Sei sulla pagina 1di 8

Unidad: Indagación

Competencia técnica: Buscar oportunidades de indagación


Actividad n 6: “Si no lo veo no lo creo”
Actividad Clave: Formular el problema a indagar

Competencia transversal: Ejercitar el juicio crítico


Reconoce la necesidad de
formular el problema a

ideas, para compartir y escuchar los aportes de otros y


Manifiesta disposición para expresar con seguridad sus
Conocimiento indagar para conocer posi-
bles factores que influyen
en los diversos fenómenos
del entorno inmediato.

Formula problemas para


indagar los posibles fac-
Habilidad tores que influyen en los
diversos fenómenos del

llevar a cabo sus proyectos.


entorno natural.

Manifiesta iniciativa para


descubrir los posibles
Actitud factores que influyen en
los fenómenos del entor-
no, formulando diversos
problemas.

Materiales incluídos en el kit:


8 embudos chicos*
2 barras de plasticina*
2 jarros plásticos*
2 fuentes grandes*
2 globos*
Materiales proporcionados por el establecimiento:
Agua
10 botellas de plástico de 1/2 litro transparentes con tapa
2 * material común
Duración: 40 minutos.

Espacio físico: Sala de clases y patio.

Resumen de la actividad: Mediante la experimentación con


algo tan cotidiano como el aire, se introducirá a niños y niñas en cues-
tionamientos que permitan dar cuenta de la existencia de este elemento
de manera permanente y estable en el entorno.

Antecedentes para el/la facilitador/a:

1. Sentido: Niños y niñas se plantean preguntas y cuestiona-


mientos constantemente, respecto a aquello que no es claro o explícito
en la naturaleza. El plantear problemas y cuestionamientos sobre fenó-
menos cotidianos como la existencia del aire los motivará a cuestionar-
se o problematizar sobre aquello que nos rodea.

2. Preparación para la actividad: Se dispondrán dos


mesas formando dos grupos de niños y niñas. Las experiencias requie-
ren del uso de agua que se dispondrá en jarros. Una vez que niños y
niñas estén sentados, se entregarán los materiales en los momentos
requeridos. En una primera instancia se necesitará un globo con un
agujero grande. Para las experiencias siguientes se requieren botellas de
plástico de medio litro, las cuales deben ser lisas y blandas para que
niños y niñas puedan apretarlas. En la primera experiencia se necesitan
dos botellas por grupo, una llena con agua y otra vacía. La segunda
experiencia requiere colocar un embudo en una botella, en una segunda
botella sellar el espacio entre el embudo y ésta con plasticina, y a una
tercera botella sellada con plasticina se le hará un agujero evidente en
su parte superior.

3
Marco Conceptual:

Mediante la confusión y la duda es posible plantear cuestionamientos o


problemas sobre un fenómeno. En esta actividad se introducirá y sos-
tendrá por medio de diferentes experiencias el cuestionamiento sobre si
algo que no se puede ver, como el aire, ocupa un espacio físico.

Físicamente, todos los objetos poseen una característica o propiedad,


denominada volumen; esto quiere decir que ocupan un lugar en el
espacio y ningún otro objeto puede ocuparlo simultáneamente. Se de-
nomina aire a la mezcla de gases que constituye la atmósfera terrestre,
que permanecen alrededor de la Tierra por la acción de la fuerza de
gravedad. El aire tiene la particularidad de que no es un objeto que se
pueda tocar, pero posee un volumen, es decir, ocupa un espacio.

El estado gaseoso es un ejemplo cercano para comprender la naturaleza


corpuscular de la materia, ya que entre cada parte de las sustancias
que componen el aire no hay nada. Se denomina gas al estado de
agregación de la materia que no tiene forma ni volumen propio. Su
principal composición son moléculas (partes) no unidas, expandidas y
con poca fuerza de atracción, esto hace que no tenga volumen ni forma
definida, y provoca que éste se expanda para ocupar todo el volumen
del recipiente que lo contiene.

Como ya se ha señalado, el aire es una mezcla gaseosa, que, des-


contando el vapor de agua que contiene en diversas proporciones, se
compone aproximadamente de 21 partes de oxígeno, 78 de nitrógeno y
una de argón y otros gases semejantes a éste, al que se añaden algu-
nas centésimas de dióxido de carbono. Como no se puede ver el aire,
su estudio se hace un tanto complejo, sin embargo, sí es posible buscar
evidencias de su presencia, así se instará a niños y niñas a trabajar
sobre el problema planteado anteriormente.

4
Desarrollo de la actividad de aprendizaje:

¿Hacia dónde vamos?: 10 minutos

Invite al grupo a sentarse en semicírculo y pregúntele: ¿Qué es el aire?,


¿dónde está el aire?, ¿para qué sirve el aire?, ¿se puede tocar?, ¿se
puede ver? variación 1:
También se puede
Comente a niños y niñas que tiene una duda: quiere saber si el aire preguntar si el
ocupa un espacio, pregunte: ¿Ustedes creen que el aire ocupa espacio?, aire se puede oler,
Escuchará las respuestas y e invitará a indagar este cuestionamiento. comer o mirar.

Luego pregunte: ¿Cuando respiramos, entra el aire a nuestros pulmo-


nes? Acoja las respuestas y pídales que poniéndose de pie respiren muy
hondo y se fijen si alguna parte de su cuerpo se infla. Pregunte: ¿entró
aire dentro de sus cuerpos?, ¿dónde entró? (si es necesario pueden
indicar el pecho o el estómago). A continuación, coménteles que el aire
entra al cuerpo cuando se inspira, pero sale de inmediato al exhalar. Se
puede sentir cuando sale, al poner una mano frente a nuestra boca y
soplar, invítelos a hacer este ejercicio.

Luego tome un globo y pregunte: ¿Qué necesito para inflar este globo?
Escuche las respuestas de niños y niñas. Después pregunte: ¿Si le hago
un agujero a este globo podré inflarlo? Escuche las respuestas y luego
trate de inflarlo, pregunte: ¿Qué pasa con este globo?, ¿por qué no se
puede inflar?, ¿por qué se desinfla?

variación 2:
Puede mostrar y tratar de inflar dos globos para hacer
comparaciones, uno con un agujero pequeño, el cual se
inflará y desinflará lentamente y otro con un agujero
grande, el cual no se podrá inflar.

5
Manos a la obra: 20 minutos

Agrupe a niños y niñas en dos mesas de trabajo para desarrollar 2


experiencias más:
variación 3:
Es posible que niños 1. Muéstreles una botella tapada, con agua en su interior y pre-
y niñas noten que gunte: ¿Esta botella tiene algo? Acoja las respuestas, luego muestre
al apretar la botella una botella tapada vacía y consulte ¿Esta botella tiene algo?, y escuche
sale aire, lo pueden las respuestas de niños y niñas.
manifestar como
aire o viento, esto Entregue a cada grupo una botella tapada con agua y una botella tapada
se puede enfatizar, vacía, pídales que las destapen y que aprieten la botella con agua sobre
una fuente, pregúnteles: ¿Qué es lo que sale de la botella?, ¿entonces
planteando que la la botella está llena de agua? Luego pídales que realicen lo mismo con
botella puede tener la botella vacía, pregunte: ¿La botella tiene algo en su interior?, acoja
aire en su interior. las respuestas e indague: ¿Qué pasará dentro de la botella?, ¿cuál es el
problema con esta botella?, se espera que niños y niñas respondan que
el problema es que no contiene nada. Si no responden de esta manera,
incentive a encontrar este cuestionamiento.

j
Después pídales a niños y niñas que tapen sus botellas, una llena de
agua (es necesario volver a llenarla con agua) y otra vacía, e indíqueles
nuevamente que las aprieten. Pregunte: ¿Sale algo de la botella?, ¿se
arruga la botella?, ¿por qué?, ¿la botella vacía se arruga al apretarse?,
Las botellas se pue- ¿cuándo logran apretarla más, cuando la botella está tapada o des-
den apretar con las tapada?, acoja las respuestas y dígales: ¿Qué nos podemos preguntar
manos, se pueden sobre esta botella? Se espera que se cuestionen por qué no se puede
intentar aplastar o apretar o aplastar.
pisar para evidenciar
que de las botellas variación 4:
que no están tapadas Cuando la botella está sellada con plasticina a veces cae
sale aire o agua. un poco de agua, pero suben pequeñas burbujas o globi-
tos de aire y se revientan en la superficie. Se puede co-
mentar que de esta manera sale el aire. O, para evidenciar
mayormente esto, se puede mover la botella: comenzará
a caer lentamente el agua y saldrán burbujas.

6
2. Entréguele tres botellas a cada grupo. A la primera botella
póngale un embudo. Acá la botella puede moverse para mostrar que
el embudo está superpuesto. Pregunte a niños y niñas: ¿Qué pasa si se
echa el agua?, ¿cae en la botella? Luego se realizará la experiencia.
A continuación, entregue a cada grupo una botella sellada con plastici-
na en el espacio que queda entre el gollete de la botella y la punta del
embudo. Se puede explicar que la plasticina ayuda a afirmar el embudo
pero que no tapa el orificio por donde entra el agua a la botella. Si es
necesario, puede mostrar que este agujero no está tapado. Luego pídales
a niños y niñas que echen agua en la botella, el agua no bajará a la bo-
tella o bajará muy lentamente, pregunte: ¿Qué sucede?, ¿qué problema
existe?, ¿cómo baja el agua? Escuche las respuestas.
Entrégueles otra botella unida con un embudo y sellada con plasticina,
pero con un agujero grande en la parte superior de la botella. Pida a
niños y niñas que observen: ¿Qué diferencia tiene esta botella con la
anterior? En este caso entrará el agua rápidamente ya que el aire pue-
de escapar por el agujero. Pregúnteles: ¿Existió algún problema para
que entrara el agua a la botella?, ¿se demoró menos o más?. Puede
explicar que el agua entró a la botella fácilmente porque el aire salió
por el agujero.

Compartamos los hallazgos: 5 minutos


Para compartir las impresiones de niños y niñas pregunte: ¿qué pasó
con el aire dentro de las botellas? ¿qué hicieron hoy?, ¿qué materiales
había?, ¿qué fue lo que más les gustó?, ¿surgieron dudas o preguntas?,
¿cuáles son? Escuche las respuestas de los niños y niñas.
¿Con qué nos quedamos?:
Mencione las experiencias desarrolladas haciendo énfasis en las com-
paraciones hechas en ambos casos. Coménteles la importancia de plan-
tearse un problema y de buscar estrategias para resolverlos a través de
las evidencias. Invítelos a preguntarse a diario todo sobre todo aquello
que les llame la atención.