Sei sulla pagina 1di 4

UNIVERSIDAD AVIERTA PARA ADULTOS

(UAPA)

ASIGNATURA:
Psicología Evolutiva

FACILITADOR:
Francisco Grullo Cruz
TEMA:
Tarea III

PARTICIPANTES:
Matilde Paredes Jimenez

MATRICULA:
09-2218
Distinguidos participantes, para el logro de la competencia de la unidad, usted
debe realizar las siguientes actividades.

1. Elaboración cuadro comparativo de niñez media y adolescencia que


contenga los siguientes puntos:

a) Desarrollo físico. Durante la adolescencia, las personas


jóvenes atraviesan por muchos cambios
a medida que pasan de la niñez a la
madurez física. Los cambios
prepuberales precoces ocurren cuando
aparecen las características sexuales
secundarias.
b) Cognoscitivo. el infante, hasta los 6 o 7 años, pasa por
los siguientes periodos de desarrollo de
la inteligencia:
1. Periodo de inteligencia censo –
motora: El infante se interesa en
ejercitar sus órganos sensoriales, sus
movimientos y su lenguaje que le van
permitiendo el ir afrontando
determinados problemas. Así, entre los
5 y 9 meses, el bebé moverá su sonaja
para escuchar el ruido.
c) Personalidad. Antes de los 6 años las relaciones
sociales fundamentalmente giraban en
torno a la familia más cercana, pero a
medida que pasan los años el niño
empieza a relacionarse ampliamente
también en la escuela con sus profesores
y su grupo de iguales. Padres, profesores
e iguales son las personas más
importantes en esta etapa. Estas
personas y los contextos en los que se
interacciona con ellas van a dar lugar a
nuevas influencias sobre el desarrollo de
la personalidad. De estas personas
recibe las influencias para consolidar o
modificar aspectos de la personalidad
que habían empezado a construirse.
Esta etapa es más tranquila que la
anterior y también lo será con respecto a
la posterior con la adolescencia. La
construcción de la personalidad del niño
continúa con la base que construyó en
etapas anteriores.
d) Sexualidad. Nuestros hijos atraviesan en la
adolescencia, una etapa en la que se
experimentan confusiones respecto a la
identidad sexual y dudas sobre el
comportamiento sexual en una relación.
Nuestros hijos pueden necesitar
entonces ayuda para comprender sus
emociones sexuales.

Temas como masturbación, medidas


contraceptivas, embarazo y
enfermedades de transmisión sexual son
de gran interés para los adolescentes.
Por eso, debemos incorporar estos
tópicos y, a la vez, no dejar de plantear
las consecuencias de la conducta sexual
adoptada.
e) Socialización. La primera infancia es el periodo en el
que tiene lugar el proceso de
socialización más intenso, cuando el ser
humano es más apto para aprender.
Desde que se nace se está aprendiendo y
se continúa haciéndolo hasta la muerte.
Así como no todos los niños gatean,
caminan o hablan a la misma edad,
tampoco para aprender hay una edad
fija. Los niños difieren unos de otros en
cuanto a su ritmo de aprendizaje, de ahí
la importancia de ofrecer estímulos,
experiencias o materiales que
contribuyan en el aprendizaje, ya que el
proceso mismo lo realizan los propios
niños.
2. Realización de una entrevista a diferentes psicólogos educativos y
orientadores, respecto a los diferentes trastornos de aprendizaje en los pres
adolescentes y adolescentes.

Los niños y adolescentes que presentan problemas de comportamiento, son todo un


desafío para nosotros, los psicopedagogos, que tenemos que comprender y
aproximarnos a las posibles causas de dichos trastornos, para poder así iniciar un
tratamiento que permita a dichos sujetos reinsertarse en los contextos familiares,
escolares y sociales al cuál pertenecen.

Cuánto más pequeño es el niño, más difícil se hace el diagnóstico, ya que una
característica de la primera infancia es que son inquietos, impulsivos y hablan todo
el tiempo sin saber si realmente ellos escuchan las consignas o límites que nosotros,
los adultos queremos que acaten.

Existen también, algunos problemas de salud mental con cargas emocionales, que
provocan dificultades en la adaptación social. Todos estos elementos son
preocupantes para padres y docentes que ven perturbado el desarrollo esperable, en
el sujeto que atraviesa estas problemáticas.

Se necesita de diagnósticos precisos y tratamientos médicos, psicológico y/o


psicopedagógico. Con estos tratamientos se trata no solo de mejorar la situación del
sujeto en cuestión sino de las personas de su entorno que podrían estar afectadas por
el comportamiento del niño o adolescente.

El trastorno de conducta tendría sus orígenes en conflictos familiares, maltrato


infantil o juvenil, abuso, pobreza, alteraciones genéticas, consumo de drogas o
alcohol en los progenitores. Creo que no hay una sola causa que desencadene una
problemática sino que es la interrelación de varias de ellas y de experiencias del
contexto socio- cultural donde está inserto el individuo con dificultades