Sei sulla pagina 1di 3

Marco teórico

Los líquidos se agitan con más frecuencia en tanques o recipientes, generalmente de forma
cilíndrica y provista de un eje vertical. La parte superior del recipiente puede estar abierta al aire
o cerrada. Las proporciones del tanque varían bastante dependiendo de la naturaleza del
problema de agitación. El fondo del tanque es redondeado y no plano, con el fin de eliminar los
rincones escarpados o regiones en las que no penetrarían las corrientes de fluido. La altura del
líquido es aproximadamente igual al diámetro del tanque.
El agitador va instalado sobre un eje suspendido, es decir, un eje soportado en la parte superior.
El eje está accionado por un motor, a veces directamente conectado al eje, pero más
frecuentemente acoplado al eje a través de una caja reductora de velocidad [2].

Figura: Equipo de agitación

Agitador de Hélice

Una hélice es un agitador con flujo axial y alta


velocidad que se utiliza para líquidos de baja
viscosidad. Las hélices pequeñas giran con la misma
velocidad que el motor, entre 1150 y 1750 rpm; las
grandes giran entre 400 y 800 rpm. Las corrientes de
flujo que salen del agitador continúan a través del
líquido en una dirección determinada hasta que
chocan con el fondo o las paredes del tanque. La
columna, altamente turbulenta, de remolinos de
líquido que abandona el agitador, arrastra al
moverse líquido estancado, probablemente en
mayor proporción que lo haría una columna
equivalente procedente de una boquilla estacionaria.
Figura: Agitador de Hélice
Las placas de un rodete cortan o cizallan
vigorosamente el líquido.

Debido a la persistencia de las corrientes de flujo, los agitadores de hélice son eficaces en
tanques muy grandes. Una hélice giratoria traza una hélice en el fluido y, si no hubiese
deslizamiento entre el fluido y la hélice, una revolución completa provocaría el desplazamiento
longitudinal del líquido una distancia fija, dependiendo del ángulo de inclinación de las palas de
la hélice. La relación entre esta distancia y el diámetro de la hélice se conoce como paso de
hélice. Una hélice con un paso de 1,0 se dice que tiene paso cuadrado.

Las hélices raramente superan las 18 pulg de diámetro, con independencia del tamaño del
tanque. En tanques profundos pueden instalarse dos o más hélices sobre el mismo eje,
generalmente dirigiendo el líquido en la misma dirección [2].

Agitadores de paletas.

La longitud total del propulsor de paletas mide del 60 al 80% del diámetro del tanque y la
anchura de la paleta es de 1/6 a l/lO de su longitud. A bajas velocidades se consigue una
agitación suave en un recipiente sin deflectores. A velocidades más altas se usan deflectores
porque, sin ellos, el líquido simplemente hace remolinos y en realidad casi no se mezcla. El
agitador de paletas no es efectivo para sólidos en suspensión porque, aunque hay un buen flujo
radial, hay poco flujo axial o vertical [1].

Las palas giran a bajas o moderadas velocidades en el centro del tanque, impulsando el líquido
radial y tangencialmente, sin que haya prácticamente movimiento vertical excepto que las
placas están inclinadas. Las corrientes que generan se desplazan hacia fuera hasta la pared del
tanque y después hacia arriba o hacia abajo. En tanques profundos se instalan varias palas, unas
sobre otras, en un mismo eje [2].

Agitadores de turbina.

Cuando se procesan líquidos con amplia diversidad de viscosidades se usan turbinas semejantes
a un agitador de paletas múltiples con aspas más cortas. El diámetro de una turbina suele medir
del 30 al 50% del diámetro del tanque. Normalmente las turbinas tienen cuatro o seis aspas. En
la figura 3.4-3 se muestra un agitador de turbina de seis aspas, con disco.

Las turbinas con aspas planas producen un flujo radial. Para dispersar un gas en un líquido, el
gas puede hacerse penetrar justo por debajo del propulsor de la turbina en su eje; de esa manera
las paletas dispersan el gas en muchas burbujas tinas. Con la turbina de hojas inclinadas con las
aspas a 45”, se imparte cierto flujo axial, de modo que hay una combinación de flujos radial y
axial. Este tipo es útil para sólidos en suspensión, ya que las corrientes fluyen hacia abajo y luego
levantan los sólidos depositados [1].

Figura: Agitadores de turbina de 6 aspas


Fluido no newtoniano

El fluido no newtoniano es aquel donde la viscosidad varía con el gradiente de velocidad. La


viscosidad el fluido no newtoniano depende de la magnitud del gradiente del fluido y de la
condición del fluido. Para los fluidos no newtonianos, la viscosidad se conoce generalmente
como viscosidad aparente para enfatizar la distinción con el comportamiento newtoniano [3].

De acuerdo con la ecuación:

Donde σ es el esfuerzo por unidad de área o esfuerzo de cizalla; 𝛾̇ el gradiente de velocidades o


velocidad de deformación o cizalla y μ la viscosidad. Esto es lo mismo que decir que fluido
newtonianos es aquel para el cual la viscosidad, a una temperatura y presión dadas, es constante
para cualquier velocidad de deformación, independientemente del tiempo que se esté
aplicando la cizalla [4].

Bibliografía
[1] Christie J. Geankoplis (1998), Procesos de Transporte y Operaciones Unitarias, Tercera
Edición, Compañía Editorial Continental, S.A. de C.V., México.
[2] Warren L. McCabe, Julian C. Smith, Peter Harriott, (1991), Operaciones Unitarias en
Ingeniería Química, Cuarta Edicion, McGraw-Hill, España.
[3] Karol Fuentes (2015), Fluidos newtonianos y no newtonianos, Texto recuperado de:
https://es.slideshare.net/KarolFuentes/fluidos-newtonianos-y-no-newtonianos-
47218743
[4] Fluido no newtoniano, texto recuperado de: https://www.ucm.es/data/cont/docs/76-
2015-03-19-Fluido%20no%20newtoniano.pdf