Sei sulla pagina 1di 4

La diversidad lingüística

en el Uruguay:
el caso de los DPU

DIDÁCTICA y Prácticas Docentes


Sandra Román | Licenciada en Lingüística, FHCE (UdelaR).

En el Uruguay existe un imaginario político una variedad dialectal del portugués que, técni-
de que somos una sociedad monolingüe. En mu- camente se denomina DPU (Dialectos Portu-
chos sectores predomina la idea de un Uruguay gueses del Uruguay), y popularmente se conoce
lingüísticamente homogéneo. Esto es así a pesar como portuñol. La peculiaridad de esta situación
de que el proceso de construcción histórica de fue objeto de numerosos estudios lingüísticos
nuestra sociedad tuvo una naturaleza fuertemen- nacionales e internacionales, que analizaron el
te plurilingüe: no debemos olvidar la presencia fenómeno desde múltiples puntos de vista. Mi
de los grandes grupos migratorios que llegaron a intención en este artículo es hacer una lectura de
Uruguay entre 1860 y 1920. Estos grupos proce- esta situación lingüística de la frontera desde la
dentes de toda Europa –aunque mayoritariamente perspectiva de los derechos humanos.
de España e Italia– trajeron consigo sus lenguas
y dialectos. Pero además, el Uruguay presenta Los derechos lingüísticos como derechos
una situación lingüística muy particular en las humanos
fronteras con Brasil. «La región norte y nores- En las últimas décadas viene cobrando cada
te del país se caracteriza por tener un sustrato vez más importancia el concepto de derecho lin-
cultural y lingüístico portugués debido a que sus güístico como un derecho humano fundamental.
habitantes originales eran portugueses. Cuando En este marco, el reconocimiento de la lengua
desde el gobierno de Montevideo se promueve la materna de cada individuo es considerado un
colonización del área de frontera uruguayo-bra- derecho humano fundamental. Los defensores
sileña con el objetivo de detener el avance portu- de los derechos de las minorías lingüísticas han
gués, estos pobladores originales de la frontera definido el derecho lingüístico como «el dere-
entran en contacto con hispanohablantes. Como cho de cada persona a “identificarse de manera
resultado de este proceso de colonización surgen positiva con su lengua materna, y que esta iden-
las ciudades gemelas uruguayo-brasileñas: (Ar- tificación sea respetada por los demás” (...) Esto
tigas/Quaraí, Rivera/Livramento, Río Branco/ implica, como derechos fundamentales, el dere-
Yaguarón) que constituirán paradigmas de con- cho de cada individuo (...) a recibir educación
vivencia bicultural» (Barrios, 1996). Como re- pública a través de ella, a usarla en contextos
sultado de este proceso histórico que pone en si- oficiales socialmente relevantes, y a aprender
tuación de contacto lingüístico al portugués y al por lo menos una de las lenguas oficiales en su
español, surge en estas comunidades fronterizas país de residencia» (Hamel, 1995:12).

Diciembre 2012 / QUEHACER EDUCATIVO / 21


Los hablantes de DPU constituyen una mi- La diglosia fronteriza
noría lingüística; ahora procederemos a analizar Como resultado de la planificación lingüís-
cuáles han sido las acciones políticas del Estado tica llevada adelante por el Estado uruguayo
uruguayo para tratar esta situación. no solo aumentó el bilingüismo en la zona
Uruguay se encuentra dentro de un grupo fronteriza del Uruguay, sino que la misma se
de países que no ha explicitado una política lin- estructuró lingüísticamente como diglósica.
güística manifiesta acerca de una lengua nacio- La diglosia se define como una situación lin-
nal u oficial que deba obligatoriamente ser utili- güística relativamente estable, en la cual en el
zada en contextos institucionales. Sin embargo, seno de una comunidad se utiliza una variedad
esto no quiere decir que no exista una política lingüística “alta” o prestigiosa para la educa-
lingüística, existe en forma tácita, no explícita, ción y los ámbitos institucionales, y una va-
y a veces aparece en documentos aislados que riedad lingüística “baja” y menos prestigiosa
regulan ámbitos específicos. En este sentido, la en los ámbitos informales y familiares. En el
política lingüística del Estado uruguayo ha te- caso de nuestra frontera, el español es la va-
nido un carácter fuertemente homogeneizador. riedad “alta”, adecuada para las situaciones
DIDÁCTICA y Prácticas Docentes

Uno de los primeros documentos que hace re- formales, y los DPU constituyen una variedad
ferencia a la planificación lingüística es la “Ley “baja”, usada en las situaciones familiares e
de Educación Común”, redactada por José Pe- informales.
dro Varela y aprobada por el gobierno de Lo- Las situaciones de bilingüismo y diglosia
renzo Latorre en 1877. Se trata en realidad de en la frontera han demostrado ser, en verdad,
un decreto-ley, denominado “Reglamento de la muy complejas. Luis E. Behares (1984) ha
Instrucción Pública”, en el que se consagraba la llamado la atención sobre el hecho de que se
educación generalizada, laica, gratuita y obliga- pueden distinguir dos matrices de bilingüismo
toria, y el uso del español que aparecía con la en la frontera: una matriz correspondiente a
denominación de “Idioma Nacional”. Específi- las clases bajas, caracterizada por la presen-
camente, el artículo 38 afirma: «En todas las cia de un dialecto del portugués como lengua
escuelas públicas la enseñanza se dará en el primaria y el español estándar como lengua
Idioma Nacional». Este decreto-ley se consti- “superpuesta”; y una matriz correspondiente a
tuye entonces como el primer acto de planifica- las clases medias y altas, caracterizada por el
ción lingüística y se impone como un modelo español como primera lengua y el portugués
de enseñanza monolingüe, al mismo tiempo que como lengua secundaria. Esto quiere decir que
desconoce la existencia de otras lenguas que se buena parte de los hablantes de la frontera –los
hablaban en el país. Por un lado van a quedar pertenecientes a clases bajas– tienen como
por fuera de los ámbitos de la educación todas lengua materna los DPU o portuñol. Esto re-
las lenguas habladas por los grupos migratorios, presenta una situación particularmente pro-
facilitando un proceso de asimilación lingüísti- blemática para los niños en cuyas familias se
ca que terminó por erradicar estas lenguas en to- usan los DPU y deben escolarizarse en espa-
dos los ámbitos; y por otro lado, los uruguayos ñol. El siguiente poema de Fabián Severo 1 nos
hablantes de portugués fronterizo fueron vícti- muestra las dificultades que deben atravesar
mas de un proceso de aculturación a partir de la estos niños por no poder superar esta barrera
aplicación de este decreto-ley. lingüística que se les impone en las escuelas
de frontera:

 1
  En línea: http://www.youtube.com/watch?v=tPOR-N4EZyc

22 / QUEHACER EDUCATIVO / Diciembre 2012


La diversidad lingüística en el Uruguay: el caso de los DPU

“Hay que exigir que se hable sólo español


Mi madre falava mui bien, yo intendía. en la escuela y lugares públicos para poder
Fabi andá faser los deber, yo fasía. hacer desaparecer el brasilero en todos los
Fabi traseme meio litro de leite, yo trasía.
medios” (hablante de Vichadero).
Desí pra doña Cora que amañá le pago, yo
disía.
Deiya iso gurí y yo deiyava. “Aquí en casa yo hablo español, pero a ve-
ces se me escapa algo y ellos (los niños) apren-
Mas mi maestra no intendía. den enseguida. Me parece que si me obligaran
Mandava cartas en mi cuaderno a hablar uno solo, ese sería el español, porque
todo con rojo (igualsito su cara) y asinava es más serio y lo habla la gente educada. Pero
imbaiyo. la verdad es que a veces nos gusta a hablar
también el otro y... no sé. Si a uno le hablan,
Mas mi madre no intendía.
Le iso pra mim hijo y yo leía. uno contesta y por ahí sigue hablando en bra-
silero sin darse cuenta. Si una vecina cruza a
Mas mi madre no intendía. contarme algo, siempre me lo cuenta en bra-

DIDÁCTICA y Prácticas Docentes


Qué fiseste meu fío, te dise que te portaras silero, y yo también si tengo que contar algo,
bien así como de la vida cotidiana, también lo uso.
y yo me portava. Me parece que es más gracioso. Nos sentimos
mejor, como que nos tenemos más confianza”
A historia se repitió por muitos mes.
Mi maestra escrevía mas mi madre no (hablante de Tranqueras).
intendía.
Mi maestra escrevía mas mi madre no “A mí me gusta hablar brasilero, es lo de
intendía. nosotros. Claro, ustedes hablan más mejor, pero
a mí me gusta el brasilero. Ya la maestra me
Intonses serto día mi madre entendió y dise: dijo que estos (los hijos) van a tener problemas
Meu fío, tu terás que deiyar la escuela en la escuela. Pero es lo que hablamos noso-
y yo dejé.
tros” (hablante de Minas de Corrales).

En estos testimonios queda claro el carácter


¿Cómo se sienten los hablantes de DPU avasallante del español como lengua de pres-
en relación con su situación lingüística? tigio. En general, los DPU son percibidos de
Como se señalaba anteriormente, desde el manera muy negativa por sus hablantes; aún
ámbito de los derechos humanos se plantea el aquellos que reivindican su uso lo ven como
derecho de cada hablante a identificarse de una variedad poco prestigiosa y en algunos
manera positiva con su lengua materna. Cabe casos como un estigma social. En caso de
preguntarse entonces cuáles son los sentimien- mantenerse esta situación, cabría preguntarse
tos que tienen hacia su lengua. A continuación cuáles son las posibilidades de mantenimiento
voy a presentar la transcripción de algunos tes- como lengua, aun para las situaciones informa-
timonios de hablantes de DPU, en los que mani- les. Sin embargo, recientemente se ha venido
fiestan sus percepciones (Barrios, 2001): dando un proceso de fuerte defensa del uso del
portuñol por parte de algunos sectores de la
“En realidad somos unos rompe-idiomas, comunidad: han surgido libros de poesía, can-
porque no hablamos el brasilero ni el español. ciones e incluso recetarios en portuñol. Quizás
En realidad es un entrevero, esto que hablamos el ejemplo que resulta el indicador más fuerte
no es nada” (hablante de Tranqueras). de estos movimientos reivindicativos del uso
del portuñol es la canción del grupo de rock
“Aquí hablamos un entrevero, ni portugués Trabuco Naranjero 2:
ni español, con un ritmo brasilero. Yo creo que
se debería hablar solo español, pero como acá
todo el mundo habla así...” (hablante de Minas
de Corrales).  2
  En línea: http://www.youtube.com/watch?v=5cuhf26BRBE

Diciembre 2012 / QUEHACER EDUCATIVO / 23


La diversidad lingüística en el Uruguay: el caso de los DPU

Dizein que semo analfabeto Nunca uso calsonciyo


E que falemo tudo mal Por baxo dos pantalao
Dizein que falemo atravesado Que tein que vé, chorizo cum bicicleta
E que semo uns animal Eu sei que num tein que vé
Vayam tomá, vayam tomá no rabo Ma quein é tú pa me dizé
E se dexem de jodé Como rimá, como vivé, como falá
E se dexem de jodé Querein matá nosso costume
E nos dexem vivé tranquilo Como se nós fosse delincuente
E si quero falá errado Tao morrendo de ciúme
Num teño problema nao Porque falemo diferente.
DIDÁCTICA y Prácticas Docentes

En la actualidad, en las escuelas de frontera se imparte una educación bilingüe en portugués


estándar y español estándar, el DPU sigue relegado a los ámbitos informales. Si a esto le sumamos
la imagen negativa que los hablantes tienen de los DPU, se podría pensar en su futura desaparición
como lengua. El surgimiento de estos incipientes movimientos reivindicativos del portuñol abre
la posibilidad de una revitalización del uso del mismo y de su mantenimiento en la comunidad.

Bibliografía
ANEP. CODICEN. República Oriental del Uruguay (2008): Documentos de la Comisión de Políticas Lingüísticas en la Educación Pública.
Diciembre de 2006-Noviembre de 2007. En línea: http://www.anep.edu.uy/anepdatosportal/0000000362.pdf
BARRIOS, Graciela (1996): “Planificación lingüística e integración regional: el Uruguay y la zona de frontera” en A. M. Trindade; L. E.
Behares (orgs.): Fronteiras, educação, integração, pp. 83-110. Santa María: Universidade Federal de Santa María (UFSM).
BARRIOS, Graciela (2001): “Políticas lingüísticas en el Uruguay: estándares vs. dialectos en la región fronteriza uruguayo-brasileña”
en Boletim da ABRALIN, v. 24, pp. 65-82.
BEHARES, Luis Ernesto (1985): Planificación lingüística y educación en la frontera uruguaya con Brasil. Montevideo: Instituto Intera-
mericano del Niño.
HAMEL, Rainer Enrique (1995): “Derechos lingüísticos como derechos humanos: debates y perspectivas” en Alteridades, 5 (10), pp. 11-23.

24 / QUEHACER EDUCATIVO / Diciembre 2012