Sei sulla pagina 1di 6

Fundamentos de Trabajo Social

El Trabajo Social crítico en la actualidad

Presentado por:

Johana Alvarado

Fundación Universitaria Claretiana

Programa de Trabajo Social

Sincelejo

2018
Resumen

El presente escrito aborda la evolución del Trabajo Social desde finales del siglo XIX

hasta la actualidad, centrándose en la perspectiva crítica en el Trabajo Social como enfoque

o teoría principal que permite orientar de mejor manera el quehacer de los profesionales,

pasando por los planteamientos de Barreix y Parra como principales exponentes tanto del

origen y la evolución, hasta el aspecto crítico del Trabajo Social en Latinoamérica.


En sus orígenes el Trabajo Social es considerado como una rama de la división social

del trabajo, que requería de una preparación intelectual y técnica especializada (Aguerrebere,

2005), por lo que se rompe con las ideas previas que lo consideraban como una consecuencia

de la racionalización y de la organización del asistencialismo y de la filantropía. En los

Estados Unidos, a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX es cuando se comienza a

estructurar lo que el Servicio Social (entendido desde el trabajo social) representa, de acuerdo

con Barreix (1971), Mary Richmond impulsa una nueva visión relacionada con la formación

en Servicio Social, considerando que el desbalance que se presentaba a nivel social era

derivado de las diferentes anomalías de carácter estructural que era necesario reformarlas.

Con esta base, Barreix consideró que el Trabajo Social comenzó a verse influenciado por la

psicología y por la sociología dando lugar a la “Escuela Ecléctica”. A nivel de Latinoamérica

el proceso de industrialización que se vivió entre los años 30 a los años 50 permitió la

implementación de “políticas de bienestar” en respuesta a las problemáticas sociales que

manifestaron las organizaciones de base, durante este periodo se crearon escuelas orientadas

a la formación en Servicio Social promovidas por los norteamericanos. Luego, en los años

60 y 70 surge el movimiento de Reconceptualización en Latinoamérica, el cual planteaba

críticas al periodo clásico, tildándolo de insuficiente y “apolítico” para afrontar los diferentes

problemas sociales en las diferentes regiones de Latinoamérica, y planteando a su vez una

renovación de los diferentes aspectos teóricos y metodológicos de la profesión. Durante este

periodo ocurren a nivel mundial una serie de hechos a nivel económico, político cultural y

social orientados a enfrentar los problemas sociales que se originaron como consecuencia del

capitalismo. Las críticas al periodo clásico se basaron en el rechazo hacia la asistencia social

puesto que consideraban que encubría a la ética burguesa que buscaba mantener operante el

sistema capitalista. Parra (2006) enumera tres momentos importantes para sustentar esto, el
primero ocurrido entre 1965 -1968 que fue el denominado momento fundacional, que es el

que da inicio a la crítica sobre el Trabajo Social clásico y se empieza a buscar una mirada

con carácter desarrollista y modernizadora. El segundo momento en 1968, donde se va

cambiando la perspectiva del Trabajo Social hacia lo revolucionario, pasando a ser entendido

como una actividad de carácter político en la que los profesionales se inclinan más por su

afinidad hacia un partido político que hacia su propia profesión. El tercer momento se dio

entre 1969 y 1973 y fue donde la Reconceptualización alcanzó su punto más alto, se toma

como marco de referencia el materialismo historio y su método dialectico, así como las

diferentes concepciones marxistas y se complementa con las propuestas de Freire, basándose

en planteamientos alrededor de las ideas de revolución, concientización, transformación

radicar y lucha de clases. Posterior a 1973 la Reconceptualización se expande y se establece

como un modismo en el cual las diferentes tendencias y formas de trabajo social podrían

articularse sin necesidad de analizar profundamente las teorías para vincular todas las

tendencias del Trabajo Social de la época.

En la actualidad, lo crítico del Trabajo Social se ha convertido en un tema de interés

en los diferentes espacios profesionales al punto que se han ido creando diferentes iniciativas

en toda América Latina orientadas al establecimiento de las pautas de trabajo, análisis del

objeto de estudio y de los diferentes contextos en los que se desenvuelven los profesionales

del Trabajo Social, por lo que es claro que estos profesionales deben tomar parte activa en

los procesos de transformación, adquiriendo compromisos éticos y políticos con dicha

transformación.

Para esto, los profesionales de Trabajo Social crítico deben comprometerse con los

intereses de los más necesitados y de las personas vulnerables socialmente hablando, para así
poder plantear diferentes alternativas que permitan dar solución a los problemas sociales,

cuestionándose ante sus funciones de control social y paliativas. Al respecto Guerra considera

que:

En América Latina, los proyectos profesionales de extracción progresista son

resultantes de la lucha de los trabajadores contra el imperialismo norteamericano,

contra las dictaduras y a favor de la democracia, de la libertad, de los valores socio-

céntricos en contraposición a los valores individualistas y apuntan a la reducción de

las desigualdades sociales. Tales proyectos… están vinculados a los movimientos de

los trabajadores, al crecimiento de las luchas colectivas, a las formas de organización

de la población (Guerra, 2001, p. 14-15)

En este sentido, la formación crítica se convierte en un eje fundamental en el accionar

de los trabajadores sociales, dándole a este enfoque un esquema mucho más definido y claro

al momento de conocer, comprender y aplicar los diferentes análisis de la realidad y de los

contextos, relacionados con el quehacer del Trabajo Social. Esta postura les brinda mayores

oportunidades a los profesionales para el desempeño de sus funciones, y mayores beneficios

a las comunidades, o personas que son atendidas en busca de una reformulación o cambio en

su día a día.
Bibliografía

Aguerrebere, Tania (2001): Globalización Neoliberal, Desafío ético para el Trabajo Social.

Monografía final. Universidad de la República de Uruguay. Facultad de Ciencias

Sociales. Departamento de Trabajo Social.

Barreix, J. (1971). ABC del trabajo social latinoamericano. Editorial ECRO.

Guerra, Yolanda. O serviço social frente a crise contemporânea: demandas e perspectivas. In

REVISTA POLÊMICA: Com os olhos no futuro do serviço social. Brasil: CRESS –

1, 2001.

Parra, Gustavo (2006) Aportes al análisis de la Reconceptualización en América Latina. En

http://www.ts.ucr.ac.cr/html/reconceptualizacion/reco-05.htm

Salamanca A. R. (2009) La perspectiva crítica en el Trabajo Social Latinoamericano.

Ponencia presentada en el XIX Seminario Latinoamericano de Escuelas de Trabajo

Social. Recuperado de: http://www.ts.ucr.ac.cr/binarios/congresos/reg/slets/slets-

019-044.pdf