Sei sulla pagina 1di 20

ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS

ESTÁ EL TELÓN CERRADO Y SALEN OLGA E


IRENE DÍAZ A PROSCENIO. LUCES DE
BAMBALINAS ENCENDIDAS TODO EL TIEMPO.
Escena 1: La clase de Historia.
(En el campo, MARÍA está repasando el examen de historia con su hermana ALICIA,
pero ella distraída no presta atención a la lección.)
MARÍA: En pocas semanas Napoleón Bonaparte organizó el golpe de Estado del 9 de
noviembre de 1799… (Alicia se está quedando dormida) ¡Alicia!
ALICIA: 1799 sí, que te estoy escuchando.
MARÍA: Entonces para ello contó con la colaboración de su hermano Luciano…(A
Alicia se le cierra un ojo) ¡¡Alicia!!
ALICIA: Luciano, Luciano.
MARÍA: Eso es. Su hermano Luciano le ayudó a disolver la Asamblea Legislativa del
Consejo de los Quinientos, (Alicia da un cabezazo de sueño)… ¡Alicia!
ALICIA: Quinientos, Quinientos. Que te estoy prestando atención, carajo.
MARÍA: En este Consejo de los Quinientos Napoleón figuraba como presidente.
(Alicia se pone a roncar) ¡Alicia, te estás quedando dormida!
ALICIA: ¡Es que es horroroso de lo aburrío que es! Sin dibujos ni na. A mí gustan las
historias con su poquita de fantasía, sus dibujos, sus bichitos…
MARÍA: ¡Pero mañana tienes un examen de Historia y no te sabes na!
ALICIA: ¿Que no me sé na?
MARÍA: No te sabes na.
ALICIA: ¡¿Que no me sé na?!
MARÍA: A ver, repite lo que te acabo de explicar…
ALICIA: (dudando) En 1799, Napoleón y Luciano… se apostaron 500 euros…500
euros na más y na menos… Y Napoleón ganó la apuesta. ¡Ea! ¿Lo ves, listilla?
MARÍA: (enfadada, coge el libro de historia y se levanta) Paso de perder más el
tiempo contigo. Haz lo que quieras pero si suspendes el examen, te vas a quedar
castigá to el verano. Tú verás.
ALICIA: No, María, no te vayas. ¡Por favor! Te prometo que... (María sale) ¡Ay! ¿y
qué voy a hacer yo to el verano castigá? ¡Ay, ay, ay! Yo me voy a echá una siestecita
como Dios manda y luego ya si eso estudio al Napoleón éste y a los 500. ¡Ojú! No da
caló el Napoleón éste ni na. ¡500 guantazos le daba yo! (Se queda dormida. Ronca.
SONIDO 1: SUEÑO MÁGICO. SUENA HASTA QUE
ALICIA SE DESPIERTA. De repente, aparece una CONEJO BLANCO
buscando un camino).
CONEJO: (nervioso, mirando el reloj, busca el camino) ¡Llego tarde! ¡Llego tarde!
¡Llego tarde! ¿Por dónde era?
ALICIA: (se despierta y pega un salto cuando ve al conejo) ¿Un conejo que habla?
¿Esto cómo puede ser?
CONEJO: ¡Ay! ¿Por dónde era? ¡Llego tarde! ¡Llego tarde! ¡Llego tarde!
ALICIA: ¿Hola?
CONEJO: (encuentra el camino) ¡Por ahí! (sale corriendo por la sala) ¡Llego tarde!
¡Llego tarde!
ALICIA: (duda) ¡Señor conejo! ¿Puede usted hablar? ¿Señor conejo?
CONEJO: (mirándola con cara de terror) ¡Llego tarde! ¡Me va a matar!
ALICIA: ¿Pero a dónde llegas tarde? ¿Quién te va a matar? ¡Espérame! (Le persigue.
El conejo se mete por detrás de las cortinas.) ¿Señor conejo? No corre rápido ni na.
(Alicia se choca contra el telón y cae hacia atrás).
Escena 2: La entrada al País de las Maravillas.
TELÓN: (da un pequeño grito de dolor) ¡Auch! (voz en off) ¡Tú, ten más cuidado!
ALICIA: (mirando a todos lados) ¿Quién me ha hablao?
TELÓN: ¡Yo!
ALICIA: ¿Tú quién?
TELÓN: El telón. (mira para atrás)
ALICIA: Creo que me estoy volviendo majara. (empieza a bajar las escaleras)
TELÓN: ¿Quieres entrar en el País de las Maravillas o no?
ALICIA: (mirando con recelo el telón) ¿Pero aquí hablan toas las cosas o qué?
TELÓN: Un respeto, ¿eh? Que yo no soy ninguna “cosa”. Soy un Señor Telón, de
terciopelo. Y a mucha honra.
ALICIA: Bueno, y ¿qué tengo que hacer pa pasar al País ese de las Maravillas? Estoy
buscando a un conejo blanco que iba to estresao el pobrecito.
TELÓN: Repite las palabras mágicas conmigo. “Eres el telón más guapo que jamás he
visto en mi vida”.
ALICIA: Eres el telón más guapo del mundo entero.
TELÓN: “Del mundo entero” no. “¡Que jamás he visto en mi vida!”
ALICIA: ¡Que jamás he visto en mi vida!
TELÓN: Eres inteligente.
ALICIA: Eres inteligente.
TELÓN: Y maravilloso.
ALICIA: (cansándose) Y maravilloso.
TELÓN: Y suave.
ALICIA: ¡Te quieres abrir, carajo!

(Se abre el telón).


TELÓN: Bienvenida al País de las Maravillas.

SONIDO 2: PUERTA AL PAÍS DE LAS MARAVILLAS.


Escena 3: Tweedle-Dee y Tweedle-Dum.

(ALICIA se encuentra en un camino. LUCES AMARILLAS)


ALICIA: ¡Conejo! (no contesta nadie) ¡Conejo! (nadie contesta) ¿Dónde se habrá
metido el dichoso conejo? (se gira y las hermanas se quedan congeladas como si
fuesen estatuas) ¡Qué estatuas más raras! (sigue caminando. Aparecen Tweedle Dee y
Tweedle Dum y SUENA
SONIDO 3: MÚSICA MISTERIO
HASTA QUE UNA DE ELLAS ESTORNUDA Y ALICIA
LAS DESCUBRE. Alicia se les queda mirando).
TWEEDLE-DEE: ¡Ay!
ALICIA: ¿Quiénes sois ustedes? (se acerca a ellas.)
TWEEDLE-DEE: Yo
TWEEDLE-DUM: soy
TWEEDLE-DEE: Tweedle
TWEEDLE-DUM: Dum
TWEEDLE-DEE: Y
TWEEDLE-DEE: yo
TWEEDLE-DUM: soy
TWEEDLE-DUM: Tweedle
TWEEDLE-DEE: Dee
ALICIA: ¡Qué cosas más raras hay en el país este!
TWEEDLE-DEE: Un
TWEEDLE-DUM: respeto
TWEEDLE-DEE: Por
TWEEDLE-DUM: Favor
ALICIA: ¿Por qué habláis así de raro? Yo tengo que estar soñando, porque to esto es
mu raro.
TWEEDLE-DEE: Si
TWEEDLE-DUM: crees
TWEEDLE-DEE: que somos
TWEEDLE-DUM: un sueño
TWEEDLE-DEE: paga
TWEEDLE-DUM: por vernos… (Le da un codazo fuerte a TWEEDLE-DEE)
TWEEDLE-DEE: Si
TWEEDLE-DUM: crees
TWEEDLE-DEE: que somos
TWEEDLE-DUM de verdad
TWEEDLE-DEE: tienes
TWEEDLE-DUM: que hablarnos… (Le da un codazo fuerte a TWEEDLE-DEE)
ALICIA: ¡Dejarse de mamarrachás! ¿Habéis visto un conejo mu estresao por aquí?
TWEEDLE-DEE: Se
TWEEDLE-DUM: Fue
TWEEDLE-DEE: por
TWEEDLE-DUM: ahí (señalando a la derecha)
TWEEDLE-DEE: ¡NO! (le da un codazo a Tweedle-Dum)
TWEEDLE-DUM: Se
TWEEDLE-DEE: fue
TWEEDLE-DUM: por
TWEEDLE-DEE: allá. (señalando a la izquierda)
TWEEDLE-DUM: ¡No! (le da un codazo a Tweedle-Dee)
TWEEDLE-DEE: Se
TWEEDLE-DUM: fue
TWEEDLE-DEE: por
TWEEDLE-DUM: ahí (señalando a la derecha)
ALICIA: ¡Está bien! ¡Está bien! Ya lo busco yo. ¿Dónde vais vosotras?
TWEEDLE-DUM: Huimos
TWEEDLE-DEE: de
TWEEDLE-DUM: la
TWEEDLE-DEE: Reina
TWEEDLE-DUM: de
TWEEDLE-DEE: Corazones
ALICIA: ¿Quién es la Reina de Corazones?
TWEEDLE-DUM: Una
TWEEDLE-DEE: tirana
TWEEDLE-DUM: que
TWEEDLE-DEE: secuestra
TWEEDLE-DUM: a
TWEEDLE-DEE: los
TWEEDLE-DUM: niños
TWEEDLE-DEE: y
TWEEDLE-DUM: los
TWEEDLE-DEE: convierte
TWEEDLE-DUM: en
TWEEDLE-DEE: esclavos.
TWEEDLE-DUM: ¡Huye
TWEEDLE-DEE: de
TWEEDLE-DUM: aquí!
TWEEDLE-DEE: ¡Adiós! (salen asustadas)
ALICIA: ¿Pero a dónde voy a huir yo si no sé dónde carajo estoy? (sale al proscenio y
SE CIERRA TELÓN). A ver si encuentro al dichoso conejito y me dice
cómo vuelvo yo a mi casa. ¡Conejo! ¡Conejo! (mirando el reloj) Ay mare mía, con lo
tarde que se está haciendo, me van a matar en casa. Ahora sí que no salgo en tol
verano. Ya me estoy imaginando a mi mare descompuesta perdía gritando: “¿Dónde
se habrá metío esta niña, tor día en la calle.” ¡Ojú! Espero llegar por lo menos pa la
hora de la cena, porque me está entrando un hambre. (de repente ve un trozo de seta en
el suelo y lo coge) ¡Uy! (lo come) No está malejo. (SE
ABRE EL TELÓN y
todo es muy grande. SONIDO 4: JARDÍN. SUENA HASTA QUE
SALE DEL JARDÍN DE LAS ROSAS ENVIDIOSAS.
TODO EL TIEMPO SONANDO EN LA ESCENA 4
HASTA QUE SE CIERRE TELÓN)
Escena 4: El jardín de las Rosas Envidiosas
(Se abre el telón y se ve un jardín de Rosas.)
ALICIA: (caminando por el jardín) ¡Uy, uy, uy! ¡Pero qué flores más grandes! ¡Y qué
cacho seta! A ver si hay forma de dar con el dichoso conejo. ¡Conejo! ¡Conejo!
ROSA 1: (dirigiéndose a ALICIA) Se ha ido por la derecha.
ALICIA: ¡Muchas gracias, mi arma! (para extrañada) Espera, ¿de dónde ha salido esa
voz? (se queda mirando a las flores pero ellas permanecen inmóviles) No, no puede
ser. Si las flores no hablan… (a punto de salir por la derecha)
ROSA 2: (muy fina) Por supuesto que hablamos, querida.
ROSA 3: No veas cómo soltamos la lengua (ríen las tres)
ALICIA: No, si después de ver a un conejo estresao y a un telón charlatán ya me
espero cualquier cosa. ¿Por dónde decíais que se había ido el conejo?
ROSA 1: (a toda velocidad) Se ha ido por ese camino de la derecha.
ROSA 2: (a toda velocidad) Luego ha girado en el tercer abeto a la izquierda.
ROSA 3: (a toda velocidad) hasta que ha llegado a aquel arroyo que se ve allá a lo
lejos.
ROSA 1: (a toda velocidad) donde ha cogido la tercera salida a la izquierda
ROSA 2: (a toda velocidad) ha cogido el atajo que hay detrás del pinar que se ve allá
al fondo a mano derecha.
ROSA 3: (a toda velocidad) ha atravesado campo a través hasta llegar a los
alcornoques que se ven a mano izquierda.
ROSA 1: (a toda velocidad) hasta que ha llegado de nuevo a este jardín
ROSA 2: (pausa) y después no sé por dónde se ha ido.
ROSA 3: Ni yo.
ROSA 1: Ni yo.
ROSA 2: Ni yo.
ALICIA: (irónicamente) Muchas gracias eh. Me habéis servido de mucha ayuda las
tres. (se va a marchar)
ROSA 1: No te puedes ir.
ALICIA: ¿Por qué?
ROSA 1: Porque te tengo que cantar mi maravillosa canción.
ROSA 2: Querrás decir mi maravillosa canción, porque la letra fue mía.
ROSA 3: Sí, pero la música la compuse yo.
ROSA 1: Sí, pero la voz principal es la mía.
ROSA 3: ¿Qué dices?
ROSA 2: ¿Cómo te atreves?
ALICIA: Bueno, si os vais a poner a discutir yo me voy, que tengo que encontrar el
camino de vuelta a casa.
ROSA 1: Quédate porfa, porfa, porfa, porfa.
ROSA 2: Di que sí, di que sí, di que sí, di que sí.
ROSA 3: Venga, venga, venga, venga.
ALICIA: ¡Cantarme lo que sea ya de una vez carajo que me tenéis la cabeza como un
bombo!

CANCIÓN 5: La Fiesta del Jardín (HASTA EL MINUTO


1.40. Ahí se quita la canción).
En la fiesta del jardín por las tardes
cuando el sol comienza a declinar
y las flores que son perezosas
no se pueden despertar.
Los Narcisos visten siempre de gala,
las Violetas vienen de postín,
Lirios Tigre y Dientes de León
vienen juntos al jardín.
Las orugas y langostas siempre vienen a reñir
y las dulces margaritas solo piensan en dormir
Nos enseñan cosas bellas las flores,
de romance saben un sinfín.
Hay idilios y se habla de amores
en la fiesta del jardín (X3)
ALICIA: (se pone a llorar)
ROSA 1: ¿Qué te pasa?
ROSA 2: ¿Qué te pasa?
ROSA 3: ¿Qué te pasa?
ALICIA: Que me he emocionao yo. ¡Qué bonita!
ROSA 1: Gracias.
ROSA 2: Gracias.
ROSA 3: Gracias.
ALICIA: ¡Ya!
ROSA 1: ¿Y tú de que jardín eres?
ALICIA: Yo no soy de ningún jardín…
ROSA 2: ¡Ay! A lo mejor es una flor del campo.
ROSA 3: ¿Qué tipo de flor eres?.
ALICIA: Yo no soy ninguna flor.
ROSA 1: (a ROSA 2) ¿Has visto alguna vez una flor con un capullo como ése?
ROSA 2: (a ROSA 3) ¡Y fíjate qué corona! (la huele de arriba abajo)
ROSA 3: (a ROSA 1) Y qué olor tan peculiar…
ALICIA: ¡Que os he dicho que no soy una flor, carajo!
ROSA 1: ¡Ajá! Ya lo sospechaba yo.
ROSA 2: ¡No es más que una simple Chrysantemum Vulgaris!
ALICIA: (amenazándolas) ¿Qué me has llamao! ¡Una simple qué, cacho yerbajo!
ROSA 1: (a la ROSA 2) ¡No merece estar entre nosotras!
ROSA 2: No.
ROSA 3: No.
ALICIA: Ni farta que me hace. No tenéis educación ninguna. No os arranco los
pétalos porque soy de buena, tonta.
ROSA 1: ¡Fuera de nuestro jardín! (la empuja y cae) Torpe. (ríen)
ROSA 2: Torpe.
ROSA 3: ¡Torpe!
ALICIA: (muy digna) A mí no me hace falta que me echéis. Ya me voy yo. (a punto
de irse) Por cierto, he llorado de lo cursi que era vuestra canción. ¡Cursis, que sois
unas cursis! ¡Ea, ahí os quedáis! (PARA SONIDO 4: JARDÍN Y SE
CIERRA TELÓN).
Escena 5: La Oruga.
(En proscenio. Sale una oruga fumando de una cachimba)
ABSOLEM: (arrastrando las palabras) ¿Quién eres tú?
ALICIA: Alicia me llamo, pero me puedes llamar Ali. ¿Oye tú no eres mu alta pa ser
una oruga? Igual que las rosas.
ABSOLEM: (después de una pausa) Has debido comer una seta mágica de las que te
hace enana.
ALICIA: No me digas eso. ¿Y ahora cómo vuelvo yo a mi casa?
ABSOLEM: ¿Tú quién eres?
ALICIA: ¡Alicia te he dicho ya! Lo único que sé es que quiero encontrar a un conejo
blanco mu estresao pa que me diga cómo vuelvo yo a mi casa antes de que se haga de
noche. ¿Lo has visto?
ABSOLEM: (después de pensarlo mucho) No lo sé. (sin parar de fumar) ¿Tú quién
eres?
ALICIA: Tú estás fatal, ¿eh?
ABSOLEM:¿Y quién eres tú? (le hecha el humo en la cara a ALICIA)
ALICIA: (tose) Ah… ¡Qué asco! Ahí te quedas. (se dispone a irse)
ABSOLEM: Oye, niña… ¡Ven aquí! Tengo algo importante que decirte…
ALICIA: ¿Qué quiere?
ABSOLEM: No… te… enfades. (fuma)
ALICIA: ¿Y eso es to lo que me tienes que decir?
ABSOLEM: No exácticamente… (pausa) ¿Qué es lo que te preocupa?
ALICIA: Pues ahora mismo me gustaría ser de mi tamaño normal, la verdad. Porque
con esta estatura dime tú cómo voy a hacer mañana el examen del Napoleón ése y sus
500 muertos.
ABSOLEM: Antes de irme tengo algunos consejos que darte… Un lado te hará crecer,
el otro te hará menguar…
ALICIA: ¿Un lado de qué?
ABSOLEM: Del hongo, niña tonta, del hongo. Una vez que vuelvas a tu estado
normal, habla con la gata de Cheshire. Ella te podrá indicar el camino que debes tomar
(se va cantando) A, E, I, O, U.
ALICIA: ¿Qué hable con el gato de qué? ¡Aquí están tos chalaos! Pero bueno, si me
puede decir cómo volver a mi casa… Un lado me hará crecer, pero… ¿Cuál será?
(pausa) ¡No me importa! (come de uno de los pedazos. COGEUN PEDAZO
DE SETA Y COME. SUENA DE NUEVO SONIDO 2:
PUERTA AL PAÍS DE LAS MARAVILLAS. SE ABRE
EL TELÓN y ahora las rosas que hay son pequeñas. Las arranca, vengándose de
ellas) ¡Mira tú por dónde qué bonitas van a quedar estas rosas en el salón de mi casa!
(tirándolas al suelo a propósito y pisándolas. Irónicamente) ¡Uy, qué torpe que soy!
Escena 6: La gata de Cheshire.
(ALICIA ve un árbol en el cual hay muchas indicaciones)
ALICIA: Vamos a ver… ¿Por dónde vine? Esto, (mirando una señal de cuatro
caminos) señala tantos caminos…
GATA: (aparece tras de ella, le araña y se esconde) Hola niña.
ALICIA: ¡Ah! ¿Quién me ha arañado?
GATA: (aparece le araña y se vuelve a esconder) ¡Hola! (escondiéndose detrás del
árbol)
ALICIA: ¡Ah! Sal de ahí que te doy un sopapo como me vuelvas a arañar. (sale la
gata) ¡Si no eres más que una gatina!
GATA: ¡Gata de Cheshire! (vuelve a ronronear)
ALICIA: Gata de Chesai, encantada.
GATA: (corrigiéndola) Cheshire.
ALICIA: Como se diga. Dime qué camino debo tomar…
GATA: Pues depende… de a dónde… quieras ir… ¡tú!
ALICIA: Pues exactamente no lo sé, solo sé que necesito encontrar…
GATA: (la interrumpe) Entonces realmente no importa el camino que escojas.
(Ronroneando, jugando alrededor de ALICIA. Ella empieza a irse) Pero si te interesa,
se fue por ahí (señalando)
ALICIA: ¿Quién?
GATA: El conejo blanco…
ALICIA: ¿En serio?
GATA: ¿En serio qué?
ALICIA: Que se fue por ahí
GATA: ¿Quién?
ALICIA: (molesta) ¡El dichoso conejo!
GATA: ¿Qué conejo?
ALICIA: Pero si acabas de decirme que… Ay, dios… (Se cruza de brazos)
GATA: Bueno, si yo buscara un conejo blanco le preguntaría al Sombrerero Loco…
ALICIA: ¿Al Sombrerero Loco? (negando con la cabeza y las manos) No, no… Ya he
visto demasiado locos por hoy.
GATA: Aquí estamos todos locos (ríe)
ALICIA: Como cabras.
GATA: Ven, te llevaré con la Liebre y el Sombrerero (sale rápida).
ALICIA: Espérame. (Sale.)
Escena 7: El sombrerero loco y la liebre de Marzo.
(Entran el SOMBRERERO y la LIEBRE mientras colocan un mantel en el suelo y
platos y tazas y cantan)
LOS DOS: (cantando) ¡Feliz, feliz no cumpleaños…! ¡Feliz, feliz no cumpleaños te
doooooy!
(entra la GATA DE CHESHIRE)
GATA: Os la he traído.
SOMBRERERO: ¿A quién? ¿A ti?
LIEBRE: A tú. (ríen)
GATA: A Alicia, la que nos salvará de la Reina de Corazones y destruirá al
Galimatazo. (se quedan sorprendidos)
SOMBRERERO: ¡Por fin!
(Entra ALICIA y se queda observándolos)
LIEBRE: (a SOMBRERO) Disimula. (cantando) ¡Feliz, feliz no cumpleaños!
SOMBRERERO: ¿A mí?
LIEBRE: ¡A tú!
LOS DOS: ¡Feliz, feliz no cumpleaños!
LIEBRE: ¡Celebremos este día con dos tazas de buen té! (cantando)
LOS DOS: ¡Feliz, feliz no cumpleaños te doooooy!
LOS DOS: (juegan a cambiar de lugar en la mesa) ¡Cambiaaar, cambiarrrrrrrr….,
cambiaaaaarrrr ¡ de lugar! (vuelven a cambiarse) ¡Cambiaaaar, cambiaaaarrr,
cambiaaaar de lugar! (Alicia empieza a jugar con ellos)
SOMBRERERO: ¡No hay sitio, no hay sitio, no te sientes!
ALICIA: ¡Cómo que no! ¡Pero si hay muchos lugares vacíos…!
LIEBRE: ¡Ah! ¡Pero no puedes tomar asiento si no eres invitada!
SOMBRERERO: Eso es una falta de educación… ¡Muy mala falta de educación!
ALICIA: Hijo, tampoco es pa que te pongas así, me parecisteis mu graciosos y yo…
LIEBRE: (la interrumpe) ¿Tú crees que cantamos bien?
ALICIA: A ver… ¿Bien, bien?... Define bien.
SOMBRERERO: ¡Ay! ¡Qué niña tan encantadora! ¡Te invitamos a una taza de té!
LIEBRE: ¡Ah, sí! Una taza de té (sirve a ALICIA el té)
ALICIA: Muchas gracias pero es que me da mucho apuro interrumpir su fiesta de
cumpleaños…
LIEBRE: (le quita la taza a ALICIA) ¿Cumpleaños? ¡Esto no es un cumpleaños!
SOMBRERERO: ¡Claro que no! Esta es la fiesta del no cumpleaños…
ALICIA: ¿No cumpleaños? ¿Eso qué es lo que es?…
LIEBRE:¡No sabe que es un no cumpleaños!
SOMBRERERO: ¡Qué tonta! (Ríe maníacamente) Bien, yo te enseñaré… Imagina que
tienes un cumpleaños cada año.
LIEBRE: Pero te quedan 364 días de no cumpleaños, ¡y precisamente son los días que
celebramos aquí!
ALICIA: ¡Pos entonces también es mi no cumpleaños hoy!
LIEBRE: ¿De verdad?
SOMBRERERO: ¿También es el tuyo? ¡El mundo es un pañuelo! (Ríe. Cantan
alrededor de ella)
LIEBRE: (cantando) ¡Feliz, feliz no cumpleaños!
SOMBRERERO: ¿A mí?
LIEBRE: ¡A tú!
LOS DOS: ¡Feliz, feliz no cumpleaños!
SOMBRERERO: Ahora sí, ¿cómo decías? ¿A quién buscabas?
ALICIA: Ah, sí. Quería saber dónde se ha metío…
LIEBRE: (interrumpe) ¿Quién? ¡Vamos, habla!
ALICIA: ¡No te lo puedo decir si me interrumpes!
LIEBRE: ¿Interrumpir? ¡Cuidado, tiene síntomas de locuuuura!
ALICIA: (desesperada) ¿Locura? Ustedes sois los locos. ¡Además, que me voy, que no
quiero perder más el tiempo!
LOS DOS: ¡Abajo la sangre roja! ¡Abajo la sangre roja!
ALICIA: ¿Qué?
GATA: Abajo la sangre roja significa acabar con la Reina de Corazones…
GATA: ¿Qué te pasa sombrerero? Antes era el alma de las fiestas, solías bailar la
mejor Deliranza de Loquilandia.
ALICIA: ¿Deli… qué?
LIEBRE: Deliranza, ¡es una danza! (se levanta y baila agitando las caderas).
SOMBRERERO: (melancólico) En el día Gloricioso, cuando todo vuelva a la
normalidad y la corona sea arrebatada a la Reina de Corazones, bailaré la más bella
Deliranza de todo Loquilandia. (señalando a ALICIA).
ALICIA: ¿Por qué me miráis a mí?
LIEBRE: (Se ríe; de pronto se para en seco al ver que se aproxima al lugar la sota
STAYNE) ¡Es Stayne, la mano derecha de la Reina Roja! ¡Rápido escóndela!
SOMBRERERO: (esconde a ALICIA debajo del mantel) Cuidado con la cabeza.
STAYNE: (siempre altiva) Vaya, vaya… ¡Mi reunión de locos preferida! (hace una
pausa, sospecha) ¿Qué me ocultáis? (rodea la mesa lentamente) Como ocultéis algo a
la Reina Roja, ya sabéis, perderéis la cabeza…
SOMBRERERO: Ya la hemos perdido… (Ríe con la LIEBRE)
STAYNE: Desde luego, estáis locos de remate. (amenazante) Procurad no meteros en
líos… (se va a zancadas)
SOMBRERERO: No hay tiempo, tenemos que sacarte de aquí, ¡ven conmigo! (el
SOMBRERERO echa a andar y tras de sí va ALICIA se van a proscenio. SE
CIERRA TELÓN) Alicia, eres la princesa prometida. En el día Gloricioso
deberás enfrentarte al Galimatazo que es el monstruo de la Reina de corazones. Ese día
acabarás con el reinado de la Reina de Corazones. ¡Y el día Gloricioso es hoy!
ALICIA: (alarmada) Pero… ¿yo qué voy a matar ni voy a matar? ¡A mí no me metáis
en vuestros líos!
SOMBRERERO: (ríe locamente) Espera… (triste) ¿Has dicho que no matas? ¿Tienes
idea de lo que la Reina de Corazones ha hecho, Alicia? (pausa)
ALICIA: ¿Qué es lo que ha hecho la Reina de Corazones? Algo me contaron dos
hermanas mu raras que iban pegás.
SOMBRERERO: (mirando al infinito) Tiene a todos sus súbditos atemorizados y en
cuanto alguien no es de su agrado manda a que le corten la cabeza… Debes continuar
tu camino y derrotar al Galimatazo y a la Reina para liberar el submundo.
LOS DOS: ¡Por favor, por favor, por favor!
ALICIA: Pero si yo no sé luchar.
SOMBRERO: Reúne toda tu fuerza y valentía y sálvanos de la Reina de Corazones.
(hace una pausa) Bien viaje, Alicia (se va).
ALICIA: ¿Pero yo…?
Escena 8: La Reina de Corazones.
(ALICIA se encuentra sola en mitad del bosque, se sienta)
GATA: ¿A quién esperas? ¿Al conejo blanco, quizás?
ALICIA: ¡Ya no! ¡No quiero que me hables de él! Lo único que quiero es irme de aquí
cuanto antes, pero no sé por dónde…
GATA: Claro que no lo sabes, porque aquí nadie sabe nada. (Ríe) Solo se puede saber
lo que dispone la Reina…
ALICIA: ¡Ayúdame a salir de aquí antes de que me encuentre con esa dichosa Reina,
que estoy cagá! Yo no sé luchar, ni quiero luchar.
GATA: ¿Qué? Eso no es posible… Alicia, tienes que enfrentarte a tu destino y a tus
miedos.
ALICIA: (dudando) Veré qué puedo hacer. ¿Por dónde está la reina ésa?
GATA: A veces por aquí… (señala a la derecha. Alicia se va por la izquierda) A veces
por allá… (señala a la izquierda. Alicia se va por la derecha. Maúlla y se va).
ALICIA: ¡No me dejes sola!

(SE ABRE EL TELÓN Y SUENA SONIDO 6: ENTRA DE


LA REINA Y ENTRA LA REINA CON SU EJÉRCITO.
PARA LA MÚSICA CUANDO ESTÁN TODOS EN
FILA)
STAYNE: ¡Formen filas! (Las cartas se forman horizontalmente y se ponen firmes, el
conejo blanco pasa entre ellas y se coloca a un lado. Alicia, asustada, se hace pasar por
una de las cartas y forma filas)
ALICIA: (susurrando sin que la Reina se entere) ¡Conejo! Tss ¡Conejo!
CONEJO: (toca la trompeta) ¡Con ustedes la Reina de Corazones! (se oyen alabanzas)
REINA: Traedme a las pegaditas. (Le traen a TWEEDLE-DEE y a TWEEDLE-DUM.
Están encadenadas). ¡Pegaditas! ¡Entretenedme!
TWEEDLE-DEE: Yo
TWEEDLE-DUM: soy
TWEEDLE-DEE: Tweedle
TWEEDLE-DUM: Dum
TWEEDLE-DEE: y
TWEEDLE-DUM: yo
TWEEDLE-DEE: soy
TWEEDLE-DUM: Tweedle
TWEEDLE-DEE: Dee
TWEEDLE-DUM: ¿Qué
TWEEDLE-DEE: quiere
TWEEDLE-DUM: que
TWEEDLE-DEE: os
TWEEDLE-DUM: contemos,
TWEEDLE-DEE: Su
TWEEDLE-DUM: Majestad?
REINA: (ríe compulsivamente) Jajajaja Suficiente. Lleváoslas hasta mañana. (se
percata de la presencia de ALICIA en el jardín) ¿Tú quién eres?
STAYNE: Déjame ver, mi reina… (le sujeta a ALICIA la barbilla con el abanico) No
parece un dos… tampoco un tres…
ALICIA: Disculpe, pero yo quería saber…
REINA: (enfadada) ¿Saber? (al AS DE CORAZONES) ¿Quién es la única que sabe
aquí las cosas?
AS DE CORAZONES: Usted.
ALICIA: Lo sé, majestad. Pero yo quería saber si…
REINA: (Al AS DE CORAZONES) ¿Quién es aquí la única que hace preguntas?
AS DE CORAZONES: Usted, usted
REINA: Eso es. (pausa. A ALICIA) ¿Sabes jugar al croquet?
AS DE CORAZONES: Usted, usted, usted.
REINA: ¡Calla! Niña, ¿sabes jugar al croquet?
ALICIA: (dudosa) Yo…
REINA: ¡Pues que empiece el juego! (todos comienzan a prepararse, el AS DE
CORAZONES le trae a la reina un flamenco y una bola) ¿Cómo te llamas, niña?
AS DE CORAZONES: As de Corazones.
REINA: Que no te estoy preguntando a ti.
ALICIA: (mintiéndole) Silvia, su majestad…
REINA: Silvia…, bien… (se prepara para golpear la bola) Mira y aprende… (La
REINA golpea la bola y todos aplauden efusivos, ella saluda altiva) Hagamos otra
prueba. Ahora tú, As de Corazones. (El As de Corazones golpea y no da una) ¡Que le
corten la cabeza! (Stayne se lleva al As de Corazones)
AS DE CORAZONES: Déjeme intentarlo otra vez, déjeme intentarlo otra vez. (Salen)
REINA: ¡Ahora, tu, niña! (ALICIA golpea la bola sin éxito, todos se ríen de ella)
GATA: (aparece junto a ALICIA sin que la vea la REINA) No te ha ido muy bien,
¿no? (sonriendo siempre)
ALICIA: No muy bien… (LA GATA desaparece)
REINA: ¿Con quién hablas, niña?
ALICIA: Con la gata de Chesi, majestad…
REINA: (extrañada) ¿Qué gata?…Mira, niña. No te inventes cosas, ¡o te corto la
cabeza!
GATA: (aparece de nuevo junto a ALICIA) Vamos a reírnos un rato ¿Te animas?
(ronronea juguetona; sin que nadie la vea, se acerca a la REINA y le sube la falda)
ALICIA: (a gritos) ¡No, no! (La GATA desaparece)
REINA: (furiosa) ¿Quién ha usado subirme la falda? ¡Rodará la cabeza del culpable!
(mira a ALICIA) ¡Has sido tú, verdad!
ALICIA: Yo no.
REINA: ¡Que le corten la cabeza!
(ALICIA empieza a caminar hacia atrás, en ese momento la GATA le entrega la
espada a ALICIA.)
CONEJO: Toma esta espada, Alicia. Salva al Submundo y enfréntate a la Reina y al
Galimatazo. (Sale).
ALICIA: Pero, yo… (duda un momento y toma la espada)
REINA: (colérica) ¡La espada! ¡Qué pretendías hacer con la espada!
ALICIA: Yo na de na, señora. (sale corriendo)
REINA: (le pega una colleja a Stayne) ¿Cómo se te ha podido escapar? ¡Que le corten
la cabeza! Stayne, prepara al ejército y sal detrás de ella.
STAYNE: Su Majestad, esa niña es peligrosa. He consultado el oráculo. (Despliega el
pergamino ante la REINA. Preocupada) Muestra todos los acontecimientos del pasado,
presente y futuro de su reinado… Mire aquí, (Señalando el Oráculo), en el día
Gloricioso, Alicia acabará con su reinado y matará a su Galimatazo.
REINA: ¿Es Alicia? (se fija bien. Con rabia) Encuentra a Alicia, Stayne. ¡Encuéntrala!
¡Que le corten la cabeza!
STAYNE: (a los soldados Naipes) ¡El que encuentre a Alicia se ganará su libertad!
¡Marchad! (dan media vuelta y se marchan)
REINA: (más calmada, pero aún nerviosa) Hay que dar con ella, Stayne. Sin el
Galimatazo mis súbditos se alzarán contra mí. No entiendo por qué no quieren
servirme, con lo maravillosa que soy. ¿No crees?…(silencio de Stayne) ¡No crees!
STAYNE: (atemorizada) Sí, sí. Yo tampoco lo entiendo…
REINA: (sin parar de moverse de un lado a otro) Stayne, hay que actuar. Reúne a los
ejércitos. ¡La venceremos y así todos se postrarán ante mi poder! ¡Galimatazo!
Escena 9: La pelea final.
(Entra el Galimatazo en escena).
REINA: En cuanto encontréis a esa niña la pondremos a luchar contra mi querido
Galimatazo y no tendrá nada que hacer.
ALICIA: (da unos pasos al frente y se encara con el GALIMATAZO) ¡Aquí estoy!
Dispuesta a luchar para liberar al submundo de su tiranía.
GALIMATAZO: ¡Bien mi legendaria enemiga, volvemos a enfrentarnos!
ALICIA: Pero si yo no te conozco de ná, ¿a qué viene tanta inquina?
GALIMATAZO: (ruge) ¡No hablo de ti, insignificante perdedora! ¡Me refiero a tu
Espada, la gran espada Vorpalina!
ALICIA: Todo esto no puede ser verdad. (el GALIMATAZO se abalanza sobre ella y
comienzan a luchar) Tengo que confiar en mí, tengo que confiar en mí. Puedo acabar
con el Galimatazo. Sé que puedo. (El GALIMATAZO golpea a ALICIA que pierde la
espada, el SOMBRERERO acude en su ayuda y distrae a la bestia con sus bailes)
REINA: ¡El Sombrerero está haciendo trampa! ¡Que le corten la cabeza!
(Se enfrentan STAYNE y el SOMBRERERO, STAYNE se lanza contra el
SOMBRERERO; ALICIA empuña de nuevo la espada y continúa luchando contra el
GALIMATAZO; golpea con su espada al GALIMATAZO)
ALICIA: ¡Despídete de tu cabeza! (mata al GALIMATAZO; cesa la lucha).
REINA: (furiosa) ¡ Mi Galimatazoooo! (pausa) ¡Que le corten la cabeza a esa
niñaaaaaaaaaaa!
CONEJO: ¡No!… (temeroso) Ya no estamos a tus órdenes.
REINA: Pero, ¿cómo te atreves? (muy alterada) ¡Que le corten la cabeza!
(Nadie hace caso a la REINA, los soldados Naipes tiran las armas y la Gata Cheshire
le quita la corona.)
ALICIA: (con dureza y altivez) Maldita Reina de Corazones… Quedas desterrada a las
tierras salvajes por tus crímenes al Submundo, nadie podrá mostrarte bondad ni
dirigirte la palabra, granuja, que eres una granuja.
STAYNE: (melosa) Alicia… ¡Espero que no me reserves a mí ningún castigo! Yo ya
no sirvo a la Reina. Me puedo poner a tus órdenes y hacer todo lo que tú…
ALICIA: Te unirás a ella en su destierro, ¡hasta el fin del Submundo!
STAYNE: (nerviosa) Alicia…
REINA: Tranquila Stayne, nos haremos compañía.
STAYNE: No. ¡No, por favor! ¡Piedad! (los soldados los apresan a ambos y los sacan
de escena) ¡Os lo suplico! ¡Piedad!
SOMBRERERO: ¡Qué Gloricioso día! ¡Kalú, kalía! (comienza a bailar la Deliranza
efusivamente)
ALICIA: (riendo) ¿Qué estás haciendo?
GATA: ¡La deliranza! (El SOMBRERERO acaba y todos aplauden)
CONEJO: (se acerca a ALICIA con un frasco) La sangre del Galimatazo te hará
regresar, Alicia.
ALICIA: Muchas gracias, señor Conejo. (Se gira y se despide de todos)
SOMBRERERO: ¿Podrías quedarte?
ALICIA: Sería una idea genial. Un tanto alocada, pero maravillosa. (Pausa) Volveré
muy pronto, os lo prometo.
SOMBRERERO: (algo triste) Pero no nos recordarás…
ALICIA: ¡Por supuesto que sí lo haré! ¿Cómo podría olvidaros? (hace una pausa)
Dime, Sombrerero… ¿En qué se parecen un cuervo y un escritorio?
SOMBRERERO: (sonríe) No tengo la menor idea… (Abraza a ALICIA) Bien viaje,
Alicia…
ALICIA: Gracias sombrerero. Gracias a todos. Me tengo que marchar. (Sale al
proscenio. SE CIERRA EL TELÓN) ¡La de historias que tengo pa contar?
(se toma la sangre de GALIMATAZO) ¡Uy, qué mosca me está entrando con esto!
(cae al suelo redonda)
Escena 10: La vuelta a casa
(ALICIA despierta por los zarandeos de su HERMANA MARÍA)
MARÍA: Alicia, Alicia. ¡Despierta!
ALICIA: (se pone en pie) Pero, ¿y el señor Conejo? ¿Y el Sombrerero y la Liebre?
MARÍA: (muy extrañada) ¿Señor Conejo? ¿Qué cosas dices? Ha sido todo un sueño,
Alicia…
ALICIA: Parecía tan real…
MARÍA: Vayámonos, anda, que es la hora de cenar y mañana tienes tu examen de
Historia. (Se pone en pie y sale)
ALICIA: (sigue a su HERMANA MARÍA, pero se detiene un instante Y COGE LA
SETA QUE ESTÁ EN PROSCENIO) ¡Siempre os recordaré! (sale)
- FIN DE LA OBRA -