Sei sulla pagina 1di 3

ALCOHOLISMO

CAUSAS:

• Sentirse aceptados por un grupo.


• Buscando efectos de bienestar.
• Para divertirse.
• Como facilitador de las relaciones sociales, para vencer la timidez.
• Como vía de escape a los problemas.

Consecuencias:

• Excitación o euforia, perdida del autocontrol.

• Sensación de relajación.

• Sociabilidad o falsa sensación de mejora en las habilidades de relación.

• Dificultad en el habla.

• Se hace más difícil asociar ideas, empeora la capacidad de pensamiento,


confusión mental.

• Descoordinación motora, dificultad de equilibrio y de control motriz.

• Posibilidad de intoxicación aguda, cuando se alcanza y supera los 3 gr. de


alcohol en sangre aparece apatía, somnolencia, pérdida de consciencia,
coma o muerte, a causa de la paralización del centro respiratorio y
vasomotor.

PREVENCION:

Como en el caso de otras adicciones a sustancias, la prevención es la


mejor herramienta para fortalecer factores que eviten el consumo de
alcohol.
Este papel preventivo es necesario en la adolescencia e incluso con
anterioridad, aquí la familia tiene un papel fundamental, apoyando en la
educación, trasmitiendo un estilo de vida saludable y ofreciendo información
veraz, ajustada a su edad, sobre los efectos negativos que provocan estas
conductas de riesgo.
Servir de modelo como referente es fundamental, para esto se recomienda
evitar consumir bebidas alcohólicas delante de los hijos o prescindir de
comentarios que generen la conducta del consumo como un ideal a imitar.
En la adolescencia no solo la información sobre las consecuencias del
consumo es suficiente, es necesario favorecer un clima de comunicación
fluido, potenciar su autoestima y sus habilidades sociales, generar
seguridad en la toma de decisiones para soportar las presiones que pueda
recibir del exterior. Todo ello ofreciendo alternativas de ocio más adecuadas
a un estilo de vida saludable.

TABAQUISMO
CAUSAS:

 Los padres o representantes de los jóvenes consumen tabaco, lo cual hace


que éstos tengan interés o curiosidad en probarlo.
 El grupo de amistad empieza a fumar e invitan al joven a probar.
 Los ambientes sociales están repletos de personas que fuman, algo que
ellos pueden notar y deciden probar para no sentirse “fuera de ambiente”.
 Predisposición genética.
 Influencia generada por los medios de comunicación.
 Influencia por publicidad.
 Automedicación.
 Desinformación.
 Reducir o prevenir el estrés.

Consecuencias:
Como mencionábamos, existen muchas enfermedades que pueden ser causadas
por la dependencia al tabaco, entre las cuales encontramos diferentes tipos de
tumores, como el del labio, faringe y boca, estómago, esófago, vejiga, riñón,
tráquea, páncreas, laringe, entre otros; al igual que también enfermedades
cardiovasculares y respiratorias.

PREVENCION:

1- Infomar
El primer punto fundamental para cualquier intervención preventiva consiste en
informar.

2- Psicoeducar
El segundo paso que se debe realizar consiste en “psicoeducar”, es decir, en
proporcionar información acerca de las cualidades psicológicas del consumo
de tabaco
3- Introducir el razonamiento

Introducir el razonamiento hace referencia a dejar espacio a los jóvenes para que
ellos mismo puedan valorar y juzgar el hecho de fumar.

4- Motivar para no fumar

Como hemos visto, el hecho de informar no resulta suficiente ya que si una persona
quiere fumar, por mucho que sepa que resulta nocivo para su salud, se acabará
encendiendo un cigarrillo.

5- Apoyar en el ejemplo

Desgraciadamente apoyar en el ejemplo es algo que muchos mayores no pueden


hacer hacia los más pequeñas ya que son muchos los adultos que consumen tabaco.

6- Instruir valores positivos hacia la vida

Instruir valores positivos hacia la vida, enfatizando los aspectos buenos de vivir y la
necesidad de cuidar la salud y valorar la vida que uno tiene resulta muy positivo para
prevenir el tabaquismo.

7- Realizar actividad física

Realizar actividad física, fomentar actividades saludables y adoptar estilos de vida


sanos son el mejor mecanismo para no dar lugar de entrada al tabaquismo.

8- Enseñar a rechazar

Finalmente, otra estrategia importante para prevenir el tabaquismo consiste en


enseñar a decir que no.