Sei sulla pagina 1di 1

Parintins es una ciudad ubicada en el Estado de Amazonas y limita con el estado de Pará.

El lugar es una isla,


conocida como Tupinambrana, descubierta en 1796. Es el escenario de la mayor manifestación cultural del
norte brasileño, el Festival Folclórico de Parintins. La fiesta se celebra en junio en el bumbódromo, un tipo de
estadio con capacidad para 35 mil personas y que tiene el formato de una cabeza de buey. La fiesta dura tres
noches, el Boi Garantizado (de color rojo) y el Boi Caprichoso (de color azul) hacen sus presentaciones. Al
final, es elegido lo que tuvo el mejor desempeño y trama y que fue el más bonito.
La trayectoria de los bumbas Garantizado y Caprichoso comenzó en la década de 1910, siguiendo la misma
tradición identificada en otras regiones donde la broma se hace presente, tradición que le imprime una
dimensión religiosa. Ricardo Biriba explica que, en algunas ciudades del Nordeste, a ejemplo de Maranhão,
"los santos juninos Santo Antônio

San Juan, San Pedro, San Pablo y San Marçal reciben el bumba-mi-buey como ofrenda o ofrenda de sus
bromas en el cumplimiento de promesas. En su versión amazónica, la fiesta conservó, al menos inicialmente,
su connotación religiosa, la cual se convirtió en la motivación para la fundación de Garantía y Caprichoso.
Según Allan Rodríguez, tras haber migrado de Crato, en Ceará, a Parintins, los idealizadores del bumbá
Caprichoso, los hermanos Antônio y Roque Cid, "hicieron una promesa a San Juan Bautista para obtener
prosperidad en la nueva ciudad". El cumplimiento se efectuaría a través del brote de buey que, tal como
ocurre en otras localidades, se realizaría durante las festividades juninas. Lindolfo Monte Verde, por su parte,
que responde por el origen del Asegurado, también se valió de una promesa para resolver un problema
personal, dirigiéndose, incluso, al mismo santo recorrido por los hermanos Cid. "Cuando alcanzó la mayoría
de edad, el pescador fue acometido por una enfermedad grave y, temiendo la muerte, hizo una promesa a San
Juan Bautista: 'Si se quedara curado, mientras viviera, pondría un buey en las calles para alegrar a la gente'

El Festival de Parintins comenzó a realizarse en 1965 y hoy es reglamento por ley municipal, según la cual la
fiesta será siempre realizada en la última semana del mes de junio, los días 28, 29 y 30. La música que
acompaña toda la fiesta es la toada y cerca de 400 ritmistas tocan al mismo tiempo. Las letras de las canciones
traen los sonidos de los bosques y de varios pájaros. La gente pinta su casa con los colores del buey hacia el
cual torcen, evidenciando así la importancia que el festival tiene para la comunidad.

Cuenta la leyenda que tanto el "Boi" garantizado como el "Boi" Caprichoso, habrían nacido gracias a las
promesas hechas a San Juan Bautista. Por motivos diferentes, pero habiendo cumplidas las promesas
cumplían lo que prometieron, y ambos "Bois", a partir de allí, se presentarían todos los años, eso era
garantizado, diría el Garantizado; y en el capricho, diría el Caprichoso.

En el Festival, los dos grupos cuentan la historia del Padre Francisco y su esposa, la Madre Catirina, que está
embarazada y tiene el deseo incontrolable de comer lengua de buey. Padre Francisco mata al mejor buey de la
hacienda para satisfacer el deseo de su esposa. Padre Francisco sería llevado a la cárcel, pero la historia tiene
un final feliz, con el "Boi" sobreviviendo gracias a los rituales del paje. Padre Francisco es perdonado y todo
termina en una enorme fiesta celebrando la vida del "Boi". Esto todo está representado en los tres días de
fiestas para toda la población.

El Festival aborda diversas temáticas, principalmente la cultura regional: como los rituales indígenas, las
danzas tribales, las costumbres de los ribereños y las leyendas, representado por medio de escenificaciones,
alegorías leyendas, muñecos y trajes. Es muy parecido al carnaval, pero es una fiesta más regionalizada.