Sei sulla pagina 1di 7

TALLER REIKI USUI

El Reiki es un sistema de sanación, auto-sanación y re-equilibrio bioenergético natural


mediante la transmisión de la Energía Universal curativa a través de la imposición de manos.

En Reiki se trabaja directamente con el campo energético del paciente, canalizando hacia sus
cuerpos sutiles y su Yo Superior la energía amorosa y sanadora del Creador, el cual trabaja

Inmediatamente sobre los bloqueos energéticos que perturban la libre circulación de la


energía en su ser, de éste modo restaura y armoniza sus sistemas, posibilitando de forma
sencilla el camino de vuelta hacia la salud, la alegría, la integración y el amor.

Con éste taller aprenderás:

Qué es el Reiki
Los 5 principios del Reiki
Las reglas básicas
Cómo realizar una sesión de Reiki
Formas de aplicación del Reiki
El sistema energético: Los Chakras
Cómo hacer Auto-Reiki
Y recibirás la sintonización para convertirte en un sanador Reiki nivel 1

Texto extraído de Internet


La revocación de votos es muy importante para limpiarnos de vidas anteriores y mucho más,
realizarlo te ayudará a hacer una sanación muy completa.

¿Qué son los Votos kármicos?


Son decretos de obediencia que hicimos en vidas pasadas. Sobre todo cuando entramos a
formar parte de órdenes religiosas o iniciáticas o cuando, debido a experiencias traumáticas
que vivimos, nos juramos “Nunca volveré a…” o “De ahora en adelante y por toda la
eternidad… ” y cosas por el estilo.

¿Por qué conviene revocarlos?


Porque algunos de ellos siguen actuando hasta el tiempo presente y nos obstaculizan la vida
actual o nos impiden gozar de aquello a lo que prometimos renunciar. Por ejemplo, no te
permites tener dinero si te tomaste muy en serio tus votos de pobreza en otra encarnación; o
no acabas de disfrutar de las relaciones íntimas sin culpa con tu pareja por tus antiguos votos
de castidad y celibato, etc.

TIPOS DE VOTOS

a) Votos de Pobreza:
firmados en el seno de religiones o filosofías en donde el dinero era considerado algo
perverso. El voto de pobreza se sostenía en la idea de que Dios nos va a mantener a pesar de
todo, pero ignora el hecho de que la mejor manera que tiene Dios en esta época para
mantener a sus criaturas es a través de un ingreso suficiente. Si eres una persona que cree que
el dinero es malo o que no se mezcla con la espiritualidad, o si has experimentado
sistemáticamente problemas financieros, es posible que en una vida pasada hayas hecho un
voto de pobreza.

b) Votos de Castidad:
aquí, la creencia es que lo que está mal son las relaciones íntimas. Los placeres mundanos se
consideraban opuestos al desarrollo espiritual. Claro que esto no fue un concepto universal,
muchas religiones orientales le han otorgado a las relaciones un carácter sagrado,
propiciatorio de la unión con Dios. Si has experimentado recurrente falta de deseo,
disfunciones (impotencia, frigidez), o tienes problemas con la intimidad, es posible que hayas
asumido un voto de castidad en vidas pasadas.

c) Votos de Abnegación:
se trata de un pacto de auto sacrificio que de alguna manera expresa que uno postergará toda
satisfacción personal a favor de los deseos y necesidades de los demás. Rechaza de plano el
amor a uno mismo. Si sientes que siempre cargas con las responsabilidades de los demás,
sientes una compulsión por ayudar a otros por encima de tus propias necesidades y tú estás
siempre en el último lugar de la fila cuando repartes energía, es posible que hayas firmado un
pacto de abnegación.

d) Votos de Celibato:
equivale a renunciar a establecer una relación emocional significativa debido a que estamos
"casados" con Dios. Pero es Dios quien nos da compañeros de alma para mostrarnos aspectos
de nuestro propio yo. Los votos de celibato se manifiestan de muchas maneras: sabotaje a las
relaciones personales íntimas, miedo al compromiso, y una historia personal que registra
numerosas relaciones que terminan abruptamente. Negarnos la posibilidad de vincularnos
profundamente con alguien es una manera de estancarnos en nuestro crecimiento. Si este es
tu caso, es probable que hayas firmado un pacto de celibato.

e) Votos de Silencio:
En ciertas órdenes religiosas antiguas, la palabra se consideraba una de las herramientas del
Demonio para seducir a los mortales. De allí se derivó la creencia en que el silencio ayudaba a
mantener la pureza del alma. He detectado otros casos, por ejemplo, personas que han vivido
en contextos de guerra siendo portadores de secretos o informaciones vitales para su país, los
cuales juraron no hablar y fueron torturados hasta la muerte. Hoy en día, estas personas
experimentan extremas dificultades para expresar quienes son, y decir la verdad.

f) Votos de Sufrimiento:
en algunos contextos históricos, el cuerpo fue considerado un impedimento para el
crecimiento espiritual, y por lo tanto era flagelado, castigado, dañado para probar el
compromiso con la Divinidad. Nuestra concepción actual del cuerpo es diferente: entendemos
que es el vehículo a través del cual se expresa nuestra alma y por lo tanto cuidarlo es
importante. Sin embargo, muchas personas tienen conductas dañinas hacia su cuerpo que no
pueden controlar, desde morderse las uñas a persistir en adicciones. Algunas de estas
personas descubren a través de la regresión que han vivido en contextos religiosos de
desvalorización corporal.

g) Votos de Obediencia:
implican abandonar la propia voluntad y subordinarla a la voluntad de Dios. Los problemas de
obediencia surgen cuando esta es completamente ciega, porque si uno cree que la voluntad de
Dios es destruir al infiel, a quien no cree en el mismo Dios que nosotros y actúa en
consecuencia (convirtiéndose en un mensajero del odio), solo acumulará mas karma. Una vida
evolucionada implica convertirse en compañero de Dios en su tarea creadora, no un
subordinado ciegamente obediente. El aprendizaje consiste en el equilibrio entre ambas
voluntades. Muchas personas, que se sienten hoy incapaces de enfrentarse a la autoridad (ya
sea un padre fuerte, un jefe o el sistema de reglamentaciones impuesto), descubren que han
firmado pactos de obediencia en vidas pasadas.

INSTRUCCIONES:
*Copia o imprime el texto de la “Revocación de votos contraídos en vidas pasadas”, que
aparece unas líneas más abajo. Realiza una meditación especial o reflexión en la que solicites
la ayuda de tu alma o de tu Ser Superior, de tus guías y maestros y de todas aquellas almas de
todos los involucrados en los contratos que has establecido en vidas pasadas.
Después lee en voz alta (o escucha el audio) del texto de revocación 3 VECES( por la mañana al
levantarte) 3 días seguidos , EMPEZANDO 4 DIAS (preferiblemente) ANTES DE LA LUNA NUEVA,
Entonces fírmalos y el ultimo día quema los 3 papeles, tira las cenizas al viento, da las GRACIAS
y olvídate del asunto.
No te olvides de hacer una buena acción.

*En caso de que los bloqueos persistan, puedes volver a realizar la revocación hasta en tres
ocasiones, aunque normalmente funciona siempre a la primera.

REVOCACIÓN DE VOTOS CONTRAÍDOS EN VIDAS PASADAS


Yo invoco y solicito solemne, amorosa y libremente la presencia de mis guías y de la Creación
en Pleno, en este acto en el que voy a revocar mis votos contraídos en algún momento entre el
principio de la creación Hasta el presente.

Me presento ante el Consejo de los Ancianos y solicito también la presencia de Akasha.


Percibo su regocijo y su amor y me siento muy agradecido por su asistencia.

Pido perdón a Dios, a mi Divina Presencia Yo Soy, a mi conciencia y a quien corresponda por las
veces que maté o sacrifiqué a seres animales o humanos con o sin su permiso, o atenté en
alguna forma contra la Creación, en nombre de Dios o en contra de Dios. Y solicito se borren,
liberen y transmuten todas las memorias a que hubiera dado lugar mi proceder, llenando el
espacio con pura luz y amor.
Pido perdón a Dios, a mi Divina Presencia Yo Soy, a mi conciencia y a quien corresponda por
todos los actos en contra de la vida que he realizado en mi existencia, desde el principio de la
creación hasta el presente, contra mí o contra cualquier ser vivo. Y solicito se borren, liberen y
transmuten todas las memorias a que hubiera dado lugar mi proceder, llenando el espacio con
pura luz y amor. Yo me libero, en este acto, de todos los votos contraídos en mi existencia,
desde el principio de la creación hasta el momento presente.

Revoco y anulo cualquier juramento de lealtad, obediencia o pertenencia al que me hubiera


obligado ante cualquier Orden Religiosa, Hermandad, Cofradía, Patria u otro tipo de Asociación
humana, cualquiera que fuera el fin que persiguieran, desde el principio de la Creación hasta el
presente, y me libero de ellos ahora y para siempre. Y solicito se borren, liberen y transmuten
todas las memorias a que hubiera dado lugar mi proceder, llenando el espacio con pura luz y
amor.
Renuncio a todos los votos relacionados con la pobreza y me libero de ellos ahora y para
siempre.
Renuncio a todos los votos relacionados con la castidad y me libero de ellos ahora y para
siempre.
Renuncio a todos los votos relacionados con la flagelación y el auto- castigo y me libero de
ellos ahora y para siempre.
Renuncio a todos los votos de limitaciones relacionados con la alimentación y me libero de
ellos ahora y para siempre..
Renuncio a todos los votos de morir o matar en nombre de Dios, la Patria o cualquier otra
causa, y me libero de ellos ahora y para siempre.

El día de hoy me perdono a mí mismo y decreto que de aquí en adelante:


Me permito experimentar prosperidad y abundancia en todos los aspectos de mi vida.
Me permito recibir dinero por cualquier actividad que desempeñe, como medio de
subsistencia.
Me permito experimentar deleite con los alimentos en la forma y cantidad que desee
ingerirlos.
Me permito gozar de unas relaciones íntimas sanas y plenas.
Me permito amarme a mi mismo y considerarme digno de recibir amor y cuidados.
Me permito tener y disfrutar todo lo que desee en conformidad con mi Plan Divino.
Por el poder de Dios que hay en mí, así es, así es, así es. Hecho está.

Lugar:
____________ _________ ______
Fecha:
____________ _________ ______
Firma:
____________ _________ ______
———— ——— ——— ——— ——— ——— ——— –

AN’ANASHA* (significa mil veces gracia

¿Crees que muchas situaciones de tu vida tienen que ver con tu pasado? ¿Quizás alguna
relación no sana que no entiendes a qué se debe? ¿Relaciones familiares complicadas o sentir
que debes solucionar un tema pendiente? Entonces, según establecen algunas religiones y
creencias, quizás debas sanar tu Karma para seguir avanzando.

votos-karmicos

Qué es el Karma

Para el Budismo e Hinduismo, el Karma es una creencia que indica que toda acción tiene una
fuerte influencia en las existencias posteriores del individuo. Para explicarlo mejor, un claro
ejemplo es la “Ley de causa y efecto”. Según nuestro actuar, ya sea físico, psíquico o verbal es
lo que ocurrirá a futuro con nosotros. Como dice el dicho, “según tus siembras será tu
cosecha”.

De ahí que para muchas tradiciones nuestras acciones y hasta pensamientos tienen una gran
importancia en nuestras vidas, ya que repercutirá incluso en nuestras encarnaciones futuras.

Pero, ¿qué son los votos Kármicos? ¿Es posible, así como los votos matrimoniales, amarrarnos
a una persona o situación por esto?

Votos o contratos Kármicos


Según quienes creen en esto, los votos kármicos tienen relación directa con acontecimientos
de nuestras vidas (esta o anteriores) en la cual hemos decretado algún tipo de obediencia. Con
regularidad esto se debe a situaciones traumáticas que vivimos o bien al pertenecer a alguna
orden religiosa, secta, un pacto realizado, etc.

Por ejemplo, algo claro es una situación dolorosa que tuvimos que nos llevó a decir “Nunca
más haré esto…. Jamás volveré a confiar en nadie…. Los hombres son todos infieles ….

O bien si pertenecimos a una orden religiosa que nos llevó a adquirir votos de pobreza que en
nuestra actual vida aún nos afecta y muchas veces no podemos surgir. De ahí la importancia de
revocarlos.

Tipos de votos o contratos Kármicos más frecuentes

Votos de castidad

Si tienes problemas con el área sexual, como por ejemplo impotencia, no disfrutar tu
sexualidad, no sentir placer, sentirte culpable. Entonces puedes haber tenido un voto de este
tipo o bien haber pertenecido a una creencia que castigaba el sexo.

Votos de pobreza

Si continuamente estás sufriendo problemas económicos, o bien sientes que “el dinero no
hace la felicidad” o que “no eres merecedor de éste” entonces quizás tuviste un voto de
pobreza o te criaste en un ambiente donde tener dinero no era bien visto. Inclusive por la falsa
creencia de que todos quienes tenían dinero eran personas malas, de poder o corruptas.

Votos de silencio

No poder expresarse, temor a contar la verdad o hasta la incapacidad absoluta de hablar


puede ser un bloqueo de vidas pasadas, ya sea por una experiencia traumática que los llevó a
no hablar o a un voto de silencio, como en la antigüedad se pedía para ser parte de una secta o
religión.

Voto de sufrimiento

Autoflagelación? Daño físico? Adicciones? Dolor, depresión? Son algunas de las palabras que
podemos usar. En la antigüedad era normal, incluso hoy, hacerse daño para por ejemplo,
cumplir una promesa de tipo religioso u otro. También enfermedades entran en este voto,
muchas de ellas llevadas por una frase como: “Yo quiero cargar con la enfermedad de mi
madre, hijo, etc.” Estas son frases dichas en momentos de dolor y que traspasamos al futuro,
según quienes creen en los votos kármicos.

Muchas veces una familia entera puede cargar con el karma de una enfermedad que pasa de
generación en generación y trata de algún voto que incluso puede haber realizado un ancestro
y que nos está afectando en la actualidad. Y hasta una depresión puede ser arrastrada de otra
vida con una frase: “Jamás me recuperaré de mi pérdida”, “Mi vida es el sufrimiento”,
afirmaciones y promesas que siguen a pesar del tiempo.

Voto de abnegación y obediencia

Te vives postergando por otros? Dejas tus propios intereses para satisfacer a los demás?
El voto de abnegación se trata de un autosacrificio, incluso rechazando el amor hacia uno
mismo o cargando con responsabilidades que no te competen.

El voto de obediencia es muy similar, siempre estás de subordinado, quizás prometiste


siempre “servir” a alguien más.

Todas nuestras palabras, por ejemplo en momentos de rabia, van generando una vibración,
una energía que puede sobrepasar nuestras encarnaciones. De ahí la importancia de no hacer
promesas del tipo “Jamás te perdonaré” porque seguramente, en otra encarnación te
encuentres con esa persona y arrastres ese dolor sin poder perdonar algo que ya pasó.

Cómo revocar los votos kármicos?

Es de suma importancia, si notas que algo te está afectando más allá, comenzar a resolver
estos pendientes de vidas anteriores. Para lo anterior existen diferentes técnicas, una de ellas
podrían ser las regresiones a vidas pasadas, una conexión con tu ser superior a través de tus
registro Akashicos o hasta sencillos rituales que pueden ayudarte a comenzar a resolver.
Algunos sitios han publicado rituales de revocación de votos kármicos para aquellas personas
que creen en estas prácticas.