Sei sulla pagina 1di 6

Qj^*—»l>Jf

La organización masónica
en la independencia americana

afiliados de un grado ignoraban cuales eran los afilia-


dos de los grados superiores.
Dado los serios peligros que entrañaba el pensa-
miento de la independencia de América, el nombre de
Sin :ib a n d o n a r los afiliados era confiado principalmente á la memoria.
s II ]) r o p ó s i t o de y los trabajos se hacían verbalmente, cuidando de no
iiSGgurarse el con- dejar constancia escrita. La más mínima imprudencia,
curso de I n g l a t e - cualquier delación podía hacer fracasar los trabajos y
rra, Miranda -pensó
que la o r g a n i z a- comprometer la vida y' la libertad de los afiliados.
cion masónica se- Por lo general las tenidas, en las que se empleaban
ría la más adecuada para unir en sn empresa á todos los signos, toques y señales sólo conocidas por los afi
los americanos. liados, habiéndoles comunes para todos los grados y
Al efecto constituyó en Londres una asociación ma- otros especialmente para cada grado, se celebraban con
sónica denominada "Sociedad Lautaro ó Caballeros lia asistencia de un número de hermanos que, i'avamcntc
cionales" compuesta de americanos y de altas perso- pasaba de siete y en diversos lugares, para no lla-
nalidades inglesas, entre las que se cuenta á Lord Mac- mar la atención de los formidables y terribles enemigos
dnff, conde de Fií'e, descendiente de aquel héroe de de la institución.
Shakespeare, que mató con sus propias manos al asesino En el Gran Oriente de Londres fueron afiliados las
^íacbeth y legó este lema 6. sus descendientes: principales personalidades ]) olí ticas y literarias de bi
''Empuñemos más bien con mano firme la espada nía Ann'rica Española, que se hallaban en Europa.
ladora, y como hombres buenos defendamos resuelta
mente nuestros nativos derechos desconocidos". Primercs proyectos de independenc'a
El gran Oriente de la masonería de la independencia
.'unericana quedó establecido en Londres. En Cádiz se El Gran Oriente de Londres creyó posible obtcncr
fundó una Gran Logia para la península, con logias; ('! concurso de Inglaterra y de los Estados Unidos par;i
en todo el país. Las comunicaciones con los sudamei i- alcanzar la independencia.
'•anos las mantenía especialmente el Gran Oriente de En 1797. Miranda solicitó por intermedio del gran
I,ondres. ministro Pitt y del célebre Hámilton el concurso de l:t
Los americanos que llegaban al continente eran ob- Gran Bretaña y de los Estados Unidos, sobre la base
jeto de cautelosas investigaciones respecto á sus ideas de una alianza ofensiva y defensiva, ofreciéndole una
políticas y, después, de terminadas aquellas y cnaiulo compensación de 30 millones de libras esterlinas y al
v\ resultado había sido favorable, eran invitados á afi- gunas ventajas comerciales.
liarse á la Sociedad " L a u t a r o " . Igual procedimiento Pitt acogió la idea, sobre la base de una expedición
se seguía con los criollos, que descollaban on América. de 10.000 hombres de los Estados Unidos protegida por
por su inteligencia. una escuadra inglesa. El presidente Adams no se deci-
La "Sociedad Laiitaro ó Caballeros TíacionaUs ó dió á prohijar el proyecto y éste fué aplazado.
Oran Tíeuuión Americana", que tambiÓJi así fué deno- En 1801, antes de firmarse la paz de Amieus surgió
niinada la institución creada por Miranda, iniciaba pau- de nuevo el provecto y eu 1803 fué sometido por se-
latinamente á sus afiliados en los grandes fines qne gunda vez al gobierno inglés por intermedio del Yiz
perseguía. A este efecto los trabajos masónicos se conde de Melville, primer lord del Almirantazgo y sir
dividieron eu cinco grados. Home Pophaní; este x'iltimo redactó una mcmor'a ai--
En el prim-.n- grado el afiliado se CDmprjmetía con d i ente al ministro Pitt. En diciembre de 1804 quedó
su vida y bienes á trabajar por la independencia ame- convenido que siv Home Popham acompañaría á Mi
ricana. randa con la fragata ' ' D i a d e m a " , de 64 cañones, á fin
En el segundo grado, hacía su profesión de fe de- de cooperar á sus planes.
mocrática—jurando que " n o reconocería por gobierno Rusia medió entonces para que se aplazara la reali-
I'-gftimo de las Américas síuo aquel que fuese elegido zación del proyecto y so accedió diferentemente á esto
por la libre y espontánea p e d i d o, por mo t i v o s dp
voluntad de los pueblos, y ])olítica europea,
de trabajar por la funda- Eu todas estas negocia
ción del sistema republí- ^- cienes la Logia L a u t a r o
cano". había establecido la con-
En el tercer grado, se dición e x p r e s a que " l a
e M c o m eu daba al afiliado intervención de la Grait
t V a b a j os de propaganda Bretaña y de los Estados^
civil en favor de los nue- Unidos sería s ó l o p a r a
vos ideales. a s e g u r a r la independen-
En el cuarto grado, el cia, sin pretender uingn-
nfiliado era comí s i o n a d o 7ia soberanía, ní tampoco
para influir en la admi- mezclarse en nada de sus
nistración en favor de la privilegios ó derechos po-
causa y para i n t e r e s a r , líticos, c i v i l e s ó milita-
manteniendo una extraor- res.' '
dinaria reserva, á los fuu-
'•ionarios piíblicos que, en La Logia Lautaro
el momento supremo, de- en América
bían secundar la acción
de la revolución.
El Gran Oi'iente de Lon-
Eu el quinto grado, los dres veía postergado nue-
trabajos versaban sobre la vamente su plan.
i'cción militar de la revo- Aquellas negociacio n e K
lución, sobre las institu- no habían d e t e n i d o \o^
ciones que debían implan- trabajos de p r o p a g a n d a
tarse y sobre los ciuda- en toda la extensión de
danos á quienes convenía la América.
confiar el gobierno de los Xo pasaba día sin c]\\('
pueblos. algún americano de noto-
Los hermanos del lilti- riedad fuese iniciado en
• jno grado podían trabajar los propósitos de la logia
en todos y cada uno de y se constituyera en cen-
los g}'ndos anlei'inres. Los tro de una asociación, en
'I lugar de su resitleiiciu ; sin niu- ;ily:ún iiiiciadn lli'vase intermedio de Saturnino Pona, con quien se comunica-
una misión, disimulando su carácter. Bajo la modesta bu por correo especial.
«ondiciún de un marinero; la indiferencia de un comer- Todas las energías de Miranda se hallaban consagra-
<-iantG; la insospechable condición de eclesiástico: de das á la realización del pensamiento de la independen
turista, etc., se ocultaba la de un afiliado encargado de cia de América, y. mediante su extraordinaria actividatV
llenar una misión, más ó menos importante. pudo iniciar, en brevísimo tiempo, dado los medios de
La Logia Lautaro consideró que la difusión do las comunicación de la época y la reserva con que debía
'ibras de Volt aire, Montesquien, J. J. Rousseau, la proceder en su vasto plan, á las principales inteiectua
I*3uciclopedia, contribnirja eficazmente al despertamient-j lidades y hombres de acción americanos.
<ii! los pueblos de América. Su previsión era exacta. Acogieron con entusiasmo la idea de alcanzar la in-
üelgrano, en sus memorias, dice: "Como en la época dependencia, ocupando su puesto de labor, entre otros
de 1789, me hallaba en España, y la revolución de la muchos: Servando Teresa Mier, en Méjico; Simón Bo
I''rancia hiciese también la variación de ideas, y parti- lívar, Andrés Bello, Santiago Marino, José Antonio
cularmente en los hombres de letras con quienes tra- Páez, Antonio Ricaurte, José Cortoz Madariag.i (chile-
taba, se apoderaron de mí las ideas de libertad, igual- no), canónigo de Caracas, Francisco Javier Ustaríz,
dad, seguridad, propiedad, y sólo veía tiranos en los .Tasé Félix Rivas y el doctor Briseño, en Venezuela;
que se oponían á que el hombre, friese donde fuese, dis- Francisco de Paula Santander, Francisco José Caldas,
frutara de unos derechos el primer matemático, as-
<IUG Dios y la Naturaleza trónomo y naturalista de
le habían concedido, y que Bogotá, y Antonio Nariño,
aun las mismas sociedades en Nueva Granada; el co
habían a c o r d a do en sus ronel Antonio Baraya del
establecimientos indirecta- A^'alle de Cauca, el poeta
mente' '. .Tose Joaquín Olmedo, Juan
Era preciso s a l v a r la Pío Montufar y Rocafiier-
severa vigilancia q u e l a s if'. en Quito: José Ángulo,
autoridades e s p a ñ o l a s y el poeta Mariano Melgar y
eclesiásticas ejercían para José Caro (cubano), en r!
impedir la circulación de P e r ú : los doctores Manut-t
los libros p r o h i b i d o s . Y y Jaime Zerdáñez. el co
aquella fué fácilmente bur- ronel José Antonio Alvarez
lada. de Arenales y B í ^ r n a r d o
Monteagudo, en Charcas y
Los curas tenían el per- Chuquisaca: rl doctor Juan
miso p a r a introducir or- Martínez de Rozas, el doc-
namentos y vasos sagrados tor Juan Egaña, el padre
sin pagar derechos, y por Camilo Henríquez y FAer-
tanto sin abrir sus cajo- nnrdo O'Higgins, en Chile
es, sii^o en la sacristía.
Rousseau, Voltaire, la En-
liclopedia, Montes q u i e n , Expedición de Miranda
eran a c o n d i c i o n a d o s , por
manos amigas, entre aque- Cuando Miranda se con-
llos ornamentos y vasos, y venció de que el concurso
manos, también a m i g a s . ib' Inglaterra y de los Es-
(os recogían al abrirse los tados Unidos, para obte-
<MJones. Por medio de es- n"r la i n deto PTi flencia de
te ardid, los autores fran- América, quedaba p o s t e r
'•eses eran leídos con avi- gado indefinidamente, r e
<1P2 y ocultamente en to- solvió acometer la empre-
das las ciudades de Amé- sa, confiado en la grande-
rica.
za de su causa y el emiieño
Cuando, alguna vez, se que sus compatriotas pu-
sorprendía la e x i s t e n c i a sieran por ser libros. Al
de aquellas obras, la au- efecto, pasó á los Estados
toridad se apoderaba de Unidos, donde algunos co-
'•lias y, con gran solemnidad, las hacía devorar por las merciantes norteamericanos le proporcionaron los r((ur-
llamas en los atrios de los templos. sos necesarios para proveerse de dos corbetas y otras
Cada ano de esos autos de fe, solo servía para des- naves menores.
pertar la curiosidad de los hombres y los más intelec- El 3 de agosto de 1806, Miranda, con quince buques
timles se afanaban para obtener algunos de aquellos y quinientos hombres, desembarcaba en el puerto de
misteriosos libros, que no tardaban en obtener. Vela y ocupaba el puerto de Coro; pero los habitantes
Los más valientes y anlorosos hombres de América, del país no le secundaron en su acción, viéndose obli-
fueron iniciados en el colosal proyecto de independi- gado á retirarse á la isla de Oruba y á disolver sus
^ zarla. fuerzas. Miranda volvió á Inglaterra desengañado de sn
Las comunicaciones entre Buenos Aires, Santiago de pueblo; pero resuelto á esperar una nueva oportunidad
Chile, Chuquisaca, Charcas, Guayaquil, Bogotá, Caracas para repetir la invasión.
eran difíciles y tardías. Con excepción de Chile, lo son
todavía. Los ingleses en el Plata
_ Sin embargo, en poco tiempo el pensamiento, que ha-
bíu inspirado la fundación de la Logia Laxi+aro, S9 ha- Poco tiempo antes, el gobierno británico se había
bía difundido en toda la América, no obstante la cántela liropuesto asegurar su comercio de las Indias Orienta-
con que debía ser comunicado y la imposibilidad de les, para lo cual resolvió apoderarse de la colonia ho-
hacer uso de los muy deficientes y escasos medios de landesa del Cabo de Buena Esperanza.
publicidad de la época. -^Esta empresa fué llevada á cabo con toda felicidad
La acción de la logia, por medio de emisarios que por una expedición de la que era jefe naval sir-Home
recorrieron todo el continente y depositaron en todas Popham y el general David Baird, que tenía por segun-
partes la semilla de la i'evolución, hizo posible el ad- do al brigadier Guillermo Cari Beresford.
mirable sincronismo do 1-is primeros movimientos de Popham era militar y político; habíase distinguido en
independencia, demostrando, una vez más en la histo- todas las guerras marítimas de la Gran Bretaña en los
ria, que nada puede impedir el avance de las grandes Estados Unidos, en la India, en Egipto y en Europa.
conquistas del derecho humano.
El éxito de la expedición Popham, las confidencias
Sir Home Popham. valiéndose de las informaciones de Pitt. las conferencias con Miranda y el proyecto de
que había requerido del" americano Guillermo V. White, expedición, concertado por estos personajes en 1703.
establecido en Buenos Aires, á quien había conocido liara promover la independencia de América, desperta-
íiUimamente en la India, donde aquel tuvo importantes
í'stablecimientos comerciales, pudo suministrar á Miran- ron en el jefe británico la ambición de gloria y de for-
da datos de mucha importancia sobre los crioUns más tuna y, por sí y ante sí, resolvió apoderarse del Río de
importantes de la sociedad porteña, en la que "White la Plata é implantar la soberanía británica, creyendo
gozaba de verdaderas simpatías y contaba o n buenas que esta empresa le sería fácil.
amistiídes. El 10 de junio de 1806, la expedición Popham se ha-
Entre los criollos sindicados, por sus ideas progre- llaba en las aguas del Río de la Plata. Las tropas de
sistas, para servir de punto de concentración de los desembarco, al mando de Beresford, entraron triun-
''lenientos americanos propicios á la idea de la inde- fantes en la ciudad de Buenos Aires, el día 27 de ju-
liendeucia, figuraban Manuel Bel grano, Mariano Moro- nio de 1806, tomando posesión de la ciudad.
no, Juan Martín Puoyrredón, Manuel Arroyo, el doctor Las proclamas de Beresford revelaron á los patricios
Juan José Castelli. Francisco Antonio Escalada, Pedro que la expedición inglesa tenía por objeto la conquista
Cervino y Tomás Fernández. y no la independencia, como se había concortado ante-
Miranda trasmitía sus imnresiones y proyectos sobre riormente con Miranda.
la independencia, á los iiatriotas de Buenos Aires, p i r El cambio de bi política británica, respecto á los
aim-iiyaiiüs, so tjxplicit püi- la mutrte del miiiistjo Piti. Lus criollos de uiuyor intelectualidad y energía est.i
acaecida el 23 de enero do 1806. A haber vivido el gran bao afiliados á esos cenírjs, cimo ser, Manuel Belgra
ministro, la expedición habría servido para producir la no, Mariano Moreno, Nicolás Rodríguez Peña, CorncUo
Índ'>;)ondeneía de las colonias españolas! Saavedra, Juan José Castelli, Bernardino Rivadavia.
Lus patriotas habían reclamado de Berresford, por Domingo Matheu, Agustín Donado, J u a n Martín Puey-
intermedio del doctor Castelü, el cumplimiento del pac- rredón, Esteban Romero, José Domingo Urién, Juan
to de Miranda; pero el jefe inglés, infatuado por su José Passo, Plipólito Vieytes, Slanuel Alberti, José Da-
victoria, tan fácilmente alcanzada, rechazó de plano rragueira, Feliciano Chiclana, Miguel Irigoyeu, D.'min-
aquella exigencia. go Erench, Antonio Luis Beruti, Juan José Viaraont,
Entonces la idea do la reconquista nació inmediata- José Tomás Guido, Francisco Antonio Ocampo, Martín
mente y fué madurjida en varias reuniones secretas, Rodríguez. Supori. Lucas Vivas, Bustos. Juan Floren-
celebradas en la Plaza de Toros y en casa de Senteuac cio Torrada, Martín Thompson, Matías Irigoyen, Juan
y del librero Valencia. Ramón Balcarce, Nicolás de Vedia, Cosme Argerich, Jo-
Los conjurados adoptaron la organización masónica, M' Antonio Escalada. Kustoquio Díaz Vélez, Antonio
que era para algunos de ellos conocida, puesto que González Balcarce, Vicente López, Enrique Martínez,
era la que servía para los trabajos que se hacían por Juan Larrea, Saturnino Seguróla, Alejo Castex, Miguel
la causa de la independencia, i'e Azcuénaga, Rocha, Buenaventura Arzac, Félix Car-
AI principio se designaron cuatro jefes principales; doso, Mariano Orma, Francisco Planes, Julián Segun-
cada JG:e designó cinco cabos; cada cabo debía reunir do Agüei'o, Pedro Cerviíío, Tomás Fernández, Cornelio
cinco hombres, formando un total de 500 hombres. La Zelaya, Rubio, Mendizábal, . Juan José, Andrés Domín
divisa adoptada por los conjurados era blanca y roja. guez, Seide, José Mellas, José Moldes, José M.'^ Alba-
Santiago liiniers fué hablado para que se pusiera al riño, Gregorio Gómez, Fr. Francisco Chambo y los
frente de los conjurados, que habían tomado noticias padres Grela y Cayetano Rodríguez, Manuel Arroyo.
exactas sobre los elementos de que contaban los con- Enrique Martínez, Voizo, Víctor Fernández, Fontuzo,
quistadores y le atentaban con la perspectiva do un Luis Balbín, Cavia, Juan Ramón Rojas, Grimau, So
éxito seguro. malo, Tagle, Echevarría, doctor Grigera, J u a n Madera,
El número de los conjurados llegó rápidamente i\ Juan Antonio Escalada, Andrés Domínguez.
dos mil. Las reuniones se celebraban en el local de la Socie
dad Argentina, en c a s a d e
Bel grano, en la de Pueyrre-
dón, en la quinta de Orma.
en la de Rodríguez Peña, en
la fábrica de Vieytes, en la
de Martín Rodríguez y en los
cuarteles mismos. Los inicia-
dos mantenían corresponden-
cia secreta con numerosos na
ti vos esparcidos en todo oT
continente. Los coroneles Pi-
no y MurguJondo en la Banda
Orióutnl y el Deán Punes en
Córdoba, eran los que estaban
más c o m p r o m e ti dos en los
trabajos por la independencia.
Toda oportunidad era apro
vechada pai'a los fines de la
asociación secreta.
Unas veces se organizaban
partidas de pelota en la can
cha do Sotoca entre arribeños
y vizcaínos. Los p r i n c i p a l e s
paisanos pelotaris eran Blan-
dengue, Cabecitas y Falucho,
y los vizcaínos. Manopla, el
Toro y Narigueta. Se arma-
ban allí g r e s c a s infernales,
en las que los criollos, debido
al impulso y organización que
recibían en sus tenidas, sa
caban siempre la mejor prtrto.
En la chacra de Perdriel, situada á tros leguas de 1Ü quedando dueños del campo á los gritos d e : ¡Viva Bue-
ciudad, bajo la dirección de Juan Martín Pueyrredón. nos Aires libre! ¡Viva la patria!
so reunían y disciplinaban los conjurados. El coman
dante don Antonio Olavarría se Incorporó á aquellas
fuerzas con el regimiento de Blandengues. Martín Ro- José de San Martin en Londres
'li'iguez se hizo cargo de las fuerzas de avanzada.
Knti-etanto, en la ciudad los conjurados t r a b a j a b a n ' Lord Alacduff ó conde de Fife, iniciado, como ya lo
Hctivamente en la recolección de armas, municiones y liemos visto más arriba, en los propósitos de la Logia-
Lautaro, se había alistado como simple voluntario en
domas elementos de guerra, que eran remitidos á la cha- las filas de la insurrección española contra Napoleón.
cra de Perdriel, que pertenecía á la familia de Bol- alcanzando el grado de general español.
grano. El conde de Fife se hizo el confidente de José de San
Sin que fuesen notados, los conjurados abrieron bo Martín y cuanelo llegó á España la noticia de la vevo
cominas contra la fortaleza y'el cuartel de la Ranchería, lución do Buenos Aires, mediante su influencia, San:
cuyos hornillos fueron descargados después de la re Martín obtuvo del agente diplomático de Inglaterra en
conquista. Fspnña un pasaporte para pasar ocultamente á Londres
Liniers, alentado por los conjurados, obtuvo dol go en el año 1811.
hernador Pascual Ruiz Huidobro, de Montevideo, una San Martín llevaba, del conde de Pife, cartas de
columna de 1.000 hombres para emprender la rccon recomendación para Andrés Bello, Servando Teresa Mier
•luista de Buenos Aires. afiliados á la Logia Lautaro de Londres y para otras
El 12 de agosto de 180G, el ejército de la recon- altas personalidades inglesas.
quista compuesto de 4.000 hombres atacó á las fuerzas El teniente coronel de caballería. -Tose de San M a r t í n ;
inglesas, que en número de 1.200 hombres so rindie- el alférez de carabineros, Carlos María de Alvear Bal-
ron á las doce del día. bastro; el capitán de caballería, Francisco de Vera: eí
La conquista británica había durado cuarenta v cinco alférez de navio, Martín Zapiola, el capitán de milicia.
días. Francisco Chilabert. el subteniente de infantería, Anto-
nio Arellano y el teniente coronel de guardias Wallonas,
Logias masónicas en Buenos Aires barón de Holmberg, fueron iniciados en la Logia Lauta-
ro, prestando el juramento de luchar por la indepen-
_ La historia de las asociaciones secretas no ofrec- im flencia de América.
tipo superior á las logias establecidas en Buenos Aires En enero de 1812. los nuevos afiliados se embarcaban
y que como éstas hayan desarrollado con jnás inteli- en la ''George C a n n i n g " para Buenos Aires para sentar
gencia, sagacidad, previsión, actividad y eficnc'a un
plan revolucionario, cuyas bases de éxito se han ido pinza en el ejército de la revolución.
estableciendo sin impaciencias y con una seguridad
admiralde. Fundación de la Logia Lautaro en Buenos Aires -
Las logias tenían el cnrácter civil unas, y las otras
el esencialmente militar ó ambos caracteres' á la vez. San Martín dióse cuenta inmediatamente do las nece-
de modo que la división del trabajo se hacía en divpr- sidades de la época,
íiOR talleres, según su naturaleza é importancia. Compi-endió que era necesario satisfacer las legítí-
mente por ef
•^as aspirado doc t o r B e r •
lies del parti nardo Mon
t e a g u d o , quf
d o demócrata era gran t r i -
ó liberal, que liuno y g r a n
T e e l a m a b a la escritor.
•c on v o c a t o r i a Pocos
•<le un congre- meses has
i-io c o n s t i t u - turón para
jH^nte; que ha- que la logia
•bía q u e favo- se adueña
! «-'cer las evo- ra del go
bierno.
' l i c i o n e s del El S df
''H^íritu públi- o c t u b r e el
f'i^ I i a c í a uiiii partido liberal d i r i g í
"i:tyor a c t i v i - do por Monteagudo y
•<iad d e m o c r á - apoyado por la fuerzíi
tica, pero quo armada, hizo cesar en
•estos trabajos sus funciones al Triun
ipnían que ser virato; creó en su lu-
•orientados y gar nn " P o d e r Ejecn
tivo P r o v i s o r i o " , c o n
fiianejados por uii núcleo dirigente, re- la obligación de convo
•íiucido en número, pero grande por Í;t car inmediatamente un
•í-xperiencia, el conocimiento de la cien- congreso general.
cia del gobierno y la intuición del fu- El Cabildo p r o c 1 a
1uro de sus miembros componentes. mó como miembros del
José de San Martín, Carlos María de nuevo gobierno al doc-
Alvear y Matías Zapiola constituyeron tor Juan José Passo. Nicolás líodríguez Peña y Anto
•el triángulo masónico, que denominaron iiio Alvárez Joiiite.
" L a u t a r o " , como homenaje á la logia
madre de Londres y al liéroe araucano,
que Ercilla presenta con la aureola do La asamblea del año XIII,
un Ayax, cu su heroica resistencia la dominación
"^ extranjera. 1'JÍ nuevo gobierno dictó un régimen electoral que
En junio do 1812 el triánjünlo había afiliado ya h )>erniitía, en cuanto era posible entonces, constituir una
•Gnido, Mnrguiondo, Zufriategui, Malther, M. S. Ancho- asamblea general, que fuese la gcnuina expresión de
ris, Monteo-gudo y algunos masones más y constituyó la voluntad del pueblo.
•definitivamente la Logia Lautaro. El 30 de enero de 1813 se celebró la primera sesiúji
Para ser presentado á la logia se reriuería ser ame- preparatoria de la memorable asamblea do ese año, que
ricano y haberse distinguido por " l a liberalidad de las señalaba el nacimiento de la vida democrática del país
ideas y por el fervor de su celo p a t r i ó t i c o " . El neó- y en cuyos debates brillaron, Bernardo Monteagudo,
•fiío debía j u r a r que pondría su vida y sus bienes al Pedro José Agrelo, Carlos M." de Alvear, Valentín Gó
•servicio de la independencia de América y de su bien- mez, Vicente López, Fr. Cayetano Rodríguez, P. Per
estar y que, como ciudadano y como masón, procedería driel, Luis José Chorroarin, Er. Ignacio Castro Barros
siempre con justicia y con honor. Se obligaba á guar- Vieytes, Sarratea, Moldes y Posadas.
dar el más absoluto secreto sobre lo que se deliberase ó El 31 de enero se instaló solemnemente la asamblea.
resolviese en la logia, sobre los signos, toques y se- denominándose "Asamblea General Constituyente". For
ñales adoptadas para el reconocimiento de loa herma- maban parte de ella veintiséis afiliados de la Logia
nos y sobre la existencia misma de la logia, bajo " p e n a Lautaro, que le imprimieron el carácter, los principios
de muerte por los medios que so balltise por conve- y la orientación que aquella institución quiso.
niente". La Ijogia Lautaro se propuso quo el mando de los
Las deliberaciones de la logia debían ser ejecutadas ejércitos esttiviese confiado á sus afiliados.
•por todos y cada uno de sus afiliados. San Martín se hizo cargo del ejército del norte:
El lema de la logia era: " U n i ó n . Fuerza y V i r t u d " , Vlvear del de la Banda Oriental.
que, en abreviatura se representaba así: Para asegurar la unidad cíe unión del poder ejecutivo,
U . •. P . •. y •\\ • . la logia decidió obtener de la asamblea que lo hiciese
En las comunicaciones entre hermanos la Logia Lau unipersonal, con el título de director supremo do las
taro se representaba por este signo: Piovlncias Unidas. Gervasio Antonio Posadas fué el pri-
0 — 0 nn-r director.
Cuando la comunicación emanaba de las autorida San Martín obtuvo del gobierno que fuese trasladado
•lies de la logia, e! signo era á Mendoza para preparar y organizar el ejército que
debía independizar á Chile y al Perú. San Martín fundó
0 — 0 en Mendoza una lo.gia, que también denominó ' 'Lan
Los elementos más valiosos de la sociabilidad porté- t a r o " y de la que formaron parte Zapiola, Guido, E^
ala se afiliaron á la Logia Lautaro, de las que se hicie- pejo. Las lleras, O'Higgins y que tenía los mismo-
iron arbitros San "Martín y Alvenr ayufliulo.'i poderosa ¡ivi>pnsitos qne la fie Bueno.^; Aires y de la qnc se había
desvinculado y en la que predominaba en absoluto Al- greso de 1811, que se instaló bajo el régimen del go-
\ear, que se enconti-aba distanciado de aquel. bierno parlamentario.
En 9 de enero de 1815, Posadas renunció el cargo de Los patriotas chilenos no tardaron en ser atacados
director, Alvear que contaba con la asamblea y la Lau- por las disensiones internas, lo que permitió á los rea-
taro, fué designado director supremo. listas vencer la primera revolución chilena y restable-
El 15 de al)ril del mismo año estalló una revolu- cer el dominio español en todo el país, en el año 1814.
ción en la ciudad de Buenos Aires, que depuso al La Logia Lautaro, fundada por San Mart'-n en Men-
director Alvear y disolvió la asamblea. Este movimiento doza, agrupó en su seno á los patriotas chilenos, en
rontaba con las simpatías del ejército del Perú y del tre los que estaban O'Higgíns, Mackenna, Alcázar y
de Mendoza. Con los sucesos del 15 de abril 1815, que- Preyre, y dedicó todos sus esfuerzos á preparar la re
dó disueíta la Logia Lautaro de Buenos -Aires, pues conquista de Chile.
sus miembros principales fueron desterrados, como ser; San Martín estableció en Chile un-servicio de agen
V^ieytes, Monteagudo, Posadas, Valentín Gómez, Alvear, tes secretos, que es el más vasto y mejor organizado
-N'icolás Rodríguez Peña, Nicolás Herrera, Antonio Alva- que recuerdan los anales de la guerra; cada agente te-
rez J o n t e ; á otros se les confinó en el interior, co- nía un distrito señalado y se entendía directa^menre con
mo ocurrió con Agustín Donado, y el doctor Pedro José él. Organizó en Mendoza el ejército expedicionario en
\gve\o. forma tal, que coloca á San Martín en el número de los
La Logia Lautaro, fundada por San Martín en primeros guerreros del mundo.
Mendoza, so hizo el centro Con su ejército y las ra-
dirigente de la política de mifi cíi ci on es de su logia,
la revolución; respondiendo San Martín libertó á Chile
á sus inspiraciones se exi- de la dominación española
gió del general R o n d e a u , y proclamó su independen-
que sucedió á A l v e a r , la cia.
convocación de un congreso
general, que debería reunir-
se en el interior del país. La Logia Lautaro de
La influencia de esa logia Chile
se extendía á las provin-
cias de Cuyo, Córdoba. Tu-
cumán y Salta, al Alto Perú l^ara ejercer el gobierno
y á Chile, y contaba con el de Chile y la prosecución
concurso de Belgrano. el del del plnn de San Martín, que
director puprnmo y p] de los consistía en libertar al Perú
que servían su política. y completar con Bolívar la
S'an Martín y B e l g r a n o , independencia de A m é r i c a .
de común acuerdo, i n fluye- O'Higgins fundó en Santia-
ron poderosamente sobre el go de Chile la Lo^ia Lau-
'OngV'Bn gpuernl reunido en taro con 1 o s m i sm o s pro-
Tucumán en ISIG para que pósitos y organización de la
proclamnse la i n d e p e n d e n - de Mendoza, Buenos Aires y
'•ia. Belgrano. personalmen- Londres. Be esta logia for-
te, y San Martín, por me- maron parte todos los pn
dio de los diputados de Cu- triotas argentinos y c h i l e -
yo. TnmAs ( x o d o y C r u z , nos de importancia, de aque
francisco Narciso Laprida. lia época.
P. Justo de Santa María de La L o g i a L a u t a r o de
Oro y Maza. Santiago con el concurso di'
Fn In Pí'sión del 9 de ju- la de Mendoza y de Buenos
lio de IfilG, el congreso ge- Aires venció las dificultades
neral reunido en la ciudad de todo g é n e r o que obsta
do Tucnnián nroclamó solem- culizaban la expedición ."'1
nemente la independencia de norte; obtuvo r e c u r s o s de
las provincias U n i d a s d e Chile y del gobierno d*» Bue-
Sud-América. nos Aires para o r g a n i z a r
San Martín y B e l g r a n o una escnnrlrilla, que al man-
obtuvieron del congreso de do de Guillermo Brown puso
Tucumán oue designnse co- en serios peligros á Ins fuer-
mo director supremo á Juan zas españolas en el Pacífico
Martín Pueyvredón. y, más tarde, preparó la es- -
Snn Martín tuvo una en- cuadra con que Lord Oochra-
trevista secreta con Pueyrre- o ne dominó a n u p l océinn y
• lón. en Oñvloba, el 15 do aseguró la invasión del Pe-
, julio de 181G, en la que el rú por el ejército al mando
primero convenció al director de la necesidad de inde- de San Martín.
pendizar á Chile, y de la conveniencia de reorganizar Tomás Guido era la persona con quien San Martín
en Buenos Aires la Logia Lautaro, á fin de presti- hacía plantear en las logias Lautaro de Santiago, Men-
giar aquel plan y obtener los recursos necesarios para doza y Buenos Aires los problemas, cuya solución le
realizarlo. preocTipaban y buscaba con firmeza inquebrantable.-

Masones chilenos 'Los l a u t a r o " en España y en el Perú

La Logia Lautaro de Londres había conseguido in- La Logia Jjautaro de Buenos Aires estaba en co-
feresar á muchos americanos de Chile en pro del plan municación con los liberales españoles de la península,
de independencia. El doctor Juan Martínez de Kozas, siendo tres sus principales agentes secretos en Cádiz,
argentino, nacido en Mendoza, fué el precursor y prin- -Juan Lagosta, Andrés Arguibel y Tomás Antonio Lezica.
cipal factor de la revolución chilena. Era respetado co- todos argentinos. Desde el año 1814 hasta 1819 se pro-
mo un maestro por su vasto saber. Seguían sus inspi-
raciones y constituían una asociación secreta, que fun- dujeron seis revoluciones en España movidas por las
i:ionaba en Santiago en casa de José Antonio Rojas, el sociedades secretas en comunicación con la Logia Lau-
doctor Bernardo Vera, argentino, que fué el poeta do taro de Cádiz y que impidieron que el gobierno español
la revolución chilena; Bernardo O'Higgins, que se ha- pudiese enviar al Río de la Plata su proyectado ejér-
bía iniciado en la Lautaro de Londres: Hipólito Vi- cito expedicionario para reconquistar esta comarca.
llegas, Juan Mackenna (irlandés), Camilo Henríquez, La Logia Lautaro de Buenos Aires, desde los prin
Juan Pablo Frotes (paraguayo), José Gregorio Argo- eipios de la revolución se ocupó en preparar la insurrec-
medo, José Miguel Lifante y el doctor Santiago Mar- ción en el Perú.
dones, Castelli fué encargado de mandar emisarios secretos
Esta asociación mantenía comunicaciones activas con á Lima para establecer allí centros de conspiración.
ios patriotas de Buenos Aires por intermedio de emisa- Tacna fué el primer pueblo que se insurreccionó mo-
rios. Desempeñaron esta función delicada, entre otros, vido por Francisco Antonio Zeb y Mateo Silva, que pa-
José Antonio Alvarez y Gregorio Gómez. garon con su vida el amor por la independencia de "su
El 18 de septiembre de 1810. el pueblo de SantiTgo, país (20 de junio de 1811).
á semejanza de lo ocurrido en Buenos Aires, constituyó Sigiiió á Tacna, el pueblo de Huánuco, acaudillado por
una junta gubernativa, de la que Rozas debía ser uíio J u a n José Castillo, José Rodríguez v Juan de Haro (13
de los vocales y el arbitro, hasta la reunión del con- de febrero de 1818).
En el Cuzco se produjo uu movimiento revolucionario A Las Heras le confío el mando del Ejército Unido y
en 1S14, que es conocido con el nombre de "Rebelión á Riva Agüero la jefatura de Lima.
de P u m a c a h u a " . Fueron principales actores, Mateo Pu-
maeahua, José Ángulo, el obispo José Pérez y Armen-
daris, el cura Ildefonso Muñecas, argentino, el poeta Masonería venezolana y colombiana
Mariano Melgar y constituyó el más grande esfuerzo
peruano para alcanzar la independencia.
El 11 de marzo 1815 la insurrección del Cuzco quedó A fines de ISIO Miranda y Bolívar fundaron en Ve-
dominada. nezuela una loí;ia á imitación del club de los giron-
dinos, que so liizo el centro de los patriotas de ideas
En Lima los patriotas Riva Agüero, Francisco de Pau- avanzadas y con el fin de propender á la independencia
la Quirós y Fernando López Aldana, constituyeron una de América. Iniciaron el movimiento revolucionario, que
asociación masónica para nreparar el espíritu público proclamó la independencia de Venezuela en 1 8 1 1 ; pero
en favor de la independencia. después de grandes dificultades militares, Miranda tuvo
Ese taller se puso en comunicación con la Logia que capitular y hecho prisionero murió en las mazmorras
Lautaro de Santiago de Chile. de las Cuatro Torres, el 14 de julio de 1816.
San Martín se propuso preparar en el Perú centros La idea de revolución no desapareció por eso; emi-
masónicos como los que le habían asegurado la recon- nentes patriotas de Nueva Granada, Venezuela y de
quista é independencia de Chile. Bajo el pretexto del Quito trabajaron sin cesar por la independencia, como
canje de prisioneros con el virrey del Perú, San Mar- el matemático Caldas, el canónigo José Cortés Mada-
tín comisionó al mayor argentino Domingo Torres para riaga (chileno), el gran jurisconsulto y escritor Juan
ponerse al habla con los patriotas de Lima, llevarles re- Germán Rosiro, hombres de pensamiento como Martín
cursos y examinar las condiciones públicas y militares Tobar Ponte, Andrés Bello, Cortés Madariaga, Simón
del país. Rodríguez, Manuel Rodríguez Torices y hombres de ac-
101 res por intermedio de la patriota limeña Brígida ción como Antonio Nariño, José Félix Rivas, Camilo
Silva, pudo ponerse en comunicación con Riva Agüero, Torres, Vanario Girardot, Luciano D'EIayar, José Anto-
López Aldana y Quirós, quienes con sus poderosos me- nio Páez, Antonio Ricaurte, Antonio José de Sucre.
ilios de a c c i ó n secretos. Se m ui t i p l i carón las
!e pudieron s um i n is trar asociaciones secretas, que
los datos más completos prepararon el terreno par;i
y exactos de las fuerzas una nueva i n v a s i ó n de
terrestres y n a v a l e s del Bolívar, con q u i e n S a n
Perú y de los planes se- Martín se pviso al h a b 1 :i
cretos del mismo virrey, para que su acción r e s -
•pues contaban con afilia- pectiva, del n o r t e y del
dos en la misma secreta- sud les permitiese concluir
ría de aquel. con el poder español en o!
Torres pudo de esa ma- Perú.
nera dejar establecido un La L o g i a L a u t a r o
plan completo de señales en Londres, á instancias^
y las claves combinadas de la de B u e n o s Aires,
para entenderse c o n l o s inició una propaganda ac-
conspiradores. Se puso de tiva para alistar volunta-
¡Lcuerdo con Remigio S'il- rios ingleses, para coope-
va y José Bevnáldez Po- rar á la expedición de Bo-
lledo p a r a q u e situados lívar.
i^n la c o s t a desierta .de El venezolano Luis Ló-
Huarmey r e c i b í e s en las pez "Méndez se ocupó en
toninnieaciones p a r a l o s Londres d e d a r f o r m a
patriotas de Lima, que les práctica á esa idea. Lo-
serían trasmitidas por las gró formar una d i v i s i ó n
claves y señales conveni- de 1200 ingleses ni man-
das desde buques mercan- do del g e n e r a l English:
tes que surcarían aquellos un bntallón de .SOO hom-
mares. bres al mando del coronel
El doctor Alvarez Jon- Elsom: una legión alema-
te de la L o g i a L a u t a - na al mando del c o r o n e l
ro de S a n t i a g o fué en- Uzlpr y unn legión de 800
cargado especialmente por hombres dirigidos por el
San Martín de entender- general Mac Gregor. Estas
se c o n l o s conspiradores fuerzas auxiliares r e p r e-
del Perú para preparar la insurrección. Desde Chile sentaron un aporte militar sumamente importante para
Bolívar,
se enviaron numerosos agentes secretos para ponerse
al habla con los patriotas peruanos y llevarles las ins- San Martín había conseguido auxiliar al general Sucre,
trucciones de San Martín. Muchos de ellos fueron des- que entró triunfante en Quito, quedando realizado, con
cubiertos y ejecutados como el oficial peruano José precisión matemática, el plan de campaña continental
García y el coronel Melchor Lavin, argentino, natural que había concebido.
de Entre Ríos.
La expedición libertadora del Perú al mando de San
Martín quedaba lista en 1820 y los trabajos de las lo- Síntesis
gias masónicas habían conmovido el poder español, que
representaba una fuerza cinco veces mayor que la de Tal es, á grandes rasgos, la influencia que ha des-
los invasores, pero que se sentía minado por las ma- arrollado la organización masónica en la independencia
quinaciones de los patriotas. de América y de la que ha sido su mejor exponente bi
El 20 de agosto de 1820 la expedición zarpó del Logia Lautaro fundada por San Martín en Buenos Ai-
puerto de Valparaíso y desembarcó en Pisco el 7 de res y extendida, sucesivamente, á Mendoza, Chile y
septiembre del mismo año. El 10 de iulio de 1821 San el Perú.
Martín tomó posesión de Lima y el 28 del mismo mes La Ijogia Lautaro ha sido el fruto de la soberbia
proclamaba la independencia del Perú. concepción de un carácter fuerte y altivo, de un alma
Juan Gregorio Las Heras, Juan Antonio Alvarez de llena de anhelos de libertad y dotada de una profunda
Arenales, Tomás Guido, Bernardo Monteagudo, Juan sagacidad política; la acción que ha desarrollado re-
(Jarcia del Río, Pedro Conde, Enrique Martínez, Rude- presenta la historia misma de la independencia del Río
'indo Alvarado, Mariano Necochea, Mariano Larrazábal, de la Plata, de Chile y del Perú y es, sin controversia,
líamón Dehesa, José M. Borgoño, José Santiago Sánchez, la más vasta y más completa, que registran los anales
Santiago Aldunte y otros patriotas fundaron, bajo la de las asociaciones masónicas.
uresidencia de Las Heras, una logia Lau'aro para el Las logias fundadas por Miranda, San Martín y Bolí-
Perú, á la que se incorporaron muchos patriotas perua- var han hecho concurrir á una misma obra, los más
nos entre los cuales el sabio ünanue, y que tenía los grandes y expertos capitanes, los más elocuentes tribu-
mismos objetivos que la de Chile. nos, los héroes y mártires más admirados, los mejores
La logia consideró que San Martín debía ponerse al estadistas y los más grandes demócratas de la América
frente de la administración del país para evitar la anar- española.
quía. Cedió á las exigencias de sus compañeros y aceptó
i'l cargo de protector del Perú designando como minis- Emilio GOUCHON.
tros al doctor ünanue. á García del Río y á Monteagudo. r>í7'. (!c Zaz-affai'c