Sei sulla pagina 1di 5

INTRODUCCIÓN

En mayor o menor medida, las empresas suelen utilizar productos químicos para el
desarrollo de su actividad, bien sea de forma directa mediante la introducción de estos
productos en sus procesos productivos, bien sea de forma indirecta empleándolos en
operaciones auxiliares, tales como el mantenimiento o la limpieza de los equipos y lugares
de trabajo. En todo caso, las condiciones en las que estos productos son almacenados en
las instalaciones de las empresas y la forma en que se manipulan dichos productos en los
almacenamientos son clave para evitar accidentes laborales e industriales.

En función del tipo de almacenamiento de que se trate, la instalación deberá cumplir


determinadas condiciones técnicas destinadas a evitar siniestros y reducir las
consecuencias ante cualquier incidente. Periódicamente se deben realizar controles y
revisiones de las instalaciones para comprobar que los elementos más importantes de la
misma se encuentran en buen estado y funcionan adecuadamente y, si fuese necesario,
tomar medidas para corregir las posibles deficiencias.
ORIENTACIONES PARA LA IDENTIFICACIÓN DE LOS REQUISITOS DE SEGURIDAD EN EL
ALMACENAMIENTO DE PRODUCTOS QUÍMICOS INFLAMABLES

PROBLEMA IPER

Autoridades y agricultores de la población en San Ramón en Junín, se muestran


preocupados ante el mal uso de almacenamiento y cuidado de los productos
químicos Inflamables en la institución Agropecuaria como en las labores del
campo que están causando daño al medio ambiente.

PROBLEMA EN EL CAMPO:
De acuerdo con varios expertos, la aplicación excesiva de herbicidas, insecticidas y fungicidas
ha afectado los suelos e incluso la salud de las personas.
Carlos Cortez, director de la Estación Experimental del Instituto Nacional de Investigaciones
Agropecuarias , dijo que el uso abusivo de los pesticidas ha alterado la naturaleza, aumentado
la aparición de plagas e incluso afectado la salud pública. Uno de los productos que más daño
ha causado es el endosulfán.
“Cuando hace muchos años el endosulfán era una de las opciones para controlar alguna plaga
se recomendaba medio litro por hectárea, pero la gente en un ciclo del arroz llegó a usar hasta
8 litros”, acotó. Explicó que este “abuso” de la aplicación del químico causó la mortalidad de la
fauna entomológica benéfica (insectos que controlan a plagas, arañas, libélulas, etc).
“El endosulfán aniquiló a los insectos benéficos. Una de las causas para que este año haya tal
proliferación de enfermedades fue que las plantas se quedaron sin defensas”, enfatizó Cortez.
La utilización del producto está prohibida en 127 países del mundo por su nivel de toxicidad.
Ecuador desde este año dejó de importarlo. “Desde Daule hasta Balzar hay proyectos de riego,
y esa agua que es drenada llega al río Duale, el cual abastece de agua potable .

Esto puede implicar un problema de salud pública”


Los cuales están devastando la microfauna (animales beneficiosos para la agricultura, como las
ranas y las arañas). “Cuando se hace un mal manejo del pesticida va arrasando con todo y
desnivela la naturaleza.
Con el uso adecuado de químicos se preserva a estos insectos que son depredadores y que
se comen a las plagas que son perjudiciales para las plantas. Enfatizó que el mal uso de los
productos químicos también afecta directamente a los agricultores o personas aledañas al lugar
ocasionándoles enfermedades cancerígenas.

“La mala utilización de los químicos está asociada con el cáncer, enfermedades de piel,
pulmonares. Recalcó que la iniciativa de las autoridades del pueblo de San Ramón en cuanto a
la prohibición de la importación de algunos químicos es positiva, ya que hará que los agricultores
opten por productos orgánicos, los cuales fortalecen los suelos y no afectan la salud.
Los propios arroceros reconocen que en los cultivos se están utilizando incorrectamente los
pesticidas y otros químicos.
“Tenemos problemas como consecuencia del exceso de la aplicación de herbicidas,
insecticidas, fungicidas, etc, que en su momento harán que la tierra ya no produzca como hasta
ahora.
Aparentemente se ven unos cultivos que pueden dar unas 120 sacas por hectárea, pero la
realidad es otra”, aseveró Julio Carchi, explicó que tanto el exceso en la aplicación de químicos
como la utilización de semilla no certificada han ocasionado el vaneamiento en el arroz. El
vaneamiento es una enfermedad que no permite que las espigas se llenen de granos y además
afecta la calidad de las mismas.
Falta de conciencia Para Jacinto Méndez, técnico de la Asociación de la Industria de Protección
de Cultivos no hay conciencia por parte de la mayoría de agricultores, ya que en muchas
ocasiones se los ha capacitado en cuanto al manejo de los productos que utilizan para sus
sembríos y no ponen en práctica lo que aprendieron.
SOLUCIONES:
“Ellos saben lo que deben hacer;

por ejemplo, los envases que utilizan no los deben botar o quemar sino reciclar.
Además usan de mala forma los químicos y los recipientes los dejan en el suelo o los lanzan a
los canales de agua”, subrayó. Méndez dijo que la mayoría de productos tiene en su etiqueta
instrucciones para su uso y que sin embargo éstas no son leídas por los agricultores. “Si no se
tiene para comprar un equipo especial para sembrar y fumigar, entonces utilice una camisa
mangas largas, unos jeans, botas y gafas. Hay productos que tienen componentes muy fuertes
y que pueden causar en el agricultor desmayo e incluso provocarles paulatinamente la muerte”,
dijo. Incidencia del caracol El director de la Estación Experimental del Iniap manifestó que este
año la presencia del caracol manzana en los cultivos de arroz disminuyó con respecto al año
pasado, lo que afectó miles de hectáreas. “No existe un plaguicida para controlar la invasión,
por lo que es sugerida la recolección manual del molusco y luego su eliminación con cloro.
Las fumigaciones más que una solución son un problema porque contaminan”, dijo Cortez.
Resaltó dio algunas recomendaciones para el manejo que los agricultores ya aprendieron la
lección para controlar a esta plaga que puede destruir una hectárea arrocera en una noche.
“Entre las recomendaciones del Iniap figura que los campos deben estar nivelados, que debe
utilizarse racionalmente el agua y que debe dejarse de utilizar indiscriminadamente insecticidas,
incluso que la cantidad del fertilizante que se usa no vaya más allá de lo necesario porque hasta
la urea puede causar daño”, dijo. Según el último informe del Magap, el grado de infestación de
esta plaga en los cultivos de arroz fue alto hasta agosto de 2018, ya que de las 400.000
hectáreas sembradas en las provincias, en un 46% se detectó el caracol.

Por otro lado:


El Director del Colegio Técnico Agropecuario de San Ramón INA 18 en dicha zona , manifestó
que hay un mal manejo de los productos químicos dentro de dichos laboratorios y también que
nose está dando la orientación necesaria para el buen manejo de dichos productos tanto para
el personal encargado como para los alumnos que se dirigen hacer sus prácticas en el campo
de la localidad .
Para ello habiendo logrado el apoyo de las autoridades dan las siguientes recomendaciones de
charlas y buen manejo para prevenir accidentes tanto dentro de la institución como en las zonas
de agricultura ya que los jóvenes también son expuestos al peligro por sus practicas cotidianas.

Lo que se sugiere es lo siguiente:

Identificar los productos químicos que utilizamos es una acción prioritaria e imprescindible
para realizar un trabajo seguro con ellos.
Actualmente, la reglamentación española, basada en la normativa comunitaria, obliga a los
fabricantes o distribuidores de productos químicos peligrosos, ya sean sustancias o
preparados, a suministrar al usuario profesional información sobre los riesgos que generan
los productos. Esta información se suministra a través de:
El etiquetado obligatorio de los envases de los productos químicos, incluyendo información
sobre los riesgos y medidas de seguridad básicas a adoptar.
Hoja de seguridad de los productos químicos que el proveedor debe poner a disposición
del usuario profesional.

Las instalaciones de almacenamiento de productos químicos están sujetas a normativa


específica de seguridad, a la cual se hace referencia en numerosas ocasiones a lo largo de
este documento. Existe gran diversidad de tipos de almacenamientos (en cuanto a tamaño,
tipo de recipientes e instalaciones auxiliares, peligrosidad de los productos químicos, etc.),
El hecho de que los almacenamientos de productos químicos estén sujetos a una normativa
específica de seguridad exige que sean examinados tras su instalación y/ o revisados o
inspeccionados periódicamente por entidades o técnicos competentes para ello.