Sei sulla pagina 1di 2

r e s e ña s r e s e ña s

Lo escribió el poeta no es ajeno el autor del libro.


Apátrida significa sin patria (por
hay culebras y nubes de mosquitos al
atardecer.
voluntad o fuerza), y los poemas se Página 14: “Pasaporte del sin nom-
Pasaporte del apátrida consideran como una especie de bre”. Dedicado a Numerio Negidio (N
JUAN MANUEL ROCA pasaporte. En este caso el apátrida N, el demandado). La Historia tiene
Editorial Pre-Textos, colección la Cruz es personaje notorio en su país, y en muchos reclamos contra Colombia
del Sur, Madrid, 2011, 91 págs. él vive y disfruta ampliamente de la por lo que no ha sabido hacer. Mejor
consideración nacional, tanto particu- pensar en el futuro, y realizar aquello
Edición en semilujo, con el patro- lar como oficial. Pero los poetas son que se debe. Lloramos sobre la leche
cinio de Sarah Girri y Jorge Gallar- así. Tortuosos en política, quejosos y derramada.
do, Buenos Aires. 22 × 14,2 cm. 160 malagradecidos. Página 15: “Pasaporte del apátrida”.
g. Contenido: 60 poemas. Neto. Sin Además, voraces en su desmedida La vieja utopía impracticable de ser
arandelas. Elegante. Como debe ser. ambición. Conforman una lista los que “ciudadano del mundo” propone la
Del autor, 68 años, lo esencial está han hecho el viaje a Estocolmo para anulación de los países y poder viajar
dicho. Su trayectoria avala su extensa conocer por anticipado la sala donde libremente por todas partes come-
obra: 16 libros (poesía y prosa), nume- aspiran a ser recibidos con todos los tiendo toda clase de fechorías, sin
rosas publicaciones de toda índole, seis honores. Se imaginan sentados allí, responsabilidad ante nadie. Volver a
prestigiosos premios literarios y una cerca al rey, estos ciudadanos demó- la prehistoria.
actividad intelectual reconocida inter- cratas. Página 17: “Discurso del rey en el
nacionalmente, aunque no sin polémi- Y vamos a los textos. pueblo de los ratones”. Texto político,
ca, la cual es de utilidad publicitaria En su mayor parte son poemas fechado para señalar la importancia
para el artista, como lo enseñara, entre literarios, con temas escogidos en que se le concede. El rey confisca todo,
otros, Gonzalo Arango. la biblioteca. Muchos poetas en Co- y en nombre del Estado queda como
Obra de excelente factura. De la lombia están haciendo lo mismo, aún único propietario del país. Lo que no
trayectoria del autor no podía espe- los mejores. Procedimiento de moda. dice es en dónde y cuándo sucede,
rarse menos. Fácil, seguro, rendidor, universal. Y aparte del antiguo Egipto. Piénselo
Me preguntaron cuánto tiempo poco comprometedor. usted. Relea la historia.
me había costado aprender a escribir. Poesía intelectual, de origen acadé- Página 19: “Poema que vuela en
Respondí que setenta años, dado que mico, para la cual el sentimiento poco un periódico un domingo bajo los
empecé a los diez, con un haikú que cuenta, por considerarlo démodé. Pro- vientos de agosto”. Concluye así: “De
me reprocharon con sorna. Lo trans- hibida la interjección, el interrogante, la utilidad del poema: / Una horda de
cribo aquí por primera vez: la nobleza de espíritu. Y el amor redu- mendigos / Lo arroja a la hoguera / Y
En la mitad del año floreció la cido a la entrepierna. destierra el frío / Que se hunde en la
azulina. (Tesis) Página 9: “El poema”. Dice que el tarde”. Agosto en la capital es su mes
Sus ojos la miraron largamente una buen poema sobrevive a todas las ad- emblemático: la claridad del aire y una
tarde. (Antítesis) versidades del texto escrito y aún a los preciosa luz rosada atraen fotógrafos
Y en diciembre aún estaban que llama “poetastros”. Da a entender extranjeros frente a los cerros tutela-
florecidos y azules. (Síntesis) claramente que la poesía es solo para res. Es también el mes más alegre, que
iniciados y poetas profesionales. ¡No matiza el aire de colores. La miseria
Mi vecinita, que cuidaba en un pa- se atraviese nadie en mi camino! siempre ha existido, pero también se-
tiecito las tales azulinas. Y la música Página 10: “Las puertas”. Ese es el ría grato, de vez en cuando, ser justos
es porque nunca faltó en casa, con mi tema. “Son discretas las puertas. Nada con Bogotá.
madre y sus parientes. Don Camilo, dicen / del que salió por última vez”. Página 21: “Nightmare”. Con in-
maestro de primaria, me había ense- Página 12: “Visita a un cementerio dependencia de la realidad, cada uno
ñado a componer poesías. Mi padre, de autos”. “Es posible que mañana se vive su mundo como puede. Hubo
cosa rara, no atravesó objeción. encuentren / Estas necrópolis hundi- quiénes se lanzaran de cabeza en el
Este comentario para explicar que das en la arena / Y alguien guarde en abismo desde el hermoso salto del
hacia los setenta años el arte se vuelve su maleta / Alguna pieza del Chevro- Tequendama.
actividad natural en quienes, desde let rojo / Como la huella de una edad Página 22: “Confesión de un so-
niños, encontraron la belleza en su primitiva”. El autor conserva la vieja, litario”. Uno es Nadie cuando no ve
camino (qué frase linda). “Belleza” conveniente y práctica costumbre de nada más fuera de sí. Ese nadie es muy
en abstracto nada significa, pero en iniciar verso con mayúscula, a fin de representativo en la poesía del autor.
una obra como ésta lo es todo. “La indicar su comienzo. Pero es que hay Trucos calculados para sobresalir.
práctica hace al maestro”, decían en una cosa: ya no se escribe en verso. “Nadie” resulta ser la curiosa soledad
mi escuelita rural. Prosa fragmentada. del que vive metido en todas partes,
Hecho el exordio, va el discurso. Hay otros cementerios, más inte- porque no puede vivir sin que le vean.
La poesía política (por convicción resantes que los de autos: son los de Página 23: “Poema de amores”.
o cálculo) es la más efímera. En pocos embarcaciones, en una orilla de mar o “Las muchachas del burdel / Cuelgan
años todo cambia. Y el poeta también de río. Tema de fotógrafos y de poetas, en las ventanas / Sus calzoncitos de
cambia. Gran maestra, la vida. A ello pero éstos no suelen andar por allí: encaje a media asta. / Son su forma de

B O L E T Í N C U LT U R A L Y B I B L I O G R Á F I C O , V O L . X L I X , N Ú M . 8 7 , 2 0 1 5 [reseñas-27]
r e s e ña s r e s e ña s

guardar luto / Por la muerte de Teresa el valor de enfrentarse con los artis-
Cabral, / La mulata que olía a jengibre tas y los intereses de les marchands.
y a nueces de Pará”. Sin la crítica especializada, las artes
Página 25: “Poema de los desem- mueren. Recuérdese el caso de Rivera,
barcos”. Desembarcan: Un espejo que llevaba una pistola al cinto “para
para el emperador Maximiliano, un orientar a la crítica”.
poeta extraviado (García Lorca), Kro- Los libros no son buenos o malos en
potkin, Rimbaud, y otros que tenían sí mismos. Son parte del lector. En él
pasaporte. viven, en él se realizan. Supóngase un
Página 27: “Poema de gracias a Bo- gran libro que nadie ha leído, fuera de
humil Hrabal”. Rescate de un peque- su autor. Tal libro no existe.
ño volumen de Novalis. O cualquier Reseña bibliográfica es resumen.
otro en peligro de desaparecer. No llegamos hasta el final del libro,
Página 28: “Mapa de un país fan- pero usted sí podría, en la comodidad
tasma”. Recorrido por Colombia. No de su casa, darse el gusto.
quiere que exista propiedad privada. Poemas que dicen cosas. Preferibles
Que todo sea de libre acceso para to- a los que nada dicen. Los buenos libros
dos. Imposible. Ni en Cuba. De una de poesía son cada vez más escasos.
calle a otra te detiene un guardia.
Comedidamente te dice que estás Jaime Jaramillo Escobar
extraviado, que te conducirá al hotel.
Las gentes son fáciles de manejar, por
ser tan crédulas.
Página 31: “Mapa del barrio”. Año-
ranza del barrio, tema recurrente en
los poetas. “Viejas pandillas en torno
a las fogatas”. “Planeaban amores
y atracos / y sueños de gloria en los
estadios”. Etc.
Suele elogiarse como preferible el
estilo natural y sencillo, al alcance
de todos. Si así fuese, grandes obras
desaparecerían. La literatura se
convertiría en simple redacción para
simples gentes, incapaces de acceder
a un pensamiento más elaborado, de
mayor complejidad y medios expresi-
vos más sutiles. Dejaría de ser arte.
Por el contrario, de lo que se trata
es de enseñar a ver, oír y pensar. Si
el arte de la escritura se acaba, como
se profetiza, será por eso: por haberse
rebajado a la mediocridad general.
La crítica se hace por compara-
ción con lo mejor. La falta de crítica
literaria en nuestro medio obedece a
precauciones para no torear culebras
bravas. Si es con miedo, no llegaremos
a parte alguna.
La única publicación en Colombia
de reseñas no comprometidas es este
Boletín. Todas las demás reseñas son
promocionales: para las propias edi-
ciones en las revistas universitarias,
las editoriales en sus propios medios,
el negocio del libro en su beneficio,
el interés de los autores. ¿Y por qué
se acabó la crítica independiente de
artes plásticas? Desde la desapari-
ción de Marta Traba nadie ha tenido

[reseñas-28] B O L E T Í N C U LT U R A L Y B I B L I O G R Á F I C O , V O L . X L I X , N Ú M . 8 7 , 2 0 1 5