Sei sulla pagina 1di 2

LOS NIÑOS HABLAMOS CON JESÚS

Tal vez hace mucho tiempo que no estás un rato a solas con Jesús en la capilla.
Lo primero que te sugerimos es que te arrodilles delante de Jesús, lo mires sobre
el altar y hagamos juntos una breve oración de adoración, en la que reconozcas
toda su grandeza como verdadero Hijo de Dios hecho hombre, todo el amor que te
ha manifestado a lo largo de tu vida y le pidas que sea El mismo quien disponga tu
corazón para poder escucharlo y aceptar sinceramente lo que Él quiera decirte.

Canto

G: Seas por siempre bendito y alabado


T: Mi Jesús Sacramentado
G: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo
T: Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

“Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para
pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el
mundo, los amó hasta el fin.”

Canto

G: Seas por siempre bendito y alabado


T: Mi Jesús Sacramentado
G: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo
T: Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

“Y habiendo tomado pan, después de haber dado gracias, lo partió, y les dio,
diciendo: Esto es mi cuerpo que por vosotros es dado; haced esto en memoria de
mí. De la misma manera {tomó} la copa después de haber cenado, diciendo: Esta
copa es el nuevo pacto en mi sangre, que es derramada por vosotros.”

Canto

G: Seas por siempre bendito y alabado


T: Mi Jesús Sacramentado
G: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo
T: Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

“Entonces Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del
Hijo del Hombre y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi
carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el día final. Porque
mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.”

Canto
Ponte más cómodo ahora, te puedes sentar, mirarlo e imaginar que estás con Él
en Galilea, cerca del lago, con los discípulos y rodeado de toda la gente que lo
seguía. Es el mismo Jesús, bajo apariencia de pan, el que está delante de ti.

(Silencio)

Texto bíblico

Canto

Le decimos a Jesús en nuestro corazón, esta oración.

Oración del Niño Misionero

Papito Dios:
Tú me has creado con todo el cariño que puede tu corazón, y
quieres que sea tu misionero, que hable de tu amor a mis amigos
y hermanos, y que lleve a casa y al colegio tu mensaje salvador.

Tu sabes que no tengo riquezas materiales, pero te ofrezco lo que


tu me has dado: mis manos para ayudar a otros, mi corazón para
amar a todos los niños del mundo, mi inteligencia para fabricar un
mundo mejor, mi voz para hablar de ti a quienes no te conocen, mis
pies para llevar tu palabra a quien anda triste.

Todo esto me lo has dado y no quiero guardármelo para mi solito.


Lléname de valentía, señor. Yo sé que juntos podremos devolverle
al mundo la felicidad. Amen

Canto

Para terminar tu adoración puedes abrir tu corazón al Señor pidiendo lo que


necesites y especialmente, por las necesidades de la Iglesia y del Santo Padre.

Canto final