Sei sulla pagina 1di 1

DINÁMICAS DE ACTIVACIÓN

(Actividades grupales de corta duración que nos ayudan a mantener un ambiente sano y activo
para el aprendizaje)

Recomendaciones específicas
• Las dinámicas de activación son parte fundamental del proceso de formación, por lo que
deben estar acordes al ambiente de aprendizaje de respeto e inclusión que promovemos.
• Ideal que tengan una duración de 2 a 5 minutos máximo.
• Mientras ejecutamos una dinámica de activación seguimos siendo facilitadores de procesos
de aprendizaje. Somos en todo momento referente de ejemplo de responsabilidad,
respeto y empatía con las personas participantes.
• El objetivo de la dinámica de activación es mantener a las personas presentes con su
cuerpo y mente en disposición para aprender. En este sentido recomendamos:
o Si las personas participantes están muy dispersas, haciendo mucho ruido, hablando
entre ellos en un momento que no es para ello, podemos hacer una dinámica de
activación que nos permita bajar el exceso de energía. Ejemplos: Ejercicios de
relajación, respiración, masaje colectivo.
o Si las personas presentes están tranquilas en exceso, con pocas ganas de
participar, adormecidas, podemos hacer una dinámica de activación que nos permita
subir la energía. Ejemplos: Ejercicios que nos motiven a mover el cuerpo y juegos
en que debemos poner en uso nuestra concentración.
• Si durante la ejecución de la dinámica de activación siente que a la mitad de la misma ya
logró que las personas presentes estén con disposición para seguir aprendiendo, detenga
el ejercicio, agradezca la energía entregada y se continúa. A veces por querer terminar
la dinámica de activación hasta el final, desaprovechamos momentos en que ya logramos el
objetivo y por querer terminarla se vuelve a perder la atención del grupo.
• Las dinámicas de activaciones pueden ser un excelente medio para conectar con los
contenidos de la sesión, por lo que no siempre tienen que ser algo “desconectado” a nivel
de contenidos de lo que estamos trabajando. Ejemplo: Si el tema de la sesión es “toma de
decisiones”, se podría hacer una dinámica de activación que a la vez que nos permita
ponernos en disposición de aprender, nos invite a tomar decisiones durante el juego.
• Tenga a la mano varias dinámicas de activación elegidas y dependiendo de la energía
del grupo en el momento, escoja una de éstas.
• El tipo de dinámica debe estar conectado al “grado de riesgo” del proceso de cohesión
del grupo. Por ejemplo, si a penas se están conociendo, hacer una dinámica de activación
que invita a sentarse en la pierna de otra persona, puede ser contraproducente para el
logro de un ambiente sano de aprendizaje.