Sei sulla pagina 1di 4

Qué son el BIOS y el UEFI

El BIOS fue creado en 1975, y sus siglas significan Basic Input Output System o sistema
básico de entrada y salida. Su función principal es la de iniciar los componentes de hardware
y lanzar el sistema operativo de un ordenador cuando lo encendemos. También carga las
funciones de gestión de energía y temperatura del ordenador.
Cuando enciendes tu ordenador lo primero que se carga en él es el BIOS. Este firmware
entonces se encarga de iniciar, configurar y comprobar que se encuentre en buen estado el
hardware del ordenador, incluyendo la memoria RAM, los discos duros, la placa base o la
tarjeta gráfica. Cuando termina selecciona el dispositivo de arranque (disco duro, CD, USB
etcétera) y procede a iniciar el sistema operativo, y le cede a él el control de tu ordenador.

La Interfaz de Firmware Extensible Unificada o UEFI (Unified Extensible Firmware


Interface) es el firmware sucesor, escrito en C, del BIOS. A mediados de la década pasada
las empresas tecnológicas se dieron cuenta de que el BIOS estaba quedándose obsoleto, y
140 de ellas se unieron en la la fundación UEFI para renovarla y reemplazarla por un sistema
más moderno.
En esencia, todo lo que hemos dicho antes que hace el BIOS lo hace también la UEFI.
Pero también tiene otras funciones adicionales y mejoras sustanciales, como una interfaz
gráfica mucho más moderna, un sistema de inicio seguro, una mayor velocidad de arranque
o el soporte para discos duros de más de 2 TB.
Las diferencias de UEFI frente a BIOS
A continuación te dejamos una lista con las principales diferencias entre UEFI y BIOS. Se
trata de las características que han añadido en la primera para que no se limite a sustituir a la
segunda, sino para que también la mejore notablemente.
La diferencia más notable para el usuario medio entre ambos firmwares está en el aspecto.
El BIOS tiene un diseño muy MS-DOS, y sólo te puedes mover por él mediante el teclado.
La UEFI en cambio tiene una interfaz muchísimo más moderna, permite incluir animaciones
y sonidos, y te permite utilizar el ratón para interactuar con ella.
Debajo del capó, el código de UEFI se ejecuta en 32 o 64 bits, mientras que la BIOS suele
hacerlo en 16 bits.
Los sistemas con BIOS sólo soportan hasta cuatro particiones y discos duros de una
capacidad máxima de 2,2 TB. Eso es porque utilizan el esquema de particiones MBR. UEFI
por su parte utiliza un GPT más moderno, que pone el límite teórico de capacidades de discos
duros en 9,4 zettabytes, aunque de momento no se fabrica ninguno tan grande.
El arranque del ordenador es más rápido con UEFI de lo que lo era con BIOS.
UEFI también intenta mejorar la seguridad con su funcionalidad Secure Boot. Se trata de un
arranque seguro que empezó a utilizar Windows 8 con bastante polémica, y que evita el inicio
de sistemas operativos que no estén autenticados para protegerte de los bootkits, un malware
que se ejecutan al iniciar Windows.
Y por último, el UEFI se puede cargar en cualquier recurso de memoria no volátil, lo que
permite que sea independiente de cualquier sistema operativo. También se le pueden añadir
extensiones de terceros, como herramientas de overclocking o software de diagnóstico.
-
hablamos de la diferencia que existe entre las versiones de Windows de 32-bit y las
versiones de 64-bit. A primera vista ambas tienen las mismas funciones, las mismas
características, el mismo funcionamiento… pero nada más lejos de la realidad, porque ambas
tienen diferencias
La principal diferencia nos la encontramos en la cantidad de memoria con la que puede
trabajar el sistema: 32-bit sólo puede trabajar hasta con 4GB de memoria. Esto quiere decir
que, por ejemplo, Windows en 32-bit no puede aprovechar más de 4GB de memoria RAM
(sin trucos sólo presentes en Windows Server) aunque tengamos más instalada en nuestro
ordenador, mientras que Windows 7 en 64-bit puede subir hasta los 192GB de RAM.
Existen otras diferencias notables aparte de la cantidad de memoria que podemos instalar en
el ordenador, como una mejor gestión de la memoria RAM o funciones de seguridad que no
están disponibles en el Windows de 32-bit. En otras palabras, no tienes que tener más de 4GB
de memoria RAM para aprovechar las ventajas de los 64-bit en tu ordenador, por lo que
conviene dar el salto si tienes el hardware adecuado.

Al instalar una nueva unidad de disco en una PC con Windows 8 o Windows 10 el


sistema le pregunta si desea usar las estructuras de partición MBR o GPT. Si
alguna vez usted quiso saber más sobre esto, entonces siga leyendo.Una
estructura de partición define cómo está estructurada la información en la
partición, dónde comienzan y terminan las particiones, y también el código que se
usa durante el inicio si una partición es booteable. Si alguna vez ha hecho
particiones o a formateado un disco es probable que se encuentre con las dos
estructuras principales de partición: Registro maestro de arranque (Master Boot
Record)(MBR) y Tabla de particiones GUID (GUID Partition Table). GPT es un
estándar más nuevo y está reemplazando gradualmente a MBR. GPT trae consigo
muchas ventajas, pero MBR sigue siendo el más compatible y sigue siendo
necesario en algunos casos. Este no es un estándar solo de Windows: Mac OS X,
Linux y otros sistemas operativos también pueden usar GPT.

RELACIONADOS

Para qué sirve el administrador de discos de Windows

Cómo clonar un disco duro paso a paso

Cómo formatear un disco duro en Windows

Como instalar maquinas virtuales en tu PC


Limitaciones de MBR
MBR se introdujo por primera vez con IBM PC DOS 2.0 en 1983. Se llama Master
Boot Record porque el MBR es un sector de arranque especial ubicado al
comienzo de una unidad. Este sector contiene un gestor de arranque para el
sistema operativo instalado e información sobre las particiones lógicas de la
unidad. El gestor de arranque es un código pequeño que generalmente carga el
gestor de arranque más grande de otra partición en una unidad. Si tiene Windows
instalado, los bits iniciales del cargador de arranque de Windows residen aquí; por
eso es posible que tenga que reparar su MBR si se sobrescribe y Windows no
inicia. Si tiene Linux instalado, el gestor de arranque GRUB generalmente se
ubicará en el MBR.

MBR tiene sus limitaciones. Para empezar, MBR solo funciona con discos de
hasta 2 TB de tamaño. MBR también solo admite hasta cuatro particiones
principales; si desea más, debe convertir una de sus particiones principales en una
“partición extendida” y crear particiones lógicas dentro de ella.

Ventajas de GPT
GPT es un estándar más nuevo que está reemplazando gradualmente al MBR.
Está asociado con UEFI, que reemplaza el viejo BIOS con algo más moderno.
GPT, a su vez, reemplaza el viejo sistema de partición MBR con algo más
moderno. Se llama Tabla de particiones GUID porque cada partición en su disco
tiene un “identificador global único” o GUID, una cadena aleatoria tan larga que
cada partición GPT en la tierra probablemente tenga su propio identificador único.

GPT no sufre los límites de MBR. Las unidades basadas en GPT pueden ser
mucho más grandes, con límites de tamaño que dependen del sistema operativo y
sus sistema de archivos. GPT también permite un número casi ilimitado de
particiones. De nuevo, el límite aquí será su sistema operativo: Windows permite
hasta 128 particiones en una unidad GPT, y no es necesario crear una partición
extendida para que funcionen.

En un disco MBR, los datos de partición y arranque se almacenan en un solo


lugar. Si estos datos se sobrescriben o corrompen, estás en problemas. Por el
contrario, GPT almacena múltiples copias de estos datos en el disco, por lo que es
mucho más robusto y puede recuperarse si los datos están corruptos.

GPT también almacena valores de verificación de redundancia cíclica (CRC) para


verificar que sus datos estén intactos. Si los datos están dañados, GPT puede
notar el problema e intentar recuperar los datos dañados desde otra ubicación en
el disco. MBR no tenía forma de saber si sus datos estaban corruptos: solo se
sabia que había un problema cuando el proceso de arranque fallaba o las
particiones de su unidad desaparecian.