de mayo de 1935.

El Führer y Canciller del Reich, Adolf Hitler".

Así que aunque el propio texto decía que la ley se haría pública, la publicación fue
suspendida por Adolf Hitler, aunque la ley entró en vigor inmediatamente.

Se incluye además una copia de la decisión del Gabinete del Reich del 21 de mayo de
1935 sobre el Consejo de Defensa del Territorio que trata extensamente de la
organización de la preparación económica para la guerra y que creo que fue analizada
por mi colega, el Sr. Dodd, la semana pasada.

Es incuestionable que esta ley del 21 de mayo de 1935 fue la piedra angular de los
preparativos de guerra de los conspiradores nazis. La relación del acusado Schacht con
estos preparativos es clara a la vista de este documento capturado.

Hasta aquí por ahora sobre la fase de preparación de la conspiración que va de 1933 a
1936.

Como se indicó anteriormente, la siguiente fase de la agresión fue la formulación y


ejecución de los planes para atacar Austria y Checoslovaquia, por este orden. Es la fase
de la agresión cubierta en los párrafos 3(a), (b), y (c) de la Sección IV (F) de la
Acusación, que aparecen en las páginas siete y ocho del texto impreso en inglés.

Uno de los documentos más impactantes y reveladores de todos los capturados que han
llegado a nuestras manos es un documento que conocemos como las notas Hoszbach,
sobre una conferencia en la Cancillería del Reich celebrada el 5 de noviembre de 1937, de
las 16:15 a las 20:30, durante la cual Hitler señaló a los presentes las posibilidades y
necesidades de expansión de su política exterior, y en la que pidió -cito- "Que estas
declaraciones se consideren en caso de su muerte como su última voluntad y
testamento". Así, con este documento presentaremos al Tribunal y al público la última
voluntad y testamento de Adolf Hitler según él consideraba el 5 de noviembre de 1937.
El documento llegó a través del Departamento de Estado de Estados Unidos. Tiene el
número 386-PS en nuestra serie de documentos numerados. Lo presento como prueba
USA 25.

Antes de leerlo, señalo para empezar que la persona que tomó acta de esta reunión, el
Coronel Hoszbach, era el adjunto al Führer. También señalo la presencia en esta
reunión conspiradora del acusado Erich Raeder. Estaba presente el acusado Constantin
von Neurath. Estaba presente el acusado Hermann Wilhelm Goering. Las actas de esta

204
reunión revelan una cristalización, hacia finales de 1937, de la política del régimen nazi.
Austria y Checoslovaquia iban a ser adquiridas por la fuerza. Proporcionarían
Lebensraum (espacio vital) y mejorarían la situación militar de Alemania para futuras
operaciones. Aunque es cierto que los hechos reales tuvieron lugar de una forma
ligeramente distinta de la expuesta en esta reunión, los propósitos expuestos en ella
fueron esencialmente llevados a cabo. El documento elimina cualquier posible duda
sobre la premeditación de los crímenes nazis contra la paz. Este documento es de una
importancia tan grande que me siento obligado a leerlo en su totalidad para que pase al
sumario.

"Berlín, 10 de noviembre de 1937. Notas sobre la conferencia en la Reichskanzelerei del


5 noviembre de 1937, de las 16:15 a las 20:30 horas.
Presentes: El Führer y Canciller del Reich;
El Ministro de la Guerra del Reich, Generalfeldmarshall v. Blomberg;
El Comandante en Jefe del Ejército, Generaloberst Freiherr von Fritsch;
El Comandante en Jefe de la Armada, Generaladmiral Dr. H. C. Raeder;
El Comandante en Jefe de la Luftwaffe, Generaloberst Goering;
El Ministro de Exteriores del Reich Freiherr v. Neurath;
Oberst Hoszbach (el adjunto que tomó acta)".

[Página 157]

El Führer declaró inicialmente que el asunto de la conferencia de hoy era de tal


importancia que su discusión detallada tendría lugar en otros Estados ante el Gabinete
en una sesión plenaria. Sin embargo, él, el Führer, había decidido no discutir esta
cuestión en el círculo más amplio del Gabinete del Reich dada su gran importancia. Sus
declaraciones posteriores fueron el resultado de deliberaciones detalladas y de las
experiencias de sus cuatro años y medio de gobierno; deseaba explicar a los presentes
sus ideas fundamentales sobre las posibilidades y necesidades de expandir su política
exterior, y en interés de una política con amplitud de miras pedía que sus declaraciones
se consideraran, en caso de que muriera, como su última voluntad y testamento.

El Führer continuó diciendo: "El fin de la política alemana es la seguridad y


preservación de la nación, y su propagación. Esto produce en consecuencia un problema
de espacio. La nación alemana está formada por ochenta y cinco millones de personas
que, debido al número de individuos y el compacto espacio habitable, forman un cuerpo
racial europeo homogéneo, de unas características que no pueden encontrarse en
ningún otro país. Por otro lado, justifica la demanda de un mayor espacio vital más que
ninguna otra nación. Si no hubiera ninguna medida política para satisfacer las
demandas de espacio vital de este cuerpo racial, el resultado de un desarrollo histórico
que abarca varios siglos, y continuara esta condición política, representaría el mayor
peligro para la preservación de la nación alemana (la palabra alemana usada aquí no es
"nation", sino "Volkstum") en su alto nivel actual. Un freno al deterioro del elemento
alemán en Austria y Checoslovaquia es algo tan poco posible como la preservación del
estado actual en la propia Alemania".

Considero que esto no es una buena traducción del alemán, porque para mi esta frase no
tiene sentido.

"En lugar del crecimiento, aparecería la esterilidad, y como consecuencia, aparecerían


tensiones sociales tras unos años, dado que las ideas políticas y filosóficas son

205
permanentes sólo mientras puedan producir la base para la realización de las
necesidades presentes para la existencia de una nación. El futuro alemán depende así
exclusivamente de la solución de la necesidad del espacio vital. Dicha solución puede
buscarse de forma natural sólo durante un periodo de tiempo limitado de entre una y
tres generaciones.

Antes de tratar la cuestión de la solución de la necesidad de espacio vital, se ha de


decidir si se puede lograr una solución a la situación alemana con un buen futuro
optando, o por la autarquía, o por medio de una participación mayor en la industria y
comercio universales.

Autarquía: su ejecución sólo será posible con una estricta política de Estado
Nacionalsocialista, que es la base; (es decir, la base de la autarquía); asumiendo que esto
pueda lograrse, los resultados son los siguientes:

A. En el ámbito de las materias primas se puede lograr una autarquía sólo limitada, no
total:

1. Donde pueda usarse carbón para la extracción de materias primas, la autarquía es


posible

2. En el caso de los minerales, la situación es mucho más difícil. Las necesidades de


hierro y metales ligeros pueden ser cubiertas por nosotros mismos. Sin embargo, no
ocurre lo mismo con las de cobre y estaño.

3. Los materiales procedentes de la celulosa pueden ser cubiertos por nosotros


mientras haya suficientes suministros de madera. No es posible una solución
permanente.

4. Grasas comestibles- posible.

B. En el caso de los alimentos, la cuestión de la autarquía ha de responderse con un


definitivo NO con mayúsculas. El incremento general de las condiciones de vida,
comparadas con las de hace treinta o cuarenta años, provocó un incremento simultáneo
de la demanda y un incremento del consumo personal entre los productores, los propios
granjeros. Lo recaudado

[Página 158]
por el incremento de la producción en la agricultura ha sido usado para cubrir el
incremento de la demanda, por lo que no representa ningún aumento absoluto en la
producción. No es posible un incremento mayor de la producción pidiéndole más al
suelo, debido a que ya muestra señales de deterioro por el uso de fertilizantes
artificiales, y es por tanto seguro que, incluso con el mayor incremento posible de la
producción, no se podría evitar la participación en el mercado mundial".

Debo añadir que si lo entiendo bien, quiere decir que "no se puede lograr la autarquía;
tenemos que participar en el comercio mundial".

El considerable gasto de divisas para obtener alimentos importados que se da incluso


en periodos en los que las cosechas son buenas se incrementa catastróficamente cuando
la cosecha es realmente pobre. La posibilidad de catástrofe aumenta en proporción a la

206
población, y el exceso anual de 560.000 nacimientos llevaría a un incremento del
consumo de pan, dado que los niños consumen más pan que los adultos.

Contrarrestar permanentemente las dificultades en el suministro de alimentos


disminuyendo la calidad de vida y racionando es imposible en un continente que ha
desarrollado una calidad de vida aproximadamente equivalente en todos los países.
Dado que la solución al desempleo ha puesto en marcha al completo el poder de
consumo, serán posibles algunas pequeñas correciones en nuestra producción agrícola
nacional, pero no una alteración total de la norma de consumo de alimentos. Por tanto,
la autarquía resulta imposible, en especial en el ámbito de los alimentos, así como en
general.

Participación en la economía mundial. Hay límites que no podemos transgredir. La


fluctuación del mercado sería un obstáculo a una base segura de la posición alemana; los
acuerdos comerciales internacionales no ofrecen ninguna garantía de ejecución práctica.
Se ha de considerar como un principio que desde la Guerra Mundial (1914-1918) ha
tenido lugar una industrialización en países que antes exportaban alimentos. Vivimos
en un periodo de imperios económicos, en el que la nueva tendencia a la colonización se
aproxima a la condición que originalmente motivó la colonización; en Japón e Italia los
motivos económicos son la base de su deseo de expansión, y la necesidad económica
también llevará a Alemania a esto. Los países que están fuera de los grandes imperios
económicos tienen especiales dificultades para expandirse económicamente.

La tendencia al alza en la economía mundial debida a la carrera armamentística nunca


puede sentar bases permanentes para un crecimiento económico, y esto último también
se ve dañado por la alteración económica producida por el bolchevismo. Se está dando
una cada vez mayor debilidad militar en los Estados que basan su existencia en la
exportación. Dado que nuestras exportaciones e importaciones viajan por rutas
marítimas dominadas por Gran Bretaña, es más una cuestión de seguridad del
transporte que de divisas, y esto explica la gran debilidad de nuestra situación
alimentaria en tiempo de guerra. La única salida, una que puede parecer imaginaria, es
asegurarse un mayor espacio vital, una tarea que siempre ha sido la causa de formación
de Estados y movimientos de naciones. Es comprensible que esta tendencia no interese
en Ginebra ni en Estados satisfechos. Si la seguridad de nuestra situación alimentaria
fuera nuestro principal pensamiento, el espacio requerido para esto sólo podría
buscarse en Europa, pero no copiaremos las políticas liberales capitalistas que se basan
en la explotación de las colonias. No es una cuestión de conquista de un pueblo, sino de
conquista de un espacio útil para la agricultura. Sería también con el fin de buscar
territorio productor de materias primas en la Europa fronteriza con el Reich, en lugar de
en ultramar, y esta solución debería llevarse a cabo en una o dos generaciones. Lo que
pudiera requerirse adicionalmente a posteriori ha de quedar en manos de las
generaciones venideras. El desarrollo de grandes organismos mundiales es naturalmente
un proceso lento y el pueblo alemán, con su fuerte raíz racial" -añado, se usa la palabra
alemana "Volkstamm", raíz racial - "tiene para este fin la base más favorable en el
corazón del continente europeo. La Historia en todas las épocas -Imperio Romano,
Imperio Británico- ha demostrado que una expansión territorial sólo puede lograrse
eliminando la resistencia y arriesgándose. Incluso los contratiempos son inevitables; ni
antes ni hoy es posible

[Página 159]

207
encontrar espacio sin propietario; el atacante siempre se tropieza con el propietario".

(Se hizo un receso).

SR. ALDERMAN: Con la venia del Tribunal, después de la algo confusa exposición que
acabo de leer sobre teoría económica geopolítica y sobre la necesidad de expansión y
"Lebensraum", Adolf Hitler, en estas notas Hoszbach, planteó la cuestión:

"La cuestión para Alemania es dónde se podría hacer la mayor conquista posible al
menor precio.

Los políticos alemanes han de reconocer como sus dos odiosos enemigos a Inglaterra
y Francia, para los que un fuerte coloso alemán en el centro de Europa sería intolerable.
Ambos estados se opondrán a un mayor refuerzo de Alemania, tanto en Europa como en
ultramar, y en esta oposición tendrán el apoyo de todos los partidos.

Ambos países considerarían la creación de puntos fuertes militares alemanes en


ultramar como amenazas a sus comunicaciones de ultramar, como una medida de
seguridad para el comercio alemán, y posteriormente como un refuerzo de la posición
alemana en Europa.

Inglaterra no está en situación de cedernos ninguna de sus posesiones coloniales


debido a la resistencia que sufre en sus dominios. Tras la pérdida de prestigio que ha
sufrido Inglaterra al aceptar la cesión de Abisinia a Italia, no se puede esperar ya una
vuelta al Africa Oriental. Cualquier resistencia por parte de Inglaterra consistiría en su
mejor caso en mostrarse dispuesta a satisfacer nuestros deseos coloniales ofreciendo
colonias que en este momento no estén en manos británicas, por ejemplo, Angola. La
actitud francesa sería probablemente la misma.

Podría considerarse un estudio serio de nuestro retorno a las colonias sólo en un


momento en el que Inglaterra esté en un estado de emergencia y el Reich Alemán sea
fuerte y esté bien armado. El Führer no comparte la opinión de que el Imperio sea
inamovible".

Entiendo que se refiere al Imperio Británico.

"Se ha de encontrar menos resistencia contra el Imperio en los territorios


conquistados que en sus competidores. El Imperio Británico y el Imperio Romano no
pueden compararse en términos de permanencia; tras las Guerras Púnicas, éste último
no tenía ningún enemigo político serio. Sólo los efectos disgregadores que provocó el
Cristianismo y los efectos de la edad que aparecen en todos los Estados hicieron que los
antiguos alemanes pudieran someter a Roma.

Junto al Imperio Británico existe hoy día un cierto número de Estados que son más
fuertes. La metrópoli británica puede defender sus posesiones coloniales sólo junto a
otros Estados, no por si misma. ¿Sería capaz Inglaterra por sí sola, por ejemplo, de
defender Canadá de un ataque de América, o sus intereses en Extremo Oriente de un
ataque de Japón?

La elección de la Corona Británica como portadora de la unidad del Imperio es en sí


misma un reconocimiento de que no se puede mantener permanentemente el Imperio

208
Universal por medio del poder político. Lo que viene a continuación son ejemplos de
este aspecto:

(a) La lucha por la independencia de Irlanda.

(b) Las disputas constitucionales en India, donde Inglaterra, con sus medidas a
medias, dejó la puerta abierta a los indios para que en el futuro utilicen el
incumplimiento de las promesas constitucionales como arma contra Inglaterra.

(c) El debilitamiento de la situación británica en Extremo Oriente por Japón.

(d) La oposición ejercida en el Mediterráneo por Italia que -en virtud de su


Historia, empujada por la necesidad y dirigida por un genio- expande su posición de
poder y debe en consecuencia afectar a los intereses británicos cada vez más. El
resultado de la Guerra de Abisinia es una pérdida de prestigio para Gran Bretaña que
Italia está dispuesta a aumentar extendiendo el descontento entre el mundo musulmán.

[Página 160]
Se debe concluir que el Imperio no puede ser sostenido permanentemente por medio
del poder político por 45 millones de británicos, a pesar de la solidez de sus ideales. La
proporción de población en el Imperio, comparada con la de la metrópoli, es de nueve a
uno, y debería servirnos como advertencia de que si nos expandemos en espacio, no
debemos permitir que el nivel de nuestra población se vuelva demasiado bajo".

Entiendo que quiso decir: "Mantener la población de los territorios ocupados baja en
comparación con la nuestra".

"La situación de Francia es más favorable que la de Inglaterra. El Imperio Francés está
mejor situado geográficamente; la población de sus posesiones coloniales es un
incremento militar potencial. Pero Francia se enfrenta a dificultades en su política
interna. En este momento sólo un diez por ciento de las naciones del mundo tiene
gobiernos parlamentarios, mientras que el 90 por ciento tiene regímenes totalitarios.
Sin embargo, tenemos que considerar políticamente a los siguientes como factores de
poder:

Gran Bretaña, Francia, Rusia y los Estados asociados más pequeños.

La cuestión alemana sólo puede resolverse por medio de la fuerza, y esto nunca puede
lograrse sin riesgo. Las batallas de Federico el Grande por Silesia y las guerras de
Bismarck contra Austria y Francia fueron un tremendo riesgo, y la rapidez de la acción
prusiana en 1870 impidió a Austria participar en la guerra. Si tomamos la decisión de
aplicar la fuerza con el riesgo de lo que vendrá a continuación, sólo nos queda responder
a las preguntas 'cuándo' y 'cómo'. En esta cuestión tenemos que decidir según tres casos
diferentes".
Se incluye aquí, Señoría, la ley denominada Ley de Defensa del Reich del 21 de mayo de
1935, que fue aprobada por el Gabinete del Reich y comienza con la frase:
"El Gabinete del Reich ha aprobado la siguiente ley que se hace aquí pública".
A continuación viene una ley que cubre con detalle los preparativos del Estado para la
defensa y movilización, el nombramiento de este plenipotenciario general para la
economía de guerra, con autoridad plenipotenciaria para la preparación económica para
la guerra, y una Tercera Parte sobre sanciones.

209
La ley es firmada por: "El Führer y Canciller del Reich, Adolf Hitler, el Ministro de
Guerra del Reich, von Blomberg; el Ministro de Interior del Reich,

[Página 156]

Frick", uno de los acusados. Y al final está la siguiente nota. Es en la Hoja 4 del original
alemán, creo:
"Nota sobre la ley de Defensa del Reich del 21 de mayo de 1935.

Se suspenderá la publicación de la Ley de Defensa del Reich del 21 de mayo de 1935. La


ley pasará a ser efectiva el 21 de mayo de 1935.

El Führer y Canciller del Reich, Adolf Hitler".

Así que aunque el propio texto decía que la ley se haría pública, la publicación fue
suspendida por Adolf Hitler, aunque la ley entró en vigor inmediatamente.

Se incluye además una copia de la decisión del Gabinete del Reich del 21 de mayo de
1935 sobre el Consejo de Defensa del Territorio que trata extensamente de la
organización de la preparación económica para la guerra y que creo que fue analizada
por mi colega, el Sr. Dodd, la semana pasada.

Es incuestionable que esta ley del 21 de mayo de 1935 fue la piedra angular de los
preparativos de guerra de los conspiradores nazis. La relación del acusado Schacht con
estos preparativos es clara a la vista de este documento capturado.

Hasta aquí por ahora sobre la fase de preparación de la conspiración que va de 1933 a
1936.

Como se indicó anteriormente, la siguiente fase de la agresión fue la formulación y


ejecución de los planes para atacar Austria y Checoslovaquia, por este orden. Es la fase
de la agresión cubierta en los párrafos 3(a), (b), y (c) de la Sección IV (F) de la
Acusación, que aparecen en las páginas siete y ocho del texto impreso en inglés.

Uno de los documentos más impactantes y reveladores de todos los capturados que han
llegado a nuestras manos es un documento que conocemos como las notas Hoszbach,
sobre una conferencia en la Cancillería del Reich celebrada el 5 de noviembre de 1937, de
las 16:15 a las 20:30, durante la cual Hitler señaló a los presentes las posibilidades y
necesidades de expansión de su política exterior, y en la que pidió -cito- "Que estas
declaraciones se consideren en caso de su muerte como su última voluntad y
testamento". Así, con este documento presentaremos al Tribunal y al público la última
voluntad y testamento de Adolf Hitler según él consideraba el 5 de noviembre de 1937.
El documento llegó a través del Departamento de Estado de Estados Unidos. Tiene el
número 386-PS en nuestra serie de documentos numerados. Lo presento como prueba
USA 25.

Antes de leerlo, señalo para empezar que la persona que tomó acta de esta reunión, el
Coronel Hoszbach, era el adjunto al Führer. También señalo la presencia en esta
reunión conspiradora del acusado Erich Raeder. Estaba presente el acusado Constantin
von Neurath. Estaba presente el acusado Hermann Wilhelm Goering. Las actas de esta

210
reunión revelan una cristalización, hacia finales de 1937, de la política del régimen nazi.
Austria y Checoslovaquia iban a ser adquiridas por la fuerza. Proporcionarían
Lebensraum (espacio vital) y mejorarían la situación militar de Alemania para futuras
operaciones. Aunque es cierto que los hechos reales tuvieron lugar de una forma
ligeramente distinta de la expuesta en esta reunión, los propósitos expuestos en ella
fueron esencialmente llevados a cabo. El documento elimina cualquier posible duda
sobre la premeditación de los crímenes nazis contra la paz. Este documento es de una
importancia tan grande que me siento obligado a leerlo en su totalidad para que pase al
sumario.

"Berlín, 10 de noviembre de 1937. Notas sobre la conferencia en la Reichskanzelerei del 5


noviembre de 1937, de las 16:15 a las 20:30 horas.
Presentes: El Führer y Canciller del Reich;
El Ministro de la Guerra del Reich, Generalfeldmarshall v. Blomberg;
El Comandante en Jefe del Ejército, Generaloberst Freiherr von Fritsch;
El Comandante en Jefe de la Armada, Generaladmiral Dr. H. C. Raeder;
El Comandante en Jefe de la Luftwaffe, Generaloberst Goering;
El Ministro de Exteriores del Reich Freiherr v. Neurath;
Oberst Hoszbach (el adjunto que tomó acta)".

[Página 157]

El Führer declaró inicialmente que el asunto de la conferencia de hoy era de tal


importancia que su discusión detallada tendría lugar en otros Estados ante el Gabinete
en una sesión plenaria. Sin embargo, él, el Führer, había decidido no discutir esta
cuestión en el círculo más amplio del Gabinete del Reich dada su gran importancia. Sus
declaraciones posteriores fueron el resultado de deliberaciones detalladas y de las
experiencias de sus cuatro años y medio de gobierno; deseaba explicar a los presentes
sus ideas fundamentales sobre las posibilidades y necesidades de expandir su política
exterior, y en interés de una política con amplitud de miras pedía que sus declaraciones
se consideraran, en caso de que muriera, como su última voluntad y testamento.

El Führer continuó diciendo: "El fin de la política alemana es la seguridad y preservación


de la nación, y su propagación. Esto produce en consecuencia un problema de espacio.
La nación alemana está formada por ochenta y cinco millones de personas que, debido al
número de individuos y el compacto espacio habitable, forman un cuerpo racial europeo
homogéneo, de unas características que no pueden encontrarse en ningún otro país. Por
otro lado, justifica la demanda de un mayor espacio vital más que ninguna otra nación.
Si no hubiera ninguna medida política para satisfacer las demandas de espacio vital de
este cuerpo racial, el resultado de un desarrollo histórico que abarca varios siglos, y
continuara esta condición política, representaría el mayor peligro para la preservación
de la nación alemana (la palabra alemana usada aquí no es "nation", sino "Volkstum") en
su alto nivel actual. Un freno al deterioro del elemento alemán en Austria y
Checoslovaquia es algo tan poco posible como la preservación del estado actual en la
propia Alemania".

Considero que esto no es una buena traducción del alemán, porque para mi esta frase no
tiene sentido.
"En lugar del crecimiento, aparecería la esterilidad, y como consecuencia, aparecerían
tensiones sociales tras unos años, dado que las ideas políticas y filosóficas son
permanentes sólo mientras puedan producir la base para la realización de las

211
necesidades presentes para la existencia de una nación. El futuro alemán depende así
exclusivamente de la solución de la necesidad del espacio vital. Dicha solución puede
buscarse de forma natural sólo durante un periodo de tiempo limitado de entre una y
tres generaciones.

Antes de tratar la cuestión de la solución de la necesidad de espacio vital, se ha de


decidir si se puede lograr una solución a la situación alemana con un buen futuro
optando, o por la autarquía, o por medio de una participación mayor en la industria y
comercio universales.

Autarquía: su ejecución sólo será posible con una estricta política de Estado
Nacionalsocialista, que es la base; (es decir, la base de la autarquía); asumiendo que esto
pueda lograrse, los resultados son los siguientes:

A. En el ámbito de las materias primas se puede lograr una autarquía sólo limitada, no
total:

1. Donde pueda usarse carbón para la extracción de materias primas, la autarquía es


posible

2. En el caso de los minerales, la situación es mucho más difícil. Las necesidades de


hierro y metales ligeros pueden ser cubiertas por nosotros mismos. Sin embargo, no
ocurre lo mismo con las de cobre y estaño.

3. Los materiales procedentes de la celulosa pueden ser cubiertos por nosotros


mientras haya suficientes suministros de madera. No es posible una solución
permanente.

4. Grasas comestibles- posible.

B. En el caso de los alimentos, la cuestión de la autarquía ha de responderse con un


definitivo NO con mayúsculas. El incremento general de las condiciones de vida,
comparadas con las de hace treinta o cuarenta años, provocó un incremento simultáneo
de la demanda y un incremento del consumo personal entre los productores, los propios
granjeros. Lo recaudado

[Página 158]

por el incremento de la producción en la agricultura ha sido usado para cubrir el


incremento de la demanda, por lo que no representa ningún aumento absoluto en la
producción. No es posible un incremento mayor de la producción pidiéndole más al
suelo, debido a que ya muestra señales de deterioro por el uso de fertilizantes
artificiales, y es por tanto seguro que, incluso con el mayor incremento posible de la
producción, no se podría evitar la participación en el mercado mundial".
Debo añadir que si lo entiendo bien, quiere decir que "no se puede lograr la autarquía;
tenemos que participar en el comercio mundial".

El considerable gasto de divisas para obtener alimentos importados que se da incluso en


periodos en los que las cosechas son buenas se incrementa catastróficamente cuando la
cosecha es realmente pobre. La posibilidad de catástrofe aumenta en proporción a la

212
población, y el exceso anual de 560.000 nacimientos llevaría a un incremento del
consumo de pan, dado que los niños consumen más pan que los adultos.

Contrarrestar permanentemente las dificultades en el suministro de alimentos


disminuyendo la calidad de vida y racionando es imposible en un continente que ha
desarrollado una calidad de vida aproximadamente equivalente en todos los países.
Dado que la solución al desempleo ha puesto en marcha al completo el poder de
consumo, serán posibles algunas pequeñas correciones en nuestra producción agrícola
nacional, pero no una alteración total de la norma de consumo de alimentos. Por tanto,
la autarquía resulta imposible, en especial en el ámbito de los alimentos, así como en
general.

Participación en la economía mundial. Hay límites que no podemos transgredir. La


fluctuación del mercado sería un obstáculo a una base segura de la posición alemana; los
acuerdos comerciales internacionales no ofrecen ninguna garantía de ejecución práctica.
Se ha de considerar como un principio que desde la Guerra Mundial (1914-1918) ha
tenido lugar una industrialización en países que antes exportaban alimentos. Vivimos
en un periodo de imperios económicos, en el que la nueva tendencia a la colonización se
aproxima a la condición que originalmente motivó la colonización; en Japón e Italia los
motivos económicos son la base de su deseo de expansión, y la necesidad económica
también llevará a Alemania a esto. Los países que están fuera de los grandes imperios
económicos tienen especiales dificultades para expandirse económicamente.

La tendencia al alza en la economía mundial debida a la carrera armamentística nunca


puede sentar bases permanentes para un crecimiento económico, y esto último también
se ve dañado por la alteración económica producida por el bolchevismo. Se está dando
una cada vez mayor debilidad militar en los Estados que basan su existencia en la
exportación. Dado que nuestras exportaciones e importaciones viajan por rutas
marítimas dominadas por Gran Bretaña, es más una cuestión de seguridad del
transporte que de divisas, y esto explica la gran debilidad de nuestra situación
alimentaria en tiempo de guerra. La única salida, una que puede parecer imaginaria, es
asegurarse un mayor espacio vital, una tarea que siempre ha sido la causa de formación
de Estados y movimientos de naciones. Es comprensible que esta tendencia no interese
en Ginebra ni en Estados satisfechos. Si la seguridad de nuestra situación alimentaria
fuera nuestro principal pensamiento, el espacio requerido para esto sólo podría
buscarse en Europa, pero no copiaremos las políticas liberales capitalistas que se basan
en la explotación de las colonias. No es una cuestión de conquista de un pueblo, sino de
conquista de un espacio útil para la agricultura. Sería también con el fin de buscar
territorio productor de materias primas en la Europa fronteriza con el Reich, en lugar de
en ultramar, y esta solución debería llevarse a cabo en una o dos generaciones. Lo que
pudiera requerirse adicionalmente a posteriori ha de quedar en manos de las
generaciones venideras. El desarrollo de grandes organismos mundiales es naturalmente
un proceso lento y el pueblo alemán, con su fuerte raíz racial" -añado, se usa la palabra
alemana "Volkstamm", raíz racial - "tiene para este fin la base más favorable en el
corazón del continente europeo. La Historia en todas las épocas -Imperio Romano,
Imperio Británico- ha demostrado que una expansión territorial sólo puede lograrse
eliminando la resistencia y arriesgándose. Incluso los contratiempos son inevitables; ni
antes ni hoy es posible

[Página 159]

213
encontrar espacio sin propietario; el atacante siempre se tropieza con el propietario".

(Se hizo un receso).

SR. ALDERMAN: Con la venia del Tribunal, después de la algo confusa exposición que
acabo de leer sobre teoría económica geopolítica y sobre la necesidad de expansión y
"Lebensraum", Adolf Hitler, en estas notas Hoszbach, planteó la cuestión:

"La cuestión para Alemania es dónde se podría hacer la mayor conquista posible al
menor precio.

Los políticos alemanes han de reconocer como sus dos odiosos enemigos a Inglaterra y
Francia, para los que un fuerte coloso alemán en el centro de Europa sería intolerable.
Ambos estados se opondrán a un mayor refuerzo de Alemania, tanto en Europa como en
ultramar, y en esta oposición tendrán el apoyo de todos los partidos.

Ambos países considerarían la creación de puntos fuertes militares alemanes en


ultramar como amenazas a sus comunicaciones de ultramar, como una medida de
seguridad para el comercio alemán, y posteriormente como un refuerzo de la posición
alemana en Europa.

Inglaterra no está en situación de cedernos ninguna de sus posesiones coloniales debido


a la resistencia que sufre en sus dominios. Tras la pérdida de prestigio que ha sufrido
Inglaterra al aceptar la cesión de Abisinia a Italia, no se puede esperar ya una vuelta al
Africa Oriental. Cualquier resistencia por parte de Inglaterra consistiría en su mejor
caso en mostrarse dispuesta a satisfacer nuestros deseos coloniales ofreciendo colonias
que en este momento no estén en manos británicas, por ejemplo, Angola. La actitud
francesa sería probablemente la misma.

Podría considerarse un estudio serio de nuestro retorno a las colonias sólo en un


momento en el que Inglaterra esté en un estado de emergencia y el Reich Alemán sea
fuerte y esté bien armado. El Führer no comparte la opinión de que el Imperio sea
inamovible".

Entiendo que se refiere al Imperio Británico.


"Se ha de encontrar menos resistencia contra el Imperio en los territorios conquistados
que en sus competidores. El Imperio Británico y el Imperio Romano no pueden
compararse en términos de permanencia; tras las Guerras Púnicas, éste último no tenía
ningún enemigo político serio. Sólo los efectos disgregadores que provocó el
Cristianismo y los efectos de la edad que aparecen en todos los Estados hicieron que los
antiguos alemanes pudieran someter a Roma.

Junto al Imperio Británico existe hoy día un cierto número de Estados que son más
fuertes. La metrópoli británica puede defender sus posesiones coloniales sólo junto a
otros Estados, no por si misma. ¿Sería capaz Inglaterra por sí sola, por ejemplo, de
defender Canadá de un ataque de América, o sus intereses en Extremo Oriente de un
ataque de Japón?

La elección de la Corona Británica como portadora de la unidad del Imperio es en sí


misma un reconocimiento de que no se puede mantener permanentemente el Imperio

214
Universal por medio del poder político. Lo que viene a continuación son ejemplos de
este aspecto:

(a) La lucha por la independencia de Irlanda.

(b) Las disputas constitucionales en India, donde Inglaterra, con sus medidas a medias,
dejó la puerta abierta a los indios para que en el futuro utilicen el incumplimiento de las
promesas constitucionales como arma contra Inglaterra.

(c) El debilitamiento de la situación británica en Extremo Oriente por Japón.

(d) La oposición ejercida en el Mediterráneo por Italia que -en virtud de su Historia,
empujada por la necesidad y dirigida por un genio- expande su posición de poder y debe
en consecuencia afectar a los intereses británicos cada vez más. El resultado de la
Guerra de Abisinia es una pérdida de prestigio para Gran Bretaña que Italia está
dispuesta a aumentar extendiendo el descontento entre el mundo musulmán.

[Página 160]

Se debe concluir que el Imperio no puede ser sostenido permanentemente por medio del
poder político por 45 millones de británicos, a pesar de la solidez de sus ideales. La
proporción de población en el Imperio, comparada con la de la metrópoli, es de nueve a
uno, y debería servirnos como advertencia de que si nos expandemos en espacio, no
debemos permitir que el nivel de nuestra población se vuelva demasiado bajo".
Entiendo que quiso decir: "Mantener la población de los territorios ocupados baja en
comparación con la nuestra".
"La situación de Francia es más favorable que la de Inglaterra. El Imperio Francés está
mejor situado geográficamente; la población de sus posesiones coloniales es un
incremento militar potencial. Pero Francia se enfrenta a dificultades en su política
interna. En este momento sólo un diez por ciento de las naciones del mundo tiene
gobiernos parlamentarios, mientras que el 90 por ciento tiene regímenes totalitarios.
Sin embargo, tenemos que considerar políticamente a los siguientes como factores de
poder:

Gran Bretaña, Francia, Rusia y los Estados asociados más pequeños.

La cuestión alemana sólo puede resolverse por medio de la fuerza, y esto nunca puede
lograrse sin riesgo. Las batallas de Federico el Grande por Silesia y las guerras de
Bismarck contra Austria y Francia fueron un tremendo riesgo, y la rapidez de la acción
prusiana en 1870 impidió a Austria participar en la guerra. Si tomamos la decisión de
aplicar la fuerza con el riesgo de lo que vendrá a continuación, sólo nos queda responder
a las preguntas 'cuándo' y 'cómo'. En esta cuestión tenemos que decidir según tres casos
diferentes".

B. Conclusiones Militares.
(1) Se han de llevar a cabo los preparativos para las posibilidades políticas (2 y 3). el
Caso 2 es el no deseado, ya que 'Gruen' habrá tomado medidas de seguridad.

(2) La pérdida de tiempo debida al transporte del grueso de las divisiones por tren- que
es inevitable, pero debería reducirse al mínimo- no ha de impedir un golpe relámpago en
el momento de la acción.

215
(3) Se han de llevar a cabo inmediatamente 'inserciones separadas' con la idea de
atravesar las líneas enemigas de fortificaciones en numerosos puntos y en una dirección
estratégicamente favorable. Las inserciones han de realizarse para averiguar hasta el
último detalle (descubrimiento de carreteras, objetivos, composición de las columnas
según sus tareas individuales). Ataques simultáneos del Ejército y la Fuerza Aérea.

La Fuerza Aérea ha de apoyar a las columnas individuales (por ejemplo, bombarderos en


picado atacando instalaciones en puntos de penetración, impidiendo la llegada de
tropas de reserva, destruyendo el tráfico de señales de comunicación y aislando así a las
guarniciones).

(4) Políticamente, los primeros cuatro días de acción militar son los decisivos. Si no hay
éxitos militares efectivos, sin duda se dará una crisis europea. Los hechos consumados
han de demostrar el sinsentido de la intervención militar extranjera, arrastrar a los
Aliados al sistema (división de restos) y desmoralizar a 'Gruen'.

Por tanto: se ha cubrir el hueco de tiempo entre la primera penetración y el empleo

[Página 165]

de las fuerzas a traer con un ataque decidido e implacable por parte de un ejército
motorizado (por ejemplo, por Pilsen, por Praga).

(5) Si es posible, separación del movimiento de transporte para 'Rot' del de 'Gruen' ".

'Rot' era la palabra en clave para su plan contra el Oeste.


"Una concentración estratégica simultánea de 'Rot' puede llevar a 'Rot' a ejecutar
medidas no deseadas. Por otro lado, debería ser posible poner en marcha el 'Caso Rot'
en cualquier momento.

C. Propaganda.

(1) Folletos sobre el comportamiento de los alemanes en Checoslovaquia (Gruenland).

(2) Folletos con amenazas para intimidar a los checos (Gruenen)".

(Iniciales de Schmundt)".
Al leer este documento, el Tribunal sin duda se habrá fijado en el párrafo 3, bajo el título
"Aspecto Político", que dice lo siguiente: " Acción relámpago como resultado de un
incidente (por ejemplo, el asesinato de un embajador alemán en relación con una
manifestación antialemana)". El documento completo demuestra que los conspiradores
planearon la creación de un incidente para justificar ante el mundo su agresión contra
Checoslovaquia. Afirmo que demuestra que se estudió la posiblidad de asesinar al
embajador alemán en Praga para crear el incidente requerido. Esto se alega en el párrafo
3(c) de la sección IV (F) de la Acusación, que aparece en la página 8 del texto impreso
en inglés de la Acusación.

Durante la lectura de la Acusación en el inicio del juicio, cuando se llegó a este punto en
particular, el acusado Goering negó con la cabeza, con un movimiento lento y solemne.
Puedo entender que negara con la cabeza si consideraba que la alegación de la
Acusación no era cierta. Durante el discurso de apertura del Sr. Letrado Jackson,

216
cuando se hizo referencia a este mismo asunto, el acusado Goering de nuevo negó
solemnemente con la cabeza. Sobre esta alegación, la acusación se mantiene en lo dicho
con la prueba que se acaba de presentar, por mucho que niegue el acusado Goering.

Si le parece bien al Tribunal, este podría ser un buen momento para hacer un receso

EL PRESIDENTE: El Tribunal se retira hasta las 2 en punto.

(Se hizo un receso hasta las 2 en punto).

EL PRESIDENTE: Sr. Alderman...

SR. ALDERMAN: Con la venia del Tribunal. Como dije anteriormente, la siguiente fase
de la agresión fue la formulación y ejecución del plan para atacar Polonia, y con ello el
inicio de la guerra de agresión contra Polonia en septiembre de 1939. Esto se incluye en
los párrafos 4 a) y b) de la Sección IV de la Acusación, en la página 9 del texto impreso
en inglés.

De nuevo las anotaciones cuidadosas y meticulosas del Adjunto Schmundt nos


proporcionan un documento de su puño y letra que saca todos los trapos sucios a la luz.
Quizás será complicado traducir esta expresión. No sé. El documento consiste en el acta
de una conferencia que tuvo lugar el 23 de mayo de 1939. El lugar de la conferencia fue el
estudio del Führer en la Nueva Cancillería del Reich. El acusado Goering estaba
presente

(El acusado Frick dijo en este momento algo en alemán que no fue traducido).

SR. ALDERMAN: Creo que uno de los acusados ha dicho que me he referido a un año
incorrecto. En mis notas figura el 23 de mayo de 1939. Es lo que aparece en el
documento original.

EL PRESIDENTE: ¿Cuál es el documento al que se refiere?

SR. ALDERMAN: Es el documento L-79. Como dije, el acusado Goering estaba


presente, así como los acusados Raeder y Keitel. El tema de la reunión fue, y cito:
"Exposición de la situación política y objetivos futuros". Este documento es de
importancia histórica, no está ni siquiera por debajo de la voluntad política y
testamento del Führer registrados por el Adjunto Hoszbach.

[Página 166]

El original de este documento cuando fue capturado se abrió camino a través de


complicados canales a través del Atlántico hasta Estados Unidos. Allí fue hallado por
miembros del personal de la acusación americana, llevado por ellos a Londres, y de allí a
Nuremberg. La "L" en el número de identificación indica que es uno de los documentos
que se recopilaron en Londres y se enviaron a aquí desde allí. Creo que la validez del
documento es incuestionable. Su autenticidad y precisión como registro de lo que
ocurrió en la reunión del 23 de mayo de 1939 han sido admitidas por el acusado Keitel
en uno de sus interrogatorios. Como he dicho, el documento tiene el número L-79 en
nuestra serie de documentos. Lo presento como prueba USA 27.

217
Este documento es también de tan gran importancia histórica al incluir las cuestiones
presentadas ante el Tribunal que me siento obligado a leer la mayor parte. En el
encabezamiento: Geheime Reichssache, "Alto Secreto".

"A ser transmitido sólo por un oficial.


Actas
de una Conferencia celebrada el 23 de mayo de 1939.
Lugar: el Estudio del Führer, Nueva Cancillería del Reich.
Adjunto de servicio: Teniente Coronel (G.S.) Schmundt.

Asisten: El Führer, Mariscal de Campo Goering, Gran Almirante Raeder, Coronel-


General Von Brauchitsch, Coronel-General Keitel, Coronel-General Milch, General
(de artillería) Halder, General Bodenschatz, Contraalmirante Schniewindt, Coronel
(G.S.) Joschennek, Coronel (G.S.) Warlimont, Teniente Coronel (G.S.) Schmundt,
Capitán Engel (Ejército), Capitán de Corbeta Albrecht, Capitán V. Below (Ejército).

Asunto: Exposición de la situación política y objetivos futuros.

El Führer definió como objetivo de la conferencia:

(1) Análisis de la situación.


(2) Definición de las tareas de las Fuerzas Armadas producidas por esa situación.
(3) Exposición de las consecuencias de esas tareas.
(4) Forma de asegurar el secreto de todas las decisiones y el trabajo producto de esas
consecuencias. El secreto es la primera cuestión esencial para el éxito.

Las observaciones del Führer aparecen de forma sistematizada abajo. Nuestra situación
actual ha de considerarse desde dos puntos de vista:

(1) El desarrollo actual de los hechos entre 1933 y 1939.


(2) La situación permanente y no cambiante en la que está Alemania.

En el periodo 1933-1939 se han hecho progresos en todos los campos. Nuestra situación
militar mejoró enormemente.

Nuestra situación con respecto al resto del mundo ha permanecido igual.

Alemania se ha retirado del círculo de las Grandes Potencias. El equilibrio de poder se


ha mantenido sin la participación de Alemania.

Este equilibrio se ve alterado cuando se dejan sentir las demandas de Alemania sobre
sus necesidades vitales y Alemania resurge como Gran Potencia. Todas las demandas
son consideradas 'abusos'. Los ingleses temen más los peligros en el ámbito económico
que la simple amenaza de la fuerza.

Una masa de 80 millones de personas ha resuelto los problemas ideológicos. Así pues se
han de resolver también los problemas económicos. Ningún alemán puede evitar la
creación de las condiciones económicas necesarias para esto. La solución de los
problemas requiere cobertura. El principio según el cual se evita la resolución del
problema adaptándose a las circunstancias es inadmisible. En lugar de esto, las

218
circunstancias han de adaptarse a los fines. Esto es imposible sin la invasión de otros
Estados o sin ataques a la propiedad extranjera

El espacio vital, en proporción a la magnitud del Estado, es la base de todo el poder. Se


puede rechazar durante un tiempo afrontar el problema, pero finalmente se resuelve de
una forma u otra.

[Página 167]

Se ha de elegir entre avanzar o decaer. En quince o veinte años nos veremos obligados a
encontrar una solución. Ningún estadista alemán puede evadir la cuestión durante
tanto tiempo

Estamos ahora en un estado de fervor patriótico, compartido con otras dos naciones:
Italia y Japón.

El periodo de tiempo que ha pasado ante nosotros ha sido bien aprovechado. Todas las
medidas se han tomado en el orden adecuado y de acuerdo con nuestros objetivos

Después de seis años, la situación es hoy la siguiente:

Se ha logrado la unidad nacional-política de los alemanes, aparte de unas excepciones


menores".

Supongo que se refiere a los que estaban en los campos de concentración.


"No se pueden obtener más éxitos sin derramamiento de sangre.

La demarcación de fronteras es de importancia militar.

El polaco no es un 'enemigo adicional'. Polonia siempre estará del lado de nuestros


adversarios. A pesar de los tratados de amistad, Polonia siempre ha tenido la intención
secreta de aprovechar cualquier oportunidad para hacernos daño.

Danzig no es en absoluto el objeto de la disputa. Es una cuestión de expansión de


nuestro espacio vital en el Este y de asegurarnos nuestros suministros de alimentos, y de
resolución del problema báltico. Sólo se pueden esperar suministros de alimentos de
áreas poco pobladas. Aprovechando la fertilidad natural, la explotación intensiva
alemana incrementará enormemente la producción.

Europa no tiene otra posibilidad.

Colonias: Cuidado con el territorio colonial regalado. Esto no resuelve el problema de


los alimentos. Recuérdese- bloqueo.

Si el destino nos lleva a un conflicto con el Oeste, la posesión de áreas extensas en el


Este será ventajosa. En tiempo de guerra podremos confiar en cosechas récord aún
menos que en tiempo de paz.

La población de áreas no alemanas no realizará servicio militar, pero servirá como mano
de obra. El problema polaco no se puede separar del conflicto con Occidente.

219
La capacidad interna de resistencia de Polonia al bolchevismo es dudosa. Por tanto,
Polonia es de dudoso valor como barrera contra Rusia.

Es cuestionable si el éxito militar en el oeste se puede lograr con una decisión rápida;
también es cuestionable la actitud de Polonia.

El gobierno polaco no resistirá la presión de Rusia. Polonia ve peligrosa una victoria


alemana en el Oeste, y tratará de robarnos esa victoria.

Por tanto, no hay objeción a la eliminación de Polonia, y sólo nos queda esta decisión:

Atacar Polonia a la primera oportunidad".

Quiero indicarle al Tribunal que este texto aparece subrayado en el texto original
alemán.
"No podemos esperar una repetición de la situación checa. Habrá guerra. Nuestra
misión es aislar Polonia. El éxito del aislamiento será decisivo.

Por tanto, el Führer debe reservarse el derecho a dar la orden final de ataque.

No ha de haber un conflicto simultáneo con las Potencias Occidentales (Francia e


Inglaterra).

Si no es seguro que un conflicto germano-polaco no lleve a una guerra en el Oeste,


entonces la lucha deberá orientarse principalmente contra Inglaterra y Francia.

Por tanto, es fundamental: un conflicto con Polonia -que comience con un ataque a
Polonia- sólo tendrá éxito si las Potencias Occidentales se mantienen al margen. Si esto
es imposible, será mejor atacar en el Oeste y hacerse con Polonia al mismo tiempo.

El aislamiento de Polonia es una cuestión de política habilidosa. Japón es un problema


de peso. Incluso aunque al principio, por diversas razones, su colaboración con nosotros
parezca en cierta forma fría y restringida, Japón, por interés propio, debería tomar la
iniciativa atacando a Rusia en un buen momento.

Las relaciones económicas con Rusia son posibles sólo si las relaciones políticas
mejoran. Se puede ver una tendencia cautelosa en los comentarios de prensa. Existe la
posibilidad

[Página 168]

de que Rusia muestre desinterés en la destrucción de Polonia. Si Rusia actuara para


oponerse a nosotros, nuestras relaciones con Japón podrían estrecharse.

Si hubiera una alianza de Francia, Inglaterra y Rusia contra Alemania, Italia y Japón,
nos veríamos obligados a atacar a Inglaterra y Francia con unos pocos golpes
aniquiladores. El Führer duda de la posibilidad de un acuerdo pacífico con Inglaterra.
Debemos prepararnos para el conflicto. Inglaterra ve en nuestro desarrollo la base de
una hegemonía que la debilitaría. Inglaterra es por tanto nuestra enemiga, y el conflicto
con ella será una lucha a vida o muerte.

220
¿Cómo será la lucha? (Subrayado en el original alemán).

Inglaterra no puede enfrentarse a Alemania y someterla con unos pocos golpes fuertes.
Es imperativo para Inglaterra que la guerra tenga lugar lo más cerca posible de la cuenca
del Ruhr. No se desperdiciará sangre francesa (Muro Occidental). La posesión de la
cuenca del Ruhr determinará la duración de nuestra resistencia.

Las bases aéreas holandesas y belgas han de ser ocupadas por fuerzas armadas. Se han
de ignorar las declaraciones de neutralidad. Si Inglaterra y Francia pretenden que la
guerra entre Alemania y Polonia lleve a un conflicto, apoyarán la neutralidad de
Holanda y Bélgica y les harán construir fortificaciones para finalmente forzarles a
cooperar.

Aunque se haga bajo protestas, Bélgica y Holanda se someterán a la presión.

Por tanto, si Inglaterra pretende intervenir en la guerra polaca, debemos ocupar


Holanda a la velocidad del rayo. Debemos buscar el asegurarnos una nueva línea de
defensa en suelo holandés en el Zuider Zee.

La guerra con Inglaterra y Francia será una lucha a vida o muerte.

La idea de que podremos lograrlo fácilmente es peligrosa; no existe esa posibilidad.


Debemos quemar las naves, y ya no es una cuestión de justicia o injusticia, sino de vida o
muerte para 80 millones de seres humanos.

Pregunta: ¿guerra corta o larga?

Las fuerzas armadas o gobiernos de cualquier país han de tratar de conseguir una guerra
corta. El gobierno, sin embargo, también ha de estar preparado para una guerra de entre
10 y 15 años de duración.

La Historia siempre ha demostrado que los pueblos han creído que las guerras debían
ser cortas. En 1914, todavía prevalecía la opinión de que era imposible financiar una
guerra larga. Incluso hoy esta idea todavía persiste en muchas mentes. Pero a la inversa,
todos los Estados aguantarán el mayor tiempo posible, a no ser que inmediatamente
sufran un grave debilitamiento (por ejemplo, la cuenca del Ruhr). Inglaterra tiene
debilidades similares.

Inglaterra sabe que perder una guerra significará el fin de su poder mundial.

"Inglaterra es la fuerza impulsora contra Alemania" (la traducción literal habría sido:
"Inglaterra es el motor que impulsa contra Alemania").

Supongo que es la expresión francesa "force motrice."


"Su fuerza radica en lo siguiente:

(1) Los británicos son orgullosos, valientes, tenaces, firmes en la resistencia y bien
dotados para la organización. Saben cómo aprovechar cualquier nuevo avance. Tienen el
amor por la aventura y la valentía de la raza nórdica. La calidad se ve reducida por su
dispersión. La media alemana es superior.

221
(2) El poder mundial en sí. Ha sido constante durante 300 años. Ampliado por la
adquisición de aliados, este poder no es meramente algo concreto, sino que también ha
de considerarse como una fuerza psicológica que abarca a todo el mundo. Añádase esto
a una inconmensurable riqueza, con el consiguiente crédito financiero.

(3) La seguridad geopolítica y la protección por una fuerte potencia naval y una valiente
fuerza aérea.

Debilidad de Inglaterra.

Si en la Primera Guerra Mundial hubiéramos tenido dos acorazados y dos cruceros más,
y si la Batalla de Jutlandia hubiera comenzado por la mañana, la Flota Británica habría
sido derrotada e Inglaterra puesta de rodillas. Habría significado el final de esta guerra"
-entiendo que es esa guerra- "Antes no era suficiente con derrotar a la

[Página 169]

Flota. Había que desembarcar para derrotar a Inglaterra. Inglaterra disponía de sus
propios suministros de alimentos. Hoy eso ya no es así.

En el momento en el que se corten las rutas de suministro de alimentos a Inglaterra, se


verá forzada a capitular en un día. Pero si se destruye la Flota, el resultado será la
capitulación inmediata.

No hay duda de que un ataque por sorpresa puede llevar a una decisión rápida. Sería
criminal, sin embargo, que el gobierno confiara enteramente en el elemento sorpresa.

La experiencia ha demostrado que la sorpresa puede verse anulada por:

(1) Revelación del secreto fuera del límite de los círculos militares implicados.

(2) La pura casualidad, que puede provocar el colapso de todo el plan.

(3) Errores humanos.

(4) Condiciones climatológicas.

La fecha final del ataque ha de fijarse con mucha antelación. Más allá de esa fecha no se
puede mantener la tensión durante mucho tiempo. Se debe tener presente que las
condiciones climatológicas pueden hacer imposible cualquier intervención por sorpresa
de la Armada o la Fuerza Aérea.

Esto ha de considerarse como una base de acción de lo menos favorable.

(1) Se debe hacer un esfuerzo para darle al enemigo un golpe significativo o decisivo. No
entra en este ámbito la consideración de lo bueno y lo malo o los tratados. Esto sólo será
posible si no estamos implicados en una guerra con Inglaterra a cuenta de Polonia.

(2) Además del ataque por sorpresa, se han de hacer preparativos para una guerra larga
a medida que se vayan eliminando oportunidades de Inglaterra en el Continente.

222
El Ejército tendrá que mantener posiciones esenciales para la Armada y la Fuerza Aérea.
Si Holanda y Bélgica son ocupadas y conservadas con éxito, y si Francia también es
derrotada, se habrán asegurado las condiciones fundamentales para una guerra exitosa
contra Inglaterra.

Se podrá entonces bloquear Inglaterra desde el oeste de Francia estrechamente con la


Fuerza Aérea, mientras que la Armada con sus submarinos podrá extender el alcance
del bloqueo.

Consecuencias:

Inglaterra no podrá luchar en el Continente.

Los ataques diarios de la Fuerza Aérea y la Armada cortarán todas sus líneas vitales.

El tiempo no jugará a favor de Inglaterra.

Alemania no se desangrará hasta morir en tierra.

La Primera Guerra Mundial y operaciones militares posteriores han demostrado que


esta estrategia es necesaria. La Primera Guerra Mundial es la responsable de las
siguientes consideraciones estratégicas que son imperativas:

(1) Con una Armada más poderosa en el momento del estallido de la Guerra, o un
movimiento motorizado del Ejército hacia los puertos del Canal, el final habría sido
distinto.

(2) Un país no puede ser derrotado por una fuerza aérea. Es imposible atacar todos los
objetivos simultáneamente, y el espacio de tiempo de unos pocos minutos puede
permitir el uso de contramedidas de defensa.

(3) Es esencial el uso no restringido de todos los recursos.

(4) Una vez que el Ejército, en cooperación con la Fuerza Aérea y la Armada, haya
tomado las posiciones más importantes, la producción industrial cesará de dirigirse
hacia el pozo sin fondo de las batallas del Ejército y se podrá redireccionar para
beneficiar a la Fuerza Aérea y la Armada.

El Ejército debe ser por tanto capaz de tomar esas posiciones. Se han de hacer
preparativos sistemáticos para el ataque.

Estudiar esto hasta el fin es de una importancia primordial. El objetivo será siempre
hacer que Inglaterra se arrodille.

Un arma sólo será de importancia decisiva para ganar batallas si el enemigo no la posee.

[Página 170]

Esto se aplica al gas, los submarinos y la Fuerza Aérea. Sería cierto en el último caso, por
ejemplo, si la Flota Inglesa no dispusiera de contramedidas; dejará de ser así en 1940 y

223
1941. Contra Polonia, por ejemplo, los tanques serán efectivos siempre y cuando el
Ejército Polaco no disponga de contramedidas.

Allí donde la presión directa ya no se considere decisiva, ha de ser sustituida por el


elemento sorpresa y por una ejecución maestra de las operaciones".

El resto del documento, Señoría, habla más en detalle de planes militares y preparativos.
Creo que es innecesario seguir leyendo.

El documento que se acaba de leer como prueba demuestra específicamente las


alegaciones del Párrafo 4(a) de la Sección IV (F) de la Acusación, que aparecen en la
página 9 del texto impreso en inglés, sobre la reunión del 23 de mayo de 1939. Creo que
no deja nada sin demostrar de estas alegaciones.

EL PRESIDENTE: Sr. Alderman, quizás debería usted leer la última página y las últimas
cinco líneas, ya que se refieren a uno de los acusados.

SR. ALDERMAN: No leí esto, Sr. Presidente, simplemente porque estoy convencido de
que la traducción al inglés no es correcta. No me importará leer el original alemán.

EL PRESIDENTE: Muy bien, si esa es su opinión.

SR. ALDERMAN: Podemos leerlo del original alemán.

EL PRESIDENTE: ¿Quiere decir que la traducción al inglés es incorrecta?

SR. ALDERMAN: Sí.

EL PRESIDENTE: Debería entonces habernos informado de que es incorrecta.

SR. ALDERMAN: ¿Tiene una referencia al último párrafo, con el título "Principios de
Trabajo"?

EL PRESIDENTE: Sí, el que está después de eso.

SR. ALDERMAN: Sí. Puedo pedirle al intérprete alemán que lo lea, ya que puede
traducirse a los otros idiomas. Está en la página 16 del original.

INTÉRPRETE: Página 16.

"Propósito:

(1) Estudio del problema en su totalidad.

(2) Estudio de los hechos.

(3) Estudio de los medios necesarios.

(4) Estudio del entrenamiento necesario.

224
En el mando debe haber hombres con gran imaginación y una elevada preparación
técnica, así como oficiales con capacidades de comprensión sobrias y escépticas

Principios de trabajo:

(1) No deberá tomar parte en esto nadie que no deba saberlo.

(2) Nadie podrá averiguar más de lo que debe saber.

(3) ¿Cuándo deberá la persona en cuestión conocer todo hasta el final? Nadie debe saber
nada hasta que sea necesario que lo sepa.

Ante una pregunta de Goering, el Führer decidió que:

(a) Las fuerzas armadas determinen qué se deberá construir.

(b) En el programa de construcción de buques, no se va a cambiar nada.

(c) Los programas de armamento se ajustarán en 1943 o 1944.

Schmundt certificó este texto.

SR. ALDERMAN: Sr. Presidente, la traducción era más correcta de lo que yo había
dicho.

EL PRESIDENTE: Sí.

SR. ALDERMAN: Creemos, como ya he dicho, que este documento no deja nada sin
demostrar de esas alegaciones de la Acusación. Demuestra que los conspiradores nazis
estaban actuando de acuerdo con un plan. Demuestra la premeditación a sangre fría del
asalto de Polonia. Demuestra que las cuestiones sobre Danzig, que los nazis habían
agitado contra Polonia como pretexto político no eran cuestiones reales, sino falsas,
cuestiones agitadas para ocultar el motivo de su expansión agresiva en busca de
alimentos y "Lebensraum".

En esta presentación de documentos condenatorios sobre la iniciación de la guerra en


septiembre de 1939 debo llamar la atención del Tribunal sobre un grupo de

[Página 171]

documentos referidos a un discurso de Hitler a sus altos mandos militares en


Obersalzburg el 22 de agosto de 1939, justo una semana antes del lanzamiento del
ataque contra Polonia.

Tenemos tres de estos documentos relacionados y que forman un único grupo. El


primero no pretendo presentarlo como prueba. Sí presentaré los otros dos.

La razon de esta decisión es la siguiente: el primero de los tres documentos llegó a


nuestras manos por medio de un periodista americano, pretendiendo ser las actas
originales de esta reunión en Obersalzberg, transmitidas a este periodista americano

225
por otra persona; y no se nos dio ninguna prueba de la entrega real al intermediario por
la persona que tomó las notas. Por tanto, ese documento simplemente sirvió a nuestra
acusación para mantenerla alerta en busca de algo mejor. Afortunadamente,
conseguimos los otros dos documentos, que indican que Hitler ese día dio dos
discursos, quizás uno por la mañana y otro por la tarde, como indican las actas
originales que capturamos. Comparando esos dos documentos con el primero,
concluimos que el primer documento era una mezcla algo revuelta de los dos discursos.

El 22 de agosto de 1939 Hitler había convocado en Obersalzberg a los tres Mandos


Supremos de las tres ramas de las Fuerzas Armadas, así como a los generales al mando,
con el título de "Oberbefehlshaber", Comandantes en Jefe.

He indicado cómo, tras descubrir el primer documento, la acusación trató de buscar


mejores evidencias de lo que ocurrió ese día. La acusación tuvo éxito. En los archivos del
O.K.W. en Flensburg, el "Oberkommamdo der Wehrmacht", Jefe del Alto Mando de las
Fuerzas Armadas, se descubrieron dos discursos dados por Hitler en Obersalzberg el 22
de agosto de 1939. Estos documentos son el 798-PS y el 1014-PS en nuestra serie de
documentos.

Para mantener en orden consecutivo los números de serie, con la venia del Tribunal,
hemos marcado el primer documento, que no voy a presentar, como prueba USA 28. Y
así, presento el segundo documento, 798-PS, como prueba USA 29, y el tercer
documento, 1014-PS, como prueba USA 30.

Son una vez más, especialmente el primero, discursos más bien largos, y no
necesariamente leeré todo el discurso

Leyendo el 798-PS, que es la prueba USA 29, el Führer se dirige a los Comandantes en
Jefe el 22 de agosto de 1939. "Les he convocado..."

EL PRESIDENTE: ¿Hay algo que indique dónde tuvo lugar el discurso?

SR. ALDERMAN: Fue en Obersalzberg.

EL PRESIDENTE: ¿Cómo demuestra esto?

SR. ALDERMAN: ¿Quiere decir a partir del documento?

EL PRESIDENTE: Sí.

SR. ALDERMAN: Me temo que la referencia a "Obersalzberg" venía del primer


documento que no he presentado como prueba. No tengo ninguna duda de que los
acusados admitirán que Obersalzberg fue donde tuvo lugar este discurso.

El lugar no es muy significativo, lo es la fecha.

EL PRESIDENTE: Muy bien.

SR. ALDERMAN: (leyendo)

226
"Les he convocado para ofrecerles una imagen de la situación política para que puedan
ver el interior del elemento individual en el que baso mi decisión de actuar, y para
fortalecer su confianza. Después de esto, hablaremos de detalles militares.

Tenía claro que tarde o temprano habría un conflicto con Polonia. Ya tomé esta decisión
en primavera". (Añado, creo que aquí se refiere al documento de mayo que ya he leído, el
L-79). "Pero pensé que primero me volvería contra el Oeste en unos pocos años, y sólo
después contra el Este. Pero no se puede cambiar la secuencia. Uno no puede cerrar los
ojos incluso ante una situación amenazante. Quería establecer una relación aceptable
con Polonia para luchar contra el Oeste, pero este plan,

[Página 172]

que me parecía aceptable, no pudo ser puesto en práctica, dado que los puntos clave
han cambiado.

Tuve claro que Polonia nos atacaría en caso de un conflicto con el Oeste.

Polonia quiere acceso al mar.

El desarrollo posterior se hizo obvio tras la ocupación de la región de Memel, y tuve


claro que bajo esas circunstancias podría tener lugar un conflicto con Polonia en un
momento inoportuno.

Enumero como razones de esta reflexión, en primer lugar, a dos constituciones


personales"-

Creo que quiere decir "personalidades". Posiblemente es una traducción torpe-


"mi propia personalidad, y la de Mussolini. En esencial, depende de mi, mi existencia,
debido a mis actividades políticas".
Hago un inciso para comentar la tremenda trascendencia del hecho de una guerra que
implicó a casi todo el mundo y dependió de la personalidad de un hombre.
"Además, el hecho de que posiblemente nadie volverá a tener de nuevo la confianza de
todo el pueblo alemán como la tengo yo. Puede que en el futuro nunca más haya un
hombre con más autoridad. Mi existencia es, por tanto, un factor de gran valor. Pero
puedo ser eliminado en cualquier momento por un criminal o un loco.

El segundo factor personal es Il Duce. Su existencia también es vital. Si algo le ocurre, la


lealtad de Italia hacia la alianza dejará de ser segura. La actitud básica de la Corona
Italiana es estar contra el Duce. Por encima de todo, la Corona ve en la expansión del
imperio una carga. El Duce es el hombre con los nervios más templados de Italia.

El tercer factor favorable a nosotros es Franco. Sólo podemos pedirle una neutralidad
benevolente a España, pero esto depende de la personalidad de Franco. Garantiza una
cierta uniformidad y tranquilidad del sistema actual en España. Debemos tener en
cuenta el hecho de que España no tiene todavía un Partido Fascista con nuestra unidad
interna.

Por otro lado, una imagen negativa, en tanto en cuanto hablemos de personalidades
decisivas. No hay ninguna personalidad destacada en Inglaterra o Francia".

227
Añado: creo que Adolf Hitler debe haber ignorado una en Inglaterra, quizás muchas.

(El Sr. Alderman continúa)

"Para nosotros es fácil tomar decisiones. No tenemos nada que perder, sólo podemos
ganar. Nuestra situación económica es tal, debido a nuestras restricciones, que no
podremos mantenerla más que unos pocos años. Goering puede confirmar esto. No
tenemos otra elección; debemos actuar. Nuestros oponentes arriesgan mucho y sólo
pueden ganar un poco. Los riesgos que corre Inglaterra en una guerra son
inimaginablemente grandes. Nuestros enemigos tienen hombres que están por debajo
de la media. No hay personalidades, ni amos, ni hombres de acción".
Hago otro inciso. Quizás la última frase explica a lo que se refiere con personalidades-
ningún amo con la autoridad que él tenía sobre su nación.
"Aparte de la situación ventajosa en personalidades, la situación política también nos es
favorable; la rivalidad mediterránea entre Italia, Francia e Inglaterra; en Oriente,
tensión, que lleva a que el mundo musulmán esté en alerta.

En Imperio Británico no salió fortalecido de la última guerra. Desde un punto de vista


marítimo, nada se logró; hubo un conflicto entre Inglaterra e Irlanda, la Unión
Sudafricana se independizó, se tuvieron que hacer concesiones en India. Inglaterra está
en un grave peligro, sus industrias no pasan un buen momento. Un hombre de estado
británico sólo puede mirar al futuro con preocupación.

La situación de Francia también se ha deteriorado, en particular en el Mediterráneo.

Otros factores a nuestro favor son los siguientes:

Desde la creación de Albania, hay un equilibrio de poder en los Balcanes. Yugoslavia


lleva dentro de sí la semilla del colapso debido a su situación interna.

Rumanía no se ha fortalecido. Es posible atacarla y es vulnerable. Está amenazada por


Hungría y Bulgaria. Desde la muerte de Kemal, Turquía ha sido gobernada por mentes
pequeñas, hombres débiles e inseguros.

[Página 173]

Todas estas circunstancias afortunadas no seguirán prevaleciendo en dos o tres años.

Nadie sabe cuánto viviré. Por tanto, es mejor que el conflicto sea ahora.

La creación de la Gran Alemania fue un gran logro político, pero militarmente fue
cuestionable, dado que se logró a través de un farol de los líderes políticos. Es necesario
poner a prueba a los militares, si es posible, no en general, sino resolviendo tareas
individuales.

Las relaciones con Polonia se han vuelto insostenibles. Mi política hacia Polonia ha sido
hasta ahora contraria a las ideas del pueblo. Mis propuestas a Polonia, el corredor de
Danzig, fueron interrumpidas por la intervención de Inglaterra. Polonia cambió el tono
empleado con nosotros. No se puede permitir que la iniciativa pase a estar en manos de
otros. El momento es más favorable hoy de lo que será en dos o tres años. Un atentado
contra mi vida o la de Mussolini cambiaría la situación en contra nuestra. No se puede

228
estar eternamente frente a alguien con el rifle cargado. Un compromiso que fue sugerido
habría requerido que cambiáramos nuestras convicciones y que hiciéramos gestos
agradables. Nos hablaron de nuevo empleando el lenguaje de Versalles. Había peligro de
pérdida de prestigio. Ahora aún es grande la probabilidad de que el Oeste no interfiera.
Debemos aceptar el riesgo con una resolución temeraria. Un político debe aceptar
riesgos tanto como un líder militar. Nos enfrentamos a la alternativa de golpear o ser
destruidos con certeza más tarde o más temprano".

Nos saltamos un párrafo, dos párrafos.


"También es un gran riesgo. Nervios de hierro, resolución de hierro". A continuación
viene una larga exposición que creo que no es necesario leer, y después, hacia el final,
contando cuatro párrafos desde el final, resumo: "No debemos temer un bloqueo. El Este
nos proporcionará grano, ganado, carbón, plomo y zinc. Es un gran objetivo que
demanda grandes esfuerzos. Sólo temo que en último momento algún 'Schweinehund'
proponga mediar". Y después, el último párrafo, de una línea: "Goering responde dando
las gracias al Fuhrer y asegurando que las Fuerzas Armadas harán su trabajo".
Creo que ya he presentado la prueba USA 30, que es una breve nota titulada, "Segundo
discurso del Führer del 22 de agosto de 1939". Leo, pues, de esa prueba titulada
"Segundo discurso del Führer del 22 de agosto de 1939":
"Podría resultar distinto con Inglaterra y Francia. No se puede predecir con certeza. Me
imagino una barrera comercial, no un bloqueo, y con enfriamiento de las relaciones. Más
determinación de hierro por nuestra parte. No retirarse ante nada. Todos verán así que
estábamos decididos desde el principio a luchar contra las Potencias Occidentales. Una
lucha a vida o muerte. Alemania ha ganado todas las guerras en las que ha permanecido
unida. Una actitud de hierro, inquebrantable, por parte de todos los superiores, una
confianza por encima de todo, fe en la victoria, superación del pasado acostumbrándose
a las mayores presiones. Un largo periodo de paz no nos haría ningún bien. Por tanto, es
necesario esperar cualquier cosa. Comportamiento varonil. No son las máquinas las que
luchan unas contra otras, sino los hombres. Tenemos hombres de la mayor calidad. Los
factores mentales son decisivos. El lado opuesto tiene pueblos más débiles. En 1918 la
nación cayó porque los prerrequisitos mentales no fueron suficientes. Federico el
Grande se aseguró el éxito final sólo a través de su poder mental.

Destrucción de Polonia principalmente. El objetivo es la eliminación de las fuerzas


vivas, no el llegar hasta una línea determinada. Incluso aunque la guerra estalle en el
Oeste, la destrucción de Polonia ha de ser el objetivo principal. Decisión rápida debido a
la estación.

Daré una causa propagandística para el comienzo de la guerra, no importa el que sea
plausible o no. Al vencedor no se le preguntará más adelante si dijo la verdad o no. Al
comenzar y ejecutar una guerra, no son los Derechos lo que importa, sino la Victoria.

No tengan piedad. Actitud brutal. Ochenta millones de personas conseguirán algo a lo


que tienen derecho. Se ha de asegurar la existencia. El más fuerte tiene derecho a ello. La
mayor severidad.

[Página 174]

Es necesario tomar decisiones rápidas. Fe inquebrantable en el soldado alemán. Sólo


puede ocurrir una crisis si los líderes pierden los nervios.

229
Primer objetivo: avanzar hasta el Vístula y el Narev. Nuestra superioridad técnica hará
que los polacos pierdan la calma. Toda fuerza polaca creada nueva será eliminada
inmediatamente. Guerra de destrucción constante.

Una nueva frontera alemana según un principio saludable. Posiblemente un


protectorado para mantener una zona intermedia. Las operaciones militares no se verán
influidas por estas reflexiones. La destrucción completa de Polonia es el objetivo militar.
Ser rápidos es lo principal. Continuar hasta la eliminación completa.

Convicción de que la Wehrmacht alemana cumple de sobra los requisitos. La orden de


comienzo se dará posiblemente el sábado por la mañana".

Con esto termina la cita. El Tribunal recordará que de hecho la fecha de comienzo fue el
1 de septiembre.

DR. STAHMER (abogado del acusado Goering): querría exponer una cuestión o dar
una explicación sobre los dos últimos documentos leídos. Ninguno de los dos, así como
el tercero que no ha sido leído pero ha sido tenido en cuenta, son reconocidos por la
defensa. Para evitar dar la impresión de que esta objeción ha sido presentada sin
motivos reales, querría justificarla de la siguiente forma:

Los dos documentos que fueron leídos contienen una seire de errores factuales. No
están firmados. Además, sólo tuvo lugar una reunión, y es en esto donde los documentos
no son precisos. A ninguno de los presentes en esa reunión se le encomendó la tarea de
tomar acta de los hechos de la reunión, y dado que faltan todas las firmas, no se puede
determinar quién escribió los documentos o quién ha de responder por su fiabilidad. El
tercer documento que no se ha leído, viendo la fotocopia que hay en la sala de
documentos de la defensa, está escrito con una máquina de escribir. No hay indicación
de lugar ni fecha.

EL PRESIDENTE: Bien, no tenemos que tratar el tercer documento, ya que no se ha


leído.

DR. STAHMER: Sr. Presidente, sin embargo, este documento ha sido publicado en la
prensa, y al parecer fue entregado por la prensa a la acusación. Tanto la defensa como
los acusados tienen por tanto un vivo interés en dar una breve explicación de los hechos
referidos a este documento.

EL PRESIDENTE: El Tribunal está juzgando este caso de acuerdo con las pruebas y no
de acuerdo con lo que aparece en la Prensa, y el tercer documento no es una prueba
presentada ante nosotros.

SR. ALDERMAN: Con la venia, entiendo que la defensa se pregunte de qué forma
llegaron a nuestras manos estos dos documentos que acabo de leer. Nos llegaron a
través de una fuente auténtica. Son documentos alemanes. Se encontraron en los
archivos del O.K.W. Si no son un registro fiel de lo que ocurrió, nos sorprende, teniendo
en cuenta lo meticulosos que eran los alemanes elaborando archivos precisos, que
tuvieran estos documentos en sus archivos del O.K.W. si no son la verdad.

EL PRESIDENTE: Sr. Alderman, por supuesto, el Tribunal atenderá a las evidencias que
los acusados quieran proporcionar en referencia a estos documentos.

230
SR. ALDERMAN: Se me ocurre en relación a esto que si alguno de los acusados posee
una transcripción más correcta de las palabras del Führer de aquel momento, el
Tribunal debería verla. En cuanto a la otra cuestión planteada por la defensa, me siento
culpable en cierta forma. Es muy cierto que por un desliz mecánico, la prensa se hizo
con el primer documento, que nunca pretendimos entregarles. Me siento en cierta
forma responsable. Fue incluido en el libro de documentos que se entregó al Tribunal el
viernes porque sólo teníamos intención de referirnos a él y asignarle una identificación,
pero no presentarlo. Pensé que no se entregarían documentos a la prensa hasta que se
presentaran como pruebas. Con una organización tan grande como tenemos, es muy
difícil controlar estas cuestiones.

[Página 175]

EL PRESIDENTE: Sr. Alderman, el Tribunal querría saber cuántos de estos documentos


se han entregado a la prensa.

SR. ALDERMAN: No sabría responder a eso.

CORONEL STOREY: Con la venia, por lo que sé, a medida que se presentan
documentos como pruebas, se ponen a disposición de la prensa.

EL PRESIDENTE: ¿En qué cantidad?

CORONEL STOREY: Creo que unas 250 copias de cada uno, entre 200 y 250 copias
mimeográficas.

EL PRESIDENTE: El Tribunal considera que la defensa de los acusados debería tener


copias de estos documentos antes de que se entregue cualquiera de ellos a la prensa.
Quiero decir que la defensa de los acusados debería tener preferencia a la hora de recibir
documentos frente a los caballeros de la prensa.

CORONEL STOREY: Señoría, con la venia del Tribunal, por lo que sé, estos caballeros
recibieron los diez documentos la mañana del sábado o la del domingo. Los tuvieron
durante 24 horas, copias de los originales de estos documentos que se han leído hoy, en
el Centro de Información.

EL PRESIDENTE: Dije, de acuerdo con el acuerdo provisional al que se había llegado, y


que fue decidido por sus representantes, que se deberían entregar a la defensa de los
acusados diez copias de los informes de juicio y cinco de los volúmenes de documentos.

CORONEL STOREY: Señor, tengo los acuses de recibo que indican que se depositaron
en la sala.

EL PRESIDENTE: Sí, pero lo que le estoy indicando, Coronel Storey, es que si se pueden
dar 250 copias de los documentos a la prensa, la defensa de los acusados no debería
verse limitada a recibir cinco copias.

CORONEL STOREY: Señoría, las 250 copias son las copias mimeográficas en inglés
hechas cuando se presentan como pruebas. Tengo en mis manos o en mi maletín un
acuse de recibo que indica que los libros de documentos y los informes fueron
entregados con 24 horas de antelación.

231
EL PRESIDENTE: Parece que no comprende lo que le estoy diciendo: si se pueden
permitir dar 250 copias de los documentos en inglés a la prensa, se pueden permitir dar
más de cinco copias a la defensa de los acusados; una para cada uno.

CORONEL STOREY: Entiendo lo que Su Señoría plantea, y nosotros...

EL PRESIDENTE: Bien, no necesitamos seguir discutiendo esto. En el futuro se hará


esto.

DR. DIX: Querría señalar que de los documentos empleados como pruebas, todos los
abogados de la defensa deberían recibir una copia y no simplemente una para varios
miembros de la defensa.

EL PRESIDENTE: Continúe, Sr. Alderman.

SR. ALDERMAN: Habiendo iniciado la guerra de agresión en septiembre de 1939, y


habiendo derrotado a Polonia totalmente poco después de los asaltos iniciales, los
agresores nazis convirtieron la guerra en una guerra general de agresión que se extendió
por Escandinavia, los Países Bajos y los Balcanes. Según la división del caso asignada a
cada uno de los cuatro Fiscales Jefes, este aspecto del asunto será presentado por el
Fiscal Jefe británico.

Otro cambio que hemos hecho en nuestro plan que quizás debería mencionar es que
tras el discurso de apertura del Segundo Cargo del Fiscal Jefe británico, esperamos
volver al detalle de las fases finales de la fase de la guerra de agresión del caso. Los
británicos, en lugar de los americanos, tratarán los detalles de la agresión contra
Polonia. Después, esta expansión de la guerra en Europa, y después, como una parte
analizada en conjunto a través del caso planteado por los americanos con el Primer
Cargo y del caso planteado por los británicos con el Segundo Cargo, analizaré la
agresión contra Rusia y la agresión japonesa con detalle. Así, las otras dos cuestiones
que tendré que analizar con más detalle presentando documentos específicamente
significativos son el ataque a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas de junio de
1941 y la colaboración entre Italia, Japón

[Página 176]

y Alemania y el ataque producto de ésta a Estados Unidos el 7 de diciembre de 1941.

En cuanto al caso sobre la agresión contra la Unión Soviética, presentaré en este punto
dos documentos. El primero de ellos demuestra la premeditación y deliberación que
precedió al ataque. Al igual que en el caso de la agresión contra Checoslovaquia los
nazis tenían una palabra en clave para la operación secreta, "Caso Verde", en el caso de
la agresión contra la Unión Soviética emplearon la palabra en clave "Caso Barbarroja".

EL PRESIDENTE: ¿Cómo deletrea eso?

SR. ALDERMAN : B-a-r-b-a-r-r-o-j-a, por el Emperador Federico Barbarroja. Tenemos


una directiva secreta de los archivos del O.K.W. en Flensburg, la Número 21, emitida
por el cuartel general del Führer el 18 de diciembre de 1940 sobre el "Caso Barbarroja".
Esa directiva tiene una fecha seis meses anterior al ataque. Otras pruebas demostrarán
que la planificación tuvo lugar incluso antes. El documento está firmado por Hitler y

232
figuran las iniciales del acusado Jodl y el acusado Keitel. De esta orden secreta se
emitieron nueve copias. El documento capturado es la cuarta de esas nueve copias. Es el
documento 446-PS, según nuestra serie numerada.

Lo presento como prueba USA 31.

Con la venia del Tribunal, creo que bastará con que lea la primera página de esa
directiva; la primera página de la traducción al inglés. La paginación puede ser distinta
en el original alemán.

Viene con el encabezamiento "El Führer y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas
Alemanas", con un cierto número de iniciales cuyo significado no conozco excepto
O.K.W. Parece indicar que está destinado a los jefes del O.K., que supongo que son los
Jefes del General Kommando.

"Cuartel General del Führer, 18 de diciembre de 1940. Secreto. Sólo a través de Oficial.
Nueve copias. Cuarta Copia. Directiva Número 21, caso Barbarroja.

Las Fuerzas Armadas Alemanas han de estar preparadas para aplastar a la Rusia
Soviética en una rápida campaña antes del final de la guerra contra Inglaterra. (Caso
Barbarroja).

A tal fin, el Ejército tendrá que emplear todas las unidades disponibles teniendo en
cuenta que los territorios ocupados tendrán que ser vigilados para evitar ataques por
sorpresa.

Para la campaña del Este la Fuerza Aérea tendrá que dejar libres unas fuerzas tan
numerosas para apoyar al Ejército que se puede esperar una rápida finalización de las
operaciones terrestres y que el daño a los territorios orientales alemanes se evitará lo
más posible. Esta concentración del esfuerzo principal en el Este se ve limitado por la
siguiente precaución: toda el área de combate y armamento dominada por nosotros ha
de permanecer suficientemente protegida contra ataques enemigos aéreos y sin
interrumpir los ataques contra Inglaterra, y en especial los suministros para estos
ataques.

La concentración del esfuerzo principal de la Armada se mantiene sin lugar a dudas


contra Inglaterra también durante una campaña en el Este.

Si surge la ocasión, ordenaré la concentración de tropas para la acción contra la Rusia


Soviética ocho semanas antes del comienzo de operaciones planeado.

Los preparativos que requieran más tiempo para comenzar -si esto no se ha hecho ya-
han de comenzar ahora y completarse hacia el 15 de mayo de 1941.

Se ha de ejercer una gran cautela para que no se reconozca la intención de atacar.

Los preparativos del Alto Mando se han de hacer en base a lo siguiente: 1. Propósito
General: se ha de destruir la parte principal del Ejército ruso en Rusia Occidental con
operaciones atrevidas abriendo grandes brechas en profundidad en sus líneas, y se ha de
evitar la retirada de tropas intactas que no hayan combatido hacia los amplios espacios
de Rusia.

233
Se ha de alcanzar rápidamente una línea desde la que la Fuerza Aérea Rusa ya no sea
capaz de atacar territorio del Reich Alemán. El primer objetivo de las operaciones es
proteger de la Rusia Asiática la línea general Volga-Archangelsk.

[Página 177]

En caso de necesidad, la última área industrial en los Urales que le quede a Rusia podrá
ser eliminada por la Luftwaffe.

Durante estas operaciones la Flota Rusa del Báltico perderá rápidamente sus bases y ya
no podrá combatir.

Se ha evitar una intervención efectiva de la Fuerza Aérea Rusa por medio de duros
golpes al comienzo de las operaciones".

Otro documento secreto capturado de los archivos del O.K.W. ...

EL PRESIDENTE: Sr. Alderman, quizás éste sería un buen momento para retirarse diez
minutos.

(Se hizo un receso)

SR. ALDERMAN: Con la venia. Otro documento secreto capturado de los archivos del
O.K.W. demuestra, creemos, el motivo del ataque contra la Unión Soviética. También
demuestra la total consciencia que tenían los conspiradores nazis de los crímenes
contra la Humanidad que provocaría su ataque. El documento es un memorándum del 2
de mayo de 1941 sobre el resultado de una discusión celebrada ese día por los
Secretarios de Estado sobre el "Caso Barbarroja". El documento lleva las iniciales de un
tal Mayor von Giessavet, miembro del personal del General Thomas, y expone las
medidas a tomar para gestionar la explotación económica del territorio ocupado por los
alemanes durante su agresión contra Rusia. El documento lleva el número 2718-PS en
nuestra serie numerada de documentos y se presenta como prueba USA 32.

Simplemente leeré los dos primeros párrafos de este documento, incluida la


introducción:

"Cuestión Importante; 2 copias; primera copia a archivos 1a.


Segunda copia para el General Schubert, 2 de mayo de 1941.
Memorándum sobre el resultado de la discusión de hoy con los Secretarios de Estado
sobre Barbarroja

(1) La guerra sólo puede continuar si todas las Fuerzas Armadas son alimentadas por
Rusia a partir del tercer año de guerra.

(2) No hay duda de que como resultado muchos millones de personas morirán de
hambre si tomamos del país las cosas necesarias para nosotros".

Este documento ya ha sido comentado y citado en el discurso de apertura del Sr.


Letrado Jackson. Las terribles implicaciones de ese documento son difíciles de concebir.
Según las palabras del documento, el motivo del ataque fue que la guerra que los
conspiradores nazis habían provocado en septiembre de 1939 sólo podía ser continuada

234
si todas las Fuerzas Armadas eran alimentadas por Rusia a partir del tercer año de
guerra. Quizás nunca se vio escrita frase más siniestra que la que en este documento
dice:
" No hay duda de que como resultado muchos millones de personas morirán de hambre
si tomamos del país las cosas necesarias para nosotros".
Todos conocemos el resultado.

Me centraré ahora en la colaboración nazi con Italia y Japón y el ataque resultante


contra Estados Unidos el 7 de diciembre de 1941. Con el comienzo de la guerra de
agresión contra la Unión Soviética en junio de 1941, los conspiradores nazis, y en
particular el acusado Ribbentrop, pidieron al co-arquitecto oriental del Nuevo Orden,
Japón, que atacara por la retaguardia. Nuestras pruebas demostrarán que incitaron y
mantuvieron en marcha una fuerza razonablemente calculada para provocar un ataque a
los Estados Unidos. Por un tiempo, mantuvieron su preferencia por no implicar a
Estados Unidos en el conflicto, dándose cuenta de las consecuencias militares de una
entrada en la guerra de Estados Unidos. Sin embargo, su incitación provocó el ataque a
Pearl Harbour, y mucho antes de ese ataque, le habían asegurado a los japoneses que le
declararían la guerra a Estados Unidos si

[Página 178]

estallaba un conflicto entre Estados Unidos y Japón. Fue confiando en esas garantías
que los japoneses atacaron Pearl Harbour.

Durante este análisis de esta fase del caso, presentaré sólo un documento para
demostrar este punto. El documento fue capturado en los archivos del Ministerio de
Exteriores alemán. Consiste en notas fechadas el 4 de abril de 1941, firmadas por
"Schmidt", sobre discusiones entre el Führer y el Ministro de Exteriores japonés
Matsuoka, en presencia del acusado Ribbentrop. El documento tiene el número 1881-PS
en nuestra serie numerada de documentos y lo presento como prueba USA 33. El
original está escrito a máquina en letras grandes y en alemán. Leeré lo que parecen ser
las partes pertinentes de este documento, comenzando con los cuatro párrafos, primero
leyendo el encabezamiento, que dice:

"Notas sobre la discusión entre el Führer y el Ministro de Exteriores japonés Matsuoka,


en presencia del Ministro de Exteriores del Reich y Ministro de Estado del Reich,
Reissner, en Berlín, el 4 de abril de 1941.

Matsuoka expresó entonces la petición de que el Führer debía ordenar a las autoridades
apropiadas en Alemania que satisfacieran con la mayor amplitud de miras posible los
deseos de la Comisión Militar japonesa. Japón necesitaba ayuda alemana en particular
en la guerra de submarinos, ayuda que se les podía proporcionar poniendo a su
disposición las últimas experiencias de la guerra, así como los últimos adelantos
técnicos e invenciones".

Para que conste en el sumario, leo lo que es la página seis del original alemán.
"Japón haría todo lo posible para evitar una guerra con Estados Unidos. Si Japón tuviera
que decidir atacar Singapur, por supuesto la Armada japonesa tendría que estar
preparada para luchar contra Estados Unidos, porque en ese caso América
posiblemente ayudaría a Gran Bretaña. Él (Matsuoka) consideraba personalmente que
se podría disuadir a Estados Unidos por la vía diplomática de entrar en la guerra del

235
lado de Gran Bretaña. El Ejército y la Armada tenían, sin embargo, que prever la
situación peor, es decir, la guerra contra América. Opinaban que una guerra así duraría
cinco años o más y adoptaría la forma de guerra de guerrillas en el Pacífico,
combatiéndose en los Mares del Sur. Por esta razón las experiencias alemanas en guerra
de guerrillas eran de gran valor para Japón. La cuestión era cuál sería la mejor forma de
llevar a cabo una guerra así, y cómo las mejoras técnicas en los submarinos, en todos los
detalles, como los periscopios y demás objetos, podrían ser mejor explotadas por Japón.

Resumiendo, Matsuoka le pidió al Führer que hiciera que las autoridades alemanas
pertinentes pusieran a disposición de los japoneses los desarrollos e invenciones para la
Armada y el Ejército que los japoneses necesitaban.

El Führer prometió esto y señaló que Alemania también consideraba que un conflicto
con Estados Unidos no era deseable, pero que ya había hecho previsiones para esa
contingencia. En Alemania se era de la opinión de que las contribuciones de América
dependían de las posibilidades de transporte, y esto a su vez depende del tonelaje
disponible. La guerra de Alemania contra el tonelaje, así, supone un debilitamiento
decisivo no sólo de Inglaterra, sino también de América. Alemania ha hecho sus
preparativos para que ningún americano pueda pisar tierra europea. Llevará a cabo una
lucha más enérgica contra América con sus buques y su 'Luftwaffe', y debido a su
experiencia superior, que todavía ha de ser adquirida por Estados Unidos, será
ampliamente superior, y esto sin contar con el hecho de que por naturaleza los soldados
alemanes están por encima de los americanos.

En la discusión posterior, el Führer señaló que Alemania, por su parte, asumiría las
consecuencias en caso de que Japón entrara en guerra con Estados Unidos. No
importaba con quién entraría en guerra primero Estados Unidos, fuera Alemania o
Japón. Siempre tratarían de eliminar un país cada vez, no para llegar a un entendimiento
posterior con el otro país, sino para también liquidarlo. Por tanto, Alemania atacaría,
como ya se ha dicho, sin tardanza, en caso de conflicto entre Japón

[Página 179]

y América, porque la fuerza de los poderes tripartitos recae en su acción conjunta; su


debilidad aparecería si se dejaran golpear individualmente.

Matsuoka repitió una vez más su petición, que el Führer podía dar las instrucciones
necesarias para que las autoridades alemanas pertinentes pusieran a disposición de los
japoneses los últimos avances e invenciones que son de interés para ellos porque la
Armada japonesa tenía que prepararse inmediatamente para un conflicto con Estados
Unidos.

En cuanto a las relaciones americano-niponas, Matsuoka explicó que siempre ha dicho


en su país que tarde o temprano sería inevitable una guerra con Estados Unidos si Japón
continuaba actuando como hasta ahora. En su opinión este conflicto ocurriría tarde o
temprano. Continuando su argumentación, dijo que por tanto, ¿por qué Japón no debía
golpear decisivamente en el momento adecuado y arriesgarse a una lucha contra
América? Quizás así evitaría una guerra durante generaciones, en particular si ganaba
importancia en los Mares del Sur. En su opinión sin duda había en Japón muchos que
desearían seguir esa tendencia. Matsuoka era considerado en esos círculos como un
hombre peligroso con pensamientos peligrosos. Sin embargo, dijo que si Japón

236
continuaba por el camino actual, tendría que luchar de todas formas algún día, y esto
ocurriría bajo circunstancias menos favorables que las actuales.

El Führer respondió que podía entender bien la situación de Matsuoka, porque él


mismo había estado en situaciones similares (la ocupación de Renania, la declaración de
Soberanía de las Fuerzas Armadas, etc.). También opinaba que tenía que explotar las
condiciones favorables y aceptar el riesgo de una lucha de cualquier manera inevitable
en un tiempo en el que todavía era joven y estaba lleno de vigor. Los hechos probaron lo
correcta que fue su actitud. Europa era ahora libre. No dudaría un momento en
responder instantáneamente a cualquier extensión de la guerra, fuera con Rusia o con
América. La providencia favorece a los que en lugar de dejar que los peligros vengan, los
afrontan valientemente. Matsuoka respondió que Estados Unidos, o más bien los
políticos que los gobiernan, habían tratado recientemente de ejecutar una última
maniobra hacia Japón, declarando que América no lucharía contra Japón por China o
los Mares del Sur siempre y cuando Japón admitiera el libre paso de caucho y estaño
hacia América. Sin embargo, América lucharía contra Japón en el momento en que
sintiera que Japón entraba en la guerra con la intención de ayudar a la destrucción de
Gran Bretaña. Un argumento así, naturalmente, tuvo efecto en los japoneses debido a la
educación según doctrinas inglesas recibida por muchos de ellos.

El Führer comentó sobre esto que esta actitud de América no significaba sino que
Estados Unidos tenía la esperanza de que, mientras existiera el Imperio Británico, un
día podrían atacar a Japón con Gran Bretaña, mientras que, en caso de colapso del
Imperio Mundial, se verían totalmente aislados y no podrían hacer nada contra Japón.

El Ministro de Exteriores del Reich añadió que los americanos quieren sin duda bajo
todas las circunstancias mantener la posición de poder de Inglaterra en Extremo
Oriente, pero por otro lado, su actitud demostraba hasta qué punto temen una acción
conjunta de Japón y Alemania.

Matsuoka continuó diciendo que le parecía importante exponerle al Führer una


descripción totalmente clara de la actitud real dentro de Japón. Por esta razón también
tenía que lamentar informarle del hecho de que él, Matsuoka, como Ministro de
Asuntos Exteriores japonés, no podría decir en Japón ni una sola palabra de todo lo que
había expuesto ante el Führer y el Ministro de Exteriores del Reich con respecto a sus
planes, ya que esto le causaría un grave dañó en círculos políticos y financieros. Hubo
una vez en que cometió el error, antes de ser Ministro de Asuntos Exteriores del Japón,
de decir a un amigo íntimo algo sobre sus intenciones. Parece ser que este amigo habló
de estas cosas y provocó así toda clase

[Página 180]

de rumores que él, como Ministro de Exteriores tuvo que negar enérgicamente, aunque
la norma dice que una mentira siempre cuenta una verdad. Bajo estas circunstancias
tampoco podía indicar cuándo podría informar sobre las cuestiones analizadas al
Premier japonés o al Emperador. Tendría que estudiar cuidadosamente y con exactitud
en primer lugar la situación en Japón para así decidir cuál sería el momento adecuado
para dar la cara y exponer sus planes al Príncipe Konoye y al Emperador. Tendría que
tomar esa decisión en pocos días, si no, los planes se vendrían abajo por las habladurías.

237
Si él, Matsuoka, fracasaba en lograr sus intenciones, eso demostraría que carecía de
influencia, poder de convicción y capacidades tácticas. Sin embargo, si tenía éxito, esto
demostraría que tenía una gran influencia en Japón. Confiaba en que tendría éxito.

A su vuelta, al preguntársele, admitiría ante el Emperador, el Premier y los Ministros de


la Armada y el Ejército que se había hablado de Singapur; sin embargo, diría que sólo
planteando hipótesis.

Aparte de esto, Matsuoka decidió expresamente no enviar ningún cable sobre el asunto
de Singapur porque tenía razones para temer que un envío por cable podría revelar algo.
Si era necesario, enviaría un mensajero.

El Führer dijo estar de acuerdo y le aseguró que a pesar de todo, podría confiar
plenamente en la reticencia alemana.

Matsuoka respondió que ya creía en la reticencia alemana, pero desafortunadamente no


podía decir lo mismo de Japón.

La reunión terminó tras el intercambio de algunas palabras personales de despedida.

Berlín, 4 de abril de 1941


(Firmado) "Schmidt".

Esto completa la presentación de lo que he denominado el "grupo de documentos


seleccionados", presentados no como un tratamiento detallado de ninguna de estas
guerras de agresión, sino simplemente para demostrar la planificación deliberada, la
premeditación deliberada con la que se llevaron a cabo estas agresiones.

Paso ahora a una presentación más detallada y más o menos cronológica de las diversas
etapas de la agresión.

EL PRESIDENTE: Se levanta la sesión hasta las diez en punto de mañana.

Juicio a los Principales Criminales de Guerra Alemanes

En Nuremberg, Alemania
Del 20 de noviembre al 1 de diciembre de 1945

Sexto Día: Martes, 27 de noviembre de 1945

Acción agresiva (Sr. Alderman): preparación militar-política (ver anteriormente pág.


143 y siguientes); Resumen retrospectivo de Jodl de su discurso del 7-11-43; Violaciones
del Tratado de Versalles: Financiación del Programa de Armamento- Memorandum de
Schacht para Hitler del 3-5-35; Rearme Secreto de la Armada; Construcción de una
Fuerza Aérea Militar. Política de garantías falsas.
EL PRESIDENTE: Llamo ahora a declarar a la acusación de Estados Unidos. Sr.
Alderman, antes de que comience, creo que sería mejor para el Tribunal que al citar los
documentos no se refiera a ellos sólamente por el número de Prueba de Estados Unidos
y el número de prueba PS, sino también por la identificación del libro de documentos.
Por lo que sé, los libros de documentos tienen o una letra o un número.

238
SR. ALDERMAN: Con la venia, no conozco los números de identificación del libro de
documentos. Supongo que el asistente judicial podrá dármelos.

EL PRESIDENTE: Creo que están numerados alfabéticamente.

SR. ALDERMAN: Sí.

EL PRESIDENTE: Si no se hace esto, cuando tengamos un gran número de libros de


documentos antes nosotros, será difícil averiguar dónde está la prueba.

MR. ALDERMAN: Lo entiendo, sí.

Con la venia del Tribunal, el grupo de documentos que presenté ayer constituyen un
análisis general de la guerra de agresión en su totalidad. No pretenden cubrir los
detalles de ninguna de las fases del caso de la guerra de agresión. En realidad, no son
más que un relato de toda la cuestión.

Antes de continuar con pruebas más detalladas, creo que sería útil hacer una pausa en
este punto para presentarle al Tribunal un gráfico. Este gráfico presenta visualmente
algunos de los puntos clave en el desarrollo de la agresión nazi. El Tribunal puede
considerarlo útil como resumen visual de algunas de las pruebas recibidas ayer y
también como contexto de algunas de las pruebas que aún no se han presentado. Estoy
muy seguro de que si hacen regresar a sus mentes a aquellos días, recordarán los mapas
que aparecían de cuando en cuando en la prensa a medida que se desarrollaban estos
tremendos movimientos en Europa. Estoy muy seguro de que se deben hacer formado el
concepto que yo me formé en aquellos días de la cabeza de un lobo desarrollándose
gradualmente.

En ese primer gráfico sólo ven un lobo incipiente. Carece de mandíbula inferior, la parte
que aparece en rojo, pero cuando ese lobo avanzó y tomó Austria (el Anschluss), esa
porción roja se volvió negra. Se convirtió en la mandíbula del lobo, y cuando se adquirió
esa mandíbula inferior, Checoslovaquia quedó con su cabeza y la parte principal del
cuerpo en la boca del lobo.

A continuación, en el gráfico dos, pueden ver las partes montañosas, las partes
fortificadas de Checoslovaquia. En rojo pueden ver los Sudetes, que fueron ocupados
primero en virtud del Pacto de Munich, donde la cabeza de Checoslovaquia se convirtió
en algo diminuto en la boca del lobo.

Y en el tercer gráfico pueden ver en rojo la cabeza disminuyendo, con su cuello


prácticamente roto, y todo lo que hizo falta fue tomar Bohemia y Moravia, y entonces la
cabeza del lobo se convirtió en una sólida mancha negra en el mapa de Europa, con
flechas indicando incipientes agresiones posteriores que, por supuesto, ocurrieron.

Esta es la imagen que nunca he logrado borrar de mi mente, porque parece demostrar la
inevitabilidad de todo lo que ocurrió tras la toma de Austria.

La presentación más o menos cronológica y detallada del caso de la guerra de agresión


se dividirá en siete secciones distintas. La primera es la referida a la preparación para la
agresión durante el periodo que va de 1933 a 1936. La segunda sección habla de la
agresión contra Austria. La tercera sección analiza la agresión contra Checoslovaquia.

239
La cuarta sección trata la agresión contra Polonia y la iniciación de la guerra. Por
conveniencia, los detalles de la sección polaca serán presentados despúes de que el
Fiscal Jefe de la Acusación británica

[Página 182]

presente su discurso de apertura al Tribunal. La quinta sección habla de la expansión de


la guerra para convertirse en una guerra general de agresión por medio de la invasión de
Escandinavia, los Países Bajos y los Balcanes. Los detalles de esta sección del caso serán
presentados por el Fiscal Jefe de la Acusación británica. La sexta sección trata la
agresión contra la Unión Soviética, que espero presentar yo mismo. De nuevo por
razones de conveniencia, los detalles de esta sección, al igual que los detalles de la
agresión contra Polonia, serán presentados despúes de que el Fiscal Jefe de la Acusación
británica presente su discurso de apertura al Tribunal. La séptima sección estudia la
colaboración con Italia y Japón y la agresión contra Estados Unidos.

Vuelvo ahora a la primera de estas secciones, la parte del caso sobre la preparación de la
agresión durante el periodo de 1933 a 1936. La sección particular de la Acusación que
trata esta cuestión es el Párrafo IV(F) y los subpárrafos 2 a), (b), (c), (d), (e), f), que no
necesito leer rápidamente, ya que el Tribunal recordará la alegación. Será necesario, a
medida que avance, hacer referencia a ciertas secciones del Estatuto y artículos del
Tratado de Versalles y el Tratado entre Estados Unidos de restablecimiento de
relaciones de amistad del 25 de agosto de 1921, que incorpora parte de lo acordado en el
Tratado de Versalles y ciertos artículos del Tratado del Rhin, de Lucerna, del 16 de
octubre de 1925.

EL PRESIDENTE: Sr. Alderman, ¿no se ha previsto que este libro de documentos tenga
alguna letra o número identificativos?

SR. ALDERMAN: Supongo que debería tenerlo, Señoría, sí. No sé cuál es la letra
correcta.

EL PRESIDENTE: ¿No lo sabe nadie?

SR. ALDERMAN: Me han dicho que "M".

EL PRESIDENTE: ¿"M"?

SR. ALDERMAN: Sí. No presentaré como pruebas esos tratados en este momento, dado
que los británicos presentarán los tratados pertinentes en su sección del caso.

Los planes nazis de agresión comenzaron muy poco después de la Primera Guerra
Mundial. Su origen modesto y naturaleza fantástica, y el hecho de que podrían haber
sido interrumpidos en numerosos momentos no destruyen la continuidad del plan. La
parte central de la Acusación, que en teoría cubre hechos de 1933 a 1945, no separa estos
hechos de lo que ocurrió en el periodo anterior. Así, el ascenso de Hitler y los nazis al
poder político en 1933 ya fue un hito avanzado en el camino alemán.

En 1933 el Partido Nazi, el N.S.D.A.P., había alcanzado dimensiones importantes. En ese


momentos sus planes requerían la adquisición del control político de Alemania. Esto era

240
indispensable para la consolidación dentro del país de todos los recursos y
potencialidades internos.

En cuanto hubo suficientes indicaciones de un progreso exitoso en esta línea de


consolidación interna, el siguiente paso fue liberarse de algunas de las desventajas
externas producto de las limitaciones y obligaciones internacionales existentes. Las
restricciones del Tratado de Versalles eran un obstáculo en el desarrollo de fuerza en
todos los campos necesarios para alguien que va a hacer la guerra. Aunque había habido
una cantidad cada vez mayor de violaciones e irregularidades para el momento en el que
Versalles fue efectivo, dichas operaciones encubiertas y subterfugios no podían alcanzar
las proporciones adecuadas para los objetivos de los nazis. Para apartar del camino al
Tratado de Versalles era indispensable el desarrollo del poder militar amplio que
necesitaban para sus fines. Asimismo, como parte del mismo plan y por las mismas
razones, Alemania abandonó la Conferencia de Desarme y la Liga de Naciones. Era
imposible llevar a cabo sus planes respetando las obligaciones internacionales
existentes o respetando la ortodoxia de acuerdos de futuro.

Los puntos mencionados en este párrafo IV(F) 2 de la Acusación son ahora hechos
históricos de los que esperamos que el Tribunal tome nota judicialmente.

[Página 183]

No hace falta decir que todas las operaciones militares y diplomáticas iban precedidas
de un plan de acción y una cuidadosa coordinación de todas las fuerzas participantes.
Al mismo tiempo, cada punto era parte de un plan de agresión hacía tiempo preparado.
Cada uno representa un paso necesario en el objetivo de la agresión específica que
después se cometió.

Desarrollar una argumentación extensa sería, quizás, un análisis innecesario de lo obvio.


Lo que pretendo hacer es, en líneas generales, sacar a la luz información revelada en
documentos ilustrativos que hasta ahora no estaban disponibles.

Las tres cuestions de importancia internacional inmediata a las que se refiere este
párrafo IV (F) 2 de la Acusación son: primero, el abandono de la Conferencia de
Desarme y la Liga de Naciones; segundo, la institución del servicio militar obligatorio; y
tercero, la reocupación de la zona desmilitarizada de Renania. Cada uno de estos pasos
fue progresivamente más serio en el campo de las relaciones internacionales. En cada
uno de estos pasos Alemania se adelantó a la posibilidad de que otros países le aplicaran
sanciones y, en particular, a una potente acción militar por parte de Francia con la
posible ayuda de Inglaterra. Sin embargo, los conspiradores habían decidido que tan
sólo una guerra preventiva les detendría, y también estimaron correctamente que
ninguna de las Grandes Potencias ni una alianza de éstas asumiría la responsabilidad de
una guerra así. El abandono de la Conferencia de Desarme y la Liga de Naciones fue, por
supuesto, una acción que no violaba ningún acuerdo internacional. El Convenio de la
Liga incluía el procedimiento de abandono. Sin embargo, en este caso y como parte del
plan mayor, no se puede disociar la importancia de estas acciones de la conspiración
general y los planes de agresión. El anuncio de la institución del servicio militar
universal fue una acción más atrevida con una importancia más clara. Era una violación
del Tratado de Versalles, pero siguieron adelante. Después pasaron al desafío militar
abiertamente, la ocupación de la zona desmilitarizada de Renania.

241
La Acusación, en el párrafo IV (F) 2, alega que los conspiradores nazis decidieron
eliminar las restricciones de Versalles, y el hecho de que sus planes en este aspecto
comenzaran muy pronto es algo confirmado por sus propias declaraciones, incluso se
jactaron de su extensa planificación y cuidadosa ejecución.

Les leí ayer ampliamente, de nuestro documento 789-PS, prueba USA 23, el discurso de
Hitler a todos los Comandantes Supremos del 23 de noviembre de 1939, no necesito
volver a leerlo. Dijo que su principal objetivo era liquidar Versalles. Tras cuatro años de
guerra, el acusado Jodl, como Jefe del Alto Mando de las Fuerzas Armadas dio un
discurso ante los Reichleiters y Gauleiters en el que describió el desarrollo de la fuerza
alemana. La toma del poder fue para él la restauración de la soberanía para luchar,
incluyendo el reclutamiento, la ocupación de Renania y el rearme, con un énfasis
especial en fuerzas blindadas y aéreas modernas.

Tengo, Señorías, nuestro documento L-172. Es una fotocopia de un microfilm de un


discurso del General Jodl, y presento esta fotocopia como prueba USA 34. Leeré, con la
venia del Tribunal, sólo una parte de él, pero empezaré por el principio.

El discurso se titula "La Situación Estratégica al Comienzo del Quinto Año de Guerra".
Es una especie de resumen retrospectivo hecho por el acusado General Jodl. "Discurso
dado por el Jefe del Alto Mando de las Fuerzas Armadas (Oeste) a los Reichleiters y
Gauleiters, en Munich, el 7 de noviembre de 1943".

EL PRESIDENTE: ¿Está ahora leyendo el documento?

SR. ALDERMAN: Estoy leyendo la traducción al inglés.

EL PRESIDENTE: Pero mi copia del L-172, por lo que puedo ver, comienza con la
palabra "Introducción".

SR. ALDERMAN: Sí, Señoría, iba a leer la Introducción. En mi copia...

EL PRESIDENTE: ¿Hay también otro encabezamiento?

SR. ALDERMAN: Sí.

[Página 184]

EL PRESIDENTE: No tenemos eso.

SR. ALDERMAN: Creo que usted tiene un índice. No lo hay en mi copia. Página 3.

EL PRESIDENTE: Sí, pero el índice no tiene ese encabezamiento, es eso.

SR. ALDERMAN: Ya veo, lo siento.

EL PRESIDENTE: No importa.

SR. ALDERMAN:

242
"Introducción: el Reichsleiter Bormann me ha pedido que les haga un resumen hoy de la
situación estratégica al comienzo del Quinto Año de Guerra.

Debo admitir que no llevé a cabo sin reticencias esta tarea nada fácil. No es posible
hacer justicia con unas pocas generalidades. No es necesario decir abiertamente lo que
es. Nadie, ha ordenado el Führer, puede saber más ni se le puede decir más de lo que
necesita para realizar su trabajo inmediato, pero no tengo ninguna duda en mi mente,
Caballeros, de que necesitan gran cantidad de información para poder enfrentarse a sus
tareas. Es en sus Gaus, después de todo, y entre sus habitantes, donde la propaganda
enemiga, el derrotismo y los rumores maliciosos se concentran, donde tratan de
encontrar un lugar entre nuestro pueblo. Por todos los lugares del país vaga el demonio
de la subversión. Todos los cobardes están buscando una salida, o -como ellos dicen-
una solución política. Dicen que debemos negociar mientras aún hay algo en nuestras
manos, y todos esos eslógans se aprovechan del sentido común del pueblo, que sabe
bien que en esta guerra sólo puede haber una lucha hasta el final. La capitulación
significaría el fin de la nación, el fin de Alemania. Contra esta ola de propaganda
enemiga y cobardía ustedes necesitan algo más que fuerza. Necesitan conocer la
situación real, y por esta razón creo que está justificado que les dé un cuadro
perfectamente abierto y sin adornos del estado de la situación. No es una revelación
prohibida de secretos, sino un arma que quizás les ayude a fortalecer la moral del
pueblo. Esta guerra se decidirá no sólo a través de la fuerza de las armas, sino también
por la voluntad de resistencia de todo el pueblo. Alemania se rompió en 1918 no en el
frente, sino en casa. Italia sufrió no una derrota militar, sino moral. Se rompió
internamente. El resultado no ha sido la paz que esperaba sino -debido a la cobardía de
esos criminales traidores- un destino mil veces más duro que el que habría traído la
continuación de la guerra junto a nosotros. Puedo confiar en que ustedes, Caballeros,
dado que voy a dar cifras concretas y datos sobre nuestra fuerza, tratarán estos detalles
como su secreto; todo lo demás está a su disposición, sin restricciones, para aplicarlo en
sus actividades como líderes del pueblo.

Nuestras necesidades y objetivos estaban claros para todos en el momento en el que


comenzamos esta Guerra de Liberación de la Gran Alemania y atacando evitamos el
peligro que nos amenazaba desde Polonia y las Potencias Occidentales. Nuestras
posteriores incursiones en Escandinavia, en dirección al Mediterráneo y en dirección a
Rusia tampoco plantearon dudas sobre la ejecución general de la guerra mientras
tuvieron éxito. No fue hasta que se dieron reveses más serios y nuestra situación general
empezó a volverse cada vez más activa que el pueblo alemán empezó a preguntarse si
quizás no nos habíamos empeñado en más de lo que podíamos abarcar y si habíamos
fijado unos objetivos demasiado altos. Proporcionar una respuesta a estas preguntas y
darles a ustedes ciertos puntos de vista para usarlos en sus actividades explicativas es
uno de los puntos principales de mi discurso. Lo dividiré en tres partes:

I. Una revisión de los desarrollos más importantes hasta el momento.


II. Consideración de la situación actual.
III. La base de nuestra moral y nuestra confianza en la victoria.
Debido a mi cargo de Consejero Militar del Führer, me limitaré en mis observaciones a
los problemas de mi esfera de acción, apreciando totalmente al mismo tiempo que
debido a la naturaleza proteica de esta guerra, de esta forma sólo expresaré un único
punto de vista de los hechos.

[Página 185]

243
I. LA REVISIÓN
1.El hecho de que el Movimiento Nacionalsocialista y su lucha por el poder interno
fueron la etapa preparatoria para la liberación externa de las ataduras del Mandato de
Versalles no es algo en lo que tenga que extenderme en este círculo. Sin embargo,
querría mencionar en este punto lo clara y conscientemente que los soldados regulares
se dan cuenta del importante papel jugado por el Movimiento Nacionalsocialista en la
resurrección de la voluntad de lucha (la "Wehrwillen"); en alimentar la fuerza de lucha
(la "Wehrkraft") y en rearmar al pueblo alemán. A pesar de la virtud inherente en él, el
numéricamente pequeño "Reichswehr" nunca habría sido capaz de enfrentarse a esta
tarea sólo, aunque sólo fuera por su restringido radio de acción. Además, lo que el
Führer pretendía -y lo que felizmente ha logrado con tanto éxito- era la fusión de estas
dos fuerzas.

2. "La toma del poder".

Pido al Tribunal que preste atención a la frecuencia con que aparece esa expresión en
todos estos documentos -"la toma del poder por el Partido Nazi por su parte ha
supuesto, en primer lugar, la restauración de la soberanía de lucha". Es la palabra
alemana "Wehrhoheit" -en cierta forma un eufemismo ahí-, la "Alteza de la Defensa".
Creo que realmente significa "Soberanía de Lucha". "Wehrhoheit" también significaba
reclutamiento, ocupación de Renania y rearme, dando un énfasis especial a la creación
de fuerzas blindadas y aéreas modernas.

3. El "Anschluss" austriaco.
- "Anschluss" significa cogerse, creo; se "cogieron" a Austria- trajo no sólo la satisfacción
de un viejo objetivo nacional, sino que también tuvo un efecto de refuerzo de nuestra
capacidad de lucha y una mejora material de nuestra situación estratégica. Hasta
entonces el territorio de Checoslovaquia se había proyectado de una forma amenazante
sobre Alemania (una cintura de avispa en dirección a Francia y una base aérea para los
Aliados, en particular Rusia), pero ahora Checoslovaquia se encontraba entre una
tenaza.

Querría que el Tribunal mirara un momento el gráfico y viera esa forma de gusano de
Checoslovaquia que el General Jodl llama "una cintura de avispa en dirección a Francia",
para después describir lo que ocurrió cuando se tomó Austria por medio del Anschluss,
que la cintura de avispa quedó "entre una tenaza".

Vuelvo a leer:

"Su propia posición estratégica se había vuelto ahora tan poco favorable que estaba
destinada a caer víctima de cualquier ataque con rigor antes de que se pudiera esperar
que llegara ayuda del Oeste. Esta posibilidad de ayuda se hizo aún más difícil con la
construcción del Muro Occidental que, a diferencia de la línea Maginot, no era una
medida basada en debilidad y resignación, sino una destinada a proporcionar una
protección de la retaguardia al ejecutar una política activa en el Este.

4. La solución del conflicto checo sin derramamiento de sangre en el otoño de 1938 y la


primavera de 1939 -es decir, las dos fases en Checoslovaquia- y la anexión de Eslovaquia
cerraron el territorio de la Gran Alemania de una forma tal que ahora era posible
considerar el problema polaco en base a premisas estratégicas más o menos favorables".

244
Creo que basta con echar un vistazo al gráfico progresivo para ver cuáles eran esas
premisas estratégicas favorables.
"5. Esto me lleva, dijo el General Jodl, al estallido de la presente guerra, y la cuestión que
surge es si el momento de la lucha con Polonia, en sí inevitable, fue elegido
favorablemente o no. La respuesta a esta pregunta no está en absoluto en duda dado que
el oponente que, después de todo, era considerable, se vino abajo sorprendentemente
rápido, y las Potencias Occidentales que eran sus amigas, aunque nos declararon la
guerra y crearon un segundo frente, por lo demás, no aprovecharon las posibilidades que
tuvieron de arrebatarnos la iniciativa. En cuanto al transcurso de la campaña polaca, no
hace falta decir nada más aparte de que demostró de una forma que hizo al mundo
entero pararse y tomar

[Página 186]

nota lo que hasta entonces no había estado claro de ninguna forma: el alto grado de
eficiencia que las jóvenes fuerzas armadas de la Gran Alemania habían logrado".
Con la venia del Tribunal, el General Jodl hace una extensa revisión en este documento.
Puedo leerlo con interés y cierto entusiasmo, pero creo que he leído suficiente para
demostrar que el General Jodl, con este documento, se identifica plenamente con el
movimiento nazi. Este documento demuestra que no era un simple soldado. En lo que a
él concierne, identifica lo militar con lo político, y la cuestión inmediata por la que he
presentado el documento era demostrar la deliberación con la que Alemania dejó de
respetar el Tratado de Versalles, y la forma en la que la zona desmilitarizada de Renania
fue militarizada y fortificada.

En una de las revisiones de Adolf Hitler del periodo de seis años transcurrido entre su
ascensión al poder y el estallido de las hostilidades, no sólo admitió la existencia de un
plan hacía tiempo preparado y coordinado, sino que incluso se jactó de ello. Vuelvo de
nuevo, con la venia del Tribunal, al documento L-79, que se presentó como prueba ayer,
la prueba USA 27. Son las actas del discurso del Führer recopiladas por Schmundt, su
Adjunto. Con un personal tan extenso como el nuestro, inevitablemente caemos en la
utilización de alguna jerga, como decimos los americanos. A éste lo llamo "Pequeño
Schmundt". El archivo grande que presenté ayer es el "Gran Schmundt".

En este punto simplemente quiero leer dos frases de la página 1 de ese documento que
llamamos "Pequeño Schmundt". Una frase de la página 1. Se encuentra debajo de la
mitad de la página: "En el periodo 1933-1939, se avanzó en todos los campos. Nuestra
situación militar mejoró enormemente". Y después, justo encima de la mitad de la
segunda página de la traducción al inglés: "El periodo de tiempo que hay detrás nuestro
se ha aprovechado bien. Todas las medidas se han tomado en la secuencia correcta y en
armonía con nuestros objetivos". Entre los preparativos directos más importantes para
la guerra de agresión se encuentra la Ley Secreta de Defensa del Reich del 21 de mayo de
1935, que presenté como prueba ayer, la prueba USA 24, y comenté adecuadamente. No
necesito repetir ese comentario. La ley entró en vigor en cuanto se aprobó. Dije al
principio que se iba a hacer pública inmediatamente, pero al final, Adolf Hitler firmó el
decreto ordenando que se mantuviera en secreto. Lo comenté adecuadamente ayer.

El General Thomas, que estuvo a cargo de la Economía de Guerra y Armamento, y que


fue durante un tiempo un miembro de alto rango del Alto Consejo Alemán, se refirió a
esta ley como "la piedra angular de los preparativos de guerra". Señala que, aunque la ley

245
no se hizo pública hasta el estallido de la guerra, se puso en vigor inmediatamente como
programa de preparación.

Pido al tribunal que tome nota judicial de la obra del General Thomas, "Historia de la
Economía de Guerra y Armamento Alemana, 1923-1944", página 25. Tenemos el
volumen aquí, en alemán, para que pueda examinarlo quien quiera. No presentaré como
prueba todo el volumen a no ser que el Tribunal considere que debe ser así. Lo
presentamos como prueba USA 35, pero querría incluirlo en los archivos meramente
como una obra de referencia a través de una nota judicial, si eso es posible.

EL PRESIDENTE: Lo quiere simplemente con el fin de demostrar que el General


Thomas dijo que esa ley fue la piedra angular de la guerra.

SR. ALDERMAN: Sí.

EL PRESIDENTE: Eso ya ha pasado al sumario.

SR. ALDERMAN: Quiero decirle a la defensa de los acusados que está aquí si quieren
consultarlo en algún momento.

EL PRESIDENTE: Muy bien.

SR. ALDERMAN: Debería haberlo identificado con nuestro número 2353-PS.

Esta ley secreta permaneció en vigor hasta el 4 de septiembre de 1938, momento en el


que fue sustituida por otra Ley de Defensa secreta, revisando el sistema de organización
de la defensa y dirigiendo preparativos más detallados para el cercano estado de
movilización, que creo que fue el eufemismo empleado para referirse a la guerra.

[Página 187]

Estas leyes se discutirán más ampliamente en relación a otras secciones de nuestra


presentación. Han sido analizadas por el Sr. Dodd en relación a los preparativos
económicos para la guerra.

La segunda Ley Secreta de Defensa que presento como prueba es nuestro documento
2194-PS. Será la prueba USA 36.

En cuanto a ese documento, sólo pretendo leer las dos cartas adjuntas, "Ley de Defensa
del Reich, el Ministro de Economía y Trabajo, Sajonia, Dresde; 6 de diciembre de 1939,
Tel." -supongo que Telegrama- "52051. Larga Distancia, Alto Secreto".

EL PRESIDENTE: ¿Está esto al principio del 2194-PS?

SR. ALDERMAN: Debería ser así, Señoría, a no ser que mi copia en inglés sea distinta
de la suya.

EL PRESIDENTE: No creo tener ninguna carta introductoria.

246
SR. ALDERMAN: ¿No empieza después de eso con "Al Protector del Reich en Bohemia
y Moravia"?

EL PRESIDENTE: Si, correcto. Discúlpeme.

SR. ALDERMAN:

"Sección de Transporte, a la atención del Consejero Jefe de Construcción Hitch, o a la


del representante en la oficina del Protector del Reich en Bohemia y Moravia, recibido
en Praga el 5 de septiembre de 1939, nº 274. Acompaña esta carta una copia de la Ley de
Defensa del Reich del 4 de septiembre de 1938, y una copia de cada uno de los decretos
del Ministro de Transporte del Reich, con fecha del 7 de octubre de 1938, RL 10.2212/38,
Alto Secreto, y del 17 de julio de 1939, RL/VL 1.2173/39, Alto Secreto, para su
información y cumplimiento, orden, firmado, Kretschmar. 3 anexos completados a
Dresde, 4 de septiembre de 1939, firmado, Schneider, 3 anexos. Acuse de recibo de la
carta del 4 de septiembre de 1939, con 3 anexos, firmado el 5 de septiembre de 1939, y
devuelto al Consejero de Construcción Kretschmar".
La cuestión es que se incluía una segunda Ley de Defensa del Reich secreta bajo la
etiqueta de Alto Secreto.

Me referiré a continuación a la Acusación, párrafo IV (F) 2A. Ese párrafo de la


Acusación se refiere a cuatro puntos: (1) Rearme secreto de 1933 a marzo de 1935; (2)
entrenamiento de personal militar (incluyendo entrenamiento secreto o camuflado); (3)
producción de municiones de guerra; (4) creación de una fuerza aérea.

Todos estos cuatro puntos se incluyen en el plan general para la ruptura del Tratado de
Versalles y las posteriores agresiones. Los hechos del rearme y su secretismo se
evidencian en los hechos que siguieron. La fase significativa de esta actividad en lo que
concierne a la Acusación se encuentra en el hecho de que todo esto fue necesario para
romper las barreras del Tratado de Versalles y el Pacto de Lucerna y para lanzar las
guerras de agresión posteriores. La extensión y naturaleza de esas actividades sólo
podían tener como fin propósitos agresivos, y la altísima importancia que el Gobierno le
dio al secretismo del programa queda destacada por la financiación encubierta, tanto
antes como después del anuncio del reclutamiento y la reconstrucción del ejército el 16
de marzo de 1935.

Tengo, con la venia del Tribunal, un memorándum sin firmar elaborado por el acusado
Schacht con fecha del 3 de mayo de 1935 titulado "La Financiación del Programa de
Armamento (Finanzierting der Ruestung)". Como he dicho, no está firmado por el
acusado Schacht, pero lo identificó como un memorándum suyo en un interrogatorio
efectuado el 16 de octubre de 1945. Creo que cualquiera diría que es un memorándum
suyo. Se ha hecho referencia a ese memorándum, pero creo que no ha sido introducido o
aceptado como prueba. Lo identifico con nuestro número 1168-PS y lo presento como
prueba USA 37.

Creo que es bastante importante, y con el permiso del Tribunal, leeré el memorándum
completo, recordándoles que el intérprete alemán tiene el original en alemán en sus
manos para leerlo e introducirlo en el sumario.

247
"Memorándum de Schacht a Hitler," identificado por Schacht como prueba A,
interrogatorio del 16 de octubre de 1945, página 40. 3 de mayo de 1935 es la fecha del
memorándum.

[Página 188]

Financiación del Armamento. Las explicaciones que vienen a continuación se basan en


la creencia de que el cumplimiento del programa de armamento con velocidad y en
cantidad es el problema de la política alemana, y de que todo lo demás, por tanto,
debería subordinarse a este fin en tanto en cuanto el propósito principal no se vea en
peligro por prestar menos atención a todas las demás cuestiones. Incluso después del 16
de marzo de 1935, la dificultad sigue siendo que no se puede llevar a cabo un
tratamiento propagandístico abierto del pueblo alemán para que apoyen el armamento
sin poner en peligro nuestra situación internacional (sin pérdidas para nuestro
comercio exterior). La ya casi imposible financiación del programa de armamento se
vuelve así excepcionalmente difícil.

Se ha de destacar otra suposición. La impresion de moneda sólo puede usarse para la


financiación del armamento hasta el grado que permita mantener el valor del dinero.
Toda inflación incrementa los precios de las materias primas extranjeras, así como los
precios nacionales, y por tanto, es como una serpiente que se muerde la cola. Nuestro
armamento tenía que ser camuflado completamente hasta el 16 de marzo de 1935, e
incluso despues de esa fecha se tuvo que continuar con un camuflaje más amplio,
haciendo necesario emplear la imprenta (la imprenta de billetes de banco) desde el
mismo comienzo del programa de armamento, aunque habría sido natural comenzarlo
(el proceso de impresión) en el punto final de la financiación. En el portafolios del
Reichsbank hay separados billetes para este fin, es decir, armamento, de 3.755 millones
y 866 millones de Reichsmarks, en total 4.641 millones de los que los billetes de
armamento ascienden a 2.374 millones, según la emisión del 30 de abril de 1935. El
Reichsbank ha invertido la cantidad de marcos bajo su jurisdicción, pero perteneciente
a extranjeros, en billetes en blanco de armamento. Nuestro armamento se financia
también en parte con los fondos de nuestros opositores políticos. Además, se usaron
500 millones de Reichsmarks para financiar armamentos que procedían de los
Reichsanleithe, los Bonos Federales guardados en bancos. Según el periodo regular
presupuestario, se proporcionaron las siguientes cantidades: en el periodo
presupuestario 1933-34 - 750 millones de RM; en el periodo presupuestario 1934-35-
1.100 millones de RM, y en el periodo presupuestario 1935-36- 2.500 millones de RM.

El déficit presupuestario desde 1928 se incrementa tras los presupuestos de 1935-36 de 5


a 6 millones de Reichsmarks. Este déficit total ya se financia en este momento con
créditos a corto plazo del mercado monetario. Reduce así con antelación las
posibilidades de utilización del mercado público para el armamento. El
Reichsfinanzminister (Ministro de Finanzas) señala correctamente en su defensa del
presupuesto: "Como un déficit anual permanente es imposible, ya que no podemos
contar con seguridad con que el incremento de ingresos por impuestos equilibre ese
déficit y cualquier otra deuda anterior, y como, por otro lado, un presupuesto
equilibrado es la única base segura para la inminente gran tarea de la política militar" -
añado que evidentemente el acusado Schacht conocía la inminente gran tarea militar a
la que se iba a enfrentar Alemania- "por estas razones tenemos que poner en marcha una
política presupuestaria fundamental y consciente que resuelva el problema de la

248
financiación del armamento por medio de una reducción orgánica y planeada de otros
gastos no sólo desde los ingresos, sino también desde los gastos, es decir, ahorrando.

La urgencia de esta cuestión se puede deducir de lo siguiente, que una gran cantidad de
efectivo ha sido proporcionada por el Estado y el Partido" -no es simplemente el Estado,
sino el Estado y el Partido- "y que ahora se está procesando, todo lo cual no ha sido
cubierto por el presupuesto, sino a través de contribuciones y créditos, que tienen que
ser recaudados por la industria, además de los impuestos regulares. La existencia de
varios presupuestos juntos que sirven a tareas más o menos públicas son el mayor
impedimento para hacerse con una idea clara de las posibilidades de financiación de
armamento. Un gran número de ministerios y varias ramas del partido tienen sus propio
presupuestos, y por esta razón tienen posibles ingresos y gastos, basados en la la
soberanía de financiación del Estado, pero no sujetos al control del Finanzminister
(Ministro de Finanzas) y por tanto no sujetos al control del gabinete. Al igual que en el
ámbito político la excesiva delegación de poderes legislativos a individuos creó varios
estados dentro del Estado,

[Página 189]

la situación de varias ramas del Estado y el Partido, trabajando codo con codo y unas
contra otras tiene un efecto devastador en las posibilidades de financiación. Si no se
introduce en este terreno la concentración y el control unificado muy pronto, la
solución a la ya imposible tarea de la financiación del armamento está en peligro.
Tenemos que llevar a cabo las siguientes tareas:
1) Se encarga a un adjunto, supongo, encontrar todas las fuentes e ingresos que tengan
origen en contribuciones al Gobierno Federal, al Estado y Partido y en beneficios de
empresas públicas y del partido.

(2) Además, expertos nombrados por el Führer tienen que examinar cómo se usaron
estas cantidades y qué parte de esas cantidades se podrá en el futuro desviar de su
propósito original.

(3) Esos mismos expertos tienen que examinar las inversiones de todas las
organizaciones públicas y del partido para así determinar hasta qué punto se pueden
usar estas propiedades para la financiación de armamento.

(4) Se ha confiar al Ministro Federal de Finanzas la tarea de examinar las posibilidades


de incrementar los ingresos por medio de nuevos impuestos o incrementando los
impuestos existentes.

La financiación actualizada de armamentos por el Reichsbank, bajo las condiciones


políticas existentes, era una necesidad, y el éxito político demostró lo correcto de esta
acción. Las otras posibilidades de financiación de armamento han de comenzar ahora
bajo cualquier circunstancia. Con este fin han de cesar absolutamente todos los gastos
no esenciales para otros fines y toda la fuerza financiera de Alemania, con sus
limitaciones, ha de concentrarse en el único propósito de la financiación del armamento.
El que el problema de la financiación descrito brevemente en este programa tenga éxito
es algo que está por ver, pero sin dicha concentración fracasará con absoluta certeza".
Conociendo su gran habilidad en las finanzas, puedo sentir cierta simpatía hacia el
acusado Schacht al luchar contra estos problemas.

249
El 21 de mayo de 1935 fue una fecha muy importante en el calendario nazi.

EL PRESIDENTE: ¿Es un momento adecuado para levantar la sesión durante diez


minutos?

SR. ALDERMAN: Sí.

(Se hizo un receso)

SR. ALDERMAN: El 21 de mayo de 1935 fue una fecha muy importante en el calendario
nazi. Como ya he indicado, fue en esa fecha cuando se aprobó la Ley de Defensa del
Reich secreta, que es nuestro documento 2261-PS. El secreto de sus operaciones de
armamentos había ya alcanzado el punto más allá del cual no podía mantener con éxito
su camuflaje, y dado que su programa requería una expansión aún mayor, renunciaron
unilateralmente a las limitaciones de armamento previstas en el Tratado de Versalles en
esa misma fecha, el 21 de mayo de 1935.

Me refiero al discurso de Hitler ante el Reichstag del 21 de mayo de 1935, nuestro


documento 2288-PS. Tenemos aquí el volumen original del "Volkische Beobachter " (el
"Observador Popular", creo, es la traducción correcta), Volumen 48, 1935, 122-151, mayo,
con fecha del 22 de mayo de 1935, que dio su discurso bajo el título (si puedo traducirlo,
quizás) "El Führer informa al mundo del camino hacia la paz real".

Presento esa parte de ese volumen, identificada como documento 2288-PS, como la
prueba USA 38, y leeré comenzando por el quinto párrafo de la traducción al inglés:

"El Tratado de Versalles no fue roto", comienzo con las palabras "El Tratado de
Versalles", en el quinto párrafo.

"El Tratado de Versalles no fue roto por Alemania unilateralmente, sino que los bien
conocidos párrafos del Mandato de Versalles fueron violados, y en consecuencia,
invalidados, por esas potencias que no se hicieron a la idea de ajustar el desarme pedido
a Alemania a su propio desarme, según se acordó en el Tratado".

[Página 190]

Lo siento, dije el quinto párrafo... esto está en la página 3. Está después de que exponga
algunas conclusiones generales, y ahí hay un párrafo con el número 1 que dice:
"El Gobierno del Reich Alemán rehusa adherirse a la Resolución de Ginebra del 17 de
marzo..."
El Tratado de Versalles no fue roto por Alemania unilateralmente, sino que los bien
conocidos párrafos del Mandato de Versalles fueron violados, y en consecuencia,
invalidados, por esas potencias.."

Lo siento. ¿Puedo echar un vistazo al original alemán? Con la venia del Tribunal, no
quería leer todo el volumen del "Volkische Beobachter"...

EL PRESIDENTE: Si es sólo un documento corto lo que va a leer, sólo un breve extracto,


quizás se podría entregar el documento al intérprete, y él podría seguirle.

250
SR. ALDERMAN: Creo que podré encontrarlo... No soy muy rápido leyendo en alemán,
pero...

EL PRESIDENTE: Si lo lee en inglés, él lo traducirá.

SR. ALDERMAN: Sí, pero quiero que el intérprete tenga el documento en alemán.

Verán "1. El Gobierno del Reich Alemán rehusa adherirse a la Resolución de Ginebra del
17 de marzo..."

"El Tratado de Versalles no fue roto por Alemania unilateralmente, sino que los bien
conocidos párrafos del Mandato de Versalles fueron violados, y en consecuencia,
invalidados, por esas potencias que no se hicieron a la idea de ajustar el desarme pedido
a Alemania al su propio desarme, según se acordó en el Tratado . 2. Debido a que las
otras potencias no cumplieron sus obligaciones para con el programa de desarme, el
Gobierno del Reich Alemán ya no se considera vinculado a esos artículos, que no son
más que una discriminación a la nación alemana" -(supongo que es "contra la nación
alemana")- "durante un periodo ilimitado de tiempo ya que, a través de ellos, Alemania
es aplastada de una forma unilateral, en contra del espíritu del acuerdo".
Con la venia del Tribunal, no hace falta decir que cuando cito a Adolf Hitler no
necesariamente defiendo la absoluta verdad de todo lo que dice. Esto es un discurso
público que dio ante el mundo, y es cuestión del Tribunal juzgar si está presentando un
pretexto o la verdad.

Combinados con otras fases de la planificación y preparación para la guerra de agresión,


hubo varios programas de instrucción directa e indirecta con fines militares. Esto
incluía no sólo la instrucción de personal militar, sino también la creación e instrucción
de otras organizaciones militares, como la Fuerza de Policía, que podía, y fue, absorbida
por el Ejército.

Esto se demuestra en otras secciones del caso presentado por la acusación. Sin embargo,
la amplitud de este programa de instrucción militar es indicado por la jactancia con la
que Hitler habla del gasto de noventa mil millones de Reichsmarks durante el periodo
1933-1939 en la creación de las Fuerzas Armadas.

Tengo otro volumen del "Volkische Beobachter", el Volumen 52, de 1939, creo que es el
número del 2 y 3 de septiembre de 1939, que presento como prueba USA 39; y ahí
aparece un discurso de Adolf Hitler, con su foto, que lleva como pie, si se me permite
traducirlo: "El Führer anuncia la Batalla por la justicia y la Seguridad del Reich".
Entrego el volumen original...

Esto es un discurso, Señorías, de Adolf Hitler, del 1 de septiembre de 1939, la fecha del
ataque a Polonia, identificado con nuestro número 2322-PS; y leo de ahí los párrafos
indicados al intérprete.

"Durante más de seis años..."


Pido disculpas. En la copia mimeográfica del Tribunal, es el final de la página 3, el
último párrafo que comienza en esa página.

[Página 191]

251
" Durante más de seis años me he dedicado a la creación de las Fuerzas Armadas
Alemanas. Durante este periodo se gastaron más de noventa mil millones de
Reichsmarks en la creación de la Wehrmacht. Hoy, nuestras fuerzas armadas son las
mejor equipadas del mundo, y son superiores a las de 1914. Mi confianza en ellos no
puede tambalearse ante nada".
El carácter secreto de este programa de instrucción y el hecho de su temprano
desarrollo queda ilustrado por una referencia a la instrucción secreta de personal aéreo
ya en 1932, así como los primeros planes de creación de una fuerza aérea militar. Se
envió un informe al acusado Hess en una carta firmada por un tal
Schickebaum dirigida al acusado Rosenberg, para entregarla a Hess.

Supongo que Schickebaum estaba muy nervioso por conseguir que nadie más que Hess
se hiciera con esta carta, y por tanto se la envió a Rosenberg para que se la entregara
personalmente a Hess.

Este documento indica que se debía organizar a los pilotos civiles de tal forma que se
pudiera conseguir su transferencia a la organización de la fuerza aérea militar.

Esta carta es nuestro documento 1142-PS, con fecha del 20 de octubre de 1932, y lo
presento como prueba USA 40. Comienza con: "Lieber Alfred" (refiríendose a Alfred
Rosenberg) y va firmada con "Mit bestem Gruss, Dein Amo". Amo, creo, era el nombre
de Schickebaum.

"Estimado Alfred: te envío un mensaje del R.W.M. que me ha pasado nuestro hombre
confidencial (Vertrauensmann) que es muy interesante. Creo que tendremos que tomar
medidas para que el asunto no se pase secretamente al Stahlhelm. Este informe no es
conocido por nadie más. No informé intencionadamente ni siquiera a nuestro largo
amigo".
- Supongo que es "nuestro alto amigo", añado que el acusado Rosenberg, en un
interrogatorio realizado el 5 de octubre de 1945, identificó a este "largo amigo" o "alto
amigo" como un tal Von Albensleben.
Incluyo una copia adicional para Hess, y te pido que transmitas esta carta a Hess por
mensajero, no quiero escribirle una carta a Hess por temor a que pueda ser leída en
alguna otra parte. Mit bestem Gruss, Dein Amo".
Y se incluye: "Organización de la Fuerza Aérea".
Objetivo: Preparación de material e instrucción de personal a proporcionar para el
armamento de la fuerza aérea.

La gestión completa como organización civil se transferirá al Coronel von Willberg, en


este momento Comandante de Breslau que, manteniendo su puesto en el Reichswehr,
pasa a la excedencia.

(a) Organización de los pilotos de líneas aéreas civiles de tal forma que se permita su
transferencia a la Organización de la fuerza aérea. (b) Perspectivas de utilización de
tripulaciones de trenes para vuelos militares.
El entrenamiento se hará dentro de la organización de vuelo militar del Stahlhelm....
Creo que eso significa "casco de acero".
"...que pasa a manos del Coronel Hanel, retirado.

Todas las organizaciones de vuelo deportivo se usarán para vuelo militar. Las directrices
sobre clases y tareas de vuelo militar serán emitidas por este directorio del Stahlhelm.

252
La Organización Stahlhelm pagará a los pilotos militares 50 marcos por hora de vuelo.
Se pagarán al propietario del avión si él mismo lleva a cabo el vuelo. Se dividirán en el
caso de que haya personas no propietarias del avión entre la organización de vuelo, el
propietario y la tripulación en la proporción 10:20:20. Los vuelos militares se pagan así
mejor que los vuelos para publicidad (40). Podemos por tanto esperar que la mayoría de
propietarios de aviones o las asociaciones de vuelo acudirán a la organización
Stahlhelm. Se ha de conseguir que se proporcionen condiciones equitativas al R.W.M.,
también organización del N.S.D.A.P.

El programa de rearme y los objetivos para evitar y no respetar el cumplimiento del


Tratado de Versalles quedan sin lugar a dudas demostrados por un cierto número de
documentos de la Armada que demuestran la participación y cooperación de la Armada
Alemana en este programa de rearme, secreto en un primer momento.

[Página 192]

Cuando consideraron que se podía decir con seguridad, reconocieron abiertamente que
siempre había sido su objetivo acabar con Versalles.

En 1937, el Alto Mando de la Armada publicó un libro secreto titulado "La Lucha de la
Armada contra Versalles, 1919 a 1935". El prefacio habla de la lucha de la Armada contra
las insoportables regulaciones del tratado de paz de Versalles. El índice incluye una
diversa variedad de actividades de la Armada, como proteger los cañones costeros de la
destrucción ordenada por Versalles; medidas independientes de armamento a espaldas
del gobierno y los órganos legislativos; resurrección del arma de submarinos; rearme
económico y rearme camuflado de 1933 hasta la libertad de restricciones en 1935.

Este documento señala el importante efecto producido por la toma del poder por los
nazis en 1933 incrementando el tamaño y determinando la naturaleza del programa de
rearme. También se refiere a la gran independencia en la construcción y desarrollo de la
Armada, que sólo se vio limitada por la ocultación del rearme que tenía que considerarse
para cumplir con el Tratado de Versalles.

Con la restauración de lo que se llamó la soberanía militar del Reich en 1935 -la
reocupación de la zona desmilitarizada de Renania- se eliminó el camuflaje externo del
rearme.

Tenemos, Señorías, una fotocopia del libro impreso en alemán que he mencionado,
titulado "Der Kampf der Marine gegen Versailles (La Lucha de la Armada contra
Versalles ), 1919 a 1935", escrito por el Capitán de Marina Schuessler. Lleva el símbolo
del Partido Nazi con la esvást