Sei sulla pagina 1di 27

Universidad Militar Nueva Granada

Facultad de Ingeniería Civil a Distancia

Taller N° 2

Geotecnia

Presentado por:

Maria Nathalia Quintero Granados

D7302998

Presentado a:

Docente Ing. Juan Camilo Vega Aponte

Febrero del 2018

Girón, Santander
1- Mencione y describa brevemente los diferentes tipos de ensayos que se
pueden desarrollar para determinar las propiedades hidráulicas de suelos
y rocas.

SUELOS
El agua afecta en forma muy importante el comportamiento de los suelos,
especialmente a los suelos finos. Conviene tener muy presente que los
problemas del agua en los suelos abarcan múltiples escalas de tamaño,
desde el nivel molecular hasta el macroscópico. Como ya sabemos, el
suelo está compuesto por un sistema de partículas minerales y de materia
orgánica; asociado a éste, existe otro sistema, el de vacíos. A través de
este sistema, el agua puede fluir de puntos de mayor energía hacia puntos
de menor energía.
La interacción del agua con la fase sólida cambia el comportamiento de
ambos. El agua causa que la fase sólida del suelo se expanda o se
contraiga, que las partículas se adhieran unas a otras y que formen
agregados de partículas, lo cual da origen a elementos estructurales del
suelo. El agua participa en innumerables reacciones químicas que son
fundamentales en el comportamiento del suelo.
Así mismo, la presencia del agua es un factor dominante en muchos
problemas de la ingeniería geotécnica. En forma simple, los problemas del
agua en los suelos se pueden dividir según dos clases de condiciones:

• Condiciones estáticas: Este tipo de problema se refiere al agua en


reposo; por ejemplo, el nivel de agua freática (NAF) y sus
variaciones, en este caso, la presión del agua en los poros del suelo
es hidrostática. Otros problemas son la capilaridad y el agua
adsorbida, entre otros.
• Condiciones dinámicas: Este tipo de problema se refiere al agua en
movimiento, es decir, a problemas ocasionados por el flujo de agua
a través de los poros del suelo; por ejemplo, el proceso de
consolidación de los suelos, el flujo de agua debido a una
excavación y las pérdidas por filtración de agua en la cortina de
una presa, entre otros.

Para el estudio del agua en los suelos se parte de dos hipótesis


fundamentales:

El suelo está 100% saturado, es decir, se trata de un material de dos fases.

 Permeabilidad de las rocas: mediante este ensayo se obtiene el flujo de


agua a través de una muestra de roca introducida en una célula de Hoek
y sometida a elevada presión de confinamiento. Mediante un aparato de
presión constante se obtiene el gradiente hidráulico en el interior de la
muestra de roca.
Mediante el ensayo de permeabilidad de suelos granulares se determina
el coeficiente de permeabilidad mediante un método de cabeza
constante para el flujo de lámina de agua a través de suelos granulares.

 Flujo a través de tubos: En el estudio del flujo del agua en tubos es


conveniente expresar la energía tanto potencial como cinética del agua
en términos de alturas de columna de agua o cargas (heads),
correspondientes a la energía por unidad de masa. Un concepto muy
importante es la ley de conservación de la masa. Para un fluido
incompresible y con régimen laminar, esta ley se reduce a la ecuación de
continuidad: Q = v1 A1 = v2 Ac = constante, donde Q es el gasto en m^2/s,
v es la velocidad en m/s y A es el área de la sección transversal en m^2.
Otra ecuación muy conocida de la mecánica de fluidos es la ecuación
de Bernoulli: h = hp + hv + he = p/ϒϖ + v^2/2g + Z, donde p es la presión , v
es la velocidad, g es la aceleración debida a la gravedad y ϒϖ es el peso
volumétrico del agua.
Si se mide la carga total (n dos puntos A y B, se puede conocer si el agua
está en reposo hA = hB o si existe movimiento hA ≠ Hb

ROCAS
La permeabilidad constituye una de las propiedades de los macizos que
presentan mayor variación dentro de una misma formación rocosa. Por
ello, cuando se cuantifica la permeabilidad de un macizo rocoso es más
propio hablar de un orden de magnitud (exponente en una base 10) que
de valores precisos. En macizos rocosos sanos, la permeabilidad puede ser
muy baja, del orden de 10- 8 - 10- 10 cm/ s, aunque si el macizo rocoso
está formado por matriz rocosa porosa y permeable, arenisca, por
ejemplo, sus valores pueden alcanzar hasta 10- 3 cm/s. La permeabilidad
de un macizo rocoso diaclasado puede llegar a 10- 2 y 10-3 cm/ El ensayo
más extendido para determinar la permeabilidad de un macizo es el
ensayo Lugeon.
 Ensayo Lugeon: Este ensayo permite calcular semicuantitativamente la
permeabilidad de los macizos rocosos, en cualquier tipo de litología y
estado de fracturación. El ensayo consiste en introducir agua a presión
constante (10 kp/cm2) en el sondeo, midiendo las admisiones durante un
período de 10 minutos. Normalmente, se ensayan tramos de 5 m de
sondeo, aislando el tramo de ensayo del resto del sondeo mediante dos
obturadores; en este caso el ensayo se conoce también como packer test.
Si el ensayos e realiza en el fondo del sondeo (5 m finales) sólo es necesario
el empleo de un obturador, correspondiendo en este caso al ensayo tal y
como lo definió M. Lugeon en 1933 La unidad de medida del ensayo es el
Lugeon que corresponde a una absorción de agua de 1 litro por metro de
sondeo y por minuto, realizando el ensayo a 10 atmósferas de presión
durante 10 minutos. Una unidad Luego equivale a un coeficiente de
permeabilidad de 10- 5 cm/s (U.L. = 1 l/m x min = 10-5 cm/s).
 Sensitividad: se establece al analizar la variación de la permeabilidad al
cerrarse o abrirse las fisuras bajo el efecto de una modificación del estado
de esfuerzos aplicados. Para medir dichas variaciones de permeabilidad
se realiza una prueba que consiste en utilizar una probeta cilíndrica de
roca con una perforación central la cual se somete a dos tipos de flujo.
1.Flujo convergente y 2. Flujo divergente

2- Investigue los métodos de clasificación de macizos rocosos y presente un


ejemplo al respecto

Teniendo en cuenta, que las rocas son agregados naturales (sistemas


homogéneos) que se presentan en nuestro planeta en masas de grandes
dimensiones. Están formadas por uno o más minerales o mineraloides.
Las rocas se pueden clasificar: por su origen, composición, su
geomecánica, compresión simple. Adicionalmente, hay otras
clasificaciones de acuerdo a otros parámetros, como: RQD, Terzaghi, RMR
(Beniawski), Q-Barton-Lien y Lunde, índice de fuerza geológica.

❖ SEGÚN SU ORIGEN: se pueden clasificar en tres grandes grupos:


• ÍGNEAS: formadas a partir del enfriamiento de rocas fundidas
(magmas). Los magmas pueden enfriar de manera rápida en
la superficie de la Tierra mediante la actividad volcánica o
cristalizar lentamente en el interior, originando grandes masas
de rocas llamadas plutónicas. Cuando cristalizan en grietas de
la corteza forman las rocas ígneas filonianas.

Granito
• METAMÓRFICAS: formadas a partir de otras rocas que, sin
llegar a fundirse, han estado sometidas a grandes presiones y
temperaturas y se han transformado.

Mármol
• SEDIMENTARIAS: formadas en zonas superficiales de la corteza
terrestre a partir de materiales que se depositan formando
capas o estratos. Son detríticas si se originan a partir de trozos
de otras rocas. Químicas y orgánicas si se forman a partir de
precipitación de compuestos químicos o acumulación de
restos de seres vivos.

Yeso
❖ SEGÚN SU COMPOSICIÓN:
• ROCAS SILÍCEAS: Están formadas por sílice (SiO2) o silicatos, y
se reconocen porque son duras (no se rayan con la navaja, y
rayan al vidrio) y no reaccionan con el ácido clorhídrico
diluido, es decir, no producen burbujas. Existen rocas silíceas
sedimentarias (sílex, algunas areniscas y conglomerados),
ígneas (prácticamente todas ellas) y metamórficas (cuarcita).
• ROCAS CARBONATADAS: Se rayan fácilmente con la navaja y
reaccionan con el ácido produciendo burbujas de CO2. En
ellas es predominante el carbonato de calcio (caliza) o
mezclado con caliza (por ejemplo, en margas). También
pueden ser rocas que posean fragmentos de caliza (por
ejemplo, conglomerados carbonatados) o cemento calizo
(por ejemplo, areniscas carbonatadas). Son llamadas
también rocas calcáreas. Un tipo especial son las dolomitas
cuyo carbonato es de calcio y manganeso. También se rayan
con la navaja, pero no reaccionan con el ácido en frío sino en
caliente.
• ROCAS ARCILLOSAS: Aunque las arcillas son silicatos, se
diferencian de las silíceas por su aspecto terroso y su
plasticidad al mojarse. No reaccionan con el ácido si son
puras, comenzando a hacerlo si son margosas.
• ROCAS SALINAS O EVAPORITAS: están constituidas por sales
del tipo sulfatos (yeso) o cloruros (sal gema). El yeso se
reconoce por su escasa dureza (se le raya con la uña). La sal
gema y otras sales parecidas se reconocen por su sabor
salado más o menos amargo. No reaccionan con el ácido (es
necesario lavarlas bien de posibles impurezas).
• ROCAS FERRUGINOSAS: Si el hierro es abundante su color suele
ser rojizo y se reconocen porque se vuelven magnéticas al
calentarlas al rojo vivo. Las areniscas ferruginosas poseen
cemento de hematites (Fe2O3). También se comportan así
otros minerales ferruginosos como los de las minas de Ojos
Negros (goethita, siderita, limonita, etc.).
• ROCAS CARBONOSAS: Algunas rocas de tonos negros
conservan materia orgánica que con frecuencia huele mal (al
partirlas) o por lo menos reaccionan (burbujean) con agua
oxigenada. También son carbonosas (no es lo mismo que
carbonatadas) los carbones y los hidrocarburos como el
petróleo o el gas natural. Los carbones se reconocen con
facilidad comprobando que son combustibles.

❖ SEGÚN SU GEOMECÁNICA: de acuerdo al el sistema RMR, las rocas


se pueden clasificar como muy pobre, pobre, regular , bueno y muy
bueno. El sistema de clasificación RMR o Rock Mass Rating fue
desarrollado por Z.T. Bieniawski durante los años 1972- 73, y
modificado posteriormente en 1976 y 1979, en base a más de 300
casos reales de túneles, cavernas, taludes y cimentaciones.
Actualmente se usa la edición de 1989, que coincide
sustancialmente con la de 1979. Para determinar el índice RMR de
calidad de la roca se hace uso de los seis parámetros del terreno
siguientes:
- La resistencia a compresión simple del material
- El RQD (Rock Quality Designation)
- El espaciamiento de las discontinuidades (diaclasa)
- El estado de las discontinuidades
- La presencia de agua (nivel freático)
- La orientación de las discontinuidades, según sea para
cimentaciones, túneles o taludes.

El RMR se obtiene como suma de unas puntuaciones que


corresponden a los valores de cada uno de los seis parámetros y
oscila entre 0 y 100, y que es mayor cuanto mejor es la calidad
de la roca. Bieniawski distingue cinco tipos o clases de roca según
el valor del RMR:

Tiempo Medio Ángulo


RMR Descripción
Sostén Buzamiento

Muy pobre
0 - 20 10 min./0.05 min < 30º
Clase V

Pobre
21 - 40 5 horas/ 15 min 30-35º
Clase IV

Regular 1 sem. / 3
41 - 60 35-40º
Clase III meses

Bueno
61 - 80 6 a 4 meses 40-45º
Clase II

Muy bueno
81 - 100 > 5 meses 45º
Clase I

El índice de RMR se obtiene de restar a los valores obtenidos el


factor de ajuste. Este índice puede variar entre 0 y 100 y define
cinco clases de roca designadas con números romanos que se
corresponden con cinco calidades del macizo rocoso: muy
buena, buena, media, mala y muy mala.
La principal ventaja de este método de clasificación es su
sencillez y economía.

El RMR está correlacionado empíricamente con el módulo de


Young del macizo rocoso (Em), no de la roca intacta (Er):

Em = 2 ∗ RMR − 100GPa para RMR >50

Em = 10(RMR−10)/40Para RMR=<50

A pesar de que existen estas correlaciones, hay que aclarar que


son solamente aproximaciones a los valores reales que exhibe el
macizo rocoso.

❖ SEGÚN SU COMPRESIÓN SIMPLE: La resistencia a compresión simple


es la propiedad más frecuentemente medida en las rocas, y en base
a su valor se establecen clasificaciones en mecánica de rocas de
rocas. En la Tabla se presenta la clasificación basada en este
parámetro:
❖ SEGÚN RQD:

❖ SEGÚN TERZAGHI:

TIPO DE ROCA CARACTERISTICAS


Sin diaclasas, rotura por roca intacta
Roca Intacta
“descascaramiento” luego de las voladuras.
Estratificada Estrato con baja resistencia en los límites.
Moderadamente Los “bloques” entre diaclasas intertrabados. No requiere
fisurada sostenimiento lateral.
Fragmentada y
Bloques mal intertrabados. Sostenimiento en paredes.
fisurada
Triturada Fragmentos pequeños, tamaño de arena.
Descompuesta Porcentaje alto de partículas arcillosas.
Roca con Minerales arcillosos (montmorillonita) con capacidad de
Hinchamiento hinchamiento.

❖ RMR (BENIAWSKI): Mediante esta clasificación se relacionan los


índices de calidad con parámetros de diseño y sostenimiento de
túneles.
MACIZO CARACTERISTICAS RMR
ROCOSO
I Macizo rocoso de excelente calidad. 81-100
II Macizo rocoso de buena calidad. 61-80
III Macizo rocoso de calidad regular. 41-60
IV Macizo rocoso de mala calidad. 21-40
V Macizo rocoso de muy mala calidad. 0-21

❖ SEGÚN Q, BARTON, LIEN Y LUNDE: Permite estimar parámetros


geotécnicos del macizo y diseñar sostenimientos para túneles y
cavernas subterráneas
❖ SEGÚN EL INDICE DE FUERZA GEOLÓGICA:

3- Describa de manera clara y detallada como se realiza el procedimiento


de proyección estereográfica por medio de la plantilla de Schmidt, así
como su uso en el análisis de estabilidad de taludes.

Según Griem, W. (2017), las proyecciones estereográficas transfieren un


objeto de tres dimensiones a una superficie de dos dimensiones en papel.
De acuerdo a esta misma fuente, en la geología se utiliza este método
para visualizar la orientación de los planos geológicos en diagramas.
La falsilla de Schmidt se utiliza en la proyección equidistancial (Distancias
correctas, ángulos falsos) y mediante esta se trabaja de forma estadística
con grandes cantidades de datos que mantienen su geometría.

Para realizar la representación en falsilla el procedimiento es:


En primer lugar, se esboza el estereograma, marcando el norte y la
dirección en el borde de la hoja de trazado, es decir, calco. Después se
gira la falsilla bajo el calco con el fin de que uno de los círculos máximos
rectos para que adquiera la dirección de inmersión. Empezando por el
borde la falsilla se cuenta el ángulo de inmersión hacia el centro de la
proyección.

Figura 1 Falsilla de Schmidt

De acuerdo con Herrera, F. (2000) al representar el plano del talud y las


discontinuidades en una falsilla de Schmidt se puede tener una rotura de
tipo planar cuando existe una familia de discontinuidades de rumbo similar
al del talud y buzamiento menor que éste.
Por otra parte, Tomás R., Ferreiro I., Sentana I. & Díaz R. explican que
mediante la proyección estereográfica se permite la representación en
elementos de geología estructural. Los datos empleados se toman en el
campo, de forma directa, mediante el empleo de la brújula de geólogo
que permite tomar las direcciones de los diferentes elementos tomando
como referencia el norte magnético y un clinómetro que facilita el ángulo
que forma el elemento a medir con respecto al plano horizontal.

4- Consulte y describa el funcionamiento de inclinómetros y piezómetros


como instrumentos para el monitoreo geotécnico del terreno.

❖ Inclinómetros: estos permiten medir movimientos horizontales a lo largo


de la vertical de un sondeo y por tanto detectarla zona de movimientos
más acusada, su evolución y la velocidad de los mismos. Es, en
consecuencia, un equipo de gran utilidad para la detección de superficies
de deslizamiento en taludes. Los inclinómetros deben alcanzar la zona
estable situada debajo del plano de rotura más profundo. Estos aparatos
constan de un torpedo que baja por una tubería especial previamente
instalada en el interior del sondeo. El torpedo permite medir (por ejemplo,
cada 50 cm) el ángulo que forma la tubería, lo que multiplicado por la
distancia medida permite ir conociendo los desplazamientos horizontales
a lo largo del sondeo, integrando las lecturas de abajo a arriba. Al
atravesar la zona de rotura, ésta suele quedar definida por cambios en los
desplazamientos horizontales, lo que permite realizar el análisis posterior
correspondiente; si los desplazamientos son importantes, el tubo puede
quedar cortado e impedir las medidas. Los Inclinómetros miden la
desviación (inclinación) del sondeo en dos direcciones ortogonales,
proporcionando curvas de desplazamientos cuya inflexión denota la
situación de los planos.
Inclino metro portátil Tubo guía PVC para sonda inclino métrica.

Un sistema de inclinómetro está compuesto por cuatro componentes


principales:
a) Un tubo guía de plástico, acero o aluminio, instalado dentro de una
perforación. Este tubo tiene unas guías longitudinales para orientar
la unidad sensora. Generalmente, se utilizan diámetros de tubo
entre 1.5 y 3.5 pulgadas.
b) Un sensor portátil montado sobre un sistema de ruedas que se
mueven sobre la guía del tubo. El inclinómetro incorpora dos servo-
acelerómetros con fuerzas balanceadas para medir la inclinación
del instrumento.
c) Un cable de control que baja y sube el sensor y transmite señales
eléctricas a la superficie. Generalmente, el cable está graduado
para el control superficial. El cable tiene un núcleo de acero para
minimizar las deformaciones; los cables eléctricos se encuentran
espaciados alrededor y unidos al núcleo. La cubierta exterior es de
neopreno y permanece siempre flexible. El cable tiene unas marcas
para medir profundidades. Estas medidas están relacionadas hasta
la mitad de la altura del torpedo. Superficialmente, el cable se
maneja con una polea, que tiene unas tenazas para sostenerla. Se
recomienda siempre, trabajar con la polea para evitar el riesgo de
que el cable pueda torcerse al sostenerlo.
d) Un equipo de lectura en la superficie (que sirve de proveedor de
energía) recibe las señales eléctricas, presenta las lecturas y en
ocasiones, puede guardar y procesar los datos. El equipo de lectura
es compacto y está sellado contra la humedad. La memoria puede
guardar hasta 40 mediciones completas. La unidad también puede
realizar chequeos y revalidar la información. En oficina, los datos del
inclinómetro se descargan en un computador.

En el esquema, se puede evidenciar cada una de las cuatro partes que


componen u inclinómetro
Esquema de instalación e interpretación de mediciones con sonda de
inclinómetro (Dunnicliff, 1993)

Fuente: Instrumentación orientada a registrar efectos y/o causas de inestabilidad de laderas.

❖ Piezómetro: La presión de poros se puede monitorear utilizando


excavaciones de observación o piezómetros, los cuales pueden ser
de tubo abierto, neumáticos o de cable vibratorio. El tipo de
piezómetro a seleccionar para cada estudio específico depende
de las características de funcionamiento del piezómetro y de su
precisión.
 Sondeo Abierto
Consiste en perforaciones abiertas en las cuales se coloca un tubo
perforado, su función principal es establecer un promedio del nivel
freático.

Piezómetro sencillo de cabeza abierta.

La profundidad del nivel de agua se puede medir por medio


de un cable y un elemento detector (que bien puede ser un
medidor eléctrico o un simple objeto metálico). Una cubierta
de protección impide la entrada del agua lluvia. Si el sondeo
abierto se encuentra en una formación de suelo homogéneo
con solo un nivel de agua presente, este sistema es válido
para obtener información de las variaciones del nivel freático.
Su precisión generalmente es buena, pero como la
perforación tiene comunicación con todos los estratos, no se
puede especificar la presión del agua en un sitio determinado.
El nivel del agua que se obtiene, corresponde a la cabeza de
presión en la zona más permeable y esto puede prestarse
para errores en el análisis.

 Piezómetro de Cabeza Abierta


Uno de estos piezómetros es el tipo Casagrande que es muy
similar al tubo abierto con un filtro y con la colocación de sellos
de Bentonita, permite especificar el sitio de la lectura,
eliminando el factor de error ya descrito. Generalmente, se
coloca un filtro o un elemento poroso, para determinar el sitio
específico de la medición. Los piezómetros de cabeza abierta
son considerados por los ingenieros, como los más confiables.

Piezómetro de Casagrande.

Algunas de las ventajas de los piezómetros de cabeza abierta


son los siguientes:
• Son simples y fáciles de interpretar.
• Su durabilidad y permanencia en el tiempo es muy buena.
• Son fáciles de mantener.
• Se pueden utilizar unidades de medida portátiles.
• Se puede muestrear el agua freática.
• Se pueden utilizar para medir la permeabilidad del suelo.

Entre las limitaciones de los piezómetros de cabeza abierta se


puede mencionar que son de respuesta lenta con el tiempo y
que los filtros pueden taparse con la entrada repetida de
agua; sin embargo, la limitación más importante es que no
permiten medir los niveles pico de presión durante tormentas
cuando los piezómetros se encuentran instalados en arcillas.

 Piezómetro de Hilo Vibrátil

Consisten en un diafragma metálico que separa la presión del


agua del sistema de medida, un filtro poroso que actúa de
material permeable y que permite el paso del agua desde el
exterior al interior del piezómetro, un cable tensionado que
está unido al punto central de un diafragma que puede ser
metálico o de cauchos especiales. Las deflexiones del
diafragma ocasionan cambios en la tensión del cable, la cual
es medida y convertida en presión.

La utilización de piezómetros de hilo vibrátil origina, con


frecuencia, errores por el comportamiento del piezómetro a
través del tiempo. Son muy comunes los problemas de
corrosión por falta de hermeticidad de la cavidad sellada.
Otra dificultad relativamente común de los piezómetros de
hilo vibrátil, es la deformación o “creep” a largo plazo, lo cual
modifica la tensión del cable y la precisión de las medidas.
Igualmente, el sensor es susceptible a daños por la acción de
los rayos durante las tormentas eléctricas. El cable metálico
enterrado en el piso, actúa como un elemento que atrae los
rayos. Entre las ventajas del piezómetro de hilo vibrátil se
encuentra la facilidad de lectura y la poca interferencia para
la colocación de terraplenes. Igualmente puede utilizarse
para medir presiones negativas de agua, cuando se cuenta
con filtro poroso adecuado con una presión de entrada de
aire entre 0.1-1.5 Mpa. El principal uso de los piezómetros de
hilo vibrátil, se relaciona con la facilidad para incorporarlos a
los sistemas automáticos de adquisición de datos y la
posibilidad de transmitirlos a grandes distancias.

5- Consulte y describa detalladamente la teoría de Mononobe-Okabe


relacionada con los empujes de tierras bajo fuerzas sísmicas. Presente los
diagramas de presión de tierras correspondientes.

Esta teoría es el usada en el cálculo de las fuerzas sísmicas del suelo


actuando sobre el estribo de un puente. El análisis es una extensión de la
teoría de falla de Coulomb, tomando en cuenta las fuerzas de inercia
horizontal y vertical en el suelo. Para este se consideran las siguientes
hipótesis:
• La cimentación se desplaza lo suficiente para que se desarrollen las
condiciones de máxima resistencia o presión activa en el suelo.
• El relleno es granular, con un ángulo de fricción.
• El relleno es no saturado, de modo que no se consideran problemas
de la ecuación.

Las consideraciones de equilibrio de la cuña de suelo sobre el estribo,


conducen a un valor, EAE, de la fuerza activa ejercida sobre la masa de
suelo mediante el estribo y viceversa. Cuando el estribo está en el punto
de falla, EAE está dada por la expresión:

donde el coeficiente de empuje activo sísmico KAE es:

Donde:

La expresión equivalente para la fuerza pasiva, si el estribo se desplaza


presionando sobre el relleno es:
El valor de ha, la altura a la cual la resultante de la presión del suelo actúa
sobre el estribo, puede tomarse como H/3 o 0.4H para el caso estático sin
considerar los efectos sísmicos:

sin embargo, a medida que los efectos sísmicos aumentan llega a ser
mayor. Otra forma de calcular ha puede ser considerando la componente
estática del empuje de tierras (Ɵ = kv = 0 ) actuando a H/3 desde el nivel
inferior del estribo, mientras que la componente dinámica adicional se
consideraría actuando a una altura de 0.6H (Seed y Whitman, 1970). Para
propósitos prácticos, es suficiente suponer ha = H/2 con un empuje
uniformemente distribuido. debe cumplirse que el contenido del radical
debe ser positivo para que una solución real sea posible y, por ello, es
necesario que: Esta condición también puede ser útil para especificar un
límite al coeficiente sísmico horizontal; la condición límite es:

Para una aceleración vertical nula, un relleno con cara vertical y un ángulo
de fricción de 35º, el valor límite de kh es 0.70.
Los efectos inerciales en el estribo no son tomados en cuenta en el análisis
de Mononobe-Okabe. Se puede suponer que las fuerzas de inercia
debidas a la masa del estribo pueden despreciarse en la consideración
del comportamiento y análisis sísmicos. Los efectos inerciales en el muro
fueron discutidos por Richards y Elms (1979), quien demostró que las fuerzas
inerciales del muro no serían pequeñas y tendrían que ser consideradas en
el diseño de muros de contención por gravedad.

DISEÑO POR DESPLAZAMIENTO


Cuando se emplean las aceleraciones máximas del terreno, las
dimensiones de las estructuras de contención de tierras pueden llegar a
ser demasiado grandes. En tal caso es preferible diseñar aceptando un
pequeño desplazamiento lateral admisible, para obtener una estructura
más económica. Diversos ensayos han demostrado que un muro de
contención por gravedad falla en forma incremental durante un sismo.
Para un movimiento sísmico del terreno, el desplazamiento relativo total
puede ser calculado usando el método del bloque deslizante propuesto
por Newmark (1965), En el método se supone que el patrón de
desplazamiento es similar a aquel de un bloque sobre una superficie
horizontal rugosa.

Donde:
d = desplazamiento relativo máximo de un muro sometido a un
movimiento sísmico del terreno cuyo máximo coeficiente de aceleración
es A La máxima velocidad es V. Dado que esta expresión ha sido derivada
de envolventes, la magnitud de d resulta sobreestimada para la mayoría
de sismos.

Las conexiones en el muro, si existiesen, serían detalladas para permitir este


desplazamiento. Aplicando este procedimiento a varios diseños
simplificados, Elms y Martin (1979) han demostrado que un valor de diseño
apropiado es:

Se especifica que con este criterio se esperarían desplazamientos en el


estribo de hasta (254A) mm. Para puentes esenciales y no esenciales
dentro de la zona sísmica 1 y para puentes esenciales en las zonas 1 o 2,
se requerirá una consideración más detallada del mecanismo de
transferencia de las fuerzas de inercia de la superestructura a través de los
apoyos del puente hacia los estribos, particularmente para los puentes de
la categoría D, donde es necesario mantener la accesibilidad del puente
después de un sismo severo.

Muros con Desplazamiento Restringido: Para suelos granulares, la


resistencia máxima se alcanza si las deflexiones al nivel superior del muro
es 0.5% de la altura del estribo. Si este elemento está restringido contra el
movimiento lateral mediante conectores o pilotes inclinados, los empujes
laterales serán mayores que los calculados con el análisis de Mononobe-
Okabe Para el diseño se sugiere el uso de un factor de 1.5 y considerar las
aceleraciones máximas del terreno, en los casos que hubiera dudas en
que el estribo pueda alcanzar un desplazamiento suficiente para generar
la condición de presiones activas del terreno.

Nomograma A para i=0°


Nomograma B para i=15°
BIBLIOGRAFÍA

Universidad Nacional del Rosario (2008). Geomecánica de Rocas.


Recuperado de:
http://www.fceia.unr.edu.ar/geologiaygeotecnia/Geomecanica_2008_1s.p
df

Griem W. (2017). Geología estructural virtual. Recuperado de:


http://www.geovirtual2.cl/Geoestructural/prak02.htm

Herrera F. (2000). Análisis de estabilidad de taludes. Recuperado de:


http://www.concretonline.com/pdf/08mineria/art_tec/AnalisisEstabilidadTalu
desRocosos.pdf

Geodata andina (s.f.). Piezómetro. Recuperado de:


http://www.geodataandina.cl/Imagenes/Datasheets/SP_Piezometer.pdf

Universidad Politécnica de Cataluña, (2013). Ingeniería Geotécnica.


Recuperado de:
https://portal.camins.upc.edu/materials_guia/250240/2013/tema_7_muros.p
df