Sei sulla pagina 1di 2

Crítica cinematográfica

Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
Commons-emblem-question book orange.svg
Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación
acreditada.
Este aviso fue puesto el 8 de septiembre de 2017.
La crítica cinematográfica es el análisis y evaluación de películas,
individualmente o en forma colectiva. Generalmente se puede dividir en la crítica
académica, a cargo de especialistas en la teoría cinematográfica, y la crítica
periodística, que aparece con regularidad en periódicos y otros medios de
comunicación.

Índice
1 Crítica periodística
1.1 Críticas vacías
2 Crítica académica
3 Ética y cine
4 Véase también
5 Bibliografía
Crítica periodística
Los críticos de cine trabajan para la prensa escrita, revistas y la radiodifusión,
principalmente haciendo reseñas de los estrenos Generalmente los críticos ven la
película una vez y tienen sólo uno o dos días para formular sus opiniones. A pesar
de esto, las críticas tienen un importante impacto en las películas, especialmente
en ciertos géneros cinematográficos. Películas de acción comercial, de horror y
comedias no suelen ser afectadas en gran medida por la crítica general. El resumen
del argumento y su descripción, tienen un impacto mayor en las personas que deciden
entre ver o no la película. En otros géneros, como el drama, las críticas son más
importantes: las críticas negativas pueden producir una pérdida financiera y que
sea poco conocida.

El impacto de las críticas en la recaudación en taquilla es un tema en discusión.


Hay afirmaciones de que el marketing de película es tan intenso y con un alto
financiamiento que los críticos no pueden hacer nada contra ello. Sin embargo, los
fallos comerciales de algunas películas muy promocionadas (como Alejandro en
Estados Unidos), que fueron duramente criticadas, como el éxito inesperado de
películas independientes elogiadas (como Pulp Fiction) indica que las reacciones
críticas extremas pueden tener una influencia considerable.

Puesto que las críticas positivas conducen generalmente a recaudaciones más altas,
los estudios cinematográficos intentan cortejar a los críticos de cine. Cualquier
estreno importante está acompañado de material de prensa (materiales promocionales)
que contiene información del trasfondo, fotografías para utilizar en publicaciones,
y a veces pequeños regalos. A los críticos de cine de televisión suelen darles
fragmentos de la película que puedan utilizar en sus programas.

Críticas vacías
Casi todas las películas, sin importar cómo hayan sido criticadas, pueden tener
algunos críticos que las elogien. Estos elogios suelen aparecer en la publicidad de
la película. Generalmente suelen ser frases como "Espectacular", "Maravillosa" o
"Emocionante".

David Manning, crítico ficticio de cine creado por un ejecutivo de marketing de


Sony, ha sido catalogado como quote whore (prostituta de frases), por sus frases
que suelen aparecer en posters promocionales de la Columbia Pictures.

Crítica académica
Hay afirmaciones de que los críticos periodísticos de cine deberían ser denominados
reporteros de cine, dejando el nombre de crítico de cine a los académicos. Este
trabajo está más relacionado con la teoría cinematográfica o los estudios de cine.
La fusión entre los dos modelos se hace evidente en la obra de André Bazin, donde
la teoría crítica no estaba reñida con la reflexión sobre el propio acto de la
crítica periodística. Actualmente, hay un cierto interés en separar la teoría de la
crítica, cuando la buena crítica es la que esta estrechamente relacionada con el
pensamiento sobre el cine.

En lugar de utilizar medios de comunicación como la televisión o revistas, los


artículos críticos son publicados en revistas especializadas. Además, los críticos
académicos suelen trabajar o estar afiliados con las universidades.

Ética y cine
Desde sus inicios mismos el cine ha desplegado muchas problemáticas éticas. Con el
crecimiento y expansión de la industria cinematográfica, estos temas fueron
alcanzando a un público cada vez más masivo, y se han generado interesantes debates
dentro y fuera de los ámbitos académicos. La aparición de la tecnología digital
imprimió un nuevo giro y hoy existe una renovada oleada de pasión cinematográfica.
La posibilidad de filmar y proyectar en alta calidad a bajos costos, el acceso a
pantallas de grandes dimensiones y a sofisticados sistemas de audio ha extendido la
experiencia del cine mucho más allá de las salas comerciales. De este modo, la
excelencia tecnológica permite el acceso a variadas fuentes, renovando así la
ocasión de un acto expectante y creador. Paralelamente, ha aumentado sensiblemente
el tratamiento de cuestiones éticas de la ciencia y la tecnología, como así también
la inclusión de problemas relativos a los derechos humanos. La producción estética,
asociada a la reflexión conceptual y a las iniciativas comunitarias, se ha ido
transformando en una herramienta importante en la perspectiva del cambio social. Un
relevo del panorama disponible muestra que las cuestiones éticas se plantean en el
cine desde una doble perspectiva. Por un lado, cuando el cine se propone de manera
explícita llevar a la pantalla debates éticos contemporáneos; por otro, cuando
espectadores y analistas encuentran en la obra de arte la ocasión para la reflexión
moral y ética, sorprendiendo muchas veces los propósitos iniciales de su
realizador. En ambos casos, el resultado es una extraordinaria experiencia de
pensamiento y acción.