Sei sulla pagina 1di 3

COMANDANTE

Comandante en jefe es el máximo cargo y grado militar existente en determinados países


de todo el mundo. El cargo como tal significa que es el comandante de todas las fuerzas
armadas del país. En la mayoría de los casos son los jefes de Estado o el jefe de Gobierno
por intermedio del ministro de defensa o similar. Con esto se refuerza la noción de que es la
autoridad civil y política la que está a cargo de las fuerzas armadas. Fue instaurado por
primera vez por Carlos I de Inglaterra en 1639.

En el Perú el presidente de la República es el Jefe supremo de las Fuerzas Armadas y de la


Policía Nacional del Perú.

Este cargo recibe el nombre en España de Capitán General de los Reales Ejércitos y el
título lo ostenta el Rey Juan Carlos I.

En Argentina el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas es el presidente de la Nación.


En Estados Unidos de América tal grado también lo porta el presidente de la República.

En las Fuerzas Armadas de Chile, este es el rango que ostenta el oficial general de mayor
antigüedad dentro de cada rama, ostentando el mando máximo de la misma, existen tres
(Ejército, Armada y Fuerza Aérea), en Carabineros de Chile recibe el nombre de general
director de Carabineros.

En Guatemala, el Presidente de la República el Comandante General del Ejército de


Guatemala y Oficial Superior de mayor rango en la Policía Nacional Civil.

Como una manera genérica de referirse a una persona, "comandante" era apropiado para varios
oficiales militares - casi cualquiera que tuviera el mando de una unidad o nave distinta podía ser
llamado "comandante" de esta forma, aunque los oficiales al mando de las naves capitales
usualmente preferían ser referidos como "capitán". Junto a este uso genérico, "comandante"
también era empleado como un rango específico, con varios diferentes significados dependiendo
del contexto.

UNCIONES DEL COMANDANTE


Existen ciertas funciones importantes que el comandante de Batallón o similar,
deben desempeñarse correctamente para obtener éxito en el planeamiento y
conducción de Operaciones de combate. Estas funciones importantes son:
 Ejercer el Mando.
 Conocer la situación.
 Tomar decisiones.
 Conocer la misión.
 Asignar misiones a sus repartos.
 Proporcionar medios.
 Conducir a las fuerzas.
 Mantener a las fuerzas
 Motivar las fuerzas.

1. Ejercer el mando.
El comandante del Batallón o similar lo ejerce mediante la participación personal y
el contacto directo con sus subalternos, se hace ayudar en el ejercicio del mando
por los miembros de su Plana Mayor y comandantes subordinados; sea cual fuere
el método para ejercer el mando y su ubicación en el área de Operaciones él
estará siempre bajo control de la situación.
2. Conocer la situación,
Esto significa que tiene un conocimiento amplio de los factores que influyen en el
planeamiento y conducción de una operación de combate.

3. Conoce a fondo la misión,


Asignada por el comandante del Escalón Superior, busca obtener en forma
continua y oportuna información sobre el enemigo a fin de conocer con precisión
su magnitud, ubicación, posibilidades y debilidades. El comprende al máximo las
características del terreno, los efectos de las condiciones meteorológicas sobre el
mismo, y las operaciones tanto del enemigo como propias. Debe conocer a
cabalidad las capacidades y limitaciones de los elementos de maniobra de apoyo
de combate, apoyo de servicio de combate con las que puede influir
categóricamente en la situación.

4. Tomar decisiones,
Conforme se recepta nueva información, lo que debe hacerse, si es que la
situación amerita que se haga algo al respecto. Cuando la Unidad recibe del
Escalón Superior una nueva misión o la situación, en cualquier momento, sufre
variación, el comandante y su Plana Mayor analizan rápidamente los factores que
afectan a los posibles cursos de acción y después de haber recibidos las
recomendaciones en todos los campos, el comandante decide lo que debe
hacerse.

5. Asignar misiones a sus repartos subordinados, orgánicos y agregados.


Las tareas asignadas a los repartos subordinados son el producto de una
planificación detallada y del conocimiento cabal de las capacidades del
comandante de Batallón o similar, tomará en cuenta que sus unidades
subordinados estén en condiciones y tengan los medios indispensables para dar
cumplimiento a la tarea impuesta.

6. Proporcionar los medios


Que faciliten a los comandantes de sus repartos subordinados, planificar y
conducir una operación que permita cumplir la misión por él asignada. Tendrá
cuidado de dotar de medios a todos los repartos ya sea éstos de combate, de
apoyo de combate y de apoyo de servicio de combate, con la finalidad de que en
todo momento se encuentren en condiciones de emplearse.

7. Conducir a sus fuerzas en el combate,


Tratando de que todos sus elementos subordinados ejecuten el plan táctico,
conforme a lo planificado, tratando de que actúen en forma coordinada. Conforme
la situación sufre variaciones, el comandante de Batallón o similar expedirá las
órdenes fragmentarias que sean necesarias para solventar los problemas propios
del combate. En lo posible tratará de supervisar y dirigir el combate
Personalmente, cuando esto no es posible porque el tiempo o la situación no lo
permiten, lo hará mediante órdenes y disposiciones a su Plana Mayor y
comandantes subordinados.

8. Mantener a las fuerzas


Hasta el término de las operaciones de combate y luego de éstas, a través de
reabastecimiento, manteniendo y el reemplazo de personal, armamento y equipo.
Deberá prever de antemano las necesidades de su unidad en base a su propia
apreciación, conversaciones con sus comandantes subordinados y a las
recomendaciones de su Plana Mayor. En el Batallón o similar, existe el personal
entrenando y técnico para dar solución a los problemas de apoyo logístico, sin
embargo, el comandante se mantendrá al tanto de los factores limitantes y tomará
las medidas apropiadas para asegurarse de que se cuente con los
abastecimientos necesarios para solventar los requerimientos durante el combate
y después de esto.

9. Motivar fuerzas,
Con su presencia continua, su manifestación de valor personal, su interés de velar
por el bienestar de sus subordinados, dando solución a sus necesidades. El
comandante infunde confianza en su unidad, cuando es capaz de mantener la
compostura en los momentos difíciles; su efectivo Don de Mando se refleja en su
seguridad al impartir las órdenes. El comandante contagia e infunde el anhelo de
luchar y ganar el combate.