Sei sulla pagina 1di 285
Plan Especial d e Protección y Catálogo Numero de Sector 3 Nombre SANTA PAULA -

Plan Especial de Protección y Catálogo

Numero de Sector

3

Nombre

SANTA PAULA - SANTA LUCIA

Aprobación definitiva

25 de Mayo 2.000

       

DESARROLLO DEL PLAI\J ESPECIAL DE PROTECCION DEL CONJUNTO HISTORICO DE SEVILLA

PLAN ESPECIAL DE PROTECCION - SECTOR 3: ftSANTA PAULA-SANTA LUCIA¡¡

DE PROTECCION - SECTOR 3: ftSANTA PAULA-SANTA LUCIA¡¡ ,:;;:;:.::.:". ~-::.¡ /' .,_,./i~,., ' . c
DE PROTECCION - SECTOR 3: ftSANTA PAULA-SANTA LUCIA¡¡ ,:;;:;:.::.:". ~-::.¡ /' .,_,./i~,., ' . c
,:;;:;:.::.:". ~-::.¡ /' .,_,./i~,., ' . c ,{-t,,C·~ ' ~ L:\. PLAZA E ICLESJ -\
,:;;:;:.::.:". ~-::.¡
/'
.,_,./i~,.,
'
.
c
,{-t,,C·~ '
~
L:\. PLAZA E ICLESJ
-\
DE SA.~TA
LUCIA.
Dibujo de R. Ford et> !Sll.

DIRECCION GENERAL DE BIEl~ES CULTURALES CONSEJERIA DE CULTURA. JUl~TA DE ANDALUCIA

MEMORIA DE INFORMACION

F. Alv10RES-ARQUEOLOGO I F. lv1El~DOZA-ARQUITECTO

GERENCIA DE URBANISMO EXCMO. AYUNTAMIENTO DE SEVILL

ÍNDICE.

DESARROLLO DEL PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL CONJUNTO HISTÓRICO DE SEVILLA.

PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL SECTOR 3 LUCÍA"

MEMORIA DE INFORMACIÓN.

ÍNDICE.

"SANTA PAULA-SANTA

1.-

INTRODUCCIÓN .

l.l.-

JUSTIFICACIÓN LEGAL.

l.2.-

ÁMBITO Y OBJETO DEL PLAN ESPECIAL

l.3.-

MÉTODO DE TRABAJO.

2.-

EL ESPACIO TERRITORIAL Y URBANO DE REFERENCIA. 2.1.- LOCALIZACIÓN.

2.2.-

EL MEDIO FÍSICO.

3.-

ANÁLISIS HISTÓRICO.

3.1.-

INTRODUCCIÓN.

3.2.-

ANÁLISIS VISUAL HISTÓRICO

3.3.-

3.2.l.- PLANIJVIETRÍA HISTÓRICA. 3.2.2.- ICONOGRAFÍA. ANÁLISIS DE TOPÓNIMOS.

3.4 -

ARQUEOLOGÍA. 3.4.l.- PLANTEAMIENTOS PREVIOS. 3.4.2.- METODOLOGÍA ARQUEOLÓGICA. 3.4.3.- NIVEL HISTÓRICO. VALORACIÓN HISTÓRICA DEL

SECTOR.

3.4.3.1

-

ACTUACIONES

ARQUEOLÓGICAS

REALIZADAS

 

EN EL SECTOR.

3.4.3.2.-

EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL SECTOR. 3.4.3.2.l.- ROMA. ESTADO DE CONOCIMIENTO E INTERPRETACIÓN. 3.4.3.2.2.- MEDIEVO ISLÁMICO. ESTADO DE CONOCIMIENTO E INTERPRETACIÓN. 3.4.3.2.3.- MEDIEVO CRISTIANO. ESTADO DE CONOCIMIENTO E INTERPRETACIÓN. 3.4.3.2.4.- EDAD MODERNA. ESTADO DE CONOCIMIENTO E INTERPRETACIÓN. 3.4.3.2.5.- EDAD CONTEMPORÁNEA. ESTADO DE CONOCIMIENTO E INTERPRETACIÓN.

3.5.- EDIFICIOS DESAPARECIDOS 3.5.1.- LA ORDEN DE ALCÁNTARA 3.5.2.- EL COLEGIO DE NIÑOS DE LA DOCTRINA 3.5.3.- EL CONVENTO DE LA ENCARNACIÓN DE LAS MONJAS DE BELÉN. 3.5.4.- LA MANZANA LIRA-HINIESTA.

3.6. - ELEMENTOS NODALES. 3.6.1.- IGLESIAS

3.6.l.1.-

IGLESIA DE SANTA MARINA.

3.6.l.2.-

IGLESIA DE SAN MARCOS.

3.6.l.3.-

IGLESIA DE SANTA LUCÍA.

3.6.l.4.-

IGLESIA DE SAN ROMÁN.

3.6.l.5.-

IGLESIA DE SAN JULIÁN.

3.7.-

CONVENTOS

3.8.-

3.7.l.- MONASTERIO DE SANTA PAULA. 3.7.2.- CONVENTO DE SANTA MARÍA DEL SOCORRO. 3.7.3.- CONVENTO DE SANTA ISABEL. 3.7.4.- CONVENTO DE SIERVAS DE MARIA Y MINISTRA DE LOS ENFERMOS. ALTIMETRÍA

3.9.-

CONCLUSIONES DEL ESTUDIO HISTÓRICO. 3.9.1.- PARTICIPACIÓN DEL SECTOR EN LOS PLANES 'J~-

ENSANCHE Y REFORMA INTERIOR. 3.9.2.- CONCLUSIONES GENERALES. 3.10.- BIBLIOGRAFÍA BASE UTILIZADA.

4.- ANÁLISIS URBANÍSTICO.

4.1- ANÁLISIS

DE

LOS ELEMENTOS FÍSICOS DE LA

URBANA. 4.1.l.l-LA RED VIARIA.

4.1.l.l.l.-DIMENSIONAMIENTO.

ESTRUCTURA

4.l.l.2.-

LOS ELEMENTOS NODALES DE LA TRAMA:

LA;_:

PLAZAS.

 

4.l.l.3.-

LOS

ESPACIOS

PRIVADOS

INTERIORES

A

LAU

4.1.1.4.-

MANZANAS. OBSTÁCULOS PARA PERSONAS CON MOVILIDAl)

REDUCIDA. 4.1.2.- EL ESPACIO EDIFICADO.

4.1.2.1.-

MORFOLOGÍA DE MANZANA.

4.1.2.2.-

MORFOLOGÍA DE PARCELAS.

4.1.2.3.-

LA RELACIÓN ENTRE SUPERFICIE DE MANZANAS

Y RED VIARIA.

4.1.2.4.-

ALTURA Y NÚMERO DE PLANTAS.

4.1.2.5.-

LAS TIPOLOGÍAS DE EDIFICIOS.

4.1.2.5.1.-

DEFINICIÓN DE LOS TIPOS.

4.1.2.5.2.-

RELACIÓN DE EDIFICIOS POR TIPOS.

2

·\

PLAN ESPECIAL DE PROTECCION DEL SECTOR 3 DEL AVANCE DEL PLAN ESPECIAL DE PROTECCION DEL CONJUNTO HISTORICO DE SEVILLA . SECTOR 3" SANTA PAULA-SANTA LUCIA".

DOCUMENTO PARA LA APROBACION DEFINITIVA

GERENCIA DE URBANISMO DE SEVILLA. DIRECCION GENERAL DE BIENES CULTURALES. JUNTA DE ANDALUCIA.

MEMORIA DE INFORMACION.

1.- INTRODUCCION.

1.1.- JUSTIFICACION LEGAL.

En la Resolución de 29 de Diciembre de l. 987 del Consejero de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía, por la cual se aprobaba el Plan General de Ordenación Urbana de Sevilla, se reiteraba la necesidad de redactar un Plan Especial de Protección con la incorporación de "un Catálogo que pe,jeccione el régimen de protección de los elementos del C01!junto Histórico como Bienes de Interés Cultural".

La actual Delimitación del Conjunto Histórico no sólo abarca el recinto amurallado sino que incluye los arrabales históricos, el recinto de la Exposición Iberoamericana de 1.929, los entornos aislados de monumentos exteriores (La Cartuja y Hospital de las Cinco Llagas) y zonas como El Porvenir o la Huerta de la Salud, quedando ésta aprobada por la Consejería de Cultura y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía el 27 de Septiembre de 1.990 y elevándose

a Real Decreto 1.339/ 1.990 de 2 de Noviembre del citado año.

Dada la gran extensión del Conjunto Histórico y la cantidad de edificios catalogados, se hacía inevitable la redacción de un Planeamiento Especial único para todo él, por lo que el 23 de

DESARROLLO

PLAN

DEL

PLAN

DE

ESPECIAL,

DE

PROTECCION

DEL

3:

CONJUNTO

"SANTA

HISTORICO

DE

SEVILLA

LUCIA"

ESPECIAL

PROTECCION

SECTOR

PAULA-SANTA

5. SM"TA PAULA. SANTA LUCi.A l!Wtfi\ OA!.UJJtl. f sm l!J!!!laiilO/' ol """""" / /
5.
SM"TA PAULA.
SANTA LUCi.A
l!Wtfi\ OA!.UJJtl.
f
sm l!J!!!laiilO/'
ol
""""""
/
/
t.tLEl
:l'!llQl!III!:
/
"
/
!
IWl !Da!ffl.L1
,,_,
,,,,,.,
1
US QDIC(l u.m.tB I
---,~, (
!
1-----i
1
J
!l. 8.1.:'f lllE
.--'
\
!
",~
,,
--------;'
\
,., ,,,,
L BAIHnL

PLANO

DE

SITUACION

PLAN ESPECIAL

JUNIO DE

1996

1/1

11

11

11

i

I

Diciembre de 1.992 se firma un Convenio entre el Excmo. Ayuntamiento de Sevilla y la Consejería de Cultura y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, por el cual sería de aplicación la excepcionalidad prevista en el artículo 32.2 de la Ley 1/91 de "Patrimonio Histórico de Andalucía" , pudiéndose formular un planeamiento de protección, si no lo tuviera, de modo parcial y por zonas con características históricas, tipomorfológicas y edilicias homogéneas, así como condiciones urbanísticas similares.

v~••

Posterionnente, el 3 de Agosto de l. 993 se suscribe el "Protocolo para el Desarrollo del Convenio" entre la Gerencia de Urbanismo y la Dirección General de Bienes Culturales, en el que se regulan distintos aspectos sobre las relaciones entre ambas Administraciones.

El 27 de Mayo de 1.994 se realiza la toma de conocimiento por parte del Excmo. Ayuntamiento de Sevilla del "Avance del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de Sevilla, permaneciendo en exposición pública desde el 17 de Junio al 22 de Julio de 1. 994.

El 29 de Julio de 1.994 se aprueba el Avance del Plan Especial por el Pleno del Excmo. Ayuntamiento de Sevilla y es remitido a la Dirección General de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía el 5 de Agosto de l. 994, a efectos de que se emitan los informes preceptivos señalados en el art. 32 de la Ley 1/91 de Patrimonio Histórico de Andalucía. En el documento de Avance se realiza una sectorización del Conjunto Histórico de Sevilla a efectos de un posterior desarr6llo mediante un planeamiento de protección sectorial, si no lo tuviera.

'

La Dirección General de Bienes Culturales resuelve con fecha 21 de Septiembre de 1.994, informar favorablemente la sectorización del Conjunto Histórico propuesta en el Avance del

Plan Espe~ial de Protección.

El presente Plan Especial es un desarrollo del Avance del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de Sevilla redactado en 1.995 en el territorio que se encuentra en el ángulo Nororiental del casco intramuros. Forma parte de un Convenio suscrito entre la Gerencia de

2

Urbanismo de Sevilla y la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía basado en la Ley

1/1.991 del Patrimonio Histórico de Andalucía, artículo 32.2.

Este Convenio denominado "Convenio sobre el Proceso para la Redacción del Planeamiento del Conjunto Histórico de Sevilla", recoge en su parte expositiva la diversidad urbana existente dentro del Conjunto de Sevilla así como la dificultad técnica de implementar un único Plan

Especial de todo su ámbito.

Su parte dispositiva se articula en cinco acuerdos:

J.- Reconocimiento de la viabilidad de aplicar el citado artículo 32.2 de la Ley

111.991.

2.- Establecimiento de una estrategia transitoria para aunar criterios sobre Licencias de Obras y Protección del Patrimonio Arqueológico.

3.-Acordar la redacción de 1111 Avance de Planeamiento para todo el Conjunto

Histórico con el siguiente contenido básico:

-Directrices generales para la protección, reforma y rehabilitación del

Conjunto

Histórico.

-Directrices

ge 11 erales

para la protección del Patrimonio Arqueológico.

-Directrices generales para la elaboración del Catálogo de elementos protegidos.

-Directrices generales de tráfico, transportes y aparcamientos.

-Directrices ge 11 erales para la ubicación de las actividades y los equipamientos.

3

-Sectorización del Conjunto Histórico a efectos de la formulación del Pla11eamiento Especial de Protección, o de la idoneidad del planeamiento vigente o en tramitación

-Directrices ge11erales para el co11te11ido de los Pla11es Especiales.

La sectorización realizada en el Capítulo:VI-3 recoge el ámbito de Santa Paula- Santa Lucía

como:

"Sector que por la problemática descrita, en cada 11110 de ellos, requieren un análisis en profimdidad del que podría derivarse alteraciones tipomorfológicas a contemplar e11 u11 nuevo planeamie11to especial".

Por lo tanto, el presente Plan tiene por objeto la ordenación detallada y completa del Ambito

delimitado por el Sector 3, Santa Paula- Santa Lucía del conjunto Histórico de Sevilla. El Plan

se redacta de acuerdo con la Ley 1/91 de Patrimonio Histórico Andaluz, siendo el instrumento

de planeamiento adecuado para la ordenación y protección del ámbito de referencia.

El Plan Especial de Protección tiene como contenido las determinaciones recogidas en los

artículos 20 y 21 de la Ley 16/85 de Patrimonio Histórico Español.

Emitido el informe favorable por la Consejeria de Cultura de acuerdo con el artículo 32 de la

Ley 1/91 de PHA y aprobado definitivamente el Plan Especial por el Excmo Ayuntamiento de

Sevilla, éste será plenamente competente para autorizar las obras en este Sector del Conjunto

Histórico de Sevilla incluidos los entornos de los Bienes de Interés Cultural e Inscripciones

Especificas en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Artístico, según se expone en el

artículo 20 de la Ley 16/85 del Patrimonio Histórico Español y el artículo 39 de la Ley 1/91 del

Patrimonio Histórico de Andalucía.

4

1.2.- AMBITO Y OBJETO DEL PLAN ESPECIAL.

El ámbito del Plan Especial de Protección es el Sector 4 " Santa Paula- Santa Lucía" del Conjunto Histórico de Sevilla.

Queda delimitado de la siguiente forma:

Por el Norte: Mediana de las calles Fray Diego de Cádiz, Morera, San Hermenegildo y Santa Lucía.

Por el Sur: Mediana de la calle Peñuelas y Plaza de San Román.

Por el Este: Mediana de la calle Sol.

Por el Oeste: Mediana de las calles San Luis y Bustos Tavera.

El carácter del Plan Especial, como su propio nombre indica, es la protección, para lo cual es

necesario tener un conocimiento real y exahustivo del barrio, identificando sus elementos

artísticos, históricos, arqueológicos y arquitectónicos, dotándolos de la protección y medidas

de fomento suficientes para evitar su desaparición y para que las intervenciones que sobre ellos

se realicen pongan en valor los elementos de interés.

Dacia la complejidad del Co1~junto Histórico de Sevilla, el estudio individualizado del Sector

número 4, Santa Paula- Santa Lucía debe dar como resultado una ordenación de su ámbito que

intente resolver sus problemas, aunque el ámbito de solución de los mismos esté füera de su delimitación.

Con este Plan Especial de Protección el Ayuntamiento de Sevilla asume todas las competencias

relativas a la autorización de obras sobre dicho Sector, incluso los entornos de Bienes de

5

Interés Cultural o inscripciones específicas en el Catálogo General del Patrimonio Histórico de

Andalucía, tal y como recoge el artículo 20 de la Ley 16/85 de Patrimonio Histórico Español y

el artículo 38 de la Ley J/91 del Patrimonio Histórico Andaluz en relación a los entornos,

evitando de esta manera la duplicidad de competencias para la concesión de las Licencias de

Obras, con lo que la agilidad y rapidez en la tramitación se verá notablemente mejorada.

1.3.- METODO DE TRABAJO.

Se ha procedido a una adaptación de la Metodología general del Planeamiento en Centros

Históricos al caso singular formado por un fragmento de ciudad como el que nos ocupa. El

Sector Santa Paula Santa Lucía no es un arrabal o una pieza de tejido urbano aislada en sí

misma: está conectada y forma parte del conjunto del casco interior a la muralla musulmana.

Con independencia de la sectorización realizada, necesaria por motivos operativos y

funcionales, el casco intramuros de Sevilla presenta una notable unidad en la que, con

independencia de pequeños arrabales, existe continuidad viaria, siendo dificil identificar y aislar

barrios con personalidad autónoma.

La diferenciación de un sector que se encuentra totalmente incluido en el recinto intramuros de

Sevilla no deja de tener dificultades metodológicas. Las calles límite no constituyen barreras,

sino que son elementos con personalidad propia. De las calles límite, San Luis es la más

caracterizada al ser el eje Norte Sur de fa ordenación romana y medieval. Más que la

identificación de la identidad de un barrio, la sectorización es una herramienta de trabajo, ya

que fragmenta por identidad de problemas, más que por una pretendida identidad cultural,

vecinal o simbólica. Esto es más acentuado en un casco como el sevillano, en el que existe una

notable continuidad del tejido orgánico.

Los problemas que plantea el límite del Plan por calles con continuidad espacial deberán

resolverse mediante una adecuada coordinación entre los instrumentos de planeamiento de los

sectores adyacentes. Que el límite del Planeamiento esté en el eje viario, excluye el tratamiento

6

unitario de la calle como espacio coherente

planeamientos adyacentes.

que debe garant,.zar una adapt c· ·

a ion

d

e

I os

La vida urbana en un sector de centro histórico como el que nos ocupa presenta unas rigideces

funcionales y unas características que las hacen diferentes de cualquier otra en la periferia de la

ciudad. La dificil accesibilidad y el viario insuficiente presentan unos problemas de vida

cotidiana que no tienen fácil solución, ya que implican importantes rigideces y

disfuncionalidades. Por otra parte, la condición del Centro Histórico, ser el depositario de la

Memoria de la Ciudad y de su imaginario simbólico, le prestan unos valores colectivos que se

soportan privadamente, desde la ciudadanía que lo habita. Esta contradicción, la Ciudad como

Memoria y Símbolo colectivo que a la vez es el barrio como habitación y espacio productivo

privado , presta una tensión especial al tratamiento de sus problemas y exige una

formalización institucional y política diferenciada. Los habitantes del Centro Histórico

merecen una atención política especial: de la solución de sus problemas depende que el Centro

Histórico se regenere o se abandone. Apoyos sustanciales a la rehabilitación de viviendas, una

política acertada de aparcamientos para residentes, un transporte colectivo eficaz y ecológico,

atención para los equipamientos escolares y culturales y el fomento y mantenimiento del

pequeño comercio suponen la garantía de la supervivencia de los Centros Históricos a pesar

de los radicales cambios en las formas de vida que se han llevado a cabo en la segunda mitad

del siglo XX.

2.- EL ESPACIO TERRITORIAL Y URBANO DE REFERENCIA.

2.1.- LOCALIZACION.

El sector Santa Paula- Santa Lucía ocupa el ángulo Noreste del casco intramuros de Sevilla ,

estando separado de la ronda de borde por el conjunto formado por la iglesia y el Jardín del

Valle, adición triangular situada extramuros de la ciudad amurallada.

7

Es un sector generado mediante la irradiación de caminos en dirección Norte Sur desde el

segundo recinto amurallado romano . Está caracterizado por los límites, extramuros, formados

por el arroyo Tagarete y la antigua fábrica de Salitre, al Levante y la potente institución monástica de la Trinidad en el ángulo Noreste.

Su límite occidental es la calle San Luis 9ue funciona como frontera con el barrio de la Feria.

Las grandes instituciones nobiliarias, conventuales y sanitarias (Palacio de los Duques de

Alcalá, luego Hospicio de San Luis, Hospital de los Inocentes y Colegio de Niños de la

Doctrina), impermeabilizaron el contacto transversal con el sector occidental de la calle San

Luis. Sólo pequeñas calles filiformes como Arrayán, Divina Pastora, Valderrama y Castellar establecen una incierta relación con el barrio vecino.

La calle Sol - Matahacas, límite oriental del banio se genera por un doble efecto puerta:

desde Santa Catalina, puerta del primer recinto amurallado de Hispalis en época romana

Imperial, hasta la puerta del Sol, vértice Nororiental del segundo recinto islámico.

2.2.- EL MEDIO FISICO.

El Casco intramuros de Sevilla se encuentra situado en las terrazas del Guadalquivir,

producidas por acumulación fluvial, en la zona Bética. Su formación procede del Cuaternario y

corresponden a los depósitos dejados por el río en época postpliocénica. Están formadas por

materiales más o menos homogéneos que van de grano medio a fino.

Comprendida entre una cadena de plegamiento reciente y un basamento antiguo, el paisaje

directamente modelado por el Guadalquivir está representado por una llanura aluvial con

meandros divagantes, más unos aterrazamientos escalonados, esencialmente referidos a la

margen izquierda, alterados en mayor o menor grado por la histórica colonización agrícola. el

8

Guadalquivir es el nivel de base de toda la red de avenamiento de la Depresión y, como tal, es el responsable más o menos directo de la morfogénesis actual del relieve.

El Sector Santa Paula- Santa Lucía ocupa un tramo de la margen izquierda del Guadalquivir y

presenta una morfología sensiblemente llana comprendida entre las cotas +8,0 y +9,0. Sólo se alcanza la cota + 10,6 en la plaza de San Román.

La secuencia de las distintas unidades sedimentarias es la misma que para todo el conjunto de

Sevilla: de abajo a arriba margas, gravas, arenas, limos , arcillas y escombro.

El subsuelo tiene una importante carga de relleno de escombro, tal y como las excavaciones

arqueológicas han demostrado: Entre 2,50 m en Calle Sol hasta 3, 77 m en Calle San Luis.

3.- ANALISIS HISTORICO.

3.1.- INTRODUCCION.

El Sector dispone de referencias de actividad humana desde época romana. L?.• i,;~.;+Pois

historiográficas se centran en la valoración de dos caminos de salida de la ciuQ~

quedado fosilizados hasta la actualidad debido a su uso continuado.

mismo punto, una hipotética puerta que se ubicaría en la zona de la actual iglesia de Santa Catalina.

Ambos saldrían r!el

El primer camino sería coincidente con la actual calle San Luis saliendo hacia el Norte

paralelo al cauce del río hacia las villas de la margen izquierda (Callantes 1950) y Corduba

como destino; se bifurcaría cruzando el río en Tercia para dirigirse hacia la ciudad de Itálica.

La vía principal se bifurcaría de nuevo para dirigirse a las ciudades de la margen derecha,

Ilipa Magna (Alcalá del Río) y la vía paralela al río, a través del vado de las Estacas.

El segundo camino, coincidente con la actual calle Sol, se dirigía hacia las explotaciones

agrícolas de la vega del Guadalquivir (Betis) sin un destino directo como la anterior u otras

9

salidas principales de la ciudad. Una opción hipotética de función complementaria para esta vía y puerta sería la de acceso al ámbito del anfiteatro, que algunos autores sitúan hacia esta zona de la ciudad. Incluso podría situarse este edificio lúdico en el espacio ocupado por el actual jardín del Valle al que sortearía la muralla almorávide conformando la silueta quebrada tan peculiar.

Las hipótesis de las vías citadas se han desarrollado a partir del clásico argumento de la fosilización de las grandes rutas de comunicación entendiendo que éstas se deben a lógicas estructurales del territorio que se perpetúan en el tiempo. Las sucesivas etapas históricas se apoyan en la estructura primaria precedente, las comunicaciones, englobándolas incluso en los procesos de ampliación de la ciudad. Ahora bien, esto sirve para las vías principales ya que observamos ciudades medievales con puertas secundarias cuyas vías no se han perpetuado en etapas posteriores.

El corazón del Sector, que tiene forma de triángulo enmarcado en las dos vías descritas, se encuentra ocupado por los dos grandes conventos de Santa Isabel y Santa Paula con sus respectivas huertas que posteriormente dieron origen al conjunto industrial de Pasaje Mallol.

El eje principal del barrio es Norte- Sur, calle San Luis, que le sirve de borde. La calle Sol es un eje SW-NE, siendo casi paralelo y después divergente a Enladrillada. Tiene una débil relación con el casco extramuros por los extensos jardines del convento del Valle que lo impermeabilizan.

Los ejes transversales son débiles: de Norte a Sur, Fray Diego de Cádiz, que sirve de límite, Macasta, Duque Cornejo, Santa Paula y Peñuelas, que sirve de límite por el Sur.

Las parroquias históricas se sitúan en los bordes del Sector: San Román apoyada en Sol y Enladrillada; Santa Marina y San Marcos apoyadas en San Luis; San Julián en la Puerta de Córdoba y Santa Lucía en la antigua Puerta del SoConstituye uno de los sectores más

10

inmaduros del Casco intramuros de Sevilla por su aislamiento, deficiente red viaria y uindustrial y marginal dentro de la especialización funcional de la Ciudad. Su alejamiento del Sur (centros de Poder) y Poniente (tráfico portuario) especializaron el sector en agricultura (huertas) y posteriormente industria de almacenamiento y manufacturas, actividades que generan menos estructura urbana que las demás.

3.2.- ANALISIS VISUAL HISTORICO.

3.2.1.-PLANIMETRIA HISTORICA. Se han analizado los siguientes planos históricos:

1.771.- PLANO DE OLAVIDE. El plano de Olavide es el más antiguo en el que aparece el Sector. La configuración general responde básicamente a la situación actual: edificios públicos en la periferia (parroquias y conventos) y grandes manzanas con huertas en su interior. El sector Norte de la muralla todavía no había consolidado definitivamente las manzanas de borde. Los tres ejes Norte Sur son los mismos que en la actualidad: San Luis, Enladrillada y Sol. Los ejes Este-Oeste son embrionarios o inexistentes. No obstante, existían más espacios públicos a finales del siglo XVIII que en el momento actual. Se han perdido calles completas, como la de las Animas, la prolongación de la calle Sorda a Fray Diego de Cádiz (entonces Rubios), la prolongación de Duque de Montemar a Sorda, la antigua calle de Rossillas (hoy fondo de saco) y algunos adarves. También plazas como la que existía en el cruce de Lira con Hiniesta. Los edificios públicos de la zona son los mismos a excepción del Colegio de Niños de la Doctrina y la posible huerta de la Orden de Alcántara.

1.832.- PLANO DE SEVILLA DE JOSE MANUEL DE ARJONA. Se puede apreciar el cierre parcial, por el Oeste, de la calle de las Animas. Sigue con continuidad la calle Duque de Montemar que acomete a Sorda.

11

1.848.- PLANO DE LUIS SARTORIUS. Se ha consolidado el cierre total de la calle de las Animas.

1.868.-PLANO DE MANUEL ALVAREZ BENAVIDES Y LOPEZ. Ya ha desaparecido la plaza del encuentro de Lira con Hiniesta y comienza a organizarse el

encuentro de las manzanas al Norte con la muralla. Se ciega la calle Duque de Montemar en su encuentro con Sorda.

1.884.-PLANO DEL ESTADO MAYOR DEL EJERCITO. Es el primer plano en que aparece un levantamiento real del tejido urbano. Se ha producido ya el cierre de Sorda. La configuración de las manzanas al Norte, en contacto con la muralla, es la misma ya que en la actualidad.

1.890.-PLANO DE JUAN TALAVERA Y DE LA VEGA Y RICARDO MARIA VIDAL DE SOTO.

Aparece ya el bulevar que sustituyó a la muralla. La fábrica de Salitre se ha transformado en Perneo.

1.891.-PLANO DE ANTONIO DE PADURA Y MANUEL DE LA VEGA CAMPUZANO. Hay una importante supresión de lienzos de muralla y desaparece definitivamente la Puerta del Sol. Aparece un edificio público enfrente de la Iglesia de San Julian, en el número 3 de la misma calle.

1.910.-PLANO DE POLEY. Aparece ya el trazado del Pasaje Mallol conectando definitivamente Santa Paula con San Julián. La plaza de Moravia aparece ya con una curiosa configuración quebrada.

12

1.918.-II CONGRESO NACIONAL DE RIEGOS. Aparece la apertura de Padre Manjón hasta San Julián, que no llegó a terminarse.

¨1.930.-EXCMO AYUNTAMIENTO DE SEVILLA. El espacio ocupado por el Colegio Público Padre Manjón es un extenso solar vacío con el inicio de la apertura de la calle en L. Enfrente de la calle Alcántara aparece el “Escuelas Municipales, Grupo San Julián”, hoy desaparecido. La configuración general del sector es muy parecida a la actualidad. Sin embargo, la demolición masiva de la gran manzana de San Julián y la construcción de numerosos edificios de nueva planta, han dotado al barrio de un carácter suburbial y periférico.

3.2.2.- ICONOGRAFIA.

Como corresponde a un sector que ha ocupado una posición marginal dentro del Casco intramuros de Sevilla, alejado de los centros del Poder del Sur y Poniente de la Ciudad, la iconografía histórica es escasa. Las referencias más antiguas las constituyen los dibujos que el inglés Richard Ford realizó entre los años 1.831 y 1.833, tal como la Iglesia de Santa Lucía (fig 1). Otra imagen de la Iglesia completa dibujada en 1.869, antes del traslado de su portada a la Iglesia de Santa Catalina ,se aprecia en la figura 2. Fue realizada por el pintor oventense Gumersindo Diaz, que estudió en la Academia de Bellas Artes de Sevilla con Joaquín Dominguez Bécquer. La figura 3 muestra el descampado que constituía el interior de la Puerta del Sol . También a Richard Ford debemos una imagen del Convento de Santa Paula fechada en 1.831 (Figura 4). La portada del Convento de Santa Paula fue dibujada en 1.860 por Cecilio Pizarro (Figura 5). Las Puertas del Sol y de Córdoba fueron dibujadas, después de su derribo, por Bartolomé

de Palomo. El derribo se realizó

Tovar en 1.878, para ilustrar el segundo tomo de las Riadas

entre 1.861 y 1.870. La Puerta del Sol, de traza sencilla y fisonomía medieval, fue renovada en 1.595 por el Asistente D. Pedro Carrillo de Mendoza.(Figura 6)

13

En

la

Puerta

de

Córdoba

queda

el

resto

de

una

torre

unida

a

la

Capilla

de

San

ESPADA FRAY DIEGO DE CADIZ HINIESTA JUZGADO

.DE LA TETA RUBIOS RASCAVIEJAS SOBRINO

Herrnenegildo.(Figura 7).

Por último, completa la iconografía del Sector Santa Paula-Santa Lucía un dibujo de Joaquín Guichot realizado en 1.876, en que se describe el patio de la Casa del Rey Moro. (Figura 8).

LOS SIETE DOLORES DE NTRA SRA

-

Como dice Antonio Sancho "Reproduce el patio de la única casa mudéjar de hacia 1.500 que se conserva en Sevilla. El dibujo es ~bra de Joaquín Guichot en 1.876, realizado con la precisión minuciosa que caracteriza todasu obra. En él pueden apreciarse claramente los elementos definitorios del estilo, como los pilares octogonales de ladrillo en la arquería "

i'!ferior, las columnas entorchadas de la superior, alfices, etc

RASCAVIEJAS

LIRA MACASTA

MACATA

CALLE-PLAZA MARTELES

MARTELES MORAVIA MORERA PADILLA PADRE MANJON

 

3.3.-ANALISIS DE TOPONIMOS.

La memoria de la ciudad histórica se refleja, no sólo en los trazados y edificios, sino en los nombres y topónimos que reflejan distintas situaciones pasadas. Consideramos importante realizar un estudio de los nombres del sector y de los hechos relacionados con ellos. Se han recogido todos los hechos urbanos destacables del análisis, aunque no estén directamente ligados a los topónimos de las calles. Las conclusiones del análisis son las siguientes:

RELACION DE

ACTUAL.

CALLES

CALLES

EN

OLAVIDE

.

·'·

(1771)

Y

SU NOMENCLATURA

TOPONIMO

ALCANTARA BORDADORRODRIGUEZ OJEDA

BUSTOS TAVERA SORDA DUQUE CORNEJO

DUQUE

.

TOPONIMO EN OLAVIDE

- SIN SALIDA INQUISICION VIEJA DE LA SORDA

DE BEATOS

.

.

.

.

DE MONTEMAR

TORREBLANCA Y MATARNILLOS

ENLADRILLADA

14

PASAJE MALLOL PEÑUELAS RUIZ DE GIJON

DELAS PEI\1UELAS

SAN

HERMENEGILDO

DE LAS

REJAS

SAN

JULIAN

PZA DE

SAN JULIAN

SAN

LUIS

REAL

SANCHEZ DE CASTRO SANTA LUCIA

SANTA MARINA SANTA PAULA SOCORRO SOL SOLLO

VERGARA

PZA DE LA PUERTA DEL SOL

.DEL SOCORRO

15

MORAL

DESARROLLO

DEL

PLAN

ESPECIAL

PLAN

DE

ESPECIAL

DE

PROTECCION

PROTECCION

DEL

SECTOR

3

o

o

CONJUNTO

uu SANTA

HISTORICO

DE

PAULA-SANTA

SEVILLA

3 o o CONJUNTO uu SANTA HISTORICO DE PAULA-SANTA SEVILLA OLAVIDE 1771 F. AMORES-ARQUEOLOGO / F.
3 o o CONJUNTO uu SANTA HISTORICO DE PAULA-SANTA SEVILLA OLAVIDE 1771 F. AMORES-ARQUEOLOGO / F.
OLAVIDE 1771

OLAVIDE

1771

F.

AMORES-ARQUEOLOGO

/

F.

MENDOZA-ARQUITECTO

PLANOS

HISTORICOS

JUNIO DE

199B

1/3

DESARROLLO

DEL

PLAN

ESPECIAL1

PJ"_,AN

DE

ESPECIAL

DE

J?ROTECCION

PROTECCION

DEL

SECTOR

3

~

CONJUNTO

nsANTA

HISTORICO

DE

PAULA-SANTA

SEVILLA

O N J U N T O nsANTA HISTORICO DE PAULA-SANTA SEVILLA

-------------------------------------------------------·------------------------------------------~

e

e AR,JONA SARTORIUS 184B AL\IAREZ-BENAVIDES 1868 -/ .:. ·

AR,JONA

e AR,JONA SARTORIUS 184B AL\IAREZ-BENAVIDES 1868 -/ .:. · ::/'

SARTORIUS

184B

e AR,JONA SARTORIUS 184B AL\IAREZ-BENAVIDES 1868 -/ .:. · ::/' :·:;.,·

AL\IAREZ-BENAVIDES

1868

-/ .:. · ::/' :·:;.,· ."',' :"' /; ,. ;·{ ' , . (J'·· ''
-/ .:. ·
::/' :·:;.,·
."','
:"' /;
,. ;·{
'
,
. (J'··
''
~~'(
',
•. :.,,.
!
,,~.-:-
,r•.,
.t.=,,
" '
'"
,,,'
,
'

ESTADO ttl\.YOR

DEL

EJERCIIO.

1870

, ' ESTADO ttl\.YOR DEL EJERCIIO. 1870 ESTADO MAYOR DEL EJERCITO. 1884 P L A N

ESTADO MAYOR DEL EJERCITO. 1884

PLANOS

HISTORICOS

F.

AMORES-ARQUEOLOGO

/

F.

MENDOZA-ARQUITECTO

JUNIO DE

1996

_

2/3

DESARROLLO

DEL

PLAN

ESPECIAL

PLAN

DE

ESPECIAL

DE

PROTECCION

PROTECCION

DEL

SECTOR

3

~

CONJUNTO

uu SANTA

HISTORICO

DE

PAULA-SANTA

SEVILLA

I S T O R I C O D E PAULA-SANTA S E V I L
TALAVERA 1890 P A D U R A 1 9 8 1

TALAVERA

1890

TALAVERA 1890 P A D U R A 1 9 8 1

PADURA

1981

PULIDO 1902 R I E G O S 1 9 1 8

PULIDO

1902

PULIDO 1902 R I E G O S 1 9 1 8

RIEGOS

1918

F.

AMORES-ARQUEOLOGO

/

F.

MENDOZA-ARQUITECTO

PLANOS

HISTORICOS

JUNIO DE

1998

3/3

DESARROLLO

DEL

PLAN

ESPECIAL

PLAN

ESPECIAL

DE

DE

PROTECCION

PROTECCION

DEL

SECTOR

3:

CONJUNTO

"SANTA

HISTORICO

DE

PAULA-SANTA

SEVILLA

LUCIA"

EYENDA !:: :\}}:::! PARROQUIAS 1.-SAN ROMAN SXIV 2.-SAN MARCOS SXIV 3.-STA. MARINA 1356
EYENDA
!:: :\}}:::! PARROQUIAS
1.-SAN
ROMAN
SXIV
2.-SAN
MARCOS
SXIV
3.-STA.
MARINA
1356
··············~ . . . .
.
.
"
".
4.-STA.
LUCIA
SXIV
5.-SAN
JULIAN
SXIV
"
)
.·. ·········•·· ·······•·•···•·•·•·•···•···•··
··.··
~
COLEGIO
NIÑOS
DE
LA
DOCTRINA
3.-STA.
ISABEL
~¡1 ESPACIOS
PUBUCOS
PERDIDOS
rnrnmrn mm ESPACIOS
PUBLICOS
GANADOS
l
~/
I
····•<<·•·>>>1<<·
TRAMA
INALTERADA
1
%
::·.·:····
J
~
DELIMITACION
HUERTA
:::::>
STA.
ISABEL SEGUN
"======'
]Q·:·
·.·.·
r
PLANO
5/5/1.894
(
l
~
(\
r'\

EVOLUCION

MORFOLOGICA.

10 30

50

100 mts.

o~

OLAVIDE

1. 771

PLAN ESPECIAL

JUNIO

DE

1998

1/1

1/)7;

·''· ,f'.,. ¡-/;,

./, I

f,

(

LA

PLAZA E IGLESIA

DE Sr\:-.;TA LUCIA.

Dibujo de: R. ror<l e:n 1831.

Figura

1

¡:,\CH:\0.-\

OE

l.,\

IGLESIA

DE ST:\.

LCCL\.

Dibujo ele C. Di.:iz en 1869. JtiO x 260 m111. Comi~irin de .\lonuzncnto~.

Figura

2

VISTA l~TER!On

DE

Li\

PUERTA

Dibujo de R. Ford en 1831.

Figura

3

DEL SOL.

Iglesia del convento de Santa Paula, 1831 Richard FORD (Londres, 1789-Hcavitrce, 1858) Aguada, 230 x

Iglesia del convento de Santa Paula, 1831

Richard FORD (Londres, 1789-Hcavitrce, 1858)

Aguada, 230 x 290 mm

Inscripción: (al dorso) "Thc Portal of thc church of thc Convent of Santa Paula, Se,·illc. Feb. 16. 1831"

Londres, colección Brinslcy Ford. C. B. E

Hon. F.

R.

A.

Figura

4

F.

S.

A.,

Brinslcy Ford. C. B. E Hon. F. R. A. Figura 4 F. S. A., 'ª'·"" ot

'ª'·"" ot ""' r.•.·.,," .,,,,,,_,,

Portada de Santa Paula, 1860

Cccilio PIZARRO (Toledo, 182'-M,1clrid, 1886)

Xilografía, 205 x 158 mm

Firmada: "Piz:irro··

Inscripción:

SEvlLLA"

"PORTADA

DE

SA:S:TA

P.-\CLA.

EN

Figura

5

FACHADA

INTERIOR

DE

LA

PUERTA

DEL SOL

Dibujo de B. Tov.:ir en 1878. 170 x 110 mn1.

Figura

6

í'ACIJ:\DA

EXTERIOR

DEL:\

PUERTA

DE

COílDOil:\.

Dibujo tle B. Tov.ir en 1878. 170 :t 110 n1m.

Figura

7

PATIO

DE

LA

CASA

NU;'-.1.

73

DE Cr\lL~ SOL,

Dibujo de J. Guichot en 1876.

Figura

8

LLAf.TADA

DEL

•REY M:ORO•

ALCANTARA.-Se rotula así en 1.845 por el huerto que ocupaba todo su lado derecho que pertenecía a la orden de Alcántara que recibió donaciones reales en la collación de Santa Lucía en el repartimiento de Sevilla.

BUSTOS TAVERA.- Prolonga el eje de penetración norte-sur que a través de San Luis une la zona de la Macarena con el centro urbano, alargando hacia el Norte el antiguo cardo máximo de la Sevilla romana que termin¡ba a la altura de Santa Catalina.

BORDADOR RODRIGUEZ OJEDA.- Entre Macasta, Duque Cornejo y la Iglesia de Santa Marina existía un amplio espac10 ocupado por huertas que progresivamente fue edificado, dando lugar a la formación de una extensa y compacta manzana. Hubo entre 1.900 y 1.916 una propuesta de abrir una nueva vía que pusiera en comunicación directa

Santa Marina y San Julián, pero sólo se ejecuta en parte (Padre Manjón); en la década de l. 93 O se proyectó la apertura de una vía transversal a la anterior que comunicara Duque Cornejo y Macasta, pero sólo se ejecutó en parte, dando lugar a Bordador Rodríguez Ojeda.

De estas dos operaciones frustradas deriva el extraño trazado en L de la calle.

DUQUE CORNEJO.- De trazado irregular describe una amplia curvatura a mitad de su

recorrido, a la altura de la confluencia con 13ordador Rodríguez Ojeda; más adelante, por la acera de los pares confluye también Lira, y hasta mediados del siglo pasado lo hacía Rosillas, calle actualmente desaparecida, pervivencia de la cual es una barreduela

situada enfrente de Lira.

DUQUE DE MONTEMAR.-Antigua Torreblanca. Tenía continuidad hasta Sorda.

ENLADRILLADA.- En 1.533 se llamaba "De los Moros" según S. Montoto. Fue empedrada

ya en 1.609. Es posible que en la confluencia de la calle con el convento de Santa Paula

16

existiera una plazuela, a juzgar por las reiteradas peticiones del convento por ocuparla. A finales del XIX existía un colegio para niñas huérfanas.

ESPADA- Al menos desde l. 771 era conocida como calle de la Teta, al parecer por una pieza de mármol romano con forma de pecho femenino que sobresalía de la fachada de una casa. En 1. 979 se derribó la casa y la pieza se perdió.

FRAY DIEGO DE CADIZ.- Se denominó Rubio o Rubios desde 1.384. Según Alvarez Benavides correspondería a una familia que vivía en la calle. En 1.895 los capuchinos solicitan

llamarla Fray Diego de Cádiz por el gaditano José Francisco Caamaño. González de León define su edificación como de "casas humildes, como de cabo de barrio": hasta los años setenta estaba flanqueada por casas de vecinos; en los pares predominaban las de patio y en los impares las de escalera. En el siglo XVlII existió una importante fábrica textil de tocas de reina; en 1.893 había una escuela en la esquina a la plaza del Pumarejo. A principios de siglo la calle actuaba como un pequeño centro com~rcial de barrio.

HINIESTA.- Desde 1.473 un conjunto de calles se denomina Rascaviejas u Horno de Rascaviejas por uno que existía allí. En 1.845 pasan a denominarse Hiniesta por el Hospital y Hermandad de Nuestra Señora de la Hiniesta, que tuvieron su sede desde su fundación en 1.461 hasta finales del siglo XVI. Posee uno de los trazados más irregulares del casco histórico, en especial por la existencia de una manzana cuadrangular que, en tiempos históricos, pudo albergar un edificio singular ,una huerta o ,al igual que la manzana del

Hospital de Viejos, el propio Hospital de la Hiniesta. A comienzos de la calle, esquina a Vergara y Plaza de Santa Isabel, se encuentra el convento de igual advocación; tras la

exclaustración de 1.835, el convento fue convertido en cárcel de mujeres, y en 1.869 cedido a la congregación fundada unos años antes por el padre García Tejero y la madre Maria Dolores Márquez para la instalación de una casa de arrepentidas; hoy continúa regentado por las

mismas religiosas y acoge el Centro Tutelar de Menores femenino y un centro de enseñanza general básica para niñas.

17

)

)

~Q/YLkO 1 • - . l. ' 1
~Q/YLkO
1
• -
.
l.
'
1

\ '

) ) ~Q/YLkO 1 • - . l. ' 1 \ ' &:.:-0ae~c.~o'.vv,_ P4L .,,-9-::,;, lffV
) ) ~Q/YLkO 1 • - . l. ' 1 \ ' &:.:-0ae~c.~o'.vv,_ P4L .,,-9-::,;, lffV
) ) ~Q/YLkO 1 • - . l. ' 1 \ ' &:.:-0ae~c.~o'.vv,_ P4L .,,-9-::,;, lffV

&:.:-0ae~c.~o'.vv,_

P4L.,,-9-::,;,

lffV

)f.~-1. 'tm¡,!:

1-~

e,rn,1.t;~

j,=,

'*' ~

.:?,,_ ~cv.l c4. &. -m#~ rréeh.,//

- . . 1 ' . t ,· ) 1 ' . 1 . 1
-
.
.
1
'
.
t
) 1 ' .
1
.
1
/.
1
' 1
1
1. \ '
'
'
·
\
-'
,.
.·.
-,
' •6
"\,"
\ '
'
~
,
·i
,.
.
-/
LIDFRTIIRLI
1

JUZGADO.- Desde 1.592 es conocida como calle de Santa Ana, Sobrino y Juzgado. En la

casa num 17, esquina a pasaje Mallo! , es donde estuvieron instalados los Juzgados existe el

antiguo edificio transformado en casa de vecinos. Existe una noticia de 1.502 en la que se

habla de la existencia de una mezquita en ella.

LIRA- Antigua Rascaviejas. En 1.930 hubo una propuesta de llamarla Juan Manuel Rodríguez

Ojeda que nació, vivió y murió en esta calle. Gonzalez de León decía "no es una, que son

varias callejas". Como ya hemos indicado en Hiniesta, viene condicionada por la existencia de

una manzana cuadrangular que ya aparece en el plano de Olavide.

MACA.STA.- Llamada así desde 1.426

Hasta mediados del siglo XJX el flanco derecho

estaba ocupado por huertas y existían caminos de separación entre ellas, que se perdieron al

edificarse este espacio. La decadencia de esta zona urbana está ligada a la crisis del arte de la

seda desde finales del XVII, como consecuencia de la cual muchas casas se redujeron a solares

o huertas hasta el siglo pasado; de ahí que a Jo largo del siglo XVIII sean frecuentes las

referencias a solares convertidos en muladares, por lo que los vecinos solicitan cercarlos u

ocuparlos, ya que ni siquiera se les conoce dueño,en algún caso "de más de un siglo a esta

parte." Hay noticias de la existencia de un horno en 1.484 y consta al solicitud de instalar otro

en 1.579.

PASAJE MALLOL.- Recibe el nombre por el promotor de la operación urbanística de 1.892.

Se ocupan así las huertas de los conventos de Santa Isabel y Santa Paula. Tradicionalmente

constituyó el más importante conjunto industrial del casco, hoy dedicado a almacenaje,

artesanía, talleres de automóviles, escuelas de danza, talleres de pintores y otras actividades

que no encuentran acomodo en el casco antiguo convencional.

MARTELES (CALLE Y PLAZA).- De 1.502 existen referencias a la barrera de Marte! y

desde el siglo VII son continuas las noticias relativas a la calle y plaza de Marteles, por la

familia de Gonzalo Pérez Marte!, comendador de Santiago.

18

MORAVIA.- A mediados del XVIII era conocida como plazuela del campanario o de Jas

Campanas de San Julián, por encontrarse en un lateral de la iglesia; en 1.845 quedó

toponímicamente integrada en la calle San Julián, hasta que en 1.869 se Je dio el nombre en

memoria del pintor y arquitecto Andres de Moravia

entre los númeross 2 y 4 que primitivamente debería comunicar con Sollo.

Conserva una estrecha y corta barreduela

MORERA.-EJ nombre aparece en el XVIII, probablemente por la existencia de una huerta con moreras para los gusanos de seda.

PADILLA- En 1.533 era Garabato, hasta 1.845. Se rotula Padilla en 1.868 porque según la

leyenda el rey Pedro I conoció a Maria de Padilla. Es una corta barreduela que debía conectar

con el adarve que posee Hiniesta en la acera de los impares

PADRE MANJON.- Las tres calles que rodean la iglesia de Santa Marina eran nombradas

calles de Santa Marina o "tras de Santa Marina"; en un documento de l. 751 se alude a la

callejuela del Cementerio de Santa Marina. En 1.845 quedaron incorporadas a San Luis; en

1.869 se recuperó Santa Marina; en 1.945 se denomina la calle lateral de la Iglesia y su

prolongación hsta Bordador Rodríguez Ojeda con el nombre de Andres Manjón y Manjón,

fundador de las Escuelas del Ave María. En 1. 900 se propuso su partición y la apertura de una

nueva calle paralela a Duque Cornejo y Macasta, que pondría en comunicación directa a San

Luis y San Julián, vía que sólo se construyó en parte.

PLAZA DEL PELICANO.- Formaba parte de la iglesia de Santa Lucía, al menos desde 1.349

por encontrarse en ella la iglesia de igual advocación. En 1.869 se propuso el nombre de

Cetina, pero no prosperó, rotulándose en su lugar como Plaza del Pelícano. Hasta el último

tercio del siglo XIX la manzana situada entre Alcántara y Enladrillada estuvo ocupada por un

huerto, circunstancia que da idea de la posición periférica y marginal de este sector de la

ciudad histórica. Presenta entrada a la operación industrial de Pasaje Mallo!.

19

PEÑUELAS.- Desde principios del XV se hace mención a la "calle que va de la Carnicería de

Santa Catalina a Peñuelas "(1.402) o "que viene de las Peñuelas a San Roman". El topónimo

viene seguramente de unas piedras en la zona de confluencia con Bustos Tavera. En 1.873

existía una fábrica de objetos de corcho. También fue muy renombrado un local para peleas de

gallos en la segunda mitad del XJX.

RUIZ DE GIJON.- Formó parte de Macasta hasta que en 1.868 se segregó de ésta un primer

tramo al que se dio el nombre de Gijón, en memoria de Antonio Ruiz de Gijón, imaginero de la

escuela barroca sevillana que vivió en la calle San Luis.

SAN JULIAN.- Desde Duque Cornejo hasta las proximidades de San Hermenegildo era

conocida, al menos desde el XVI como Plaza de San Julian. La confluencia con San

Hermegildo era nombrada Plaza de la Cruz, probablemente el cementerio de la collación; el

resto, junto con la actual calle Madre Dolores Márquez era la calle Real de San Julian. En

1.845 todos los topónimos se unifican en calle San Julián.

SAN LUIS. Desde 1.311 hasta 1.540 era llamada calle Maestra o Maestra de San Marcos,

porque constituía el eje de penetración al Sur desde las murallas de la Macarena. Desde l. 533

se le llama calle Real o se completa la denominación por el tramo de la parroquia por la que

pasa. Más tarde se diferencian dos tramos: u?o desde la Macarena a la plaza del Pumarejo que

se llama Real de San Gil. El segundo tramo' se llama Real de Santa Marina, que a partir de

1.845 se llama de San Luis. Algunos tramos o ensanches han recibido nombre propio: así a

finales del XVI y comienzos del siguiente el próximo a San Marcos se llamaba Niños de la

Doctrina por esta Institución. A principios del XVII hay reiteradas peticiones para ocupar un

adarve que había junto al Colegio de Niños de la Doctrina.

Una de las funciones históricas de San Luis fue entrada de comitivas regias: Alfonso Xl,

Fernando el Católico (1.508), la de la infanta Isabel de Portugal cuando vino a casarse con el

emperador Carlos Y (1.526), o la de Felipe IV (1.624).

20

En el siglo XV fue fundada por el Ayuntamiento la Casa de los Niños de la Doctrina para el

cuidado de los niños expósitos que cumplió su función hasta finales del XVIII; en tiempos de

González de León(] .839) el edificio estaba reducido a ruinas.

SAN MARCOS.- Por la iglesia de igual advocación. Ha tenido históricamente carácter de centro de barrio, incluyendo un desaparecido reloj.

SANCHEZ DE CASTRO.- En 1.562 era conocida como calle de los Moros, probablemente

por un Mesón de igual denominación. Desde principios del XVIII figura como calle de las

Hostias por una fábrica. En 1.868 fue Mosqueta y al año siguiente la denominación actual. En

sus orígenes era una estrecha calle que pasaba desde Enladrillada a la plaza de Santa Isabel,

pero quedó convertida en callejón en el siglo XVIII por la construcción de unas casas frente a

la plaza, conservándose como testigo de ella una corta barreduela entre Siete Dolores de

Nuestra Señora YSanta Paula. En 1.813 se solicitó de nuevo su apertura que no se consiguió.

SANTA ISABEL, plaza.- Las primeras referencias históricas aluden a ella como la plaza que

está detrás de San Marcos y desde 1.586 es nombrada como plazuela de Santa Isabel.

SANTA LUCIA.- Desde 1.349; su segundo tramo figura como Puerta del Sol y como del

Beaterio después, por el de la Santísima Trinidad, allí establecido en 1.729. En 1.649 se colocó

una cruz de hierro en recuerdo de los sepultados tras la peste padecida en este año. Es

probable que la iglesia estuviera exenta originalmente. Se levanta sobre la que pudo ser

mezquita musulmana y fue construida en el siglo XIV. La iglesia fue incautada por el Estado

en 1.868. En 1.930 perdió su portada original que fue trasladada a Santa Catalina.

SANTA MARINA.- Denominación desde el siglo XJV. La acumulación de escombros en

Santa Marina ha debido ser una constante histórica; al hecho han contribuido su condición de

calle trasera, la ubicación en ella del cementerio y la existencia de huertas.

SANTA PAULA.- Desde 1.606 por el convento de Santa Paula.

21

SIETE DOLORES DE NUESTRA SEÑORA.- Desde 1.832 por encontrarse en ella la capilla de Nuestra Señora de los Dolores, construída en el siglo XVIII por la Hermandad de los Servitas.

SOCORRO.- Desde mediados del siglo XVII (1.640) por el Convento

SOL.- Desde 1.427. El topónimo debe venir de su conexión con la Puerta del Sol, situada a Levante del recinto amurallado.

SOLLO.- Figura por primera vez trazada en el parcelario de 1.935. Desaparecida la calleja de Animas, toda la cartografía del XIX dibuja una manzana compacta y cerrada entre San Julian, Moravia, Juzgado, Alcántara y San Hermenegildo. Se supone que está trazada sobre los antiguos caminos que daban acceso a las huertas.

SORDA.- Desde 1.484, quizás por alguna vecina.

VERGARA.- Hasta 1.868 formó parte de la plaza de San Marcos. Por su posición en la fachada Norte de la Iglesia de San Marcos pudo ser el cementerio parroquial.

3.4.- ARQUEOLOGIA.

3.4.1.- PLANTEAMIENTOS PREVIOS.

El estudio arqueológico del Sector 3 tiene como objetivo elaborar una catalogación del argumento arqueológico como parte integrante de los contenidos propios del Conjunto Histórico. Esta postura supone la superación de la interpretación tradicional del Bien de Interés Cultural "Conjunto Histórico" en la que únicamente se atendían los contenidos de la ciudad construida superviviente. En tal posición se ha desarrollado una creciente presión sobre la

22

administración por parte del argumento arqueológico que, lógicamente, estaba presente en toda ciudad histórica. La metodología empleada para el control de este argumento ha consistido en alargar prácticas administrativas intermedias entre la administración central y la local sin desarrollar figuras específicas existentes en la ley por la rigidez de sus planteamientos. La aplicación de la figura "zona arqueológica" para gestionar el yacimiento arqueológico de una ciudad viva y dinámica devendría en la práctica paralización de su actividad. La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, dependiente de la Consejería de Cultura, ha continuado hasta nuestros días ejerciendo una acción tutelar sobre el patrimonio arqueológico urbano con las carencias propias de la ausencia de una normativa específica incardinada urbanísticamente. El Plan Especial de Protección se articula como figura idónea para la incorporación del patrimonio arqueológico por la capacidad que tiene para desarrollar en toda su amplitud este parámetro específico del contenido histórico de la ciudad patrimonial. El Avance del Plan Especial de Protección, publicado en 1995 (Conjunto 1995), incorpora un capítulo sobre las Directrices Generales de Protección del Patrimonio Arqueológico a desarrollar en la redacción sectorizada del Plan. Entre los contenidos que nos afectan para la redacción del documento presente podemos destacar:

Características del Patrimonio Arqueológico de la ciudad de Sevilla:

Ambito de aplicación:

-Depósitos arqueológicos subyacentes y -Edificios singulares susceptibles de ser estudiados con metodología arqueológica, en los que tal estudio suponga un enriquecimiento del conocimiento que tenemos de ellos. Características:

-Alto índice de agotamiento del paquete estratigráfico subyacente debido al alto nivel de sustituciones del parque inmobiliario y la existencia de un amplio paquete de inmuebles protegidos en los que las actuaciones permitidas dejan poco margen para la investigación arqueológica bajo rasante. -Abundante patrimonio emergente compuesto por inmuebles de indudable interés histórico, susceptibles de ser investigados con metodología arqueológica.

23

-Existencia de amplios solares sobre los que seria necesario atender a su estudio de forma continuada y definir la conveniencia de su permanencia in situ o su compatibilidad con otros

1/SOS.

-Espesor variable del paquete estratigrq/ico subyacente agravado por freático residual en cotas de fertilidad arqueológica.

fa presencia de

A partir de estos argumentos se establecen unas directrices que·han de ser el punto de partida del análisis y propuesta de catalogación dél Sector 3:

1.- Protección a partir de un sistema ágil y flexible que combine la zonificación en áreas homogéneas de interés arqueológico para el yacimiento subyacente con otro mecanismo adecuado a la naturaleza del patrimonio inmueble edificado. 2.- Las bases de la zonificación partirán de la prospección arqueológica urbana que confluirá en la carta arqueológica que ofrecerá todo el conocimiento existente sobre el pasado histórico de la ciudad. 3.- El patrimonio inmueble edificado, susceptible de estudiarse con metodología arqueológica se articula en torno a dos grupos: las murallas islámica y judía y los conjuntos arquitectónicos parcialmente desaparecidos. 4.- A las áreas delimitadas e inmuebles inventariados se les aplicarán las cautelas que dimanen de la conjunción entre la tipología de intervención arqueológica preferente que se establezca, el procedimiento y las superficies a intervenir y la posible recuperación o integración urbana de los restos. 5.- El cuerpo normativo preverá aspectos procedimentales y financieros del proceso. 6.- Contemplará la posibilidad de incorporar programas de intervención en grandes superficies antes de que se aprueben proyectos de desarrollo urbano. 7.- Existirá una normativa de protección del Patrimonio Arqueológico. En la misma se especificarán los distintos procedimientos y técnicas de control y análisis según la naturaleza presumible de los restos. 8.- Creación de un Gabinete Arqueológico Municipal para gestión y supervisión técnica de la materia que le corresponda.

2-1

De acuerdo con las características y directrices citadas se impone un posicionamiento previo que sustente la redacción del presente documento.

l.

Se valora muy positivamente la comprensión de Patrimonio Arqueológico para los depósitos subyacentes y emergentes.

2. Se advierte una dependencia de la arqueología paramenta! de "edificios emergentes singulares parcialmente desaparecidos". Entendemos que existe cierto criterio restrictivo a priori para la aplicación de la arqueología paramenta!. El concepto de "Conjunto Arquitectónico" no está explicito sino implícito a partir de aquellos que se listan. La incorporación de elementos a esta categoría es dependiente de listados temáticos equívocos o muy sesgados. Aparecen por ejemplo edificios de uso religioso de la edad moderna cuya tipología arquitectónica obedece a casas civiles agregadas o fundaciones sobre una gran casa civil preexistente. Por el contrario no aparecen como Conjuntos Arquitectónicos parcialmente desaparecidos casas palacio de uso exclusivamente residencial simplemente porque no existe un catálogo de edificios civiles totalmente y parcialmente desaparecidos. Por otro lado, el caserío popular no aparece en este capitulo y, si por un lado es conocida la tipología básica de la casa popular o del corral arquetípico, se ha demostrado en la ciudad que muchas de las casas de patio de rango medio sustentan estructuras medievales cristianas e incluso islámicas del mismo estándar que estarían abocadas a su destrucción o la ausencia de valoración para la historia de la ciudad. Aún cuando no se pone en duda el interés de los Conjuntos consignados por su evidente interés para la ciudad, creemos que debería hacerse un esfuerzo hacia una definición del concepto de Conjunto Arquitectónico para explicitar su ámbito y extensión de aplicación.

3. Se hace necesario en este marco de la redacción del Plan Especial hacer explícitos los indices de destrucción y conservación del yacimiento arqueológico entendiendo que el fin del Plan es su protección. Deben subyacer con claridad unos criterios proteccionistas más que intervencionistas desde la voracidad de la investigación. No existe una infraestructura de investigación como para digerir el cúmulo de datos existente en la actualidad. Los criterios que

25

priman de modo directo o inducido la excavación masiva de depósitos arqueológicos no son

protectores en sí mismos.

4. Es importante, en especial para el Sector 3, la aceptación de mecanismos de exploración

previa para aquellos solares y espacios susceptibles de amplios programas de renovación.

~\-

3.4.2.- lVIETODOLOGIA ARQUEOLOGICA.

La metodología utilizada para el análisis del patrimonio arqueológico en el Sector 3 se

estructura en dos segmentos:

l. Recuperación de Datos.

Datos Historiográficos.

Se han utilizado las obras de los autores clásicos sevillanos a la par que toda aquella literatura

de rendimiento arqueológico publicada con posterioridad tanto de aportación de nuevos datos

empíricos como de interpretación. En este apartado se integran las publicaciones de

rendimiento urbanístico elaboradas por el propio Ayuntamiento.

Intervenciones arqueológicas.

Para las intervenciones arqueológicas se han recogido en primer lugar aquéllas realizadas

dentro del Sector a las que se han añadido las llevadas a cabo en los bordes del mismo por la

información añadida extrapolable a nuestro Sector. Se han revisado los datos de todas las

intervenciones realizadas hasta la actualidad, publicadas o nó, habiéndose consultado los

informes inéditos de las intervenciones más recientes.

Se ha elaborado una pequeña ficha de síntesis de las diferentes intervenciones con una

valoración de su rendimiento científico a los efectos de una valoración del nivel de

conocimiento arqueológico del Sector.

.,

Referencias Documentales.

26

Se incorpora al estudio un paquete de referencias documentales fruto de la búsqueda en los

archivos Histórico Municipal, Protocolos y del Monasterio de Sta. Paula así como en

Biblioteca Colombina. Son datos de menor importancia pero que completan el conocimiento del Sector.

Prospección Directa.

Se ha llevado a cabo una prospección directa sobre el Sector para consignar sobre el parcelario

aquellos parámetros que hemos considerado oportunos para desarrollar análisis posteriores. En

este caso hemos recogido la datación de la edificación de acuerdo con amplios segmentos

temporales de los que inferimos daños y cuestiones generales; existencia o no de sótanos; presunción de estructuras preexistentes, interés, etc. 2. Análisis.

A partir de los datos recuperados se establecen los diferentes análisis históricos, patrimoniales

Y urbanísticos que conforman el núcleo de la memoria. Los dos primeros argumentos se

desarrollan de acuerdo a criterios diferentes e independientes. El primero hace referencia a Jo

cualitativo: interpretación histórica, valoración de interés

aspectos cuantitativos, patrimoniales, aquellos que afectan al vacimiento sin jerarquización

cualitativa. El análisis conjunto de ambos parámetros se amortizará junto con nuevas variables

para dar lugar al tercer y definitivo argumento, el urbanístico: la zonificación del Sector y su casuística. La estructura será la siguiente:

El segundo hace referencia a los

- Nivel Histórico. Valoración histórica del Sector:

-Actuaciones arqueológicas realizadas en el Sector.

-Evolución histórica de acuerdo con los segmentos temporales presentes: Roma;

Medievo Islámico; Medievo Cristiano; Edad Moderna; Edad Contemporánea.

-Análisis objetivo del nivel de conocimiento del Sector. -Zonificación de áreas de interés.

-Perfil de la Investigación Arqueológica del Sector.

-Depósitos subyacentes.

-Depósitos emergentes.

27

- Nivel Patrimonial. Análisis del estado de conservación del yacimiento en el Sector. Evaluación de riesgos.

El análisis se presenta con un planteamiento inicial, un apoyo gráfico y una interpretación de los resultados. Se consideran los siguientes parámetros:

-Análisis deposicional del Sector. Potencia del depósito arqueológico total. -Potencial arqueológico. Evaluación del daño y conservación en yacimiento subyacente. -Parcelario. -Espacios Públicos. -Afección y Riesgo de las infraestructuras en Espacios Públicos a los Períodos históricos.

-Potencial arqueológico. Evaluación del daño y conserv&ción en yacimiento emergente. -Evaluación del Riesgo del subsuelo arqueológico según la catalogación de edificaciones (PGOU 1987 y Catalogación del propio Plan Especial). -Afección y Riesgo de las prácticas constructivas. -Afección y riesgo según la Geometría/Superficie de la Parcela. -La viabilidad de sótano aparcamiento. -La Agregación de parcelas como riesgo. -Superficie mínima e intervención arqueologica. -Análisis y evaluación de la accesibilidad al subsuelo de acuerdo con el nivel freático.

-Nivel Urbanístico. -Zonificación del yacimiento arqueológico subyacente. -Depósitos emergentes. -Criterios de definición de la normativa de Protección del Patrimonio Arqueológico. -Normativa de protección del Patrimonio Arqueológico.

Análisis.

28

1.- Nivel Histórico. Valoración histórica del Sector:

1.1. Actuaciones arqueológicas realizadas en el Sector.

Hasta la fecha se han sucedido en el Sector 3 un total de J J intervenciones. A ellas hemos de sumar otras 6 realizadas en las inmediaciones y que son fundamentales a la hora de extrapolar sus resultados.

Se incorpora en esta ficha resumen un criterio de "Rendimiento Científico" que se aplicará a todas las intervenciones. El criterio seguido distingue 3 grados:

Alto: se aplicará a aquellas intervenciones en las que se hayan practicado sondeos al menos en un tercio del solar, que hayan agotado el depósito arqueológico hasta suelo virgen y que se hayan efectuado con un mínimo rigor científico evaluable en el informe a través del registro sistemático de cotas, estructuras y unidades estratigráficas.

Medio: se aplicará a aquellas intervenciones cuya área explorada haya supuesto menos de la tercera parte y/o que no haya agotado la estratigrafia del solar pero se haya acometido de acuerdo con los criterios establecidos.

se haya

agotado la estratigrafia y/o no se haya realizado con registro sistemático de acuerdo con los

criterios establecidos.

Bajo: se aplicará a aquellas intervenciones de escasa superficie (de 4 a 1O m2) y no

l.

Lugar:

Duque de JVlontemar, 23-25.

Tipo de intervención:

Aíío: 1987

S11pe1:ficie excavada:

Proj máxima de la intervención:

Suelo virgen:

Cota del ji-eático:

Secuencia:

29

!nte17Jretación: se trata de un asiento administrativo en los registros de la Delegación de Cultura sin contenido alguno.

Rendimiellfo cienlifico: Bajo.

2.

Lugar: Enladrillada, 2

Año: 1996

1ipo de inlervención: control de cimentación.

SupeJ:ficie excavada:

Pro( máxima de la inlervención: 0,80 mts.

Suelo virgen: No

Cota delfreático: No

Secuencia: Contemporáneo.

Interpretación: Restos de cementerio contemporáneo asociado a la parroquia de San Román. Rendimielllo cielllifico: Bajo

3.

Lugar: Enladrillada, 7-9 A110: 1996

lipo de illlervención: urgencia previa a nueva edificación. S11pe1:ficie excavada:

Pro( máxima de la inlervención: 2, 70 mts.

Suelo vi1gen: No

Cota de/fi'eático: No

Secuencia:Edad Moderna:

Medievo Cristiano:

Islam:

Roma:

·'·

-0,73 mts.

-1, 15 mts.

-1,72 mts.

-2, 70 mls.

lnte1¡>retación: Escasos restos romanos sin cronología precisa; vacío hasta s. Xl/Xll que se

documenta una ocupación dispersa; abandono post-almohade hasta ocupación residencial en s.

XV que se mantiene activa hasta el s. XVII en que se documenta un nuevo abandono. Nueva

:,o

actividad en s. XVIII con un horno de pan. Intensa actividad en s. XIX con uso de curtidurías. Reutilización general de los muros desde el s. XV.

Rendimienlo científico: Alto.

4. Lugar: Enladrillada, 34-36-38 Aiío: 1987

'J'ipo de inlervención: urgencia previa a nueva edificación.

Supe1:fície excavada: pequeños sondeos.

Pro( máxima de la inten,ención: ¿?

Suelo virgen: ¿?

Cota delfreálico: No

Secuencia: se citan restos modernos como primeras estmcturas de ocupación sin referencia explicita a cotas ni a suelo virgen.

Interpretación: los autores asocian el lugar a un uso agrícola desde época romana hasta la edad

moderna a partir de evidencias cercanas, pero no explicita presencia o ausencia de restos

antrópicos ni cotas por lo que la validez de la información es escasa.

Rendimiento cielll{/ico: Bajo

5.

Lugar: Juzgado 7-9 A110: 1995

lipo de intervención: excavación previa a nueva edificación.

Supe1:ficie excavada:

Prc!f máxima de la illlervención:

-2,80 mts.

Suelo virgen: No

Cota de/freático:

-2.30 mts.

Secuencia: Edad Moderna:

sin ref

Medievo Cristiano:

-1,96 mts.

Islam:

-2,30 mts.

fn1e1¡Helació11: restos escasos islámicos en la base documentando estmcturas de ocupación

arrasadas de los siglos XIV-XV sin fünción conocida. Con posterioridad se detecta una noria,

31

pavimentos rurales y estructuras de uso hortícola. En el s. XVIII se abandona la huerta pasando a residencia con patio trasero.

Rendimiento científico: Medio

6.

Lugar: Macasta, 52-60 A110: 1987

Tipo de intervención: Sondeos previos a ñ;1eva edificación.

Supe1.ficie excavada: ¿? pequeños sondeos. Prof máxima de la intervención: ¿?

Suelo vi1gen: ¿?

Cota delfreático: No

Secuencia:

Inte1pretación: restos de ocupación humana desde época romana, en el s. I d.C. al parecer de

carácter rural, actividad que se mantiene al parecer durante la Edad Media. Las referencias de la intervención son parciales y escasas.

Rendimiento científico: Bajo.

7.

Lugar: Iglesia de San Julián Aiío: 1996

Tipo de intervención: Apoyo a la restauración. S11pe1ficie excavada:

Prof má~ima de la illlervención: mínima Suelo virgen: No

Cota delfreático: No

Secuencia:

,.

Inte1pretación: control de trabajos de restauración arquitectónica de escasa envergadura por lo que no se documentan hallazgos de interés. Rendimiento científico: Bajo

32

8.

Lugar: Santa JVIarina 26-28. A110: 1996

Tipo de intervención: seguimiento cimentaciones

Supe,.ficie excavada: desconocida.

Pro.f máxima de la intervención: desconocida pero mínima en cualquier caso. Suelo virgen: No

Cota delfreático: No

Secuencia: desconocida pero resumible a Edad moderna.

Inte1pretación: desconocida.

Re11dimiento cie11tifico: Bajo.

9.

Lugar: Santa Paula 26-32

'lipa de intervención: excavación previa a nueva edificación. Supe1ficie excavada: 29,34 m2

Profundidad de la intervención: -4,25 mts.

Suelo virgen: -3, 1Omts.

Cota delfreático: No

A110: 1986

Secue11cia:

Medievo Cristiano:

Islam:

!11te17Jretació11: Se apunta la cercanía de un establecimiento romano por la aparición de restos

füera de contexto. Se documentan estructuras islámicas sin fünción conocida. Las alineaciones se mantienen desde el islam hasta la actualidad. La intervención se redujo a un pequeño sondeo.

Edad Moderna:

-1,90 mts.

-2,70 mts.

Rendimielllo científico: Medio.

10.

Lugar: Iglesia de San Román

Aiío: 1995

71po de interve11ción: Apoyo a la restauración.

33

S11pe1jicie excm,ada:

12.

Prof máxima de la intervención: mínima. Suelo virgen: No Cota deljreático: No

Secuencia:

Medievo cristiano.

Jn1e1pre1ación: Trabajos de seguimiento de movimiento de tierras en el interior de la iglesia sin rendimiento informativo.

Rendimiento cienlifico: Bajo.

INTERVENCIONES SITUADAS EN EL BORDE DEL SECTOR.

11.

Lugar: Matahacas 9-11

Aiío: 1997

Tipo de inlervención: excavación previa a nueva construcción.

S11pe1ficie excavada: 40 m2 Prof máxima de la intervención.

-5.50 mts.

Suelo virgen: No Cola del freático:

-5 mis.

Secue11cia:Moderno:

-0.50 mts.

Islam:

-3 mts.

Bajo Imperio:

-4,25 mts.

Alto Imperio:

-5 mts.

lnle1pretación: Se documenta una necrópolis romana de incineración del s. II d.C. Con posterioridad se abandona el uso fünerario pasando a vertedero tardorromano de actividades

industriales. Se documenta un nivel de inundaciones posteriores (V-X) hasta que se ocupa de

nuevo en época taifa/ almorávide con actividades industriales. El uso residencial comienza en época almohade con alineaciones similares a nuestros días. Las estructuras almohades se documentan a muy poca profündidad de la rasante actual.

Rendimielllo cienlifico: Alto.

34

Lugar: Antiguo Noviciado de San Luis

Aiío: 1986

lipa de intervención: apoyo a la restauración.

Supe1ficie excavada: 26 m2 Prof máxima de la intervención:

-3,05

Suelo virgen: Si Cota del jreálico: No Secuencia:E. Moderna:

-0,20

Medievo Cristiano:

-0,70

Islam:

-2,65

Roma:

-3,05

flllerpretación: Ocupación romana desde el s. I hasta el IV sin estructuras interpretado como villa suburbial. La ocupación islámica se interpreta como alquería comenzando la urbanización

de la zona en torno al s. XI. En el s. XV se consolida la ocupación urbana como palacio. En el s. XVII se transforma en noviciado jesuita hasta el s. XIX habiéndose restaurado en la actualidad.

Rendimiento cienl[fico: Medio.

13.

Lugar: San Luis 41

Ano: 1997

Tipo de intervención: excavación previa a nueva edificación.

Supe1.ficie excavada: 40 m2 Prof máxima de la inlervención:

-2,40 mts.

Suelo virgen: No Cota deljreático: No

Sec11e11cia:Moderno:

Islam:

-2,40 mts.

Roma:

mezclado, inferior a -2,40

35

Inte1pretación: Terreno junto a la vía o calle mayor ocupada desde roma con uso desconocido

y en Islam con ocupación residual sin estructuras hasta -1, 70 donde se documenta Jo almohade en uso no residencial.

Rendimiento cientifico: Medio.

14.

Lugar: San Luis 73-75 Aíío: 1997

Tipo de Intervención: excavación previa a nueva edificación. Supe(ficie excavada: 45 m2

Prof Máxima de la intervención:

-3,77 mts.

Suelo virgen:

-3,77 mts.

Cota delfreático: No

Secuencia: Moderno:

-0, 74

mts.

Medievo cristiano:

-1, 11 mts.

Islam:

-2,19 mts.

Visigodo:

-2,39 mts.

Roma bajoimperio:

-2,74 mts.

Roma altoimperio:

-3, 77 mts.

Inte,pretación: Ocupación romana altoimperial sobre Jecho de arenas relacionado con el borde

de la laguna de Feria; restos ininterrumpido~ hasta bajo imperio con niveles de destrucción

resultando un baldío extramuros que se colm~ta progresivamente hasta el s. VIII. El impulso

constructivo se documenta en época almohade con actividad en varias etapas. Aletargamiento

de la actividad en bajomedievo cristiano y abandono en siglo XVI. El mundo moderno se

construye sobre lo almohade con la misma alineación destruyendo las edificaciones precedentes. Actividad constructiva en siglo XVII y s. XVIII Rendimiento cientifico: Alto

15.

Lugar: Sol 82

Aíío: 1996

Tipo de intervención: excavación previa a nueva edificación.

36

Superficie excm,ada: 52 m2

Prof máxima de la inten,ención:

-3,08 mts.

Suelo virgen:

-2,50 mts.

Cota del freático:

-2,50 mts.

Secuencia: Moderno:

-0,30 mts.

Medievo cristiano

-0,55 mts.

Islam:

-1,40 mts.

Roma:

-2,30 mts.

Inte1pretación: Restos romanos arrasados del siglo III d. C. sin estructuras constructivas.

Abandono continuado hasta el s. XII en que se recrece el terreno y construye una vivienda

almohade ya con alineación similar a la actual; en el s. XIV-XV se documentan unas atarjeas y posteriormente unas viviendas humildes del s. XVI. Rendimiento cientifico: Alto

i 6.

Lugar: Sol, 128

Ano: 1997

7Ipo de intervención: excavación previa a nueva edificación.

Supe1jicie excavada: general y sondeos de 1Om2

Prof máxima de la intervención:

-3,20 mts.

Suelo virgen:

-2,80 mts.

Cota del freático:

-3, 1Omts.

Secuencia: Moderno:

-0,50 mts.

Medievo cristiano:

-1,07 mts.

Islam:

-1,95 mts.

Roma bajoimperio:

-2,62 mts.

lnte1pretación: Restos de estructuras arquitectónicas romanas bajoimperiales junto a la calle

Sol; abandono hasta el s. XII en que se construyen viviendas de cierta entidad con alineaciones

similares a las actuales. Las viviendas se suceden en el bajomedievo y edad moderna hasta la actualidad con muros a veces superpuestos a los almohades. Rendimiento cientifico: Alto

37

DESARROLLO DEL PLAN ESPECIAL DE PROTECCION DEL CONJ-UNTO HISTOR::(:CO DE SEVILLA PLAN ESPECIAL DE PROTECCION
DESARROLLO
DEL
PLAN
ESPECIAL
DE
PROTECCION
DEL
CONJ-UNTO
HISTOR::(:CO
DE
SEVILLA
PLAN
ESPECIAL
DE
PROTECCION
SECTOR
3:
"SANTA
PAULA-SANTA
LUCIA"
/
/
1.
DUQUE
DE
MONTEMAR
2.
ENLADRILLADA
2
3.
ENL~DRILLADA
9
f
4
ENLADRILLADA
19-21
5.
ENL~DRILLADA
34.-38
6.
JUZGADO
7.
MACASTA
52-60
I
8.
SAN
JUUAN
9.
SANTA
MARINA
lO. SANTA PAULA 26-32
l 1.
SAN
ROMAN
12.
MATAHACAS
l 3.
NOVICIADO
DE
SAN
LUIS
14.
SAN
LUIS
43
15.
SAN
LUIS
73-75
16.
SOL
89
,_/
17.
SOL
129
1
1
1
(
1/6
PLAN ESPECIAL
INTERVENCIONES
ARQUEOLOGICAS
REALIZADAS
Y ESPESOR
DEL DEPOSITO
ARQUEOLOGICO
10
30
50
100
mts.
on
zol
4,151~--~I

3.4.3.2.- EVOLUCION HISTORICA DEL SECTOR.

3.4.3.2.1.- ROMA. ESTADO DE CONOCIMIENTO E INTERPRETACION.

Santa Catalina de la que se bifurcan los dos caminos de Sol y de Bustos Tavera/San Luis

hace presumible la existencia tanto de la necrópolis reseñada como otra a lo largo de la otra vía. La existencia de datos estratigráficos en Sol 82 con restos romanos rodados sin necrópolis nos podría marcar un límite máximo actual para el desarrollo de la necrópolis

A

partir del análisis de medianeras, un recurso de análisis urbanístico poco desarrollado para

nororiental. No obstante, el reciente hallazgo de una tumba romana de incineración altoimperíal en Sol 128 nos indica una larga necrópolis aunque puede tratarse de evidencias

la

ciudad de Sevilla, creemos detectar uñ~ ramificación de la vía norte. La alineación de

salteadas que en cualquier caso afirman con mayor

medianeras en largo trecho y de acuerdo con una lógica de comunicación terrestre no es casual. Desde el extremo norte del Sector 3 detectamos una medianera en diagonal a Fray

rotundidad el carácter de vía de salida y un área de influencia mortuoria de diferente intensidad según el dinamismo de cada etapa.

Diego de Cádiz que atraviesa las manzanas y calles Macasta, Padre Manjón y Duque Cornejo para perder su rastro. En su trazado sin embargo subyace la lógica vial hasta un

En esta misma línea debemos defender la existencia de una necrópolis incluso de mayor

hipotético encuentro con San Luis a la altura de los números 12 a J6. El rastro se pierde debido a la consolidación de la urbanización de las aceras de San Luis en la edad Media y a

envergadura para la vía norte toda vez que la calle San Luis siempre ha sido de mayor

importancia que Sol a lo largo de la historia. La ausencia de _excavaciones, o de

la

implantación del Hospicio de los Niños de la Doctrina cuyo solar no permite en la

excavaciones profundas, en el Sector de Bustos Tavera puede haber dejado en el olvido esta

actualidad entrever alineaciones estructurales fosilizadas.

Esta hipotética nueva vía ha de ser romana por su coherencia de vía periurbana debiendo

perpetuarse quizás hasta época almorávide cuando este sector queda englobado dentro de la ciudad y se reestructura la lógica de los caminos y puertas de la misma. El urbanismo reticular que hoy se advierte es cuando menos medieval cristiano, si nó anterior.

Según estas hipótesis el Sector de Santa Paula - Santa Lucía sería extramuros en época

romana concentrándose los establecimientos de diverso tipo a ambos lados de estas vías. Los datos más significativos de que disponemos proceden de las calles San Luis y Sol siendo más escasos o no documentados en el interior del Sector.

Los hallazgos se pueden dividir en dos segmentos. En primer lugar, el reciente hallazgo de restos de necrópolis en el punto aledaño de Matahacas, a 5 mts. de profundidad, ha puesto

en evidencia una realidad no plasmada en las hipótesis de reconstrucción de la ciudad como es la existencia de esta necrópolis extramuros. La ubicación de una puerta de la ciudad en

38

necrópolis. Los datos estratigráficos del noviciado de San Luis, a unos 500 mts. de la puerta

de Sta. Catalina nos sitúan en un punto ulterior al desarrollo de esta necrópolis. Este elemento de nueva valoración ha de ser un punto de referencia en la valoración arqueológica del Sector 3.

De otro lado, los hallazgos realizados en aquellos puntos en que se ha profundizado más - San Luis, Enladrillada, Sol, Matahacas- han consistido en restos de estructuras escasas o

materiales dispersos o rodados habiendo sido interpretados como establecimientos residenciales o villas suburbanas con actividad agrícola (Campos 1993) a modo de cinturón

que rodeara a Hispalis. Para ello se ha esgrimido el argumento topográfico -extramuros- e incluso la tipología de los artefactos como propios de villas. Sin embargo entendemos que

se trata de posiciones apriorísticas ya que son hallazgos puntuales en superficies reducidas y las cerámicas comunes o ánforas no son privativas del ámbito rural. Lo que sí es contradictorio es el carácter residencial que se les ha querido otorgar a estas localizaciones cuando no ha aparecido estructura de relevancia alguna ni placas de revestimiento de mármol, mosaicos, etc.

19

Nos parece por tanto que la interpretación de las villas suburbanas residenciales se basan en modelos preestablecidos sin que los datos apoyen esta orientación. Se trata de buenas

tierras de labor abiertas hacia la vega del Guadalquivir y a sus numerosas explotaciones agrícolas. Estas no han de alinearse junto a la vía sino de acuerdo con otras circunstancias.

Así, es lógico pensar que el conjunto arquitectónico esté un poco alejado de la vía, como podría interpretarse de las estructuras half~das en Enladrillada. Por otro lado, si se trata de explotaciones agrícolas de cierta envergadura, no es lógico que su número sea elevado, próximas entre sí y a la vía. Un dato a tener en cuenta es la referencia del antiguo nombre de

la calle Espada que, al parecer, se llamó de La Teta por un mármol romano embutido en una fachada hoy perdido (AAVV 1993 :I, 328) lo cual nos indica en cualquier caso la mayor concentración de depósitos romanos junto a la vía.

El argumento topográfico -un espacio extramuros- podría admitir por el contrario otros

usos alternativos para estos espacios períurbanos tan próximos a la urbs y aledaños a las vías como podrían ser los suburbios industriales y las necrópolis a la par que el posible

Anfiteatro próximo. Si la segunda opción ya es una realidad, la primera es lógica pero no se ha podido documentar en primer lugar por la falta de hipótesis y en segundo por la ausencia

de excavaciones en superficie que permitan ilustrar los hallazgos en contextos füncionales.

El área central del Sector está carente de'· información existiendo evidencias romanas

dispersas sin explicación plausible en la actualidad por lo que no nos decantamos hacia la hipótesis de explotaciones agrícolas por primaria y excluyente. La nueva vía hipotética

descubierta por nosotros en el parcelario nos abre nuevas posibilidades de estudio e interpretación para este área central carente hasta ahora de verificación arqueológica.

Para el Bajo Imperio y Antigüedad Tardía anteislámica se dispone de ciertos datos en la actualidad gracias al incremento de mejoras metodológicas en la investigación de la ciudad. En Matahacas se amortiza la necrópolis con escombros industriales indicando que la ciudad ha perdido pujanza y demografia restringiendo sus límites de afección. Nos indica por otro

40

lado la proximidad del cinturón artesanal extramuros. Existen restos tardíos en Enladrillada 19-21, Sol 128 y San Luis 73-75 en áreas alejadas de la ciudad junto a las vías, tratándose quizás de establecimientos artesanales o de servicios.

El único contexto visigodo excavado y reconocido hasta el momento lo ha sido en San Luis

73-75 indicándonos que esta vía soportaba el mayor flujo de tráfico, una constante que se ha perpetuado hasta nuestros días.

Por otro lado, la cercanía del Sector 3 a la antigua ermita de las Santas Justa y Rutina, cuyo posible martyrium pudo estar en el actual convento de Capuchinos frente a la Puerta de

Córdoba o bajo el convento de La Trinidad, frente a la puerta del Sol, debe activar una cautela general sobre estos contornos por la posible existencia de contextos próximos tardorromanos y visigodos relacionados.

Finalmente hemos de citar la presencia de dos füstes romanos y dos capiteles corintios reutilizados en el compás del convento de Sta. Isabel. Una interpretación usual es que tales

elementos procedan del entorno, quizás ya utilizados en las casas señoriales precedentes al convento, por lo que se podría presumir la existencia de un edificio monumental en las

proximidades. Este podría corresponder a la época que denotan los materiales (aprox. s. II d.C.), bien a un edificio tardorromano, visigodo o califal que a su vez reaprovechó estos materiales de otro edificio no tan cercano. Finalmente, también existe la posibilidad de que se trate de una operación del s. XVI de trasunto simbólico renacentista en que se traen de otro lugar estos elementos arquitectónicos para ubicarlos en la entrada del convento como se ha comprobado por ejemplo, en La Cartuja. En cualquier caso, su carácter anómalo y la cercanía de Sta. Isabel a la vía de San Luis aconsejan tenerlos en cuenta a la hora de

establecer cautelas ante la posible existencia de algún edificio o conjunto arquitectónico tardoantiguo en las proximidades.

Los datos arqueológicos parecen confirmar por tanto la estructuración de este sector en tomo a las dos vías de comunicación Norte y Noreste con unas necrópolis inmediatas a la

41

PROTECCION

DEL

SECTOR

3:

CONJUNTO

nSANTA

HISTORICO

DE

PAULA-SANTA

SEVILLA

LUCIAn

DESARROLLO

PLAN

DEL

PLAN

DE

ESPECIAL

DE

ESPECIAL

PROTECCION

~ (
~
(

SECTOR 3 EN EPOCA ROMANA

10

30

50

OIL2!'ol.§ol

100

j

mls.

PLAN ESPECIAL

2/6

puerta, unas posibles explotaciones agrícolas y establecimientos artesanales y de servicios

junto a las vías. El centro del Sector permanece bajo mínimos en su conocimiento.

Como factores negativos que inciden en el conocimiento del periodo romano podemos

aducir la profundidad de la necrópolis de Matahacas (5 mts) muy por debajo de cotas de afección patrimonial por construcción de sótanos. A similar profundidad (-4,80) sm

embargo existen ya restos constructivos. ajenos a necrópolis en Enladrillada 19-21. Si embargo, en el resto del Sector, donde Roma se encuentra en torno a lo 3 mts e incluso más

alta, son las superficies limitadas de excavación las que minimizan los datos.

3.4.3.2.2.-

INTERPRETACION.

MEDIEVO

ISLAMICO.

ESTADO

DE

CONOCIJVIIENTO

E

Para los periodos emiral, califal y taifas, ss. VIII-XI, se acepta un recinto urbano heredado del romano del que no tenemos referencias arqueológicas de acuerdo con las

interpretaciones de las intervenciones realizadas en el Sector. Tampoco disponemos de referencias literarias. Se entiende que las vías romanas sustentaban una estructuración lógica

de las comunicaciones terrestres en una zona bien explotada en sus recursos. No obstante escasean, por no decir que están ausentes, hallazgos empíricos de estas fechas en las

diversas actuaciones realizadas por lo que hemos de entender que la población era más reducida e, incluso, que las áreas de artesa~las quedarían incluidas en la ciudad de acuerdo

con el modelo islámico. Las necrópolis quedarían fuera de los muros aunque de este argumento no disponemos de referencias ni literarias ni empíricas para el Sector. Los

caminos romanos de salida de la ciudad, identificados con las calles San Luis y Sol se mantendrían como una constante vertebradora de este espacio (Valencia 1988: 97, 135) en

la que las relaciones de Sevilla con Córdoba, capital de Al-Andalus, se mantienen con

indudable importancia sobre las del resto del territorio (Valencia 1988: 103 ss.). La

bifurcación de la vía norte se mantendría en esta época.

42

Valencia (1988: 151 ss.) identifica para la Sevilla prealmorávide la hipotética puerta de la

ciudad situada en Sta. Catalina con una Bab 'Anbar de escasa cita en los textos. Nos

interesa la identificación que se hace de este topónimo con R11bi11a o R11fina citado en otros textos, por su posible asociación con los lugares asociados a las santas romanas ubicados en Capuchinos y en La Trinidad.

Igualmente se cita una Rabita Bab Anbar que tenemos juera de Sevilla. Aún cuando la reconstrucción de las puertas de la ciudad que hace Valencia adolece de equívocos y de

grandes dudas, normales en estos ejercicios, podría ser sugerente asociar esa Rábita a título hipotético con la manzana formada por las calles Hiniesta y Lira, de conformación casi

cuadrada ya que con seguridad se trata de un hito fisico preexistente al que sortean las calles en el espacio medial entre las vías de San Luis y Sol.

El análisis de medianeras nos permite detectar una alineación bastante significativa que parte en lo reconocible de la medianera del este de Sta. Isabel con su antigua huerta, hoy fondo de

las instalaciones de Pasaje Mallo!, hacia el norte; se rastrea por medianeras de Hiniesta y Lira atravesando por el interior de la manzana de referencia; la alineación inicia una curva

que se rastrea por la fachada impar del extremo norte de Lira atravesando Duque Cornejo para seguir en poco trecho la tendencia curva por medianeras de fondo de las primeras parcelas del callejón de Rosillas. De este análisis se pueden entresacar varias conclusiones:

-La existencia de más canúnos norte sur que los existentes en el XVI para registrar el gran triángulo medial entre San Luis y Sol. De estos caminos hemos detectado uno que hemos adscrito a Roma como bifurcación de la vía norte. Este otro, interior, parece de uso rural e

iría desde el fondo de la plaza de Sta. Isabel, espacio que fue vacío mucho más amplio en el

medievo como fondo de San Marcos, hacia distintas huertas flanqueando la manzana de Hiniesta Lira.

-La conformación de la manzana exenta de Hiniesta-Lira como

una vez separada la ampliación del mismo hacia el este, de planta mixtilínea.

recinto cuadrado en origen

43

-La posible adscripción del origen de esta manzana cuadrangular, construida aislada en

medio del triángulo del Sector, al período islámico, sobre la que con posterioridad (s. XV) se ubicará el Hospital y Hermandad de la Hiniesta.

Se trata de una hipótesis desde el análisis urbanístico cuyo origen bien pudiere asociarse a otro hecho arqueológico.

En cualquier caso, como comenta Valencia (1988: 156) las construcciones anteriores -a la

muralla prealmorávide- serán englobadas en una segunda muralla que, levantada en tiempos de presumiblemente no muy abundante desarrollo demográfico, debió acoger un amplio conjunto de edificaciones extramuros anteriores y espacios vitales no dedicados a

la mera habitación. Ya se ha advertido acerca de la exigüidad de las adscripciones y cronologías que dentro del periodo musulmán se han venido realizando en las intervenciones arqueológicas de Sevilla (Ramirez y Vargas 1996: 137)

Son los siglos de los imperios norteafricanos los que engloban a este sector dentro de los

nuevos límites de la ciudad. Esta se multiplica por tres en el periodo almorávide fundamentalmente hacia el norte y noreste, espacios adonde únicamente podía crecer según todos los autores ya que el sur y oeste estaban fuertemente condicionados por el río. A

.

diferencia de otras áreas incorporadas a la nueva ciudad, como podría ser el flanco oriental,

el Sector de Sta. Paula-Sta. Lucía debía mantener el carácter rural, de huertas y prados para ganado, salpicadas quizás con alguna alquería, necrópolis y arrabales próximos a las

puertas. Aún no está satisfactoriamente explicada esta expansión que a todas luces no se

corresponde con un incremento demográfico paralelo. Otros modelos de ciudad, una fuerte

carga simbólica para estos recintos gigantescos, etc., en fin, diferentes puntos de vista a los hasta ahora esgrimidos deben debatirse para alumbrar una comprensión más cercana a la realidad.

44

Los comentarios de Ibn-Abdun sobre las estrecheces de la ciudad antigua y la insana

convivencia de mercados y arrabales con necrópolis, artesanías, etc. eran a ciencia cierta una realidad pero no comenta el autor si se refería a zonas concretas -que es lo más lógico- º a la totalidad del recinto periurbano del momento.

Recientemente se está valorando la hipótesis del inicio de la urbanización de áreas

extramuros en época de taifas, en el momento prealmorávide, lo que, de ser cierto, vendría a corroborar la tendencia de crecimiento que recordara Ibn Abdun aunque los datos son aún

escasos y el momento Almorávide se escapa en la actualidad a una personalización arqueológica.

Una cuestión que sí parece conclusiva es la consolidación de la ocupación y urbanización de partes del Sector 3 en época Almohade. Así lo demuestran los restos de estructuras de vivienda hallados en Santa Paula, Matahacas, Sol y San Luis donde se documentan

estructuras bien construidas, en algún punto incluso con varias fases y, lo que es más interesante, con alineaciones similares a las actuales. Este hecho es lógico en los lados de las calles que perpetuaron los antiguos caminos de San Luis -la Hara Mayur- y Sol, ya que se

estructurarían en sentido transversal a la calle.

El caso de Santa Paula es más interesante ya que representa la consolidación de la transversalidad a los ejes que estructuran el urbanismo. Asi, el trazado de las calles Socorro, Sánchez de Castro y Santa Paula es transversal a Enladrillada de acuerdo con una

racionalidad que bien pudiera tener una base almohade. Es más, si consideramos las dimensiones del frente de la manzana entre Socorro y Sánchez de Castro comprobamos

cómo la siguiente manzana entre Sánchez de Castro y Santa Paula mide el doble justo y en su centro encontramos medianeras mediales que podrían marcarnos una estructura latente

de raiz almohade. Estaríamos en un hipotético expediente de microurbanismo, un barrio junto a lo que pudo ser la mezquita en el solar de San Román. Este hecho remarcaría la

lógica de crecimiento urbanístico de aquel sector más cercano a la antigua puerta de Santa

Catalina, medial por otra parte entre las dos vías de salida de la ciudad.

45

Este sector quedaba muy alejado de los centros importantes de la ciudad de poder y mercado. La operación urbarústica del barrio de San Vicente, ordenada a cordel en esta época de acuerdo con algunas interpretaciones a partir de las investigaciones arqueológicas, tendría este pequeño paralelo en nuestro Sector. No obstante, el Sector debió mantener un marcado carácter rural, de grandes vacíos intramuros como parece deducirse de otras intervenciones arqueológicas aunque son. de menor rendimiento científico. En cualquier caso, se trata de una cuestión latente en la historia del urbanismo de Sevilla que solamente podrá resolverse mediante las investigaciones arqueológicas adecuadas.

Quizás un análisis interesante de esta época podría hacerse desde el periodo siguiente, el medievo cristiano y, lógicamente, de la historiografía inducida aunque restringida a la problemática de las hipotéticas mezquitas. Así, Ortiz de Zúñiga defiende la existencia de una mezquita en las parroquias del Sector, en concreto San Julián. A esta hipótesis se le ha añadido la creencia generalizada sobre las demás del barrio por sus características estilísticas, San Román, San Marcos (Gestoso 1899: 115 ss.), Santa Marina y Santa Lucía, manteniéndose esta hipótesis de modo latente hasta nuestros días como podemos observar en el plano de la Sevilla Islámica del Avance (Conjunto 1995: plano Il-1). Sin embargo, los criterios por los cuales se defendió la idea descansaban fundamentalmente en el argumento estilístico entendiendo el mudéjar y, sobre todo, las torres decoradas con paños de sebka, huecos geminados con arcos de herradura, etc. como torres auténticas de mezquitas. Este argumento fue desmontado repetidas veces (Angulo 1932, Hernández Díaz y Sancho Corbacho 1936: 113 ss.) por lo que solamente se podría mantener hoy día el criterio de superposición del templo cristiano sobre el musulmán de acuerdo con otra fuerte tradición interpretativa de continuidad y superposición transhistórica de lugares sagrados.

Es lógico pensar que las parroquias mudéjares fueran mezquitas en un primer momento ya que todos los oratorios musulmanes fueron concedidos a la iglesia por privilegio de Alfonso X en 1252, siendo consagradas algunas mezquitas como iglesias cm?figurando una primera

división del entramado urbano en col/aciemes (Valencia 1988: 638). Por el contrario,

4(,

Jimenez (1995) considera que las mezquitas de barrio, muy numerosas, hubieron de ser fundamentalmente pequeños oratorios con escaso futuro por lo que no ve tan clara la ecuación de parroquia mudéjar igual a antigua mezquita. Defiende la opinión de Zúñiga (Jimenez 1995: 152 ss.) con respecto a unas pocas -San Juan, Santa Catalina, San Julián y San Vicente- entre las que se encuentra la nuestra.

Las parroquias actuales no conservan, en principio, partes originales de mezquitas por lo que, de haberlo sido, la renovación de aquéllas tras el terremoto de 13 56 con ayuda de Pedro I tuvo que ser un hecho generalizado sobre viejos edificios islámicos.

No quedan rastros sin embargo de baños asociados a las mezquitas ni en la toponimia ni en restos monumentales embutidos por ejemplo en conventos o fundaciones eclesiásticas, muy alejadas de estos hipotéticos núcleos, etc. Tan sólo conocemos por el repartimiento la existencia de unos baños en la collación de San Marcos debiendo tratarse de unas instalaciones islámicas aunque no poseemos mayor detalle de su ubicación (Collantes 1977:

131 citando a González: 250 y ss.)

Un dato complementario seria la existencia de una mezquita dada a Feman Pérez Romero

en la collación de San Román entre las casas de Esteban Pérez, don Qui/erre y la calle

(Archivo Catedral Sevilla 6-4-54). No se trata evidentemente de la propia parroquia de San Román sino de otra mezquita sin mayor precisión de ubicación pero en aquel sector más urbanizado como hemos apuntado.

Otra mezquita se cita en 1323 en San Marcos como arrendamiento de la Catedral a Juan Pérez (Biblioteca Colombina leg. 84. doc. 39). Finalmente, la existencia de otra mezquita se refiere en 1502 en la calle Juzgado (AAVV 1993:1, 493).

Otro dato para esta época sería la donación en 1250 de casas en Sevilla y una huerta a la Orden de Alcántara en la collación de Santa Lucía las casas que habedes en Sevilla, con su

47

bodega e su establía, e con la huerta que habedes a la puerta del Sol

Alcántara, p. 57).

(Bulario de

Las orientaciones de las parroquias no parecen casuales aunque es sabido que la orientación canónica tampoco fue muy observada por el Islam y no se puede defender como argumento positivo como ha remarcado Jiménez (1995: 152). Aún cuando el mundo cristiano busca la

orientación de la cabecera al Este, las orÍentaciones de las diversas parroquias del Sector son todas distintas y parecen encajadas de acuerdo a dos principios:

-Orientación genérica, no precisa, Este - Oeste. -Adecuación al viario preexistente

Estos dos principios operarían del modo siguiente:

-Subordinación y adecuación al viario como edificios exentos ubicando la cabecera en el lado más oríental del rectángulo.

-Libertad hacia una orientación próxima al Este - Oeste en aquellos lugares carentes de viarios consolidados.

Así se pueden entender las adecuaciones genérales de las parroquias de San Marcos/Santa Marina con la calle San Luis en contraste con las diagonales que presentan San Roman/Santa Lucía, acordes con calle Sol y su influencia. Cambiando de escala, las orientaciones diversas de San Marcos con Santa Marina se deben a los quiebros que presenta en su alineación la calle San Luis. San Julián operaria con libertad al hallarse en un espacio abierto de urbanización menos consolidada, quizás herencia de su conformación como mezquita.

En cualquier caso, es evidente que solamente la disciplina arqueológica puede abundar en luces acerca del origen de las parroquias como mezquitas precedentes.

48

De esta hipótesis esbozada sobre los edificios cristianos nos interesa remarcar sus

inferencias sobre el pasado inmediato. Se ha defendido el carácter de vías romanas extramuros para las calles San Luis y Sol, a la que habria que añadir la trasera de Sta.

Marina, mantenidas aquéllas al menos en la digestión almorávide/almohade. Las parroquias

mudéjares viejas se adecuan al viario y no al revés por lo que podemos extraer varias conclusiones:

-Un marcado esquema v1ano islámico fundamentado en los dos grandes e1es de

comunicación San Luis/Sol manteniendo el centro del triángulo del Sector con usos agrícolas y otros, de viario aleatorío, y una pieza urbana consolidada ya quizás desde fechas precedentes materializada en la manzana de Hiniesta/Lira. Se ha apuntado la posibilidad de un ensayo de trazado ortogonal de pequeñas dimensiones en tomo a San Román dependiente del eje de Sol. Esta actuación tendria sentido por ser lugar más próximo a la puerta de Santa Catalina y medial entre los dos caminos que estructuran el Sector.

-Un posible esquema alternativo -no sabemos si islámico o ya cristiano- de centros

religiosos próximos a las puertas de la ciudad: Pta. Córdoba/S. Julián y Pta. Sol/Sta. Lucía.

De acuerdo con este criterío observamos ciertos territorios autónomos -collaciones- dependientes de la demanda poblacional agrupada en torno a los ejes de comunicación, sean calles, sean proximidades a las puertas para dar cobijo a las poblaciones rurales de las

periferias: la periferia intramuros y la extramuros. Puede que este esquema de templos perpetúe en cierto modo el islámico precedente sobre todo por su fuerte dependencia de la

estructura viaria en un ámbito semirural dentro/fuera y no de otros elementos propios de la estructura urbana como centros administrativos, militares, comerciales o simbólicos, presentes en los sectores meridionales de la misma ciudad.

En relación al nivel de investigación sobre esta zona y sobre el mundo islámico sevillano en general, podemos citar el plano de Lafuente (1995: 286) donde se refleja la presencia de

49

DESARROLLO DEL PLAN ESPECIAL DE PROTECCION DEL CONJUNTO HISTORICO DE SEVILLA SECTOR 3: "SANTA
DESARROLLO
DEL
PLAN
ESPECIAL
DE
PROTECCION
DEL
CONJUNTO
HISTORICO
DE
SEVILLA
SECTOR
3:
"SANTA
PAULA-SANTA
LUCIA"
PLAN
ESPECIAL
DE
PROTECCION
f
~
,:,
~
ª"''""-""'""" CAMINOS
Y C.Al.J.,ES
CONSOLlDADOS
!Illi@;lli!ll
AREAS
URBANIZADAS
1111 MEZQUITA
D
POSIBLES
MEZQUITAS
(
3/6
PLAN ESPECL,\L
SECTOR
3
EN EPOCA ISLAMICA
10
30
50
100 mts.
o~íol
I

cerámicas almohades en Sevilla fruto de intervenciones arqueológicas no apareciendo resto alguno en el sector nororiental. Este hecho ha sido ya solventado por las investigaciones recientes, de mayor calado, efectuadas fundamentalmente en los bordes del Sector, en San

Luis y Sol.

3.4.3.2.3.- EL

INTERPRETACION.

MEDIEVO

CRISTIANO.

ESTADO

DE

CONOCIMIENTO

E

Para una reconstrucción del Medievo cristiano en el Sector 3 contamos con los trabajos de Callantes (1977) y Ladero (1980) y con los elementos fisicos de las parroquias y sus collaciones. Se trata de trabajos que pueden considerarse vigentes en la actualidad debido al rastreo sistemático de los archivos locales realizado en los mismos.

En primer lugar ya hemos comentado cuestiones acerca de la ubicación de las parroquias y d,, su orientación en relación con hechos precedentes. En cualquier caso, lo que se hace patente es la clara acción administrativa de la Iglesia a la hora de plantear una red de parroquias por todo el tramado urbano de Sevilla, con independencia del pasado reciente. Es evidente que la ciudad conquistada supone un proyecto de nueva urbe. Si bien es usual que los centros de poder y mercado se mantengan gravitando en los ámbitos precedentes ya que obedecen a contextos topográficos de valoración militar y comercial, en la distribución de las primitivas parroquias observamos el hato básicamente igualitario que se le da al

tejido de la ciudad.

Collantes plantea la hipótesis de una progresiva urbanización de los sectores nuevos de la ciudad heredada -Norte y Nordeste- de acuerdo con el proceso de colmatación derivado del crecimiento demográfico. Estos expedientes, que denomina "clásicos" por su planteamiento regular y transversal, los observa en San Vicente y San Gil/Omnium Sanctorum y los hace dependientes de intervenciones medieval cristianas. Recuerda al respecto (Collantes 1977:

71) que no se cita su ordenación en la edad moderna y que el nomenclátor de las calles es medieval manteniéndose hasta el XIX. Si hubiera sido posterior habrían sido distintos los

50

nombres de las calles. La colmatación sería progresiva aunque no se ultima hasta la explosión demográfica del s. XVI.

Es del máximo interés este razonamiento que identifica lo regular y "clásico" como atributo

alude a las características

de lo cristiano frente al paradigma de un urbanismo islámico que

de la calle islámica con ausencia de trazado regular, prol!feración de quiebros, extremos

(Collantes 1977: 74). Estos criterios, sancionados a partir de Torres Balbás, se

han puesto en entredicho últimamente atribuyendo la urbanización de San Vicente al mundo almohade aunque todavía haya interpretaciones que lo niegan. Nosotros, a partir de resultados arqueológicos, observamos una fuerte fosilización de la trama viaria principal almohade, momento en que se consolida una potente urbanización de nuestro Sector, al menos junto a las vías principales e, incluso, en Santa Paula. No seria de extrañar que los expedientes de San Gil/Omnium Sanctorum y aledaños de San Román descansaran en precedentes islámicos, almohades en concreto al igual que San Vicente. Esta ciudad racional se potenciaría en aquellos sectores urbanizados en la baja edad media quedando los restantes a merced de pautas de ocupación de base rural.

cerrados

En este mismo sentido creemos poder personalizar otro rastro de urbanización ortogonal semiperdida en la trama actual. Nos referimos al exiremo septentrional del Sector 3, donde la calle Cetina es muy reciente, como salida al cierre de Duque de Montemar. El fondo de callejón o adarve de Duque de Montemar parece el resto de una antigua calle que continuaba hasta Sorda siendo evidente en la alineación de las medianeras que así lo marcan. Quedaría conformado un conglomerado de 6 manzanas reticuladas por calles ortogonales. Ahora bien, este expediente urbanístico no valorado hasta ahora y que coincide con los citados conservados de San Gil/Omnium Sanctorum ¿es atribuible a la administración islámica o a la cristiana? se trata una vez más de añadir polémica a este

asunto no resuelto hasta el momento.

Un detalle interesante a añadir a este hecho es que esta urbanización anularía una estructura dependiente de un camino radial comentado con anterioridad. Asistimos por tanto a un

51

claro expediente de urbanización de un sector exiramuros al ser englobado por una nueva cerca. Se consolidaría el camino norte principal (San Luis) que generaría puerta de la ciudad

y anularía el camino secundario pasando a urbanizarse en un momento a partir del dominio almorávide.

El viario actual responde en un 90% al medieval a excepción. de pequeñas aperturas de nuevos viales contemporáneos y quizits de algunas vías internas amortizadas con posterioridad en el caserío. Quizás lo más sobresaliente es la tendencia a denominar a la calle San Luis a partir de ahora "Maestra" denotando su carácter de vía principal de acceso

a la ciudad para el tráfico humano y mercancías.

Es constante la referencia al poblamiento disperso y escaso del sector norte de la ciudad

(Collantes 1977: 69 ss). Los únicos referentes arquitectónicos serían las parroquias, todas ellas del s. XIV en lo conservado, con sus plazas aledañas de uso funerario donde se alternaba el mercadillo (Collantes 1977: 77). Quizás un vacío importante estuvo en torno a

la parroquia de San Marcos.

Las referencias documentales de que la huerta de Diego Tavera, después de Sta. Isabel, "lindaba por delante con la calle Real" (Archivo Monasterio Sta. Paula, Libro de Protocolo, nº 111) actual San Luis, nos indica que delante de la fachada oeste de Sta. Isabel debió extenderse una gran plaza hasta San Marcos c¡'ue se iria colmatando dando lugar al principio de la calle Hiniesta. Su límite norte pudo llegar en el medievo cristiano hasta San Luis 20 que presenta una alineación de medianeras frontera a la calle Valderrama, con bastante probabilidad una calle o límite de manzana hasta la plazuela de Hiniesta.

.

En el mismo sentido conocemos las referencias de que la ciudad dio un espacio para la construcción de la iglesia de Santa Isabel (Diccionario II: 348) lo cual indica claramente que se trataba de un espacio vacío en torno a San Marcos. Igualmente, la Hermandad de los Servitas construyó su capilla a las espaldas de San Marcos en el mismo espacio vacío propiedad de la ciudad.

52

Todo ello nos confirma la existencia de un gran espacio público vacío cuyos límites occidentales eran huertas.

De acuerdo con la interpretación tradicional la Orden de Alcántara dispuso de unas casas tras San Julián aunque esta orden siempre fue la más pobre de todas. A este respecto las citas sobre las donaciones a Alcántara hablan explícitamente de una huerta en la puerta del Sol cuyo lugar es conocido y que ha dado nombre a la calle. Sin embargo no vemos tan claro que las casas que se le dan estuvieran próximas. Las citas de 1250, las casas que

habedes en Sevilla, con su bodega e su establía, e con la huerta que habedes a la puerta

del Sol (Bulario de Alcántara, p. 57) se ha entendido como un solo expediente de casas frente a la huerta conocida; por el contrario, parece mejor entenderse que las casas y la huerta no tienen relación topográfica sino que se trata de varias casas situadas en otro lugar de la ciudad que generarían rentas al igual que la huerta situada en Santa Lucía.

Ladero (1980: 56) cita los corrales de Los Alcaldes y los Arboles en la collación de San Marcos sin mayor detalle. Puede que ciertas casas conservadas de los siglos XVIII/XIX contengan restos preexistentes de casas mudéjares pero no son ostensibles por el momento. Tan sólo la casa aledaña a la portada del compás de la iglesia de Sta. Paula conserva una serie de arcos de medio punto con alfiz y otros rebajados sobre pilares ochavados de ladrillo que pueden fecharse a fines del s. XV. La documentación del archivo del monasterio nos revela que se trata de las casas de Juan de Fabra, criado portugués de la fundadora marquesa de Montemayor, quien dona tales casas a Sta. Paula tras su muerte en 1515. Aún cuando consta que la casa fue remozada y ampliada en 1546, parece que esta zona correspondería a la primitiva citada, cuyas arcadas quizás fueron sacadas a la luz en las obras de restauración de la casa por la Comisión de Monumentos en 1946 como se indica en un azulejo.

53

Procedente de archivo conocemos igualmente la existencia de unos baños en San Marcos citados en el repartimiento (Callantes 1977: 131 citando a González: 250 y ss.) que funcionarían en esta etapa.

Con respecto a las casas nobiliarias, no disponemos de edificaciones conservadas más que el claustro de estilo nazarí (s. XV) conservado en el interior de Sta. Paula pero que no

sabemos si se trata de las casas precedent~s sobre las que se funda o, quizás, partes de la edificación fundacional. Procedente de documentación disponemos de citas de casas que

tuvieron que ser de cierta prestancia como las de Juan de Mendoza que daba nombre a la

posterior calle Socorro, o las casas grandes del Comendador Garci Tello, las cuales, ya quemadas, fueron incorporadas al núcleo conventual de Sta.Isabel. Estas casas se agrupan en torno al área triangular entre San Luis y Sol que muestra los grados más altos de

urbanización desde el islam. Aparte de éstas, hay que citar la Casa del rey Moro, aún conservada en calle Sol.

Un caso singular en el origen de la ordenación del sector procede de la gestación del Convento de Sta. Isabel y alrededores. Según consta en el archivo de Sta. Paula (Libro de

Protocolo, nº 111, 112) el actual convento de Sta. Isabel incorpora a fines del s. XV las

casas grandes quemadas que fueron del dicho comendador Garci Tello a las casas sobre

las que fundaron el convento de monjas, citadas con anteríoridad. Estas casas debieron ser de especial importancia y disponían de una gran huerta, llamada de San Marcos, después de

Diego Tavera y finalmente de Sta. Isabel que lindaba con Sta. Paula siendo adquirida por esta comunidad jerónima en 1590. En la actualidad esta propiedad está repartida entre Sta.

Paula, Sta. Isabel y casas e instalaciones industriales en Pasaje Mallo!. A través de las descripciones de sus lindes hemos esbozado la reconstrucción de esta propiedad nobiliaria,

hoy perdida, pero que reproduce el esquema de la del Rey Moro.

En la llamada "huerta" de Sta. Paula, trasera a la iglesia, se conserva un jardín de crucero

del s. XVII que en origen perteneció a la huerta de Garci Tello. Las descripciones de la

época (s. XVI) dicen tiene la dicha huerta su noria y alberca y suelo y árboles como es

54

natural, mas una indagación directa sobre la parcela actual nos revela una alberca grande

que conserva su salida original, reformada, con azulejos de principios del s. XVI, por donde se distribuiría el agua en acequias. También se observan por el jardín actual restos de una

pileta forrada de azulejos de la misma datación que se conservaba hasta hace unos años in situ en el centro del crucero. Esto nos indica que con anterioridad a 1590 en que la compran

las jerónimas la huerta de Garci Tello estaba dotada de alguna jardinería con arquitectura

interior, quizás un crucero más modesto, inmediata a la alberca que con posterioridad se transformó en un espectacular jardín de crucero en el s. XVII, conservado en la actualidad.

La otra propiedad con huertas a fines de la Edad Media se deduce de la fundación de Sta. Isabel a fines del s. XV (Archivo de Sta. Paula, libro Racional de Títulos, fo! CXXXIII, nº

CXI). Este convento se funda sobre unas casas ubicadas en el extremo este del actual convento. Junto a ellas había una gran huerta que pasó por varías mJnos hasta que en 1496,

Isabel López La Farfana, fundadora y priora del convento, la compra para Sta. Isabel

siendo esta huerta la que en la actualidad ocupa gran parte de las instalaciones industriales de Pasaje Mallo! con salida a Enladrillada. En efecto, esta huerta de Sta. lssbel, lindante por

el sur con la de Garci Tello fue vendida a Santa Paula por Santa Isabel mediante permuta por una paja de agua que de los Caños de Carmona disponía Sta. Paula y una cantidad de

dinero (900 ducados de oro) en 1587. Deducimos por tanto varias cuestiones:

-Que el monasterio de Santa Paula se fundó sobre casas con una pequeña huerta resumida a unas parcelas con fachada a Enladrillada, actuales nº 27a y 29.

-Que existían dos grandes propiedades nobiliarias en el centro del Sector, una de Garci Tello con casas grandes y huerta y la otra con sucesivos dueños con casas y huerta. -Que con posteriorídad pasaron ambas a propiedad monástica.

La fundación del Monasterio de Santa Paula y Convento de Santa Isabel a fines del s. XV

sobre unas casas precedentes será decisiva para el urbanismo del sector. Los Monasterios

ocupan una gran área con sus huertas medianeras prácticamente en el centro del Sector 3 en

sectores urbanizados aledaños a Enladrillada y San Luis. Las traseras eran huertas como

55

hemos señalado. Las huertas llegaban a la trasera de la calle Juzgado quedando al otro lado las hipotéticas casas de Alcántara y su huerta frontera.

Otra institución que se funda en el s. XV es la municipal Casa de los Niños de la Doctrina para el cuidado de niños expósitos en la calle San Luis, entre San Marcos y Duque Cornejo.

Finalmente, la Hermandad de La Hiniesta fundó su sede y Hospital en 1461 en algún lugar de la calle Hiniesta. A este respecto hemos deducido que quizás la manzana central del Sector que entendimos como una preexistencia posiblemente islámica fuera la perpetuación de la sede del Hospital y Hermandad de La Hiniesta. Se trata de una manzana de pequeñas proporciones, aislada y cerrada en sí misma, similar al expediente del Hospital de San Bernardo o de los Viejos que ocupa la totalidad de la manzana. La misma articulación de la calle Hiniesta que comienza en San Marcos y nos lleva hasta esta manzana cambiando entonces su nombre a Lira parece que está claramente indicando esta posibilidad. Se trataba de un hospital de carácter medieval, es decir, pequeño y asociado a la collación como había multitud en Sevilla hasta la reducción de los hospitales dispersos por la ciudad realizada en 1587 por el Cardenal D. Rodrigo de Castro.

Las collaciones de Santa Marina, San Julián, Santa Lucía y San Marcos se presentan en la baja Edad Media como barrios periféricos cuya población presenta un porcentaje mayoritario de oficios ganadero y agrícola. Sé' trata de trabajadores, asalariados o pequeños propietarios de ganado o tierras (Callantes 1977: 353 y ss). Este autor incluso defiende la idea de las dos ciudades, la primera rica y dinámica situada en el centro y sur y la otra, asalariada y rural en la periferia norte y nordeste:

.

"población emi11enteme~1te rural, trabajadores de azada y poda, panaderos y te¡edores y otros oficios. Son las collaciones de menor porcentaje de vecinos; población inestable -especialmente Santa Lucía- que se puebla y despuebla a tenor de la coyuntura. El conjunto urbano septentrional en contraposición con el centro

56

y meridional será la constante en Sevilla desde la Edad Media en adelante."

(Callantes 1977: 426-427).

La despoblación y su carácter residual era tan evidente que en 1412 hubo un intento de reubicar a los judíos después del pogrom de 1391 en un sector del barrio entre Santa Lucía y San Julián (Collantes 1977: 89) conservando en la Edad Media un callejón el nombre de

"Barrera de los Judíos".

LA CASA DEL REY MORO

Quizás la más sobresaliente del caserio del Sector 3 seria la llamada Casa del Rey Moro, conservada hasta la actualidad. De fines del s. XV, se trata de una casa de cierta prestancia con amplio patio central sobre pilares, artesonado y una gran huerta trasera con su noria.

Las referencias h:storiográficas son eminentemente descriptivas desde criterios histórico- artísticos por los que se repite de forma continuada que se trata de la casa conservada más antigua de Sevilla y que corresponde a fines del s. XV. La casa ha sido restaurada a principios de los años 80 sin concurso de la arqueología. Hoy día se conserva parte de su huerta fosilizada en el parcelario y abandonada aunque ningún autor se refiere a ella por la ausencia de monumentalismo, criterio único desde el que se han venido reconociendo los

hechos urbanos.

Nosotros incorporamos un cierto énfasis al análisis de la Huerta por entenderla pieza de alto valor urbanístico toda vez que se ha conservado en gran parte hasta nuestros días.

A partir de datos de archivo de 1868 (A.M.S. Col. Alfabética, alineaciones, Caja 26, doc. 105) se han detectado dos parcelas en Enladrillada, actuales 36 y la nº 40, que aparecen en tal fecha como huerta y como jardín respectivamente, hoy restos de una instalación fabril de hacia 1900 y una edificación contemporánea respectivamente. Sus traseras lindan con la actual parcela de la Huerta conservada. Aparte, la actual huerta presenta múltiples

57

accesos desde otras calles: en Sol, a través de un adarve junto a la Casa; en Sol 111 se conserva lo que debió ser un callejón de acceso a la Huerta que aún conserva una portada al fondo; en Marteles 6, se conserva un corral artesanal con pozo que conserva una galena que conecta con la Huerta Grande. Evidentemente se trata de una segregación decimonónica de la antigua huerta. Finalmente la puerta con callejón en Enladrillada 40 A, entrada actual trasera a la huerta, se perpetúa como último acceso por aquella calle.

Los hechos consignados, las parcelas conservadas como huerta y jardín todavía en 1868 y la geometría del parcelario, nos permiten plantear una hipótesis bastante fiable de reconstrucción de los límites originales de la Huerta de la Casa del Rey Moro. Estos irian por las traseras de las casas de ambos lados de la Casa en Sol, la alineación de la calle Marteles en ángulo recto, la calle Enladrillada en unos 11 O mts en que se uniria en ángulo transversal con la trasera de Sol. En total, una superficie de 5. 784 m2, a escala con la magnitud de la Casa, construida a expensas de los grandes espacios vacíos del Sector en