Sei sulla pagina 1di 2

¿Qué es el derecho penal?

El derecho penal es la ciencia que se encarga del estudio de las normas jurídicas que
establece específicos comportamientos como infracciones (delitos o faltas) y ordena la
aplicación de sanciones (penas y medidas de seguridad) a quienes incurren en ellas.

El Derecho Penal surge como el instrumento de control más estricto, al cual se debe
acudir como última medida cuando todas las demás formas de superar la dificultad fallan.

El Derecho Penal se constituye de la adición de todos los principios que regulan los efectos
que conlleva una conducta bajo la amenaza o intimidación de un castigo o pena como
medida de seguridad.

¿Cuáles son las funciones del derecho penal?

El Derecho Penal cumple con la función de proteger a la sociedad, estableciendo castigos


para las infracciones que se cometen o las normas que se incumplen, lo que lo convierte
en un instrumento de naturaleza represiva. Por otro lado, cumple con esa misma a través
de la prevención de las posibles ejecuciones de infracciones futuras, lo que la hace
además de origen preventivo.

Las dos funciones del derecho Penal son complementarias, debido a que actúan como una
unidad.

El Derecho Penal además ejerce con un propósito represivo, en razón de que interviene
para controlar o determinar una sanción por el delito cometido. Sin embargo esta función
represiva siempre está vinculada a la prevención, porque al castigar la infracción lo que se
busca es evitar a la vez que el delito se cometa en el futuro por otras personas o por el
mismo delincuente.

¿Qué significa delito?

Como señala Zaffaroni, el delito es “una conducta típica, antijurídica y culpable”. Esta
noción orienta sobre el ordenamiento que se debe seguir para realizar la formulación de
las preguntas para definir si se cometió un delito en una situación concreta:

Se debe cuestionar si existió un comportamiento, porque si falta el carácter genérico del


delito se establecerá como ante la presunta falta de conducta y en consecuencia, no es
pertinente seguir con el estudio.

Después se debe interrogar si el comportamiento está individualizado en una clase de


penal, porque en la situación contraria nos hallaremos con una conducta atípica.

Si la forma de actuar es típica, cabe entonces cuestionar si es antijurídica. Cuando se tiene


una conducta típica y antijurídica (un injusto penal) tiene sentido interrogar si es
reprochable al autor, lo que significa, si es culpable porque en los presuntos de
inculpabilidad el injusto no es delito.