Sei sulla pagina 1di 4

Etimología del azufre

La palabra azufre viene del latín sulfhur, de ahí el símbolo es S. La ortografía azufre
aparece hacia el final del período clásico. En anglo-francés del siglo XII, era sulfre; en el
siglo XIV se restauro el latín -ph-, por Sulphre y en el siglo XV se restableció la ortografía
completa del latín para azufre escribiéndose sulphur.
Ubicación en la tabla periódica
El azufre se ubica el periodo 3 del grupo 16 en el bloque P de la tabla periódica grupo que
corresponde al nombre de Anfígenos o calcógenos.
Configuración electrónica y estados de oxidación.
Posee una configuración electrónica de [Ne] 3s23p4 , sus estados de oxidación son -2, 0,2,
4, y 6
Propiedades periódicas
TABLA CON SUS PROPIEDADES
Isotopos del azufre
El azufre tiene cuatro isótopos estables que se encuentran en la naturaleza en las
siguientes abundancias relativas:
32S = 95,02% 33S = 0,75% 34S = 4,21% 36S = 0,02%
Aparte de 35S, con una vida media de 87 días, los isotopos radiactivos del azufre tienen vidas
medias de menos de 3 horas. Cuando los minerales de sulfuro se precipitan, el equilibrio
isotópico entre los sólidos y el líquido puede causar pequeñas diferencias en los valores de
δS-34 de los minerales cogenéticos. El azufre con una composición isotópica distintiva se ha
utilizado para identificar fuentes de contaminación y se ha agregado azufre enriquecido
como marcador en estudios hidrológicos.
Síntesis del azufre
Natural: El azufre existe en forma elemental principalmente en yacimientos de origen
sedimentario y volcánico; en los sedimentarios se origina por la reducción de sulfatos
consecuencia de actividad bacteriana; un estado intermedio de dicha reducción origina
ácido sulfúrico que será el que se transforme en azufre puro. En los volcánicos aparece
debido a las fumarolas, ya que los vapores emitidos por ellas son ricos en azufre y sublima
formando cristales en las chimeneas o sus alrededores; estos yacimientos se conocen como
solfaras, y en ellos se origina la forma monocíclica.
Artificial: Hoy en día, las cantidades más importantes de azufre (alrededor del 48%) se obtienen
por desulfuración del gas natural y del petróleo. Mediante la desulfuración se convierten los
mercaptanos, sulfuros, disulfuros, tiofenos o benzotiofenos en sulfuro de hidrógeno. El proceso se
lleva a cabo por hidrogenación catalítica a temperaturas de 300 - 400 °C y a 10 - 12 atm de presión.

El sulfuro de hidrógeno que resulta de la hidrodesulfuración se transforma en azufre elemental


mediante el proceso Claus, mediante el proceso Claus se convierte el 90-95% del H2S en S. Este
proceso se realiza en dos etapas. En la primera etapa el H2S se quema con una cantidad controlada
de aire a 1.000 - 1.400 °C de modo que solo se produzca la combustión de un tercio del total de H2S.

3 H2S + 3/2 O2  2H2S + SO2 + H2O; ΔH0 = -519 kJ

En la segunda etapa, el remanente de H2S reacciona con el SO2 a 200 - 300 °C formado en la primera
etapa, obteniéndose azufre y agua.

2 H2S + SO2  3S + 2 H2O; ΔH0 = - 233,6 kJ

Abundancia del Azufre


El azufre es el décimo elemento más común por masa en el universo, y el quinto más común
en la Tierra. Aunque a veces se encuentra en forma pura y nativa, el azufre en la Tierra
generalmente ocurre como sulfuro y sulfato de minerales. Sin embargo, aunque haya una
gran cantidad de este elemento en la Tierra, no somos nosotros el “hogar del azufre” del
Sistema Solar. Este honor le corresponde no a un planeta sino a un satélite: Ío, la luna de
Júpiter. La incesante actividad volcánica de Ío ha cubierto su superficie de enormes
cantidades de azufre elemental, que le da una gran belleza.
Distribución y Especiación
El azufre se halla muy difundido en la naturaleza y constituye el 0,03% de la corteza
terrestre. Como sustancia simple se encuentra en las regiones volcánicas de Islandia, Sicilia,
México, Japón y en extensos depósitos subterráneos de Luisiana y Texas. Los compuestos
del azufre son más abundantes que la sustancia simple. Estos se clasifican en dos grandes
grupos: sulfuros y sulfatos. Los sulfuros son compuestos binarios de los elementos con el
azufre. Los sulfuros minerales más importantes son la galena, PbS, la blenda, ZnS, las piritas
de cobre o calcopiritas FeCuS2, el cinabrio, HgS, la estibina Sb2S3, y la pirita FeS2. Entre los
sulfatos naturales, los más importantes son el yeso CaSO4.2H2O, la celestina, SrSO4 y la
baritina BaSO4.
Sulfato:
El sulfato (SO4 =) es mucho más abundante en agua de mar que en agua dulce, aunque cabe
señalar que los lagos ácidos y los lagos con una alta tasa de mineralización, en cuencas
cerradas, pueden contener altas concentraciones de sulfato. Parte del sulfato presente en
agua dulce se origina de la mineralización de rocas en la cuenca de los lagos. No obstante,
la mayoría del sulfato se deriva del agua de lluvia. El sulfato es el segundo anión de mayor
abundancia en agua de lluvia, siendo el bicarbonato el anión más abundante. El sulfato
presente en el agua de lluvia se deriva probablemente del azufre presente en el aire en
forma de dióxido de azufre (SO2).
Sulfuro de hidrógeno:
Las bacterias reductoras de SO4 = son los principales responsables de la generación de H2S
bajo condiciones anaerobias. En algunas zonas costeras, donde se acumulan grandes
cantidades de materia orgánica, se produce una reducción intensa del sulfato a sulfuro de
hidrógeno (Stanier et al., 1987).

Minerales sulfurados:
Los minerales sulfurados representan un depósito abundante de azufre en la naturaleza.
Estos se encuentran en todos los tipos de rocas y tienden a acumularse en vetas, con la
excepción de los depósitos que se encuentran en ciertas rocas sedimentarias.
Azufre orgánico:
El azufre orgánico lo encontramos en la biomasa de organismos vivos y muertos y en los
combustibles fósiles.

Ciclo del azufre:


Como resumen podemos decir que durante el ciclo del azufre los principales eventos son los
siguientes:
q El azufre, como sulfato, es aprovechado e incorporado por los vegetales para realizar sus
funciones vitales.
q Los consumidores primarios adquieren el azufre cuando se alimentan de estas plantas.
q El azufre puede llegar a la atmósfera como sulfuro de hidrógeno (H2S) o dióxido de azufre
(SO2), ambos gases provenientes de volcanes activos y por la descomposición de la materia
orgánica.
q Cuando en la atmósfera se combinan compuestos del azufre con el agua, se forma ácido
sulfúrico (H2SO4) y al precipitarse lo hace como lluvia ácida.

Tipos de enlace que forma el azufre


Policationes de azufre Los Policationes de azufre, S82 +, S42 + y S162 + se producen cuando
el azufre reacciona con agentes oxidantes suaves en una solución fuertemente ácida.
Óxidos, oxiácidos y oxoaniones:

El azufre puede formar largas cadenas o anillos de S8, El único ion monoatómico es el
sulfuro, S2-, que se presenta en los sulfuros con los no metales. En los demás compuestos
el azufre forma enlaces de tipo covalente, por comparticiones de electrones con otros
átomos.
Asociación química y geoquímica
Existe una gran diferencia entre las propiedades químicas del oxigeno y las de los
restantes miembros del grupo VI, esto se debe a la menor electronegatividad de los
elementos del S al Po, su número de coordinación no esta limitado a un valor máximo de
cuatro, ni la valencia esta limitada a dos, como es el caso del oxígeno.
A pesar de que el selenio y el teluro no tienen la misma tendencia a formar cadenas que
posee el azufre, forman sin embargo anillos, el Se puede formar cadenas no ramificadas
cuando se halla en su forma elemental.
El selenio existe en diversas formas con las que posee cierta analogía con las del azufre,
aunque estas no han sido estudiadas cuidadosamente, existen dos modificaciones
cristalinas, ambas contienen anillos Se8, porque se disuelven fácilmente en disulfuro de
carbono.
El azufre, Selenio y teluro son sustancias moderadamente reactivas, al ser calentadas en el
aire arden para dar los óxidos, SO2, SeO2 y TeO2. Se combinan directamente con los
halógenos y con numerosos metales y no metales, no son atacados por los ácidos no
oxidantes, son atacados por el H2SO4 y HNO3 concentrados y en caliente. El azufre y el
selenio reaccionan con numerosas moléculas orgánicas.
Usos en la humanidad
El azufre se emplea como materia prima para la elaboración del ácido sulfúrico, como
agente vulcanizador para el caucho en el procesamiento de la celulosa y en diversas
actividades agrícolas. Los sulfitos se usan para blanquear el papel y en cerillas.
En la orfebrería el uso del azufre es ampliamente extendido, en particular para la
oxidación de la plata, es decir, para la creación de la pátina.
Otras aplicaciones importantes se encuentran en la refinación del petróleo, producción de
pigmentos, tratamiento del acero, extracción de metales no ferrosos, manufactura de
explosivos, detergentes, plásticos y fibras.
El sulfato de bario también se utiliza en medicina para realizar radiografías de contraste.