Sei sulla pagina 1di 2

Sanidad de un Paralitico

Lucas 5: 17-26
Introducción: Se infiere que este suceso tomo lugar en Capernaum,
según el relato de Mateo y Marcos. Aconteció en lo que Marco llamo “su
casa”, o sea, el lugar donde Jesús solía estar con sus discípulos.
I.- La ocasión: “Aconteció que un día, que él estaba
enseñando…” (v. 17).
A.- Es interesante notar que el Señor estaba entregado a la tarea de
la enseñanza.
B.- Jesús, por excelencia fue maestro.
1.- Enseño a las multitudes dondequiera que se encontraba: En las
colinas, riberas del lago, en las sinagogas, en la entrada del templo,
casas particulares, calles, entre otros.
2.- Lo mismo usaba una piedra que un barco, un púlpito o una
mesa, para dar su enseñanza.
3.- Lo hacía con multitudes y también con individuos en particular,
como la Mujer Samaritana, Nicodemo, entre otros.
4.- Enseño de día y también de noche.
C.- Su enseñanza fue una de las razones principales por la que las
gentes le seguían:
1.- “Porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como
los escribas” (Mt. 7:29).
2.- La gente tuvo que confesar: “Jamás hombre alguno ha hablado
como este hombre” (Jn. 7:46).
3.- Simón Pedro confesó: “Señor, ¿a quién iremos? Si solo tú tienes
palabras de vida eterna” (Jn. 6:68).
II.- El Auditorio: “Estaban sentados los fariseos y doctores de la
ley, los cuales habían venido de todas las aldeas de Galilea, y de
Judea y Jerusalén…” (v. 17).
A.- Estaba presente mucha gente, de todas las categorías sociales, y
todo el país:
1.- “De todas las aldeas de Galilea” el norte del país.
2.- “Y de Judea” el sur.
3.- “Y Jerusalén” la capital.
B.- El nuevo testamento presenta el evangelio como una necesidad
universal.
1.- Se le predico en la gazmoñera Jerusalén.
2.- La militar de Cesárea.
3.- La comercia y corrompida Corintios.
4.- La idólatra y pagana Éfeso.
5.- La culta Atenas.
6.- Y en la capitalina Roma.
III.- La novedad: “…y el poder del señor estaba con él para
sanar” (v. 17).
A.- Lo extraordinario del caso es que además de enseñanza había
milagros.
B.- El Evangelio no es la tentativa humana de redimir al hombre con
palabras.
C.- Jesucristo fue ungido por el Espíritu Santo no solo para predicar
sino para sanar a los oprimidos del diablo. (Hch. 10:38; Lc. 4:18,19).
IV.- La sorpresa: “Hombre, tus pecados te son perdonados” (v.
20).
A.- Cuando le fue presentado el paralitico, Jesús, ante la sorpresa de
todos, le habló de perdón y no de sanidad.
B.- La necesidad más grande del hombre no es física, sino espiritual.
C.- El salmista bendijo a Dios por recibir el perdón de pecados,
primero y segundo, por la sanidad de sus dolencias (Sal. 103:3)
V.- El milagro (vers. 24-26)
A.- Se levantó de su invalidez en presencia de todos.
B.- Levanto su lecho como evidencia de las fuerzas recibidas.
C.- Se fue glorificando a Dios:
1.- No hay nadie que haya tenido un encuentro con Jesús que no
haya recibido grande gozo.
2.- De la presencia de Jesús nadie sale triste
D.- Aquel milagro hizo que los presentes glorificaban a Dios. ¡Cuando
Dios obra, incluso los espectadores glorifican su nombre!
Conclusión: Si tú permites que Dios obre en tu vida, tu también podrás
decir: “Hoy hemos visto maravillas”.