Sei sulla pagina 1di 10

El fin de los impios

Archibald G. Brown, 11 de octubre de 1874, East London Tabernacle

"Los impíos no son así, pero son como la paja que el viento aleja. Por lo tanto,
los impíos no se levantarán en el juicio, ni los pecadores en la congregación de
los justos". Salmo 1: 4-5

Todo se muestra mejor por el contrario , y los efectos más sorprendentes son los
producidos al unir elementos repentinamente opuestos uno al lado del otro.

El artista lo sabe y, por lo tanto, busca arrojar ese fondo particular a su imagen,
lo que hará que las principales figuras de esa imagen salgan con mayor claridad y
aparezcan con la mayor ventaja.

El músico lo sabe, y por lo tanto, estudia mezclar las tensiones más lastimosas
con notas de clarín.

Y el predicador debería saberlo. Sea esto para emplear el poder o los


contrastes al exponer la palabra de Dios ante sus oyentes. Si él es sabio, se
esforzará por hacer que la oscuridad de la perdición cause que el brillo del
Cielo parezca aún más brillante. Él tratará de hacer que la negrura del
infierno crezca más sombría por la fuerza de su contraste con la gloria de los
salvos . Está bien, de vez en cuando, poner al lado de estas cosas que tanto
difieren - el estado de los salvos con la condición de los inconversos - la gloria de
estar con Cristo, con el horror de estar con los condenados.

Ahora, verán que en el salmo del cual hemos seleccionado el texto de esta tarde,
presentamos uno de estos contrastes repentinos y sorprendentes. Los primeros
versos son muy tranquilos: hay una serenidad peculiar sobre ellos; son amables
como 'una sinfonía pastoral'. Nos parece que David era como un pastor en el
campo cuando canta, en referencia a los piadosos: "Será como un árbol plantado
junto a arroyos de agua, que produce su fruto en su tiempo; su hoja no se
marchitará, y todo lo que haga prosperará: ¡los impíos no son tan '!

Cambio repentino; es como un relámpago deslumbrante ante tus ojos, cuando no


ha habido un solo signo de la formación de una tormenta. Todo en un momento,
sí, con la rapidez de una tormenta en las regiones tropicales, se quiebra la calma
más silenciosa y se escucha el rugido de la tempestad. En un momento vemos
un árbol creciendo al lado de un río, sus raíces bien regados, sus hojas nunca se
marchitan. Creemos que podemos escuchar la música del arroyo mientras pasa, y
estamos listos para decir: "¡Qué escena tan exquisita de belleza!" cuando sin
previo aviso, se presenta ante nuestros ojos, no un árbol, sino una paja seca ¡ser
barrido por la puerta del establo por un huracán muy fuerte, girar y ser llevado
fuera de la vista! "Y", dice el salmista, "así son los impíos, porque los impíos no
son como he descrito a los piadosos, pero son como la paja que el viento aleja".

Que Dios, queridos amigos, en su gran misericordia apliquen esta verdad a


ustedes que todavía están sin Cristo. Él es nuestro testigo de que nuestro único
deseo es tratar de conmover a algunos de ustedes que han sido estérilmente
indiferentes hasta el momento presente. Nuestro único deseo es que muchos de
ustedes que se van a dormir al infierno , se despierten. Y sin embargo, sin duda,
algunos ya están diciendo, 'deseamos que el pastor haya elegido un tipo diferente
de texto hoy', confiamos y creemos que será probado por Dios que es de su
elección.

Permítanos, antes que nada, probar y descubrir los personajes que se proponen
en nuestro texto;
en segundo lugar, escucharemos la descripción que se les da;
y en tercer lugar, le recordaremos su final.

I. Antes que nada, veamos los CARACTERES previstos. Los impíos ,


¿quiénes son? Sé muy bien quiénes son los más importantes en sus
mentes. Apenas mencioné el texto, y hablé sobre la ruina de los impíos, entonces
comenzaste a pensar en los personajes viles y embrutecidos cuyas obras de
crueldad conforman esa vergonzosa lista de " crímenes de violencia" que ahora
aparecen en nuestros diarios. día. Y, al lado de ellos, sin duda pensaste en
el borracho , derramando en su garganta el fuego líquido para calificar mejor
para el trabajo del diablo. Y pensaste en la fornicación descarada y
la inmoralidad abiertay de aquellos que están llenos hasta los labios en el pecado,
y de aquellos que viven, como dicen 'por el tiempo, y dejan que la eternidad se
cuide a sí misma'. Estos son los personajes que representó cuando leemos la
palabra "impío". Bueno, tienes razón, son impíos.

Pero estoy seguro de que todo lo que he mencionado no puede componer una
décima parte de aquellos que están legítimamente incluidos en el catálogo de los
impíos. Recuerda esto, que un hombre puede ser impío, sin ser ninguno de los
personajes que he mencionado. Un hombre impío es simplemente un hombre que
trata de atravesar el mundo sin Dios. La palabra es lo suficientemente clara en su
significado; no es necesario que la vida de un hombre sea una vergüenza y una
desgracia, que sea impío. No es necesario que se sumerja en todo tipo de vicios,
para estar sin Dios.
No; todo lo que tiene que hacer para ganar el título es dejar a Dios fuera de su
amor. Él puede tener amor por la esposa y los hijos, el amor por los negocios, el
amor por los amigos, pero en lo que a Dios se refiere, él no tiene un átomo de
afecto. Se puede decir de su corazón que es impío: no hay Dios consagrado en su
amor.

Él es impío, también, en sus pensamientos . No diez, no, ni dos pensamientos al


día están consagrados a Dios. Su negocio, sus asuntos cotidianos: estas cosas,
dice, son suficientes para ocuparlo sin que se preocupe por la religión.

Mire a su personaje , y encontrará que es impío en cada parte de su


vida. Inspecciona todos sus motivos , y descubrirás que nunca hace nada por el
amor de Dios. No hay temor de Dios ante sus ojos; no hay reverencia por Dios
dentro de su corazón. Puede ser amable, amable, moral, un buen tipo de hombre
en lo que se refiere a la bondad de este mundo. Él estaría bien, si un hombre
pudiera estar bien sin Dios, pero pertenece a los impíos.

Iré más allá y me atrevo a afirmar que un hombre puede ser muy moral y, sin
embargo, muy impío. Mientras que la vil inmoralidad ha matado a miles; ¡una
moral impía ha matado a sus decenas de miles! Y para uno que es arrastrado a la
perdición por la piedra de molino del vicio, hay cientos que son tomados en las
redes de la red de una virtud sin Cristo . Un hombre puede ser honesto en todas
sus transacciones, puro en su lenguaje, casto en sus pensamientos, un hombre
honorable en todos sus negocios, justo con el que le gustaría comerciar, su
palabra puede ser su vínculo, y todo su acciones justas, y sin embargo, están bajo
la designación de impíos. Es con él, simplemente moralidad, piel profunda; no ha
habido nada de regeneración interna, sin la cual es imposible que un hombre
entre al reino.

Vamos a ir un paso más allá y decir que un hombre puede ser


muy activo religiosamente y, sin embargo, ser impío. Puedo concebir que un
hombre sea un predicador con mucho talento, y sin embargo, ser impío. Puede
ser que tenga un gusto natural y un don para hablar, y que tal vez tenga un gran
interés en el aumento de una denominación y el mecanismo externo de una
iglesia, pero a pesar de todo, está totalmente desprovisto de la vida de Dios
dentro de su alma

Es posible que un hombre sea un entusiasta en el trabajo del comité: ser un


trabajador constante en los detalles externos de la vida de la iglesia; sí, ser un
gran fanático en el mantenimiento de un credo y, sin embargo, ser impío. Oh,
pase la pregunta redonda, te lo ruego, tú que has hecho profesión del Señor
Jesucristo por años. ¿Tienes algo más que el mero nombre para vivir? ¿Todavía
eres - (oh, puede ser?) - impío, aunque un cristiano profesante - impío aunque
una vez inmerso en el nombre de Cristo - impío, aunque tu vida es casi un patrón
para el mejor de los cristianos? La pregunta es, ¿tienes Dios o no? Porque mi
texto no es sobre lo inmoral, lo profano o lo criminal, sino sobre aquellos que,
independientemente de lo que tengan, no poseen a Dios.

II. Ahora, escucha la DESCRIPCIÓN dada de ellos . ¿Cómo son estos


impíos? Bueno, encontrarás que son todo lo contrario de todo lo que es un
hombre piadoso. Simplemente tiene que tomar la fotografía del hombre salvo y
luego, después de cada detalle, escribir: "Los impíos NO sonasí".

Creo que fue difícil encontrar una descripción más solemne o más terrible del
hombre impío, que dada esta breve frase negativa. No hay nada que puedas decir
sobre un hombre piadoso, como tal, pero lo que puedes agregar es: "Los
impíos no son así". Veamos, entonces, lo que se enseña en el pasaje.

Mire la primera palabra de este salmo. Es grandioso para una introducción, una
palabra llena de toda comodidad. Es esa palabra 'bendito'. ¡Qué precioso prefacio
a la descripción del hijo de Dios! Se destaca como un heraldo a la vanguardia. El
cristiano es "bendito", pero "los impíos no son así".

El hombre piadoso es bendecido en todos los sentidos. Su persona es, no me


importa cuán simple, qué poco atractiva o incluso qué deformada pueda ser. No
importa cuán pobre o raída sea la ropa que lo cubre. Donde quiera que vaya, a su
alrededor, pero sin ser visto por los mundanos, existe esta atmósfera de
bendición. Ser bendecido a sí mismo; él lleva una bendición con él. Nunca se
va. Ya sea que esté despierto o dormido, descansando sobre él, como el rocío
sobre la hierba en la madrugada, es la bendición de Dios la que enriquece. Se
atiene a todas sus disposiciones, ya sea el buey detenido o la corteza seca. Los
piadosos no pueden participar de una comida solitaria, sino que tienen la
bendición del Señor descansando en su comida. Sí, más, tienen la bendición de
Dios incluso en sus pruebas , tomando todo el aguijónfuera de ellos.

Pero 'los impíos no son así'. Ninguna bendición descansa en sus personas, sus
provisiones, sus hogares o sus vidas. ¡Por qué, señores, si se dieran cuenta de este
hecho, sería suficiente arrojarlos de rodillas en el banco en este momento, y
clamar a Dios, por su misericordia, para que sean uno de los piadosos!

'Los impíos no son así'. Ellos viven una vida desprovista de bendición divina. Sus
cuerpos pueden estar sanos y mimados, pero no son bendecidos . Pueden estar
vestidos de púrpura y lino fino, como el hombre rico de antaño, y sin embargo,
no tienen manto de bendición. Pueden tener todo lo que el corazón puede desear,
pero no tener bendiciones. Su risa es risa bajo la maldición de
Dios. La ligereza de su discurso, que corre como el agua de sus labios - ¡oh, qué
burla parece! Están bromeando con la sombra de la condenación sobre sus
cabezas, y dejan volar sus gibes y bromas, y hacen una furiosa alegría, mientras
que 'una espada' - una espada está amueblada, ¡y cuelga suspendida por un pelo
sobre sus cabezas! La maldición de Dios está sobre ellos, y sobre todo lo que
tienen.

Oh, ¿dices que es un discurso fuerte? No fui yo quien lo dijo. Estos labios nunca
se atreverían a hacer tal aseveración, a menos que esté garantizada por la palabra
divina. Escuchen: "Maldito es todo aquel que continúa no en todas las cosas que
están escritas en el libro de la ley para hacerlas". Y 'El que no cree al Hijo no
verá la vida; pero la ira de Dios permanece sobre él '.

Oh, querido amigo, aunque sea triste, ¡es verdad! Si no eres un hombre
convertido o una mujer convertida, estás viviendo con la maldición de Dios como
una nube negra de trueno que te acecha, y es solo a través de su inigualable
misericordia que el rayo no ha brotado de ella mucho antes de esto, y golpeó vas
al infierno! Dios está demorando su juicio, para alargar el tiempo de la
misericordia.

Sí, los piadosos son bendecidos; Bienaventurados cuando se duermen. Todos


inconscientes, como pueden ser de su propia existencia, los ángeles miran su
sueño, porque Dios le da a su sueño amado. Pero 'los impíos no son así'.

Joven, ¿te atreverás a ir a dormir esta noche con la maldición de Dios por tu
cobija? ¿Te atreves a entrar en ese mundo extraño que está tan cerca de la muerte
misma, con el pensamiento de que cuando te duermes no duermes como el
piadoso, ya que descansan bajo la bendición y bajo la extorsión de Dios?

Más que esto, encontrarán, si miran el salmo, que los piadosos son como árboles
plantados . Aquí está la imagen de un cristiano. No me importa si es alto, bajo,
rico, pobre, enfermo o bueno; en cualquier caso, es como un árbol plantado junto
a los ríos de agua; cuyas raíces siempre beben en suministros de vida
exuberante. Un cristiano es un árbol de hoja perenne , sus alegrías en Cristo
duran, aunque todos sus otros placeres le serán arrebatados.

Pero 'los impíos no son así'. Si quieres saber qué tipo de árboles son, ve a la
Epístola de Judas, y lee el versículo 12, y allí encontrarás el contraste. 'Árboles
arrancados de raíz, dos veces muertos, cuyo fruto se marchita'. Los impíos no
tienen raíz, y nadie les agradece por la fruta marchita que producen; una fruta
maldita que solo pone los dientes de los niños en el borde.

Ponga al hombre piadoso en circunstancias tan difíciles, y triunfará, porque


aunque las heladas puedan cortar sus ramas , sus raíces se nutren de manantiales
escondidos. Pero, oh, pobre alma impía, ¿a qué tienes que volar cuando el
invierno de la adversidad agarra cada rama con mano helada? Nada. Porque tú no
eres tan piadoso.

Ves que fue fácil hablar largo tiempo, mostrándote que no importa lo que se diga
de los piadosos, se puede agregar: "los impíos no son así". Solo mencionaré dos o
tres puntos, y le agradeceré sinceramente a Dios si a los que no son salvos los
lleven a aferrarlos y pensar en ellos cuando llegue a sus hogares.

Los piadosos son salvos con una salvación eterna, pero "los impíos no son
así". No son salvos, están perdidos, están muertos incluso mientras viven; bajo
sentencia de condenación.

Los piadosos son perdonados , no hay ningún cargo contra ellos en la sábana del
Señor. Tienen todas sus iniquidades completamente borradas, pero 'los impíos no
son así'. ¿Alguna vez has pensado, querido amigo, que todavía
no hayas perdonado un pecado solitario de toda tu vida? Oh, hombre, ¿has
vivido veinte, treinta, cuarenta, cincuenta años, y es cierto que ningún pecado
solitario que hayas cometido durante todos estos años haya sido perdonado, sino
que descansa como una carga acumulada sobre tu cabeza esta noche? ¡Realmente
es terrible tu condición, pasando toda descripción en su horror!

Y, gracias al Señor, los piadosos son vencedores de la muerte . Saben que tienen
que morir tanto como los que no son salvos, pero ¿eso los asusta? No, creo que la
tentación es más a menudo lo contrario: a veces tienen prisa por partir y estar con
Cristo. Lejos de temer a la muerte, la miran a la cara y dicen: "Cuando estés listo
para llevarme, ¡estoy listo para ir contigo!"

Pero 'los impíos no son así'. ¿Lo dudas? Conteste esta pregunta, señor,
sinceramente, ¿cómo se sentiría si tuviera que morir esta noche? Si el mensaje
vino a ti, '¡Prepara tu casa en orden, porque antes de las doce esta noche te habrás
ido!' - ¿cómo tomarías la oración? Dígale al hombre piadoso que, aunque podría
derramar algunas lágrimas al dejar a sus seres queridos, podría recibir el mensaje
sin temor y decir: 'Tengo el deseo de partir y estar con Cristo, que es mucho
mejor'. 'Los impíos no son así'. Está su descripción.
III. Ahora solo por los pocos momentos restantes quiero recordarte su
FINALIZACIÓN. Que el Señor mismo ataque directamente a casa. ¿Cuál será
el final de estos impíos? "Serán como la paja que el viento lleva, porque los
impíos no se levantarán en el juicio".

En primer lugar, entonces, verá, habrá SEPARACIÓN de los justos. ¿Cuál


es la paja? La paja es simplemente la cáscara que crece en el mismo tallo que el
grano verdadero. Han crecido juntos, el mismo sol ha brillado en ambos; la
misma lluvia ha caído sobre ambos. No, la cáscara ha sido la cuna de la
semilla. Pero al final, cuando el trigo ha sido cosechado y el mayal es derribado
sobre él, el grano y la paja están separados para siempre.

¡Oh, habrá espantosas separaciones en ese gran día!

Padre , sabes que tu hija es una niña piadosa, y que has vivido para ella, has sido
literalmente la cáscara alrededor de ella. Cómo la has protegido; cómo has
trabajado para ella; y cuando te has sentido cansado y cansado de la comodidad
que has derivado del pensamiento, 'Bueno, lo estoy haciendo por ella '. Sí, pobre
padre, pero con todo ese afecto natural, tú solo eres la cáscara mientras ella es el
grano, y el viento te alejará de ella. Habrá - a menos que la gracia soberana te
salve - ¡una separación eterna! ¡El trigo se juntará en el granero, y la paja se
convertirá en destrucción eterna!

Ustedes jóvenes que están presentes, ¿alguna vez pensaron que tendrían que estar
eternamente ausentes de una madre piadosa, a menos que su Salvador se
convierta en el suyo? Joven, mujer joven presente, tu vives, ¿verdad, por tu
madre? Bueno, te honro por eso, porque nadie puede amar a una madre
demasiado bien. Dime, entonces, ¿puedes soportar la idea de que tu madre vaya
al cielo y tú al infierno? ¿Puedes soportar la idea de no volver a verla nunca más
cuando se produce la muerte? Puedes tratar de aferrarte a ella, pero no podrás,
porque eres como la paja que el viento aleja.

¡Oh, qué separaciones habrá entonces! El Señor sabe que a veces este
pensamiento llega de manera abrumadora sobre nuestros propios corazones un
domingo por la noche. Nos acostamos para descansar, pero dormimos las
moscas, y en el pensamiento te vemos de nuevo, reunidos a nuestro alrededor
como estás esta noche; y desde el fondo de nuestro corazón gritamos: 'Señor, los
amamos a todos, ¿podemos encontrarlos a todos en la gloria?' Pero sé que si
muchos de ustedes mueren como son, los veré de pie en la mano izquierda , y
escucharé la sentencia de destierro pronunciada sobre ustedes, y tendré que dar
testimonio en contra de ustedes, y decir 'Amén' a tu condena!
No seremos llevados al cielo en bancas llenas, ni salvados como reuniones. Es
un asunto individual , y aunque es posible que hayas adorado aquí con tanta
regularidad, sí, te vincules estrechamente con nosotros - de cerca como la paja
está a la veta en el mismo tallo - vendrá el momento en que habrá una final, una
separación eterna, '¡porque los impíos no se levantarán en el juicio!'

Observe también cuán arrolladora e irresistible es la ruina. ¿Qué puede hacer


un peso de paja contra el viento impetuoso? Hablas grandes palabras hinchadas
ahora, ¿tú, tú, joven? Has tenido ideas escépticas en tu cabeza. Estás
comenzando a hablar blasfemadamente contra Dios y nutrir pensamientos
infieles dentro de tu mente. ¡Cuán pronto estos serán expulsados de ti en el día en
que él te diga, 'Apártense de Mí, todos ustedes, trabajadores de la
iniquidad!' Lucas 13:27

¿Qué valdrán entonces tus teorías, tus falacias, tus dudas, tus excusas, tus
refranes valientes? Puedes burlarte y burlarte en el tabernáculo un domingo por la
noche; ¡no hace falta mucho coraje para hacer eso! Pero una vez que el León de
Judá se despierta y tienes que encontrarte, no un Cordero moribundo sino el
Cordero enojado, ¿qué le dirás? ¿Sientes que estás igualmente emparejado con la
omnipotencia? ¡Seguramente no! Entonces, ¿qué harás contra el huracán de la
ira de Jehová? Tanto como la paja puede hacer contra el huracán, y nada más.

'Los impíos no son así; pero son como la paja que el viento aleja
". ¿CUANDO? ¿Por qué, en el juicio, para los impíos 'no permanecerá en el
juicio'. ¿Te imaginas ese día, y toda la congregación de esta noche, como una
gota en el océano, se reunió allí? Y ahora llega el momento de la prueba, y allí
sopla un viento más poderoso que el que barrió al profeta de Horeb. Eso fue un
viento terrible, porque leí que cuando pasaba por allí rasgaba las rocas; pero en
este gran día habrá un viento más poderoso que eso. Se extenderá alrededor del
trono eterno, y todo lo que no sea construido por Dios será llevado en un
momento.

Me pregunto cómo serán nuestros teólogos modernos entonces? Ah, señor, usted
que ha hablado sobre la "paternidad universal de Dios", ¡trate ahora el
huracán! Tú que te has burlado de aquellos que, como dijiste, "predicaron la
condenación". ¿Qué tienes que decir sobre la condenación ahora? Consideraste
que Dios era demasiado amable, demasiado amoroso y demasiado misericordioso
para castigar a los pecadores. ¿Dónde están tus delicadas ideas ahora? ¡Oh, cómo
se borrará tu imaginación , como si nunca hubieran existido! ¡Cómo todos estos
sueños modernos se marchitarán antes de que la ira caliente de Dios se enoje,
'¡Salgan al fuego eterno, preparados para el diablo y sus ángeles!'
Y luego con estas imaginaciones irán todas las excusas . Eres una buena mano
para hacerlos ahora; Sé que podrías decirme en un minuto una 'buena' razón para
que no seas cristiano. O tiene demasiados negocios o tiene muy poco; o no tiene
tiempo suficiente para pensar en estas cosas, o quiere pensar en ellas pronto. Sí,
¿qué hay de excusas en ese día? ¡Cómo ese gran viento los atrapará a todos de tus
labios, y antes de que tengas tiempo de darle a Dios una de tus insignificantes
mentiras, tú con ellas serás barrido con la velocidad de un huracán en
interminable perdición!

Solo habrá una cosa que resista esa tempestad poderosa, y esa será el alma que
descansa sobre la roca, Cristo Jesús. Cuando todos los accesorios falsos se hayan
ido, cuando todas las otras dependencias hayan sido barridas, entonces se
mantendrá inamovible el hombre que voló en busca de refugio para el
Salvador. Incluso entonces, cuando el huracán desgarre las rocas, y se deshaga de
la paja, estas líneas se encontrarán más gloriosamente verdaderas:

Atrevido estaré en ese gran día,


porque quien debe a mi cargo lo hará,
mientras que por esa sangre estoy absuelto, ¡de
la tremenda maldición y vergüenza del pecado!

La paja debe ser alejada. ¿DÓNDE? Ahora, te ruego que marques esta
respuesta. Deje que su borde se elimine diciendo: '¡Ah, eso es lo que dice
el señor Brown !' No lo es. Me preguntas, ¿verdad ?, la pregunta: "¿A dónde va la
paja?" Dejaré que Jesucristo mismo te dé la respuesta. Lo encontrará en su
tiempo libre el 3 de Matthew; y el verso 12; y si, después de esto, alguno de
ustedes está condenado, entonces estoy libre de su sangre. ¿A dónde va la
paja? La respuesta es esta: '¡Y quemará la paja con fuego que nunca se
apagará!' Puede despreciarlo, si lo desea, y puede rechazar, y puede burlarse, e
irse a su casa y decir: 'Tuvimos un sermón de azufre esta noche'. Di lo que
quieras, pero recuerda que Diosha dicho: '¡La paja se quemará con fuego
inextinguible!'

Oh, ¿piensas que un corazón que tiene algún sentimiento en él se deleita al


predicar estas cosas? ¿Crees que es un lujo tener que pararte ante una compañía
como esta y decirles que estarán eternamente perdidos? ¿Crees que es un placer
para nuestro corazón tener que hablar estas cosas? Dios es nuestro testigo, que es
todo lo contrario; pero no me corresponde a mí venir aquí y hacerle cosquillas a
los oídos semana tras semana, y seleccionar lo que creo que más le complace. Te
digo, si eres inconverso, estás entre los impíos , y en el último día serás arrastrado
como la paja y serás quemado con un fuego que nunca se apagará.
¡Y ahora, por el bien de tu alma, huye de la ira venidera! Si el infierno es una
realidad, evítelo. Si el Cielo es una realidad, búscalo. Si las amenazas de Dios
son verdaderas, temedlas. Si las invitaciones de Cristo son genuinas,
acéptelas. Y, como pecador, ponte en los brazos de aquel que está dispuesto a
salvarte esta noche, pero cuya ira no puedes soportar. 'Hoy es el día de
salvación. Ahora es el tiempo aceptado ". ¡Oh, ve a Cristo rápidamente, no sea
que la tormenta rompa en tu camino, y te detenga! ¡Ponte en los brazos del
Salvador esta noche, no sea que mañana estés con la paja que el viento lleva a la
perdición eterna!

Que Dios en su misericordia los salve a ustedes, a todos, por el amor de


Cristo. Amén.