Sei sulla pagina 1di 27

UNIVERSIDAD ANDINA

NÉSTOR CÁCERES VELÁSQUEZ


FACULTAD DE CIENCIAS CONTABLES Y FINANCIERAS
ESCUELA PROFESIONAL CONTABILIDAD

MERCADO DE TRABAJO

CURSO:
MACRO ECONOMÍA

DOCENTE:

ROGELIO EDGAR CHAMBI CONDORI

INTEGRANTES:

ELMER WILLY QUISPE VILCA


WILMER BRANDO PACARA PARI
YENY YUDITH LAURA QUISPE
MAX ARSENIO FLORES RAMOS

SEMESTRE:
V “E”

JULIACA PERÚ

2018
ii

A nuestros padres, por su admirable


ejemplo, valor y coraje, quienes nos
apoyan en todo momento, a pesar de
todas las dificultades que se presentan
en el camino.

A todas las personas que depositaron


sus esperanzas en nosotras.
iii

PRESENTACIÓN

Quisiera hacer una pequeña introducción al mercado de trabajo o


mercado laboral, el cual sería el mercado donde confluyen la demanda y la
oferta de trabajo, es decir como el lugar y el momento en el que concurren
demandantes de trabajo (trabajadores que desean trabajar) y oferentes
(empleadores dispuestos a contratar trabajadores a cambio de un determinado
salario). La oferta de trabajo es la cantidad de trabajadores que los
empresarios están dispuestos a contratar a un determinado salario.

Actualmente el mercado de trabajo está saturado de personas con


cualificación profesional o sin ella que desean un puesto de trabajo, estamos
hablando de desempleo.

Para lograr alcanzar el empleo deseado, es de suma importancia


analizar un proceso de búsqueda que comienza desde el estudio de uno
mismo, si no nos conocemos a nosotros mismos interiormente difícilmente
vamos a conocer nuestro exterior, nuestro entorno, y así con posterioridad
podremos continuar con el análisis del mercado, con los sectores que existen
en la sociedad, con los puestos de trabajo, los procesos y las fuentes de
empleo que tenemos a nuestro alcance etc.

Si decidimos buscar empleo por cuenta ajena debemos de buscar


información sobre las empresas del sector que sean de nuestro interés, o bien
otro opción sería la de generar nuestro propio empleo.

.
iv

ÍNDICE

PORTADA.........................................................................................................i

DEDICATORIA..................................................................................................ii

PRESENTACIÓN..............................................................................................iii

ÍNDICE..............................................................................................................iv

INTRODUCCIÓN..............................................................................................v

1. DEFINICIÓN..............................................................................................1

2. IMPORTANCIA..........................................................................................1

3. CARACTERÍSTICAS DEL MERCADO DE TRABAJO..............................2

4. INDICADORES DEL MERCADO DE TRABAJO......................................2

5. MERCADO DE TRABAJO Y CONVENIO COLECTIVO DE TRABAJO. . .3

6. MERCADO DE TRABAJO: OFERTA Y DEMANDA AGREGADA............4

7. PROBLEMAS EN LA OFERTA Y DEMANDA LABORAL: EL DESEMPLEO


4

8. CONSTATACIONES..................................................................................7

9. VALOR DE LA PRODUCCIÓN Y PAGO A LOS FACTORES....................9

10. EL SALARIO COMO REMUNERACIÓN DEL TRABAJO..........................10

11. SALARIO NOMINAL Y SALARIO REAL.....................................................10

12. REAJUSTE DE SALARIOS........................................................................11

13. EL PROBLEMA DEL DESEMPLEO...........................................................12

CONCLUSIONES.............................................................................................17

BIBLIOGRAFÍA.................................................................................................21
v

INTRODUCCIÓN

Una de las principales preocupaciones que enfrentan en la actualidad las


autoridades del país se refiere, a la vez, a la situación laboral y la evolución del
desempleo. A pesar de que la economía ha mostrado períodos de alto
dinamismo, en particular durante la segunda parte de la década de los años
noventa, la evolución del empleo ha sido poco satisfactoria, manteniéndose la
tasa de desempleo amplio en dos dígitos, llegando incluso en algunos
momentos a cerca de 20%.

El problema, que por cierto se ha observado en otros países, incluso


industrializados, es que la economía ha sido incapaz de generar una adecuada
oferta de puestos laborales ante una fuerza laboral que muestra altas tasas de
crecimiento como consecuencia del cambio demográfico. Al mismo tiempo se
han producido importantes modificaciones en la estructura del mercado laboral
como resultado del cambio estructural de la economía, tanto en el plano interno
como en el externo, pudiendo destacarse al respecto algunos elementos
centrales: a) la ampliación del sector informal; b) una creciente participación de
empleos temporales en el empleo total, que en la mayoría de los casos resultan
de menor calidad que los generados en el sector formal; c) un aumento en la
tasa de participación laboral de las mujeres; d) una mayor demanda por
trabajadores con mayores niveles de educación; f) problemas en la absorción
de los jóvenes, y g) cambios en la estructura económica que conducen a la
coexistencia de sectores productivos altamente dinámicos con sectores
atrasados, lo que genera distintas dinámicas laborales que no necesariamente
se compensan entre sí.
1

MERCADO DE TRABAJO

1. DEFINICIÓN

El mercado laboral es el ámbito en el que se transa una mercancía muy


especial, el trabajo, concebida como la capacidad del hombre para transformar
su ámbito y adecuarlo a sus necesidades, mediante la aplicación de sus
particulares habilidades. En este mercado, se define, obvio, el precio de esta
tan especial mercancía, el salario o el sueldo.

Conocer este tipo de mercado es de básica utilidad para el Comunicador


pues sólo así podrá entender la complejidad de la formación del salario, en
tanto que pago al factor, asimismo y como lógica culminación de esta guía, nos
asomaremos a las razones que intentan explicar el crecimiento del desempleo
y lo vincularemos al problema del cambio tecnológico, por su pertinencia.
(Antolínez, 2013)

El mercado de trabajo es aquel en donde los individuos intercambian


servicios de trabajo, los que compran servicios de trabajo son las empresas o
empleadores de la economía. Estos configuran la demanda de trabajo. Los que
venden servicios de trabajo son los trabajadores y ellos conforman la oferta de
trabajo. La interacción de demanda y oferta de trabajo determina los salarios
que se pagan en la economía.

Por consiguiente, el mercado de trabajo se define al mercado en donde


confluyen la demanda y la oferta de trabajo. El mercado de trabajo se relaciona
con la libertad de los trabajadores y la necesidad de garantizar la misma. En
ese sentido, el mercado de trabajo suele estar influido y regulado por el
Estado a través del derecho laboral y por una modalidad especial de contratos,
los convenios colectivos de trabajo.(Chacaltana, 2000)

2. IMPORTANCIA

El mercado laboral es de suma importancia para cualquier Estado o


nación. De él se desprenden factores importantes como el empleo, los salarios
medios y la productividad. Como en cualquier otro mercado, las leyes de la
2

oferta y la demanda operan de forma natural en el mercado laboral, ajustando


el salario de cada profesión en función de que tan demandada o especializada
es.(Carrero, 2017)

3. CARACTERÍSTICAS DEL MERCADO DE TRABAJO

 Aumento de la producción, pero reducción de los puestos de


trabajo.

 El sector servicios es el que ocupa más personas.

 Aumento de las pequeñas empresas en grandes núcleos urbanos,


consecuencia de una descentralización productiva.

 Fuerte competencia entre empresas.

 Necesidad de aprender y adaptarse a cambios tecnológicos en


muchas profesiones u oficios.

 Reducción de la jornada laboral.

 Aumento de oportunidades laborales dónde se trabaja con


información, gráficos, datos, estudios.(Carrero, 2017)

4. INDICADORES DEL MERCADO DE TRABAJO

Para analizar el estado y características del mercado de trabajo se


utilizan una serie de indicadores. Los más importantes son:

 Población económicamente activa (PEA): es la


cantidad de personas en una población edad de trabajar y que desean
trabajar.

 Desempleo o desocupación: se refiere a las personas


que integran la PEA y no se encuentran empleados.

 Subempleo: se refiere a las personas que trabajan


menos tiempo que el que establece la jornada legal (usualmente entre 35 y
45 horas semanales).
3

 Índice de salario real: mide el aumento o disminución


del promedio de los salarios en su poder de compra.

 Empleo informal: índicador muy utilizado pero sin una


definición única. Se refiere a las personas que poseen empleos que carecen
algunos elementos básicos: registración, protección legal, seguridad social,
estabilidad, relación laboral, etc.

 Feminización: se refiere a la cantidad de mujeres


presentes en un mercado de trabajo.(Alarco Hierro, 1995)

5. MERCADO DE TRABAJO Y CONVENIO COLECTIVO DE TRABAJO

Debido a la gran desigualdad que suele existir entre el trabajador


individual y el empleador, se considera que no puede hablarse de relación
laboral libre aquella que no se encuentra regulada por
una negociación colectiva entre el empleador o los empleadores de un
mercado, y un conjunto de trabajadores asociados en un sindicato. Esa
posibilidad se denomina libertad sindical, libertad que integra el conjunto
de derechos humanos básicos.

El acuerdo alcanzado entre el trabajo (sindicato) y el capital (empleador)


se inscribe en un convenio colectivo de trabajo, un tipo especial de contrato,
con algunas características de la norma legal, que se aplica incluso a
aquellas empresas y trabajadores que no han participado directa ni
indirectamente de las negociaciones.

Las normas del convenio colectivo de trabajo se aplican en las relaciones


laborales en tanto y en cuanto resulten más beneficiosas para el trabajador
(principio pro operario).

Regulación del mercado de trabajo por medio del derecho laboral

Desde fines del siglo XIX los Estados de todo el mundo han
dictado leyes laborales para regular los mercados de trabajo y proteger a los
trabajadores. Este conjunto de normas se denomina derecho laboral. Las
normas del derecho laboral tienen la característica general de ser de aplicación
4

obligatoria, sin poder ser renunciadas, a menos que las condiciones de trabajo
sean más beneficiosas para el trabajador (principio pro operario).(Gonzales,
2005)

6. MERCADO DE TRABAJO: OFERTA Y DEMANDA AGREGADA

La dinámica del mercado de trabajo se relaciona mucho con los precios,


por ejemplo, supongamos que las empresas responden a un aumento de
lademanda de bienes, elevando la producción, para esto es necesario
aumentar el empleo, este aumento provoca una reducción en el desempleo.
Las mayores presiones de demanda existentes en el mercado de trabajo,
provocan la subida de los salarios y esto eleva los costos de producción,
obligando a las empresas a su vez a subir los precios o ajustar de algún modo
sus costos.

Un cambio lento del nivel agregado de empleo puede reflejar un mercado


de trabajo con muchos desempleados (trabajadores que dejan o pierden el
trabajo), de modo que las contrataciones no vayan a la par del nivel de
desempleo existente. Puede también reflejar un mercado de trabajo estancado
en el que hay poco desempleo y muy pocas contrataciones.

El mercado de trabajo puede tener dualidades, es decir puede estar


formado por un mercado de trabajo primario en el que los puestos son buenos,
los salarios altos y la rotación es baja y un mercado de trabajo secundario, en
el que los puestos son malos, los salarios son bajos y la rotación es alta.

Esto implica que los niveles salariales deben ser altos para garantizar el
funcionamiento del mercado primario, en este caso hablamos de un enfoque
conocido como salarios de eficiencia, debido a que la buena paga garantiza la
calificación, eficiencia y motivación constante de los trabajadores, condición
necesaria para la competencia en mercados exigentes. En el segundo caso, se
puede tratar de mercados locales poco competitivos, de altos niveles de
desmotivación y de sectores económicos deprimidos y poco innovadores,
también puede tratarse de una sobreoferta laboral.(Gonzales, 2005)
5

7. PROBLEMAS EN LA OFERTA Y DEMANDA LABORAL: EL


DESEMPLEO

Ausencia de empleo u ocupación: están desocupadas o desempleadas


aquellas personas que, deseando trabajar, no encuentran quien las contrate
como trabajadores. Para que exista una situación de desempleo, sin embargo,
es necesario que la persona no sólo desee trabajar sino que además acepte
los salarios actuales que se están pagando en un momento dado. También
suele hablarse, en un sentido menos preciso, del desempleo de otros factores
productivos: tierra, maquinarias, capital, etc. Las causas del desempleo son
múltiples y variadas, originando en consecuencia diferentes tipos o
modalidades de desempleo. El desempleo que se llama friccional o de
búsqueda es aquel que se produce por la falta de homogeneidad y
de informaciónperfecta que pueda existir en el mercado de trabajo. Obedece,
por lo tanto, a una situación claramente transitoria, motivada por el tiempo en
que los trabajadores y empleadores pierden hasta que encuentran la
colocación o el personal que satisface sus necesidades. Dado que la búsqueda
de trabajo representa un costo, básicamente por el tiempo requerido.

La división social del trabajo se delimitan papeles de consumidores


productores y distribuidores intercambio con variables reales -bienes
y servicios- intercambio con variables nominales -Dinero- en obtener la
información sobre las ofertas existentes, la persona desempleada evaluará los
posibles beneficios de una búsqueda más larga contrastándolos con el
aumento en los costos que ella representaría. Esta evaluación determinará el
tiempo medio de búsqueda y, por lo tanto, dará origen a un mayor o menor
desempleo friccional. Cuando el trabajador no acepta ciertas colocaciones
porque tiene la expectativa de conseguir otra mejor si espera un tiempo
prudencial, se habla de desempleo de precaución o especulativo. En todo caso
el desempleo friccional, en las sociedades modernas, que usan ampliamente
diversos medios de comunicación, resulta bastante reducido en términos
porcentuales. Se habla de desempleo estacional, por otra parte, para referirse
al que se produce por la demanda fluctuante que existe en ciertas actividades,
como la agricultura, por ejemplo. En este caso existen períodos del año
6

económico que requieren de mucha mano de obra -como la temporada de


cosecha, por ejemplo- y otros en que la demanda se reduce notablemente.

El desempleo estacional se hace menor cuando las personas tienen


posibilidades de ocuparse en otras ramas de actividad durante el período en
que desciende la demanda de trabajo. Suele hablarse también de desempleo
tecnológico cuando éste es producido por cambios en los procesos productivos
que hacen que las habilidades que poseen los trabajadores no resulten ya
útiles, en tanto que puede no haber suficientes personas entrenadas en las
nuevas técnicas como para satisfacer la demanda.

En condiciones en que la demanda agregada disminuye, como en la fase


recesiva del ciclo económico, se produce también un incremento en el
desempleo que, por lo tanto, suele llamarse cíclico. La disminución en la
demanda de trabajo presiona los salarios hacia la baja hasta que llegan a un
punto en que, finalmente, se reactivan las inversiones y la economía en
general, con lo que el desempleo comienza a decrecer.

En la economía keynesiana se habla también de un desempleo


producido como consecuencia de deficiencias en la demanda agregada que no
tienen carácter cíclico: la preferencia por la liquidez hace que no todos
los ingresos se canalicen hacia la inversión o el consumo, lo que produce una
deficiencia de la demanda que lleva a un equilibrio económico en una situación
que no es de pleno empleo, y que sólo puede ser compensada mediante el
incremento en la demanda que origina el gasto público.

El desempleo, además, es producido también por factores de tipo legal o


institucional: cuando las autoridades de un país fijan un salario mínimo impiden
que se ofrezcan colocaciones a un nivel inferior a éste, con lo que no es posible
el descenso de los salarios reales y se dificulta el crecimiento de la demanda
de trabajo; del mismo modo opera la fijación de salarios diferenciales para
diversas categorías de trabajadores y cualquier limitación al desplazamiento de
la mano de obra, ya sea geográfica o según ramas de actividad. Las
limitaciones que pueden imponer los sindicatos ygrupos de presión a la
contratación de mano de obra -según edad, sexo o nacionalidad- o los
7

requisitos formales de aprendizaje que se establezcan operan en el mismo


sentido.

Por último, se ha comprobado que el propio seguro de desempleo,


cuando ofrece compensaciones tan altas o tan largas que desestimulan la
búsqueda de trabajo, aumenta el desempleo global de un país, y lo mismo
sucede cuando se establecen subsidios directos a sectores pobres de la
población que estarían, de otro modo, dispuestos a conseguir una colocación.

En estos casos las personas reciben un ingreso que, aunque menor que
el salario, se ofrece sin la contraprestación de su trabajo; la relación costo /
beneficio se altera así de modo sustancial, por lo que se reduce notablemente
la oferta de trabajo. La combinación de estas compensaciones de pobreza o
desempleo con la fijación de un salario mínimo alientan notablemente el
desempleo de una sociedad y estimulan en muchos casos, paralelamente, la
emergencia de la economía informal.(La República, 2005)

8. CONSTATACIONES

Como hemos señalado en ocasiones previas, el Mercado, es todo lugar


donde se realizan contratos de compra, venta y alquiler de capitales, bienes y
servicios, los bienes producidos (oferta) y los consumidos (demanda), se
encuentran y se intercambian ese lugar.

Lo que se denomina “mercado laboral”, viene dado por la oferta que


hacen los trabajadores de su fuerza de trabajo y la demanda que hacen las
empresas y/o instituciones, tanto públicas como privadas, para contratar la
mano de obra requerida en sus procesos de producción.

El trabajo se refiere al aporte que pueden efectuar los seres humanos al


proceso productivo, e incluye tanto las capacidades físicas como las mentales
o intelectuales. No obstante, para algunos economistas dicho concepto no se
refiere a todas las energías humanas utilizadas en una sociedad, sino
solamente a aquellas que se dedican a la producción de bienes y servicios
económicos.
8

Es decir, aquellos bienes y servicios que están destinados a satisfacer


alguna necesidad y que son escasos.

Percibido de esta manera, se entiende entonces, que el ejercicio de las


facultades humanas cuando no tiene como objetivo la obtención de un medio
de satisfacer necesidades, no puede considerarse, desde el punto de vista
económico, un trabajo; aunque se trate del más difícil de los esfuerzos.

Sin embargo, el trabajo es probablemente el más importante de los


factores que definen el proceso de producción, puesto que sin la participación
del esfuerzo humano, la tierra no rendiría sus frutos, el capital no existiría, ya
que por sí solos no son capaces de satisfacer directamente una necesidad
humana y la capacidad empresarial sería sólo ejercicio intelectual y no aporte
eficiente a la creación de producto.

Por todas estas razones, el mercado de trabajo o laboral debe enfrentar


diversos obstáculos. En algunas oportunidades, los obstáculos provienen de
las características de los bienes y servicios que se ofrecen en el mercado, en
otras se originan en las condiciones de tipo local o regional del mercado
laboral, pero, pueden existir muchas otras razones. Sin embargo, vale la pena
destacar las siguientes:

Cuando entre los demandantes de trabajo, una de las empresas


domina la porción mayor del mercado, disminuye la competencia entre las
empresas que demandan trabajo, ya que éstas operan en situaciones de
oligopsonio y hasta de monopsonio.

Cuando en el mercado de bienes y servicios no exista control de una


empresa, en el mercado laboral persistirá el desequilibrio por la atomización del
trabajador frente al patrón.

La situación anterior descrita, suele ser la razón para la creación de los


sindicatos. Este hecho provoca en si, un espacio de complejidad en las
relaciones que puede tender a la distorsión en la relación laboral. Cuando el
mercado de trabajo se halla controlado por los sindicatos, devienen en simples
9

oligopolios y hasta monopolios que venden los servicios laborales de sus


afiliados.

Cuando los gobiernos intervienen para equilibrar las condiciones del


mercado laboral, pudiesen generar resultados inversos a los buscados.

De hecho pudiere acontecer que el régimen decida que los salarios se


encuentran a un nivel muy elevado y afectan en consecuencia la competitividad
empresarial por ello incidirán hacía la baja o que alcancen un nivel justo,
mediante la prohibición taxativa para la existencia de sindicatos o mediante
restricciones exageradas a sus funciones.

Esta fue la situación que imperó en Chile bajo el gobierno fascista de


pinochet. Esta circunstancia puede inducir a una excesiva flexibilización en la
actividad productiva y al desmedro absoluto de las condiciones laborales.

Puede suceder también que el gobierno extralimita sus funciones de


árbitro entre las fuerzas de los trabajadores y de los empresarios, arrojando el
peso de su capacidad decisoria en favor de los trabajadores, ello pudiere
generar situaciones de extrema rigidez en el mercado laboral que restrinja la
contratación de nuevos trabajadores e incluso limite las inversiones.

Esto define, de manera cierta, el comportamiento de la Oferta Laboral,


configurada como la fuerza de trabajo, físico e intelectual, que ofrece la masa
trabajadora a las empresas, y obviamente incide en el desempeño de la
Demanda Laboral, asumiendo a esta como los requerimientos cuantitativos y
cualitativos que tienen las empresas o instituciones para contratar mano de
obra capacitada y suficiente, que les permita cumplir con sus procesos de
producción.(Antolínez, 213)

9. VALOR DE LA PRODUCCIÓN Y PAGO A LOS FACTORES

Cada bien producido, tiene incorporados los aportes de los diversos


factores productivos. Esos aportes han de retribuirse, y esto se hace pagando a
los factores una contraparte monetaria que compensa su aporte a la
producción.
10

El valor de la producción está formado, en consecuencia, por el valor de


los bienes intermedios usados, el valor de lo aportado por los factores
productivos que se han empleado y la utilidad de la unidad de producción.
(Antolínez, 213)

10. EL SALARIO COMO REMUNERACIÓN DEL TRABAJO

El pago de una cantidad de dinero en retribución por la actividad laboral


realizada por un individuo durante un cierto tiempo es conocido como salario.
En consecuencia, este es el precio de esa mercancía llamada trabajo.

En nuestra medio, el salario es la fuente principal de ingreso que tienen


los trabajadores para adquirir los bienes y servicios que requieren en aras de
satisfacer sus necesidades personales y las de sus familias.

Podemos afirmar que el nivel del salario definirá el nivel de calidad de


vida que el trabajador y su familia tendrán. Valga decir, una alimentación
adecuada, una vestimenta de calidad, una vivienda digna, una adecuada
educación, la atención médica y el modelo y grado de esparcimiento. Por ello,
para cualquier trabajador la remuneración a obtener es un aspecto crucial y
esencial.(Antolínez, 213)

11. SALARIO NOMINAL Y SALARIO REAL

El SALARIO NOMINAL es la suma de dinero pagada a los trabajadores


como retribución, en la moneda del país. Esta expresión monetaria, en
economías con niveles medios de inflación como la nuestra, pareciera carecer
de significado, sin embargo es prudente acotar el programa de transferencias
del sector público como complemento del ingreso laboral. Estos esquemas
compensatorios, empero, no forman parte del salario.

Cuando hay inflación, los precios de los productos suben todo


permanentemente, y hacen que el dinero en poder del trabajador pierda valor
o capacidad de compra.

Por ejemplo: sí el salario es de 1.000 y un articulo cuyo precio (por


unidad) es 200; ese salario, si se gasta todo exclusivamente en ese articulo,
11

podrá comprar 5 unidades. Pero si el precio del bien asciende a 250, y el


salario no sufre modificaciones, apenas estará en capacidad de comprar 4
unidades. Si el precio escalase hasta los 500, sólo compraría 2 unidades, y así
sucesivamente.

Si el trabajador, sólo adquiere con su salario el artículo que hemos


señalado, y este producto se califica como de primera necesidad, es obvio que
el aumento en el precio incidirá negativamente en su calidad de vida y en la
posibilidad de satisfacer integralmente sus necesidades, dado que al aumentar
su precio de 200 a 250, el trabajador tendrá que disminuir su demanda de 5 a 4
unidades.

Al subir de 200 a 500, la posibilidad de comprarlo baja de 5 a 2. En el


primer caso, el aumento de precio es de 25%, y en el segundo, de 150%. Sólo
incrementando el ingreso del trabajador en un 25% en un primer caso, o en un
150% en el segundo, podrá estar en capacidad de mantener su posibilidad de
adquisición, a un nivel similar al momento inicial.(Antolínez, 213)

12. REAJUSTE DE SALARIOS

Como los trabajadores consumen artículos y no dinero, el ejemplo


anterior permite apreciar lo legítimo del reclamo laboral por ajustes del salario
en función al aumento del costo de la vida. Este mecanismo procura mantener
el nivel del ingreso o el salario real, que define la capacidad de compra del
salario nominal y que se calcula al dividir el salario nominal recibido o en
dinero, por el precio de la canasta de artículos adquiridos.

Como cada grupo de personas tiene una canasta de productos


específicos y existe una diversidad extrema, para conocer el real poder de
compra del salario en relación con los bienes consumidos, se apela al cociente
Salario nominal/Índice Nacional de Precios al Consumidor.

El pago a los trabajadores de una empresa, por su tiempo y su fuerza de


trabajo, es el salario. Los salarios se pactan entre el empleador y el trabajador
de común acuerdo, bilateralmente. O como normalmente sucede, son objeto de
negociación colectiva.
12

Un convenio colectivo es el pacto sobre las condiciones de trabajo,


esencialmente salario, jornada laboral, movilidad ocupacional dentro de la
empresa, etc., acordado por las organizaciones sindicales y el patrono.

Además del salario ordinario, para una apreciación de su volumen


efectivo, hay que considerar el salario indirecto, o conjunto de prestaciones
sociales que reciben los trabajadores de los más distintos niveles en forma de:
servicios médicos, cesta ticket, caja de ahorros, aportes para vivienda, etc.

La jornada de trabajo, tiempo que se dedica a laborar conforme a la


legislación vigente de cada país, es tema propio de la negociación colectiva. La
ley establece el máximo de horas a la semana para toda la población, con el
detalle del máximo por día, horas extraordinarias cumplibles, etc. Asimismo
existe un marco legal definitorio sobre el momento y las condiciones de
jubilación.

La empresa, ante los problemas derivados del incumplimiento laboral de


los contratos de trabajo, puede recurrir al despido justificado, que exige la
mínima indemnización. La justificación del despido puede radicar también en la
disolución o cese de actividad de la empresa, crisis de producción, etc. Cuando
el despido se considera injustificado, procede el pago de la correspondiente
indemnización que se fija en un número determinado de días por año
trabajado.

Los supuestos mencionados, se refieren a la legislación laboral que


establece todo un repertorio de mecanismos protectores de los trabajadores.
(Antolínez, 213)

13. EL PROBLEMA DEL DESEMPLEO

Las personas desempleadas son aquellas que no tienen empleo u


ocupación, y en consecuencia deben enfrentar situaciones complejas por
carecer de ingresos suficientes.
13

Esta ausencia de empleo u ocupación supone que las personas que,


están deseando trabajar, no encuentran quien las contrate como trabajadores.
Para que exista una situación que pueda ser calificada como de desempleo, es
necesario que la persona no sólo desee trabajar sino que además acepte los
salarios actuales que se están pagando en un momento dado.

También suele hablarse, en un sentido menos preciso, del desempleo de


otros factores productivos: tierra, maquinarias, capital, etc.

Las causas del desempleo son múltiples y variadas, originando en


consecuencia diferentes tipos o modalidades de desempleo. El desempleo que
se llama friccional o de búsqueda es aquel que se produce por la falta de
homogeneidad y de información perfecta que pueda existir en el mercado de
trabajo. Obedece, por lo tanto, a una situación claramente transitoria, motivada
por el tiempo en que los trabajadores y empleadores pierden hasta que
encuentran la colocación o el personal que satisface sus necesidades.

Dado que la búsqueda de trabajo representa un costo, básicamente por


el tiempo requerido en obtener la información sobre las ofertas existentes, la
persona desempleada evaluará los posibles beneficios de una búsqueda más
larga contrastándolos con el aumento en los costos que ella representaría. Esta
evaluación determinará el tiempo medio de búsqueda y, por lo tanto, dará
origen a un mayor o menor desempleo friccional.

En todo caso el desempleo friccional, en las sociedades modernas, que


usan ampliamente diversos medios de comunicación, resulta bastante reducido
en términos porcentuales.

Cuando el trabajador no acepta ciertas colocaciones porque tiene la


expectativa de conseguir otra mejor si espera un tiempo prudencial, se habla
de desempleo de precaucional o especulativo.

Se habla de desempleo estacional, por otra parte, para referirse al que


se produce por la demanda fluctuante que existe en ciertas actividades, como
el comercio. Existen períodos que requieren de mucha mano de obra, como en
Diciembre por las festividades navideñas y los regalos de fin de año- y otros en
14

que la demanda se reduce notablemente. El desempleo estacional se hace


menor cuando las personas pueden diversificar sus capacidades que les
permita ocuparse en otras ramas de actividad durante el período en que
desciende la demanda de trabajo.

Suele hablarse también de desempleo tecnológico, cuando éste es


generado por cambios en los procesos productivos que hacen que las
habilidades que poseen los trabajadores no sean útiles, en tanto que puede no
haber suficientes personas entrenadas en las nuevas técnicas como para
satisfacer la demanda.

En condiciones en que la demanda agregada disminuye, como en la fase


recesiva del ciclo económico, se genera un incremento en el desempleo que,
suele llamarse cíclico (esta situación particular es la que atraviesa la Europa
capitalista). La disminución en la demanda de trabajo presiona los salarios
hacia abajo hasta que llegan a un punto en que, finalmente, se reactivan las
inversiones y la economía en general, con lo que el desempleo comienza a
decrecer (esta es una explicación neoliberal).

En la conceptualización económica keynesiana se habla del desempleo


producido por las deficiencias en la demanda agregada que no tienen carácter
cíclico: la preferencia por la liquidez hace que no todos los ingresos se
canalicen hacia la inversión o el consumo, lo que produce una caída de la
demanda que lleva a un desequilibrio económico en una situación que no es de
pleno empleo, y que sólo puede ser compensada mediante el incremento en la
demanda que origina el gasto público.

El desempleo, además, es producido también por factores de tipo legal o


institucional: cuando el gobierno fija un salario mínimo, impide que se ofrezcan
colocaciones a un nivel inferior a éste, con lo que no es posible el descenso de
los salarios nominales y reales y se dificulta el crecimiento de la demanda de
trabajo; del mismo modo opera la fijación de salarios diferenciales para
diversas categorías de trabajadores y cualquier limitación al desplazamiento de
la mano de obra, ya sea geográfica o según ramas de actividad.
15

Las restricciones o condiciones que suelen imponer los sindicatos a la


contratación de mano de obra, o los requisitos formales de aprendizaje que se
establezcan operan en similar sentido.

La proporción de trabajadores desempleados también muestra si se está


aprovechando adecuadamente los recursos humanos del país y sirve como
índice de la actividad económica.

El método más utilizado para medir el desempleo se desarrolló en


Estados Unidos en la década de 1930; muchos países utilizan este sistema
bajo la recomendación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Con un seguimiento mensual de una muestra de familias representativas


de toda la población civil se obtiene información sobre la actividad de cada
persona en edad activa. Para asegurar la precisión de los datos y facilitar su
recopilación, los encuestadores preguntan qué es lo que hizo la persona en la
última semana determinada. Una persona que realizó cualquier tipo de trabajo
durante esa semana para recibir un pago o beneficio, trabajó quince o más
horas como un trabajador sin pago en una empresa familiar o realizó un trabajo
temporalmente, es considerado como empleado.

Una persona que no haya estado trabajando pero que buscó empleo o
fue despedido y estuvo disponible para trabajar se considera como
desempleado.

El número de desempleados se divide por el número de personas de la


fuerza laboral (es decir, la suma de empleados y desempleados) con el fin de
calcular la tasa de desempleo. En algunos países, en vez de elaborar una
encuesta especial, la estimación del desempleo se realiza a partir de los datos
de la cantidad de personas que busca empleo a través de las oficinas públicas
de empleo o de la cantidad de personas que recibe compensaciones por
desempleo.

En estos casos las personas reciben un ingreso que, aunque menor que
el salario, se ofrece sin la contraprestación de su trabajo; la relación
16

costo/beneficio se altera así de modo sustancial, por lo que se reduce


notablemente la oferta de trabajo.

La OIT, define a los desocupados como aquellos miembros de la


población económicamente activa que se encuentran sin trabajo, pero
disponibles y buscando ofertas laborales. La definición se extiende a los
individuos que perdieron sus empleos y a otros que voluntariamente dejaron
sus puestos de trabajo.

La modificación de la tasa de desempleo a través del tiempo refleja los


cambios en la demanda y oferta de trabajo, aunque la desocupación sostenida
indica ineficiencias serias en la asignación de recursos.

Los datos del desempleo, según la OIT, se obtienen de muestras de la


fuerza laboral, estadísticas del seguro social, informaciones de las oficinas de
empleo y las estimaciones oficiales, las cuales se basan, usualmente, en la
combinación de información de las fuentes mencionadas. Los empleados del
sector informal son difíciles de cuantificar en ausencia de regulaciones para
registrar y seguir la pista a este tipo de actividades.(Antolínez, 213)
17

CONCLUSIONES

El mercado laboral es el ámbito en el que se transa una mercancía muy


especial, el trabajo, concebida como la capacidad del hombre para transformar
su ámbito y adecuarlo a sus necesidades, mediante la aplicación de sus
particulares habilidades.

El mercado de trabajo es aquel en donde los individuos intercambian servicios


de trabajo, los que compran servicios de trabajo son las empresas o
empleadores de la economía. Estos configuran la demanda de trabajo. Los que
venden servicios de trabajo son los trabajadores y ellos conforman la oferta de
trabajo. La interacción de demanda y oferta de trabajo determina los salarios
que se pagan en la economía.

El mercado laboral es de suma importancia para cualquier Estado o nación. De


él se desprenden factores importantes como el empleo, los salarios medios y la
productividad. Como en cualquier otro mercado, las leyes de la oferta y la
demanda operan de forma natural en el mercado laboral, ajustando el salario
de cada profesión en función de que tan demandada o especializada es.

Aumento de la producción, pero reducción de los puestos de trabajo. El sector


servicios es el que ocupa más personas. Fuerte competencia entre empresas.
Reducción de la jornada laboral.

Debido a la gran desigualdad que suele existir entre el trabajador individual y el


empleador, se considera que no puede hablarse de relación laboral libre
aquella que no se encuentra regulada por una negociación colectiva entre el
empleador o los empleadores de un mercado, y un conjunto de trabajadores
asociados en un sindicato.
18

Desde fines del siglo XIX los Estados de todo el mundo han
dictado leyes laborales para regular los mercados de trabajo y proteger a los
trabajadores. Este conjunto de normas se denomina derecho laboral. Las
normas del derecho laboral tienen la característica general de ser de aplicación
obligatoria, sin poder ser renunciadas, a menos que las condiciones de trabajo
sean más beneficiosas para el trabajador (principio pro operario).

La dinámica del mercado de trabajo se relaciona mucho con los precios, por
ejemplo, supongamos que las empresas responden a un aumento de
lademanda de bienes, elevando la producción, para esto es necesario
aumentar el empleo, este aumento provoca una reducción en el desempleo.
Las mayores presiones de demanda existentes en el mercado de trabajo,
provocan la subida de los salarios y esto eleva los costos de producción,
obligando a las empresas a su vez a subir los precios o ajustar de algún modo
sus costos.

Un cambio lento del nivel agregado de empleo puede reflejar un mercado de


trabajo con muchos desempleados (trabajadores que dejan o pierden el
trabajo), de modo que las contrataciones no vayan a la par del nivel de
desempleo existente. Puede también reflejar un mercado de trabajo estancado
en el que hay poco desempleo y muy pocas contrataciones.

El mercado de trabajo puede tener dualidades, es decir puede estar formado


por un mercado de trabajo primario en el que los puestos son buenos, los
salarios altos y la rotación es baja y un mercado de trabajo secundario, en el
que los puestos son malos, los salarios son bajos y la rotación es alta.
19

Problemas en la oferta y demanda laboral: el desempleo, la ausencia de


empleo u ocupación: están desocupadas o desempleadas aquellas
personas que, deseando trabajar, no encuentran quien las contrate como
trabajadores. También suele hablarse, en un sentido menos preciso, del
desempleo de otros factores productivos: tierra, maquinarias, capital, etc.
Las causas del desempleo son múltiples y variadas, originando en
consecuencia diferentes tipos o modalidades de desempleo. Dado que la
búsqueda de trabajo representa un costo, básicamente por el tiempo
requerido.

Cuando el trabajador no acepta ciertas colocaciones porque tiene la


expectativa de conseguir otra mejor si espera un tiempo prudencial, se habla
de desempleo de precaución o especulativo. El desempleo estacional se hace
menor cuando las personas tienen posibilidades de ocuparse en otras ramas
de actividad durante el período en que desciende la demanda de trabajo.

En condiciones en que la demanda agregada disminuye, como en la fase


recesiva del ciclo económico, se produce también un incremento en el
desempleo que, por lo tanto, suele llamarse cíclico. La disminución en la
demanda de trabajo presiona los salarios hacia la baja hasta que llegan a un
punto en que, finalmente, se reactivan las inversiones y la economía en
general, con lo que el desempleo comienza a decrecer.

En estos casos las personas reciben un ingreso que, aunque menor que el
salario, se ofrece sin la contraprestación de su trabajo; la relación costo /
beneficio se altera así de modo sustancial, por lo que se reduce notablemente
la oferta de trabajo. La combinación de estas compensaciones de pobreza o
desempleo con la fijación de un salario mínimo alientan notablemente el
desempleo de una sociedad y estimulan en muchos casos, paralelamente, la
emergencia de la economía informal.(

Lo que se denomina “mercado laboral”, viene dado por la oferta que hacen los
trabajadores de su fuerza de trabajo y la demanda que hacen las empresas y/o
instituciones, tanto públicas como privadas, para contratar la mano de obra
requerida en sus procesos de producción. Es decir, aquellos bienes y servicios
20

que están destinados a satisfacer alguna necesidad y que son escasos. Por
todas estas razones, el mercado de trabajo o laboral debe enfrentar diversos
obstáculos. Cuando en el mercado de bienes y servicios no exista control de
una empresa, en el mercado laboral persistirá el desequilibrio por la
atomización del trabajador frente al patrón. Antolínez, 213)

El pago de una cantidad de dinero en retribución por la actividad laboral


realizada por un individuo durante un cierto tiempo es conocido como salario.
En consecuencia, este es el precio de esa mercancía llamada trabajo.

El SALARIO NOMINAL es la suma de dinero pagada a los trabajadores como


retribución, en la moneda del país. Estos esquemas compensatorios, empero,
no forman parte del salario.

Reajuste De Salarios, Como los trabajadores consumen artículos y no dinero,


el ejemplo anterior permite apreciar lo legítimo del reclamo laboral por
ajustes del salario en función al aumento del costo de la vida. Este
mecanismo procura mantener el nivel del ingreso o el salario real, que
define la capacidad de compra del salario nominal y que se calcula al
dividir el salario nominal recibido o en dinero, por el precio de la canasta
de artículos adquiridos.
21

BIBLIOGRAFÍA

Alarco G. Y del Hierro, P. (1995). Empleo, salarios y distribución del ingreso:


márgenes de política. La problemática del empleo, las remuneraciones y
la distribución del ingreso en una perspectiva macroeconómica.
Fundación Friedrich Ebert. Lima. Julio 1995. Recuperado de
https://www.monografias.com/trabajos59/mercado-trabajo/mercado-
trabajo2.shtml

Antolínez, G., R. (213). Introducción al Mercado laboral. Recuperado de


https://es.scribd.com/document/144520313/Introduccion-al-Mercado-
laboral

Carrero S. (2017). Importancia deñl mercado laboral y sus características. 1 de


agosto. Recuperado de
https://economialaboraluft.wordpress.com/2015/08/01/importancia-del-
mercado-laboral-y-caracteristicas/

Chacaltana, J. (2000). El mercado laboral peruano: situación actual y opciones


para los próximos años. Socialismo y participación. Mayo. Recuperado de
https://www.monografias.com/trabajos59/mercado-trabajo/mercado-
trabajo2.shtml

Gonzales I. J. (2005). Análisis Dinámico del Desempleo en el Perú. PUCP.


Lima – Perú. 2005. Recuperado de
22

https://www.monografias.com/trabajos59/mercado-trabajo/mercado-
trabajo2.shtml

La República (2005). El mercado laboral en el Perú. Publicación dominical.


Lima. Agosto 2005. Recuperado de
https://www.monografias.com/trabajos59/mercado-trabajo/mercado-
trabajo2.shtml