Sei sulla pagina 1di 1

COLEGIO PERUANO CHINO

“DIEZ DE OCTUBRE”

F I C H A D E D I S E R TA C I Ó N

AÑO ACADÉMICO 2017

FECHA CÍVICA: DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA DISCRIINACÓN RACIAL


FECHA DE GRADO
AMBIENTE ENCARGADO DE LEER LA DISERTACIÓN
DISERTACIÓN: SECCIÓN
PATIO Todos FACHO ROJAS, Ernesto.
Martes 21 de marzo
AULAS Todos Profesor(a) de la primera hora de clase

DISCURSO: Haz el bien sin mirar la piel


«Y el segundo es semejante a este: ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’.»
MATEO 22: 39

EL 21 DE MARZO, apreciados estudiantes, se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación


Racial.
Sepan pues que, para lograr una sociedad donde podamos ejercer nuestros talentos, cualidades, inteligencia y
espiritualidad, es necesario aprender a respetar los Derechos Humanos. Nadie podría decir que es humano si es
que no define su «Humanidad» a través de actos concretos, como son la sensibilidad y el respeto por el prójimo.
Dentro de estas facultades universales, sabemos que la más importante es el Derecho a la Igualdad.
Y es que nadie debe ser apartado por motivos de raza, etnia, religión, nacionalidad, ideología. Sin embargo,
todos los días, en el mundo, se producen abusos inspirados en el aspecto, en el color de piel pero, ¿saben algo?
Ninguna forma o color es determinante para juzgar a una persona.
Lo más importante es, al fin y al cabo, lo que cada uno lleva en el corazón.
Y en el corazón no existen las banderas ni colores.
La Humanidad es un montón de hojas, hojas de distintos matices y formas, cuyo origen parte de una misma raíz
cósmica, de un mismo Padre Eterno.
Entender todo ello y, más aún, ponerlo en práctica, no solo nos hace humanos, sino también sabios.
Y por encima de cualquier norma en la Tierra, más allá de artículos y pactos internacionales, podemos guiarnos
de la Ley Universal del Amor. Pero no un amor carnal que posee, sino, un amor desinteresado y altruista que se
compromete cuando nos contemplamos en otro rostro, y nos reconocemos como a través de un espejo.
Abracemos pues, estas ideas, queridos estudiantes. Y apartémonos de seguir una corriente absurda de etiquetas
por donde vagan, tristemente, un montón de cadáveres que viven de apariencias.
¡Abracemos el amor al prójimo, sin distinción alguna!
Dios los bendiga.
REFLEXIÓN FINAL:

Octubrinos y octubrinas, aprendamos a ver más allá de las apariencias. Ustedes, como alumnos inteligentes y
preparados en nuestras aulas, deben saber que el valor de cada una de las personas está más allá de lo que
podemos ver superficialmente. No caigamos, pues, en la tentación de la risa burlona ni de la crítica, pues todo ello
muestra la miseria de nuestro espíritu. Por el contrario, ayudemos a cualquiera que necesite de nuestro apoyo
con el fin de que se integre y sepa lo que es sentirse querido.
Y sepa lo que significa cobijarse en el cálido abrazo de la amistad.

PROFESOR(A) QUE ELABORÓ LA DISERTACIÓN: FACHO ROJAS, Ernesto.

REVISADO POR: Apellidos y nombres del corrector(a)