Sei sulla pagina 1di 1

Colegio Sagrada Familia

Depto. Convivencia Escolar

Escuela para Padres y Apoderados

Reunión Mes de Julio

Tema: La importancia de educar con límites y normas

Los hijos no siempre hacen lo que los padres quieren. Cuando un hijo se comporta mal, el padre, madre o
cuidador tiene que decidir cómo va a responder. Desde pequeños, todos los niños necesitan reglas para aprender
el comportamiento apropiado. Para la mayoría de los padres disciplina equivale al castigo, pero la palabra
disciplina significa realmente formar y enseñar.

Las normas marcan pautas de comportamiento estableciendo lo que está permitido y lo que no, mientras que los
límites marcan hasta donde deben llegar de modo que no interfieran negativamente en los demás, de esta
manera regulan el accionar de los sujetos y permiten la convivencia social

Las normas y los límites son fundamentales porque otorgan a los hijos sentimientos de seguridad, protección,
van creando sus propios referentes y van aprendiendo pautas de lo que válido y de lo que no lo es creando su
propia escala de valores. De esta manera la convivencia será más estable, habrá respeto entre todos y se
preparará al adolescente para enfrentarse a esta sociedad que se rige por restricciones y obligaciones.

Cada edad o periodo de la vida de nuestros hijos requiere de unas normas y límites que debemos de ir
estableciendo según su crecimiento por muchos motivos: de salud, de seguridad, de convivencia, de valores
morales. Cada familia será responsable de establecer estas normas y límites, para lo cual es importante
considerar lo siguiente:

 Ser comprensibles: las normas y límites deben estar establecidos de forma clara, y los niños y jóvenes deben
saber que comportamiento se espera de ellos.
 Dejar que nuestros hijos se expresen: tener en cuenta su opinión al respecto de estas normas, escucharles y
llegar a un acuerdo, aunque no siempre significará estar de acuerdo con ellos.
 Explicar por qué: detrás de cada norma y límite debe haber una explicación lógica, y no un “porque si, o
porque yo lo digo”.
 Mejor positivas que negativas: indicarles qué conductas esperamos de ellos, no solamente decir que se porten
bien.
 Hay que recordar estas normas periódicamente: cuando se vean venir ciertos problemas hay que anticiparse y
recordarles lo acordado para que así luego no sea tarde.

No olvidar:

 No olvidemos que tanto los niños y jóvenes aprenden por modelos, los padres somos sus modelos a imitar, por
eso hay que mostrar un comportamiento acorde a lo que les enseñamos.
 Reconocer sus habilidades por sobre sus defectos. No centrarse solo en los éxitos y fracasos escolares, pues
éstos serán una parte de sus vidas, pero no lo único importante.
 Los padres, cuidadores o adultos a cargo deben seguir la misma línea, no contradiciéndose uno al otro y
mucho menos delante del niño o adolescente.
 Muchas veces a los niños o adolescentes les costará asumir los límites que tanto necesitan, por lo tanto es
importante enseñarles tanto sus derechos como sus obligaciones.

Para finalizar:

Así como cada familia, el colegio también establece normas y límites que regulan el comportamiento en base a
derechos y deberes de los estudiantes de acuerdo a su edad. Es fundamental el apoyo de las familias en el
cumplimiento de estas normas para el desarrollo de los estudiantes, no solo académico sino también
emocional y social.