Sei sulla pagina 1di 15

El ecosistema es el conjunto de especies de un área determinada que interactúan entre

ellas y con su ambiente abiótico; mediante procesos como la depredación, el


parasitismo, la competencia y la simbiosis, y con su ambiente al desintegrarse y volver
a ser parte del ciclo de energía y de nutrientes. Las especies del ecosistema,
incluyendo bacterias, hongos, plantas y animales dependen unas de otras. Las
relaciones entre las especies y su medio, resultan en el flujo de materia y energía del
ecosistema.

El significado del concepto de ecosistema ha evolucionado desde su origen. El término


acuñado en los años 1930s, se adscribe a los botánicos ingleses Roy Clapham (1904-
1990) y Sir Arthur Tansley (1871-1955). En un principio se aplicó a unidades de
diversas escalas espaciales, desde un pedazo de tronco degradado, un charco, una
región o la biosfera entera del planeta, siempre y cuando en ellas pudieran existir
organismos, ambiente físico e interacciones.

Más recientemente, se le ha dado un énfasis geográfico y se ha hecho análogo a las


formaciones o tipos de vegetación; por ejemplo, matorral, bosque de pinos, pastizal,
etc. Esta simplificación ignora el hecho de que los límites de algunos tipos de
vegetación son discretos, mientras que los límites de los ecosistemas no lo son. A las
zonas de transición entre ecosistemas se les conoce como “ecotonos”.

Diversidades alfa, beta y gama. Robert Whittaker (1920-1980), ecólogo


estadounidense investigador de la sucesión y de gradientes de vegetación, propuso
tres medidas de diversidad de los ecosistemas: α, β, y γ. Alfa ( α ) es la diversidad
dentro de un ecosistema que generalmente se describe como el número de especies.
La diversidad beta (β) incluye la comparación de diferentes ecosistemas en gradientes
ambientales, por ejemplo, en una zona montañosa, en una zona costera. La diversidad
beta nos indica que tan grande es el cambio de las especies de un ecosistema a otro.
La diversidad gamma (γ) se refiere a la diversidad total de una región, es decir a la
diversidad geográfica. En ella se suman las diversidades alfa de varios ecosistemas.
Los cuatro procesos ecológicos fundamentales de los ecosistemas son el ciclo del agua,
los ciclos biogeoquímicos (o de nutrientes), el flujo de energía y la dinámica de las
comunidades, es decir cómo cambia la composición y estructura de un ecosistema
después de una perturbación (sucesión).

Los factores bióticos son el conjunto de todas las plantas que forman la flora del
ecosistema y el conjunto de todos los animales que forman la fauna. Además hay
hongos, bacterias y algas.

Los factores abióticos o medio físico está formado por todo lo que influye sobre los
seres vivos, estos son el suelo, el clima, el agua, la luz, temperatura, los nutrientes.

Entonces podemos decir que:

La biocenosis o comunidad es el conjunto de poblaciones que viven en un área


determinada. Los individuos de la comunidad que pertenecen a una misma especie
constituyen una población.

- El biotipo es el lugar o medio físico ocupado por una comunidad, que se caracteriza
por unas condiciones ambientales bién definidas.

La estructura trófica de un ecosistema se puede representar de varias formas:


- Cadena Trófica
- Red Trófica
- Pirámide Trófica

La cadena trófica, llamada también cadena alimentaria es el paso de energía y


nutrientes de un ser vivo a otro por medio de la alimentación. Una cadena
trófica está formada por una serie de organismos ordenados linealmente donde cada
uno se alimenta del anterior y sirve, a su vez, de alimento al siguiente. Cada nivel de
la cadena se denomina eslabón.

1er nivel: Productores (realizan la fotosíntesis).

2do nivel: Consumidores

- Consumidores primarios (comen a los productores).


- Consumidores secundarios (comen a los primarios).
- Consumidores terciarios (comen a los carnívoros).

3er nivel: Descomponedores (se alimentan de restos de seres vivos)

A- Productores (primer nivel)


La cadena alimentaria comienza con las plantas, que captan la energía
luminosa del Sol y la utiliza para fabricar su propio alimento (autótrofos), a
través de la fotosíntesis. Luego la convierten en energía química almacenada
en moléculas orgánicas.
- Consumidores (segundo nivel)

Consumidores son los seres vivos que se alimentan de otros seres vivos, ya que no
tienen la capacidad de fabricar su propio alimento (heterótrofos).Necesitan
las sustancias orgánicas que están en los alimentos para vivir.

La materia que forma los seres vivos se llama materia orgánica: azúcares, proteínas,
grasas y vitaminas

1- Consumidores primarios o de primer orden


Son aquellos que se alimentan directamente de los productores (animales
hervivoros). Toman la energía solar acumulada en forma de celulosa, azúcar,
almidón, etc. para poder vivir. Entre los herbívoros tenemos: los ratones, la
vicuña, la taruca, los venados, muchos peces, aves (arroceros, palomas,
fruteros etc.)
2- Consumidores secundarios o de segundo orden
Son predadores que se alimentan de herbívoros, es decir, de otros animales
obteniendo así la energía solar de tercera mano. A estos animales los
llamamos carnívoros. Entre los carnívoros están: los lobos marinos, el puma,
el zorro, la boa, etc.
3- Consumidores terciarios o de tercer orden
Entre los consumidores terciarios o supercarnívoros se hallan los necrófagos o
carroñeros, que se alimentan de cadáveres.
Descomponedores (tercer nivel)
Los descomponedores son las bacterias y hongos encargados de consumir los
últimos restos orgánicos de productores y consumidores muertos. Su función es
esencial, pues convierten la materia muerta en moléculas inorgánicas simples. Ese
material será absorbido otra vez por los productores, y reciclado en la producción de
materia orgánica. De esa forma se reanuda el ciclo cerrado de la materia,
estrechamente vinculado con el flujo de energía
- Redes tróficas
Las cadenas y redes tróficas son representaciones gráficas lineales del flujo de
energía entre los niveles tróficos. Indican mediante flechas quién suministra la energía
y quién la consume: parten de quien es consumido y apuntan hacia el organismo que
consume.
Una red trófica o trama alimentaria es un conjunto de cadenas tróficas
interconectadas que pueden establecerse en un ecosistema, en ellas se definen
relaciones de transferencia y transformaciones de materia y energía complejas que se
representan de la siguiente manera:

Tipos de Ecosistemas
Tipos de Ecosistemas Según el Medio

- Ecosistema Acuático: e este ecosistema pertenece lo que se encuentran


en ríos, lagos, lagunas y en los océanos. Son los que se encuentran en
el agua. Los Seres Vivos que viven en estos ecosistemas adquieren
características físicas muy similares entre sí como consecuencia de su
adaptación al agua. Este tipo de ecosistema a su vez se podría dividir en dos
diferentes: ecosistema de agua dulce y de agua salada.

- Ecosistema Terrestre: Son los que se encuentran fuera del agua, en la


superficie de los continentes o en el subsuelo. A diferencia del ecosistema
acuático, en el terrestre los seres vivos que los habitan presentan características
mucho más variadas, esto se debe a los numerosos factores que condicionan a
las especies. Los individuos más numerosos en este ecosistema son los insectos,
de los que existen 900.000 especies. Las aves ocuparían el segundo lugar, con
unas 8.500 especies. En tercer lugar, los mamíferos de los que hay 4.100
especies. Luego veremos con más detalle que tipo de ecosistemas encontramos
dentro del terrestre.

- Ecosistema Aéreo : Este tipo de ecosistema tiene la particularidad de ser


de transición. Ningún ser vivo lo habita permanentemente, sino que tienen que
descender a la tierra para el descanso, alimentación o procreación, por lo que
no resulta autosuficiente. A causa de esto, algunos lo ubican dentro del
ecosistema terrestre.

Estos 3 ecosistemas agrupan lo que se llama la biosfera, que es la zona de


la tierra donde hay vida.

Tipos de Ecosistemas Según el Grado de Intervención Humana

- Ecosistemas Naturales: El hombre no ha intervenido en su formación,


como los bosques, lagos, desiertos.

- Ecosistemas Artificiales: El hombre interviene activamente en su


formación, como las presas, parques, jardines.

Tipos Según su Tamaño

- Microsistemas: Tan minúsculos como una gota de agua, un florero con


agua, una maceta, etc.

- Macrosistemas: Tan grandes como el lago de Maracaibo, el mar Caribe, la


cordillera de los Andes, etc
BIOMA Y ECOSISTEMA
Los ecosistemas suelen confundirse con los Biomas, pero ambos engloban conceptos
diferentes. Un bioma es una clasificación que comprende áreas similares en cuanto a
condiciones climáticas y al tipo de seres vivientes que habitan en determinadas regiones, por lo
que puede entenderse que un bioma está conformado por varios ecosistemas.

El ecosistema es la interacción de los seres vivos con los factores que los rodean. Puede haber
ecosistemas de hongos, de plantas, etc., y los biomas son regiones que comparten y reúnen todo
eso, es decir, un clima y un conjunto de flora y fauna de acuerdo a la ubicación geográfica y a
los elementos externos que ahí influyen. Algunos de los biomas más conocidos
son tundra, taiga, sabana y desierto.
Dentro de un ecosistema existe gran cantidad y variedad de especies que ocupan un hábitat en
específico y llevan a cabo su ciclo de vida natural.

Diferencias clave entre ecosistema y bioma


 Un bioma tiene que ver con el ambiente abiótico (clima, territorio, geología),
mientras que un ecosistema envuelve el elemento biótico (animales,
organismos, flora).
 El bioma es una categoría superior que comprende un conjunto de
ecosistemas.
los factores más críticos que causan cambios en los
ecosistemas
Se conoce como generadores de cambio a aquellos factores naturales o inducidos por el ser
humano que causan directa o indirectamente un cambio en un ecosistema.
o Un generador directo de cambio, como es el cambio de hábitat, influye explícitamente en
los procesos de los ecosistemas.
o Un generador de cambio indirecto, como es un cambio en la demografía, actúa de forma más
difusa alterando uno o más generadores de cambio directos.
Los generadores de cambio que afectan a los servicios de los ecosistemas y al bienestar humano
van desde el ámbito local hasta el mundial y pueden ser inmediatos o darse incluso a largo plazo.
Esto hace que tanto su evaluación como su gestión sean complejas . Los cambios
climáticospueden operar a escala mundial o regional mientras que los cambios políticos pueden
operar a escala nacional o municipal. Los cambios socioculturales se dan generalmente de forma
lenta, en una escala de tiempo de décadas, mientras que los cambios económicos tienden a darse
más rápidamente. Como consecuencia de esta dependencia espacial y temporal de los
generadores de cambio, las fuerzas que parecen ser más importantes en un lugar y momento
determinados, pueden no ser las más importantes en otras escalas geográficas o de tiempo

Las fuerzas de cambio son casi siempre múltiples e interactivas, de manera que difícilmente existe
un vínculo directo entre una fuerza de cambio en particular y determinado cambio en el
ecosistema. Estos son los cinco generadores de cambio indirectos principales que influyen en
los ecosistemas y sus servicios:

o Cambio en la población: comprende el crecimiento de la población y la emigración. La


población mundial se ha duplicado durante los últimos 40 años, alcanzando los 6000 millones de
personas en 2000. La mayor parte de este crecimiento se ha dado en los países en vías de
desarrollo. Sin embargo, en la actualidad, algunos de estos países presentan tasas de
crecimiento de la población muy bajas, mientras que algunos países con importantes ingresos
presentan tasas altas debido a la inmigración.
o Cambio en la actividad económica: la actividad economica mundial ha aumentado hasta casi
7 veces su nivel de hace 50 años. A medida que aumentan los ingresos per cápita, crece la
demanda de servicios de muchos ecosistemas y también cambia la estructura de consumo. La
proporción de ingresos que se dedican a la alimentación, por ejemplo, disminuye frente a los que
se dedican a bienes industriales o a servicios.
o Factores sociopolíticos: estos factores comprenden los procesos de toma de decisiones y el
grado de participación pública en ellos. La evolución hacia instituciones democráticas durante
los últimos 50 años ha ayudado a fortalecer a las comunidades locales. También ha habido un
aumento en el número de acuerdos medioambientales multilaterales.
o Factores culturales y religiosos: en este contexto, la cultura puede definirse como los valores,
creencias y normas compartidas por un grupo de personas. Condiciona las percepciones que los
individuos tienen del mundo y sugiere líneas de actuación que pueden tener impactos
importantes sobre otros generadores de cambio como, por ejemplo, el comportamiento de
consumo.
o Ciencia y tecnología: el siglo XX fue testigo de enormes avances en la comprensión de cómo
funciona el mundo y en las aplicaciones técnicas de ese conocimiento. Gran parte del aumento
de la producción agrícola durante los últimos 40 años se debe al aumento de producción por
hectárea más que a un aumento del área cultivada. Al mismo tiempo, los avances tecnológicos
también pueden conducir a una degradación de los servicios de los ecosistemas. Los avances
en las tecnologías de pesca, por ejemplo, han contribuido de manera significativa a la merma de
reservas marinas de peces.

Conservación de los Ecosistemas

Durante los pasados veinte años, se ha propuesto que el manejo de recursos naturales
debe hacerse con un enfoque ecosistémico, es decir, incluyendo a todo el ecosistema.
El manejo debe mantener o mejorar al ecosistema y debe proporcionar una variedad
de bienes y servicios a las generaciones presentes y a las futuras.

Entre los ingredientes del manejo de ecosistemas están:

 Considerar las conexiones entre los diversos niveles de la biodiversidad (genes,


especies, poblaciones, ecosistemas, paisajes).

 Incluir una escala espacial adecuada que incluya a los procesos ecológicos
relevantes, definiendo límites ecológicos en lugar de límites administrativos.

 Aceptar a las sociedades humanas como parte del ecosistema y considerar las
necesidades presentes manteniendo el ambiente para que pueda satisfacer a
las necesidades futuras.

 Imitar a los regímenes naturales de perturbación para mantener a la


biodiversidad.

 Mantener la integridad ecológica protegiendo poblaciones viables de todas las


especies nativas, de sus patrones y procesos.

 Tener en cuenta una escala temporal adecuada. Planear a largo plazo.

 Introducir experimentos de manejo con diseños experimentales, conducir


monitoreo y documentar los efectos del manejo para aprender.

 Promover la coordinación interinstitucional y la comunicación con la sociedad.


Propuestas para mejorar el ecosistema
o Reforestación constante de árboles
o Cuidar el agua
o No hacer fogatas en los bosques
o No a la tala inmoderada
o Respetar la veda
o Cuidar a los animales en peligro de extinción
o Usar energías alternativas
o Respetar a los seres vivos
o No contaminar

https://elvialeon.wordpress.com/propuestas-para-mejorar-el-ecosistema/

http://www.greenfacts.org/es/ecosistemas/evaluacion-milenio-2/4-factores-cambio.htm

http://www.areaciencias.com/biologia/ecosistema.html

https://www.portaleducativo.net/quinto-basico/107/que-es-un-ecosistema

http://diferenciaentre.info/diferencia-entre-bioma-y-ecosistema/

http://www.bioenciclopedia.com/ecosistema/

http://www.bioenciclopedia.com/ecosistema/

Flujo de energía
La producción primaria y secundaria son las formas que utilizan los seres vivos para fijar y asimilar
la energía. La producción primaria es la que llevan a cabo los organismos autótrofos y la producción
secundaria es llevada a cabo por los organismos heterótrofos. A través de los niveles tróficos la energía
asimilada por fotosíntesis se va transfiriendo en forma incompleta, porque una parte se pierde como
calor y por otro lado, no todo lo producido por un nivel es consumido, sino que una parte va a parar a los
desintegradores.
Es importante mencionar que de la energía solar que alcanza la superficie de la Tierra, una fracción
muy pequeña es utilizada por los sistemas vivos. Aun cuando la luz caiga en una zona con vegetación
abundante como en una selva, un maizal o el desierto, sólo aproximadamente entre el 1 y el 3% de esa
luz (calculado anualmente), se usa en la fotosíntesis.

Con esta fracción tan pequeña, se produce –a partir del dióxido de carbono, el agua y unos pocos
minerales– varios millares de gramos (en peso seco) de materia orgánica por año en un solo metro
cuadrado de campo o de bosque, un total de aproximadamente 120 mil millones de toneladas métricas de
materia orgánica por año en todo el mundo.

A la producción de materia en uno u otro nivel trófico se le denomina biomasa; se expresa


habitualmente como gramos de materia orgánica por metro cuadrado (g/m2) o como calorías por metro
cuadrado (cal/m2), o en cualquier otra unidad de superficie apropiada. La producción es la tasa a la cual
la materia orgánica se crea por medio de la fotosíntesis.
La cantidad de energía que pasa de un nivel trófico a otro depende del tipo de ecosistema, de su
ubicación geográfica y de las fluctuaciones de los factores abióticos de acuerdo con las estaciones del
año.

El sentido de transferencia de energía en la cadena trófica es unidireccional y, por tanto, abierto.

De toda la energía que llega a la superficie terrestre procedente del Sol (47 %), solo el
0,2% es absorbida por las plantas verdes y algunas bacterias, y transformada en materia
orgánica. Esta transformación es realizada por los autótrofos (productores), quienes
transforman la energía química en materia orgánica (glúcidos, lípidos y proteínas) que
ellos mismos fabrican a partir del agua, CO2 y sales minerales.
Si representamos en un esquema no solo la energía sino también la materia, de ese
esquema podemos deducir dos consecuencias:
a) El flujo de energía es unidireccional, acíclico y abierto.
Esto es debido a las pérdidas
que se van produciendo a lo largo de las cadenas tróficas (los seres vivos pierden energía
en forma de calor). De aquí se deduce que, para que el ecosistema sea estable, es
necesario un aporte exterior de energía procedente del Sol. Como resultado de esta
disminución en el flujo de la energía, el número de eslabones tróficos ha de ser limitado
(cinco como máximo).

b) El flujo de materia es cíclico y cerrado. Gracias a la actividad de los descomponedores,


se transforma la materia orgánica (restos orgánicos) en materia inorgánica asimilable de
nuevo por el ecosistema a través de los productores.
Suponiendo que el flujo solar sea constante, la cantidad de radiación solar que llega a la Tierra
varía en función de la duración del día a causa de la rotación terrestre, la inclinación del eje de
rotación y las estaciones del año debidas al movimiento de traslación alrededor del Sol.

El objetivo fundamental de los ecosistemas, no es captar la máxima cantidad de energía,


sino utilizar solamente la energía necesaria para el mantenimiento de la máxima cantidad de
organismos que permiten el resto de los factores limitantes.

Las pirámides de energía son representaciones que muestran el flujo de energía de unos niveles a
otros. En cada escalón se muestra la producción neta de cada nivel trófico expresada en unidades
de producción.

Como en el paso de un eslabón de la cadena trófica al siguiente la eficiencia es de


aproximadamente el 10 %, las pirámides de energía nunca pueden ser invertidas, ya que la energía
almacenada en un nivel siempre es superior a la que se almacena en el siguiente.
El diagrama anterior muestra como la energía (flechas oscuras) y los nutrientes
inorgánicos (flechas claras) fluyen a través del ecosistema. Debemos, primeramente, aclarar
algunos conceptos. La energía "fluye" a través del ecosistema como enlaces carbono-
carbono. Cuando ocurre respiración, los enlaces carbono-carbono se rompen y el carbono se
combina con el oxígeno para formar dióxido de carbono (CO2). Este proceso libera energía,
la que es usada por el organismo (para mover sus músculos, digerir alimento, excretar
desechos, pensar, etc.) o perdida en forma de calor. Las flechas oscuras en el diagrama
representa el movimiento de esta energía. Observe que toda la energía proviene del sol, y
que el destino final de toda la energía es perderse en forma de calor. ¡La energía no se recicla
en los ecosistemas!

Los nutrientes inorgánicos son el otro componente mostrado en el diagrama. Ellos son
inorgánicos debido a que no contienen uniones carbono-carbono. Algunos de estos nutrientes
inorgánicos son el fósforo en sus dientes, huesos y membranas celulares; el nitrógeno en sus
aminoácidos (las piezas básicas de las proteínas); y el hierro en su sangre (para nombrar
solamente unos pocos nutrientes inorgánicos). El flujo de los nutrientes se representa con
flechas claras. Observe que los autótrofos obtienen estos nutrientes inorgánicos del 'almacen'
de nutrientes inorgánicos (usualmente el suelo o el agua que rodea la planta). Estos
nutrientes inorgánicos son pasados de organismo a organismo cuando uno es consumido por
otro. Al final, todos los organismos mueren y se convierten en detrito, alimento para los
descomponedores. En esta etapa, la energía restante es extraida (y perdida como calor) y
los nutrientes inorgánicos son regresados al suelo o agua para se utilizados de nuevo. Los
nutrientes inorgánicos son reciclados, la energía no.

Para resumir: En el flujo de energía y de nutrientes inorgánicos, es posible hacer algunas


generalizaciones:

1. La fuente primaria (en la mayoría de los ecosistemas) de energía es el sol.


2. El destino final de la energía en los ecosistemas es perderse como calor.
3. La energía y los nutrientes pasan de un organismo a otro a través de la cadena
alimenticia a medida que un organismo se come a otro.
4. Los descomponedores extraen la energía que permanece en los restos de los
roganismos.
5. Los nutrientes inorgánicos son reciclados pero la energía no

http://www.jmarcano.com/nociones/trofico.html#flujoenergia

http://www.biologiasur.org/Ciencias/index.php/biosfera/el-flujo-de-la-energia-en-los-ecosistemas

http://portalacademico.cch.unam.mx/alumno/biologia2/unidad2/ciclosBiogeoquimicos/flujodeen
ergia