Sei sulla pagina 1di 7

LA VOZ A TI DEBIDA.

1.- Introducción del autor y su obra.

Pedro Salinas (1891-1951) fue un poeta español, miembro de la Generación


del 27, en la que destacó como poeta del amor. Profundo intelectual y humanista,
Salinas estudió las carreras de derecho y de filosofía y letras. Fue lector de español en
la Universidad de París entre 1914 y 1917, año en que se doctoró en letras. En la
década de 1920 comenzó una asidua colaboración con la Revista de Occidente y fue
catedrático de lengua y literatura españolas en las universidades de Sevilla y Murcia.
Trabajó como lector de español en Cambridge. Junto a Guillermo de Torre dirigió la
revista Índice literario (1932-1936). En este último año emigró a Estados Unidos,
donde se desempeñó como profesor en distintas universidades, y allí vivió hasta su
muerte, salvo algunos períodos en que dictó clases en la Universidad de San Juan de
Puerto Rico. Poeta subjetivo, heredero de la tradición amorosa de Garcilaso de la
Vega y de Gustavo Adolfo Bécquer, el gran tema de su poesía fue el amor, a través
del cual matizó y recreó la realidad y los objetos.
La obra poética de Salinas suele dividirse en tres etapas: la primera etapa,
llamada etapa inicial (1923–1932) está marcada por la influencia de la poesía pura de
Juan Ramón Jiménez y los ecos de las vanguardias futurista y ultraísta. La idea de la
depuración y perfección poéticas y el protagonismo que van cobrando en ella los
temas amorosos perfilan lo que será su etapa de plenitud. Pertenecen a esta etapa
Presagios, Seguro azar y Fábula y signo. La segunda, denominada etapa de plenitud
(1933–1939) está formada por la trilogía amorosa inspirada en su amor por una
estudiante estadounidense que conoció en España: La voz a ti debida, cuyo título está
tomado de un verso de la Égloga tercera de Garcilaso de la Vega, Razón de amor y
Largo lamento, cuyo título está tomado de un verso de Gustavo Adolfo Bécquer. Y por
último, la etapa del exilio (1940–1951) está formada por El contemplado , Todo más
claro y otros poemas , y su obra póstuma Confianza. De esta época se suele destacar
su impresionante poema «Cero», suscitado por la destrucción que provocan las armas
atómicas.

2.- Situación de la voz a ti debida en la producción del autor.

La voz a ti debida la situamos en su segunda etapa, la etapa de plenitud, que


junto a esta se presentan otras de sus dos grandes obras: Razón de amor y Largo
lamento. Es la etapa más sublime de su carrera ya que es donde aparecen las obras
mencionadas anteriormente que le llevaran a la cumbre de autor de poesía amorosa
por excelencia. Es capaz de transmitir los más hondos sentimientos que siente por su
amada y plasmarlos en el papel.
La vida de Pedro Salinas estuvo siempre ligada a la enseñanza y a la literatura,
la que consideraba una experiencia total, que abarca todas las facetas del ser
humano. Maestro de Luis Cernuda y miembro mayor de la llamada Generación del 27,
Salinas fue considerado como el gran poeta del amor y como estandarte de la
armonización entre las facetas de crítico, profesor y poeta.
Extraído de:
http://www.cedecom.es/cedecom-ext/noticia.asp?id=804
http://es.wikipedia.org/wiki/Pedro_Salinas (Y los enlaces del final).
http://challengerk22.googlepages.com/literatura_del_siglo_xx.pdf

3.- Primeras impresiones.

La voz a ti debida nos muestra como el autor es capaz de plasmar un amor tan
inmenso. Este amor, precisamente, sería el designado como el amor de su vida, ese

1
por el que darías la vida, ese del que, de dos personas se hace una. Es un amor
completamente sincero y puro y Salinas lo refleja en la intención que tiene de
demostrarle a la amada todo lo que siente por ella, es como si deseará proclamar a los
cuatro vientos que es su amada y que lo será por siempre . A pesar de que cuando
este se acaba llega el momento de las despedidas y de las lamentaciones, Salinas
consigue sacar a flote la pasión que aún conserva dentro.

4.- Poema.

Yo no necesito tiempo
para saber cómo eres:
conocerse es el relámpago.
¿Quién te va a ti a conocer
en lo que callas, o en esas
palabras con que lo callas?
El que te busque en la vida
que estás viviendo, no sabe
mas que alusiones de ti,
pretextos donde te escondes.
Ir siguiéndote hacia atrás
en lo que tú has hecho, antes,
sumar acción con sonrisa,
años con nombres, será
ir perdiéndote. Yo no.
Te conocí en la tormenta.
Te conocí, repentina,
en ese desgarramiento
brutal de tiniebla y luz,
donde se revela el fondo
que escapa al día y la noche.

5.- Título del fragmento.

Perecedero pasaje.

6.- Síntesis o resumen del contenido.

He interpretado el fragmento del poema a raíz del verso cuatro. Narra como
para conocer a una persona a veces no hacen falta años, porqué él a su amada la
conoció en un momento, en el preciso momento en que la vio. Le bastó simplemente
mirarla para que sus ojos le plasmaran la verdad que escondía ella dentro de su alma.
Entonces no hacía falta que viera su pasado o su futuro, él veía su presente, el del
momento del encuentro que fue como una tormenta llena de sombras y luces donde
sus rostros se perdían.

7.- Tema principal.

El amor fugaz.

8.- Análisis métrico.

Yo no necesito tiempo |8 | E. Suave.


para saber cómo eres: |8 | Pausa Versal.
conocerse es el relámpago. | 9-1>8 (sinalefa conocerse-es) | Pausa Versal.

2
¿Quién te va a ti a conocer | 8 (sinalefa va-a) | E. Suave.
en lo que callas, o en esas | 8 (sinalefa o-en) | Polipausado.
palabras con que lo callas? | 8 | Pausa Versal.
El que te busque en la vida | 8 (sinalefa busque-en) | E. Suave.
que estás viviendo, no sabe | 8 (sinalefa que-estás) | Polipausado.
mas que alusiones de ti, |8 | Pausa Versal.
pretextos donde te escondes. | 8 (sinalefa te-escondes) | Pausa Versal.
Ir siguiéndote hacia atrás | 7+1>8 (sinalefa e-ha / hacia-atrás) | E. Suave.
en lo que tú has hecho, antes, | 8 (sinalefa tú-has) | Polipausado.
sumar acción con sonrisa, |8 | Pausa Versal.
años con nombres, será | 7+1>8 | Polipausado.
ir perdiéndote. Yo no. |7 | Polipausado.
Te conocí en la tormenta. | 8 (conocí-en) | Pausa Versal.
Te conocí, repentina, |8 | Polipausado.
en ese desgarramiento |8 | E. Suave.
brutal de tiniebla y luz, |8 | Pausa Versal.
donde se revela el fondo | 8 (sinalefa revela-el) | E. Suave.
que escapa al día y la noche.| 8 (sinalefa que-escapa / escapa-al) | Pausa Final.

Medida: se trata de 21 versos (simples) de arte menor, en los que los versos
son octosílabos. El autor recurre a las licencias métricas para conseguir la medida y
hay algún verso oxítono (2) y otro proparoxítono (1).
Rima: no presenta una rima exacta, a pesar de que hay versos (6-7) en que la
rima es consonante, el resto no tiene rima o es más bien asonante (7-13). En cuanto a
la cantidad, la mayoría de versos presenta una rima paroxítona.
Pausas: los versos son bastante similares, en cuanto al uso de signos
diacríticos, pero tenemos una gran variedad de pausas y encabalgamientos a lo largo
del fragmento.
Estrofa: se presenta una estrofa isométrica.

9.- Análisis estilístico.

Verso 3: Metáfora
Verso 4: Hipérbaton.
Verso 5 y 6: Aliteración (s).
Versos 6 y 7: Paranomasia.
Versos 7 y 8: Polipton (vida, viviendo)
Verso 13 y 14: Metáfora y Paralelismo.
Verso 16 y 17: Anáfora. Metáfora (16)
Verso 20 y 21: Personificación, Metáfora e Hipérbaton.

El poeta utiliza pocos recursos estilísticos. La forma más utilizada es la


metáfora. Es un poema que intenta hacernos llegar el mensaje y que a pesar de cuidar
la belleza, el mensaje recobra más importancia.

10.- Género literario del texto.

Es un texto lírico porque como principal tema tenemos el sentimiento del autor
por medio del discurso. También encontramos otra de las características líticas que es
la subjetividad, el autor expresa su realidad interna a partir de metáforas y de ideas
que no son objetivas. Está presente a través del “yo” lírico y la realidad recreada se
presentan mediante impulsos o emociones humanas. Posee multiplicidad significativa,
que suscita a diversas interpretaciones.

3
A pesar de todo el autor no se olvida de la belleza y nos transporta a una noche
de tinieblas y sombríos, pero a la vez, con luces y claridad que dan la sensación de la
vida y la muerte o en este caso de la ida y la vuelta del amor.

11.- Comunicación literaria y tipología textual.

Pertenece a la lírica. Los textos poéticos comunican las más íntimas vivencias
del hombre, lo subjetivo, sus estados anímicos.
Cabe destacar que la historia se produce entre un narrador en primera persona
(yo) y un receptor directo (su amada)
El espacio de la acción no se destaca, a pesar de que la metáfora y
comparación de que utiliza en contraposición del amor efímero nos transporta a una
sensación de penumbra y claroscuro que lleva a la soledad posterior, cuando el amor
se acaba.

12.- Función lingüística.

Cuando el lenguaje se utiliza para producir belleza, para llamar la atención


sobre sí mismo, actúa en él la función poética. Lo importante no es tanto lo que se dice
sino cómo se dice. El escritor pretende suscitar en el receptor una serie de
sensaciones de belleza, creatividad e influencia a través de la forma de su mensaje.
Son válidos todos los recursos expresivos. Se pretende crear belleza usando el
lenguaje. Es la función principal en poemas, novelas, obras de teatro y canciones.
También es una de las principales funciones en los refranes y además aparece en el
lenguaje coloquial; cualquier persona, al construir su mensaje, selecciona de manera
consciente o inconsciente las palabras, las inflexiones de la voz o los tipos de
oraciones para conseguir una transmisión más eficaz de aquello que se pretende
comunicar. Esta función, al igual que la representativa, se centra en el mensaje, pero
al contrario que ella, en su forma y no en su contenido. En los poemas además se
refleja esta función destacando sus recursos estilísticos.

13.- Estructura del texto.

Estructura interna.
El poema está estructurado en tres partes:
a. En la primera; exposición del tema (v.1-6): el autor explica como él conoció a la
amada a primera vista y dice que a través de las palabras no es posible
conocerla, porqué no es mujer de muchas palabras.
b. En la segunda; desarrollo (v.6-15): se ilustran una serie de ejemplos a partir de
los cuales llegará a una conclusión.
c. En la tercera; desenlace (v.15-21): finalmente narra como él, ciertamente es el
único que la conoce, por que la conoció en su momento, como la tormenta y
cuando paso esta, ella se fue.

La división estrófica en este caso, si coincide con los párrafos y así es que los
puntos nos ayudan a interpretar el final de estos. Aún así entre el desarrollo y el
desenlace hay un “yo no” que quizás interfiera en esta conclusión.

Estructura externa.
El fragmento seleccionado está dividido en cinco párrafos, que no coinciden en
su extensión (3-3-4-5-6). No aparecen encabezados por ningún marcador discursivo,
dado que es un fragmento poético
Está escrito en verso, que consta de 21 versos con libre rima y una gama de
encabalgamientos que hace que el poema vaya fluyendo a lo largo de su lectura y las

4
pausas versales nos ayuden a parar el ritmo. Aún así a veces el ritmo es entrecortado
en algunos versos.

14.- Plano morfosintáctico.

14.1. Morfología.
14.1.1 Sintagma nominal.
Sustantivos: hay una gran gama de sustantivos a lo largo del poema. Con su
presencia y profusión caracterizamos un estilo nominal de ritmo lento, por tanto el
hecho de los sustantivos aporta una armonía al poema. La mayoría son sus
sustantivos concretos que hace que su lectura sea más de un estilo conversacional,
pero no se olvida de los sustantivos abstractos como el tiempo, que marcan, dan
personalidad y sentido al poema.
Adjetivos: en el fragmento hay una ausencia de estos y por esta parte se añade
concisión, objetividad y dinamismo al texto. Los que aparecen son objetivos (brutal y
repentina).
Artículos: cabe destacar la omisión de estos en muchos de los casos, como por
ejemplo:
“no sabe más que alusiones de ti, pretextos donde te escondes”
“sumar acción con sonrisa”.
“ desgarramiento brutal de tiniebla y luz”.
Pronombres: La utilización de estos es muy relevante ya que involucran
directamente a una segunda persona, la cual hace que sea participe de la situación.
Utiliza tanto pronombres personales en función de sujeto como de complemento
directo. Su presencia implica a un intimismo en el universo poético.

14.1.2. Sintagma verbal.


Persona: utiliza sobre todo la primera persona y la segunda, hasta los versos
finales no da alusión a la tercera persona. Esto implica la producción de un carácter
coloquial.
Modo: el modo que impera es el indicativo, que contribuye a ofrecer un valor
objetivo.
Tiempo: encontramos verbos presentes, pasados y futuros. Esto nos implica la
importancia que le quiere dar el autor al verbo y como es capaz de jugar con todo el
poema.
- El presente actualiza hechos pasados y expresa lo inmutable.
- El pasado refleja una acción puntual que ocurrió.
- El futuro refleja más alguna acción que un verbo. Tiene un valor hipotético
(v.7: “El que te busque en la vida..”).
Voz: está en activa durante todo el texto y hace que el fragmento adquiera
agilidad y expresividad.

14.2. Sintaxis.
Aparición de oraciones subordinadas y sólo en alguna ocasión aparece un
desorden (v.4) durante la pregunta retórica y al final también podría considerarse este
desorden.
También encontramos complementos que influyen en la temporalidad de la
acción y en el transcurso de esta. Todo esto produce una sensación de agilidad en
algunos momentos, pero sin embargo en otros aporta armonía y tranquilidad al verso.

15.- Plano semántico.

Utiliza un lenguaje coloquial-culto, es decir no utiliza palabras demasiado


cultas, pero aún así no le hace falta, el poema ya es bello de por si. Por eso carece de
estas y no implica que el lenguaje utilizado sea el coloquial.

5
No se distingue ningún rasgo que pueda verificar que el español proviene de
alguna zona de España, o incluso fuera de esta.
Los campos semánticos más destacables son: el de la meteorología y el de la vida
como sentido existencial.
Como ya he mencionado anteriormente, el fragmento pretende llegar al
receptor con un fin exacto de enamorar a través del sentido que refleja, a pesar de que
también se ve la belleza sensorial que desea inculcarle a este a través de las palabras.

16.- Plano léxico.

Utiliza el lenguaje denotativo en la mayoría del poema, exceptuando algún que


otro verso, como por ejemplo:
“Te conocí en la tormenta”, que no es que la conociera un día que había tormenta,
sino que fue una especie de visto y no visto, llegó pero se fue.
No tiende a tener ambigüedad y predominan las palabras simples.

18.- Conclusiones y valoración final.

El fragmento comentado pertenece al poemario La voz a ti debida de Pedro


Salinas. Y lo más destacable es el ansia por hacernos llegar un mensaje claro sobre
sus sentimientos y que podamos captar como se siente sin olvidarse del valor estético,
pero en esta ocasión lo hace a través de las imágenes que nos proporciona en el
fragmento.
El principal objeto a destacar es el tema principal del amor, en este caso al
principio de este a pesar de que no deja de ver el final. Lo relacionamos con su etapa
de plenitud porqué pertenece a La voz a ti debida y es donde se relata el amor que
siente por una persona que conoce y de la que se enamora súbitamente (como se
refleja en el fragmento) y a la que le dedica estos versos.
A mi parecer Pedro Salinas en este poema refleja unos sentimientos puros que
le llevan más allá de todo lo sensorial y a plasmarlo de una forma en que cualquier
persona a la cual le escribieran unos versos así, sentiría la necesidad inmensa de ir
junto a la persona que lo escribe. Pienso que son poemas muy profundos de esos que
calan hasta lo mas hondo de una persona y que hacen que esta pueda sentirse feliz a
través de las palabras. Por otra parte creo que juega muy bien con las palabras y nos
hace ameno el texto a través de las profundidades que esconde cuando lees sus
versos. En ocasiones puede resultar un tanto empalagoso o repetitivo, yo,
especialmente en poesía amorosa prefiero a otros autores, porque considero que este
aunque mezcle la belleza y lo que quiere mostrar no siempre consigue hacerlo.

6
7

Interessi correlati