Sei sulla pagina 1di 13

Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas

Carrera de Derecho

Derecho Penal I

PARTICIPANTES:

Laura Eleanor.
16-2744

FACILITADOR(A):
Marleny Marrero.
GOLPES Y HERIDAS
VOLUNTARIOS E INVOLUNTARIOS
Tabla de contenido

INTRODUCCIÓN ........................................................................................................................ 4
Heridas y golpes……………………………………………………………………………………………………………………..5

Los golpes y heridas voluntarios ........................................................................................ 6


Elementos ................................................................................................................................ 7
Complicidad ............................................................................................................................. 8
Tentativa .................................................................................................................................. 8
Penalidad ................................................................................................................................. 8
Golpes o heridas involuntarios ............................................................................................ 9
Elementos .............................................................................................................................. 10
Complicidad ........................................................................................................................... 10
Tentativa ................................................................................................................................ 10
Penalidad ............................................................................................................................... 11
CONCLUSIÓN .......................................................................................................................... 12
BIBLIOGRAFIA ........................................................................................................................ 13
INTRODUCCIÓN

Con el presente trabajo se pretende realizar un análisis comparativo respecto de


los golpes y heridas voluntarios e involuntarios, el tema de los golpes y heridas
voluntarios e involuntarios, es preciso distinguir que en estos casos influye
considerablemente la intención con que se realice el acto delictuoso,
esencialmente en este término, “intención”, reside la diferenciación de estas
situaciones.

Los golpes y las heridas se identifican, ambos, por las impresiones físicas
causadas a una persona, y se diferencian por la gravedad en la comisión de las
mismas. Las heridas son aquellas lesiones que provocan en la victima o afectado
la efusión o erupción de la sangre. Mientras que los golpes son las impresiones
casi siempre seguidas por equimosis o moratones de la piel.

El dominio del tema permite diferenciar de otros conceptos, en tanto parecidos a


este, el de los golpes y heridas voluntarios e involuntarios, permite apreciar lo
que constituye su ocurrencia, y a la vez, establecer su existencia en el ámbito de
las comisiones de las infracciones.

Antes de analizar, el tema de los golpes y heridas voluntarios e involuntarios, es


preciso distinguir que en estos casos influye considerablemente la intención con
que se realice el acto delictuoso, esencialmente en este término, “intención”,
reside la diferenciación de estas situaciones.

Los golpes y las heridas se identifican, ambos, por las impresiones físicas
causadas a una persona, y se diferencian por la gravedad en la comisión de las
mismas. Las heridas son aquellas lesiones que provocan en la victima o afectado
la efusión o erupción de la sangre. Mientras que los golpes son las impresiones
casi siempre seguidas por equimosis o moratones de la piel.
Golpes y Heridas

Propiciar golpes a otra persona fuera del


Ring de Boxeo, está castigado por la ley
con graves consecuencias para la persona
que ejecuta. En nuestra legislación los
golpes y heridas (voluntarios) la
encontramos en el artículo 309 del Código
Penal Dominicano; que se consagra de la
siguiente manera: “El que voluntariamente
infiere heridas, diere golpes, cometiere
actos de violencia o vías de hecho, si de
ellos resultare al agraviado(a) una enfermedad o imposibilidad de dedicarse al
trabajo durante más de veinte días, será castigado(a) con la pena de prisión de
seis meses o dos años, y multa de quinientos a cinco mil pesos. Podrá además
condenársele a la privación de los derechos mencionados en el artículo 42,
durante un año a lo menos, y cinco a lo más. Cuando las violencias arriba
expresadas hayan producido mutilación, amputación o privación del uso de un
miembro, pérdida de la vista, de un ojo, u otras discapacidades, se impondrá al
culpable la pena de reclusión. Si las heridas o los golpes inferidos
voluntariamente han ocasionado la muerte del agraviado(a), la pena será de
reclusión, aún cuando la intención del agresor(a) no haya sido causar la muerte
de aquél.”

Como otros crímenes y delitos en los elementos constitutivos nunca se queda ni


el elemento material ni el elemento moral.

En este caso el elemento material consiste en hecho de haber propinado


cualquier clase de golpe o herida, también violencia o vías de hecho a la persona
afectada. El mismo debe de efectuarse sobre una persona sin importar el sexo
ni la edad de la víctima. Como vimos anteriormente consagrado en el artículo
309 no castiga el daño que puede hacerse una persona así misma.
El otro elemento que constituye este delito es la intención. La ley claramente
introduce el término “voluntariamente”, por lo que el juez al momento de juzgar
debe de justificar que el acusado verdaderamente tenía intención. Donde el juez
puede comprobar esto por la circunstancia de los hechos. Ahora bien, después
de estar seguro que existe verdaderamente una intención, ya no se le puede dar
gran importancia al “móvil” o al “consentimiento de la víctima” o al “error sobre la
persona. Por lo menos la legislación dominicana no lo hace.

No se puede confundir jamás la intención con el móvil. Se entiende por móvil el


motivo que haya impulsado al agente a cometer este hecho. O sea, la intención
sea por cual fuere la razón, está.

Por otro lado, existen casos en la cual la víctima da su consentimiento, pero esto
no anula la intención delictuosa. Por ejemplo, una persona con un ataque de
depresión donde ruega que lo agredan. Esto sería parecido a una causa de
eutanasia donde las personas moribundas piden que terminen con su vida.

Y por último no importa si el agresor prueba que falló en su ataque y erró sobre
la persona que quería afectar. En este caso la intención culpable no se borrará.

Los golpes y heridas voluntarios

Los golpes y las heridas se identifican, ambos, por las impresiones físicas
causadas a una persona, y se diferencian por la gravedad en la comisión de las
mismas. Las heridas son aquellas lesiones que provocan en la victima o afectado
la efusión o erupción de la sangre. Mientras que los golpes son las impresiones
casi siempre seguidas por equimosis o moratones de la piel.

El artículo 309 de código penal dominicano, establece que “El que


voluntariamente infiere heridas, diere golpes, cometiere actos de violencia o vías
de hecho, si de ellos resultare al agraviado(a) una enfermedad o imposibilidad
de dedicarse al trabajo durante más de veinte días, será castigado (a) con la
pena de prisión de seis meses o dos años, y multa de quinientos a cinco mil
pesos.

Podrá además condenársele a la privación de los derechos mencionados en el


artículo 42, durante un año a lo menos, y 5 a lo más. Cuando la violencia arriba
mencionada haya producido mutilación, amputación o privación del uso de un
miembro.

Elementos

Dentro de los elementos constitutivos del aborto encontramos:

1. Que el agente haya realizado el acto, lo que constituye el elemento


material.

2. Que ese acto éste previsto y sancionado por la ley, lo que constituye el
elemento legal.

3. Que el agente haya obrado con discernimiento y voluntad, lo que


constituye el elemento moral.
4. Que el acto no se justifique por el ejercicio de un derecho, el cumplimiento
de un deber o no constituya la realización de un fin reconocido por el
estado (elemento injusto).

El elemento material es la consumación del hecho con el consentimiento de la


madre por diferentes medios. El acto de terminar con la vida del feto es el
elemento material.

Por otro lado, se habla del elemento legal y ya hemos establecido que el aborto
se encuentra penalizado en el artículo 317 del Código Penal Dominicano y
consagrado en el artículo 37 de la Carta Magna, cuando expresa la inviolabilidad
de la vida, además de estar reconocido por los derechos humanos, ley universal
que la República Dominicana no debe obviar.
A todo esto le sumamos la voluntad de la madre la cual siempre es manifestada,
cuando recibe la presión de la familia, y de la sociedad en general, aquí entra el
elemento moral, muchas veces, olvidada por los participantes en el exterminio
de un ser indefenso.

Finalmente, la madre no puede terminar con la vida de quien crece en su vientre


y quien necesita todos los cuidados posibles para crecer fuerte y sano, además
de que el estado no aprueba en ninguna de las circunstancias terminar con la
vida del feto y esta voluntad la ha manifestado en sus leyes las cuales han sido
millones de veces olvidadas e irrespetadas por aquellos que en algún momento
no han llevado a feliz término la vida del feto.

Complicidad

El artículo 59 de código penal Dominicano establece que la complicidad de un


crimen o delito se les impondrá la pena inmediatamente inferior a la que
corresponda a los autores de este crimen o delito, salvo los casos en que la ley
otra cosa disponga.

Tentativa

El artículo 2 de código penal dominicano establece que toda tentativa de crimen


podrá ser considerada como el mismo crimen, cuando se manifieste con un
principio de ejecución o cuando el culpable, a pesar de haber hecho cuanto
estaba de su parte para consumarlo, no logra su propósito por causas
independientes.

Penalidad

El artículo 37 de la Constitución Dominicana, consagra el derecho a la vida en el


cual se establece que “el derecho a la vida es inviolable desde la concepción
hasta la muerte. No podrá establecerse, pronunciarse ni aplicarse, en ningún
caso, la pena de muerte. En este artículo la constitución dominicana implanta
medida sancionadora.

Pero el aborto se encuentra penalizado, contra la persona que lo realiza y sus


cómplices en el artículo 317 de código penal dominicano en donde se establece
lo siguiente:

El que, por medio de alimentos, brebajes, medicamentos, sondeos, tratamientos


o de otro cualquiera, causare o cooperare directamente a causar el aborto de
una mujer embarazada, aun cuando esta consienta en é, será castigado con la
pena de reclusión menor.

La misma pena se impondrá a la mujer que causare un aborto o que consintiere


en hacer uso de las sustancias que con objeto se le indiquen o administren o en
someterse a los medios abortivos, siempre que el aborto se haya efectuado.

Se impondrá la pena de prisión de seis meses a dos años a las personas que
hayan puesto en relación o comunicación una mujer embarazada con otra
persona para que le produzca el aborto, siempre que el aborto se haya
efectuado, aun cuando no haya cooperado directamente con el aborto.

Los médicos, que abusando de su profesión causaren el aborto o cooperaren a


él, incurrirán en la pena de cinco a veinte años de reclusión mayor si el aborto
se efectuare.

Golpes o heridas involuntarios

El homicidio negligente, también llamado homicidio culposo o involuntario, es un


delito que consiste en causar la muerte a una persona física por una acción
negligente.

El homicidio negligente es un subtipo del homicidio, que puede causarse por


negligencia o por dolo.
Los delitos de homicidio, golpes y heridas involuntarios han sido previstos por
los artículos 319 y 320 del Código Penal.

Elementos

Primer elemento: un hecho material de homicidio, o de golpes y heridas a este


efecto, son todos los atentados en contra de la integridad corporal de la víctima
o de su salud; puede consistir tanto en lecciones externas como internas o en
enfermedades.

Segundo elemento: una falta. El delito de homicidio o de golpes y heridas


involuntarios es exclusivo de toda intención de atentar contra la vida o la salud
de la víctima.

Tercer elemento: la relación de causa a efecto y el homicidio o los golpes y las


heridas. Este tercer elemento del delito es la relación de causa y efecto en la
falta cometida y el accidente. La falta del inculpado debe ser causa del accidente.

Complicidad

La complicidad de crímenes y delitos según nuestro Código Penal se les impone


la pena inmediatamente inferior a la que corresponda a los autores de este
crimen o delito; salvo en los casos en que la ley consigna otra cosa.

También el mismo artículo 317 cuando nos dice “el que cooperare directamente”
consigna la complicidad.

Tentativa

Según establece el artículo 2 del C.P.D, “Toda tentativa de crimen podrá ser
considerada como el mismo crimen, cuando se manifieste como un principio de
ejecución, o cuando el culpable, a pesar de haber hecho cuanto estaba de su
parte para consumarlo, no logra su propósito por causas independientes de su
voluntad.”

Penalidad

Articulo 319 Código Penal. El que, por torpeza, imprudencia, inadvertencia,


negligencia o inobservancia de los reglamentos, comete homicidio involuntario,
o sea causa involuntaria de él será castigado con prisión correccional de tres
meses a dos años y multa de veinte y cinco a cien mil pesos.
CONCLUSIÓN

El tema de, los golpes y heridas voluntarios e involuntarios, dentro del Código
Penal Dominicano, es directo y claro con respecto a sus artículos. Es por esta
razón que las conclusiones no podrían llegar a ser más que las contundencias
de los artículos 309 y siguientes, y, 319 y siguientes: del Código Penal
Dominicano.

Los propios artículos sobre los cuales se versan estos temas establecen las
penalidades que conlleva cada situación. Ahora bien, cuando hablamos de los
agravantes que se anexan a la comisión de una infracción cualquiera, nos
estamos refiriendo a, las circunstancias que agravan la señalización por
añadírsele otro elemento que empeorar los resultados de la comisión de la
infracción, importando poco si el agente obro por error o equivocación.

Otro asunto importante a resaltar en la conclusión de este trabajo, el lo


relacionado al Art. 312 C.P. Cuando la víctima es un ascendiente, la infracción
se reprime más severamente. En efecto, los golpes voluntarios constituyen un
crimen si son inferidos por el agente a sus padres legítimos, naturales o
adoptivos o a sus ascendientes legítimos.
BIBLIOGRAFIA

 Código Penal de la República Dominicana, Segunda Edición de Bolsillo,


Editora DALIS, Moca República Dominicana. 1999.

 Código Procesal Penal de la República Dominicana, Editora Búho C x A,


Santo Domingo República Dominicana. 2004.

 https://fc-abogados.com/es/golpes-y-heridas/

 https://www.monografias.com/trabajos102/estudio-derecho-penal-
republica-dominicana/estudio-derecho-penal-republica-
dominicana3.shtml